Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5427 Artículos. - 86336 Comentarios.

Misas de domingo, comulgar con ruedas de molino

Honorio2

Recordemos que Juan Luis Herrero del Pozo empezó su nueva etapa de teología madura a partir de una reflexión realista sobre cómo se celebra hoy la cena del Señor.

La sencilla reflexión de Honorio tiene mucha metralla dentro.

Pido perdón por este desahogo, pero me parece oportuno contaros mis vivencias en torno a las misas dominicales a las que asisto regularmente, más que nada porque me siento parte del pueblo de Dios, y porque pienso que las personas nos tenemos que salvar como comunidad y actuar y vivir en la misma comunión en que vivieron y actuaron los israelitas cuando salieron de Egipto y en los cuarenta años de errar por el desierto.

Y voy por el escenario y los personajes. El cura viste a lo medieval o renacentista, no sé. Le asisten como “fámulas” o “sirvientas” dos o tres mujeres que le suplen en los trabajos de trabajar: servir vinajeras, encender las velas, leer comentarios, dirigir cantares, leer los avisos. Vestidas de calle, normales, de esta época…

Y va el cura y habla, suelta su discurso mientras los de abajo oímos, o dormitamos, o cuchicheamos. Y hace su lectura de evangelios y otros libros santos el 90% de los casos, con una interpretación de lo leído en clave de salvación individual, en clave de que caminamos hacia lo que nos espera más allá de la muerte, nada de reflexiones sobre los quehaceres de construcción del Reino de Dios aquí y ahora; de nuestra alma, nada del cuerpo; de caridad y limosna (ah! ese Día del Amor fraterna que se ha rebajado hasta hacerlo Día de Cáritas, de esa Cáritas de la que habla Dri en otro lugar…).

Y van las oraciones que marca la liturgia del domingo y se mantienen inalterables en la misma clave: salvación individual, salvación del alma, el más allá de la muerte como esperanza y objetivo y destino absoluto, El Pueblo de Dios como ausente de honor, eterno ausente de honor, mero espectador, rebaño en silencio, incapaz hasta de balar…Y luego pedimos por el Papa, los obispos, el clero, los y las religiosas…y por los gobernantes, por esos gobernantes que han alcanzado el poder mediante un sistema electoral viciado, y gobiernan al dictado de los mercados…

En estas estamos. El casi cien por cien de los creyentes se alimenta exclusivamente de ese encuentro con Jesús y con la comunidad de creyentes que se produce cada domingo, y contempla casi inmutable y en clave de cine mudo los mismos gestos, se le da la misma teología-filosofía de la vida y del evangelio, la misma versión del rol de la mujer, la misma obsesión del más allá y el pasar olímpicamente del más acá…

Digo mal, ha habido pequeños retoques desde el Vaticano II: otros textos con otra música, sustitución del latín por lenguas actuales.

Debo reconocer también que se nos exhorta a practicar las virtudes cristianas: caridad, ayuda mutua, castidad, todos los diez mandamientos. Y doctrina social de la iglesia un poco con cuentagotas. Pero desde luego de moral cívica, de respeto y defensa de la convivencia ciudadana, de participación en la vida política, sindical, en todo lo comunitario, casi cero. Al parecer eso no forma parte del decálogo de la Iglesia católica actualmente en vigor, o es totalmente accesorio y aleatorio.

Y luego como telón de fondo altares-retablos cargados de oro de la época de los conquistadores, los Pizarro, Hernán Cortés y demás…iba a decir carroñeros. Todo el oro de racimos, angelotes, columnas barrocas y demás adornos iluminada con potentes focos, para que todos nos demos cuenta de que “dios” se merece eso y mucho más.

Y por supuesto el lenguaje del predicador de lo más “fisno”, selecto y literario que uno podría echarse a la cara.

Bueno, hay sus matices y variantes. Si voy a la parroquia, el párroco se expresa en unos términos más o menos a tono con el lenguaje del Vaticano II, nos nutre con músicas y textos musicales de los salmos y modernos, nos sirve algunas frases intercaladas en euskera y casi todo en castellano, habida cuenta de que unos somos castellano-parlantes y otros euskaldunes. Pero si voy a la misa de un convento de frailes, es como retroceder dos siglos atrás: música de antes de Franco, todo en euskera, o casi todo, órgano con organista profesional, vozarrones de aldeanos atronadores, teología preconciliar y…

Y yo voy aquí y allá cantando para mis adentros: Pueblo de reyes, asamblea santa, pueblo sacerdotal… A lo mejor va a resultar que el verdadero sacerdote de estas misas es el pueblo, y que el cura que se arroga el poder de presidir, hablar y hacer, ha usurpado el papel sacerdotal del pueblo silencioso.

Las mujeres harían bien en replantearse si vale la pena reivindicar el acceso a “este” sacerdocio que disfrutamos o padecemos en estos momentos.

Y que Dios me perdone las posibles herejías de este texto.

Y luego, para remate, cuando vuelvo a casa y me encuentro con mi compañera que no practica, matemática, la misma pregunta-indirecta- sorna: “¿Qué ya vienes santo del todo?”

69 comentarios

  • Antonio Duato

    Cuando parecía que este hilo perdía ya su fuerza de atracción, Santiago y Rodrigo han introducido un tema interesantísimo: la cuestión de si el Cristo histórico se continuó o no, por puro impulso interno de fidelidad a Jesús, en el cristianismo constantiniano del siglo IV y posterior. La anécdota de Paciano y tantas otras convertidas de leyendas en historias sirven para apologizar esta continuidad, como hace Santigo. Pero…

    A mí me ha recordado el pensamiento de un laico francés que es el primero que propuso la distinción entre cristiano y cristianista, viendo en ella no una oposición sino fidelidad a la auténtica fe de Jesús. Leo que  la Ratzinger Schulerkreiss qse va a celebrar este año en Castelgandolfo, con la ausencia del Herr Pofessor, quien, sin embargo, ha indicado el nombre del ponente invitado principal de la reunión de sus antiguos discípulos: el profesor francés Rémi Brague, al que he aludido antes como inventor del término cristianista, el relativo más exacto al de islamista.

    A Santiago y a Rodrigo, que discuten hoy sobre Jesús histórico y cristianismo histórico ofrezco yo la reflexión que me suscitó la primera noticia que tuve de ese señor por la revista 30 Días: ¿Cristianos o cristianistas?

    Es una página de la historia de ATRIO a la que tengo especial cariño, cuando acaba de ser nombrado papa Joseph Ratzinger y yo intentaba analizar con honradez y crítica el nuevo estilo que empezaba a mostrar, cuando aún Küng se mostraba esperanzado tras su encuentro con el viejo amigo y yo ya criticaba su posterior significativo encuentro con Oriana Fallaci…

  • Rodrigo Olvera

    Por cierto, Alvin J Schmidt es un luterano islamófobo, que se define por títulos de sus libros como “la amenaza del multiculturalismo” o “fracaso del islam y triunfo de Occidente”  . No es historiador, sino profesor de sociología
     
    El caracter “cristiano” de la editorial Zondervan se puede notar en este racista título (sólo un ejemplo): “The Black Christian Singles Guide to Dating and Sexuality” (“La guía de cortejo y sexualidad para solteros cristianos negros”.  Sí, el racismo es muy cristiano — para algunas personas
     
    Otros títulos de esta editorial “The death of evolution” (La muerte de la evolución), “not like me” (No son como yo… que abiertamente afirma que es un error el llamado de los “liberales radicales” por lograr la reconciliación y tolerancia racial).
     
    No sigo.

  • Rodrigo Olvera

    Bueno, es el colmo de la falsificación histórica!!!
     
    Pacomio no fue soldado del ejército de Constantino. Según su hagiógrafo, fue soldado reclutado de forma forzada en el ejército de Maximinos.
    Pacomio no era ciudadano romano, por lo que no podía contemplar a sus “compatriotas romanos”. Pacomio era copto, nacido en Alta Tebas y reclutado forzadamente al ejército romano.
    No se convirtió por ver a ciudadanos romanos cristianos socorrer a los soldados heridos de Constantino; el barco en que navegaba con otros reclutados forzados naufragó en Tebas. Para evitar que huyeran, fueron encerrados y maltratados. Los cristianos coptos de Tebas se esmeraron en llevar consuelo a los reclutados.  Este contacto con una comunidad cristiana dura un sólo día.
    Su conversión no ocurrió “antes de que pudiera darse cuenta”.  Es hasta después de que Maximinus es derrocado que su ejército es desbandado y él es mandado a la provincia de Tebaida, en donde entra en contacto permanente con la comunidad cristiana local, empieza a investigar sobre la fe, entra al catecumenado y finalmente se bautiza— DOS AÑOS DESPUÉS del episodio del naufragio y reclusión en Tebas.
    FUENTE: Vida del Abba Pacomio, compilada por un monje de Tabenna poco después de su muerte. Hagiografía citada en toda obra seria sobre los orígenes del monacato cenobítico (Tillemont, Ceillier, Helyot, Rosweide, Maij, Butler, etc).
     
    Se dirá que lo importante es que se vió conmovido por la caridad cristiana. Pero lo importante es la facilidad para distorsionar la historia, el desprecio por el método histórico. Así no sorprende que se afirmen como verdades “históricas” lo que no son más que cosstrucciones teológicas-eclesiológicas muy posteriores al artesano de Galilea.

  • Santiago

    No cabe duda Iñaki que el creer en el Cristo divino, reflejo e imagen perfecta del Padre, que es el Cristo de la fe supone un esfuerzo meritorio…mucho mas para los que no “hemos visto”….porque Tomás a pesar de que “vió” a Cristo y estuvo presente con El durante hechos  portentosos realizados ante el y ante “el pueblo”, pidió al Señor una prueba palpable de que su Resurrección no era una farsa…un invento…un mito de sus “alucinados” compañeros…y Cristo le concedió su deseo permitiendo tocar con sus manos Sus heridas….Este mismo Tomás, el pescador judío, murió defendiendo la fe en la Resurrección, (por supuesto), en Meliapore, India cuando fue acuchillado por los sacerdotes brahmanes regionales que temían que el cristianismo pudiera sustituír al hinduísmo. Sus restos pueden visitarse en Meliapore, India y en la Iglesia de la Sta. Croce in Gerusalemme, en Roma
    Por tanto, nuestra fe es mas difícil que la de Tomás…Sin embargo, tenemos una base real -que es la Persona de Cristo y el testimonio de los que estuvieron junto a El- para pensar  que este don ha sido la “vida” de millones de personas que desde el siglo I han creído en la Palabra que ha penetrado profundamente en el alma de los seres humanos como la mejor iluminación posible y que por ella han podido ofrendar lo mas preciado de ellos: que es la propia vida
    Por eso, el Cristo de la historia coincide con el Cristo de la fe….Ninguno es excluyente…porque el Cristo de la historia, del evangelio, de los apostoles…no es una gnosis personal secreta….sino que por esa misma historia El nos llama a a la fe…a El, que es el camino….porque a traves de este atractivo personal de Cristo que nos ofrece el evangelio….su atractiva humanidad…es como en realidad penetra y se nos hace presente en la fe….Entonces, es totalmente y completamente inclusivo…y su llamada es universal..para todos
    Un saludo cordial    de Santiago Hernández  

  • Santiago

    Román,    no cabe duda de que vas por buen camino…yo diría que estás “en el camino”….pues el cristianismo no es mas que búsqueda….una búsqueda incesante de lo que es verdad….pues es esta verdad intelectual…la que se hace realidad en Jesucristo…
    Yo tambien creo que en el pasado histórico del cristianismo, está, y se encuentra  la fuente de toda esta evolución socio-cultural, la que vemos hoy en día….hay que pensar como el cristianismo influyó en la “transformación” del mundo pagano de los primeros siglos….que fue como una “luz en medio de las tinieblas”…y ES así  que “en el siglo IV como el hambre y la enfermedad diezmaron el ejército del emperador romano Constantino, Pacomio, un soldado pagano de ese ejército contemplaba con “marcado asombro” como muchos de sus compatriotas romanos traían alimento a los heridos y sin ninguna discriminación socorrían a los mas necesitados…Con curiosidad Pacomio preguntó acerca de “esa gente” y encontró que eran “cristianos”…pero el se preguntaba que clase de religión era aquella  que podía inspirar tales actos de genrosidad y humanidad..Empezó a inquirir acerca de la fe y antes de que el tuviera tiempo de darse cuenta, ya estaba en camino de la conversión” ( “Bajo el Influjo: Como el Cristianismo Transformó la Civilización” de Alvin J. Schmidt, Grand Rapids, Mich. Zondervan,2001)
    Por eso, nuestra débil y oscilante fe se fortalece cuando la vemos brillar en “los otros”…Por eso pienso que Dios nos hace instrumentos de la fe…porque mediante la amistad, la hospitalidad, la generosidad, la heroicidad etc. etc. de los que la poseen, podemos profundizar mucho mas en ella y preguntarnos si es algo válido para nosotros…hasta el punto de aceptar “el don” completamente…..que nos sacará de las tinieblas y de la esclavitud de nosotros mismos….para conducirnos a una luz deslumbrante ante la cual todo cobra un sentido diferente, el verdadero sentido…y todo se ilumina con el esplendor mismo con que se adornó la Creación desde el principio….y nos proporciona entonces el descanso del alma….
    Y ante la luz de la fe cristiana, los monasterios salvaron la civilización de su hundimiento en la ignorancia, se crearon universidades que estaban dirigidas a la mas altas notas del saber humano, por influjo de la Iglesia progresó  la ciencia, el arte, la arquitectura, y del derecho canónico surgió el civil y hasta  el internacional, se dio impulso a la economía, y se hicieron patentes los principios éticos y humanos que garantizaran los derchos y deberes inherentes a la persona humana, creación única e irrepetible de Dios…y se hizo realidad el amor de Cristo cuando miles de seres humanos lo “dejaron todo” y se dedicaron al cuidado de los “otros” agrupándose en comunidades de hombres y mujeres que cuidaban exclusivamente a los pobres, enfermos, afligidos, caminantes y agonizantes..Hoy en día ha sido el privilegio de la Iglesia ocuparse de los enfermos del SIDA, principalmente en los países mas pobres del Tercer Mundo…
    Por lo tanto, los que heredamos este privilegio que es el descubrimiento de la Revelacion tenemos el mejor camino….pero que no solo debemos  anunciar  con la palabra hablada…sino, lo que es mejor, con el ejemplo
    un saludo cordial   de Santiago Hernández
     

