• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6063 Artículos. - 96283 Comentarios.

Homilia de Francisco hoy en el cementerio de Roma

antonioPocas veces he visto y oído a Francisco tan apenado, tan serio, tan realista.
Es como si el encuentro con los movimientos populares vivido de hace unos días, en la sala antigua del Sínodo (un sótano de los palacios), le estuviera trabajando por dentro para abrir más los ojos a la realidad de la devastación del mundo que está provocando el actual sistema capitalista financiarizado globalmente. Como fue trabajado por dentro también el arzobispo Oscar Romero por los  testimonio que recibía  de cómo la dictadura salvadoreña asesinaba a campesinos y algún cura.


Si había un día y unas lecturas aptas para enfocar la homilía escapándose a la otra vida o comentar las bienaventuranzas como simple buenismo individualista, era hoy. ¡Cuántas homilías así lo habrán hecho!
Además, Francisco acababa de ver las fotos del cementerio y del barrio de Campo Verano, bombardeados el 19 de julio de 1943, cuando Pío XII salió del Vaticano para unirse al dolor de las víctimas. Podía haber aprovechado la ocasión para demostrar cómo la Iglesia siempre había estado con los que sufren. Pero, tras comentar que había visto las fotos que lo recuerdan en la sacristía, dijo: “Esto fue muy grave, doloroso. Pero esto no es nada en comparación con lo que sucede hoy”.

Y se ha puesto a hablar de la gran devastación que está sucediendo hoy. Está implantado un sistema de devastación y de descarte de las personas. Resume así Vatican insider este pasaje de la homilía del papa:

«Viven en tiendas, están en el desierto, sienten frío, sin medicinas, están hambRientos porque el dios-hombre se ha adueñado de la Creación y de todo lo hermoso hecho para nosotros. Pero, ¿quién paga la fiesta? Ellos, los pequeños, los pobres, los que de personas han pasado a ser deshechos, y esta no es historia antigua, sucede hoy». Francisco continuó indicando que muchos dicen: «“Pero, padre, eso es del pasado”», y añadió: «Sucede hoy, también aquí, en todos lados […] Y diré más, parece que esta gente desechada, estos niños hambrientos, enfermos, parece que no cuentan, que son de otra especie, que no son humanos». Pero, se pregunta el Papa, «¿qué hace esta multitud frente a Dios? Pide, por favor, salvación; por favor, paz; por favor, pan; por favor, trabajo; por favor, hijos y abuelos; por favor, jóvenes con la dignidad de poder trabajar».

Invito a todos a leer este u otros resúmenes de esta impresionante homilía.
Pero, si disponéis de 14 minutos, os invito con toda el alma a ver y oír al mismo Francisco, en italiano, pero asistidos por una muy buena traductora latinoamericana. La edita y reproduce nada menos que Radio Vaticana. ¡Vale la pena!

74 comentarios

  • Isidoro García

    El gran problema filosófico de la religión a mi modesto entender es doble y se repite, (como ves M. Luisa sigo siendo incorregiblemente dualista).
     
    El primero se dió cuando la Ciencia empezó a comprender, que no se necesitaba para nada a Dios en el desarrollo del Universo. La frase clásica de Laplace, a Napoleón, es significativa. No sabemos si existe el Dios Creador o no, pero si existe, a nuestros efectos es como si no existiera: está ausente.
     
    Pero los cristianos, parece que lo tenemos más fácil: tenemos a Cristo, que es el Dios humano, y con eso parece que el problema anterior está resuelto. Jesús mismo dijo, que solo se llegaba al Padre a través de Él.
     
    Pero hete aquí que nos vuelve a pasar lo mismo: no sabemos quién es Jesús. El psiquiatra Freijo en la primera parte de su artículo, (el final, yo no lo he entendido, y agradecería que alguien  más lúcido nos lo aclarase), nos muestra como cada uno en función de su ideología y cosmovisión personal, recrea un Jesús personal. El amigo Duato reconoce, que el Cristo “que nos habla”, nos dice siempre lo que queremos escuchar: algo así como el amigo invisible de los niños.
     
    Al final el cristianismo es un guirigay, una amalgama caótica de ideas personales o “fantasmas psicológicos” sobre Jesús, donde prima lo emocional, sentimental y experiencial. Es todo tan complicado que dan ganas de tirar la toalla y dejarlo todo para otro más listo, o más crédulo.
     
    Y es aquí cuando yo vuelvo a insistir en la idea de una nueva mirada revolucionaria o mejor “evolucionaria”. Leo con agradecimiento que Carlo María Martini, ex arzobispo de Milán solía decir provocativamente: “No quiero creyentes, quiero pensantes”.
     
    El problema originario de todo, lo describe muy bien Aldunate, (aunque al final, en mi opinión, no le saca todo el partido posible a su análisis):” Analizando algunos aspectos del individuo posmoderno: Este vivir centrado en sí mismo conduce a un descentramiento de la realidad perdiendo esa relación de amistad con el medio y con los demás. Es un “culto al yo” desde una concepción materialista de la existencia”.
    “Otro rasgo posmoderno es la atemporalidad. Se piensa que el pasado no tiene relación con lo que vivimos hoy y del mañana nada podemos saber. La vida se juega en este momento. No hay noción de historia y por lo tanto tampoco de proceso, o mejor, de camino. Por lo tanto se relativizan o pierden valor muchos elementos: la familia, los amigos, los compromisos, la educación, los sueños”.El resultado final es el impedir la recuperación de la secuencia de significados y la erradicación del sentido” (J. Mardones).
     
    Necesitamos basar nuestros análisis de la realidad, (a los que nos insta Duato), en una base firme, en cimientos sólidos, lejos de la subjetividad personal de las emociones y sentimientos. Los sentimientos son muy buenos para la novia, para los hijos, o hasta para con los pobres, pero no valen para el análisis de la realidad. Los sentimientos son como la mucha sangre de los malos escultores: “A mal Cristo mucha sangre”. Y ese es el sentido de la frase de Martini.
     
    ¿Y cuál puede ser esa base, esos cimientos?. La Ciencia, el conocimiento que tenemos del devenir del Universo, y del papel que tenemos los humanos en ese devenir. Cuando comprendamos que estamos aquí y ahora, en un momento determinado de un proceso, en que debemos cumplir un papel cósmico, entonces comprendemos plenamente las frases citadas de Aldunate.
     
    Y Enrique Feijo lo confirma también: “El hombre sólo puede autorrealizarse si se sobrepasa radicalmente: si se “diviniza”. Si estas cosas son posibles no pueden aclarárnoslas ni la sociología política, ni el psicoanálisis, ni el resto de las ciencias y técnicas que desarrollamos. Pero, sin embargo, es en ellas en las que cree el cristiano cuando busca a Cristo y espera en El”. En lo que no estoy de acuerdo es que la Ciencia, hoy, con los conocimientos modernos, ya nos lo aclara, si sabemos leerla adecuadamente.
     
    Y para los cristianos, ¿cuál es el papel de Jesús?. Sabemos que encabeza en la sombra ese proceso de la especie “homo sapiens”, y que lo estimula a través del instrumento que es el “Mundo Espiritual”, también denominado “Espiritu Santo”, pero que deja totalmente en nuestras manos, la realización y culminación de ese proceso de metamorfosis en el que está embarcada la especie.
     
    Por eso al igual que sucedía con el Dios Creador del principio del comentario, da lo mismo que sea de una forma o sea de la otra. Para los efectos prácticos nuestros, lo tenemos que hacer todo nosotros solos, y contaremos con su estímulo y apoyo moral, que no efectivo.
    Su “REDENCIÓN”, (es una opinión estrictamente personal), y donde pondrá todo su poderío, será que a todos los humanos que hemos participado, mejor o peor, en esta travesía, nos otorgará después de la muerte un estatus especial, misterioso, ligado a ese Mundo Espiritual- Cuerpo místico de Cristo-Supermente de Aurobindo- Nirvana budista- Paraíso islámico, por el que seguiremos teniendo una “realidad virtual” y mantendremos nuestra individualidad.
     
     
    Eso en el futuro, pero en el presente, nos toca actuar a nosotros. (Perdonad el rollo).

  • Dracir Abad

    Decididamente deseo empequeñecer aunque no tanto que tenga que eliminar la orina por la nariz, pero sí empequeñecer lo suficiente. La muerte hace rato que me ronda y acabaré en una urna de incineración. Empequeñecer ayudará al fuego ecológicamente y mis vapores no intoxicarán demasiado.
     
    Pero Ciertamente no envidio a los “expertos” en Dios. Pienso que “proyecten” la fantasía ideológica del Dios que les conviene o desean. Yo hago lo mismo.
     
    Otro tanto con el Jesús de cada uno y el Jesús que fue. Aquel que fue no es inmediatamente conocible como algunos pretenden. El Jesús de la fe o de la tradición sacralizada (que es también el único que conozco un poco y a mi manera) es un Jesús que debió ser  hipócrita pero que ha recibido tantos rostros cuantos creyentes haya habido o haya.
     
    Con bastante certidumbre sabemos que los poderes de su tiempo le destrozaran sobre la cruz. Por tanto más frecuentemente tiene cara de víctimas de opresión que de opresores triunfantes.  En mi fe, lo escatológico queda pendiente. Espero con alegría pueril el cumplimiento de las promesas que le atribuyen los evangelios. Si no se cumplieran nada hubiera que lamentar.
     
    Alguien a quien quisiera tener por amigo, Rubén Dri, escribió lo siguiente: “Pero el ámbito de las relaciones sociales no es el grado de máximo obstáculo para el avance de los conocimientos, sino el religioso, es decir, el ámbito de las relaciones sociales consagrado por la religión. Elaborar una nueva concepción de Dios que ponga en tela de juicio la concepción tradicional para muchos seres equivale a un verdadero sacrilegio que debe ser inmediatamente condenado y su autor ejemplarmente condenado”  (Cf. Rubén Dri, La Utopía de Jesús, 3ra. Ed. Buenos Aires, 2011, 18)
     
    Este amigo que no me conoce, Rubén Dri, también escribió solo una página después: “Con respecto a Jesús de Nazaret, cuyo proyecto y práctica queremos analizar, uno de los obstáculos epistemológicos más graves con el que tropezamos es el del proceso de espiritualización sacralizada que ha recibido su persona. Se trata de una espiritualización que ha recibido el sello de la sacralización…En pocas palabras, Jesús es visto como un ser perteneciente puramente al ámbito del espíritu, sin que los conflictos humanos, políticos y sociales lo rocen en lo más mínimo. A lo sumo, puede tomar conocimiento de ellos para proponer soluciones desde arriba. El conflicto de las clases sociales, el de los pobres y los ricos—en lenguaje del Evangelio—se soluciona mediante el precepto del amor que no tiene en cuenta la existencia de las clases y abarca por igual a pobres y ricos, oprimidos y opresores…Dentro de esta concepción es impensable un Jesús que se indignó violentamente contra de los sacerdotes, escribas y fariseos, o que en el desierto sufrió tentaciones reales, es decir que lo conmovieron interiormente.” (Cf. R. Dri, Op. Cit., 19) (Énfasis añadido).
     
    ¡Hum! Nada de esto debe gustar al gringo Burke, al austríaco Ratzinger, ni a los italianos Mattei o Magister… ¡Hum!

