Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5039 Artículos. - 80806 Comentarios.

Las contradicciones del nuevo papa

NavarroEste artículo analiza la contradicción que se presenta en la postura del nuevo Papa,que enfatiza el compromiso con los pobres con su propia biografía de oposición a aquellas fuerzas que intentan romper con la pobreza.

[Nota de ATRIO: Por la estima que nos merece el pensamiento crítico independiente del profesor Vicenç Navarro –el Noam Chomsky español– no podíamos dejar de presentar este artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Dominio Público” en el diario PÚBLICO, 21 de marzo de 2013, aunque no compartamos algunos de los datos e intenciones que el profesor expresa en su análisis. Este artículo, de un agudo observador externo, es una invitación a seguir el debate que ya está abierto en ATRIO, con participación de muchos argentinos que agradecemos].


La respuesta de los medios de información de mayor difusión de sensibilidad conservadora a la elección del cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio como nuevo Papa ha sido sumamente positiva, presentando al nuevo Papa como el Papa de los pobres y como un luchador contra las desigualdades que han caracterizado a América Latina durante muchos años. La prensa estadounidense en general –con la excepción de The New York Times- lo ha definido también como el Papa con mayor conciencia social. Incluso la elección de su nombre como Papa, Francisco, reivindicando la herencia de San Francisco, el santo amigo de los pobres, parece confirmar su vocación. En España y en Catalunya los medios conservadores lo han presentado como conservador en temas teológicos, pero progresista en temas sociales. La Vanguardia, cuya línea editorial no se distingue ni por su simpatía hacia los pobres ni por su compromiso con la reducción de las desigualdades, ha alabado al Papa definiéndolo como el Papa Social.

El problema de tal coro de alabanzas es que ignora, en el mejor de los casos, u oculta, en el peor, toda una historia de complicidades y compromisos, a lo largo de la biografía del nuevo Papa, con las fuerzas políticas más responsables de la expansión de la pobreza en Argentina y en América Latina y de la acentuación de las desigualdades sociales. En relación a la Junta Militar, cuyas políticas agravaban la pobreza y las desigualdades en Argentina, su comportamiento fue, en el mejor de los casos, el silencio, con plena conciencia, por cierto, del carácter terrorista de la Junta Militar argentina que gobernó aquel país durante el periodo 1976-1983. En realidad, la Iglesia Argentina, en la cual Jorge Mario Bergoglio era un conocido dirigente, fue una de las Iglesias de América Latina más involucradas en el apoyo de las Juntas Militares, conocidas por su sangrienta y cruel represión de aquellos, dentro y fuera de la Iglesia, que más luchaban por la eliminación de la pobreza y por la reducción de las desigualdades.

Por mucho que intentara negarlo, la Iglesia Católica apoyó sin reservas a la Juntar Militar en Argentina. Y la evidencia está ahí, para quien quiera verla. Sólo meses después del establecimiento de la Junta Militar, la Conferencia Episcopal expresó su vivo apoyo al régimen militar porque “su fracaso llevaría con mucha probabilidad al marxismo”. Es interesante que, treinta años después, Jorge Mario Bergoglio, dirigente de la Iglesia Católica, prologara un libro con la frase “No debemos tener miedo a la verdad”, que mostraba que sí que tenía miedo a que se conociera la verdad, porque no citaba la anterior frase y otras de apoyo a la dictadura (ver “Bergoglio ocultó la complicidad del Episcopado argentino con la Junta Militar del dictador Videla” en Público. 13.03.13). Tampoco citó el nuevo Papa la existencia de la Comisión de Enlace entre la Iglesia y la Junta Militar, que se reunía cada mes, en un ambiente muy amable para hablar de la colaboración. Esta colaboración incluía el control de los curas próximos a la Teología de la Liberación, que ejercían su función entre los más pobres de aquel país. Entre ellos estaban dos sacerdotes, Orlando Yorio y Francisco Jalics, que vivían y trabajaban en las Villas Miseria, conocidas por su pobreza, y que fueron detenidos y torturados por la dictadura dos semanas después de que la Iglesia les retirara su apoyo. Según uno de ellos, Yorio, Jorge Mario Bergoglio fue el que presentó una falsa denuncia ante los militares (ver Alejandro Rebossio, “La sombra de la dictadura argentina alcanza al papa Francisco”. El País. 14.03.13). Tal jesuita era plenamente consciente de los asesinatos que estaban realizando los militares. Incluso el biógrafo del ahora Papa, el Sr. Sergio Rubio, escribió que “durante la dictadura todos fueron cómplices de aquellos crímenes”, frase que intenta justificar un ejercicio colectivo de complicidad. Pero no es cierto      que todos fueran cómplices: hubo voces, incluso dentro de la Iglesia, que se opusieron y muchos de ellos fueron asesinados. El color rojo que los cardenales utilizan en sus prendas significa la sangre que deben derramar en defensa de los justos. El cardenal Bergoglio no se merecía llevar tal color, pues permaneció en un silencio ensordecedor frente a la represión brutal, llevada a cabo por aquellos que eran responsables del mayor crecimiento de la pobreza y de las desigualdades.

Pero hay más que silencio en su pasado. Varios familiares de niños desaparecidos enviaron notas a Bergoglio para que interviniera en casos de asesinatos y robos de bebés. Era una práctica común, como también ocurrió en España, que los bebés de padres asesinados se trasfiriesen a otras familias, muchas veces de los que los habían asesinado. Una de estas familias fue la familia De la Cuadra, que perdió cinco miembros debido al terror militar. Una de estas personas fue la joven Elena, que estaba embarazada de cinco meses cuando fue detenida, y más tarde asesinada. El bebé fue asignado a una familia pudiente argentina.

Los familiares pidieron ayuda a Bergoglio. Cuando más tarde fue interrogado, en 2010, tal  señor indicó que no sabía nada del caso y que no sabía de bebés robados. La hermana de Elena, cuya madre fue fundadora de las Madres de la Plaza de Mayo, ha declarado que “la hipocresía de la Iglesia argentina  en general, y la de Bergoglio en particular, ha sido enorme” (ver Michael Warren “Papal Election stirs Argentina’s “dirty war” past”. AP. 14.03.13). Estela de la Cuadra ha añadido que “Bergoglio fue un cobarde que no hizo nada para impedir el robo de bebés. Siempre se preocupó de salvar su nombre. E intentó ocultar la verdad para que su nombre no quedara manchado”.

La Iglesia argentina tenía cincuenta obispos y sólo un número limitadísimo se opuso a la dictadura. La gran mayoría no se opuso. Entre ellos estaba el que ahora es Papa. Otros sí que se resistieron y, como dije antes, fueron asesinados por ello. Entre ellos estaba el Obispo Enrique Angelelli, que más tarde, y para limpiar la mala conciencia de la Iglesia, fue propuesto para ser considerado Mártir. Bergoglio fue nombrado Cardenal en 2001. Y hasta 2006 no dijo nada a favor de tal obispo. Sólo cuando el gobierno de Néstor Kirchner declaró un día oficial de duelo en honor a tal figura, el cardenal añadió su voz. Como otra voz progresista –Eduardo de la Serna, sacerdote del grupo progresista próximo a la Teología de la Liberación- ha indicado, “Bergoglio es un hombre del poder y sabe como promocionarse para mantenerlo. Tengo dudas sobre su supuesta inocencia en referencia a los jesuitas que desaparecieron durante la dictadura”.

