Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5755 Artículos. - 92230 Comentarios.

¿Monarquía o república? Una reflexión

IsornaATRIO agradece a Eloy este esfuerzo de enmarcar un problema candente hoy en la opinión pública española. Mejor iniciar la discusión desde dentro que tener que buscar información en sistios que están al alcance de todos.

  1. Primero

Recientes acontecimientos hacen pensar, y así lo recogen muchos medios de comunicación, que estamos viviendo una crisis institucional de la Corona. Para su solución se barajan diversas alternativas, unas más de imagen y otras más de fondo. Se ha hablado de una comparecencia extraordinaria del rey en la Cortes, de incluir la Corona en la Ley de Transparencia, de una posible abdicación del Rey en favor del Príncipe e, incluso, a medio o largo plazo, de una solución republicana.

Obvio es recordar que esta crisis de la Corona se produce en el contexto de una crisis económica política y social generalizada, una falta de credibilidad de la clase política en general y un ambiente de corrupción y falta de honestidad asfixiante. Hasta tal punto que el límite de la honestidad para permanecer en política está siendo puesto en la inimputabilidad penal. Es decir que mientras un ciudadano no esté imputado penalmente ya puede faltar a la verdad, actuar cínicamente, o tener cualquier otro comportamiento dudosamente honesto y ético, que nada afectará a su permanencia en la política activa, a juicio del correspondiente partido político y de sus votantes, de lo que hay múltiples ejemplos.

  • Segundo

Centrándonos en la alternativa republicana, surge la duda de en qué medida los problemas que ahora acucian nuestra sociedad puedan resolverse por el mero establecimiento de una forma de gobierno republicana, sin ningún otro cambio respecto a la situación actual. Es decir por un simple cambio del Título II de la Constitución, sustituyendo la palabra “Rey” por la locución “Presidente de la República” (cambiando lógicamente las disposiciones sucesorias) .

Me planteo una hipotética situación y una pregunta al respecto. Supongamos que ya se ha instalado la República. Que se ha modificado el Título II, relativo a la Corona. Supongamos que son los actuales líderes de los partidos políticos los que optan a la Presidencia de la República, Supongamos un resultado como el de las últimas elecciones. Supongamos que permanecen todos los demás parámetros constantes. ¿Quién sería el Presidente de la República?. Probablemente el que lo es ahora del Gobierno.

Y ahora la pregunta: con ese resultado, ¿qué parte de nuestros actuales problemas fundamentales ( económicos, de profundización democrática, de servicios públicos de sanidad y enseñanza etc.) se habrían resuelto? ¿O se habrían empeorado?

  • Tercero

Lo expuesto me lleva a afirmar que el simple cambio de la forma de Gobierno de Monarquía a República, resultará inane, es decir, sin efectos beneficiosos prácticos, si previamente no hemos modificado el funcionamiento de nuestra sociedad y democracia en varios aspectos. Habrá por ejemplo que modificar el funcionamiento y financiación de los partidos políticos, el sistema electoral (nombramiento de candidatos y elección en listas abiertas), la educación ética y cívica de los ciudadanos etcetera.

Lo que importa, pues, no es el mero cambio formal y legal de régimen (de monarquía a república) sino la implantación practica de los valores cívicos éticos, democráticos y racionales en la actuación pública y social, cualesquiera que sea el régimen. Y a partir de aquí la República puede llegar, o no, como producto de la convicción ciudadana, el sentimiento de igualdad y la racionalidad.

  • Cuarto.

Se cumple este año el 140 aniversario de la I República española ( 11-02-1873), que está pasando sin pena ni gloria (es decir con olvido total) en los medios de comunicación, en las instituciones e ignoro si en los propios partidos republicanos. La I República es el capítulo final de la revolución de 1868, “La Gloriosa”, que levantándose contra el reinado de Isabel II y la monarquía de los Borbones, ratificó, no obstante, en la Constitución de 1869, la forma monárquica de gobierno (artículo 33) y hubo de buscar por Europa un rey que, sin ser Borbón, pudiese ocupar el trono. Resultó elegido con el apoyo del General Prim, Amadeo de Saboya.

Dos hechos significativos enmarcaron el reinado de Amadeo de Saboya: Al comienzo, el asesinato de su valedor el General Prim, el 27 de diciembre de 1870. En su final, la insumisión del cuerpo de Artillería, rechazando el nombramiento del General Hidalgo para Cataluña. Este conflicto propició la renuncia de Amadeo y el advenimiento de la República el martes 11 de febrero de 1873. Ese día, se leyó en el Congreso el escrito de renuncia del el rey .El Presidente del Congreso, Nicolás María Rivero, envió propuesta al Senado, presidido por Laureano Figuerola Ballester, de constituirse en sesión conjunta ambas Cámaras (lo prohibía el art. 47 de la Constitución de 1869, vigente) y se constituyeron en Asamblea Nacional. Proclamaron la República, por 258 votos contra 32. Pasaba de las doce de la noche cuando se nombró el primer Gobierno, presidido por Estanislao Figueras y Moragas que en quince días sería remodelado con cambios en algunos Ministros. El día 12 Cristino Martos fue elegido presidente de la Asamblea.

En defensa de la propuesta republicana ante una Asamblea en la que los representantes monárquicos eran mayoría, el republicano Emilio Castelar argumentó:

Señores, con Fernando VII murió la monarquía tradicional; con la fuga de Isabel II, la monarquía parlamentaria; con la renuncia de don Amadeo de Saboya, la monarquía democrática; nadie ha acabado con ella, ha muerto por sí misma; nadie trae la República, la traen todas las circunstancias, la trae una conjuración de la sociedad, de la naturaleza y de la Historia. Señores, saludémosla como el sol que se levanta por su propia fuerza en el cielo de nuestra Patria

Pienso que la próxima República la traerá la Historia, pero el simple advenimiento de ella, no contribuirá a hacernos mejores ni a mejorar nuestras vidas, si desde ahora no vamos conformando unas instituciones y una sociedad más profundamente democráticas y honestas en todos sus ámbitos.

Madrid 6 de abril de 2013.

