Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4952 Artículos. - 79538 Comentarios.

EL el ministerio consagrado (Leyendo al obispo anglicano J. Sh. Spong)*

Jesús Gil

Dentro de los ministerios y carismas existentes en la Iglesia el ministerio ordenado  masculino es el más importante y prácticamente el único oficialmente. En sus manos están las principales tareas y responsabilidades  de la institución eclesiástica. Su principal función es el culto, entendido éste como lo establece la institución eclesiástica (un acto realizado en un lugar sagrado, por una persona consagrada, mediante ritos preestablecidos por la autoridad eclesiástica). Por eso al responsable de este ministerio se le llama sacerdote, la persona encargada de lo sagrado. Es el administrador del templo, el lugar donde habita Dios y donde la persona se relaciona con el Dios que desde las alturas viene a encontrarse con la persona que vive en la tierra.

Porque es administrador de lo sagrado ha sido  consagrado mediante el sacramento del Orden, que imprime carácter, ungido con óleo y llamado a ser célibe y varón, a fin de estar preservado de la impureza del matrimonio  y de la relación con la mujer, libre de toda atadura familiar, para dedicarse plenamente a administrar lo sagrado a través de los sacramentos.

Este ministerio está sustentado en una imagen teísta de Dios. Dios es un Ser Todopoderoso, que habita en las alturas, que interviene en el devenir del cosmos y de la vida de las personas. Es legislador de una serie de normas y mandamientos que sus seguidores deben cumplir. Es Juez del comportamiento de los seres humanos, premiador de los buenos con el cielo para toda la eternidad, y castigador de los malos con la pena del infierno. A su servicio está el sacerdote, quien acerca a ese Dios a las personas y lo hace presente en la tierra.

Esta es la imagen del sacerdote en la institución eclesiástica vigente desde hace siglos, y que permanece hoy en día en las Iglesias cristianas, tanto católica como reformada. ¿Pero es todo esto razonable para la modernidad? La imagen teísta de Dios, sobre la que se sustenta el ministerio ordenado, es hoy inaceptable.

Leyendo su último libro en castellano  sobre el cristianismo y su futuro el obispo anglicano J. Sh. Spong se expresa así sobre el sacerdocio:

“Este poder sacerdotal nació por esa declaración única pero primitiva de que la persona santa designada puede de alguna manera ponerse en medio entre el Dios teísta de arriba y la vida frágil de un ser humano abajo. El papel del sacerdote afirmó la habilidad y el derecho de interpretar los caminos de Dios para la vida humana. Como persona santa designada para ello, explicaba el significado de la enfermedad y el mensaje encontrado en las fuerzas de la naturaleza, cosas ambas que eran tenidas como expresiones de la voluntad divina. Para proteger a las personas  de los peligros inherentes en esos momentos difíciles de la vida, el sacerdote ayudaba a las personas  a conocer la voluntad de Dios para que no ofendieran la sensibilidad divina y corrieran el riesgo de una tragedia por alguna de estas causas. El sacerdote ganó el poder de decidir cómo se veneraba a Dios correctamente y lo que Él requería de las personas en términos de comportamiento ético. En una época creyente, la gente aceptó esta situación con increíble sumisión. A medida que el poder de la persona divina profesional crecía, se empezó a suponer que el sacerdote también tenía la capacidad de perdonar pecados y dar bendiciones…

En el apogeo de este poder sacerdotal, se hicieron afirmaciones de que la única manera que un Dios teísta pudiera operar era a través de los sacramentos autorizados por la Iglesia establecida…

El Dios Padre celestial era representado por la figura paterna del ministro ordenado. El teísmo estaba  encarnado en el sacerdocio masculino…

Hoy en día, esa superestructura de privilegio eclesiástico se está tambaleando ante nuestros ojos. Su caída es inevitable, ya que fue construida sobre la noción teísta que en nuestra generación ha sido erosionada al punto de su desaparición…

Esta realidad ha producido una gran crisis contemporánea en la identidad sacerdotal, la cual se ha contagiado de los sacerdotes católicos a los pastores protestantes” ( p. 182-183).

He aquí una causa importante, entre otras más sin duda, de la llamada “crisis de vocaciones” en la Iglesia. Se trata de la crisis del ministerio sacerdotal, de la figura del sacerdote, como consecuencia  de la decadencia de la visión teísta de Dios. No se trata de que la juventud debe tener una mayor entrega para aceptar la llamada vocacional al sacerdocio tal como existe en la actualidad. Habrá que pensar en otra función del ministerio presbiteral, no necesariamente consagrado, ni dedicado principalmente al culto sagrado. El presbítero como laico, a ejemplo de Jesús de Nazaret, no sacerdote, no necesariamente masculino y célibe, animador de la fe de la comunidad creyente, impulsor de la vida de la comunidad, anunciador (profeta) del Reino de Dios, en cuanto consecución de una vida digna y justa para todas las personas y denunciando todas aquellas situaciones injustas que impiden que la dignidad de la vida llegue a todos por igual. Un ministerio esencialmente humanitario, dedicado a la consecución de la plena realización del ser, de la vida y del amor  de todas las personas y del universo.

“Lo que impulsa todos estos cambios es el reconocimiento de que el Dios teísta del pasado está muriendo y, con esta muerte, la manera como los seres humanos se relacionan con esa deidad sobrenatural, invasiva y transcendente está decayendo. Si no se hacen cambios en la forma de dar culto, la devoción dedicada a un Dios teísta terminará. Si la Iglesia no encuentra otra misión que la de indicar a la gente que un Dios externo está allá arriba, las iglesias desaparecerán finalmente de nuestros paisajes” (J.Sh Spong,op.cit. p.185).

No se trata por lo tanto de insistir únicamente en la necesidad de que surjan vocaciones para realizar el ministerio sacerdotal, apelando a la entrega y promoviendo la imagen teísta de Dios, Ser Todopoderoso que vive en las alturas, sino de dar a conocer a un Dios, Fundamento del Ser, fuente de la Vida y del Amor, presente en el cosmos y en la profundidad del ser humano. Y consecuentemente revisar la tarea del ministerio presbiteral, como responsable de la comunidad y portavoz del Reino de Dios en el mundo, para conseguir la plena humanización en la sociedad y el pleno respeto al cosmos.

