Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5240 Artículos. - 83830 Comentarios.

¿Cuándo se jodió Europa?

logo

De Emir Sader, profesor de la Universidad de SaoPaulo (USP) y de la Universidad del Estado do Río de Janeiro (Uerj), hemos seleccionado este artículo, no sólo por su desenfadado título sino por la seriedad de su análisis, que coloca el jodimiento de Europa a partir de l los socialistas Miterrand y Felipe González que cedieron la iniciativa a los neoliberales. Ya en los años ochenta el socialismo europeo dejó de ser socialdemócrata de verdad para adherirse al club de los grandess negocios.


Al inicio de la obra prima de Vargas Llosa, Conversaciones en la Catedral, un peruano pregunta al amigo: ¿Y cuándo se jodió el Perú?

Dan por sentado que Perú se jodió, que está jodido.  Se trata de saber desde cuándo, a partir de cuándo, para intentar entender el por qué y el para quiénes.

Hoy se da por sentado que Europa está jodida, que se jodió.  Hay distintos diagnósticos. Unos, que se debe a la pereza de los del Sur, que el aire mediterráneo y la siesta los hizo vivir por encima de sus posibilidades (eso que hemos oído tanto, hace tiempo ya en América Latina).  Otros, por la rigidez del Banco Central de Alemania, que domina la troika y se impone a las otras económicas.  Las medicinas se diferencian un poco, pero al fin y al cabo, amargas todas.  Porque todos aceptan que Europa se jodió.

Lo cual es un fenómeno de inmensas dimensiones, representa un retroceso de dimensiones civilizatorias, porque el Estado de bienestar social europeo fue una construcción solidaria que se había vuelto referencia a escala mundial.  Terminar con él implica así un retorno a tempos de exclusión social y abandono que Europa había dejado atrás.

Cuándo se jodió Europa.  Se podría ubicar en la explosión que apareció como Primera Guerra Mundial, en la cual las contradicciones interburguesas que Lenin dijo que comandarían la historia mundial entrado el siglo XX, se ha confirmado dramáticamente.  Europa se ha vuelto escenario de la más brutal de las guerras que la humanidad había conocido hasta aquel momento.

Se podría también ubicar aquel momento en la división de la socialdemocracia entre belicistas y pacifistas, abandonando oficialmente la II Internacional el pacifismo y el internacionalismo que la había caracterizado, abriendo heridas que no volverían a cicatrizarse.

Se podría igualmente ubicar el momento en que se jodió Europa cuando no logró impedir el brote de las distintas formas de dictaduras de derecha –fascismos, nazismo– y, además, no fue capaz de derrotar ese fenómeno, teniendo que apelar a apoyos externos.

Pero nada de eso explicaría el viraje actual, porque después de todo eso, Europa occidental fue capaz de construir Estados de bienestar social que, a lo largo de tres décadas, fueron una de las más generosas construcciones sociales que la humanidad había conocido.

Fue entonces después de eso que es necesario encontrar el momento en que Europa dio un viraje que la llevó a estar jodida. Yo ubicaría ese momento en el paso del primero al segundo año del primer gobierno de François Mitterrand, en Francia. La victoria, finalmente tan conmemorada de la izquierda francesa en la segunda pos-guerra, propició a Mitterrand un primer año centrado en las nacionalizaciones, en la consolidación de los derechos sociales, en una política externa solidaria y volcada hacia el Sur del mundo.

Pero el mundo había cambiado, Reagan y Thatcher imponían un nuevo modelo y una política internacional, Francia sufrió las consecuencias del nuevo escenario.  Una posibilidad sería que Francia estrecharía alianzas con la periferia, con el Sur del mundo, con América Latina, en particular, liderando a los países que más directamente sufrían los virajes globales.  La otra, que predominó, fue el cambio radical de orientación del gobierno socialista francés, adaptándose a la nueva ola neoliberal, a su manera, sumándose como aliado subordinado al liderazgo del bloque EUA-Gran Bretaña.

