Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4789 Artículos. - 76789 Comentarios.

El obispo no es una ‘autoridad’

WieserVer texto modificado y Perfil de Franz

Franz Wieser, un luchador que a pesar de los palos recibidos sigue esperando otra iglesia, nos envía desde Lima esta noticia y, sobre todo, saca sus conclusiones.

El Papa consagra a los dos primeros prelados nombrados por él en San Pedro

Francisco, a los nuevos obispos: “El obispo debe servir, no dominar”.

“El episcopado es un servicio y no un honor”, subraya el Pontífice.


Palabras del papa Francisco: “Episcopado es de hecho el nombre de un servicio, no de un honor. Al obispo le compete más el servir que el dominar, según el mandamiento del Maestro: quien es el más grande entre ustedes se vuelva como el más pequeño”, quien gobierna como aquel que sirve, siempre en servicio, siempre el servicio.

Comentario con Franz:

Con esto termina la era de una iglesia imperial que se institucionalizaba bajo los emperadores Constantino y Teodosio en contra a la voluntad de Jesús.


1. Jesús era bastante claro en descartar entre sus seguidores cualquier tipo de superioridad o sumisión entre hermanos:

Mc 10,42-45: Jesús los llamó y les dijo: “Ustedes saben que aquellos a quienes se considera gobernantes, dominan a las naciones como si fueran sus dueños, y los poderosos les hacen sentir su autoridad. Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero, que se haga servidor de todos. Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.

Mt 23,8-12: En cuanto a ustedes, no se hagan llamar “maestro”, porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos. Nadie en el mundo llamen “padre”, porque no tienen sino uno, el Padre celestial.No se dejen llamar tampoco “doctores”, porque sólo tienen un Doctor, que es el Mesías. Que el más grande de entre ustedes se haga servidor de los otros, porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado”. (Además: Mt 11,1-12; 20,25-28; Lc 22, 24,-27); 2Cor 9,19; .

2. Los apóstoles le entendían bien a Jesús:

1Pe 5,2-3: Pedro a los ancianos: “Apacienten el Rebaño de Dios, que les ha sido confiado; velen por él, no forzada, sino espontáneamente, como lo quiere Dios; no por un interés mezquino, sino con abnegación; no pretendiendo dominar a los que les han sido encomendados, sino siendo de corazón ejemplo para el Rebaño”.

San Pablo: 2Cor 1,24: “No somos dueños de vuestra fe, sino que colaboramos para vuestro gozo, porque por la fe estáis firmes”. (Además: Hech 4,19; 5,29; 10,26, 1Cor 9,19; Ef 1:21-23. Col 1,18).

3. Menos aún cabe fingir supuesta autoridad con toda clase de gestos, títulos y ornamentas:

Mc 12,38-40: Y él les enseñaba: “Cuídense de los escribas, a quienes les gusta pasearse con largas vestcipriani el grandeiduras, ser saludados en las plazas y ocupar los primeros asientos en las sinagogas y los banquetes; que devoran los bienes de las viudas y fingen hacer largas oraciones. Estos serán juzgados con más severidad” (Además. Lc 20,46-47; Mt 23,25-28).

Para ser fiel a Jesús, le falta a la jerarquía aún mucho desapego: suprimir título tan altisonante como reverendo, excelencia, eminencia, Su Santidad;

despojarse de sotanas, mitras, añillos etc.;

ceder los primeros puestos al Pueblo de Dios, cuya cabeza es Cristo.

El lavado de los pies a sus apóstoles no era para Jesús una ceremonia, sino en su tiempo una necesidad higiénica reservada a esclavos.