50 comentarios

  • pepe sala

    Voy a repetir, por enésima vez, que la situación tan vergonzosa que nos ha tocado vivir en España ( seguimos sufriéndola) , desde el fanatismo ASESINO del franquismo y su continuación con la monarquía franquista, de ninguna manera se hubiera producido en  un gobierno REPUBLICANO.
     
    Los motivos son perfectamente comprensibles para quienes lo quieran entender. También son imposibles de entender para quienes no están dispuestos a salir de nuestras VERGUENZAS ( internacionalmente reconocidas) y tratarán de encontrar recobecos inverosímiles para seguir tapando nuestra vergonzosa situación político-social. ( Más o manos como el asunto del nuevo Francisco-papa. Cualquier lavado de pies a unas guapas muchachitas, se le tendrá en cuanta como la mejor forma de ayudar a los ” pobres-pobras”)
     
    So conocemos lo que no puede ser, ya conocemos el 50% del problema y habremos reducido el asunto en el mismo prcentaje. No es  poco… supongo.
     
    Se habla de que la Republica llegará por motivos ” históricos”… Pues vaya. Yo siempre había pensado que las cosas cuotidianas ( trabajo, educación, sanidad, paro juvenil, ladrones de guante blanco a mayor altura que en los tiempos históricos del franquismo- Primosriveristas- monárquicos- CEDA- Cardenal Segura- Pio XII.. etc, etc) se podrían tratar con sentido actual,y  sin  perder de vista la historia.
     
    Nuevamente parece que estoy confundido. Lo que parece definitivo es la supuesta ” historia” que nos han contado en las escuelas nacional-católicas y cada cual se siente más patriota recordando los grandes peligros de una Republica que ya ” fracasó” . No parecen,los analistas, muy enterados de las realidades HISTORICAS que defenestraron la època más DEMOCRATICA del siglo XX español.  A poco que se informen correctamente llegarán a la conclusión de que España JAMAS vivió una época tan corta y una época tan esparanzadora de verdadera democracia.
     
    Ya se encargaron, los de siempre, de destruir ( asesinar y enterrar) la mínima esperanza del PUEBLO español.
     
    Seguimos en los mismos cauces.  Los mismos en los mismos lugares.
     
    ” No hay mal que cien años dure… ni cuerpo que lo resista.”
     
    Estamos apañados con los ” socialistas Juancarlistas”…

  • Javier Pelaez

    Peero hombre Gundín qué tipo de plasma y de qué pulgadas será necesario para un Rajoy presidente de la República?.Gundín es que tenéis unas ideas los gallegos!.Y luego la “santa compaña” del Montorito y la Cospe….Este cuento no lo hilvana ni Cunqueiro…

  • X. Gundín

    Si en este momento se abre un proceso constituyente  no será “como muchos  mantenemos”, sino como resultado de la descomposición del régimen. En ese momento nadie tiene idea de cual será el resultado.
    Entra en lo posible -¿o probable?- que resultasen Rajoy de presidente, Montorito de ministro de Hacienda y de Guindos de economía. ¡Meigas fora!.

  • X. Gundín

    Claro que es posible que la relación de fuerzas no permita avanzar, e incluso obligue a retroceder. ¡Está pasando!.
    Pese a eso las ideas pueden estar claras, ¿o no?.
    Una idea que debe estar clara es que uno guerrea sus guerras, no las del enemigo.
     
     

  • X. Gundín

    Yo no lo pinto fácil

  • Javier Pelaez

    Pero Gundín no te cras que es tan fàcil como tu lo pintas porque si se abre un proceso constituyente como muchos mantenemos,la acción política posterior queda condicionada por la Constitución que salga y esta Constitución obviamente estarà condicionada por la relación de fuerzas y esa relación no es favorable actualmente a los valores republicanos a no ser que sea una Constitución menos rígida que la actual y  màs fàcil de cambiar .

  • X. Gundín

    Si se elige república lo que se quiere es libertad (individual), igualdad (legal) y fraternidad (ciudadana). Y si se les suma justicia social, se harán posibles los tres anteriores.
    Lo anterior no tiene que estar realizado en el comienzo (sería rarísimo que lo estuviese): lo que se quiere es realizarlo, abrir la posibilidad de hacerlo.

  • Javier Pelaez

    En definitiva,que es es lo que yo deseo?:una república laicista  y con fuerte contendido social.Qué es lo que veo posible por ahora?.Una república a secas.¿Es posible  que la  Constitución monàrquica de 1978 evolucione hacia un régimen laicista y con fuerte contendido social?.Completamente imposible.¿Puede una república a secas evolucionar en un sentido laicista y fuertemente social?.Es posible.

  • Javier Pelaez

    Repúblicas hay muchas en el mundo.Repúblicas sin ningún sentido social,repúblicas sin radical separación iglesia-estado…Cuando habló de valores republicanos me refiero al laicismo francés o de la II República o a la afirmación de la Constitución de la Constitución de la II república que hablaba de “república de trabajadores”.¿Es Francia una “república de trabajadores”..No,evidentemente no.Los franceses tienen una conciencia social fuerte y so màs ricos,pero no es una “república de trabajadores”.¿Sería posible en España una Constitución como la portuguesa que pesé a todas sus reformas ha parado los recortes màs profundos por ser una “constitución social”..Lo dudó con la actual relación de fuerzas.¿Es previsible que  la monarquía acabe sin que otras muchas cosas se resuelvan-económicas,separación iglesia-estado?.Puede,pero como es empeñéis en unir República y toda una serie de cosas ya podemos esperar sentados a la República salvo una debacle completa del actual régimen,cosa que no se puede descartar y que yo no puedo predecir como es obvio.

  • X. Gundín

    Cuando se elige “República” lo que se hace es elegir  valores republicanos y no otra cosa….
    …con independencia de que el órgano “Jefatura del Estado” sea electiva o hereditaria, temporal o vitalicia, individual o colegiado.
     
    Si no se quieren los valores republicanos no se elige “República”, sino otra cosa.
     
    Cuando se elige “República” lo que elige es caminar hacia…..Hacia la realización de los valores republicanos.
     
