• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5847 Artículos. - 93576 Comentarios.

La guerra llama a la guerra

Ayer el PAPA FRANCISCO, en el ÁNGELUS, desde la Plaza de San Pedro, hizo un firme llamamiento en favor de la paz  y convocó a todos las personas de buena voluntad, creyentes o no, a celebrar el sábado 7 de setiembre una jornada por la paz en Siria, en Oriente Medio y en el mundo entero, con ayuno y palabras de paz de la manera que parezca más oportuno en cada sitio o comunidad..

Ver el Vídeo completo del discurso

A continuación, el texto completo del mismo, con contundentes expresiones:

Queridos hermanos y hermanas: Buenos días.

Hoy, queridos hermanos y hermanas, quisiera hacerme intérprete del grito que, con creciente angustia, se levanta en todas las partes de la tierra, en todos los pueblos, en cada corazón, en la única gran familia que es la humanidad: ¡el grito de la paz! Es el grito que dice con fuerza: Queremos un mundo de paz, queremos ser hombres y mujeres de paz, queremos que en nuestra sociedad, desgarrada por divisiones y conflictos, estalle la paz; ¡nunca más la guerra! ¡Nunca más la guerra! La paz es un don demasiado precioso, que tiene que ser promovido y tutelado.

Vivo con particular sufrimiento y preocupación las numerosas situaciones de conflicto que hay en nuestra tierra, pero, en estos días, mi corazón está profundamente herido por lo que está sucediendo en Siria y angustiado por la dramática evolución que se está produciendo.

Hago un fuerte llamamiento a la paz, un llamamiento que nace de lo más profundo de mí mismo. ¡Cuánto sufrimiento, cuánta destrucción, cuánto dolor ha ocasionado y ocasiona el uso de las armas en este atormentado país, especialmente entre la población civil inerme! Pensemos: cuántos niños no podrán ver la luz del futuro. Condeno con especial firmeza el uso de las armas químicas. Les digo que todavía tengo fijas en la mente y en el corazón las terribles imágenes de los días pasados. Hay un juicio de Dios y también un juicio de la historia sobre nuestras acciones, del que no se puede escapar. El uso de la violencia nunca trae la paz. ¡La guerra llama a la guerra, la violencia llama a la violencia!

Con todas mis fuerzas, pido a las partes en conflicto que escuchen la voz de su conciencia, que no se cierren en sus propios intereses, sino que vean al otro como a un hermano y que emprendan con valentía y decisión el camino del encuentro y de la negociación, superando la ciega confrontación. Con la misma fuerza, exhorto también a la Comunidad Internacional a hacer todo esfuerzo posible para promover, sin más dilación, iniciativas claras a favor de la paz en aquella nación, basadas en el diálogo y la negociación, por el bien de toda la población de Siria.

Que no se ahorre ningún esfuerzo para garantizar asistencia humanitaria a las víctimas de este terrible conflicto, en particular a los desplazados en el país y a los numerosos refugiados en los países vecinos. Que los trabajadores humanitarios, dedicados a aliviar los sufrimientos de la población, tengan asegurada la posibilidad de prestar la ayuda necesaria.

¿Qué podemos hacer nosotros por la paz en el mundo? Como decía el Papa Juan XXIII, a todos corresponde la tarea de establecer un nuevo sistema de relaciones de convivencia basadas en la justicia y en el amor (cf. Pacem in terris[11 abril 1963]: AAS 55 [1963], 301-302).

¡Que una cadena de compromiso por la paz una a todos los hombres y mujeres de buena voluntad! Es una fuerte y urgente invitación que dirijo a toda la Iglesia Católica, pero que hago extensiva a todos los cristianos de otras confesiones, a los hombres y mujeres de las diversas religiones y también a aquellos hermanos y hermanas no creyentes: la paz es un bien que supera cualquier barrera, porque es un bien de toda la humanidad.