  • Iñaki S:S,

    Sigo, desde la sencillez de mi preparación básica para  tratar de estos temas.
    Pensando en los mas de siete mil millones de personas que pululamos por el planeta Tierra, me parece mas sencillo e inteligible decir, por ejemplo:
    La esencia del cristianismo está impresa en la persona de Jesús de Nazaret.
    El aggiornamento consiste en buscar la forma de cómo la identidad de la persona de Jesús de Nazaret, y lo que esto implica, pueda entenderse en la mentalidad contemporánea.
     
    Siempre en mi modesta opinión, la persona del Jesús histórico, como hombre, está al alcance de la capacidad de comprensión de las gentes mas sencillas de cualquier rincón de la aldea global. Diríamos que es totalmente incluyente.
    La figura del Cristo de la fe, al formar parte de una construcción teológica concreta, es decir, de la cristiana, por muy verdadera que la consideremos tiende a ser mucho menos universal. En este sentido diríamos que tiene un elemento excluyente que le hace inaccesible a la multitud de gente sin fe.
     
    Aclarármelo, amigos Santiago y Román. Confieso que, hasta a hora,  sigo mejor el discurso de Román.

  • Román Díaz Ayala

    Santiago,
    haces muy bien en recordar que la Eucaristía sin Jesús en su centro,
    no tiene ningún sentido ( de fe o filosófico)
    La Eucaristía es el Misterio Pascual perennemente actualizado en la comunidad cristiana. Un cristianismo sin Eucaristía constituye un grupo de sofistas.
    Fiel a mi costumbre no fui muy feliz buscando una ilustración para mi propuesta de que no era posible una revitalización de la Eucaristía si no volvíamos a sus fundamentos o base del cristianismo más primitivo, donde cronológicamente, con Jesús Resucitado, nació  nuestra identidad de cristianos/as y que así ocurre siempre en las realidades profanas cuando se busca un camino de progreso.
    Se que identificar lo que se hace con los elementos del pasado, en lo profano puede ser un acto de oportunismo político ( como en el populismo) o actos de tiranía ideológica, cosa que ocurre con frecuencia cuando uno se cree iluminado por la revelación de la verdad, ya sea en las creencias religiosas, o en el ámbito profano.
    Ayer ocupaba mi mente, el artículo tan interesante sobre Ghandi y todo lo que significó  la irrupción en el panorama mundial  de unas nuevas orientaciones que buscaron desde un principio modificar las relaciones internacionales establecidas tras de la guerra mundial (la II)
    y el hecho  de que Ghandi y otras muchas voces, igoradas en el concierto euroamericano; árabes, chinos, indios, países africanos, y asiáticos… que tenían mucho que decir.
    Y yo me preguntaba ayer, si todas aquellas propuestas, que hoy son moneda común en nuestros círculos, pero que entonces resultaban innovadoras( la presencia de los pobres, los derechos humanos, paz mundial sin conflictos bélicos y resueltos por las NN.UU.,la hipocrecía/inconsecuencia de la conciencia europea, etc.) tenían como raíz o principio, las bases más primigenias de nuestra civilización judeo cristiana y actuaban por contagio( como en el caso árabe, que históricamente fue así), si era que aquella todas civilizaciones  al producirse el encuentro después de siglos de separación y de ignorancias mutuas, tenían los mismos fundamentos humanos. Y daba gracias a Dios comprobando, como en su Creación nos ha hecho seres culturales, condenados a entendernos.
    (perdona esta disgresión)
    El hecho es que si queremos renovar algo, deberíamos empezar por una clara hermenéutica y saber enjuiciar de forma sosegada el siglo I donde vivíó nuestro cristianismo.
    ¿Crees que voy por buen camino?

  • Santiago

    Román,    sin embargo, el cristianismo difiere de otras “filosofías” en que está basado en la verdad….Esta verdad es una Persona….la de Cristo….Cristo representa la verdad..puesto que El mismo se proclama, no solamente el camino, y la vida….sino la verdad….En este caso no se nos puede dar “gato por liebre”…la comunión cristiana en la verdad era la “norma” para reconocer la validez del cristianismo….La comunión en la iglesia primitiva no  indicaba uniformidad sino unidad en la fe….la única fe posible…basada en el Cristo encarnado, crucificado y resucitado…..La Misa es mysterium fidei….porque se trata fundamentalmente de la fe….aquí no hay posibilidad de engaño…..en la Eucaristía se nos presenta especialmente este misterio completo e inefable…de Cristo que vive….Muy distinto al engaño de las dialécticas de los filósofos modernas que no dejan de ser curiosamente utópicas….porque lo que dices de lo que usó Castro para confundir a los cubanos no fue sino pura falacia….pues la “revolución” castrista nunca fue “tan cubana como las palmas”, como decía el, ni siquiera cubana,  ni tampoco “martiana” porque la filosofía de Jose Martí era lo opuesto a la traición filosófica castrista….Jamás el pueblo cubano hubiera sucumbido al engaño de Castro si este se hubiera proclamado marxista-leninista desde la Sierra Maestra…Pero el engaño fue consumado por el, con la negación repetida de su filiación ideológica durante la epoca pre-revolución y durante todo el año de 1959….Solamente por la fuerza el pueblo de Cuba pudo ser llevado a la ideología totalitaria en una dictadura que persiste por mas de 50 años…un caso insólito en la era de las democracias, ademas del “silencio” de los medios de comunicación en general.
    Por eso el querer imponer un “modelo ideológico” de esa manera con el pretexto de redimir la injusticia social, basándose en principios falsos, es una falsedad y un engaño….pero en los que los pueblos “caen” y ya es tarde cuando despiertan y se dan cuenta..Hay varios ejemplos…
    Sin embargo, la unidad de la fe en el Cristo histórico que nos presentan los testigos de la Resurrección se basa en una verdad que no ha podido ser destruída por muchas de las llamadas “para” y “pseudo” teologías que han surgido al margen de la de los Padres Apostólicos….por eso tenemos que recurrir a ellos para guiarnos en “la base”…..y despues podemos darnos al “aggiornamiento” mas profundo y a la reforma que mas nos guste….modernizando todas las formas…pero conservando la unidad de la fe en la verdad de Cristo…y huyendo, por supuesto, de la aberración de lo literal 
    un saludo cordial    de Santiago Hernández 

  • Román Díaz Ayala

    Entiendo que tal como scelebramos las misas, alguien aconseje no asistir, porque no basta con una disposición interior, como si todo se resolviese en el ámbito indovidual de cada cual. Criterios que ya tenemos sobradamente superados.
    Revitalizar la celebración eucarística significa superar serios obstáculos.
    los primeros son de conceptos y de valoración, porque cualquier criterio de renovación tiene que ser necesariamente conservador y ahí está el primer problema.
    Actualmente existe una confución entre lo conservador y el fundamentalismo religioso.
    Cualquier intento de renovación que se precie tiene necesariaamente que  buscar una base de origen, íy esta vuelta a  lo original es descubrir lo que se puede conservar.
    Recuerdo que con el triunfo de la Revolución Cubana, la mayor objeción que encontraba el Castrismo desde dentro y desde fuera, era que se pretendía construir sobre el comunismo.
    Pero Fidel tuvo la habilidadde construir su plan de reforma sobre la base ideológica de que ” la Revolución  Socialista era tan cubana como las palmeras”, ligando  su ideario de reformas con el nacionalismo independentista, el ideario de  José Martí.
    Aquella revisión de los ideales revolucionarios del 98, le sirvieron al Castrismo para fundamentarse. Y aunque posteriormente se haya alineado con la Unión Sovietica, en la política de bloques, el principio quedó intacto. Y valga aquí sólo a título de ejemplo, sin querer hacer una revisión  crítica de la Revolución Cubana.
    Y se repite constantemente que para avanzar, renovar,  y dar respuestas a los problemas del presente, tenemos que recurrir al pasado, y en el acierto o nó de la actualización del pasado está el éxito o el fracaso. Mientras que el fundamentalismo es la intransigencia de someterse sin más a las doctrinas y prácticas establecidas.
    En fundamentalismo religioso de occidente nació  como una creencia religiosa basada en una interpretación literal de la Biblia, que se inició en los Estados Unidos muy al principio del siglo XX. Era la postura cómoda y segura frente al Modernismo, igual que en la Iglesia Católica también se rechazaba la Modernidad aunque en el terreno filosófico/teológico.
    La otra gran dificultad es la revisión de la Biblia como Palabra de Dios, centrándonos en un problema hermenéutico, que es anterior y base de las distintas ( porque son varias) teologías que se manejan actualmente, y que condicionan “La celebración de la Palabra”, del pueblo de Dios reunido.
    Hablar de otros aspectos convertirían este comentario en otra cosa,
    por lo que, con tu permiso, lo doy por concluido.
     
    roman

  • Román Díaz Ayala

    Santiago,
    la Misa o la Celebración Eucarística es el acto central de la comunidad de los discípulos y discípulas de Jesús. En ella se refleja por necesidad lo que somos.
    La Eucaristía, la cena, el ágape fraterno, la partición del pan, es algo único, mediante el cual todos somos miembros los unos de los otros/as y de Jesús el Cristo donde se efectúan el milagro de vivirla con una conciencia tranquila, esa buena conciencia, de sabernos reconciliados, con Dios, con los hermanos y hermanas y con nosotros mismos.
    Con la Palabra de Dios buscamos regular nuestra fe y nuestras vidas.
    Como esas reuniones de son el exponente de cómo el mundo católico ( lo digo por España, pues aquí vivo y resido) se  observa el temor de cuán alejados estamos de lo que debía ser la cotidianidad, la normalidad en la vida de Iglesia.
    Se dice que debemos remontarnos al Cristianismo más promitivo, pues los ejemplos históricos, máxime si son individualidades, no nos sirven,
    para analizarnos.
    Acaba de llegar un nieto, continuaré exponiendo mi postura en un próxmo comentaario antes de qe los leas esta noche
    saludos
     
    roman

  • Santiago

    Iñaki,    no hay dificultad alguna en admitir que con el paso de los siglos se ha intentado explicar el cristianismo de muchas maneras diferentes….y asi Juan XXIII, admirado de todos, profesor de Historia de la Iglesia, intentó “desempolvar” lo que estaba ya empolvado en la Iglesia Católica y se arriesgó a convocar el Concilio Vaticano II..quiso el “aggiornamiento” que no es otra cosa que “volver” al modelo original y a la esencia del Evangelio que es el amor..pero tambien dijo que una cosa eran las “verdades eternas” o sea la esencia del cristianismo que están impresas en la Persona de Cristo y otra cosa es la “manera” de como estas verdades se expresan….pues el “aggiornamiento” consistía pues en buscar la forma de como la identidad de la persona de Cristo, y  lo que esto implica, pueda entenderse en la mentalidad contemporánea…no porque haya “cambiado” la verdad que estabe en El…sino porque las “formas” del lenguaje y por ende la comprension de los conceptos han mutado….los principios, pues, permanecen junto con la esencia, pero los accidentes son los que han cambiado…
    En cuanto a “la manera” y “la forma” para explicar el cristianismo…pues que te voy a decir…en la Iglesia ha habido y hay de todo…por eso junto a un Tomás de Aquino que inició una verdadera “revolución” de la razón filosófica en la Universidad de Paris aplicandola a la teología…tambien existió el pobre Francisco de Asis que dio testimonio del Evangelio con su propia vida…..junto a Teresa de Avila, llena de extasis místicos….y en su misma familia religiosa carmelitana……. encontramos a la sencilla Teresita de Lisieux que tuvo un camino espiritual completamente ordinario…sin ningún fenómeno místico…Por lo tanto, caben “muchas moradas” en la casa del Señor…. y junto a contemplativos como San Bruno, existen tambien  guerreros activos como Juana de Arco….con tu paisano Ignacio de Loyola, el santo del examen y del discernimiento de espiritus… conviven espíritus mas libres,… como Don Bosco…..
    No hay que extrañarse de este fenomeno porque es inherente a la diversidad del ser humano y  porque en el Evangelio mismo existen los constrastes…Cristo era amor pero un amor fuerte…y junto a su mansedumbre y su obediencia….sabía que su postura ante el mal y su defensa del bien, iban ser objeto de controversia y de “contradicción” y que provocaría la división, aun entre la familias, pues para seguirle hay que entrar por la “puerta estrecha” y negarse a si mismo…y renunciar a nuestro ego…que siempre nos esclaviza..para acercarse a Dios y a los demá.Por lo tanto, estoy de acuerdo contigo en buscar la respuesta a la existencia… en la sencillez evangélica…por cierto ¿no ha sido esta la meta de todo el que ha entrado de lleno en lo que propone Jesús? ¿Y no es eso lo que Francisco está tratando de decirle al mundo con sus “gestos” simbólicos que a la vez son reales, al rechazar lo que es “superfluo” en el Obispo de Roma?
    Un abrazo     con mi cordial saludo    de Santiago Hernández  

  • Iñaki S:S,

    Un placer conversar contigo, amigo Santiago. Retengo tu frase: “pienso que no quieres ir a la sencillez del evangelio”. No sé muy bien por qué has llegado a este conclusión.
    Para mi el gran milagro del cristianismo está en sus orígenes. ¡Cómo pudo haberse expandido, debido a unos pobres judíos marginados y perseguidos, hasta el punto de seguir siendo motivo de debate, en pleno siglo XXI y en cualquier rincón de la aldea global!.
     
