INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6377 Artículos. - 99760 Comentarios.

La familia de Jesús

La imagen más usada para ilustrar el prototipo de familia cristiana muestra en un primer plano a un grupo familiar tradicional compuesto por madre, padre e hijos y un templo sirviendo como telón de fondo. Tal estampa y la idea que le da soporte se hallan en las antípodas del pensamiento de Jesús. Para darse cuenta de ello basta repasar con detenimiento el texto de Mc 3,31-35:

Llegó su madre con sus hermanos y, quedándose fuera, lo mandaron llamar. Una multitud de gente estaba sentada en torno a él. Le dijeron:

–  Mira, tu madre y tus hermanos te reclaman ahí fuera.

Él les replicó:

–  ¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?

Y, paseando la mirada por los que estaban sentados en corro en torno a él, añadió:

–  ¡Mirad!… La madre mía y los hermanos míos. Cualquiera que realice el anhelo de Dios, ese es hermano mío y hermana y madre.

Desde que Marcos señalara la maniobra de los suyos saliendo a la busca y captura de Jesús por considerar que había perdido el juicio (3,21) hasta este momento en que alcanzan su destino deseado no ha habido cambio de escenario. Nos hallamos, por tanto, en el mismo entorno: en casa (3,20), el espacio natural de la sociedad alternativa. Un espacio civil y familiar.

El verbo que abre el episodio está escrito en presente y en singular: llega (ἕρχεται; traducido: llegó). Transmite actualidad, concede protagonismo a la madre de Jesús y supedita el papel de los hermanos de él a esa figura principal (su madre con sus hermanos). No se mencionan los nombres de ninguno de ellos. Destacan las relaciones. Hacen referencia al Galileo. Madre y hermanos forman un grupo compacto en lo físico, en lo familiar, en los motivos que les impulsan y en sus intenciones.

El narrador explica la actitud del colectivo familiar con los dos movimientos que ellos realizan.

El primero describe la posición que adoptan una vez alcanzado el punto de destino: “y, quedándose fuera”. La acción expresada por el verbo griego στήκω, estar de pie, estar firme (traducido por: quedarse), indica que se han plantado. El lugar elegido, fuera, confirma su actitud reprobatoria de la actividad de Jesús y su alineamiento con las tesis institucionales. El comportamiento del grupo familiar contrasta con la pauta seguida por el paralítico con sus cuatro porteadores (Mc 2,3-4).

El segundo movimiento da cuenta de la iniciativa que toman. Manteniendo la posición, optan por los intermediarios para conseguir sus objetivos: lo mandaron llamar. No entran, desean que él salga. Se niegan a participar e intentan que él abandone. Su familia se presenta como trampa para la libertad y obstáculo para la sociedad alternativa.

Mateos y Lucas, que habían omitido el verso donde Marcos informaba de la tentativa de captura de Jesús por parte de sus familiares (Mc 3,21), recogen esta otra escena edulcorando el texto fuente:

  • “Todavía estaba Jesús hablando a las multitudes cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera, tratando de hablar con él” (Mt 12,46).
  • “Se presentó allí su madre con sus hermanos, pero no lograban llegar hasta él por causa de la multitud” (Lc 8,19).

Pero Marcos no se anduvo con componendas ni pasó por alto detalle alguno. A continuación retrata con finura didáctica la posición de los de puertas adentro: una multitud estaba sentada en torno a él. Esta multitud actúa a la inversa de la que aparece en el relato del paralítico. Allí representaba un inconveniente para entrar; aquí invita a hacerlo. Su posición de sentados habla de relajación. Se opone al estado de tensión (estar de pie) de los de fuera. La expresión: en torno a él completa la actitud del grupo de casa. La colocación en círculos concéntricos es la típica de los discípulos. Expresa proximidad, adhesión e intimidad y alude a escucha atenta del Mensaje.

Los que rodean a Jesús le transmiten el aviso de los de fuera. Lo inician con un imperativo, Mira, que exige desentenderse de lo que se tenga entre manos y poner toda la atención en el contenido del comunicado. La importancia procede de quiénes envían el recado: tu madre y tus hermanos. Los transmisores cambian el verbo llamar (v.31) por otro: te reclaman y repiten el lugar, fuera, aludiendo al rechazo a la propuesta de Jesús. Marcos insiste para que no pase desapercibida la negativa de la familia a entrar a la casa.

La reacción del Galileo al encargo se introduce con una fórmula hebraizante (les replicó) que deja entrever una respuesta meditada cuyo valor reclama la atención de los del corro.

La réplica comienza con un interrogante tan categórico como inesperado que no busca respuesta, sino reflexión. Su formulación no es la esperada de un hijo o un hermano. La frase ¿quiénes son mi madre y mis hermanos? marca la enorme distancia establecida por sus familiares respecto a él quedándose fuera. Fuera es el lugar de la institución y sus sometidos. El interrogante de Jesús refuerza la necesidad de la decisión libre y pone en entredicho que los lazos de sangre generen adhesión definitiva. La pregunta no es despectiva, pero sí plantea cuáles son los vínculos que unen estrechamente a las personas con un amor leal y qué uniones pueden ser provisionales y terminar convirtiéndose en cepos.

Nadie habla. Marcos alarga el silencio sobreentendido por los lectores con un apunte característico de la personalidad del Galileo: paseando la mirada por los que estaban sentados en corro en torno a él. Esa mirada en derredor de uno en uno apareció antes en el episodio del hombre de la mano encogida (Mc 3,1-7). En aquella ocasión fue de ira hacia los letrados, al acecho contra él; ahora rebosa complicidad y acogida destinadas a los con él. Marcos no se resigna a que el lector pase por alto la importancia del detalle e insiste en remachar el emplazamiento en cerco duplicando el dato: en corro y en torno a él (también apuntado con anterioridad en v.32). Este esfuerzo persistente del narrador persigue destacar a Jesús y su proyecto como punto de referencia de todos los que le rodean.

El momento se hace culminante cuando él rompe drásticamente el largo silencio y capta toda la atención con un poderoso imperativo: Mirad…, que, unido a su gesto de mirada en derredor, identifica a los adheridos a su propuesta y exige reconocerlos. Acto seguido añade, repetida por cuarta vez, la frase clave del relato. En esta ocasión sin asociarla a ningún verbo que matice su uso. Está traducida conforme a la intensidad que reclama la fuerte determinación de Jesús:

  • …a la madre mía y a los hermanos míos.

Su vehemente afirmación demuestra hasta donde es consecuente con su mensaje. El vínculo que logra una unión indestructible no lo produce el origen, sino la opción personal. Para el Galileo, la familia constituida por lazos de sangre no es la célula de la nueva sociedad.

Jesús termina su intervención elevando a rango universal el principio constitutivo de la que considera su familia. Sin romper la línea argumental de su discurso y con extraordinaria amplitud de miras, establece el criterio que determina el alcance de la nueva cohesión.

Una expresión griega equivalente a: cualquiera que no impone otros límites, con su indefinición, que los declarados en sus siguientes palabras: cualquiera que realice el anhelo de Dios.

El verbo hacer, realizar, ejecutar delimita de forma diáfana el primer requisito. Se descartan privilegios, pertenencias, discursos, orígenes y todo tipo de pretendidos vínculos. Solo, la praxis; una praxis concreta. La práctica que establece el nexo de unión con el Galileo coincide con lo que Dios anhela.

El término griego θέλημα (voluntad, deseo), más frecuente en Mateo, Lucas y Juan, es usado por Marcos únicamente en este relato. La traducción por voluntad ha creado un vicio en el entendimiento de este vocablo cuando está referido a Dios y, como consecuencia, ha contaminado también la práctica humana supuesta e infundadamente vinculada a esa voluntad divina. El término, aquí aplicado a Dios, tiene el sentido de deseo o anhelo y expresa su sospechada ansia porque la decisión del ser humano camine en la dirección acertada. No implica mandato ni impide la libertad ni supone predeterminación o capricho. De acuerdo al mensaje de Jesús, la práctica a favor de los débiles y abandonados coincide con el anhelo de un Dios reñido con la imparcialidad.

Jesús recalca lo personal de la conducta aludida previamente: ese. El énfasis no deja espacio a la duda. El señalamiento se dirige en exclusiva a la persona que ejecuta esa determinada praxis. A continuación termina con la frase que se repite por quinta vez, aunque en esta oportunidad, con cambios significativos: ese es hermano mío y hermana y madre.

A diferencia de las anteriores ocasiones, ha enunciado en primer lugar hermano. Da, así, la clave para entender la calidad de las relaciones humanas producida por la coincidencia en la praxis antes citada. Pero, ha añadido el término hermana considerando a la mujer igual al hombre y al mismo nivel de relación. No hay discriminación en el mensaje y la propuesta de Jesús. La hermandad producida por esa praxis garantiza la cohesión y destierra las desigualdades. Dicha praxis hermana con Jesús a cualquiera que la lleve a cabo independientemente de estar o no integrado en la sociedad alternativa.

Si el relato comenzó con preeminencia de la madre como eje de la familia tradicional, finaliza priorizando la hermandad en la que él se incluye y situando al varón y a la mujer en igualdad. La igualdad es el lugar privilegiado, el único lugar. El amor de otro tipo, ¡cualquiera!, ¡sin exclusión!, también el materno, está supeditado a la condición de iguales.

Marcos se desentiende de narrar la reacción de los de fuera. Lo importante para él ha sido subrayar que el Galileo rompió con el modelo de familia tradicional basado en la sujeción y la dependencia, sustituyéndolo por el de una familia alternativa fundada en la libre opción por una praxis a favor de los insignificantes. Esta es para él su auténtica familia; la otra, no.

113 comentarios

  • oscar varela

    Hola!
     
    Con estos “Cuentos DE niños y niñas” de Rabindranath Tagore
    pretendo que mis Cumpas de Atrio y del Mundo entero, si fuera posible,
    no dejen de desear tener sus propios DESEOS
     
    Los DESEOS son la “hormona psíquica”; son la “Varita mágica de las Virtudes
    … estoy convencido que cura las verrugas y los resfriados ¿no lo crees? …

    ····················
     
    EL NIÑO ES ASÍ
    Si el niño quisiera, podría volar ahora mismito al cielo. Pero por algo no se va. ¡Le gusta tanto echar la cabeza en el pecho de su madre y mirarla y mirarla sin descanso!
     
