Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4910 Artículos. - 78985 Comentarios.

La era está pariendo un corazón – 13

OSCARp

Un “destilado” de

DE LAS RELIGIONES A LA ESPIRITUALIDAD:
EL CAMINO DE RETORNO HACIA ADELANTE
Ignacio Dueñas García de Polavieja
Hoy: Capítulo 13 Índice del curso

– o – o – o –

LA PRÓXIMA CONTRACULTURA

“Blowing in the wind”, Bob Dylan.

Tal vez su canción más famosa. Con la letra en inglés y buenas imágenes

Ya está próximo a concluir este Curso-taller (son 14 capítulos) y muchos aún no tienen el texto original. Antes de discutirlo hay que leer el texto. Ya está disponible en PDF (Editorial ATRIO LLIBRES, 200 pp.) el libro de Nacho Dueñas. Se puede adquirir directamente aquí, con una tarjeta de crédito, pinchando el botón de abajo. Son 6 €. El PDF con clave de acceso se enviará por e-mail cuanto antes.

Si se desea otra forma de pago, o tiene dificultad para pagar o enviar los 6 €, PIDA EL LIBRO a cursotaller@atrio.org. Para los colaboradores de ATRIO y para quienes dificultad para pagar o enviar los 6 €  se enviará gratis. EN SEPTIEMBRE SALDRÁ EL LIBRO EN PAPEL. PUEDEN YA SOLICITARLO O RESERVARLO AL PRECIO DE 12 €, QUE INCLUYE EL PDF que se envía inmediatamente.

1.- Un tiempo nuestro de empatía y compasión

Mayor que en el pasado (Punset).

Mayas e hindúes coincidieron en que ahora la humanidad entraría en tal época de plenitud.

En contrario, la historiografía eurocéntrica piensa que:

  • las utopías serias fuesen:
    • las científicas o
    • las marxistas,
  • las utopías premarxistas eran ingenuas (vagos tanteos):
    • los anarquismos simultáneos
    • los anarquismos anteriores:
      • intuiciones erasmistas,
      • cabetianas,
      • saint-simonianaso
      • fourieristas.

2.- Minorías in-conformes: la Contracultura

En la historia de la humanidad nunca faltó una minoría:

  • inconforme,
  • lúcida,
  • espiritual,
  • creativa y
  • compasiva,
  • opuesta a los valores contrarios:
    • desigualdad,
    • represión,
    • alienación,
    • infelicidad.
  • superadora de sola reforma social
  • sostenedora de esperanza en una humanidad humanizada y feliz,
  • constructora de sectores no devorados por degeneraciones de la especie,
  • contraculturales más que revolucionarios.

3.- Historial de minorías in-conformes

a) El taoísmo chino (equilibrio cultura-naturaleza) fue el primer gran movimiento contracultural.

“Que el pueblo pase hambre / ocurre porque sus gobernantes /imponen demasiados impuestos / por ello está hambriento.que el pueblo sea difícil de dirigir / ocurre porque sus gobernantesmandan demasiado”.(el Tao Te King, atribuido a Lao-Tsé)

Se habló de un “comunismo taoísta”, (propiedades comunales independientes del Estado).

Durante la dinastía Han, China:

  • conoció:
    • la decadencia,
    • la pobreza y
    • la corrupción.
  • provocó la masiva revuelta de los turbantes amarillos,
  • posibilitó el surgimiento de numerosas comunas autogestionadas.

b) Los cínicos griegos (siglo III a/c)

  • La Grecia helenística sufrió:
    • el imperialismo,
    • el hedonismo,
    • una crisis antropológica,
    • una crisis religiosa, etcétera.
  • reaccionó con:
    • los cínicos (minoría disidente y desafiante, inconforme y crítica)
    • Sócrates, sabio que enseñaba:
      • de modo gratuito,
      • desafiaba las convenciones sociales e higiénicas.
      • vagando por las calles, iba descalzo y sólo tenía una túnica,
      • excéntrico por despreciar el dinero,
      • llevaba una vida sencilla,
      • condenado a morir, acusado de:
        • corromper a la juventud”, (concientizar)
        • aparentar “impiedad a los dioses” (cuestionar los criterios de su tiempo).

c) Jesús de Nazaret:

  • desafíó normas religiosas,
  • atacó al templo,
  • se enfrentó a:
    • saduceos,
    • escribas,
    • maestros de la ley y
    • fariseos.
  • criticó al poder,
  • criticó al dinero,
  • vivió nómada,
  • vivió mendicante y
  • fue condenado a muerte (certificado contracultural por excelencia).

El cristianismo pronto evolucionó:

  • de realidad subversiva
  • a religión imperial.

d) Monacatos cristianos reaccionaron contra el poder instalado:

  • vivir solos en el desierto,
  • ensayos de vida:
    • comunitarios,
    • alternativos,
    • espirituales.
  • exclusión de propiedad privada.

e) Los monjes mendicantes surgen en el Medioevo (siglo XIII)

  • contra corrupción (eclesiástica y feudal):
    • franciscanos,
    • valdenses,
    • cátaros.
  • incluyen:
    • mujeres,
    • pobres,
    • marginados de todo tipo.
  • reivindicaban:
    • repudio a la jerarquía social,
    • fin de la explotación,
    • una comunidad fraternal,
    • una comunidad igualitaria,
    • la abolición del matrimonio,
    • la abolición de la propiedad privada.

Esta contracultura fue sofocada mediante:

  • el control de la opinión pública (inquisición),
  • la absorción en el sistema (franciscanismo),
  • la represión pura y dura (los cátaros).

f) Las Beguinas (siglo XIII) religiosas (H. von Bingen, M. Porete, B. de Nazaret… ), movimiento:

  • social,
  • eclesial,
  • heterodoxo,
  • feminista.

g) Los trovadores (“escritor de canciones”) (siglo XIII) cantautores itinerantes de la Provenza.

  • contestatarios:
  • no atendían a convenciones:
    • ni sociales,
    • ni morales,
  • sostenían opiniones propias en materia:
    • de religión y
    • de política.

h) El sufismo (rama mística del Islam) (de la misma época):

  • influyó por toda Europa a:
    • trovadores,
    • teólogos,
    • místicos y
    • científicos,
  • aun hoy inspira a:
    • resistentes musulmanes
    • contra el islamismo y
    • contra occidente.

i) Las utopías renacentistas (Erasmo, Bacon, Campanella, Cabet, Moro…)

  • inquietudes igualitaristas:
  • pequeñas comunidades autogestionarias,
  • campesinos revolucionarios anabaptistas (Tomas Muntzer, teólogo y líder),
  • implantación del Reino de Dios (insurrección anarquista).

j) Los románticos, cuyas características se reflejan en uno de sus representantes, Lord Byron:

  • poeta,
  • amoral,
  • apasionado,
  • defensor de la incipiente clase obrera,
  • rebelde,
  • marginado,
  • viajero, y
  • muerto joven luchando junto a griegos por su independencia contra imperio otomano.

k) Los cuáqueros (en Norteamérica):

  • místicos,
  • activistas cristianos,
  • plantaron cara a la violencia:
    • anglosajona y a la
    • autóctona,
  • mediante la no violencia,
  • crearon y mantuvieron pequeñas comunidades
    • igualitarias y
    • autogestionarias.

l) El trascendentalismo (B. Alcott, P. Blanchart, M. Fuller, N. Hawthorne, H. D. Thoreau).

  • impulsan una espiritualidad basada en:
    • la comunión directa,
    • suprarracional e
    • intuitiva con Dios,
  • ejercieron una crítica de la ética protestante:
    • del trabajo,
    • del capitalismo y
    • de la esclavitud.
  • reivindicaron:
    • la contemplación,
    • la lectura, la naturaleza y
    • la conversación agradable y profunda.

m) La apuesta anarquista (contracultura inigualable)

  • organización social:
    • autogestionaria,
    • de abajo a arriba,
    • asamblearia,
    • dotada de delegados rotativos, y
    • federada con organizaciones semejantes.
  • propuestas teóricas:
    • amor libre,
    • anticonsumismo,
    • crítica del totalitarismo del Estado,
    • crítica del capitalismo
  • aplicaciones prácticas:
    • a la pedagogía,
    • al urbanismo,
    • a la psicología,
    • a la espiritualidad.
  • desaciertos:
    • un antiteísmo poco fundamentado,
    • se considere, de facto, contrario del marxismo.

n) El movimiento hippie y las revueltas juveniles sesenteras

  • auténticas subversiones al establishment (occidente cristiano y capitalista) por:
    • su radicalidad y
    • su profundidad.
  • no cristalizaron en un programa concreto.
  • perduran en comunas y ecoaldeas.

4.- La Contracultura llamando a nuestra puerta

  • no es un conjunto de episodios inconexos,
  • sino la corriente constante y subterránea que siempre está ahí,
  • más visible en momentos de crisis epocales
  • de las distintas civilizaciones:
    • los taoístas en China,
    • los cínicos en Grecia,
    • el monacato en el fin de la Antigüedad,
    • los monjes mendicantes en el feudalismo,
    • las utopías renacentistas tras el Medievo,
    • el romanticismo en la Ilustración,
    • el anarquismo en el capitalismo, y
    • el movimiento hippie en el occidente tecnolátrico.

La pregunta que subyace es:

  • ¿cómo crear un paradigma contracultural y revolucionario,
  • con cuanto de positivo tengan:
    • el marxismo,
    • el anarquismo,
    • la religión liberadora, y
    • el socialismo del siglo XXI?

48 comentarios

  • Santiago

    Claro, Isidoro, que debemos tratar por todos los medios de llegar a la perfección….No cabe duda que poseemos la fuerza para superarnos y conseguir ser mejores en todos los sentidos….Sin embargo, la perfección suma e infinita no puede residir en nosotros….ya que nosotros no tenemos la vida en nosotros mismos, “per se”, sino que la hemos recibido….como seres criados….no auto-hechos..ni auto-suficientes….Esto nos sitúa en un plano de camino, de progression y de realización…..sin embargo, sabemos que en la Creación somos un punto infinitesimal en un mundo infinitesimal….y que el salto de lo finito a lo infinito siempre va a ser insalvable…No es cuestión de pesimismo u optimismo sino de  “realismo” crítico….PERO estoy de acuerdo que debemos actuar “como si todo dependiera de nosotros” aunque sepamos que existe “otro” que está por encima de nosotros, del que somos dependientes desde nuestro comienzo…y que la vida total que tenemos -físico-espiritual ademas de recibida, es solamente “participada” con su verdadero autor…el Creador de la vida….

