Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4910 Artículos. - 78981 Comentarios.

Desobedecer por fidelidad

ovidioPara relativizar la función del papado se aducen razones  de conveniencia histórica. Pero pienso que la cuestión es más profunda. No hablamos del comportamiento de los papas. Estamos hablando de la esencia misma del cristianismo. A Dios no lo ha visto nadie, pero se ha encarnado en Jesús. Él es la transcripción humana de Dios, la referencia que tenemos de Él.

Una persona adulta no debe someterse a nadie sin que su propia conciencia admita como bueno lo que la autoridad manda.  No  basta que lo diga la autoridad, so pena de ser eternamente infantil.

Hemos sido educados para obedecer, porque así les interesa a los poderosos. Y el poder religioso es en este sentido el peor, porque se apropia de Dios.

Un grupo de personas nos reunimos quincenalmente en Valencia para leer textos de Marcel Légaut y rumiar, para incorporarlo a nuestras vidas, nuestras vidas lo que él expresaba de forma impresionantemente auténtica tras haber rumiado las experiencias cotidianas y profundas de su vida. Pasó de ser profesor de matemáticas a pastor de alta montaña. Su primer libro, sin ninguna cita de autoridad, lo escribió cuando tenía 68 años y le puso este título: El hombre en busca de su humanidad.

A continuación citaré y comentaré textos del último libro que hemos leído, Un hombre de fe y su iglesia. Editado por la Asociación Marcel Légaut en Cuadernos para la Diáspora. Nº 22. Hoy empezaré por el capítulo I: Fe y modernidad.

  • · “Los cristianos….cuando hablan de Dios…no sopesan lo que dicen. …La existencia de Dios no se plantea….como para que tengan que responder de ella de forma real(pág. 36).

Es decir: en todo sabemos lo que pensamos, menos en lo tocante a las cosas de Dios, en las que nos fiamos de lo que dice el cura o el papa. Da lo mismo: dejamos de lado nuestra propia conciencia, para dejarnos guiar por otro. ¿Nos hemos preguntado personalmente el por qué de nuestra fe?

  • · “Su fe en Dios habrá ido llegando a formar un solo cuerpo con su fe en sí mismo y con su propio misterio.” (pág. 37).

¿Me convence la fe de Jesús? No se trata de imitarle puerilmente, sino de encontrar en él la inspiración para comportarme responsablemente. ¿Veo en él la mejor manera de ser persona? ¿Me hace feliz ser persona como él? ¿Por qué somos responsables de lo que pensamos y no de lo que creemos? ¿Por qué las cuestiones de fe quedan en la periferia de la persona?

  • · “La fe en Dios en su desnudez difiere por completo del abrigo que las creencias atávicas dan” (pág 38).

Nuestro afán de seguridad nos hace creer en cosas en las que no se puede creer.   Cuando nos encontramos con una curación para la que no hay explicación posible,  pasamos a afirmar  ¡milagro! Quedémonos simplemente en esto: no  hay explicación.   Seamos honrados con nuestra propia conciencia.

Todo lo cual no quiere decir que se agota el misterio, que sólo creeremos lo que comprendamos. El misterio no queda anulado, el misterio sigue. De Dios sólo sabemos lo que no es. La fe es “llamada” de ese Dios amoroso que nos llega a través de Jesús. Pero nuestra actitud crítica va limpiando la fe  de las creencias aceptadas rutinariamente, pasivamente.

  • · “La fe en Dios es de importancia capital para orientar la vida, darle su sentido”.

La fe vive rodeada de preguntas. No así las creencias, que no admiten la más mínima interrogación. Porque éstas forman el cuerpo de doctrina aceptada pasivamente, no de forma personal.

  • · Hay pecado cuando el hombre no responde a sus exigencias íntimas” (pág 46).

Para ser persona responsable (si no, no se es) no basta ser obediente. La fidelidad a uno mismo y a Dios está por encima de la obediencia.

  • · “Hay fidelidades que llevan a exigir imperiosamente alguna desobediencia; del mismo modo que hay fidelidades que exigen a menudo mucho más de lo que la ley puede mandar. Y aún hay que añadir algo más: hay obediencias que son de hecho infidelidades”.

A buena hora va a estar una madre esperando que le manden lo que tiene que hacer. A este respecto hay una anécdota muy ilustrativa: cuando estaban levantando para colocarlo verticalmente el  obelisco egipcio de 350 toneladas que hay en la Pl. de S. Pedro del Vaticano, el Papa Sixto V había prohibido hablar, bajo pena de muerte, para no entorpecer las órdenes que daba el ingeniero. Intervenían 900 hombres con 150 caballos e innumerables cuerdas y poleas. Un marinero, conocedor del manejo de las cuerdas para izar velas, vio que éstas echaban humo, y se romperían inmediatamente, por lo que  gritó “agua a las cuerdas”. Desobedeció por fidelidad al bien común de lo que se estaba haciendo. Él y sus sucesores en premio venden en exclusiva en el Vaticano las palmas del Domingo de Ramos.

43 comentarios

  • Atman

    Jesús es un receptáculo de Dios, no es que la omnisciencia de Dios se manifieste en Jesús. Todos estamos llamados a ser como Jesús pero somos receptáculos de codicia, de egoísmo, de vanidad , de corrupción, preferimos, más la gloria que viene de los hombres, que la gloria que viene de Dios, no nos fiamos de Dios.

  • Santiago

    (disculpa, Javier,autómaticamente mi ordenador envió mi comentario de abajo antes que yo, sigo aquí) digo, que te sorprendería muchísimo todos estas experiencias..que son producto de la experiencia de muchos profesionales serios que tiene que admitir a la fuerza que existe una realidad preternatural distinta de los fenomenos ordinarios…que distintamente está destinada a la desorganización completa y preternatural del mundo….Esta accion permanece ordinariamente oculta y su gran éxito es hacer creer que es inexistente…Pero la realidad es otra…Los testimonios científicos abundan…aunque se de antemano que lo vas a negar todo, arguyendo las falacias comunes de los que están en apoyo del progreso del mal..relativizándolo todo para desvalijar al cristianismo…que es su enémigo mas acérrimo…
    De todas maneras, tu presencia aquí en este mundo no es auto-generada…Se precisó de una acción positiva para tu existencia y la mía…y un milagro constante para que todavía estés vivo..Dios seguramente tuvo que intervenir en ello e interviene todavía…y Dios intervino postivamente para que su reflejo mismo  se llamara Jesús… Y disculpa, Javier, yo no me considero vencedor…Pero Cristo si que venció… EL ha vencido al mundo…pero por amor….un saludo muy cordial de Santiago Hernández

  • Santiago

    Te equivocas, Javier, cuando, haciendo un “pataleo” de niño malcriado, afirmas: “no tengo que obedecer a nadie, ni a ninguna persona, ni a ningun dios (sic)”..Hablas de mi arrogancia, y la muestras claramente en ti…pues es claro que siempre has tenido que obedecer: en primer lugar, supongo a tus padres cuando eras niño, a tus maestros no tan de niño, porque supongo no terminarías tu carrera sin obedecer lo que tus profesores querían que pensaras sobre el derecho etc. etc.,y  supongo benignamente que actualmente obedeces las leyes, obedeces a los seres que mas quieres para no disgustarlos etc. etc. No te quedó mas remedio que obedecer a Dios al venir a este mundo y sigues obedeciendo a la par que sigues viviendo…Por supuesto, que no se puede obedecer si lo que se manda es injusto….Pero no es posible la vida humana sin la obediencia…es necesaria diariamente para el orden social y el orden moral…Yo se que tu eres inteligente como para comprender todo esto….
    En cuanto a hablar de certezas…tu quieres la certeza “absoluta” en todo…pero esta certeza no pertenece a este mundo…pertenece al otro, amigo Javier…porque solo en la visión de Dios está la certeza absoluta…Por lo tanto la certeza humana práctica, es solo de lo mas probable…no deja de ser certeza…pero en nosotros -por  nuestra naturaleza humana que es cambiante- no existe todavía ese grado de seguridad… Pero, podemos tener la certeza humana de llegar hasta Dios..sin que podamos comprehenderlo totalmente. 
    Por otro lado, el conocimiento humano tiene diversas fuentes y diversos grados. Es intuitivo en que podemos conocer espontáneamente los primeros principios indicativos de la realidad y del pensaamiento. Es tambien racional porque partiendo de los principios primarios y y de manera progresiva  somos capaces de descubrir las verdades que previamente eran desconocidas usando el analisis y la investigacion y organizándolos de manera coherente. Existen fuentes externas e internas….y en el ser humano las 2 se combinan para la aproximación de la realidad 
    A Dios no solamente podemos llegar por deducción sino por intuición y por la Revelación. Cuando hablamos de Dios estamos hablando de otra naturaleza…distinta a la nuestra…Aunque imperfectamente, Dios es “pensable”, no por la via negativa, sino tambien a traves de la via positiva, y de su creación y de su amor…Decir que no podemos hablar de la naturaleza de Dios de ninguna manera, es disminuir y reducir  la capacidad de la mente humana para conocimientos superiores al resto de la Creación cosa que no es cierta..Tenemos la capacidad de descubrir muchos misterios y no se nos puede prohibir escudriñar con curiosidad y sorpresa el gran misterio de Dios. Te invito en esta maravillosa aventura, dejando atrás tus obvias resistencias.
    No estás en la realidad mundial si niegas la existencia de una poderosa fuerza del mal que supera nuestras potencias naturales…Pregúntales a los psiquiatras que tienen que referir sus casos a los exorcistas…preguntales a éstos de sus experiencias…y participa en ellas….Te darás cuenta -sin ninguna duda- que existe un elemento “maligno” en accion diariamente en el mundo…Algo que te sorprendería muchísimo  
     

  • pepe blanco

    Desobedecer es, probablemente, el acto fundamental y constitutivo del ser humano.
     
