Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4987 Artículos. - 80066 Comentarios.

Religión universal, religión particular

ArregiToda religión aspira a ser universal, a expresar un mensaje liberador que transciende la etnia y la lengua, el tiempo y la cultura. La religión supera fronteras. Pero toda religión está limitada por una cultura particular y, quiera que no, con sus creencias, ritos y normas traza fronteras: ortodoxos y herejes, creyentes e increyentes.

Supera fronteras y traza fronteras. Es la paradoja del ser humano cada vez que expresa el Infinito en lo finito. Así sucede en el arte, la ética, la religión… Tomemos, por ejemplo, la belleza. ¿Qué es la belleza? Es eso que agrada la vista y el oído, esa armonía profunda que nos conmueve más “adentro” de todos los sentidos, ese horizonte infinito de gracia que nos atrae más allá de todas las formas, ese arcoíris inasible, ese fondo irreductible a todas nuestras percepciones particulares… Nos alcanza a través de las formas, pero nunca la alcanzamos en ellas. ¿Cómo nos arrebataría más allá, si la alcanzáramos?

Lo mismo sucede con eso que llamamos “bondad”: lo gustamos en todos los ojos, las manos, los gestos amables, pero nunca se agota en ellos. ¿Cómo, si no, seguiríamos gustando lo bueno y nos sentiríamos salvados de bondad en bondad?

Y también con la “verdad”, esa llamita de luz que nos guía en la noche, esa llamarada cuyas chispas nos alumbran en las ciencias, las artes, los poemas inspirados. ¿Qué es la verdad? Es esa epifanía, esa revelación del Misterio sagrado del Ser: “Yo soy el que Soy”, dice la Zarza Ardiente del Horeb. El Misterio sagrado del Ser, que no es “fuera” de todas las cosas, pero que es misteriosamente “más” que todas las cosas, “más” que la suma de todas ellas, e infinitamente más que todas las palabras.

Lo mismo pasa con las religiones. Son formas particulares en que el Infinito se nos abre, pero solo a condición de que las formas (ritos, creencias, normas y textos canónicos) no quieran identificarse con el Infinito y retenerlo en sí mismas. El Infinito es la belleza inaprensible, como un arcoíris. Es la bondad incontenible, como el agua entre los dedos; a lo sumo puede ser acogida por un tiempo en el cuenco vacío de la mano o del barro, pero luego también allí desaparece, se vuelve vapor, aire, nube, para seguir derramándose en otras arcillas. Es la verdad indecible, más allá de toda palabra y de toda Escritura por sagrada que sea, más allá de toda creencia y dogma por esencial que parezca, más allá de todo pensamiento y significado: el Infinito transciende todos los significados (¡todos!), como el agua se escurre entre los dedos de un niño, como se va la luz en el cielo de la tarde hacia otros cielos, otras tierras, suavemente.

Todas las religiones son formas particulares, pero están animadas en su raíz originaria por el Infinito universal. O a la inversa. Y su mayor tentación es atrapar el Infinito, encerrarlo en su forma y poseerlo en monopolio. En la medida en que incurre en esa tentación, una religión deja de religar a sus seguidores entre sí y a todos con el Todo, se vuelve secta, oculta el Infinito, ahoga el Aliento, sofoca la Vida. Y en las llamadas religiones monoteístas el peligro es infinitamente mayor, pues ellas –sus jerarquías más bien– fácilmente se consideran a sí mismas mediadoras únicas de un Dios único, de su revelación, su voluntad, su promesa de salvación.

Hoy, cuando cualquier adolescente accede con su móvil a una masa de información jamás sospechada pero también incontrolable, las religiones –paradójicamente– están más tentadas que nunca de absolutizar sus formas particulares. Querrían ofrecer seguridad en un mundo inseguro. Pero de esa manera vuelven el mundo más inseguro y peligroso todavía. Y sucede a menudo que, para difundir como universales y únicas sus opiniones particulares –premodernas–, las jerarquías religiosas utilizan el Ipad, el Smartphone y los medios más modernos, los mismos que nuestros jóvenes posmodernos, saturados de información. Empeño contradictorio y baldío.

