INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6367 Artículos. - 99612 Comentarios.

Incendiarios con audiencia

IñakiHan callado las armas, pero la violencia dialéctica en tertulias audiovisuales va alcanzando cotas preocupantes. ¿Es esto lo que reclaman las audiencias?. Esperas oír nuevas ideas que nos hagan ver la luz al final del oscuro túnel y te  encuentras con broncas ininteligibles entre incendiarios bien pagados. Desolador tanto peloteo del….y tu más, sin propuestas innovadoras  ni en el campo del empleo, ni en el de la normalización política.

Los brotes verdes en la macroeconomía financiera no nos hacen olvidar el crack en la microeconomía productiva. El ladrillo no levanta cabeza y ha arrastrado al agujero a la industria del electrodoméstico. Automóvil y máquina herramienta parece recuperarse, pero a base de recortes y reajustes en plantilla. El turismo ha funcionado este 2013, beneficiándose de la inestabilidad político-social en el  Mediterráneo y del empleo en precario. Las nuevas tecnologías balbucean aún. Total, millones de parados y entre ellos demasiados sin esperanza.  Entre tanto, sigue sin otearse en el horizonte un cambio de valores que ponga en primer plano a la persona. ¿Cuándo empezaremos a preocuparnos un poco más por la comunidad?. ¿Cuándo nos daremos cuenta de las ventajas de  ser un poco más altruistas, más cooperantes, más solidarios, menos corruptos, etc., en definitiva más justos?. Exijamos a nuestros dirigentes alternativas viables.  Máximo impulso a las inversiones en sanidad, educación, desarrollo local de planes agro-pecuarios, impulso a las nuevas tecnologías, ayuda a la dependencia, asistencia social mínima para todos, etc.. Ahí hay un nicho de empleo importantísimo y hemos de rompernos el coco para poder llegar hasta él. ¿Por qué les cuesta tanto a los tertulianos el hincar el diente a estos temas?. ¿Ignorancia?. ¿Dependencia partidista?. ¿Falta de audiencia?.

En otro orden de cosas, dos años de paz no han sido suficientes para suavizar antagonismos ideológico-políticos. No acaban de iniciarse diálogos constructivos en torno a la reconciliación y a una convivencia en paz anclada en la justicia. Oyendo a  tertulianos españoles normal que demasiados vascos y catalanes nos sintamos como extranjeros. ¡Qué forma de imponer su devaluada democracia!. ¿Dónde ha quedado la independencia de poderes?. ¿Cuántos tirones de orejas más tendrá que recibir, de Europa, el poder judicial estatal?. ¿Qué es eso de inventarse leyes ad hoc que no respetan la dignidad de las personas?.¿Cuánta torpeza política es necesario acumular, para empeñarse en fabricar  mandelas vascos y catalanes?. ¿Cuánta mala fe hay en los discursos de ruptura, cuando España, Cataluña y Euskal Herria seguirán unidas en Europa por los siglos de los siglos?. ¿No va siendo hora de agarrar al toro por los cuernos y sentarse a hablar, entre todos, del Plan de Paz y Convivencia, del Nuevo Status político para Euskal Herria y Cataluña, etc.?. ¿Qué podemos hacer cuando nuestros líderes se muestran incapaces de hacer historia y se empeñan en quedarse anclados en el pasado?. No tengo una respuesta contundente a esta última pregunta,….. pero empezaría por restar audiencia a los incendiarios.

Termino con una frase que he copiado casi literalmente a George R. Porta : La ley universal de la masa crítica necesaria para posibilitar cualquier cambio cualitativo, sigue dependiendo del comportamiento de cada uno de nosotros. De todos modos, aunque sea cierto que la historia la hacemos los pueblos,  también lo es que un cierto liderazgo a lo mandela, por poner un ejemplo de actualidad, ayuda un poquito.

51 comentarios

  • Ludovico

    Disculpe el imperfecto mal escrito. Mi corrector automático lo hace, si me descuido, como ha sido el caso.

  • Ludovico

    No tengo especial interés en molestarle. Ia em semblaba que vosté pensaba amb mi. (Pensar con usted es un modismo catalán, que deduzco es su lengua.) Tampoco podríamos ponernos de acuerdo con eso del “sentimiento humano de la voluntad como anterior a toda ley”. Disculpe, no la entiendo. No recuerdo siquiera que Schopenhauer, que escribió sobre algo que muy lejanamente se parece a ese enunciado mistérico, se atreviera a tal galimatías. Desde el Ampurdán, desde mi Ampurdán, con cordialidad.

  • Javier Pelaez

    Quise decir democracia directa…

  • Javier Pelaez

    Yo ya he dicho que si yo fuera presidente haría esta pregunta,pero,de ahí,¡qué Cataluña esté llena de negros¡.Insiste Mas tanto en los negros-Luther King,la esclavitud….-que el comentario tiene segundas.Va dirigido a un público y a un votante:el que ve esto como una opresión.Yo creo que en Suiza que todos los cantones son soberanos,según la Constitución,y que la secesión de un cantón sólo la pueden decidir todos los suizos,no creo que estén oprimidos y eso que es el paraíso de la emporcaría directa.Volviendo a temas interesantes de verdad:¿Cómo va a tener proyecto a España si los amigos de Aznar-el Blesa-mandaban esos correos sobre el caviar y demàs pijerías?.Podemos titular los ocho años de Aznar vistos sus amigos y su estilo de vida:”Un hortera  en La Moncloa”.

  • M.Luisa

    Me lo temía!  he pensado con usted, Ludovico, como el primero que saltaría en responderme,   pero ¡vaya diario me saca usted como ejemplo!  El Mundo.
    Pero, vamos a ver, la orientación de las palabras del presidente Mas  no van en absoluto  en el sentido que usted y el Mundo le atribuyen sino que la frase por él empleada tiene que ver  con el sentimiento humano de la voluntad como anterior a toda ley, es decir  por aquello que, precisamente,  la hace posible. ¡Déjelo  estar, no merece la pena discutir!.

  • Ludovico

    Como diría Johnson, el gay de El Molino del Paralelo barcelonés, me ha dijo usted Luisa !de alabastro!. Me refiero a la salida de pata de banco de Mas que usted parece calificar de inteligente. ¿Qué tendrá que ver Kunta Kinte con el referéndum secesionista, como gráficamente mostraba algún periódico esta mañana? ¿Qué tendrá que ver el voto femenino con la separación arbitraria y unilateral, contraria a derecho y atentadora contra la paz, el bien común y el principio de justicia conocido por principio de subsidariedad de la deriva secesionista?

    Apelar al espíritu de las leyes es el último refugio del rufián que se escuda en la bandera. Las leyes tienen una interpretación, ese es su espíritu, que corresponde a los tribunales competentes indicarla. ¿Significa apelar al espiritu de la ley negarse a cumplir las sentencias de los tribunales de justicia, de la misma Cataluña? ¿En particular significa apelar al espíritu de la ley negar un derecho inalienable de los niños a estudiar en la lengua oficial de esta comunidad y del estado? No, eso no es espíritu de la ley, eso es nazismo puro. 

     

  • M.Luisa

    Hola! a tod@s
     
    Hace bastante tiempo que no entraba, sin embargo, no podía dejar de hacerlo ahora que, con motivo de la Navidad Confianzal ¡Chapeau, Jaume!,  quisiera expresaros  a  los cumpas tod@s,    mis mejores deseos!

    Bien, aparte del articulo citado he leído otros  como  por ejemplo anteriormente,  el articulo de J.Arregi “Qué harías con un asesino  o un violador” por lo que me quedé  un poco decepcionada  al leer los comentarios expresados éstos desde el mero  punto de vista psicológico. Creo  que Jaume es psicólogo  pero  tanto él como Arregi, a mi modo de entender,  orientan sus  enfoques respectivos   desde la realidad humana y no  meramente desde   el ser  psicológico de la persona. Esta reflexión me lleva a añadir algo que también  me sorprendió al leer, no recuerdo ahora mismo  en dónde,  que se decía que lo absoluto son los derechos humanos  cuando, a mi modo de ver,  lo que es verdadero e inexorablemente  absoluto es la dignidad humana por lo que  los derechos  son la consecuencia de ésta. También me he detenido y deleitado ¿como no? En Marcos.

    Pero bien, dicho esto, lo que yo quería expresar es mi agradecimiento  a Pepe Blanco por la lectura que hace tan fehaciente de Cataluña, parece entender  el momento  histórico  que se vive aquí y también agradecerle a  Iñaki  pues aunque  el Pais Vasco y Catalunya  sean dos realidades distintas, ambas se comprenden mutuamente justo, pienso,   por el anhelo  autónomo que no separatista que comparten.

    Con todo, el fondo de la cuestión radica en la diferencia conceptual  entre el  “ser y el estar”  es ahí donde donde se genera el problema.

    Este problema tiene  muchas caras  una de ellas es la dificultad  que le plantea al gobierno  ya no el tema de la consulta sino la consulta misma. Sin ir más lejos para que los atrieros escépticos  me entiendan, ayer  en el Parlamento         catalán  la presidenta del PP   doña  Alicia  le dijo a  Artur Más  que la consulta no era legal y punto… por lo que el presidente de la Generalitat le contestó   que lo fundamental no es la ley sino el espíritu de ella,  que si no hubiera sido así históricamente aún ahora las mujeres no podrían votar  y estaría todavía vigente  la esclavitud. Saquen sus propias reflexiones!