    Tanto en la tradición mitológica judía como en la griega, la historia de la humanidad comienza con un acto de desobediencia, si bien la reacción ante la deobediencia es distinta en ambos mitos. Adán y Eva reaccionan, como diríamos hoy, infantilmente, culpando Adán a Eva y esta a la serpiente. Prometeo es mucho más valiente, pues en su castigo declara que prefiere “estar encadenado a esta roca que seguir siendo esclavo de los dioses“.
     
    No es necesario buscar excusas ni motivos para desobedecer. Desobedecer es lo propio del ser humano. Podemos interpretar que la historia de la humanidad es la historia de la desobediencia de los seres humanos. Parece como si la desobediencia fuera la semila de la satisfacción y de la plenitud. O algo parecido.

  • Javier Renobales Scheifler

    Santiago,
     
    NO tergiverses, Santiago: yo no llamo arrogancia a querer hablar de dios, sin o a lo que tú, copiando lo que dice tu magisterio católico, afirmas de dios y de lo que llamas obediente ‘la naturaleza de dios’.
     
    Llamo arrogancia a afirmar cuál es la naturaleza de dios, como tú haces, simulando total certeza, cuando no la tienes ni de coña, ni tú ni tu cacareaco autocalificado infalible magisterio católico, con sus dictadores del Estado Vaticano y sus concilios aplaudidos por sus sometidos obispos del papa.
     
    Esa arrogancia puede servirte en un foro católico como Atrio, donde lo que dices les cuadra bien a un elevado porcentaje, pues es la doctrina de la ICR, que Atrio persigue mejorar.
     
    Y llamo arrogancia a afirmar que dios existe, cuando lo único que existe es que algunos creemos que existe, pero ninguno lo sabemos, ni Jesús tampoco lo sabía, no tenemos los humanos la certeza de que exista dios.
     
    Con lo cual, cada vez que decimos que creemos que existe, debemos afirmar que podríamos estar equivocados en nuestra creencia, y dios podría no existir.
     
    Lo único de que tenemos certeza de que existe en Verdad, es de los 7.000 millones de personas que vivimos (malviven una buena mitad de ellos para que unos pocos vivan bañados en grandes patrimonios –como el de tu ICR, por ejemplo- y grandes fortunas, que dirigen el planeta, tu ICR incluida).
     
    Honestamente no podemos asegurar nadie –ni tú tampoco, amigo Santiago, a tus afirmaciones con certeza sobre dios llamo yo arrogancia- cuál es la naturaleza de dios, ni tampoco que es padre/madre del universo.
     
    Del universo la especie humana formamos únicamente la más ínfima parte … no somos ni muchísimos menos los reyes de la llamada ‘creación’, ni tampoco el objetivo de la misma, al menos el objetivo primordial de la llamada imaginaria creación.
     
    Nada de eso que llamáis dios podemos afirmar con certeza que sea la Verdad, que sea verdad.
     
    Así que por favor deja de hablar de la naturaleza de dios como si la conocieras 100 % con toda certeza, que no la conoces ni de coña.
     
    La inmensa mayor parte de la vida en el planeta Tierra (única que conocemos en el universo) es de microorganismos y la vida vegetal y la animal, no humana.
     
    Incluso nosotros los llamados humanos tenemos un adn que coincide a un 90 y muchos % con el adn de los chimpacés, con el adn animal.
     
    Por el contrario, lo que es la Verdad, verdad que conocemos experimentalmente, es que somos más de 7.000 millones de personas en el planeta Tierra; y que si hubiera una religión universal en el planeta –que no la hay, vuestra religión católica no lo es, sino regionalista, meramente romana, esa religión deberá partir necesaria mente de los más de 7.000 millones de personas que vivimos en el planeta todos y cada uno con los mismos derechos humanos, esos que tu ICR no puede firmar porque se le acaba el cuento.
     
    Amigo, el espíritu del mal no existe. Existe el egoísmo humano: y ese es el que se ha apoderado del papado católico y de su jerarquía puesta a dedo por el dictador del Estado Vaticano, que tantas veces en la Historia ha sido llamado anticristo, por la traición a Jesús que representa.
     
    Amigo, tú estás y hablas del/desde el lado de los vencedores, totalmente al contrario de lo que hizo Jesús, y por eso lo mataron.
     
    Así que en este católico foro Atrio tú tienes la mejor de las entradas y apoyos, pues los católicos de este foro no pueden ir contra tu ICR (es como una programación de su mente, programación que se lo impide, metida con la falacia del bautismo católico obligatorio desde que el niño no puede defenderse, y la falacia de la enseñanza obligatoria –obligatoria por la gracia de la guerracruzada/dictadura católica fascista del católico Franco- de tu religión católica.
     
    Mi vida sin religión tiene pleno sentido, aunque tú no puedes comprenderlo, pues te debes a quien te debes: te sacarían de tu medio social si admitiera que la vida sin religión tiene pleno sentido, aunque no haya resurrección ni otra vida después de la muerte.
     
    Yo no tengo que obedecer a nadie, ni a ninguna persona, ni a ningún dios. NO es tu caso, amigo Santiago, y lo siento por ti, aunque eso te haga ir de vencedor por el foro y por la vida, aparentemente.
     
    Jesús no fue un vencedor, Santiago, sino un fracasado en su intento de hacer intervenir a dios en la traída del reino. Bueno, se jugó su vida en ello, y la perdió, reconociéndose abandonado por dios en la tarea de hacer intervenir a dios que se había propuesto Jesús.
     

    De algo hay que morir, Santiago, y la muerte de Jesús fue muy humana, no divina, sino muy humana, una muerta muy digna.

     

    Pero dios no tuvo nada que ver, no intervino para nada en ella, ni en la vida de Jesús.

  • pepe sala

    Puede que sea necesario diferenciar entre obediencia ( sumision) y CUMPLIMIENTO de normas  y leyes.
     
    Tengo la suerte de haber conocido a montones de desobedientes. Obedecieron más a sus propia conciencia que a leyes y normas que no encajaban en sus parámetros de JUSTICIA. Tengo constancia también de lo que les ha venido pasando  a los desobedientes. La sociedad civil no es menos salvaje en el trato a los desobedientes de lo que los son las sociedades religiosas. Como lo tengo muy experimentado en mi propia vida, he procurado aprender a nadar y guardar la ropa.
     
    Por poner un gran ejemplo de desobediencia, os invito a leer un artículo que viene en el Pais:
     
    http://politica.elpais.com/politica/2013/02/01/actualidad/1359754294_053046.html
     
    Añoro un montón a mi amigo Jesús… que desobedeció hasta morir y ni siquiera nos avisó. Sus JUSTAS desobediencias a la DICTADURA aún no se han tenido en cuenta en la ” democracia”, salvo para perjudicarle a él, a sus familiares y amigos y a cualquier Asociación que reivindique JUSTICIA para los desobedientes de las DICTADURAS.
     
    Cierto es que ” muerto el perro ( el sujeto) se acabó la rabia” y Jesús de Cos ya no es desobediente. Su compañera, sus amigos y su semilla, seguiremos siendo todo lo desobedientes que consigamos SIN TENER QUE MORIR EN EL INTENTO.
     
    Bueno, pues.

  • pepe blanco

    Los “sujetos” que nos ordenan cosas siempre andan rondando por ahí fuera, Ana, acechándonos para emboscarnos con sus mandatos y con sus prohibiciones. Disimulados por mil máscaras distintas. Una sotana y un solideo blancos no son más que uno de tantos disfraces aunque, eso sí, uno muy importante y conocido.
     
    Siempre encontraremos alguna situación que nos invite a obedecer, de forma amable, probablemente. Entonces, si lo creemos oportuno, tendrá sentido desobedecer.

  • ana rodrigo

    Obedecer supone sumisión a alguien, por tanto ni tiene sentido el obedecer como el desobedecer. Si desaparece el sujeto, para qué el objeto?

  • pepe blanco

    Desobedecer por fidelidad está muy bien. Pero está mucho mejor desobedecer porque sí, porque quiero, porque me da la gana. O desobedecer porque quien manda no tiene derecho ni mandato reconocido para mandar. O porque quien manda es tonto y/o ignorante. O porque es malo.
     
    Hay tantas razones para desobedecer… Pero la más profunda me sigue pareciendo porque sí, porque quiero, y no te voy a dar más explicaciones de mi desobediencia.

  • Hablando de “desobedecer por fidelidad”, los filósofos de la Escuela de Franckfurt, que eran agnósticos, si no ateos, formulaban una crítica al positivismo ético, en el sentido de plantear que desde el mero positivismo ético no se puede fundamentar la incondicionalidad de los valores éticos o morales.
     
    Los filósofos de la Escuela de Franckfurt no postulaban ninguna clase de construcción teológica de la teodisea, pero sí creían caer en la cuenta de la necesidad de la instancia Dios para poder fundamentar la incondicionalidad de los valores. Algo que retoma en su libro ¿Existe Dios? un teólogo nada sospechoso de conservadurismo como Hans Küng.
     
    Para los franckfurtianos, desde el mero positivismo ético no es más plausible la existencia de alguien como Madre Teresa de Calcuta que la existencia de un vil genocida; no digamos si nuestras claves éticas dependen del positivismo de una ética en claves pragmáticas: entonces, incluso podría ser más “útil, por conveniente”, el modo de conducirse por la vida de un consumado ladrón que el modo de conducirse por la vida de una religiosa de clausura de 90 años y de 75 de vida orante en el claustro, pongamos.
     
    El comentario de Santiago Hernández apunta más en la línea de la admiración de Kant al contemplar en la noche  el misterio “del cielo estrellado”; el mío, más breve, más simple y menos informado científicamente, pregunta más bien por las razones últimas del orden moral por el que el genio filosófico de Koninsberg se preguntaba también.

