Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5426 Artículos. - 86306 Comentarios.

Cómo enfrentarnos a la sexta extinción en masa

Ya nos hemos referido anteriormente al hecho de que el ser humano, en los últimos tiempos, ha inaugurado una nueva era geológica –el antropoceno– , era en la que él aparece como la gran amenaza para la biosfera y el eventual exterminador de su propia civilización. Desde hace mucho tiempo biólogos y cosmólogos están advirtiendo a la humanidad de que el nivel de nuestra intervención agresiva en los procesos naturales está acelerando enormemente la sexta extinción en masa de especies de seres vivos. Está en curso desde hace algunos miles de años.

Estas extinciones pertenecen misteriosamente al proceso cosmogénico de la Tierra. En los últimos 540 millones de años la Tierra conoció cinco grandes extinciones en masa, prácticamente una cada cien millones de años, que exterminaron gran parte de la vida en el mar y la tierra. La última ocurrió hace 65 millones de años cuando fueron aniquilados, entre otros, los dinosaurios.

Hasta ahora todas las extinciones fueron ocasionadas por las fuerzas del propio universo y de la Tierra, como por ejemplo la caída de meteoros rasantes o por convulsiones climáticas. La sexta está siendo acelerada por el propio ser humano. Sin su presencia, desaparecía una especie cada cinco años. Ahora, por causa de nuestra agresividad industrialista y consumista, multiplicamos cien mil veces la extinción, nos dice el cosmólogo Brian Swimme en una entrevista reciente al EnlightenNext Magazin, nº 19. Los datos son estremecedores: Paul Ehrlich, profesor de ecología en Standford calcula que son exterminadas 250.000 especies por año, mientras que Edward O. Wilson de Harvard da números más bajos, entre 27.000 y 100.000 especies por año (R. Barbault, Ecologia geral 2011, p. 318).

El ecólogo E. Goldsmith de la Universidad de Georgia  afirma que la humanidad, al volver el mundo cada vez más empobrecido, degradado y menos capaz de sustentar la vida, ha revertido el proceso evolutivo en 3 millones de años. Lo peor de todo es que ni nos damos cuenta de esta práctica devastadora ni estamos preparados para evaluar lo que significa una extinción en masa. Significa sencillamente la destrucción de las bases ecológicas de la vida en la Tierra y la eventual interrupción de nuestro ensayo civilizatorio y quizá hasta de nuestra propia especie. Thomas Berry, el padre de la ecología americana, escribió: «nuestras tradiciones éticas saben cómo manejar el suicidio, el homicidio e incluso el genocidio, pero no saben qué hacer con el biocidio y el geocidio» (Our Way into the Future, 1990, p. 104).

¿Podemos desacelerar la sexta extinción en masa ya que somos sus principales causantes? Podemos y debemos. Una buena señal es que estamos despertando la conciencia de nuestros orígenes hace 13,7 miles de millones de años y de nuestra responsabilidad por el futuro de la vida. Es el universo quien suscita todo eso en nosotros porque está a favor nuestro y no contra nosotros. Pero él pide nuestra cooperación ya que somos los mayores causantes de tantos daños. El momento de despertar es ahora mientras hay tiempo.

Lo primero que hay que hacer es renovar el pacto natural entre Tierra y humanidad. La Tierra nos da todo lo que necesitamos. En el pacto, nuestra retribución debe ser de cuidado y respeto por los límites de la Tierra. Pero, ingratos, le devolvemos machetazos, bombas y prácticas ecocidas y biocidas.

Lo segundo es reforzar la reciprocidad o la mutualidad: buscar aquella relación mediante la cual entramos en sintonía con los dinamismos de los ecosistemas, usándolos racionalmente, devolviéndoles la vitalidad y garantizándoles sostenibilidad. Para eso necesitamos reinventarnos como especie que se preocupa de las demás especies y aprender a convivir con toda la comunidad de vida. Debemos ser más cooperativos que competitivos, tener más cuidado que voluntad de someter, y reconocer y respetar el valor intrínseco de cada ser.

Lo tercero es vivir la compasión no sólo entre los humanos sino con todos los seres, compasión como forma de amor y cuidado. A partir de ahora ellos dependen de nosotros, si van a poder seguir viviendo o si estarán condenados a desaparecer. Necesitamos abandonar el paradigma de dominación que refuerza la extinción en masa y vivir el del cuidado y el respeto, que preserva y prolonga la vida. En medio del antropoceno, urge inaugurar la era ecozoica que coloca lo ecológico en el centro. Sólo así hay esperanza de salvar nuestra civilización y de permitir la continuidad de nuestro planeta vivo.

Leonardo Boff es autor con Mark Hathaway de El Tao de la Liberación: explorando la ecología de la transformación, Vozes 2011.

[Traducción der MJG]

7 comentarios

  • oscar varela

    Hola Gaby!

    En eso consiste la Profecía: “esperar contra toda esperanza”

    ¿Cosa de locos?

    ¡De ninguna manera!