    El niño sabe una infinidad de palabras maravillosas, aunque son tan pocos los que en este mundo entienden lo que él dice. Pero por algo no quiere hablar. Lo único que quiere es aprender las palabras de su madre. ¡Así pone ese aire tan inocente!
     
    El niño tenía un montón de oro y perlas y se vino a esta vida como un pobrecito. Pero por algo vino así. ¡Pordioserillo desnudo, que se hace el desvalido para poder pedirle a su madre el tesoro de su afán!
     
    El niño era bien libre en la tierra de la lunita nueva. Pero por algo regaló su libertad. ¡Él sabe la alegría inmensa que cabe en el rinconcito del corazón de su madre y cuánto más dulce que la libertad es ser tomado y apretado entre sus brazos queridos!
     
    El niño vivía en el mundo de la dicha perfecta y no sabía llorar. Pero por algo eligió las lágrimas. Porque si con su sonrisa se ganaba el corazón ansioso de su madre, sus llantillos por cualquier penita le atan un doble lazo de lástima y de amor.
    ················
     
    EL MUNDO DEL NIÑO
    ¡Si yo pudiera encontrar un rinconcito tranquilo en el mismo corazón del mundo de mi niño! Sé que en él tiene estrellas que le hablan, y un cielo que baja hasta su cara para divertirlo con sus nubes tontas y sus bobos arcoiris. En él todos esos que parece que nunca, dicen nada y que nunca se mueven, se deslizan hasta su ventana y le cuentan cuentos y le ofrecen bateas cargadas de juguetes de ricos colores.
     
    ¡Si yo pudiera andar ese camino que cruza el pensamiento de mi niño, salirme de todas sus lindes, ir hasta donde los mensajeros desconocidos traen y llevan mensaje sin razón por reinos de reyes sin historia; hasta donde la razón hace barriletes con sus leyes y los echa al aire; donde quita a las acciones sus cadenas la verdad!
    ··················
     
    JUGUETES
    ¡Qué feliz eres, chiquillo, tirado ahí en el polvo, jugando hora tras hora con ese palito! No puedo menos de reírme viéndote jugar y jugar toda la mañana con ese pedacillo de palo. Yo sumo y sumo, hora tras hora también, preocupado con mis cuentas. Y quizás tú mirándome piensas: “¡Vaya un juego tonto! ¡Qué ganas de perder la mañana!
     
    ¡Ay chiquillo! ¡Yo he olvidado ya el arte de distraerme con palitos y con tortas de barro! ¡No quiero más que juguetes caros, reunir pedazos de oro y plata! Tú, con cualquier cosilla que te encuentras juegas contento. Yo malgasto tiempo y fuerzas en cosas que nunca podré tener. ¡Pretendo atravesar el mar de la ambición con mi frágil barquilla, y me olvido de que yo también estoy jugando!
    ···············
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!

    – ” … a la luz de la historia verdadera … “-

    La historia verdadera en la Vida humana

    * empieza en el Futuro, que es el Mundo en que quiero vivir “familiarmente”.

    * es el “Anhelo” que me en-amora (entusiasma) por lograr ese Mundo-Escenario.
    (en este Post se lo llama “Anhelo de Dios”, “Reino de Dios”)

    Se “Anhela” en la medida justa en que desde la niñez
    expandí mi alma en Deseos sin cortapisas utilitarias.

    Primero: el Ansia de volar

    Después la creación Técnica ad hoc (Avión, Cohete, etc.)

    Por último el pasaje comercial ($$$$$$$$).
    ………………
    Ocurre con frecuencia que “nos damos vuelta la tortilla”

    Empiezamos por vendernos el Pasaje ($$$$$$$$)
    al Compo turístico de la “Cajita Feliz”.
    … y …
    ¡¡¡Ya está el DESEO creado!!!

    ¡Claro que no es el Deseo NUESTRO,
    sino el del Otro.

    Y así andamos con miedo de no saber
    QUÉ es lo que necesitamos Desear
    para llegar a ser nosotros.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Santiago

    HAY TESTIGOS y testigos hermano Javier…tu crees en testigos, sin duda, porque creíste a tus padres cuando te hablaron de tus tatarabuelos o requetatarabuelos y otros miembros de tu ilustre familia a quien tu nunca viste pero existieron, fueron históricos…y tuviste fe que tus padres decían la verdad, te decían la verdad porque no tenían porque mentirte..Eran testigos dignos de crédito…no los que testigos corruptos comprados por jueces y abogados que acostumbramos a ver en esta presente sociedad…COMO tambien fueron TESTIGOS fidedignos los Evangelistas que no eran desconocidos, ni fueron de boca en boca, ni de oído en oído diciendo disparates y boberías y ASI:
    Juan, el Apóstol, existió y vivió hasta final del siglo I. Sobrevivió el martirio ordenado por la envidia de Domiciano en el bienio de la persecucion entre el 94-96. Murió en la isla de Patmos desterrado por el Emperador. El fue “el discipulo amado” que se recostó en el pecho del Maestro en la ultima cena…y que junto con sus discipulos creo en Efeso una escuela cristóligica que puso por escrito las Memorias del Apostol, la mas detallada, detalles que completaban a los Sinópticos, que tenía por objeto proclamar la divinidad de Cristo que ya negaba Cerinto y los Ebionitas..Por eso los obispos del Asia Menor le pidieron a Juan que dirigiera y redactara el 4to evangelio…EL OTRO TESTIGO directo fue Mateo, publicano, colector de impuesto llamado por Cristo directamente al ministerio que escribio en arameo, su lengua nativa y que murio mártir en Egipto. Su cuerpo esta enterrado cerca de la catedral de Salerno, Italia.
    Y LUCAS, compañero de Pablo, a quien este llama “el medico querido”, que se dedicó a investigar con profundidad la enseñanza dada a su amigo Teófilo, que tambien murio martir junto a Andrés en Patras, Grecia..Su cabeza se conserva en S. Pedro, Roma y su cuerpo en la Iglesia del Apóstol en Istambul, Turquía y por ultimo MARCOS, que recogió fielmente por escrito la predicacion de Pedro en su Evangelio, murio martir en Alejandría en Egipto..Sus reliquias están en la basilica de S. Marcos, Venecia, Italia…ELLOS fueron personajes históricos porque fuentes y autores de aquella epoca escribieron sobre ellos, ya en el mismo siglo I….y la historia se hace por los testigos fidedignos…que transmitieron lo que vieron y oyeron…La historia es viva…se hace por personas humanas en las que hay un consenso…DE OTRA manera no se pudo hacer ninguna historia…tiene que haber ese consenso a traves del tiempo…de hechos que realmente pasaron, personajes que realmente vivieron…porque hubo personas que testificaron sobre ellos….ASIMISMO, tu sigues creyendo en testigos puesto que afirmas en tu comentarios  que “es un hecho histórico, amigo Santiago, que Jesus fue asesinado por el imperio por motivos políticos, no religiosos (INRI)”..A menos que te hayas leídos a autores paganos como Plinio el Joven o hayas tenido una revelación al estilo GNOSTICO, Javier, lo sabes -lo del asesinato- porque fue transmitido a ti por la iglesia apóstolica, de la que tu tanto desconfías, pero si crees esto, no hay razon ninguna para que EXCLUYAS  todo lo que a ti no te conviene, y dejes lo que va a favor de la idea que tu te has formado de lo que es la identidad de Cristo, que no es una idea personal, ni mucho menos, sino que EL fue un hecho histórico con una identidad independiente de nuestra fantasía. POR LO TANTO si nosotros en la practica nos basamos en nuestros datos familiares para reconstruir la historia de nuestra vida y de nuestros antepasados, con mas RAZON tenemos que DEJAR hablar a la historia, a los amigos íntimos de Cristo, entre los que estaban sus familiares, para decirnos quien en verdad era Cristo…Entonces, y solo entonces, a la luz de la historia verdadera, podemos hacer nuestra decisión de creer o no, en su divinidad…Hasta entonces suspendamos nuestra imaginacion para que la historia y la fe se puedan complementar en la realidad de Jesus….un abrazo….y gracias por tu interes y tu esfuerzo en contestar….de Santiago Hernandez

  • Oscar, Jesús también contó algún cuento de niños. Hay uno tan breve como interesante:
     
    “A quién diré que se parece esta generación…
    …Se parece a esos niños sentados en la plaza que se gritan unos a otros:
     
                               Tocamos la flauta y no bailáis,
                               cantamos lamentaciones y no lloráis” (Lc 7,32).

    Un abrazo

  • Quedé apesadumbrado a raiz de que Santos Salvador parecía que había desaparecido.Ahora constato que ha vuelto otra vez..Estoy leyendo este bloc y las participaciones..No termino de leer todo..De todos modos celebro su aparición y las participaciones restantes. Gracias.

  • Algunos apuntes respecto a la supuesta influencia de Pablo sobre Marcos y la fecha de composición del evangelio.
     
    1. Marcos y Pablo no congeniaron. El encontronazo entre ambos provocó bastante ruido. De hecho, Marcos llegó a dejar plantado a Pablo en uno de sus viajes:
     
    “Juan [Marcos] se separó de ellos y regresó a la ciudad de Jerusalén” (Hch 13,13).
     
    2. El contexto indica que Marcos, un hombre probablemente de carácter, no comulgaba con ciertas inclinaciones judaizantes de Pablo.
     
    3. Pablo llegó a considerarlo un desertor y, posteriormente, se negó a que lo acompañara, lo que produjo la separación entre él y Bernabé:
     
    “Bernabé quería llevarse con ellos a Juan el llamado Marcos. Pablo, en cambio, opinaba que a uno que, en vez de acompañarlos en la obra, los había dejado plantados en Panfilia, no debían llevarlo con ellos. El conflicto se agudizó tanto que se separaron uno de otro” (Hch 15,37-38).
     
    4. Los escritos de Marcos y Pablo son distantes en forma y contenido. Los escritos de Pablo tratan cuestiones puntuales a las que atiende haciendo uso del mensaje del evangelio anterior a él. Marcos presenta el conjunto de ese mensaje y la acción de Jesús para llevarlo a cabo.
     
    5. Lucas llega a considerar a Marcos como garante de ese mensaje:
     
    “Llegados a Salamina se pusieron a anunciar el mensaje de Dios en las sinagogas judías, aunque tenían a Juan [Marcos] como garante” (Hch 13,5).
     
