INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6401 Artículos. - 100342 Comentarios.

El miedo al Papa y el miedo a los pobres

CastilloEs un hecho que abundan en la Iglesia las personas a quienes no les gusta el papa Francisco. Más aún, es un hecho también que existen en la Iglesia personas que le tienen miedo a este papa. Ese miedo se explica, no sólo porque Francisco es un hombre que no se ajusta a las costumbres y al modo “normal” de proceder de los papas que hemos conocido, sino además porque Francisco no para de hablar de un tema que, por lo visto, a no pocas personas les pone nerviosas. Me refiero al tema de los pobres.

Yo no sé qué tienen los necesitados, que, cuando ese asunto se plantea, somos muchos (me meto yo también, por supuesto) los que nos sentimos mal, sobre todo cuando eso se nos presenta a fondo, con todas sus causas y todas sus consecuencias. Además – y esto es lo más grave -, este papa no se limita a recordarnos el amor que debemos tener a los necesitados, sino que, además de eso y sobre todo a propósito de eso, en sus discursos y homilías, suele arremeter contra la gente de Iglesia, denunciando, sin pelos en la lengua, a los funcionarios de la religión que no hacen lo que tienen que hacer, que se muestran como unos trepas que lo que quieren es colocarse en puestos de importancia, ganar dinero y vivir bien. Y Francisco hasta ha llegado a denunciar públicamente a los mafiosos vestidos de sotana. No estábamos acostumbrados a este lenguaje en “los augustos labios del Pontífice”, según solía expresarse “L’Oservatore Romano” hasta los tiempos de Juan XXIII, que cortó en seco con semejante estupidez en la forma de hablar.

No estoy exagerando. Y menos aún inventando cosas que no son verdad. La semana pasada he estado en Italia dando unas conferencias. Y allí me han dado cuenta de gente de mucho nombre y de mucho rango, en los ambientes eclesiásticos y clericales, a quienes no les llega la camisa al cuerpo. ¿Temen traslados? ¿Temen descensos? ¿Tienen miedo a no alcanzar lo que ya creían estar tocando con punta de los dedos? ¡Cualquiera sabe! Sea lo que sea, lo que parece no admitir duda es que se está reproduciendo exactamente lo que insistentemente repiten los evangelios: los sumos sacerdotes del tiempo de Jesús, con las otras autoridades religiosas, senadores y letrados, “tenían miedo” (Mt 21, 26. 46; Lc 20, 19; Mc 11, 18; Lc 22, 2; Mc 11, 32; 12, 12). Miedo, ¿a quién? A la gente, al pueblo, a los pobres. Así lo dicen los textos de los evangelios. Como dicen también que Jesús les espetó en su cara que habían convertido el templo en una “cueva de bandidos” (Mt 21, 13; cf. Jer 7, 11 par). Por eso el papa no ha tenido reparo en repetir, refiriéndose a determinados clérigos actuales, que son unos “ladrones”. Y Francisco añadía: “lo dice el Evangelio”.

Hay quienes se quejan de que este papa no toma decisiones. Porque no quita a unos y pone a otros en los cargos más importantes de la Curia. Nadie sabe lo que el papa Francisco piensa hacer. Lo que sabemos es lo que ha hecho ya. Y, por lo menos hasta ahora, ha hecho dos cosas que están a la vista de todos : 1) Ha adoptado una forma de vivir, que no es la que estábamos acostumbrados a ver en los papas hasta ahora. 2) Se ha puesto decididamente a favor de los pobres y habla muy duro en contra de los ricos y de los trepas que buscan poder y privilegios.

¿Se va a quedar en eso? Yo creo que no. Estamos empezando, nada más que empezando. Y eso es lo que más miedo les da a algunos. Pero, en cualquier caso, no vendrá mal recordar que Jesús hizo lo mismo que hasta ahora viene haciendo este papa: llevar una vida austera y tener una libertad para hablar y hacer ciertas cosas, que sacan de quicio justamente a los mismos que sacó de quicio la conducta de Jesús. Francisco trae de cabeza a los más observantes de no pocas tradiciones que en los sectores más tradicionales de la Iglesia se consideraban intocables. Y mire Vd por dónde las dos cosas que ya ha puesto en marcha Francisco – que son las dos que puso en marcha Jesús – fueron (y siguen siendo) el motor de cambio en la historia: 1) una forma de vivir sencilla y solidaria; 2) y una opción preferente por los pobres, que descoloca a los privilegiados e importantes, hasta ponerlos en el último lugar.

El papa Francisco no ha nombrado cargos ni ha tomado decisiones clamorosas. Se ha limitado a poner en el centro de sus preocupaciones lo mismo que puso Jesús: el sufrimiento de los pobres. Y eso les ha metido el miedo en el cuerpo a los que anhelaban un papado con otras pretensiones. Las pretensiones de los trepas y la ambición de la observancia que bien puede ocultar una ética dudosa, quizá contradictoria con la conducta de la gente honrada. Y termino: les aseguro que me da lo mismo que el papa sea progresista o conservador. Lo que me importa de verdad es que el papa Francisco se ha centrado y concentrado en el Evangelio. No para de hablar de Jesús, de lo que hizo y dijo Jesús. Tenga la ideología que tenga, si está identificado con Jesús, me siento espontáneamente identificado con el papa. Ni más ni menos que eso.

[Publicado ayer en el Blog Teología sin censura ]

40 comentarios

  • oscar varela

    Hola!
     
    Sergio Zalba dice que
     
    – “la comparación de Atrio con la Cigoña, primero y principalmente, se debe a:
    la ambigüedad de Bergoglio/Francisco”-
    ……………..
     
    En un Artículo –que hace poco Posteó Atrio- S.Z. mostraba esa “ambigüedad” en etapas temporales (“antes” no convenía; “después” convino).
     
    ¿Nos está diciendo, ahora, S.Z. que en Bergoglio/Francisco se da una “ambigüedad” simultánea (al mismo tiempo)?
     
    En ese caso, cabría la pregunta: -“Usted, señor Bergoglio ¿para qué lado juega en este partido?”-
    ……………..
     
    Me pregunto si no habrá otra manera de “comprender” la “ambigüedad”,
    porque de lo contrario, esto sonaría bastante a “perversidad” ¿no?
    ……………………
     
    ¿Se podría hablar, sin embargo y atendiendo a los pasos prácticos “honestos” de su propia vida (en Argentina y en el Vaticano), hablar –digo- de “ambi-valencia” en vez de “ambigüedad”?
     
    Más aun -aceptando con cautela esta posibilidad que presento acá-:
     
    ¿No se podrá abrir más y más las puertas de la vida y forzar, si fuere el caso, al mismo papa-Francisco a promover una indefinida “POLI-VALENCIA” en la construcción “humano-kósmica”?
     
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Sergio D.

    Pongo el link por si alguno desea ver la fuente del texto que puse con anterioridad y los comentarios realizados por diferentes personas al dicho texto:

    http://www.clarin.com/zona/Inicio-cambio-revolucionario-Che-Bergoglio_0_938906220.html

  • pepe blanco

    Por cierto, ¿qué problema tiene este papa con el “lobby gay” de la curia romana? ¡Joder, para una cosa buena que hay en la curia romana, ¿se la quiere cargar?!

  • pepe blanco

    ¡Caray con el apologista que escribió ese artículo que reproduce Sergio D.!
     
    Dentro de poco, os veo a todos como fieras gritándole a Francisco a la cara ¡¡santo súbito!!, ¡¡santo súbito!! Pues, nada, que se canonice a sí mismo, que supongo que tiene autoridad suficiente, pues si él ata su propia santidad en la tierra, atada quedará en el cielo, supongo. Y así, ya vamos acabando…

  • Sergio D.