    Lo que no entiendo, y no por capricho precisamente, es la deriva de la sencillez evangélica a lo largo de los siglos. Como se llega a la construcción de una teología y una liturgia católicas que, a mi modo de ver, no tienen nada de sencillas. Para mi que no se parecen en nada a lo que pueda transmitirme, por ejemplo, la lectura sin intérpretes del Sermón de la Montaña.
    La persona del Jesús histórico y la ejemplaridad de su vida calan en muchísima gente, empezando por la mas sencilla y de menor preparación académica.
     
    Quizá tu puedas explicármelo, con la paciencia que te caracteriza:  ¿En qué se parece el papa de Roma, un Jefe de Estado con presencia e influencia en las primeras potencias política y económicas del mundo, al humilde y sencillo hombre de Nazaret?.

  • mª pilar

    Ufff…
     
    ¡Cuánta catequética…!
     
    ¡Qué le vamos hacer!
    mª pilar

  • Santiago

    ES PRECISAMENTE en esa comunión de la Iglesia y en esa unidad dentro de Ella, donde vencemos a esa “oposición” de la naturaleza humana que parece rebelarse ante el sufrimiento humano, y la ante oscuridad de nuestra vida y de la muerte….. En esta nuestra angustia vital…Sin embargo, las palabras de Cristo, que recuerda la escuela joánica en Éfeso que pertenecen al Apóstol Juan, horas antes de la muerte de Cristo en la cruz, hablan de este deseo “íntimo” de Cristo en su plan de salvación para nosotros:
    “Padre…..(Yo) he manifestado tu nombre a todos los que de este mundo me has dado…..y yo por ellos me santifico, para que ellos sean santificados en la verdad….(y) no ruego sólo por éstos, sino por cuantos crean en Mi por su palabra…para que todos sean UNO, como tu, Padre, estás en Mi y yo en ti.
    El que recibe mis preceptos y los guarda, ESE es el que me ama….Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará y vendremos y haremos morada en el/ella.
    (pero)…….. “No se turbe vuestro corazón…En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo diría, porque voy a prepararos el lugar. Cuando yo me haya ido y os haya preparado el lugar, de nuevo volveré y os tomaré conmigo, para que donde yo estoy, estéis tambien vosotros.
    Y entonces dícele Tomás: (si) no sabemos adónde vas ¿Cómo, pues, podemos saber el camino?. Jesus le dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por Mí” (Juan 14 1-al-23) (los paréntesis, las mayúsculas son míos)
    Y asi, de alguna manera, en esta misteriosa comunión de los que buscan la verdad, de los que desean satisfacer estos deseos infinitos, deseos de una felicidad inalcanzable aquí abajo….por caminos tortuosos, impensables a veces, vamos conscientes o inconscientemente dirigidos a ese encuentro con Cristo, camino al Padre, que se reveló en la Historia y que se nos revela, ya sea súbitamente, o  gradualmente en la vida…de múltiples maneras….quizás totalmente ocultas para nosotros en el momento ….pero que a su tiempo encontraremos, por fin, lo que con tanto ahinco y anhelo siempre buscábamos….Esta es mi opinion, sobre otro aspecto del misterio del Cuerpo Místico de Cristo, sacado del discurso de despedida de Cristo, antes de morir ….Con esto no es mi deseo imponer a nadie lo que pienso…respeto la opinion contraria..simplemente es mi comentario
    Con mis mejores deseos     de Santiago Hernández

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    HOLA!
    Cuando hablamos de ECUMENISMO, refiriéndonos por supuesto a l@s herman@s de otras religiones, solemos decir mucho, aplicando nuestro sentido del respeto y del comprender a l@s demás, piensen como piensen, vivan como vivan, compartan cualquier filosofía, ideología, religión o concepción de DIOS, de la VIDA, del MUNDO y de la SOCIEDAD aunque sea radicalmente distinta a la nuestra, repetimos mucho que:  hay que buscar más los puntos que nos unen que los que nos desunen…Y creo que eso es muy importante, y más aún, considero yo,  para los que profesamos la misma FE en el cristianismo y creemos que el JESÚS histórico, es un ejemplo a seguir en todos los aspectos de la VIDA: individual, familiar, comunitaria y social…El Evangelio, bien leído y reflexionado, creo que tiene interpretación e inclusión  para TODO y para TODOS, siempre que vayamos fundamentalmente a lo ESENCIAL y dejemos de lado “lo accidental”, “las formas”…
    Me parece que ATRIO, efectivamente es un portal amplio que da participación hasta a puntos de vista, que aunque de primera lectura,  podrían interpretarse como antagónicos, releyéndolos, siempre hay por donde conseguir los  puntos de encuentro entre unos y otros…, lo que pasa es que a veces nos “apasionamos” (yo, la primera que “peco” mucho de eso) con lo que exponemos,  y pareciera que queremos encerrarnos e imponer nuestro propio pensamiento, pero sucede y también es comprensible que, el querer convencernos de nuestras propias ideas o creencias, a menudo pasan  por ahí,  por eso es siempre interesante el comentario del/la otr@, que nos contradice  con sus criterios y nos expone sus ideas desde otros ángulos… Pienso que es precisamente ese el debate que “sirve” para la búsqueda de la VERDAD en conjunto y “en mayor porcentaje”, que es la que se acerca un poco más a la VERDAD VERDADERA, pues en un solo ser human@,  sea un@ mism@ u otr@,  NUNCA encontraremos toda la VERDAD, eso lo podemos escribir.

    Hay que entender a  Ana Rodrigo cuando dice: Yo no digo que un camino sea el bueno y otro el malo, cada cual camina por esta vida como puede”.
     Y a Honorio, cuando expresa: “Todos tenemos todo el derecho del mundo a definirnos a nuestro más libre albedrío, por supuesto, y la obligación de respetarnos y respetar nuestra forma de pensar. O sea que, mis respetos a todos, pero yo pienso como pienso”.
    También a Santiago, cuando expone:Porque el cristianismo posee esta base sólida de la fe que es objetiva…y al mismo tiempo poseemos la capacidad de discernir nuestra “íntima” iluminación interior con la que logramos crecer espiritualmente….Una cosa ayuda a la otra…lo objetivo complementa la subjetivo y viceversa….la razón y la fe son partes de un mismo conocimiento y en el caso del cristianismo son complementarias….y por eso hay una coherencia en nuestra fe….que no es un simple fideísmo ciego y absurdo..ni se basa en la razón puramente humana…”
    E igualmente, todo lo que dicen, subrayando algunas que otras ideas: Román, Antonio Duato, Iñaki, Oscar (no he seguido ningún orden específico para nombrarlos).
    Al final, creo que, por un lado, algo se debe a, como quizás quiere decir Santiago, asuntos de “relaciones” e “incompatibilidad” entre “objetividad-subjetividad”. Estas dos siempre se la llevan no tan bien.
    Por otra parte, en las relaciones que tenemos los unos con los otros, dentro de  lo que llamamos Iglesia, tenemos que tomar en cuenta que el Espíritu Santo (ELAM VITAL, para Oscar): sopla cuando quiere y como quiere…
    Que  además, Pablo de Tarso, nos llama la atención, diciendo…:
    “Y ¿dónde están sus dones? Unos son apóstoles, otros profetas, otros evangelistas, otros pastores y maestros. Así prepara a los suyos para las obras del ministerio en vista de la construcción del cuerpo de Cristo; hasta que todos alcancemos la unidad en la fe y el conocimiento del Hijo de Dios y lleguemos a ser el Hombre perfecto, con esa madurez que no es menos que la plenitud de Cristo. ” (Ef 4, 11-13)
    “Miren cuántas partes tiene nuestro cuerpo, y es uno, aunque las distintas partes no desempeñan la misma función. Así también nosotros formamos un solo cuerpo en Cristo. Dependemos unos de otros y tenemos carismas diferentes según el don que hemos recibido” (Rm 12, 4-6)
    Saquemos nuestras propias conclusiones.
    María Luisa M.

     

     

  • Román Díaz Ayala

    En primer lugar, quiero pedir disculpas
    por mis ex abruptos, pues me ponenervioso cuando creo observar que se está apuntando a objetivos equivocados en el discurso. pierdo la paciencia.
    Son muchas las cosas que ignoramos los unos de los otros, por lo que debemos tener un margen amplio y abusivo de confianza,hasta que el discurso en su dinámica propia vaya poniendoa cada cosa en su sitio. Estamos creando entre todos un lugar común y eso lleva tiempo.
    En segundo lugar, yo he observado, por lo que leo de años atrás de Atrio, se ha luchado muy fuertemente para que este espacio no sea un mero mentidero ( muy noble por supuesto) para convertirse en un lugar, un espacio amplio, de convivencia. ¡Y bien que lo habéis conseguido – antes que llegase yo, por supuesto.!
    Tambien yo se muy a ciencia cierta, que tengo fe, pero al mismo tiempo también ´se que esa fe no me ilumina tanto como yo quisiera. Y si tuviera que poner un porcentaje, es casi cierto que será una cifra no inferior a un uno  por ciento. Con un uno por ciento es sufiente para vivir una vida abundante de fe. Mi experiencia sólo me dice que la promesa de Jesús de tener una vida abundante es lo que he recibido.
    A propósito, mi última intervención no era a búsqueda de adhesiones, porque entonces habría estado participando en lo mismo que había sido objeto de mi queja. Fué como una manera de concluir mi intervención.
    Estos preparando un trabajo sobre la Iglesia, Pueblo Espiritual, y dentro haga una refflexión sobre la Biblia, Palabra de Dios.
    Si lo concluyo bien, quizás aclararíamos muchos conceptos.
    Mi concepto de hermano y hermana abarca a todos/as, pero me reservo, porque sé a ciencia cierta, que no a todo el mundo le resultan agradables tales apelativos. En mis grupos de jóvenes, nos llamábamos simplemente compañeros, porque todos/as creyentes y no creyentes estábamos en la misma lucha.
     
    roman

  • Santiago

    Gracias amigo Iñaki por tus comentarios y por “leerme”…No podía dejarte a un lado en este interesante y múltiple diálogo….Aunque no lo creas yo me identifico con la misma deidad en que crees….pero para mí es algo mas universal….pues yo lo veo presente en todo…hasta en los fracasos, en el sufrimiento, en la angustia vital..como sosteniendo mi ser cuando yo voy a caer en un “vacío”, algo asi como tu lo percibes pero, a diferencia tuya,…tambien lo veo en el incienso ¿por que no? ¿o es que acaso el incienso tiene la capacidad de hacerse por si mismo?…porque seguro no existió siempre…sino que vino a existir…y tambien en la belleza del gregoriano….pues la música buena en general eleva mi espíritu hasta esta deidad…..
    En cuanto a la “inintegibilidad” que descubres en mis comentarios te diré que, dada tu cultura y experiencia, no creo que sea involuntaria…pienso que no quieres ir a la sencillez del evangelio…que es de donde yo suelo sacar mis comentarios…..porque es obvio de que si el cristianismo pudo expanderse en aquella sociedad pagana para llegar a ser conocido en todo el mundo por 21 siglos, debido a la predicación de unos pobres judíos marginados y perseguidos, es porque si “caló” hondamente en el “pueblo” y se consideró como una filosofía de la vida válida y con fuerza que llegó hasta el dia de hoy y hasta nosotros.
    En lo que si coincido contigo es que la celebración Eucarística puede celebrarse de una manera mucho mas “inteligible” (para usar tu mismo lenguaje) de manera que la fuerza de lo que es verdaderamente el cristianismo quede patente cada domingo -o cada día en la misa- y que le de sentido a toda la vida, no como una “fantasía” útopica…sino como el mejor camino que podemos seguir los que estamos todavía por aquí abajo para alcanzar plenamente lo que anhelamos
    Y es por eso que te deseo lo mejor…un abrazo    de Santiago Hernández 