  • Santiago

    No existe ninguna manipulación querido amigo Javier…es todo lo contrario…manipulación es lo que hacen los autores que tu lees continuamente…que tratan de manipular la historia…quitándole su sentido verdadero…hablando en una clave diferente con objeto de confundir..re-interpretando las Escrituras con objeto que aparezca lo que ellos “quieren” que aparezca…para complacer a una subjetiva ideología que,  por supuesto, no puede ser trascendente, y que a la larga conduce al completo desorden moral.
    Llamas arrogancia a querer hablar de Dios, mientras tu y otros hablan constantemente  de cosas mucho menos importantes e intrascendentes…Pero Dios nos habla constantemente desde la Creación ya que EL  se ha manifestado de manera múltiple a traves de los siglos y  nos llama, ADEMÁS, cada día con la voz personal de nuestra propia conciencia –  Y es por medio de su Creación -precisamente POR haberse manifestado en ella- que es mucho mas evidente  sostener Su existencia que lo contrario…porque es  mas misterioso aun y difícil eliminar una primera causa, que sostenerla…verdad universal y evidente hasta para los niños que cursan los grados mas elementales..excepto para ti.
    Pero a pesar de tu agnosticismo, y de tus dudas existenciales, te diré, que en contra de todas las negaciones, existen mucho mas evidencia de la verdad de la existencia de Dios ahora, en este siglo XXI, que en todos los siglos anteriores…ya sean en el campo de la física como el de la filosofía. Y asi te recomiendo el famoso libro de Robert Spitzer donde encontrarás un cúmulo inmenso de documentación desde el análisis de la asimetría universal  témporo-espacial pasando por las coincidencias cósmicas de la realidad inteligible, la teoría de las “cuerdas”, la cosmología cuántica hasta los mas poderosos pensamientos matemáticos con respecto a lo infinito. Esto hace pensar que es mucho mas probable, razonable y responsable la creencia en  la existencia de un Ser inteligente, trascendente, y creativo como el origen primario y el fundamento del Universo( o Universos) que afirmar lo contrario.
    Tu pensamiento es demasiado simple y está basado en viejos pre-juicios, contra los que luchas continuamente. No te digo lo que tienes que hacer, porque se que te molesta. Sin embargo, dicen por ahí que el espíritu del mal ha logrado engañar al mundo con la peregrina teoría de que nada existe, ni siquiera Dios. Pero las cosas cambian si lo que afirma la Iglesia, basándose en la Revelación de Dios, es cierto. Ya se que te importa “un pito” todo eso. Pero eso es lo que dices en el momento presente. Pero no es coherente que el mal triunfe al final de todo…La vida sería un absurdo como dice J.P. Sartre. Pero existe la posibilidad que haya una trascendencia donde se haga la justicia que quedó por hacer en esta vida terrestre…Entonces a cada cual se le dará lo que corresponde. Eso suena a mas coherente.  un saludo cordial   de SAntiago Hernandez

  • Asun Poudereux

    Gracias, Ovidio, por esta reflexión, que en profundidad lleva aún más allá de la adultez y del compromiso diario.
     
    En primer lugar,  no me gusta esta palabra desobedecer, tampoco su contraria. Me hablan ambas desde un lenguaje constructo de autoridad y culpa. Y seguir utilizándolas es dar legitimidad a lo que NO nace del vivir plenamente en espíritu y en verdad. A pesar de ir, en el día a día tropezando,  en estas y otras muchas dificultades, fruto de la inercia,  que enmarañan la claridad de Lo Que Es.
     
    En segundo lugar, cuando  se intenta ser  fiel a la conciencia en la que todo es y somos,  la coherencia no se siente obstruida y puede nacer  de la libertad y del amor que fluyen por igual, no pudiendo darse uno y una sin el otro. Y lo más importante es que ya nada más cuenta, porque no existe más que interrelación sin separación ni barrera alguna.
     
    Con esto quiero decir  que no hay espacio para albergar rechazo,  aunque, por el contrario,  sea lo que se produce en el que se siente traicionado.  En el despliegue de los procesos, suele haber mayor incomprensión por parte del que delimita su percepción a la creencia de lo que mentalmente ha sido y es definido por otros.
     
    Jesús fue enteramente fiel a sí mismo, es decir, puso en tela de juicio el entramado de autoridad jerárquica de su religión, del templo y de la clase sacerdotal, constructos todos humanos. Por eso se reunió y convivió con personas normales para devolverles toda la dignidad, que está en ellas mismas, nunca fuera de ellas, ni intermediado por nadie,  y que el celo religioso empapado de poder  les había y les ha “arrebatado”  y negado.
     
    Hoy y siempre se redescubre esta verdad, que los llamados “sus más fieles seguidores” siguen enmascarando y que seguramente se debe a  ignorancia  e inconsciencia, aunque lo tachemos del mal que arrastra al poder.
     
    Jesús lo evitó, lo dejó bien atrás, no optando por el templo y todas sus implicaciones. Él nos refleja como un limpio espejo, lo que es y somos, sin ningún temor, ni rechazo, ni traición.  El Dios Padre-Madre de Jesús es sencillo, directo e inmediato, no le hace falta, “ni quiere “, veneración al uso, no le hace falta,  como sí parece necesitan los poderosos de este mundo androcéntrico y egocéntrico. Sino que podamos vivir y vivamos todos, aquí y ahora,  en plenitud y consciencia en el amor que es, que  somos de fondo y compartimos.
     
    NO más constructos que favorecen  lo establecido, que son proclives al rechazo de lo diferente, dispersando  y haciendo errar en lo esencial, es decir: la coherencia fiel en el amor- libertad, en la unidad en lo diverso y múltiple,  que no rechaza ni proscribe, sino que acoge y confía. 
     
    Gracias a todos.

  • Javier Renobales Scheifler

    ¡Qué arrogancia, Santiago, afirmar cómo planeó dios la estructura del mundo¡
     
    ¿Acaso has visto el proyecto de esa estructura del mundo, visado en el colegio de arquitectos celestiales, en los archivos de ese colegio?
     
    ¡Qué arrogancia, pretender conocer la naturaleza de dios, y cómo funciona esa naturaleza, que dices tiende la comunicación de su amor a nosotros, y es relación en sí mismo (siempre conviene usar una terminología ambigua en estas cosas, para engañar al personal)¡ ¡Qué imaginación¡
     
    Admite al menos Santiago que bien podría no ser como tú afirmas/(manipulas). Podría no existir dios, podría no haber existido nunca, o podría haber existido y luego dejado de existir, o podría ser de naturaleza totalmente diferente a como tú la imaginas.
     
    Bien dices que manipular a dios es inútil.
     
     Pero bien sabes que no os resulta tan inútil, pues no paráis de hacerlo, con tanta gente como tenéis convencida de que necesitan vuestras doctrinas para salvarse muriendo en lo que llamáis ‘estar en gracia de dios’ (pasando por la confesión y demás con los curas, claro está, que el negocio es el negocio).
     
    No hay libro de reclamaciones en ese negocio tan fenomenal: después de muerto nadie puede venir a reclamar que les habéis engañado, así que podéis decir lo que mejor convenga al negocio eclesial católico.
     
    Si nada después de la muerte es como tú les aseguras, siguiendo la doctrina del magisterio católico, nadie puede venir después reclamando que les habéis estafado. Estupendo negocio.
     
    Saludos cordiales

  • Santiago

    Atman,  muy interesante lo que planteas…Sin embargo, hay que recordar que  en la libertad de la  evolución fue como Dios planeó la estructura del mundo…y que EL es relación en si mismo…Y por eso su naturaleza tiende la comunicación de su amor a nosotros..sin duda su inmanencia, es necesaria como fundamento de nuestra existencia humana..sin su fundamento no podríamos continuar existiendo..pero aunque nosotros tratamos de manipularlo a EL, no parece que EL mismo no tenga la capacidad de “manipular a los manipuladores” puesto que nosotros no estamos situados antes que Dios, sino que EL siempre nos precede..Por lo tanto, nuestro intento de manipulación es inútil…aun en nuestros deseos de acomodarlo a “nuestra conveniencia”, su llamada hacia la verdad real estará presente en el fondo de nuestra conciencia..y al final EL triunfará, sobre nuestra mezquindad….un saludo   de Santiago Hernández 

  • Javier Renobales Scheifler

    X. Gundín: el llamado decálogo no es ley de dios sino de los hombres que lo inventaron, manipulando a dios.  

    Dios no va por ahí haciendo leyes para la especie humana, y menos se la escribe al legendario Moisés en unas ‘tablas’ de piedra. Es un mito eso de las tablas de la ley y Moises hablando con dios en el monte …

    Santiago, yo no tengo ningún deseo de trascendencia, y menos aún infinita. Y como yo hay millones de personas.
     
    En esta vida sólo me preocupa/interesa esta vida, no la que llamáis ‘del más allá’, que posiblemente no existe.
     
    Y mira tú que me metieron, interesadamente claro, los sacerdotes y su negocio eclesial católico del que viven, me metieron, digo, el miedo al infierno eterno (en cuya puerta pone ‘nunca jamás’ para que todo el que entra sepa que nunca jamás volverá a salir y permanecerá quemándose   toda la eternidad entre atroces sufrimientos y además jodido por no ver a dios …) ¡qué montón de patrañas y falsedades me metieron cuando no podía defenderme de esos abusones!
     
    En esta vida me importa un pito la transcendencia, la vida eterna, la salvación eterna, la resurrección y toda esa tramoya de dogmas y falsedades que se han inventado los sacerdotes.
     
    En esta vida me importa esta vida, y con esta vida se agotan mis capacidades y posibilidades, y aún me quedo muy corto, pues necesitaría muchas capacidades y posibilidades más para esta vida, de la que cada día que pasa me queda un día menos.
     
    Así que no puedo perder ni un segundo con inventos de imaginarias transcendencias, eternidades, dioses, cielos, vírgenes preñadas y que tienen unos cuantos hijos, iglesias y demás cuentos religiosos con los que los sacerdotes y sus colaboradores atontan y engañan a la gente.

    Saludos cordiales.

  • Atman

    Los seres humanos no hemos aceptado que somos frutos de la evolución, igual que el pequeño planeta en que vivimos y el impresionante universo que vislumbramos cuando levantamos los ojos en las noches de nuestra efímera existencia. Dios no ha descendido como un meteorito desde un más allá en un momento determinado, no se suele entrometer en las limitadas, vulnerables y cambiantes vidas humanas porque sabe de las inclinaciones humanas para interpretar y manipular las verdades eternas según sus conveniencias.

