Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5444 Artículos. - 86504 Comentarios.

La guardia civil muere pero no se rinde

Revuelta

En la escuela, siendo niño, nos relataban en la enciclopedia Bruño las heroicidades del coronel Moscardó en el Alcazar de Toledo y el lema de los guardias civiles que estaban con él. “La Guardia Civil muere pero no se rinde”.

Ha de cambiarse el lema visto lo visto en Ceuta: la Guardia Civil ha muerto al rendirse. Ver a uniformados con honor y valor supuestos (“valor se le supone” decía mi cartilla militar) disparar con pelotas de goma y botes de humo a negros desarmados con el agua al cuello es una muestra de que la Guardia Civil se ha rendido a la bajeza moral a que hemos llegado los politicos españoles, los ciudadanos españoles y al obedecer  las ordenes tales como disparar asi a quien busca vivir dadas por el Gobierno  de España han muerto a la dignidad y a la reciedumbre moral. Todo por la Patria. Con negros indefensos en el agua?.

Bajeza moral, villanos en nuestro rincón, envueltos por bancos, representantes publicos, empresarios, miembros de la realeza, jerarcas religiosos, en la ceguera de los brotes verdes, de los edenes fiscales y de las rebajas de febrero, de las clausulas suelo, del descenso del valor del salario, del ascenso del ibex, de los años carcel para el empalmao, de la amistad de Rajoy con el preso Barcenas. !!Gloria bendita!!

Y quince negros ahogados con los honores rendidos por el silencio colectivo incapaces de alzarnos contra el Ministro del Interior y su esperpentico y achulastrado director general de la Guardia Civil  revestido de prendas de uniforme que no le corresponden, que  no las honra  , que levantarían de su tumba al duque de Ahumada si pudiera contemplar la mentira fétida echada al rostro de este país que tuvo marinos que prefirieron la honra a los barcos.

Quince negros. Un peligro para España, un peligro para Europa. Europa, España , que durante siglos fuimos a robar negros (hombres, mujeres y niños) a sus paises para hacer con ellos lo mismo que Merkel, Rajoy, Von Rumpuy, Draghi, están haciendo ahora con los blancos pobres a quienes esquilman para beneficiar a los que acumulan el ochenta por ciento del total de la riqueza de Europa. También el Vaticano, también la Iglesia.

Esta tarde de sábado en silencio habla un israelita sin dolo: “Vosotros habéis incendiado la viña, el despojo del mísero tenéis en vuestras casas. Pero qué os importa?. Machacáis a mi pueblo y moléis el rostro de mi pueblo.”. (Isaias, 3, 14-15).

Así nos va. Llorando por el mechero de Rolando.

35 comentarios

  • m. pilar

    Lo cierto es, que no tenemos ni la más mínima idea de cómo viven.
     

    ¿Seguro que alguno de nosotros/as, seríamos capaces de soportar los niveles de pobreza que ellos padecen?

    Como siempre: ¡¡¡no sabemos lo que decimos!!!
     

    Quizá si de verdad fuéramos capaces de ponernos en su piel… nos comportaríamos de manera muy diferente.
     

    No es así, seguimos tratándolos como ciudadanos de segunda o peor.
     

    ¿Vivir como ellos? ¡No tenemos ni idea!

    Ni lo soportaríamos. Seamos justos al menos.

    mª pilar

  • Juanel

     
    Sí, lo entiendo Román. Estar del lado de los pobres, com-padecer, empatizar, sentir que se está con ellos, entre ellos, asumiendo sus cargas y problemas luchando por su liberación, como cristiano que ha optado por los pobres. Sólo una puntualización: no podemos decirle a un pobre que nosotros también lo somos, al menos en mi caso, primero por que le ofendería y segundo por su falsedad, ¡ya quisieran estar como yo! que no tengo problemas para cubrir mis necesidades aunque sea muy ajustada. Supongo que también lo entiendes.

  • Román Díaz Ayala

    Juanel, te hablo como a un hermano en Cristo.
    Se es pobre por una situación heredada, o sobrevenida,
    pero tambien se es pobre por opción de vida.
    No concibo un auténtico cristianismo, entendido como el discipulado de Jesús, sin abrazar la pobreza.
    tambien desde un sentimiento humanista ( y esto último sí que es ideología) me identifico plenamente con los desposeídos de la tierra, y por ello me siento yo también un pobre de la tierra.
    Para concebir ello, hay que tener abiertas todas las ventanas del alma y del corazón , nunca cerrar el puño, ni para ofender, ni para negarse a compartir. ¿A que eso sí lo entiendes?
    Pues, eso.

  • Juanel

     
    Por si acaso tengo que aclarate Honorio que el capitalismo con su perspectiva de negocio y beneficio, mercado y consumo, y sus valores de competitividad, productividad y eficacia, no me parece que sea ninguna panacea, un objetivo por el que haya que luchar para que funcione bien, reduciendo sus fallos o corrigiendo sus incoherencias internas. Creo que simplemente es una etapa histórica que estamos recorriendo y que su final hacia un poscapitalismo se acerca. Y lo creo por que el sistema capitalista es deshumanizador, en donde las personas no tienen más valor que el de mercado. Sin embargo, tampoco me parece un ogro a derribar, pues tiene en su haber el haber conseguido la mayor cota de bienestar para la mayor cantidad de población, incomparablemente superior a ningún otro sistema anterior en la historia.
     
     
    No tengo casi ninguna información sobre la pregunta que me haces al final. Pero recuerdo que leí que China está haciendo grandes inversiones en infraestructuras en África y pensé entonces que ya era hora. África no puede entrar en el comercio internacional si carece de infraestructuras y de personas cualificadas. La inversión en infraestructuras y en educación en África debería ser prioritario para UE si pretende detener la inmigración. Algo he oído de abrir Canarias al comercio con Senegal y establecer algunas industrias en ese país, parece que hay acuerdos prometedores. También en Marruecos hay empresas turísticas y de construcción españolas. Seguramente habría que buscar en la red información de las inversiones de la UE en África. Evidentemente por mucho que busquemos en su conjunto resultará muy poca, escasa, insuficiente, pero quizás el interés aumente precisamente por la presión migratoria.
     
