Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4910 Artículos. - 78985 Comentarios.

Hoja de ruta para el reino de España

Conocí a Ricardo hace casi cuarenta años, cuando la Comisión Nacional de Justicia y Paz nos reuníamos en el despacho de Joaquín  Ruiz Giménez para organizar la campaña por la amnistía y otras acciones parecidas. El venía representando al grupo de Gijón. Después ocupó cargos importantes en la ONCE, pero tuvo que dejarlos por no transigir en negocios poco claros que denunció desde dentro. Es un cristiano siempre apasionado por la justicia y la liberación. Le publicamos este primer artículo que ha enviado a El Comercio de Gijón, pero no sabemos si se lo publicarán. Viene bien aquí en el Día de Reyes. AD.

5 de enero de 2013, 75 cumpleaños del Rey de España. Y el siguiente 30 de enero su hijo el Príncipe de Asturias cumplirá 45 años. Este panorama de por sí daría pie a la reflexión y al análisis sobre el ciclo vital de la monarquía española. Pero aún siendo esto un aspecto crucial, lo cierto es que la institución monárquica pasa hoy por circunstancias más complejas que precisan un diagnóstico político serio y un nuevo impulso estructural en breve plazo.

Parte de las nuevas circunstancias se deben al propio ejercicio de la Corona, pero en cambio otras se derivan del estado actual del país y su evolución política y económica. Por eso también las respuestas deben contemplar ambas realidades, la de la monarquía constitucional y la del sistema democrático que funciona en España desde la Constitución. Si, porque la Constitución española de 1978 es la que ha marcado este periodo que ahora valoramos. Esa Carta Magna que representó formalmente el retorno de la democracia a nuestro país cumplirá también en 2013 su 35 aniversario, un tiempo suficiente para hacer un balance de sus resultados y de su capacidad para encauzar el futuro. En cualquier caso 35 años no es un tiempo escaso en la historia de un pueblo y si ese texto ha permitido una convivencia real ya podemos afirmar que su papel ha sido positivo al margen de lo que ocurra en lo sucesivo. En efecto, creo que por encima de los criterios maximalistas de unos y los minimalistas de otro es verdad que la Constitución vigente ha sido un instrumento útil para el desbloqueo democrático del país tras el fin de la dictadura, pero también es cierto que hoy su virtualidad ha quedado superada claramente:

–          Un incumplimiento endémico de sus preceptos más avanzados, especialmente los que se refieren a las políticas sociales, como el derecho a la vivienda, al trabajo, etc.

–          Un cambio de texto pactado por el bipartidismo reinante que pone por delante el pago de la deuda sobre las demás atenciones y obligaciones del Estado, todo un golpe bajo a su credibilidad social y

–          Además últimamente las estructuras políticas que sostiene se muestran incapaces de cubrir los nuevos retos democráticos de la sociedad.

Estamos pues ante una Constitución vencida por los acontecimientos e inútil para los nuevos tiempos. Esto nos lleva a la puesta en marcha de un proceso constituyente pues, la reforma del artículo 135 mediante unos mecanismos de muy bajo perfil democrático la imposibilita para dar apoyo a la salida social a la crisis económica presente y, de otra parte, la demanda social creciente de reforma de la política a través de los nuevos movimientos ciudadanos como el 15M que desbordan el modelo establecido, nos sitúan ante la necesidad de cambiar fórmulas y buscar nuevos consensos.

A su vez la actual monarquía carece de discurso e instrumentos para actuar en la forma singular en que intervino durante la Transición. Ha perdido prestigio por su implicación en corrupciones y escándalos, lo que la sitúa en el punto de mira de sectores sociales amplios. Pero además ha agotado ya su valor propio como árbitro de conflictos y problemas entre las opciones políticas, las instituciones y los pueblos del Estado. Cabe decir que el atasco que se aprecia en la Constitución se ha instalado igualmente en la Corona. No  es raro entonces en este contexto que el republicanismo latente, sacado de la agenda política desde el Golpe de Estado de 1936, se ponga en pie.