*John Shelby Spong. Por qué el cristianismo tiene que cambiar o morir. Editorial Abya Yala. Quito. Ecuador, 2014.

20 comentarios

  • Santiago

    Tenemos, pues, que desprendernos de lo que es “accidental” y penetrar en la profundidad del Evangelio….que es la locura del amor de Jesus….Por eso es que Francisco quiere mostrar la cara misericordiosa de la Iglesia….oculta y desfigurada por sus enemigos que son los mismos de Jesus….puesto que El mismo nos llamó…despues de su Resurrección para la la gran mission del cristianismo ya, que “como el Padre me ha enviado a Mi, tambien Yo os envío a vosotros (Io 20:21)….y “el Espíritu de la verdad…os guiará al camino de la verdad completa”(Io. 16:13)….El llamamiento es pues, tanto al ministerio apostólico de los clérigos como el ministerio de los fieles laicos o seglares…Los dos son complementarios, ya que un ministerio se ordena hacia el otro y viceversa….Su origen se remonta a Jesus y al Colegio de los Apóstoles.

    Por eso, el Concilio Vaticano II en Lumen Gentium, al principio, habla de la Iglesia  “como un sacramento”…ya que Jesus vive en el
     Pueblo de Dios misteriosamente, pero realmente….manifestándose EL mismo en el bautismo, el perdón de los pecados, la eucaristía, el sello y la unción del Espíritu Santo, la entrega de los cónyuges y los que son llamados al ministerio del orden….todo estos signos, que Jesús nos ha dado como un don, ESTÁN reflejados en el Evangelio y no son mas que ….un regalo para nuestro provecho y el de todo el mundo…

    Es esa cualidad de “ser enviado” lo característico de los discípulos de Jesus, ya que los discípulos han de sentirse unidos a esa PALABRA suya y al poder del Espíritu..Por eso la Iglesia primitiva pudo reconocer la “continuación” en “sucesión” de su mision sacramental, o sea, que esto no fué inventado  por los discípulos y tampoco ocurre por “generación” espontánea, sino  que esta sucesión se incorpora dentro de la PALABRA o el Verbo que “existió desde el principio (1 Juan 1:1) dentro de la “comunidad de testigos” que el Espíritu llamó. No solamente la continuación de la MISION es testimonial sino que abarca todo el contenido del testimonio porque  LA PALABRA fue “recibida” por boca de Jesús y los testigos se comprometieron sacramentalmente a transmitirla por medio de la predicación hablada…y mas tarde, escrita..

    Por eso Francisco tiene una doble tarea: la de lidear con los problemas de la Iglesia en el mundo como iglesia terrenal y tambien con la Iglesia sacramental que es a su vez profética y carismática, independiente de las fallas humanas y  que contiene en Ella misma el verdadero mensaje salvífico que nos vino a revelar Jesus de Nazaret

    Un saludo cordial    de Santiago Hernández

  • mª pilar

    Por más que lo repitamos una y otra vez.
     
    Jesús el Galileo… :


    ¡¡¡No fundó una iglesia, ni religión alguna… nos enseñó una manera Nueva de vivir, en consonancia con todo lo creado!!!


    Lo que se ha “montado después” especialmente cuando los reyes terrenos metieron sus garras,  y los mandatarios se contagiaron de ellos… todo lo embarraron y como vemos desde hace mucho, mucho tiempo:
     
    ¡¡¡Lo echaron a perder!!!


    Y pocas personas con la fuerza suficiente lo han podido cambiar; al mismo papa Francisco, le están criticando desde el sumo poder que “sienten” tienen “sus príncipes”... y algunos (muchos) obispos, le están atacando sin piedad y en publico, ¡no todos! por supuesto, pero la oscuridad… está haciéndole la vida muy complicada y esperemos que no tomen otros caminos que ya antes se tomaron.
     
    Sigo repitiendo hasta la saciedad… que la Palabra de Jesús, se mantiene a pesar de tanto daño como le están haciendo a lo largo de la historia; es, gracias a esas personas de toda clase y condición… que desde el principio:
     
    ¡Si han vivido desde su espíritu y fuerza!
     
    Eso la mantiene ¡Viva! porque está limpia de polvo y paja y sigue válida, cuando se vive desde el amor , la entrega y la vida… de cuantas personas se levantan y caminan gracias a ella.
     
    Y así sucederá por siempre… Pueden caer las religiones o cambiar; pero esa Esencia que Él sembró, se irá proclamando al corazón de las buenas personas que llenan el mundo, aunque sea desde el silencio de su buen hacer.
     
    mª pilar

  • Santiago

    Gracias. queridos amigos, por vuestros oportunos comentarios..y ademas por ejercer vuestra libertad de expresion que es la misma que yo tengo cuando escribo estas opiniones…pues no deseo ser ni mas, ni menos,  que vosotros a quienes admiro y respeto a lo máximo…No es mi deseo ofender a nadie personalmente, sino intercambiar ideas…ni mucho menos cuestionar vuestras creencias…que valen tanto como las mías….porque aun   la discrepancia es motivo de crecimiento y enriquecimiento…cuando ésta no se convierte en una guerra personal sin sentido….y no un intercambio cultural…una dinámica ideológica….

    Con respecto a Jesus, si no lo queremos ver como fundador….entonces fue el “iniciador” de un movimiento religioso llamado cristianismo…llamado Pueblo de Dios, o Iglesia de Cristo…Las coincidencias con el paganismo no son causa de fraude…sino un hecho histórico ya que Jesus existió en el tiempo…El cristianismo sustituyó al paganismo…no con personajes y cultos irreales, sino partiendo de una realidad de la época..Y así muchos templos paganos se convirtieron en edificios de iglesias católicas entonces..como tambien pasón con la mesquita de Córdoba que se convirtió en una catedral…Las similitudes entre el Cristo histórico y los dioses paganos son pura coincidencia….