    Los 100 días del Papa: Inició un cambio revolucionario y ya lo llaman “el Che” Bergoglio
    Comenzó a cambiar la Curia romana y a moralizar las finanzas. Sus detractores lo acusan de “populista”.
    Vaticano. Corresponsal. – 16/06/13
    El anciano y todavía muy influyente cardenal conservador Camillo Ruini, que fue vicario en Roma de Juan Pablo II y Benedicto XVI, se ríe cuando le cuentan que los enemigos que acumula en la Curia Romana el nuevo Papa argentino, lo llaman “el Che Bergoglio”, además de “populista” y “ demagogo sudamericano”. Ahora que el próximo miércoles Francisco llegará a los cien días de su pontificado que está revolucionando a la Iglesia, determinado a hacer los grandes cambios sin laceraciones, llega la hora de un primer balance.
    En los últimos días Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, ha puesto el acelerador y las novedades saltan como chispas. Admitió y a la vez denunció en un encuentro con religiosos latinoamericanos que en la Curia, el gobierno central de la Iglesia, hay una “corriente de corrupción” y que sí, es cierto, “existe un lobby gay y está ahí” También anunció que está por salir una absoluta novedad. Una encíclica escrita a cuatro manos con su predecesor Benedicto XVI. “Recibí su gran trabajo y lo he llevado adelante”, dijo. Primera vez que hay dos Papas y que conviven casi bajo el mismo techo en la pequeña ciudad estado del Vaticano de 44 hectáreas. Primera vez que el pontífice efectivo adjudica al Papa emérito el mérito que le corresponde en la confección de la encíclica sobre la fe. Bergoglio, eso sí, ya está preparando una encíclica toda suya sobre la pobreza, el tema que caracterizará todo su pontificado junto con el renovado impulso a la evangelización, que ya está acercando a millones de fieles entusiasmados con el estilo y los contenidos de la Iglesia de Francisco. De paso hay que anotar que el Papa argentino es por lejos la figura más popular en Italia.
    La gente le cree y lo compara con los políticos y gobernantes de la casta, tan desprestigiados.
    Jorge Bergoglio también inició una “reforma radical” en el IOR, el Instituto para las Obras de Religión, con una historia de escándalos de corrupción. Ayer designó a monseñor Battista Ricca, director de la Casa Santa Marta y un hombre de su absoluta confianza, como número 2 del banco oficioso de la Santa Sede. (Ver página 33).
    Francisco se reunió también con los episcopales que coordinan la Secretaría Permanente del Sínodo Mundial de Obispos, el “parlamento” que quiso el Concilio Vaticano II para cooperar con el Papa en el gobierno de la Iglesia. Aquella sana aspiración nunca se concretó porque ocurrió lo contrario. Roma, los Papas y la Curia apretaron las clavijas de la centralización.
    Fue en los sínodos a caballo entre fines de los ’90 y comienzos del nuevo siglo que Jorge Bergoglio fue descubierto. En 2002, Sandro Magister, de L’Espresso , profetizó: “Si hubiera hoy un Cónclave el cardenal de Buenos Aires recibiría una avalancha de votos”.
    En su encuentro de la semana pasada con los episcopales de la secretaría del Sínodo, Francisco les reiteró que quiere reforzar la colegialidad y crear una especie de “consejo permanente” de obispos a partir de la asamblea mundial para facilitar la cogestión.
    Si sumamos el nombramiento del “consejo de la corona” de ocho cardenales a comienzos del pontificado, para ayudar al Papa argentino a reformar la Curia Romana, hasta ahora un potro indomable que empujó a la renuncia a Benedicto XVI, las instituciones de una nueva era en la Iglesia mundial tienen bases firmes. Los cardenales se reunirán el 1 de octubre, pero ya sesionan continuamente por separado con Francisco.
    Son charlas informales, concretas, que a veces ni son anunciadas entre las actividades del pontífice. Como tampoco hay noticias de los encuentros que con frecuencia el Papa argentino mantiene con Joseph Ratzinger, su predecesor, a quien consulta con respeto y afecto. Basta una caminata discreta de unos cientos de metros o un paseo en auto por los jardines vaticanos desde la Casa de Santa Marta, donde se aloja Francisco, para llegar al ex convento donde reside Benedicto XVI.
    En el centro de las preocupaciones se desarrolla la decisión de acelerar la reforma del paralizante gobierno central de la Iglesia. “Hay que limpiar la Curia”, dijo el cardenal Bergoglio poco antes de partir de Buenos Aires para no volver, porque fue elegido Papa, obispo de la Urbe y jefe de la Iglesia Universal.
    Pero la prioridad que Francisco está realizando en estos tres meses de “precalentamiento” de su pontificado erizado de dificultades por las resistencias de los que no quieren que nada cambie, es impulsar una reanimación purificadora, espiritual, del anuncio más eficaz de Cristo y los Evangelios.
    El Papa argentino ha logrado en un plazo muy corto dar vuelta totalmente la imagen de desprestigio que predominaba en la Iglesia. Desató una revolución mediática que ha logrado que los medios de comunicación, hostiles a una realidad dominada por los escándalos y las luchas intestinas en la Curia Romana, se hayan convertido a la admiración cotidiana de la acción de Jorge Bergoglio y a la certidumbre de que la renovación está en marcha.
    El lenguaje sencillo y directo, que pone en el centro la misericordia, la solidaridad, la comunicación con Dios y Jesucristo que “no se cansan de perdonar” a los pecadores “que somos todos”, pero nunca a los corruptos; el ataque a los explotadores de los pobres y los indefensos, ha creado un nuevo clima que atrae multitudes a la plaza de San Pedro, reabre los confesionarios en las parroquias y a las misas devuelven a muchos que se habían alejado.
    Francisco convence porque todos los días se conocen nuevas anécdotas de su extrema sobriedad de vida, que se remonta a muchos años. Pero ¿cuál es la ideología de Bergoglio, su teología?
    El cardenal Ruini, prominente seguidor de una línea religiosa y cultural muy conservadora, contó hace poco que “estudié hace años la teología argentina, especialmente del jesuita Juan Carlos Scannone”.
    Scannone, de 81 años, a quien se considera el más importante teólogo argentino viviente, ha sido profesor y subordinado de “Jorge Mario”, como lo llama con afecto, en la orden de San Ignacio de Loyola. En una entrevista sobre “el Papa venido del sur”, que le hizo la revista progresista católica El Reino , de Bolonia, explicó las claves de esta teología argentina, “que es una línea de la Teología de la Liberación”. Como esta doctrina que agitó a la América Latina en el pasado y fue severamente reprimida en los años ’80 por Roma, “liga praxis histórica y reflexión teológica, recurre a la mediación de las ciencias sociales y humanas”.
    El padre Scannone explicó que “privilegia un análisis histórico cultural respecto al análisis socio-estructural, de tipo marxista”, como principal diferencia. La evangelización “ha contribuido a forjar la teología argentina que se manifestaba sobre todo en el catolicismo popular”, en las categorías de “pueblo” y “antipueblo”, que “reconocía las injusticias pero poniendo el acento en la unidad del pueblo más que en el conflicto, como hubiera ocurrido usando el concepto de clase”. La “ teología del pueblo”, a la que adhiere el Papa argentino “destaca la importancia de la cultura, de la religiosidad y de la mística popular, afirmando que los intérpretes más auténticos y fieles son los pobres con su espiritualidad tradicional y su sensibilidad por la justicia ”.
    Esta sensibilidad es la que explica cómo el arzobispo de Buenos Aires recorría los suburbios porque “esta reflexión alimenta la pastoral en los barrios populares y las villas miseria”.
    Desde que ha sido elegido obispo de Roma, el título que más le gusta, Francisco ha seguido el camino de su gestión pastoral en Argentina y de sus propuestas en los Sínodos y en las reuniones preparatorias de los cónclaves de 2005 y marzo pasado, que terminaron por convencer a una amplia mayoría de cardenales que era él quien debía conducir los cambios indispensables para restablecer y renovar la reputación en crisis de la Iglesia.
    Carlos Custer, ex embajador de Argentina ante la Santa Sede, dijo que “un Papa humilde y austero no sólo hace bien a la imagen de la Iglesia sino que se convierte en un modelo para obispos, sacerdotes, religiosas y laicos. Su preocupación por los pobres, que no es de ahora, resulta también un ejemplo y una clara ‘opción preferencial’ para la Iglesia: ‘una Iglesia pobre al servicio de los pobres’, como dijo Francisco”.

