Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 25-11-19, 16:56

Jon Joseba Leonardo (2019-11-25 16:56:58) : Se adjunta un link relativo al Avance de la Encuesta Europea de Valores 2018. Da una idea precisa de la situación del Sistema de Creencias [...]

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5176 Artículos. - 82668 Comentarios.

Antxon, el gran caminante

A sus 40 años, había llegado a tanta plenitud, a tanta libertad y paz en el alma, había llegado a tanta vida, que ya no cabía en la estrechez de nuestras dimensiones, y tal vez no le quedaba más que irse. Y se fue. ¿A dónde se fue? A la Libertad, a la Paz, a la Vida.

Estas líneas pueden parecer retóricas. O alguien puede pensar que hablo de algún religioso con hábito y con votos recluido en un monasterio. Nada más lejos. Pero sí, Antxon encarnaba de manera singular, en su manera tan natural y laica, lo más verdadero de toda iglesia y religión: la libertad, la sencillez, la bondad alegre y el amor de la vida, el amor del cuerpo, de la tierra y del cielo estrellado.

Fue un peregrino enamorado del camino de Santiago. Enamorado del camino, no de la meta. Fue un gran caminante, y caminando aprendió a ser feliz con poco y a ser compañero samaritano. Y aprendió que el camino es la meta y que es más importante saber caminar que llegar. Y caminando se volvió camino. Un camino de tierra y de aire, de piedra y de fuentes, de árboles y nubes, de encrucijadas inciertas y horizontes luminosos. Una vez, en un albergue, se encontró con un rótulo que decía: “Tú eres el camino”. Sí, tú también eres el camino, la verdad y la vida. Tú también eres Cristo, como Jesús.

Como el de Jesús, su camino fue de cruz y de pascua. Un día, hace dos años, se vio incapaz de responder a una pregunta de un compañero de trabajo. Conversador tan ingenioso y animado como era, perdió la fluidez en el habla, le costaba articular las palabras. Pasó por consultas, pruebas, psicólogos y toda clase de terapias alternativas, y al final le dieron el terrible diagnóstico: “Tienes ELA”. Pronto sus piernas dejaron de correr, luego de andar, luego de moverse. Pero él no se derrumbó. Luego tampoco pudo mover las manos, ni los dedos, ni los labios, sino solamente los ojos, tan llenos de luz. Pero su ánimo siguió en pie, en paz.

El 28 de agosto, una amiga que le visitaba con frecuencia fue a verle y le preguntó: ¿Cómo estás, Antxon?”. Sus ojos enfocaron una tecla y en la pantalla apareció: “COJONUDAMENTE”; luego, su mirada fue señalando letra a letra en el teclado hasta escribir: “Muy animado”. Al día siguiente, también sus ojos se cerraron. El 1 de septiembre, a las tres de la madrugada, mientras la luna llena jugaba con las nubes y las olas de Zumaia, Antxon sonrió y emprendió la última, la mejor etapa de su camino, a donde el corazón siempre le llevó. Al Infinito que es Alma, Cuerpo, Vida.

Antxon quiso plasmar por escrito sus recuerdos y experiencias del camino de Santiago en un libro que siguió escribiendo, lleno de paz, hasta la misma víspera. Un día escribió: “Sí, este Camino tiene alma. Me siento tan a gusto que cierro los ojos y evito moverme. Es como si la gravedad dejará de ejercer su fuerza. Soy una hoja que se mece en el aire. La frescura del aire es una caricia en la cara y el alma del Camino está tocando mi alma. Sí, soy una hoja que se mece en el aire… que flota en la niebla”. Otro día escribió: “En cualquier caso, mis entrañas permanecen iluminadas por una antorcha inagotable: la llama siempre prendida”.

A Paula, su hija mayor de seis años, le han dicho que su padre está ahora en una estrellita del cielo. Pero ella se pone triste cuando mira las estrellas de noche, pues no sabe en cuál de ellas está su aita. Querida Paula, no estés triste mirando al cielo de noche; tu aita está en todas las estrellitas, es cada una de ellas y la luz de todas.