  • M.Luisa

    Una rectificación.
    Disculpa, Isidoro, a lo que no le das confianza no es, como he dicho,  a la tradición dualista sino a su  crítica. Es decir, en tu pensar sigues siendo dualista

  • Antonio Vicedo

    Por la ausencia de Cristo, Cristo es para el creyente, Aquel que se fue; el que abandonó este mundo y se fue al Padre. Y, por lo tanto, al que hay que esperar en su última venida.
    Es cierto que el vacío de su ausencia lo cubren los símbolos de su presencia. Peo incluso los signos eucarístico de SU presencia solo pueden ser captados desde la esperanza de su vuelta, es decir, en última instancia desde la ausencia de su rostro significante,
    b) El deseo de fe del creyente se ve necesitado por esta ausencia de Cristo de investir los fantasmas de Cristo en los cuales el propio deseo se aliena y, con él, la propia fe del creyente”
    Esto que copio del artículo de Enrique Freijó, creo adolece de una carencia fundamental tal y como presenta a Cristo, vuelto al Padre y cuya ausencia es una exigencia de símbolos suyos para el creyente, entre los que hace referencia solo al misterio eucarístico (también objeto de fe y necesitado a su vez de simbología) sin recurrir a otras formas de presencia no ya tan simbólicas por su relacionalidad vivencial realista como son l*s prójim*s human*s en general (AMAOS COMO YO OS HE AMADO; MIEMBROS de un CUERPO del que Él es CABEZA), y, sobre todo, de SUS HERMAN*S mas PEQUEÑ*S en quienes recibe ÉL MISMO, la consideración y trato que  se les dispensa, sin que sen simples símbolos o fantasmas de fe para l*s creyentes, sino realidad vital presente soporte de humana relación, sin necesidad alguna de alienación, sino todo lo contrario, progresiva realización específicamente humana.
     
    De tal modo que, ella, coheréntemente vivida y generalmente universalizada a todos los seres humanos, aseguraría el alcance de la posible plenitud  propia  de la vida humana  temporal y terrena.
     
    Porque es la incoherencia sobre la igual universalidad del valor y dignidad de los seres humanos, lo que acaba convirtiendo, tanto la ciencia, como la fe, en medios alienantes que  vacían de su propia realidad y verdad, tanto a cada ser humano, como a la Humanidad entera.
     
    Y esto, fundamental y principalmente por el ansia de poder, que, desde la alienación del humano poderoso, intenta,se propone y consigue la ALIENACION GENERALIZADA de la Humanidad.
     
    La fe en Dios y en Cristo  , HOMBRE-DIOS,  coheréntemente vivivida, no aliena, pues nos exige realismo individual y comunitario, distinguiendo bien lo que enmarca  el campo de nuestra REALIZACIÓN HUMANA y lo que es HORIZONTE ABIERTO a nuestra imponderable PLENITUD.
     
    A mano tenemos el ir ensayándolo desde el prisma vital de ese:”CONMIGO hacéis, o no, LO QUE con UN* CUALQUIERA DE MIS MAS PEQUEÑ*S HERMAN*S” como práxis del AMA AL PRÓJIMO COMO A TI MISMO, porque con ello, el CRISTO= DIOS  ESCONDIDO de la Fe, es AMADO  como por los humanos puede ser AMADO.

  • M.Luisa

    Empiezo por decir que no he leído todavía los últimos comentarios, lo haré así que termine con este que me quedó, para el amigo Isidoro, pendiente  de respuesta.
     
    Hola, pues,  Isidoro: por como comienzas tu comentario del pasado día 4-N, 8:02 am, se ve que  reparaste en lo que de forma expresa  quise  diferenciar con el binomio  “tener” y “ser”
    Sin embargo yo no me refería al potencial que “tiene”  nuestra mente, que sería como empezar la casa por el tejado,  sino  en  aquello  cuyo carácter físico, la faculta. Recuerda aquella articulación de las partes  en la que días atrás  me referí  y  que forman sistemáticamente  el todo de la realidad humana.
     
    Una breve explicación:
    Así como  el sentir  es potencia y facultad a la vez,  la nota humana de la inteligencia,  no está por sí  misma   facultada, diríase que en soledad  actúa meramente  como potencia, por lo que, estructuralmente  necesita de la potencia del sentir para estar realmente facultada  y formar con ella una única estructura  cognoscitiva. No ha sido entendido  así tradicionalmente y valdría la pena reflexionar sobre este punto, pues sospecho que influido por la tradición dualista, en la que según dijiste, no le das confianza, es  por lo que intuyo te hace comparar el sentir  humano con esos circuitos comportamentales que  dices nos “distraen”  y nos llevan por el camino del egoísmo, la codicia etc.,  pero esto no tiene por qué ser así ya que,  la relación entre estas dos notas  no es por yuxtaposición  de sustancias, ni por “síntesis” al modo kantiano,  sino  por  co-determinación sistemática  de las dos notas: la física y la psíquica. La nota física, es decir, el sentir es “de” la nota psíquica y ésta  es “de” la nota  física y ambas producen  no una síntesis de actos, (Kant), sino un solo acto: el acto humano por excelencia. A ello me refería el otro día diciendo que el “hombre nuevo” ya está ahi. A modo de ejemplo, Isidoro   ¿esta excelencia unitaria del acto humano no fue lo que te hizo decir en el portal de Clelia y Jerónimo “En verdad, este hombre fue un profeta en nuestro tiempo”
     
    Este es el punto de apoyo,  y no otro proviniente del exterior, Isidoro. Un punto de apoyo  al que,  habiendo sobre él resbalado la filosofía tradicional,  ahora,  a la luz,  de   este  somero análisis,  no te será difícil pensar que es  a él  donde hay que buscar las causas de tanto desasosiego,   haciendo honor a tu propuesta.

  • h.cadarso

    “Por favor, pan; por favor, trabajo; por favor, por favor, por favor…” No, no, y mil veces no! Los pobres no piden nada de eso por favor, Papa Francisco; los pobres E-X-I-G-E-N todo eso. Todo ser humano tiene derecho a todo eso, y la sociedad está en condiciones de ofrecer todo eso.
    Me dura todavía el impacto del mensaje de Teresa Romero, que en su presentación al recibir el alta, al mismo tiempo que daba gracias a Dios y a Santiago apóstol y subrayaba que Dios la había devuelto a la vida mediante el trabajo y competencia del personal sanitario que la atendió, denunciaba con firmeza y sin rencor la nefasta política de las autoridades sanitarias y del gobierno que nos desgobierna.
    ¿Cuándo aprenderán obispos y jerarcas de la iglesia que en la vida hay que coordinar la fe que uno tiene con la crítica y la condena de las políticas nefastas?¿Tiene que ser Teresa Romero la que les diga que frente a los abusos del poder y el mal gobierno hay que ser crítico e intransigente, que hay que sentarse en la misma mesa con los currantes y evitar todo contubernio con los malos gobernantes? ¿Cuándo los cristianos seremos capaces de mezclar nuestra sangre con la sangre de un africano o una africana, y  llamar a la Hermana Paciencia “hermana”, y  ofreceremos nuestra sangre hasta la última gota para combatir esta o aquella enfermedad?
    Tengo para mí que si el misionero que atendió Teresa Romero hubiese tenido el mismo amor a la vida, el mismo coraje, la misma disponibilidad de Teresa Romero, quizá estaría todavía entre nosotros…Cuando uno se convierte en profesional de la religión, corre el peligro de ajustar la religión y el credo a sus miserias y pequeñeces….teresa Romero solo era profesional de la sanidad, cristiana de a pie. Teresa Romero es la segunda o enésima edición de la mística Teresa de Avila
    ¿O no?
     
     

  • mª pilar

    Pepe B.:

    Un pequeño paréntesis… Si tu abuelo era el mejor relojero del mundo; te aseguro que mi hermano Paco, era el segundo mejor.
     
    No lo dudes; hasta sus maestros se admiraron de su maestría y buen hacer.

    Jajaja: Es, para no desvirtuar a los maestros relojeros… cuando nos metemos en campos totalmente desconocidos y muchas veces tergiversados por intereses… para  manipular el pensamiento de las personas.

    Un abracito cariñoso.

    mª pilar

  • mª pilar

    Querido Antonio:

    ¿De verdad existe ese peligro, de que declaren al papa Francisco hereje…?

    Y si llegara ese caso, toda persona que crea que esa práctica es execrable, una antigualla de lo más retrógrado  ¿no puede levantarse y vocear a los cuatro que el tiempo de la inquisición ya pasó?

    Yo deseo y quiero, más que las palabras que el papa derrocha constantemente; pero permitir en silencio, que los altos cargos de Roma puedan hacer tal barbaridad…

    ¡No tiene nombre y es inaceptable!

    ¿Qué se podría hacer, ahora, antes de que esta “gente” se ponga a ello y lo presente como caso hecho?
     

    Y de paso… un paréntesis…
    A Dios nadie le conoce, porque al “dios” que la mayoría de las personas se dirigen, creen y rezan… solo es una imagen de aquello que necesitamos y queremos.

    El Dios Abba que Jesús nos presenta, está en nuestro corazón, no para manipularle, sino para escuchar lo que nos dice, en cada momento y situación de nuestra vida.
     

    Como bien nos dices… hay que aprender a entrar en uno/a mismo… con valentía, y escuchar lo que nos dice “esa voz” que jamás nos engaña si de verdad… queremos escucharla.

    Siempre nos da la solución correcta a cuanto nos ocurre; otra cuestión es, si queremos llevar a cabo lo que nos dice.
    mª pilar

  • Antonio Duato

    Hombre, Rodrigo Olvera, no es para tanto.

    Parece que si en este lugar encuentras alguna frase que implica una afirmación de fe personal en Cristo y, si quieres, apologética del catolicismo, hecha con toda buena voluntad, inmediatamente sientes que no te encuentras en casa en ATRIO. Y lo escribes después de la advertencia que yo había hecho invitando al realismo en nuestro hilo y después de un realista advertencia de los peligros que corre el papa Francisco en la cumbre vaticana, y no por amenaza de muerte sino por amenaza de ser declarado hereje por una fuerte facción que, además, tiene su papa aún viviente.

    Deja que Román exprese en paz su fe e invítalo en todo caso a que sea realista en examinar qué se encuentra detrás de esa palabra “Jesús” o “Cristo” a quien tantos aluden con tanta frecuencia. Precisamente el martes pasado releía yo un artículo de Enrique Freijo Balsebre, médico psiquiatra y sacerdote, fundador de la Facultad de Psicología en Salamanca. El artículo lo publicó en 1973, en Iglesia Viva, cuya colección total estará pronto disponible en Internet. Pero ese artículo lo recomendaría yo a todos los que hablan tanto de Cristo, como el nuevo arzobispo de Madrid que fue discípulo y amigo de Enrique Freijo.

    El artículo está a disposición de todos aquí: Los “fantasmas” de Cristo y la alienación de la fe.

    En resumen, se trata de que cuando hablamos de Jesús y Cristo cada uno está refiriéndose a la imagen interior (“fantasma” en sentido escolástico y psicoanalítico) de ese Jesús o Cristo, en cuya formación han intervenido mucho la cultura, la ideología y las experiencias personales. ¿Se puede progresar en la depuración de esos “fantasmas” para ir acercándose a la realidad desnuda de esa persona, un viviente para el creyente? Para mí el camino consiste en ser realista en el conocimiento de lo que es la realidad de la persona humana, la mía (que puedo analizar por desnudamiento valiente y, si es necesario, psicoanalítico) y las otras, que son multitud (que puedo analizar por análisis científico antropológico y social o, mejor, con simple mirada compasiva). ¿No se acerca Francisco al verdadero Jesús, sin nombrarlo, cuando escucha las realidades que le traen los movimientos populares o las noticias sobre hambre y refugiados? Tal vez tanto o más que cuando “escucha al Sagrario” (práctica tan recomendada antiguamente para tomar decisiones), que ya sabemos que te dice lo que quieres que te diga.

     

  • Rodrigo Olvera

    ¿Quién pueda decir que no conoce a Dios, después de haber conocido a Jesús?
     
    Ay Román, de verdad que con expresiones de este tipo, logras que uno (hablo por mí) deje de sentirse en casa en ATRIO. En vez de un lugar de encuentro humano no confesional (como se plantea el proyecto ATRIO), parece un lugar de Nueva Apologética Católica.
     