Una religión será tanto más consciente de su particularidad histórica y cultural cuanto más animada está por el Infinito, y cuanto más consciente sea de su particularidad, tanto más será testigo del Infinito liberador.

(Publicado en DEIA y en los Diarios del Grupo Noticias)

Para orar

La nueva que llega es buena para todos.
No parar los blancos: para todos los seres humanos.
No para los negros: para todos los seres humanos.
No para los ricos: para todos los seres humanos.
No para los pobres: para todos los seres humanos.
Ya lo sé, odiaréis esto. No para los heterosexuales: para todos los seres humanos.
No para los homosexuales: para todos los seres humanos.
Jesús vino para los iraquíes y los afganos.
Jesús fue enviado para los iraníes y los ucranianos.
¡Todos los seres humanos!
Jesús es el regalo de Dios para los hermanos que están en prisión
y las hermanas en peligro.

(Pastor Jeremiah Wright)

3 comentarios

  • Atman

    Las religiones, a pesar de lo que digan, son como todo lo que hay en este mundo: nacen, crecen, se reproducen y mueren. Muchas personas, buscan en su religión el que sea inamovible desde sus comienzos, con los mismos dogmas, ritos, jerarquías… sin darse cuenta de que todo lo que tenemos para bien o para mal, es fruto de un proceso de cambio y evolución, a veces, copiando a otras religiones, como el cristianismo, en la época de Constantino, que a fin de recomendar la nueva religión a los paganos, transfirió a la misma los ornamentos externos a los que aquellos habían estado acostumbrado, el uso de templos, el incienso, las lamparas, agua bendita, procesiones, vestiduras sacerdotales, la tonsura, el anillo matrimonial, las imágenes, el canto y el Kyrie Eleison son todos de origen pagano y santificados por su adopción en la iglesia.

  • Antonio Vicedo

    Siendo la religión, en su mas auténtica realidad, una vivencia de los seres humanos en la que se concreta.  real o intencionalmente, la relación con el SER ABSOLUTO o TOTAL y, en consecuencia con todos los demás seres, especialmente los humanos con los que se comparte esa vivencia, lo mas importante en ella es la coherencia entre lo que la racionalidad libremente acepta y lo que en la práctica vital y relacional se concreta como realidad.
     
     
    A Dios, el SER por excelencia, de cuya vivencia somos fruto todos los demás seres, para quienes nos consideramos creyentes, nadie le ha visto, ni oído en cuanto ser, pero sí en algo de su HACER..
     
     
    Y, si ese HACER, lo experimentamos concretamente en nuestro ser y en los demás seres, conviene situar la religión identificada con la percepción de la realidad como verdad práctica fundamental, en coherencia con la cual experimentaremos las vivencias religiosas como auténticas relaciones vitales, o como vivencias falseadas.
     
    Un fenómeno religioso profunda y constantemente presente en el devenir religioso de la Humanidad ha sido, y sigue siendo el PROFETISMO o el acontecimiento en el que alguien habla a los demás, desde su experiencia vivencial sobre lo que entiende es vivir una buena relación con el SER TOTAL y con los seres que de el participan relativamente su ser.
     
    Es por ello que los profetas de todo tiempo y condición han proclamado siempre mensajes de coherencia relativa a la realidad del ser humano en su situación local y temporal terrena y por lo mismo con dimensión universal, probada en el empeño de poner en evidencia la exigencia de  que los seres humanos (O cualesquiera otros) que quedaran en situación de carencias o desajustes, pasaran a ser objetivo prioritario de cualquier actitud religiosa.
     
    De ello se desprende que la religión dice relación al verbo ser y no al tener.
     
    Las vivencias son expresiones existenciales propias o compartidas con otros seres objetivamente por el uso o abuso de los mismos, o subjetívamente,  en tanto complementos conscientes con otros seres humanos igualmente sujetos, por ello la objetivación de las personas,   manifiesta siempre carencia o falseamiento de las vivencias consideradas religiosas.
     