Tal como señala The New York Times (“A Conservative With a Common Touch.” 13.03.13), sólo después de que el cardenal Bergoglio dejara de ser Presidente de la Conferencia de obispos (lo que ocurrió en 2012), tal conferencia se distanció de la dictadura claramente, negando (y mintiendo) que la Iglesia hubiera colaborado con la Dictadura. Tal distanciamiento y negación ocurrió después de que el que había dirigido la Junta Militar, el Dictador Videla, declarara públicamente que la Iglesia había apoyado y colaborado con su gobierno.

En España, conocemos muy bien el significado del apoyo de la Iglesia Católica a la dictadura fascista del General Franco, y el silencio ensordecedor de tantas figuras religiosas que se presentaban ya entonces como las grandes defensoras de los pobres. Tal supuesta simpatía por los pobres quedaba totalmente anulada por sus acciones de apoyo a la dictadura que se había establecido para parar aquellas fuerzas políticas que sí estaban comprometidas con la erradicación de la pobreza. En Argentina, la oposición de Mario Bergoglio a la Iglesia de la Teología de la Liberación, sin tomar una postura pública de oposición a la dictadura, negando conocimiento –en contra de toda la evidencia- del robo de bebés durante la dictadura, muestra su incoherencia y su falta de compromiso con la erradicación de la pobreza. Tal compromiso no es creíble cuando no va acompañado de una oposición a las fuerzas que perpetúan tal pobreza, apoyando a aquellos que luchan para eliminarla.

En realidad, la elección del Papa ha respondido a la enorme inquietud que la Iglesia Católica tiene sobre América Latina, donde el auge de las izquierdas está amenazando a las estructuras de poder, con las cuales la Iglesia se ha identificado. El nombramiento de Bergoglio es la manera de potenciar el freno a la Teología de la Liberación, presentando el mensaje de los Evangelios interpretados por el profundo conservadurismo de la jerarquía católica, haciendo frente al catolicismo popular, imbuido, por ejemplo, en la revolución bolivariana que amenaza los intereses de la jerarquía de la Iglesia católica. No soy ni católico ni creyente, pero me parece obvio que hoy hay un conflicto entre los valores del catolicismo como religión y los valores que sustentan los aparatos ideológicos de la Iglesia, que reproducen y controlan para su propio beneficio. La elección de Bergoglio como Papa es un intento de frenar la identificación de las clases populares de creencia católica con las formas alternativas de carácter revolucionario que están surgiendo no sólo en América Latina sino también en el mundo y que interpretan el apoyo a los pobres como la lucha para terminar con la pobreza. Los pobres no son sujetos pasivos, sujetos de compasión y caridad, sino que debería ayudárseles a ser activos en su propia liberación luchando en contra de las instituciones reaccionarias, entre las cuales la jerarquía de la Iglesia católica ha tenido un lugar prominente, tanto en Argentina como en España.

32 comentarios

  • Antonio Duato

    Agradezco a todos haber aportado opiniones e información a este artículo.

    Señalo a José Rodríguez de Rivera, con cuyas opiniones estoy globalmente muy de acuerdo, que fue mía la atribución a Vicenç Navarro de “Chomsky español”, sin más alcance que una ocurrencia del momento, pero en un paréntesis en que se explicaba el respeto que le tenemos en cuestiones económicas, aunque a continuación decía explícitamente en que no estaba de acuerdo por motivos semejantes a los tuyos.

    Toda esa discusión ha servido al menos para que Rodrigo sacase a la luz un texto del provincial de Colombia en 2010 sobre el padre Giraldo, que es todo un ejemplo de lo que debe hacer un provincial. Tal vez fue algo de eso lo que esperaban algunos subordinados de Bergoglio treinta y tantos años antes. Hoy son mcuchos los que lo esperan en todo el mundo. Lo importante es que hoy Francisco no solo pronuncie discursos sino que defienda en concreto a quienes se juegan la vida por los pobres y oprimidos, como hizo el P. Roux en el texto que cita Rodrigo.

  • Gabriel López

    Coincido totalmente con los últimos comentarios de Rodrigo, me parece el análisis más objetivo e independiente. Como dije en anteriores comentarios lo que resalto del artículo de Vicenç es el final, que puede parecerle a algunos una teoría conspirativa, pero que en gran parte es posible por las experiencias que algunos tenemos y por referencias anteriores. Mi punto de vista sobre un tema en coincidente en parte con el que expresa Vivenç, las opiniones no se consideran falsas o verdaderas, correctas o incorrectas, y se pueden estar de acuerdo o no. Hay quien ha opinado haciendo referencia a su pasado, y ha utilizado su experiencia como argumento de peso, me parece muy correcto, y no faltan lectores que se identifiquen con esas opiniones, lectores que son proclives a esa interpretación.

     Yo también tengo mi experiencia, no soy argentino, no soy ni he sido jesuita, estos factores pueden ir en mi contra, pues son elementos valorativos para muchos atrieros, en parte de ahí viene ese cambio de actitud que se percibe en Atrio.org desde la elección de Francisco, el jesuita argentino. Soy un español nacido en un pueblo de pescadores, mi padre lo era, llamado Lastres, en Asturias, con ocho años un fraile me llevo a un seminario franciscano, profese como religioso y me ordenaron presbítero, he sido profesor de Teología Bíblica, impartiendo la asignatura de griego, he vivido en Roma y tengo referencias directa y indirectamente del Vaticano y algo se de cómo funciona ese tinglado. Tengo experiencia en parroquias, y he estado en lugares de misión en América del Norte y he conocido a personas que practicaban la Teología de la Liberación no de palabra sino con su forma de vida porque se sentían libres de las ataduras que significan los cargos y las dignidades, del aparto eclesiástico que solo produce trabas, allí no había superiores que ejercieran de tal, ni obispos ni cardenales. Por lo expuesto creo tener experiencia y creo que gracias a ello puedo tener una opinión que es crítica, muy crítica, en dos sentidos: primero en cuanto a la organización de la Iglesia Católica: y en segundo lugar, y lo que es más importante y definitorio, en cuanto al origen del cristianismo y su evolución posterior. En cuanto al último punto, cuántas veces me he  reprimido cuando se debaten sobre aquél pobre galileo, sobre su condición humana o divina, sobre lo que dijo o no dijo,  cuántas barbaridades se le atribuyen, cuánto se idealiza y mitifica a alguien que, en mi opinión no fue más que un hombre del que prácticamente nada conocemos, que sirvió y sirve de pretexto para que unos den sentido a su vida existencial y vivencial, y los poderosos controlen y sometan las mentes y los cuerpos de quienes han nacido libres. “ La verdad os hará libres”, “ No tengáis miedo”, “Que nadie os robe la esperanza”,  tres eslóganes papales, la verdad os hará libres pero fuera del fanatismo cristiano, no tengáis miedo a ser libres y a caminar sin lideres ni guías, que no os roben la esperanza de vivir plenamente vuestro humanismo, el ser personas iguales  y con una misma dignidad.

  • Rodrigo Olvera

    p.d.
     