     

  • Dracir Abad

    Permitir a Benedicto en el jardín fue quizás otro error estratégico de Francisco por confiar demasiado en quienes andaban a su retaguardia. El discurso del 23 de octubre en la Universidad Urbaniana firmado impropiamente como Benedicto XVI contiene una explícita alusión a sus tiempos de Prefecto de la Congregación de la Fe. ¡Hum!
     
    En muchos blogs han interpretado con fruición que Ratzinger criticara a Francisco. El arrogante gringo Raymond Burke ha dicho que la Iglesia parezca una barca a la deriva. Mattei argumenta que se pueda declarar hereje al Papa y parece cierto según el argumento que esgrime.
     
    González Faus ha tenido que olvidar el nombre del obispo que se lo dijera pero Francisco se siente como el San Bartolomé de la estatua del Duomo Ambrosiano, “despellejado”.
     
    No debiera sorprender que el saludo a Evo Morales desate críticas aunque JP II y Ratzinger saludaran cumplidamente a otras “ovejas negaras” latinoamericanas.
     
    La conspiración que asesinó a Jesús comenzó por el escándalo que causaba identificándose con cobradores de impuestos, borrachos, comelones, prostitutas, y que curara enfermos en sábado.
     
    He escrito en otro lugar que sea difícil no ser pesimista con respecto a lo que Francisco se proponga. Parece que tendrá que pasar inevitablemente por el Gólgota. Dios quiera que me equivoque o que Francisco encuentre una cueva de boca estrecha como en la fantasiosa película sobre las Termópilas y pueda clavar la lanza en el corazón del monstruo a tiempo; pero Jesús no ha sido el único profeta perseguido y asesinado y Francisco parece querer andar sobre sus huellas.
     
    En su momento Juan Pablo II maltrató y persiguió a Arrupe por identificarse con los pobres y mostrar sensibilidad socio política y nadie le defendió.
     
    Oscar Romero no tuvo la buena suerte que tuvo Escrivá con Juan Pablo II o éste con Benedicto.
     
    Y Jesús y mi director espiritual no permitan que mi deseo de empequeñecer sea falsa (o excesiva) humildad que enmascare un orgullo “desordenado” y agradezco que alguien haya mencionado aquí un tal peligro y me lo advirtiera proponiéndoselo o accidentalmente.
     

  • Román Díaz Ayala

    Andamos a vueltas con  un posible malentendido ( al menos esa es mi percepción.
    Con  Jesús se inaugura una amistad producto de la revelación de su persona y de su irresistible poder, y
    se inicia un caminar, pero ya sin sombras, y sin  desoladoras soledades.
    Es un crecer, sin apenas comprender ni el cuándo, ni el cómo, ni el por qué. A veces la ausencia duele y se experimenta una sensación de abandono, pero los reencuentros son dulces y placenteros.
    Jesús camina a tu lado,hermano, hermanos ( y alguna hermana, si nos está leyendo) y tienes la seguridad de que
     
    jamás te abandonará.
    Para eso vino, ¿no?

  • Antonio Duato

    Buenas tardes, amigas y amigos!

    Recorro estos 36 comentarios a mi entrada sobre la homilía de la fiesta de todos los santos en el cementerio de Roma y el hilo no responde en absoluto en lo que quise yo resaltar: el realismo socioeconómico del papa que habla de las muchedumbres que sufren hoy víctimas de un sistema que les aplasta y descarta, sistema hecho por los hombres, no castigo ni creación natural de Dios. Es verdad que al final habla de la esperanza definitiva en Dios, del que sabemos más lo que no es que lo que es. Pero esperaba menos teología, textos paulinos y teología en  este hilo y más análisis crítico de la realidad. Así empezó la discusión entre Isidoro y yo, que tuve que abandonar por falta de tiempo…

    Un abrazo a todos. Y acabo poniendo una referencia a una revista ultracatólica en donde se dice claramente que si Francisco no acepta la infalibilidad de la Declaración del vaticano sobre la infalibilidad personal del papa, habrá que pensar en declararle hereje y deponerlo de papa, cosa que está prevista en la tradición de la Iglesia: Corrispondenza Romana. Y lo que más les duele es el apoyo de Francisco al indio Evo Morales.

  • Isidoro García

    Sobre el tema de si se pueden conocer o no, y con qué grado de certidumbre, muchas cosas, hasta ahora no conocidas, hoy casualmente me topaba con el concepto del “Perímetro de la Ignorancia” del Dr. Neil deGresse Tyson, que es un astrofísico y Director del Planetario Hayden en el Museo de Historia Natural de Manhattan. También es un famoso divulgador de ciencia de la tele.
     
    Lo que viene a decir, es que desde siempre, cuando hemos llegado a una situación que no conocemos, muchas veces por ignorancia, tenemos la tentación de echar mano de Dios o mejor aún de tesis mantenidas por una religión o sus dirigentes del momento. Ese proceso se ha repetido una y otra vez en la historia.
     
    El proceso lo describe el biólogo suizo Agassiz: “Cada vez que la ciencia descubre un hecho nuevo e impactante, mucha gente, dice primero que no es cierto. Cuando no le queda más remedio de aceptar la seriedad del descubrimiento, apela a que es contrario a la Religión. Y al final, aseguran con desfachatez, que eso, todo el mundo lo sabía”.
     
     
    Por eso hay que tener cuidado con ser demasiado humilde. Que uno no sepa o no alcance a comprender una cosa, no quiere decir, que otros no lo sepan, y alcancen a comprenderlo. Aunque es verdad que todavía queda mucho por saber.

  • Dracir Abad

    Yo conozco un poco a Jesús.

    Me alegra que haya quien le conozca completamente como para saber que le conoce suficientemente y entonces pueda conocer a Dios también suficientemente aunque no puedo comprender lo que ello signifique.

    Por mi parte como no conozco completamente a Jesús aún, tengo la alegre esperanza de llegar a conocerle major antes de morir y a mi muerte acabar de mirar al Misterio si lo hay sin tener que cerrar los ojos a la luz y quemarme en él como las moscas se queman en las bombillas incandescentes.

    Desde luego, como ya dije, me alegra y admira que haya tantos expertos conocedores de la divinidad que Jesús mismo dijo que nadie podia conocer por sí mismo, al menos la de su Padre, si el Hijo no se lo permitía aunque no dijo ni en qué proporción ni cuándo se lo permitiría. De todas formas lo celebro aunque hablar cuantitativamente de la divinidad para saber que se la conoce suficientemente como para describirla me parece de una soberbia que yo no quisiera tener.

  • pepe blanco

    Mi abuelo materno era relojero… (no es broma, era “el mejor relojero del mundo”) ¡qué le voy a hacer…!

  • Román Díaz Ayala

    Yo sabía lo que era un reloj,
    pero, ! Me cachis en la hora en que me puse a averiguar cómo funcionaba por dentro!
    Dejé de tener reloj.

  • pepe blanco

    ¿Quién puede decir que conoce a Dios, si ni siquiera conocemos con absoluta certeza cómo y por qué funciona una átomo o un agujero negro?
     
    ¿Alguien se atrevería a decir “conozco a Dalí”, si nunca hubiera conocido y entendido sus cuadros?

  • Román Díaz Ayala

    ¿Quién pueda decir que no conoce a Dios, después de haber conocido
    a Jesús?

  • Santiago

    Dracir,   sin duda ninguna la fe ha de tener las mismas características de un niño….porque “si no os hiciereis como niños no entraréis en el Reino de los cielos”…y es porque el niño confía siempre y es suficientemente humilde y pequeño para poder creer y asimilar la verdad, sin avergonzarse y sin dejar de ser el….Por eso la fe supone la humildad….porque hay que aceptar de que solos no podemos llegar a creer en verdades que sobrepasan la razón natural….tenemos que abrirnos a una forma de conocer que es supra-racional…y esto siempre es un esfuerzo del intelecto y una decision de la voluntad basadas en realidades existenciales que vivimos a diario…..Porque si la fe entonces se relaciona con “abajarse tanto que a la caza le di alcance”, entonces estamos en el camino de la verdad, porque la humildad es “andar en verdad” como certeramente afirmaba Teresa de  Ávila, la doctora mística española.

    Isidoro, sin duda nos dirigimos a una transformación en esta evolución creativa que estamos contemplando en el Universo…porque lo que nos decepciona es la corrupción física que todos vamos a experimentar…PERO es necesario que esto corruptible se revista de incorruptibilidad y que esto mortal se revista de inmortalidad”(1 Cor. 53) “Mas nosotros todos, con el rostro descubierto, reverberando como espejos la gloria del Señor, nos vamos transfigurando en la misma imagen de gloria en gloria, conforme a como obra el Espíritu del Señor” (2 Cor.3,18)….
    La trascendencia reside y residirá en el espíritu, por el que todos los seres desarrollarán plenamente su ser, es decir su primitiva esencia. Podrán disponer de todo lo necesario para existir puesto que lo físico y lo material estarán totalmente penetrados por la fuerza existencial de ese mismo espíritu que realizará cabalmente su ser….ya que la maravillosa Creación material fue dispuesta en “grado ascendente” de acuerdo al ser que fue “recibido” hasta llegar su plenitud y perfección final….

    un saludo cordial de Santiago Hernández
     
     

  • Dracir Abad

    Me impresiona que haya tantos conocedores de Dios lo que Debe sorprender a más de un personaje neotestamentario importante .

    Por mi parte, confieso mi alegre ignorancia llena de esperanza. Aunque la analogía parezca o sea pueril debo confesar que me basta con invertir la inteligencia y el cariño que le tengo a Jesús y esperar al día de mi muerte con la misma actitud que recuerdo que mis hermanos/as teníamos en nuestra infancia cuando en casa esperábamos la mañana del día de los Reyes Magos, la del 6 de enero.

    No fue hasta mi adolescencia que mi madre me confesó riéndose que nuestro pediatra había autorizado a mis padres a darme la noche anterior una cucharadita de “Pasmín” (un preparado para eliminar cóligos y con propiedades somníferas) con una gota de extracto de belladona para asegurarse de que no me despertara cuando colocaran los juguetes al pie de la cama porque yo padecía de insomnia o, como se decía entonces, “sueño muy ligero”, aunque quizás ya eso fuera una señal de mi escepticismo posterior.

  • Antonio Vicedo

    Puestos a admitir a Dios por fe, Isidoro, ¿Por qué referirnos en Él a prevalencias como la inteligencia, la Unidad, y sacar de Él referencia al Estado priorizando el poder como en ese ejemplo que pones:(-Y tan Estado es el presidente del Gobierno, como el conserje de una escuela.) como si nada significara para nosotros cristianos la COMUNION DIVINA TRINITARIA y la IGUALDAD en el ser “Estado” no solo el Presidente del Gobierno, y hasta el conserje, sino hasta el más pequeño y deficiente del alumnado de una escuela?
     
    El BIEN es fruto y cosecha de la VERDAD y esta primerísima y específica de la especie humana: -Ser TOD*S L*S HUMAN*S IGUALMENTE IMAGEN, SEMEJANZA e HIJ*S de DIOS- no admite falseamiento ninguno, si queremos que sea realidad la LIBERTAD, la JUSTICIA y la PAZ ; e.d.- QUE LA HUMANIDAD SEA HUMANA por el VERDADERO AMOR.

  • M.Luisa

    Me lo pones muy bien, Isidoro, pero hasta dentro de un par de días no podré estar al caso.

  • Isidoro García

    Amiga M. Luisa: Claro que tenemos en nuestra mente un enorme potencial creativo. Pero también actualmente, este va unido a una serie de circuitos comportamentales, que nos “distraen” y nos llevan por el mal camino del egoísmo, la codicia y lo que solemos denominar “el mal”. Y como diría Perogrullo, el perfeccionarnos consiste en fomentar nuestras virtudes, eliminar nuestros defectos, y ya está.
     