     
    ¿Nosotros los que participamos en Atrio somos los pobres de la Tierra, Román? Yo no sé como vives tú, pero yo no estoy tirado en la calle, ni hago cola en los dispensarios de alimentos, ni voy a los comedores de beneficencia,….. Tengo casa, ingresos de pensionista que cubren lo justo para mis necesidades y los de mi familia que dependen de mí, y punto. Si con lo de pobre te refieres a que no tengo propiedades, ni empresas, ni capitales, ni ….. pues vale, pero ni siquiera el Estado me reconoce en el umbral de pobreza. Ya quisieran los pobres de la Tierra estar en mi posición de bienestar, los miles de millones del mundo y de aquí desposeídos de todo. Me parece que la lucha política de la izquierda que incluye en un mismo colectivo a los pobres de verdad junto a los asalariados, no tiene demasiado sentido pues los dos grupos tenemos intereses que no son comunes en absoluto. Los derechos de los trabajadores no son los derechos que deberían tener los pobres de verdad, que radican en la dignidad humana, sus urgentes necesidades y sus problemas de supervivencia. (la renta básica, quizás podría ser la solución en las sociedades opulentas como la nuestra, ¿pero en el resto del mundo?)

  • h.cadarso

    Puede que tu opinión sobre lo que necesita el capitalismo sea correcta en el plano teórico, Juanel. Yo me refiero más bien a la praxis en laque se mueve el neoliberalismo y los mercados. Y estoy convencido que en absoluto piensan en las posibilidades de consumo de Africa, solo les importa mantenerla como una reserva de mano de obra, y no se plantean incorporarla a los flujos de la economía mundial. Y lo mismo ocurre con todo el Tercer Mundo.
    ¿Acaso puedes mostrarme algún signo de que efectivamente se preocupan por integrar a Africa, al Sudeste asiático, en los procesos económicos mundiales, en los mecanismos del comercio internacional?

  • Román Díaz Ayala

    La indignación no es tan sólo un estado de ánimo que se resuelve con llamadas a la calma y a una “mejor ecuanimidad”, un impedir que salgan los llantos del alma y estblecer un discurso amplio, con aires académicos estableciendo problemáticas generales y elucubrando sobre la ética de las situaciones.
    no nos engañemos.
    Colectivamente estamos en medio de una situación muy dura que dificulta hasta sus límites nuestro vivir personal y social ( político)
    Cada uno de estos sucesos, a veces rondando o llegando a la tragedia, nos ponen sobre las cuerdas, acorralados como estamos en una mentalidad que tiene necesariamente que cambiar, y exigir a nuestros seres más cercanos que también hagan el cambio.
    Es ajeno a nuestra mentalidad el sentirnos responsables ( hablo para los españoles y españolas, mis compatriotas) y el tener que rendir cuenta de nuestras actuaciones, y todavia más difícil exigir esas mismas responsabilidades a quienes les hemos confiado la responsabilidad de administrarnos y se desmandan. En España se vive en una absoluta impunidad, donde los casos sólo se resuelven, a veces,en los tribunales, pero jamás reciben la presión social que les libre de dicha impunidad.
    Asíque démosle otro giro a lo que comporta la indignación reconociendo que obedece en primer lugar a un pensamiento lúcido, a que es una respuesta a una realidad que se nos impone y se nos obliga a su acatamiento.
    Después comprendamos que se exige de nosotros una respuesta y no una explicación por muy atinada que sea. La respuesta concreta es un cambio, actuante como una metanoia, profunda y firme de convicciones de que las cosas tienen que cambiar y de que nos ponemos en el camino para ello, aunque nos gastemos en el camino hasta morir por ello.
    Resulta algo tonto o ingenuo que no reclamemos una sociedad más eficiente, incluso en los recursos disponibles, pero con la indignación estamos reclamando que tal eficiencia sea cada vez más humana.
    Por lo mismo repito que no nos engañemos y no nos dejemos engañar tampoco. Quienes participamos de este foro de Atrio formamos parte de los pobres de la tierra, somos partículas de ese gran capital humano ydebemos estar claro.
    Y respecto a las instituciones, junto a ellas somos los dos pilares de la sociedad: personas e instituciones.
    Con el pensamiento esclarecido para hacer que nuestras instituciones funcionen en la dirección correcta.
    ¿Es pedir mucho?

  • Juanel

     
    Al hablar de ética migratoria a largo plazo u objetivos finales puede encontrar en mi opinión amplio consenso. No es difícil coincidir en que todos los seres humanos tienen la misma dignidad y derecho a mejorar sus condiciones de vida en cualquier parte del mundo, por lo que deberíamos poder alcanzar la libre circulación de personas sin privilegios de ciudadanía ni barreras de fronteras que lo obstaculicen. Los problemas migratorios que surgen no se deben a la circulación de personas en general, (los ricos pueden ir a cualquier parte y son bien recibidos siempre) sino que se refieren a las masas empobrecidas, sin cualificación o preparación profesional, desesperadas y dispuestas a todo para su supervivencia. Mientras en el mundo exista este sector de población desposeída, lo flujos migratorios se darán y en aumento, dado que les llega cada vez más la información de que los territorios del Norte rico les abren posibilidades. La avalancha migratoria se hará imparable mientras las desigualdades permanezcan o peor aún si se agravan como ahora.
     
     
    Por tanto será también objetivo ético a largo plazo que ese sector de población en el mundo no se dé, sino que tengan un mínimo suficiente de recursos para que nada les obligue a emigrar si no quieren hacerlo. Es incoherencia del sistema capitalista mantener grandes masas de población mundial sin entrar en los mercados, sin tener posibilidades de producción y consumo. Ya que las razones éticas el sistema se las pasan por el arco del triunfo, quizás la pregunta sería según su perspectiva ¿qué les podemos comprar y que lo produzcan y qué les podemos vender? Ya que la dignidad humana les trae sin cuidado ¿por qué no girar el problema hacia el mercado y el negocio? El ejemplo de los pequeños préstamos para pequeñísimos negocios me parece una idea excelente a pequeña escala, ¿por qué no introducir nuevas ideas a mayor escala?
     