Ese viraje, que consolidó la nueva hegemonía, de carácter neoliberal, inauguró la modalidad de gobiernos y fuerzas socialdemócratas asimilados a la hegemonía de los modelos centrados en el mercado y en el libre comercio. La España de Felipe González no tardó en adherir, en lo que fue seguida por otros gobiernos y abrió camino a que, en Latinoamérica también, esa vía de extendiera a países como México, Venezuela, Chile, Brasil, entre otros.

Esa nueva orientación predominante ya apuntaba a la condena del Estado de bienestar social –un modelo contradictorio con el Consenso de Washington-, que más temprano que tarde sufriría las consecuencias.  La misma unificación europea se dio bajo esa orientación. Las consultas nacionales no se centraban en la unificación europea, sino en la moneda única, el euro, dando un carácter centralmente monetario a esa unificación.

La crisis iniciada en 2008 agarró a Europa absolutamente fragilizada, porque inmersa en los consensos neoliberales, lo cual la impidió reaccionar como los gobiernos latinoamericanos, que se han inspirado precisamente en los modelos reguladores que habían sido hegemónicos en Europa en las tres décadas llamadas de gloriosas, para reaccionar positivamente frente a la crisis.

El resto es la fisonomía actual de Europa, de destrucción del Estado de bienestar social, tirando fuego al alcohol, tomando medicinas neoliberales para la crisis neoliberal, que solo se ahonda y prolonga.

Fuente: alainet.org

9 comentarios

  • Román Díaz Ayala

    Error: donde digo Hugo Chávez quiso a ser lo mismo,
    debe leerse   hacer … ( o ser lo mismo, como prefiera el lector)

  • Román Díaz Ayala

    China “amenaza” con ser la primera potencia hegemónica del siglo XXI,
    no estoy haciendo un pronóstico, sino que explicito una “tendencia”
    El comunismo chino desde su pragmatismo descubrió que para vencer al mundo occidental había que utilizar sus mismas armas conquistando los Mercados y dominando la Economía Finaciera.
    Hasta ahora lo vienen logrando en los dos frentes.
    Hugo Chávez quizo a ser lo mismo con los petrodólares, pero su mentalidad de salvapatria y émulo de Fidel castro no se lo permitieron. Ahora como antes el Mundo Financiero tienen a los Maduros y a los Raúles Castros siguen permitiéndose mantener a Cuba y Venezuela como triste ejemplo de lo que sucede con quienes no quieren someterse a las reglas de juego.
    Estoy simplificando mucho, pero estos argumentos abundan en reforzar mi visión de una realidad que debe ser configurada de manera distinta.
     
    roman

  • Román Díaz Ayala

    Este tema propuesto por el autor, ha sido objeto de mi consideración desde hace algunos años, cuando en los años 90 me preguntabá qué rumbo tomaría el mundo después de la caída de los bloques, en la nueva realidad global que se presentaba con varias alternativas.
    Mi primera conclusión fue que el mundo había estado dominado en el Oeste y en el Este por la Civilización Europea Occidental y sus categorías, y que las civilizacionestales como Japón, India …China, seguían sus modelos ( como las dos caras de una misma moneda.)
    El proceso de descolonización que siguió a los dos guerras mundiales siguieron igualmente el mismo modelo.
    La segunda conclusión era que los Occidentales teníamos una imagen demasiado optimista, soberbia, de nosotros mismos, y no era tan excelsa como nos hacían creer los mitos heredados. Alternábamos muy bien la retórica de los principios con los intereses más viles.
    Lo que se ha quebrado en las crisis más reciente, no ha sido la realidad ( a pesar de los hundimientos de las economías) sino la imagen que teníamos de nosotros mismos.
    Europa siempre ha sido una concertación de intereses, y el capitalismos nació y se alimentó sin necesidad de tomar la iniciativa poniéndose al frente. Para  eso tuvo en primer lugar a la Intelectualidad, los rectores del pensamiento.
    Y luego a los políticos, desde los jefes de Estado hasta el más humilde servidor público, en todos los niveles de las administraciones.
    La revolución tecnológica al servicio de lo que eufemísticamente llamamos El Mercado (de capitales) es mejor instrumento de dominación que intelectuales y políticos.
    Ahora ya no le hacen falta los polítícos y su clase ha caído en desgracia. Por eso ruedan cabezas y antiguos líderes notorios ya su imagen es denostada ( como en el encabezamiento de este artículo)
    ¿Que esto tiene arreglo? Naturalmente.
    Pero hace falta una nueva configuración.
     