  • Sergio Zalba

    Pepe Blanco en muy ingenioso, claro. Pero la comparación de Atrio con la Cigoña, no sólo se debe a su ingenio. Primero y principalmente, se debe a la ambigüedad de Bergoglio/Francisco.

  • pepe blanco

    Muchísimas gracias, Antonio, por el trabajo grande que te has tomado en responderme. Sabiendo lo ocupado que estás, es muy de agradecer.
     
    Antes de daros una información ¿esperanzadora? déjame que te comente que, si hubieras ido un poco más atrás en el blog de la cigüeña habrías encontrado entradas como estas:
     
    “Más palabras del Papa que me gustan” (31 de marzo)
    “Hermosa homilía del Papa en la misa crismal” (28 de marzo)
    “Como me dice un amigo: Pedazo de homilía la del Papa de hoy” (8 de abril)
    “Me parece que los elogios universales al Papa Francisco no van a durar mucho” (12 de abril), en donde afirma sobre el discurso del papa: “…nada que envidiar a Benedicto XVI”
    “Otra homilía del Papa que habrá levantado ampollas” (23 de abril)
    “Otra excelente homilía del Papa” (23 de abril)
     
    En fin, que los elogios de F.J. de la Cigoña al Papa, han sido reales. Que los mantenga en el futuro, eso no lo sé. Ojalá que no.
    …………………………………………..
    Y ahora una información ¿esperanzadora?. En ese artículo de Sandro Magister que has enlazado, cuenta que el papa ha elegido a Thomas von Mitschke-Collande, un gurú de la consultora Mckinsey para que ayude en la reforma de la Curia. Pues bien, esto es lo que decía ese señor el 15 de marzo (o antes, no lo sé)
     

    Ser católico implica la unidad en la diversidad. Los obispos y el papa deben llegar a un acuerdo. La iglesia universal necesita ahora un papa que esté dispuesto a renunciar a más de su poder. No hay otra alternativa a la luz de la globalización, la diversidad de las regiones y las diferencias en la naturaleza de los católicos de todo el mundo”, explica Thomas von Mitschke-Collande, consejero de la Conferencia Episcopal alemana. Él considera que es erróneo asumir que una Iglesia monolítica es la base de su solidez. “Si utilizaran este enfoque, ninguna corporación de hoy en día sería capaz de comercializar sus productos mundialmente”, asegura este especialista, quien hizo su carrera como consultor en McKinsey. “La Iglesia está en una crisis de fe, confianza, autoridad, liderazgo y comunicación”, agrega.
    Está tomado de este artículo que me ha gustado: http://www.revistadiners.com.co/articulo/78_809363_la-hora-cero-del-vaticano
     
    Ahora bien, ¿es de verdad esperanzador que la reforma de la curia la vaya a asesorar un consultor empresarial?

  • antonio duato

    Mira por dónde, yo que he querido mantener ATRIO muy lejos de la Cigüeña de la Torre, me veo de lleno implicado en la comparación dentro de mi mismo Atrio, gracias al ingenio (que siempre sirve para que todos reflexionemos) de Pepe Blanco.

    Lo primero que he querido comprobar es si Francisco José de Cigoña es tan entusiasta del papa Francisco como dice Pepe. No me lo ha parecido revisando sus post desde el 20 de mayo hacia acá. Sólo he visto dos gestos de Francisco resaltados:

    – Que en una homilía de Santa Marta pedía oraciones para que los pastores no se convirtieran en lobos (a él le chifla acusar a los obispos que no protegen su grey contra los Masiá, los Torres Queiruga o los González Faus).
    – Y que recomendara una hora de Adoración ante el Santísimo el día de Corpus.

    Últimamente está muy preocupado por el estilo papal de dar su opinión (incluso sobre el “lobby gay” del Vaticano) en homilías o conversaciones que no van con discursito oficial bien revisado. Y recuerdo que mucho antes ya me había dedicado un post, pues estaba encantado de que en los medios progresistas empezáramos a criticar al papa. ¿Alguien lo leyó? Yo no quise hacerme ni eco, pero ahí está por si alguien quiere saber lo que decía de mí: http://www.intereconomia.com/blog/cigueena-torre/senales-preocupantes-nos-llegan-papa-francisco-20130416
     
    Por mi parte, tengo que decir, que más que alabanzas o elogios incondicionales a Francisco he expresado siempre esperanza por lo que de ruptura y nueva orientación hacen presagiar algunos signos que manifiesta con su original estilo. Y siempre me he mantenido abierto a la crítica como en ese artículo que cita Cigoña.

    También creo que la fórmula de la ensalada de que habla Pepe, que siempre estará compuesta de cosas que te gustan más y otras menos, pero que que digieres, acabará al fin por indigestar a algunos de los dos que citas.

    Cigoña, fiel amigo y seguidor de Blas Piñar, seguirá por un tiempo afirmando “Bergoglio ha muerto, ahora aceptamos al papa como tal”, como se decía ya entre los conservadores cuando Montini, acusado de mariteniano y antifranquista, impulsaba la democracia en España. Pero puede que cada vez más vaya sacando su crítica abierta, como ya se vislumbra en este último mes. Sandro Magister, su homólogo de más altura en Italia ya empezó a hacerlo en un post que ya cité y en este último: Bergoglio, el “Papa negro” vestido de blanco . Ya veremos de qué manera menos maquiavélica y más burda empieza a criticarle Cigoña.

    Por mi parte ya lo he dicho. A los 100 días de papa (se cumplen el viernes próximo) mi esperanza se mantiene pero muy unida a una capacidad de crítica que siempre tendrá la puerta abierta en Atrio, si no es mero a priori sin fundamento. Y yo personalmente seguiré criticando lo que me parezcan declaraciones o decisiones que contradicen la reforma anunciada a una iglesia más del pueblo, sobre todo de los pobres y para los pobres.

  • ana rodrigo

    Tú mismo, Pepe Blanco, haces el matiz: “Y he leído allí encendidos elogios de las homilías de Francisco. Y simultáneamente, aquí en Atrio, leía las confiadas esperanzas puestas en él por nuestro querido webmaster.” Encendido elogios no son confiadas esperanzas.
     
    También te digo que hay papistas tan fieles a cualquier Papa, que sea quien sea, diga lo que diga o haga lo que haga, todo le cae bien; son quienes creen que es el Espíritu Santo el habla y actúa en la persona del representante de Dios en la tierra. Elogios y aplausos entusiasmados…, lo demás que cada cual lo deduzca.
     
    Hay quienes somos más realistas, vemos al Papa como un hombre que tiene como responsabilidad procurar que funcione una institución tan vasta como es la Iglesia Católica. Y dentro de esa actividad humana es donde solemos poner cierta esperanza.
     