    No se acierta al separa “República” y valores republicanos. Aquí hay que usar la copulativa “y”, no la disyuntiva “o”.

  • Javier Pelaez

    Si la República que esperàis es con laicismo,derechos de los trabajadores…,ya podéis esperar sentados.Es como ese “proyecto constituyente” de la monja y el Arcadi con nacionalización de la banca…Lo que conviene es no desbarrar.¿Una monja protagonista de una revolución en España?.No me hagàis reír.Por cierto sobre la independencia de Cataluña os aconsejo ver la película Los últimos días ,una alegoría de Cataluña antes de la secesión.Aunque,pensàndolo mejor,el parto sin asistencia médica estàn a punto de lograrlo antes de la independencia….Cataluña es como ese hijo drogadicto que aunque te robe,te pege y te insulte…no dejas de quererlo.

  • ELOY

    ERRATA, texto anterior: 

    Al final de la cita de Engels, donde dice “cartees” , debe decir “carteles” (es decir grupos de intereses y présión )  

  • ELOY

    Gracias h. cadarso y Javier Pelaez.

    Entiendo que una reflexión (y las razones que la integran)  no se desvirtúan por adjetivaciones.  Las reflexiones, acertadas o no,   son un intento de “repensar” las propias convicciones. Se pueden compartir o no.

    Yo comparto el  interés por la Republica, pero no deseo lo que se ha dado en llamar una “república bananera”  en la que se pueda votar cada cuatro años  para que nada sustancial cambie y sigan mandado los mismos de siempre bajo el aurea republicana.  

    Pienso que la llegada de la república debe ir acompañada de una regeneración  democrática.  Por desgracia , quizá sea más fácil cambiar unos artículos de la Constitución haciéndola republicana , que reconducir los intereses económico sociales que lastran la democracia, y convertir en honestos los comportamientos corruptos.

    Con motivo de las publicaciones que circulan estos días, en la conmemoración de la II República, tengo a la vista “La Guerra civil en Francia” de Carlos Marx con una introducción de Federico Engels de 1891. Allí Engels pone en guardia sobre algunos peligros que pueden darse, según dice expresamente, “no solo en las monarquías hereditarias sino también en las  repúblicas democráticas”. Y pone como ejemplo Norteamérica:

    “(…) No hay ningún país en que los “políticos” formen un sector más poderoso y más separado de la nación que en Norteamérica. Allí cada uno de los grandes partidos que alternan en el Gobierno está a su vez gobernado por gentes que hacen de la política un negocio, que especulan con las actas de diputado en las asambleas legislativas de la Unión y de los distintos Estados federados, o que viven de la agitación en favor de su partido  y son retribuidos con cargos cuando estos triunfan. es sabido que los norteamericanos llevan treinta años esforzándose por sacudir este yugo que ha llegado a ser insoportable y que, a pesar de todo, se hunden cada vez más en este pantano de corrupción (…) Allí no hay dinastía ni nobleza (…) Y, sin embargo , en Norteamérica nos encontramos con dos grandes cuadrillas de especuladores políticos que alternativamente se posesionan del poder estatal y lo explotan por los medios y para los fines más corrompidos y la nación es impotente frente a estos dos grandes cartees de políticos , pretendidos servidores suyos, pero que, en realidad, la dominan y saquean”.

  • Javier Pelaez

    Lo digo porque los argumentos que aquí se usan son mojigatos y bàsicamente se resumen en “no queremos república sin valores republicanos”,como ese otro que se usa ahora  por algunos catalanes “no queremos independencia con dominio de CiU”.En el fondo,ni se quiere la república-yo si la quiero-,ni se quiere la independencia-yo no la quiero de alguna parte de España,quiero un arreglo cómodo para todos-.Yo deseo fervientemente que acabe esta monarquía aunque el presidente de la república sea Rajoy al que siempre se puede echar.

  • Javier Pelaez

    Visto lo que dicen Eloy y Honorio  solo puedo decir sobre mis comentarios:”Lo siento mucho.Me he equivocado.No volverà a pasar”.

  • h.cadarso

    Vale, muy interesantes las propuestas de todos en su conjunto; valoro especialmente lo de Eloy, de que un simple cambio de régimen no aportaría gran cosa, porque probablemente tendríamos de presidente de la república a Mariano Rajoy, y un congreso de diputados con mayoría absoluta del PP.
    La República la están construyendo los que luchan contra los desahucios y contra las preferentes, todos los que se enfrentan a cualquier abuso de poder. Aún así, entiendo que debemos denunciar el vergonzoso “puenteo” que la Transición democrática, mejor llamada por otros “Transfusión”, nos hizo a todos de dejar de lado la república para pasar de la dictadura a la monarquía. El domingo deberíamos celebrar el Día de la República por todo lo alto…
    Y no dejo de insistir en mi idea: mientras en el mundo occidental mande con poder absoluto el capital, “los mercados”, Wall Street y el Deutsche Bank, da lo mismo república que monarquía, tanto la una como la otra serían títeres bailando al son que marcan los dueños del dinero, palabras sin contenido, campanas sin badajo.
    ¿Monarquía o República, galgos o podencos? No, caminar hacia el dominio y señorío de la voluntad del pueblo y de sus necesidades sobre la economía y el dinero.

  • ELOY

    Visto el contenido del enlace, “pepe blanco”, gracias.

  • pepe blanco

    El enlace correcto que quise poner es el siguiente:
     
    http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%8Dndice_de_democracia

  • ELOY

    Lógicamente respeto todas vuestras opiniones.

    Por mi parte aclarar que (aunque la idea puede exponerse de muchas formas), el núcleo de lo que pienso ( y puedo equivocarme) es que la República, (cuando llegue, espero que democráticamente desde luego), o es parte y fruto de una regeneración cívica, ética, de honestidad, democracia y sentido social, o no nos servirá para nada sustancial (seguirán los “chanchullos” y la desprotección social y quizá incrementados).

    Pero el tiempo lo dirá…. Y nosotros que lo veamos.
     

  • Javier Pelaez

    Sí ,Pepe,pero no me puedes comparar las monarquias escandinavas con la española.Es como comparar el príncipe de Asturias con el Nobel.En las monarquias escandinavas el Rey es un funcionario-tiene hasta reguladas las licencias-,en España más quiséramos los funcionarios ser miembros de la Corona.