    La crítica racionalista de los últimos siglos ha intentado destruir no solo las palabras de Cristo pero su verdadero mensaje….Sin embargo, no se ha podido cambiar ni un solo versículo del Nuevo Testamento….ni mucho menos “reconstruir” el Evangelio, ni la fisonomía de Jesus de Nazaret….Ni Strauss, ni Baur, pasando por Renán hasta llegar a los modernos enemigos las Escrituras han conseguido probar la falsedad del mensaje que ellas encierran…Es todo lo contrario, los estudios exégeticos de los últimos años han aportado muchos mas datos a favor de la veracidad y la genuinidad de los Evangelios…
    No pudo, pues, existir deformaciones, adulteraciones y transformaciones del KERYGMA primitivo de la Iglesia…No hay posibilidad de formar un mito de Jesus y su mensaje oral y escrito…El Padre O’Callaghan, biblista adherido a la facultad de S. Cugat del Vallés en Barcelona estableció que la fecha de la composición del evangelio de Marcos es entre los 40-5o. Lo mismo afirmó Salvador Santos aquí mismo en Atrio en sendos artículos exégeticos publicados recientemente…Las cartas de Pablo fueron escritas hacia los 50…Es decir, toda una CRISTOLOGÍA aparece ya bien desdibujada y desarrollada en la primera mitad del siglo I, no mas de 10 de 20 años despues de la muerte de Cristo….NO se puede crear un mensaje mítico de Jesus                   …con palabras de los TALMID discípulos                   …con un mensaje “contra-cultural” como ES   el evangélico en VIDA de los testigos….máxime cuando muchos de estos testigos -incluyendo  los 11 del Colegio Apostólico   – confesaron ese mismo MENSAJE y murieron proclamándolo, exactamente como fue escrito. LOS que conocieron a Cristo en su vida mortal, amigos y enemigos llegan a entroncar con el siglo II y los Evangelios se escribieron en el siglo I….                                                                                                            ..Tenemos hasta un catecismo católico, LA DIDAJÉ. documento del siglo  I (circ. 70)  que habla de la misma doctrina evangélica que se nos ha trasmitido hasta el siglo xxi: los mandamientos de la Ley, la distinción entre el bien y el mal,el bautismo, el perdón de los pecados por la confesión de ellos, la celebración eucarítica con detalle, los distintos ministerios de la Iglesia etc etc.

    Si no creemos que el mensaje de Cristo en el Evangelio es verdadero, porque está adulterado, tampoco tenemos por que creer en los de Confucio, Laotse, Buda, Seneca, Aristóteles, Calvino etc. Pero solamente el mensaje evangélico es el “cuestionado” incansablemente y despiadadamente….Ningun libro ha sido sometido a tanta crítica como el Nuevo Testamento…y sin embargo, hoy, despues de 21 siglos, sigue vigente y hay mas ediciones de este libro que la de cualquier otro libro en el mundo…Y fue por el discernimiento de la Iglesia -no por un absurdo complot- por el que tenemos la veracidad de Jesus y su mensaje en palabras…ya que la Iglesia rechazó una y otra vez los APÓCRIFOS no porque no encerraran alguna verdad….sino porque se dedicaron a embellecer las “narraciones” de una manera poco creíble….Solo quedaron 4 versiones del mismo Evangelio….basadas en la esencia de la predicación oral apostólica…escritas en vida de esos mismos testigos oculares…..
    Si la primera mención literaria que encontramos en favor  de Herodoto la encontramos en Aristóteles, es decir 100 años despues de su muerte y la segunda, en Cicerón, mas de 300 años despues. Si Bickel ha dicho que en las bibliotecas de Europa de todos los autores latinos solo se conservan apenas 30 manuscritos que lleguen el siglo VI….ENTONCES los Evangelios junto con las cartas apostólicas son documentos privilegiados como ninguno..En favor de la autenticidad existe tal tradición literaria como no existe para NINGUN libro de la antigüedad….EXISTEN mas de 3000 codices, mas de 50 papiros algunos del siglo II junto con las multiples versiones..Existen citas que llegan hasta el siglo I, especialemente las descubiertas en los últimos años…Los leccionarios pasan de 1600. Un total de mas de 1260 testigos directos del texto sagrado…La crítica textual favorece la genuinidad y veracidad del Nuevo Testamento, tanto los exégetas del campo católico como del a-católico…

    Podemos aceptar o rechazar el mensaje evangélico de Cristo….pero no podemos dudar positivamente y racionalmente que el Nuevo Testamento nos ha transmitido esencialmente el Cristo histórico….y su mensaje que es auténtico….como lo percibieron los TESTIGOS mártires    de la FE….Jesus, o es el Cristo evangélico…o no lo es….Todas las reconstrucciones han resultado falsas….

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández 

  • George R Porta

    Es extraordinario que una persona pueda sentir el derecho a cuestionar lo que los demás piensan y saben y a cambio  afirme que haya que pensar como él o ella piense.

    Ver relaciones de causa y efecto en material que es objeto de creencia pero de la que no hay evidencia convincente en los términos que hoy se require es del rango de lo absurdo.

  • m* pilar

    Las palabras de Jesús han sido alteradas y compuestas, para hacer de ellas aquello que interesaba, especialmente como nos dice Atman, desde la época de Constantino…
     
    Entonces entró una gran deformación del Mensaje de Jesús y se formó una iglesia de poder y con un corazón asentado en el pecado y el “mercadeo” de perdón para nuestras limitaciones.
     
    Lo que nos alegra a muchas personas es: Que a la sombra del poder, siguieron sembrando ese Mensaje con un espíritu más acorde con el Maestro.
     