    Entre otras razones porque consideramos que una institución tan universal, con un público tan fiel y tan receptivo al mensaje que se le hace llegar, no estaría mal que, aprovechando esta autoridad moral, se le hiciese llegar mensajes humanizadores, que no es poco. Lo importante es que todas las aportaciones a este objetivo, vengan de partidos políticos, de instituciones culturales, de religiones o de ongs, todas son bienvenidas.

  • pepe blanco

    Hola Ana,
     
    Es posible que el símil que escogí sea el menos adecuado. Te invito pues, a que encuentres otro mejor, más adecuado. O simplemente a que me expliques por qué este papa parece suscitar la admiración de propios y extraños.
     
    Y no hablo por hablar. No soy en absoluto habitual al blog del de la Cigoña, pues me aburre mucho. No me interesa nada el tipo de cotilleos de los que se suele hacer eco. Pero a raíz de la elección de este papa, sí entro con cierta frecuencia en él para ver qué dice, qué piensa.Y he leído allí encendidos elogios de las homilías de Francisco. Y simultáneamente, aquí en Atrio, leía las confiadas esperanzas puestas en él por nuestro querido webmaster. Y a mí, esta situación, no me encaja. En el esfuerzo por entenderla, la “hipótesis de la ensalada” ha sido la mejor que he encontrado.

  • ana rodrigo

     
    Pepe Blanco, tu símil me parece el menos apropiado al caso que nos ocupa. La ensalada se conforma de distintos componentes y cada cual tiene sus características, más amargo, más ácido, más duro, más blando, de un color o de otro, y por tanto cada cual hay que analizarlo por separado, algunos de los componentes nos gustan y otros no, por lo que los desechamos, otros nos apetecen y nos lo comemos, algunas cosas hasta nos pueden hacer daño al estómago, y así sucesivamente.
    Pues eso…

  • pepe blanco

    “Ensalada Francisco” o la nouvelle cuisine vaticana
     
    Ingredientes
     
    Cuarto quilo de pobres
    Cuarto quilo de demonio
    Cuarto quilo de jesús
    Cuarto quilo de espíritu santo
     
    Córtense con cariño los ingredientes en trocitos. Mézclense bien y sírvase templada sobre horma de zapato de toda la vida. El aliñado, cada cual a su gusto. Conseguirá una ensalada que satisfará los más diversos y exigentes paladares cristianos.
     
    (Espero que nadie se sienta ofendido. No pretende ser una receta irrespetuosa, sino expresiva)

  • Luis Gonzalez Morán

    Me extraña que puedan compararse Antonio Duato con Francisco José de la Cigoña.
    No tengo conocimiento de que haya habido entre estos emblemáticas personas algún tipo de enfrentamiento o choque, aunque no me extrañaría, dado el peso de estas dos personalidades y los contrapuestos posicionamientos.
    Puede que ambos coincidan en mantener una esperanza en el nuevo Papa, pero sería muy importante analizar los motivos en que anclan su esperanza, que parecen muy distintos.
    Por ejemplo. Don José Francisco de la Cigoña tiene una torre “la torre de la cigüeña” desde la que otea el horizonte clerical, mientras que Antonio Duato ha abierto un Atrio, donde la gente puede encontrarse, descansar un rato a la sombra y tomar un tentempié con los amigos.
    Cada uno puede escoger su sitio y allá cada uno. Yo estoy a gusto en el Atrio, donde hay gente interesante y valiosa y también estamos algunos tipos raros.
    Y haya paz en la torre y en el Atrio.

  • oscar varela

    Hola!
     
    pepe blanco pregunta:
     
    – “que alguien me explique cómo es posible que el papa Francisco reciba simultáneamente los elogios de los cristianos Francisco José de la Cigoña y Antonio Duato.”-

    La cuestión no es ociosa y merecería zambullirse en el asunto en que íntimamente comulgan los “cristianos” mencionados (que supongo de diferencia polarizada, pues sé algo de A.D. pero nada del pancho-pepe).

    A mí se me ocurre que la “comunión-de-estimativa se sitúa en algo de nivel más hondo que las rencillo-diferencias superficiales de Instituciones, gestos litúrgicos y posturas ideológicas.

    Se trataría de la llamada “Miseri-cordia”, y hasta, tal vez de la “’hesed” hebrea (compasión desde la denuncia ante lo in-justo).

    El correlato y sustentabilidad cultural humano de esta “Miseri-cordia”, tal vez, enraíza biológicamente en un “orgánulo” descubierto a principios del S. XX, que llamaron “Mitocondria”, que es Base Matriz (Mujer) de toda vida humana; aun la del Varón, que no lo constituye sino que siempre y en cada caso “hereda” al ser engendrado.

    ¿Qué opinión tendrá pepe blanco para lanzarse a hacer tal pregunta, no?

     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Javier Pelaez

    Demetrio dixit:”la mujer jamàs serà sacerdote…”.Pelàez dixit:”Demetrio jamàs tendrà cerebro”.

  • pepe blanco

    Hola Luis González Morám,
     
    Pues pueden suceder dos cosas (bueno, suceder suceder, pueden suceder muchas más, pero dos me vienen ahora a la mente relativas al caso que nos ocupa):
     
    1ª.- Que no seas tan carca como a veces quieres aparentar
    2ª.- Que Bergoglio, como decía me parece recordar, Sergio Zalba, tiene una habilidad especial para girar a la derecha girando a la izquierda.
     
    Por supuesto que las dos opciones no se excluyen entre sí. Es más, pienso que se dan las dos: que ni tú eres tan antiguo y que Bergoglio hace unas cosas y dice otras de tal forma que tanto Francisco José de la Cigoña como Antonio Duato están muy contentos con él. Por favor, que alguien me explique, si alguien lo sabe, cómo es posible que el papa Francisco reciba simultáneamente los elogios de sendos mencionados cristianos.

  • Javier Pelaez

    Se me olvidaba si también firmara el Vaticano los Acuerdos internacionales sobre blanqueo de capitales…

  • Javier Pelaez

    Yo no voy a decir que igual que Dios creó el mundo en seis días y el séptimo descansó;yo cambiaría el Vaticano en cuatro días y los otros tres los empleo para resolver el hambre en el mundo…Pero imaginaros una cosa tan simple como la siguiente:que el Vaticano anuncié que,como ejemplo,ratifica todos los convenios internacionales de derechos humanos…Habría derecho de huelga en el Vaticano,se abriría pasa al sacerdocio femenino….etc,etc.¿Es esto posible?.Esto como institución temporal.A nivel interno es obvio que no cabe otra que convocar un concilio y que los de fuera metan mano a esa jauría de la Curia….

  • Sergio D.

    Me parecen más que elocuentes estos dos párrafos de Leonardo Boff, los adelanto, seguramente el texto ya saldrá en ATRIO, “Una de las primeras cosas que dijo el Papa Francisco fue “cómo me gustaría una Iglesia pobre para los pobres”. Este objetivo está en consonancia con el espíritu de San Francisco, llamado el Poverello, el Pobrecito de Asís. Él no pretendió gestar una Iglesia pobre para los pobres, pues no sería realizable bajo el régimen de cristiandad donde la Iglesia tenía todo el poder,  pero creó en torno suyo un movimiento y una comunidad de pobres con los pobres y como los pobres.”  … “Muchas lecciones podrían extraerse de esta aventura espiritual. Quedémonos con una: para Francisco las relaciones humanas deben construir siempre a partir de los que no son y no tienen la visión de los poderosos. Deben ser abrazados como hermanos. Sólo una fraternidad que viene desde abajo y desde ahí engloba a todos los demás, es verdaderamente humana y tiene sostenibilidad. La Iglesia, como la tenemos hoy, nunca será como los pobres. Pero puede ser para y con los pobres, como la sueña el Papa Francisco.”