  • Santiago

    Román,    claro que, tu y yo, no podemos estar 100% de acuerdo…siempre hay matices diferentes…y todos hablamos de nuestra subjetividad y experiencia…aunque tendamos a salir de ella….y hacernos cada vez mas imparciales y mas objetivos….Sin embargo, hay una base “de fondo” en que podemos estar de acuerdo y de hecho estamos….no “forzando” los argumentos, sino porque tenemos la misma fe..que es la fe fundamental de la Iglesia…
    Pero la biografía personal de cada uno de nosotros…es diferente….La manera de ver la vida y su misterio puede ser tan variada…como el diverso mundo es.
    Por eso, para poder establecer un diálogo positivo, a mi entender, hay que buscar objetos comunes…en que podamos establecer una relación que nos ayude a crecer como personas y a entender mejor nuestras posturas, sin caer en la destruccion que produce dialogar negativamente y hemos dicho particularmente lo nocivo de la posición ad hominem…Despues de conocer mejor nuestros “antecedentes” entonces quizas podemos entender el “por que” de nuestras opiniones y posturas….En este mismo foro de Atrio algun amigo me ha dicho que despues de explicar un poco algo de mi vida, el entiende el por que yo escribo de esta manera…Sin embargo, esta comprension  se muestra en general, en el mundo, como lo mas difícil….tan difícil como lograr un mínimo acuerdo de paz (i.ex.) en el Oriente Medio etc. etc….tan difícil como la toma de posturas en este foro…
    Como el cristianismo se basa en un hecho histórico, como es la venida de Jesus a este mundo, no puede ser basado solamente en una “fantasía” espiritual,….. sino que  este conocimiento es objetivo y subjetivo a la vez…La Iglesia siempre rechazó la interpretación secreta y puramente subjetiva del cristianismo que surgió en el movimiento gnóstico…Porque el cristianismo posee esta base sólida de la fe que es objetiva…y al mismo tiempo poseemos la capacidad de discernir nuestra “íntima” iluminación interior con la que logramos crecer espiritualmente….Una cosa ayuda a la otra…lo objetivo complementa la subjetivo y viceversa….la razón y la fe son partes de un mismo conocimiento y en el caso del cristianismo son complementarias….y por eso hay una coherencia en nuestra fe….que no es un simple fideísmo ciego y absurdo..ni se basa en la razón puramente humana..
    Como se trata de respetar opiniones, yo respeto la de todos…pero considero que la mía tambien puede expresarse..ya que ésta entra dentro de la libertad de expresión, derecho fundamental, como se ha dicho, de todos los seres humanos…..y por otro lado yo no quiero imponerla a nadie….
    Aprecio tus comentarios y aunque no te contesten, siempre hay por ahí alguien que te “lee”, y quien sabe, pueda ser que muchos estén de acuerdo con lo que planteas…  un abrazo    de Santiago Hernandez

  • mª pilar

    Roman:

    No he dicho: que lo escrito por Pablo de Tarso no se lea o esté fuera de lugar; solo aclaré, que a Pablo hay que leerle con cierta “mirada crítica” porque él precisamente ni siquiera conoció a Jesús.
     

    A lo largo de la historia (de toda la historia) hay salvadores que se sienten por encima del bien y del mal… ¡Y así nos va!
     

    Pablo dice cosas maravillosas, su amor es incondicional, su entrega, su vivir; eso nadie lo pone en duda.
    Solo repito con toda sencillez, sin querer herir a nadie, que muchas de sus aseveraciones,  Jesús ¡nunca las hubiese dicho tal cual Pablo lo hizo!
     

    Y no pasa nada por ello, no hay que rasgarse las vestiduras; cada cual sigue un camino, lo que suelo repetir a menudo es:
     

    Que si de verdad ¡Escucháramos el Mensaje! (no a la letra) sino desde el corazón y mirando la vida que nos rodea, nuestra vida sería distinta…:
     

    ¡Nos convertiríamos!
     
    Veríamos las cosas desde otra perspectiva, por eso Jesús sanaba, se levantaban los abatidos, los ciegos veían etc…
     

    Ayer en mi momento de silencio y escucha de La Palabra, en la soledad de mi cuarto de “trabajo” me salió al paso la parábola de los trabajadores de la viña.
     

    Repetí su lectura… y como suelo hacer, guardé silencio… y ¡ahí estaba!:
     

    “¿Por qué te molesta si yo quiero ser bueno?
    Por un denario te contraté…
     

    No divagué, para mí estaba claro, todas las personas nacemos con una hermosa libertad, unas cualidades, una ley natural escrita en nuestro yo más profundo… para mí:
     

    “Un soplo de la Esencia de nuestro ser ¿Dios? O como cada cual lo intuya”
     

    Hacer lo mejor que podamos aquello que tenemos que hacer; si lo hacemos acercándonos  al Proyecto de Jesús, al menos ¡¡¡Escuchemos!!! Su Palabra y la proclamemos  a cómo Él la comunicó, la vivió y por lo cual… cómo y porque murió.
     

    Y todo lo que hacemos y decimos, muchas veces está tan alejado de su Proyecto, que ahora si volviera:
     

    ¡¡¡No lo conocería!!!


    Porque lo hemos cubierto de tanta pompa, palabrería, ritos, mandatos, obligaciones, leyes…
     

    Dijo cosas tan hermosas que poco se escuchan en las asambleas – Eucaristías, ni siquiera en la formación personal e intransferible; una cosa es, como me “enseñan” otra como lo voy descubriendo  en mi caso, mi vida, mi opción…
     

    Román, me llama mucho la atención con qué empaque y admiración le llama “hermano” a Santiago, y al siguiente comentario nos tacha de atacarles y menospreciarles.
     

    No comparto su manera de seguir el Proyecto de Jesús, y me atrevo a poner en común, bajo mi responsabilidad,  cómo yo lo veo, vivo etc…  O al menos lo intento.

    Porque de verdad creo, que hay matices muy importantes que aclarar, en lo que la iglesia sigue enseñando, que para mí son un error, y una manipulación del Mensaje.
     

    Cada cual es libre de seguirle como lo sienta en su corazón; solo me extraña, que no se pregunten, por qué hay tantas personas sufriendo  persecución,  están anuladas, expulsadas, acusadas en falso, por trabajar y pensar  y   experimentar el Mensaje  de diferente manera.
     

    ¿Dónde está el respeto para las  personas que lo descubren con otros ojos?
     

    Lo triste de esto es, que,  siempre son personas que están  cerca de los expulsados “casi” de la vida, porque les son negados y robados todos sus derechos.
     
    Mientras los que predican la “salvación” dentro de la iglesia, están asentados en el poder la opulencia, la riqueza desmedida, el rito por encima de todas las cosas, y les interesa seguir con sus chiringuitos en marcha, porque nos guste o no reconocerlo:
     

    ¡¡¡Dan mucho “fruto”…  en dividendos!!!
     

    Si les he ofendido discúlpenme no era mi intención, pero jamás dejaré de proclamar lo que a mí, me dice y empuja del Proyecto de Jesús Señor.

    mª pilar 

  • Román Díaz Ayala

    Comulgar con ruedas de molino
     
    Ha hablado Santiago, el último, y el debate se da por concluido
    Los fuegos habían sido convenientemente apagadospor los intervinientes anteriores,
    muy razonables, muy por la lógica de las cosas.
    Hasta tal y como siempre ocurre en Atrio.
    Todo empieza por una contribución que disgusta a otro interviniente, y se responde visceralmente, dejando los argumentos ( los posibles datos objetivos) en un segundo plano,
    luego salen en tromba algunos/as más pero ya  en notorio olvido de lo que causó tal desaguisado, pero para entrar
    en el juego de las intencionalidades.
    El bombero apaga lo que cree que son las llamas ( las intencionalidades) y pide calma, reclama sosiego repartiendo manguerazos en todo el perímetro.
    Hagamos otra hoja de ruta:
    Santiago expone, lo que yo considero ( desde mi subjetividad) lo que podría ser una lectura posconciliar de la Eucaristía.
    Aunque no quiere decir que yo comparta al 100 por 100 su exposición. Pero me adhiero al espíritu y generosidad de ánimo con que se expone.
    mª pilar ve en todo ello una enseñanza de San Pablo, por el que no siente ninguna consideración ( por no representar la autenticidad del cristianismo – el Mensaje de Jesús) Lo afea hasta el ridículo. Está en su derecho.
    Recprocha que se esté utilizando el tema de la salvación, la redención de Jesús de formailegítima, ” para meter miedo y tener cautiva a las gentes” Y explica lo  lo que para ella fué la muerte – asesinato de Jesús.
    Yo (desde mi subjetividad, por que yo si tengo que ser subjetivo) explico tres cosas:
    1.- que las palabras de Santiago me resultaban aleccionadoras
    2.-que se apoyan, nó en San Pablo, sino en los Evangelios tantos sipnóticos,como en San Juan. Se apoyan más bien en Marcos 14, y que Pablo cita doctrina sabida y conocida, no inventa.
    3.- que no se entiende la muerte de Jesús, Redención sin referencia a nuestra condición de pecadores. Que lo mismo no es una construcción cultural, que además está dentro de nuestra sicología- nuestro yo más íntimo.
    Pero los intervinientes luego luego se colocaron en la equidistancia citándose endogámicamente lo que habían dicho o dejado de decir.
    Yo planteé luego otra cuestión:
    En qué lugar del banquete nos situamos. Unos se sientan a la mesa y comen ( son los comensales) otros sevimos a la mesa, preparamos el banquete, y  si acaso comemos de pie en la cocina. Quizás somos uno de los perrillos que comen las migajas que se desprenden de la mesa de sus amos.
    Pero, nó, la cuestión se sigue dilucidando en el juego de las intencionalidades, lo que Santiago denomina ad hominem ( me suena bien, me apunto a esa expresión)
    Y se da el asunto por finiquitado.
    bien, ¿Alguien, al menos una persona, puede darme tal vez algo de razón?
    espero con impaciencia ( esta vez sí soy impaciente)
     