    Y así, sigue hata nuestros dias… pero desmontar el poder, la sacralidad absoluta, el Mensaje adecuado según a quien se le explica, es muy costoso y difícil de volver a su Esencia.
     
    m* pilar
     
     
     
     

  • Atman

    Jesús, no fue fundador de religión y han de pasar varios siglos después de su muerte para que surja un sacerdocio ministerial, teniendo su origen en un sincretismo con el paganismo. En la época del emperador Constantino, se identifica al Dios Sol o al Dios Apólo con Cristo y a la Trinidad con una triada de dioses

  • Santiago

    Para entender como las palabras de Cristo pudieron ser recogidas y transferidas a la palabra escrita hay que entender lo que significaba ser discípulo y maestro en la Palestina del siglo I….LA DECISIÓN  de seguir a un rabino como TALMID significaba un compromiso TOTAL en aquella era…como el TALMID se dedicaba por completo  a asemejarse al Maestro, su labor consistía en “escuchar y observar”atentamente al rabino para lograr entender las Escrituras y ponerlas en práctica. El método común para preservar   las        enseñanzas  del Maestro consistía en memorizar su palabras y dichos…Aun hoy en día en las escuelas hebreas mas conservadoras los discípulos memorizan las Escrituras y las recitan “de memoria” durante las clases con el objeto de explicarlas e interpretarlas…y los mas devotos musulmanes aprenden el Koran de memoria….Por eso no hay que extrañarse de que podamos tener la esencia de la predicación oral de Jesucristo….trasladado a la Escritura…..y contrariamente a lo que se puede pensar la gente de la Galilea del siglo I eran los mas religiosos de la religion judía y por eso el Mishnah describe el proceso de educación “bíblica” de un joven judío en tiempo de Jesús comenzando a los 5 años y que terminaba a los 30….

    Por eso Lucas cita una parábola de Jesús donde se hace referencia a esta relación tan especial entre el “discípulo y el maestro”: “no hay discípulo sobre el maestro; pero una vez cumplidamente formado, cualquiera será como el maestro” (Luc. 6,40)….Y así siguiendo el mandato de Cristo “enseñad a todas las gentes” los Apóstoles comenzaron la predicación oral centrada sobre el KÉRYGMA que anunciaba la muerte redentora y la Resurrección de Cristo. Los discípulos que habían presenciado a Jesús multiplicando los panes, caminando sobre las aguas, resucitando muertos, convirtiendo el agua en vino…que habían comido con El, navegado en El…que lo acompañaron en la predicación….quedaría fijados en los mensajes y acontecimientos mas importantes…que tendían a ser repetitivos quedando en la memoria permanentemente…Esta catequesis fue la que se puso por escrito….de acuerdo al consenso de los TESTIGOS  que todavía vivían  en el siglo I y así pues la Iglesia primitiva tuvo que discernir lo que constituyó lo esencial…..que fue lo histórico….y que ERA   lo que no podía admitirse a la fe de la Iglesia…que era el mismo Cristo…..Por eso fueron solo 4 versiones de un mismo Evangelio que la Iglesia aceptó como creíbles que se leían en las eucaristías como dicen los Hechos: ” en la fracción del pan” y que aparece también  en la Didajé (70-90)..Otras muchas versiones fueron rechazadas…..porque no se encontraban en el “consenso” de la Iglesia….en su carisma particular para este discernimiento esencial….

    Por un lado, la verdad de la sucesión apostólica está presente en Clemente Romano, Papa porque si figura histórica no puede anularse y su importancia tampoco…..Su Primera Carta a los Corintios es lo mas notable de su pontificado e indica la intervención fraternal pero autoritativa de la Iglesia romana, como primada, ..y en la antigüedad se consideraba parte del Nuevo Testamento…..El hecho que fuera ordenado o no como Obispo por el mismo Pedro, no invalida la secuencia de la transmisión apostólica….Sin embargo, la tesis de la ordenación por Pedro tampoco es tan absurda..puesto que pudo haber sido ordenado muy joven y elegido a la sede de Pedro ya mayor….Pero hay muchas mas pruebas históricas que ademas son obvias……que confirman que el ministerio sacramental de la Iglesia ha llegado hasta nosotros a traves de la sucesión que partió del primitive Colegio de los Apóstoles

    Y por otro lado, Cristo-Jesús es la fuente del dogma…El es el fundamento…..el dogma -como verdad- es una consecuencia de esa misma verdad de Jesús….El mismo es la verdad…luego el mismo es el dogma, en si……Cuando la Iglesia proclama una verdad… no es una invención….sino una iluminación mayor….una mayor seguridad…..de que aquello forma parte de la FE de la Iglesia…..Y así, yo estaba vivo, cuando Pío XII proclamó el dogma de la Asunción….pero sin embargo la fiesta de la Asunción de María o la Dormición de María entre los orientales ya se celebraba en los primeros siglos de la cristiandad…¿Añadió algo nuevo Pío XII?…Pues no…simplemente dijo que aquella celebración antiquísima pertenecía a la verdad de la Iglesia….estaba presente en ese “consenso de los fieles” y que siempre había sido verdad….Solamente el Papa lo definía…lo aclaraba….para todos los creyentes.

    Muy interesantes todos vuestros comentarios….un saludo cordial    de Santiago Hernández

  • George R Porta

    El tratamiento de las cronologías antiguas como si se tratara de cronologías incuestionables es, desde luego, la opción de cualquier persona. No obstante siempre es recommendable la precaución.

    Por ejemplo, parece que Pedro y Pablo fueran martirizados pasada la primera mitad del siglo primero, cerca de los sesenta o por lo menos después del año 50 AD. Si, basándose en las relaciones  de los nombres de los “sucesores” de Pedro (por ejemplo de Ireneo de Lyon o de Eusebio de Cesarea)  se afirmase que Pedro ordenaó Obispo a Clemente de Roma hubiera que resolver el conflicto de las discrepantes fechas aceptadas en general como principio y fin del liderazgo de Clemente pero no pudiera evadir el segundo problema casi inevitable de que la fecha más tardía atribuida al martirio de Pedro es unos 30 años anteriores a la fecha en que Clemente comenzara a liderar a la Iglesia en Roma. 

  • Inmaculada Sans Tache

    Creo que Santiago es ajeno a toda reflexión sobre las auténticas palabras de Jesús. Todos sus argumentos se basan en una lectura literal de los evangelios, lectura fundamentalista y dogmática, y contra eso nada se puede hacer. Me recuerda a aquel judío que le decía a otro: ” He conocido a un rabino que habla todas las semanas con Dios”, a lo que le contesta el otro: ” Y ¿ Cómo puedes creer eso?”. Respuesta: ” ¿ Cómo no voy a creer a alguien que todas las semanas habla con Dios?”.