  • roman diaz ayala

    No es posible que echemos en saco roto
    las recomendaciones de los “papaexcépticos”  en su  búsqueda por encontrar las posibles inconsecuencias que apoyen su desconfianza.
    Que el actual obispo de Roma sea un ciudadano argentino, es del máximo regocijo para la nación hermana. Amigos y detractores de la Iglesia se unen en un orgullo patrio ( por aquello del prestigio, o la fama, que no tiene color)
    En toda Ámerica se extiende elentusiamo. Por fin se rompe el monopolio Italiano y Europeo, Y es alguien más próximo al otro mundo, que vive a remolque histórico,
    La comunidad hispánica, se siente representada, de que por fin en Roma se hable su idioma, extendido por cuatroc continentes.
    Si añadimos que  a) el nuevo obispo no pertence a la Curia, ni ha estado en sus proximidades
    y b) habla  un lenguaje  grato”, a quienes dentro del catolicismo se consideran ” progresistas”
    Entonces el optimismo, calza zapatos más propios de las circunstancias, que de la trayectoria todavía incipiente del obispo.
    ¿Qué hay de positivo en todo esto?
    Lo digo sólo como observador:  se está creando entre las personas que soñaban con un cambio, una especie de – oportunidad – señales de cambio, que ellos/as mismos/as están propiciando.
    Eso es fabuloso. Porque todo cambio tiene que venir desde dentro de la comunidad católica, rompiendo los estereotipos, los esquemas  pre-establecidos, en un nuevo clima de diálogo.
    ¿Hasta donde lo promocionará el nuevo papa? ¿Se pondrá él al frente del nuevo orden de cosas?
    No lo podemos saber, sólo podremos señalar tendencias.
    roman

  • Amigo José Mª Castillo. ¡Que de sorpresas nos ha proporcionado el papado! Aun recuerdo su expresión en religión digital, cuando fue usted preguntado sobre una eventual dimisión de Ratzinger, y usted admitió que no lo creía posible, aunque “quizás nos da una sorpresa mañana” (cito textualmente), y así fue.
    Convengo con usted en su escrito y en el tema propuesto. De todas formas, todos sabemos que hay cuestiones muy de fondo que no se tocan no se tocarán. Y esas cuestiones darían un vuelco total a muchos dogmas apolillados del magisterio. Cito por ejemplo la flagrante falta de libertad que se cierne sobre los homosexuales en Rusia tras la aprobación -con la bendición del Pope Ortodoxo- de esa terrible ley contra lo gay, y que pocas naciones hayan protestado al respecto.
    Bendigo al papa por su opción clara por los pobres, pero no seré hipócrita, también se me ocurre preguntarle que hay de lo mío por decir algo.
    Tengo en puertas un pequeño articulo de opinión sobre el papa y el titulo lo dice todo: “Entre yo y mi hermano, poco nos llevamos”. En cuanto a la similitud doxológica de los ocupantes del solio pontificio.
    Aun así, reitero; con Francisco me he reconciliado con la institución pontificia.
    Abrazos desde la YA calurosa Andalucía.
     

  • Luis Gonzalez Morán

    pepe blanco
     
    Muy querido amigo:
    Leo con un gozo incontenido en tu entrada 12-Junio-2013 – 21:19 pm  lo siguiente:
    “Cada día parece más claro que estáis, en general, muy contentos con el papa Francisco. Incluso los católicos más progres. Y eso, a pesar de que hoy mismo os ha llamado progresistas adolescentes, expresión que parece transportar una connotación bastante despectiva, cierto rechazo de la transformación de las ideas (que eso viene a ser el progreso), de la juventud y de lo juvenil”.
    Te mando un abrazo y una reflexión.
    Te confieso que estoy un ovillo (un lío grande).
    Dices que los católicos, incluso los más progres, están, en general, muy contentos con el papa Francisco.
    La razón de mi aflicción estriba en que, por una parte sí que estoy contento con el papa Francisco; para ser más exacto, estoy contento con las cosas que está haciendo, u omitiendo o dejando entrever. Me parece que sería raquítico negar una brizna de esperanza que se abre: me da la impresión de que han cambiado tanto la letra como la música del “bel canto” pontificio. Creo que no es justo negar que dentro de los muros vaticanos soplan  vientos nuevos y unas sensibilidades nuevas. Hasta dónde se podrá llegar, solo está escrito en el Aire de Dios y de los hombres.
    Por otra parte, lo confieso con dolor y con humildad, yo no soy un progresista, lo sabes bien, yo pertenezco a la raza de los curas más carcas y neandertalenses que aún perdura sobre la faz de la tierra. Bien que lo siento: pero nadie me ha enseñado a ser progresista y desgraciadamente no he conseguido aprenderlo por mí mismo. Y sin embargo, este hombre me gusta porque dice cosas sencillas, que entiende todo el mundo y no hace falta haberse graduado en el Angelicum de Roma para entenderlas: dice, por ejemplo, que la Iglesia no puede ser simplemente una ONG, y que las iglesias tienen que estar abiertas, y que los pastores/curas tienen que oler a oveja, y que las religiosas no pueden ser unas solteronas y que no hay que tener miedo a Dios, y que la Iglesia tiene que salir a la calle aunque pueda resultar accidentada por tanto tráfico de vida y muerte como por las calles circula, y que es mayor tragedia que muchas gentes pasen hambre que no que los bancos pierdan beneficios.
    Entiendo que es muy importante que el Papa no olvide que él tiene que hacer permanente y vivo el recuerdo de Jesús, y que él no es la Iglesia, sino un elemento, muy importante, eso sí, pero un elemento dentro de la Iglesia y que el encargo recibido es el “confirmar en la fe a los hermanos”, no fiscalizarlos ni criminalizarlos con anatemas y estigmas.
    Abrir las antenas del Vaticano a la vida, a la lucha agónica de muchos hermanos por la existencia: que antes de creer en Dios, tienen que creer en sí mismos, en la vida, en la justicia, en la solidaridad, en la fraternidad, en la dignidad humana y el respeto a la creación y a las creaturas. Que será  una forma eminente de creer en Dios y de seguir a Jesús.
    Yo creo que este hombre está haciendo verdadero un slogan muy frecuente en la sociedad de hoy y que yo acomodo a nuestra historia: “hay otra forma de vivir el Evangelio”.
    En ellos estamos, incluso la generación más carcundiosa.
     

  • ana rodrigo

    Al hacer el análisis de todo lo relacionado con el Papa, deberíamos diferenciar la cuestión religioso-cristiana por una parte, de la Iglesia-institución-Papa por otra.
     
    Respecto al Papa, diríamos que sería el responsable de comenzar la limpieza de una institución que quiere ejercer de catalizadora del movimiento religioso que inició un tal Jesús hace dos mil años. Durante siglos cada Papa ha ido aportando su ladrillo a este edificio que hay que en un momento determinado hay derribar por ser el compendio de todo aquello nunca debió ser ni ocurrir. Como esta tarea es todo un proceso, quienes deseamos que la Iglesia pueda influir positivamente en la sociedad, nos conformamos con que algún Papa inicie el proceso de desconstrucción, y que todo mire hacia un futuro, complejo sí, pero absolutamente necesario.
     
    Otra cosa diferente, aunque inseparable de la Iglesia y motor del cambio de la misma, es hacer volver a la religión cristiana a sus orígenes y a su fundador. Y, si lo relativo a la Iglesia es difícil y lento, limpiar la religión cristiana de magias y aditivos de toda índole, aún es más difícil y muy a larguísimo plazo.
     