     
    En mi opinión Honorio se equivoca al afirmar que el sistema capitalista necesita un sector de población empobrecida para bajar los salarios y mantener condiciones de trabajo en la explotación pura y dura, que el asalariado acepta parta no verse tirado al paro y pobreza. Desde la óptica de empresa, cuanto más contentos tenga a sus trabajadores, en condiciones más humanas y amables posibles, cuanto más implicados en ella estén, cuanto más crean que forman parte importante e imprescindible de ella,…., la empresa funcionará mejor, será más eficaz y productiva, y por tanto tendrá mayor capacidad de negocio y beneficio. Un sector empobrecido sin capacidad de consumo, no puede ser cliente de ninguna empresa y reduce para el conjunto la capacidad de negocio. Mantener salarios bajos y condiciones de explotación quizás pueda entenderse en condiciones de falta de financiación o de crisis precisamente del sistema capitalista, pero en absoluto puede ser el modo de obtener capitales en periodos de crecimiento, reteniendo plusvalías en lugar de invertirlas.
     
     
    Las divergencias de opinión son mayores en el medio plazo. ¿Podremos en un futuro próximo acoger mayores cotas de inmigración? ¿Cómo? ¿Podremos integrarlas sin fricciones en nuestras sociedades? ¿Cómo? Claro que el discurso con razistas y xenófobos en auge en la UE es completamente distinto, porque carece de base argumental, se mueven por sentimientos populistas. Y habría que hacer todo lo posible para desmantelar su poder de persuasión, para detener y reducir su empuje.
     
     
    Estoy de acuerdo en que a corto plazo la UE debe detener la inmigración masiva, aunque se debe aclarar con sumo cuidado el cómo en el respeto a los derechos humanos. Es evidente que la UE no está preparada para asumir sin fricciones graves una gran población inmigrante sin cualificación ni recursos. Pero lo que se está haciendo legalmente con a la distinción entre los “con papeles” de los “sin papeles” me parece una hipocresía, pues éstos constituyen un colectivo apetitoso para ciertos empresarios que por variadas circunstancias los buscan y emplean, ya que carecen de derechos.

  • h.cadarso

    Hay una ley que es el ABC del capitalismo y del neoliberalismo, según la cual la buena marcha del capital requiere disponer de mano de obra abundante y en situación de desempleo, que presione sobre los salarios a la baja, y en general sobre el nivel de vida de los trabajadores.
    De acuerdo con esa ley, el capitalismo financiero ha provocado un hundimiento de la oferta de trabajo mediante esta crisis que padecemos, y en este momento dispone de una enorme reserva de mano de obra disponible. Y si no dispone de ella, promueve corrientes migratorias que produzcan una sobresaturación de desempleados en Europa, en USA, en Japón…en Bangla Desh, en todo el Sudeste asiático, en Africa entera…
    Claro, para salvar las apariencias, se arbitran unas normas que dicen regular la emigración y los derechos de los emigrantes, y los derechos de los trabajadores, y los subsidios de paro, unas normas que quedan muy bien, pero que ni los gobiernos ni los grandes gurús de la economía respetan.
    Y así tenemos un hundimiento general de las condiciones de vida de los trabajadores en Bangla Desh y en todo el Sudeste asiático, y un morirse de hambre en Africa, y una retahila de recortes a los trabajadores en Europa…
    No deberíamos tratar este tema con excesivo apasionamiento, estamos ante una estrategia del capitalismo, que reclama una respuesta racional y solidaria de los trabajadores. Es ridículo que los trabajadores suizos, franceses, ingleses, los que apoyan a los partidos ultraderechistas en Europa, echen la culpa del problema a los trabajadores emigrantes. ¿Por qué no apuntamos todos al capital financiero especulativo que nos tiene amordazados y maniatados?
    Hay unas normas mínimas de respeto a los que intentan traspasar las fronteras al margen de la ley, unas normas que no se están respetando en Ceuta ni en Melilla. Ni en Marruecos…Y ya que son normas mínimas,  debemos exigir que se respeten.
    Efectivamente, muchos emigrantes intentan entrar en Europa o en Usa al margen de la ley. Debo confesar que yo también he sido emigrante ilegal y he conseguido papeles fuera de mi país fraudulentamente. Pero señores míos, acaso no tengo derecho a vivir, y a un mínimo de condiciones de vida dignas? Jesús dijo que “no está hecho el ser humano para el sábado, sino el sábado para el ser humano”.
    !Me cisco en todas las leyes que impidan a las personas acceder a un nivel de vida digno!

  • Antonio Vicedo

    ¿Que pasaría, si se aplicara el mismo protocolo y las  justificaciones del mismo respecto a la ilegalidad de la inmigración y a la de cualesquiera otros delitos ilegales o contra la ley, por lo que la población penitenciaria española es la que es? ¿Cuantas víctimas mortales se acumularían diariamente?
     
    Los hechos de Ceuta,  con resultado de muertes (bastaba con una) son de lesa gravedad antidemocrática e inhumana.
     
    Que se use el poder delegado por la Soberanía Popular precisamente como amenaza y resultado de muerte para individuos humanos, alcanza, a nivel de cantidad, la misma gravedad de calidad de la provocación de una injusta guerra.
     
    En nuestro ordenamiento jurídico democrático no entra la posibilidad de la pena capital , que tanto equivale a matar, como a dejar morir, pudiendo y debiendo evitarlo.
     
    La magnitud de un problema de convivencia, en absoluto puede resolverse con la eliminación activa o pasiva de los más débiles, indefensos e inocentes.
     
    Y esto debe quedar muy claro en muchos aspectos, pero sobre todo respecto a la emigración  e inmigración forzada, de la que  los españoles deberíamos conservar mas viva,  fresca  y coherente memoria.


    Sobre cualquier legalidad marca lineas rojas de imposible impotencia  legal  la LIBERTAD A LA VIDA de cualquier Persona, independientemente de sus propias circunstancialidades.
     
    El PODER representativo que la Soberanía Popular otorga para fines de humanidad y quienes lo asumen juran defenderlo, y por ello reciben justa compensación, no pueden eludir su responsabilidad en casos de violación de esa finalidad, por lo tanto, no se debe andar con mareos de perdiz, ante el crimen cometido.
     
    Los ya muertos son VICTIMAS inocentes, pero quienes han sido causa criminal  por acción u omisión: Cargos del Legislativo , del Ejecutivo o del Judicial, deben responder de ello, ante la Soberanía Popular, con penas apropiadas a justicia o dimisión de sus cargos.
     
    Mientras esto no se haga, no podemos tener la convicción ni pregonar, que estamos en un Estado de Derecho.
     