Pero, ¿quién pone el cascabel al gato para abrir ese proceso constituyente? Alcanzarlo a través de la presión popular que fuerce una convocatoria a Cortes Constituyentes, no parece probable en lo inmediato con las mayorías parlamentarias existentes y, de lograrlo, vendría precedido de una confrontación política, social y en la calle de incalculables consecuencias civiles, nunca deseables aunque el resultado final fuese favorable a las clases populares y al cambio social. Por ello pienso que la monarquía podría aportar aquí un punto de patriotismo y de sentido histórico relevante. Es posible que la operación les salga mal, en términos de la continuidad de la Institución, pero también puede salirles bien, y entonces su prestigio y durabilidad ganaría enteros. En el peor de los casos para su interés saldrían con la cabeza alta de la Jefatura del Estado después de haber hecho un servicio trascendental al país.

Sé que lo que digo es una hipótesis utópica y de escaso margen real, pero su diseño encierra una lógica política que sería muy importante experimentar, por eso la dejo planteada para quien la pueda escuchar, estudiar o defender:

  1. Considero que el Rey Juan Carlos I debe abdicar en su hijo Felipe durante el año 2013, para que éste inicie su reinado en una edad joven y madura a la vez como la que hoy posee y con su buena imagen social compartida con la Princesa de Asturias, Letizia Ortiz.
  2. El Príncipe de Asturias al acceder a la Corona debe anunciar el comienzo del proceso constituyente, que pasará por varias fases antes de concluir con el nuevo texto constitucional que se adopte por unas nuevas Cortes Constituyentes.
  3. Durante 2014 se realizarán las consultas territoriales como la catalana y otras que se soliciten, para definir su relación con el Estado. Serán de carácter no vinculante pero su resultado orientará la línea constituyente en esta materia y naturalmente se llevarán a cabo en plena legalidad jurídico-política.
  4. Durante 2015 el nuevo monarca convocará el Referéndum sobre la forma de Estado: monarquía o república, cuyo resultado igualmente condicionará en este sentido la nueva Carta Magna.
  5. Celebrado el citado Referéndum se convocarán elecciones a las Cortes Constituyentes, previa reforma del sistema electoral y que se realizaran también dentro de 2015 como fin de la legislatura.
  6. Tras el anuncio de la apertura del proceso se creará una Mesa para el Debate Constituyente bajo los auspicios del Tribunal Constitucional que dará cabida no solo a partidos políticos sino también a sindicatos y demás agentes y movimientos sociales que deseen aportar iniciativas al proceso constituyente.
  7. Las nuevas Cortes abordaran el nuevo texto constitucional cuyo cierre no podrá rebasar el 2018, fecha del 40 aniversario de la actual y se someterá al Referéndum correspondiente con el que culminaría el proceso constituyente.

¿Qué España nos quedaría tras esta catarsis? Es difícil de predecir pues la política con ser importante no es el único factor determinante de la realidad social. Desde luego el crecimiento económico es un dato fundamental para la nueva etapa. Ahora bien, en mejores o peores circunstancias, ese baño democrático que la sociedad española se daría con esta hoja de ruta conseguirá siempre efectos favorables para la ciudadanía. También sería deseable que ese oxígeno democrático se tradujera en un cambio social consistente que rebaje las desigualdades y proteja para siempre los derechos sociales básicos de toda la población.