  • M.Luisa

    ¿Cuál ha sido la manera según la cual  ahora el ser humano reconoce que el Dios teísta conocido meramente de forma intelectual conceptiva,  no intelectiva, está muriendo? Ya casi va incluida la  respuesta  en la pregunta, pero  para  que  pueda percibirse mejor en su globalidad la idea particular de este problema en coherencia con los puntos de reflexión  que suelo  exponer  aquí normalmente,   me detendré en algunos de ellos.
     
    En primer lugar salta a la vista que    re-conocer  algo  es volver  a lo conocido, re-pensarlo de nuevo, razonarlo,   lo cual a nivel de razón significa que esta posibilidad viene dada porque lo que la razón piensa  no es   mero objeto donde en él la razón  se contraería en razón sensible (sensible aquí resalta aquel  aspecto  de la razón   en el cual, ciertamente,   dándose  en mí la razón sin embargo    no es mía sino  de la cosa) y por tanto  algo absurdo,  sino que    lo que fundamenta la razón, lo que la promueve en búsqueda  es precisar  no conceptualmente sino física y formalmente   aquella  previa   realidad meramente sentida (es decir insuficientemente con respecto al conocimiento).
     
    Esta insuficiencia, en el tema que nos ocupa,  es lo que ha venido  supliendo  la mediación sacerdotal  apoyándose todavía en aquella concepción metafísica  muerta ya en el pasado  pero útil todavía para quienes  quieran suplir  aquel estado de insatisfacción anímico.  En este sentido es por lo que ha servido el dios teísta.  Pero la conceptualización de él ha sido  mediante una metafísica  entendida  no como intramundana sino como ultrafísica, es decir más, allá de lo físico, dualísticamente. Y es en el punto donde nos encontramos  porque  lo sobrenatural y las construcciones  metafísicas que la predican ya no sirven para colmar   el objeto de la razón pensante. Lo que busca la razón no es algo que esté más allá del aquí  sino el aquí mismo  en función trascendental. Es lo que vengo diciendo cuando me refiero a que los humanos nos realizamos en lo que somos con las cosas pero trascendiéndolas en lo que tienen de real, es decir, no fuera de ellas sino  “en” ellas, profundizándolas.
     
    Es, por tanto,  lo real y no la cosa lo que da de sí.  El mundo que los seres humanos construimos   no es otro mundo sino el cosmos mismo profundizado. Al  hablar  de que otro mundo es posible no se está haciendo referencia a  la necesidad de inventar otro, sino simplemente  que lo cósmico  no ha sido   profundizado suficientemente.
     
    En síntesis, lo dicho  podría recogerse  en la siguiente   frase que también, en un párrafo,  la resalta  el artículo   “Reino de Dios en el mundo” pues bien el sacerdocio como especie en extinción es el que resbalando sobre el Reino, se ha ahorrado  la descripción de la realidad y tan sólo  se ha preocupado  en explicar la idea  de Dios. Esto es, en mi opinión, lo que  actualmente  entra en crisis.

  • Santiago

    Corintio está situada a 240 km de Roma…perdón por la omission de   km…..La otra cosa es que lo que mandó Jesus no solamente fue predicar y bauticar, sino celebrar la Eucaristía, perdonar pecados, confirmar en la fe, apacentar las “ovejas”…y todo lo demás que transmitió a sus discípulos antes y despues de la resurrección…Todo esto está en el Evangelio…Vale  SA

  • Santiago

    No solamente Jesus manda a bautizar sino a enseñar a “todas las gentes” lo que yo “os he mandado”….Por eso prepara primero a sus discípulos mas cercanos diciendo Jesus antes de morir: “No ruego solamente por ellos (por los apóstoles) sino tambien por los que HAN DE CREER EN MI por su palabra (Juan 17,2) ¿O es que esto es tambien un invento de los discípulos?…y prosigue: “Que todos sean uno, como Tu, Padre, en Mi y yo en Ti. Que ellos tambien sean uno EN NOSOTROS , para que el MUNDO CREA QUE TU ME HAS ENVIADO..Yo en ellosy Tu en Mi, para que sean PERFECTOS EN LA UNIDAD. (Juan 17, 21-23)..
    Por eso Jesus permanece vivo en esa Iglesia Católica que es UNIVERSAL…..para todos los tiempos…pues Cristo iba a permanecer con ELLA hasta el final del mundo….Es por eso que Ireneo de Lyon (180) y Hegesipo (160) atestiguado por el historiador Eusebio                menciona que a Lino   (66-78) fue encomendado el primado de la Iglesia por los mismos Apóstoles, a la que siguió Anacleto (79-91). El tercer sucesor de Pedro fue Clemente (91-101). Segun Tertuliano (160-225) Clemente fue ordenado por el mismo Pedro…Ireneo (180)
      dice     que Clemente rercibio directamente la enseñanza y tradicion apóstolica puesto que conocio y se relacionó con los Apostoles…De Clemente se conserva en Roma su casa…que se encuentrá en el subterráneo de la Basílica de San Clemente…Origenenes, Eusebio y Jerónimo creen que Clemente es el mismo Clemente que S. Pablo menciona en su carta a los Filipenses (4:3)…Ademas Clemente se dirige, durante su pontificado en Roma a la Iglesia de Corintio situada a 240 de Roma. Clemente condena la insurrerccion del clero como “sedición detestable, aborrecible para los elegidos de Dios” castigando a los sediciosos y provocando la UNIDAD DE LOS FIELES. Dirimió efectivamente la disputa y su carta (LA PRIMERA CARTA DE CLEMENTE A LOS CORINTIOS) se leyó en la Iglesia de Corintio durante SIGLOS y tambien se leía en otras Iglesias locales como atestigua Eusebio en su Historia de la Iglesia….Clemente que vivio en en siglo I es una prueba palpable de la sucesion apostólica….pues afortunadamente conservamos datos históricos como hemos visto.
    La Iglesia no es un mito…es una realidad histórico-espiritual..visible

    un saludo de Santiago Hernández

  • George R Porta

    Ningún texto evangélico atribuye a Jesús el mandato a sus mensajeros de mantener el número de los 12 ni, por lo tanto, el de elegir un sucesor para reemplazar a Judas Iscariote, ni hay evidencia de que se haya elegido a alguien cada vez que uno de los doce se fuera en misión lejana o muriera. Por lo tanto se puede hipotetizar que este número mítico se convirtió en una necesidad histórica de preservar la herencia judía y, al ser expulsados de las sinagogas y comenzar la persecución, por las necesidades de organización, etc.
     