    Con respecto a la exégesis de los textos, no cabe duda que cualquiera puede interpretarlo como quiera….Sin embargo, como dice el Vaticano II en Dei Verbum, “el intérprete,….debe inquirir atentamente lo que quisieron realmente decir” los evangelistas, no solamente atendiendo a los “géneros literarios”  sino al “contexto”  y a la unidad de toda la Sagrada Escritura (CVII, Dei Verbum, BAC, Cap 2, No 12 sig.)….POR ESO, cuando Jesus  les dice a sus discípulos “yo he vencido al mundo” por el contexto hay que deducir que esta frase ha de interpretarse en el sentido mesiánico real…puesto que el Hijo de Dios, no era un mero predicador itinerante, sino el Mesías trascendente que pronto iba a vencer a la muerte, resucitando EL mismo…para que nosotros pudiéramos acceder a su misma vida eterna…Por eso, leyendo un poco mas atrás vemos que los discípulos muy asustados ante las palabras de despedida de Jesus antes de morir, sabiendo su fragilidad y temor les dice Jesús:

    “Mirad que llega la hora en que OS DISPERSÉIS cada cual por su lado y a Mi me dejaréis solo. Mas NO estoy solo, pues estoy con el Padre.Os digo esto para que tengáis PAZ.”….”En el mundo tendréis problemas; pero tened ánimo, YO HE VENCIDO AL MUNDO”…porque Cristo entregándose voluntariamente por amor, venció al odio y al mal…Ya el mal y la cruz no tienen poder sobre EL….creyendo los enemigos que lo destruían, se encontraron que su FUERZA era capaz de quitarle poder al mal…a la calumnia, a la injusticia…Resucitando restauró la vida,arregló el desequilibrio creado por el pecado, y nos hizo partícipes de su misma vida divina…al adoptarnos como hijos….Cristo recapituló todas las cosas en EL…y por eso venció al mundo…que ya no tuvo mas poder sobre Su humanidad glorificada….

    Tampoco cabe duda que nosotros somos los que tenemos que vencernos a nosotros, vencer al mal y tratar,de cualquieer manera, de salir de la miseria físico-espiritual….”A Dios rogando,y con el mazo dando”…y creo con Rahner que Dios va al lado de de nosotros, no solamente secundándonos en nuestras buenas intenciones y decisions, permitiendo nuestras faltas…sino que nos da ademas la gracia…una ayuda que se encuentra  por encima de nuestra naturaleza humana…..No es posible aprovecharnos de tantas gracias…sin nuestra cooperación y como Agustín decía”Dios que te creó sin ti, tampoco te salvará sin ti”

    Ha sido muy agradable dialogar contigo….y aunque discrepamos en algunos puntos, coincidimos en otros….Creo que lo importante es ser fiel a lo que uno cree….pues esta es la vocación natural de nuestro intelecto…que siempre tiende a buscar la verdad…y en esto estamos todos…

    Un saludo cordial de Santiago Hernández..

  • Isidoro García

    Perdón. Un párrafo más. Cuando digo que lo conseguiremos, no me refiero a nosotros como individuos de esta época histórica, que iremos dando tumbos mas o menos, haciendo lo que podamos, me refiero a la Humanidad al final de los tiempos históricos. Y nosotros participaremos de es triunfo, como un hincha participa del triunfo de su equipo.

  • Isidoro García

    Amigo Santiago:
    Estoy muy de acuerdo contigo en general pero con otro punto de vista en algunos puntos, lo cual es lo normal. Y lo que me interesa a mí, (como me imagino que también a ti), no es una mera discusión teórica o apologética, sino encontrar ideas prácticas que podamos aprender nosotros dos, y de paso el resto de personas, que como dices estamos sumidos en la perplejidad y el caos mental, para afrontar lo mas digna y útilmente la vida que nos ocupa.
     
    Yo creo que los ciegos, los cojos, etc. son metáforas vivientes de toda la humanidad, con nuestras “cojeras”, “cegueras”, “errores cognitivos que arrastramos”, y que nos hacen ser infelices y “patológicos”. Y cuando Jesús, les dice “yo he vencido al mundo”, nos está diciendo: “Yo que soy un hombre como vosotros, lo he conseguido, pues esforzándose lo mismo que yo, vosotros lo conseguiréis. Aprended que es posible, sí se puede”.
     
    Porque lo que no sería de recibo sería otro enfoque distinto: Sería decir, vosotros sois cojos, pero vedme a mí que como soy Dios, no lo soy. (Sería como un millonario que en medio de su festín, dijera a los pobres hambrientos: ¿Teneis hambre?, pues miradme a mí, yo no tengo hambre).
     
    Porque la realidad es que Jesús curó a unos cuantos, pero se marchó, y el resto quedó sin curar. Porque Jesús no venía a curar, sino a enseñarnos a esforzarnos en que nos curásemos nosotros mismos, (lo que cada vez se está consiguiendo más con los avances de la medicina).
     
    Este tema liga un poco, con unas menciones que Honorio, hacía hace poco en otro hilo sobre la Providencia divina. Es un concepto muy paternalista pero muy contradictorio, y como señalaba Ana,  toda la controversia de la “teodicea”, del mal en el mundo,  lo demuestra. Según mi enfoque, el ser humano tiene la misión de autoevolucionar su especie, en una especie superior, siguiendo el despliegue evolutivo del Universo. Y para ello debe conseguir duramente autosanarse todas los circuitos comportamentales, cognitivos y emocionales no adecuados, que le llevan al error, (que no otra cosa es el “pecado”).
     
    Pero eso la Trascendencia no lo otorga, solo, como se ve en el Jesús evangélico, (que simbólicamente solo curó a unos pocos), nos insta y nos sirve como ejemplo, para hacerlo. La llamada “Providencia”, actúa como el entrenador de un deportista. Puede motivar, instar al esfuerzo, hasta jalear, pero el que tiene que subir la piedra o saltar el obstáculo es el deportista. (Siempre recuerdo una anécdota muy graciosa de la Vida de Santa Teresa, que conocerás, en que antes de la refundación, en unas elecciones a priora, la voz que le hablaba le dijo que era su voluntad que saliera ella elegida. Como no salió, le explicó posteriormente: yo lo quería, pero las monjas no).
     
    Toda la obra de la cultura humana, de mejor o peor forma, trata de eso. Decía Bertold Brecht, que el arte (y toda obra humana añado yo), no es un espejo para reflejar el universo, sino un martillo para darlo forma.
     
    Los sistemas políticos y sociales no han conseguido, aún, resolver los problemas individuales y colectivos, pero lo conseguirán. El resultado de un partido, no es el del 1º tiempo, es el del final. Y habrá que trabajar hasta el final: hasta el rabo, todo es toro.
     
    Lo que pasa es que aquí hay dos clases de personas, los optimistas y los pesimistas, los que creen en el hombre y los que no creen, los que creen que lo conseguiremos y los que creen que no. Y los cristianos, con el ejemplo de Jesús-el hombre perfecto, somos los que menos podemos ser pesimistas.
     
    Aquí funciona un principio paralelo al “antrópico” en cosmología. Sabes que dice que aunque la vida es un proceso complicadísimo y con unas probabilidades mínimas de producirse aleatoriamente, el hecho innegable de que nosotros existimos, es un indicio muy fuerte de que es posible.
     
    Pues en el tema del “progreso” humano, pasa algo similar. Podríamos llamarlo el principio “Jesústópico”. Sabemos que la cosa está muy fea, y que somos un saco viviente de complejos, inseguridades y errores , pero si Jesús lo ha conseguido, es que es posible. Luego ahora toca trabajar.
    Un cordial saludo.
     
     

  • Santiago

    Nacho,    no cabe duda que para seguir a Lao-Tse tendría primero que creer en el y creer que dice la verdad. Por eso, no importa que yo hubiera sido un testigo visual de la vida de Jesus….También hubiera podido rechazar “a priori” cualquier hecho “portentoso” de Jesus, podría haberme negado a creer en la resurrección de Lazaro aunque lo hubiera visto morir, lo hubiera yo mismo amortajado, y depositado en la tumba…..y al acercarme a la tumba a los 4 días hubiera percibido, junto con su hermana Marta, el olor peculiar de la putrefacción de los difuntos….y aunque lo hubiera visto salir de la tumba con la mortaja todavía encajada como lo describen los testigos presenciales…y aun que lo dijese el mismo resucitado Lazaro presente poco despues  en el banquete de Betania junto a Jesus….aun asi….y a pesar de todo puedo rechazar esta evidencia…

    Por otro lado, Isidoro, estoy muy de acuerdo contigo en que las palabras de Jesus hay que entenderlas aplicadas a la “vita total” del ser humano, a esa transición de la vida presente a la vida future, de la vida temporal a la vida eternal, cuando el espíritu pueda asumir y penetrar completamente en la material/energía…Las palabras de Cristo no se dirigen, pues, solamente a la vida terrestre presente, sino que tienen un sentido escatológico fundamental….La vida presente es importante, no cabe duda, pero para Cristo no es el final..sino simplemente un paso….Este paso es natural en el presente estado de las cosas….La madurez espiritual para muchos de nosotros no es possible en esta vida….y para muchos se completará en la otra..aunque no sabemos exactamente como será….

    Por otro lado, el psicoanálisis moderno y la psicoterapia actual han tenido poco que abandoner el “frío” análisis freudiano…y avanzar hacia un tratamiento mas realista,.,,considerando que lo fundamental del ser humano es su espíritu…que es donde reside la verdadera funcionalidad de su persona…y por ende de su vida….Y asi tenemos escuelas psicológicas que han incluído esta realidad espiritual evidente en todo ser humano y la han aplicado al campo terapéutico como ha sucedido en el Dept. de Psicología de la Universidad de Columbia en N. York donde se hace terapia de grupo y se incluye la instrospeción y la meditación….y tambien, entre otros, la psicoterapeuta Mariana Caplan Ph.D.  ha escrito extensamente sobre este análisis espiritual del ser humano en su libro: “Abramos los Ojos: Cultivando el Discernimiento en el Campo del Espíritu”   La mayoría de los psiquiatras y psicólogos actuales consideran al paciente como una unidad psiquico-espiritual….porque tanto la mente como el espíritu se relacionan íntimamente y como decía e intuía Stefan Sweig, la “curación” pertenece al espíritu…Ahí es donde está el problema

    Por eso, Isidoro, y tampoco dejo atrás a Nacho, los “sistemas” politicos y sociales no han podido resolver el problema simplemente porque el problema humano es un problema del espíritu…sin embargo, la presente sociedad tiende a ir a la deriva….se ha abandonado los valores reales….ya no se puede creer en la palabra de otro…la sociedad se ha abierto a un hedonism sin freno….el consumismo ha hecho presa hasta de los mas débiles…todo tiende a ser relative. Esto se agrava con la globalización, a un ritmo creciente y acentuando la diferencia entre pueblos ricos y pobres, diferencia que ha sido creada artificialmente y a propósito, tanto de parte de la derecha neo-capitalista como de la izquierda populista..que no han resuelto el problema..sino que lejos de contribuir al bienestar general, crea nuevas situaciones conflictivas….