    Pero tratar de eliminar nuestros defectos única y exclusivamente a base de fuerza de voluntad y ascesis moral, es como querer salir del barro como el Barón de Munchausen, tirándose uno mismo de los pelos de la cabeza. Necesitamos un punto de apoyo, (“¡dadme un punto de apoyo y moveré el mundo!”). Y ese punto de apoyo está en la ciencia y su tecnología, que desarrollamos con lo que ya tenemos, (como muy bien dices): con nuestra inteligencia.
    Alguno dirá, que el punto de apoyo debe ser la gracia divina, pero yo creo que la gracia, lo que hace es estimularnos a que salgamos nosotros mismos. No se nos quiere muñecos de ventrílocuo, sino personas libres y autónomas.

  • Isidoro García

    Amigo Santiago: Decía eso de “demonizar”, por tu párrafo de “Francisco hace responsable al relativismo del pensamiento y de la vida…en que todo “da lo mismo”…, al querer convertirnos en “dioses” cada uno de nosotros…para poder decidir, no solo nuestro destino, sino el de los demás y el de lo que todo lo que nos rodea….y el creer erróneamente que con nuestra ciencia y nuestro poder podemos “arreglar” todos los problemas existenciales que se encuentran dentro de la especie humana…”.
     
    Tú sabes que la corriente dominante en la teología cristiana, afirma que el pecado demoníaco es el de querer ser como dioses. En parte proviene del mito del pecado Original, y el pecado de Adán de comer del Árbol del Conocimiento, y también del mito de la Rebelión de Lucifer. Sin embargo, curiosa y contradictoriamente, nosotros los cristianos tenemos a nuestro principal Guía y modelo como verdadero hombre y verdadero Dios. La idea de la Trinidad intenta torpemente explicar eso que es tan inexplicable. Y a veces el remedio es peor que la enfermedad: nos ha llenado la cabeza de tal barullo que ya no sabemos por dónde sale el sol.
     
    Particularmente, yo, lo intento resolver, pensando que Dios es sinónimo de Inteligencia. Decía el maestro Eckhart: “Dios no lo sabe todo porque es Dios, es Dios porque lo sabe todo”. Y en ese sentido nosotros cuanto mas usamos la inteligencia, mas dioses somos. La “Inteligencia” es una clase, una categoría, como el estado: existe un solo presidente, pero luego hay toda una serie de muchas personas que integran esa clase, el estado, participando en mayor o menor grado de sus competencias y poder. Y tan Estado es el presidente del Gobierno, como el conserje de una escuela.
     
    Y lo mismo se puede decir de la categoría “Dios”. Y por eso tenemos muchos “dioses”. Tenemos al Gran desconocido y desconocible, supuesto Creador de todo, y también al Dios de los humanos del planeta “Tierra”, que los cristianos llamamos “el Cristo”. (Y a lo mejor existe toda una escala de “Dioses” en el resto del Universo, que son lo que nosotros representamos como “el Padre”, y de los que quizás hablaba Jesús).
     
    Pero bajando a la Tierra, el que el hombre se autoevolucione y recree un hombre nuevo, con unas características morales mejores que el actual, no es algo más que continuar la labor de evolución del Universo. No es algo que no nos corresponde, es nuestra labor, pues al “crearnos” Dios inteligentes, nos ha nombrado hijos suyos, de su clase, en una palabra “dioses”, (aunque estemos en el escalón mas bajo de la categoría).
     
    Tú hoy dices: ”el hombre nuevo” no es “el hombre-dios”, puesto que la limitación de lo que es humano nos impide ser dioses….Solamente este hombre “nuevo” será capaz de realizarse y completarse en su perfecta identificacion con Jesus de Nazaret”.
     
    Fíjate que dices lo mismo que yo, con una diferencia, que yo lo veo desde dentro, y tú desde fuera. Naturalmente que el hombre actual, la especie “homo sapiens sapiens”, tiene muchas deficiencias y todavía utiliza la inteligencia, muy poco y muy mal. Pero cuando de alguna forma nos transformemos en una especie nueva, (de la que el modelo será Jesús), la cosa cambiará, y será el momento de nuestra incorporación definitiva al “Reino”.
     
    Y los timoratos dirán: ¿pero cómo nos vamos a autotransformar, mediante automanipulación genética, o mediante alguna técnica psico-neurológica?. Y yo digo, ¿y por qué no?. ¿Por qué vamos a poner puertas al campo?.
     
     
    El otro día ví una foto en Internet, (que muchos habréis visto), de un caballo atado a una silla de plástico de un bar, que estaba allí quieto, esperando, cuando se la podría haber llevado, arrastrándola tranquilamente.
    “La verdad os hará libres”.

  • M.Luisa

    Es con lo ya dado, que debe surgir  el “hombre nuevo”  estimado Isidoro. El “tener” se convierte en “ser”, al menos yo lo entiendo así. No se trata  de aprender intelectualmente,   sino de aprehendernos como realidad autosuficiente.  Este momento de realidad  es esencial  porque va envuelto en él  el carácter unitario que nos constituye, es decir, unitariamente  la sensibilidad y la inteligencia.
     
    Aprender a liberarnos, dices, de nuestros condicionantes internos?  cuando son desde ellos, desde estas estructuras somáticas  donde  brota nuestra dimensión liberadora. La liberación sólo es posible a partir   del dar de sí, o sea,  del propio dinamismo de  las estructuras  somáticas. Ésta es la base y la clave, a mi modo de ver,  de que siempre exista una exigencia de novedad más compleja y hasta más elevada.

  • Santiago

    Isidoro, verdaderamente no se por que crees que yo puedo “demonizar” tus palabras, cuando lo que dices es verdad…No puede haber  sorpresa para el Dios de la creación…En este Dios-amor personal, causa primera de todo lo que existe y existirá, todo fue creado a sabiendas de lo que iba a ocurrir, no solamente en el futuro, sino tambien en los “posibles” futuros…..Nada puede contra esta realidad suprema, en este eterno presente divino y..jamas podremos realmente coger por sorpresa a Dios…..Es mas, Dios quiso esta multivaridad de formas producto de la libertad esencial de El y del Cosmos…ya que este se encuentra en evolución creadora…Los vanguardistas profesores jesuítas con los que yo crecí, junto con mis compañeros, nos dieron a conocer una cosmovisión muy moderna, para aquella época….muy realista….muy eclesial…….sin salirse de la tradición católica apostólica…Antes del concilio Vaticano II ya se discutían en nuestras clases toda la problemática existencial del mundo actual…cuya respuesta estaba -y está- en el Nuevo Testamento…Por tanto, yo me considero que viví, con mis amigos de entonces, una verdadera transición, que no se anclaba en un fideísmo ciego, ni tampoco en un racionalismo rígido….y en aquel entonces teníamos los documentos de Pio XII algunos como la enciclica Divino afflante Spiritu, Mystici Corporis Christi, Mediator Dei, Humani generis, Christus Dominus, Sacram Communionem etc. realizaron una verdadera preparación moderna para lo que iba a ser el Concilio Vaticano II de Juan XXIII….Todavía tienen vigencia actualmente las alocuciones pastorales y morales de Eugenio Pacelli…cuando le hablaba a los medicos, los abogados, las comadronas, los científico en su propio lenguaje de ciencia…capaz de ser comprendido y asimilado por cualquiera de ellos…Por tanto, yo no puedo “extrañarme” de ninguna innovación…Me considero en producto del Vaticano II con el que coincido en su totalidad  pero en su correcta interpretacion….sin que tengamos que salirnos  del verdadero “contexto” y del deseo y “el fiat” de los Padres Conciliares vaticanistas de entonces….cuando aprobaron, por mayoría las constituciones del Concilio….

    Por lo tanto, la solución de los problemas agudos del mundo actual no reside ni en la indiferencia y la esclavitud económica de la extrema derecha, ni tampoco en el totalitarismo populista de la extrema izquierda….El cristianismo, pues, se sitúa en el medio de los dos extremos cuyo centro es la dignidad de la persona humana….Ninguno de los sistemas ha podido definir la persona y amarla tanto como Cristo mismo…que se entregó voluntariamente para la salvación del género humano, señalando el mal moral como el causante de la destrucción y muerte, temporal y eternal

    Por tanto, Bergoglio tiene razón, señalando primero y viviendo el mismo los problemas del mundo actual..La Iglesia no fue llamada a crear una revolución social basada en la lucha de clases…La justicia del Evangelio se basa EN el amor de Dios como arma de combate…podemos defendernos sin odiar…podemos luchar sin matar…podemos combatir sin violencia…al estilo de Jesus y de Ghandi…Por eso “el hombre nuevo” no es “el hombre-dios”, puesto que la limitación de lo que es humano nos impide ser dioses….Solamente este hombre “nuevo” será capaz de realizarse y completarse en su perfecta identificacion con Jesus de Nazaret, el Cristo encarnado en el que se capitulan y se resumen “todas las cosas”…En el Dios que se hizo visible en El mismo.  ES SOLO El el que puede “transformar”.
    Las palabras de Bergoglio no carecen de sentido….Sus primeros gestos fueron aplaudidos por el mundo entero, creyentes y no creyentes….El muestra la verdadera cara de la Iglesia….El ha dicho en el Sínodo que debemos de huir de 2 extremos: de una tradición rígida y anquilosada, y de un progresismo que cambie la verdadera estructura de la Iglesia….Yo creo que el se ha situado entre estos 2 puntos…..entre estos 2 extremos….Va a gobernar la Iglesia en forma colegial durante su pontificado…enfatizando siempre en la misericordia del Salvador..huyendo de la pompa y de los honores y de los gestos artificiales….pues en su interior -segun su mas íntimos- es un hombre sincero…Se empieza por LA PALABRA…Jesus era la PALABRA DE DIOS encarnada….con ella Jesus realizó su misión que completó en el sacrificio de su vida en la cruz..
    LA PALABRA de Francisco es la que ya ha empezado su obra en la Iglesia…Por eso, el Papa ha empezado por LA FAMILIA…En ella esta el germen de todo el bien y el orden del mundo….La solución está allí….allí es donde se aprenden los valores para la vida…allí es donde la madre debe disciplinar en el camino del bien util a sus hijos e hijas….recordando que el mal siempre tiene peores consecuencias…..allí es donde el padre puede dar el ejemplo permaneciendo “en” la familia…dejando que sus hijos se acerquen a el….creando la estabilidad del hogar…
    Pero ya sabemos el triste estado de la familia morderna mundial….que está y se encuentra en “crisis” de valores, de respeto…deteriorada culturalmente….reducida al consumismo y a la esclavitud de un mundo donde impera un caos y una desorientación notables….Aqui debemos dejar este asunto a los sociólogos, educadores, moralistas etc….sería interminable el tópico para explicar solamente “las causas”, la verdadera etiología, de este fenómeno ocurrido en el lapso de poco menos de un siglo…..

    Por eso, confiemos en Bergoglio…No importa que haya disensiones….No es nueva la tribulación, la persecución, la presencia de anti-papas, el martirio, el combate, la lucha, en la Iglesia de Jesucristo….El lo advirtió claramente en sus relatos a sus mas íntimos: sereis perseguidos por causa de Mi nombre…No es sorprendente, ni sorpresivo….La victoria se encuentra en el final…Solo entonces existirá la  la paz verdadera en la eternidad….Mientras, aqui solo podemos aspirar a imitar la vida de Jesus de Nazaret

    Un saludo cordial y con mis mejores deseos          Santiago Hernández 

  • Dracir Abad

    ¿Por qué es casi inevitable el pesimismo al escuchar al Papa? Nadie tiene el poder de afirmar que el discurso de Francisco acerca de los pobres sea un fraude ni el de predecir que fracasará en causar una reforma del Cristianismo Católico. Tampoco de afirmar que será exitoso en su proyecto de reforma. Pero es casi imposible eludir la tentación del pesimismo.
     