    6. Pablo insiste en las apariciones de Jesús:
     
    “Lo que os transmití… se apareció a Pedro y más tarde a los Doce. Después se apareció a más de quinientos hermanos…Después se le apareció a Santiago, luego a los apóstoles todos… Por último se me apareció también a mí…” (I Cor 15,3-7)
     
    Marcos termina su evangelio sin que Jesús se aparezca a nadie.
     
    7. Si Marcos escribe después que Pablo y bajo su influencia, ¿por qué obvió hechos que Pablo juzga tan evidentes? ¿No demostraban de manera irrefutable el éxito del mensaje y la victoria de Jesús? ¿No habrían sido en su conjunto un magnífico colofón a su obra?
     
    8. Al silenciar las apariciones de Jesús, Marcos omitía también el perdón de Jesús a los discípulos, al  traidor Pedro, a los ambiciosos Santiago y Juan, a sus distanciados familiares. ¿Por qué calla lo que los otros tres evangelios comentan a boca llena? ¿No significaba eso concederle autoridad a los discípulos?
     
     
    9. Marcos pudo haber rehabilitado al menos a Santiago que, a pesar de aparecer en el evangelio con una ambición extrema causante de división en el grupo de discípulos (Mc 10,41), con posterioridad se entregó al proyecto y fue el primero en ser ejecutado (le cortaron la cabeza en el año 44).
     
    10. A pesar de ese silencio, del mal lugar en que deja a los seguidores y del duro final del evangelio, este mereció el máximo respeto. Nadie se atrevió a modificarlo. El primer añadido a Marcos (16,9-20) no tiene otra opción que entrar contradiciendo sus últimas palabras: “y no dijeron nada a nadie del miedo que tenían” (Mc 16,8). Y escribe:
     
    “Jesús resucitó en la mañana del primer día de la semana y se apareció primero a María Magdalena…” (v.9).
     
    11. El final de Marcos refleja el tiempo en que los discípulos permanecían ocultos en el miedo y no se habían atrevido aún a dar la cara por el proyecto del Reino: En los primeros años de la década de los cuarenta.
     
    12. Entender que el dicho de Jesús referido al Templo:
     
    “No dejarán ahí piedra sobre piedra que no derriben” (Mc13,2)
     
    demuestra que el evangelio de Marcos se compuso en una fecha aproximada (anterior o posterior) a la destrucción de Jerusalén en el año 70 es una fijación muy extendida, pero, a mi juicio, poco analítica. Según esa hipótesis el texto de Miqueas:
     
    “Por vuestra culpa Sión será un campo arado,
    Jerusalén será una ruina,
    El monte del Templo un cerro de breñas” (Miq 3,12).
     
    de aproximadamente el 700 a. de J, debió ser escrito un siglo más tarde, tras la destrucción del templo de Salomón en el 586/7 a. de J.  
     
    Un abrazo a todos.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Es de agradecer y felicitar a Salvador
    por el plástico Drama argumental
    con que sanamente nos “catequiza”.
    ·················
    Necesito preguntarle por “otro aspecto” de la Vida de Jesús;
    si y cómo aparece en los Relatos –Marcos y los demás.
    ···············
    ¿Por qué?
     
    Porque el “aspecto” que nos ofrece Salvador en su paradigmático “Cuento”,
    al tiempo de conmovernos nos damos cuenta que es una mirada ¿cómo calificarla?
    digamos: responsable, dramática, seria, “salvadora”, … en fin: una mirada de adulto.
     
    Pero hay “otra mirada” que es la del niño ¿cómo calificarla?
    Digamos: juguetona, lírica, jovial, lujosa, aventurera, ¿salvadora? …
    … ¿salvadora? …
    Creo que sí.
    Que sea más o menos “salvadora” que la mirada del adulto … podemos negociarlo.
    ··················
     
    Rabindranth Tagore es uno de los poquísimos que escribe “Cuentos” DE niños.
    La inmensa mayoría escribe “Cuentos” PARA niños.
     
    La sutil diferencia es, sin embargo, de una grandiosidad descomunal.
    Consiste en el Punto de Vista desde el cual se mira.
    ·················
    EXCURSUS: en otro Post de Atrio se retoma la consideración de la Tesis de Max Weber acerca de la diferente  “mirada” protestante y católica de sentir el humano vivir. Algo pudiera haber espumado Weber de lo que acá venimos hablando: Las dos miradas –la Seria y la Jovial.
    ·················
    Pero vayamos a algún (dos) “Cuentitos” DE niños que nos regala Tagore en su Librito “La Luna Nueva”.
    ·······················
    EL   HÉROE
    Figúrate tú, madre, que andamos de viaje y que estamos atravesando un peligroso país desconocido. Tú vas sentada en tu palanquín y yo troto al lado tuyo en un caballo colorado. El sol se pone, ya anocheciendo. Ante nosotros se tiende solitario y gris el desierto de Yoradigui. Todo alrededor es desolado y seco. Tú piensas asustada: “Hijo, no sé adonde hemos venido a parar”. Y yo te digo: “No tengas tú miedo, madre”.
     
    El sendero es estrecho y retorcido, y los abrojos desgarran los pies. Los ganados han vuelto ya de los anchos llanos a sus establos de las aldeas. Cada vez son más oscuros y vagos la tierra y el cielo, y ya no vemos por dónde vamos. De pronto, tú me llamas y me dices bajito: “¿Qué luz será aquella que hay allí junto a la orilla, hijo?”
     
    Un alarido horrible salta en lo oscuro y unas sombras arrolladoras se nos vienen encima. Tú te acurrucas en tu palanquín y repites rezando los nombres de los dioses. Los esclavos que te llevan se esconden temblando de terror tras los espinos. Yo te grito: “¡Madre, no tengas cuidado, que estoy yo aquí!” Los asesinos están más cerca cada vez, hirsutos los cabellos, armados con largas lanzas. Yo les grito: “¡Alto ahí, villanos! ¡Un paso más y sois muertos!” Se oye otro terrible grito y los bandidos se abalanzan sobre nosotros. Tú, convulsa, me tomas la mano y me dices: “Hijo mío de mi vida, por amor de Dios, huye de aquí”. Yo te contesto: “¡Madre, mírame tú! ¡Ya verás!”
     
    Entonces meto espuelas a mi caballo, que salta furioso. Chocan sonantes mi espada y mi escudo. El combate es tan espantoso que si tú lo pudieras ver desde tu palanquín, te helabas de espanto, madre. Unos huyen, otros caen hechos pedazos. Tú, mientras, ya lo sé yo, estarás pensando, sentada allí sólita, que tu hijo ha muerto. En esto yo vuelvo todo ensangrentado y te digo: “Madre, la lucha ha concluido”. Tú sales de tu palanquín, y apretándome contra tu pecho, dices mientras me besas: “¿Qué hubiera sido de mí si mi hijo no me hubiese escoltado?”
     
    … Todos los días pasan cosas como ésta. ¿Por qué no había de suceder algo así una vez? Sería como un cuento de los libros. Mi hermano diría: “Pero ¿es posible? ¡Yo que lo creía tan endeblito!” Y los hombres del pueblo repetirían asombrados:  Verdaderamente fue una suerte que el niño estuviera con su madre”.
    ························
     
    EN LAS PLAYAS
    En las playas de todos los mundos se reúnen los niños. El cielo infinito se encalma sobre sus cabezas; el agua impaciente se alborota. En las playas de todos los mundos los niños se reúnen, gritando y bailando.
     
    Hacen casitas de arena y juegan con las conchas. Su barco es una hoja seca y lo botan sonriendo en la vasta profundidad marina.
     
    Los niños juegan en las playas de todos los mundos.
     
    No saben nadar ni saben echar la red. Mientras el pescador de perlas se sumerge y el mercader navega en sus navíos, los niños escogen piedrecillas y las vuelven a tirar. Ni buscan tesoros ocultos ni saben echar la red.
     
    El mar se encaracola en una carcajada y brilla pálida la playa sonreída. Olas asesinas cantan a los niños baladas sin sentido, igual que una madre que meciera una cuna. El mar juega con los niños y luce la pálida sonrisa de la arena.
     
    En las playas de todos los mundos se reúnen los niños. Vaga la tempestad por el cielo sin caminos, los barcos naufragan en el mar sin rutas, anda suelta la muerte, y los niños juegan. En las playas de todos los mundos se reúnen, en una fiesta grande, todos los niños.
     
     

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Testigos? ¿Quiénes son los testigos?
     
    ¿Qué han visto esos testigos, amigo Santiago, cómo saberlo con certeza?
     
    ¿Qué han dicho los testigos presenciales que han visto?
     
     ¿Qué dicen los autores de los evangelios que dicen (–transmisión oral de unos desconocidos a otros durante decenas de años-) quienes dicen que oyeron a otros que dijeron que habían oído decir a otros lo que dicen que decían los testigos presenciales?

    ¿Tanto boca a boca no cambió nada? ¿También les ayudó el famoso Espíritu Santo a no cambiar nada? 

    Por ejemplo, no son hechos históricos ni la resurrección de Jesús, ni su nacimiento por intervención del Espíritu Santo que fecundó a María, ni que María fuera madre de Dios, ni que Dios se encarnara anonadado en Jesús, ni que Jesús diera su sangre según ‘el plan de Dios’ para el perdón de los pecados. … etc.

    Ahora resulta que todo eso no son, en el mejor de los casos, más que símbolos de una FE de entonces, arcaica, de hace casi dos mil años. Nada que hubiera sucedido en la realidad.
     
    De modo que no los tomemos como históricos; los testigos sólo pueden acreditar hechos históricos, lo que han visto; ni menos aún pretendamos hacer creer a otros que son hechos históricos que acontecieron. Yo creo que Jesús resucitó: lo mismo que creo que mi padre y mis hermanos y todos los muertos han resucitado: pero ninguna de esas resurrecciones son hechos históricos, ni por tanto los ha podido ver ningún testigo presencial, sino que son sólo meras creencias que forman parte de mi Fe cristiana en Jesús.
     
    Tú Santiago estás muy interesado en que sean apóstoles (testigos presenciales que convivieron con Jesús histórico) los que escribieron los evangelios, porque así es como nos hicieron creer de pequeños –cuando no podíamos defendernos- y que, por ejemplo, la resurrección y la transubstanciación, o la ‘conversión’ de Pablo camino de Damasco, o la conversión del pan y el vino en cuerpo de Dios, sucedieron históricamente, que son hechos históricos que fueron presenciados por los llamados testigos. ‘Que quien lo vio es quien lo asegura’, porque lo dice así el desconocido autor de un evangelio.
     