    Y esta misma consideración, valdría también para otros modos de victimación  grave de inocentes, aunque no llegue al mortal. Porque no vale humanamente hacer y mantener leyes que perjudiquen a los demás y de ello, se salven quienes las promulgan y defienden, como p.e. las leyes que soportan todo el entramado de la injusta distribución de los bienes que, por naturaleza, tienen destino común.
    Esto está muy en la raiz del problema emigratorio  e inmigratorio que se dice imposible de resolver; como tambien el de la alarmante Inseguridad Ciudadana

  • Ludovico

    Me parece, Ana, que no ha seguido usted mi razonamiento. O tal vez, quizá esto más preciso, no me he expresado con claridad suficiente. De entrada me uní a la condena que hacía el autor del post. Por tanto, mi condena de la actuación contra los inmigrantes. Me declaré algo que , desde el punto de vista social, soy:  inmigrante, aunque la verdad es que mi apego a un trozo de tierra es francamente liviano.  Me considero alguien en camino, al que sólo le importa la compañía con quien va. Con otras palabras: me siento agredido, humillado como un xarnego, un maqueto, un sudaca o un negro más, cuando se les oprime. (Incluso como un gitano, aunque de ello guardo pésima experiencia en la mili, pero eso es otra historia.) Ni que decir tiene que lejos de mí minimizar el gravísimo peligro de quien está en el mar.

    En el camino no tienes obsesión por quién hizo una ley, aunque no está bien que los más agresivos oculten que la raíz de la culpa está en ellos. Por eso lo explicité.

    Dije que la cuestión tiene muchas vertientes. La cuestión obviamente es el derecho a una vida digna. El trato que concedemos a los demás. Una vez es el origen (negro), otra es la marginación. Convergen en lo mismo: vivir con dignidad. Nos enerva el trato con los subsaharianos, pero no nos evoca una misma lacra entre nosotros: la negación de un sustento a los dependientes. No es mi intención distraer cuanto ahondar en la raíz del problema.

    Javier ayuda a conocer los entresijos jurídicos de la cuestión. Bienvenida toda aportación, desde cualquier flanco.

  • Javier Pelaez

    La actuación que le han ordenado a la Gurdia Civil es evidentemente ilegal porque el salvar vidas humanas en el mar es competencia de Fomento a través de Salvamento Marítimo-art.263 del Real Decreto Legistativo 22/2011,de 5 de septiembre-.No se ve porque cuando se hunde una patera en Alboràn interviene Salvamento Marítimo y aquí no interviene y lo que se hace es lanzarle pelotas de goma.El que les dió la orden es un cafre.Esto era una cuestión de salvar vidas humanas el mar y esto es de Salvamento Marítimo o de la Cruz Roja.El ministra sabe perfectamente esto y por eso se inventa la estrambótica teoría de que la Guardia Civil,con competencias en migración trazaba con las pelotas de goma la “frontera en el mar”.Esta delirante teoría no se aplica,por ejemplo,a las lanzaderas que meten la droga en Algeciras.Si la guardia civil la aplicara,y visto que no reconocemos aguas territoriales a Gibraltar,cuando persigue a estas lanzaderas las debería acribillar a pelotazos “trazando la frontera” al grito de “Gibraltar español”…Claro que no lo hace porque estos son blancos y los del Tarajal,negros.En definitiva,este Ministro ha hecho la del Carajal…
     

  • ana rodrigo

    David, creo que la solidaridad es algo más que un bello sentimiento, creo que es una exigencia ética radical. Tampoco tiene porqué impedir ver la realidad con objetividad, lo exige.

    En el caso que estamos analizando pienso que hace falta sangre fría para analizar objetivamente los hechos y, una vez analizados se debe producir la solidaridad. Unas personas que se están ahogando y la guardia civil intenta que se ahoguen acosándolos, no necesita sentimentalismos, necesita humanidad y ponerse en su lugar o poner a alguien de nuestra familia allí en esas circunstancias.

    Ludovico, pienso que cada problema tiene su espacio, los inmigrantes el suyo, los dependientes el suyo, y así sucesivamente. Es fácil desviar la atención.

    Estoy de acuerdo que el problema de la inmigración es de todos los países y no sólo de los países limítrofes. Eso no justifica los hechos de Ceuta.

    Y, decir que la guardia civil lo intenta resolver con la normativa vigente (sin olvidarte de que es una normativa socialista ¡¡¡!!), dudo que la normativa diga que hay que tirar con bala a unos náufragos, sobre todo visto el resultado del número de muertos.

  • George R Porta

    Puede que esta opinión sea impopular y hasta cuestionable porque no sigue la corriente de la misericordia y porque además soy un inmigrante de primera generación establecido en un país extraordinariamente racista, se admita o no.
     
    Es cierto que Europa y América tienen una historia horrible ligada a la trata de esclavos y esclavas y la prohibición de la misma. Pero no es Europa y América es la industrialización europea y americana, y hablo del hemisferio americano completo de Norte a Sur la que tuvo que ver con la trata de esclavos.
     
    ¿Quién facilita a los nuevos emigrantes la venta de lo que venden? ¿Quién les emplea en condiciones inhumanas? (No protección sanitaria, no lugares de vivienda decorosos, no educación sistemática, etc.)
     
    ¿Quién paga la violencia que saca a los africanos de sus establecimientos nativos para explotar las riquezas naturales del subsuelo?
     
    Ya sé, ya lo sé…que vuelve la mula al trigo… Pero el criterio de una solución pragmática de acogida sin regresarles debidamente a su hábitat agrava el descalabro económico que Cadarso quiere resolver imitando a China y China también está participando de la expoliación de África…lo mismo que los EE UU y los capitales europeos… La acogida para quedarse es lo mismo que facilitar que sigan siendo expulsados ilícita y cruelmente de sus territorios nativos en nombre del capital que necesita materias primas y para ello no las quiere comprar sino que expulsa a sus dueños naturales, mientras en lugar de crear en esos países trabajo, exporta el trabajo y a menudo los trabajadores mismos…
     
     
    Hum…de nuevo el principio indecente de la moral del doble efecto… ¡Hum!