    Hoy día por ejemplo el Papa ha limitado varias veces el número de cardenales electores de su sucesor y cada Papa ha escogido para el cardenalato a quienes parecieran más fieles a su propio modo de gobernar la Iglesia (entre los últimos Papas hasta Francisco, no poca influencia ha ejercido la curia a pesar de los múltiples intentos de regular la corrupción interna). Hasta hoy no han podido las Iglesias Particulares, desde la base arriba, elegir o participar en la elección de sus diáconos, presbíteros, obispos.
     
    Cualquier institución que como la jerarquía de la Iglesia Católica, después de Constantino, se abroga la posesión exclusiva de la Verdad y el poder de castigar cualquier cuestionamiento de ella, monopoliza y divide y, presciendiendo de la carga peyorativa de la palabra, “dia-bóliza” o se hace adversaria de la espontaneidad carismática.
     
    Según atribuyen los evangelios, la única misión encomendada por Jesús a sus seguidores fue la de anunciar SU EVANGELIO y a Pedro, quien parece que fuera  paradójicamente de los menos o el menos capacitado como líder, la misión de “confirmar”(cuidar) o dar apoyo al resto de los seguidores/as más cercanos.
     
    No hay evidencia en Hechos o en los otros documentos neotestamentarios de que a la muerte de Pedro o tras de su viaje a Europa hubiese una elección para reemplazar su función. Además su presencia en Roma no le hizo inmediatamente “pastor primado”. No hay evidencia neotestamentaria tampoco de su relación con Pablo.
     
    La consistencia interna de la Iglesia en su creencia y esperanzas (aún ocurre) ha sido mantenida por medio de cartas de confirmación entre los patriarcas y por lo tanto en el curso de la historia se han reconocido mutuamente “diversos” no un solo oficio petrino. Esta manera de mantener unidad no es típica o exclusivamente cristiana. Posiblemente Pablo la copió del uso imperial y no exclusivamente romano y por eso enviaba mensajeros y cartas y “gobernaba” a distancia.

  • Román Díaz Ayala.

    Me he resistido mucho en participar en la presente serie de Jesús Gil Garcia comentando a J. Sh Spong, y sigo prefiriendo el reservarme en los asuntos de fondo, pero hay cosas que salen al paso en el hilo de los comentarios que son tan íntimas y nos tocan tan de cerca que no queda más remedio que tratar de ayudar, aunque sea con mi torpeza habitual, para que así, poco a poco y entre todos y todas, veamos un poco más, se haga algo de luz.
    En cuanto a lo primero he de decir que el experimento que me resulta exitante. Jesús Gil trata de encontrar respuestas, síntesis, o quizas una plena coincidencia partiendo de la trayectoria vital del obispo Spong, de cultura edificada en la Reforma, de la rama anglicana, por lo que “sus vividuras” hacen que incluso usando un mismo léxico, el de la más rabiosa actualidad, no tengan que ser necesariamente ni la vividura de Jesús Gil, ni el ambiente cultural católico español desde el cual tanto el autor como sus lectores estamos interpretando. Los conceptos no tienen el mismo valor o igual significado en una mente o en otra.
    Aunque se esté optando por asumir como propias ciertas corrientes del pensamiento actual, se le de valor categórico a la coincidencia de criterios que vienen refrendados por los círculos académicos adquiriendo así cierto aire de oficialidad, se acepten postulados como definitivos, sin embargo, tenemos que reconocer las enormes cantidades de dudas, de temas que se han abierto sin poder ser resueltos de forma satisfactoria, que  han creado un clima generalizado de provisionalidad.
    Si añadimos que el mundo intelectual no tiene la última palabra, aunque se autodefina en los aspectos más formales de la verdad , reconozcamos que sólo una experiencia individual tendría más valor probatorio que miles de tesis en contrario.
    Cuando hablamos del legado de Jesús. (El día de Pentecostes estaban reunidos cerca de 120 seguidores, junta a la madre y “los hermanos de Jesus” – 50 días después de la Pascua) no nos referimos simplemente a la trasmisión de un mensaje, una doctrina que debería ser enseñada, sino un anuncio de su hecho salvador. El recibimiento de la noticia producía una praxis, pues quien se ponía inmediatamente a “dialogar con Dios” desde el arrepentimiento, recibía en su corazón el Espíritu del Resucitado. Creer es aceptar a Dios y a Jesús el Salvador,permitir ser transformado por su poder de vida.

  • Pascual

    No, no creas que te voy a hacer una lista de autores; sólo, por ejemplo Spong, ya que estamos con él, John P. Meyer y Roger Lenaers; esta lista sería muy larga para que nos enteremos de que lo que fue válido allende, ya no lo es. Que no, que no lo es; y eso lo sabemos por una lógica elemental e incluso por una lectura interesada y crítica de los Santos Evangelios. Como cosecuencia de esta evidencia, el mundo clerical está en decadencia porque lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Ahora bien, el laico no tiene por qué considerase un ente de segunda en la construcción de la “teología dogmática”, sino ante sí mismo, de primera. Por ejemplo, el laico, lo cual significa que no es clérigo, tiene la obligación de enjuiciar las incongruencias de nuestra Iglesia, y como tal pensarlas; él no tiene poder ejecutivo ad “extra” pero sí lo tiene “ad intra” y ¡vaya si lo tiene! y, sigo con el ejemplo, tiene la obligación , su obligación de criticar los sinsentidos que se dicen durante el rito de la Eucaristía, siendo, como es el acto de culto colectivo más importante de nuestra “colectividad católica”. Quiero con esto sugerir, convencido de ello, que lo que fue válido hasta el siglo XX ya no lo es.No lo es. Y que el laico tiene que ser ante si mismo un gran activista de una teología razonable reivindicada; no un luchador recalcitrante al uso sino para su uso y para quien se lo pida, que de todo hay. Y por supuesto que no es ni tiene por qué imitar el manierismo clerical. Eso ya pasó. Comprendo que hay gente que se rebela. Pero, hijo, la vida es la vida “e il mondo gira nello spazio senza fine”, como decía aquel cantante italiano.