    Porque eso sustenta una determinada FE en que los evangelios, el NT y la biblia en general son ‘palabra de Dios’ con la asistencia del Espíritu SantoDios. 
     
    Pero eso es falso. Es un razonamiento circular –la pescadilla que se muerde la cola- decir que es Dios quien inspira los evangelios y la biblia porque lo dicen los evangelios y la biblia.

    Siempre lomismo: manipular a Dios-Espíritu Santo para favorecer los intereses bien de las comunidades cristianas primitivas, o en definitiva de la ICR que  se pretende apoderar de, y monopolizar, el cristianismo. 

    Nada demuestra –al menos por ahora- que escribiera nada ningún testigo presencial de lo que dijo-hizo Jesús histórico
    , ni los escritos previos a los evangelios (escritos que no nos han llegado –quizá alguien se preocupó interesadamente en hacerlos desaparecer-) ni menos aún los evangelios.
     
    “Para las autoridades romanas los discípulos de Pablo serían súbditos ideales –todo lo contrario de lo que debieron ser Jesús y sus más inmediatos seguidores-, y extraordinarios sumisos, …

    Las Epístolas Pastorales predican también la aceptación de los principios paulinos de sumisión y obediencia a las autoridades …

    La segunda y tercera generación paulina irá consolidando este talante social y político respecto al Imperio, que poco a poco, a lo largo de los siglos III y IV, se irá conformando en un cuerpo sólido de doctrina.

    La antigua tesitura de Jesús y sus discípulos se va acomodando con rapidez a las realidades del Imperio helenístico-romano. …

    Así, a lo largo de los diversos estratos del cristianismo del primer siglo tal y como se muestra en el Nuevo Testamento observamos una evolución muy rápida respecto de las relaciones con el Estado, encarnado en el Imperio romano.

    En Pablo y en la literatura postpaulina se afirman los fundamentos de la ideología conservadora del NT gracias a su sistema de apoyo, directo o indirecto, a los poderes constituidos.

     
    En un tiempo no muy lejano y cuando la venida del mesías se aleje definitivamente del horizonte inmediato, el cambio se hará más perceptible: de haber sido en origen el grupo de los seguidores de Jesús radicalmente antagónico a todo lo romano, la religión cristiana pasará en tres siglos a ser la base y el sustento del Imperio”  (págs. 518 y 519 de ‘Guía para leer el NT’ Trotta 2ª edición 2007, de Antonio Piñero, en las que  cita al efecto Romanos 13, 1-2; Carta a Tito 3,1 y la primera epístola de Pedro 2, 13-15).
     
    Es un hecho histórico, amigo Santiago, que Jesús fue asesinado por el Imperio por motivos políticos, no religiosos (INRI).

    Y es un hecho histórico que la religión cristiana se vendió al Imperio romano a cambio de una gran dosis de poder antiJesús, a cambio de pasar a ser la religión oficial del Imperio-funcionarios del Imperio-, de pasar a ser, de perseguida, a tolerada: y en seguida a perseguidora de las demás religiones.
     
    Para eso se hicieron entonces los concilios cristológicos con el poder del divino emperador romano que los convocó (porque era el único que podía convocarlos, pues el obispo de Roma no tenía jurisdicción sobre las demás comunidades de cristianos), interesado el emperador romano en que dichos concilios fueran precisamente lo que fueron: los dogmas de la divinidad de Jesús, de la consiguiente Trinidad, etc, etc. dogmas que hoy los especialistas en bilbia fieles a la ortodoxia del magisterio tienen obligación de acatar y defender -so pena de incurrir en herejía y dejar de ser considerados teólgoos católicos y expulsados de sus cátedras si éstas dependen de la ICR-, todo lo cual evidentemente les priva de la independencia y objetividad necesarias para su trabajo.
     
    Religión oficial del Estado que todavía hace poco era oficialmente en España –en la práctica lo sigue siendo-, no sólo en la época de los Reyes llamados Católicos, y en las posteriores, incluso hasta en la España fascista nacionalcatólica, que la ICR no ha condenado porque ha recibido de ella demasiados privilegios que aún mantiene. Lo mismo que con el Imperio Romano. Y lo que te rondaré.
     
    El verdadero mensaje salvífico (que tú dices, Santiago) de Jesús está exclusivamente en el amor humano: el amor de Jesús (‘amaos como yo os he amado’ o sea con amor humano de marginado a los marginados excluidos) y en el amor humano de tantísimas personas, al margen de que sean cristianas, creyentes o no.
     
    Yo comprendo, pero no apruebo, que kikos y similares tienen que seguir ciegamente la ortodoxia oficial de la ICR que manda basar la fe católica en sus dogmas:
    “El Magisterio no está por encima de la palabra de Dios sino a su servicio, para enseñar puramente lo transmitido, pues por mandato divino y con la asistencia del Espíritu Santo, lo escucha devotamente, lo custodia celosamente, lo explica fielmente; y de este único depósito de la fe saca todo lo que propone como revelado por Dios para ser creído.
    … Los fieles, recordando la palabra de Cristo a sus Apóstoles: “El que a vosotros escucha a mi me escucha” … reciben con docilidad las enseñanzas y directrices que sus pastores les dan de diferentes formas.
    … El Magisterio de la Iglesia ejerce plenamente la autoridad que tiene de Cristo cuando define dogmas, es decir, cuando propone, de una forma que obliga al pueblo cristiano a una adhesión irrevocable de fe, verdades contenidas en la Revelación divina o también cuando propone de manera definitiva verdades que tienen con ellas un vínculo necesario.”
     
    Yo soy pueblo cristiano lo mismo que tú, y a mí no me obliga a nada semejante arrogante y pretencioso magisterio, que ha demostrado sus continuos errores a los largo y ancho de la historia de la ICR.
     
    Por eso prefiero especialistas como Piñero, que no está obligado a decir amén, amén a ese magisterio católico ni a nadie, y que no vive ni de la ICR ni de las universidades de ésta ni depende de empresas editoriales bajo el poder de la jerarquía de la ICR, como Edibesa, por ejemplo.
     
    Me tengo que ausentar por un tiempo, de modo que no seguiré en el post. Saludos cordiales, amigo Santiago.
     
     

  • Santiago

    Javier,   como tu, yo tampoco quiero aburrir con el tema…pero cuando en tu comentario del 7 de enero hablas del título de los evangelios y por tanto sus autores ….de las cosas como estan por aquí en el siglo XXI, etc. etc. tambien creo que hay que mirar como estaban las cosas en el siglo I…la escritura en la antigüedad no implicaba el orden que hoy tenemos con la maravillosa técnica moderna, su repidez y precision etc….Todo era realizado a mano, en papiros, con gran dificultad y como dice S.J. Crisóstomo los autores antiguos NUNCA ponían su nombre a la cabeza de sus escritos, excepto en las cartas personales (S.J. Cris. in Rom. hom 1 (PG 60. 395) pero en el caso de los evangelios ello no implica que sus autores no fueran los que la historia nos dice…Y así siempre la iglesia ha reconocido a esos autores como verdaderos ya en el siglo I…Lo sabemos porque hay fuentes fidedignas que lo prueban…Y asi San Justino mártir habla de las Memorias de los Apóstoles “que se llaman entre los cristianos los Evangelios” y San Ireneo que nace hacia el 130 y que es discipulo de Policarpo de Esmirna, que a su vez es inmediato alumno de S. Juan Evangelista, AFIRMA y prueba que los 4 evangelios son un UNICO evangelio (CUADRIFORME): el leon representa a Juan, el toro a Lucas, el hombre a Mateo y el águila a Marcos…POR OTRO LADO, Papías, obispo de Hierápolis, discipulo de Juan Evangelista y compañero de Policarpo de Esmirna, escribe entre los años 125-130, como oído de Aristión, discipulo del Señor y Juan, el Apóstol de Jesucristo: “Marcos intérprete de Pedro, escribió con diligencia cuanto RECORDABA” y de MATEO: ” Mateo escribió en dialecto hebreo (arameo) los oráculos del Señor y cada uno los tradujo (al griego) como pudo”..Con Papías hemos entroncado con el siglo I..si bajamos un poco mas en la “Doctrina de los 12 Apostoles” que pertenece a los ultimos DECENIOS DEL SIGLO I que es el catecismo mas antiguo que tenemos, -escrito en Siria- las alusiones frecuentes a los Evangelios no se explican si no se admite que el autor se sirvio de los 4 Evangelios canónicos..ADEMAS en el mismo siglo I Clemente Romano, tercer sucesor de Pedro en la sede romana, ESCRIBIO una carta a los CORINTIOS que se conserva en su ORIGINAL griego y en la traduccion latina y siríaca..POR ESTA carta se prueba que Clemente usó en ella el Evangelio de Mateo y con bastante probabilidad el de Lucas y parece aludir a S. Marcos..Las palabras del Evangelio las cita como palabras del Señor (usa Mat en 13,2- Lc en 48,4 -Mc en 46,8 (pag 117,163,159/61) (F1), y el segundo sucesor de Pedro en la CATEDRA DE ANTIOQUIA, S. Ignacio mártir que padeció el martirio bajo Trajano en el 107 en sus cartas antes de morir usa el Evangelio de Mateo y el de Juan, pues se ve que le eran muy familiares…
    Y sobre POLICARPO, dice Ireneo, que le oia decir que había tratado con Juan Apóstol y los otros que habían “visto al Señor”, que repetía sus palabras y cuanto habia oido sobre los milagros del Señor” (ADV. HAER. 3 3, 4 (PG 7, 851 s. J 212. 264.165) POLICARPO murio en Esmirna a los 86 años despues de haber visitado Roma y conversado sobre la celebración de la Pascua con el Papa Aniceto que le permitió celebrar la Eucaristía en su Iglesia. Poco despues de la muerte de Ignacio, escribio una carta a los FILIPENSES, hacia el 107..En ella revela que le es familiar el Evangelio de Mateo y de Lucas (AD PHILD. 2,3 (PG 5,1008 J 71) ..Por las alusiones y uso que hace las 2 cartas de S. Juan Ap0stol se puede concluir que tambien conoció del IV evangelio..POR EL ANALISIS EXTERNO de la literatura mas antigua cristiana se ve claro que los evangelios eran usados y conocidos, ya en la era apostolica, al final del siglo I…Ademas del testimonio de los herejes y de los apocrifos que tambien hacen uso de los evangelios canónicos, el examen interno demuestra que ellos fueron escritos en pleno siglo I…SERA muy dificil, entonces, DISMINUIR la autoridad a los testigos presenciales y  los que recogieron el relato VIVO de la predicacion oral, el KERYGMA primitivo y sacrosanto de la iglesia, y menos deformar completamente la verdad historica sobre la  verdadera identidad y fisonomia de Jesucristo..El testimonio del siglo I no puede medirse, ni compararse en manera alguna, con el intento moderno y actual de tergiversar y vaciar de sentido el verdadero mensaje salvífico de Cristo que el calculó que llegaria hasta el “final de los siglos” y se lo entregó a la IGLESIA PRIMITIVA, tesoro que nos ha legado felizmente en el siglo XXI…. Se puede especular e investigar, pero lo que no se puede es prescindir de las fuentes históricas principales que esta en las manos de los testigos existentes durante los primeros siglos de la era APOSTOLICA….un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Javier Renobales Scheifler

    No quería aburrir más al personal, pues ya he abusado demasiado de intervenir en este post.
     