    Por eso, no han sido coherentes las “filosofías” elaboradas a traves de los siglos, especialmente las de los últimos siglos, que tartan de reducirnos a un subjetivismo sumo que impide que podamos “pensar”, por supuesto, que podamos elucubrar sobre nuestro origen y nuestro destino…Pero esto es la pregunta universal de los seres humanos que es “innata” a todo ser…por el hecho de vivir….y de estar…y de moverse…y de morir….El escándalo no fue el del la CRUZ de Jesus, sino  el que la sociedad abandonara el querer encontrarse asimisma….y el que no quisiera aceptar dpendencia alguna….y el que rechazara su verdadero origen y su verdadera naturaleza…Esa es la crisis que estamos viviendo actualmente en todos los ámbitos del mundo…

    Contra eso, Jesus propuso y propone “creer” en EL, como es EL, en su verdadera identidad…Y asi al ciego le dice: ¿Tu crees en el Hijo de Dios? y el dijo: ¿Y quien es, Señor, para que crea en El? Díjole Jesus: (ya) le has visto, y el que habla contigo, El es?…Y a la mujer samaritana que le pregunta si es es el Mesías, Jesus le responde: “Soy YO, el mismo que habla contigo” (Io,4,26-27)..Y a sus discípulos, QUE CREÍAN en EL: “En el mundo tendréis estrecheces, mas tened buen ánimo: YO he vencido al mundo”

    La FE, pues, es un misterio de la libertad humana, es un don, pero es un don no solo del intelecto, sino tambien de la voluntad…porque podemos aceptarlo o rechazarla…

    Un saludo cordial de Santiago Hernández

  • Nacho Dueñas

    Amigos todos:
    Vengo de unos de días de viaje. y ya de vuelta, veo que hay cositas en este foro que quisiera comentar:
    -Manuel:
    ¿Mi interpretación sobre todo esto? Brevemente:
    1-Se trata de avanzar de las religiones (muchas y culturales) a la espiritualidad (una y natural).
    2- Yo no creo que todas las religiones sean reveladas, creo que ninguna lo es. Cada religión es el modo en que cada cultura vive su espiritualidad.
    3- No pasa nada si desaparecen las religiones, ni apuesto por una religión común donominador, ni de la New Age, que es un pastiche, por banalizar cosas válidas.
    4-Ni creo que haya un Dios al estilo occidental. Esto, el teismo es una falsificación por reducción a nuestras estrechas categorías, que no puede asimilar la grandeza de la trascendencia, que está en la materia, y no aparte de ella. Decía el teólogo Bonhoeffer que “un Dios pensable es un Dios inexistente, lo que hay va más allá”.
     
    -Ana:
    Yo me cuento entre los que nos oponemos a la Ilustración. Y sin negar el avance en el plano funcional (laicidad, racionalidad, respeto al hecho alterno y diferencial, democracia). Pero, no sólo la ilustración ha sofocado una vez más el vitalismo en nombre del racionalismo, sino que ha conseguido que dejemos de matar en nombre de Dios…para pasar a matar en nombre del progreso, la democracia, los derechos humanos o el petróleo.
     
    -Óscar:
    Me apunto a la revolución poetica mundial que has rastreado en Argenpress. Por ahí, a mi parecer, van los tiros. Por parafrasear al Che: la consigna sea crear dos, tres, muchas revoluciones poéticas mundiales.
     
    -Isidoro:
    Al New Age ni agua, a mi parecer. En efecto, no se trata de cambiar un credo por otro credo, ni una antigualla por una modernez, se trata ser humanos y liberadores en la opción que sea. Por eso las cañas que me tomo con más de uno del Opus, no me la tomaría con gente concreta de nuestra línea. Hay teólogos de la liberación que me han decepcionado, y no en lo personal.
     
    -Manuel:
    Yo no creo que creer en Dios sea racional.
    Pero tampoco los termómetros registran el viento.
    Y no por ello el viento es inexistente.
    Por eso, se llega a lo que llamamos Dios no por la razón, sino por laas facultades suprarracionales que tiene el ser humano, pero que hay que rescatar (y en ello andamos) porque lo hemos atrofiado.
     
    -Santiago:
    Cierto: Ni taoistas, no contraculturales, no cínicos, ni hippies tienen “la respuesta”. Pero me temo que Cristo tampoco. Hablo con tod respeto, pero así lo creo yo. yo si soy cristiano no soy cristianista, y no es un juego de palabras.
    Cristo va más allá, cierto, de todos los sistemas económicos y sociales, como va más allá del cristianismo y del catolicismo.
    No creo que Cristo tenga la solución a todo. Cristo es el referente espiritual de una cultura. Y yo soy seguidor de él. Peor lo que tú dices de Cristo lo dirías de Lao-Tse si hubiese vivido en China.
    Un abrazo a todos y nos vemos en el capítulo 14 y último.
    Nacho.
     

  • M.Luisa

    Respecto al último comentario de Isidoro,  coincido con Ana en lo que concierne al  párrafo final.
     
    Hay que aludir no a lo razonable  como si se tratara de algo cuya construcción obedeciera  a la lógica tradicional, sino a lo comprensible. Entonces el enfoque sería:
     
    Lo que no es comprensible en un determinado nivel de conocimiento lo puede ser en otro nivel más avanzado. Porque lo que no es razonable nunca podrá dar a la inteligencia razón. Esto quiere decir que la razón no es nuestra, se da en nosotr@s pero nos la da en intelección las Leyes del Universo (en el caso que tratamos). Claro que, para ello, para que se produzca esta intelección, de ningún modo hemos de tener la vista puesta  en el futuro, sino todo lo contrario abiertos  al momento presente. Éste sería el enfoque de la razonabilidad en cambio el expuesto por Isidoro, entiendo que  nos sigue manteniendo instalados en el puro y duro racionalismo.

  • Isidoro García

    Amigo Santiago:
    Pongo por delante que yo considero que Jesús, (independientemente de la naturaleza completa que tenga), es el hombre de la historia humana, posiblemente mas sabio y perfecto, por lo que a mí me parece que se merecería ser el Rey del Mundo, el Cabeza-Jefe de la humanidad, y por ello, el interlocutor y representante de la humanidad ante” el Padre”, en el Reino.
     
    Y por eso, (prosiguiendo la inveterada costumbre española de salir en apoyo del vencedor), deseo defenderlo de una de sus peores plagas: la de los fans exagerados que tienen a gala pensar con el corazón, y ponen a su idolatrado en el compromiso de achacarle unos méritos exagerados que luego, naturalmente algunos aprovechan para tirarlo del pedestal.
     
    Mi opinión personal, es que Jesús no “nos  dió  a  TODOS los medios posibles para salir de las tinieblas de la condición humana y superar el pesimismo existencial y la “angustia vital”. Eso vale para la otra vida, pero en esta vida, no sucede así. Psicólogos muy cristianos reconocen, que la espiritualidad, incluso la mas intensa, habitualmente no resuelve los conflictos psicológicos de las personas. Ni la cristiana, ni la zen, ni la islámica, ni ninguna espiritualidad. Dokuso Villalva lo reconoce de la espiritualidad zen. No hay mas que leer las biografías, (no hagiografías) de muchos santos. Por ejemplo, de Santa Teresita, o del Cura de Ars.
     
    En algún caso excepcional, se puede dar un shock  transformador radical, y también creo en la existencia de una posible acción terapéutica parcial entre mentes subconscientes, que la “influencia espiritual” trascendente podría utilizar para pequeños “regalitos”. Pero nuestra vida es lidiar con nuestros nudos psicológicos, y existen unas técnicas psicológicas cada vez mas perfeccionadas para ir sanándolos, por ejemplo el proceso de individuación de Jung, o de autorrealización de Maslow, etc, QUE DURAN TODA LA VIDA Y NO SE LLEGA NUNCA AL FINAL. (No soy experto de eso, ni de nada).
     
    Y la prueba es que el santo sigue siendo un pecador hasta el final de sus vidas, aunque menos. Pero en eso sigue el proceso general: La sabiduría consiste en equivocarse, y equivocarse y equivocarse… pero cada vez menos, y menos y menos.
     
    Mi ilusión personal es creer que el mensaje de Jesús es un mensaje de animarnos a la especie humana a la que pertenecemos, a trabajar duramente en conseguir autotransformarnos en una especie nueva, (la siguiente en la evolución), lo que solo se conseguirá al final del proceso, (el final de la Historia, el punto omega). Y a todos los humanos que nos hemos quedado en el camino, de una forma misteriosa y maravillosa, se nos facilitará una segunda etapa, posterior a la vida biológica, en la que continuaremos ese proceso de autosaneamiento, hasta unirnos todos en la humanidad triunfante.
     
     
    Por eso las palabras de Jesús no hay que entenderlas aplicadas a la primera vida del hombre, sino a la total. Por eso creo que el infierno-purgatorio serán una especie de gigantesca academia-clínica de terapia, en la que todos aprenderemos y nos sanearemos de todo aquello que no hayamos conseguido realizar en la vida biológica. Que así sea.

  • Santiago

    PERO en el contexto del capítulo 13, que estamos tratando no se ve que la respuesta esté ni en la ciencia, ni en los mayas e hindúes, ni el anarquismo, ni en las minorías, ni en el taoísmo, ni en los filósofos griegos, ni en el Islam,ni en el renacentismo, ni en los románticos, ni en los cuáqueros, ni en los hippies etc. . simplemente porque la complejidad y el misterio del ser humano no puede satisfacerse con respuestas parciales…

    Ninguno de estos movimientos ha podido resolver nuestro problema fundamental….al que nos sentimos atraídos de una manera necesaria e irresistible..que es nuestra propia felicidad….Para esto tendrían que llenar todas las aspiraciones de nuestro corazón humano de manera total y que nuestra felicidad no se pudiera ya perder nunca más.
    Pero esto no ha sido posible….ya que nuestro espíritu ansía algo de grado infinito….algo que verdaderamente nos pueda llenar de verdad…algo que se sitúe por encima de nuestras propias miserias y defectos….nuestras aspiraciones no se acaban nunca…por el contrario, aumentan a medida que avanzamos por el camino de esta breve vida..

    La respuesta pues es “contracultural” y “revolucionaria”….En efecto, no puede estar fuera de Jesus de Nazaret….Ningun otro ser ha llegado al alma humana como Jesus….Nuestro hermano Jesus conoció totalmente nuestra psicología y nos dió  a  TODOS los medios posibles para salir de las tinieblas de la condición humana y superar el pesimismo existencial y la “angustia vital” tal y como  los filósofos la  describen…

    Jesus es “contracultural” porque la doctrina que predicó venía, no a destruir la Ley del Sinaí, sino a darle su verdadero sentido….No vino a quitar ni una sola “iota” de esta ley….sino a encontrar su verdadero espíritu…Fue contracultural porque se opuso a esta deformación farisaica de creer que TODO consistía en una práctica externa de ella…
    Pero Jesus va a buscar en lo mas profundo del ser humano lo que es la VERDAD..lo auténtico…lo que tenemos oculto….nuestras mas recónditas intenciones….nuestras culpas mas pesadas…nuestras zozobras existenciales
     espirituales…Los remordimientos que nos matan….las angustias que  nos oprimen…..la guerra y el odio que nos
    hacemos y que hacemos….nuestra frustracion ante la vida….la búsqueda ES  PARA LIBERARNOS  de ellas.