  • George R Porta

    Confieso que envidie la creencia de quienes pueden confiar en su propia certidumbre de que la autoridad humana de la Iglesia sea una expresión “no humana” o a medias humana y divina.
     
    En cuanto a mí, los doce institucionales fueron una institución creada por los Doce y unos cuantos más, coin el tiempo. En una oportunidad fueron 72 y en otra fueron 4, 3 mujeres y un joven.
     
    Quizás esta Iglesia que existe es como Jesús la quiso. Pero Jesús murió con amplia evidencia de que no le habían creído, le habían traicionado y le había abandonado. Después, cerca de 70 u 80 años más tarde, una comunidad hablaba a su modo de Jesús y después de eso la espontaneidad de la Iglesia fue desapareciendo poco a poco.
     
    Asumir la vida propia es integrar la vida sin divisiones o separaciones, sin pensamientos de culpa y sin sentimiento de embarazo porque naciendo y muriendo imperfectos e incompletos, si algo no debiera sorprender es que la vida en su conjunto refleje esas mismas imperfecciones incompletitudes de quienes la personalizan.
     
    Por eso discrepo del Obispo Spong y sus tesis. La vida es lo que es, como es. Ambas cosas son misteriosas. No comprendo cómo se pueda hablar de Dios y de Jesús como si fueran dos realidades diferentes cuando se cree que Jesús sea la auto-revelación plena de la divinidad.
     
    Yo solo puedo desear (y esperar confiadamente que no yerre en ello) que Jesús haya sido o sea la revelación de la divinidad y que Dios exista.  La jerarquía institucional eclesiástica me sobra y hasta me molesta demasiado a menudo y me parece que haya perdido, aún con Francisco, su credibilidad. No me confío de nada que se autojustifique para beneficiarse y en definitivas la jerarquía eclesiástica pretende no equivocarse cuando afirma que sea infallible, al menos en la persona de su jefe. 

  • George R Porta

    Gracias, Santiago, por tus explicaciones que aprecio. Cordialmente, George

  • Santiago

    PERO George que Jesucristo llamó al núcleo de los 12 para transmitir su mensaje al mundo como Iglesia visible, no es solamnte histórico, sino lógico puesto su mision hubiera quedado incompleta ….ya que el mismo Cristo comisionó a sus discípulos a transmitir su legado….su legado que estaba implícito en su mensaje de amor…..Es en su memoria y por su memoria que comenzó la “era apostólica” en el siglo I…..hasta el siglo XXI….y es que hasta los politicos y politiqueros modernos quieren dejar su pensamiento y su obra plasmada en un “testamento spiritual”…y si ellos “hombres imperfectos” experimentan ese deseo ¿No lo iba a experimentar tambien el HOMBRE PERFECTO que es el amor encarnado? Es mucho mas fácil probar la “sucesión apostólica” a traves de la historia que negarla……Hay demasiados testigos verdaderos…que dan fe de ello…..Para organizar “semejante fraude” en la historia de los siglos, se necesitaria un complot “fuera del tiempo”….cosa imposible……Pero hoy en día estamos viendo negaciones “a priori” sine materia..enn todos los ámbitos del planeta
    .

    Por otro lado, lo que el Concilio quiso decir en el Capítulo 8 de Lumen Gentium no es que la Iglesia Católica “subsiste” en una “pobre existencia…..de una manera ambigüa e inapropiada….El verbo latino “subsistere” del que proviene “subsistit in” que quiere decir
     “permanecer”…..por eso no equivale a “subsistir” en castellano….Y por eso la traducción correcta de esta oración o sentencia en LATIN
    de la Lumen Gentium, 8 que dice: “Haec Ecclesia, in hoc mundo ut societas constituta et ordinate, SUBSISTIT IN Ecclesia catholica”
    empezando desde arriba:
    Esta es la única Iglesia de Cristo, que en el Símbolo confesamos una, santa, católica y apostólica, la que nuestro Salvador entregó despues de su resurrección a Pedro para que la apacentara (Io. 21,17) confiáandole a el y a los demas apóstoles su diffusion y gobierno (Mt. 28,18 y sig) y la erigió para siempre como columna y fundamento de la verdad (1 Tim 3,15)
    Y AHORA viene lo que estamos tratando, traduciendo de arriba: “Esta Iglesia, constituida y ordenada en este mundo como sociedad
    , PERMANECE EN la Iglesia Católica” (LG,8)

    Por eso con la palabra SUBSISTIT el Concilio quiso decirnos que la Iglesia de Jesucristo, como sujeto concreto en este mundo, se encuentra en la Iglesia Católica. Quiere expresarse entonces la singularidad y no la multiplicidad de la Iglesia Católica…..PERO con esta palabra SUBSISTIT no solamente el Concilio quiere decir, que a pesar de las divisions de los cristianos la Iglesia de Cristo continua existiendo plenamente en la Iglesia Católica, sino tambien que existen ELEMENTOS de santificación y de verdad fuera de su composición en las Iglesia y Comunidades eclesiales que todavía no viven en plena communion con la Iglesia Católica..

    En el contexto de Lumen Gentium este es el sentido verdadero de este texto…

    Un saludo cordial    de Santiago Hernández

  • George R Porta

    Posiblemente la presencia social mediadora de alguien encargado/a del culto, ejerciendo una como jerarquía docente y política, “adicional” y “superpuesta” a la familia, católico-cristiana o no, tras de la aparición de la religión organizada como excrecencia social, es la causa fundamental retroalimentadora del teísmo competitivo, divisor, por tanto (prescindiendo de todo sentido metafórico peyorativo o moralista) también diabólico, tendiente a la división y al antagonismo.
     