    Apunto sólo alguno de los razonamientos que encuentro en Antonio Piñero (Todos los evangelios, Edaf  2009), en la pág. 19, hablando de la fecha del evangelio de Marcos y de la influencia que recibe Marcos de Pablo:
     
    “Fecha probable de composición: Hacia el 71 d. de C. en la edición que tenemos. …
    Se discute la fecha de composición de este escrito, que puede situarse entre el 60 d. de C. hasta el 71 d.de C. Para su datación es básico cómo se entienda Mc 13, 2-3; 15,38; 12, 1-12, que suponen por parte del autor conocimiento de la destrucción del Templo de Jerusalén llevada a cabo por los romanos en el año 70 d.de C. Parece probable que sea posterior; pero no mucho más, puesto que en seguida fue usado por Mateo y Lucas para la redacción de sus evangelios”
     
    En su obra ‘Guía para entender el NT’ Trotta 2ª edc 2007, págs. 327, 328, 329 y 330 dice Piñero:
     
    “El escrito de Marcos se compuso probablemente después de la catástrofe del año 70, por lo que debía enfrentarse a problemas derivados de esta situación: Jerusalén y el Templo habían sido prácticamente borrados de  la tierra; los romanos no distinguían bien entre cristianos y judíos, pues para ellos no había más que diferencias sectarias de un mismo pensamiento religioso … y ser judío era peligroso después de los trastornos causados al Imperio por la Gran Revuelta: la esperada venida de  Jesús como ‘señor y mesías’ aún no había tenido lugar …
    Sabemos que dentro del panorama del cristianismo primitivo componer un evangelio eran novedoso, porque transformaba lo que eran unidades sueltas de tradición sobre Jesús, en una especie de biografía.
    Pero ello plantea las iguientes preguntas: ¿es Marcos fiel a sus fuentes? O por el contrario ¿incorpora a su ‘historia’ sus propias interpretaciones o las del grupo al que pertenece?”
    “En el caso de Mc se emplea el capítulo 13, denominado ‘pequeño apocalipsis’ o ‘discurso escatológico de Jesús’, y algún que otro pasaje suelto.
    Los que ven en este capítulo una clara alusión a la destrucción de Jerusalén y al incendio del Templo (cf 13, 2-3) fechan el EvMc después del 70.
    Por el contrario los que consideran que se trata de profecías generales sobre la maldad de los sacerdotes o la impureza del Santuario, que mencionan  un justo castigo pero en un futuro impreciso, y que nada en Mc muestra un conocimiento especial de la guerra judía del 66-70, lo fechan poco antes de esa época.
    A nuestro entender, pesa más la opinión primera. Hay además dos pasajes fuera de ese capítulo apocalíptico que suponen la destrucción del Templo. Son 15,38, que habla de la rotura del velo del Templo, y 12, 1-12, la parábola de los viñadores homicidas, a quienes se amenaza con una catástrofe: aniquilar la viña y entregarla a otros, v. 9.
    Estos textos se entienden mucho mejor si se ve en ellos una velada alusión a la destrucción de Jerusalén y su santuario. El evangelio de Marcos en su forma actual, por tanto, debió componerse después del 70”.
     
    En la pág. 330 dice Piñero: “Podemos suponer que Marcos  tuvo varios motivos para componer su relato: …..
    … Enmendar la plana al apóstol Pablo, quien conscientemente había prescindido casi por completo en sus cartas de hacer menciones al Jesús histórico. Marcos fue el primer escritor cristiano que sintió vivamente el problema teológico de la aparente falta de unión entre la fe exigida por la predicación paulina y la vida del Jesús histórico …
    Por el contrario Marcos es muy paulino en otros aspectos de su Evangelio. …
    Finalmente, como apuntamos en el capítulo anterior … a Marcos le movía un deseo de propaganda religiosa. Propagar la fe cristiana a los gentiles, … conforme al plan esbozado por Pablo dentro de la ‘teología de la restauración’ …”.

  • José Ignacio Calleja

    Gracias, Salvador, por tu paciencia en la pedagogía. Te entiendo perfectamente. Y a lo mejor estoy equivocado sobre Jesús. Me he hecho una idea cabal y leída, ¡siempre de segunda mano, pues no soy “escriturista”!, de que en Jesús, la única forma de darse lo religioso es en lo humano, y la única forma de darse lo humano es con dimensión o apertura religiosa. O sea, no hay una experiencia primera y segunda para nadar en auxilio de los niños, sino que el nadar de Jesús obedece a una conciencia única de compasión y justicia, humano/religiosa, religioso/humana.
     
    Yo entiendo esto en él, y por eso digo, que en la fe cristiana, esta mezcla peculiar e indisoluble es paradigmática. (No estoy penando en el catecismo de la Iglesia católica, sino en la fe de Jesús). Evidentemente, no digo que sin esa fe cristiana, no haya otra fe, voy a llamarla laica, que ofrece motivos más que sobrados para nadar en pos de los niños; no es peor ni mejor que la de Jesús, o que la fe cristiana, sino que es otra fe; convergen en la acción de nadar para salvar; deberían hacerlo si se sanan mutuamente desde “los niños que se ahogan”;  y se matizan peculiarmente en su autoconciencia sobre qué y por qué da sentido a todo lo existente. La mía, y creo que la de Jesús, ¡yo lo hago por él!, es una opción humano/religiosa, cargada de peligros, ¡me remito a muchos hechos de las religiones!, y con no pocas experiencias de cómo ensancha la esperanza humana y su constancia histórica en el éxito y en el fracaso (doy fe). Por eso marco el acento en ello; pero insisto, el acento.  
     
    Espero ser entendido. Saludos cordiales a todos.      

  • Hola José Ignacio
     
    Gracias por tu explicación. Agradezco tu esfuerzo en hacerlo. Comprendo tus ideas. Comparto muchas de ellas.
     
    Permíteme un ejemplo:
     
    Jugando con una barca, unos niños han caído al mar y están en trance de ahogarse. No están cerca de la orilla. Alguien toma la iniciativa de lanzarse a por ellos. Sabe que no podrá lograrlo solo. Piensa que posiblemente se ahogue en el intento. Pero juzga que merece la pena. Aunque muera, está convencido de que Dios le rescatará de la muerte. Su ejemplo valdrá para otros.
     
    Al echarse al agua algunos le siguen. Unos confían en Dios plenamente. Otros lo hacen ni siquiera piensan en ello. Hay quien no cree que Dios exista.
     
    A medio camino, verse juntos les da ánimos y fuerzas para seguir y no volverse a la orilla. Los chiquillos también se ven esperanzados y consiguen mantenerse a flote sabiendo que llegarán.
     
    De vuelta a nado se animan trayendo a duras penas a los muchachos. A algunos les quedan pocas fuerzas. Podrán morir. Los más fuertes les apoyan. Todos ellos han aprendido que arriesgando la vida es como se logra tenerla, como dice Oscar,

    en la palma de la mano.
     
    Primero son los niños. Luego, al agua y a nadar sin perder el objetivo: los niños. Cada uno sacará fuerzas de donde pueda, pero todos nos ayudaremos y nos concentraremos, no en nosotros sino en nuestro fin: los niños.
     
    Si podemos seguir profundizando en el mensaje de Jesús tendremos oportunidad de comprobar que su proyecto de ser humanos tiene mayor alcance del que imaginamos todos los que nos estamos mojando. Mayor, diría, del que se piensa desde criterios religiosos.    
     
    Te mando un abrazo

  • Hola Gabriel
     
    1. Leí con atención el texto del teólogo citado por ti. De él deduje que planteaba implícitamente el mensaje de Jesús como una religión. Me fijé, entre otras cosas (por ejemplo: al hablar del texto sobre la familia de Jesús cita a Mateo, no a Marcos), en frases como:
     
    “la familia, orden querido y protegido por Dios”.
     
    También en sus insistencia en asociar a familia el término “orden”.
     
    Pero, sobre todo, las afirmaciones:
     
    “A partir del sermón de la montaña no se puede construir un orden social” (Considero que es el programa desde el que construir un nuevo orden social),
     
    “Seguir a Jesús no comporta una estructura social” (Diría que es justo a la inversa)
     
    Unidas a esta otra:
     
    “su mensaje parece estar a otro nivel”.
     
    Me pareció que reducía el mensaje social de Jesús a incienso.
     
    2. Mc 16,14-16, como tú sabes, no es Marcos. Se trata de un añadido muy posterior que trata de corregir el brusco final del evangelio.
     
    3. La cita por Jesús del comienzo del salmo 110  en Mc 12, 36 tiene como única intención desmontar la tesis nacionalista de un Mesías hijo de David. Jesús adoptó para sí mismo el título hijo de hombre.
     
    4. He aludido en alguna ocasión en Atrio a que Marcos es anterior a los escritos de Pablo. Cuando alguien da por hecho de que Marcos se escribió en la década de los sesenta o incluso después del 70, nunca dice por qué. Se necesita haber entrado por todos los rincones de Marcos para comprender su gran cercanía a los hechos que narra.
     
    Te mando un abrazo, Gabriel. 

  • Hola Oscar
     
    A la cuestión que me planteas sobre alcance y perfil concreto-práctico-visible del giro: estar o no integrado en la sociedad alternativa,
     
    para decirlo con pocas palabras,
     
    considero sociedad alternativa a un grupo de personas (dos o más) comprometidas a llevar a efecto la utopía. Identifican su proyecto personal humano con el de Jesús y se apiñan con él adoptando valores opuestos a los del sistema injusto. En ese grupo impera, pues, la libertad y el respeto. En el colectivo no cabe el poder. No hay, por tanto dominio de unos sobre otros. Han desterrado entre ellos las grandes desigualdades económicas. Su empeño principal se centra en ser para los insignificantes la buena noticia que estos esperan: la alternativa a la sociedad que les desprecia. A esa tarea entregan la vida. Para Jesús, es la manera de conseguirla.
     