  • pepe blanco

    El problema no parece que sea simple, si se plantea en términos monarquía/valores no democráticos versus República/valores democráticos.
     
    En la clasificación de 2011 por el Índice de Democracia que publica “The economist”, y que se basa en  60 indicadores que se agrupan en cinco diferentes categorías: proceso electoral y pluralismo, libertades civiles, funcionamiento del gobierno, participación política y cultura política, resulta que de los cuatro primeros países, 3 son monarquías (Noruega, Islandia, Dinamarca y Suecia, por este orden). De los 25 primeros países, 12 son monarquías y 13 no lo son.
    (http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%8Dndice_de_democracia)

  • Javier Renobales Scheifler

    La derecha/ultraderecha española, o sea el PP/ICR, necesitan la monarquía, pues este modo de gobierno, que es el de la ICR (además con monarca absoluto ésta puesto según ella por dios), esl que ha propiciado la derecha desde que empezó a existir España (los reyes católicos -o sea, todos los reyes españoles-,’ España si deja de ser católica deja de ser España’, que dice el jerarca su Eminencia Cañizares, Ministro de culto divino en la ICR), Franco caudillo de España por la gracia de dios metiéndonos la monarquía tras la cruzada fascista católica, …etc, etc.

    El PP/ICR no se va a dejar quitar la monarquía así como así. Está muy bien eso de las utopías y Jesusdios resucitado, pero no van permitir votar si los españoles queremos república o monarquía, no lo permitieron cuando murió Franco y se votó la Constitución Española, cuando tenían intacto el ejército de Franco que vigilaba lo que se firmaba y si salía no a la Constitución nos quedábamos con el régimen franquista defendido por el ejército de Franco.

    Tienen todos los medios para encumbrar la figura de Felipe hasta mas arriba de la de dioscelestial. Y los están utilizando. Cuando quieran cambiarán al padre por el hijo y la monarquía seguirá bendecida por los hechiceros eclesiales católicos y los poderosos.

    Como dijo Calderón: los sueños, sueños son.

    Y las utopías, utopías son. (Perogrullo)

  • Javier Peláez

    No estoy de acuerdo.Eso del consenso es muy relativo.A lo mejor salen por piernas dirección Qatar.Evidentemente con república estaríamos mejor por la sencilla razón de que no habría monarquía,institución completamente anacrónica,como la iglesia estaría mejor sin el estado vaticano.

  • ELOY

    Hola Rodigo Olvera y Javier Pelaez. Gracias. 

    Mi reflexión pretende simplemente lo que su nombre indica según el diccionario:  “considerar nueva o detenidamente una cosa”.
     
    A partir de ahí, dado que la reflexión no son matemáticas, lo lógico es que en muchos matices unos opinen una cosa y otros otra.
     
    La reflexión es lo contrario de la irreflexión, del mero “pensamiento al  uso” o el “pensamiento irreflexivo”, del  “bote pronto”, en este caso, de decir, por ejemplo, desde una convicción previa y abstracta:  “La República cuanto antes es la solución y panacea de todos los males”
     
    Intento hacer mi reflexión no desde lo abstracto, sino desde lo concreto de la actualidad de España. Y he puesto un ejemplo de quien podría ser Presidente de la República, según la base social del voto conocido y cierto de las últimas elecciones generales. Y eso me plantea interrogantes.
     
    Además yo pienso que la República necesita consenso social y político para, en su caso, implantarse, ser eficaz y quedarse como institución propia de nuestra organización social. Debe nacer, en su caso, de una convicción socialmente mayoritaria. Y eso (puedo estar equivocado) no lo creo posible en el corto plazo que podría significar, por ejemplo una legislatura ( 4 años).
     
    Ayer día 9, el diario EL PAÍS publicaba una carta de un lector titulada “Las repúblicas no siempre aciertan”. Efectivamente, hay en el mundo repúblicas y repúblicas. Algunas no las quisiera yo vivir ni en pintura. Y hay monarquías y monarquías, algunas igualmente no las quisiera yo vivir ni en pintura. Pero otras, monarquías o repúblicas,  se han ganado el aprecio, la consideración y la estima y respeto de una parte considerable mayoritaria de sus ciudadanos, que no desean cambiarlas.
     
    Desde la razón, a mi me parece más lógica la forma de gobierno  republicana que la monárquica, pero  entiendo que la prioritaria cuestión que debemos atender en España es luchar contra la corrupción, la deshonestidad, el desempleo, la falta de cobertura social, la desatención a los necesitados etc.
     Y es más, me planteo si en este momento la discusión “monarquía o república” puede ser una “cortina de humo” para ocultar problemas básicos de convivencia social o  negocios y actuaciones corruptas que están actualmente en el candelero.  
    Hoy día 10, he publicado una carta en EL PAÏS cuyo enlace adjunto y en la que, con unos u otros matices,  insisto en la línea de reflexión propuesta. Pero es sólo eso una reflexión.  
    ENLACE:  
    http://elpais.com/elpais/2013/04/09/opinion/1365532272_905201.html
     
     

  • Javier Peláez

    Mira Eloy insistiendo en tu idea.No creo que sea realista pensar que una República nos va a traer un laicismo digno de tal nombre,ni una “república de los trabajadores”.Ni la derecha,ni la UE,ni la Iglesia lo iban a permitir.Ahora echar al Rey y su familia no se me presenta tan dificultoso,ni es cierta la afirmación de que sin Monarquía se va al garte lo mucho o poco que traja la transición.Ni tampoco el Rey y su familia tendrían que exiliarse en Catar si adviniera la república.Los “corinos” perfectamente vivirían pululando por las los programas rosas.Algunos dirán visto lo que digo,¿y para eso queremos la república?.Pregunta difícil.

  • Rodrigo Olvera

    en el segundo párrafo cometí un error evidente… debe decir la lucha por la abolición de la monarquía, no la abolición de la democracia

  • Rodrigo Olvera

    Hola Eloy
     
    Si planteas que el simple cambio formal es inane, y que el simple cambio de estructura de gobierno no soluciona los problemas, estoy de acuerdo. Si planteas que la lucha por la abolición de la monarquía y la instauración de la república no debe consumior TODOS los esfuerzos, estoy de acuerdo.
     