    Un ejemplo acá de que la cierta y correcta afirmación de que “Un provincial de la Compañía tiene rango jerárquico, pero su jurisdicción no llega sino a los miembros de la orden” no impide a tal provincial hacer manifestaciones públicas, sobre todo en defensa de sus subordinados acusados de guerrilleros
     
    COMUNICADO PUBLICO DEL PROVINCIAL DE LA COMPAÑÍA DE JESUS FRANCISCO DE ROUX SJ
    http://www.nocheyniebla.org/node/72
     
     

  • Rodrigo Olvera

    Hola José
     
    ¿En dónde has visto que yo otorgue credibilidad al artículo de Navarro respecto de que Bergoglio era parte de la jerarquía episcopal?  Tan equivocado está Navarro en decir que Bergoglio era parte de los obispos que callaron, como tú en decir que era un jesuita sin cargo jerárquico alguno.
     
    ¿De donde sacas que Navarro es “mi” Chomsky español? Yo no lo creo un Chomsky español. Tampoco creo que Chomsky sea el mejor referente de pensamiento crítico estadounidense.
    Respecto de Bergoglio, en que veo tanta irracionalidad y visceralidad en muchos de quienes le critican pero también en muchos de quienes lo defienden, te diré que lo que alcanzo a ver hasta ahora con la información que tengo es:
    a) Hay muchas calumnias en su contra que son evidentes. Ya se ha señalado acá en Atrio que circulan fotos como si fuera él dando la comunión a Videla, y otras similares, que no son él.
    b) Se ha dicho, falsamente, que fue acusado criminalmente por su actuación en la época. Me queda claro que las veces que ha comparecido ante la justicia argentina, ha sido en calidad de testigo y no de acusado.
    c) Se le ha acusado de haber denunciado o entregado a dos jesuitas. Los mismos jesuitas implicados tuvieron en su momento esa convicción. Uno de ellos murió con tal convicción. El que permanece vivo afirma que en los 90’s llegó al convencimiento de que estaba equivocado. Con los elementos de juicio que tengo, considero que Bergoglio no los denunció ni los entregó. Con los autos de los expedientes, estoy convencido de que si los militares arrestaron a los integrantes del esfuerzo pastoral en que participan Yoro y Jalics (recordemos que detenien también a laicas y laicos, pero el clericocentrismo habitual se fija sólo en los jesuitas), no fue por denuncia de Bergoglio, sino por declaraciones bajo tortura de un antiguo colaborador laico de tal esfuerzo pastoral, colaborar que sí se había unido a la guerrilla y fue detenido.
    d) Se le acusa también de no haber defendido o de haber desprotegido a los jesuitaa. Aquí hay que distinguir entre la actuación de Bergoglio antes y después del secuestro. Me queda claro que después del secuestro, Bergoglio fue activo en buscar su libertad y seguridad. No tengo un solo elemento que me lleve a pensar que se alegró o fue indiferente ante el secuestro. En cuanto a su actuación anterior, queda para mí la duda de la forma en que se trató la disolución de la comunidad, la salida de la Compañía (hay testimonios que presentan una reunión en que se les hace firmar que ellos voluntariamente piden la salida después del secuestro, mientras que otros muestran que se trató realmente de una expulsión decidida en diálogo con Arrupe), la pérdida de licencia para celebrar en  la diócesis. Me parece que es la parte más confusa, la menos explorada, la más delicdada porque se trata de acciones de gobierno interno de la Provincia. En este punto en concreto, tengo una pequeña duda. Duda no en cuanto a una intención de mala fe de Bergoglio, sino acaso de imprudencia pastoral y de gobierno. Duda, y no certeza, porque hay elementos también que apuntan a que los involucrados no aceptarían una alternativa diferente en el conflicto interprovincial. No tengo certeza de que pudiera haberse manejado de mejor forma en las circunstancias.
    e) Queda el otro reproche de haber guardado silencio, a diferencia de otros cristianos que sí hablaron aún a riesgo de sus vidas. Es cierto que jurídicamente la jurisdicción de un Provincial es únicamente sobre quienes están a su cargo. No menos cierto es que muchas cristianas y cristianos, con o sin cargo jerárquico, denunciaron las violaciones de derechos humanos que ocurrían. Bergoglio tuvo cononocimiento de los secuestros, de las desapariciones, de la entrega de bebés con suplantación de identidad. Creo que nadie niega que tuvo conocimiento.
     
    Bergoglio pudo sumarse a quienes denunciaron -con el detalle que una denuncia de un Provincial de la Compañía de Jesús tiene mayor peso social que la denuncia de una madre laica, por ejemplo-, pudo sumarse a quienes intentaron una diplomacia discreta, pudo sumarse a quienes callaron sin aprobar, y pudo sumarse a quienes colaboraron y bendijeron. Queda claro que no se sumó a quienes bendijeron y colaboraron. Queda claro que no se sumó a quienes denunciaron. Parece que su decisión fue la de la diplomacia discreta.
     
    Esto es lo que reprocha Pérez Esquivel. Esto es lo que reprocha Jon Sobrino. Esto es lo que reprochan las madres y abuelas. Que sabiendo lo que ocurría y sabiendo el valor que pudo tener una denuncia de un Provincial jesuita, decidió no denunciar públicamente.
     
    Podemos debatir y argumentar razones sobre la conveniencia de una y de otra opción (denunciar públicamente vs tratar de solventar algunos casos mediante diplomacia discreta). Pero al menos ubiquemos con claridad el punto a argumentar. A mí me queda claro que no fue un chivato, que no fue un colaborador, pero que optó por guardar silencio (por prudencia, me parece).   Sé que en condiciones como las que vivió en ese momento, yo a nadie podría reprochar el guardar silencio (así como hoy a nadie reprocho guardar silencio frente a los cientos de miles de personas asesinadas en México), pero reconozco que hubo (y hay ¿habemos? ahora) quienes se tomaron en serio la labor denunciar públicamente lo que ocurría (ocurre) aún a riesgo de dar la vida por evitar que los lobos siguieran destazando a las ovejas.
     
     

  • Y para que no se pierda entre tanto mensaje, a RODRIGO OLVERA le pregunto si ante la afirmación de que Berg. era miembro de la “jerarquía episcopal” como dice vuestro chomsky español, lo que es históricamente falso, pues fue nombrado obispo más de diez años después, todavía le merece credibilidad esa calumnia, o prefiere “creer en autoridades mediáticas” en vez de reconocer que un autor así no tiene rigor científico alguno. El calumnia que algo queda — o miente tantas veces que se tome como verdad lo que afirmas (falsamente)- que era el lema de Goebbels, por lo visto te gusta más que rectificar.