    Por eso, son los mismos contemporáneos de Jesus, los que estuvieron mas cerca de EL,  los que nos transmiten sus mismas palabras: “YO he venido como luz al mundo, para que todo el que cree en Mi no quede en tinieblas” (Io.
     12,46) Y “para un juicio (YO) he venido a este mundo, para que   los que  no ven, vean, y los que ven queden ciegos” (Io. 9, 39)

    Por eso la fisonomía de Jesus esta por encima de todos los sistemas politicos y sociales…Jesus ni fue capitalista, ni marxista, ni socialista, ni anarquista….” Yo  soy el camino, la verdad y la vida. El que cree en Mi aunque muera vivirá. Si me amáis guardaréis mis mandamientos” Por tanto, Jesucristo fue un revolucionario….pero no como los
     revolucionarios de la historia….LO de EL era una verdadera revolución del amor….No solo hay que amar a nuestros
     amigos…sino tambien a los enemigos…..No solo hay que respetar a la persona con nuestros signos y acciones
     externas sino hasta con nuestros pensamientos y nuestras intenciones…..Jesus nos vino a perfeccionar en todos los
     sentidos…quiso que nuestrs aspiraciones superaran a nuestras posibilidades pues nos dice “Sed perfectos, como
     nuestro Padre celestial es perfecto”….Es una aspiración…pero tambien es un camino…es un motivo…para no encenagarnos en el vicio y la adicción…..
    Por eso, Jesus comía con los pecadores y tambien con los fariseos….Sus amigos eran los pobres, pero tambien los de la clase “media” como Marta, María y Lazaro….Le socorría a Jesus con sus bienes gente acomodada…ricos, medianos y pobres, fueron sus discípulos..Su opción por los pobres y desvalidos no excluía a los poseedores de riquezas.

    Por eso, a Zaqueo, el rico jefe de los publicanos de la comarca, le dijo: “Zaqueo, baja aprisa: porque hoy tengo que hospedarme en tu casa”…y dijeron en el pueblo: “ha ido a hospedarse en casa de un pecador”….Sin embargo, su conversion fue patente: “Señor, quiero dar a los pobres la mitad de mis bienes, y si he defraudado a alguno, le dare el cuádruple” Y Jesus aprobando la conversion del corazón de Zaqueo le dijo: “Hoy ha entrado la salvación en esta casa, pues tambien este es hijo de Abraham: el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido” (Lucas 19, 1-10)….
    Por eso, Jesus condena el poder que puede dar el dinero cuando se sustituye a Dios, por el “dios dinero”…Pero no puede rechazar y excluir a los poseedores de bienes en este mundo….cuando su uso, en lo mucho o en lo poco, es honesto y se pone al servicio de una causa justa….y cuando no es dinero product de la defraudación, y cuando me atengo a la justicia social evangélica…

    un saludo cordial   de Santiago Hernández

  • Nacho Dueñas

    Amigos todos:
    Acabo de volver de un viaje de varios días, y por eso no he respondido a algunas cuestiones.
    Mañana me pongo manos a la obra, a la par que visitaré el capítulo 14 que se acaba de colgar.
    Un abrazo a todos.
    Nacho.

  • ana rodrigo

    La religiones de todos los tiempos han aglutinado relatos y experiencias religiosas, estructurándolas en ritos, creencias, relatos, normas, obligaciones, amenazas etc., y hasta llegaron a hacer un perfil de Dios con exactitud  milimétrica con sus atributos correspondientes, además de hablar en su nombre y querer convencer de cual era su voluntad.
     
    Todas las religiones existentes están bajo sospecha: una porque han sido cosa de hombres, con exclusión de las mujeres como personas que somos, y, por tanto, patriarcales, androcéntricas y machistas, y, en segundo lugar, por la violencia que han utilizado a lo largo de la historia y, algunas lo siguen haciendo, para imponer su fe. Con estas dos premisas todas quedarían desacreditas por principio.
     
    Se libraría una, la cristiana que si no se hubiese prostituido en las dos líneas antes mencionadas, podría haber sido muy beneficiosa a la humanidad. Su fundador, Jesús aceptó a las mujeres como iguales, transmitió un mensaje universalmente aceptable si no se hubiese tergiversado a lo largo de la historia y propuso un plan de vida humanizado y humanizador. Pero vino la Iglesia, y ya sabemos lo que pasó. Aún así, dentro de esta Iglesia, quienes no olvidaron el mensaje y el origen del movimiento de Jesús, han sido ejemplo de cómo se puede ser religioso sin ser absurdo e inhumano.
     
    Y con esto enlazo con la idea que vengo defendiendo estos días: lo experiencial. Nuestro cerebro no sólo produce pensamiento y raciocinio, sino emociones. Hace unos años D. Goleman publicó u libro de gran éxito: “La inteligencia Emocional”, y tuvo gran éxito, creo, porque abrió, (ya lo habían hecho otros en otro momento) la atención a lo emocional. Quizá por aquí vaya lo de lo experiencial.
     
    Un beso siempre será un beso, pero depende de si te lo da una persona conocida, una enemiga, una traidora, tu madre, tu hijo o tu hija, tu novio,/a, un nieto/a, etc., en unas u otras circunstancias del receptor/a…., En fin, a eso llamo yo expereincias.

  • m. pilar

    Para mí, hay una experiencia de… ¡Vida!
    Desde la vida de un hombre extraordinario, que puso toda su fuerza, su énfasis, su vivir de cada día:

    “En sacar de los “mandatos” normas, costumbres, leyes… que le adosaron a ese Ser, que su pueblo sentía le acompañaba, y que las personas religiosas ( y en ese caso también las políticas pues eran la misma cuestión) lo fueron ¿manipulando…?  a su antojo, haciendo un “dios” a su imagen y semejanza.

    Lo que Él sentía como Vida plena, desde ese Dios (o como cada ser lo llame) era,  otra manera distinta de ser, pensar, actuar; y lo fue ofreciendo a quien quisiera escucharle;  fue desmontando todo lo que el poder (político-religioso) fue haciendo suyo, para hacerse dueño y señor del destino de los seres humanos a quienes gobernaban.

    Jesús (como otras personas en otros lares) nos ha dejado “purificado” de todo lo que le habían “pegado…” para su enriquecimiento personal;  un hermoso Proyecto de Vida, aquí y ahora.

    Nos lo presentó: Como padre amoroso,  viuda abandonada,  dueño de una viña,  el buen samaritano,  servidor, justo…; poniendo siempre primero al ser humano antes que a cualquier ley hecha por hombres; que casi siempre terminan con explotación y abandono de sus “deberes” para con el pueblo que cada mandatario gobierna.

    Esa fuerza interior que llevamos grabada a fuego en nuestras entrañas, nos impulsa a buscar (por efecto de las religiones) a un “dios” muy alejado de lo que Jesús (en mí caso) nos enseñó y dejó en nuestras manos.

    Desde su mirada, no hay ninguna lucha con la ciencia,  ni con lo que ésta va descubriendo paso a paso.
     
    El ser humano tiene una función en la vida, y debería hacerla lo mejor posible.

    ¿Por qué entonces (se oye constantemente) existe el mal?
     
    Muy sencillo, porque todo ser nacido, puede elegir hacer el bien o negarse a ello; esto sucede, porque ha entrado en su corazón… otra clase de “dios”  (cuando hablamos de mal) que le ata, esclaviza,  le adormece con sueños maravillosos de poder, riqueza, honores… y pierde el norte.
     
    Si lo miramos desde hacer bien lo que cada cual tiene que hacer: En su entorno se crea ¡Vida! nunca muerte.
     
    Si contemplamos la historia; todas las personas “iluminadas” que han pasado por ella; después de haber sembrado muerte, destrucción, dolor inmenso… han caído como dioses con los pies de barro:

    Ayer ovacionados por millones de personas emborrachadas de sus promesas… mañana, atormentados por los terribles acontecimientos  ocurridos, y el precio que la humanidad ha pagado por ellos.
     

    ¿Qué le sucede al ser humano? ¿Por qué es tan vulnerable?

    Porque el poder, las riquezas, los honores… embriagan de tal manera el espíritu, que ya no es la persona quien manda en ella misma, si no sus graves egoísmos.

    ¿Por qué enfrentar constantemente ciencia y Dios- o-dios?

    Porque alguien está interesado en sobresalir, ser mayor, tener más poder, estar por encima del bien y del mal. etc. etc.

    Si hay (ni niego ni confieso, porque nadie sabe nada sobre Él) un Dios poderoso, principio y fin de todas las cosas…:

    ¡Nunca será, como lo han pintado en todas las partes del mundo, creencias, religiones, iluminados!

    mª pilar

  • ana rodrigo

    ana rodrigo
    04-Agosto-2014 – 20:54 pm
    Jajaja, Isidoro, yo no me enfado, sólo intento recordar que las mujeres existimos y que se nos debe nombrar.
     
    Respecto al tema que nos traemos entre manos, estoy de acuerdo contigo en casi todo, en especial en los casos que expones, el Dios como hipótesis o concepto,  y por otro lado el Dios del que nos han hablado otros seres humanos sin demostración empírica alguna, a no ser desde su propia experiencia.
     
    En lo que discrepo de tu comentario es en el último párrafo, es decir, hacer depender la fe de nuestra ignorancia y/o del futuro conocimiento al que se pueda llegar para explicarnos muchas cuestiones que ahora ignoramos. En este caso, volveríamos al Dios de la razón, no al Dios razonable de la experiencia.
     
    No sé si con estas tesis aclaro mi idea o ayudo a aclarar las vuestras.
     
    Y aquí abriríamos otro extenso y no menos complejo capítulo: de qué experiencias hablamos….

  • ana rodrigo

    Jajaja, Isidoro, yo no me enfado, sólo intento recordar que las mujeres existimos y que se nos debe nombrar.
     
    Respecto al tema que nos traemos entre manos, estoy de acuerdo contigo en casi todo, en especial en los casos que expones, el Dios como hipótesis o concepto,  y por otro lado el Dios del que nos han hablado otros seres humanos sin demostración empírica alguna, a no ser desde su propia experiencia.
     
    En lo que discrepo de tu comentario es en el último párrafo, es decir, hacer depender la fe de nuestra ignorancia y/o del futuro conocimiento al que se pueda llegar para explicarnos muchas cuestiones que ahora ignoramos. En este caso, volveríamos al Dios de la razón, no al Dios razonable de la experiencia.
     
    No sé si con estas tesis aclaro mi idea o ayudo a aclarar las vuestras.
     

    Y aquí abriríamos otro extenso y no menos complejo capítulo: de qué experiencias hablamos….

  • ana rodrigo

    María Luisa, también considero mis amigas y mis amigos, las y los atrieros, con quienes haría lo mismo y disfrutaría como suelo hacer siempre. Así que, contad conmigo si os animáis a visitar esta mágica ciudad.

  • Isidoro García

    Vamos a ver si nos aclaramos, (yo el primero). Os pongo otro ejemplo. Imaginemos que en nuestra habitación hay una puerta cerrada e impenetrable, que da a otra habitación en la que nadie ha estado, ni hay ningún ruido, ni nada. Y nos ponemos a conversar sobre lo que puede haber dentro de esa habitación.