Franz Wieser

17 comentarios

  • oscar varela

    Ok, rodrigo, gracias! – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    Oscar
    Ese “nuevos equilibrios” de los diferentes tiempos co-existentes será el “nuestro tiempo” de los con-temporáneos.
    Esta expresión en el ámbito de la abtracción la encuentro aceptable, sí y sólo en la medida de que se sea consecuente con ella al tocar tierra.
    Regreso al punto de si la religión o la teología son suficientes o insuficientes, relevantes o irrelevantes, a “nuestro tiempo”. Si se es congruente con que nuestro tiempo es la coexistencia de diferentes tiempos, entonces no se podrá decir que tales religión o teología son irrelevantes o insuficientes para nuestro tiempo (compuesto de la coexistencia de tiempos diversos, entre los que religión y .teologían siguen siendo suficientes y relevantes).
    Por ello es que no hay ningún problema en concoerdar con algunas consideraciones de Ortega. Jamás he dicho que sea totalmente equivocado ni que sea absolutamente superado. Lo que más critico de Ortega es que es muy bueno al reflexionar abstractamente sobre la vida y el vitalismo, pero falla terriblemente al tocar tierra; pues proyecta como la esencia única de su tiempo, los valores, ideas y prácticas de uno sólo de los muchos mundos y tiempos coexistentes (casi siempre proyectando el mundo de la burguesía intelectual al que él mismo pertenece). De ahí su dificultad de entender y finalmente mantener fidelidad al impulso republicano de su tiempo.
    Parafraseando lo que decía Jesús de los escribas, mi posición respecto de Ortega es que hay que hacerle caso en algunas de sus reflexiones abstractas, pero no hay que imitar su praxis concreta.
    Saludos

  • oscar varela

    Hola Rodrigo!
     
    Te leo:
    – “Los grandes cambios culturales de la humanidad han implicado pasar
    * de una situación de una homogeneidad más o menos significativa (nuestro tiempo)
    * a una pluralidad experimentada en momentos como rompedora y caótica, hasta lograr nuevos equilibrios (nuestros tiempos).
     
    Eso es a-b-c de teoría social en materia de cambio social.”-
    ……………….
     
    Varios Ok!
     
    1- “hasta lograr nuevos equilibrios (nuestros tiempos)”
    Ese “nuevos equilibrios” de los diferentes tiempos co-existentes será el “nuestro tiempo” de los con-temporáneos.
     
    NOTAS:
    a)      En la vida social siempre hay un “equilibrio”. Si se depasara y en la medida que se instalara el caos, la situación tiende a ser terminal en esa Sociedad. (Argentina estuvo a punto de ello en el 2000).
    b)      Esto es así porque la convivencia humana es “peligrosa”; al tiempo que actúan fuerzas convergentes (sociales), actúan también con pareja intensidad fuerzas divergentes (in-sociales).
    c)       Se trata, entonces, de un “equiibrio in-estable” … en búsqueda de estabilidad, que es la noción de Mundo: un lugar “habitual” donde habitar lo más confiablemente.
     
    2- “Los grandes cambios culturales de la humanidad han implicado pasar …”-
     
    Esos “grandes cambios” en ciencia histórica los llaman “épocas”.
    La duración de esos “grandes cambios” suelen llamarlo “tiempos revueltos”.
    La experiencia de esos tiempos revueltos es lo que llaman “crisis” (estructural más que coyuntural)
     
    NOTA:
    * Sin embargo, de los “grandes cambios” no nos damos cuenta hasta que nos hallamos instalados en otro mundo post crisis. ¿Cómo se pasa de un Mundo a otro Mundo? ¿No es eso lo que estamos sintiendo en nuestra vida actual? ¿Qué nos pasa?: Nos pasa que no sabemos lo que nos pasa.
     
    * Las ciencias sociales intentan comprender lo que nos pasa.
    Estimo que uno de los mayores aportes en este sentido es la idea de “Generación”. Allí queda patentizado lo que vos afirmás y fue dicho por Ortega hace más de 80 años: “Cuando decimos HOY (singular) estamos diciendo TRES HOY (plural)”- (ver “En torno a Galileo” OCT5).
    ……………..
     
    ¿Aceptás un poco de Ironía?: ¡Gracias por compartir la Tesis de Ortega! – Oscar.
    ………………..
     
    PS.: Estas, por vos rotuladas “aburridas conversaciones”, tienen, sin embargo, sentido en este Post ya que el malabarismo de significativos vocablos (AUTORIDAD, SERVICIO) de que hace gala la teología panchista la estimo insuficiente y turbia ante lo que siente “nuestro tiempo”, que es plural e indiscriminatorio. Servicio: Ok! ¿Qué “servicio” puede dar una Iglesia-religio-teológica sino el que ya hubo dado y que ahora es de “otro tiempo”, e.d., de “otro mundo” diferente al “laico” al que tendemos?
     
    Los “primeros pasitos” que dio Lionel Messi tomado de la mano de sus padres están ciertamente presentes en las veloces gambetas del actual. Cada cosa en “su tiempo”.

  • oscar varela

    Hola Antonio Duato!

    Lo que yo intente es “sacarle las comillas” a tu Título.

    Pancho habla de “DOMINIO” en la Función de GOBIERNO.

    Insistí en lo de la GOBERNANZA.