  • Ciertamente en mi afirmación sobre el rango jerárquico de Bergoglio no precisé (creí que en el contexto no era necesario). Un provincial de la Compañía tiene rango jerárquico, pero su jurisdicción no llega sino a los miembros de la orden. En cambio la jerarquia episcopal tiene jurisdicción general sobre todos lo fieles, y evidentemente no hizo llamamiento alguno a sus fieles del grupo que había usurpado el poder para que cumplieran por lo menos el No Matar. No aventuro qué razones movieron esos obispos a comportarse así. Pero Videla y Pinochet seguían la idea del golpe franquista en España, que no sólo fue tolerado, sino alabado por Roma: “santa cruzada” , bula que permitía comer carne los viernes etc. No es justo, creo atacar a un superior jesuita cuando el Papa polaco, al que los jesuitas deben obediencia especial (cuarto voto de los pp. profesos) apoyó claramente estas sanguinarias dictaduras.  Y sobre Bergoglio, acá en Argentina se publican más y más testimonios que muestran hasta la saciedad (uno termina cansado) cuál fue realmente su actitud bajo los “milikos” . Acá un enlace más: http://audioblogs.cienradios.com.ar/mip/2013/03/19/las_acusaciones_contra_bergoglio_son_totalmente_infundadas/

  • Javier Renobales Scheifler

    Si me adoras, haré que esas piedras se conviertan en pan, tentó imaginariamente Satanás a Jesús,
    Esas piedras/pan son el patrimonio de la rica ICR convertida por la zanahoria Bergoglio en ‘la iglesia de los pobres’
    Jesús no era tonto, y sobre todo siempre fue pobre. Así qu no picó con la zanahoria de las piedras/pan.
    Hay mucho interés en Atrio en qué piquemos en la zanahoria bienes de la ICR/Iglesia de los pobres
    Si me adoras, haré de los bienes de la ICR el pan de los pobres.
    Esperemos unos meses, dice Antonio Duato.
    ¿Esperó Jesús?
    No: no se dejó engañar por semejante patraña
     
     
     

  • Javier Pelaez

    Pero no te creas Ana.Si un Papa se pusiera verdaderamente renovador,probablemente se lo quitarían de enmedio.

  • ana rodrigo

    Javier, pues claro que la ICR es una institución piramidal, además sellada por el “progresista” Concilio Vaticano II que se suele usar a gusto del consumidor de turno. Lo que yo recuerdo de la época postconciliar es que precisamente por ser piramidal, el clero siguió a su líder como corderitos y toda la iglesia se contagió de entusiasmo y renovación. Y como no sabemos que la Iglesia haya funcionado de otra manera, y no se conoció la democracia hasta hace relativamente poco tiempo, pues, aunque parezca una contradicción, este seguimiento obediente tiene más efecto de expansión de las ideas del líder. No defiendo esta situación, sino que constato la situación.

    Pero me temo que a este Papa le puede ocurrir lo que a Pablo VI, que se asustó al ver lo que podría ocurrirle a la Iglesia con tanta cabeza individual pensante, y replegó velas. Ahí comenzó el cerrar puertas y compuertas de la apertura que el Concilio había sugerido o susurrado, hasta que llegó Juan Pablo II y enterró el Concilio y todo lo que podría haber sido y nunca fue.

  • pepe blanco

    Nunca es malo indagar en el pasado; en el de un papa, puede ser incluso imprescindible escarbar, aunque solamente sea para intentar entenderlo mejor.
     
    No obstante, resulta que, para construir la desconfianza que nos provoca a algunos el papa Francisco, no necesitamos remontarnos tres décadas atrás. Nos basta con escuchar atentamente lo que dice ahora, lo que está diciendo estos días, desde que es papa. Mucha pobreza, sí, es cierto, pero también mucho demonio y mucha dictadura del relativismo. Esto último parece una concesión al esnobismo intelectual de su predecesor. Lo demás, pura Edad Media.
     

  • Javier Pelaez

    Lo que quiero decir Ana es que una cosa es esperar a ver de que pie cojea el Papa y otra cosa es hacerle cojear del pie que queréis que cojee.Hay mucha gente que esta a la espera,pero la espera ha de ser activa.Visto todo este animado debate ¿no creéis que el mismo revela hasta que punto la ICAR es una institución completamente piramidal ,pues parece que sólo se puede esperar que la pueda cambiar su máxima cabeza?.

  • ana rodrigo

    Javier Peláes, antes de que este Papa hablase de los pobres, el colectivo de CCP de Granada  hemos manifestado nuestro criterio en la prensa local. Por otra parte, nuestro colectivo hace mucho tiempo que vivimos bastante al margen de la jerarquía, y nuestra protesta es más desde una conciencia ciudadana  que otra cosa. Yo aquí en atrio he hablado en muchas ocasiones sobre  las “hazañas”  y estupideces del ínclito Francisco Javier Martínez. Es el típico obispo que provoca vergüenza ajena ante su propia incompetencia.

    Pero, te digo, que hace tiempo dejé de malgastar mis energías con esta gente, hay muchas otras preocupaciones  y ocupaciones que merecen mi atención.

  • Javier Pelaez

    Los católicos que queréis que este Papa inicie una nueva era lo que tenéis que hacer es “escraches” a los obispos.Por ejemplo,Ana Rodrigo perseguir al arzobispo de Granada a todas horas diciéndole que el Papa ha dicho que  quiere una iglesia pobre…Los católicos italianos seguir a todos los miembros de la Curia a todas horas-incluidas sus juergas-recordándoles este o aquel eslogan de Francisco.Jesus Bastante de religion digital en lugar de comer en Roma en el mejor restaurante con Rouco perseguir a Rouco por la Almudena recordándole que tiene que ir a hacer “escraches” a casa de González Pons que lo ha dicho el Papa y así sucesivamente.

  • ana rodrigo

    Creada la sospecha sobre Bergoglio,  ya no hay quien la pare, a partir de aquí, unos se empeñarán en ella y otros lo juzgarán por lo que haga, en coherencia con lo que dice. Nadie va a convencer a nadie.

  • Luis Gonzalez Moran

     
    Oscar Varela.
     
    Muchísimas gracias por acercarnos el magnífico trabajo de la periodista, poeta y ensayista Stella Calloni. Me alegro gozosamente de coincidir contigo, aunque espero que no sirva de precedente (es broma inocente…)
     
    Conocía algunos trabajos suyos publicados con anterioridad, entre los que se cuentan:
     
    “Los Archivos del Horror del operativo Cóndor”, Equipo Nizcor, 8 de Agosto de 1998, pp. 3www.dererchos.org/nizkor/doc/condor/calloni.html,
     
    El magnífico libro “Los Años del Lobo: Operación Cóndor”, Buenos Aires, Ed. Continente, 1999.
     
     “La Operación Cóndor al descubierto”,  publicado en La Jornada, México, en agosto 2002, (tomado de http://www.lainsignia.org/2002/agosto/ibe_104.htm).
     
    Una vez leído, el artículo de Stella Calloni me parece el mejor y más crítico comentario al tendencioso trabajo del Sr. Vicenç Navarro, al que deja totalmente en evidencia.
     
    Anoto las aseveraciones tomadas del trabajo de Stella Calloni que contradicen las acusaciones del sr. Navarro:

    “Esto es una llamada de atención. Otra fotografía con Videla tampoco es Bergoglio se lo confunde con otros religiosos. Lo malo es que es asombrosamente visible que no es Bergoglio.
    Nosotros no podemos decir lo que nadie ha dicho aquí. Bergoglio no fue acusado por el robo de Bebés durante la pasada dictadura. Fue citado como testigo en un caso muy especial y como testigo declaró.
    Nunca ha sido citado como acusado en una causa – Uno de los sacerdotes jesuitas que menciona el periodista Verbitsky, el padre Jalics acaba de enviar una carta donde dice que el ha hablado largamente con Bergoglio y que han celebrado una misa juntos. Para mí dice “es un caso cerrado”.

    La escritora hace una llamada a la “realidad y a la verdad” como únicos fundamentos para una auténtica construcción social: “Nada conviene más que la verdad, Nada enseña más a una creación teórica dialéctica, siempre renovada, enriquecida, que la realidad”.
     
    Ese es un magnífico lugar de encuentro.
     