    La postura mas racional, que sería la científica sería decir: como no sabemos nada, ni podemos entrar, todo lo que digamos es hablar por hablar y lo racional es no dar ninguna teoría: Agnosticismo. Por eso científicamente hablando el ateísmo es tan irracional como el teísmo. No se puede decir ni sí, ni no.

    Otra postura es opinar que hay un dragón volador que se come a los niños vivos y echa fuego por la boca. Esa hipótesis sería irracional y no razonable.

    Y otras hipótesis podrían ser que es un viejo almacén-trastero lleno de cosas antiguas, de libros, que está vacío, etc. Todas estas posturas serían razonables, aunque como no sabemos nada, lo racional sería callarse.
    Aplicado al tema de Dios, primero hay que dividir el asunto en dos: El primero, si lo que hablamos es sobre el Dios Creador del Universo e hipotético origen de todo. Y el segundo es sobre el Dios de las religiones. Yo lo divido así, porque como veréis del primero no se puede decir gran cosa, mientras que del segundo, al pertenecer al Universo, como nosotros, ya tenemos muchos mas puntos de referencia posible.

    En el primer caso, está claro que no hay pruebas fehacientes-científicas, y por ello la actitud del científico ortodoxo es la de escepticismo: agnosticismo. Solo disponemos de argumentos filosóficos, que nos hacen ciertamente razonable, pensar la hipótesis de que pudiera todo haber sido creado por un Ente extraordinario, aunque dado que el tema está fuera del alcance de nuestra mente, no podemos hacer hipótesis muy concretizadas.
    Respecto al Dios de las religiones, es similar con circunstancias distintas. Tampoco hay pruebas y la actitud racional del científico es la misma, escepticismo agnóstico.  Pero este Dios (segundo), estaría dentro del Universo, y por ello su actuación estaría sujeta a las Leyes del mismo.

    Con este Dios, los creyentes, disponemos de ciertos relatos, supuestamente fruto de la revelación de ese Dios o de alguno de sus subordinados. Aquí los creyentes tenemos la obligación de reinterpretarlos y crear unas hipótesis coherentes con las leyes del Universo (que poco a poco vamos conociendo parcialmente), para que esos relatos, si no podemos demostrar que son verídicos, al menos sean razonables.

    Porque un creyente moderno puede hacer el acto de fe en algo no demostrado, pero no en algo que no sea razonable. El “creo porque es absurdo”, de Tertuliano, no es de recibo actualmente.
    (En realidad se puede creer en algo no razonable, pero eso es un veneno psicológico que nos causa tales conflictos internos inconscientes, que son la causa remota de las crisis de fe, e incluso de depresiones y problemáticas psicológicas, como apuntaban  Jung y Freud, y conocen muy bien en los obispados y en los institutos religiosos). Eso nos genera un estado permanente de perplejidad, y a la larga eso es como la aluminosis del alma, que lo corroe todo.

    Este esfuerzo del creyente moderno exige imaginación, creatividad, valor e independencia de criterio para salirse de lo marcado. Y tiene otra gran dificultad.

    Y es que nuestro conocimiento de las Leyes del Universo va creciendo, y lo que no es razonable en un estado de conocimiento dado, sí lo puede ser, en uno mas avanzado. Por ello el estudioso de la religión debe ser un hombre/mujer, (que no se enfade Ana),  con la vista puesta en el futuro: no solo en el estado presente de la ciencia, sino en el que previsiblemente es razonable esperar en un futuro.

  • M.Luisa

    Nada de torpeza, Ana!, yo tampoco, al poner mi comentario, había leído el tuyo. Sin embargo, ahora, tras una lectura rápida, y ya habiendo leído los anteriores,  sí que creo que vamos en la misma línea, aunque porfa, Ana,  no me digas eso de  mejor,   hago lo que buenamente  puedo, eso sí, leyéndote sigo  aprendiendo…
     
    Qué  suerte tienen tus amigas paseando contigo por Granada!

  • M.Luisa

    Las reflexiones de Isidoro en su comentario de ayer  sobre las religiones y la espiritualidad, tema central del presente post. me han provocado estas otras reflexiones  que paso a comentar aprovechando que hoy dispongo de ordenador.

     
    La necesidad perentoria de la condición humana de conocerse a sí mismo  y sobre todo, la  necesidad de conocer también al resto del Universo,  a mi modo de ver, está muy lejos de consistir  meramente en hacerse  tan sólo de todo ello  una idea. La sola idea no cubre esta necesidad  impositiva  del  conocer.  Lo que se nos impone es la realidad  pero no de modo objetivo,  sino real de las cosas con su  trato,  y por tanto, tiene que ver más con el cercano sentir de ellas  que con un mero propósito objetivista.
     
    No es que ese sentir cercano al que me refiero nos lleve, así de pronto, a  un conocimiento directo, desde luego que no,  pero, si de imposición se habla ésta no  puede venir  más que de  la realidad misma (otra imposición sería sometimiento)  Lo que ha ocurrido históricamente  es que frente a lo angustioso que representa el  hecho de  tener que dar este rodeo pasando,  antes de toda comprensión, por un proceso que no ofrece seguridad ninguna, cabe, dentro de la condición humana,  el recurso de acogerse sensiblemente (conceptualmente)a lo que dictan las religiones. Eso significa que lo que en un principio venía dado por la propia sensibilidad humana que en tanto humana es ya un conocimiento incoado de impelente  carácter hacia adelante, éste  lo ahogamos  y lo convertimos en un conocimiento sensible, responsivo, no receptivo,  y por tanto  meramente emocional.
     
    Por otra parte,  la reflexión que se hace Isidoro y que  señala en  el punto 7, pienso que  no es que lo de religión o espiritualidad sea una cuestión de terminología  ni de un  uso gastado  de dichas palabras sino que, en mi opinión, es una cuestión de  ideología  por un lado y de realización por otro, es decir,  de  exterioridad y  de interioridad y por tanto  a la visión de exterioridad  le son suficientes   las religiones y a la visión de interioridad sólo le  colma la espiritualidad como última fase de realización personal. Y  aquí es donde entra  la libertad, pero no como un “hago lo que quiero” sino, precisamente,   como exigencia determinada por la propia     autorrealización.
     
    Bien, esto es más o menos lo que quería decir.

  • ana rodrigo

    Nota aclaratoria.
    Como ya dije ayer, he tenido unas amigas en mi casa a las que he tenido que acompañar por toda Granada, por tanto el tiempo para centrarme en el tema en cuestión ha sido escaso. Y he cometido la torpeza de que en mi reciente comentario no he tenido en cuenta lo que ha dicho María Luisa. Al leerlo, he visto que va en la misma línea que yo he explicado, sólo que ella lo hace técnicamente mejor que yo, aunque, pienso que decimos lo mismo. ¿Es así o no, María Luisa?

  • ana rodrigo

    Creo que la casuística no nos va a sacar del atolladero de poner en su sitio la razón, la sinración y lo razonable. El ejemplo de Isidoro explicaría, a mi criterio, lo que sería razonable hacer en base a una hipótesis y a la contraria, por tanto el motor de la actuación de la autoridad competente tomaría el camino de en medio: hay razones para que hubiese un cocodrilo, también las hay para que no lo haya, pero lo razonable es actuar para que nadie corra riesgos innecesarios. En cambio el ejemplo del embarazo que pone Manuel, ya no me sirve para poder explicar los tres conceptos. Por eso digo que la casuística no siempre es la herramienta válida para aclarar ideas.
     
    Pero la cuestión que yo planteaba era en relación a la creencia o no en Dios. Quien crea que la creencia en la existencia de Dios es incompatible con la razón y la ciencia empírica, estará en lo cierto, porque nadie ha visto nunca a Dios ni lo tenemos al alcance de la comprobación de la verdad o de la falsedad.
     
    Pero quien crea que sí es posible que exista un principio de todo lo existente, sea en forma antropológica, sea en forma de energía, o como sea, puede ser razonable por el sentido que le dé a su vida, porque sea una “herramienta” (con perdón) vital de suma importancia. Desde fuera de esa persona creyente, alguien podrá pensar que está en un total error desde la perspectiva racionalista, pero otra persona lo podrá ver razonable porque la experiencia íntima que le proporciona esa creencia la hace más humana, le empuja a un proyecto de vida con unos valores humanos enormes, que le sirve para realizarse como persona, etc. etc.
     
    Este caso vale para todo tipo de creencias que ayuden a humanizar a título individual así como a la colectividad. Por tanto es razonable esa creencia en sentido “utilitario”, vuelvo a pedir perdón nuevamente. Incluso diría más, pienso que el término razonable pertenecía, aunque parezca ilógico, a otra familia semántica. Es decir, no estaría en el camino  de en medio de la razón y la sinrazón, sino estaría ubicada lo experiencial. Como diría Javier Marías, las novelas es lo único que no se puede discutir; las experiencias pertenecen a un mundo diferente y difícilmente discutible, aunque sí sujetas a juicio ajeno.

  • M.Luisa

    …De ahí que la superioridad de la razonabilidad sobre el racionalismo tenga margen para cuestionarse  el concepto de Dios  en el proceso histórico, pero no su realidad  que al ser sentida  es lo que fluye y permite  así niveles distintos de conceptuación.
     
    Muy buenos dias a tod@s!

  • M.Luisa

    Me permito una breve intromisión. La razonabilidad a la que se refiere Ana,  se encuentra en una positiva oposición con el llamado racionalismo.

    Pienso que en la   razonabilidad   la razón toma en consideración las cualidades sensibles de las cosas (reales) en cambio el racionalismo que las rechaza por subjetivas, se apoya en lo que el concepto dice de ellas. Esto no quiere decir que los conceptos no sean  imprescindibles, pero lo concebido en ellos, es real solamente si lo real está dado como tal, esto es, si la realidad es sentida.