    Es comprender al ser humano como “futurizo”,
    es decir que se hace cargo de la circunstancia
    y ha de actuar en consecuencia.

    La “profecía” es el más cotidiano de nuestros quehaceres.

    Ya es hora adulta para bajarle los humos al “acaparamiento” religioso,
    pues el tal acaparamiento “misterioso” lo hace esquivo a la persona seria.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Yo voy hacer algunas consideraciones generales y otras más singulares…
    Primero, no existe aún que yo sepa, de pronto en mi supina ignorancia, existe y no lo conozco, un sistema que podamos llamar el mejor posible…Entre otras cosas porque, eso que como la realidad, tiene aspectos que cambian, lo va elaborando el pueblo, en sus experiencias colectivas, en su praxis y en la evolución histórica que el mismo pueblo protagoniza…
    La otra consideración general que diré, con mucho respeto por quienes opinen diferente no pontifico, simplemente explicito mi posición…es que los grandes movimientos aluvionales de cambio que se han dado hoy en el mundo, son parte de una evolución histórica, en donde mucha gente se fue comprometiendo, fue descubriendo y elaborando…desde la lucha cotidiana, un itinerario, uno puede despotricar contra las imperfecciones de ese itinerario, o aportar su compromiso, energía y presencia (estar que le llaman)…Es posible que cuando nos toque hacer el balance descubramos que colectiva y personalmente nos equivocamos muchas veces, pero entre las equivocaciones, no estará la falta de compromiso con la evolución histórica que los pueblos protagonizan con aciertos y con desaciertos…El 15 M, como se le ha dado en llamar, es una aire de esperanza, un movimiento asambleario, que intenta construir un camino desde la inclusión, desde el compromiso y desde el pueblo…Esto no asegura infalibilidad, ni siquiera les asegura que lleguen a construir el mejor sistema posible…
    Para hacer un paralelo, con el trabajo de  Leonardo y también de  muchos muchísimas personas, que hemos estado pujando y gritando lo mismo sobre el peligro inminente que se aproxima…Tal vez sea más cómodo callar, hablar de temas más interesante, como cuál es el mejor de los sistemas posibles, desarrollar apostar a que los gobernantes y los dirigente políticos no cambiarán nada, por lo tanto denunciar y anunciar no “sirve para nada” CLARO QUE  LOS DIRIGENTE O LA MAYORIA DE ELLOS Y MUCHOS DE LOS QUE NOS GOBIERNAN, NO LES INTERESARA DEMASIADO ESTOS TEMAS, SI EL PUEBLO NO SE LEVANTA, HACE PROCESO Y EXIGE Y LUCHA LOS CAMBIOS, NADA CAMBIARA…Y EN ESE LUCHAR DEL PUEBLO SE COMETERÁN MUCHOS ERRORES Y PORQUE NO MÁS ACIERTOS…NO PARA ESTABLECER EL MEJOR SISTEMA POSIBLE, SINO PARA HUMANIZAR LA HISTORIA, LAS VINCULACIONES AQUÍ Y AHORA Y LA DENUNCIA PROFÉTICA DE LEONARDO, ADEMÁS DE DOCUMENTADA Y LEAL, ES UN INSUMO PARA ESOS PUEBLOS QUE DEBEMOS COLECTIVAMENTE CAMBIAR ESTA SITUACIÓN…
    Ahora las consideraciones más singularizadas, dice Richart persona a la que respeto mucho, que tiene enfoques muy interesante en algunos aspectos, pero en esto no lo acompaño…sobre su visión de Leonardo y del 15 M…
    Sobre Leonardo
    “Estupendo artículo el de Leonardo Boff, “Cómo enfrentarnos a la sexta extinción masiva”.
    Lástima que no sirva para nada, excepto como catarsis personal que comprendemos bien porque a ella también recurrimos algunos hace mucho tiempo, quizá porque miramos más al cielo que los dirigentes y que la mayoría de los mortales. Porque los dirigentes ni escuchan ni leen a nadie que les moleste, ellos van a lo suyo. No leen a Boff ni a Swimme ni a Ehrlich ni a Berry, ni escuchan a sus consejeros medioambientales, ni a tantos otros que lejos de estar ciegos padecemos una extrema lucidez aunque sólo sea por la edad y porque miramos al cielo.” http://noticiascuriosas.info/Categorias/Sociedad/Me-aparto-del-15M-por-Jaime-Richart.html

    No sirve para nada…porque los dirigentes no escuchan ni leen a nadie…yo no conozco más que de algunas lecturas de trabajos que me parecen excelentes del  Sr. Jaime Richart, al que no le impondré mi esperanza y confianza en la acción del Espíritu Santo sobre los corazones humanos, sino simplemente diré que si lo lee el pueblo ya basta, los cambios y debemos entenderlo de una vez, se hacen en la conciencia colectiva de los pueblos o no se hacen, los dirigente no cambiarán nada…Por estas regiones muchos leemos a Boff…y no creemos para nada inútil su lucha escrita, expuesta y su praxis…
    Dice además Richart…sobre el 15M algo que me ha dejado digamos que sorprendido