    Si planteas que hay que posponer la lucha por la abolición de la democracia y la instauración de la república a que primero se haya culminado la transformación de principios, valores, etc. (como me parece entender de tu frase “Y a partir de aquí la República puede llegar, o no, como producto”), no estoy de acuerdo.
     
    Quizá uno de los puntos sea precísamente ROMPER con esa distinción entre forma de gobierno republicano y el ideal republicano, y sólo aceptar co0mo república la que encarne tanto la forma de gobierno como la articulación social del ideal republicano.  Pero aún aceptando que se mantenga la distinción, por aquello de que se trata de procesos sociales más complejos que el cambio de forma de gobierno, la misma lucha por el cambio de gobierno es espacio de posibilidad para el impulso de los cambios culturales y valorales del idel republicano… sí y sólo sí… esa lucha se lleva sin olvidar la sabia advertencia que haces de que no es suficiente en sí misma.
     
    Saludos

  • ELOY

     Me gustaría, si me lo permitís, participar en el diálogo que estáis teniendo sin interrumpirlo y esperando que siga con nuevas aportaciones.  
    He leído con gran interés todos los comentarios expresados hasta ahora por “pepe blanco”, “pepe sala”, “Benjamín Vázquez González”, “Javier Renobales Scheifler “, Javier Pelaez, X. Gundín, “luís -henriquez”, “Antonio Vicedo” y “Rodrigo Olvera”.
     
    Su lectura me lleva a intentar incidir de forma más expresa en  algo que creo está implícito en el artículo: una cosa es la “forma de gobierno republicana” y otra distinta, aunque complementaria, y desde luego fundamental, “el ideario republicano”.
     
    La “forma de gobierno” republicana” es un concepto “de organización política”, el “ideario republicano” es un concepto “de transformación social“.
     
    Por eso el ideario republicano tendrá que ir adaptándose a la realidad social de cada época.
     
     Curiosamente, esta misma tarde, leyendo algunos textos de 1873 en el libro de Javier Echenagusía “La Primera República. Reformismo y revolución social” (Editorial RBA. Barcelona, febrero 2012), comprobé que en esencia la misma división conceptual estaba muy clara para los republicanos de entonces, de tal modo que aunque se produjese el cambio político “formal” de monarquía a república, eso, por sí solo, no garantizaba el cumplimiento del ideario republicano.
    Por eso algunos hablan de “soluciones políticas” y soluciones sociales”, criticando que la transformación política de monarquía a república absorba todos los esfuerzos, con olvido de las transformaciones sociales de fondo.  
     
    He aquí un  texto del año 1873:
     “Hoy que el partido republicano plantea con decisión la cuestión política de un modo definitivo (…)  razón es  (…) que debe plantear también los grandes problemas sociales (…) y los resuelva con criterio verdaderamente revolucionario, seguro que de este modo, estableciendo una profunda solidaridad  y una firme trabazón entre las soluciones políticas y sociales, estas serán la firme garantía o indestructible apoyo de aquellas” (“La Igualdad de 24 de mayo de 1873”, en libro citado página 98) .  
     

  • Rodrigo Olvera

    Muy interesante retroalimntación, Pepe.
     
    Sí… me parece correcta. Por éso, entre otras razones como la propia negativa de Juan Carlos, creo que no tiene viabilidad la opción de la abdicación.
     
    Veremos
     
    Saludos

  • pepe blanco

    Hola Rodrigo,
     
    Pienso que lo que dices puede ser, en general, cierto. En el caso de la monarquía española actual, quizás no lo sea tanto, porque aquí hay mucha, mucha gente que no se define como monárquica, sino como juancarlista. (Si no recuerdo mal, el mismo Carrillo decía que él no era monárquico pero sí juancarlista.)
     
    Quiero decir que creo que en España no hay un sentimiento monárquico ni profundo ni generalizado. La mayor parte de la gente, hasta estos últimos tiempos aceptaba -e incluso mayoritariamente estimaba- a un rey concreto, Juan Carlos, que parecía cumplir su papel constitucional de rey razonablemente bien. O así lo percibía la gente. Cuando esa percepción desaparezca, pienso que no quedará ningún sentimiento  monárquico profundo y generalizado que sostenga la monarquía en España.

  • Rodrigo Olvera

    No es lo mismo criticar a la persona del Rey que a la monarquía. La mejor forma de salvar a la monarquía siempre ha sido el culpabilizar a la persona del Rey, para proponer que otra persona será buen rey.
     
    Por ahí van los tiros de quienes proponen que la salida sea la abdicación de Juan Carlos a favor de su hijo, presentado ya como “buen rey”; a pesar de que el Príncipe de Asturias estaría personalmente involucrado en la desaparición de expedientes médicos para encubrir el aborto voluntario de su hoy esposa Letizia. Y se encuentra involucrado en la censura en contra del libro que documenta tal conducta.
     
    Ojo. Nada tengo que decir yo del aborto de Letizia. Esa es cuestión únicamente de ella y su consciencia. Pero sí tengo mucho que decir de el encubrimiento, la manipulación, la probable comisión de delito (al menos en México, desaparecer un expediente médico es delito) y la actual campaña de censura.
     
    http://www.eluniversal.com.mx/internacional/82103.html
     
     

  • Con su característico estilo periodístico que mezcla la ironía con el sarcasmo y la caricatura no raramente con el insulto o la descalificación personal, el periodista Federico Jiménez Losantos se muestra crítico, como bien se sabe en un medio como Atrio, con el PSOE, con las izquierdas, con los sindicatos, con los movimientos sociales, con los nacionalismos… y con la Casa Real española.
     
    Llevo días despertándome con él, ejem, con su emisora, porque hasta hace un par de días no me había percatado de que en el punto del dial radiofónico donde emitía la desaparecida ABC Punto Radio Radio Las Palmas, se escucha ahora Es Radio Radio Las Palmas. El polémico Federico es el alma máter de Es Radio y de Libertad Digital, órganos de expresión que yo mismo reconozco se encuentran en las antípodas de un portal como este.
     
