Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5395 Artículos. - 85901 Comentarios.

Francisco de Asís y Francisco de Roma

BoffDesde que el obispo de Roma electo, y por eso Papa, asumió el nombre de Francisco, se hace inevitable la comparación entre los dos Franciscos, el de Asís y el de Roma. Además, el Francisco de Roma se remitió explícitamente a Francisco de Asís. Evidentemente no se trata de mimetismo, sino de constatar puntos de inspiración que nos indiquen el estilo que el Francisco de Roma quiere dar a la dirección de la Iglesia universal.

Hay un punto común innegable: la crisis de la institución eclesiástica. El joven Francisco dice haber oído una voz venida del Crucifijo de San Damián que le decía: “Francisco repara mi Iglesia porque está en ruinas”. Giotto lo representó bien, mostrando a Francisco soportando sobre sus hombros el pesado edificio de la Iglesia.

Nosotros vivimos también una grave crisis por causa de los escándalos internos de la propia institución eclesiástica. Se ha oído el clamor universal («la voz del pueblo es la voz de Dios»): «reparen la Iglesia que se encuentra en ruinas en su moralidad y su credibilidad». Y se ha confiado a un cardenal de la periferia del mundo, a Bergoglio, de Buenos Aires, la misión de restaurar, como Papa, la Iglesia a la luz de Francisco de Asís.

En el tiempo de san Francisco de Asís triunfaba el Papa Inocencio III (1198-1216) que se presentaba como «representante de Cristo». Con él se alcanzó el supremo grado de secularización de la institución eclesiástica con intereses explícitos de «dominium mundi», de dominación del mundo. Efectivamente, por un momento, prácticamente toda Europa hasta Rusia estaba sometida al Papa. Se vivía en la mayor pompa y gloria. En 1210, con muchas dudas, Inocencio III reconoció el camino de pobreza de Francisco de Asís. La crisis era teológica: una Iglesia-imperio temporal y sacral contradecía todo lo que Jesús quería.

Francisco vivió la antítesis del proyecto imperial de Iglesia. Al evangelio del poder, presentó el poder del evangelio: en el despojamiento total, en la pobreza radical y en la extrema sencillez. No se situó en el marco clerical ni monacal, sino que como laico se orientó por el evangelio vivido al pie de la letra en las periferias de las ciudades, donde están los pobres y los leprosos, y en medio de la naturaleza, viviendo una hermandad cósmica con todos los seres. Desde la periferia habló al centro, pidiendo conversión. Sin hacer una crítica explícita, inició una gran reforma a partir de abajo pero sin romper con Roma. Nos encontramos ante un genio cristiano de seductora humanidad y de fascinante ternura y cuidado que puso al descubierto lo mejor de nuestra humanidad.

Estimo que esta estrategia debe haber impresionado a Francisco de Roma. Hay que reformar la Curia y los hábitos clericales de toda la Iglesia. Pero no hay que crear una ruptura que desgarraría el cuerpo de la cristiandad.

Otro punto que seguramente habrá inspirado a Francisco de Roma: la centralidad que Francisco de Asís otorgó a los pobres. No organizó ninguna obra para los pobres, pero vivió con los pobres y como los pobres. Francisco de Roma, desde que lo conocemos, vive repitiendo que el problema de los pobres no se resuelve sin la participación de los pobres, no por medio de la filantropía sino de la justicia social. Ésta disminuye las desigualdades que castigan a América Latina y, en general, al mundo entero.

El tercer punto de inspiración es de gran actualidad: cómo relacionarnos con la Madre Tierra y con los bienes y servicios escasos. En la alocución inaugural de su entronización, Francisco de Roma usó más de 8 veces la palabra cuidado. Es la ética del cuidado, como yo mismo he insistido fuertemente, la que va a salvar la vida humana y garantizar la vitalidad de los ecosistemas. Francisco de Asís, patrono de la ecología, será el paradigma de una relación respetuosa y fraterna hacia todos los seres, no encima sino al pie de la naturaleza.

Francisco de Asís mantuvo con Clara una relación de gran amistad y de verdadero amor. Exaltó a la mujer y a las virtudes considerándolas «damas». Ojalá inspire a Francisco de Roma una relación con las mujeres, que son la mayoría de la Iglesia, no sólo de respeto, sino también dándoles protagonismo en la toma de decisiones sobre los caminos de la fe y de la espiritualidad en el nuevo milenio.

Por último, Francisco de Asís es, según el filósofo Max Scheler, el prototipo occidental de la razón cordial y emocional. Ella nos hace sensibles a la pasión de los que sufren y a los gritos de la Tierra. Francisco de Roma, a diferencia de Benedicto XVI, expresión de la razón intelectual, es un claro ejemplo de la inteligencia cordial que ama al pueblo, abraza a las personas, besa a los niños y mira amorosamente a las multitudes. Si la razón moderna se amalgama con la sensibilidad del corazón, no será tan difícil cuidar la Casa Común y a los hijos e hijas desheredados, y alimentaremos la convicción muy franciscana de que abrazando cariñosamente al mundo, estamos abrazando a Dios.

Leonardo Boff es autor de Francisco de Asís: ternura y vigor, Sal Terrae 61995.

Traducción de Mª José Gavito

64 comentarios

  • Javier Renobales Scheifler

    Yo también manifesté en su día en Atrio que, ante las expectativas tan positivas que se comentaban en Atrio por la elección de Obama, que  Obama tendría que seguir haciendo lo mismo o muy parecido a los presidentes USA anteriores. Obama tiene que defender el modo de vida estadounidense (americano lo llaman ellos), el mejor que pueda conseguir para los que le han puesto de presidente. Eso requiere guerras, el descomunal ejército USA y los de sus aliados, las multinacionales USA, su globalización … etc. etc. Así el mundo en que vivimos es cada vez más injusto.
     
    En cuanto a Bergoglio, por ejemplo (es sólo un ejemplo), ordena/recomienda:
     
    1.      dejar abiertas las puertas de los templos (¿será para que los sin techo puedan resguardarse de las condiciones meteorológicas en las tan mal llamadas ‘casas de dios’?)
     
    2.      y dejar encendida la luz de los confesionarios (probablemente para que la gente vaya a confesarse de sus pecados con el cura de turno, para poner su alma en ‘estado de gracia de dios’ y, si se muere, pueda ‘ir al cielo’ una vez resucitado).
     
    No he visto una sola iglesia que deje las puertas abiertas. Algunas tienen enormes verjas para que incluso en el atrio no se pueda nadie resguardar de las condiciones meteorológicas.
     
    En cuanto a confesarse los llamados pecados, en mi modesta opinión, puestos a reformar la ICR, sería urgente reformar muy a fondo el llamado sacramento de la confesión católica.
     
    Y ello para, en lugar de poner a dios en el centro –en realidad es al cura al que ponen en el centro, pues es el cura quien se arroga el poder de perdonar o no en nombre de dios- habría que poner en el centro a la víctima o víctimas de la ofensa mal llamado pecado.
     
    Porque la ofendida es la víctima, no dios.
     
    Es la víctima ofendida la que puede, si quiere, perdonar o no la ofensa que le ha sido infligida por el verdugo u ofensor, y a la que hay que restituir/resarcir por el daño causado con la ofensa.
     
    Meter a dios por medio (religión) –es decir al cura- a perdonar o no, es ningunear a la víctima, y eso, por usar un calificativo suave en proporción a la afrenta de ningunearla, es totalmente inhumano e injusto, un daño causado por la religión, católica en este caso, a las víctimas.
     
    Cuando vino el Jefe Ratzinger a Madrid a sus jornadas de juventud católica, los católicos hicieron construir un montón de confesionarios blancos, dando la imagen de que la ICR quiere potenciar el tan en desuso sacramento de la confesión católica. Bergoglio continúa en esto a Ratzinger, al parecer.
     
    La reforma de la ICR que ‘dios’ pide Francisco debería, en mi modesta opinión, contemplar este importante punto, porque las víctimas de las ofensas (de los llamados pecados) son sobre todo los pobres, los de la iglesia pobre y de los pobres que dice Bergoglio.
     
    El sujeto pasivo de los llamados pecados son fundamentalmente los pobres, las víctimas. No dios.

  • ana rodrigo

    Pepe Blanco, pues no lo sé si fue Erik Fromm, pero si lo tienes estudiado, como dices, quizá sería el momento de alguna propuesta por tu parte para  atrio a ver si nos oxigenamos algo fuera de tema eclesiales y papales.

  • ana rodrigo

    Querido Rodrigo, creo que todo tiene matices. Pienso que una cosa es el análisis de un diagnóstico, y otra es la actitud de una esperanza, que es subjetiva, y dentro del concepto esperanza, también hay una infinidad de variables: desde la esperanza total a las esperanzas parciales. Tú tienes buena memoria, y si dices que yo dije eso, no tengo duda de que lo dije, lo que sí dudo es en qué contexto, y tampoco me preocupa demasiado. Sí recuerdo el pesimismo que me invadía con Bush y, por tanto, esperaba que algo cambiaría con Obama, porque peor, imposible.
     