    roman

  • Santiago

    Antonio D.,   gracias por tus palabras….dicen mucho de ti, y de tu integridad, sinceridad y honestidad…Como bien dices lo mas importante es el respeto a la opinión ajena…porque se puede discrepar, sin ofender….Yo creo que no hay necesidad de la ofensa personal…En realidad, nunca me he sentido excluído de esta comunidad de ATRIO pero ahora mas que nunca me siento “in” pues veo que formo parte tambien de este diálogo que busca humanizarnos mas….por lo menos eso me parece a mi….que este intercambio de ideas puede ser positivo para muchos…..aunque, por supuesto, habrá tambien el que quiera negativizarlo todo….y para estos es mucho mas difícil aceptar una opinion distinta de la de ellos.
    Por lo demas, tambien tengo que agradecer todas las opiniones de mis amigos de ATRIO, aun las que no están de acuerdo con las mías porque ¿no pedimos siempre el bien que conlleva la democracia? Pues esto es un ensayo…de que esto si se puede lograr, a pesar de la dificultad….Solo los pueblos que pueden dialogar, sin llegar a la pasion de la violencia, pueden progresar…y por tanto tambien lo que pedimos se puede realizar dentro de las filas de los miembros de nuestra Iglesia..
    Por otro lado, Honorio, pido perdón si con mis citas y mis palabras te ofendí…siempre he dicho que trato de hablar “en general”, nunca ad personam……porque éste no es mi estilo…Siempre he admirado la forma en que escribes…y me gusta mucho el enfoque que le das a muchos aspectos de los que planteas…a pesar de que no coincidimos en algunas cosas….Con respecto a la exégesis en que tu me sitúas como anterior al Vaticano II te diré que yo viví y vivo en el Vaticano II. Con respecto a la Eucaristía el Concilio no se aparta de la tradición constante de la Iglesia y asi en su “Constitucion sobre la Liturgia” dice que “Cristo está siempre en la Iglesia, sobre todo en la accion litúrgica. Está presente Cristo en el sacrificio de la Misa, sea en la persona del ministro “ofreciéndose ahora por ministerio de los sacerdotes el mismo (Cristo) que se ofreció entonces en la cruz”, sea sobre las especies eucarísticas. Está presente con su virtud en los sacramentos de modo que cuando alguien bautiza es Cristo quien bautiza…etc.” porque el Concilio Vaticano II no anuló ni la tradición apostólica ni tampoco lo contenido en el Nuevo Testamento sino que lo expresó de una manera “mas clara y asequible” para todos…como una puesta al día de la verdad promulgada por Cristo…Por eso una exégesis que se salga de la verdadera tradición apostólica y prescinda de los padres apostólicos y del Nuevo Testamento no está fundamentada en el cristianismo, ni en el Vaticano II…sino que es una especie de gnosis subjetiva….que siempre fue rechazada por la Iglesia de Jesucristo….Pero no solamente hay esta para-teología y esta exégesis marginal que ha surgido en los ultimos tiempos sino que tambien y existe una abundante exégesis y teología que se funda en la tradición de los Apostoles como ha venido sosteniendo el magisterio desde “el principio” y asi por citar algunos tenemos a Peter Stuhlmacher, Joachim Gnilka, Rudolph Pesch, Photina Rech, Rudolph Schnachenburg, Holger Zaborowski, Christoph Schonborn, Pierre Grelot etc. etc.  Convendría, Honorio, que tambien leyeras a estos autores…pues para poder llegar a la verdad tenemos que poner en la balanza todas las opiniones que tenemos disponibles…porque si no, podemos ser parciales…y podemos vendernos y rendirnos a un reduccionismo muy estrecho..que no nos deje “abrirnos” completamente a lo que buscamos….
    Por lo demas, Honorio, no te preocupes, tambien yo considero indigno acercarse a comulgar si he defraudado a mi empleado, si he caído en la injusticia, si he sido indiferente ante la pobreza que me rodea, si no he ayudado a quien podía hacerlo fácilmente…La omisión no fue debida a una exclusión voluntaria y especifica sino que solamente quería explicar que los que a sabiendas están de “espaldas al bien” de cualquier manera deben reformarse, o al menos, tener una intencion efectiva de hacerlo, antes de acercarse al sacramento del amor..en ningun momento quise hacer de mi lista algo limitado…todo lo contrario…yo creo que los pecados de injusticia y de desprecio y de odio al prójimo son los mas graves…Por lo demas, para nuestras faltas ordinarias nadie puede dudar de que cualquie acto de amor puede reivindicarlas…yo usé lo de “leve” para distinguir la gravedad del “estado del mal”..que se refiere a un mal espiritual bien serio.
    Román, agradezco tambien tus palabras….Como dice Antonio D. no  hay aquí ninguna exclusión.Tu aportación a este diálogo es tan importante como la de cualquiera de nosotros…todos formamos parte de la gran familia humana…La cuestión es como lograr que nos volvamos mucho mas coherentes con nuestra verdadera condición…Creo que la comunicación siempre ayuda….siempre podemos revisar nuestras posturas….y profundizar en la fe gratuita que recibimos….Ya sabemos que este es el camino..y que un día llegaremos al fin
    Un saludo cordial    de Santiago Hernández  

  • Iñaki S:S,

    Amigo Honorio, se ve que has tocado un tema candente. Zorionak. ATRIO está realmente animado. Me sumo al debate, desde mi ignorancia siempre atrevida.
    Hace sesenta años me encantaba el gregoriano y no me sonaban del todo mal, probablemente sin entenderlas demasiado bien, pláticas como las de nuestro educadísimo y paciente amigo Santiago.  Confieso humildemente que me gusta leerle. Hoy en día, en pleno siglo XXI, me sigue gustando mucho el gregoriano, pero el discurso de nuestro amigo, en torno al Cristo de la fe, me parece que encierra demasiada fantasía. Es mas, no me escandalizo demasiado cuando alguien cataloga de hechicería, a la liturgia eucarística católica.
     
    Por mucho que se repita, una y mil veces, que la Eucaristía es vida y vida abundante. O  se amenace con la condenación….por comer y beber el Cáliz del Señor indignamente, el mensaje resulta ininteligible y no cala. Llegan mucho mas lejos los escándalos de quienes SI comen y reparten todos los días el, en teoría, pan de amor, fraternidad y vida, sin que a ellos les haga demasiado efecto. ¡Que suerte el poder consolarse aferrándose a la parábola de la oveja perdida!.
     
    El dios en el que no puedo dejar de creer es el que nos descubre, siempre entre brumas, la figura del Jesús histórico. Un dios que nunca me da la espalda,  aunque me cueste verle encarnado en las personas necesitadas de mi entorno. Un dios al que  no pocas veces, mas o menos conscientemente, sea yo quien le da la espalda  encerrado en  pequeños egoísmos. Pues bien, este dios al que trato de seguir a mi manera no está, o al menos yo no le encuentro, en los mas o menos monumentales templos-museo, cada vez mas destinados a acoger visitas turísticas. Lo cierto es que ni el incienso, ni el gregoriano son capaces de impedir que las celebraciones eucarísticas, se nos vayan quedando sin alma. La solución no puede estar en encerrarnos en un túnel del tiempo dirigido hacia el pasado. La evolución de la Humanidad no va por ahí.

  • Antonio Duato

    Comprendo, Román, que las palabras de Santiago calen hondamente en ti y sean un alivio respecto a tanta secularización, a veces radical, que encuentras en el colectivo de ATRIO, incluso en quienes se manifiestan seguidores de Jesús. Que ya he dicho que no hay que atribuir esta condición de cristianos ni siquiera de aprendices a cristianos a todos los intervenientes o al colectivo en sí, que no es confesional, aunque acoja estas vivencias de fe como son las eucaristías.

    Pero no dudes de que Santiago tiene cabida en ATRIO, aunque sus pláticas, siempre fundadas en la teología y espiritualidad más tradicional, no calen en muchos de nosotros. Pero él siempre ha sido paciente y hasta amable con quienes más contradecían su manera de pensar. Y nunca ha insultado o declarado hereje a quienes no concordaban con él.

    También tú estás expresando libremente en ATRIO tu manera de presentir cómo debería ser una Iglesia más auténtica, con un laicado mayor de edad. Y tienes un sitio en ATRIO. Pero, si quieres continuar, te ruego ser paciente y respetuoso con otras maneras de pensar y no confundas el ser minoría (en otros foros serías tal vez parte de la mayoría o incluso te tratasen de hereje) con el ser excluido. De eso nada. Lo que tenemos que hacer todos es escuchar a los demás y no manifestar queja si nos parece que los demás no nos escuchan o asienten suficientemente a nuestras maneras de pensar. Paciencia, por favor.

  • ana rodrigo

      “Todos tenemos todo el derecho del mundo a definirnos a nuestro más libre albedrío, por supuesto, y la obligación de respetarnos y respetar nuestra forma de pensar. O sea que, mis respetos a todos, pero yo pienso como pienso”. (Honorio)
     
    “Yo no digo que un camino sea el bueno y otro el malo, cada cual camina por esta vida como puede”,(Ana)
     
    Román, ¿algo de esto te hace pensar en exclusión? En qué se basa tu “por favor” y otras susceptibilidades?

  • Román Díaz Ayala

    La mesa está servida.
    Ahora falta saber cuántos comensales pueden participar.
    ¿Hay sitio para Santiago y para mí en Atrio?
    ¿Resultamos insultantes?
    Ya no pido comu-unión,
    solo un poquito de, por favor
     
    roman

  • h.cadarso

      Amigo Santiago, amigo Román: Pilar, Ana Rodrigo, Inmaculada, María Luisa, Oscar Varela, por nombrar algunos, han expuesto ideas y criterios muy alejados de los vuestros. Por mi parte, me suenan como un poco discordantes los criterios que Santiago nos da sobre acercarnos a la mesa del altar libres del pecado de mentira, calumnia, venganza, lujuria, adulterio…; los pecados relativos al dinero y a nuestro necesario compromiso en la lucha contra la injusticia, el hambre, el desorden social, no aparecen en tu enumeración…¿por qué?
      Pero aún me suena peor tu forma de leer y entender los textos relativos a la Eucaristía, desde una óptica muy pero que muy anterior al Vaticano II y a la lectura que hoy hacen la mayoría de los exegetas bíblicos. O tus explicaciones teológicas de las faltas veniales que se nos perdonan por el hecho de comulgar…
      Mi texto introductorio denuncia que el lenguaje y los mensajes visuales y sonoros de las misas alejan a la mayoría de la gente de participar en reuniones que para ellos resultan vacías de sentido, anacrónicas y esotéricas…Diríase que te empeñas en mantener ese mismo lenguaje y en imponer al personal el amén reglamentario y la obediencia ciega, la fe del carbonero entendida en el sentido más alienante que puede entenderse.
      Todos tenemos todo el derecho del mundo a definirnos a nuestro más libre albedrío, por supuesto, y la obligación de respetarnos y respetar nuestra forma de pensar. O sea que, mis respetos a todos, pero yo pienso como pienso.

  • ana rodrigo

    Ya han aparecido las dos maneras de entender la religión cristiana, su lenguaje, su traducción a la vida, la distinta lectura de los textos calificados como “sagrados”,  las creencias, los dogmas inalterables, el tomar como referencia a un pueblo de hace tres mil años con todo su bagaje religioso, con sus ignorancias, sus costumbres, como si la humanidad no se hubiese movido!…, etc. etc.
     
    Por un lado se evidencia la “teología” del pecado, de la culpa, de la salvación que alguien, Jesús, nos trae, el que es él el que quita el pecado del mundo, el que muere por nosotros para redimirnos del pecado (¿de qué pecado?), el que es él el que nos salva (¿de qué?), etc. etc.
     
    Y por otra parte, estamos quienes vemos la vida en sí misma, a nosotr@s como sujetos de nuestros actos, como salvadores de nuestras miserias, como responsables de nuestras equivocaciones, como gestores de nuestros actos, sin culpabilidades serviles hacia alguien que nada sabemos de él, Dios, como personas conocedoras de nuestros límites, intentando superarnos sin esperar que las soluciones nos vengan de fuera, pero que, como cristian@os, tenemos un referente vital a Jesús, que nos presenta a su Dios como el Dios de la vida, no como el Dios que nos ve como pecadores que necesitamos humillarnos ante él. Pienso que Jesús hizo otro planteamiento del Dios en el que él creía.
     
    Yo no digo que un camino sea el bueno y otro el malo, cada cual camina por esta vida como puede, pero analizado racionalmente, pienso que un ser humano hecho polvo ante nadie o sometido a fuerzas externas, sea el dios que sea, es una anomalía teológica y una contradicción con la autonomía humana, con la existencia del ser humano capaz de gestionar su conducta sin culpas ni perdones divinos. ¡Menudo Dios sería aquel que se ofende porque nos hiciera tan limitadas y pecadoras…, uf! Quien crea en estas cosas podría preguntarle a ese Dios que se dice omnipotente y todopoderoso porqué no nos hizo un poco más rematadas en cuestión de bondad y con capacidades de vivir con menos penalidades y miserias. Ya sé la respuesta, pero allá cada cual con sus creencias en cuestiones tan poco racionales.
     
     
    Ya sé que esto suena a herejía, ¡qué le vamos a hacer!, a Jesús no lo salvó ni Dios, él luchó por la dignidad humana propia y ajena, y lo mataron los poderes humanos que estaban en otra concepción del ser humano.

  • Román Díaz Ayala

    Gracias, Santiago,
    muchas gracias.
    Tus palabras han calado muy hondamente en mí.
    Cuando empiezas por recordar que la Eucaristía es vida y que Jesús es fuente de vida pensé inmediatamente en Juan capítulo siete, donde el apóstol reagrupa teológicamaente los temas en torno a la fiests y Jesús se nos presenta como fuente de vida. (Si alguno tiene sed que venga a mí y beberá….”)
    La sangre de Jesús derramada es un hermoso repaso por Lucas 22, Maarcos 14,32.34, Mateo 26
    Y esa vida en plenitud es el mensaje de Juan en su Evangelio y en sus otros escritos: (o quizás la escuela de Éfeso también dando los últimos retoques) “Yo he venido para que tengais vida, y la tengais en abundancia”…
    Luego ese fino toque sicológico que expresas: –   la conciencia de culpa,  escomo el percatarnos de “nuestra verdadera ausencia de amor” que nos hace sentirnosdesnudos ante la presencia de Dios. La ausencia del amor es lo que define nuestra culpa. y nos impide la intimidad con Dios.
    Luego nos recuerdas que Jesús es el cordero que quita el pecado del mundo, como lo expresa el Bautista ( Juan 1,29) y su discurso llamando al arrepentimiento, para que nuestra conversión sea sncera,
    una conversión del corazón,
    en línea con el profetismo de Israel.
    Pablo no hace otra cosa que “citar”, lo que ya sabe la comunidad, y que ha oído y practica por parte de los apóstoles ( citas del Evangelio up supra)
    Haces bien en recordarnos que podemos incurrir en falsas conversiones, porque es el mayor atentatado a la unidad.
    La Eucaristía . la mesa del Señor es un ACTO FRATERNAL AUTENTICO, y sin esa fraternidad no existe la Comunidad,
    aunque nos sentemos todos/as a la mesa del Señor.
    gracias nuevamente, hermano, creo que vas muy en línea con lo que el Señor está demandando de nuestra ansia de renovación.
     
    roman
     

  • mª pilar

    Santiago:

    ¡Es que no es a Pablo de Tarso a quien hay que leer y escuchar! (no solo a él, ni como centro de enseñanza)

    Ni siquiera conoció a Jesús; y el problema de los conversos suele ser ese, que:

    “Son más papistas que el papa” (dicho popular)
     

    ¿Por qué no vamos  a la fuente? yo se lo diré:
     

    Porque la fuente es mucho más exigente a la vez que mucho más normal y natural, que cuantos hablan de Él y de su Mensaje.
     