    El giro “estar o no integrado en la sociedad alternativa” indica, según eso, que uno se ha decidido o no por esa vía. 
     
    Aunque uno no se haya decidido por ella, su trabajo en favor de los abandonados le hermana con Jesús y con los adheridos a su proyecto (“cualquiera que realice el anhelo de Dios ese es hermano mío…”).
     
    Al rico de Mc 10,17ss., por ejemplo, no le interesó integrarse. Por eso comentó Jesús:
     
    “¡Con qué dificultad van a entrar en el reino de Dios los que tienen el dinero” (v.23).    
        
    Un abrazo

  • pepe sala

    Vale, Jabitxu, estaré de acuerdo esta vez; sin que sirva de precedente:
     
    “”Javier Renobales Scheifler
    07-Enero-2012 – 17:01 pm
    Prohibir, prohibir, Pepe Sala,””…..
     
    Era una forma de hablar, bien sabes que yo soy totalmente contrario a las prohibiciones. Lo que pasa es que se me hacía muy complicado el palabru que mejor me venía para el caso. Tendría que descomponer el palabru al estilo de Oscar . Lo que yo pretendía decir es que sería necesario ( y muy aconsejable desde la perspectiva cristiana que tanto se nombra por ATRIO) DES-SES-TI-TU-CIO-NA-LIZAR  la nefasta y canalla fiesta de los jodidos ” reyes magos”.
     
    Por un simple sentido ético de nuestra vida social y por el más elemental de los sentidos de la JUSTICIA. Los niños no pueden pagar los errores, O ACIERTOS, ( es difícil distinguirlos y es a largo plazo cuando se demuestran ciertas posturas ante los retos político-sociales que nos corresponde lidiar a cada cual)  de los padres.
     
    A mí me parece repugnantemente hipócrita que se arruine la vida de los padres-abuelos para hacer la jodida ” caridad” con los hijos -nietos de quienes son arruinados en todos y cada uno de los sentidos. Se hizo, hasta el hastío, en nuestra reciente época ” gloriosa”. Se hizo a través de los siglos y se sigue haciendo en la actualidad. Demostrémoslo:
     
    La jodida “Cabalgata de Reyes Magos” es una de las actividades más subvencionadas y protegidas de nuestro Estado ” laico”. No creo que haya en España un solo Ayuntamiento, Junta Vecinal, Diputación, Banco, Corte Inglés, Heroski o Carrefour que no contribuya a mantener semejante MENTIRA ( ” piadosa”, éso sí, oiga…) Las ganancias son monumentales y los niños-as tienen su día de gloria e ilusión, jejeje. ( que se lo pregunten al autor del tango que nos mostró Oscar, a Miguel Hernádez con su poema, o a Salvador Santos con la preciosa canción materna.  A mí que no me pregunten, porque les soltaré un par de palabras ” soeces” que les quitarán las ganas de volverme a preguntar chorradas sobre los Reyes magos. Tampoco creo conveniente que pregunten a millones de niños que éste año tampoco han tenido la visita de semejante personajes haciendo sistemáticamente acpción de personas, cebándose en la debilidad de los más inocentes.)
     
    La fiesta , como decía, es repugnante. Las beatas de la parróquia ( con la bendición del sacerdote correspondiente) se encargarán de que ningún niño-a del pueblo se quede sin un regalo. Pasarán por las casas recogiendo una pequeña cuota para comprar un regalito a quienes no tengan posibilidades de comprar el regalo para sus hijos. Será el mismo regalito para todos, oiga, que así se demuestra la ” solidaridad” entre las familias más o menos pudientes.
     
    El problema es que en el mismo local ( a veces el aula cultural de pueblo ¡¡ toma ya!!, para lo que se utilizan las aulas culturales) se entragarán, por parte de los ” reyes Magos”, los riquísimos regalos que las familias más pudientes del pueblo han entregado previamente a la famosa cabalgata. Así, los niños de los ricos, además del jodido regalo ” solidario” ( que no le gusta a ningún niño y lo tiran a la basura directamente) salen ufanos y con unas sonrisas que no les entra en sus engominadas cabecitas,a recoger sus “merecidísimos” regalos por no haber pegado pala a un libro y pasarse el año ante la tele, la Play Extension y el coño de la Bernarda.
     
    Por el contrario, niños-as que se han esforzado al máximo y se han comportado adecuadamente durante el año. se verán imprecados por las miradas niños prepotentes con sus regalazos, de padres, abuelos-as, beatas y beatos; HUMILLADOS-AS en su más tierna inocencia. Los jodidos ” reyes Magos” no han tenido en cuenta el esfuerzo de los niños-as pobres. La culpa no es de los ” reyes”, la culpa será ( siempre, que para éso está la enseñanza  ” moral católica-cristiana de las familias cotólicas-cristianas) de los padres-madres de los niños humillados. Casi seguro que no van a misa y no hay duda de que son ” rojos”, comunistas o similar…
     
    Espero que ahora me hayas entendido mejor, Jabitxu. En Euzkera no sé explicarlo.

  • José Ignacio Calleja

    Yo también me alegro, Salvador, de hablar contigo y con los demás que me interpelan. Por supuesto, cuando creo que tengo algo que añadir. Si me pierdo, me callo.
     
    Y sí, es verdad; seguro que utilizamos algunos conceptos con sentido diverso; te refieres a “en la fe”. Lo diré en mi lenguaje. Yo entiendo que Jesús es un hombre de fe plena en la causa de los pobres por su liberación como personas con plena dignidad, y así, por la dignidad de los que los humillan. Y pienso que esa fe de Jesús, sin separaciones o dualismos, tiene una dimensión religiosa y, por tal, entiendo que vive de la experiencia y la confianza de que Alguien, con la encarnación más real en la vida de los pobres, la padece y la trasciende, (Dios-Padre).
     
    No sé cómo concebía exactamente este misterio de Dios y de su “encarnación”, pero creo que es muy importante en su experiencia vital, en su fe. Por tanto, si fuese cierta esta dimensión de su experiencia vital, nuestra fe, para reconocerse en la de Jesús, habrá de ser fe referida, también, (no sólo, pero también), a Alguien-Algo, que llamamos Dios. No hay por qué llevarlo al cielo, ¡no necesariamente!, pero sí como alguien-algo que en sí mismo trasciende las potencialidades de la finitud como la experimentamos cada uno a diario y todos juntos.
     
    A esto le llamo “pensar la vida en la fe cristiana”, porque incorpora a la adhesión al proyecto de Jesús, el reconocimiento de ese Alguien-Algo que es consustancial con el proyecto, con su peculiaridad y con la confianza ciega en ese anhelo, cuando todos lo ven disparatado o fracasado. El anhelo de Dios es el anhelo de los pobres e insignificantes, pero creo que en la experiencia de Jesús se dio siempre con esa religación religiosa de que hablo. Es una particularidad muy suya. (Particularidad no es exclusividad).
     
    Como sabes, decir esto es peligroso, pues la mayoría de los teólogos están sacando la consecuencia de que sin esa religación religiosa el anhelo de Dios, la causa de los pobres, no se tiene dos días en la mayoría de las conciencias humanistas. No desprecio la observación, pero no la comparto.
     
    Sobre el proyecto de Jesús, yo estoy aprendiendo mucho de tus palabras, y también creo que nos ayudas a contarlo en concreto. Sólo que, otra vez, yo no lo veo completo sin esa religación religiosa (encarnada, pero explícitamente religiosa) de su conciencia humana, de su fe en Dios. Y, ahora concreto, sin ninguna necesidad por mi parte de que ese Dios intervenga milagrosamente en la historia cotidiana de la humanidad. Yo pienso más en el verbo “compartirla” y creo que de su reconocimiento tiene que derivarse de algún modo una confianza en que toda la creación y la vida de cada uno, y especialmente la de las víctimas de este mundo, o de otros mil que fueron o fuesen, alcance pleno sentido y vida. Es una hablar, y espero que se me entienda, pues estoy diciendo que la vida de cada uno y la historia entera, “en los límites de lo alcanza mi finitud”, incluso hecha en seguimiento de Jesús, es admirable y dignísima, pero “plena de sentido”, sinceramente, no la veo.
     
    Y si le doy la vuelta a las palabras, digo que si me faltara la fe también religiosa en Jesús, (y tengo poca), para mí seguiría teniendo sentido extremo mi fe en él y la adhesión a su proyecto, pero la vida humana, en cuanto tal, no tendría pleno sentido; tendría un sentido limitado; alguien me dirá, con una frase muy mía, “a la medida de los humanos”; y yo prosigo, “sí, a la medida de los humanos, pero con sentido limitado”. Saludos cordiales.  
     
    Un cordial saludo a todos  

  • Gabriel Sánchez

    Donde digo en realidad Salvador quien habla de fundar una nueva religión, debo decir ¿En realidad quien habla de fundar una nueva religión? Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    En realidad Salvador…quien habla de fundar una nueva religión, el nuevo Israel (Mc.1-9) …era la comunidad testigo del Reino…lugar de libertad, igualdad, fraternidad…que rompe con todas las convenciones, hasta las religiosas…el sábado es para el hombre… Leí a alguien…por allí que plantea la radicalidad de Jesús, que es la radicalidad del Reino(Mc 4,11)…Esa era la misión del Israel eterno…ser servidores, testigos y co constructores del Reino…No existe allí un planteo de religar, sino de cumplir una misión que Dios pide(Mc. 16,14-16)…Y en cuanto a la divinidad de Jesús…veamos… Marco nos da algunas pistas…yo aporto una – (Mc. 12,35-37 )
    Con respeto a la escritura de Marcos, las investigaciones más recientes y ahora aceptadas por muchísimos expertos…en el tema, es que Marcos, es un evangelio muy anterior a lo que se suponía, incluso algunos hablan de un protomarcos…pero ese es otro tema.- Gabriel

  • Hola José Ignacio
     
    Me alegra bihotzez hablar contigo.
     
    Tengo una dificultad a resolver. Me da la impresión, aunque admito que puedo estar equivocado, de que manejamos conceptos que uno y otro interpretamos de diferente manera. La expresión: en la fe, por ejemplo, me resulta extraña, casi incomprensible.
     