    Pero a lo que iba: Federico Jiménez Losantos es tan crítico con la Monarquía española que cabe conjeturar que no es precisamente monárquico; de no serlo, sería algo así como un liberal republicano (para algunos, ultraliberal). Pero ¿es esto posible? De todas formas, “a lo que iba”: para Federico Jiménez, el rey Juan Carlos luego del fallido Golpe de Estado de Tejero (según el periodista, Tejero puso la cara a un complot organizado por cerebros como el del muy monárquico general Milán del Bosch) no ha hecho más que “engordar su suculenta cuenta corriente y ocuparse de sus novias”.
     
    Igual mañana por la mañana -en que creo que ya no lo escucharé, pues me gusta despestarme con distintas emisoras-, cambia de opinión, pero esta mañana es lo que ha dicho. Entonces, si su opinión hiperbólica y siempre caricaturesca encierra empero notables dosis de verdad, ¿para qué queremos en España la Monarquía? Y si no es verdad lo que ha dicho, no le pasará nada, pues igual la libertad de expresión amparada en la Constitución española lo protege, y además él ya está acostumbrado a denuncias por lo que opina y por la forma como opina.
     
    Buen día.

  • Antonio Vicedo

    Los problemas humanos de troquelaje individual y montaje o ensamblaje institucional son secundarios y adolecen gradualmente de la falsedad de la materia prima personal.
    Falseado el concepto y la consideración básica y fundamental del ser humano negándole su equitativo y general valor igualitario, todo el desajuste siguiente es insalvable.
    La Ética y la Moralidad humanas tienen un fundamento real y verdadero: La IGUALDAD de todos los seres humanos en valor, dignidad y finalidad, en tanto SUJETOS inalienables de Deberes y Derechos.
    “A NADIE, consideréis, ni llaméis PADRE sobre la Tierra, pues uno sólo es vuestro PADRE CELESTIAL.
    La gran dificultad de esto reside en su claridad.

  • pepe blanco

    Si se diera el caso de que Urdangarín se fuera a Catar, país con el cual España parece ser que no tiene convenio de extradición, para eludir la justicia española -lo cual, de momento, no deja de ser una hipótesis- creo que eso sería el final de cualquier rescoldo de simpatía que aún pueda despertar el rey entre los españoles.
     
    Claro que también puede ser que el rey reaccione “prohibiéndoles” que se vayan y así, intente mejorar algún puntillo en las encuestas. En fin, ya veremos que pasa.

  • Javier Pelaez

    Por cierto,que ya veis que el Urdangarín la cárcel no la va a “catar”.Siempre he pensado que la “justicia penal no es igual para todos”.Me pregunto como todos estos-Fabra,Bårcenas,Urdangarín…-no están aún en la cárcel y una señora que usa una tarjeta para comprar pañales la querían meter en el trullo…En fin,una justicia absurda.

  • Javier Pelaez

    Mira Gundin yo no desprecio a Rajoy.Yo le consideró bastante más inteligente de lo que se presenta.Esto de presentarse por plasma es una completa inmoralidad porque él sabe que está destruyendo la democracia.Este silencio espeso obedece a Arriola y otros consejeros aúlicos que le rodean.Ya Arriola le dijo que no calentara a las izquierdas con extremismos y así no nos asustaba a las  izquierdas y desbancaba a ZP por la abstención.Ahora los mismos consejeros le dicen que se oculte,pero ahora está destruyendo las instituciones.Un mamarracho que recibirá su merecido por fllojo y comodón.Y yo soy hijo de gallego,pero,como lo llevo en la sangre,te dirė que ni los gallegos,ni los hijos de gallegos somos gilipollas.Un mamarracho Rajoy,un completo mamarracho…

  • Para alimentar la reflexión “¿Monarquía o República? Una reflexión”,  de Eloy Esorna, tal vez pueda ser útil el último cuadernillo de Cristianismo y Justicia que he recibido: León Tolstoi, un profética político y evangélico (nº 183, marzo, 2013). De Antoni Blanch, sj., profesor emérito de Literatura Comparada de la Universidad Pontificia Comillas.
     
    Lo apunto porque es bien conocida la trayectoria de León Tolstoi: de origen aristocrático en la Rusia aún zarista y medieval feudal, conde, nada menos, pasó, por ideales de solidaridad con los pobres, en una mezcla de cristianismo y de anarquismo, a despojarse de todos esos títulos de grandeza. Mientras que en España, más papistas que el Papa que somos, vamos a seguir viendo cómo no pocos medios de comunicación seguirán en la defensa de la Familia Real, de la Monarquía, en tanto aumentan los desahucios, los parados, los excluidos, los desesperados…
     
    Buen día.

  • X. Gundín

    J. Pelaez: Yo evitaría menospreciar.
    Los hechos dicen que Rajoy y su gobierno no están a la altura -¿quién lo está?- pero eso no debe llevarnos al error de menospreciar.
    No se si Rajoy tiene o no ideas acerca de la crisis de la institución monárquica. Dado el nivel de información que un jefe de gobierno maneja, alguna idea debe tener -no se de que calidad- lo contrario parece imposible. De lo que estoy seguro es que no la escupirá tan fácilmente. Para ser dueño de sus silencios.

  • Javier Pelaez

    Gundin:Yo tenía a Rajoy por hombre bastante más inteligente que Aznar,con gran cabreo de mi santa que lo tiene por anormal.Actualmente lo considero un mamarracho.Alguna  gente de derechas tiene por inteligentes sus silencios.Yo esto no lo veo por ningún lado cuando según las encuestas ha perdido un 20 por ciento del voto.

  • X. Gundín

    Los agentes. ¿Quiénes són?, ¿dónde están?.
     
    Con un movimiento obrero que olvidó sus objetivos estructurales; unas clases que se dicen nuevas medias y no llegan a cuarto, inestables hijas de la sociedad de algún consumo sin la cual dejan de existir; y las altas en general ni muy ilustradas ni enprendedoras, ¿dónde está el agente de progreso?.
     