    Pablo añadió tanto al mensaje de Jesús, que hay escritos que no deberían ser leídos en la asamblea, si no son explicados.
     

    Cada cual, quiere redondear lo que dijo, poniendo lo que piensna al respecto… y eso es, lo que nos  ha llevado donde tristemente estamos:
     

    ¡En un caos desolador…!
    Muy lejos de su sentido primero que es:

    ¡Vivir de otra manera!
     

    Y Jesús no derramó su sangre para redimirnos de nada, sencillamente:
     

    ¡¡¡Lo mataron porque les molestaba!!!
     

    Jesús ¡sí! entregó la Vida, porque había hecho lo que el buen sembrador:
     

    ¡Había dejado la tierra preparada y en sazón!
     

    El resto es trabajo de cada cual, como decide vivir y ser; no hay que encorsetar tanto las cosas, es más sencillo; porque seguir su proyecto en plenitud, no necesita de tanto boato, rito, mandato…
     

    “Amarás al Señor tú Dios: Con todo tu corazón, toda tu mente, todo tu ser…

    Yyyy al prójimo como a ti mismo”

    En esto se encierra toda la ley y los profetas.
     

    Pero los salvadores humanos, necesitan sus chiringuitos, la obediencia ciega, el que no piensen para así seguir las instrucciones de quienes mandan.
     

    Hemos llegado a tal grado de ocultismo y despiadado montaje, llevando al servilismo más absurdo, no dejando pensar, amenazando, dando órdenes porque sino…
     
    ¿¡No se salvarán?!
     
    ¿Pero quienes somos los humanos para enmendarle la plana a la Esencia de la vida?
     

    El Templo “sagrado de Jerusalén” cayó, y jamás se reconstruyó… quizá pueda suceder algo semejante en nuestros corazones que nos haga abrir las puertas de par en par y recibir el aire nuevo que nos llega desde:

    ¡La Buena Noticia!
    mª pilar

  • Santiago

    Muy interesantes TODOS vuestros comentarios….estoy de acuerdo con que la Eucaristía es ¡vida~!….y ¡vida abundante!…porque es la fuente donde bebemos…los que queremos seguir un poco mas cerca al Jesus que dijo que su cuerpo “sera entregado” por nosotros…y su sangre sería “derramada” para la “remisión de los pecados”!….Cristo, admirable psicólogo, profundo filósofo, que nos enseña el camino para vivir la vida “a plenitud”, quiso lo mejor para nosotros….y comprendió que al ser humano le hace falta amor constantemente y que le consume la culpa y el remordimiento y el mal que, muchas veces, no queremos hacer …que se le perdone sus caídas…y que se le rehabilite de nuevo para encontrar ese amor infinito…que es el único que puede saciarle…Por eso EL es el que “quita el pecado del mundo”…lo quita de nosotros…y nos da fuerza para no volver a caer en la misma adicción, la misma falta, la misma debilidad, el mismo odio, el mismo resentimiento, la misma mentira, la misma maldad….Yo, que quiero siempre ir a las fuentes, me remonto a solo unos años despues de la muerte de Cristo y veo que Pablo de Tarso, doctor de ley, converso súbitamente al cristianismo segun el mismo relata, dice: “Porque cuantas veces coméis de este pan y bebéis de este caliz, anunciáis la muerte del Señor, hasta que venga. De suerte que quien comiere el pan o bebiere el caliz del Señor indignamente, reo será del cuerpo y de la sangre del Señor”porque “si no discierne el cuerpo del Señor, come y bebe su propia condenación”.(1 Cor.11,26-39)…por eso la Iglesia ha querido que nos acerquemos al “banquete eucarístico” y “fraternal” con la mayor sinceridad posible…Esta sinceridad y honestidad ha de ser “efectiva”…porque no basta decir ¡Señor, Señor!…… sino que he de arrepentirme “realmente” de mi mentira, de mi crimen, de mi calumnia, de mi venganza, de mi lujuria, de mi adulterio etc. etc….pues estas no son faltas pequeñas…sino que “su gravedad” se mide por el mal que ha producido, ya en mi, ya en los demás que me rodean…porque solo por estas “gravedades” S. Pablo amonesta que no debemos recibir el cuerpo de Cristo “indignamente”…porque entonces nada nos aprovecharía…. y sin un “acto formal” y “serio” como es el recibir el sacramento de la Penitencia sin un decidido propósito de intentar la enmienda….creo que trivializaremos mucho mas este acto fraternal del banquete “eucarístico”…De otra manera, es sabido que el sacramento de la Eucaristía perdona las faltas leves por el mismo sacramento…que produce “per se” un aumento de la gracia….. por ende un aumento del amor a Dios y a nuestros hermanos….
    Y hay que recordar que en la última cena y antes de la institución de la Eucaristía, Cristo se dirige a sus discípulos con estas palabras: “Quien se ha bañado , no necesita lavarse sino los pies, pues todo esta limpio. Vosotros estáis limpios, pero NO TODOS” Y dice el Evangelista que era porque Cristo: “Sabía, en efecto, quien iba a entregarle; por eso dijo: “NO TODOS estáis limpios” (Juan 13,10) (Las mayúsculas son mías)
    El seguimiento mas cerca de Cristo ha de ser un compromiso formal..porque si no, “la comedia humana” continúa hasta en el templo…Cristo quiere nuestro corazón sincero y honesto…al menos quiere que nos lleguemos a El con lo mejor de nosotros, que será sin duda nuestra propia sinceridad en querer imitarle..porque imitándole es como llegaremos al amor del Padre y al amor verdadero que recibiremos, y que la vez, daremos a los que nos rodean…Cristo nos llama a todos a la “mesa”, es un llamado universal….El es el que quiere acercarse…. pero es una decisión nuestra…depende de nosotros que respondamos a esta llamada porque es asequible y posible a cada uno de nosotros para poder penetrar en el misterio del sacramento del amor……un saludo cordial      de Santiago Hernández 

  • ana rodrigo

    Me gustaría rebobinar unos siglos atrás para ver las cosas sin nubes intermedias que puedan hacernos ver cosas que la historia las dijo en unas circunstancias y quedaron fosilizadas en creencias religiosas intocables en todos sus aspectos independientemente del grado de importancia que el mensaje llevase.
     
    Es cierto que desde el principio del cristianismo las primeras comunidades cristianas se tomaron muy en serio la última cena de Jesús con el discipulado para despedirse de ellos y de ellas, que también estaban allí.
     
    ¿Y que era esa cena sino la celebración judía de la Pascua con sacrificio de animales incluidos y recuerdos de la historia judía? Esa comunidades cristianas primeras estaban compuestas por judíos/as que siguieron con la costumbre judía de la cena, cambiando al cordero por Jesús, a la comida del cordero por el cuerpo de Jesús, a la cena última de Jesús por la celebración central en el cristianismo (al igual que lo era la cena pascual judía), a ocultar la presencia de las mujeres para configurar (inventarse?) un sacerdocio patriarcal-masculino, que sospecho Jesús nunca tuvo en su cabeza; y así sucesivamente.
     
    Somos más judaizantes de lo que sospechamos. Quien tenga curiosidad por este tema puede leer el libro “El verdadero Evangelio de Jesús” de Geza Vermes. Un autor nacido judío, bautizado por sus padres en el catolicismo para ver si ellos se libraban del holocausto, cosa que no consiguieron, que fue religioso católico (no recuerdo en qué congregación), y que después se volvió al judaísmo, que fue profesor de la Biblia en la universidad de Oxford y autor de numerosos libros.
     
    Quizá si nos desjudaizásemos un poco, podríamos vivir al Jesús universal, actualizado, con palabras y ritos más próximos a nuestra sociedad y a nuestro tiempo. Desmitificaríamos unos ritos petrificados y, al mismo tiempo, sacralizados in eternum, solamente porque los vivió un pueblo, el judío, y, posteriormente unos grupos judíos que los transmitieron a otros grupos, no judíos, como palabras, voluntad y hechos de Dios a favor de un pueblo y beligerante con otros pueblos, un Dios encasillado en un pueblo pequeño y que, por circunstancias coyunturales de la historia, un emperador universalizó dicha religión. Y ahí nos hemos quedado… ¿Cómo van a interesar estas cosas a la juventud actual? Los fósiles para los museos, la historia para dinamizarla.

  • oscar varela

    Hola
     
    Te leo:
    – “Que el Espíritu Santo nos ayude a sacar nuestras propias conclusiones y a entender que quizás lo más importante y verdadero es realmente adorar al PADRE en espíritu y en verdad.”-

    Te interpreto:
    – “Que el ELAN VITAL nos ayude a sacar nuestras propias conclusiones y a entender que quizás lo más importante y verdadero es realmente HACER LO QUE TENEMOS QUE HACER.”-


    DIOS no puede ser sinoLO QUE TENEMOS QUE HACER”; “NUESTRO PROGRAMA INDIVIDUAL DE VIDA”


    ELAN VITAL es “LA VOCACIÓN DE NUESTRA ALMA SENTIMENTAL”.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    P.D.:

    Se me escapó decir en mi comentario anterior, que ante tantas dudas e inquietudes, para mí, es más  importante tomar la EUCARISTíA  como ACTO de   COMUNIÓN FRATERNA,  como el  ENCUENTRO entre HERMANOS, en nombre de JESÚS …El sentido de ASAMBLEA de CREYENTES que se conocen, que comparten una VIDA, un lugar que significa el estar reunidos con un objetivo común: la FE, la ESPERANZA y el  AMOR. Yo asisto a Misa, ya por tradición familiar, los Sábados, y trato de darle ese significado,  para SENTIR, sobre todo, lo  que  dice el EVANGELIO: “donde dos o tres están reunidos en mi Nombre, allí estoy yo, en medio de ellos”…Y lo dice, Jesús…

    María Luisa M.

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    P.D.:

    Se me escapó decir en mi comentario anterior, que ante tantas dudas e inquietudes, para mí, es más  importante tomar la EUCARISTíA  como ACTO de   COMUNIÓN FRATERNA,  como el  ENCUENTRO entre HERMANOS, en nombre de JESÚS …El sentido de ASAMBLEA de CREYENTES que se conocen, que comparten una VIDA, un lugar que significa el estar reunidos con un objetivo común: la FE, la ESPERANZA y el  AMOR. Yo asisto a Misa, ya por tradición familiar, los Sábados, y trato de darle ese significado,  para SENTIR, sobre todo, lo  que  dice el EVANGELIO: “donde dos o tres están reunidos en mi Nombre, allí estoy yo, en medio de ellos”…Y lo dice, Jesús…

    María Luisa M.

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    HOLA!
    Importante tema.
    Comparto ciertos planteamientos del autor, de algunos   comentaristas y expreso algo más, como inquietudes, preguntas, dudas, cuestionamientos… Puntualizo, para no alargarme demasiado.
    1)      Somos mucha gente dudando, desencantad@s y  cuestionando algunos aspectos de la Liturgia, yo diría, no sólo del  Sacramento de la Eucaristía, sino de todos en general…Si  repasamos el origen y sentido de cada uno, seguro que siempre nos quedarán algunas preguntas que hacernos y alguna incertidumbre que “resolver”…
     
    2)      En el caso de la Eucaristía, me llama la atención y dudo, por ejemplo,  el por qué  existe casuística para que algunas personas no puedan comulgar…Si la Misa es un “Banquete”: ¿quién asiste a una Cena para luego no comer?…  Y me planteo:  en la última cena que  Jesús tuvo con los apóstoles, que se toma como la instauración de la Eucaristía como Sacramento, estuvo presente también como apóstol, Judas, de quien se dice el Traidor que vendió a Jesús por 30 monedas…Al comentario de Jesús, diciendo: “alguno de vosotros me va a entregar a las autoridades”…todos reaccionaron, y algunos angustiados, preguntaron : “¿seré yo Maestro?”…A lo que Jesús responde: “ el que moja su pan en mi plato, ese es…”, y era Judas…Quiere decir que Judas, el Traidor, comulgó, ni más ni menos que en esa  Eucaristía celebrada por el mismo Jesús, comiendo de su mismo plato…¿Qué pecado mayor puede haber sido ese de traicionar al mismísimo Jesús, con todo lo que implicó esa traición?…¿Por qué, entonces, hay tantas restricciones para que algunas personas, dadas ciertas situaciones de sus vida, que son muchos casos (que podrían particularizarse, pero sería muy larga la exposición),  puedan comulgar? No le encuentro sentido a que una persona vaya a una comida y no coma.  Es como así de simple.
     