    Tienes razón, el sistema es el sistema, y nadie hace milagros ni dentro ni fuera del mismo, lo que pasa es que caminamos poco a poco, y eso, unos/as lo valoramos, y otros/as no, ya sabes lo de la media botella vacía o la media botella llena.
     
    Sobre el Papa Francisco, ya he manifestado que casi es seguro que cambie cuestiones accesorias, eso que llamamos gestos, incluso que incida más, como ya ha insinuado, en la Iglesia para los empobrecidos, pero no tengo ninguna esperanza de que dé libertad a los teólogos/as marginados y les acoja en diálogo. En el momento en que abra puertas y ventanas a otra teología más actualizada a la sociedad actual, se le van a echar encima todo el poder de la Jerarquía y grupos neocons, es decir, el sistema.

  • Gabriel López

    El comentario de Rodrigo me parece muy acertado. Creo que muchos hemos reiterado varias veces que el problema es el sistema y que las personas mencionadas son parte integrantes del mismo, son sus representantes y los garantes del mismo. Como afirma Kung los católicos tienen pendiente una revolución desde abajo para forzar una reforma radical en el Vaticano. El Papa se debe a sus electores y estos junto a los obispos juran obediencia al Pontífice como lo hacía los barones con respecto a su monarca, o los generales alemanes con respecto a Hitler. A mi particularmente me molesta la constante referencia a los pobres por parte de Francisco, el uso y el abuso que hace la Iglesia desde siempre de lo que llama opción preferente por los pobres, bandera que enarbola con reiteración el flamante Papa Francisco, el uso clientelar de esa pobreza por parte de una Iglesia muy apegada a los poderes terrenales. La Teología de la Liberación es una forma de entender la fe diferente la rebelión de los cristianos  contra la injusto y la necesidad de luchar por un mundo mejor en donde no haya ni pobreza ni pobres que la sufran. Francisco en el fondo lo que predica es el sometimiento de los pobres su resignación a la pobreza aliviados con la caridad en espera de se premiados en el cielo.

    Si Francisco quiere una Iglesia nueva que empiece por derribar esa mole de ostentación que es y significa el Vaticano, pues como afirma San Pablo “”Dios no habita en templos hechos por la mano del hombre”.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Ana Wastian
     
    Te entiendo bien. Añado otro cristal para mirar
     
    Hace algunos años, se generó aquí en ATRIO una expectativa de cambio similar a la que vimos los primeros días aquí en ATRIO con la elección de Bergoglio, por una revolución histórica: una afroamericano llegaba a la presidencia de Estados Unidos.
     
    A diferencia de ahora, en que son varias las voces que llaman desde la cautela hasta el abierto excepticismo, en aquello ocasión sólo unas pocas voces hicimos llamados a moderar las esperanzas. Recuerdo a Gabriel Sánchez, a Pepe Sala, no estoy seguro pero creo que también Pepe Blanco y yo.
     
    La respuesta que recibimos fue muy parecida a lo que ahora nos dices. A mí en concreto nuestra tocaya Ana Rodrigo me acusó de tener la mala intención de robar la esperanza en un mundo mejor.
     
    Hoy, no sólo Guantánamo sigue operando; no sólo hubo una orden ejecutiva para impedir llevar a la justicia a quienes implementaron las técnicas de tortura eufemísticamente denominadas interrogatorio duro; no sólo se incrementó el costo material, cultural y de vidas humanas en Irak y Afganistán.
     
    No. No sólo no hubo corrección en uno sólo de estos temas. Obama además implementó las políticas de ataques fuera de escenario de combate mediante aviones no tripulados (drones, en abierta violación al derecho internacional) y de asesinato selectivo de no combatientes (crimen de guerra). El número de civiles muertos menores de edad se ha incrementado sustancialmente. Se ha violado la Carta de Naciones Unidas al autorizarse una invasión militar con derrocamiento de gobierno en Lybia (¿dónde están quienes aquí en Atrio aseguraban que sólo era una operación humanitaria, que no habría pérdidas de civiles y que no se trataría de hacer negocio con la reconstrucción?), se está preparando el escenario de “intervención justificada” en tres tiempos para Syria, Líbano e Irán. Se ha reiterado y profundizado la restricción de libertades civiles dentro de Estados Unidos establecidas en el Acta patriótica.
     
    No. No es que fuéramos genios del análisis geopolítico, o profetas inspirados por el Espíritu Santo. Tampoco que actuáramos por resentimiento. Simplemente, Obama es parte del sistema y no cambiaría el sistema aunque lo haría y lo está haciendo menos impresentable; de la misma manera que Bergoglio es parte del sistema vaticano.
     
    Al tiempo.

  • pepe blanco

    Ana, supongo que te refieres a Erik Fromm, pues recuerdo haber propuesto publicar textos de él. Si algún día la dirección de Atrio se decidiera, podría proponer una selección de textos suyos, pues creo que tengo todas sus obras subrayadas y, como mínimo, anotadas, si no comentadas. Aunque, eso sí, de cuando era muchísimo más joven…
     
    En fin, que si te apetece ir leyendo algo de él, escríbeme y te hago alguna sugerencia.

  • ana rodrigo

    Tienes razón tocaya Ana, pero deberías puntualizar un poco, pues no todo el mundo tiene tantas prisas, mejor dicho tienen más prisa los no católicos o los más alejados de la religión, si mi percepción no es errónea. De hecho se nos ha acusado de exceso de entusiasmo. Pero yo veo que se pueden ver todas las tonalidades, las escépticas, las negativas, las desesperanzadas, las entusiastas y las esperanzadas moderadas y hasta alguna entusiasta. Hemos escrito tanto, que hay de todo.

  • ana rodrigo

    Mi querido Pepe Blanco, mejor ejemplo no se podía encontrar. Lo que nos ocurre a los seres humanos que no nos conformamos solamente con lo material y tangible, sino que nos gusta hurgar en el mundo espiritual, que no tiene que ser precisamente religioso, y sospechamos que debajo de las hojas duras y amargas hay un corazón, y no sólo metafórico, no veas que excitante es seguir buscando algo que nos libere un poco del “reptar” fácil en que nos solemos mover.
     
    Me encantan las ciencias, como la sicología o la antropología o, incluso, la filosofía, porque me intriga mucho la complejidad, así como la riqueza del ser humano. Me gusta quitar hojas a la alcachofa, yo nunca me quejo de criticar las religiones porque yo soy muy crítica con ellas.
     
    Por cierto, Pepe, en una ocasión sugeriste en atrio que podríamos conocer o estudiar o algo así, un autor que no recuerdo y que, si no te importa, me gustaría nos lo recordases. ¿Lo recuerdas tú?

  • Ana Wastian

    Queridos amigos: Realmente me deja fría oír algunos comentarios que parecen dejar ver que esperan que el nuevo Obispo de Roma, , a 21 días de elegido, haga todos los  cambios necesarios, de acuerdo a lo que le gustaría a cada uno, lo que resulta imposible, de una historia eclesiástica y eclesial de siglos…
    Los gestos son ‘gestitos’, las palabras, ‘no bastan’, y un largo etcetera…palabras, palabras, palabras….qué inflación de palabras!
    Qué les parece si le dan tiempo y le desean y lo acompañan, con la oración al Espíritu Santo, si creen en él, para que pueda hacer esos cambios?
    Me hace pensar que la derecha fundamentalista y el “progresismo teológico”, coincidan en criticarlo acerbamente en algunos casos, por aquello que ‘los extremos se tocan’.
    Pareciera que a ustedess nada les viene bien. Y estos comentarios que leo lo único que hacen es favorecer y apoyar al fundamentalismo católico que ustedes y yo, no compartimos.
    Qué pena! Qué desperdicio de oportunidad!
     
     
     

  • pepe blanco

    El problema, Ana, (o uno de los problemas) es que hablar de religión es como cocinar alcachofas: a la mayor parte de la gente le da “pena” desechar muchas hojas, les parece que es tirar comida, un desperdicio. Hasta que, quizás, un día se atrevan a dejar solo el corazón de la alcachofa y desperdiciar todo lo demás. Entonces, de pronto, se dan cuenta de lo amargas y duras que eran las hojas y de lo suave y exquisito que es el corazón que ocultan.
     
    Eso que algunos llamáis “criticar las religiones”, probablemente no sea más que ayudar a arrancar hojas, duras y amargas. Al menos para mí.

  • Javier Pelaez

    Luis bueno en el sentido que lo usaba Machado.Saludos.