    Sin agente de progreso lo que se puede esperar es que se produzca un vacio a rellenar por…. ¿por qué?.

  • X. Gundín

    Aparte de que no supiese lo qué decir, los “ectoplamas” callados son dueños de sus silencios.  De sus palabras serías dueño tú, lo que él quiere evitar.

  • Javier Pelaez

    ¿Y qué piensa el “ectoplasma” que nos gobierna de todo esto?.No sabe,no contesta…

  • Javier Pelaez

    El primer argumento en la versión que usó Savater es el de que la República no traerá la moralidad o las virtudes de la II República o las “virtudes republicanas”.Incluso Anguita una vez dijo que la Monarquía no había que criticarla por los vicios del que la ocupa sino por lo que llama valores de la III República,Completa equivocación.Si la Monarquía es símbolo es bueno que el símbolo esté en caída o por los suelos permanentemente.Evidentemente la República no nos va a traer la II República ni sus valores.Nos traerá la III República que por sí misma será fantástica y bastante mejor que esta familia des estructurada que ejerce la Jefatura de Estado.Y si no nos gusta el Jefe de Estado lo echaremos como Dios manda.Este es el segundo argumento que se suele usar que la república traería a Azanar como presidente.Pero siempre lo podremos echar.Desde luego mi fórmula preferida es la República,pero desde luego la óptima sería la que ya propuso Javier Ortiz:la supresión de la Jefatura de Estado por la adscripción a la Commmonwealth.O más barato aún suprimir la Jefatura de Estado.O nombrar coprincipe al Papa Francisco y coprincesa a la Merkel – el modelo andorrano. -.

  • Javier Pelaez

    Como me decía muy certeramente un amigo de la CGT en realidad Urdangarin ha cometido el error de hacer el tráfico de influencias con dinero público;su suegro siempre lo hizo con dinero privado.Creo que la crisis de la Monarquía en España se inscribe en una crisis mucho más general:los países del norte de la UE están destruyendo las instituciones de los países del Sur.Ahora le toca a Portugal y destruir su independencia judicial.Aunque esta crisis de la Monarquía se inscriba en esa crisis más general se suelen usar dos argumentos falaces para defender la Monarquía.

  • pepe blanco

    Bastantes acontecimientos parecen indicar que la familia real se está desmoronando. Como sigan así, como en los últimos tiempos, pronto tendremos una familia real desestructurada. Como toda familia, tiene todo el derecho del mundo a desestructurarse un poco. Pero no sé si la institución monárquica (aquí en España) lo soportará.
     
    Decía Cayo Lara hace unos meses, que Urdangarín había hecho más por la República que la izquierda en 40 años (no recuerdo si las palabras fueron esas exactamente). Probablemente tenga razón. Pero no sólo Urdangarín. El rey, también. La cacería de elefantes del rey, acompañado por su amante – a quien parece ser que presentaba como su pareja en viajes oficiales-, en el peor momento de la crisis de la deuda española, eso es difícil de olvidar.

  • oscar varela

    Hola ELOY!

    No tengo ningún derecho a opinar sobre la “coyuntura” española;
    porque -alcanza y sobra la razón- de que no soy “español”,

    Sin embargo el básico derecho que me asiste como hispano-parlante,
    es la necesidad y “obligación de COMPRENDER” tu párafo final,
    porque es algo, pienso, en que anda seriamente involucrada: La GOBERNANZA.

    Tu párrafo proposional es:

    – “Pienso que la próxima República la traerá la Historia,
    pero el simple advenimiento de ella,
    no contribuirá a hacernos mejores ni a mejorar nuestras vidas,
    si desde ahora no vamos conformando unas instituciones y una sociedad más profundamente democráticas y honestas en todos sus ámbitos
    .”-

    ¡Voy yendo todavía! – Oscar.

  • Javier Renobales Scheifler

    Vaya pordios hombre, todas las esperanzas:
             – de cambio a una ICR limpia y pura,
             – de una renovación profunda para convertirla, de ICR traidora que es hoy, en la llamada ‘Iglesia de Jesús’ fiel al Jesús histórico,

    están puestas en que unos cardenales puestos a dedo por el papa han puesto a uno de ellos, Bergoglio, como monarca absoluto, del cual incluso esperan esos esperanzados que democratizará el tinglado católico, es decir, pondrá al pueblo católico a elegir a sus representantes en la ICR. Ya, ya.
     
    Ha bastado con que Ratzinger dimita, convencido de su fracaso como papa, sin fuerzas ya, por equivocado y por viejo para intentarlo más, para que esas ‘razonables’ esperanzas en el ansiado cambio se disparen hasta casi el infinito.
     
    Mucha fe/esperanza es esa. Mucha confianza en la monarquía absoluta o dictadura instaurada en la estructura de la ICR es esa, a mi modesto parecer.

    Por el contrario, cambiar de monarquía a república en España:
             – cuando volver a cambiar de república a monarquía supuso/precisó una guerra civil y una dictadura católicas de los poderosos contra los vencidos durante cuarenta años (y la sombra del franquismo es alargada),
             – en un Estado en el que un 72 % aprox. de españoles se considera católico,

    ese mero cambio de monarquía a república no supondría cambio alguno, pues el pueblo español se limitaría a poner como Jefe de Estado a quien hoy pone como Presidente del Gobierno, y con eso no cambiaría nada.
     
    ¿Será que en el caso del monarca absoluto de la ICR multinacional interviene la confianza en el espíritusanto (es decir, se confunden los deseos con la realidad),
     
    mientras que en el caso de del monarca de la ‘democracia’ española, se echa la culpa de todo al pueblo español, que no es capaz de sacudirse a sus verdugos poderosos?
     
    En un caso y en otro, la fe/esperanza en un cambio profundo a mejor es bien diferente.
     
    A mi modesto entender parece claro que, tanto en el caso de la ICR como en el de España, al pueblo se le maneja demasiado fácilmente por los poderosos, que disponen de los medios económicos y de comunicación.
     
    Mientras tanto cada vez más personas en España, tanto españoles como inmigrantes, acuden a los comedores sociales, dicen por la radio.
     