    El pensamiento occidental tiene una especie de fascinación con la interpretación de que la Historia tiene un sujeto investido de poder y un objeto sobre el cual tal poder es ejercido. En realidad se trata de dos sujetos, en la interpretación de Rebecca Chopp (Cf. La Interrupción de los Olvidados, Concilium, 195, 1984 (5), 197-207). Uno que ejerce todo el poder para destruir a fin de lograr lo que desea y otro que sufre ese poder para lograr sobrevivir.
     
    El cambio que tiene que ocurrir es que el sujeto que sufre la historia para sobrevivir logre empoderarse suficientemente como para pasar a ser un sujeto capaz de cambiar su situación sufriente.
     
     Ciertamente colocar el tema sobre el tapete una y otra y otra vez, al menos permite que no pase al olvido pero la palabra por sí misma no puede cambiar la realidad.
     
    ¿Cuándo la Iglesia al menos excomulgará a los poderosos seglares católicos, empresarios o agentes politicos no por votar a favor del aborto y comulgar sino por oprimir a las personas “pobres” en palabras de Gustavo Gutiérres las “no-personas” Cf. [La irrupción de los pobres y las comunidades de base, en S. Torres y J Eagleson (eds.), Teología de las Américas, Salamanca, 1980], sean éstos/as obreros, cónyuges, menores, ancianos, prisioneros/as, intelectuales, pensadores/as independientes? ¿Cuándo el pecado de desaparecer un estudiante por razones políticas va a ser un pecado mayor que el de divorciarse y volverse a casar? ¿Cuándo abofetear a un/a cónyuge va a ser un pecado mayor que mentir? ¿Cuándo asfixiar la economía para atesorar capitales inconmensurables va a ser un pecado mayor que el aumento exponencial de la miseria?  
     
    Es muy difícil que alguien con un poco de experiencia de la vida espero que cualquiera de esas excomuniones ocurra en los próximos 25 años que posiblemente Francisco no logrará vivir y menos como pontífice.

  • Pascual

    De pronto me tropecé con el texto de Pepe Blanco, que no se cree nada de las palabras de Fancisco. Bueno, no pasa nada. Yo, Pepe, tengo esperanza que todo eso sea verdad, sentido y queriendo hacer que las cosas cambien. Es que cuando se ponen las primeras piedras, duda uno de que el edificio salga adelante, máxime un edificio de tal entidad; es algo así como cuando se anunció el Reino por primera vez y…¡todavía no se ha entendido que sea el Reino! Si lo tomamos a chusma, tendremos respuestas. Si lo tomamos en serio…aún está Francisco poniendo piedras al edificio, al que tú verás lo que le falta: ¡generaciones, Pepe, generaciones!

  • pepe blanco

    Me percato de la necesidad de aclarar el sentido del primer párrafo del comentario que escribí antes. Cuando escribí “Sobre la noticia acerca de la homilía de Bergolio: palabras, palabras, palabras…“, no me refería al texto del articulo que nos ofrece Antonio Duato, sino al discurso del papa. Como ya he expresado más veces esa idea, debería estar claro su sentido. Pero, como la frase esta redactada ambiguamente, o sea, mal redactada, lo aclaro.

  • Antonio Vicedo

    “- Y por ello debemos aprender a liberarnos de nuestros condicionantes internos, recreando un “hombre nuevo”. Y no tenemos que tener miedo a ello,”
     
    Eso es Isidoro y a ello nos llamó Jesús aL proponer nos como tarea fundamental u originaria  ese META NUS =CAMBIO DE MENTALIDAD para lo que estamos perfectamente dotados de capacidad que nos da posibilidad de conseguirlo solo a condición de que  encontremos un clima adecuado para educarnos (De Educere=sacar de desde dentro) lo que ya está en ciernes.
     
    Por eso es tan importante que distingamos bien entre EDUCACIÓN y CULTURA, pues esto por ser vivencia  logra su cometido desde dentro hacia fuera (Como los golpes del pollito para romper la cascara del huevo en el que se ha desarrollado, es bien distinto del los golpes que otros reciban desde fuera forzando la rotura sin vida.
     
    Y esa EDUCACIÓN es una acción vivencial coherente coon la verdad de nuestra realidad humana logrando y asegurando la racionalidad libre y responsable de igual valor, dignidad y finalidad en TODOS LOS SERES HUMANOS, siempre SUJETOS inalienables y nunca, ni  por nada, OBJETOS, MEDIOS O INSTRUMENTOS.
     
     
    ¿Hemos caído en la cuenta de que en este campo de la EDUCACION HUMANA es donde más potencial invierten toda clase de PODERES, impidiendo su normal y adecuado proceso promocional, o desviándolo hacía sucedáneos a los que se les engloba como CULTURA (De cultivo),  o COSTUMBRES  tradicionales, verdaderos MOLDES IMPERSONALES?
     
    ¿No podríamos y deberíamos percatarnos de que los SERES HUMANOS somos capaces de AMAR; y experimentamos que  el AMOR es FUERZA de tal calibre que anula el pesa de las Cargas?
     
    ¿O no nos hemos detenido nunca a saborear el contenido del refrán o dicho de las GENTES SENCILLAS :- “CARGA A GUSTO, NO PESA?
     
    ¿Quien ha llegado a arrepentirse de HABER AMADO, o de  HABER SIDO AMADO?
     
    Y no caigamos en la trapa de confundir el verbo AMAR con el verbo QUERER, tan útil y predispuesto para ser camuflaje del verbo TENER con finalidad de PODER.

  • M.Luisa

    Según te leo Isidoro, en efecto,  parece que tu preocupación se centra en este  “hombre nuevo” que no acaba de llegar.  Pero como ya observé  días atrás, para mí, el asunto creo  que lo enfocas inadecuadamente.  Pues el hombre nuevo ya está ahí, lo que ocurre es que,  en lo concerniente a ese  “novum” (la novedad, lo nuevo)  ha de surgir de su  mismo  fondo y todavía de eso no se ha tomado conciencia, es cuestión de profundización.  A ello me he referido ya en numerosas ocasiones, la superación, por ejemplo, del dualismo  que  según dices, éste  se usa a conveniencia.
     
    Lo que sí te adelanto ahora, por su gravedad,  es  que ese “novum” no consiste  en aprendizaje,  el aprendizaje  como tal hace referencia a la adquisición de  practicas y conductas,   incluso  también el aprendizaje es  aplicable  a los animales  y por tanto de ahí no puede esperarse ningún atisbo de creatividad… . veré si puedo seguir,..saludos

  • pepe blanco

    Sobre la noticia acerca de la homilía de Bergolio: palabras, palabras, palabras. Cuánto les gusta hablar a los curas, a los obispos, a los papas… Para repetir aproximadamente siempre los mismo. Ahora toca un papa que repite el discurso de los pobres. Hasta hace unos años, tocó un papa que repetía el discurso de la pureza sexual. Si es que siempre dicen lo mismo.
     
    Los cristianos detentaron directamente todo el poder en Europa durante más de mil años, del siglo IV al XV. Y, a partir de entonces, todavía siguieron manteniendo mucho poder económico, político, ideológico, aunque poco a poco ese poder se haya ido diluyendo, mas o menos, según los territorios. ¿Era un paraíso la Europa medieval? ¡Venga, hombres y mujeres cristianos!  Los mil años de edad media europea cristiana fueron un mundo de pobreza cristiana, de incultura cristiana, de feudalismo cristiano, de desigualdad cristiana, de esclavitud cristiana.
     
    A lo mejor soy especialmente escéptico, es posible. Pero creo que al papa le importan un pimiento los pobres. Solo !e interesa, como a los 260 y tantos papas anteriores, la supervivencia de la institución. Y esa supervivencia debe de pasar, ahora, por la empatia con los pobres. Merde!
     
    Solamente en Amoeiro, un pequeño municipio de la provincia de Ourense (de los noventa y tantos que tiene) el ayuntamiento le reclama a la diócesis más de 3000 euros de IBI, por bienes inmuebles no dedicados al culto. Hace poco leí que la conferencia episcopal de España ha invertido en 13tv, me parece recordar que eran más de 4000 millones de euros en los últimos años. Etc., etc., etc. El imso día del discurso del papa tuvimos noticia de la nueva iluminación chachiguay de la capilla sixtina, con muchos leds y cosas muy modernas.
     
    Pero, eso sí, el papa se pone muy triste en público y llora mucho con las injusticias del mundo. Merde! Lo siento, no me creo nada.
     

  • mª pilar

    ¿De verdad Isidoro, cree que son los investigadores los que se llevan la mejor parte?

    Creo que no. Son los dueños de los laboratorios, quienes están engordando sus cuentas corrientes.

    Hay una lucha entre laboratorios por tener la patente de algunas vacunas muy importantes y necesarias para la humanidad; no salen al mercado,  porque tienen ambas partes descubrimientos que se complementan, y si no van unidos, no es completa y activa; llevan años discutiendo y mientras los enfermos siguen con tratamientos mucho más complicados, costosos y menos eficaces.

    ¿Les importa el dolor de los que sufren?
     
    ¡Para nada!

     
    Les importa que la firma sea de uno u otro laboratorio, por la riqueza que esto conlleva.

    Quizá, si alguien sin ánimo de lucro ¡Excesivo…!
    Cierto, los laboratorios tienen que hacer rentable lo que descubren, para seguir haciéndolo.

    Si esto tuviera otra base, los medicamentos tendrían solo el fin de curar y mantener la excelente labor de seguir investigando.

    Tenemos un ejemplo; los ejércitos de todas las naciones o países, tienen su propio laboratorio… supongo que sus investigadores, trabajarán intensamente como los demás.
    Pienso que nadie se enriquece con su venta… expertos habrá que lo puedan hacer con autoridad.

    Los laboratorios, son una ruina para los pequeños de este mundo; es su forma de funcionar la que no es digna, y creo sinceramente que hay otras maneras de actuar en la vida, que la sola idea de mí personal enriquecimiento.

    ¡Lo creo de corazón! Lo que siento es, no poder ni saber ponerlo en marcha, le garantizo que:

    ¡¡¡Funcionaría para beneficio de la humanidad!!!
     
    Ahora me dira… “Es muy fácil criticar y no hacer” cierto, pero si pudiera lo haría de otra manera lo crea o no.
    mª pilar

  • Rodrigo Olvera

    De acuerdo en que el diagnóstico social correcto y la dirección adecuada para el activismo es elogiar el capitalismo como la máxima evolución humana y oponerse al exceso de empatía, minimizando cualquier sufrimiento de hoy que contradiga el optimismo sobre el futuro.
     
    Es justo el mismo discurso que se usó para imponer socialmente la noción de que el mejor motor para el progreso social es el impulsar la avaricia individual y ya hemos visto los excelentes resultados que ha obtenido la humanidad….
    …..  bueno, el 1% de ella.
    😉
     

  • Isidoro García

    Es muy comprensible la indignación de todos, Pilar, Asun, Antonio Vicedo, Dracir, Santiago, Eloy, Pascual, Duato, y de todos, sobre la situación actual de la humanidad, a la que me uno. Pero la cuestión es: ¿Esto tiene solución?. Y si la tiene, ¿por dónde debe venir?.
     
    Eloy cita a Marcuse, y en su cita hay un párrafo clarificador: “Creo que la intelectualidad tiene la tarea de hacer que los especialistas sean especialistas de la liberación: Pues hay una técnica de la liberación, una tecnología de la liberación; y hay que aprenderlas”.
     