    Abrazos!

  • Javier Pelaez

    Estos gallegos!.Pepe,muy duro tu comentario de los vascos.Gundín evidentemente España carece de proyecto actualmente…De todas maneras tampoco diría yo que la independencia es un proyecto muy ilusiionante…Estoy bastante de acuerdo con el catalàn que ya dijo que màs me da quien nos joda:el PP o una Cataluña independiente.Creo que tenemos que acabar con el proyecto económico de las derechas que bàsicamente se traduce en devaluar las rentas del trabajo,aumentar las exportaciones y coreanizarnos.

  • pepe blanco

    Me sorprende la recurrente identificación que hace Iñaki S.S. del nacionalismo vasco y el catalán. Con frecuencia se refiere a “vascos y catalanes”, “País Vasco y Cataluña”. Y digo que me sorprende porque no tienen nada que ver (por desgracia para los vascos, desde mi punto de vista). No tienen nada que ver ni sus historias, ni sus tradiciones culturales, ni su aportación a la historia de España. Nada. Pero nada, nada.
     
    Para empezar, el hoy llamado “Euskadi” hace muchísimos siglos que forma parte -y una parte importante- de la Corona de Castilla. Cataluña, no.
     
    Además, la tradición cultural secular de los catalanes es muy reseñable en muchos aspectos: literarios, arquitectónicos, pictóricos, etc., etc. La tradición cultural de los vascos, no sé, no la conozco. Si existe, me temo que es, en general, bastante desconocida, más allá de los fornidos y egregios cortadores de troncos.
     
    La riqueza y la prosperidad de los catalanes, tambén les viene de antaño, mientras que los vascos son, por decirlo resumidamente, unos nuevos ricos que hicieron fortuna con el carbón a finales del XIX.
     
    Los catalanes, para mi gusto son -ya lo dije en otra ocasión-, en general, listos, brillantes, ahorradores, trabajadores, emprendedores y modernos. Pienso que la solución al problema catalán (problema para el resto de los españoles) es catalanizar España. Y yo me apuntaría a ello desde ya mismo.
     
    Los vascos – aunque majos- siempre me han parecido, así en general, rancios como el tocino de finales del XX y, desde muchos puntos de vista, a la misma distancia de Gibraltar que Andalucía. Por mí, que se independicen, no problem.

  • ana rodrigo

    Gundín, todo lo histórico es siempre un proyecto, porque la historia no es algo estático. Cuál sea el proyecto de España en este momento, es otra cosa nada fácil de responder debido a los complejos factores que intervienen: la pertenencia a la UE, la globalización, el sistema económico, la cultura, las leyes, y los gobiernos respectivos que encauzan la legislación en una dirección u otra.
     
    El ejemplo que estamos viviendo en este momento debido al gobierno que han votado mayoritariamente confiando en el programa que proponía el PP, está cambiando el país y retrotrayéndolo a tiempos que ya pensábamos olvidados. La famosa TROYKA está dando leña a diario al pueblo sufriente y víctima de sus decisiones acompasadas con las del gobierno.
     
    Respecto a la estructura territorial, tú lo has dicho, lo fácil es preguntar, lo difícil es gestionar las respuestas. Un Estado no es solamente cuestión de sentimiento de pertenencia, sentimientos de rencores históricos, ni de reproches de desafección, un estado es mucho más que todo esto. Lo que ocurre es que los independentistas  sólo se encargan de mover emociones, y no quieren ni mencionar otros temas como la economía, por ejemplo, el veto de España en la UE, la incógnita de la respuesta europea, las exportaciones de sus productos, etc. etc.
     
    Yo no tengo sacralizado el concepto España e, incluso, me gustaría que no existiesen fronteras materiales o inmateriales, pero me tocan las narices los independentistas buscando culpables fuera, a veces en las mismas víctimas, sin mirar otras razones ocultas y ocultadas por quienes lideran el independentismo. Yo personalmente preferiría que me dejen en paz con sus agresiones explícitas o camufladas, al igual que al resto de l@s pobladores de este país. Si quieren irse, que se vayan, que no necesitamos ni calorcitos ni escalofríos, Y que los responsables políticos hablen, aunque sea un diálogo de besugos.

  • Román Díaz Ayala

    España, proyecto alucinante.
    Es un término coloquial, quizás muy trasnochado. Lo decíamos cuando en los años sesenta  éramos jóvenes y algo nos acupaba de forma entusiasmante.
    luego con las drogas como fenómeno social, el término aquirió otras derivadas.
    Cuando un Arias Navarro investido de Presidente del Gobierno se sentía el factotum del continuismo del franquismo sin Franco,  pero la oposición y los moderados reformadores del régimen, representaban diferentes proyectos.
    En la conciencia colectiva quedó la impronta de que el presente de Arias continuaba el pasado enterrado en el Valle de los Caídos y había que construir otro espacio distinto de convivencia.
    los ideales se juntaron  con los oportunismos políticos y se realizó una Transición mitad ideales, mitad propuesta seria de futuro- Pero estaban adheridos los oportunismos que descafeinaban la cosa.
    La entrada en Democracia fue un proyecto inacabado, por lo que no se es aceptable su sacralización plena. Sólo es sagrado lo que sale de la voluntad popular libremente expresada para madurar en Democracia. No es un mito, es legitimación, si nos mantenemos dentro de las consideraciones formales y no nos elevamos a entelequias.
    El pasado es una página cerrada que sólo admite estudio y reflexión, pero podemos hacer del presente que sea una continuación del pasado, o podemos entre toda la población,  poner las bases para un futuro más libre y justo.
    La Transición fué casi únicamente creada por una clase emergente y otra continuista que se hizo interlocutora de las aspiraciones de la calle.
    Ahora tenemos que encontrar la sintonía, la coordinación y la correspondencia entre  los colectivos y sensibilidades emergentes
    Eso es postmodernidad.
     
    roman

  • X. Gundín

    La pregunta de inicio es sencilla, fácil. La ejecución de la respuesta, cualquiera fuese, sería compleja.
     
    Todo empieza por preguntar a catalanes y vascos si quieren o no seguir formando parte de España. Preguntar educadamente; sin dramas, ni amenazas, ni trampas. ¿No sería fácil?.
     
    Pero…¡ay!…preguntar así es aceptar la respuesta.
     
    Dado que la “unidad de España” la han declarado sacramento (dicen que es “sagrada”), cualquier respuesta que vaya contra tal unidad es consecuentemente un sacrilegio, luego sea anatema. Y preventivamente, ya antes de hacer la pregunta, condenémosla, de forma que abortemos el riesgo de encontrarnos con la respuesta.
    El resultado es un “diálogo para besugos”. Como el que tenemos delante. Una de las cosas más difíciles que hay.
     
    Entre las aportaciones hay alguna que dice que España es un proyecto (hay quien la eleva a “proyecto alucinante”, ¿En qué sentido hay que entender la palabra “alucinante”?).
     
    En la España actual yo apenas veo más proyecto que el circunstancial de conseguir fondos europeos (estructurales, cohesión, etc…).
    Una proyección de si misma en tiempo y espacio, eso apenas lo veo.
     
    Si alguien ve algún otro proyecto o proyección de la España actual en relación consigo misma y los demás, le agradecería lo concretase.

  • Ludovico

    Dejo de lado las calificaciones morales, las descalificaciones para ser exactos. Me atendré al colofón final, cuando afirma usted que algo habrán catalanes y vascos para estar donde están. Es un enunciado reduccionista que se atribuye a los catalanes y vascos de origen el desarrollo de su respectiva comunidad. No es verdad. Esas comunidades las hemos hecho entre todos, no sólo a lo largo de la historia, sino también hoy.

    Mire Iñaki, por ceñirme a un aspecto sumamente enriquecedor para una comunidad como es el de la ciencia y la cultura. Le he hablado de las instituciones de física en el país vasco, sufragadas hoy el por resto de los españoles, que irán pagando durante decenios. Le hablé el otro día de la revista Theoria, publicada por la facultad de filosofía de Lejona. Sánchez Mazas tuvo la amabilidad de incluirme en el consejo de redacción. Sería interesante saber el destino de muchos profesores de primera hora que levantaron la facultad de filosofía. No sólo no han hecho ustedes al País Vasco, sino que a no pocos, tras haber levantado cimientos, les han señalado con la pistola en mano la puerta de salida.

    Podemos mirar al futuro. Pero no partamos de un pasado que, en absoluto, es de ustedes sólo.

  • Javier Pelaez

    Iñaki tu étnovasquismo patológico lo definiste muy bien con aquello de calificar África al resto de España…Cosa muy parecida a cuando Mas habla ofensivamente de Extremadura-el otro día-Es evidente que no sólo en el País Vasco y Cataluña hay progreso.De hecho a Cataluña està arruinada.De hecho la estamos manteniendo-25000 millones de euros del Fondo de Liquidez-.Con gusto se pagan.Por otra parte,es evidente que la industrialización en España fue guiada para favorecer a determinadas zonas.Finalmente los vascos sois trabajadores menos tú que eres un vago y estàs todo el día en el ordenador….