Ricardo Gayol García

Abogado

14 comentarios

  • francisco javier peláez

    Se me olvido una cosa importante.Ni el señor González presidente de la Comunidad de Madrid quere ser intervenido en hospital privatizado.El señor González que reside en Aravaca y cuyo hospital es el Puerta de Hierro-Majadahonda no ha decidido privatizar este hospital,pese a que ha privatizado los otros seis hospitales de Madrid construidos en régimen de concesión:son los de Vallecas,Arganda,Aranjuez,Coslada,San Sebastián de los Reyes y Parla que fueron construidos por empresas privadas y tienen los servicios no saniotarios externalizados.El séptimo de las mismas características el de Puerta de Hierro que atiende al señor González no se privatiza.Gonzalez no es tonto él nunca SE OPERARÍA EN UNO PRIVATIZADO.Además el núcleo de los votantes del PP de toda la via está en el Norte.Para el sur Eurovegas y los problemas de salud graves  que se los paguen con lo que ganen en las ruletas.

  • francisco javier peláez

    Continuo.Es falso que no te vayan a cobrar.De hecho los hospitales públicos reciben menos dinero via presupuestos de la Comunidad que los privados.No obstante hay dos razones más contra la privatización:1.Ayer en un extenso artículo de EL PAIS señalaba que los hospitales privatizados británicos proponen el low cost o el topping up.No deja claro el artículo si el modelo es como Ryan Air que los pasajeros vayan de pie y en los hospitales que las camas sean literas o los enfermos en posición vertical.O si se trata de que los hospitales privatizados presionarán para que el Estado reduzca las prestaciones que de la sanidad pública-cartera de servicios-y,por tanto,así les costará menos atender a los pacientes y ganarán más y en las prestaciones excluidas tendremos que pagar y se derivarán a lo privado.Obviamente esta reducción de la cartera afectará a los públicos por presión de los privatizados que ya de hecho derivan bastantes operaciones complejas a los públicos.2.Los hospitales privados son una via para recolocar a políticos o familiares de políticos descolocados.Se puede ver fácilmente que se “recoloca” mejor en empresas privatizadas-Telefónoca con Rato y Urdangarín,Repsol con diversos cargos del PSOE,entre otros Croiser ministro de  industria en su dia-que en la diputación de Orense.Con menos coste jurídico.En este sentido,los hospitales que se van a privatizar en Madrid son una garantía de puestos para el PP,como fue la Comunidad de Madrid cuando el PP perdió en el gobierno central.En definitiva,ante de ganar la “batalla final” hay que ganar las “guerras parciales”.

  • francisco javier peláez

    Continuo:Un Rey así atornillado es difícil que se autoinmole como propone el escrito.En IU hay gente,como Monereo,que creen que este tinglado se cae en 3 años.Yo no soy profeta,pero no parece que la cosa sea tan accelerada.En fin,como el “proceso constituyente” es la madre de todas las batallas yo creo que primero hay que ganar las “guerras menores”,las de esas “mareas” que nos arrastran.Como no puedo ir a la manifa de la “marea blanca”-mi mujer está de rebajas y mi hija se acaba de levantar,ayer dia de reyes se levantó a las 6,hoy en Madrid es fiesta – vaya mi pequeña reflexión sobre privatización de hospitales.Se dijo aquí por Teófila que que más daba que atendiera hospital público o privado si no te iban a cobrar.

  • francisco javier peláez

    Conozco a Ricardo Gayol de cuando yo iba a la Comunidad de Santo Tomás incluso una vez hice de lazarillo suyo en una manifestación.Ya salió en EL PAIS y él me lo contó las putadas que le hicieron los directivos de la ONCE cuando era sindicalista.Recuerdo el humor que tenía en las misas cuando comentaba los pasajes del evangelio en que se hablaba de ciegos o de “ver”…Por eso,él mismo lo dice,el artículo es más bien utópico aunque no seré yo él que diga que un ciego no puede ser “clarividente”…La última vez que le vi a Ricardo fue celebrando un juicio en los juzgados de lo social.Creo que el Rey está fuertemente empotrado en su trono.El dia de Nochebuena estaba sentado sobre la mesa porque,cuando le operaron de cadera en la medicina privada le hicieron un mecanismo para atornillar la prótesis a donde sea…Ya saldrán fotos.