  • Manuel

    Es la última oportunidad que tengo de utilizar el ordenador. Ya hasta la semana del 11, no podría de nuevo utilizarlo. El teléfono no es lo más recomendable para mantener este tipo de diálogo.
    Isidoro, por alusión.
    1º Una mujer está o no está embarazada. Nunca está medio embarazada. Un argumento es razonable cuando está fundamentado en la razón nunca a medio camino entre la razón o la sinrazón. Un argumento es razonable cuando cuenta con indicios fundados de basarse en criterios razonables pero no, que por encontrarse a medio camino entre lo racional y lo irracional según tu premisa,  contenga elementos irracionales porque sería un argumento contradictorio, una falacia. Entre lo racional y lo irracional hay una finísima frontera que delimita ambas áreas, no hay un espacio para la ambigüedad. Lo razonable, siempre está al lado del área de la razón y no tiene un pie puesto en la otra área. Lo mismo que la mujer, que está embarazada porque ha cruzado del área de lo no fecundado, al estado de ingravidez. Otra cosa es el proceso de razonamiento, que conlleva una dialéctica implícita.
    2º Cualquier persona que emprenda un proceso de comprensión ante un fenómeno, tendrá que recurrir a una serie de explicaciones que deberá proporcionársela su propio discurso racional. Si la información de la que ha nutrido a su cerebro, son datos provenientes del mundo de lo paranormal, del esoterismo, de las pseudociencias y de las apariciones marianas conformará un universo de creencias que le hará muy proclive a ver cocodrilos en un pantano y no un tronco flotando como es el caso de la foto del monstruo del lago Ness. Naturalmente que puede ser un caimán, es probable, pero la racionabilidad de ese fenómeno se entiende, porque está directamente relacionado con la probabilidad de su verosimilitud tal es el caso, del burro volando en su sentido contrario. El ejemplo que pones es tosco pero sirve. Sin embargo, la guardia civil, la policía y a veces el ejército del aire, han acudido porque las mesas se mueven solas en casa, alguien se ha sentido perseguido por un ovni o hay que colocar un dispositivo de orden público ante la inminencia de la aparición de una virgen. ¿Tú qué opinas Isidoro? ¿Estás de acuerdo que aunque haya ido la guardia civil o el ejército, todo aquello no son más que creencias irracionales en las que basan sus experiencias subjetivas? ¿Estás de acuerdo que no hay cosas inexplicables (el fundamento de la fenomenología de lo extraño) sino cosas aún por explicar?
    3º Lo que estoy intentando de dilucidar con Ana. Es si el empleo de la razón elimina directamente la creencia en dios, y mi intervención lo que pretende defender, es que la razón puede y debe cuestionar las creencias que sustenta la fe en dios, pero no elimina la creencia en él, su fe en él. No puede hacerlo. Lo que sí hace, en la medida que emplea más recursos compadecidos con la razón en detrimento de las creencias irracionales, es abundar en la improbabilidad de su existencia.
     
    Saludos Isidoro

  • ana rodrigo

    Gracias, Isidoro. Con visita en casa, tengo que encontrar el momento, pero lo has explicado tan bien que ya veré si puedo añadir algo respecto al tema que nos ocupa.

  • Isidoro García

    Perdonad mi insistencia. Me faltó la moraleja: Entre lo racional y lo irracional, existe lo razonable, que no es racional del todo, pero tampoco es irracional.

  • Isidoro García

    Perdonad que me entrometa en vuestra polémica sobre lo “razonable”.
     
    Os contaré una anécdota. Casi todos recordareis que hace unos años, un pescador del pantano de Valmayor, cerca de Madrid, denunció ante la Guardia Civil, que había visto algo sospechoso nadando por el pantano, que podía ser un cocodrilo. La Guardia Civil los días siguientes investigó “in situ”, y al final no encontraron nada.
     
    El que hubiera un cocodrilo grande en un pantano en Madrid, obviamente es algo no racional, no lógico. Pero había circunstancias e hipótesis con cierta lógica de que a lo peor alguien había traído uno pequeñito de Africa o América, (un caimán), ylo tenía de mascota y luego va creciendo, creciendo, y ante el lío de papeles y demás, decide soltarlo desde el puente de la carretera que atraviesa el pantano, y el cocodrilo o caimán a base de peces se había hecho grande.
     
    Por eso fué la Guardia Civil a buscarlo. Porque era “razonable”. Si el pescador hubiera denunciado haber visto un burro volando por encima del pantano, la G.C. no hubiera ido, por supuesto, porque era “irracional”. Al final no había cocodrilo, pero la hipótesis de su existencia no era irracional, sino razonable.

  • ana rodrigo

    Manuel, en estos momentos estoy haciendo de guía de la Alhambra a unas amigas. Te contestaré desde el ordenador junto a un reflexión que me ha sugerido el comenatario de Isidoro.
    PD. Cuando queráis os acompaño a visitar Graná y su patrimonio histórico artístico.

  • Manuel

    Hola Ana
    Estoy de acuerdo en lo que dices, pero me debes disculpar porque no entiendo muy bien una disquisición que haces, o yo la he lamentablemente tergiversado tu idea.
    Cuando te refieres a que nuestras sociedades lo que se valora es la razonabilidad y no la razón. Yo sin embargo, lo veo de otra manera. Si un ciudadano de nuestra civilización científico/técnica, que creo que es a la que tu aludes y que según expresas, lo que quiere es que se aplique el principio de la razonabilidad a las cosas, entendidas estas como: ideas, conceptos, argumentos, actos, decisiones…sobrevenidas de su entorno, lo que considero que quiere reclamar esa persona, es que se empleen los criterios derivados de la razón en toda la base de la argumentación. Que procure, que lo proporcionado por la fuente de información que sea, lo justifique mediante la coherencia interna de su discurso, no incurra en contradicciones y se armonice con el ejercicio de la lógica. En definitiva, para presentar la razonabilidad interna de cualquier representación o interpretación de la realidad, se hace inexorable e ineludible el recurso a la razón.
    Dicho esto y otra cosa es, en mi opinión Ana, que cualquier creyente debe estar contento si la razón lo que le pone en cuestión, son sus creencias sobre dios. Porque lo que constatará la lógica de su pensamiento, es el reclamo de que lo que tiene que revisar son sus creencias por irracionales. Y mientras no alcance ese sosiego que el cerebro le solicita, y que le  deviene de las explicaciones coherentes, lineales y con sus extremos bien imbricados fruto de todo proceso racional, siempre sentirá la llamada de la mente racional, el abordar cuanto antes ese procedimiento al que debiera someter, las creencias en cuestión. La razón no puede negar a dios porque no es un concepto del que tenga conocimiento, ni es un concepto único, universal e inamovible en el tiempo y por tanto, no puede discernir acerca de ello. No hay referentes ni definiciones empíricas, por las que se haya llegado a un consenso universal sobre dios. y por tanto, la razón no tiene nada que decir Lo que la razón puede llegar es, como decía antes, a cuestionar las creencias que se tiene sobre él.
    Y si llegado un momento la razón lo que propone, es que la improbabilidad de la existencia de dios es a lo que te aboca el conjunto de informaciones a las que estás teniendo acceso entonces, es un problema de la idea que nos hemos hecho de dios, no de la razón ni del uso que hagamos de ella. Naturalmente, a quienes no les suscita duda alguna sus creencias, es porque habrá llegado a una entente entre su mente racional y las informaciones a las que también tiene acceso para nutrir aquellas.
    Como posdata, supongo, que lo que nos lleva estas ideas es a concluir, que el debate sobre las razones que sustentan las creencias, que es el fundamento de la fe de los creyentes es lo que enriquece tanto a unos como a otros, por ejemplo, a los que no creen. De nuevo, excúsame si no te he entendido bien.
    Sí, estoy esperando a Nacho no sé si ya me pillará con el ordenador pero al menos lo leeré por el teléfono
    Un saludo Ana
     
     

  • Isidoro García

    Adjunto unas reflexiones muy personales sobre el tema de las religiones y las espiritualidades.
     
    1. 1. El hombre es perteneciente a una especie que en el curso del despliegue evolutivo del universo, por primera vez en este planeta, ha llegado a alcanzar el 3º escalón evolutivo, (después del de la materia inanimada, y el de la vida), o sea la INTELIGENCIA.
    2.
    22. Eso nos ha hecho penetrar en un nivel en el que rigen unas Leyes generales nuevas, (además de mantenerse las de los otros dos niveles). Y lo que caracteriza a todo lo que existe en este nivel de la Inteligencia, es la creatividad contínua y el aprendizaje permanente, que se manifiestan en el hombre como una fuerte necesidad profunda de conocer.
    3.
    3. 3. En este sentido el humano, tiene una necesidad perentoria de conocerlo todo, sobre sí mismo y sobre todo el resto del Universo.
    4.
    4. En este proceso de hacerse una idea del Universo, existen y han existido en el pasado, zonas de imposible acceso, y por ello de imposible conocimiento directo, y para paliar ese vacío, que resulta inconscientemente muy angustioso,  surgen las religiones, que proporcionan a través de unos relatos mitológicos, un “conocimiento” de las zonas inaccesibles por el hombre.
    5.
    5. El avance de la ciencia es muy grande. Conocemos mucho, pero aún no todo. Esto hace que por una parte, haya quedado obsoleta una proporción muy grande de los relatos religiosos tradicionales, aunque desgraciadamente aún la ciencia, no ha llegado al punto de proporcionarnos TODA la información sobre el hombre y el Universo, que profunda e inconscientemente precisamos, y cuya falta, a las personas mas instaladas en el mundo de la inteligencia, nos ocasiona angustia o al menos inquietud.
    6.
    P   6. Por ello las religiones no han quedado obsoletas del todo, solo que necesitan un muy buen repaso para adaptarse a la nueva situación del conocimiento. Estamos en un punto, como cuando te has dado un buen castañazo con el coche, que no sabes que te resultará mas conveniente a futuro, si arreglarlo, o hacer “siniestro total” y comprarte uno nuevo. Pero lo que no se te ocurre es ir a pie, si lo necesitas. Algunos seguimos sintiendo esa sensación de “incompletud”, y seguimos necesitando una religión, aunque con unas características nuevas.
     
    7. 7. Lo de si religión o espiritualidad, solo es cuestión de terminología. Depende de cómo quieras llamarlo. Todos sabemos que hay palabras “gastadas” por el uso, que han adquirido unas connotaciones espúreas no deseadas. Quizás religión suene a institución, a jerarquía, a obediencias ciegas, a ritualismos vacíos y maquinales. Y espiritualidad, que está mas de moda, suena a “libertad individual”, a “yo hago lo que quiero”, a “yo no hablo con secretarias, yo no trato mas que con el Jefe”.
     
    8. 8. Pero no nos engañemos, el 95 % de los que hablan de espiritualidad, se han liberado de ir a misa, para ir a clase de yoga o de meditación. Han pasado de querer ser “santos” a base de rosarios y comuniones, a querer ser “iluminados” a base de asanas de yoga o horas den zazen. “Me siento aquí en esta estera durante diez horas seguidas, y sin leer un libro me voy a iluminar de todo”. (Nunca he visto un libro interesante de una persona que sin leer y estudiar lo necesario, se haya iluminado solo meditando. Ramiro Calle o Dokuso Villalba, son gente sabia, y muy posiblemente sus meditaciones les ha ayudado mucho a sedimentar y reestructurar sus muchas lecturas).
     
    9. 9. En resumen. Cada vez creo más en la parábola de Jesús del mayordomo infiel.
    nn
    1010. Como muestra de lo que algunos sentimos, y por lo que necesitamos “algo”,  adjunto un trozo de un gran maestro advaita Pedro Rodea de su libro “El Libro del espejo”:
    Di   “La enfermedad del aislamiento, consiste esencialmente en que la comunicación con nuestro verdadero Ser Real está cortada… Ello se traduce en que nuestra sensación más profunda es la de estar incomunicados… “solos”, sumidos en una dolorosa soledad…Nosotros podemos no ser enteramente conscientes de que el pozo de toda nuestra frustración es esta sensación profunda de estar incomunicados…Pero si vamos de acá para allá buscando un no se sabe muy bien qué… si tenemos la sensación de ser como un animal enjaulado al que la sed de libertad no le permite estar quieto… entonces debemos escuchar al médico…, al experto…”
    “La enfermedad del aislamiento y de la incomunicación no se cura hablando sin parar con otros aislados e incomunicados… la enfermedad del aislamiento y de la incomunicación no se cura yendo sin parar de una esquina a otra de la jaula… Tampoco se cura con disfrutes y deleites… ni con un amor humano que quite el aliento… La enfermedad del aislamiento y de la incomunicación se cura únicamente restaurando la comunicación con nuestra verdadera Naturaleza Real”.
    Lo clava.
     