  • Javier Pelaez

    Como se han encontrado los dos Papas en activo,sin cisma de por medio,conviene comentar algunas cosas.Creo que el lema del anterior Papa fue “antes muerto que sencillo…” y el de este “antes sencillo que….”.Si se dedica a arreglar el IOR ,guiado de su sencillez lo envenenan en la curia son especialistas.Basta con consultar a un buen neumólogo que te de el remedio apropiado para víctima con un solo pulmón.Luego convocan otro cónclave y nombran a Franciscio II,seguidor ideológico de Francisco Franco.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Comparto la opinión escrita por una de las más grandes –si no la más grande- periodista de América Latina. Stella Calloni de confesión “de izquierda”. Lo que menos puede dudarse es que se la tache de pro-religiosa.
     
    Me declaro 100% con lo que acá dice.
     
    Aprovecho para agregar que me parece muy verdadero lo aportado por José Rodríguez de Rivera
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar
    …………………
     
    Una mirada responsable al nuevo Papa

    Por Stella Calloni

    Queridos compañeros:

    Nunca como en estos tiempos la izquierda tiene que ser seria y responsable.

    Es muy buena la nota de Vicky Peláez, a quien respeto mucho, pero como está lejos seguro no se enteró de la falsedad de algunas informaciones que circulan hoy como verdades.

    Esto es una llamada de atención. Otra fotografía con Videla tampoco es Bergoglio se lo confunde con otros religiosos. Lo malo es que es asombrosamente visible que no es Bergoglio.

    Nosotros no podemos decir lo que nadie ha dicho aquí. Bergoglio no fue acusado por el robo de Bebés durante la pasada dictadura. Fue citado como testigo en un caso muy especial y como testigo declaró.

    Nunca ha sido citado como acusado en una causa – Uno de los sacerdotes jesuitas que menciona el periodista Verbitsky, el padre Jalics acaba de enviar una carta donde dice que el ha hablado largamente con Bergoglio y que han celebrado una misa juntos. Para mí dice “es un caso cerrado”.
     
    Sostiene el Premio Nóbel de la PAZ, Adolfo Pérez Esquivel, que sí conoció a Bergoglio: “Nunca fue un entregador. Si algo se podría reprochar es la falta de acción de la Iglesia en su conjunto de cúpula para defender a los religiosos perseguidos, al pueblo perseguido”.
     
    Entonces no es necesario usar nada de este tipo de situaciones en las que no hay pruebas concretas para desacreditar al Papa actual. Simplemente creo que si somos verdaderamente de izquierda debemos rechazar estas prácticas que tanto criticamos en la derecha. Hay mucha intoxicación informativa en las redes sociales y hay falsedades y mentiras a veces a grado de escándalo .
     
    Es urgente y necesario que nuestros planteos sean seriamente políticos, ideológicos. Es lamentable que la izquierda esté a la espera de ¿qué va hacer el papa? Simplemente tenemos que preguntarnos qué vamos a hacer nosotros. Porque somos nosotros, estos que nos dividimos en pedazos por vanidades, egocentrismos, intolerancias, impensables en un verdadero hombre de izquierda, los que debemos pensar que vamos a hacer. En el período histórico donde hace falta toda la mejor inteligencia de izquierda, nos estamos dedicando a destruirnos entre nosotros, en el mejor de los casos, porque en el peor que está sucediendo: estamos ayudando mucho al enemigo que viene por nosotros.

    No es posible que se hable de todo con tanta liviandad. Hay que preguntar. Hay que tener pruebas de lo que se dice o al menos una constatación seria. Hay reacciones que a veces ni siquiera tienen una razón ideológica sino un enfrentamiento personal, un encono o una obsesión.
     
    Nosotros si somos serios, consecuentes y verdaderamente mejores seres humanos, “hombres nuevos” que debemos ser como decía el Che no podemos falsear la realidad, porque nos conviene partidaria o ideológicamente. Nada conviene más que la verdad, Nada enseña más a una creación teórica dialéctica, siempre renovada, enriquecida, que la realidad.

    Simplemente compañeros les pido que reflexionemos sobre lo que nos está pasando. En el momento en que tenemos que estar más unidos que nunca estamos cavando pozos para desmoronar gobiernos, junto a la derecha, tirando el muro sobre nuestras cabezas, en lugar de ser si es necesario una oposición clara, consciente, crítica pero decente. DECENTE EN NUESTRAS APRECIACIONES, COMENTARIOS.
     
    Y mientras tanto no estamos construyendo nada, no estamos construyendo alternativas. En los últimos tiempos, ha habido críticas absurdas de alguna izquierda a Venezuela, a Cuba, a otros gobiernos. Se hace como desde una izquierda radical, que termina caminando por las calles de América Latina con la derecha.
     
    Estamos viendo en Argentina, que algunos sectores que se declaran revolucionarios y de izquierda se alían con las más enconada y brutales derechas. Eso no puede ser. Se puede ser opositor a un gobierno, pero un opositor de izquierda debe hacer críticas constructivas. NO convertirse en un traidor a su ideas y principios para ganar como sea. Es mucho lo que hay que hacer, en principio pelear con convicciones, pero con verdades, con ideología no con falsedades que nos hacen daños a todos los que queremos un mundo nuevo.

    Si un gobierno hace alianzas con sectores de derecha, por ejemplo, ¿cómo puede ser una respuesta de una izquierda crítica es hacer lo mismo?

    Hemos perdido la brújula de la estrategia necesaria y llega un Papa, que les resulta a muchos analistas de bolsillo ”un peligro”, porque auténticamente ha trabajado en villas miserias, con los pobres, denunciado la pobreza una y otra vez, en todos los gobiernos. Lo hizo en silencio y ahora muchos lo descubren,
     
    Y así fue. Aunque no pueda gustarnos.
     
    Y por supuesto que con los pasos que va dando es seguro que recuperará mucha gente para su Iglesia. Y seguramente le temen los que no son capaces de caminar nunca junto a los pueblos, los que dicen amar a Cuba, a Fidel, a Venezuela, a Chávez, pero nunca se acercan a tocar los dolores de sus pueblos, como ambos hicieron.

    Chávez nos ha dejado un ejemplo de cómo se trabaja con los pueblos con “la masa” palabra que por cierto quita belleza a lo colectivo.
     
    * ¿Qué tal si empezáramos por ser un poco más humildes y respetuosos de los otros?
    * ¿Qué tal si nos despojamos de la idea de ser siempre ganadores como si estuviéramos en la peor competencia capitalista?
    * ¿Qué tal si ganamos compañeros por el ejemplo, la conciencia y no por consignas vacías?,
    * ¿qué tal si dejamos de hacer creer que somos los verdaderos representantes del pueblo, cuando el pueblo que decimos representar no nos conoce?

    Son otras armas las nuestras, no la desacreditación, la acusación grosera y grotesca. No la mentira o la desinformación. Tenemos cómo hacerlo.
     
    Empecemos nosotros también el cambio para enfrentar con responsabilidad los desafíos del futuro. Con responsabilidad y respeto por nosotros mismos.