    El Papa Francisco da síntomas de que quiere hacer algo, como yo decía ayer, no sé hasta dónde llegará, pero lo más importante es comenzar el camino. De momento yo creo que sí ha cambiado cositas externas, pero sobre todo ha puesto el punto de mira en la injusticia causante de la pobreza, en la corrupción interna y externa al Vaticano, en hablar, aunque tímidamente, de las riquezas de la Iglesia. Para tan poco tiempo y sabiendo los ritmos de este mastodonte llamado Vaticano, creo que es sintomático.

  • oscar varela

    Hola!
     
    ADOLESCENTE. Ok!  ¿De qué se trata?
     
    Pienso que el Adolescente hincha sus venas y pulmones si tiene MOTIVOS.
     
    Las RAZONES, mucho no lo con-vencen.
    ……………….
     
    Pero ¿qué tiene que hacer un ADULTO
    si las RAZONES que les dan o proponen no le con-vencen;
    o peor aun, le amargan la vida?
     
    Tal vez no está tan mal que viva de algunos MOTIVOS, e.d. que LO MUEVAN ¿no?
     
    Podría ser que los MOTIVOS de Hoy lleguen a ser grandes RAZONES … motivadoras.
     
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Santiago

    Yo tambien creo,  que la identidad con Jesus es la “norma” para todo el que se llama cristiano…Jesus vino a decirnos que EL es el reflejo perfecto del amor del Padre…Por tanto, EL es “el camino, la verdad y la vida”….Reflejo sumo del amor del Padre fue el énfasis de Jesus en su amor no solamente por los pobres, sino por los enfermos, los desvalidos, los marginados, los injustamente odiados, los ricos corruptos por el dinero, los decepcionados, los que odiaban…etc….porque el Padre que hace brillar el sol para todos, tambien quiere atraer a Su amor a todos, ricos y pobres, malos y buenos, sanos y enfermos…Su amor es infinito e incansable en la búsqueda….Por eso Cristo dijo: “Venid a Mi todos”…todos los que no tienen esperanza, los deprimidos, los que lo han perdido todo….a esos viene a decir Jesus que EL es la solución….porque el ha vencido al mundo…..de manera trascendente y total.
    Por eso, el “gesto” mas importante de Francisco es el haber hecho “pública” esta identidad con Jesus….empezada ya desde su sacerdocio en Buenos Aires, el querer ser un ser humano ordinario que carga con su vida diariamente en medio de las muchas dificultades de toda índole….Claro está que esta identificación va a causar la misma contradicción que produjo Jesus entre el sector que lo crucificó que eran los que odiaban lo que el representaba, que era el bien, la verdad repudiando la mentira y la hipocresía…El sabe ya lo que significa este ministerio petrino….”porque no es el discípulo mejor que su maestro”..y nadie puede seguir a Cristo de verdad si no le ayuda a cargar con su Cruz…y no la carga junto con El cuando predica la verdad con palabras y con el ejemplo….Ya ha habido “un cambio” en el Vaticano y en el mundo….y seguramente veremos, poco a poco, otros mas, aunque los acontecimientos humanos son incapaces de ser predecidos con absoluta certeza……pero no esperemos de el, de Francisco, los grandes acontecimientos, los grandes pronunciamientos..pues la vida íntima de Jesus no fue complicada…se caracterizaba por su sencillez, sus discursos  eran hechos en comparaciones y semejanzas para que todos le entendieran y le gustaba la compañia de seres humanos ordinarios….El amor verdadero no es complicado, somos nosotros lo que lo hacemos de esta manera….Por eso, la labor de Francisco, no puede ser otra que la del mismo Jesus, al que el imita…y ésta se basó en todo lo que es pequeño, volviendose EL como un esclavo, como un niño, un desvalido, un marginado,… para asemejarse y asomarse a nosotros lo mas posible…y entonces poder transformarnos en EL ….
    Un saludo cordial    de Santiago Hernández. 

  • pepe blanco

    Hola Antonio Duato,
     
    Por supuesto que estaré dispuesto a cambiar mi interpretación de Francisco, si procede. No sería la primera vez. Ya he comentado  aquí -aunque probablemente algunos no pensaron que hablaba en serio- que la decisión final de Benedcito XVI de dimitir cambió por completo mi interpretación de él. Pienso que puede haber sido la decisión papal más importante desde no me atrevo a decir cuándo. Probablemente desde mucho antes del Concilio Vaticano I.
     
    En fin, que no tendré ningún inconveniente, llegado el caso, en manifestar admiración por Francisco. De momento, no he visto ni oído nada en él que me produzca admiración, sino más bien aburrimiento. Las mismas cosas de siempre sólo que, en vez de decirlas solemnemente desde el balcón de San Pedro, las dice un poco más desenfadadamente desde el púlpito de la capilla de la residencia esa donde vive.
     
    Y por cierto, no recuerdo haberos llamado ingenuos por confiar en este papa. Ni siquiera haberlo insinuado. Pero sí que me sorprende mucho, después de todos los cursos y de todo lo que se ha hablado en Atrio sobre heteronomía y autonomía del ser humano, siempre basculando la balanza hacia ésta última por parte de muchos autores y comentaristas, que de repente os encandile tanto el discurso de un papa, Francisco, que es total y abslutamente heterónomo y mágico. No me encaja, Antonio, no me encaja.
     

  • Iñaki S:S,

    El Vaticano como institución, tal como nos lo describe Ana con pelos y señales, tiene que haber sido una construcción puramente humana. En mi modesta opinión, allí no hay quien pille al Espíritu.
    ¿Cóm ha sido posible que personas inteligentes y preparadas hayan podido crear semejante tinglado, con el evangelio en la mano?. El templo está vacío. Al Jesús histórico hay que buscarlo en la calle y esto nos descoloca a demasiados cristianos. Mirando a otra parte nunca seremos capaces de desmontar, pieza a pieza hasta hacer tabla rasa, semejante mastodonte. ¿Habrá que esperar a que la carcoma de su propia corrupción lo destruya?
    Termino con una pregunta. ¿Cuanta gente, en la Europa cristiana, es capaz de entender la homilía que nos desgrana  Sergio D.?. ¿Y en la aldea global de los siete mil millones ?.

  • Antonio Duato

    Vale, Javier, vale Pepe Blanco.

    Seguid llamándonos ingenuos a quienes, con muchos años de rebeldía nda adolescente, seguimos viendo que sorpredntemente este Francisco está ya dando pasos mayores que lo que se podía esperar.

    Y ya están empezando a atacarle incluso medios tan informdos como Chiesa.it, que también publica en español: http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350534?sp=y

    Ved la mal baba contra el papa que tiene ese post. Llega a decir que es un “tibio” en las cosas fundamentales y que en vez de hablar claro contra las leyes del aborto y las uniones gay, está dedicándose a hablar a los políticos de las desigualdades sociales y de los problemas de los pobres. Me parece que es evidente que les pica. ¿Somos ingenuos y soñadores nosotros, Castillo, yo y otros? Pues el tiempo dirá. Pero, con todo cariño, a mi me parecéis ingenuos vosotros. ¿Mayor ingenuidad que la que entraña la respuesta de Peláez a Ana que leo mientras escribo esto?