     
     
    U
     
     
     
     
     
     

  • ana rodrigo

    Manuel, todo lo que dices tiene una lógica aplastante.
     
    Las religiones han tenido un sentido “utilitario” que ha cumplido su misión en muchos individuos y muchas sociedades, en unas épocas de una manera (dar respuesta a la ignorancia, por ej.), y en otras épocas, con otros formatos más adaptados a lo que en ese momento la sociedad demanda, por ejemplo, en este momento en las sociedades occidentales se valora la razonabilidad (no la razón que directamente elimina la creencia en Dios y, por tanto, la religión queda fuera) de la religión o el referente ético. Al lado de estas minorías, nos encontramos con los fundamentalismos más exacerbados y/o con una masa acrítica que sigue por inercia con las tradiciones religiosas.
     
    La otra cara de la moneda de las religiones, son las atrocidades que han cometido en nombre de sus respetivos dioses.
     
    Con todas las deficiencias y barbarie histórica y/o actual de las religiones, también hay diferencias entre las que pasaron por “la ilustración”  y las que siguen en la Edad Media, pero más agudizadas sus patologías como mecanismo de defensa de su  identidad.
     
    La otra corriente que tú apuntas y de la que hemos tratado aquí en varias ocasiones, es la cuestión de la espiritualidad, laica o no, en la línea en que la trató Arregui en su último post.
     
    Las respuestas a este tema y a la intención de Nacho al escribir este libro que comentamos, espero que él mismo te conteste.

  • m* pilar

    Me levanto junto a ellos Oscar.
    Lo que hacemos los seres humanos … !No se puede comprender!
     
    Acaso estamos caminando hacia atrás? !Cuanta memoria dormida, egoista, paralizada!
     
    Pensando… si me quedo al margen pasará por mi lado sin tocarme… Eso, no ocurre nunca en la vida, porque nadie conoce el interior de las personas y sus miserias humanas.
     
    Los corazones rastreros… no pueden encerrar luz, alegría, justicia, amor, solidaridad.
     
    O intentamos mejorar toda la humanidad… o toda ella sufrirá las consecuencias del mal que hacemos.
    m* pilar

  • oscar varela

    Hola!
     
    Leo:
    La pregunta que subyace es:

    ¿cómo crear un paradigma contracultural y revolucionario?

     
    Tal vez esto está en esa línea ¿no?:
    Por una Revolución Poética Mundial
    http://cultural.argenpress.info/2014/07/por-una-revolucion-poetica-mundial.html

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    ¡Bien Manuel, bien!

  • Manuel

    Estimado Nacho

    Os rogaría que me disculpaseis por llegar tarde a vuestro debate. Pero he estado tratando de ver la oportunidad de plantear alguna cuestión al tema que planteas en tu libro (que por cierto al irlo entregando por capítulos, creo que a través de Óscar, puedo correr el riego de errar al valorar entrega por entrega sin conocer la globalidad, el todo) pero he sentido una gran dificultad para entender el propósito final del mismo. Con tan abigarrado temario, tan enciclopédico contenido, no tengo más remedio que desentrañar la finalidad de tu libro en su mismo título, ya que del subtítulo (creo que de Óscar), se me hace difícil extraer una idea clara, es muy poético, pero poco pedestre.

    DE LAS RELIGIONES A LA ESPIRITUALIDAD : EL CAMINO DE RETORNO HACIA DELANTE

    Ese es tu título, Podría entenderse lo siguiente:
    – Las religiones actuales están en decadencia, extraigamos el denominador común de todas ellas que es una finísima inclinación humana de nuestra especie por arrobarse en lo bello, verdadero y bondadoso, configurémosle como un sentimiento humano universal que pueda regir las conductas de todas las personas para modificar las relaciones sociales y atribuyámosle la categoría de una nueva religión (quizás con connotaciones deístas) o una pseudorreligión a lo New Age. Así tendría sentido el oximoron de la segunda frase. Eso podría ser una interpretación. Otra podría ser:
    – Las religiones son especulaciones fruto de nuestra conducta social y por consiguiente, constructos de nuestro cerebro para responder a tres desafíos:
    El pasmo que le producía a nuestros antecesores el desconocimiento que las leyes de la naturaleza le infringía tanto dolor, extrañeza y muerte y por lo tanto, la necesidad que tenían de elaborar una explicación.
    Unos códigos de conductas para soportar la cohesión social en base a la comunicación de personas extraordinarias tenían con las divinidades cuyo poder normativo era reforzado por el siempre ojo amenazante a lo que no escapaba ni nuestros pensamiento (magnífico poder coercitivo)
    Una salida al estrés que nos proporciona la conciencia de nuestra finitud (convendremos que este es el punto donde más éxito ha cosechado todas las religiones)
    Bien, si esta es la deducción a la que llegaría tu libro, hipótesis que yo compartiría plenamente, nos abocaría a otra conclusión que sospecho tú no rubricaría, pero que yo sí y que te invitaría en ese caso, a que me dieses a conocer tu opinión.
    Si las religiones constituyen una elaborada ficción de la imaginación del hombre por lo relatado anteriormente, y dado que no hay evidencia de revelación alguna de ninguna divinidad (lo que hubiese supuesto de haberse dado, un reconocimiento universal e indiscutible por su no refutabilidad y entonces la fe sería inexistente, ya que se tendría conocimiento a algo de lo que se tiene fiel constancia) hay que deducir, que no hay palabra de dios alguna ni en sus formas mono o politeísta redactada por la orden de ningún dios. Que lo que el hombre ha proyectado ha sido, su aspiración a modelos sociales donde se refuerce el altruismo y se controle el egoísmo innato en formato de “textos revelados-inspirados” por los sacerdotes de cada época cuyo éxito histórico es encomiable. Que no habría dios alguno que no se conmoviese y no parase las guerras de religiones evitando con ello, que se le haga cómplice de los genocidios que el hombre, en nombre de sus respectivos dioses, han perpetrado a lo largo de toda la historia por lo que debería en algún momento, haber dicho basta y salir de su obscurantista conducta.
    Conclusión: Naturalmente no puedo definir esta segunda hipótesis con el fin de conocer la intencionalidad que le quieres imprimir a tu libro porque no sé en que tesitura te sitúas. Puedes pensar: Que las religiones son revelaciones claras, constatable y verificables y por consiguiente los libros sagrados, TODOS, son palabra de dios manifestándose pluralmente, tal como el hombre con su cultura a querido imaginar; puedes entender que las religiones son fantasías del hombre, pero puedes mantener a su vez la idea, de un dios silente que infiere su voluntad desde las conductas buenas del hombre y puedes que no creas, en las religiones ni tampoco en un dios al uso, sino en otro que habría que reconstruir partiendo de una espiritualidad universal.

    Te espero. Saludos

  • Nacho Dueñas

    Hombre, Pepe, no es cierto que los autores que cito se queden en simples cotillas. Ni de lejos.
    Una cosa es el que estudia e interpreta el documento, y otros el que interpreta el totum de los documentos en el totum de los cntextos y los devenires. Y negar esto implica negar la categoría de un Voltaire o de un Toynbee. Nada menos. Y no creo que ni tú ni yo seamos tan osados.
    Nacho.
     

  • pepe blanco

    Nacho, a esos “historiadores” que dicen hacer historia sin haber estudiado directamente la documentación, les pasa, salvando las distancias, lo mismo que a aquellos sacerdotes “expertos” en el matrimonio, que se reunían para discutir sobre el amor conyugal, noticia que en su día colgué del tablón.
     
    La historia que proponen esa clase de historiadores no va más allá del cotilleo: lo que le sugiere a fulanito lo que pensaba menganito de lo que suponía zutanito de lo que imaginaba un cuarto señor. Pues vale.
     
    Me temo que en esto tampoco nos pondremos de acuerdo. Once more again…

  • Nacho Dueñas

    Pepe:
    En la historiografía, el criterio de autoridad del historiador no exige la comprensión y asimilación de los documentos primarios, pues se incurriría en el positivismo.
    Por aquello de lo interdisciplinar, y del criterio de especialización, unos estudian los documentos, otros  lo interpretan en su contexto, y otros intepretan texto y contexto en devenir mayor.
    Por tanto, para que yo fuese un historiador de la guerra civil, por ejemplo, si bien no estar´´ia de mas estudiar los documentos, tampoco lo sería necesario para la interpretación que los historiadore lúcidos  hacen de él.
    Así se comprende que se puede ser historiador decente, y de Historia Antigua, sin saber epigrafía.
    Nacho.

  • pepe blanco

    Hola otra vez, Nacho.
     
    Una sugerencia: pídeles esos autores que te enseñen o, como mínimo, que te den las referencias de los documentos históricos de los cuales deducen que en el origen del monacato hubo una intención contracultural. Con los documentos delante, seguimos la discusión.

  • Nacho Dueñas

    Pepe:
    -Ninguna plana deberé enmendarle a tu marido como experto en Historia del Medievo, como ninguna a tí, como experto en Física. Pero otra cosa son las fuentes en que me baso:
    1) Carácter contracultural del primer monacato cristiano:
     
    CARDENAL, Ernesto, Las ínsulas extrañas. Memorias 2, Editorial Trotta, Madrid, 2002, p. 183
    FERNÁNDEZ ARDANAZ, Santiago, “Cuestiones sociales en el cristianismo del siglo IV”, VVAA, Cristianismo primitivo y religiones mistéricas, Ediciones Cátedra, Madrid, 1995, p. 365.
    BLÁZQUEZ, JM, “Orígenes del monacato cristiano”, VVAA, Cristianismo primitivo y religiones mistéricas, Ediciones Cátedra, Madrid, 1995, pp. 391-92.
     
    2) Carácter contracultural de las órdenes mendicantes de alrededor del siglo XIII:
    SAVATER, Fernando / VILLENA, Luis Antonio, Heterodoxias y contracultura, Montesinos Editor, Barcelona, 1982, p. 20.
    EPINEY-BURGARD, Georgette / ZUM BRUNN, Emilie, Mujeres trovadoras de Dios. Una tradición silenciada de la Europa medieval, Ediciones Paidós Ibérica, Barcelona, 2007, pp. 13-25.
    GOFFMAN, Ken, La contracultura a través de los tiempos, Editorial Anagrama, Barcelona, 2005, p. 171-74
    RACIONERO, Luis, Filosofías del underground, Segunda Edición, Editorial anagrama, Barcelona, 1980, p. 113-14.
     
    Como ves, quienes eso afirman no es gente especialmente vinculada a lo eclesiástico, y no creo que sea edulcorado el contenido (estos autores hablan de oposición a la propiedad privada, igualitarismo, nudismo, ingesta de enteógenos, vagabundos, nudismo,carácter marginal, formas casi feministas,abolición dle matrimonio, condena de la desigualdad, alternativas sociales…). No acabo de ver eso que tú dices de versión edulcorada alguna, y no creo que estos autores elucubren.
     