    Hoy por hoy, salvo en las Sociedades que tienen sehensucht – morriña – añoranzas de tener Reyes o Absolutismos, la GOBERNANZA está puesta en jaque a su aspecto de “dominio” (para siempre o por un período)

    Además -y sobre todo- la palabrita SERVICIO no me debe adormecer lo que hoy por hoy se reclama y ya está en dos Constituciones pioneras en Am. Lat.: el PLESBICITO.
    ¡sI NO SIRVE POR ENGAÑOSO O INAPTO : AFUERA!

    ¿Vamos todavía?

    Rodrigo: te escuché. Luego te la sigo. Gracias! – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    La distinción entre “nuestro tiempo” y “nuestros tiempos” no es arbitraria ni superficial. Los grandes cambios culturales de la humanidad han implicado pasar de una situación de una homogeneidad más o menos significativa (nuestro tiempo) a una pluralidad experimentada en momentos como rompedora y caótica, hasta lograr nuevos equilibrios (nuestros tiempos). Eso es a-b-c de teoría social en materia de cambio social.
     
    Lo que se vuelve hegemónico en los últimos 50 años de trasmutación social es que la pluralidad no es mera transición de una homogeneidad a otra (la transición de un nuestro tiempo a un nuevo nuestro tiempo), sino que la predominancia es precísamente la pluralidad como nuevo equilibrio (nuestros tiempos).
     
    En este sentido, el esfuerzo de la generación del 98 de identificar la característica y la tarea de “nuestro tiempo” (un nuevo “nuestro tiempo” ante el derrumbe del “nuestro tiempo” del imperio español y el caos de su transición que tanto dolía a Ortega y otros) es un esfuerzo que tiene poco que aportar en nuestros tiempos, aunque por la misma pluralidad cultural actual, todavía tenga algo que aportar a quien se arraiga  a lo que permanece de aquel tiempo de la primera mitad del siglo xx en los múltiples tiempos de hoy.
     
    En ese mismo sentido, la expresión “signos de los tiempos” de los años 60’s es más útil hoy que la expresión “nuestro tiempo” de los 30’s. Nótese también que esta realidad de co-existir tiempos distintos al mismo “tiempo” (sin que un tiempo sea más “nuestro tiempo” que otros) se muestra y explica en lo que se interpreta como ambigüedades de los textos del Concilio Vaticano II. Así, lo mismo se usa la expresión “signo de los tiempos”, que la expresión “nuestro tiempo” (título de uno de los documentos).
     
    Bueno, aquí lo dejo para no aburrir a la comunidad.

  • Rodrigo Olvera

    Oscar
     
    Mi comentario sobre la expresión “nuestro tiempo” no tiene que ver con que venga de uno pasado y vaya hacia uno futuro; sino que HOY hay diversos tiempos de acuerdo a la diversidad de circunstancias. Así, por ejemplo al afirmar que la teología no sirve para “nuestro tiempo”, yo puedo aceptar que no te sirva a tí y a tu circunstancia; pero no puedo aceptar que no sirva para nadie, o que las personas a las que sí les sirve no pertenezcan a “nuestro tiempo”. En nuestroS tiempoS, la teología sirve a algunas personas y no sirve a otras.
     
    Ahí es donde el supuesto vitalismo incurre en pseudovitalismo: porque para identifica un único “nuestro tiempo” tiene que hacer abstracción de la multiplicidad de circunstancias y llegar a una única esencia de “nuestro tiempo”.
     
    Saludos

  • Antonio Duato

    Gran parte de los comentarios se ha centrado en el título, que es mío y no de Franz.

    No voya defenderlo. Solo llamar la atención de que está entre comillas, como una “autoridad”. En cualquier crónica de un acontecimiento social que busquéis en los diarios españoles desde 1939 a casi ahora, veréis que no falta la alusión a la presencia de “las autoridades civiles, militares y religiosas”. Eso ha sido el obispo para la gente: una “autoridad” como el capitán general o el gobernador civil: A eso exclusivamente se refería el título. Pero bienvenidas las reflexiones de George y Oscar.

    Por cierto, ¿os habéis asomado al Perfil de Franz, cuyo enlace ha sido puesto en cabecera del artículo en un segundo tiempo? Como véis ya está a vuestra disposición este recurso del Atrio, anunciado en el Editorial fijo, para quienes quieran que conozcamos desde qué circunstancia histórica vital escriben.

  • George R Porta

    Gracias Oscar, si me permites tutearte, agradezco mucho tu detallada explicación. Un regalo!