    En todo caso, renazca y viva la República.

  • Benxamin Vázquez González

    Haces esta reflexión, amigo Eloy, desde una perspectiva de independencia de criterio, al margen del apasionamiento que esta cuestión suscita. Ciertamente la Jefatura del Estado, en cuanto institución ponderadora (valga la expresión) que debe actuar siempre al margen de intereses partidarios, no puede identificarse con ningún partido y, por tanto, no debería proceder de una fuerza política determinada. Es cierto también que Estados europeos de contrastada tradición democrática son Monarquías constitucionales. Pero ningún rey puede tener “patente de corso”, ni vivir por encima de la Ley, ni gozar de privilegios sobre el resto de los mortales, ni permanecer en el puesto permanentemente, hasta que el quiera, sin someterse nunca a referéndum. No sé… Dicen que en la oscura Edad Media los reyes godos eran elegidos por aclamación popular, y no recibían el poder por herencia sucesoria. Habrá que encontrar formulas, un poco distintas a las de siempre.

  • pepe sala

    Algunos tenemos la absoluta seguridad de que España no estaría pasando la vergüenza que está pasando si Franco no hubiera IMPUESTO la monarquía que sufrimos y el PUEBLO español se hubiera preocupado de conocer la verdadera historia de la II República.
     
    Evidentemente, tanto quienes prosperaron y vivieron muy bien con Franco, se preocuparon de contar una historia falaz y la santa transfusión se encargó de silenciar a todos y cada uno de los medios de comunicación que no se amoldasen a las conveniencias de la nueva Monarquía HEREDERA DEL FRANQUISMO.
     
    Con ésas mimbres hemos llegado a la VERGUENZA actual. Pocos ( muchos- depende) llevamos muchos años luchando por la III República. Y cada año celebramos actos de homenaje a nuestras víctimas, actos culturales en memoria de la República  e intentamos, sin demasiado éxito,  hacernos notar en esta España desmoriada, temerosa y falaz que sólo es capaz de reconocer las cosas cuando ya no hay otra solución posible. ( el español piensa muy bien, pero siempre muy tarde.)
     
    He de reconocer ( desde mi perspectiva republicana) que ha sido la Monarquía quien más ha ayudado al debate favorable a la República. Han tenido que pasar cosas imposibles de obviar. Con un mínimo de recato monárquico, quienes ahora ponen en duda la Monarquía, jamás se hubiesen planteado la posibilidad. Incluso después de la verguenza que estamos viviendo en España, aún se mentienen en la posibilidad de soportar la Monarquía durante ” medio o largo plazo”…
     
    Pues qué quieren que les diga… el masoquismo también es una opción socio-política y parece ser la opción preferida de los españoles-as. Pues luego no se quejen y sigan flagelándose lo que gusten.
     
    Por cierto, muchos-as SI SEGUIMOS REIVINDICANDO y recordando la República cada año. Yo enpecé en el año 1991 ( cuando tuve tiempo para asuntos políticos) y todos los años he notando crecimiento en los actos. Al principio éramos ” cuatro y el tambor” y hoy en día da gusto asistir a los actos. ( Reconozco que no tenemos la misma afluencia que el Papa y ni siquiera la de las manifestaci0nes contra el aborto; pero celebramos que vamos creciendo . Al menos tenemos clara una cosa: NOS ASISTE LA RAZON. Y la razón da mucha fuerza para seguir, aunque sea en solitario.)
     
    Bueno pues.

  • pepe blanco

    Este asunto es muy serio. Pero voy a comenzar mi participación en este debate con una sonrisa.
     
    POEMA DEL MÍO URDANGARÍN

    Era nuestra Infanta lista;
    hoy es la “jeta” y gorrona.
    Casó con un deportista
    que ha jodido a la Corona ,
    vascuence y separatista,
    y, encima, del Barcelona.

    Compró en la Ciudad Co ndal
    una casa en seis millones.
    La gente, como es normal,
    hacía cavilaciones:
    Este, ¿de dónde cojones?
    saca tanto capital?

    Cristinita, al parecer,
    la distraída se hacía
    y fingía no saber
    cómo Iñaki lo obtenía.
    Si yo digo a mi mujer
    que me gasto esa cuantía
    conozco lo que va a hacer:
    llamar a la policía

    Ahora le van a nombrar
    Duque del Cazo al fulano,
    que Palma le queda enano
    pues apenas hay lugar
    para el dinero albergar
    en la palma de la mano

    Iñ aki, con dos cojones
    iba a las instituciones
    y les forzaba a contratos
    en base a sus relaciones,
    y todos, como pazguatos,
    le soltaban los millones
    a cambio de garabatos.

    Cuando el pagano decía:
    ¡vaya pasta, vive Dios!,
    ¿el dinero es para vos?,
    Urdangarín no mentía
    y, sincero, respondía:
    el dinero es para Nóos

    Claro que una “o” sobraba
    pues lo que Iñaki no dice
    es que el dinero volaba
    a la cuenta de Belice
    que el matrimonio ocultaba

    Alguien dio el grito de alerta
    y el Rey, con mucha cautela,
    a Urdangarín le dio puerta
    pidiendo a César Alierta
    que, lejos de la Zarzuela ,
    le hiciera una buena oferta

    Y Alierta, para el amigo,
    creó un puesto innecesario.
    Estaréis todos conmigo
    que ir con sueldo millonario
    a Washington no es castigo
    ¡Es un premio extraordinario!

    Para el Duque desleal,
    previendo lo que le espera,
    fue un premio fin de carrera
    porque ha llegado al final
    su delincuencia fiscal
    y el robarnos la cartera.

    ¿le espera al duque prisión?
    Creo, sin ser erudito,
    que no tendrá tal sanción
    pues pasará a este delito
    lo que a Botín con Garzón:
    que, por milagro, ha prescrito.

    La culpa del culebrón
    la tiene Doña Sofía
    que con falsa progresía
    dio muy mala educación
    a toda su dinastía,
    y los tres, sin excepción
    fueron a la vicaría,
    en contra de su opinión,
    en muy mala compañía.

Responder a pepe blanco Cancelar comentario