  • Atman

    Los seres humanos no hemos aceptado que somos frutos de la evolución, igual que el pequeño planeta en que vivimos y el impresionante universo que vislumbramos cuando levantamos los ojos en las noches de nuestra efímera existencia. Dios no ha descendido como un meteorito desde un más allá en un momento determinado, no se suele entrometer en las limitadas, vulnerables y cambiantes vidas humanas porque sabe de las inclinaciones humanas para interpretar y manipular las verdades eternas según sus conveniencias.

  • Josefina G.C.

    Ovidio Fuentes, gusto en saludarte, al poco de entrar a frecuentar Atrio, leí algo tuyo, no recuerdo si un artclo. o un comentario, -tendré que buscarlo, fué por ahora hace 8 años- sí lo recuerdo muy acorde con mi búsqueda de entonces. 
    Con el transcurrir del tiempo, las experiencias vividas te reafirman en el Ser (mi querida Asun lo explica muy bien), bien porque lo llevamos en los genes, bien porque esas experiencias vividas, te hacen ver, observar y ser mas consciente de que las crueldades e injusticias siempre van a parar a los mas desposeidos en cualquiera de sus formas, y aunque tan poco pueda hacer, por fidelidad a mi conciencia es del  lado de l*s que he estado y estaré en conciencia. 
     
    El título del post “Desobedecer por fidelidad”, la “Fidelidad” me recordó  un poema de Blas de Otero, cuya biografia he releido y su obra poética en tres etapas:
    -etapa religiosa
    -etapa existencial
    -etapa social,  

    y porque he visto, he leido-conocido y he vivido.

    Así de bien canta el poema Fidelidad nuestro amigo Luis Pastor,
    http://www.youtube.com/watch?v=UU-eI_yp4Xc
          

  • roman diaz ayala

    Hemos llegado a conocer a Jesús.
    Y Jesús nos dice:
     
    Que Dios  existe, no es elaboración nuestra.
    Que Dios nos busca desesperadamente ( nos tiene cariño)
    Nos libera de todas nuestras falsas seguridades
    Nos libera de la oscuridad insesante de nuestra existencia
    Descubrimos que Dios es inesperado ( decimos en nuestro argot que es gratuito), porque no esperábamos, sólo deseábamos.ni hemos hecho méritos para ellos
    Jesús dice que Dios se nos entrega por gracia
    ¿Cabe mayor trascendencia?

  • Santiago

    gracias Gundín por tus oportunas y acertadas preguntas…Yo,tambien como tu, las tengo y no creo que sean impertinentes, sino todo lo contrario, pertenecen a nuestro mundo vital…No podemos resolver todos los problemas de la existencia…pero tenemos la capacidad de pensar…y podemos ayudarnos con nuestra propia reflexión interna y tambien haciendo uso de los conocimientos externos que nos proporcionan las ciencias, hablando en sentido general…Pero el deseo de trascendencia, junto con el deseo de felicidad, coexiste en todos los seres humanos por su naturaleza fundamentalmente espiritual…En los escritos originales de la autobiografía de Teresa de Lisieux ella- con su profundidad francesa característica afirma- que sus deseos son “infinitos”…Porque todo ser humano -aun sin la influencia de su ambiente y educacion externa- posee en su interior una tendencia a lo que no se termina, a lo permanente . Nadie construye una casa por un corto tiempo, sino con la esperanza de que vamos a vivir alli por largo años…Nadie desea que un momento feliz se detenga….nadie -con excepción quizas de los sociópatas y enfermos mentales- espera naturalmente que su vida sea corta…sino larga y llena de felicidad..por supuesto que hay personas que desean morirse…pero esto es accidental, no esencial, a la naturaleza humana…Estas aspiraciones son comunes y universales a a TODOS los seres humanos….y es natural, porque somos seres PRIMORDIALMENTE espirituales…Por eso es que ni los bienes externos, ni los bienes internos, o sea ni salud, belleza, fuerza, ni los placeres sensuales, ni la ciencia, ni siquiera la virtud, puede satisfacer completamente el corazón humano…porque no son bienes trascendentes…por lo tanto NO son permanentes…Por eso la vida humana es mas bien una BUSQUEDA y un camino a recorrer…porque lo que buscamos no lo “estamos encontrando” en nuestro diario caminar..Creemos que va a suceder…que la felicidad completa llegará un dia, como algunos dicen, en la “batalla final”, pero no es asi…sencillamente porque esas aspiraciones no llegan a cumplirse aquí en esta vida…Para que esa felicidad y esa trascendencia se cumpla tenemos que encontrar el supremo bien apetecible, es decir, que no se ordene a ningun otro bien mas alto..porque sin el, estaríamos siempre inquietos y angustiados, al no poder encontrar ese bien completamente….TAMBIEN que ese bien excluya todo el mal posible, que sacie completamente todos nuestros deseos y que una vez alcanzado ese bien NO se pueda perder una vez adquirido…por la tristeza inevitable que nos produciría el pensamiento de que su dicha y felicidad tendrían forzosamente que acabar algun día. POR lo tanto nuestra felicidad verdadera, este deseo con el que todos nacemos y que se hace presente durante toda nuestra vida, y es comun a todos los seres humanos, ES trascendente…por lo tanto, solamente está en Dios, ya que EL es el que solamente posee el supremo bien, y ya que EL ha querido poner su gloria precisamente en que sus criaturas racionales, nosotros,le conozcan y le amen en nombre propio y en el de todas las demas . Alcanzando su propia felicidad trascendente es como el ser humano glorifica a Dios y glorificándole y amándole es como encuentra su propia felicidad. Por eso nuestra verdadera vocación es la felicidad trascendente…que no se encuentra aquí, pero que sin embargo estamos llamados a ella y a ella debemos caminar por esta vida, hasta el final…Por eso el experimentado pecador, maniqueo converso, Agustin de Hipona, decía que nuestro corazón no podría descansar hasta encontrar el mismo corazón de Dios. Por eso los creyentes pueden clasificarse tambien como “existencialistas trascendentes”, puesto tanto la vida terrestre como la eterna son igualmente importantes….Perdona la extensión..con un cordial saludo   de Santiago Hernández  

  • X. Gundín

    Santiago: Entenderás que es buena mi intencion y por eso perdonarás mis impertinentes preguntas.
     
    ¿De donde sacas que ¡congénita y universalmente! tenemos un deseo de infinita trascendencia?.
     
    Naturalmente que partimos de los más cercano; i.e: de nuestra experiencia=de nuestras vidas. Es la vida humana -la nuestra actual y la de los anteriores- quien nos fornece los datos de los que partimos. Otros suministradores de datos no tenemos. De forma que podemos decir que el sentido de la vida -si alguno tiene- está en la vida misma y lo encontramos viviendo. Si esto fuese así como digo, ¿de donde saldría que -como tu dices- “…trascendencia significa algo más….perdurable…que no muere, no desaparce, permanente”; e.d: -interpeto yo- ¡algo fuera del tiempo!.
     
    Dices que “el ser humano a pesar de la apariencia de no necesitar lo trascendente porque aparentemente lo tiene todo…..”. ¿De qué se deduce que los seres humanos -¿todos?- creemos o aparentamos tenerlo todo?. ¿De qué se deduce que ignoramos nuestras carencias, nuestra contingencia y destino final?.

  • X. Gundín

    Dice el autor: “…La fidelidad a uno mismo y a Dios está por encima de la obediencia”.
    Quiero entenderlo de este modo: por encima de la obediencia (a otros) está la obediencia a uno mismo (a la propia conciencia) y a Dios.
    No niega la obediencia a otros, pero la sitúa despues de la id a la propia conciencia y a Dios.
     
    La prevalencia del fuero de la conciencia es asunto viejo y  de sencilla aplicación -aunque las consecuencias puedan ser complicadas- siempre que el que ha de obedecerla tenga criterio formado en el asunto de que se trate.
     
    Pero ¿y Dios?. ¿en qué consiste la obediencia a Dios?. Supongo que en cumplir los mandatos de su ley: el decálogo más el onceavo o nuevo. Parecería sencillo si no fuese que la experiencia nos dice que no lo es tanto. ¿Cómo se resuelven las muchas contradicciones y dudas que se presentan en la aplicación práctica de la ley?. ¿Según la propia conciencia  interprete?, ¿o según interpretación ajena?.
    En el primer caso toda la decisión es según el  fuero de la apropia conciencia, siguiendo la norma antes establecida.
    Pero en el segundo caso la norma se invierte y pasa a ser prevalente la interpretación ajena=obediencia a otros. ¿Cómo resolver la contradicción?.
     
     

  • Santiago

    Y yo añadiría que ES precisamente ese deseo de infinita trascendencia anclado -congénitamente y universalmente- en nuestro corazón el que nos va a guiar para encontrar nuestro camino…porque partimos -c0mo dice Oscar- de lo mas cercano  -consciente o inconscientemente- que somos nosotros mismos…Pero trascendencia indica algo mas, que nos sobrepasa..algo perdurable, algo que no muere, no desaparece, permanente  Ansiamos la felicidad que no se acaba…Por lo tanto, el ser humano a pesar de la apariencia de no necesitar lo trascendente- PORQUE tambien “aparentemente” y técnicamente lo tiene “todo” -experimenta una enorme carencia vital y espiritual…y a pesar de ese rechazo de lo trascendente…se dirige incesamente hacia ello…sin saberlo muchas veces…en un juego invisible…pero real- del objeto verdadero de la trascendencia…que llamamos Dios                    un saludo cordial    de Santiago Hernández   

  • oscar varela

    Hola román!
     