  • Iñaki S:S,

    Amigo Ludovico, es de agradecer tu paciencia, prestando atención a la gente sencilla que, sin saber demasiado de historia, vive el presente en su día a día. España fué un gran imperio, pero se durmió en los laureles. Vivir de recuerdos no ayuda demasiado. Y no solo eso, además entorpece la posibilidad de desembarazarse de los peores defectos. El imperio árabe, musulman o como queramos llamarle, también fue,  alumbró grandes  personajes como Saladino, Averroes, etc.  e hizo florecer en la península ibérica el fastuoso Reino de Granada. ¿Qué queda de todo aquello?. ¿Donde acabarán el rosario de primaveras árabes, ahogadas en interminables baños de sangre?. ¿No hemos aprendido nada de la dolorosa cruzada, todavía en la memoria de muchos de nosotros?.
     
    En fin, algún mérito tendremos catalanes y vascos, digo yo, para estar donde estamos. No creo que los ciudadanos del resto de las autonomías hayan tenido una irrefrenable vocación de hermanitas de la caridad.
    Si todos nos empeñamos en seguir unidos en la U.E., en un plano de igualdad, no habrá ninguna secesión. ¿Se empeñarán en provocarla los poderes fácticos españoles?. ¿Lo permitiría el pragmatismo y la racionalidad europea?.

  • ana rodrigo

    Estoy de acuerdo con Román, “España es un proyecto”, yo añadiría que cualquier país es un proyecto siempre y en cada momento, porque, como acabo de escribir en otro hilo, las historia nunca está terminada, es un fluir constante, una veces vamos a mejor, otras a peor y otras se queda estancada.
     
    De cualquier forma, creo que, en pocas ocasiones de la historia el destino de un país ya no está en una sola persona, rey o emperador, es muy reciente la participación del pueblo, no sólo a través de las urnas, sino de muchas formas. Y la presión popular, si no es en el momento en que deseamos, un día u otro da sus frutos. Por eso no debemos cruzarnos de brazos a ver pasar los acontecimientos, ahí está la calle, ahí está la prensa plural, ahí están miles de medios en los que podemos incidir en encauzar los deseos del bien para los pueblos, e impedir que los sátrapas de turno, se crean en el derecho de buscar sólo sus propios intereses particulares.

  • Javier Pelaez

    Ya se han apresurado los ERC a decir  que el No/No sería nulo.Por tanto,si en la primera votan,como es previsible:70 por ciento SI y 30 por inepto,NO.Y en la segunda 70 por ciento SI  y 30 por ciento,NO-hipótesis favorabilísima para los independentistas-,la independencia sería contra el 51 por ciento de los votos emitidos:30 por ciento màs el 30 por ciento del 70 por ciento.Al mismo tiempo,visto que la finalidad del referendúm no es preguntar sino acumular fuerzas según público.es ERC propone cambiar la pregunta a Rajoy…Dicen algunos que el “referendúm se hará” de una u otra forma-Gabilondo-Yo no soy adivino pero con estos fenicios del noreste-por no llamarles tratantes de caballos-,me refiero a la clase política catalana,creo que la solución no es tan previsible.El pacto es màs factible de lo que se cree y depende del souflé y de la relación de fuerzas….

  • Román Díaz Ayala

    España es un proyecto alucinante.
     
    Cuando se intenta observar este gran país con una mirada objetiva, como la de un recién llegado, España se nos ofrece como un precioso espacio de convivencia que apenas puede ser contenida en sus perímetros peninsulares soldados a Portugal y al continente, con sus islas mediterráneas, las dos ciudades africanas y las Islas Afortunadas bañadas por el Atlántico. Un pueblo tan diverso y tan uno al mismo tiempo, algo más que un simple espacio de convivencia, como otros formados por forzadas migraciones o encrucijadas de conflictos.
    Y si nos ponemos a considerar su historia, descubrimos igualmente que España fue quizás,eso lo sabrán los historiadores quienes saben más que yo, el primer Estado Moderno cuando aún no nos habíamos sacudido el paradigma medieval. Otros estados europeos tienen historias más breves, casuales y recientes, fruto de guerras dinásticas, la imposición por la coacción de los soberanos centralistas sobre sus territorios o los nacionalismos del siglo XIX.
     
    Durante seis largos siglos esa convivencia ha sido la superadora de todos los conflictos sobrevenidos, a pesar de gobernantes que pocas veces han estado a las alturas de las circunstancias. Fue dilatada y extensa en la creación de un imperio de algunos siglos, como una gran obra colectiva, con sus luces y sus sombras. Esta convivencia se tornó drámática por una guerra de independencia hace ya doscientos años y se quebró porque entramos en el siglo XX con unos complejos adquiridos, por los problemas no resueltos.
    La guerra nos partió en dos en alma y cuerpo, y la dictadura que siguió después intentó cosernos por el lado equivocado fruto de su amputación.
    En 1978 se deshicieron aquellas costuras contra natura, a la espera de volver a convivir sin exclusiones mutuas, sin reproches, ni ofensas.
    Ahora nos toca a nosotros, en pleno siglo XXI, dar por finalizadas sus  costuras por los lados correspondientes. Alejado el terror de la sangre y calmada la guerra de los espíritus.
    España es un proyecto alucinante.
     
    roman

  • Ludovico

    Que la península no se separará del continente…depende del tiempo geológico. Hubo una época en que estuvo unida a Africa, lo que explicaría la subida de homínidos desde las sabanas africanas.

    No soy quien para dar lecciones a nadie. Mi apelación a los datos científicos e históricos no tiene otra razón de ser que desmentir la supuesta existencia de pueblos diferenciados entre nosotros. Por supuesto que tampoco admito lecciones de nadie que no vengan razonadas. Es un tópico carente de base sólida decir que Cataluña o cualquier otra zona ha catalizado la europeización de España.  La Universidad de Valencia estuvo por encima de la de Barcelona durante siglos. Y la de Alcalá o Salamanca, ni lo mencionemos. La historia es dinámica y variable. En alguna ocasión he mencionado el dominio vasco, endogámico, de la administración española, de los Austrias.

    Son lazos tejidos a lo largo de la historia que, romperlos hoy, suponen una alteración de la paz, de hecho una puñalada trapera al resto de los españoles en lo que supone de adamismo histórico y político de unas reivindicaciones carente se fundamento y cargadas de animosidad que pueden hundir aún más al país, a la gente de la calle.

    Iñaki, le recordaba el otro día el proyecto de física de altas energías, multimillonario, a cargo del contribuyente español, que se está preparando para Bilbao. San Sebastián tiene ya un centro de excelencia internacional en física costeado, éste sí en parte por el gobierno autónomo. A la Universidad del País Vasco se le concedieron unos privilegios que sólo se conocen en el resto de Europa: contratar al margen del sistema unificado de oposiciones. Gracias a esa vía directa se os dio una facultad de filosofía en Lejona con Miguel Sánchez Mazas, exiliado y venido ex profeso Ginebra. Se trajo con él la revista Theoría, privilegio del que no ha gozado el resto.

    Con Catalulña ha ocurrido algo parecido.

    Ambas con sacrificio del resto de las autonomías.

    Por eso existe la censura en Cataluña: prohibido aludir a cualquier aportación exclusiva, privilegiada, aunque suponga un enorme sacrificio del resto.

    Pese a ello, pese a la larga historia conjunta, pese a la amenaza para la recuperación económica que la secesión supone, seguís aludiendo a un pueblo inexistente, nibelungo, de gente guapa y especial, distinta de los demás. Tan distinto, que los apellidos predominantes son García, Fernández, Churruca…

    Me gustaría oír una razón, una sola, que no sea mera declaración. Mero flatus vocis.

  • Javier Pelaez

    Iñaki tu etnovasquismo patológico te hace decir esas cosas de ” pilares fundamentales”,”calorcito”…No creas que en la historia de España el País Vasco y Cataluña han sido tan esenciales.Depende de las épocas y de que entendamos por la historia de España…Pero esto sería largo.Simplemente como dijo Leguina una vez,en el País Vasco no hay màs votantes que en Carabanchel….

  • Iñaki S:S,

    Amigo Ludovico, eres un comentarista contundente, muy seguro de ti mismo y, como científico e historiador con tendencia a hablar ex-cátedra. Yo soy mucho más modesto y me inclino por el…solo sé que no sé nada. Esto explica quizá la cantidad de preguntas que me hago y las pocas respuestas que ofrezco.
    Yendo un poquito algrano, creo que es hora de olvidar los RH’s, la genética, la biología, etc., para tratar de explicar las caracteristicas identitarias de  las personas. Sigo tu consejo de no hacerme amigo de los mitos y buscar otro tipo de razones. No sé hasta que punto Cataluña es un Pueblo  o no, pero el tema no deja de ser apasionante. Estate tranquilo porque no creo que la Península Ibérica vaya a separarse del Continente, así que todos seguiremos estando juntitos en Europa, aunque un poco menos revueltos que ahora.
    En fin, España no va a suicidarse, empeñándose en arruinar la convivencia con Cataluña y Euskal Herria, dos pilares fundamentales de su europeismo, cultura, economía, etc.. El…y tú mas, en relación a declaraciones incendiarias, corrupción, etc., ayuda mas bien poco a la hora de buscar soluciones a problemas concretos. Y, desde luego, estos no desaparecerán por mucho que hagamos el avestruz.
    Vasco y catalanes simplemente queremos ser y no tenemos la más mínima intención de romper nada. Ni el presente, ni el futuro, ni el bien común , ni la paz, ni el bienestar de todos, ni….. España no será llevada al despeñadero, si los españoles no lo quieren.