    Atribuirle a Jesús la fundación de un sacerdocio que el mismo no quiso para sí,  es por lo menos cuestionable. De hecho la elección de un grupo exclusivo como heredero de su autoridad, creó el mito de la “sucesión apostólica” y de la legitimidad doctrinal que no está desconectado del uso pagano.
     
    Pablo no parece haber tenido escrúpulos en cuanto a predicar y fundar grupos creyentes en contrapunteo con el grupo reputado como original, de Jerusalén, cuya aceptación buscó.
     
    Todo lo contrario, se autoproclamó apóstol legítimo, un tanto como había hecho Jesús en la sinagoga de Nazareth con respecto al judaísmo. Haber  perseguido a los cristianos hasta entonces y mientras no quiso “convertirse” en uno de ellos no le impidió reclamar y autoimponerse “el palio” jerárquico.
     
    Pudiera hipotetizarse que a Pablo no le crease problema la existencia de otros evangelizadores con puntos de vista diferentes al de él, porque parece haberse dedicado a fundar sus propias comunidades, conforme a su percepción magisterial o de liderazgo, que los del grupo original parece que trataran de subvertir.
     
    Por tanto la Iglesia Universal si subsiste en las diferentes iglesias cristianas (al menos el Concilio lo declaró de la Católico-Romana en el sentido de la palabra subsistir en los nn. 7 y 8 de Lumen Gentium) está dividida precisamente por causa de la rivalidad jerárquica, sacerdotal entre las diversas confesiones. No por gusto se sienten responsables de resolver los cismas y las contradicciones de las que “el pueblo llano”, el conjunto de los cristianos de a pie, no pudiera sentirse, per se, ni más indiferente ni más extrañado.

  • Antonio Vicedo

    El avance orientado por la LUZ que es Jesús, según un aspecto fundamental de nuestra fe, nos acerca al Dios, al que ni ojo vio, ni oído oyó, pero que se HUMANIZÓ en epifanía complementaria de Divinidad anonadad y Humanidad humanizada, para disponer del mejor concepto posible sobre Él, desde nuestro limitado ser racional, y del mejor modelo asequible a nuestras posibilidades para vivenciar su proyecto de ser imágenes y semejanzas suyas en tanto esto puede ser reproducido como amadísim*s hij*s, en cuanto, su Divina Realidad, puede y debe ser considerada , según Jesús, como UNICO PADRE CELESTIAL.

    Esto nos lleva a plantear la dimensión religiosa del ser humano, en una relación vivencial con el SER en quien todo tiene fundamento, sentido y explicación, en coherencia de existencia relacional predominando siempre a cualesquiera circunstancias de sacralidad mediática, tanto en la dimensión personal, como en la local o temporal.

    Lo sagrado por consagración natural es la VIDA humana y por relación a ella toda la creación conocida infra o extra humana.

    En el coloquio de Jesús con la Samaritana junto al Pozo, quedó esto tan claro para ella que fundamentó por ello su fe en Jesús desacralizador del aquí de Garizín y del allí de Jerusalén, elevando la relación religiosa a ese: “Culto verdadero que el Padre desde ya quiere en espíritu y verdad”.

    Es este pasaje evangélico como una elemental y clara explicación de aquel gran y universal desafío al modo de haberse entendido la religión en la Humanidad a través de los tiempos y lugares: “Porque EL SABADO es para la HUMANIDAD, y no esta para aquel.”

    Dar testimonio de esta realidad relacional (DIOS AMOR es quien primero, permanentemente y finalmente AMA y l*s human*s, con su conciencia y voluntad libres, vivenciarán la correspondencia o respuesta agradecida a este AMOR, AMANDO, pero, como AL QUE ES AMOR no lo tienen accesible, Él, solo se considerará correspondido en AMOR, si lo recibe en SUS HIJ*S realmente accesibles a quienes deseen agradecerle el SER AMAD*S) es coherencia real de la fe.

     
    ¿No es plenamente coherente con esto aquello del evangelio de Juan XIII,35, “-En esto conocerán que sois discípul*s mi*s, si os amáis l*s un*s a l*s otr*s, – porque un solo y nuevo mandamiento os doy: -Que os améis; y que de esto, os he dado ejemplo y testimonio hasta el fin, para que lo que yo he hecho con vosotr*s, lo hagáis mutuamente entre vosotro*s?
     

    La comunidad eclesial o Discipulado de Jesús no puede, ni debe tener otra misión terrenal, sino la que a Jesús le fue confiada por DIOS ( Al que Él consideraba PADRE) y Él la confía idéntica a TOD*S sus Discípul*s.
     
    Por ello, Jesús Gil, me identifico con esto tuyo: “-Y consecuentemente revisar la tarea del ministerio presbiteral, como responsable de la comunidad y portavoz del Reino de Dios en el mundo, para conseguir la plena humanización en la sociedad y el pleno respeto al cosmos”.
     
    Añadiendo, que no hacerlo va a seguir retrasando el que la Humanidad se sienta afectada por esa levadura cristiana bien diluida para ser aceptada como medio de fermentación de humanismo cristiano verdadero, libre, justo y pacífico.
    ¿Porque, como se va a poder lograr la plenitud de vida para la Humanidad si va condicionada al estamento jerárquico clerical?
    ¿No ha sido de siempre la “ECCLESIA” (Asamblea, Comunidad, Agrupación de DISCÍPUL*S de Jesús) SU GRAN y FUNDAMENTAL SACRAMENTO?

    ¿Y no nos recuerda Jesús que:-”Allí donde DOS o MAS, se reúnan en su Nombre, allí en medio de ell*s estaré YO “? ¿“Que el VINO NUEVO se guarda en pellejos nuevos”?
    ¿Y que “la sal que no sala solo sirve para ser esparcida y que la pisen las gentes”?
    ¡Pues bien avisados estamos!

Deja un comentario