  • Román Díaz Ayala

    Nota: lo de botes de humos es un error. Tuve un lapsus por estar pensando en otro episodio.
    Agradezco su comprensión.
    roman

  • Román Díaz Ayala

    La eficacia es la pira donde se queman los más elevados principios, el mal menor es la norma política por antonomasia porque la política es el arte de lo posible, y los problemas generales son los que cuentan en las reflexiones discursivas.
    Pero aquí hablamos de qince vidas humans que sucumbieron en las aguas del Estrecho mientras nuestros servicios españoles guardadores del orden, no sólo no les auxiliaban, sino que los “disuadían” disparándoles bolas de goma y botes de humo.
    Aquí denunciamos que la política llevada a cabo por nuestro Ejecutivo es erróena y siembre el campo de tragedias y de que su comunicación, sus servicios de información al ciudadano son mendaces.
    Y ahora si quieren Udes, hablamos de que la raíz de todo está en la pobreza, el hambre y las desigualdades, en que el Africa Subsahariana sufió la más cruel de las  historias coloniales y que hay mucha más tragedia en su presente y en su futuro
    Hablemos tambien de geopolítica, de cómo se deben repartir las riquezas  y los esfuerzos productivos, de cómo pagar debidamente en lugar derobar y expoliar, en una nueva políticia defonteras y de como repartir el pan en nuestras mesas según el número de los comensales
    Y si todavía no quedamos satisfechos hablemos de una Nueva Europa y de una políticia más humana y consensuada.
    Pero el hecho sigue ahí ante nuestras conciencias:
    Quince negros murieron ahogados en nuestras aguas buscando la vida. y nosotros queremos echar mucha tierra encima.

  • David

    La solidaridad es un sentimiento bello, queda bien aunque ahora y con respecto a la inmigración creo que no. Pero como todo sentimiento impide ver la realidad con objetividad. El buenismo no permite ser consciente de la grave consecuencia de sus actos. No se puede solucionar un problema creando otro, y no es posible  admitir a todos los necesitados del mundo, hay que tener en cuenta a las personas, que ninguna culpa tienen de las causas que provocan estos flujos migratorios, cuyas vidas  se ven afectadas por el problema que de ello se genera.  La solución está en los países de origen de inmigración, no nos equivoquemos. El problema social puede ser muy grave y de dimensiones incalculables, el conflicto social y el auge de los grupos más radicales al poder está al caer debido a este tema.

  • Ludovico

    Me considero xarnego. Maqueto. Sudaca. Gringo. Judío. Moro. Negro. No creo en las fronteras. Aquí en Cataluña hay unos cuantos, demasiados, que quieren ponerlas. La Tierra no es de nadie. Ni del viento. La Tierra es de todos. Y todos tienen derecho, tenemos derecho, a buscar trabajo y ganarnos dignamente el pan. Pero se nos tiene que dar la oportunidad.

    Un país solo no puede sostener a la oleada de inmigrantes. Debe arbitrarse una política comunitaria, yo diría que mundial, para asegurar el mínimo sustento.

    Mientras eso no llega, los estados se defienden. De una manera preventiva, como Inglaterra que teme la invasión de rumanos y búlgaros tras su incorporación a la CE, o de una manera ejecutiva. Lo venían haciendo Estados Unidos y Canadá y muy pocos estados se quejan. En Atrio no sé si alguna vez se cuestionó el muro de la vergüenza que lo separa México tras el desierto.

    Ni España ni Italia tiene dinero para subsidiarlos a todos.

    Es obvio que Marián no disiente de lo que aquí han manifestado todos: la igualdad entre los hombre y el derecho a una vida digna dondequiera la busquen.

    Su defensa de la guardia civil no es más, entiendo yo, que el reconocimiento de un problema y que los guardadores de la sociedad intentan solucionar de acuerdo con la normativa vigente. Una normativa que, por cierto, introdujeron los socialistas y muy pocos cuestionaron entonces. 

    Debemos agradecerle a Marían haber puesto el problema sobre la mesa. Un problema que tiene muchas vertientes. Una de ellas, que aquí no ha surgido todavía, es la de qué se hace con los recortes en Cataluña impuestos a los minusválidos. Esos son nuestros negros que no han venido de fuera, sino que se han quedado a la intemperie por culpa de una política alocada que malgasta el dinero en sueños identitarios.  Mas, Herrera, Junqueras y demás no tiran con bolas de goma, les basta con desconectar la bomba de oxígeno.

  • Juanel

     
    Hablemos de demagogia, por que parece ser que apelar a la ética resulta ser demagógico, cuando se analiza desde una perspectiva pragmática o utilitarista. La pregunta es ¿qué hacer con los inmigrantes en masa que vienen en avalancha hacia las fronteras de la UE y EEUU? Y la respuesta ética sólo puede ser la acogida, y que en lugar de gastar tanto esfuerzo y dinero en pararlos como sea, se debería emplear ese gasto en su integración en nuestras sociedades. El pragmático contesta que eso está muy bien, pero hacerlo significaría un sinfín de problemas que pondría en peligro nuestra estructura social y condiciones de vida, a lo cual los gobiernos y la ciudadanía no está dispuesta, asumiendo los riesgos. El comentario de Marian es significativo al respecto.
     
     
    Es una constante histórica la defensa de las fronteras frente a los extranjeros, los extraños, los otros. Hoy esta perspectiva resulta anacrónica. Vivimos en un solo planeta y formamos una sola humanidad. Los problemas de los subsaharianos, de los sudamericanos, de palestinos e israelíes,…, son nuestros problemas. No podemos cerrar fronteras y vivir en un mundo irreal de paz y bienestar cuando al lado nuestro hay guerra, hambre, etc., es que se nos atraganta la comida con solo poner las noticias en la TV. Este crimen de frontera que recoge el hilo no es sino otro ejemplo tremendo de lo que NO debe hacerse. No podemos pretender permanecer aislados como hacen ciertos ricos poniendo fronteras, vallando sus barrios fuertemente vigilados y protegidos, y luego buscar alguna justificación ética para poder mirarse a la cara. Lo queramos o no estamos interrelacionados, las redes de información aunque filtradas nos llegan de continuo de todas partes del mundo. Hasta para el dinero y la financiación, para las grandes empresas y los mercados, las fronteras sólo son un engorro. La globalización o mundalización es un hecho que parece que olvidamos cuando se trata de protegernos en nuestro pequeño territorio como si fuese una isla separada de todo lo demás.