  • Javier Pelaez

    Román ,yo soy independentista madrileño para librarnos de la UE ,pero los vascos y catalanes no podrían vivir sin nuestro calorcito…

  • Román Díaz Ayala

    ¿por qué pensar que son solamente los habitantes de Cataaluña y de País Vascos quienes están sufriendo, o están siendo sometidos a un problema de identidad?
    ?Dejamos fuera a los canarios y canarias, a los habitantes de Andalucía….?
    ¿Por qué no repensar España como problema? ¿Es que de verdad quedó resuelto en 1978? A esto último se puede contestar sí y no. Todo depende de que consideremos que entonces se pusieron las bases para la convivencia ( antes del café para todos) aunque existía un “bunker” muy sólido y operante, y un terrorismo que teñía de luto la piel de toro.
    Eliminada la tentación terrorista, ¿no ha llegado la hora de cerrar definitivamente el bunquer?
    Y si alguien piensa que el bunker fue cerrado un 21 de febrero, ¿por qué, por ejemplo, se le niega a Cataluña el trato de nación, por qué ha  sido abandonada la Ley de Memoria histórica, porque la Iglesia Católica sigue siendo financiada por el Estado, por qué la banca ha sido o está siendo reflotada con el dinero de todos/as los españoles/as y así….? ¿Por que el “problema vasco” no ha tenido todavía el encaje definitivo, que quedó para ser resuelto un 6 de diciembre de 1978, a causa de ETA?
    Si empezamos la Reforma a través de la política, ¿por qué vamos a terminar las reinvindicaciones tiñéndolas de un problema de orden público, de una legalidad sobrevenida de espaldas a la letra y al espíritu de la Constitución?
    ¿Se me entiende, o debemos continuar para ser más claros?
    roman

  • Iñaki S:S,

    Amigo George R.Porta, en definitiva todos somos ciudadanos del mundo y, como tal, tienes perfecto derecho a opinar sobre lo que aquí esta ocurriendo. Personalmente no quisiera perderme la sensatez y equilibrio de tus comentarios. Tu último párrafo, expresando los mejores deseos para España, me ha emocionado.

  • ana rodrigo

    Gundín, pues menos mal que lo ves sencillo, que si lo llegas a ver complicado…..Jaja, me parto. Buen sentido del humor…

  • X. Gundín

    ¡Con lo sencillo que es y cómo lo complican!-
    ¿Son actualmente españoles los catalanes y los vascos?: actualmente y de momento, si.
    ¿Quieren seguir siendolo?: sobre ésto hay dudas.
    ¿Cómo salir de dudas?: pues preguntándoles…. ¿Ves que fácil?.
    ¡Ni hablar!, ¡que igual responden que quieren largarse!.
    Es decir: no se admite ni la posibilidad de la pregunta por temor a una respuesta contraria.
     
    Para no admitirla o bien se niega el problema, o se habla de las dificultades que les traería a  éllos, pobriños, o se dice que eso tenemos que decidirlo todos los españoles (lo dicen desde el PSOE y el PP)
    Pues bien, ¡tómeseles la palabra!, ¡a decidirlo todos!. ¡Llámese a referendum a todos los españoles!: ¿queremos que Cataluña y el Pais Vasco sigan en España?. Por sentimiento y porque el resto de españoles no tiene ninguna buena razón para echarlos fuera, la respuesta sería un si muy amplio. Despues ¿seguiría todo igual?. No, es decir, si: el problema seguiría igual.
    Pq en el detalle de los resultados se  vería por separado que es lo que quieren Cataluña y el Pais Vasco. ¡Y vaya Vd. a saber lo qué es!.
    Mariano, mejor que tampoco hagas ese referendum. ¡Deja de hablar de “todos los españoles”!
     
    De forma que no se va a preguntar de ninguna manera, ni a los catalanes, ni a los vascos, ni a los españoles.
    ¿Guerra de trincheras?. Trincheras móviles y divergentes, en todo caso.
     
    La solución de un problema comienza en el enunciado. Si no se enuncia(se niega la existencia del problema) o se enuncia mal, no se encuentra la solución.
     
    ¿A alguien se le ocurre pensar que  la pregunta correcta sería ¿cómo nos unimos, cómo convergemos?. Y no ¿cómo nos separamos?. Suponiendo que todavía fuese tiempo.
     
    Quien conciba  que la actual descomposición (del Estado español) es un capítulo final (tal vez no el último) de lo que un día fue imperio, no se asombra de lo que pasa. Despues de tanta rotura, esto son menudencias.
     
    Y, en fin, para torear ese toro bravo hemos contratado a Don Tancredo . ¡Que Dios reparta suerte!.
     
     
     
     
     
     

  • Román Díaz Ayala

    Javier (Peláez),
    tú sabes lo mismo que yo, que a una sociedad se une uno, ya sea por nacimiento como un hecho natural, mediante el cual se forma parte de la comunidad, o mediante un contrato social, que es producto del consenso ( por acuerdo o admisión)
    Para los aspectos formales hay que acudir al Derecho.
    Lo cual significa que tenemos  todo el mundo que saber exactamente en qué radica nuestra identidad propia, que subyace muy por debajo de los sentimientos. (Bien lo sé yo, que tuve que luchar contra el desarraigo, por razones de nacimiento)
    El sentimiento identitario nos trasciende, porque está más allá del dominio de la voluntad. ¿Hay por ahí algún psicólogo que pueda dar luz al respecto?
    Las expresiones citadas por Iñaki, tienen una factura distinta a lo que yo haya expresado, pero puedo asumirlas, siempre y cuando, no sean una mera instrumentalización dialéctica para que sirvan de argumento a persuadir contra la independencia. La pérdida de la condición de socios en el Unión Europea.
    Como si el sentimiento nacionalista fuera un asunto de pura conveniencia, o las circunstancias y los condicionamientos ayudaran a borrar ese tipo de “tentaciones”. (¿No se dan cuenta de que a lo que animan es a que se ame con más fuerza la libertad, dándoles una concreción, unos objetivos, fuera del actual ordenamiento, como si ahora no existiera esa libertad?)
    Espero que se me esté entendiendo bien.
     
    roman

  • ana rodrigo

    Iñaki, con que el calorcito de Cataluña y de Euskal Herría…., mamma mía!!!!Con argumentos como éstos no llegaremos a ninguna parte….

  • Javier Pelaez

    No se sí Iñaki transcribe frase de Romàn al decir que Cataluña y Euklherria seguirían siendo de la Unión Europea junto  a otros pueblos de España por los siglos de los siglos.Dejando a un lado que esta afirmación està por probar-habrà que ver si en caso de secesión formarían parte de la Unión-, lo cierto es que Cataluña y Euskadi perderían bastante porque el voto en la Unión es por población y porque difícilmente podrían constituir minorías de bloqueo en las decisiones por mayoría cualificada.Juntos pintamos bastante màs en la Unión.Otra cosa es que pensemos como articular la participación de las Comunidades Autónomas en la representación española en la Unión.
     

  • Iñaki S:S,

    Muy ilustrativa, amigo Román D. Ayala, tu forma de tirar del hilo, para llegar a la madeja.
    Siendo mas realista que pesimista, parece que se puede sostener que la crisis ha venido para instalarse, en una buena temporada. Para acortar el plazo, digo yo, ayudaría un poquito que la clase política diera la talla. Si se empeña en seguir prisionera  de un discurso neoliberal que, entre otras cosas, pretende acabar con las políticas públicas, no creo que vayamos a llegar muy lejos.  Vivir para ver eso de…Levantar la bandera de un nuevo pensamiento que ha de brotar desde el corazón de las gentes.
     
    A mi no me preocupa que Cataluña y Cia. se quieran ir a Europa, porque allí vamos a seguir estando juntitos, por los siglos de los siglos, todos los pueblos del Estado español. No sé por qué, a algunos españoles les entran escalofríos pensando que les pueda faltar el calorcito que les llega de Cataluña y Euskal Herria. Esperemos que los pirómanos de cada bando, no se empeñen en dar la razón a la ley de Murphy….siempre que las cosas puedan ir a peor, acaban yendo.
     

  • Javier Pelaez

    Ludovico ya había leído eso de Sobrequés …

  • ana rodrigo

     
    Iñaki, en primer lugar te pido disculpas por haberte leído mal, es cierto, no te referías a l@s comentaristas de atrio, sino a las tertulias de los medios de comunicación. Quizá me desvió la atención al ver la utilización de la primera persona del plural:¿Cuándo empezaremos a preocuparnos un poco más por la comunidad?. ¿Cuándo nos daremos cuenta de las ventajas de  ser un poco más altruistas, más cooperantes, más solidarios, menos corruptos, etc., en definitiva más justos?.” Me faltó atención en mi lectura, lo reconozco y me disculpo.
     