  • Gonzalo Haya

    Creo que lo que necesitamos es alguien que lidere un movimiento de liberación de la dictadura capitalista, de  justicia social, de honradez y profesionalidad en el trabajo. Habría que canalizar la energía popular pero no en un solo país. Se necesita una solidaridad más amplia para superar la globalización caspitalista. Se necesitarían verdaderos estadistas, pero también que todos estemos dispuestos a renunciar a situaciones privilegiadas. No sé cuál de las dos condiciones es más difícil de conseguir. Mientras tanto vivimos la estrategia de la rana que se va cociendo en el agua sin darse cuenta. Espero que llegue el momento en que la presión obligue a reaccionar.

  • María Jesús Arsuaga

    Ricardo me alegro mucho por tu participación en ATRIO el artículo muy importante para iniciar un diálogo en profundidad de nuestra Constitución espero que continúes con él a través de ATRIO Lo mejor para ti y los tuyos en el 2013

  • Karmelo Sebastián

    Estimado Ricardo:
    ¡¡Muchas gracias por tus palabras!!
    He leído tu artículo con asombro y gusto. He vivido 35 años en España y 12 en Chile, donde vivo actualmente. Mi vida se ha cruzado con la de los últinos cuatro papas. Nací en el año que finalizó el ultimo Concilio y, además de teología, con gran gusto por los Evangelios, me he desempeñado en imprenta, copisterías, docencia, presbiterio, artes mágicas (entiendase eneagrama, bioenergética, meditaciones…), docencia de nuevo y actualmente, novio de una maravillosa mujer separada con un hijo. Toda mi vida me he sentido inadaptado.
    Han sido años de muchos cambios desde situaciones heredadas al nacer. Viví el Franquismo 10 años. Otros diez fueron de crecer y pelearme conmigo mismo porque toda la realidad que había conocido en mi infancia y que me preparaba a vivir se descomponía a pedazos, igual que muchas de las personas que me rodeaban.
    Mi siguiente década fue de aprender a descubrir mis potencialidades, y tratar de adaptarme al nuevo mundo que me rodeaba. Un mundo que empezaba a reconocer como algo distinto a lo que debería ser, y ante el que me quedaban dos alternativas: enfrentarme o adaptarme.
    Los últimos quince años he asistido a los últimos años de eta, la decadencia de los partidos socialistas, el crecimiento desenfrenado del capitalismo, la violencia, el hambre y los desastres naturales. Acompañé el nacimiento y desarrollo de internet, telefonia móvil, sistemas digitales, tecnología,  etc. Vivo (viajo de vez en cuando) en dos democracias que han sucedido a dos dictaduras: las española y la chilena.
    Buen preámbulo para decir que conozco mucha gente como yo, que vemos que nuestros mundos se caen porque los cimientos están fallando y no sabemos qué hacer. Y para mí, tu artículo, me permite soñar con que sigue habiendo gente que se le ocurren caminos pacíficos y justos para la España de hoy, incluso adaptables y aplicables a otras democracias latinoamericanas, por ejemplo. Y que si pudieramos todos organizarnos de formas positivas, pensando en nuestros hijos y en la realidad, para construir juntos, sería bonito vivir un proceso como el que tú planteas. Creo que serían cinco años maravillosos de vivir, independientemente del resultado final, que dejaría además un futuro abierto y positivo por delante.
    Vivir ese “caminante no hay camino, se hace camino al andar…” que cantaba creo que Serrat. ¡Qué bien nos haría! Ir un poco más de la mano.
    ¡Saludos a todos!

  • X. Gundín

    La verdad, no podríamos quejarnos si los reyes nos hubieran traido lo que R. Gayol dice.
     
    El caracter utópico y de escaso margen real de los deseos de R. Gayol se advertirán al mirar despacio sus siete puntos finales:
     
    1.- Considera R. Gayol que Juan Carlos de Borbón debe abdicar. En prensa de ayer leia yo que JCI decía encontrarse bien, con ánimos y que no pensaba en abdicar. Falla en su primer punto y unicamente animando a JCI a hacerlo podría recuperarse el plan Gayol.
     