    A mi entender, la fe es una respuesta práctica y comprometida a una invitación. En el caso de Jesús, esa respuesta se verifica por la adhesión a su proyecto. La fe/adhesión es, naturalmente, individual, pero en su desarrollo práctico es social, de acuerdo al carácter esencialmente social de ese proyecto. Desde este punto de vista, el proyecto no excluye a quien se declara ateo. Resulta obvio que el ateo adherido a él tiene fe. Porque la fe es eso, adhesión.  
     
    Tengo claro que Jesús consideró que su proyecto coincidía con lo que Dios anhelaba. Es más, diría que antes de ponerse en marcha le dio muchas vueltas a la cabeza pensando cuál sería en realidad ese anhelo. Y me parece que llegó a la conclusión de que coincidía con el de los insignificantes, los pobres, los marginados. Y pensó, además, que no era solo cuestión de tener esa idea como horizonte, sino que la mejor manera de no perderla como horizonte consistía en comenzarla ya. De ahí que lograra hacerla real y visible. De ahí también la resistencia de los discípulos a seguir el programa, la consideración de proyecto disparatado por parte de su familia y, sobre todo, el peligro que advirtió en ese proyecto el sistema político, religioso y económico. Y lo llevó al final aun viéndose absolutamente solo en un momento atroz.
     
    Sin su coherencia extrema, y ahí estoy de acuerdo contigo, el programa de Jesús habría carecido de valor. Eso fue reconocido en el instante de morir por un extranjero,  un no-seguidor, alguien sin fe, el representante del imperio dominante, el mismo que debía vigilar que se cumpliera la sentencia:
     
    Verdaderamente este hombre era hijo de Dios” (Mc 15,39). Hijo de Dios, sin artículo.   
     
    Tendríamos que aclarar también qué idea tenemos sobre el proyecto de Jesús.
     
    Otro concepto es el de Liberación. ¿A que nos referimos cuando hablamos de liberación?
     
    Y una cuestión de mucha importancia a mi juicio: Cuando hablamos de Dios,  ¿pensamos en un ser que interviene de alguna manera en la historia o en alguien que no puede hacer el más mínimo movimiento?
     
    Demasiadas cosas, quizá, para una hora tan tardía para mí. Pero son cuestiones básicas que conviene plantear a debate para no perdernos en abstracciones irnos por derroteros hacia ninguna parte.
     
    Buenas noches
    Te mando un abrazo
     

  • oscar varela

    Hola Salvador!
     
    1º) Dices: – “Usé la expresión poner patas arriba en su acepción de desordenar, desarmar, desmontar y no, en el de invertir.”-
     
    OK! Aclarado y de acuerdo
     
    Pero soy yo el que digo que es la teología quien debe “darse vuelta” (esconder la cara prepotente de su supuesta in-dependencia y sometedora esclavitud; y mostrar el “culo sucio” de las cagadas que viene y sigue haciendo a la Gente)
     
    Y aceptar que los Tiempos nuestros permiten y claman por una “NUEVA REVELACIÓN” –en el sentido “fotográfico”- (aunque no veo que se haga).
     
    2º) Dices: -“Mi expresión: a través de alude a ruta, no a agente intermediario”-
     
    OK! Aclarado y de acuerdo
    ················
    Ya que estamos, te digo que re-leyendo ahora algo que
     
    Dices: -“Dicha praxis hermana con Jesús a cualquiera que la lleve a cabo independientemente de estar o no integrado en la sociedad alternativa.”-
     
    Te solicitaría que hagas algunas consideraciones en torno al
     
    * Alcance
    Y sobre todo al
    * Perfil  concreto-práctico-visible
     
    que vislumbras en el giro: “estar o no integrado”.
     
    Porque de la Sociedad Alternativa se trata.
    ··············
    Yo ya insinué que la tal Sociedad se con-figura
    en constante re-ferencia a la “Auditoría Externa
    ejercida por la Vida humana desde su Argumento vital.
     
    Metafóricamente es lo que Juan dirá de la LUZ,
    que alumbra a cualquier que viene al mundo.
     
    (LUZ que a la vez que te alumbra, te juzga, al verte dónde te pones y te encuentran: en luz o en tinieblas)
     
    ¿Será mucho lío?
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Asun

    Primeramente el amor surge por vía biológica susceptible de abrir puertas de par en par en relaciones de  convivencia familiar en igualdad y respeto mutuo. No se saltan etapas en la alegría de vivir y de compartir en el día a día, si no, las puertas permanecen cerradas y se echan candados hacia los de fuera.
     
    El anhelo de Dios del que nos habla Salvador, me  parece que es el anhelo inmanente de justicia y dignidad que trasciende al ser humano, haciendo real la experiencia compasiva al mirar  al otro reconociéndose en él. En palabras: es coherencia la transparencia de ese anhelo inmanente y trascendente en que la diferencia desaparece y ya no hay yo ni tú. Todos y todo  se hace uno y sólo hay  la experiencia de  unidad, de plenitud compartida. “El Reino de Dios está cerca, (dentro de cada uno)” qué es si no.
     
    En tiempos de Jesús, la familia patriarcal representaba las señas de identidad de sus integrantes. Fuera de ella no eras nadie. Lo que hace aún más osada y escandalosa por incomprensible para esa mentalidad la respuesta de Jesús. Pone su acento en ser coherente y transparente con el anhelo de Dios, lo mismo sería decir con el propio anhelo inmanente de justicia compasiva, que surge en la Consciencia, y que trasciende lo establecido, lo constructo e  inmutable.
     
    Estamos en otra época,  pero ahora el individualismo copia las prerrogativas del varón pudiente de la  tradición patriarcal, como si la persona como individuo quisiera resarcirse  de tan larga injusticia, deseando desde su yo afirmado retener para sí  lo que, sin quizá darse cuenta, envidió en el otro. Por eso se dan des-estructuraciones familiares en un primer paso,  después se hace casi infranqueable el umbral para  entrañar el anhelo de Jesús y de todo ser humano que se hace uno con el anhelo inmanente que le trasciende.
     
    Gracias a todos y por los entrañables poemas.

  • José Ignacio Calleja

    En la fe cristiana, insisto en “la fe” y la teología cristiana subsiguiente, no veo por qué concebir por separado a Dios y al marginado Jesús en orden a la plenitud humana. El marginado y su proyecto crecen con el sello indeleble de la confianza en Dios y éste, en la fe, es coprotagonista de la misma historia de liberación. Son maneras de hablar, lo sé, pero no veo cómo separarlas en la fe.

    Sí sé que la teología más oficial los separa, pero lo considero un fracaso de la teología, no Jesús. 

    Y sé que se puede aspirar y desentrañar la plenitud humana sin Dios. Lo sé, y no creo que los no creyentes se comprometan en ello menos que yo. Lo creo.

    Sólo que no tengo confianza y lucidez para ver la consistencia integralmente liberadora, (hoy, mañana, para mí, y para todos), de esa opción; ni siquiera veo claro que sin su fe en Dios, y por ende, la nuestra, Jesús de Nazaret dé para tanto en cuanto a la plenitud humana y su camino. Saludos a todos.   

  • Con escasa disponibilidad de tiempo en estos dos últimos días, leo ahora todas las entradas y comento con brevedad algunas cosas.
     
    A Oscar (6/01; 2:31):
     
    Lamento no haberme explicado convenientemente.
     
    2º) b). Usé la expresión poner patas arriba en su acepción de desordenar, desarmar, desmontar y no, en el de invertir.
     
    3º) Mi expresión: a través de alude a ruta, no a agente intermediario. Quien opta o no por la plenitud humana es cada persona. Jesús y su proyecto se presentan en el evangelio como itinerario para conseguirlo. Esa ruta variará en su dirección de considerar a Jesús como Dios hecho hombre o como un hombre marginado por ilegítimo.    
     
    A Juanel (6/01; 10:48):
     
    Si te he interpretado bien, en el párrafo anterior a tus saludos finales hablas del relato sobre el repudio de Mt 19,3. A mi juicio, Jesús no defiende ahí la institución familiar, sino la igualdad entre hombre y mujer. Rechaza de plano el dominio del hombre sobre la mujer. Acude para fundamentar su criterio al proyecto creador que Moisés traicionó con su ley (Dt 24,1). Fíjate en este detalle: El texto proviene de Marcos (10-1-12). En él se lee:
     
    “El que repudia a su mujer…; y si ella repudia a su marido…” (v.11). Iguala a los dos. Mateo metió la tijera suprimiendo la afirmación concerniente al repudio  por parte de la mujer. Curioso, al menos.
     
    A José Ignacio Calleja (6/01; 23:32):
     
    Este interrogante:
     
    “¿No tendríamos que reconocer que la plenitud humana no se alcanza a través de Dios, sino de un marginado?” surge de considerar que la afirmación de los vecinos de Nazaret (el hijo de María) reflejara al Jesús real. Es decir, que Jesús hubiese sido únicamente un ser humano, marginado como hijo ilegítimo. En ese caso, la teología no podría hablar de redención a través de Dios hecho hombre, sino de que un marginado logró ser el modelo de ser humano y planteó con su proyecto el modo de alcanzar esa plenitud. Y, ¿no sería esa, en tal caso, el anhelo de Dios? 
     
    A Héctor (7/01; 0:33):
     
    Desconocía la identidad del teólogo oculto. Sí aprecié que estaba lejos de ser exégeta. Me fijé que denominaba cuarto mandamiento al quinto, el que Jesús colocó en último lugar en la escena del rico (Mc10,19), subordinándolo a la justicia que pregonan los anteriores. Esa quinta ley, como las otras, reclama justicia e igualdad, no trata de validar la institución familiar. De ahí que le comentara al amigo Gabriel que me situaba al lado opuesto del tal teólogo
     
    A Pepe Sala (7/01; 11:51):
     
    Gracias por el poema.
     
    Me ha hecho recordar una canción que, de pequeño, me cantaba mi madre cada año por esas fechas. Decía:
     
    Los zapatitos en la ventana,
    aquella noche me los dejé.
    Y al otro día, por la mañana,
    donde los puse me los encontré.
     
    Hijo de mi corazón,
    entrañas del alma mía,
    la casita de los pobres
    los reyes siempre la olvidan.
     
    Aprendí mucho de esa canción que no he olvidado.
     
    A Javier Renobales Scheifler:
     
    Mi admiración por tu coraje.
     