    Respecto  a los medios de comunicación, en una sociedad plural, y con libertad de expresión (por ahora, ya veremos…) , hay audiencias para todos los gustos, y, ya sabes, cada cual busca que le digan lo que quiere escuchar. Así que quien quiere convencerse de que el actual gobierno lo hace bien, le encantarán los temas de macroeconomía, y, de paso, le dirán lo malo que era el gobierno anterior, y se quedará tan contento, y a la inversa.
     
    Y como te dije, no acabo de ver qué tienen que ver estos interrogantes con el problema nacionalista. ¿Cuál era tu objetivo, los valores sociales y cívicos en general, o el problema nacionalista? Tengo claro que los nacionalistas no necesitan tertulianos que les inoculen ideas diferentes a las suyas, así que cada cual seguirá a lo suyo. Hay razones para una cosa y para la contraria, tertulias para una cosa y para la contraria, también las hay plurales.
     
    Sobre nacionalismo y desde el punto de vista histórico habrá quien diga que más siglos estuvo el islam en la Península Ibérica, y nadie concibe que reivindiquen que la Península forme parte de los países con dicha cultura. Y no digamos si nos remitimos a los fenicios, a los griegos, a los romanos, a los suevos, a los vándalos o a los visigodos. La historia es la que es, una serie de sucesos que dieron resultados coyunturales y trascendentales, que, vistos desde nuestro presente, son totalmente absurdos, raros o estúpidos.
     
    Personas individuales con poderes absolutos y hasta divinos (eso creían), matrimonios apañados, batallas o guerras que dieron la suerte a unos y la derrota a otros, el nacimiento de un infante o su muerte, avatares de distinta índole, nos fueron llevando poco a poco a una situación determinada, para unos intocable y para otros totalmente revisable.
     
    El que un matrimonio de un hombre rey, Fernando de Aragón, conde de Cataluña, dueño de parte de Francia y parte de Italia, etc., casado con una mujer reina (que pudo no haberlo sido), Isabel de Castilla, después de Navarra y de Granada, a lo que añadió lo que después se llamó América, diera como resultado un estado llamado España….Que el hijo de Fernando con Germana de Foix, tras la muerte de Isabel, pudo haber sido el heredero de los territorios de Fernando, o que el  nieto  de Isabel y Fernando, Miguel, hispano portugués, pudo haber sido el rey de todos los territorios de sus abuelos incluido Portugal, o que todos los bodorrios de las hijas de los reyes llamados “católicos” tuviesen como objetivo controlar toda Europa, son cosas de una historia que nos da risa pero que nos tiene amarrados a lo hecho en tiempos pasados. Y no sólo en España, eh?
     
    Después viene la cultura, el idioma, las tradiciones, la resurrección y exaltación de todo esto por los románticos, las primeras reivindicaciones de diferenciación, pasando por las autonomías, hasta llegar a la petición de independencia, pues más de lo mismo, historia pura y dura.
     
    Y, como decía el otro día, y ya alguien dijo en una ocasión, si Euskadi y Cataluña no fuesen regiones ricas, no pedirían la independencia, pero como también dije yo misma, habrá que ver a costa de quien han conseguido su desarrollo actual.
     
    Una cosa es cierta: el nacionalismo o el independentismo, es un sentimiento, y contra cualquier sentimiento, no hay razón alguna que lo desmonte. La historia tiene la palabra del futuro, pero me gustaría que no se hiciesen trampas, porque víctimas de la historia lo somos todos, unos más que otros según qué aspecto tratemos.

  • Ludovico

    Javier el problema es que aquí, en Cataluña, nos conocemos todos. Daré datos que pueden contrastarse públicamente. A diferencia de la perspectiva que podáis tener, aquí suele haber una cercanía profesional que te hace llegar hasta recónditos de la persona que muchas veces no deben airearse por respeto a uno mismo. Sobrequés lleva en la polñitica activa más que en la investigación. La cátedra se la dieron por ser hijo de Santiago y militar en el PSC, del que fue nada menos que portavoz, hasta el declive del PSC y entonces se pasó al nacionalismo. Elegido con los votos de los venidos de otras partes de España, una vez tuvo un estatus enviadiable, lo mantuvo gracias al transfuguismo. Dígase otro tanto de Joaquim Nadal, decenios en el PSC, del que llegó a ser secretario general, y pasado luego al nacionalismo convergente. Por no hablar del consejero de cultura, Mascarell, antes potencial candidato al ayuntamiento de Barcelona por el PSC, que vivió a costa de los votos del cinturón castellanohablante, y luego se convirtió al separatismo radical sin tapujos. Hablé antes de un colaborador de EL PAIs. Puedes agregar un puñado más.

    Para mí, con todo, el más emblemático es Rubert de Ventós, mi vecino ampuritano. Para ganarse la cátedra de estética en tiempos de Franco agasajó a Aranguren frente al lugar de la costa donde yacieron Dalí y Lorca. (Obviamente sobre lo primero no hay datos escritos. Si él lo desmintiera, yo lo borro de inmediato.) Con la democracia se hizo socialista (es de una familia riquísima). Obtuvo prebendas de todos los niveles, él y los suyos. Llegó a diputado europeo con los votos de andaluces, extremeños, manchegos, aragoneses, gallegos que optan por el socialismo. Sabido es el sustancioso emolumento que reciben los diputados de Estrasburgo. Terminado el periplo europeo, se acercó a Convergencia que le siguió pagando  espléndidas bicocas. Ahora se declara independentista aunque no nacionalista. Como suena.  Pero, claro, España contra Cataluña.

    Abundan los casos chuscos, que moverían a risa si no fuera porque quien se ríe de uno son ellos, al hacerlo con nuestro dinero.

    Aquí, ni siquiera están limpios algunos eclesiásticos con gorrito rojo, que dice mi nieto o cogulla ancha. Mucha miseria humana que están llevando al país al despeñadero.

  • Javier Pelaez

    Ludovico,sin rencor,es mi hermano el que no me frecuenta.De todas maneras,yo a mi hermano lo citaba  porque es muy revelador de la evolución de algunos catalanes de un tiempo a esta parte.Hablaba de Sobrequés que se dedicaba a escribir de la contribución de los catalanes a España y ahora se dedica a estos simposios tan peculiares-España contra Cataluña-.Un historiador no puede ser un estómago agradecido. de CiU.Esto lo digo yo,no mi hermano que no se qué relación actual tiene con el tal Sobrequés.

  • Ludovico

    Javier, gracias por la ironía. Sí tengo que hablar más con la Virgen, pero por motivos más cercanos a los de ese hermano de la Obras que dices tienes y no frecuentas. Seguro que te está esperando con los brazos abiertos. Cuantos tenemos hermanos sabemos que no los hemos elegido. (Ellos tampoco a nosotros.)

    La frase falangista de unidad de destino en lo universal era, en realidad orteguiana. Ortega era un periodista con talento, como mordazmente lo definiera Henri Bergson. Lo que pasa es que la frase ha perdido su sentido original y se ha degradado hasta convertirla en motivo de irrisión.  Pero de terminis non est disputandum.

    Si la Constitución se ha quedado envejecida (obsoleta repiten  nacionalistas e izquierdas cursis al alimón), explíquese en qué. Y refórmese entre todos. No hay que hipostasiar nada.  Pero la deslealtad, el tirar por la calle de en medio, la violencia ejercida sobre el discrepante, el ninguneo del otro en los medios públicos, la opacidad del dinero público repartido entre amiguetes, el incumplimiento de la ley y de las sentencias de los tribunales, eso no debería ser negociable. Y aquí en Cataluña es, sin embargo, el pan nuestro de cada día.

    Mientras se amenaza con la separación, nadie pregunta por los dineros de los hijos de Pujol. Que no son cuatro perras, sino miles de millones, hasta el punto de tener un complejo turístico en Atapulco y sur de California, uno; otro dueño y señor de los inmuebles de EL PAIS en Barcelona y ahora su caser, entre otros bienes raíces, y un  tercero que iba camino, si no hubiera sido por una denuncia anónima en la Fiscalía. Nadie pregunta por elodinero del padre de Mas, del que éste era beneficiario ,en paraísos fiscales y por qué se permitió que expirara el plazo. Nadie pregunta por los quirófanos cerrados , por los servicios de asistencia primaria eliminados, por la supresión de ayuda a minusválidos, con el despido consiguiente de miles de empleados y la falta de auxilio necesario. Nadie pregunta nada.

    Han logrado que el centro de atención sea el dedo, no la luna. Es decir, que se hable de un supuesto derecho, desconocido en toda la jurispruidencia europea para países que no están sometidos a coloniza o dominio militar, como algo inalienable y se silencie la ruptura del bien común, de la paz, del bienestar de todos, pues la paz es requisito para la inversión y el desarrollo económico.