    Hay que repensar las causas de nuestros problemas y sobre ellos actuar eficazmente. Y las causas de nuestros problemas residen, (en mi opinión), en nuestra psicología interior, en nuestra organización mental, que proviene de una época en que necesitábamos sobrevivir, (lo que hemos conseguido eficazmente), y que ahora para las nuevas circunstancias a que hemos llegado, no es la organización mental que necesitamos.
     
    Todos conocéis el famoso Principio de Peter: Realizamos muy bien una tarea, y por ello nos ascienden a un puesto superior, para el que no estamos dotados, y ya nos quedamos en ese nivel de incompetencia toda la vida. Pues eso es lo que le ha pasado al homo sapiens sapiens, Podemos considerar que somos un caso más de problemas por exceso de éxito.
     
    Y por eso hay que aprender las tecnologías para nuestra liberación, como dice Marcuse. Y eso no se consigue solo con recriminaciones morales. Es muy difícil a un león hacerle vegetariano a base de charlas sobre el colesterol y las bondades de la fibra para la buena digestión y un buen tránsito intestinal.
     
    Podríamos esperar al azar de la evolución darwiniana, esperando que al igual que el homo sapiens actual, surgió superando las capacidades del anterior homo neanderthalensis, surja un nuevo homo sapiens moralis, que venga equipado de origen con una organización mental sociable y cooperativa. Pero eso podría tardar otros 300.000 años más, y a este ritmo, no creo que lleguemos enteros.
     
    Pero la buena noticia es que a partir de nuestra entrada en el Reino del Universo de la Inteligencia, ya no rige solamente la evolución darwiniana, (la del reino de la Vida), pues la inteligencia es creativa y se autoevoluciona.
     
     
    Y nosotros mediante el aprendizaje contínuo y la creatividad científica, podemos autoperfeccionarnos, (sé que esto a Santiago le va aparecer demoníaco, pero yo creo que Dios sabía lo que se hacía cuando “creó” el Universo con sus leyes).  Y por ello debemos aprender a liberarnos de nuestros condicionantes internos, recreando un “hombre nuevo”. Y no tenemos que tener miedo a ello, pues con ello solo estaríamos siguiendo el proceso de evolución del Universo.  Y ese proceso es imparable, y nos debe llenar a todos de esperanza, no de miedo.

  • Dracir Abad

    Me parece interesante que en todo el planteamiento no se reconozca a slos propios enfermos, a los sufrientes que desean encontrar la solución a su dolencia y proven la descripción de los síntomas y toleras los efectos secundarios de las curaciones y que mantienen la esperanza aún cuando los cuidadores y especialistas parecen desfallecer y sobre todo que mueven a la compassion a quien entran en contacto con su sufrimiento, al menos a muchos de ellos, y les redimen de su estar centrados en sí mismos, buscando la Gloria a través de la experimentación con animals y obligándoles a dar la cara al sufrimientos que causa la dolencia. Como sin la ignorancia no pudiera dispararse la búsqueda, sin el sufrimiento nunca comenzara la investigación en pos de la cura.

  • Santiago

    LA HOMILÍA del Papa Francisc0 reviste ciertamente mucho pesar y tristeza..su voz lo dice todo….y sus referencias son apocalípticas pues se refiere a los “perseguidos” por causa de la justicia…en la injusticia que se ejerce sobre ellos, pero ellos, citando Francisco el ultimo libro neo-tetamentario, dice que los perseguidos de la “gran tribulación” serán los que lavarán sus vestimentas en la “sangre del Cordero”..Se refiere el Papa a los “perseguidos por la fe”…..a los afectados y a las víctimas de la corrupción y el crimen a una escala mundial..

    Por tanto, el Papa habla en general, sin identificarse ni con la derecha ni con la izquierda….aunque es el totalitarismo tanto politico como economico y social y religioso el que ha llevado a esta cultura que el Papa llama del “DESCARTE” puesto que descartamos a los mas vulnerables: los niños, los ancianos, los sin dinero, los sin trabajo, los mendicantes, etc. Esta guerra de los “carteles” este tráfico de drogas, de humanos…esta guera ideológica, este odio de la humanidad hacia sus propios hermanos, este combate político….es lo que ha provocado esta desvastación de la que el Papa está cada vez mas consciente de manera dolorosa desde su perspectiva mundial….

    Por eso Francisco pide paz, pan, trabajo, ayuda para los abuelos, para los jóvenes que empiezan a vivir….y hace responsable al relativismo del pensamiento y de la vida…en que todo “da lo mismo”….Por tanto, es el querer alejarnos del amor de Dios, el rechazo de Dios, para poner al DIOS-HOMBRE, es decir, convertirnos en “dioses” cada uno de nosotros…para poder decidir, no solo nuestro destino, sino el de los demas y el de lo que todo lo que nos rodea….y el creer erroneamente que con nuestra ciencia y nuestro poder podemos “arreglar” todos los problemas existenciales que se encuentran dentro de la especie humana…

    El Papa se da cuenta ahora mas que nunca la enorme lucha contra todo quien atente llegar al supremo bien que es Dios. La lucha es del odio contra el amor, del desorden contra el orden, del bien contra el mal….querer a toda costa” la muerte del bien” que se identifica con la fe y la obra de Dios en el mundo..y desatar esta ola de crímenes constantes contra “nuestros hermanos” mas pequeños y mas vulnerables.

    Sin embargo, el Papa, al final de su homilía indica que en el Dia de Todos los Santos, la esperanza está en lo que
     practicaron los santos…”en la esperanza de ser santos”…”en las bienaventuranzas”…puesto que el triunfo final esta en el amor……La misericordia vencerá….Cristo mismo es la misericordia viva….y el ha dicho “No temáis. Yo he vencido al mundo”…..

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández

  • ELOY

    En mi comentario anterior, donde dice:

    “Entre otras razones porque no contempla la totalidad del proceso de sanción

    debe decir:

    Entre otras razones porque no contempla la totalidad del proceso de sanación

  • ELOY

    Se dice en el comentario de Isidoro:  
     
    (…) Curan más enfermos de cualquier enfermedad, los investigadores con su burguesa vida en sus cómodos laboratorios de Suiza, que los miles de monjitas abnegadas que curan las heridas supurantes. Que no desprecio por ello su labor. Todo lo contrario. Pero cada uno tenemos nuestro carisma y nuestro destino. Pero a la humanidad la salvarán los científicos, no los cuidadores. (…)
     
    Desde luego me parece que – con toda objetividad – muchas afirmaciones de este párrafo no se puede decir que constituyan una verdad científica. Entre otras razones porque no contempla la totalidad del proceso de sanción.  
     
    De poco le valdrá a ningún enfermo ningún avance científico si no hay quien se lo acerque o aplique.
     
     Y es más , esos  investigadores “con su burguesa vida en sus cómodos laboratorios de Suiza” no harán , salvo su conciencia individual, sino seguir las directrices comerciales de la industria farmacéutica, (como señala Antonio Duato) y el ejemplo más reciente lo tenemos en la , al menos aparente, desidia en buscar una vacuna parar el ébola , hasta que el ébola llamó a las puertas de  Europa.
     
    Pero además no se puede olvidar que un elemento esencial de toda curación de enfermedad es “el acompañamiento” personal al enfermo. Sin las ganas de vivir, no hay pastilla que cure enfermedad alguna, por eso al tratar las enfermedades no se habla de “pastillas”, sino de terapias que es todo un conjunto de elemento y coordinados y complejos.   
     
    Y desde luego no puedo estar de acuerdo con el último párrafo transcrito: “a la humanidad la salvarán los científicos, no los cuidadores. (…)” . Porque la única forma en  la que los científicos pueden ayudar a salvar la humanidad es tomando el papel de “cuidadores”.
     
    De alguna forma podemos decir que lo expresaba ya Marcuse, con otras palabras y en función de su tiempo, en respuesta a una pregunta de Löwenthal   referida  a los especialistas de la organización social,  en “El final de la Utopía. Decía:
     
    “(…) no hay dudad que la posición de los especialistas se hace cada vez más importante con el progreso de la técnica. En esto veo un signo favorable para nosotros, no desfavorable. Pues cada vez  importa más la cuestión de quienes son los especialistas, si lo son de la Guerra o de la Paz. Si son especialistas de la explotación intensiva  o especialistas que desean lo contrario. Y creo que la intelectualidad tiene, en este punto, la tarea de hacer que los especialistas sean distintos de los de hoy, que sean especialistas de la liberación: Pues hay una técnica de la liberación, una tecnología de la liberación; y hay que aprenderlas. (“El Final de la Utopía”. Ediciones Ariel. Barcelona . 1968)
     
    Quede en todo caso nuestro reconocimiento a los científicos e investigadores, pero también a los “cuidadores”: a los médicos, enfermeras, asistentes sociales etc. y a también a los simples “acompañantes” en todo proceso de enfermedad y de dolor, sin los cuales los avances científicos se quedarían durmiendo en los laboratorios, y cuyas experiencias siguen siendo fundamentales parar propiciar avances en el proceso científico e investigador.
     

  • Asun Poudereux

    Gracias por el artículo y los estupendos comentarios. También por el enlace.
     
    Estoy con Pilar, en cuanto que la Iglesia podría  hacer muchísimo, muchísimo  para ir construyendo otra Humanidad, aquí y ahora,  con cosas mucho más concretas,  palpables, y que están a su alcance, dado que se mueve en los altos niveles,  siendo una institución con tantos recursos y medios.
     
    Por otra parte, con tristeza, las mujeres, siguen siendo, las eternas olvidadas. Ni fueron ni aún son consideradas seres humanos,  que sufren doblemente en muchas partes del mundo, por no ser reconocidas en toda su dignidad.
     
    La despedida del Papa en su homilía tras hablar de la exclusión que hemos originado entre todos,  dice así, según la intérprete:
    “Que Él nos libre de todo esto y nos dé la Gracia de caminar con la esperanza de encontrarnos un día con Él,  frente a frente con Él, y esta esperanza no defrauda”.  
     
    Comprendo que estas palabras llenen los corazones de muchos fieles, que merecen mi respeto. Pero me ponen en alerta, pues  me parecen  seguir dando una visión dualista de la Realidad de Lo que Es y por tanto heterónoma, necesitada de intermediarios.
     
    También me parece, unido a lo anterior,  que  el proyecto de vida de Jesús en el actuar intrapersonal e interpersonal en el  aquí y ahora del día a día,  queda aún bastante difuso,  sigue sin concretizarse, sin plasmarse  realmente en hechos concretos, que llenen la cotidianeidad  de la Iglesia Institución y dejen, hasta ahora,  su excepcionalidad únicamente en las bases.

  • Antonio Vicedo

    Isidoro te leo y me admiro de cuanto tan reflexivamente quieres demostrar, lo fundamental ya contenido en el bagaje de la posibilidad (certeza por fe) de la trascendencia.
     
    Faltaría más que,si todo parte de, es expresión activa de, y proyecto universal de Dios, aunque a esto no se llegue por la sola racionalidad científica, no caminara TODO hacia un final de PLENITUD y PERFECCIÓN, porque . si la negación de ello fuera racionalmente concebible, ello sería la mejor y decisiva prueba de la negación científica del SER ABSOLUTO en el que el SER y el BIEN ABSOLUTO COINCIDEN.
     
    He copiado esto de tu última aportación apuntando a plaza largo  desde la valoración de los avances próximos.-
    “-creo que el proceso imparable de incremento de la cultura, (y en eso estamos los medios de comunicación social y la enseñanza), va en la dirección imparable hacia una mayor conciencia personal – conocimiento de la Realidad.-“
    ¿De verdad crees que lo que está predominando  en el campo de los conocimientos, incluidos los socio-filosóficos y teológicos puede considerarse CULTURA HUMANA, si ni siquiera parten dela realidad (verdad) natural de lo que somos los SERES HUMANOS en tanto seres espécificos racionales, libres y responsables con valor igual en dignidad y finalidad en tanto SUJETOS INALIENABLES, nunca, ni por nada reducibles a OBJETOS, MEDIOS o INSTRUMENTOS, sin que en ello se intente perpetrar la plena corrupción o aniquilación de la ENTIDAD HUMANA?
     