    Un abrazo, Stella

  • Luis Gonzalez Moran

     Don Vicenç Navarro, (22-Marzo-2013) no se anda con chiquitas y titula su artículo Las contradicciones del nuevo papa.
    Así, por corto y por derecho: nada de explicar que “posiblemente”, que “según su parecer”, que, “según su modesta opinión”, nada, nada, enfatizando que siempre impacta más. Simplemente, ahí va. Para justificar la buena acogida que ha tenido el Papa Francisco, da su veredicto: “El problema de tal coro de alabanzas es que ignora, en el mejor de los casos, u oculta, en el peor, toda una historia de complicidades y compromisos, a lo largo de la biografía del nuevo Papa, con las fuerzas políticas más responsables de la expansión de la pobreza en Argentina y en América Latina y de la acentuación de las desigualdades sociales”.
    El propio equipo de Atrio lo entiende así y añade: “Este artículo analiza la contradicción que se presenta en la postura del nuevo Papa, que enfatiza el compromiso con los pobres con su propia biografía de oposición a aquellas fuerzas que intentan romper con la pobreza”.
    E incorpora una nota explicativa, en la que rebaja un poco el entusiasmo inicial, a saber:”[Nota de ATRIO: Por la estima que nos merece el pensamiento crítico independiente del profesor Vicenç Navarro –el Noam Chomsky español– no podíamos dejar de presentar este artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Dominio Público” en el diario PÚBLICO, 21 de marzo de 2013, aunque no compartamos algunos de los datos e intenciones que el profesor expresa en su análisis. Este artículo, de un agudo observador externo, es una invitación a seguir el debate que ya está abierto en ATRIO, con participación de muchos argentinos que agradecemos].
    Para darle un poco de objetividad al tema, he de decir que yo, personalmente, he seguido el pensamiento del autor del artículo y debo decir que, con independencia de sus aciertos críticos, es un enemigo furibundo de la Iglesia Católica, lo cual puede ser bueno o malo, pero no ayuda a fundamentar la objetividad. Claro, enfocar el nuevo pontificado desde una visión radicalmente opuesta a la institución que estrena nuevo pontífice, no parece de recibo.
    Y como no me gusta a hacer afirmaciones sin base probatoria, añado algunos –no intento agotarlos- títulos de la bibliografía del mencionado autor.
    “Un silencio ensordecedor”, publicado en el diario El País el día 17 de junio de 2000.
    La Gestapo en España”, publicado en El País/Cataluña, el día 26 de febrero de 2003.
     “La Iglesia polariza a España”, publicado en El Periódico el día 15 de noviembre de 2005.
    “La Iglesia Católica y la familia”, publicado en Temas para el Debate, nº 156, noviembre 2007
    ”La jerarquía de la Iglesia”, publicado en El País, el día 7 de diciembre de 2007.
    La militancia antilaicista de la Iglesia”, en Público.es, el día 18 de agosto de 2011.
    La Iglesia contra Jesús”, publicado en blogs.publico.es, el día 6 de enero de 2011. Ha sido publicado también en nuestro Atrio.
    “La clase social de los santos”, en Diario Público, el día 21 de julio de 2011.
    Es solo un listado parcial, porque es muy variada la literatura “eclesiástica” del llamado Chomsky español. Y conste que los artículos citados los he leído todos. Y en todos ellos no hay ni una sola mención laudatoria hacia la Iglesia Católica, sino ataques a todas las líneas de flotación. Me pregunto: ¿será posible que a lo largo de tantos siglos la Iglesia todo lo haya hecho mal y, sin embargo, haya podido sobrevivir…sin que parezca que vaya a fenecer de momento?
    Es muy buena la libertad de expresión, pero es necesario conocer bien las posiciones de los “expresantes”, para poder captar bien “la letra y la música del mensaje”.
    Y a lo que voy: muchos de los datos “lanzados” aquí por el opinante señor Navarro ya han sido desmentidos o, al menos, puestos en entredicho por la valiosísima información ya existente en Atrio, y que es de agradecer.
    Por cierto y fuera de contexto: el que quiera divertirse un poco, infórmese sobre la curiosa bronca que han mantenido dos eximios sabios: Vicenç Navarro y Xavier Sala i Martin…. Y no precisamente por la Iglesia Católica…
     
    .
     
     

  • Gabriel López

    Yo creo que en la motivación que la  gran mayoría de los cardenales electores han tenido para elegir a Bergoglio es, como afirma Vicenç, “un intento de frenar la identificación de las clases populares de creencia católica con las formas alternativas de carácter revolucionario que están surgiendo no sólo en América Latina sino también en el mundo y que interpretan el apoyo a los pobres como la lucha para terminar con la pobreza”. Proyectar una imagen que desactive la teología de la liberación e imponga, con matices y algunas dispensas, la teología tradicional de la que Bergoglio es un claro ejemplo.

  • Pablo Osés Azcona

     
    Para José Rodriguez de Rivera
    Por favor sigue  transmitiendo desde Argentina  la realidad de Berdoglio. De lo que voy leyendo es lo tuyo lo que más me ha convencido. Estamos todos ansiosos por  aclararnos.  Estoy asombrado por la  inesperada cantidad de esperanza que voy detectando  a mi entorno.
    Mi actitud hoy es la tuya: Demos tiempo al tiempo y entonces podremos criticar al nuevo pontífice, que por ahora va más bien en la línea de apertura a todos los hombres de buena voluntad, no sólo a los creyentes en la ICAR.
    Tantos años y estudios  te  pueden servir  ahora para  acercarnos a la verdad.  Algunas  intervenciones  destilan parcialidad ,  obvia después de sufrir tanta malversación eclesiástica del evangelio,  pero las tuyas me gustan, me parecen que tiene ya la serenidad de los años.

  • Gabriel López

    Considero razonable que tengamos nuestras dudas al respecto del nuevo Papa Francisco, y es muy acertado apuntar las contradicciones que encontramos entre sus manifestaciones y sus acciones. Y es razonable porque Berglogio tiene un pasado que se debe de clarificar, y sobre todo porque no nos podemos fiar de la política del Imperio Vaticano, heredero del Imperio Romano, tenemos mucha experiencia al respecto y el último precedente “el Beato Juan Pablo”, me refiero con esto a lo que afirma Vicenç Navarro en el párrafo final del artículo.

  • Sergio Zalba

    Leamos completa la declaración de Perez Esquivel, que hay matices:
     
    “No considero que Jorge Bergoglio haya sido cómplice de la dictadura, pero creo que le faltó coraje para acompañar nuestra lucha por los derechos humanos en los momentos más difíciles”.
     
    ¿Qué significa que le “faltó coraje”? ¿A quiénle tuvo miedo, a los militares, a los obispos que fueron efectivamente cómplices o a los dos? ¿Por qué JAMAS Bergoglio, en 15 años de arzobispado, se comunicó con las Madres ni con las Abuelas de Plaza de Mayo?
     
    Todavía no entiendo porqué Perez Esquivel, a quien siempre he respetado muchísimo, hoy parece estar intentando navegar como a dos aguas…  Tal vez en breve lo sepamos.

  • Rodrigo Olvera

    Hola José Rodríguez

    Dices: “La realidad es que era jesuita sin cargo jerárquico alguno en aquellos años. Sí fue superior de la provincia jesuítica”.

    ¿De modo que el cargo de Provincial de una provincia de la Comapñía de Jesús  no es un cargo jerárquico?

     Te recuerdo el cánon 108 par 3 del Código de Derecho Canónico de 1917, vigente en la época en que Bergoglio fue Provincial: la sagrada jerarquía de institución divina consta de Obispos, presbíteros y ministros.