    Pero si cree el 15M que con unos lavados de cara y una “me­jora” en la corrupción (en el caso de conseguirlo), la eficacia del sistema está asegurada, es una ingenuidad mayúscula después de la diversión de la acampada. No sé si es una estratagema y empie­zan por ahí para luego exigir correcciones más profundas. Pero in­cluso en el caso de lograr las iniciales reclamaciones y exigencias,    no estoy con el 15M. No creo en absoluto que ni aun alcanzando sus objetivos éste sea el mejor de los sistemas posibles... Será de entre ellos la mayoría de izquierdas, pero no son de los míos.
    http://noticiascuriosas.info/Categorias/Sociedad/Me-aparto-del-15M-por-Jaime-Richart.html
    Este inútil servidor con mucho respeto por las opciones del Señor Richart siente, cree y piensa que la utopía sirve como decía GALEANO para seguir caminando, eso hace el 15M, eso hace Leonardo, el utilizarla para descalificar a quienes intentan trabajosamente y a veces heroicamente seguir caminando hacia ella…que es una forma de irla construyendo, porque no aplican el mejor de los sistemas posible y con mucho respeto hacía todos,  diré que esta actitud  suma para quienes no quieren que nada cambie…Es decir es la defensa del Status Quo…El Itinerario de Los Pueblos hacía la Utopia, es un itinerario histórico y que a la vez que camina hacia ella, entre avances y retrocesos, entre dolor y lucha…La va construyendo…Con cariño y respeto por todas las posiciones, incluyendo la nuestra…un fraternal abrazo  para todos. Gabriel

  • oscar varela

    Hola!

    Artículo periodístico ¡sin esperanzas!

    Contestando a Leonardo Boff
    Por: Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)
    http://www.argenpress.info/2012/03/contestando-leonardo-boff.html

    ¿Y si tiene razón en no tenerlas?

    ¿Cómo ¡Ir todavía!? – Oscar.
     

  • Eduardo Ojeda

    La Paleontología es mi chifladura, y los datos que aporta Leonardo están corroborados por uno de los más grandes Paleontólogos: Richard Leakey, que junto a su Padre Louis descubrió los orígenes africanos del hombre.
    El habla en su libro que casualmente se llama “La sexta extinción” de los desastres ecológicos que estamos provocando.
    El problema es que los dirigentes políticos tienen una mentalidad consumista en la  cual no piensan en el futuro, sólo ven las ganancias. La crisis economica global que hoy afecta al Primer mundo y que puede arrastrar a todo el planeta es una prueba de esto. El problema es que ellos tienen el poder. La única forma sería que los pueblos presionaran a sus dirigentes en el cuidado de los recursos ecológicos. Pero estamos llegando tarde, debemos reaccionar a tiempo. Los foros sociales mundiales, organizados por ONG no gubernamentales y por organizaciones sociales populares así como los sectores más dinámicos  y progresistas de las Iglesias cristianas han mostrado una preocupación por superar la dinámica consumista irresponsable. El Propio Leonardo Boff ha sido uno de los impulsores. Tal vez este movimiento sea una buena herramienta de comunicación y concientización. La otra herramienta puede ser Internet.

  • Gabriel Sánchez

    Supongo que las temperaturas extremas que en uno y otro hemisferio, así como los eventos climaticos catastróficos, que ya están aumentando cualitativa y cuantitativamente, golpeen a nuestra puerta, muchos caerán en que estamos en una era de definiciones…Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    Esta información, que a la gente que vive solo el presente, le puedo parecer lejana, le debe sonar como cuando Jesús profetizo la destrucción del templo y de Jerusalen, pero Leonardo no sólo habla de lo que hoy los científicos serios e independiente están hablando, parece mentira que ante los cambios climáticos obvios a los que ya estamos asistiendo, producto de nuestra arrasamiento masivo de la naturaleza, no capte que se debe actuar ya…lamentablemente, el documentado anuncio profético de Leonardo, es poco oído…La pregunta es Dios intervendrá cambiando drasticamente la historia de los hombres, o dejará en nuestra manos esa responsabilidad, en cuyo caso, tomar conciencia, denunciar y anunciar…el único camino posible como lo hace Leonardo, es una forma de coadyuvar con el cambio necesario…Podríamos encontrarnos ante una realidad que no esperamos, olvidar que somos una motita azul, en medio de la inmensidad del cosmos…¿Podría ser que la evolución de la historia prescinda de la especie humana?  Si es así, la causa principal será su contumaz tendencia autodestructiva y me adscribo a lo dicho por Leonardo, refundar nuestra integración a la creación toda, es la única forma de recobrar equilibrios…y salvaguardarnos…Gabriel

  • sarrionandia

    Los cálculos son pura especulación.
    Tiempo y espacio resultan ser un manto de engaño que hacen pulular pensamientos de pasado y futuro, cuando lo real es puro presente que no tiene verdadero antes ni despues,
     

Deja un comentario