    2.- Desea Gayol que al tomar la corona Felipe de Borbón anuncie el comienzo de proceso constituyente.
    Pregunto: ¿tiene Gayol idea del pensamiento de Felipe y de los consejos que le influencian?.  Yo no la tengo, nada de eso puedo deducir de sus protocolarias palabras. No puedo saber si el 2º punto funcionaría; además:
    ¿Legalmente, sería  quien el Rey para disolver las Cortes y convocar constituyentes?. Yo no lo se. Y si lo fuese, ¿se atrevería?.
     
    3.- Durante 2014 se realizarán las consultas territoriales como la catalana y otras que se soliciten (¡horror!, ¡lo dice en plural!) para definir su relación con el Estado.
    No se emocione, mi amigo. Ya el sólo hecho de aceptar la posibilidad de esa(s) consulta(s) aún no siendo vinculantes ¡ya define la relación con el Estado!, pq es aceptar la posibilidad de la autodeterminación.
    ¿De donde sacará Gayol que los intereses y fuerzas componentes del Estado español van a aceptar ni siquiera la idea?. ¿Este hombre vive aquí?. ¿O soy yo el que no vive aquí?.
     
    4.- Dice Gayol: en 2015 y para decidir entre Monarquía o República referendum convocado por el mismo Rey. Yo supongo que El Rey sólo convocaría ese referendun en caso de estar seguro de ganarlo. ¿O le ve Gayol tendencias suicidas a Felipe?.
     
    Y así sucesivamente….
     
    Con esto no desacredito el escrito de Gayol. Le veo un mérito: decirlo en voz alta. Pero no es una hoja de ruta, no es un plan….son ganas….

  • X. Gundín

    A. Vicedo:
     
    Es R. Gayol, no yo, quien se refiere a si mismo calificando su imagen de hipótesis utópica y de escaso margen real.
    Yo estoy de acuerdo con él.

  • Antonio Vicedo

    Mas bien lo que aporta X. Gundin refiriéndose a R. Gayol sobre “imagen utópica de escaso margen real”, me suena a extensión y falsificación de la realidad y concepto de utopía, pues no creo que, considerar como posible la democracia que de tal se precie, desde la falsificación del valor igualitario de las personas normalizando su diversa clasificación en la estructuración social, no sea ya, no utópica, sino realmente imposible y abocada a la más horrible monstruosidad.

    ¿Es que, el coste genocida que la Humanidad viene pagando y soportando por este empeño imposible de hermanada convivencia desde la falsedad de la clasificación diferenciada de los seres humanos, tiene algo que ver con la realidad humana de la Humanidad?

    Bueno, necesario e indispensable viene siendo que la verdad ilumine la auténtica diferencia real  entre UTOPÍA e IMPOSIBILIDAD y entre las exigencias teórico-prácticas de llevarlas a su debido término, pues ello valorará tanto las motivaciones, como los esfuerzos y sacrificios que  cada proceso nos pida a la Global Humanidad.
    Sin VERDAD nunca habrá LIBERTAD: sin esta no hay JUSTICIA HUMANA y sin ella son imposibles (que no sólo utópicas) la PAZ y la FELICIDAD.
    ¿Qué resulta ser la HUMANIDAD NO HUMANA?
    ¿Y cómo puede ser humana la Humanidad, si a los seres humanos que realmente la componen, por abundancia o carencias, se les niega su identidad específica (De ESPECIE) humana de igualdad en la RACIONALIDAD, la LIBERTAD, la RESPONSABILIDAD; la FINALIDAD y el mismo deber y derecho a ser y vivir como personas?