  • alberto Revuelta

    ¿Mendaz?.
    El 18.6.1452 el papa Nicolás V legitimó el comercio de esclavos mediante una bula, autorizando al rey de Portugal a
    “… conquistar a los países de los no creyentes, expulsar a sus habitantes, subyugarlos y obligarlos a una eterna servidumbre

  • ana rodrigo

    Nadie duda que debe haber unas políticas migratorias, pero para eso están quienes son responsables de gobernar, aunque después podamos estar de acuerdo o no con ellas. Lo que no se debe hacer matarlos o procurar que se ahoguen o se maten con las cuchillas. Nos avergonzábamos del muro de Berlín….!!!, y veneramos las cruces que hay al otro lado del muro de quienes murieron intentando saltarlo, mientras que aquí no saben qué hacer ni con los cadáveres; sin nombre, sin identidad, se les entierran como si no fuesen nadie.

    Que el continente africano es un problema que tenemos ahí a unos cuantos kilómetros, cierto, que muchos de estos países han tenido y tienen gobernantes super super corruptos (por ej. Guinea), es cierto que, pero estas gentes son víctimas, no son responsables de su desgracia.

    Si, como he dicho, nuestro desarrollo industrial de estos últimos 200 años y las tecnologías actuales, han sido y son gracias a las materias primas africanas, no sería ninguna hazaña estudiar cómo podemos hacer algo para que estas gentes puedan vivir en su tierra. Nunca las migraciones han sido un deporte divertido que guste a nadie y, son muchos los sufrimientos de quienes buscan una vida digna, abandonando tierra, familia, ir a la incertidumbre total, llegar con las manos vacías, siendo explotados en numerosísimos casos, etc. etc. ¿Alguien sigue pensando que a estas personas hay que recibirlas a balazos?

    De momento, lo dejo, porque es un tema que me remueve, primero las entrañas de compasión,  luego el estómago cargándome de indignación al ver tanta injusticia y tanta crueldad y, finalmente, tanta incompetencia, egoísmo y avaricia internacional.

  • ana rodrigo

    Marian se cuestiona a quién hay que creer; pues en este momento presente yo creo al ministro, que ha confirmado que se le tiraban pelotas de goma, creo al responsable de la guardia civil en Ceuta que se escandalizaba de que alguien pudiese pensar que se atacaban a los náufragos y amenazó con denunciar a quien dijese semejante barbaridad. Poco más que añadir, si no es que intentaron ocultar la verdad manipulando el vídeo, pero la verdad tiene las patitas muy cortas. Y, después de la confesión del ministro, otro político le dice “has quedado muy bien”, las cosas se podrían haber complicado.

    Marian también habla de “invasores”. Invasores fueron los europeos que llegaron a África a dominar, explotar, saquear las riquezas de esos países, cazar personas y ponerlas a subasta en otros países para venderlos al mejor postor, invasores somos cuando seguimos viviendo bien con materias primas baratas o robadas, traídas de estos países por los que no se ha hecho nada para que puedan vivir en su tierra.

    A esto llamo yo invasores, no a unas personas que, después de sobrevivir (¡cuántos murieron por el camino!!!!) a largas travesías por el desierto, de haber sido engañados y estafados por mafias y de llevar meses y meses a la intemperie, en plena desesperación intentan jugarse y hasta perder la vida por un mínimo, mínimo de dignidad. Esto no son invasores a matar, no están en guerra con nadie, no atacan a nadie, ni traen armas.

  • ana rodrigo

    Sin tiempo para leer los últimos comentarios, y aprovechando un ratito que, espero, me deje libre mi nieto, voy a argumentar, como prometí anoche mi oposición a lo que dijo Marian.

    Pienso que el problema de la inmigración no es simple: por un lado tenemos la presión de los empobrecidos, en segundo lugar debe haber una política con leyes adecuadas y proporcionadas al problema en sí mismo y, finalmente, está el respeto a la vida de cualquier persona sea quien sea.

    Empiezo por éste último, por si no tengo tiempo suficiente para los demás.

    Pongo un ejemplo personal: cuando yo iba a la playa (ya no voy) y me tumbaba al lado de alguien que jugaba a las palas, al cerrar los ojos pensaba, alguna pelota me caerá en la cara cuando más relajada esté. Ahora nos ponemos en el lugar de alguien que está mal-nadando o ahogándose, y ve que a unos metros le está cayendo pelotas de goma (auténticas balas), ¿podrían estos pobres náufragos que la intención de los guardias civiles era no darles a ellos? ¿No era esto un atentado contra seres indefensos? ¿Los antidisturbios no están para los disturbios? ¿Qué disturbios podrían ocasionar personas que se estaban ahogando? ¿O acaso no se ahogaron 15 personas que sepamos? ¿Nadie ha visto en una playa cuando alguien pide auxilio o sin pedirlo cómo la gente se lanza al mar a salvar a quien está en riesgo? ¿Es que eran más importantes las fronteras que las vidas humanas? ¿Acaso no hay un protocolo legal de, una vez que personas han cruzado las fronteras ilegalmente, devolverlas legalmente a su país? Este comportamiento es de una brutalidad, desmesura e inhumanidad indescriptibles. Si a alguien le parece normal que a seres indefensos se les tira pelotas de goma, que no son globos indefensos, sino de una agresividad bestial, pues allá cada cual con su manera de valorar la vida humana.

  • Asun Poudereux

    No hablemos de demagogia, ya que de la demagogia no se salva nadie. Y seguramente yo tampoco.

     No sería adecuado decir que no se está condicionado a los bombardeos continuos de uno u otro signo. Pero también, por lo mismo, teniéndose eso en cuenta,  se está más despierto a leer  y  escuchar con un filtro detenido de autonomía y autenticidad en favor de la verdad,  que se nos ofrece escurridiza y difícil de asimilar y menos concienciar.

    Seguramente el mundo no sería como el que es, si los que declaran la guerra fueran con sus hijos los primeros a combatir, lo mismo pasaría si nos pusiéramos en la propia piel de los que tienen que dejar sus países y emigrar para poder vivir ellos y a los que dejan atrás. ¿Sentiríamos lo mismo si fueran nuestros hijos o maridos los que fueran así tratados en el agua por las autoridades correspondientes? ¿Si me viera y sufriera ser tratada así?