  • Luis Gonzalez Moran

    Javier Peláez

    Hacía años que nadie me dirigía un piropo tan conmovedor: tu mismo tienes pinta de ser una buena persona”.
    Muchas gracias por la presunción iuris tantum (colega); pero te aseguro que no tengo especial interés en ser una buena persona en el sentido narcisista de autosatisfacción y autocomplacencia. Sí me interesa intentar serlo en el sentido de estar cerca de los hermanos, compartir de primera mano sus sufrimientos y su dolor, vivir la cercanía humanizadora y sanadora, comprender, escuchar. Y, en lo que esté en mis manos, luchar contra la injusticia aniquiladora de derechos, sueños y esperanzas. Y todo ello sin angustias jeremíacas.
    Esta es tarea de un cristiano: que, además, intenta hacerlo desde el aliento de Jesús de Nazaret.
    Por lo que a mí respecta, no estoy nada embobao”, según tu expresivo término, con el nuevo Papa, simplemente estoy esperanzado. Ojo, pero yo también soy creador de esperanza, de lo contrario, estaríamos creando solo fantasmas.
     Ana Rodrigo:
    Gracias. De todo corazón.

     

  • Javier Pelaez

    Luis González Morán te vuelves a equivocar en la taxonomía de los habituales,si es que yo formo parte de ellos.Obviamente podríamos prescindir de la jerarquía si no fuera porque ella no prescinde de nosotros-de nuestras costumbres sociales y sexuales en que se inmiscuye sin nuestro permiso:matrimonios civiles,abortos,etc-.Obviamente en la iglesia hay gente fantástica  que yo he conocido y conozco aquí en atrio-tu mismo tienes pinta de ser una buena persona-,pero nos da mucha pena lo “embobaos” que estáis con el nuevo Papa…

  • Gabriel López

    Leonardo sigue con su lirismo, con su franciscanismo de seminario franciscano, de terciario piadoso. Qué lejos de la realidad está el mito creado en torno al Poverello d’asissi. Quizá sí tenga un cierto paralelismo con el Francisco jesuita, el que ocupa el trono de San Pedro, el primero en ningún caso fue una novedad excepcional ni cambió los hábitos de la Iglesia de su época, y me temo que este tampoco. Sí San Francisco fue pobre y vivió entre los pobres, pero no hizo nada para sacar a los pobres de su pobreza. ¿Sin pobres qué hubiera hecho  el bueno de San Francisco?. Por otro lado su sometimiento a la Iglesia y a los prelados fue manifiesta y obligó a sus seguidores a la máxima fidelidad a la misma, las fuentes son claras al respecto. Sobre el personaje soy critico, tengo derecho a serlo pues durante muchos años pertenecí a su primera orden, aunque siento cariño por su persona y también considero que fue importante en otros aspectos como el arte y la literatura.

  • ana rodrigo

     
    Oscar, estamos acostumbrados a la lectura literal-tradicional de los textos. Si se le dan otras lecturas, como la metafórica, sí pueden tener sentido.
     
    Estos autores parten de la base de que Pablo, el creador de la teología cruz-resurrección, creía firmemente en el Dios del que hablaba Jesús.
     
    El tema de Dios, sería otra cuestión. Aquí yo trataba de seguir el hilo del post: muerte y resurrección para quienes lo viven y lo entienden de una manera determinada-tradicional. Y, se acepte o se rechace, la adhesión religiosa a un credo hay que darle el mayor sentido posible como referente vital. Todo lo que ayude a humanizar el individuo y la sociedad, es válido. La fe en Dios es otra cosa que, para quien la viva, mis respetos, y para cómo se viva mis opiniones.

  • olga larrazabal

    En la experiencia de la cruz de Jesús, se pueden tomar diferentes roles.  Uno de ellos es cargar con la cruz, cosa que hacen 7.000 millones de personas día a día viviendo, tratando de alimentar a su familia, tratando de aceptar las exigencias de la sociedad donde viven.  Otro rol es ser testigo del sufrimiento y acompañar a Jesus, como lo hicieron las mujeres.  Otro es arrancar a perderse por miedo a que lo crucifiquen, como le pasó a los hombres-apóstoles.  Otro es tomar el martillo y clavetear al prójimo ya que es mi trabajo y obedezco órdenes, y otro es ayudar a sacar de la cruz a los crucificados y trabajar para que no hayan cruces.
    El trabajo de cargar con la cruz se hace al nacer, sin pedirlo.  Los otros trabajos son voluntarios y conviene  tenerlo presente.

  • pepe sala

    Pues a mí me apetece matizar un poco también:
     
    La frase: “”Intelligenti, pauca:””

    ( Traducción gratuita: ” a buen entendedor, pocas palabras”)

    Yo la tomaría en cuenta si viniese de alguien que cumple con lo que dice. No puedo por más que tomármelo a cachondeo  si la frase proviene de alguien que necesita un libro de mil páginas para explicar una cosa tan elemental y sencilla como la ” boiética”.

    Cuelquier albañil, fontanero, electrecista o similar, no necesitaría más que unas poquitas palabras para ilustrar a los ” inteligentes”, ” inteligentas”:

    Con una frase cortita queda todo perfectamente explicado:

    “PICHA DURA NO CREE EN DIOS.”

    ( Vaya también para mi ínclito Luis Henríquez por si le sirve de algo, respecto a su elección de castidad)


    Luego he ido tomando gusto al asunto de ATRIO; pero le aseguro al pater ( y a todos los pater atrieros) que  he sobrevivido en circunstancias mucho peores que el sentirme desplazado de ATRIO. Y, si las cosas siguen pintando parecido al actual ATRIO, les aseguro que mi ordenador tienen suficiente capacidad para leer-escribir en mantones de enleces, aparte de ATRIO. Ustedes conseguirar la tranquilidad y yo conseguiré más tiempo para platar cebollas ( rentabilizar mi tiempo, oigan..).


    Total, para leer  lo que se lee últimamente, con entrar en el ” cigueño de la torre” ya se sabe el camino marcado para no ser despellejado :  AAAMEEEENNNN!!!!


    ¡¡Joder!!, pues va a ser que el tal Francisco sí es una gran renovación. Ha sido capaz de unir ideas y pensamientos que parecían imposibles de consensuar. Bien está, pero…

    ” Serás buena molinera, pero a mí no me la das…”


  • Hasta la fecha, el papa Francisco que conocemos (Francisco de Roma, según reza el artículo o post de Leonardo Boff) se ha manifestado empeñado en ofrecer la imagen y el sentido de “una religión esencial, sin adornos”, dicho a la manera de unas declaraciones recientes del cardenal norteamericano Timothy Dolan, otro de los “papables” en el cónclave último, del que salió elegido nuestro Francisco I o de Roma, según el artículo de Boff. Esta sensibilidad del nuevo Papa por la sencillez de formas, por lo austero, lo humilde al menos de apariencia, lo espiritual sencillo y franciscano, por romper con prácticas seculares de pompa y boato, incluso prescindiendo de ciertas rúbricas litúrgicas que seguro el propio Papa no considera esenciales, está generando cierta reacción proveniente de sectores católicos muy conservadores, muy tradicionalistas de derechas. Pero solo lo apunto: no entro a pormenorizar este asunto.
     
    Fuera papamóvil, fuera residencia en palacio vaticano, fuera algunas formas protocolarias, fuera imagen papal revestida de inasequible poder, fuera medievales ropajes litúrgicos… Vale: al menos yo -igual por deformación profesional, o por lo que sea-, todo esto del papa Francisco lo recibo con contento, con satisfacción, con esperanza, con respeto y con decidida voluntad de serle fiel al sucesor de Pedro: la esencia del Evangelio, su nervio constitutivo, no son las formas, sino el compromiso por el Reino, por las Bienaventuranzas. No para que “cualquier forma chabacana o chapucera” valga, no, sino más bien para resituar el problema en su justa dimensión. Porque a Dios nos figuramos que agrada la belleza litúrgica, ciertamente, pero más agrada que se dé de comer al hambriento, de beber al sediento, que se vista al desnudo, que se visite al preso o al enfermo…
     
    Con todo, el papa Francisco que conocemos, al menos hasta la fecha, es el mismo que el pasado Viernes Santo exhortó al grupo de sacerdotes con los que compartió mesa, a dejar abiertas las puertas de las iglesias y encendida la luz de los confesionarios; así, igual la gente se anima a entrar, y a confesarse incluso. Asimismo, aunque sensible con el diálogo interreligioso y capaz de lavar los pies de una joven musulmana en el lavatorio de la pasada misa del Jueves Santo, papa Francisco hasta la fecha se ha manifestado como exquisita y muy ortodoxamente cristocéntrico; y desde esta ubicación, fiel a la Iglesia.
     