    roman

  • oscar varela

    Hola!

    Leo el final (del Comentario) de Honorio:

    “feliz año triunfal de prometida salida de la crisis que tampoco esta vez se cumplirá…”
    ……………….

    1.- Veo que ha elegido la Letra de Tango en sus variadas versiones:

    * El mundo fue y será una porquería ¡ya lo sé!
    En el quinientos seis
    Y en el dos mil también

    * No doy un paso más,
    alma otaria que hay en mí,
    me siento destrozao,
    ¡murámonos aquí!


    Pa’ qué seguir así,
    padeciendo a lo fakir,
    si el mundo sigue igual…
    si el sol vuelve a salir…


    La gente me ha engañao
    desde el día en que nací.
    Los hombres se han burlao,
    la vieja la perdí…


    No ves que estoy en yanta,
    y bandeao por ser un gil…
    Cachá el bufoso…
    y chau… ¡vamo a dormir!

    ………………………….

    2.- ¿Por qué no animar-animándonos con estos solo dos versos?:

    Es hora de dejar que brote la confianza
    porque hay un sol porfiado que amanece.

    Graciela Ballestero

     
    ¿Vamos Honorio todavía? – Oscar.

  • h.cadarso

      A mí últimamente, sobre todo desde aquel primer día de la Epifanía 6 de enero del año 1, me ha dado por pensar que ya no hay judío ni griego, ni americano ni asiático,  ni europeo, sino ciudadanos del mundo, porque todos somos uno solo en Cristo Jesús. Que es más o menos la versión cristiana o paulina de lo de la globalización. Vivimos en un universo en el que el poder lo mantienen a nivel mundial los dueños del dinero, y todos somos súbditos, vasallos, miriñaques de ese gran Becerro de Oro, que ¿qué otra cosa podríamos llamarle, sino Becerro?
      Y sí, Pepe Blanco, todos los felipitos, zapateritos, merkelesitas, hollandaisitos, todos, bailamos al son que nos tocan los señores esos becerros de los mercados. Europa es un capítulo más de ese cuento de Ali Babá y los cuarenta ladrones. A veces se producen gestos un tanto teatrales procedentes del Vaticano, de La Habana, de la primavera árabe, del 15-M. Eso, gestos, solo gestos…Pero en el fondo hay un mar de fondo, una marejada gigantesca que puede reventar esta calma chicha que nos está matando.
      O sea que feliz solsticio de invierno, feliz navidad para los cristianos, feliz año triunfal de prometida salida de la crisis que tampoco esta vez se cumplirá…

  • George R Porta

    En America somos mestizos y bastardos y es muy difícil dejar de resentirlo. No excluyo a los EEUU el bastardo del ingles. Mientras nuestras étnias desaparecieron aunque aún vivan silenciosas, encocainadad, imperturbablemente serias en las cimas andinas o sordas por el incesante meneo de las caderas y el retumbar de los tambores Batá, más africanos cada vez y un Africa cada vez menos ella misma aunque se diga lo contrario.

    El jodimiento del Occidente ha sido el sueño de superioridad y sobre todo su consecuencia. En ese mismo sueño todo lo demás era inferior.