  • Iñaki S:S,

    Si la Soberanía Popular Democrática, que menciona Antonio V., fuera capaz de imp0nerse a los “Poderes Fácticos” que ha convertido España en la cueva de Alí Babá y los 40 ladrones, quizá se podría recorrer el camino marcado por esta hoja de ruta, en teoría bastante asumible. Es mas, probablemente las cosas nos irían bastante mejor.
     
    La pena es que, como dice X.Gundin, estamos ante una bonita utopía.

  • Antonio Vicedo

    Previo a cualquier intento de reforma estructural y ajuste constitucional, tiene que haber en el inicio de la ruta, con o sin hoja, el esfuerzo cultural, mediante los sistemas educativos y medios de información y opinión, públicos como mínimo, sobre el valor igualitario en dignidad y finalidad de TODA PERSONA HUMANA.
     
    Acudir a un proceso de esta envergadura sin clarificar la concepción de lo que el ser persona y ciudadano significa para un sistema y régimen democrático, sería un mero retoque de fachada, quedando tras ella el mismo mal menor que en este período de democracia informal , plutocracia o partitocracia ha tenido y tiene que soportar la ciudadanía española.
     
    Los meros cambios de Amos y sus interesadas y clasistas estructuras económicas y socio-políticas,considerando a la mayoría de ciudadanos: objetos, instrumentos o medios para sus inhumanos intereses, no cambiaría nada y lo agravaría todo.
     
    Seguir haciéndole creer a la ciudadanía que es la Soberanía Popular Democrática, no reconociéndole real y efectivamente más poder que el de depositar su voto en una urna cada un cierto tiempo que, ni siquiera de su mayoría voluntad depende, no sería más que un solapado placebo para una crisis de salud social mortal, como ahora estamos constatando.
     
    Para ese futuro condicionado por el próximo pasado y la tremenda situación presente, cobra todo su carácter alertante  aquello de los conejos sobre, si eran galgos o podencos, cuando, en realidad,  ellos eran conejos  y los otros perros.
     
    Estamos inmersos en quejas, discusiones, competencias e incluso malquerencias, rozando o recurriendo a  comportamientos violentos.
    ¿Pero esa avalancha de indignación va orientada teórica y prácticamente a asumir el realismo del valor igualitario universal de las personas, en tanto SUJETOS (Nunca otra cosa) CONSCIENTES, LIBRES y RESPONSABLES?
     
    ¿Qué nos consideramos y qué somos considerados quienes ni sabemos, ni tenemos, ni podemos?
     
    ¿Y qué tejido social puede hacerse con clasistas telares, y fibras de calidad tan falsamente clasificadas?
     
    Urge una amplia y profunda campaña de alfabetización cultural antropológica y ética desde cualesquiera medios adecuados para ello, sobre todo aquellos que tienen la marca de públicos: RTVE, Planes Educativos escolares y universitarios; Proyectos Culturales Oficiales o públicamente subvencionados, etc.
    NADA debe favorecer la FALSEDAD, si queremos vivir y convivir en LIBERTAD.

  • ELOY

    Este texto tiene la importancia de establecer un camino concreto, que puede ser remodelado y enriquecido en su contenido y plazos, con aportaciones desde diversas perspectivas.
     
    Supone plantear una reflexión global, pero no simplemente dual (monarquía o república), sino abierta a diversas soluciones sobre la institución monárquica, la vertebración territorial y otro aspectos de contenido constitucional.
     
    Pero este planteamiento aislado resulta insuficiente.
     
    Previo a este camino es preciso, a mi entender, emprender otro que es el de la decencia política y financiera, desterrando absolutamente comportamientos corruptos, no ya ilegales, sino simplemente abusivos, indecentes o deshonestos.
     
    Y ello no será posible sin la remodelación del sistema electoral y la democratización interna de los partidos políticos así como la de su financiación, que ha de ser transparente hasta el último céntimo de euro.
     
     

  • X. Gundín

    Por buenas intenciones que no quede.
    El mismo habla de …una imagen utópica de escaso margen real…A confesión de parte….
     
     

Deja un comentario