    ¿No podría haber otras alternativas, más pacíficas, de entretejido humano, en las que se tratara de otra forma, a las personas que se arriesgan así a emigrar?

    Porque, ojo, no es el que lanza las bolas de goma, los causantes directos de la desgracia y tragedia, los que merecen mayor condena,  sino los superiores y mandos-ordenadores, los causantes primeros, que desde los despachos ignoran y olvidan  que esos podrían ser ellos mismos o sus hijos, aunque fuera en otra época y lugar.

    Y no es justificable que se quiera dar validez a esta acción, los casos excepcionales reprochables, que puedan darse, entre los inmigrantes. También habría que ponerse en su lugar antes de hacer juicios. Es muy fácil hablar desde la barrera sin implicarse desde el adentro. Así es cómo lo veo, ésta es mi demagogia…

    Gracias a todos.

  • David

    quise decir – desgastar al gobierno -, perdón.

  • David

    Ahora el discurso antimigratorio se ha radicalizado entre la opinión pública de la totalidad de los países receptores que es contraria a la emigración aún cuando sea legal.  Evidentemente los grupos políticos recogen la opinión de su ciudadanía y también radicalizan sus leyes migratorias pues de lo contrario se verán  abocados a peder las elecciones, esto sucede en Europa ahora. En España también se puede leer esto en la gran mayoría de las personas que opinan al final de las noticias en cualquiera de los medios informativos, de la tendencia que sean, obligando a estos medios, aún siendo proclives a una labor de desgarrar al gobierno, a cambiar su tendencia informativa a este respecto ante la demanda de sus lectores.

  • David

    Primero desconozco los hechos que se mencionan, como creo que la mayoría de las personas en general, por ello sin duda es necesario  que las autoridades den una explicación y si existiera responsabilidades  por la actuación de la policía fronteriza pues se tendrán que depurar esas responsabilidades a nivel policial y político. Pero no vivimos en el país de Alice o en otro “mundo literario” como el que se menciona del Nuevo Testamento, vivimos una realidad compleja y complicada con respecto al tema migratoria y a sus orígenes y consecuencias, ¿cómo resolver este problema? yo no lo se, pero para ello tenemos instituciones y organismo que deben de articular los medios para que esto no suceda, para que nadie sea o se sienta obligado a emigrar de su país de origen. La situación de España como país de frontera es muy complicado, y creo que no hay mucha sensibilidad  por parte de Unión Europea al respecto, pues se obliga al país a controlar la emigración que entra por sus frontera que son las europeas, y luego se critican sus actuaciones.

  • Román Díaz Ayala

    Demagogia y demagogos.
    Ante las voces de la oposición políticia en el Parlamento pidiendo el cese en sus cargos de los responsables políticos que mintieron y ocultaron la brutalidad mostrada con las personas humanas ( uso de forma reiterada que las personas son humanas, porque parece ser que hay muchas personas que parecen haberlo olvidado, pues sólo le dan personalidad a Dios y a sus ángeles, y por extensión a sólo con quienes se identifican.) Pues bien, ante el ejercicio de cinismo que contemplamos  todos ejercido por el Partido de Gobierno, y los ruegos de la Oposición de buscar responsabilidades, los Cargos Electos del Gobierno ( mi paisano el Ministro Soria, por ejemplo), alegan que todo ello es demagogia.
    Quiero con mi comentario presente resaltar cómo nuestra joven democracia se ha ido debilitando hasta el punto de  que ni siquiera guarda sus aspectos formales para entrar en la Partitocracia más desvergonzada.
    Primero eran los escándalos de corrupción, pero esto obedecían a episodios de natural producidos por individuos, que eran denunciados, acusados y procesados judicialmente, aunque su cese en los cargos públicos estuviersen sujetos no a sentirse responsables ante la ciudadanía si no al pairo de cómo solasen los vientos en las sedes judiciales.
    El PSOE, con la presidencia de Felipe Gonzalez, fué acusado de fiananciación irregular y pagó en los tribunales. Luego pagó en las urnas.
    El PP está siendo investigado por mantener mantener una Contabilidad B, y haber establecido una red recaudatorio a través de la función pública y administrativa. Los datos se suman amontonándose uno sobre otro, y salpica a toda la cúpula, la de  antes y la de ahora. Pero aquí no pasa nada. Se sienten apoyados porque han recibido el voto ciudadano en todas las elecciones de las instituciones políticias donde gobiernan. Pero si hablamos de ello hacemos demagogia.
    Estamos desde hace tiempo en otra fase de naturaleza distinta a los hechos econ´´omicos, las cosas que tienen que ver con el dinero o los fondos públicoa. Estamos en un uso del poder basado en la demagogia de la comunicación. Sólo es verdad lo que se dice oficialmente en las instancias del poder. Lo demás es demagogia.
    Porque demagogo es para la oficialidad aquellos que no se atienen la a la verdad promulgada de un <gobierno digno de confianza> o quienes hablan o escriben  mostrándose excesivamente revolucionarios.
    Pero hay hechos (¿Los ocultaremos para que prevalezca la verdad oficial?)
    En nuestras casas debemos cuidar que los insectos y los ratones se coman nuestra salud y por ello ponemos trampas con su poquito de queso y los gaseamos en todos los rincones. Nos sentimos orgullosos de que no alcancen los restos de comida que descuidamos desde nuestra abundancia. Los vecinos de arriba nos felicitan porque así evitamos que suban por cañerías o escaleras a las viviendas superiores  más alejadas del suelo. Orgullosos nos sentimos de que nuestra prole no tenga que sufrir enfermedades por contagio con tales alimañas.
    Y yo soy cristiano, tengo al Nuevo Testamento como palabra cierta y segura de Dios y leo que quienes creían estaban todo de acuerdo y tenían todo en común, vendían sus posiciones y sus bienes y lo repartían entre todos, según la necesidad de cada uno.
    Quienes pretenden llegar para coger nuestras migajas los hay católicos, protestantes, mulsulmanes, todos/as temerosos/as de Dios y si se encuentran elementos animistas, no son tan distintos a nuestros ateos y ateas que tenemos por familiares o vecinos, a quienes defendemos como quienes se defienden de las ratas.
    ¡¡¡¡Eso sí es demagogia!!!!