    Sólo una cosita:
     
    Te leo:
     
    – “Vivimos en un mundo que ya ha dejado de ser religioso, porque no siente la necesidad de lo trascendente, no hay aspiraciones fuera del hombre mismo…”-
     
    Mi pensamiento sería:
     
    – “Vivimos en un mundo que ya ha dejado de ser religioso,
    y siente la necesidad de lo trascendente,
    en las aspiraciones del ser humano mismo:
    en su insobornable e intransferible praxis de vida en el mundo”
     
    Su propia vida es la que no está hecha, sino haciendo
    Tiene que hacerla, inventarla, fabricarla.
    Ella, la de cada cual, es su auténtica “trascendencia”.
     
    Es lo más cercano a uno mismo
    No lo más lejano
     
    ¡Voy todavía!

  • oscar varela

    Hola román!
     
    Sólo una cosita:
     
    Te leo:
     
    – “Vivimos en un mundo que ya ha dejado de ser religioso, porque no siente la necesidad de lo trascendente, no hay aspiraciones fuera del hombre mismo…”-
     
    Mi pensamiento sería:
     
    – “Vivimos en un mundo que ya ha dejado de ser religioso,
    y siente la necesidad de lo trascendente,
    en las  aspiraciones del ser humano mismo:
    en su insobornable e intransferible praxis de vida en el mundo”
     
    Su propia vida es la que no está hecha, sino haciendo
    Tiene que hacerla, inventarla, fabricarla.
    Ella, la de cada cual, es su auténtica “trascendencia”.
     
    Es lo más cercano a uno mismo
    No lo más lejano
     
    ¡Voy todavía!

  • roman diaz ayala

    Ovidio Fuentes nos propone que nos pongamos en el camino de las esencias, para una mejor comprensión de las obediencias.
    Por razones de método solemos esquematizar nuestros pensamientos para poder instrumentalizar el comercio de las ideas que encierra todo diálogo  y necesariamente podemos dejar de contemplar la realidad total (o la realidad más honda,según nos invita O. Fuente)
    Yo defiendo el papado, sólo como una construcción histórica y admito que Jesús le dió a Pedro ( su discípulo, y uno de los doce) una relevancia, lo mismo que le dió a Judas la administración del dinero.He comprendido el gran prestigio de Pedro y su protagonismo a partir de los hechos que rodearon a Pentecostés en la primera comunidad de los discípulos y discípulas de Jesús.
    Pero la realidad también se nos escapa por otros lados. Suerte que hemos tenido a Ana, que reconducía el tema por otro camino.
    La situación no se reduce a los esquemas de creyentes y no creyentes, a quienes siguen la doctrina de Roma ( a la Iglesia Oficial) o son críticos con respecto a ella.
    En realidad nos estamos moviendo en otra dimensión.
    Si muchos de nosotros venimos descubriendo que nuestro sistema de creencias, no es válido, no por ello tenemos que deducir que nos espera la incredulidad y una perspectiva de ateísmo.
    Estamos en un proceso purificador donde estamos aprendiendo a  creer,
    donde creer no es asunto de contenidos, sino de actitud.
    Quienes viven en una religiosidad tradicional consideran que sólo caben dos opciones; o creer en la sana doctrina, que es lo que enseña la Iglesia en su Jerarquía, o creer en otras doctrinas que deben ser necesariamente falsas.
    Para ellos la sana doctrina está garantizada por el Magisterio, porque  el Papa, es el representante supremo de Dios en la tierra, con un poder universal en la esfera ético-religiosa.
    Sin embargo quienes deseamos ser creyentes en Jesús vemos que debe existir un asunto de actitud personal.  Cuando la mujer de Samaria que hablaba con Jesús junto al pozo de Jacob, quiso hablar de las cosas referentes a su religión ( esencialmente judía, pero cismática) Jesús le contestó que  Dios está buscando a verdaderos adoradores, que lo hagan en espíritu y en verdad.  Una fe propia
    Podemos estar viviendo una fe propia o una fe prestada; la que ofrecen todas las religiones del mundo, incluida la cristiana, que es lo mismo que vivir en la fe de otros. Por eso estamos entonces en la necesidad de una autoridad que nos de garantía de nuestras propias convicciones.
    Obedecer a Dios no es sinónimo de conocerle ( en éso tiene razón Óscar). Obedecer a Jesús es seguirle, porque por Él hemos llegado a conocer a Dios.
    Quienes aprenden a creer (están en ese camino) empiezan a comprender el arcaísmo intelectual de nuestra Religión Social.
    Pero hay una Iglesia que no se conoce , y algunas personas son la voz de otras más gentes, muchas que viven en su interior una fe que no puede explicitarse. De ese modo la Iglesia no es algo evidente, porque es una Iglesia ajena a los actos multitudinarios,a la exaltación de la fe que hacen algunos colectivos.
    Si la verdadera Iglesia fuera solo institución, muchos de nosotros estaríamos fuera de ella. Pero la Iglesia es comunión de los santos y santas, el conjunto de quienes formamos el cuerpo de Cristo en la tierra. Jesús es siempre la cabeza.
    Quienes aprenden a creer van descubriendo que Jesús no es meramente un personaje histórico, querido y admirado, pero lejano en el tiempo..
    Pero no nos engañamos, vivimos en un mundo que ya ha dejado de ser religioso, porque no siente la necesidad de lo trascendente, no hay aspiraciones fuera del hombre mismo…
    Óscar nos lo recuerda,   poque ya no vivimos en  un “a priori” religioso. Quien se siente liberado, porque cree que este apriori ya no existe para él, para ella, cree que ha sido una invención, un sueño, del espíritu humano. (Todo  esto me recuerda a Dietrich Bonhoeffer)
    Dios, la idea de Dios, está pereciendo con el abandono de las religiones.
    Sin embargo, entre lucidez y perplejidad, estamos madurando nuestra fe.
    Román

  • pepe sala

    ¡¡ NOOO!!, Por Tutatis !!!
     
    Román, yo no hago una pregunta; simplemente COMENTO desde mis propios RAZONAMIENTOS ( nada que ver con la famosa FE) y analizo, desde mi perspectiva atea, que las conclusiones protestantes me parecen mucho más acordes con el texto evangélico que las de la Iglesia Católica.
     
    Repito que yo no me creo ninguna de las interpretaciones. Pero conozco un poco de arquitectura y he visto muchísimos arcos de piedra de diferentes estilos. Pongamos el ROMANO ( ya que hablamos del papa de Roma, que no de Jerusalem, donde empeiza todo este tinglado) y seguramente todos-as sabemos que ” la piedra angular” es la que se pone en el centro superior del arco. Necesariamente ha de estar angulada perfectamente para encajar ( como remate final) todas les demás piedras que van soportando el arco. La “CUÑA” que ajustará el arco es la pieza que soportará la carga de todo lo demás. Si se quita la piedra angular, todo el arco se irá al garete.
     
    Bueno, supongo que en ésto estaremos de acuerdo. ( Pepe Blanco, explícaselo tu que eres profesional de la arquitectura…)
     
    Ahora llega Román ( apoyado por algunos) y nos dice que la piedra angular es el Papa de Roma. ( un tal Pedro, semianalfabeto, mal pescador, HUMANO y pecador cobarde que no se atrevió a defender sus propias ideas ni a su amigo, cuando las cosas se pusieron  feas– las famosas negaciones petrinas.)
     
    ¿ Alguien puede FUNDAMENTAR algo sobre un personaje  ( humano) de tan poco  compromiso personal??
    Yo no lo haría y tampoco entiendo a quienes, sabiendo a ciencia cirta lo que yo resalto, están dispuestos a asumir un fundamento tan frágil.
     
    Pero luego viene lo peor: Malo es admitir semejante FUNDAMENTO para sus propias vidas.  El funadamente de sus creencias y su FE que les llevará a la salvación de sus almas. Pero admitir como fundamento a los herederos de Pedro  ( los diferentes papas) es como para ” ponerse a mear y no echar gota”.
     
    ¿¿ Tendremos que volver a recordar los comportamientos INADMISIBLES ( desde cualquier punto de vista) de los diferentes Papas que se han colocado como ” piedra angular” de la Iglesia?? Pues ” cada loco con su tema”, oigan; pero desde mi propia perspectiva analítica, yo no pondría a muchos de los Papas ni siquiera como excombros para hacer las masas del hormigón. Estoy seguro de que el edificio se ” desborregaría” ( disculpas por el palabru, pero me ha salido del alma) en menos tiempo del que tarda en santiguarse un cura loco.
     
    Dicho lo cual, y reconociendo el esfuerzo de nuestro querido Santiago, le propongo que no intente catequizarme más. Me creo en posesión de los suficientes conocimientos en hermenéutica y demás ” artes teológicas” como para poder OPINAR DESDE MIS PROPIOS RAZONAMIENTOS.  Bueno sería que todos-as ( creyentes y no creyentes) intentasen hacer algo parecido y no limitarse a repetir las consignas ultra-repetidas de ” los doctores de la santa madre iglesia”
     
    Saludos, pues.