    Además o por otra parte, ya en su etapa de cardenal de Buenos Aires calificó de “obra de Satanás” la ley que en Argentina regula los derechos de los homosexuales a contraer matrimonio. Que se sepa, el papa Francisco sigue siendo fiel a la doctrina al respecto de la Iglesia católica, la cual sigue considerando que las relaciones homosexuales no pueden merecer reconocimiento moral alguno, no así las personas homosexuales, que merecen máximo respeto. De manera que no se ha cortado un pelo a la hora de hacer suya la expresión “dictadura del relativismo”, tan cara al pontificado de su antecesor Benedicto XVI, sin duda un papa más preocupado por las formas, por lo litúrgico y solemne. Como tampoco se ha cortado un pelo, por muy políticamente incorrecta que pueda considerarse esa opinión suya que diré, a la hora de hablar del Demonio, el Maligno, Satanás, esto es, el Inicuo presente en este mundo decadente, neopagano, materialista, pansexualista y lleno de división, guerras y odios. En este sentido, no parece que vaya a rechazar ni una coma de la doctrina de la Iglesia católica sobre el aborto, la familia, el respeto a la vida, la eutanasia, la contracepción… Y estas son las ideas de un papa como Francisco empeñado en promover el compromiso de los cristianos por la solidaridad y la justicia.
     
    En el corazón de su hasta el momento brevísimo pontificado, ya está siendo clara su invitación a que los católicos coloquemos en el centro de nuestras vidas la experiencia de la Cruz de Cristo, y no precisamente las juergas hedonistas. Y es justamente desde esa invitación a tomar la Cruz de Cristo desde donde, por lo menos hasta la fecha -aunque reconozco que es muy poco el tiempo transcurrido-, no se ha manifestado como antiopus, antikiko, anticomunión y liberación… Cierto que los de Marcel Lefevbre no deben estar precisamente muy contentos con el nuevo Papa, pero no habría que olvidar que los seguidores del cismático obispo Francés no son miembros de la Iglesia católica en plena comunión con esta.


    O al menos así es como lo veo yo.

  • ana rodrigo

    Pues, con matices, voy a seguir un poco el argumento iniciado por Luis GM respecto a las formas, a los contenidos, a la insistencia y persistencia en darle un cariz unidireccional al hablar de la Iglesia Católica en atrio y que, quien entre en atrio con unas expectativas más plurales en la visión de Iglesia, deben tener la sensación de que atrio, única y exclusivamente, se dedica a derribar en bloque todo lo que tenga que ver con la religión, el cristianismo o la Iglesia.
     
    Yo misma soy muy crítica con la Institución, son muy crítica con las religiones en general  en el momento actual y a lo largo de la historia. Nadie va a negar que las religiones, en general, han hecho y siguen haciendo daño a personas, colectivos, a la sociedad y a querer poner, en ocasiones, palos a las ruedas en el progreso social, etc. etc. Esto no lo niega nadie porque son hechos objetivos que están ahí a la vista de todo el mundo.
     
    A mí lo que me preocupa es que en atrio los comentarios estén escorados únicamente en esta línea y, en cambio, casi nos dé vergüenza (por la reacciones furibundas que nos puedan venir) si hablamos de la carga positiva que las religiones, y en concreto, el cristianismo y la Iglesia Católica, ha aportado y siguen aportando en tantos rincones de la humanidad, a nivel individual y a nivel colectivo. Cuántas personas, individual o asociadas, se han beneficiado y han beneficiado a hacer el bien en su entorno y a ser mejores ellas mismas.
     
    Respeto el que haya quien odie a las religiones, que las critique y las despelleje, pero en atrio, lugar de encuentro, deberíamos salvaguardar el respeto a quienes nos consideramos religiosos, cristianos y católicos y tanto la religión y de la Iglesia nos ayudan a intentar intentar ser mejores personas y procurar hacer el bien que podamos en nuestro entorno. Hay quien consigue esto mismo sin religión, y hay quienes lo intentamos desde nuestra coherencia con nuestra adhesión a códigos religiosos. El referente puede ser diferente, y los resultados pueden ser los mismos. Respeto, pues, para unos y para otros.

    Atrio no debería ser un foro anticatólico, sino, repito, de encuentro, y el encuentro implica respeto, lo contrario, como ya he dicho tantas veces, son encontronazos.

  • Luis Gonzalez Moran

    Intelligenti, pauca:
    Copio textualmente una frase del Equipo de Atrio, con la que estoy totalmente de acuerdo:Pero por respeto a los muchísimos que entran en estos días por primera vez en ATRIO, buscando información y opinión, que no conduzcan los habituales el diálogo por esos frívolos terrenos. Gracias”.
    Esto de los habituales me ha impactado: los que llevan hábito. No estoy muy seguro, pero me parece que esta guerra está perdida.
    Es una reflexión muy sencilla:
    .- Muchos de los intervinientes odian a la Iglesia y al Papado.
    .-Otros de los intervinientes desprecian pasivamente a la Iglesia y al Papado.
    .- Otros de los intervinientes se burlan “intelectualmente” (según creen ellos) de la Iglesia y del Papado.
    .- Otros se burlan groseramente de la Iglesia y del Papado.
    .- Otros de los participantes quieren destruir positivamente a la Iglesia y al Papado.
    .-Otros simplemente sufren a la Iglesia.
    Un consejo y una pregunta que se hacía mi padre: Donde no me llaman, ¿para qué me querrán?  
    Vaya manía con la Iglesia y con el nuevo Papa: ni que les debiera dinero… Sería bueno que dejaran descansar unos días a la Iglesia que está muy agobiada con sus críticas tan sesudas y ponderadas y al Papa que está angustiado con sus reflexiones y se dedicaran a comentar y vivir…. la realidad.

     Si la Iglesia está muerta… déjenla ya en paz… mira que si resucita !
     

  • olga larrazabal

    Hay algo que me confunde.  No tengo claro  cual es el objetivo  actual de la ICAR para sus dirigentes, que esperan de la ICAR los 1200 millones de adeptos, que espera de la ICAR la sociedad humana en general, como para poder calificar si el nuevo Pontífice Romano está en el camino correcto.  Y digo Pontífice porque aunque él aparentemente preferiría ser llamado Obispo de Roma, el cargo que aceptó tiene connotaciones bastante más abarcativas en la imaginería mundial, por lo tanto es mucho más impactante, y se espera de él mucho más.  Y hemos visto Pontífices de todos los estilos, que por lo visto, obedecen a sus intereses y su vocación particular, por sobre lo que la mayoría hubiera esperado.  Los ha habido teólogos, que impusieron fuertemente su exégesis y desbancaron a cualquiera que tuviera una diferente, preocupados de la moralidad sexual individual como gran tema.  Los hemos visto del tipo “condotiero” con gran sentido de la propaganda, cuyo llamado a liberar su patria del comunismo conformó su mirada y sus acciones. Los hemos visto gordos y de buen talante, que llamaron a concilios para modernizarse.  Pero, ¿cumplían estos papas con lo que esperaban sus fieles o el mundo, o los obispos de este mundo?  Ahora que hay Internet y que la realidad es más conocida  y hay más conciencia sobre la unicidad de las acciones mundiales y del efecto que tiene un presidente de una nación, o de una corporación transnacional sobre el destino del mundo, los gestos, actitudes, declaraciones del pontífice, son vistas con otro ojo, y cada acto va a ser escudriñado en términos de si se ajusta o no a lo que los fieles, hombres y mujeres, sientan que es el objetivo de la iglesia que justifica su pertenencia a ella.  La Iglesia ya no ostenta el monopolio de Dios y la espiritualidad, y cada vez más las personas piensan que pueden ser espirituales en su vida privada sin intervenciones externas de nadie.
    Porque un trasatlántico de este calado, ya no es la barca de Pedro en la Palestina del siglo I, y su capitán necesita tener las cartas de navegación y el destino claro, en términos mundanos como corresponde a un Jefe de Estado sometido a las leyes del mundo.  Ya que quién tiene un inmenso poder en el mundo por lo que  está sometido a sus leyes.
    ¿Que piensa este jefe de Estado de la ruleta financiera a que estamos sometidos?  Debe haber una exégesis para este tema, que nos afecta a todos, ya que no solo condena a la pobreza a millones, sino que mata a adultos y desintegra a las sociedades.  ¿Que piensa del negocio de las guerras, el asesinato de millones, la violación y tortura?¿ Del colonialismo  a que siguen sometidos los no europeos? Serán excomulgados los asesinos, los usureros y los hipócritas?¿ O esa condena seguirá reservada para las mujeres que abortan, que usan anticonceptivos o que se casan de nuevo?  Porque hay que jerarquizar lo importante y reservar para eso la repartición de castigos y  devolverle a los individuos su conciencia en sus asuntos íntimos, para que puedan crecer y tener coraje para enfrentar las reales fuerzas malignas que circulan por este mundo.
    Comenté por ahí que se pueden hacer “Gestos, Gestitos y Gestazos” hasta ahora hemos visto los Gestitos, austeros, compasivos, humildes, que pienso yo,  nacen del carácter del nuevo pontífice.  Pero hay injusticias de tal calado en el mundo, de una maldad tan abismante, que si la iglesia no pega un gran grito, como el que Jesús dio en la Cruz, y se juega por los crucificados de la historia, como dicen los Teólogos de la Liberación, gran parte de los 1200 millones va a ser defraudado porque tienen la esperanza de ver en el papa un referente moral potente, y no se conforman con admoniciones y discursillos llenos de pequeñeces.
    Y no voy a hablar de las beatificaciones y santificaciones que a veces dan señales escandalosas, sobre todo cuando no existe mucho consenso  y claridad acerca de los motivos de su santidad o de su no ser considerados para el cargo.