    Creo que, y con la mejor de tusintenciones, tu reflexión se desarrolla en el márco sofístico  del principio según el cual EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS que sin él aparecerían claramente aberrantes.
     
    Porque esa cultura a la que tu te refieres como progresiva y preñada de solución para la abominable situación de miseria y muerte vital y personal de, por lo menos, tres quintas partes de los 7.000 millones de nuestra Humanidad, lo mejor que puede ser considerada es como un cultivo sapiencial de las capacidades humanas para que no puedan contribuir a la HUMANIZACIÓN DE LA HUMANIDAD.
     
    ¿Donde queda en ese proceso cultural el imperativo solidario de equilibrar universalmente las deficiencias de los seres humanos universalmente considerados?
     
    ¿No es más bien la competencia y la sobre -posición individual y grupal como bien a conseguir e incrementar lo que está impregnando todo el proceso de conocimientos, valorando las raras excepciones de ello a plano global?
     
     
    Sobre lo que afirmas en alguna parte, y es  caldo de cultivo y cultivo pesticida sobre el que de la abundancia es de donde procederá la disponibilidad de remedios para las necesidades extremas o no de supervivencia personal, solo aportar el dato de que en la actualidad la “renta per cápita” correspondiente a la en tera Humanidad, dicen los entendidos en la materia que ronda los 80.000$ ; y la nuestra española en plena crisis, los 30.000 €
     
    .¿Y qué y como llega esa renta, que no el correspondiente patrimonio, a esas tres quintas partes de la Humanidad o de nuestra española sociedad?
     
    ¿No da la impresión de que se está intentando con absurdo mimetismo imponer culturalmente en la Humanidad la ley de la selva donde los grandes tienen su vivir condicionado a convertir en presas mortales a los pequeños?
     
    Pero en la SOCIEDAD HUMANA,no existen, por naturaleza, grandes y pequeños, sino IGUALES con destino y posibilidades para que vivamos plenamente como personas en libertad, responsabilidad y paz asegurada por la VERDADERA JUSTICIA DISTRIBUTIVA de bienes y servicios en igualdad de oportunidades.
     
    En cristiano ilumina todo esto Jesús cuando proclama: CONMIGO hacéis, o no, lo que con UN* CUALQUIERA  de mis mas PEQUEÑ*S HERMAN*S.
     
    Las víctimas humanas no pueden recibir diferencia alguna por que se las haya matado violentamente, o se las haya dejado morir violentamente bajo cualquier pretexto de avance cultural o excusa.

    En ambos casos se trata realmente de abominables crímenes, por mucho que se quieran disimular y justificar.

     

  • Isidoro García

    No  nos hagamos nosotros mismos trampas en el solitario. Todo progreso, (sí, progreso, ¡a ver si el único progresista verdadero aquí, voy a ser yo!), tiene sus titubeos iniciales, y sus chapuzas y problemillas, que al que le tocan no le parecen de poca importancia, pero con una mirada histórica, son anecdóticos.
     
    Luego está lo de las pérfidas multinacionales. Soy consciente de que no harán nada por amor a la humanidad, sino por pura y dura codicia. Y mientras haya dinero a ganar, seguirán trabajando para sacarnos el dinero a los consumidores que somos los que decidimos lo que nos conviene y tenemos el timón de la demanda.
     
    (Soy consciente de que existe mucha posibilidad de manipulación mental de la gente, y de que en muchas ocasiones no sabemos bien lo que nos conviene, pero creo que el proceso imparable de incremento de la cultura, (y en eso estamos los medios de comunicación social y la enseñanza), va en la dirección imparable hacia una mayor conciencia personal – conocimiento de la Realidad). Estamos aún en el camino, en medio del desierto, aunque veamos a lo lejos la Tierra Prometida: no nos desesperemos por no tener aún lo que esperamos tener en un futuro.
     
    Las vacunas del Ébola, las sacará algún laboratorio farmacéutico privado, por pura codicia, mucho antes que los miles de investigadores-funcionarios de los Institutos de Investigación oficiales de los países. (Se admiten apuestas sustanciosas sobre el tema).
     
    Es verdad que en el proceso, actualmente, estamos en grave peligro de sufrir efectos muy negativos, que pueden ser difícilmente reparables. Por eso es mayor la urgencia de hacer un buen diagnóstico de la situación. Pues no hace más el que, (aún con toda la buena voluntad), cree que hace más, o clama más, sino el que hace verdaderamente más.
     
    Por eso el activismo social, antes que cualquier otra cosa, debe ser realizado en la dirección oportuna. Si yo tengo un coche atascado, no solo preciso, de buena gente que quiera empujar, sino que empuje en la buena dirección. Y si no hacemos un análisis correcto, cada uno empujará al buen tuntún, y el coche no saldrá. Por eso previamente hay que consensuar la dirección adecuada. Y ver lúcidamente lo que ha funcionado y lo que no, y no empeñarse en echar la culpa al empedrado, (o al maldito capitalismo financiero).
     
    Es verdad que a un enfermo grave o a un niño hambriento, no le vas a hacer un análisis teórico sistemático de la cuestión, le dirás palabras consoladoras y caricias. Yo creo en la actividad dialéctica de las personas: tenemos que decir distintas cosas en función del puesto en el que estamos. Por eso en un juicio hay un fiscal, un abogado defensor y un juez, que dirán cosas distintas, y eso está bien.
     
     
    Se necesita ese contrapeso entre funciones distintas, para obtener un cierto consenso. Pero el peligro está en que a uno se le olvide su papel, o sea que está realizando un papel social, y por eso se dice que lo peor de un político es que acabe creyéndose sus eslóganes políticos.
    Como decía Machado, (¡compara Machado, con Ortega!), debemos ser como ventas del camino: para el sediento agua, para el borracho, vino.

  • mª pilar

    Querido Antonio: He seguido tu consejo y atentamente he escuchado las palabras del papa Francisco… y las he reenviado, con un comentario personal.

    Pero hemos llegado a tal situación de, degradación, en gran parte de la sociedad, gracias a esa rémora, que vamos pagando los sin voz, los que siempre estamos a las migajas que nos dejan los ricos y todo poderosos de este mundo.

    Son pocos… pero que fuerza  tienen para crear engendros a base de cheques, tarjetas, bolsas… y caemos como moscas en esa red… sin pararnos a pensar el terrible mal que estos envenenadores están causando.

    No les importa el precio, ni la devastación, ni la muerte, ni la explotación… ¡No les importa nada, que no sea engordar sus beneficios!

    Y son auténticos creadores de muerte y desolación.

    Entonces las palabras del papa Francisco, se quedan cortas; la iglesia como organización, tiene mucho poder y riqueza, y debería encabezar miles de proyectos posibles, para aliviar tanto dolor.

    No solo se aliviarían las circunstancias presentes, se crearían puestos de trabajo, y se podrían incluso, poner en marcha empresas… como laboratorios farmacéuticos,  empresas pequeñas de construcción… para hacer hospitales, escuelas, casas…etc.

    Tienen muchos “sabios” póngalos en marcha (y si no los tiene… búsquenlos) y comiencen a trabajar por las cosas de aquí abajo… ocuparse como hasta ahora solo de las cosas de allá arriba… no está dando los resultados esperados; cada día están más solos… en eso de dar a “conocer” lo que ni ellos conocen… porque eso es imposible.

    Centrémonos “los cristianos” en el Proyecto de ¡Vida! aquí y ahora de Jesús; otros tendrán otros profetas de la ¡Vida! y que deberíamos poder trabajar unidos,  sin llevar la cuenta de cuantos están a un lado u otro.

    Es hora de algo más que palabras, hay que renovarse o… morirá por sí sola, la mirada hacia arriba… sin tener en cuenta la mirada aquí abajo.

    Muchas personas a lo largo de la historia han caminado así, mirando la vida que les rodea… y son ellas las que siguen abriendo el camino; es labor de:

    ¡Todas y todos! No solo de un grupo de hombres que están tan fuera de la realidad, que son incapaces de ¡Mirar y ver!

    ¡Gracias Antonio!

    mª pilar

  • Pascual

    Francisco sigue fijo en la ruta porque está hasta el solideo de los grandes y medianos de este mundo, que es, hablando amablemente, una estafa. ¡La vida misma! Una estafa. Solemos “eufemiar” nuesto lenguaje y nuestras interpretaciones, pero, si somos muy muy sinceros es una estafa hasta el mismísimo momento de la concepción de un ser es una estafa Luego hacemos un argumento bonito y le damos marcha a nuestra vida, pero por mucho que avance la ciencia, por mucho progreso ¿Progre…qué? que haya, por mejor que se viva ahora, que todo es relativo, siengue siendo una estafa. El santo padre ni bajó los ojos para leer el discurso preparado sino que se puso a enumerar las miserias de las que somos víctimas nosotros los que nos consolamos en Atrio, y menos mal.- Gracias, Antonio; gracias a todos, pero este pensamiento no surge de un momento fatídico sino de una pausada meditación cristiana y todo.

  • Antonio Duato

    A esperanza y paciencia respecto al futuro no es fácil que me ganes, Isidoro.

    La excesiva implicación emocional puede perjudicar la mejor terapia, de acuerdo.

    La investigación científica puede a la larga resolver muchos problemas que parecen insolubles, de acuerdo. Pero con estas condiciones:

    1. Que no sea destruyendo la persona o la naturaleza, como pasó con el electrochok, la talidomida, muchos transgénicos y tal vez el futuro de la energía exctractiva: el fracking.

    2. Que los programas y medios de la investigación  no estén controlados por el interés de las multinacionales del ramo, como pasa ahora, sino por una evaluación totalmente libre de esos intereses de beneficio económico, hecha por gobiernos democráticos y por la misma comunidad científica.

    3. Que no olvidemos que la evolución natural y social tiene una aceleración geométrica y hoy se puede evitar lo que dentro de diez o veinte años será inevitable.

    4. ¿Qué me gustaría más que ser simple expectador de la situación mundial, a mi edad? Pero con toda mesura y consciente de mi pequeñez efímera, con todos los planteamientos estratégicos más realistas, creo que mi misión -y mucho más la de Francisco- es seguir en el partido aportando lo que pueda al conjunto. Si hay que esperar a que cambios neurológicos cambien las personas y ya no se creen sistemas de explotación egoista… ¿Te imaginas a Francisco recibiendo a esos activistas, mirándoles a los ojos y pidiendo paciencia, ya no con el argumento de la vida eterna (como hacía antes la Iglesia), sino con ese realista e ilustrado argumento de los avances de la ciencia?

    Espero con interés cualquier comentario o planteamiento tuyo, Isidoro. Y ya sabes que mi opción fundamental es por la mística. Pero una mística de ojos abiertos como dice Metz.

  • Isidoro García

    Antonio: Llevas toda la razón, pero yo también la llevo, (en mi opinión). En el fondo es que estamos poniendo el foco en distinto sitio. Tú en el dolorosísimo corto y cercano plazo, con su carga de miserias, y yo en el futuro, mucho más cercano de lo que parece.
     
    Es un problema de pesimismo-optimismo, vaso medio lleno o medio vacío. No propugno la desmovilización del trabajo aquí y ahora por una sociedad mejor. Solo os digo a los que estáis más vocacionados al mismo, que lo hagáis con esperanza, sin desánimo, que la historia, (más bien la evolución del Universo), va en esa dirección, y que por eso el éxito está asegurado.
     