    Y Pepe Blanco. Lee bien y no tergiverses la homilia de esta mañana que nos ha ofrecido Sergio D. Yo no he leído como que me llame “progresista adolescente”. Sino que me confirma en haber escogido el camino de la libertad, que es la sustancia de su exégesis. Porque “progresistas adolescentes” haberlos haylos. Pero desde luego no lo es Castillo, ni Boff, ni Küng…

    Y has hecho un  pronóstico de cuál será su mensaje a la JMJ, poniéndolo entre comillas. Vale. Esperemos a Agosto. Falta poco. Evidentemente va a ser un buen test para ver si algo cambia. Yo tengo mucha curiosidad. Desde luego su mensaje no será: “Ala, a divertirse y a la litrona. No penséis en nada. Disfrutad la juventud. Todo lo que se os han dicho que estaba prohibido está admitido”. Pero dudo si será fundamentalmente una llamada a la libertad y responsabilidad o a la obediencia y seguidismo fanatizado. Si su discurso se parece algo a lo que tu has escrito, te daré la razón. Pero si el mensaje e incluso puesta en escena es diferente del que dirigieron los dos papas anteriores, ¿estarás dispueto a cambiar tu diagnótico?

  • Javier Pelaez

    Desde luego,Ana,no te quepa la menor duda que si a mi me nombran Papa o si este Papa me nombra gerente de la cosa…mando a toda la curia  a misiones…

  • pepe blanco

    Cada día parece más claro que estáis, en general, muy contentos con el papa Francisco. Incluso los católicos más progres. Y eso, a pesar de que hoy mismo os ha llamado progresistas adolescentes, expresión que parece transportar una connotación bastante despectiva, cierto rechazo de la transformación de las ideas (que eso viene a ser el progreso), de la juventud y de lo juvenil. Dicho lo cuál, ¿qué mensaje pensará transmitirles a los jóvenes en la próximas JMJ? “Veréis majos, está muy bien que seáis pobres, así Jesús os querrá mucho, y yo también. Pero no seáis adolescentes transformadores y progresistas. Eso está mal. Continuad siendo infantiles. No crezcáis espiritualmente, que el demonio es malo. Confesaros, así controlaremos mejor vuestras mentes. Los psicólogos son el Maligno con título académico. Huid de ellos. Que ni se os ocurra pensar que la libertad la vais a conquistar vosotros. ¡Qué va! la libertad os la da el Espíritu Santo…”
     
    Y así aucesivamente. Eso sí, al final, fiel a su neurosis obsesiva compulsiva, les pedirá que recen mucho por él. ¿Será una oración de petición? Lo normal es que una persona aseada, limpia, no huela a nada. Si huele demasiado bien, es que se ha echado encima agua de colonia, o algún perfume embriagador, de caducidad asegurada.

  • ana rodrigo

    Javier Peláez, échale un poco de sentido común al asunto. ¿Tú crees que es posible que alguien, ni dios mismo que fuera nombrado papa, es capaz en cuatro días de desmontar todo lo que durante siglos se ha cocido en el Vaticano?
     
    El Vaticano lleva siglos constituyéndose en una institución de poder, de poder universal y absoluto, de acumulación de riqueza, de intrigas y ambiciones, de boato y exhibición de tiaras y cualquier otro símbolo de máximo poder. Los Papas se han visto metidos en este fregao, y en otros inconfesables, sin mover ni un pelo. Los últimos han mantenido las apariencias convirtiéndose en el centro de papolatrías indisimuladas como representantes de Dios en la tierra, pero ninguno se ha atrevido con esa cueva de hombres ambiciosos, hambrientos de escalafones superiores, todo ello muy rebozadito de buenas y espirituales palabras.
     
    Yo no sé hasta dónde podrá, querrá o le permitirán a Francisco llegar, pero, de momento, va dejando mensajitos para “quien quiera oír, que oiga”. El tiempo dirá.
     
    Pero dudo que ningún otro Papa se vuelva a poner los zapatos de Prada, o cosas por el estilo. Pienso que los pasos livianos que está dando este Papa no tienen marcha atrás.

  • Javier Pelaez

    Quise decir “me despeloto”…

  • Javier Pelaez

    Esto que dice este hombre tiene bastante poca credibilidad desde donde lo dice.Es cierto que se ha quedado en una residencia y no se ha ido a los apartamentos pontificios.Es cierto que yo no soy quien para decirle nada a este hombre porque yo vivo bien sin vivir como un Papa o un marajà de Kapurtala.Luego està lo “estructural”.¿Qué dice este señor de la guita que todos los años nos trinca la iglesia católica española?¿Qué dice de los tesoros vaticanos,del IOR…?.Nada,de nada…Menos predicar y màs trigo…Yo si este señor vende parte de las riquezas del Vaticano,me des peloteo en la plaza de San Pedro…Con permiso del lobby gay Vaticano…El artículo de Castillo un elogio inmerecido al Papa…Icluso observo que los católicos progres os conformàis con esto y volvéis al intranscendente cotilleo intraeckesial de religión digital…..

  • Antonio Duato

    Gracias, Sergio D., por aportarnos con rapidez desde Argentina este resumen de la homilia del papa esta mañana en Santa Marta. Coincide exactamente con la que aporta en italiano Osservatore Romano http://www.vatican.va/news_services/or/or_quo/text.html#2

    Religión Digital aquí también presenta cada día esos comentarios del papa al evangelio y esas referencias a hechos para aclararlos. Pero, por ejemplo, hoy omite lo principal. Esa anécdota que tu citas pone el dedo en la llaga de muchos conflictos y es una declaración clara por la libertad:

    El Papa contó que un superior General, en los años ’30, había recogido todas las prescripciones “anticarisma” para sus religiosos, “un trabajo de años”. Fue a Roma a reunirse con un abad benedictino que, al escuchar lo que había hecho, le dijo que “había asesinado el carisma de su Congregación”, “había matado la libertad” ya que este “carisma da fruto en la libertad y él lo había detenido”.

    Al leerlo yo he pensado: ¿no se estría refiriendo Francisco al que fue General de los jesuitas de 1915 al 42, el polaco padre Ledochowski? La mentalidad e ideología de este auténtico General hacen verosimil que se refiriera a él y, entonces, el poner ese ejemplo tendría mucho más sentido pues aún hay muchos que añoran la vieja disciplina en la orden que tanto abrió Arrupe. ¿Hay algún jesuita o exjesuita mayor que haya oído esta anécdota en el interior de la orden y pueda confirmar mi sospecha? Por lo menos sé que muchos jesuitas, cuando supieron que en 1978 un polaco era elegido papa, dijeron: “¡La que nos espera con este nuevo polaco! Ya sabemos bien lo que es un polaco en el poder. Tuvimos a uno 27 años”. Y tenían razón pues fue durísimo con los jesuitas y con la libertad de pensar y de actuar. Fué él quien no permitió a Teilhard de Chardin publicar sus libros, no el Santo Oficio.

  • roman diaz ayala

    A mi hermano  José Mª Castillo hay que escucharle con muchísima atención.
    Tiene un agudo sentido para captar la realidad. Siempre me admira.
    El mundo actual vive inmerso en tres obsesiones.
     
    La búsqueda inquietante de un nuevo orden mundial y la estimación/desestimación de alternativas, que pasan desde un Gobierno Mundial, vía ejecutiva o via  Instituciones más o menos representativas., pero jerarquizadas. Es la lucha pro la hegemonía.
     