  • Santiago

    gracias Pepe Sala y Román en relación a la famosa perícopa de Mateo 16,17…No cabe duda que Cristo es la piedra fundamental….Cristo ES el centro de la historia y de la Iglesia….En eso TODOS estamos de acuerdo, y tanto los exégetas católicos y protestantes están de acuerdo…pues todo parte de la venida mesiánica irrepetible de Jesus a este mundo….Pero tambien es verdad, que a pesar de todas las interpretaciones, no se puede leer la ESCRITURA en partes aisladas…porque la tradición, que es parte tambien de la historia, es algo “continuo”…y no se pueden desconectar sus partes so pena de caer en graves errores del verdadero “sentido” hermenéutico…No solo los géneros literarios de aquella época son importantes, sino el análisis riguroso de la “forma” y “estilo” de cada escritor sagrado…y asi Marcos, Mateo, Lucas y Juan…tenían estilos muy diferentes…y asi San Lucas no sigue el orden cronológico como San Juan sino que forma, en su Evangelio, 3 cuadros literarios y hasta que no termina uno de ellos, no empieza el otro…Esto es el arte literario de comunicar la verdad histórica de los hechos…sin darle importancia a la cronología…Y tambien se distinguen estos autores por los destinatarios del Evangelio: Marcos se dirige principalmente a los “gentiles” de Roma y escribe a instancia de ellos, Mateo a los judios creyentes de Palestina, Lucas se dirige no solo a Teófilo, sino a las iglesias fundadas por Pablo, fieles venidos de la gentilidad, pero sin olvidar a los judíos y San Juan, recordando en su memoria lo que vivió con su Maestro completa a los Sinopticos escribiendo para los nuevos oyentes del Asia pro-consular…ya que murió nonagenario en Efeso….Por lo tanto, ademas de estas diferencias, la exégesis se complica al tener que dominar lenguas “muertas” como el griego antiguo..que tenía que ser interpretado en el verdadero sentido que quiso el autor…considerando que los “traductores” al griego no solían ser griegos “nativos” sino semitas cuyo griego era una segunda lengua…DE ahi la dificultad de la interpretacion….Por eso no toda interpretacion está “en lo cierto”…sino aquellas reconocidas por diferentes exégetas  que fueron a las fuentes primitivas de la historia…Y por eso Mateo 16, 17…que es solamente una promesa se cumple en Juan 21,15 y sig. cuando Cristo le pide expresamente a Simón que apaciente sus ovejas…Esto ya está presente en la actuación de Clemente Romano 91-101, el tercer Papa, que ya intervino autoritariamente en la Iglesia de Corintio con el objeto de “arreglar” una cuestión local de la jerarquía..Por lo tanto, ya Clemente poseía el sentido de su verdadera identidad como sucesor de Pedro apacentando correctamente a “sus ovejas”…un saludo cordial   de Santiago Hernández  

  • oscar varela

    Hola!
     
    Escribí diciendo que:
     
    * NO SOMOS CRISTIANOS
     
    Si me preguntaran ¿Por qué?
     
    Respondería:
     
    * PORQUE YA LO FUIMOS.
    ………………
     
    La historia de la vida humana se transita en un VEHÍCULO que:
     
    * no tiene Paradas
     
    * ni Marcha Atrás.
     
    * Por eso ES IMPOSIBLE HOY “volver” a Ser Cristiano.
     
    (lo somos en el modo de “haberlo sido” = algo que “nos ha pasado”, no “que tenemos o podemos ser”)
    …………. 
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    “Los cristianos….cuando hablan de Dios…no sopesan lo que dicen. …La existencia de Dios no se plantea….como para que tengan que responder de ella de forma real
     
    Ad 1.- ¿y si dejáramos de ser cristianos?
    ………….
    No me quiero repetir, sino agregar:
     
    Ad1.- a) ¿Por qué no atreverse a darnos cuenta que:
     
    * NO SOMOS CRISTIANOS
    * PORQUE ES IMPOSIBLE
    * a esta “altura de nuestro tiempo”
    ………….  
     
    ¿Qué “otro cristianismo es posible”?
     
    ¡Ah! ¿Sí?
     
    ·         ¿Cómo?
    ·         ¿Dónde?
    ·         ¿Cuándo?
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    “Los cristianos….cuando hablan de Dios…no sopesan lo que dicen. …La existencia de Dios no se plantea….como para que tengan que responder de ella de forma real
     
    Ad 1.- ¿y si dejáramos de ser cristianos?
    ………….
     
    “Su fe en Dios habrá ido llegando a formar un solo cuerpo con su fe en sí mismo y con su propio misterio.”
     
    Ad 2.- ¿Y si diéramos vuelta la tortilla –como exige nuestro tiempo?
    Podríamos decir: “Su fe en sí mismo habrá ido llegando a formar un solo cuerpo con su fe en Dios y su propio misterio.”
    ………….
     
    “La fe en Dios en su desnudez difiere por completo del abrigo que las creencias atávicas dan” .
     
    Ad 3.- Pienso que Dios en su desnudez  no es más que el abrigo que las creencias atávicas Le dan.
     ………….
     
    “La fe en Dios es de importancia capital para orientar la vida, darle su sentido”.
     
    Ad 4.- ¿y si dijéramos algo parecido pero inverso? P.e.:
    La fe en Dios es de importancia capital para sostener la vida, que le da su sentido a Él.
    ………….
     
    5· “Hay pecado cuando el hombre no responde a sus exigencias íntimas” .
     
    Ad 5.- Ok!: la fidelidad a uno mismo justifica esa obediencia.
    ………….
     
    “Hay fidelidades que llevan a exigir imperiosamente alguna desobediencia; del mismo modo que hay fidelidades que exigen a menudo mucho más de lo que la ley puede mandar. Y aún hay que añadir algo más: hay obediencias que son de hecho infidelidades”.
    ………….
     
    Ad 6.- La fidelidad a uno mismo consiste en absoluta soledad
    ¿no hay salida?
    ¡Sí!: el amor: “hacer de otro nuestro centro y fundir nuestra perspectiva con la suya”-
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • roman diaz ayala

     
    Pepe Sala nos ha presentado el texto de Mateo 16. Como siemre se ciñe a un asunto del que hace un núcleo  de donde va sacando conclusiones y argumentos.
    Pide respuestas en el mismo tono en que lo ha presentado, a una pregunta hecha desde la honestidad intelectual le corresponde un respuesta tal que si fuese académica.
    Haremos un intento.
    Ya sabemos que la doctrina sobre el papado es asunto de católicos romanos que la han cultivado, o de protestantes, salidos de la Iglesia Latina, que la rebaten; no aceptan el papado.
    El movimiento crítico de la Iglesia, llamada progresista en sentido general, busca la manera de hacer un enfoque sobre la institución de otra manera. Y en ésa estamos.
    Otros movimientos, ven excesos, abusos, o incongruencias (actitudes inconsecuentes) pero pueden plantearse el problema como un asunto pendiente de reformas ( El Concilio anterior, por ejemplo)
    Podría dar tres tipos de explicaciones, que fuesen en línea con una síntesis de tales situaciones.
    En concreto podría exponer qué es y qué no es doctrina oficial (posición católico-romana), qué piensan los protestantes de ayer y de hoy y por último  cual es mi pensamiento teniendo en cuenta que este asunto está incluido en mis reflexiones sobre la teología del laicado dentro de la Ecesiología del Pueblo de Dios.
    Dado que esto es un comentario y no lugar para hacer un estudio, me dedicaré a hacer algunos comentarios sobre el pensamiento protestante.
    He estado leyendo un manual de teología católica encontrando que todos los supuestos han estado siendo expuestos repetidas veces por otros comentaristas, (Santiago, Antonio, Luis Henrriquez , Pedro etc)
    Sin embargo, si fuera necesario, haría un resumen en otra ocasión.
    La teología católica lee este pasaje: Tú eres Kefa (Piedra) y sobre esta KEFA (Piedra, que se trata de tu persona) edificaré Mi Iglesia. Y como arículo de fe dogma, para entendernos) ha llegado hasta el Vaticano II.
    —Para los protestantes la interpretación de la Iglesia de Roma tiene que ser errónea, porque no puede haber contradicción con lo expresados en otros textos, tanto de los Evangelios, como los demás escritos del Nuevo Testamento, donde la piedra y el fundamento siempre es Cristo, donde todos los otros apóstoles ( el colegio apostólico) son las piedras, las columnas el fundamento de la nueva Ecclesía (Asamblea)
     
    —Estudian el papel colegiado de Pedro y demás apóstoles en las primeras comunidades cristianas a partir de la de Jerusalén, y no alcanzan a ver tales prerrogativas señalas por la doctrina de Roma, sino sólo en Cristo.
    — Concluyen que Jesús se debía referir a Sí Mismo sobre la base de la confesión de Pedro, la cual despeja todas las dudas del pueblo sobre quién era Él realmente.
    — Sin embargo aceptan que esta confesión de Pedro encierra la base fundamental del cristianismo:
    1ª Timoteo 3,16 :  ” Y sin duda alguna grande es el misterio de la piedad:
    Ël ha sido manifestado en la carne,
    justificado en el Espíritu
    aparecido a los ángeles,
    proclamado a los gentiles, creído en el mundo,
    levantado a la gloria.”
    Ven en las palabras de Jesús una felicitación a Pedro, por su confesión, le hace ver que la ha pronunciado por revelación divina y cuando dice sobre esta piedra nó está diciendo  “sobre tí edificaré mi Iglesia”, es decir, no sorbre la persona de Pedro como tal.
    Un autor protestante A. H. strong escribió:
    “Los protestantes se equivocan al negar en Mateo 16,18 la referencia a Pedro : Cristo reconoce la personalidad de Pedro en la fundación de Su Reino. Pero los de Roma yerran igualmente al ignorar que es la confesión de Pedro lo que le constituye en <roca>”
    Conocí en mis tiempos ecuménicos de los setenta a un profesor de teología y pastor protestante de nombre Francisco Lacueva quien decía en una conferencia que la única Roca objetiva o piedra angular de la Iglesia es Jesucristo y sólo él. Pero Pedro es también un relevante “Themelios” o cimiento – una piedra fundamental de la Iglesia; una de las tres grandes columnas que cita Pablo en Gálatas 2,9
     
    Él (Pedro) con los otros apóstoles  echaron los fundamentos de la fe cristiana.
    Según decía él (Lacueva) los protestantes primeros no eran uy originales porque se copiaban de San Agustín.
    Retengo la cita en mis apuntes: (Tractatus in Joannen 124,5)
    “”En esta confesión , Pedro representaba a toda la Iglesia…Por consiguiente – dice- sobre esta piedra que has confesado, edificaré mi Iglesia. pues la piedra era Cristo y el mismo Pedro fue edificado también sobre este fundamento,”
    Lamento haberme extendido demasiado.
     