    No se trata de un utópico derecho a decidir. Se trata de romper el presente y el futuro de un país. Hay que decirlo en voz alta: son traidores, carecen de honradez intelectual. La deslealtad es su divisa. Y tienen unas querencias nazis irrefrenables: como la negación de estudiar en el idioma común, amparada por enésima sentencia judicial, o la comunicación exclusiva en un idioma en lugares tan sensibles como los hospitales.

    Para evitar respuestas tan usuales cuan falsas: Suelo escribir a menudo en catalán. No soy Espriu, ni Riba, pero procuro hacerlo con dignidad. Pero hablo en castellano en las instancias oficiales. Porque es mi derecho. Y, sobre todo, solidario con el derecho no reconocido de personas que se ven sometidas a esa práctica totalitaria de tragar lo que yo imponga, mandamiento único de cuantos nacionalistas (de derechas e izquierdas) han sido y son.

  • Román Díaz Ayala

    España en una nueva encrucijada histórica ( 2.014)


    Ahora hace un año corría por la red un artículo titulado “ESPAÑA 2.013 (Historia y fracaso de nuestro actual proceso democrático)”, y como no es cuestión de que uno se cite a sí mismo y se dedique a repetir lo que ya  en el pasado se intuía, es mejor que demos un enfoque a lo que precisamente está ocurriendo ahora.
    Mucho se habla y se escribe  en estos días sobre el anuncio del Gobierno de Catalunya de una convocatoria de referéndum para el 9 de noviembre de 2.014, con el propósito de que el pueblo residente en Catalunya decida su futuro político con respecto al resto de la ciudadanía española.
    Pero parece que nadie quiere verlo en su sentido más obvio de un acto institucional ( por su carácter político, pero anunciado por una autoridad legítima), acto en fin que debemos calificarlo de “desobediencia civil”. Luego vendrá el movimiento de la calle.
    Tampoco los motivos y las profundas causas de su desenvolvimiento, con independencia de su éxito o fracaso en tal iniciativa, en su paso por el Parlamento Español, o en los altos tribunales de justicia, o las instituciones o instancias inernacionales a que fuere llevada, a donde quieran conducirla las voluntades de los convocantes.
    Nadie, repito, se ha puesto a pensar, o al menos a expresar para que nos enteremos, que nuestra España tiene en estos momentos por delante la grave decisión de seguir por muy distintos caminos, en lo institucional, en la configuración del Estado, en lo político o administrativo, en lo social, en lo económico, y me atrevo a decir que” hasta en lo religioso”, aunque a alguna persona le parezca que no viene a colación.
    Sólo una vez he oído, la de un analista de los medios muy conocido, quien viene diciendo desde hace  algunos meses que “Cataluña se va.”, Y yo insisto, que con Catalunya, otras naciones históricas (nacionalidades según la semántica constitucional) que configuran con las otras regiones lo que ha sido y es la verdadera España histórica.
    Existen movimientos de aspiraciones disgregadoras, no por la debilidad del modelo, ni tampoco por el fracaso del ejecutivo que nos gobierna, sino porque están cerradas todas las propuestas o alternativas de convivencia, que sea distinta u otra la de España, una, como una unidad de destino, sobre la base de un pasado no muy lejano en el tiempo que creíamos olvidado, porque la Reforma Política que nos acarreaba una “Democracia Social de Derecho”, fuese la superadora del conflicto armado y la dictadura.
    Tendremos que preguntarnos, ¿Quiénes y cuántos han estado arrimando tanta leña en Catalunya, y quiénes están dispuestos a encender la pira? Su identificación será altamente aclaratoria.
    Catalunya no sufre problemas ditintos a los que se sufren en el resto de España, una clase política cuyos moldes ya no sirven para acoplarse a las aspiraciones del pueblo. Todavía más: ni siquiera saben hacer un relato, una lectura adecuada, de lo que aprobó el conjunto de la ciudadanía cuando dió el sí a la Constitución del 78. Por eso, han desmantelado el  Estado Social, anulando derechos constitucionales, con la complacencia de los tribunales, u otras instituciones que deberían velar por nuestras legitimidades, que ni se oponen, ni siquiera se pronuncian dilatando los procesos, en una lectura muy reduccionista de tales realidades constitucionales.
     
    roman
     

  • Javier Pelaez

    Ludovico tienes que hablar màs con la Virgen …

  • Ludovico

    No es la política menuda un tema que me apasione, sobre todo en un medio que entiendo tiene una mayor radicalidad ante los problemas de la vida y del ser humano. Pero no dejo de comprobar que en “Madrit” no os enterais de nada, dicho sea sine animo iniuriandi. Decir que los comunistas (Iniciativa) y los teóricos democristianos (UDC) juegan a la ambigüedad es una autocomplacencia de las “Castillas” que dicen aquí. Los comunistas, como los socialistas y los democristianos,  en cuanto organizaciones políticas, son tan separatistas como ERC y CDC. También ellos hablan de “pueblo”, un tan peculiar e idiosincrásico que su inmensa mayoría habla español. Y cuyos apellidos están tan arraigados en el terruño como el tal Fernández de la CUP (suerte de Bildu a la catalana), Herrera (de Iniciativa o Navarro del PSC. U Ortega, vicepresidenta de la Generalidad, hija de militar, engañabobos (mintió con su CV, pues no tiene el título que decía: licenciada en psicología) y militante de UDC. Por cierto, Aragonés es el segundo apellido del presidente del Instituto de Estudios Catalanes promotor de un simposio histórico sin historiadores, académico sin críticos. La carabina de Ambrosio.

    No sólo los políticos profesionales. Hemos asistido al travestismo de los “intelectuales”. El que se cita aquí junto con Carreras y es pluma de EL PAIS se ha pasado con armas y bagajes (recibiendo premios de la Generalidad, aquí Roma paga lo que sea con dinero de todos) al separatismo por la vía sutil de culpar de todo a Rajoy. Se les “ve el llautó”, expresión catalana de la castellana “enseñan la pata”.

    Podríamos ir desatando uno por uno esos nudos que atragantan muchas gargantas y dejan inermes a muchos incautos.

    El problema de la separación en Cataluña es gravísimo, no sólo por los de aquí, sino por los de Madrid. Y llamo Madrid no tanto a los políticos, que también, cuanto a periodistas, historiadores, economistas, científicos, ciudadano medio.

    Madrid nos roba, dicen aquí cuando se han llevado nada menos que el Sincrotón de Bellaterra, un máquina que costó miles de millones de euros y debe seguir manteniéndose. Por cierto ahora se va a construir otro ingenio parecido en Bilbao.  Con dinero de todos, aunque la investigación está transferida.

    Y así podríamos ir deletreando interacciones de ayer y de hoy que desmienten la necedad intelectual esa de que somos un pueblo. En España seríamos ciento y la madre. Cuando a un obispo de aquí, amistosamente, le pregunté en qué basaba su tendencia separatista me contestó en que “som una nació”. Al solicitarle precisión: ¿en que se basa, Monseñor? Me respondió: en que lo dijo la Conferencia Tarraconense. Le contesté con datos que la CT lo había dicho porque lo había introducido un obispo que antes había militado, de cura, en UDC, sin ninguna formación intelectual. Y que aunque fuera un experto mundial, que no era el caso, ni la Conferencia Episcopal Tarraconense, ni un Concilio Ecuménico siquiera tenían autoridad, en cuanto tales, pare afirmar ni negar que sean una nación. De esa falsedad, monseñor, sean ustedes unas consecuencias contrarias al derecho natural. No sé si sabía contestarme a esta objeción, pero se calló.

    Ese es en mi opinión la raíz del problema: hacen declaraciones incendiarias, sin apoyo alguno. Y nadie responde. Gastan el dinero de todos y nadie los lleva a los tribunales. Como han sido unos corruptos tienen miedo a que les recuerden Bárcenas o los ERES. Mientras tanto, la ciudadanía se halla desarmada.

    Algunos hemos quemado las naves.

  • Javier Pelaez

    Se me olvidó antes decirnos que,al igual que la Virgen de Fàtima ya nos anunció la conversión de la Unión Soviética,el pasado 9 de noviembre la Virgen de la Almudena ya me notificó:1.Fecha de la consulta y que no se va a celebrar.2.Que Eurovegas no venía a Madrid.Esto segundo me lo comunicó con cierta preocupación.No se puede olvidar que,según propia confesión,el ministro del Interior Fernàndez se convirtió en Las Vegas porque,como dijo,”donde abunda el pecado,abunda la gracia…”.El Opus se las prometía muy felices con Eurovegas:el número de conversiones que iba a generar el negocio de las perras y las tragaperras iba a llenar el colegio Tajamar.Seguiremos en comunicación con la Virgen por sí nos comunica algo más…