  • Javier Renobales Scheifler

    De esperar sólo una semanita más, nada de nada, Oscar, no te vas a librar.
    Los pobres tampoco se van a librar de esperar la hostia.
    Os vais a esperar la tira de semanas y de meses y de años, no os queda otra.
    Y el siguiente papa podría desandar lo que ande (hacia adelante me refiero, que no será todo lo que haga Bergoglio) este papa.
    Y a seguir esperando a lo del corazón de la fe y de la lógica ‘del evangelio’
    .Lo mismo que han desandado el concilio vaticano II. El poder eclesial lo tienen ellos, los jerarcas, los papas que ponen los cardenales uno de los cuales será el siguente papa de oca a oca y tiro porque me toca.

  • Javier Renobales Scheifler

    Aquí también están privatizando la sanidad y más cosas.
    Figúrate que la ICR es privada; un Estado internacional independiente pero privado, pues la ICR es privada.
    Cosas de dios y de los ministros que se autodicen ‘de dios’.
    El invento es único, un negocio fenomenal. Privado, claro, espiritual y esas cosas, qué digo, místico incluso, un negocio místico.
    Privado pero místico, menudo negocio, la de dios.

  • Javier Renobales Scheifler

    NO sé cuál es el organismo de la ICR, Oscar, es cuestión de mirarlo un poco; pero seguro que si el papa no firma, no hay santo ni beato que valga.
    Si el papa no firma, tampoco hay concilio que valga.
    Es una dictadura a tope, a lo bestia, la monarquía absoluta católica.
    Podrida, corrompida, como son las dictaduras.
    Pero a algunos en Atrio les cabe que sea evangélica, con el tricriterio del amor, el perdón y la misericordia y esas cosas.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Una de las más graves diferencias entre los Franciscos de Asís y de Roma
    me parece estar en que:
     
    * el de Asís hablaba desde Planta Baja,
     
    * el de Roma habla desde la Terraza del Último Piso.
    …………………
     
    En Argentina el Neo-liberalismo cívico-militar nos engrupió con una sola fracesita:
    Achicar el Estado es agrandar la Nación”.
     
    Y así vendió todo el “Bien Común” argentino (la Nación)
    A la buitrería “Privada”.
    (vendió –decíamos los argentinos- hasta las joyas de la abuela)
     
    Si el Papa se hace el “achique” de mero “Obispo de Roma”
    no tiene sentido de la realidad en que está montado y aceptó.
     
    En ese caso … de Lider … muy poco o nada.
     
    Seguiremos esperando una semanita más,
    como si la realidad simbólica de la Pascua no hubiera pasado todavía.
     
    ¿Ok? – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!

    ¿Alguno sabe a qué Organismo de la Autoridad eclesial le compete el fuero de “hacer una beatificación o santificación?

    Mi pregunta va en el sentido de si le compete al “obispo” de Roma o al “Papa” de la Iglesia?

    ¿Puede un obispo cualumque “beatificar o santificar” válidamente?

    ¡Gracias! – Oscar.

  • Javier Renobales Scheifler

    Muy aleccionador enlace, Pepe Sala, podríamos titularlo ‘A lavar a dios’:

    58 nuevos beatificados porque fueron asesinados por odio a la fe (católica, se entiende) y persecución a la Iglesia durante la guerra civil española (Iglesia católica también, que las demás Iglesias no son la Iglesia, ya se sabe, en estas mentes católicas).
     
    De si la postura de la ICR, de total inestimable apoyo a los fascistas y terratenientes golpistas que iniciaron la guerra, tuvo o no algo que ver con todos esos asesinatos de curas, religiosos y obispos, de eso no dice nada Bergoglio. Muy diplomático el hábil político ‘nuevo’ papa.
     
    Pelillos a la mar, que eso pasó hace mucho tiempo. Es pues tiempo ya de cosechar más beatos para la santidad católica.
     
    Así Bergoglio da gusto a todos: a unos, unos gestitos, y a los otros, unas decenas de beatos y otros gestitos como la misa de las 40.000 flores de vivos colores.
     
    Por lo visto, eso es lo evangélico (del evangelio de Jesús, la autenticidad que dice el cura vasco Azurmendi) para Bergoglio, y eso es amar a todos.
     
    Dicen que pronto hará santo a Wojtyla, para dar gusto a los polacos católicos, y a los de santosúbito, y a los ultracatólicos, y algunos del foro Atrio.
     
    Y puede que también haga beato a un cura asesinado por la dictadura argentina. De los curas vascos, asesinados por los franquistas católicos durante la Santacruzada del 36, no dice nada la prensa por ahora.
     
    http://www.contextotucuman.com/nota/100032/Francisco_declarar%C3%ADa_santo_a_Juan_Pablo_II_en_octubre_pr%C3%B3ximo.html
     
    De hacer santo a Romero tampoco no dice nada la noticia. Les conviene ocultar que lo puso a los pies de los caballos el ya prácticamente sanWojtyla.
     
    Pero todo se andará:
    http://www.iglesiahn.org/sitio/index.php?option=com_content&view=article&id=180:papa-francisco-podria-beatificar-a-mons-romero-obispo-auxiliar-de-san-salvador&catid=49:varios2013
     
    Misterios de la santidad católica, controlada 100% por el jefe del Estado Vaticano: santo Wojtyla, beato Romero, que hizo todo lo contrario de lo que le dijo Wojtyla.
     
    Quizá se refieren a esto cuando oigo decir ‘a lavar a dios’ (quizá pretenden darle a dios una buena fregada en la lavadora de la santidad católica, con centrifugado a 1.400 revoluciones) Es darle cien mil vueltas a dios, el decir los papas quién es santo y quién no.
     
    Cada día me convencen más de que dios no existe, estos manipuladores de dios, que le ponen santos a dios en su imaginario entorno celestial.
     
    Como diría una amiga, déjales, no hacen daño a nadie, haciendo santos a unos de los asesinados en la guerra civil española, o al encubridor de pederastas eclesiales Wojtyla.
     
    Seguiremos esperando (sin fumar, para que no nos riñan, por nuestro bien)

  • pepe sala

    Muy buena la ” Catilinaria”, EQUIPO ATRIO.
     
    Como “habitual” y por mi gran pecado de escatología ( en este caso no se trata de nada teológico) me siento en la necesidad de aclarar mis motivos para esperar ” sentado cómodamente” los supuestos cambios de la ICAR.
     
    Conociendo las noticias más recientes al respecto del nuevo Papa, permítame el EQUIPO ATRIO que ponga en duda la menor intención de Francisco al respecto.
     
    Al menos en lo que a mí me interesa más, el nuevo Papa… suma y sigue:
    http://www.sexenio.com.mx/articulo.php?id=26743
     
    Suavizando un poco la escatología ( por deferencia a los nuevos visitantes) diré que
    ” es para ponerse a mear y no echar ni gota”…
     
    Habrá que reconocer que es menos escatológico,  e INFINITAMENTE más respetuoso, que los que hace Francisco en el caso que informo.
     
    Pues éso. ( de cualquier forma, EQUIPO ATRIO, con tirar de la cadena se resuelven montones de problemillas. Las cadenas de los WCs son para uso libre y común.)
     
     

  • Equipo Atrio

    ¿Quousque tandem, Catilina, abutere patientia nostra?

    Si  uno que entrara por primera vez en este portal y no conociera los entresijos o tics de personas maravillosas que participan en él, consideraría una insoportable ofensa a una persona como Leonardo Boff comentar un artículo suyo con la frivolidad de cemepetir en si es mejor “esperar” renovación en el pontificado de Francisco “fumando” o “cagando”.

    Lo digo para que los que entran por primera vez en ATRIO, que debe conservarse lugar libre abierto a todas las opiniones bien razonadas, no considere que esa frivolidad es normal ni querida en este portal.

    Muchos somos los que nos preguntamos cómo va a ser el futuro de este pontificado y su posible impacto en el mundo, no solo en la Iglesia. Eso se preguntan Boff y Arias desde Brasil, muy diferentes ambos. Pero sabemos que a otros ya les cansa el tema. Si alguien de los habituales se cansa de que haya tanto del nuevo papa en ATRIO, ahí tienen los artículos de Esther Vivas sobre el Foro Social Mundial de Túnez, o que nos envíe artículos más interesantes para discutir.