  • M.Luisa

    Gracias Antonio, por esa explicación  que, para quienes  conocemos tu  juicioso punto de vista resulta  una explicación adecuada a los que así actúan. Sin embargo la inviabilidad de una contradicción es un hecho inexplicable.
     
    Me imagino como argumentará Ana el comentario de Marian, que cuando lo vi fue mayor todavía la perplejidad en la que me quedé!  Para mí el contenido del mismo  no deja de ser  una exposición  de la consabida retahíla  que se ha ido  filtrando  por contagio poco a poco  en los medios de comunicación.
     
    Gracias, amigo!

  • ana rodrigo

    Espero q mañana pueda argumentar mi total rechazo a lo dicho por Marian.

  • Antonio Vicedo

    Se explica, Mª. Luisa, aunque está tan claro, que no necesita de explicación alguna: esa defensa provida, es la de quienes, según la cultura y dinámica del sistema de poderes falso y empapado de falsedades, esas vidas defendidas, no son como las de quienes pueden poner en cuestión su modo de vivir, empapados de poder dominante , o con insaciables ansías de poseerlo y asegurárselo.
     
    Porque hay vidas que son rentables,incluso sin ser aún ciertamente humanas ni haber nacido, pero ya tranquilizan conciencias propias y aún puede que amontonen poder en algunas urnas; las hay que son rentables, si producen lo que se puede expoliar y, mientras mal que bien, se las mantiene y cuida controládamente para que no escapen a su condición de esclavos, siervos, o proletarios (por sólo poseer, es un decir, su prole); las hay que son muy útiles como complicidad, haciendo sucias tareas que ni los poderosos pueden, ni se atreven a hacer; y , por fin, las hay que para ellos y ellas son verdaderas vidas, con plenitud de derechos y con muy pocos deberes, encumbrados el poder dominante, desde el que lo aseguran para sus privilegiados descendientes aunque no hayan aportado a la sociedad humana la más mínima renta.
     
    Y, como ven que ese poder, del que presumen realmente, no tiene seguro respaldo por falso, apelan al poder absoluto, religioso o ateo, que tanto da, para endiosarse o que los consideren endiosados, o devotos privilegiados.
     
    Esta posición justifica el que las cosas, según establece toda una urdimbre de razones de fuerza, y ninguna de fuerza razonable, sean admitidas como INMUTABLES.
     
    Eso sí, permitiendo o promoviendo inútiles remiendos con los que solo se consigue que los rotos, en los vestidos de los pobres, sean cada vez mas grandes; hasta que sólo les sirvan, dado el caso no seguro, de MORTAJA.

  • mauricio

    Magnifica reflexion.Lastima que no se encuentre algo similar en la prensa de gran tirada.

  • marian

    No puedo entnder tanta demagogia !!.  Vamos a ver.  Así que hay que dejar entrar, sin más, a un país a todo el que venga, sin papeles….sin trabajo….; ¿   pero, no se dan cuenta de que les abocamos a la miseria….la prostitución y la delincuencia?.  No se dan cuenta que no hay trabajo para nadie aquí  ?.
    La guardia civil, no ha hecho más que cumplir con su deber. Y , ya está bien de echar estiercol sobre un cuerpo que se merece todo nuestro agradecimiento. Naturalmente que van pertrechados !. ..pues cómo esperan que vayan….con caramelos y chuches ?.
    Parece mentira, que siquiera escuchemos a éstos grupos desestabilizadores, que, como estamos viendo últimamente, aprovechan todas las ocasiones, para calumniar…degradar…y meter cizaña de la peor.  ¿ Por qué creerles a ellos, y no al gobierno y a la guardia civíl?.. Naturalmente que tiraron pelotas de goma.  Qué iban a tirar ?.  Naturlmente que tenían que disuadir a los invasores….pero, de éso,  a decir que tiraban sobre ellos, va un abismo.   Es triste contemplar tanta calumnia.

  • M.Luisa

    Pero no os dais cuenta  de la flagrante  contradicción que se evidencia  en esta acción inhumana,  los que tiran pelotas  de goma  matando, son los mismos que    a gritos  proclaman ser defensores provida.¡Que me lo expliquen!!!

  • ana rodrigo

    Cada día pienso que ya no es posible empeorar, y al día siguiente peor y peor. ¿Hay algo peor que “asustar” y amenazar a personas que luchan por sobrevivir en situación desesperada  tirándole pelotas de goma a ver si se ahogan de una vez? ¿Acaso esto no es un crimen de lo más deleznable que puede ser un crimen? Pobres, indefensos, indocumentados, unos nadie, pero, por encima de todo, personas con toda su dignidad y derechos.

    Y no es sólo la Guardia Civil, es el ministro, es la vicepresidenta, es el gobierno que quieren hacernos creer que han respetado los derechos humanos. Es la degradación ética total, es la deshumanización en grado sumo, es la falta del mínimo pudor humanitario, es una vergüenza. Siento indignación e impotencia máxima.

    ¡Y nadie pide perdón, nadie dimite! González Pons le decía el otro día al ministro “has quedado muy bien”. Vomitivo!!!!! Qué asco!!!!

  • Ludovico

    La frase corresponde a los guardias civiles de Santa María de la Cabeza, en Andújar (Jaén), donde se refugiaron y se sumaron a la insurrección militar. Al frente estaba el capitán Santiago Cortés, que era de mi pueblo, en la Sierra Sur. Fue uno de los episodios menos estudiados de la guerra civil, pero más representativos y sanguinarios. Mi madre me contaba cómo “las mujeres del comité”  obligaron a las mujeres de los refugiados en el santuario a limpiar las letrinas públicas y someterlas a humillaciones sin cuento. Lo mismo que a sus familiares. Cortés murió durante la contienda. Fue una retaguardia cruel. Muchos de los asediadores eran del mismo lugar que los asediados, de cuyos bienes se incautaron. Pero terminada la guerra, se volvieron las tornas. La represión fue brutal. Almudena Grandes ha novelado la historia de un maquis, Cencerro, abatido en el pueblo en cuestión.

    No parece que hayamos aprendido mucho. Me uno a la denuncia, salvo en meter en el mismo saco a la Iglesia. Además de mendaz, no es justo.  Y no sólo con palabras, como las pronunciadas por el Papa Francisco a propósito de los sucesos de Lampedusa.

Deja un comentario