  • Javier Pelaez

    Atendiendo a la invitación de Iñaki hablemos del “diàlogo de sordos” de Cataluña.En primer,lugar decir que los sordos tienen en el lenguaje de signos por lo que se me escapa porque seguimos hablando de diàlogo de sordos.En segundo lugar,una impesión general.La política catalana es muy “tácticista”.Esta doble pregunta puede ser entendida como un éxito de los partidarios de posturas intermedias,Unió e Iniciativa-interpretación de Ramoneda-,como de los màs independentistas ya que la primera pregunta cierra la segunda y ERC ya se ha adelantado a decir que con un 26 por ciento quedaría probada la independencia.En tercer lugar,hay coincidencia en que el referendún pretende “acumular fuerzas” independentistas màs que celebrarse-Ramoneda,Carreras…-.En fin,creo que la política catalana es muy tacticista.En este sentido era màs honesto el planteamiento de Ibarretxe,aunque obviamente inoportuno en cuanto al momento en que se planteó,persistiendo la violencia.En cuanto a la política española creo que esta consulta convocada el 9 de noviembre,día de la Almudena, por la tradicional envidia de Barcelona a Madrid,probablemente le regale las elecciones generales a Rajoy.Si yo fuera presidente-no parece un hecho muy previsible-,yo convocaría esta consulta cuyos resultados son de imposible interpretación visto como esta formulado.Si yo fuera Rajoy-no parece un hecho muy previsible-,es decir,el líder de la derecha española me estaría frotando las manos.¿Puede la izquierda española hacer mucho frente a esto?.Ciertamente no mientras para cada vez màs catalanes vaya extendiéndose la absurda idea que España es el PP o Franco.A ERC està idea le encanta….¿Qué ocurrirà con Cataluña tras no celebrase el referendún?¿Declararàn la independencia por mayoría en el Parlament?¿Declararàn la ” pela”  nueva moneda catalana tras la salida del euro?…No tengo la menor idea…

  • Iñaki S:S,

    Amigo Antonio Vicedo, es un auténtico placer poder compartir contigo cualquier tipo de reflexión.
    Me suelo quejar del gran y radical defecto de algunos tertulianos, ( no precisamente de los de ATRIO como me interpreta Ana Rodrigo), al poner su valor y fuerza detrás de la ceguera con la que embisten a un engaño…manipulado irracionalmente por quienes tienen la sartén por el mango. No es que quiera llamarles animales, pero si que demasiado a menudo rebuznan y ladran como ellos.
     
    Estoy contigo en lo de  … aceptar la altísima dignidad personal, en igualdad con todos los seres humanos, semilla viviente de la verdad. Creo que, de esta verdad, si que brota el árbol de la justicia, el único con la exclusiva para darnos la cosecha de la paz en la conviviencia.
    Creo que me lío un poco al distinguir los derechos individuales de la ciudadanía (personas), del derecho colectivo de un Pueblo (conjunto de personas). Espero que me eches un capote.
    Cuando me refiero a los derechos colectivos de los vascos, como Pueblo, (el derecho de autodeterminación política, por ejemplo), no me pasa por la cabeza el incurrir en la injusticia de considear a ninguna persona, sean sus circunstancias las que sean, como poca cosa o nada.  Ahora bien, también me rebelo contra la injusticia de quienes pretenden imponer la razón de su fuerza, frente a un Pueblo al que consideran, como colectivo, muy poquita cosa o nada.
    Volviendo a temas de actualidad, me parece un disparate bestial , el diálogo de sordos en el tema “Cataluña”.
     
     

  • Javier Pelaez

    Escribo para coincidir con Ana en lo de que determinados catalanes no debieran ofender al resto de los españoles con excesos absurdos y ,sobre todo,poco creíbles producto de una propaganda coyuntural.Por ejemplo,veamos el congreso España contra Cataluña y su organizador el señor Jaume Sobrequés.Como fàcilmente se puede ver en la red este historiador tiene varios libros escritos con Manuel Pelàez Albendea que casualmente es mi hermano.Por lo poco que yo conozco a mi hermano,dado que es miembro numerario del Opus con el que no tengo contacto,sus obras tiene uno de sus ejes en la contribución de las personalidades catalanas en la política e historia españolas.Mi hermano,madrileño que residió en Cataluña y tiene bastantes libros históricos escritos en catalàn,algunos de ellos con el señor Sobrequés…Bien,resulta sorprendente que un historiador tenga por eje de su historiografía en determinado período la participación de los catalanes en la política e historia españolas y ahora su historiografía gire sobre el odio de España a Cataluña.Estos cambios tienen justificación política,pero no tiene rigor científico que los historiadores adapten su historiografía a necesidades coyunturales.En general,no es bueno construir la independencia o cualquier otro proyecto político sobre inexactitudes y falsedades y fomentando la enemistad entre diversos pueblos de España.

  • ana rodrigo

     
    Iñaki, haces un revuelto de cosas en tu post que yo no sé desde dónde hacer un comentario: ¿desde los valores generales que enumeras en la primera parte? ¿Sobre la afirmación-pregunta que formulas sobre que a l@s participantes de atrio nos importa un carajo cuando dices: “¿Por qué les cuesta tanto a los tertulianos el hincar el diente a estos temas?.? ¿Sobre el nacionalismo-independentismo de Cataluña y Euskal Herría? ¿Sobre los mandelas catalanes y vascos?
     
    Me parece, cuando menos, temerario decir que en atrio no nos preocupamos por los problemas económicos y sociales o socio-económicos, porque ahí están nuestros escritos, ya sea en forma de posts ya en los comentarios.
     
    Sobre los mandelas nacionalistas, pienso que es ofender la memoria de Mandela al mezclarlo con otras realidades que nada tienen que ver con lo que hizo Mandela. Si en Cataluña y/o en Eushadi se han pisoteado tantas veces los derechos humanos, también se ha hecho en otros lugares de España, el absolutismo y el franquismo fue común a cada rincón de España; sobre la pobreza y la falta de desarrollo, esas dos comunidades se llevaron la mejor parte en cuestión de inversiones, y con la mano de obra de otras regiones del país donde no se invertía un duro porque hasta los ahorros de la inmigración iban directamente (lo digo con conocimiento de causa) a Cataluña y Vascongadas, como se decía entonces. Que en estas dos regiones tenéis un idioma diferente y os habéis hecho una identidad propia, pues no lo discute nadie. Que no queréis ser españoles, estáis en vuestro derecho, pero sin victimismos ni echar culpas a quienes no las tienen, que los demás también tenemos memoria y corazón. Así que, el sentido de superioridad y menosprecio hacia lo demás, mejor fuera del juego.

  • Ludovico

    Viviendo del Ebro hacia los Pirineos, no sé a qué tertulianos se refiere usted. Aquí todos son secesionistas, militen en los partidos nacionalistas o militen en el socialismo o en el comunismo. Aquí no hay pluralidad de medios. Al estar subvencionados todos, repito todos, las radios los periódicos y las televisiones, sólo intervienen los adictos a la causa. es un ejemplo de libro de dictadura. Ya quisiera Murdoch tanta fidelidad.

    Le cité en otra ocasión un texto de genética reciente que desmontaba cualquier base biológica de la existencia de pueblos con características identitarias. A la misma conclusión llega Cavalli-Sforza desde los idiomas.

    Cada uno es libre de creerse sus propios mitos.  Y no tendría mayor importancia sino fuera por las repercusiones que puedan tener. Desde el tiro en la nuca hasta la negación de derecho al trabajo, a la asistencia sanitaria correcta sin violencia (en plata, esa postura canalla de pretender que el médico incoe la anamnesis en un idioma que el paciente no entiende y que suma a su mal la vergüenza si no está formado: nazismo puro).

    Aunque me hago mayor no sigo el consejo aristotélico de hacerme amigo de los dioses, de los mitos. El sentido de la dignidad me induce a buscar razones en la ciencia, en la historia.

  • Román Díaz Ayala

    La televisión acaba de dar la noticia de que para el 9 de noviembre del 2.014 habrá referendum en Catalunya.
    Como quiera que  nuestro sistema de valores en la sociedad occidental ha sido una adopción de la Grecia de los clásicos, tendremos que citar a Tucídides.
    Para Tucídides el buen estadista sería quien tuviese capacidad de acción, y facilidad de verbo para  para exponer con claridad ante el pueblo esa línea de acción, no mostrar desafección hacia el Estado y ser incorruptible.
    Crucemos los dedos.
     
    roman

  • Román Díaz Ayala

    ¿Cambiar la Política o renovar el pensamiento?

    La decadencia se manifiesta ya de tantas diferentes maneras y en prácticamente en todas y cada una de las instituciones de la Sociedad, desde el Estado hasta las familias, que ya empezamos a manifestar de forma generalizada, que la crisis ha venido para instalarse, y que detrás de la gran depresión económica, lo que quede de la anterior sociedad española en lo institucional y lo social  será un triste recuerdo del pasado.

    A esa visión tan pesimista colaboran también los medios de comunicación, especialmente los audiovisuales, con el mensaje obsoleto y  repetitivo de los contertulios, los falsos debates del Parlamento Español y los discursos programáticos de los partidos políticos. Y la gente se dice: “Más de lo mismo”. Y los/las que tienen un puesto de trabajo se someten hasta lo indecible para no ser siguientes  en las listas de despidos y los/las que no tienen esperanza de retornar al mercado, se desapuntan de las listas del INEM, para que el Gobierno saque pecho anunciando a bombo y platillo que en España el paro registrado baja de forma continuada.

    La clase política no logra elaborar un discurso que encaje en la ciudadanía, y nos han hecho creer que se debe en exclusiva por la sensación de corrupción generalizada ocultando, ocultado que debajo subyace una realidad muchísimo más triste y preocupante: La clase política hace años que dejó de tener una “actitud histórica”, como diría Ortega y Gasset si estuviera hoy entre nosotros.