Querido Antxon, sigue caminando con nosotros. Sigue iluminando nuestra noche.

Para orar. CAMINA

Camina,
has nacido para el camino.

Camina,
Tienes una cita,
¿dónde? ¿con quién?
No lo sabes todavía,
¿contigo mismo, tal vez?

Camina,
tus pasos se tornarán palabras,
el camino, tu saber
la fatiga, tu plegaria,
finalmente, tu silencio te hablará.

Camina,
solo, acompañado,
sal de ti mismo.
Te estabas creando rivales,
vas a encontrar compañeros;
imaginabas enemigos,
te harás hermanos.

Camina,
aunque no sepa tu mente
hacia dónde los pies conducen tu corazón.

Camina,
has nacido para el camino,
aquel que el peregrino toma.
Otro marcha hacia ti,
te busca
para que tú puedas encontrarlo.

En el santuario, meta de tu camino,
con el santuario, hondura de tu corazón.
Él es tu paz,
Él es tu gozo.

¡Ve!
Dios ya camina contigo. (Ermita de Sant Honorat- Mallorca)

2 comentarios

  • oscar varela

    Hola!
     
    Tal vez resalte una contra-partida esta otra consideración.
     
    Tal vez resulte un ¡Alerta! A la vuelta de las vacaciones (ahora europeas)
    …………………….
     
    Un tour por Europa
    Por: Alberto Aguirre (Desde Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)
    http://cultural.argenpress.info/2012/09/un-tour-por-europa.html
     
     
    Con el invento del pixel y el paso de 400 fotos por el computador, el viaje es también un tormento para el espectador que se quedó
     
    Se viaja para matar el tiempo.
     
    El hombre se ha propuesto “matar el tiempo”.
     
    Como no lo entiende, lo único que cabe es matarlo.
     
    Porque el tiempo, sobre uno, es una trituradora. La única defensa es matarlo.
     
    El mejor método para ese asesinato, y el más común, es viajar.
     
    Como desde que sale de su rincón está en otra parte, está matando el tiempo. Y para eso sale el viajero. No tiene otro propósito que matar el tiempo.
     
    Cuando vuelve, su gloria es contarles a las amigas los sitios donde estuvo, no lo que vio ni lo que entendió, pues no busca ver ni entender, sino estar.
     
    Y lo atormentan a uno mostrándole un mazo interminable de fotografías:
     
    ·         aquí estamos con Chucho frente a Notre Dame,
    ·         en esta se ve la Torre Eiffel,
    ·         este es un barquito del Sena y
    ·         ahí se ve mi tío Tulio.
     
    Con el invento del pixel y el paso de 400 fotos por el computador, el viaje es también un tormento para el espectador que se quedó.
     
    Si el viajero mató el tiempo, ahora se lo mata a los amigos mostrándoles fotos.
     
    Hay que huir de los viajeros como de una plaga de langostas.
     

  • Antonio Vicedo

    Me recuerda tu aportación y su testimonio aquella, si se puede llamar  enmienda al poeta: “¡Caminante, SÍ hay CAMINO, y sólo falta por él siempre ANDAR!”
     
    Y para Paula y para tod*s: que la VIDA HUMANA sigue y seguirá siendo CAMINAR en AMOR, que siempre es cercanía y proximidad.
     
    Y como lo malo de la muerte está vencido, desde esa victoria en compañía, es como podemos contemplar las estrellas junto con quienes nos dijeron y dicen, por donde tan lejos ellas están.
     
    ANTXON y MIREN, uno caminando y la otra cantando, con otr*s much*s, por esa bella Zumaya, AMANDO VAN, porque el cielo más que lugar, es NUEVO MODO de VIVIR y ESTAR.
    ¡Gracias ! J. Arregui.

Deja un comentario