Lo repito alto y fuerte: no es la cultura de la confrontación, la cultura del conflicto, la que construye la convivencia en los pueblos y entre los pueblos, sino ésta: la cultura del encuentro, la cultura del diálogo; éste es el único camino para la paz.

Que el grito de la paz se alce con fuerza para que llegue al corazón de todos y todos depongan las armas y se dejen guiar por el deseo de paz.

Por esto, hermanos y hermanas, he decidido convocar en toda la Iglesia, el próximo 7 de septiembre, víspera de la Natividad de María, Reina de la Paz, una jornada de ayuno y de oración por la paz en Siria, en Oriente Medio y en el mundo entero, y también invito a unirse a esta iniciativa, de la manera que consideren más oportuno, a los hermanos cristianos no católicos, a los que pertenecen a otras religiones y a los hombres de buena voluntad.

El 7 de septiembre en la Plaza de San Pedro, aquí, desde las 19.00 a las 24.00 horas, nos reuniremos en oración y en espíritu de penitencia para implorar de Dios este gran don para la amada nación siria y para todas las situaciones de conflicto y de violencia en el mundo. La humanidad tiene necesidad de ver gestos de paz y de oír palabras de esperanza y de paz. Pido a todas las Iglesias particulares que, además de vivir esta jornada de ayuno, organicen algún acto litúrgico por esta intención.

Pidamos a María que nos ayude a responder a la violencia, al conflicto y a la guerra, con la fuerza del diálogo, de la reconciliación y del amor. Ella es Madre. Que Ella nos ayude a encontrar la paz. Todos nosotros somos sus hijos. Ayúdanos, María, a superar este difícil momento y a comprometernos, todos los días y en todos los ambientes, en la construcción de una auténtica cultura del encuentro y de la paz. María, Reina de la Paz, ruega por nosotros.

59 comentarios

  • oscar varela

    http://www.aica.org/8503-los-rebeldes-no-dan-senal-que-alivie-cristianos.html
     
    Los rebeldes no dan señal que alivie a los cristianos
     
    “De ninguno de los muchos grupos que componen las milicias rebeldes, ni de los fundamentalistas islámicos, pero tampoco de los demás ha llegado la mínima señal capaz de tranquilizar a los cristianos. Por eso, ahora, si se da un período de tregua, los cristianos sólo pensarán en escapar”.

    Con estas palabras, el arzobispo armenio católico de Aleppo, monseñor Boutros Marayati, describió a la agencia Fides los miedos y sentimientos predominantes entre los cristianos de la metrópolis del norte de Siria, aislada desde hace meses bajo el asedio de las fuerzas anti-Assad.

    Según monseñor Marayati el ataque contra el pueblo de Maalula “también tiene un aspecto simbólico. Y hay que preguntarse por qué no lo hicieron antes”. “La posibilidad de un ataque militar liderado por los Estados Unidos -advirtió monseñor Marayati- había alimentado en todos otros motivos de temor. Hay que pensar a lo que podría suceder si un misil cayese en un depósito de armas químicas. Ahora esa hipótesis parece haber sido suspendida, pero todo sigue apareciendo muy oscuro: la guerra destruyó Siria no sólo en piedras y edificios, sino también en los corazones. Ya no hay esperanza de volver a vivir en paz, como se hacía antes”.

    Las iglesias de Aleppo se unieron a la invitación de oración por la paz del papa Francisco, anticipando las vigilias de oración al día 6 de septiembre. Después, quienes pudieron siguieron en la televisión la vigilia del 7 de septiembre en la Plaza de San Pedro y muchos escucharon las palabras fuertes del Ángelus pronunciadas por el obispo de Roma sobre las “guerras comerciales” instigadas por el mercado de armas.