    Román

  • Santiago

    VERDADERAMENTE interesante ES este diálogo….Poco sabríamos NOSOTROS de lo que es fundamentalmente la Creación si no existiera la Revelación..Pero Dios se revela EL mismo a  CADA SER HUMANO a través de la creación puesto que las preguntas existenciales reales son insoslayables en todos nosotros…y esta revelación UNIVERSAL, el conjunto del mundo material JUNTO al ser humano, se hace patente en la voz de nuestra propia conciencia…Aunque distorsionada y limitada por la debilidad de nuestra voluntad y por la ignorancia aneja a nuestra condicion de ” humanos”, ESTA revelación todavía nos manifiesta la existencia de un Creador que nos incita a reconciliarnos con EL y a comunicarnos con EL a traves del amor. Esta es la revelación general, que reside, por supuesto, en dentro de nosotros mismos. SIN EMBARGO, para responder a este deseo de reconciliacion y de amor que llevamos todos como semilla desde que nacemos -por muy bebés que seamos-. Dios mismo PERSONALMENTE entró en LA HISTORIA – como dice Román- “encarnándose en Jesús- porque entonces TOMÓ EL MISMO nuestra HUMANIDAD y ademas nuestros DESTINO. Por amor EL aceptó el sufrimiento y llegó hasta la muerte mas dolorosa para transformarlo todo en la puerta de la “misma vida” y “el gozo perpetuo” en el Dios verdadero.
    Jamás encontraremos una respuesta completa a todas las preguntas que residen en nuestro interior…Tendremos que escoger lo que es mas coherente..que no es necesariamente lo que mejor “se acomoda” a nuestras pasiones humans, sino lo que parece “objetivamente” lo mas real,” lo mas verdadero”, lo que es lo mas probable, lo que implica mas justicia y mas amor, lo que es en conjunto lo mas coherente…Y es ENTONCES que pueda ser POSIBLE  encontrarnos con la infinitamente poderosa y la santa realidad de Dios, YHWH, para que podamos apreciar de verdad su encarnación..porque podríamos estar tentados de ver en el bebé Jesus simplemente a un Santa Claus bajado del cielo para delicia de la humanidad..Pero fue el mismo YHWH el que se quiso someter a nosotros, a traves de María y José. El mismo Dios de Abraham, Isaac y Jacob,el mismo que sacó a los israelistas de Egipto, que históricamente cruzaron el Mar Rojo y el desierto hasta llegar a Caná, ESE mismo Dios, escogió ser un hijo OBEDIENTE de una pareja ordinaria de judíos en una pequeña villa de Galilea. ESE es el verdadero mensaje de Jesus. Y ese es el resumen completo de TODA la historia de la salvación, motivo de escándalo para el mundo…pero reservado a los que se deciden a creer como el ciego de nacimiento despues de la pregunta de Jesus: ¿Tu crees en el Hijo del Hombre?….. El ciego respondió (con otra pregunta) ¿Quien es , Señor, para que crea en EL?…JESUS  le dijo: “LE ESTAS VIENDO y ES EL QUE HABLA CONTIGO”…..Dijo el: “CREO SEÑOR, Y LE ADORÓ” (Juan 9, 36 y 37)    un saludo cordial de Santiago Hernández

  • Miren Jone Azurza

    Una vez que he optado por la tercera vía señalada por Ana Rodrigo, me parece evidente el que obedecer a unos requiere desobedecr a otros.
    Quisiera, y en eso me empeño, en seguir a Jesús y no a ciertos personajes que han forzado y estropeado su brújula cristiana y se dedican, además,
    a ser maestros diz que cristianos. Hay que verlo, creérselo y proclamarlo:
    Esos señores deberían hacer más caso a la sociedad de la que son servidores.  

  • X. Gundín

    El hilo anterior (“…relativizar el papado”) y este, que creo lo continúa, me dejan frio; no levantan en mi ninguna pasión; ni siquiera sensación de sed.
    Tal vez por eso me llama la atención el apasionamiento con que otros lo toman y el jardín en que en el anterior se han metido y preveo se meterán en este (¡ay, como Benedicto se entere de lo que decís…!).
     
    Para aclararme me digo que el postulado desobedecer por fidelidad debería ser sustituido por obedecer por fidelidad. En ambos casos hay que concretar ¿a qué o a quien, en qué circunstancias?.
    No puedo conceder ninguna obediencia a priori, pq soy libre; ni me propondría desobedecer a quien no se si le debo obediencia ni, en caso de debérsela, debería negársela sin suficiente razón. De forma que carecen de sentido el obedecer o el desobedecer sin saber a quien, a qué, pq, como……
     
    Cuando digo que soy libre quiero decir que no reconozco señor, mejor dicho: ningún otro que el único: Dios. No tengo vínculo de vasallaje con ningún hombre, por alta que sea su posición. Así pues: ¿a quien tendría que obedecer y pq?. Digo, para poder darme el gusto de desobedecerle.
     
     

  • ana rodrigo

    Así se entiende que haya que desobedecer por fidelidad. Pero la pregunta es ¿desobedecer a quién? Hay quien esta pregunta le pone de los nervios porque le genera una inmensa inseguridad y prefiere meter la cabeza debajo del ala, es decir debajo de la palabra de los clérigos y su jerarquía que dan seguridad absoluta a todas las creencias tradicionales.
     
    Desobedecer a Dios, es una falacia, porque eso supondría una cosificación previa de un concepto, Dios. A partir de aquí cada cual sabrá a quién tiene que obedecer o desobedecer.

  • ana rodrigo

    Gracias, Román. Suelo ser clara en expresar mis pensamientos.
     
    El cristianismo parte del testimonio escrito del Nuevo Testamento, pero, quienes escribieron el NT se basaban en la religión judía, por tanto en ningún caso se parte de cero. El concepto Dios estaba muy definido en el judaísmo, nunca se cuestionó ese tipo de Dios.
     
    Quienes aceptaron a Jesús como el Mesías, era porque lo esperaban, y aunque Jesús les rompió muchos de sus esquemas, muchas de las creencias se mantuvieron, y la Iglesia actual las sigue manteniendo desde el momento en que los libros del AT se incorporaron como libros canónicos, y al leerlo en la Misa se dice palabra de Dios, aunque se lean auténticas barbaridades del AT.
     
    El pueblo cristiano actual que asiste y asiente el que esas barbaridades sean palabra de dios, nada se cuestionan, además de tragarse lo que les diga el cura de turno, aunque añada aún más barbaridades.
     
    Vamos a los evangelios. El evangelio más próximo a Jesús fue el de Marcos, escrito unos 30 años después de morir Jesús, Lucas y Mateo, plagiaron a Marcos, y Juan (o el autor así llamado) escribió a finales del siglo I o principios del siglo II.
     
    Quiere decir que los escritos primeros, ya estuvieron muy mediatizados por todo lo que habían ido viviendo y concluyendo a partir de sus creencias, junto a los recuerdos y vivencias de testigos directos.
     
    Dos mil años después, se construye lo que suelen llamar Santa Tradición, que no es sino la sacralización de lo que selectivamente han hecho muchos hombres, sólo hombres, añadiendo, interpretando, poniendo y quitando, aceptado y añadido en base a la autoridad que tuvieron en su momento o se le adjudicaron posteriormente a determinados varones que posteriormente se les ha canonizado para darles mayor autoridad.
     
    El cúmulo de aditamentos a lo más sustancial del cristianismo, en manos de los considerados “auténticos” intermediarios y portavoces de la voluntad y querencias de Dios, blinda absolutamente la teología y la exégesis a quienes no están en el círculo vaticanista. Por tanto la “bola de nieve” se hace más grande y se vuelve intocable, se absolutiza su VERDAD, se excluyen otras verdades, se condenan nuevos estudios más acordes con las ciencias y métodos antiguos, y se convierte en secta, algo cerrado y excluyente.

  • pepe sala

    Pues vaya… no me entero de nada.
    Mira que a mí siempre me habían dicho que LA PIEDRA ANGULAR ERA UN TAL JESUCRISTO…
    Si Román dice que es el Papa del Vaticano, tendré que volver a estudiar teología.
     
    No demos por tan seguro lo de que Jesucristo invistió al tal Pedro como fundamento del papado. ( fundamento de la ICAR que tampoco encaja en lo que a mí me enseñaron)
     
    Si nos fijamos bien en el texto que se utiliza para fundamentar tal ” verdad revelada”, nos daremos cuenta que las cosas no son tan claras,
     
    Yo, por ejemplo , entiendo mucho mejor las conclusiones de los Protestantes al respecto. Los protestantes dicen ( y puede que tengan razón) que LA PIEDRA DONDE FUNDAMENTARÁ SU IGLESIA, no es Pedro; si no la AFIRMACION DE FE de Pedro cuando es preguntado al respecto de Jesucristo.
     
    Lean despacio el texto y analicemos las palabras sin prejucios ni posiciones previas:
     
    “”  En aquel tiempo llegó Jesús a la región de Cesárea de Felipe y preguntaba a sus discípulos: ” ¿ Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre ? “. Ellos contestaron: ” Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas “. Él les contestó: ” Y vosotros, ¿ quién decís que soy yo ? “. Simón Pedro tomó la palabra y dijo: ” Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo “. Jesús le respondió: ” Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.””
     
    Yo entiendo, por el texto y el contexto, que Jesucristo se refiera a la AFIRMACION DE FE que hace Pedro. Es mucho más razonable, puesto que así será Jesucristo la piedra angular. En caso de entenderse  que Pedro es la piedra angular de la Iglesia, Jesucristo perdería su función fundamental por la que fue enviado al mundo por su Padre Dios.
     
    ( “Por dios” os suplico que entedáis mi comentario desde un punto de vista analítico. Yo no me creo absolutamente nada en ninguna de los sentidos.)
     
    Bueno pues.

  • roman diaz ayala

     
    ¡Bravo, Ana!, cada vez me entusiasma más tu manera de enfocar las cosas.
    El Catolicismo Romano tiene una piedra angular, la institución del papado, que es su propia esencia.
    Desgraciadamente no es la esencia del cristianismo, como dice el autor.
     
    Quienes buscan un cristianismo más auténtico usan varias vías, con una infinidad de testimonios de personas, y por citar sólo a algunos franceses; Carlos Foucault, Marcel Legault, Theilard de Chardin…, sin puntos de referencias, sólo con sus conciencias y sus espíritus…entre sombras y con errores… porque descubren una dimensión nueva de la fe que no aparece en los catecismos romanos.
     