  • oscar varela

    Hola George!
     
    Te leo:
     
    – “autoridad viene del latín auctoritas”-
     
    Concuerdo contigo.
     
    En un Escrito de José Ortega y Gasset “Sobre el Imperio romano” (OCT6) hay un # “LOS AUSPICIOS O RELIGIÓN Y NEGLIGENCIA” donde se lee:
     
    – “No obstante, Cicerón hace un último esfuerzo para apelar a la conciencia profunda de sus conciudadanos, y escribe el volumen Sobre el Estado, donde muestra las peripecias que han ido modelando la Constitución romana, pero haciendo notar, al propio tiempo, que todos estos perfeccionamientos sobrevenidos son cosa secundaria: lo decisivo fue el acierto inicial de Rómulo. En la figura legendaria del lobezno latino define Cicerón la última sustancia de Roma. ¿Cuál es esa sustancia de que el gran pueblo ha vivido? Muy sencillo: la creación de «los dos fundamentos supremos de nuestro Estado: los auspicios y el Senado». Nada más que eso y en ese orden. El Senado fue la institución central de la historia romana, sobre cuyo último derecho a mandar no se había dudado jamás en Roma, hasta la gran guerra civil en medio de la cual Cicerón escribía. Pero nos sorprende que los auspicios nos sean designados como algo aún más importante que el Senado y que vengan de este modo a representar algo así como la víscera de las vísceras históricas romanas.
     
    Nos parece ridículo que los magistrados de Roma, antes de ejecutar ningún acto civil o bélico, tuviesen que consultar los auspicios y, muy en serio, se ocupasen en observar los vuelos de las aves, su apetito o desgana y el temple vario de su canto. Pero nuestro desdén no es, en este caso, más que una forma de nuestra estupidez. Porque la ingenuidad superlativa de la operación en que el rito consiste deja tanto mejor de manifiesto cuál es su inspiración. Al auspiciar, el hombre reconoce que no está solo, sino que en torno suyo, no se sabe dónde, hay realidades absolutas que pueden más que él y con las cuales es preciso contar. En vez de dejarse ir, sin más, a la acción que su mente le propone, debe el hombre detenerse y someter ese proyecto al juicio de los dioses. Que este se declare en el vuelo del pájaro o en la reflexión del prudente, es cuestión secundaria; lo esencial es que el hombre cuente con lo que está más allá de él. Esta conducta, que nos lleva a no vivir ligeramente, sino comportarnos con cuidado —con cuidado ante la realidad trascendente—, es el sentido estricto que para los romanos tenía la palabra religio, y es, en verdad, el sentido esencial de toda religión.
     
    Cuando el hombre cree en algo, cuando algo le es incuestionable realidad, se hace religioso de ello. Religio no viene, como suele decirse, de religare, de estar atado el hombre a Dios. Como tantas veces, es el adjetivo quien nos conserva la significación original del sustantivo, y religiosus quería decir «escrupuloso»; por tanto, el que no se comporta a la ligera, sino cuidadosamente. Lo contrario de religión es negligencia, descuido, desentenderse, abandonarse. Frente a relego está nec-lego; religente (religiosus) se opone a ne-gligente.
     
    Los auspicios representan para Cicerón la creencia firme y común sobre el Universo que hizo posible las centurias de gran concordia romana. Por eso eran el fundamento primero de aquel Estado. Existía tanta trabazón entre este y aquellos, que auspicio vino a significar «mando», imperium. Estar bajo el auspicio de alguien equivalía a estar a sus órdenes. Y, viceversa, la palabra «augurio» (de que viene nuestro agüero, «Bon-heur», «mal-heur» había significado solo aumento, crecimiento, empresa. De ella proceden auctoritas y augustus. Pues bien, augurio, llegó a confundirse con auspicio y a significar presagio. Los conceptos de creencia y de Estado se compenetran. En la política hay épocas de religión y épocas de negligencia, de cuidado y descuido, de escrupulosidad y frivolidad.
     
    Mas, ¿qué podía acontecer en Roma cuando faltó una creencia firme y común sobre quién debe mandar? La sociedad redama mecánicamente la función imperativa, y si no se sabe quién debe mandar, se renuncia a una auténtica institución y se recurre a un expediente.
     