    “El Papa habló alto y claro, dijo lo que tenía que decir -comentó monseñor Marayati-, pero los que tienen en sus manos el destino de la guerra prefieren no escuchar. La sensación -confesó el arzobispo armenio-, es que todos estamos atrapados en un juego más grande que nosotros. Caminamos en la oscuridad. No podemos imaginar cómo terminará todo esto. Y seguimos orando”.+

  • Sergio Dalbessio

    El Papa Francisco durante el Angelus de este domingo. 
    El papa Francisco reiteró este domingo su oposición a la guerra en Siria y denunció las “guerras comerciales para vender armas”, así como la “proliferación” de armamentos, instando a los dirigentes políticos a “encontrar una solución justa al conflicto fratricida”.
    Ante la multitud que llenaba la plaza San Pedro para escuchar la tradicional oración del Ángelus del domingo, el pontífice juzgó necesario “combatir el mal”.
    “Esto implica, entre otras cosas, decir no al odio fratricida y a las mentiras de las que se sirve, a la violencia en todas sus formas, a la proliferación de armas y su comercio ilegal. Éstos son los enemigos que hay que combatir unidos y con coherencia, no siguiendo intereses, que no sean los de la paz y el bien común”, declaró.
    “Sigamos adelante con la oración y las obras de la paz. Los invito a que sigan rezando para que cese inmediatamente la violencia y la devastación en Siria y se trabaje con un renovado compromiso por una solución justa al conflicto fratricida”, agregó.
    Francisco también se refirió a “la guerra comercial para vender armas”, algo que no estaba en el texto que tenía previsto leer.
    El Papa dio las gracias a todos los que contribuyeron a la velada de oración y ayuno del sábado, en la que participaron pequeños grupos de sirios musulmanes y cristianos, y pidió que también se ore por Líbano, Egipto e Irak y por el proceso de paz entre Israel y los palestinos.
    El sábado, el papa Francisco había hecho un llamado a “trabajar por la paz y la reconciliación” y a poner fin a la guerra que constituye “siempre una derrota de la humanidad”, durante la jornada de oración y ayuno por Siria celebrada en la plaza San Pedro.
    “La guerra es siempre un fracaso de la humanidad”, dijo el Papa ante cerca de 100.000 personas, provenientes de todo el mundo, y exhortó a “seguir otra vía”.
    “Continuamos sembrando destrucción, dolor y muerte. La violencia, la guerra llevan sólo a la muerte”, añadió el pontífice, que había invitado a esta jornada de ayuno y plegaria por la paz en Siria a hombres y mujeres de todas las religiones y también a los no creyentes y recibió numerosas adhesiones de científicos, profesores, investigadores e incluso de varios ministros del gobierno italiano .
    El sábado, el Papa instó a “aquellos que son llamados a gobernar las naciones” a elegir el camino de la paz, sin nombrar a Estados Unidos y Francia. El Vaticano se opone al proyecto de intervención militar en Siria porque considera que agravará aún más las masacres en el país

  • Sergio Dalbessio

    Los JESUITAS DEL MUNDO y la INTERVENCIÓN DE eeuu y francia…

    http://www.voltairenet.org/article180117.html

  • Sergio Dalbessio

    Los credos y los organismos de DDHH reunidos por el PAN y la PAZ en SIRIA

    http://www.adolfoperezesquivel.org/?p=3338

  • Sergio Dalbessio

    Puede deducir del círculo de la O o la cuadratura del círculo que entonces a DIOS ROGANDO y con el MAZO DANDO…ahí tenemos varias O.
    Por mi parte no creo que todo es lo mismo, por eso separo Los Pibes de quebracho, por eso separo Comunión y Liberación de Teología de la Liberación, sino casi podría decir que el fin justifica los medios, con tal de sumar metemos en la bolsa todo, puedo rezar y trabajar por la Paz, ahora hay colectivos sociales que son “oportunistas” y nada más. Abrazos.

  • oscar varela

    Gracias Sergio!
     