    Pero por respeto a los muchísimos que entran en estos días por primera vez en ATRIO, buscando información y opinión, que no conduzan los habituales el diálogo por esos frívolos terrenos. Gracias.

  • M.Luisa

    Hola Oscar!
     
    Gracias por tu interés! Déjame sin embargo   decirte primero  que si no me dirigí a ti de forma directa  fue  precisamente  para  ahorrarte, si no querías   responder  a mis reflexiones.
     
    Me dices:
    – “La vida de cada cual se funda
    * (no tanto) en la realidad que somos: lo que nos ha pasado y hemos hecho”,
    * (sino tanto más): en “lo que tenemos que hacer en vista de las circunstancias o mundo que nos interpela”.
     
    Pero verás,  es que,  cuando expreso–“La vida que poseemos se funda en la realidad que somos”- No me refiero con este “somos” a que somos lo que nos ha pasado y hemos hecho, que al pareces es lo que tu entiendes (si así fuera sería penoso!  No cabría un volver a empezar) ni tampoco  por ejemplo lo que ahora  en ciertos ambientes  se oye decir “somos lo que comemos” no, no es esto, es todo lo contrario, el somos al que me refiero tiene un significado mucho más hondo. Es más, tu mismo más abajo aciertas cuando al darme tu opinión, entrando en la cuestión segunda que analizas de mi otra  frase:“Pero una elección frente a qué, frente a qué se elige, cuál es el horizonte  frente al cual se  lleva a cabo esta elección  por el cuidar  las cosas,   pues  porque éstas se nos presentan  no como tales  sino como cosas reales.”–   tomando la elección como obligación, dices:
     
    La “obligada elección” se hace frente a lo que estoy llamado a ser ,  ¡esta es para mí la cuestión! a esto  me refiero cuando evoco a la realidad que somos. Aunque yo aquí haría una pequeña objeción pues  no creo  que la elección sea  una obligación sino más bien una exigencia de la realidad que va aconteciendo  en mí vivir. Pienso que la vida no está en lo que se hace sino que,  lo que se hace, se hace para vivir  de una manera (cuidadosa, siguiendo  la línea en la que estábamos) o de otra, (descuidadamente) para poseerse en una o en otra configuración.
     
    Gracias, pues, amigo!

  • oscar varela

    Fumando espero

    Tango 1922

    Música: Juan Viladomat

    Letra: Félix Garzo

    http://www.todotango.com/Spanish/las_obras/Tema.aspx?id=bxR2i7mXfX4=
     
     
    Fumar es un placer
    genial, sensual.
    Fumando espero
    al hombre a quien yo quiero,
    tras los cristales
    de alegres ventanales.
    Mientras fumo,
    mi vida no consumo
    porque flotando el humo
    me suelo adormecer…
    Tendida en la chaisse longue
    soñar y amar…
    Ver a mi amante
    solícito y galante,
    sentir sus labios
    besar con besos sabios,
    y el devaneo
    sentir con más deseos
    cuando sus ojos veo,
    sedientos de pasión.
    Por eso estando mi bien
    es mi fumar un edén.

    Dame el humo de tu boca.
    Anda, que así me vuelvo loca.
    Corre que quiero enloquecer
    de placer,
    sintiendo ese calor
    del humo embriagador
    que acaba por prender
    la llama ardiente del amor.

    Mi egipcio es especial,
    qué olor, señor.
    Tras la batalla
    en que el amor estalla,
    un cigarrillo
    es siempre un descansillo
    y aunque parece
    que el cuerpo languidece,
    tras el cigarro crece
    su fuerza, su vigor.
    La hora de inquietud
    con él, no es cruel,
    sus espirales son sueños celestiales,
    y forman nubes
    que así a la gloria suben
    y envuelta en ella,
    su chispa es una estrella
    que luce, clara y bella
    con rápido fulgor.
    Por eso estando mi bien
    es mi fumar un edén.

     

  • pepe sala

    Traduzco el tango, Jabitxu, al estilo   “obrero de la construcción”: ( Sara Montiel lo cantaba a ritmo de tango y yo tuve la desdicha de escucharlo de su boca…)
     
    La traducción fontanberil, al mismo ritmo tanguero, es la siguiente:

    ” Cagando espero
    al papa que yo quiero,
    y mientras cago
    otra cosa no haaaago.
     
    En un boquete,
    al cual llaman retrete,
    allí pongo el ojete
    y me pongo a funcionaaarrrrr…. ( chim-pum)
     
    Acabada la faena
    tiro de la cadena.
    Acabado el oficio
    me limpio el orificio…

    Que cada cual ponga el final que  mejor le iluminen sus musas, o espíritus raros. Como fontanero ya he forzado demasiado a mi neurona ” poética”.
     
    Bueno, pues.

  • Javier Renobales Scheifler

    Ildefonso,

    dices que para tí es una garantía la opinión de Boff sobre Bergoglio. Así, sin más, sin razonamiento alguno.

    ¿No es eso lo que llaman principio de autoridad, Ilde? Es decir, esto es así porque lo dice fulanito de tal, magister dixit.

    Eso puede valer cuando del tema no entendemos gran cosa, como por ejemplo la teoría de cuerdas sobre el origen del universo, y entonces seguimos lo que dice alguien a quien consideramos una autoridad en la materia, por ejemplo Stephen Hawking.

    Y aún así hay otros científicos de talla similar a la Hawking que opinan diferente …

    Pero aquí la materia es el argentino Bergoglio, que ha aceptado el puesto de papa, que ha tenido que ser (0 al menos parecer) muy conservadoren todo su carrerón eclesiástico, para que Wojtyla lo hiciera cardenal.

    El brasileiro Boff es católico; los católicos necesitan que su ICR les resulte creíble y buena, pues para y por eso son católicos. Así que tienen a ver con muy buenos ojos al papa que les han puesto en su ICR, tragándose el sapo de que se lo han impuesto sin que ellos hayan podido decir ni pío, y esperando -quizá es su última esperanza de ello en le caso de Boff, dada su edad biológica- que este papa impuesto Bergoglio haga la ICR pobre y de los pobres que dice propugnar, y que es justo la que propugna la Teología de la Liberación de la que L. Boff es uno de sus principales paladines.

    El criterio de Boff es por tanto muy interesado, respecto de si Bergoglio hará lo que dice querer hacer o no lo hará.

    Otra cuestión es qué entiende Bergoglio por ICR pobre y de los pobres, y qué entiende la Teología de la Liberación por iglesia pobre y de los pobres.

    Podría no ser lo mismo lo que entienden uno y la otra.

    Por supuesto los pobres no tienen voz ni voto en todo esto, y eso que se trata de su iglesia … Lo que son las cosas ¿eh?

    Por el momento la ICR de Bergoglio sigue exactamente igual que la de Ratzinger: en cuanto a los pobres es pura beneficencia, manteniendo el inmenso patrimonio, y el negocio de la ICR, en manos de la jerarquía católica.

    Claro que, como dicen en este foro, hay que esperar, no sé cuántos meses, pero hay que esperar.

    NO es un tango, pero la canciónde Sara Montiel por aquí dice:

    Fumando espero
    al hombre a quien yo quiero,
    tras los cristales
    de alegres ventanales.

    Y mientras fumo,
    mi vida no consumo
    porque flotando el humo
    me suelo adormecer…

    NO es un tango, pero podría adaptarse, con el permiso de los compas argentinos

  • oscar varela

    Hola M.L.!

    Te leo:
     
    1 – “La vida que poseemos se funda en la realidad que somos”-

    Yo pienso que:

    – “La vida de cada cual se funda
    * (no tanto) en la realidad que somos: lo que nos ha pasado y hemos hecho”,
    * (sino tanto más): en “lo que tenemos que hacer en vista de las circunstancias o mundo que nos interpela”.

    Ese “lo que tengo que hacer” es una “elección mía”.
    Y “no-soy-libre-de-no-elegir”, porque de la manera que sea –mal o bien-
    Si quiero seguir viviendo, estoy “obligado-a-elegir”
    Aunque parezca paradojal: “la Libertad (elegir) es una Obligación insoslayable en la vida humana.
    Por eso la esencia de la vida humana no es cosa (realidad) alguna, sino conform-animada de “i-rrealidad”; por eso es casi-como un Género literario; un Drama.
    …………………
     
    2.- “Pero una elección frente a qué, frente a qué se elige, cuál es el horizonte  frente al cual se  lleva a cabo esta elección  por el cuidar  las cosas,   pues  porque éstas se nos presentan  no como tales  sino como cosas reales.”-

    Yo pienso que:

    La “obligada elección” se hace frente a
    * lo que tengo que hacer;
    * a lo que estoy llamado a ser
    * a la Vocación insobornable que cada cual siente y descubre al ir “praxiando”
    (lo que elegí hacer y hago “me huele bien o me huele mal”)

    Ese sentimiento que va anejo al vivir tiene aparejado el de “no-coincidir” (es excéntrico) con cualquiera de los otros “yoes”. Vivir es “Soledad”. Este dolor de muelas me duele a mí. El dolor de muelas de mi ser más querido no puedo hacer que me duela a mí en vez de a él. El destino de cada ser humano es la re-absorción de su circunstancia

  • Ildefonso López

    Para mí es una garantia la opinión de Boff sobre  el Papa Francsico.