    En Crimen y Castigo el Inquisidor pregunta por la belleza salvadora. Europa aún la posee pero las generaciones jóvenes ya solamente sienten orgullo si son capaces de chamullar el ingles y un ingles que es más bien Americano.

    Por suerte no puedo contar con un futuro muy prolongado, ya voy a cumplir pronto 71. Pero este Americano mestizo de 4 etnias españolas, nacido en el Caribe, todavía sueña con poder regresar a la Europa que dicen que ya no existe,  unas cuantas vecesmás antes de que sea demasiado tarde,  sentarse en algún parque donde escuche alguna fuente de agua, o en un “bistro” a degustar algún carajillo, regresar a Granada al Generalife e  imaginar a Nuria Espert desgranar a Garcia Lorca o a Rafaela Carrazco taconear el anuncio de que “se acabó el alboroto y ahora empieza el tiroteo” aunque sea de mentirijillas, sobre el tablao, y volver a los aires fríos de Potes, para poco después cuando despierte, regresar a esta jungle mestiza y alienante  sin haberse percatado (tan bien engañan las apariencias) de que fue raptada y ha sido “jodida”…

  • oscar varela

    Hola!
     
    A la “MAFIA de saqueadores impositivos” de pepe blanco
     
    le suma Justiniano los “Negociados empresariales”;
     
    si le agregamos el “Poderío bélico”
     
    ¿no andamos acercándonos al concepto de “IMPERIALISMO”?
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.


  • Pepe Blanco, tu análisis es perfecto cuando dices:
    ”El neoliberalismo no es una ideología, sino un conjunto de mafias organizadas dedicadas al saqueo de los impuestos de todos. El neoliberalismo solamente es una máscara para darles apariencia de legalidad.”
    Un botón de los USA: el Presidente George W. Bush y su vice Dick Cheney, mintieron y engañaron a los USA para arrancar la guerra de agresión contra Irak. Dick Cheney también era el jefe de Halliburton – la gran ”compañía de servicios” de Houston, Texas que pudo enriquecerse tremendamente acompañando a los ejércitos de los USA durante toda la guerra en Irak.
    Justiniano de Managua

  • pepe blanco

    Mensaje subliminal: Europa se jodió por culpa de Miterrand y de Felipe Gonzalez. Pues no estoy de acuerdo, por muy profesor que sea el que lo afirma, ni siquiera en el caso de que el PSOE de Felipe Gonzalez adoptara algunos tics neoliberales. Supongo que será otro puro de esos, inmaculadamente concebido por obra del espíritu santo de la izquierda.
     
    Para empezar, no me parece rigurosa la interpretación del neoliberalismo como una ideología. El neoliberalismo no es una ideología, sino un conjunto de mafias organizadas dedicadas al saqueo de los impuestos de todos. El neoliberalismo solamente es una máscara para darles apariencia de legalidad. El  Tribunal de Cuentas de España, acaba de publicar un informe dando cuenta del derroche que ha supuesto en muchos ayuntamientos la externalizacion de los servicios de limpieza. Solamente es un botón de muestra. Y esperemos que vayan saliendo a la luz los robos generalizados de las arcas públicas disfrazados de neoliberalismo.
     
    Yo no sé por qué se jodió Europa. Sí sé por qué se jodió España. Los motivos son tantos que ahora sólo citaré algunos:
     
    – La falta de experiencia democrática de los políticos y de los ciudadanos.
    – La avaricia de la banca que encontró un insospechado aliado en la ignorancia, en la avaricia y en la irresponsabilidad de sus clientes, los ciudadanos.
    – El ineficiente sistema de financiación de partidos políticos.
    – La ausencia generalizada de controles sobre las contratas publicas.
    – El sistema de selección y promoción de dirigentes en los partidos políticos.
    – Etc., etc., etc.

Responder a h.cadarso Cancelar comentario