    Ahora, nadie niega que de modo masivo los monjes y los monasterios fuesen un antro de corrupción, como lo fue la China, sin que por ello en China puntualmente emergiera la contracultura taoista.
    Por lo demás, nadie niega el conocimiento de tu marido (todo lo contrario), pero según tú dices, sus estudios exhaustivos son de la Galicia de a partir del siglo XI, no ocupando por tanto las zonas y èpocas que los autores antes citados.
    Un abrazo.
    Nacho.

  • pepe blanco

    Hola Nacho,
     
    En realidad mi interpretación del monacato no tiene nada que ver con la oficial de la Iglesia. Más bien está en las antípodas de la oficial, y se basa en el trabajo de mi marido, profesor de Historia Medieval, y que lleva casi quince años estudiando exhaustivamente el monacato gallego bajomedieval (a partir del XI, más o menos).
     
    Para empezar, de antes del siglo VII apenas queda documentación histórica. De todo lo que te cuenten de la edad antigua y de los comienzos de la edad media, te recomiendo que te creas la mitad de la mitad. Por eso, me cuesta creer que alguien sea capaz de dar una interpretación fundamentada del origen del monacato. Elucubraciones mentales, todas las que quieras, pero interpretaciones fundadas…
     
    En la alta Edad Media (hasta el XI) empieza a haber  alguna documentación y ya se puede empezar a contar cosas -poquitas- con un mínimo de rigor. A partir del XII, la documentación empieza a ser cada vez más abundante y ya se puede hacer historia y a contar más cosas. Y, lo que te aseguro sin ningún lugar a dudas, es que durante la baja edad media, el monacato no sólo no era contracultura, sino que era uno de los pilares fundamentales de la vida medieval. Vamos, que fue muchas cosas, menos contracultural (sobre todo fue una máquina muy bien engrasada preparada para controlar el territorio y producir pingües beneficios económicos).
     
    ¿No será que te pasa como con la mística que, en el fondo, el que asume cierta versión idealizada y edulcorada del monacato, proveniente del ámbito eclesiástico, eres tú y no yo?
     
     

  • Nacho Dueñas

    Amiga Pilar:
    Tus letras son un verdadero estímulo para seguir batallando y tratando entre todos de concientizarnos, en esta sociedad hedonista y deshumanizada.
    Pero, como dice Casaldáliga:
    “Somos soldados derrotados de una causa invencible”.
    Como dice Óscar:
    “Vamos todavía”.
    Como dice un servidor:
    “Pálante, carajooo…”
    Como decía Hugo Chávez:
    “Viviremos y venceremos”.
    Como dice Silvio Rodríguez:
    “Venga la esperanza,
    pase por aquí,
    híchese la vela,
    ruja el motor
    (…) que sin esperanza
    dónde va el amor”.
    Y, como le escuché a un cura que trabajaba en Chiapas:
    “La esperanza no muere,
    y su muere…resucita”.
    Un abrazo a tí y a todos.
    Nacho.

  • m. pilar

    Hay mucha esperanza y fuerza, en lo que Nacho nos ofrece en su libro y desde este “destilado” para compartirlo y enriquecernos con las miradas de quienes quieran comunicarlas.

    Lo voy siguiendo con atención, os voy escuchando y “removiéndolo” una y otra vez  en mi pensamiento, desde cada nueva intervención.

    Cada vez creo con más fuerza y convicción, que los cambios importantes de la historia, no han venido desde arriba.
    La fuerza mayor “casi siempre” la han puesto todas las personas que a lo largo de la historia de la humanidad, la han  impulsado desde abajo; porque entre ellas han existido siempre, mentes fecundas, libres, abiertas, luchadoras, y también otras veces… alentadas, por alguien que pasó por su vida y les dijo:

    “Escuchad, sois personas iguales a quienes os dominan; tenéis derechos, actitudes, ocasión de luchar por ello; pregonarlo, convencer y plantear otra manera de vivir en una comunidad diferente”

    Cuando los llamados “pequeños” (que según los poderosos, no tienen ni voz ni voto, y solo están para satisfacer sus deseos insaciables de poder) se levantan, o al menos lo intentan, hay cambios importantes.
    La verdadera causa es: que existen malos gobernantes, malos empresarios, malos pastores, malas personas, a las que solo les importa su propio estómago.

    Tanto en la política como en las religiones; necesitan tener al “pueblo” oprimido, callado, sumiso, esclavo…
    La alta alcurnia…son según ellos, la élite, los elegidos…:

    ¿De qué, por qué, por quién?

    Por cada ser, que se ha convertido en Caín para el resto… como nos dicen los cantautores, los trovadores, los poetas…
    ¡La Vida! es para todas las personas igual, porque nacemos y morimos del mismo modo, por tanto ¡somos iguales! (solo que algunas duermen en “altas cunas” y el resto en bajas o en el suelo)

    Llevamos muchos años viviendo de manera “oscura” donde la mentira, el robo, la malversación ha hecho un daño casi irreparable.
    La humanidad tiene como nos dice el texto: ¡Que parir… un corazón nuevo, una nueva sociedad!

    ¿Cómo? Desde una mirada totalmente diferente, sin miedo a desmontar lo que está montado en mentiras, sueños baldíos, deseos para conseguir fines nada claros.

    Desde una justa distribución de los medios que existen en cada momento de la historia.
    Es curioso observar, como los grandes genios de la humanidad, ninguno de ellos se hizo rico con sus grandes descubrimientos y por los cuales hoy estamos aquí, y con todos esos conocimientos han mejorado nuestro vivir.

    Pero siempre hay “listos/as” que se han apoderado de esos conocimientos en su propio beneficio; hay llegado a riquezas que jamás podrán consumir, y sin embargo, son incapaces de que hacerlos llegar a todos los lugares donde son de verdad necesarios, porque dejarían de ganar unos “céntimos” que ya no necesitan.

    Si llega algún cambio de verdad sustancial, será, cuando la mayoría se levanten y empiecen a caminar desde una mirada totalmente diferente y renovadora; no es posible ¡de ninguna manera!

    Poner vino nuevo en odres viejos… se derramará el nuevo vino y… seguiremos como hasta ahora.

    La persona rica, poderosa, excluyente…
    ¡Jamás dejará su status, si no es convencida u obligada a llevarlo a cabo!
    mª pilar

  • Nacho Dueñas

    Óscar, preciosa la version del blowing que has colgado.
    Enhorabuena.
    Nacho.

  • Nacho Dueñas

    Pepe:
    Te contaré responderé de memoria, pues no tengo ahora mismo los libros, pero no tengo inconveniente en más tarde u otro día, mostrar citas, datos y fuentes:
    -El origen histórico y sociológico del monacato (S. V) es una protesta y a su vez alternativa contra la deshumanización y el imperialismo del Imperio y de la corrupción estructural de la Iglesia.
    -Era gente que buscaba un ideal puro, y unos esquemas de convivencia basado en pequeñas comunidades humildes y fraternales. y fue un verdadero movimiento de masas.
    -En ese contexto, San Juan Crisóstomo, San Antonio y San Jerónimo tenian un discurso que hoy pasaría por anticapitalista, al decir que “todo rico es ladrón o heredero de ladrones”, o que “lo que tengas de más se lo estás robando a quien tiene de menos”, lo que se corresponde con la postura de la patrística cristiana.
    -Sospecho que la historiografía eclesiástica ortodoxa tapó estos elementos ciertamente contraculturales. Ahora, contracultural en el contexto de hace milenio y medio. Por eso se hicieron monjes, por la misma razón que tal vez hoy se hubiesen hecho hippies, o hace un siglo anarquistas.
    -Por lo demás, yo veo el tic quinceañero en quedarse con la versión eclesiástica, edulcorada y light de dicho fenómeno alternativo de masas. Ir más allá y buscar claves interpretativas, de modo crítico y fundamentado no me parece muy quinceañero que digamos.
    -Por último, despachar a la contracultura por algunos graffitis mierda, es como despachar a la gastronomía por algunas hamburguesas de Mc-Donalds.
    Un abrazo.
    Nacho.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Nota a la REDACCIÓN (si tienen tiempo):
     
    Verificar la musiquita prevista; haciendo click en el VIENTO aarece el SOMOS de Nacho; por eso puse 2 musiquitas del VIENTO

  • ana rodrigo

    Lo que es una constatación es que la evolución de la sociedad no es un fluir natural hacia el cambio, sino que siempre se produce una resistencia a lo nuevo, una afirmación de lo establecido y una confrontación con el cambio. Con el miedo siempre presente a perder lo que se tiene y a arriesgar por lo desconocido.
     
    Anteriormente los tiempos eran muy lentos, la comunicación con otras sociedades era muy escasa o nula, los movimientos contraculturales no tenían los medios suficientes para transmitir o publicitar sus ideas y, cuando lo conseguían, era frecuente la persecución o, en el mejor de los casos, el ostracismo. Y, a pesar de todo, la humanidad evolucionaba hacia adelante.
     
    En el momento actual las cosas son completamente distintas: la sociedad es más dinámica y la comunicación es instantánea, abundante y plural, los medios de comunicación son muy potentes y omnipresentes. La resistencia actual al cambio se centra en que la gente tiene unas muy arraigadas convicciones a pesar de los datos de la realidad.
     
    Un ejemplo clarísimo lo tenemos en que las ideologías políticas conservadoras se mantienen a pesar de los datos objetivos que se pueden consultar en cualquier medio. Las estadísticas en España siguen dando más votantes al PP que al PSOE, por ejemplo (sí, ya sé que el PSOE se ha quedado en estos últimos tiempos sin ideología de izquierda revolucionaria), pero lo significativo es que los votantes del PP mantienen una fidelidad importante cuantitativamente.
     
    En muchos países europeos el cambio se ha ido hacia ideologías fascistas y neonazis.
     
    ¿Cuál es el motivo de la resistencia al cambio en el momento actual. ¿Son las convicciones, son intereses espurios, es la ignorancia de los votantes, es la intoxicación de los medios? ¿Es todo eso junto?

  • oscar varela


     

     
    ¿Ok?

  • oscar varela

    Hola!
     
    La semana que viene (5 de agosto) será el ¡ÚLTIMO CAPÍTULO!
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • pepe blanco

    En particular el monacato cristiano no parece que haya sido, en absoluto, un movimiento contracultural. Más bien al contrario, fue una pieza clave de la cultura medieval establecida.
     
    La defensa de lo contracultural, así en general, me parece que tiene algo de tic quinceañero. Todo lo que no es genético es cultural. Habrá aspectos culturales interesantes y válidos, y otros aspectos que no lo son. Y las sociedades van, poco a poco, conservando unas cosas y cambiando otras. Parece que siempre ha sido así y, probablemente, así seguirá siendo.
     
    (Hay graffitis muy buenos y otros que son una mierda, como hay pintura barroca estupenda y otra que es muy mala.)

Deja un comentario