    De modo que no es posible apuntar a que un jesuita ya ordenado presbítero no era parte de la jerarquía de la iglesia católica

    Saludos

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Esperar unos meses, Antonio? ¿Esa puede ser la solución? ¿Cuántos? ¿tres como la trinidad, o treinta como las monedas de plata?
     
    Esperar ¿a qué? ¿A que suba el precio de los inmuebles para vender ‘mejor’ alguno de los infinitos que tiene ese negocio, y empezar así a hacer de él la tan cacareada ‘iglesia de los pobres’?
     
    Si Bergoglio de alto dignatario eclesial católico, cardenal o arzobispo, no hizo la ‘iglesia de los pobres’ y era más joven ¿por qué íbamos a creerle que la va a hacer ahora?
     
    ¿Acaso alguien espera alguna intervención de dios para traer el Reino, para hacer la ‘iglesia de los pobres’ con los bienes materiales del fabuloso negocio de la ICR?
     
    La ‘iglesia de los pobres de espíritu’, creo que a eso se refiere Bergoglio poverello.
     
    ¿Quiénes han puesto a Bergoglio de papa? Ya han sido identificados: la caterva de cardenales ultraconservadores puestos a dedo por Wojtyla y Ratzinger para mantener y mejorar el negocio católico, poniendo para ello al más adecuado de entre ellos, hoy Bergoglio, jugada maestra de los ultraconservadores.
     
    ¿Para qué lo han puesto? Para mejorar la imagen del negocio eclesial católico y con ello el propio negocio, pero no para que se lo cargue.
     
    Si no fuera un negocio requetepodrido no necesitarían disfrazarlo de santidadcatólica, espiritusanto, manto protector de la virgen y demás cuentos al uso, para que la gente crédula se lo trague.
     
    Esperar unos meses … ¿es que todavía no ha llegado su hora?
     
    Ni siquiera hace falta esperar tanto como unos meses, Antonio Duato: basta con esperar a mañana cada día.
     
    Cuando se decida que se acaba la espera, ya me llegará la noticia. Por el momento es la espera interminable.

  • Para Pepe Blanco: Yo fui jesuita 22 años, les agradezco haberme posibilitado estudiar y estudiar. Pero dejé la Orden al romper mis lazos con el Vaticano (en 1973), en solidaridad con el Padre Diaz Alegría, que fue mi profesor de Etica en la Facultad de Filosofía, y que fue expulsado de Roma y de Italia por orden expresa de Pablo VI. En Alemania estuve matriculado con profesores como Böckle (un pionero en etica teológica), asistí a clases de Hans Küng, leí un revolucionario artículo de Ratzinger que calificaba al Vaticano como la gran prostituta del Apocalipsis (luego no sabemos cómo cambió al otro extremo), y por eso lógicamente estoy muy alejado de las posiciones teológicas o morales del jesuita Bergoglio. Su actitud ante el matrimonio gay fue realmente radical. Lo mismo sucedió con sus declaraciones sobre la eventual reforma del código civil que facilitará el divorcio (hoy es una maravillosa fuente de ingresos para los abogados), o la despenalización del aborto en un país en que la cifra de abortos ilegales, según distintas organizaciones es de 300.000 a 50o.ooo anuales. Con un enorme porcentaje de mujeres que sufren luego daños permanentes, y una cifra negra de muertes que puede superar el medio millar anual. En todo esto, Bergoglio ha sido un fiel seguidor de la doctrina católica oficial. Creo que incluso le comprendo en su posición interna, pues él tuvo como Instructor de Tercera Probación (ese año de espiritualidad al final de unos 14 años de formación), el Padre Arroyo Lopez, que yo había tenido pocos años antes. Y él nos predicaba la actitud del fiel seguidor de Ignacio: si la Iglesia nos dice que es blanco lo que vemos ser negro, afirmaremos lo que la obediencia nos manda.
    Teologicamente, el arzobispo de Milan que compitió con Ratzinger en el conclave del cinco, y al que escuché una conferencia en Salta, con preguntas y respuestas, estaba en el polo opuesto. Pero dudo que en el conclave hubiera, tras el filtrado ideológico de los papas polaco y aleman, ningun cardenal con ideas realmente abiertas y progresistas.
    Y admitiendo todo esto, y sin baratos recursos al Espìritu Santo (que si funciona debe sormir casi siempre pues hay que ver que pontífices hubo en el pasado), viendo la situación desde lo más humano y terreno, si tengo una esperanzaa de  renovación. Y me apoyo en lo que pasó con el tampoco avanzado en ideas obispo de Venecial el bueno de Juan XXIII. Una persona humilde comprendió su limitación y convocó una asamblea universal de la Iglesia (aunque sólo eran obispos y asesores teológicos, no entraba el pueblo de Dios para nada). Francisco si es consecuente con su modestia y total falta de soberbia intelectual (la que ha perdido, en mi opinión a Ratzinger),   cuando haya resuelto el problema de la mafia vaticana, se tenderá que enfrentar al desafío en el campo de las ideas. Amar a los pobres hoy no puede realizarse como en tiempos del Poverello de Asís. En vez de caridad, lo que se precisa es JUSTICIA. Esto lo aclaró bastante bien el también jesuita Nell Breuning en su redacción de la Quadragesimo Anno. Y en otro foro aqui mismo se discute sobre la Teología de la Liberación con la que han sido tan duros el papa polaco y el alemán – al mismo tiempo que eran tan tolerantes con encubridores de pederastas.
    Demos tiempo al tiempo y entonces podremos criticar al nuevo pontífice, que por ahora va más bien en la línea de apertura a todos los hombres de buena voluntad, no sólo a los creyentes en la ICAR.