    3)      Se pone también como restricción para comulgar que el que no se haya confesado ( la Confesión es otro Sacramento también muy cuestionado por gran parte de la feligresía) no puede comer el Pan Eucarístico, que según se interpreta por todo ese fenómeno de “transubstanciación” (¿?) es el mismo Jesús… entonces:  si en la Liturgia de la Penitencia (que se celebra en la primera parte de la Misa), el  pueblo de Dios (TODOS) reconocemos nuestros pecados, rezamos el “Yo pecador” y el Sacerdote da una absolución general, con esa Oración: “el Señor, tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados…” : ¿por qué,  a pesar de todo ese ceremonial, no puede comulgar  cualquier persona que no  haya confesado personalmente a un sacerdote sus pecados?  ¿Se duda acaso, de la “efectividad” de la liturgia penitencial general, que se realiza dentro de la misma Eucaristía? ¿Qué sentido tiene entonces la absolución  en esa parte de la Misa?
     
    4)      Quizás vale que  reflexionemos un poco en lo que Jesús le dice a la Samaritana ( Evangelio de Juan 4:15-26):
    4:21 Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre…
    4:22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos…
    4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad…
     
    Que el Espíritu Santo nos ayude a sacar nuestras propias conclusiones y a entender que quizás lo más importante y verdadero es realmente adorar al PADRE en espíritu y en verdad.

    PAZ y BIEN
    María Luisa
     

  • ana rodrigo

    Bueno, amigos y amigas, ya me encuentro de nuevo en atrio (sin las incomodidades del mini teclado del Smart), cual asamblea “eucarística”, compartiendo ideas, experiencias, coincidencias y discrepancias, y, siempre con la alegría de estar entre amigos y amigas.
     
    He pasado unos días en mi pueblo de origen y me atrevo a contaros algunas cosas en relación con el tema que nos trae ocupados en este hilo.
     
    Las misas en mi pueblo son del estilo de lo que narra Honorio con tantos matices como lugares, costumbres o curas haya. Las misas dominicales son lugares de encuentro de todas aquellas personas, la mayoría, que, resultado de la emigración, vuelven y se encuentran en la misa. Para la gente que vive habitualmente allí, son lo que sean, pero deben tener algún significado “útil”, ya sea de tipo mágico, ya sea de religiosidad popular básica, ya sea de rutina, ya sea por costumbre. Eso sí, me refiero a gente no joven, porque la gente joven difícilmente se ven en estas misas.
     
    Todas estas personas “encargan” misas por sus difuntos/as respectivos a las que acuden en solidaridad mucha gente. ¿Se trata, pues, de solidadridad?
     
    Las lecturas del AT, que nunca se omiten, son auténticos relatos de terror, violencia, costumbres arcaicas, etc., leídos como si Dios tuviera algo que ver con dichos relatos, sin  hablar de las lecturas del apocalipsis sin una exégesis adecuada. Pues la gente “traga” todo lo que escucha, y “hasta luego…”
     
    Yo ya he contado en otras ocasiones que a las eucaristías que acudo son reuniones de una comunidad que sabe discernir, que es consciente de a qué va y da sentido a lo que se hace, se dice o se celebra y que nada tienen que ver con lo que relato.
     
    Desde otra perpectiva, en verano tenemos la costumbre familiar de reunirnos toda mi larga familia en el pueblo en torno a una barbacoa, y con ese pretexto se cultivan muchos aspectos de alegría, de recuerdos, de consolidación de lazos familiares que la distancia podría ir enfriando, en fin una asamblea familiar muy humana y muy constructiva.
     
    Y un último ejemplo. Tengo un nieto de cinco meses que entiende de gestos, y cuando le digo con el corazón de abuela que se me sale por la boca “que te como”, el niño se parte de risa. Un día me pongo muy seria y le digo “no te voy a comer, te voy a zampar” y el niño se pudo a llorar. Tendrá algo que ver esto con eso de “comer” el cuerpo de Jesús?
     
     
    Conclusión de todo lo dicho anteriormente: la eucaristía tiene muchos matices, unos para desechar, otros para condenar por muchas razones, y otros aspectos que crean comunidad, que favorecen la convivencia y, en general, que la vida se refleja en y/o al margen de una eucaristía, y una eucaristía puede y debe ser el reflejo de lo que es la vida.

  • Román Díaz Ayala

    Yo, que suelo aceptar como verdad, todo aquello
    que me ayuda a dar un nuevo paso  en la vida,
    y  desconfiar de los discursos que no traspasan mi cortex cerebral para llevar a mi corazón,
    apelo a la buena conciencia, y ésta me dice,
    que debemos defendernos de más expoliación y mantener el “vinculo de la paz” que significa la reunión o asamblea del pueblo de Dios para celebrar los benefecios del Señor.
    La Liturgia, el culto a Dios, y su momento cumbre de la Eucaristía, se la ha apropiado la clase clerical y mantienen al pueblo de Dios como meros espectadores pasivos (Mudos espectadores decía Pío XI)
    El Concilio vino para arreglar ese estado de cosas,
    pero ahora se dicen las mismas cosas de la Misa que hace sesenta años.
    Luego, ¿donde situar el problemsa?
    ¿En la Pastoral lítúrgica restaudada después del Concilio?¿En buscarle un nuevo valor teológico a la Misa?
    o en una profunda reforma del Pueblo de Dios?
    reforma que amplie, no sólo la pastoral litúrgica, los conceptos teológicos heredados sobre la Misa, sobre la clase sacerdotal mediadora,  sino principalmente,
    en un nuevo concepto eclesial, sobre nosotros/as  mismos/as, en una clara teología del laicado.
    ¿pido mucho?
    roman

  • mª pilar

    Para Santiago:

    Según todos los estudiosos de la Biblia (no solo cristianos) la carne en la historia del pueblo de Israel, sus conocimientos, sus idioma y lenguas, sus sabios, maestros, rabinos etc….

    Quería decir:    ¡¡¡Vida!!!

    Entregaba su Vida, y desde ella nos alimenta, anima, espolea… nos enseña a vivir de otra manera.

    Por eso escandalizó tano su enseñanza, porque salto con autoridad (a la que creían) por encima de todo lo que llevaba al ser humano a la esclavitud que enseñaban y hacían sus representantes y a la lejanía de lo que enseñaban y hacían, con la promesa que el pueblo intentaba seguir, de aquí cuando les dijo expulsándolos del templo:

    “.-¿No está escrito: < Mi casa ha de llamarse casa de oración para todos los pueblos >?
    En cambio, vosotros la tenéis convertida en una cueva de bandidos.”
    Se enteraron los sumos sacerdotes y los letrados y buscaban una manera de acabar con él. Mc. 11, 17-18.
     

    Si llevamos la interpretación de la Escritura a raja tabla, al menos habrá que conocerla, sobre todo desde la mente, costumbre, lenguaje historia del pueblo de Israel.

    mª pilar

  • Santiago

    Pero la esencia de la Eucaristía no reside en la homilía, ni en las ceremonias, ni en la congregación, ni en el cura…sino en el mismo Cristo….Sus mas allegados…los mas íntimos..los que le seguían transmitieron sus palabras: “Yo soy el pan vivo bajado del cielo. Si alguno come de este pan, vivirá eternamente” y el pan que yo daré es la carne mía para la vida del mundo” (Juan 6,51)….y los judíos SI que lo interpretaron a Jesus literalmente pues murmuraban entre ellos: “¿Como puede éste darnos a comer su carne?”   Pero Cristo no le dijo que estaban interpretándole mal porque prosigue ademas: “En verdad, en verdad os digo, si no coméis la carne del Hijo del Hombre y si no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tendrá la vida eterna y yo la resucitaré en el último día. Porque mi carne es verdadero alimento y mi sangre verdadera bebida. Quien come mi sangre y bebe mi sangre, mora en Mi y yo en el” (Id. 52-53)…..Nadie puede hablar mas claro y Jesus sabía lo que estaba diciendo, pues tampoco hay documentación de que el rectificara esta doctrina de la Eucaristía sino que sigue en este diálogo afirmando lo que había dicho y sabiendo que para los oídos judíos eso de comerle la carne a uno y beberle la sangre era algo completamente “insólito” por no decir blasfemo, por eso “muchos de sus discipulos dijeron: DURA es esta doctrina; ¿Quién puede oírla?…Sin embargo, todavía Cristo insiste, porque seguía la murmuración y les dijo: “¿Esto os ofende?…las palabras que yo he dicho son espíritu y vida…..y desde entonces muchos de sus discipulos se volvieron atras y ya no querían andar con El” (Id.60-64)
    Por eso esa promesa se cumplió, es decir, la cumplió el mismo Cristo poco antes de morir al dejarnos el Memorial de su Pasión cuando dijo “Comed mi cuerpo…que será entregado por vosotros”…..y tambien bebed mi sangre..que será derramada por vosotros”……Repetid esto en mi memoria”…..No solamente los Evangelistas relatan las palabras centrales de este sacramento…sino que Pablo recoge este tradición que es el centro del cristianismo…puesto que Cristo es el fundamento de todo..y en su carta primera a los Corintios Pablo describe perfectamente lo que El ha recibido, lo que le transmitieron los Apostoles (1 Cor 11,23-26)…que morirían poco despues sosteniendo esta verdad de la Iglesia….Esta, la Iglesia, no tiene la potestad de cambiar el deseo de Jesus que decidió quedarse entre nosotros por medio de la presencia sacramental en la Eucaristía..Las palabras de Cristo son suficientes para explicar esta presencia y sabemos que este ha sido el misterio central de la Iglesia desde el primer siglo…que es una tradición constante….que no ha cambiado…nii puede cambiar.
    Y el que “bebe en la fuente” que es la Eucaristía participa en el amor de Cristo que se entregó por nosotros derramando su sangre…y nosotros por supuesto amaremos lo mismo que Cristo amó que fuimos todos….Por eso la Eucaristía no puede ser un acto individual….sino un desborde del mismo amor de Cristo por toda la humanidad viviente…
    Por supuesto, no todos los que van a Misa pueden o quieren participar en este misterio….No todos los que están allí tienen esa intención…Sin embargo, la Eucaristía ha sido la fuente de verdadera santidad y el camino de millones de personas que han querido seguir a Cristo mas de cerca….amandolo a El…y amando a sus semejantes….porque el Evangelio no solamente es informante sino que es “transformante”…Las estructuras humanas solamente las podemos cambiar si primero cambian los individuos….No hay virtud colectiva…hay que empezar por la virtud en los individuos….y despues podremos hablar de cambio     un saludo cordial   de Santiago Hernández

  • Antonio Vicedo

    No me importa tanto, desde hace ya mucho tiempo, lo que técnicos más avezados en exégesis puedan aportar sobre aquellos pasajes evangélicos con los que en la Iglesia se relaciona sacerdocio, sacrificio y comunión material entre Jesús y nosotr*s, como en situar mis vivencias sacramentales sobre el HACED ESTO EN MEMORIA MÍA, dentro de la consideración simple y profunda  de cuanto enmarca  lo de (JU.VI).:-“Si no coméis la carne y no bebéis la sangre de este Hombre, no tendréis vida en vosotros” y lo del silencio sobre ese comer y beber en la Última Cena (JU. XIII) y el hablar de : – “LOS AMO HASTA EL EXTREMO”…..”OS HE DADO EJEMPLO PARA QUE  HAGÁIS VOSOTROS LO MISMO QUE YO HE HECHO”…..”EN ESTO CONOCERÁN QUE SOIS DISCÍPUL*S MI*S EN QUE OS AMÁIS UN*S A OTR*S.”

    Y lo entiendo así porque AMAR no consiste en DAR lo que uno puede tener, sino en DARSE A SÍ MISMO en cuanto esto puede ser sin perder nuestro individual  ser real y concreto.

    Puede que esto nos sitúe en las mismas circunstancias en la que se vieron metidos quienes escuchaban a Jesús (JU.VI), pero también allí se narra con claridad y simpleza que hay modos de interrelación humana en la que la relacionalidad de la corporeidad humana no solo  se mide por leyes físicas o químicas., incluidas las del pan y el vino (concreción alimenticia) portadores del MISTERIO DEL AMOR.

    Lo triste y lamentable es que en las celebraciones del MEMORIAL DE JESUS haya quedado tan malograda la MEMORIA de lo que HIZO y RECOMENDÓ, sacralizando esas fundamentales incoherencias que empiezan por no tener en cuenta LO QUE TU HERMAN* TIENE CONTRA TI, antes de acercarse con las ofrendas y que termina con ” ¡IROS! ¡LA MISA HA TERMINADO!, cuando lo que LA MISA o MEMORIAL,como la vida, es una VIVENCIA DE AMOR PERMANENTE para que se concrete en EJEMPLO DE JESUS actualizado TESTIMONIALMENTE  por sus DISCIPUL*S.