    Cicerón tiene un proyecto tenue, en que él mismo no confía mucho: lo expone en su libro. Y ese proyecto de Cicerón es lo que, pocos años después, sin darle, claro está, la razón a Cicerón, Augusto, que mató a Cicerón, va a realizar. Ese proyecto era… el Imperio romano —un expediente, el más ilustre expediente.”-
    ………………
     
    ¡Vayamos todavía! – Oscar.

  • George R Porta

    El caracter personal de los comentarios me hace sentir un pelín intruso y por eso os pido disculpas anticipadamente pero asomado a la ventana de este sitio mis oidos no pueden impeder escuchar y como soy flaco de espíritu a veces no puedo abstenerme de  decir algo aunque distinto a la burra famosa de Balaam no profetice. Ignacio de Loyola aportó una clave importante que es la de la gratitud y si la autoridad recibida lo es con gratitud (no como si fuera un derecho) no sera imposible ejercerla como servicio. Si no me equivoco terriblemente  la palabra autoridad viene del latín auctoritas, y se derivó de auctor, cuya raíz es augere, que significa aumentar, promover, hacer progresar, algo en lo que pienso agradecidamente cada vez que leo y lo hago cada vez que aparece alguna contribución suya, apreciado Oscar, cuando leo al final su dictum característico “voy todavía” que quizás se refiera al moto del sitio de andar al ritmo de la gente pero que yo interpret con gusto como que da entusiasmo para continuar la conversación, que siempre me parece muy buena y provechosa a pesar de que de vez en vez algunos se sientan lastimados y protesten, cosa que debe ser positive me imagino. Otra cosa ocurre cuando quien recibe el ejercicio de autoridad se cree que lo que recibe es poder y éste tiene la mala tendencia de corromper aunque Jesús de Nazaret, si era quien parece que fuera tocaba y con su poder curaba y muchos Buenos medicos y curanderos también aun lo hacen. Los politicos y otros poderosos como el Cipriani, no, utilizan malamente su poder sin autoridad, porque en lugar de promover restringen y Juan Pablo II lo mismo, protegió de los tribunals a delincuentes realmente notables y utilize a Ratzinger (que no le import dejarse eutilizar) para ejercer la autoridad como poder supremo y restringir o reprimir o disminuir a gentes realmente sabias o al menos muy inteligentes. A menudo me pregunto si Juan Pablo II o su secretario y quienes le manipularon por varios años al rodearlo creaían realmente que el Espíritu Santo Exista? Como tengo que luchar contínuamente con la duda me parece que a todo el mundo pudiera ocurrirlo lo mismo aunque dudo hasta de que esto que acabo de decir se justifique realmente. 

  • oscar varela

    Hola!

    Si no “solamente”, lo que sigue es “puntualmente” para el Cumpa rodrigo olvera, e.d.: muchacho luchador e informado.

    Se trata de que en mi Comentario anterior hube utilizado el término “n/tiempo” y que rodrigo me la hubo defenestrado de mi lenguaje terminológico orteguiano.

    La cosa es de perogrullo.

    Nuestro tiempo quiere decir que es un tiempo que:

    * VIENE DE otro ANTERIOR (el que nos hubo pasado a n/estirpe humana-biogáráfica y biológica);

    * VA HACIA otro POSTERIRO (en el que anhelamos incoadamente vivir proyectivamente).

    No se necesita comprender nada más que eso.

    En cuanto a Ortega, baste decir que es Tesis fundamental de su Sistema que:

    – “El hombre (ser humano) no tiene NATURALEZA; tiene HISTORIA”

    Por eso también el “modo de decir”´propio al hombre (ser humano) no es el de la Ciencia de Ideas modernas, sino algo así como los RELATOS, NARRACIONES, CUENTOS, … en fin: NOVELA.

    Ortega anduvo intentando el Cuento y el estilo “MEMORIAS”, pero no logró alcanzar su objetivo.

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!

    La cosa parece ser tan vieja como “el agujero del mate”.

    Aunque la palabra “AUTORIDAD” solo está en el título del Post, a mí no me molestaría que se diga que el “Super-Visor” (epi-scopos) es AUTORIDAD.

    Más aun, creo que sería saludable para ir aggiornando (poniendo las cosas en claro) a los Socios de la Institución.

    Entre otras cosas, los Socios (Secuaces-Seguidores) podrían hacerse cargo de su Gobernanza, por ejemplo: eleguir sus “AUTORIDADES” ¿o no?

    Ya que el amigo Franz gusta-suele referirse a Textos bíblicos que lo inspiran, también yo me animaría -sin pretensiones exegéticas- a presentar el por muchas evidentes razones la emblemática y primera ELECCIÓN DE AUTORIDAD protagonizada por el conjunto asambleado de una 120 personas.