    Hemos sido hechos prisioneros del discurso dominante que es lo mismo que decir que nos dominan los dueños absolutos del pensamiento, los mismos que una vez decidieron que ya empezara a ser una irracionalidad el Estado-Nación en todo el mundo, que las políticas públicas tendrían los días contados, y que la clase política que no acatase el nuevo modo de gobernanza mundial tendría que desaparecer.

    Y así sucumben los sindicatos de clase (¿a qué clase representan?, los partidos tradicionales, el Estado del Bienestar, las políticas públicas que son sustituidas por las iniciativas privadas, los innovadores del momento, y las aspiraciones de los pueblos quedan relegadas a un segundo plano, por las necesidades perentorias de la supervivencia, las necesidades más básicas del ser humano.

    Contra ese tsunami están haciendo falta cosas más apremiantes que la solidaridad, las distracciones intelectuales, y las manifestaciones callejeras. Hace falta levantar la bandera de un nuevo pensamiento, que ya no está en las sedes de los partidos políticos, ni en los parlamentos, ni en los centros académicos.

    Ese nuevo pensamiento hay que hacerlo brotar desde los corazones de las gentes.

  • George R Porta

    Amigo Iñaki: Gracias por tu reflexión. Ya sabes que no opino sobre las realidades políticas de otras naciones pero llevo sangre española de mis abuelos por los cuatro costados y por eso me atrevo a agradecer tu reflexión y a hacer un breve comentario.
     
    Hay un cierto miedo a la diversidad en la unidad que el federalismo useño no resolvió y los racismos siguen vivos en los EEUU asomando la pezuña por donde menos lo espera uno. No aludo solo a los racismos por el color de la piel o el género, o la lengua, sino sobre todo por la acumulación del poder decisorio basado en la injusta concentración del poder económico, como si se tratase de una nueva “nobleza” esta vez no de sangre sino de bolsillo.
     
    La consecuencia peor la constituyen esas excrecencias neoplásicas (como Rupert Murdoch y su control de la información) que son cánceres que se nutren de  “desinformar” malogrando la Historia a base de impunemente deformar y corromper la educación (no solo de la niñez y de la juventud, sino que deforman y corrompen la conciencia pública creando los relativismos (no la diversidad ética que el progreso y la vida nueva demanden) que al estilo totalitario banaliza el mal “(Hannah Arendt).
     
    Como consecuencia subsiguiente la legitimización de las decisiones no viene determinada por las necesidades de la mayoría, sino por las conveniencias de las minorías hegemónicas, las castas dominantes, siempre totalitarias, siempre miedosas de la diversidad y de lo nuevo, incapaces de discernir, utilizando el término quizá manido, la acción creadora del Espíritu que ya sabes: “El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va” (Juan 3, 8).
     
    Por otra parte, el Universo (quizás “los universos” lo sean también) es un jardín, el más diverso, y la naturaleza tiende a estas síntesis y multiplicaciones que son contradictorias pero fructíferas, no son antagónicas e irresolubles o caprichosas sino esencialmente sinérgicas. Un simple ejemplo es la fecundación. De la unión por división y acoplamiento no surge sino la unidad a base de dividirse y especializarse hasta lo inimaginable la maravilla del cuerpo humano. O los cristales. De unirse y acoplarse van cambiando las cualidades y se originan las bellezas más extraordinarias con las luces más sorprendentes.
     
    Deseo de corazón que España logre eso: Perder el miedo a la gran y extraordinaria diversidad que ha llevado siempre en sus entrañas y que los sueños monárquicos ya viejos, literalmente, sean suplantados por nuevas formas y fórmulas socio-políticas, que puedan eludir la entropía de la permanencia injustificada de lo que no funciona; que se acentúen las particularidades no para competir contra-natura (la mentalidad de Darwin) a base de eliminar la diversidad humana y su riqueza, sino pro-natura, en la paz, la integración respetuosa de la diversidad, siempre con la mentalidad de Jesús, el Galileo.
     
    Un abrazo.

  • Román Díaz Ayala

    En el centro de la diana se pone al colectivo de tertulianos que ocupan los espacios de los medios actuales de comunicación, especialmente los audiovisuales por la audiencia que concitan. Pero en elartículo se apunta también a la generalidad del sistema.
    Bien, es muy cierto que las tertulias y el concierto de comentaristas no son más que una pieza en un engranaje muchísimo más amplio y completo.
    No hay ideas frescas, por lo que se recurre a los tópicos, a lo convenido, y a los trasfondos ideológicos de cada cual.
    No olvidemos  tampoco el amplio y suculento fondo de rectiles, gentes a sueldo y/o pertenecientes a la clientela de los grupos de poder, que no siempre són sólo los partidos políticos o el gobierno de turno.
    Pero el tema de Iñaki da para más que un simple comentario,Parece ser unos de esos hilos que tirando del mismo podríamos llegar hasta la madeja.
     
    roman

  • Antonio Vicedo

    Iñaki, leo tu aporte cuando ya me retiraba a descansar y continúo compartiendo tu profunda y humana preocupación, intentando a ver si conseguimos rebajarle un tanto el “pre” , encontrando el modo de que quede más y mejor absorbido por la “ocupación” a la que veo te refieres con mayor profundidad en tus preguntas que  en su entorno, según estos párrafos que te copio:
    “-¿No va siendo hora de agarrar al toro por los cuernos y sentarse a hablar, entre todos, del Plan de Paz y Convivencia, del Nuevo Status político para Euskal Herria y Cataluña, etc.?. ¿Qué podemos hacer cuando nuestros líderes se muestran incapaces de hacer historia y se empeñan en quedarse anclados en el pasado?. No tengo una respuesta contundente a esta última pregunta,….. pero empezaría por restar audiencia a los incendiarios.
    Termino con una frase que he copiado casi literalmente a George R. Porta : La ley universal de la masa crítica necesaria para posibilitar cualquier cambio cualitativo, sigue dependiendo del comportamiento de cada uno de nosotros. De todos modos, aunque sea cierto que la historia la hacemos los pueblos,  también lo es que un cierto liderazgo a lo mandela, por poner un ejemplo de actualidad, ayuda un poquito.”

    Para no alargarme a estas horas, he resaltado con negritas aquello que me ha parecido más importante compartir contigo y con quienes tengan a bien leernos, compartiendo nuestra realidad humana, y también, o no, nuestras consideraciones.
    Lo de poner mayor atención en la ocupación que en la preocupación, dado como han ido y siguen yendo las relaciones interpersonales en nuestras cercanías, y en la globalidad humana, creo no necesita mayores reflexiones, aparte de un toque de atención y alarma más que considerable.

    Lo de agarrar al toro por los cuernos; me parece que ganaríamos con sustituirlo por dejar de ser representados por tan noble,y  bravo, pero animal, cuando imitamos de él lo que en él puede ser cualidad y en nosotros  se reduce a gran y radical defecto al poner el valor y la fuerza detrás de la ceguera con que se embiste al trapo que manipula para criminal engaño quien viste de plata y oro y empuña interesado y mortal estoque. Dejemos libre al toro empezando por reconquistar nuestra libertad segura y necesaria con los ojos muy abiertos para no vernos atrapados por las criminales falsedades, empezando por la de no aceptar la altísima dignidad personal compartida en igualdad con todos los seres humanos., semilla viviente de la verdad que brota el árbol de la Justicia, único con la exclusiva para darnos la cosecha de  la Paz en la Convivencia.
    Creo que por aquí discurre el CAMINO, que también es VERDAD y VIDA, por el que necesitamos avanzar orientados hacia donde queremos llegar y que responde, como han explicitado tantos con quienes podemos considerar a Gorge, todos ellos con testimonio y mensaje menos claro que el que nos propuso y propone nuestro Hermano Jesús, el Galileo.
    Hemos de aceptar en serio, que la historia contiene las aportaciones libres y responsables de las actuaciones racionales de todas y cada una de las personas que pasamos por este Planeta Azul.

    Y por ello, habiendo tan profundo y general desvío intentando, o no, falsear nuestra realidad humana igualitaria, no habrá ni VERDAD, ni JUSTICIA,ni LIBERTAD, ni PAZ, ni siquiera HUMANIDAD, sin cambio de mentalidad y de cultura general.
    Hay que valorar lo valorable de todos los MANDELA a los que se les considera líderes, pero distinguiendo claramente en aquello que tiene calidad de liderazgo de aquello que es humana carencia respecto a suplencias ajenas  par descubrir, lo que parece interesa que quede a cubierto por imposible suplencia como en el ejemplo de actualidad, pues como estamos constatando, en medio del confuso luto tan diverso en sentimientos, el APARTHEID verdadero no era, ni es el del color de la piel, sino el de la consideración falsa de la PERSONA, negra, blanca, mestiza, afr4icana, castellana, valenciana,vasca, navarra, catalana, europea, oriental, americana o esquimal, sobre todo, si por “y sus circunstancias”,como dijo el filósofo, se la considera o puede ser considerada POCA COSA, o NADA.
    Un fraternal abrazo. habiéndome alargado sin darme cuenta. Antonio

Deja un comentario