  • Javier Renobales Scheifler

    No había visto tu último comentario, Rodrigo.
     
    Quizá sea cierto que corre efectivo peligro de muerte Bergoglio a manos de ultracatólicos ambiciosos de poder, como corrió Luciani y efectivamente fue asesinado.
     
    Supongo que dependerá del alcance del cambio que quiera hacer Bergoglio:

    si es sólo de imagen, para ganar más clientela, no correrá peligro;

    pero si efectivamente quiere:
    – vender el Estado Vaticano y enviar a sus Eminencias a vivir a barrios pobres,
    – quiere firmar y cumplir los derechos humanos en la ICR,
    – y quiere vender bienes de la ICR no para invertir más lucrativamente su precio sino para darlo a los pobres,
    – y quiere combatir las causas de la pobreza (para lo que tendrá que combatir y condenar a poderosos capitalistas, por muy católicos que éstos se proclamen),

    entonces sí que podrá sufrir un ‘accidente’, cardiovascular o del tipo que sea, o similar.
    Y no será fácil demostrar que fue asesinado.

    De nuevo ‘se lo habría llevado dios a su seno celestial’ como a Luciani.

    Dios nos lo dio, dios nos lo quitó laus deo. (Como siempre que meten a dios por medio, se estropea el asunto y algunas personas salen peor paradas)

  • Javier Renobales Scheifler

    Parece que Boff utiliza el ‘no romper con Roma’, que dice Boff hizo el de Asís, para apoyar la tesis de Boff que es: “Pero no hay que crear una ruptura que desgarraría el cuerpo de la cristiandad.
     
    Lo cual no es correcto, porque el de Asís se mantuvo sin romper con Roma porque si hubiera roto con, o meramente prescindido de, Roma, habría sido asesinado si hubiera pretendido predicar los evangelios.
     
    Y porque hoy una ruptura con los ultracatólicos de la ICR no pone en peligro la vida del que dirige la ruptura (al menos después de haber sido asesinado Luciani en sus aposentos vaticanescos) porque ya está Bergoglio muy sobre aviso y puede tomarse todas las precauciones necesarias para no ser asesinado por sus cercanos en el Estado Vaticano.

    (¿Dónde duerme Bergoglio, y quien vigila lo que come Bergoglio?)
     
    Pero está claro que Bergoglio no quiere ninguna ruptura, pues es una cuestión política, la de la lucha contra la pobreza.
    El cambio que pretende Bergoglio es sólo de imagen, y para conseguir más clientela, más fieles, que es lo que está perdiendo en Europa y en AL la ICR.
     
    Al menos por el momento, en esto tengo razón: por ahora el cambio es sólo de la una pequeña parte de pintura de una parte de la fachada de la imagen de la ICR.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Javier
     
    Pues mira que ya se empieza a rumorar que el segundo apellido de Bergoglio debe ser Luciani
    http://www.redescristianas.net/2013/03/31/francisco-los-lobos-al-acecho/
     
    Todavía es prematuro valorar. Me parece que hay indicios de que no promoverá a los grupos ultracatólicos promovidos por Wojtila. No es que vaya a promover la teología de la liberación, pero si al menos deja de promover a los ultracatólicos, eso son buenas noticias. Veremos, veremos

  • Javier Renobales Scheifler

    Gracias Rodrigo,
    Destaqué el asunto de la violencia asesina de la ICR porque Boff lo oculta, limitándose a decir que Francisco no rompió con Roma, ocultando que habría sido asesinado si hubiera roto con Roma.

    Dicen en un enlace de los franciscanos:
    http://www.franciscanos.net/teolespir/herejes.htm

    En primer capítulo vimos que hay algunos niveles estrictamente dogmáticos, otros que implican más bien la praxis sacramental y, por fin, otros más de tipo político pastoral, como la lucha contra la cruzada y contra la herejía, es decir, contra los enemigos internos y externos de la cristiandad.
    En todos lo casos las consecuencias para los infractores son gravísimas. Obedecer o no obedecer es cuestión – literalmente – de vida o muerte.”

    Así que el del de Asís NO parece buen ejemplo de no ‘romper con Roma’, pues le iba la vida en ello. Y parece que los franciscanos lo saben; L. Boff por tanto también lo sabe, pero lo ha pasado por alto.
     
    Y sigue Boff:
    Estimo que esta estrategia debe haber impresionado a Francisco de Roma. Hay que reformar la Curia y los hábitos clericales de toda la Iglesia. Pero no hay que crear una ruptura que desgarraría el cuerpo de la cristiandad.
     
    Parece que Boff se refiere a que una ‘ruptura’ desgarraría la ICR. ¿Cree Boff que la ICR (1.200 millones de católicos) es el cuerpo de la cristiandad (2.000 millones de cristianos)?
     
    A la llamada por Boff cristiandad se le viene llamando hace tiempo ya cristianismo, no cristiandad.
     
    Y ya está desgarrado y bien desgarrado, dividido en numerosas iglesias de cristianos, la ICR la más numerosa.
     
    Una ruptura en la ICR con los ultracatólicos (Wojtyla, Ratzinger, y sus boys, neocons …etc.)  vendría muy bien, pues es la ICR, dominada por los ultracatólicos, la que ha traicionado a Jesús.
     
    Pero Bergoglio no ha sido puesto de papa para romper con los ultracatólicos (que son los que lo han puesto de papa), sino para mejorar la imagen de la ICR (defensa de la imagen de la ICR que ha llevado a todos los anteriores papas a encubrir la pederastia eclesial católica, que finalmente han dejado de encubrir porque les ha costado miles de millones de euros el haberla mantenido).
     
    Lavar la imagen de la ICR se hace lavando pies de niños y gestitos similares, como si se quisiera dejar de traicionar a Jesús. Pero sólo como si se quisiera, pues esos gesitos es sólo cuestión de imagen, de mera imagen, de mero disfraz, de mera apariencia.

    Una ruptura es imprescindible para que la ICR deje de traicionar a Jesús. 
    Incluso Boff parece temer ‘una ruptura que desgarraría el cuerpo de la cristiandad’.

    Jesús no la temió, y eso le costó la vida. Claro que, como Jesús era dios … pues eso de las rupturas es cosa de dioses, no de las personas normales.

    Por el contrario la imagen de la misa de Bergoglio en el Estado Vaticano, que nos ha puesto Pepe Sala, es un gesto que anula todos los gestitos del Bergoglio del supuesto y añorado cambio.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Javier
     
    Claro. De hecho, no te contradecía, sino que intentaba aportarte más datos de contextos (tanto de los de entonces como de los de ahora).
     
    El asunto, como siempre, es más complejo que el blanco/negro.
     
    Digamos que Francisco de Asís SÍ SE LANZÓ POR LA LIBRE inicialmente. Su conversión es en 1205 (cuatro años antes de la aprobación de la orden). Su rompimiento con su padre, a partir del cual empieza a reconstruir iglesias, es en 1206. La “revelación” definitiva de su misión, que incluye el predicar el evangelio sin ser presbítero (los únicos que tenían autorización para predicar en ese tiempo), ocurre en 1208.
     
    Pero al poco tiempo vio LA NECESIDAD de obtener la autorización papal, 1209. Estoy de acuerdo contigo, si Francisco no hubiera solicitado y obtenido la autorización papal, hubiera sido suicida seguir predicando de forma mendicante, cuando ya se ponía en acciones militares la cruzada anticátara.  Por otro lado, a Inocencio III le vino muy bien aprobar una orden mendicante que contraponer a los mendicantes cátaros, por estar ésta sí sometida a Roma.
     
    Ahora, durante muchos años de estudios sobre Jesús de Nazareth, no se tomaron en cuenta su contexto judío. Cuando se empezó a tomar en cuenta, y se ubicó al movimiento del campesino/artesano de Nazareth como UNO MÁS de los muchos movimientos de renovación religiosa en Palestina del siglo I, se amplió mucho la comprensión de Jesús  (aquí es un punto donde en mi opinión hace agua la interpretación de Salvador Santos, que regresa a presentar al nazareno como radicalmente diferente a su contexto histórico, y no como uno más de los muchos movimientos religiosos de su época).
     