    Interesante, además, que en este Texto de Los Hechos de los Apóstoles, se le dé un lugar preponderante y definitorio en la ELECCIÓN de AUTORIDAD a una realidad primitiva y permanente en toda vida humana: la SUERTE.

    Este último aspecto de la ELECCIÓN DE AUTORIDAD podría ser considerado en n/tiempo como lo AZAROSA que es la vida humana y por lo tanto, partícipe de la ambigüedad de haber acertado o des-acertado en la ELECCIÓN hecha. Esto daría lugar jurisdiccional en la Institución para varias cositas: “re-elegirlo” por otro período de Gobernanza; o “des-stituirlo” al tipo que no cumpliera con la Gobernanza prometida y confiada “dada a sus manos” (manus-dare = man-dar).

    ¡Vamos Franz todavía … y cuidate el bobo (corazón) – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    Cañizares no tardó mucho en decir que el papa que él quería era un papa que se pareciera a Francisco de Asís. ¿Será que con las declaraciones de Calizares se puso fin a la era de la iglesia imperial?
     
    http://www.romereports.com/palio/cardenal-canizares-elegimos-al-papa-que-dios-ya-habia-elegido-spanish-9840.html#.Um49sFOFX78

  • pepe sala

    Las cosas de palacio van despacio, Antonio, y parrece que la DECISION papal está en ” veremos”.
     
    El asunto se planteó para que se llevase a cabo en Agosto. ( aprovechando las vacaciones, como los políticos, jejeje) No me consta que se haya consumado el relevo ni tampoco que el Papa haya cambiado su decisión.
     
    Yo lo leí en un blog de ésos catolicones ( Jesús Bastante) y me sorprendió que ATRIO no lo coementase.

    Para no darle relevancia al blog catolicón te paso la información en otro link:
     
    http://www.elplural.com/2013/07/10/el-papa-francisco-quiere-que-rouco-se-jubile-y-le-sustituya-canizares/
     
    Lo de la ” capa magna de Cañizares” dió mucho juego por aquí, y por éso me extrañaba que no se comentase el asunto.
     
    saludos, pues.
     
     

  • Antonio Duato

    Pepe,

    ¿Es un HECHO lo de Cañizares para Madrid?

    ¡Vaya desastre! Pero si lo hacen ya verías lo pronto que cambia de chaqueta, que lo sabe hacer muy bien.

    Y sobre su bochornosa te pongo un comentario mío en ATRIO:

    http://2006.atrio.org/?p=887

  • pepe sala

    Bueno, Rodrigo… algo de ” proporción” sí que se asoma en los HECHOS de Bergóglio.
     
    Ne me negarás que sustirtuir a Rouco por éste cardenal, es un HECHO que nos muestra, inequívocamente, las intenciones del tal Francisco. ( a los curas de San Carlos , no los va a poner en autoridad, no sea que estos ” derrochones” se lien a regalar cosas a los pobres y acaben sin tener donde reclinar las mitras los ” pobres obispos”…)
     
    http://www.google.es/imgres?imgurl=http://comunidad.levante-emv.com/servicios/galeriasMultimedia/media/450/imagenes/1191567624766_p7052880.jpg&imgrefurl=http://comunidad.levante-emv.com/servicios/galeriasMultimedia/index.jsp?pIdGaleria%3D450%26pIdPortal%3D12&h=389&w=600&sz=26&tbnid=xHTak4pNvdoocM:&tbnh=90&tbnw=139&zoom=1&usg=__KUymTxg5CXyyjDV8lLRp0i0x8gk=&docid=Y-uIs7dymV7EdM&sa=X&ei=5ixuUoGdGeXF7AbkzICADg&ved=0CEIQ9QEwAw
     
    Bueno, ya lo equilibrará  dándole un besito a alguien en silla de ruedas y regalando una moto para sacar unos rendimientos propagandísticos que no pagaría con todas las motos del Vaticano.
     
    Cosas de los ” cambios imperialistas”.

  • Rodrigo Olvera

    Con esto [palabras de Bergoglio sobre el servicio] termina la era de una iglesia imperial


    Bueno, parece que la pérdida de todo sentido de proporción y pensamiento crítico es ya inevitable
     
    Mientras tanto, en el mundo real, Cipriani y su forma de gobernar autoritariamente al espiscopado de Perú siguen iguales.

Deja un comentario