  • Este artículo es, como mínimo, tendencioso. Reproduzco una frase “La Iglesia argentina tenía cincuenta obispos y sólo un número limitadísimo se opuso a la dictadura. La gran mayoría no se opuso. Entre ellos estaba el que ahora es Papa.”.
    El lector que no conozca más exactamente la historia argentina pensará que Bergoglio era parte de la Jerarquía episcopal entre 1976 y 1983. La realidad es que era jesuita sin cargo jerárquico alguno en aquellos años. Sí fue superior de la provincia jesuítica.
    Añado un pequeño detalle: fue el tan venerado Juan Pablo II el que SI hizo una visita oficial a los dictadores de Argentina y de Chile. Y hay otro pequeño detalle: Woytila odiaba a los jesuitas desde que cuando fue a estudiar a Roma no se le admitió, por no reunir la calificación mínima, para estudiar en la Univ. Gregoriana. Y lo peor es que cuando hizo su tesis sobre Edith Stein (judía, discípula predilecta de Husserl, carmelita y asesinada por los nazis) y su interpretación de San Juan de la Cruz, en la revista de filosofía de los jesuitas de Varsovia se hizo una dura crítica de la tesis. Ni ha entendido a Edith Stein (que empleó el metodo fenomenológico) ni al reformador carmelita. Y reprendía a Arrupe públicamente, en una audiencia incluso lo empujó e hizo caer (ya había tenido un ataque cerebral) por no someter mejor a los jesuitas a sus ideas preconciliares. Es ese el entorno en el que, bajo Woytila dictador vaticano, un provincial no podía sino callar, pues la Orden tiene un cuarto voto especial de obediencia al pontífice. Pero si el autor viviera en Argentina conocería a personas de las “villas” a dónde iba frecuentemente de obispo ya. En ese libro ciertamente “calla” toda crítica a los que le habían precedido en la jerarquía argentina. Creo que es su modo de ser. Nunca se le ve como juez (como sí hace el autor de esta crítica), sino predica perdón. Pero silenciar, y más sabiendo que muchos otros han hecho y hacen esa crítica, no es aprobar.
    Por lo demás, si estuviera acá, vería que si bien al principio la Televisión Pública incluso se hizo eco de las calumnias de Verbinsky (un tipo siniestro, ex-izquierdista que sí que colaboró con los militares entregando a sus compañeros, y que hoy es millonario del club de capitalistas amigos del Kichnerismo). Pero si miran Twitter verán como tras la visita al Papa (es la primera vez que me besa un Papa), todo ha cambiado, al menos externamente. Y las madres de mayo (encausadas por corrupción etc.) han pasado de criticar al cómplice de los militares a llamarlo enviado divino. Respecto a aquel caso de Dos Jesuitas apresados, uno, el superviviente, ya manifestó en el año 2000, que el provincial de los jesuitas lo único que le pidió fue volver de la VILLA a la residencia donde podría protegerle mejor de los milikos, como les llaman. Ellos prefirieron salir de la orden y quedarse con sus jóvenes, que fueron desaparecidos. Pero este no es un caso oscuro, está totalmente explicado pues ya para el conclave anterior se planteó la cuestión de una posible colaboración con los dictadores. En su odio publicaron frases falsas (la mujer fue creada de la costilla del varón para que le sirva siempre..) o una foto de espaldas dando la comuníón a Videla. tan falsa que el sacerdote todavía vivo ha dicho que fue él y no el jesuita el que aparece en la foto. CALUMNIA QUE ALGO QUEDA… pensarlo.

  • pepe blanco

    En su encuentro con los diplomáticos, el papa Francisco:
     
    – Ha asumido la crítica a la “dictadura del relativismo” que inventó Benedicto XVI.
    – Ha “recordado” que el obispo de Roma es Pontífice, es decir, que construye puentes, con Dios y entre los hombres.
     
    En mi opinión, la humildad de un papa no debe consistir en llevar una cruz de madera o unos zapatos negros usados, sino en abrir su mente y su corazón incluso a quienes no piensan como él, y en rechazar la idea de que solamente los Pontífices construyen puentes entre los seres humanos y Dios.
     
    No, No, No, Sí, No, No, No, Sí, No, No, N o,…

     

  • Antonio Duato

    Me llega este correo de Emilia Robles sobre el encuentro del Nobel Pérez Esquivel con Francisco. ¿Seguirá siendo todo buenismo, engaño y manipulación de los medios? Esperemos unos meses, porfa.

     

    PROCONCIL

    Estimado/a amigo/a:

    Le informamos de que en el día de ayer el Papa Francisco recibió a Adolfo Pérez Esquivel en una audiencia privada dentro del Vaticano. El encuentro fue amable, emotivo y durante el mismo hablaron acerca de los nuevos caminos de la Iglesia, con una mirada hacia los más desposeídos, los marginados y privados de sus derechos más elementales.

    El Premio Nobel de la Paz argentino es la tercera figura de Latinoamericana con la que se reunió, luego de haberse encontrado con Cristina Fernández y Dilma Rousseff, mandatarias de Argentina y Brasil.

    Luego de su encuentro, Pérez Esquivel expresó lo siguiente en conferencia de prensa:

    “La reunión fue muy buena, hablamos de la situación general de la Iglesia, del mundo, de Latinoamérica, de Argentina y del medio ambiente. El Papa me expresó su convicción por avanzar en la verdad, la justicia y la reparación del daño hecho por las dictaduras. Pero también hablamos de que los Derechos Humanos son integrales y que no hay que limitarlos a los asesinatos de la dictadura, sino también a la pobreza, al ambiente y la vida del pueblo.

    Juntos recordamos a los mártires de América Latina, semillas de vida, y las voces proféticas del continente americano, como Don Helder Cámara, Monseñor Romero, Pedro Casaldáliga, Leónidas Proaño, Enrique Angelelli, entre otros.

    Otro tema tratado fue el ecumenismo, donde el Papa me afirmó que la Iglesia tiene que dialogar con todas las religiones en un mismo plano de igualdad.

    Además el Papa Francisco me expresó su preocupación por reducir los índices de pobreza en el mundo trabajando junto a los pobres. Y que ese fue el motivo que lo llevó a elegir el nombre Francisco, dado que significa un programa de vida, y es símbolo de compromiso con los pobres.”

    Al finalizar el Papa le pidió a Adolfo Pérez Esquivel su apoyo, así como el de todos los cristianos, a traves de las oraciones para poder llevar adelante su misión.

    Para ver video del encuentro haga clic aquí <http://www.adolfoperezesquivel.org/?attachment_id=3021>

    Esperamos que la noticia sea de su interés.

    Un cordial saludo

    Emilia Robles

  • Antonio Vicedo

    Lo que se dice de alguien que nada y guarda la ropa, tiene pleno sentido hasta que, por habérsela mojado, se la quita y queda y se queda desnudo.
    Mientras ni siquiera la ropa esté húmeda y  siga puesta con toda comodidad, es porque ni se mojó, ni nadie se la quitó.
    Leyendo cosas que vienen de quienes están libres de algunos sentimientos más o menos interiorizados, que se heredan como contravalores familiares infantilistas (Ejemplo de ellos quedó en el comportamiento familiar de la madre y herman*s de Jesús y en sus mismos discípulos) nos damos cuenta más clara de la reacción profética de Jesús sobre los mismos, de la defensa de su tarea y la necesidad del vigor y la dirección certera de su mensaje.
    Parece que, desde cualquier estrado apostólico (de enviados)  está costando mucho entender esa credencial tal corta, clara y sencilla:
    “-Como el Padre me envió, así os envío yo a vosotr*s.
    Y lo mismo sucede, desde cualquier conviccción de desigualdad personal, por  estar uno o más peldaños por encima de l*s demás.

  • Javier Pelaez

    Hombre una cosa es que el espíritu no influya en la elección del Papa y otra que al elegir al Papa tuvieran en mente todas las cosas que cuenta Vicenc.No creo que saliera elegido por estas razones geopolíticas.Yo por lo menos no estuve allí en el cónclave para certificarlo aunque soplo bastante más que el espíritu.A lo mejor ha pesado más que era ítalo-argentino o que era de los menos conservadores entre semejante carcundía cardenalicia o que era de fuera de la Curia y por eso no votaron al brasileño cuyo nombramiento hubiera respondido a las preferencias de la Curia y hubiera sido tan anti bolivariano como supone Vicenc a Francisco I.¿O  fue Hugo Chávez desde el cielo el que propuso a Francisco,hipótesis que Vicenc consideraría acientifica y yo una parida que se me acaba de ocurrir?.

  • Sergio Zalba

    Podría suscribir este artículo casi en su totalidad. Sólo tengo diferencias de detalles. Esta es la lectura más acertada de la elección de Bergoglio y de su personalidad, según lo veo.

  • Gabriel López

    De acuerdo con el último párrafo del artículo, es convincente el razonamiento, que coincide con el que algunos estamos manifestandoen Atrio  durante estos últimos días.

Responder a Rodrigo Olvera Cancelar comentario