    El debate sobre el relativismo del papado estaba condicionado por la propuesta del autor. Si se hubiera formulado otra pregunta, así por ejemplo ¿Cual es la verdadera naturaleza de la jefatura en la Iglesia, o cómo debemos considerar la posición otorgada por Jesús a Pedro?
    Abríamos abierto las puertas a cuestiones más profundas, que considerar el nacimiento y formación del papado romano, como se fue transformando en la historia durante algo más de un milenio hasta ahora.
    El papado y la jerarquía católica se han hecho consustancial al sistema de creencias católico romana con efectos claros en la doctrina.
    Pero toda nueva construcción exige unos trabajos previos de desescombros, retirada de materiales, y vaciado del terreno hasta la profundidad adecuada.
    A nosotros nos está tocando la labor ingrata de llenarnos de polvo y tierra, de lo que ha devenido en ruinas y sobrantes, para poder edificar.
    Nuestras palabras se pierden ( son incomprendidas, inmediatamente olvidadas)  en una batalla dialéctica, como el ruido de los materiales que caen, y nos volvemos repetitivos, pero en cada ocasión dejamos algo de nosotros mismos.
    En la defensa de la fe, algunos creen que deben hacer frente a los ataques a la institución, cuando en realidad estamos buscando proteger nuestro “afán de seguridad”, porque no perciben que su fe se sustenta en creencias. No es una falta de honradez, sólo que no se percibe que las conciencias permanecen encadenadas, entregadas a otros.
    Mucha gente tiene tanta fe en  la estimación de su propio pensamiento, se absolutiza de tal manera la verdad de uno mismo, que no percibe la carga de injuria de sus juicios.
    Es cierto que la esencia misma del cristianismo (dejémosnos de historicismos) está en que “Dios se ha encarnado en Jesús”
    Todo conocimiento que tengamos de Dios está en que Jesús nos lo ha dado a conocer. Lo que llamamos Revelación. (Y eso sí es un hecho histórico, cuando Jesús hizo su obra, y cuando comprobamos su revelación en nosotros)
     
    Vivir es un ejercicio purificador. “La fe vive rodeada de preguntas”
    Busquemos respuestas y a compartir.
     
    román
     

  • Antonio Vicedo

    Lo que sí sabemos, o podemos saber gracias a nuestra capacidad racional y, aún más, a la capacidad de asimilar las propias vivencias (aunque no para expresarlas oportuna y completamente) es que, en determinados campos o asuntos, nos vemos obligados inexcusablemente a recurrir al ejercicio de nuestra liberta relativa para mantenernos en una afirmación o negación, si ello no tropieza con la percepción del absurdo real.
     
    Y para este acto liberrimo, desde nustra inexcusable soledad responsable, lo único que nos vale son las diferentes motivaciones y repercusiones,  en las que nos podemos, ya no tan libremente, apoyar.
     
    Para la admisión de postulados o conclusiones científicas, recurrimos adultamente a la calidad veraz de experiencias y argumentaciones que nos colocan en situación de obligada sumisión o aceptación de su relativa verdad.
     
    Pero, cuando se trata de lo que queda fuera de ese campo de las experiencias y sus coherentes razonamientos por imposibilidad de existencia de los mismos, lo que nos queda para vivenciar libre y responsablemente el acto o actitud de fe afirmativa o negativa (cualidades ambas que asumen el valor mismo de la personalidad que las sustancia), es el recurso a las motivaciones en las que se concretan valores testimoniales concreción de mensajes, probados en y por prácticas vitales coherentes.
     
    Aquí creo está el meollo de la necesidad de aceptar la relatividad o negación de la obediencia a iguales, algo que sucede nedesariamente en las relaciones humanas.
     
    La advertencia de Jesús, a más de su testimonio de total  respeto a sus semejantes humanos, es: “A NADIE consideréis, ni llameis PADRE sobre la tierra, pues (y aqui ofrece su testimonio como motivación de su fe) UNO SOLO es PADRE, el CELESTIAL.”

  • “Desobedecer por fidelidad” titula su post Ovidio Fuentes. Conque por fidelidad…
     
    Por fidelidad a Dios, es lo que, según mis cortas entendederas me transmiten, nos plantea Ovidio Fuentes. Y a Dios nadie lo ha visto, solo el Hijo; y yo añadiría, también el Espíritu Santo, solo que la tercera persona de la Trinidad nunca se encarnó en este mundo (tampoco tenemos constancia de que en otros mundos, planetas y aun galaxias se haya encarnado, bajando del Cielo al Cosmos creado). Ni los obispos de Roma, gobernadores de la Iglesia universal, han visto a Dios, aunque hablen en su nombre y digan ser sus representantes. De acuerdo.
     
    Así las cosas, si mal no entiendo a Ovidio Fuentes en este post de Atrio que vuelve a ocuparnos para la controversia, me lanzo a afirmar que los cristianos podemos desobedecer… por fidelidad a Dios. Pero ¿a qué Dios? Pues al que nos manifiesta el único ser humano que, según la fe de los cristianos (ni que aclarar que no compartida por budistas, musulmanes, ateos, agnósticos, etcétera), ha visto a Dios, puesto que es también Dios: humano y Dios, Dios y hombre verdadero, unigénito del Padre, nacido antes de todos los siglos, Dios de Dios, luz de luz…
     
    Un pasito más entonces. Y si doy un pasito más, me digo: por fidelidad al Dios que nos manifiesta Jesús el Cristo, el Papa es en efecto el sucesor de Pedro (según ha señalado Santiago Hernández, hasta el eximio teólogo reformado Oscar Cullman, observador e incluso conferenciante durante el Concilio Vaticano II, reconoce este dato), nombrado a propósito por Jesús para que desempeñara el ministerio de confirmar en la fe a los hermanos (según tengo entendido, no es cierto que esa perícopa de Mateo sea espuria, o sea, un añadido “posterior” a la redacción del evangelio mateano, puesta ahí para cimentar el naciente primado de la sede  de Roma, frente a las otras iglesias que nacían).
     
    Otro pasito más. Por fidelidad al Dios que nos manifiesta Jesús, siendo este perfecto hombre y Dios verdadero, creo conocer que los predilectos de ese Dios son los pobres, los marginados, los enfermos, los desgraciados, los tristes, los parados, las prostitutas… “Predilectos” no significa que Dios desprecie a los ricos, pues en el corazón misericordioso de Dios cabemos todas las personas. Solo que como los predilectos del Dios que nos manifiesta Jesús son las personas marcadas por todas esas desgracias y circunstancias adversas que he señalado, heme aquí ante un nuevo caso de esa desobediencia por fidelidad a Dios de la que, siempre desde la perspectiva de no haber entendido mal al autor del post, nos habla Ovidio Fuentes.
     
    A saber: por fidelidad a ese Dios de Jesucristo puedo en efecto poner en solfa circunstancias del papado que a mí me parece chocan con la idea de Dios que nos transmite Jesús. El hecho del poder terrenal que secularmente han protagonizado los papas, por ejemplo, y por extensión la Iglesia toda. O el hecho mismo de ser el Papa, Jefe de Estado, del Vaticano (no parece tener nada que ver eso con la noción que de Dios nos transmite Jesús). Y un largo etcétera de contrastes.
     
    De manera que de ser así como me parece entender el post de Ovidio Fuentes, bienvenido sea.

  • ana rodrigo

    (Continuación)
    Al cuestionar absolutamente todo lo recibido en nuestra educación religiosa, supone mucho empeño y sentir la necesidad de que vale la pena.
     
    Y nos preguntamos por el concepto Dios, y descubrimos que es eso, un concepto creado por el ser humano, y caemos en la cuenta de que nadie lo ha visto ni nadie lo ha escuchado, y que Dios no es una proyección entropofórmica, y esto nos descoloca y a mucha gente la perturba hasta el punto de sentirse engañada y decepcionada.
     
    Por otra parte está la Iglesia y sus hombres que dicen saber de Dios, que hablan en su nombre y hasta saben cuál es su voluntad. Lo que acaba de desconcertar aún más al creyente cristiano. Independientemente de lo mucho que deja que desear la institución y sus dirigentes.
     
    A esto se nos añade la Biblia en general con todo lo que conlleva su conocimiento y su estudio desde muchísimos aspectos científicos y no sólo religiosos.
     
    Y finalmente, para el cristianismo, el hurgar en el personaje de Jesús, referente primero y último de todo lo relacionado con el cristianismo. Después millones y millones de libros para conocer el personaje, casi siempre se ha dado vueltas y vueltas como si de un noria infinita se tratase, o bien se rompe con todo y se parte de cero, como están haciendo muchos de los teólogos y de las teólogas actuales.
     
    ¿Y la fe? Nos han devanado los sesos con conceptos imposibles de asimilar, y aquí cada cual dará razón de SU fe.

  • ana rodrigo

    Hay unas previas a este texto que habría que clarificar conceptualmente: Dios, fe, Iglesia, creencias, Jesús, Escrituras.
     
    A quienes hemos nacido en una sociedad en la que, desde nuestros primeros días, sin nuestro consentimiento, se nos han inoculado todos los términos anteriormente enumerados como verdades incrustadas en nuestro sistema mental y emocional, con bautismos y adoctrinamiento masivo, nos ponen muy difícil rehacer nuestra vida de fe de otra manera diferente a la recibida.
     
    A partir de ahí, se suelen seguir varios caminos: uno, seguir la rutina sin cuestionamiento personal alguno dando por cierto y seguro lo que se nos dijo y se nos dice. Otra opción es abandonar aquello que nos enseñaron porque no nos convence, o porque no lo vemos necesario. Y finalmente cabe la tercera vía, la más difícil y laboriosa como es el hacernos un replanteamiento radical de todas y cada una de las cuestiones que se nos había dado como verdades incuestionables y absolutamente necesarias.
    A continuación me detendré en esta última opción.

Deja un comentario