    Crisis de identidad. La necesaria confirmación de aquello que nos identifique como personas, como colectivo, en lo político, en lo social, en lo cultural, en lo lenguístico, en lo territoral y en lo religioso.
    Los nacionalismos de nuevo cuño, no son secesionistas, como los del final del siglo XIX, aunque ésto pueda ser algunos de sus resultados, sino identitario de un colectivo dentro de una comunidad globalizada, más totalizante.
    Y en tercer lugar la toma de conciencia del clamor de los pobres, en un mundo injusto y desigual, cual jamás lo había sido. En el pasado convencional que hemos dejado atrás con el cambio de paradigma, la promoción le llegó a los pobres que se constituyeron en las clases trabajadoras, y nacieron los partidos y los sindicatos de clase, y las ideologías que buscaban su promoción, ( o su utilización instrumental para los mecanismos del poder)
    Ahora son los excluidos sociales, marginados del reparto mundial de la economía constituida en poder. La pobreza que adquiere muy diferentes rostros, porque son muchas las formas de opresión y muchos los colectivos que la padecen, y no sólo en lo económico.
    La solidariad con la pobreza. de nuevo cuño, rompe con todos los esquemas ideológicos convencionales, incluso los religiosos.
    La teología del Pueblo de Dios, que adquirió tintes de oficialidad con Juan XXIII y asomó en el Concilio, se fundamenta en que la Iglesia, es y pertenece a los pobres, y quien quiera formar parte de la misma tiene que abrazarla como norma de vida. Nó la pobreza de salón, de los grandes discursos solidarios,
    no la pobreza de los que quieren hacer mérito en la austeridad de vida, viviendo en la seguridad que les tiene blindados/as
    Sno la pobreza real de medios, y de fondo. Una pobreza que se traduzca en el lenguaje y en el uso que hagamos de las cosas.
     
    roman

  • Sergio D.

    No debemos tener miedo de la libertad que nos da el Espíritu Santo: es lo que destacó el papa Francisco en la misa de esta mañana en la capilla de la Casa Santa Marta. El Papa señaló que en este momento la Iglesia debe tener cuidado con dos tentaciones: la de volver atrás y la del “progresismo adolescente”. En la misa, concelebrada por el cardenal João Braz de Aviz, participaron un grupo de sacerdotes, religiosos y laicos de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada. Entre los participantes estaba también el cardenal Bernard Agré.

    “No piensen que yo he venido para abolir la ley”. El Papa realizó su homilía partiendo de estas palabras que Jesús dirigió a los discípulos observando que esta cita evangélica va justo detrás de las Bienaventuranzas, “expresiones de la nueva ley” más exigente que la de Moisés. Esta ley, añadió el Papa, “es fruto de la Alianza”, y no se puede entender sin esta. “Esta Alianza –dijo- esta ley es sagrada porque llevaba el pueblo hacia Dios”. Comparando la “madurez de esta ley” con el “brote que se abre y se convierte en flor”. Jesús, afirmó, “es la expresión de la madurez de la ley y añadió que Pablo nos habla de dos tiempos “sin cortar la continuidad” entre la ley de la historia y la ley del Espíritu.

    “La hora del cumplimiento de la ley, la hora en que la ley llega a su madurez: es la ley del Espíritu. Este ir hacia delante en este camino es un poco arriesgado pero es el único camino de la madurez para salir de los tiempos en los que no somos maduros. En este camino hacia la madurez de la ley, que viene justamente con la predicación de Jesús, hay siempre un temor, miedo a la libertad que nos da el Espíritu. ¡La ley del Espíritu nos hace libres! Esta libertad nos da miedo porque tememos confundir la libertad del Espíritu con otra libertad humana”.

    La ley del Espíritu, dijo de nuevo, “nos lleva hacia un camino de discernimiento continuo para hacer la voluntad de Dios y esto nos da miedo”. Un miedo, advirtió, que “tiene dos tentaciones”. La primera es la “de volver hacia atrás” de decir hasta aquí podemos llegar y por tanto nos quedamos aquí. Esta, dijo, es la tentación del miedo a la libertad, del miedo al Espíritu Santo”. Un miedo “que nos hace caminar a lo seguro”.

    El Papa contó que un superior General, en los años ’30, había recogido todas las prescripciones “anticarisma” para sus religiosos, “un trabajo de años”. Fue a Roma a reunirse con un abad benedictino que, al escuchar lo que había hecho, le dijo que “había asesinado el carisma de su Congregación”, “había matado la libertad” ya que este “carisma da fruto en la libertad y él lo había detenido”.

    Esta tentación de volver atrás, porque estamos más ‘seguros’ detrás: sin embargo, la seguridad plena está en el Espíritu Santo que nos lleva adelante, que nos da esta confianza –como dice Pablo- la confianza en el Espíritu, que es más exigente. Jesús nos dice: ‘En verdad les digo: hasta que no pasen cielo y tierra, no pasará una sola coma de la ley’. ¡Es más exigente! Pero no nos da esta seguridad humana. No podemos controlar el Espíritu Santo: ¡Este es el problema! Esto es una tentación.

    Después, dijo, hay otra tentación que es la del “progresismo adolescente”, que nos “hace salir del camino”. Ver una cultura y “no estar tan distanciados” de la misma:

    “Tomamos de un lado o de otro, los valores de esta cultura ¿Quieren hacer esta ley? Adelante con esta ley. ¿Quieren seguir adelante con lo otro? Ampliemos un poco el camino. Al final, como he dicho, no es un verdadero progresismo. Es un progresismo adolescente: como los adolescentes que quieren tener todo con entusiasmo ¿y al final? Se desliza. Es como cuando el camino está congelado por la escarcha y el coche resbala y se sale del camino. ¡Es otra tentación de ese momento! Nosotros, en este momento de la historia de la Iglesia, ¡no podemos volver atrás ni salirnos fuera de la carretera!”

    El camino, dijo, “es el de la libertad en el Espíritu Santo, que nos hace libres; del continuo discernimiento acerca de la voluntad de Dios para seguir adelante en este camino, sin tener que volver atrás y sin salirnos fuera del camino”. Pidamos al Señor, concluyó, “la gracia que nos da el Espíritu Santo para seguir adelante.+

  • oscar varela

    ¡Excelente!

  • Daniel Leal

    Seguimos  esperanzados en los cambios que ha venido dando Farncisco,   sobretodo lo relacionado con  las situaciones de los pobres.. y el poder.
    ¿Llegará el momento en que repita las palabras de Dom Helder Cámara ? 
    “Si doy de comer a los pobres me llaman santo, pero…
    si pregunto  por qué no comen los pobres, me llaman comunista “

    Donde hay injusticias hay  injustos, donde hay pobreza hay empobrecedores  !

  • ana rodrigo

    Pues es evidente que este Papa, en el poco tiempo que lleva como tal, ha hablado más de los pobres que todos los anteriores juntos en todos los siglos. Esto quiere decir algo. Pienso que, si habla mucho del tema, es de esperar que haga muchas reformas en este sentido.
     
    Ya hemos olvidado al anterior Papa que, más que un ser humano, parecía una estatua de mármol rígida y fría, por sus discursos carentes de calor humano, por sus discursos protocolarios, por sus discursos diplomáticos, en definitiva, por la frialdad de sus palabras.
     
    Yo creo y espero que este Papa va a dar sorpresas. El hecho de que haya reconocido corrupciones en el Vaticano, o el lobby gay, y cosas por el estilo, me da la impresión que, como dice Castillo, está produciendo mucho miedo a los que hasta ahora habían campado a sus anchas en medio de mucho fango que apesta.

  • Gonzalo Haya

    Yo también creo que Francisco ya ha hecho mucho al volver a centrar la Iglesia en Jesús y en los pobres. Le queda mucho por hacer, pero esto no deber hacerlo por real decreto, como un monarca con poder absoluto. Debe estimular el consenso del pueblo de Dios y organizarlo con eficiencia. Yo también espero que logre dar pasos muy significativos en esa dirección. ¿Qué la Iglesia dé un cambio de 180 grados? Jesús no lo logró.

Responder a pepe blanco Cancelar comentario