    Por lo demás, muy de acuerdo con las críticas sobre modos, formas y contenidos de lo que se llamaba MISA y llaman ahora a aboca llena EUCARISTIA, sin que el significado real de uno y otro concepto y vocablos, tenga algo que ver con ese MEMORIAL =MEMORIA VIVA DE JESÚS.

    Otra cosa es el motivo  por los que cada uno tenemos para asistir, o no, a estas celebraciones, pues es muy extensa la gama de los mismos y el valor relativo que puedan implicar según las circunstancias personales en las que se apoyan.

    De la devota asistencia a Misa y consideración que de ello sacaba, tengo vivo el recuerdo de mi padre: “-FES EL BE I NO FASES MAL, I ALTRE SERMÓ, NO CAL”. O sea: HAZ EL BIEN Y NO HAGAS MAL. Y NO HACE FALTA OTRO SERMÓN.

  • Iñaki S:S,

    Hace unos cinco años me hice las preguntas que sugieren Inmaculada y Oscar, y respondí con un SI. Dejé de asistir habitualmente a esos lugares que no me torturan en absoluto, pero que me hacen perder el tiempo. Sigo yendo a funerales, diría que cada vez con mas frecuencia dada mi edad. Pues bien, resulta que de cada funeral salgo mas convencido de lo acertado de mi decisión. Allí solemos estar todos….menos el dios al que invoca el celebrante. Aseguraría que debe de andar por otros sitios. Quizá en cualquier oficinita de Cáritas y de otras muchas ONG, en las que puede llegar a sentirse el calor de su presencia

  • mª pilar

    Comparto que: Asisto a la celebración no de manera hbitual,  y asisto allá donde de alguna manera se ha cambiado mucho la manera de celebrarla.
     
    Todavía falta mucho para llegar a lo deseable.
    mª pilar

  • mª pilar

    Pienso mucho lo que has respondido Honorio, y vuelves a dar en el clavo:

    “La jerarquía piensa muchas cosas bien distintas de las que luego dicen y siguen enseñando… y es lo peor de todo ¡sabiendo que no dicen lo que piensan¡
     

    La transustanciación ¡ya no la llaman así…! (no recuerdo el nuevo nombre, sé, que es más complicado todavía) porque ya saben que el pan no es Jesús en cuerpo “presente” y el vino es su sangre:
     

    ¡¡¡Ya lo saben!!!
     

    Pero lo que nunca dicen es:
     

    Que cuando estamos reunidos en su nombre, porque le queremos, admiramos, intentamos seguir sus pasos; rememorándolo en esa pequeña parte de la liturgia que es la Palabra y el compartir el pan (mínima parte, porque el resto no tiene un sentido real de seguimiento a su proyecto).
     

    ¡Sí lo hacemos  presente en nuestros corazón, deseo, pensamiento!
     
     
    Y eso es lo que Él dijo  ¡no! que al compartir el pan (porque el vino se lo toman ellos solos) nos lo comemos, sino que repetimos la cena última que tuvo con sus amigos.
     

    Casi ninguna oración tiene que ver con el Mensaje que nos dejó; y no digamos las peticiones, se parecen a las plañideras… pidiendo, pidiendo  que todo lo haga Dios…
     
    ¡¡¡Dadles vosotros de comer!!!
     

    Todo es un sin sentido, comparándolo con la cena de Jesús con sus amigos; allá se dijeron cosas muy importantes, se hicieron gestos más importantes aún.
     

    Desmontar todo eso, requiere casi… demoler todo lo andado desde hace ya ¡tanto tiempo!

    Y cuando hablas con los que están más cercanos al cambio y sabiendo lo que piensan… se vuelven sordos, anodinos, distraídos… es, que si van abriendo las puertas, cambian las oraciones, hablan de otra manera:

    ¡Se les hunde el chiringuito!
     

    Y así, siguen teniendo toda la fuerza los más integristas, los que también lo saben… y trabajan incansables para mantenerlo a flote.

    Ejercen una fuerza inusitada y se adueñan de sus mentes de manera increíble, no logro comprenderlo cómo tienen tanta fuerza para dominarles así.
     

    Si comentas o pones alguna traba a lo que se hace… te vas quedando sola.
     

    No debe importarnos, pero tampoco creo que sea el camino de hacer daño a las personas que de ninguna manera quieren ¡ver-escuchar!
     

    Ni siquiera quieren escuchar y ver la realidad que Jesús nos dejó.
     
    Sigo pensando que intentar seguirle, es mucho más comprometido que seguir el montaje de las iglesias.

    mª pilar

  • h.cadarso

        Vamos por partes.   He leído ya dos veces seguidas el texto de Juan Luis Herrero que nos señala el moderador titulado “cómo se celebra hoy la cena del Señor”, en el cual se profundizan todas las preguntas y vivencias que contáis vosotros y cuento yo. Es muy “macizo” y muy fuerte para digerir, pero me parece extraordinario y me ha aclarado muchas cosas y me ha respondido a muchas preguntas.
      De todos modos, amigo Juan Luis, no estaría mal presentar un análisis histórico del tema de la misa no solo desde el punto de vista de la estrategia de la jerarquía de la iglesia, sino también desde la praxis y los debates que ha generado en la vida de las comunidades cristianas, y que la jerarquía ha dado en calificar de herejías y solucionar a base de inquisiciones y hogueras…La Eucaristía no es un producto elaborado y fosilizado por la Jerarquía, sino un debate en el que unos creyentes luchan a brazo partido por salvar su verdadero sentido y significado, y otros que intentan desviar la atención hacia los cerros de Ubeda…
      Cuando dices que se ha producido en un mismo tiempo la pérdida del ágape fraterno como símbolo eucarístico, y el deterioro de la comensalidad en la familia, y el desencuentro de la familia humana en el reparto del alimento, deberías mejor referirte a tres fenómenos siempre sin resolver, perennemente en debate y en crisis. La humanidad camina hacia la unidad y la solidaridad desde hace ya miles de años, y el Tercer Mundo no es un producto de anteayer precisamente…
      Has apuntado muy acertadamente algo que a mí se me ha pasado: los directivos de la iglesia se callan delante del pueblo, omiten explicaciones y datos que el pueblo tiene derecho y necesidad de saber, y eso hace que los creyentes y practicantes se lamenten con amargura de que se les oculta la verdad como si fuesen no adultos sino niños sin uso de razón, y que eso acrecienta la sangría de mucha gente honesta que deja la práctica religiosa. Muchos curas que tiene una idea de la presencia eucarística acorde con la mentalidad actual, predican con el supuesto de que no hay tal transustanciación, de que Jesús no se hace presente en cuerpo y alma en el pan y el vino, pero omiten con sumo cuidado cualquier afirmación que suponga esa forma de pensar que tienen…O el otro día dieron por buena la validez del dogma, la Asunción de María en cuerpo y alma a los cielos, su virginidad, y toda la parafernalia mítica concomitante. Y se quedaron tan felices…
      Aquí se impone una praxis, y en cuestión de praxis, amigo Varela, tu sugerencia me parece muy válida, pero yo me quedo, perdóname mi terquedad, con lo que dice María Luisa…Lo de que soy, somos Pueblo de Dios, caminando por el desierto, pues me parece que me obliga a sentirme solidario de todos los miembros de ese Pueblo, tanto si considero a ese Pueblo como la asamblea de los creyentes, como si pienso en la Humanidad entera como Pueblo de Dios. Entre nosotros, los que nos consideramos progres, hay opiniones divergentes y matizaciones discordantes; entre los que están conmigo en esas misas dominicales, también las hay. El problema no es que pensemos cada uno de una manera, el problema es que cada uno planteemos con audacia nuestros puntos de vista, nuestra forma de vivir la fe y el seguimiento de Jesús, que intentemos construir comunidad y familia cristiana por encima de estas diferencias. Creo que importa mucho estar al lado de los que practican la fe del carbonero y la pereza intelectual, para estimularles. Yo no actúo en la misa como los demás, no me someto al guión que se nos impone; en las misas creo que se me considera como un bicho raro, una oveja negra. Y mucho más en mi comportamiento ciudadano.
      Puedo decirles que mi misma familia se parece mucho a ese Atrio de los gentiles o lugar de encuentro entre creyentes y no creyentes, practicantes y no practicantes, que me gustaría que fuese este Atrio. Que me considero y creo que me consideran amigo descendientes de fusilados de la guerra civil de 1936; que desearía ser enterrado en un cementerio de fusilados de esa misma guerra.  Y que tal vez la actitud de compromiso de los de mi familia con los que sufren y son explotados es más valiente y generosa que la mía. Y que desde luego me encuentro muy a gusto en este Patio de los gentiles particular…

  • M.Luisa

    Mi caso,  querido Honorio, es parecido al tuyo pero a la inversa pues yo que he dejado hace tiempo de asistir a estas escenificaciones  que tan bien describes,  cuando voy a ver a mi hija  que  ejerce de profesora de religión en una población cerca de los Pirineos voy con ella a misa para acompañarla, eso sí no cada día como así  tiene costumbre sino sólo cuando  al ir a verla cae entre medio alguna  fiesta como la pasada festividad de la Asunción.
     
    No creas que  a veces aun con este gesto  de cordialidad que me cuesta lo mío,  me siento como empequeñecida  y ajena  frente a la comunidad que  canta y se alegra con estos anacrónicos textos. Y puedo asegurarte  amigo mío  que  son momentos en los que me vienen a la cabeza estos mismos pensamientos tuyos.
    Todo  sea por  la conllevanza  (¿?)l

  • josefa

    En las parroquias de los barrios corrientes – ni de más , ni de menos,- pasa eactamente lo mismo: todos los pasos de la celeg¡bración llevan errores teológicos en las oraciones que da inapetencia  seguirlos. Las hopmilias  suelen repetir las  lecturas. Por un lado, las oparroquias está hartas de las denuncias que suelen ejercer ante cualquier comentario que no sea esto. Por otro los celebrantes tienen que seguir la  rutina para que los piadosos que acuden por que es  obligación  “oir misa, si se salen de lo cncertado actual por miedo a que la gente  piadosa  se escandalice y pierda la fe. Hoy mismo al  comentar lo de resucitar sin biología  ni mantos azules, por lo del día de la Asunción,  cuatro que me oyen  a la  salida se extrañaban tanto y… ¿es que no crees?.
    No sé si hay tanto que esperar a que cmbien las cosas o ya  basta con lo valorado

  • Inmaculada Sans Tache

    Honorio, ¿ No crees que lo más coherente y cristiano sería no asistir a esas misas que describes y que muchos conocemos? Con tu asistencia y la de tantos otros las jerarquías justifican su formato y así el ansiado cambio nunca se producirá. Si las iglesias se vacían es que lo que allí se da no llega al corazón de los fieles. Solo cuando estén más vacías, el Espíritu ayudará en la renovación. Te quedas corto en tus descripciones o ¿ es que te parece normal que se digan cosas como estas:”…roguemos para que este sacrificio mío y vuestro sea agradable a Dios todopoderoso…”, “…esta víctima de reconciliación por cuya inmolación nos devolviste tu amistad…”, “…mi cuerpo que será entregado ( mi sangre que será derramada) por vosotros y por todos para el perdón de los pecados…”. Las menciones constantes a un Dios todopoderoso y eterno para suplicarle perdón y perdón o dirigirle oraciones de la más clara adulación, un Dios al que parece que le tenemos terror y que no es el Dios de la confianza y la paz que nos mostró Jesús sino todavía el tronante, ególatra, narcisista, celoso, exigente, intransigente, cruel y vengativo que aparece en algunos pasajes del AT ( no en todos afortunadamente)? Desgraciadamente muchas de las personas que allí acuden todavía lo hacen por “cumplir” y por miedo al castigo, pues resulta ser un pecado la inasistencia aun cuando estemos forzando nuestra conciencia. Llegará un día en que dicha asistencia será totalmente gratuita, gozosa, esperada, deseada, participada, libre y entonces el espíritu de Jesús nos dejará un corazón pleno de dicha a nuestra salida.

  • oscar varela

    Hola honorio!
     
    Si ya tu compañera cariñosamente se te burla ¿no te convendría desentenderte de la PROTESTA a la que expones tu ánimo; y seguir esforzándote de lleno a la PROPUESTA en que arde tu corazón?
     
    ¿Qué pasaría si dejas de ir a esos lugares que te torturan o te hacen perder el tiempo? ¿Piensas que ese desafío es una tontera? Si te parece: ¡Haz la prueba!
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • mª pilar

    Honorio:  ¡Estoy contigo!

    Sobre el sacerdocio femenino… rotundamente pienso como tú:
     

    ¿A dónde nos llevaría ese paso, sin un cambio de paradigma o vida dentro de la iglesia presente?
     

    Quizá algunas mujeres quieran ser parte de la iglesia así como es ahora… (y desde el siglo V) pero eso, no cambiaría nada la presente “crisis” jerárquica y de seguidores que existe.

    Has sido muy moderado;  no hay que pedir perdón,  por compartir lo que de verdad late y sienten  nuestros corazones.

    ¡Gracias!

    mª pilar

Deja un comentario