    (Pondré una anécdota significativa. No recuerdo donde leí, que un enfermo quemado, sujeto a dolorosísimas curas, se dio cuenta, que las enfermeras sufrían tanto viendo el sufrimiento de los enfermos en las curas, que tendían a hacerlas rápidas, a tirones, para disminuir su sufrimiento propio. Y el enfermo, les aconsejó que para el enfermo era mejor que lo hicieran más despacio, aunque el dolor durara más tiempo. Quiero decir con esto que el exceso de empatía, puede llegar a ser negativo, y lo mismo que los mejores Papas son los que no creen en Dios, (es un chiste, pero con cierta lógica), las mejores enfermeras son las menos sensibles). (Mi mujer, que hoy la recuerdo especialmente, fué enfermera de quemados muchos años).
     
    Curan más enfermos de cualquier enfermedad, los investigadores con su burguesa vida en sus cómodos laboratorios de Suiza, que los miles de monjitas abnegadas que curan las heridas supurantes. Que no desprecio por ello su labor. Todo lo contrario. Pero cada uno tenemos nuestro carisma y nuestro destino. Pero a la humanidad la salvarán los científicos, no los cuidadores. No todos debemos ir detrás de la pelota como en el patio del colegio: hay defensas, medios y delanteros, (con el fútbol todo se entiende, qué razón tiene Valdano).
    Estoy preparando un artículo, (un poco provocador), que pronto mandaré a tu consideración, explicando que la ciencia, sobre todo la neurológica, con su intervención sobre nuestros circuitos comportamentales, resolverán el problema de la “maldad”, y el “egoísmo” del hombre, que luego generan esas instituciones que tantos problemas nos ocasionan.
     
    Si tienes fiebre, no basta con tomar una aspirina, tienes que ver qué la produce, y atacar esa causa. Uno de los grandes problemas es confundir causas primeras, con causas segundas y terceras.
     
    Pero al final saldrá el sol. (Y espero verlo todo, por un agujerito).

  • Antonio Duato

    Me alegro que Isidoro haya reaccionado pronto y con libertad a lo publicado ayer.

    Su comentario en esencia viene a decir que nunca la población mundial en su generalidad ha estado mejor, gracias a los progresos de la ciencia-técnica y de la conciencia ética universal, que estamos en el amanecer de un inimaginable nuevo bienestar o “bien vivir” mundial. Pero el el único “problemita” es que ahora somos todos más conscientes de lo que llamaríamos desigualdades en ese progreso mundial. ¿Te he interpretado bien, Isidoro?

    Recuerdo haber leído hace mucho tiempo el libro de Peter Berger, Pirámides del sacrificio, que tomaba el ejemplo de la religión azteca o maya para analizar el progreso explotador de la modernidad. Sé que Berger se ha hecho más conservador. Sé que hoy, en época de pensamiento único economicista, es difícil tener una sólida reserva crítica que ponga en duda la tesis de que que lo importante es el crecimiento económico, del que se derivarán después bienes para toda la humanidad.

    Pero no todos están de acuerdo. Hay todavía sociólogos y economistas críticos que se resisten a estos axiomas. Ahí tienes a ATTAC y al Foro Social. Y últimamente, aquí en España, me resulta muy interesante seguir el debate de Última llamada, que tras darlo aquí en ATRIO en julio pasado no suscitó ningún debate. Pero que está suscitando muchos en la página del movimiento que allí citaba: Última llamada (Manifiesto)

    Yo sólo, pues no tengo tiempo hoy para extenderme, te diría:

    1. 1. La era de la información no solo hace que nosotros seamos ahora más conocedores en tiempo real de las miserias que pasan otros miles de millones del mundo, sino que esos miles de millones son también conscientes de cómo viven otras personas y, generalmente, causando o aprovechando la propia miseria.
    2. 2. No es verdad que los indígenas de muchos continentes hayan vivido siempre en la miseria a que les están llevando la explotación de sus tierras, quitándoselas o contaminándolas en nombre del progreso económico económico como otras épocas hicieron en nombre del Imperio cristiano. Ellos tenían su “vivir bien”, su Sumak Kawsay como llaman en Ecuador.
    3. 3. Esta explotación y estos recortes de vida son exigencias del capialismo neoliberal globalizado en la peor de las formas: la finaciarización. Estos son sus signos y dormas: una empresa sube en bolsa si despide obreros, una economía invita a los inversores si reduce el nivel de salarios y derechos sociales, unos pactos como el TTIP deben atar las manos de los gobiernos para que no puedan imponer traba alguna a las multinacionales, a sus explotaciones y a las privatizaciones de todo aunque sean bienes comunes como la sanidad, los ferrocarriles o el agua. Las grandes empresas lo han declarado: “no puede haber  progreso sin mayor consumo de energía que a su vez produce aumento de CO2 en la atmósfera”. O CO2 o pobreza universal. Tú que lees mucho, Isidoro, da un vistazo a la crítica a Krugman (un moderado) en https://ultimallamadamanifiesto.wordpress.com/2014/11/01/paul-krugman-vs-richard-heinberg-la-desmesura-sentando-catedra/
    4. 4. Siempre ha habido guerras. Y en el siglo pasado dos mundiales. Pero nunca la desvergüenza en “producir guerras” para provocar negocio y desestabilización geopolítica ha sido mayor que en este siglo XXI. Ha habido lucha de moros y cristianos, pero nunca se ha explotado y favorecido la radicalización yihadista, cuya última manifestación es el Estado Islámico. Lee por favor este artículo y lo contradices si está equivocado:      http://blogs.publico.es/puntoyseguido/2177/23-verdades-incomodas-sobre-el-estado-islamico/
    5. 5. El papa Francisco puede estar demasiado impresionado por lo que le han trasmitido estos movimientos populares y por lo que le están aportando expertos con quienes prepara su próxima encíclica sobre medio ambiente. Algunos le acusarán de que le falta altura para ver las cosas con suficiente amplitud de miras en espacio y tiempo. Pero yo sigo diciendo: ¡que siga esas impresiones e influjos de los movimientos populares y de los economistas heterodoxos, que para mí son más “Viento del Espíritu” (pleonasmo) que el que le puedan soplar los cardenales de curia o la diplomacia vaticana.
  • Isidoro García

    Perdonadme que sea una nota contrapuesta al espíritu del artículo. Pero yo lo veo de otra forma, y la perspectiva en este caso tiene una gran importancia.
     
    No negaré que la situación de la Humanidad es desoladora. Pero cualquier persona que sepa un poco de historia, comprenderá que no vamos a peor, sino todo lo contrario.
     
    Menciona el Papa a “los pequeños, los pobres, los que de personas han pasado a ser deshechos”. Eso es un error de perspectiva tremendo. ¿Cuándo en el pasado han sido de verdad personas?. Recordad el ambiente social de “Los Miserables” de Victor Hugo, (que hace pocos años veíamos en teatro o cine), reflejando el París del siglo XIX, (hace no más de 150 años), que en ese momento era la capital del mundo. Y eso es solo una muestra artística de una realidad general que era mucho peor.
     
    La cuestión está en que ahora, se tiene una conciencia general de la situación REAL del mundo, mucho mayor, (algo muy positivo), y además tenemos una escala de valores general, mucho más sensible y solidaria que nunca en la historia, (otra cosa muy positiva).
     
    Y tiene que ser duro, reconocer que en este mundo laico y descreído, la gente es mucho más humana que en la época de esplendor y dominio cultural católico. Y esto no es ninguna descalificación, pues la historia hay que juzgarla con la perspectiva de una evolución contínua. No es justo, ni siquiera procedente, juzgar situaciones del pasado con la visión cultural actual. Nosotros hemos tenido la suerte de vivir en una época histórica mucho más ética que nuestros padres y abuelos, y aun que nos parezca mentira, lo mismo les pasará a nuestros nietos y bisnietos.
     
    Y estas disquisiciones no son eso: especulaciones teóricas, sin utilidad. Si no hacemos bien el diagnóstico de la situación, no encontraremos la solución. La situación no viene de una época idílica e ideal, y el maldito capitalismo lo ha estropeado. Esa es una visión errónea y facilona.
     
    Cada época histórica tiene sus instituciones, (y el capitalismo es una institución de nuestra época), fruto del conjunto de sus conocimientos y sus cosmovisiones generales, del “espíritu de su tiempo”. Y el progreso histórico, conduce a un perfeccionamiento paulatino del mismo. A veces hay pequeños retrocesos, (grandes guerras atroces, y otros), pero seguimos adelante, impulsados por el aumento constante de nuestros conocimientos.
     
    En otro interesante hilo, se está hablando del incesante progreso de la ciencia y las tecnologías modernas, y del enorme impacto que están teniendo, no solamente en nuestras condiciones de vida, sino incluso en nuestras estructuras mentales. Se dice que esos conocimientos globales, actualmente se duplican cada diez años, lo que implica que se estima que el progreso humano en el siglo XXI, va a suponer el de mil siglos anteriores juntos. (Y que no se diga que eso es solo progreso tecnológico, pues ese progreso permea toda la vida del hombre y sus ideas).
     
    Estamos a punto del amanecer, que es cuando más obscuro parece que está. Y ese es el momento propicio para los grandes cambios. Nadie se mete en un  quirófano a que le abran la tripa con un cuchillo, hasta que está convencido de la gravedad de su situación. Los tiempos históricos se miden en siglos, y una persona no llega a ello, (ya casi sí, otro progreso).
     
    Nosotros no lo veremos. Pero está ahí y quizás nuestros nietos, lo vean todo mucho mas claro. (Sin negar que los tiempos futuros serán difíciles y será donde se vea, que somos una especie inteligente de verdad).
     
    Yo creo en nosotros.

  • Antonio Vicedo

    Esta Humanidad deshumanizada por la pandemia del virus del multiforme poder, o no ha descubierto, o ha olvidado, o falsea hipócritamente que está constituida por seres  Imagen y Semejanza de Dios, acogidos por Él como hij*s, TOD*S con igual valor, dignidad, libertad y responsabilidad y es victima globalizada de esa radical  falsificación de su propia VERDAD también en la Iglesia.
     
    La no aceptación de esta verdad de su realidad humana, fundamenta y explica todo el desorden globalizado que denuncia su  Historia tan escorada hacia  el predominio de síntomas mortales y de ignominias, especialmente comprobables en estos tiempos de avanzada técnica de comunicación auditiva y visual.
     
    Dios nos ha dado con la vida bienes naturales en abundancia y capacidades para que la vida humana en solidaridad amorosa fraterna pueda alcanzar grados óptimos de perfección y plenitud personal.
     
    Pero hemos optado, ignorantes, engañados o forzados por un sistema de competencia y clasificación con el propósito casi generalmente aceptado teórica y prácticamente de ir hacia la meta de nuestra particular plenitud en el bien, mediante un afán incuestionable de TENER para poder ser mas que los demás.
     
     
    Y este INJUSTO y FALSO SISTEMA, o ARBOL (metafórico), no puede darnos la cosecha de la LIBERTAD y de la PAZ.
     
    Esperanzador que el hermano Francisco  se vaya percatando de esta VERDAD QUE NOS OFRECE LA REALIDAD HUMANA  y se empeñe en intentar, sin calcular el coste, que el Discipulado de Jesús encuentre su tarea principal en recoger la cita del Maestro y Señor Jesús desde l*s últim*s, para ser y actuar como verdadera LEVADURA y SAL en el necesario y urgente cometido de contribuir a la humanización de la Humanidad.
     
     
    Como contraste a esta homilía de Francisco propongo a nuestra reflexión la noticia de la iluminación y ambientación inaugurada recientemente en la Capilla Sixtina a la que acuden unos 30.000 visitantes turistas diarios, para que saquemos la conclusión comparativa, valorando SI LOS FINES siguen justificando los MEDIOS por el Vaticano.

Deja un comentario