    Algo similar pasa con Francisco de Asís y los distintos movimientos mendicantes de su época. Se le desconecta, omitiendo el contexto. Una hipótesis (no es certeza, sólo una hipótesis) es que en la cárcel después de la batallas de Perusa, haya entrado en contacto con alguno de los movimientos mendicantes italianos. Entender a Francisco de Asís COMO UNO MÁS de los distintos movimientos mendicantes de su tiempo, y no como el INICIADOR de las órdenes mendicantes, no sólo es necesario por veracidad histórica sino que es muy interesante. Y se notan dos grandes diferencias entre su movimiento y otros movimientos pro-pobreza evangélica: la legitimidad o ilegitimidad de la violencia contra los sacerdotes y obispos y sus riquezas; y el reconocimiento o desconocimiento de la autoridad eclesiástica.  [Nota: la mayoría de esos otros movimientos se movieron ideológicamente hacia distintas corrientes de gnosticismo; con una fuerte carga de protesta y contestación a la moral sexual imperante en la jerarquía católica. En esto también hay una diferencia con Francisco y su movimiento].
     
    Sabemos ya cual camino eligió Francisco en esas dos cuestiones, y éso explica que él sea reconocido como santo, mientras que los cátaros fueron exterminados. Pero OJO, no creo que Francisco actuara por mero pragmatismo de sobrevivencia. Es muy posible que Francisco se hubiera sentido sinceramente  horrorizado por los excesos de violencia de los otros movimientos mendicantes, y que sinceramente eligiera rechazar tal práctica de violencia. Esto explicaría de donde surge el pacifismo franciscano.
     
    Saludos

  • pepe sala

    Disculpas por mi torpeza:
    En mi anterior comentario intenté iustrar la idea con una imagen que no ha salido.
     
    Se trata de ésta:
    http://peru21.pe/mundo/papa-francisco-exhorto-sacerdotes-pastores-olor-oveja-2123821
     
    Pues éso… ( me gustaría saber el coste de una misa semejante. Creo que me quedaré sin saberlo)

  • pepe sala

     
    La mejor forma de ayudar a ” los pobres”…
     
    Pues no le entiendo oigan.

  • Iñaki S:S,

    Me he quedado con este párrafo y no dejo de hacerme preguntas sobre  a qué pobreza se refiere Francisco y  quienes los pobres para él.
    La centralidad que Francisco de Asís otorgó a los pobres. No organizó ninguna obra para los pobres, pero vivió con los pobres y como los pobres. Francisco de Roma, desde que lo conocemos, vive repitiendo que el problema de los pobres no se resuelve sin la participación de los pobres, no por medio de la filantropía sino de la justicia social.
     
    Si se refiere a la pobreza absoluta y a los pobres que pasan hambre, sed, están desnudos,  en la cárcel, enfermos,  etc. , y quiere seguir viviendo con y como ellos, quizá tendría que haber hecho algo mas que lavar simbólicamente los pies de unos chavales de un reformatorio. Por ejemplo, invitar a las ceremonias de esta Semana Santa, a una docenitas de mendigos que seguro no faltan en las esquinas de Roma, de enfermos de  hospitales próximos, de presos, etc.. ¿Por qué esta pobre gente desentona en la fastuosidad vaticana?.
     
    Probablemente he dicho una tontería. Quizá Francisco, como la mayoría de los cristianos, se esté refiriendo a  otro tipo de pobreza tan abundante en nuestro prime mundo: la pobreza relativa generada por los diversos niveles de desigualdad entre las personas y por la privación de derechos democráticos generadores de tantos conflictos sociales.  Los pobres de la calle se los deja/dejamos a las instituciones públicas y a las casas de beneficiencia. Nuestro tiempo, por lo general y mas  cuando la crisis aprieta,  suele acapararlo las necesidades ligadas al entorno familiar. ¿Cual es la familia a la que  Francisco va ha dedicar sus esfuerzos?. ¿Se nos convertira en el Jesús de siglo XXi al encarnarse en algún pobre absoluto?. Tuve hambre y me diste de comer….. ¿Permanecerá atrapado en las redes del imperio vaticano?.

  • Sergio Dalbessio

    De todo corazón, vengo remando desde hace años desde la periferia, el Jesús que conozco es de ambientes periféricos, así que mi laburo y escritos van acorde a este Francisco. Pero además, no siendo papista y no lo seré, me alegra sobremanera de este Bergoglio-Francisco que ha desarticulado por lo menos en la Argentina a mucha gente, dejo a otros sin ningún tipo de discurso, aquellos que salieron con los tapones de punta tuvieron que retroceder en menos de lo que canta un gallo, otros que se dedicaban a los pobres quedaron sin palabras, les arrebato el discurso y les arrebato a los gestos -aunque algunos mucha chachará pero pocos gestos, dice la gente que está en sus comunidades-, intelectuales progres terminaron pidiendo al Ratzinger de Spinoza, un revuelo maravilloso que podría decirse “pateo el tablero” de todos los ámbitos, de derechas, de izquierdas, de arribas y de abajos, de veredas y de enfrentes, algunos no saben ya donde colacar las fichas. Me parece maravilloso, no habrá ninguna revolución, pero desnudo hipocresías, incoherencias y en la Argentina tan progre que teníamos quedo nuevamente de brazo con la Iglesia. (la pucha estos de clarín hasta hacen un Papa, Díos mío!!!!!!!). 

  • M.Luisa

    Totalmente de acuerdo con Boff,  algo  por lo demás  nada extraño.   Lo que sí me sorprende es  que,  con ello, también coincida  otra vez  con el amigo Oscar  aun  arrastrando con él  un punto que otro de  nebulosas  objeciones.
     
    En otro hilo sin disimular irritación por su parte   me  orientó diciéndome  que la realidad radical es la vida,  la cual, dice,  no nos está dada más que para hacer la “ortopraxis”. Hasta aquí estaría de acuerdo  ya que en un intento de  acercar posiciones la   ortopraxis  la entiendo  como  haciendo  referencia   no a meras acciones  nuestras sino a una conformidad, es decir   a una correcta praxis,  pero a una conformidad respecto a qué. Yo pienso que respecto a la realidad que somos por tanto  desde este punto de vista el horizonte no es la vida sino la realidad.
     
    La vida que poseemos se funda en la realidad que somos.  Esto puede verse con más claridad por ejemplo analizando   el término “cuidado”  palabra  a la que  Boff tanto significado le da. El cuidado por las cosas (ortopraxis)  no surge en  un vivir ambiguo  o equívoco hacia  o  entre  las cosas.   sino  que, como dice Oscar, y con él me avengo en este punto,   la ortopraxis hay que “elegirla”. Entonces  si esto es así,   el cuidado  ciertamente   habrá de ser fruto de una elección. Pero una elección frente a qué, frente a qué se elige, cuál es el horizonte  frente al cual se  lleva a cabo esta elección  por el cuidar  las cosas,   pues  porque éstas se nos presentan  no como tales  sino como cosas reales. No se trata de elegir cosas sino de inteligir que son reales. En esta toma de conciencia, a mi modo de ver,  es cuando  en la vida surge el  verdadero “cuidado”

  • Javier Renobales Scheifler

    Hola Rodrigo,
    Tú sabes más que yo; tengo entendido que ponerse “por su cuenta” en aquella sociedad para predicar a Jesús, sin tener la regla de la orden aprobada por el poder de Inocencio III, hubiera sido suicida.
    Sin esa coacción que constreñía su libertad, el laico de Asís habría quedado normalmente no sujeto “a Roma”. No tenía más alternativa que someterse al control de la ICR, o lo asesinaban por hereje.

  • Rodrigo Olvera

    pd
    para no provocar error: no justifico la “cruzada albigense”.. apunto el paralelismo porque aún hablando de una iglesia pobre al servicio de los pobres, puede haber versiones aceptables (bancarias, no liberadoras) y mantener de todas formas como inaceptables otras versiones (no bancarias, liberadoras).

  • Rodrigo Olvera

    Hola Javier
     
    1209   marca el inicio oficial de la orden franciscana
    1209 marca el inicio oficial de la cruzada albigense
     
    Hay formas aceptables de predicación de la pobreza evangélica y formas inaceptables de predicación de la pobreza evangélica. En el siglo XIII y en el siglo XXI
     

  • Javier Renobales Scheifler

    Si Francisco de Asís hubiera roto con “Roma”, y se hubiera puesto a predicar por los caminos “por su cuenta”, el poder papal lo habría asesinado por hereje inmediatamente.
    Hoy la atadura a Roma de Bergoglio es por otros motivos, de sumisión al poder, no para salvar la vida, sino para salvar el aparato eclesial y su poder temporal.
    La diferencia es esencial, enorme, entre la de Asís y Bergoglio.

  • oscar varela

    Hola!

    En mi opinión: Vuelve Leonardo Boff a acertar en la reflexión.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

Deja un comentario