     
    Toda linea profética de las religiones se fundamenta y se empeña en que esta relación solidaria y altamente valorada en equivalencia, se mantenga en constante y progresiva coherencia.
     
    Pero en el desarrollo histórico de todas las religiones esta insustituible coherencia en el campo del ser, ha sufrido el declive hacia la incoherencia del poder y tener de unos y la degradación y sumisión de otros, hasta extremos de excluirles del reino de los vivos en nombre y obsequio de un dios considerado a medida de ser  representado absolutamente en su omnipotencia.
     
     
    La incoherencia humana, se ha convertido en incoherencia religiosa y esta, a su vez, ha agravado la deshumanización de la Humanidad.
     
    Cierto que en todas las religiones queda un rescoldo de coherencia reparativa de los desajustes tanto personales, como ambientales, pero lo más generalizado es el atraso en poner coherencia a la JUSTICIA sobre las causas de las terribles consecuencias de la falta de coherencia en la aceptación de la insustituible realidad de los seres humanos, iguales todos en valor, dignidad y finalidad.
     
     
    Desde esta perspectiva hay que analizar las distintas religiones (Siempre con el respeto y la consideración a sus diferentes fieles, casí siempre víctimas de muchas y prolongadas incoherencias de falsos pontífices o sabios y entendidos) para ver si mantienen la coherencia con la realidad de los seres humanos, o la han falseado y falsa la mantienen.
     
     
    Y desde esta perspectiva es desde la que podemos valorar lo que significó y significa la presencia de Jesús en la Humanidad y lo que supone que  nuestras vivencias religiosas  se concreten en progresiva coherencia con su testimonio y mensaje  HUMANIZADORES.
     
    Elocuente aquello del:
    ANUNCIO DE LA BUENA  NOTICIA ofrecida desde la pequeñez de un BEBÉ  en un pesebre por cuna.
     
    Buscad primero el Reino de Dios (Dios reina en la Naturaleza, tambien la Humana de sus HIJ*S tod*s HERMAN*S) y su Justicia, lo demás se os dará por añadidura.
     
    -Este es el único mandato: Amaos como Yo os he amado, hasta el fin de lo que no tiene fín como la propia entrega.
     
    Conmigo hacéis, o no, LO QUE con un* cualquiera de mis mas PEQUEÑ*S HERMAN*S.
     
    Porque no es la Humanidad para el Sábado, sino este para aquella.
    Y conocerán que sois discípul*s mi*s, en que  OS AMAIS L*S UN*S a L*S OTR*S.
     
    ¿El calificativo CATÓLICA es expresión real de coherencia  con el testimonio y mensaje de Jesús  en los que la institución Iglesia se fundamenta y quiere identificarse?
     
    ¿Está en disposición de ser la LEVADURA que la MASA necesita para su FERMENTACIÓN HUMANA?

  • h.cadarso

       Ederra, Joxe! Oso ederra! Hermoso, muy hermoso tu escrito!
      A mí me ha desorientado un poco cuando terminas con Jesús enviado para todos, después de hablar de la validez de toda visión religiosa. Vamos que yo habría dicho que Buda, Mahoma, y muchos más  fueron también enviados para todos los humanos.
    A lo mejor se puede decir que Jesús es ucraniano con los uncranianos, afgano con los afganos, iraquí con los iraquíes, vasco con los vascos, andaluz con los andaluces, homosexual con los homosexuales…¿O no?
    Y a lo mejor se puede decir que todos los crucificados que en el mundo han sido, todos los represaliados, todos los torturados, todos ellos son Jesús. Los que saltan la valla en Melilla, los que se embarcan en pateras, los que  se pasan de Méjico a Estados Unidos, los que nanfragan en las proximidades de Lempedusa., los obreros oprimidos en China, Camboya, Bangla Desh, Perú, todos ellos son Jesús…Que toda la humanidad de todos los siglos somos un solo Cuerpo cuya cabeza es Jesús, con el debido respeto a todos los que piensen de otra manera….

Deja un comentario