     

    Vamos todavía

    Tango

    Music: Osvaldo Tarantino

    Lyric: Juanca Tavera

    Vamos, corazón, no te me quedes
    si las piñas de la vida
    te abollaron las paredes
    estás gastando tu turno de latir
    empecinado en sufrir.

    Deja de vagar viejas veredas
    al encuentro de las horas
    del amor… febril
    no ves que tengo los ojos tranquilos
    la tarde cansada
    y el sol sin salir.

    Por vos se me olvidó
    la forma de querer
    las ganas de reír
    el tiempo de creer,
    por vos no abrí la puerta de olvidar
    ni chance que me das de andar mirando atrás
    tal vez hay tiempo si vos lo querés
    tal vez hay un mañana y un porqué
    el vale que nos queda de ilusión
    jugalo… corazón,
    salí de perdedor.

    Vamos, corazón, hacé la cuenta
    uno a uno los eneros
    van pisando los cuarenta
    y estás marcando mi tiempo de vivir
    sin voluntad por seguir
    dale con tu cuenta regresiva
    hasta que uno de estos días
    me dejés… tirao
    qué par de giles, perder la alegría
    del cacho de vida
    que Dios nos ha dao.

    Vamos, todavía que en la vida
    quiero un poco de alegría
    para ser feliz.

     

  • oscar varela

    http://ar.noticias.yahoo.com/presidenta-g-20-impuso-intervenci%C3%B3n-siria-180400499.html
    La Presidenta aseguró que en la cumbre del G-20 se impuso “la no intervención en Siria”

    La presidenta Cristina Kirchner aseguró este viernes que el encuentro del G-20 “fue el más intenso” de todos los celebrados desde 2008, dado que “se discutieron los temas determinantes de lo que pasa en el mundo, en el ahora”.
    Tanto la Argentina como la gran mayoría de los países que componen el bloque, coincidieron en buscar mecanismos para lograr “una intervención humanitaria con Naciones Unidas” como forma de resolución de la crisis.

    La presidenta contó que al abrir su intervención de anoche propuso el envío a Siria de los 15 miembros del Consejo de Seguridad, a través de sus cancilleres, “en una misión humanitaria que tenga como objetivo generar un cese del fuego” en la zona.

    “El tema provocó un intenso debate como era de esperarse, y allí Argentina sostuvo la postura explicitada a través de Cancillería, y considero que el saldo fue un debate muy intenso, y también muy necesario”, analizó.

    Al hablar de la postura esgrimida en el encuentro, recordó que en la charla “se aclaró que considerábamos que el debate debería darse en otro ámbito, en Naciones Unidas, aunque fundamentalmente primó la idea del multilateralismo y de que sea la ONU la que tenga un rol protagónico”.

    “Más allá de algunas posturas, el balance general fue el de la no intervención en Siria”, atento a sus graves implicancias, fue apartado de la agenda previa establecida para ser debatido en una cena que se prolongó por tres horas.

    Allí ratificó que el Gobierno se opone a la intervención militar, en principio porque “intervenciones extranjeras en otros países en vez de solucionar conflictos tienden a agravarlos o profundizarlos”.

    “Mencioné la postura del Papa (Francisco) y su llamado a la paz, que es un valor compartido históricamente por la Argentina y fundamentalmente por la historia diplomática argentina que, tanto en administraciones radicales como la de Hipólito Yrigoyen o de Perón, fue siempre la de no intervención en asuntos internos de otro país”, aclaró.

    Juzgó que la intervención que impulsa Estados Unidos “no tiene sentido ni coherencia”, dado que “es tratar de evitar la muerte con más muerte, cuando lo que realmente debe primar es una intervención humanitaria”.

    Indicó también que se expuso “la condena del país al uso de armas químicas, usara quien las usara, y que somos líderes en materia de no proliferación nuclear”.

    “Formamos parte de la Corte Penal de Roma, que juzga crímenes de guerra, también de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y por lo tanto no tenemos un doble estándar a la hora de hablar”, concluyó.

Deja un comentario