    A todos: Un abrazo

  • Javier Renobales Scheifler

    La autoridad (funcionarios) de la época de Jesús bajó de la capital Jerusalén –hasta donde había llegado la resonancia del perturbador movimiento subversivo de Jesús-.
     
    Desgraciadamente en seguida ganaron ‘la autoridad’, los contrarios a Jesús. Y por eso lo mataron, a Jesús.
     
    ¿Ganaron los malos? Sí, por desgracia, como es tan habitual en la Historia.
     
    Matando como a un perro al mesías judío Jesús consiguieron que, a pesar de toda esa supuesta ‘fuerza espiritual’ que les infundiera a los discípulos la visión del llamado Resucitado, el visionario e influyente ‘apóstol’ Pablo de Tarso dictaminara para sus discípulos la sumisión ciega a la misma autoridad que asesinó a Jesús, y a los que mandan (autoridad) en general.
     
    Así Romanos 13, 1 y 2 no tiene desperdicio.
     
    Y en la primera epístola de Pedro, quizá escrita por un discípulo de Pablo en el último tercio del siglo I, se dice:
     
    13     Sed sumisos, a causa del Señor, a toda institución humana: sea al rey, como soberano,
    14     sea a los gobernantes, como enviados por él para castigo de los que obran el mal y alabanza de los que obran el bien.

  • Javier Renobales Scheifler

    Héctor,

    gracias por indicar las págs. del libro novelado de Salvador Santos, pues sin esa guía no las hubiera localizado; es una delicia leer el tema en el libro donde, al extenderse con mucho más espacio, se asimila mejor el trabajo del autor. Por supuesto gracias también y sobre todo al autor salvador

  • Javier Renobales Scheifler

    Prohibir, prohibir, Pepe Sala,
     
    Para prohibir hay que poder prohibir, pero ¿a quién y de qué sirve?
     
    Habrá quien diga que prohibir va contra la libertad … ¿de quienes?
     
    Y lo podría decir pensando quizá en un gran icono occidental, la archifamosa llamada Estatua de la Libertad, que ‘casualmente’ representa a una persona blanca, regalo de un país rico cristiano a otro país rico cristiano, a finales del siglo XIX.
     
    La libertad del rico es la miseria del pobre; no sé quién lo dijo, pero ¿será cierto acaso?
     
    http://www.liberalismo.org/articulo/351/83/globalizacion/pobres/
     
    Ancestros de la parte vikinga de tu familia, Pepe Sala, probablemente pasaban hambre y emigraban a USA (no como esclavos, claro), mientras en USA instalaban su Estatua de la Libertad.
     
    http://www.publico.es/espana/334140/el-gobierno-da-carpetazo-a-la-ley-de-libertad-religiosa
     
    “La prometida Ley de Libertad Religiosa se quedará en el cajón de las promesas incumplidas por el Gobierno. Tanto la Iglesia como la derecha política y mediática se han mostrado muy beligerantes contra el proyecto y en el Ejecutivo se ha impuesto la tesis de que no es el momento de trasladar este debate a la sociedad.”
     
    ¿Libertad de quién?
     
    Salvador Santos asegura que la diferencia entre ambas familias del post está en la libertad: “el Galileo rompió con el modelo de familia tradicional basado en la sujeción y la dependencia, sustituyéndolo por el de una familia alternativa fundada en la libre opción por una praxis a favor de los insignificantes. Esta es para él su auténtica familia; la otra, no.”

     

     

     

     

  • pepe sala

    Qyuisiera compartir este poema en justo compartir con Oscar el tristemente hermoso tango que nos ha dedicado.
     
    Miguel Hernández lo escribió en los años 1930. Puedo asegurar y aseguro que lo podía haber escrito en la década de los años 1960. Yo dejé de poner las ” albarcas” ( zapatos no había y las botas no estaban presentables para ” reyes”) para no llevarme el chasco mañanero. El dia de Reyes es uno de los acontecimientos más canallas que se siguen celebrando. Los niños de las casas ricas se descojinaban de quienes no habíamos recibido nada y nos pasaban por el morro sus flamantes juguetes.
     
    Yo no compraría el bazar de juguetes que hace referencia el tango de Oscar. Yo simplemente PROHIBIRIA la celebración de la fiesta más canalla en injusta que la reliogión ( siempre las religiones) se han inventado.
     
    Vaya el poema, pues:
     
     

     
    Por el cinco de enero,
    cada enero ponía
    mi calzado cabrero
    a la ventana fría.

    Y encontraban los días,
    que derriban las puertas,
    mis abarcas vacías,
    mis abarcas desiertas.

    Nunca tuve zapatos,
    ni trajes, ni palabras:
    siempre tuve regatos,
    siempre penas y cabras.

    Me vistió la pobreza,
    me lamió el cuerpo el río,
    y del pie a la cabeza
    pasto fui del rocío.

    Por el cinco de enero,
    para el seis, yo quería
    que fuera el mundo entero
    una juguetería.

    Y al andar la alborada
    removiendo las huertas,
    mis abarcas sin nada,
    mis abarcas desiertas.

    Ningún rey coronado
    tuvo pie, tuvo gana
    para ver el calzado
    de mi pobre ventana.

    Toda la gente de trono,
    toda gente de botas
    se rió con encono
    de mis abarcas rotas.

    Rabié de llanto, hasta
    cubrir de sal mi piel,
    por un mundo de pasta
    y un mundo de miel.

    Por el cinco de enero,
    de la majada mía
    mi calzado cabrero
    a la escarcha salía.

    Y hacia el seis, mis miradas
    hallaban en sus puertas
    mis abarcas heladas,
    mis abarcas desiertas.

    Miguel Hernández.

  • oscar varela

    Hola!

    Yo no he visto que mi estómago deje de digerir
    mientras almuerzo coloquialmente con amigos.

    Quiero decir con esto,
    que una etapa en la evolución
    sólo es exitosamente funcional
    cuando queda integrada en la con-siguiente

    la que, a su vez, reobra sobre la anterior
    con-figurándola más y mas de otra forma de  funcionar.

    Ciertamente que en esa trans-formación
    se producirán podas de  “des-hechos”, residuos, muñones inútiles.

    Al cambiar la “altura de tu tiempo”
    cambia la Perspectiva histórica.
    ………………
    Por lo tanto, considero que la Perspectiva del Proyecto de Jesús
    no viene a “des-truir” ni la Familia ni la Tradición,
    sino a exigirle se des-inhiba, des-instale, des-lastre;

    y “con-struya” la que el tiempo histórico le va exigiendo;
    sabiendo que otras generaciones vendrán con otros bailes y cantares.

    El Proyecto de Jesús -que me corrijan si lovoy malentandiendo-,
    no es “de una vez por todas”,
    sino “todo en ese cada vez”
    e.d. “paso a paso y en cada paso”.
    ……………………
    Esto me parece percibirlo en el Libro de Salvador “Un paso, un mundo
    donde aparece el Proyecto de Jesús
    como un Proyecto “subersivo“.

    Una especie de insobornable “Auditoría externa¨”

    * de la vida “actual”
    * al yo de cada cual.

    por la que se siente urgida y controlada su Gestión.
    ………………….
    En fin, considero que son cosas de perogrullo
    a las que Propagandas y Sermones interesados
    nos entretienen para no darles bola.

    Y nosotros a riesgo de “Auto-com-placientes”,
    en vez de “Auto-estimados-subersivos”.

    – “No matando abuelos, serán mejor los Nietos”-

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Javier Renobales Scheifler

    Es el que afirma que tal o cual persona es el autor de un evangelio, quien debe probarlo.
     
    Mientas no se demuestre quién es el autor, no se sabe quién es, y por lo tanto el autor es desconocido. La cosas están así hoy por hoy.
     
    Es obvio el interés de la ICR en convencer de que algún apóstol de los que conoció y convivió con Jesús está en la autoría de los evangelios. Por eso hizo la tradición que le convenía. Durante siglos los fieles se han tenido que creer, la tradición que han hecho padres de la Iglesia y papas.
     
    Molesta a algunos en este foro que se ponga en tela de juicio la divinidad de Jesús, tema crucial para el poder de la ICR; por eso en este tema la ICR exige total sumisión y obediencia al magisterio; por eso los teólogos temen ser acusados de arrianos, siquiera sea de mera sospecha de serlo: porque quedan descalificados como teólgos católicos, si incurren en sospecha de arrianismo.
     
    No soy yo quien se inventa que la ICR es traidora de Jesús. Por ejemplo Jon Sobrino, en la pág. 35 de su libro ‘América Latina. El evangelio de Jesús frente a la lógica del capital y de los imperios’, cita estas palabras de Díez Alegría: “Finalmente pienso que la Iglesia Católica en su conjunto ha traicionado a Jesús. Esta iglesia no es lo que Jesús quiso, sino lo que han querido a lo largo de la historia los poderosos del mundo. …”
    Y  en la pág. 66 dice Sobrino: “Sobre el destinatario del reino, ya hemos citado las espléndidas palabras de Joachim Jeremías: ‘Según Jesús, el reino es únicamente para los pobres’ (las cursivas son de J.Jeremías).
    “La Iglesia del reino es pues Iglesia de los pobres”
     
    En el llamado primer mundo no somos pobres, en general, de los que malviven con dos euros o menos de media al día, como le sucede a la mitad de la población del planeta
     
    La Iglesia de los pobres no es, obviamente la ICR del Vaticano, la del magisterio, la de los jerarcas dirigentes.

    La visión ayer por tv de la misa del papa –situado en el centro de la fastuosa ceremonia como un emperador- rezumaba culto a la riqueza). Es el poder de esa ICR la que necesita que Jesús fuera Dios, incluso desde el antes del principiode los tiempos, como dice el cuarto evangelio.

    La traición a Jesús empieza ya al principio de Romanos 13, o sea antes incluso de los evangelios canónicos. 
     
    Por eso Salvador Santos para delimitar cuál es para Jesús ‘la familia’ (su madre y sus hermanas) concluye al final del post que lo es la fundada en la libre opción por una praxis a favor de los insignificantes. Esta es para él su auténtica familia; la otra, no.

  • Héctor

    Hola Salvador, no sé si habrás adivinado ya quién es el Teólogo oculto del que te habla Gabriel. Se llamaba J.L. Ratzinger, íntimo amigo de Neusner el Teólogo judío también mencionado. Los dos se conocían como académicos de la ciencia de Dios y compartían  sus nuevos descubrimientos.

    Alguna vez  Neusner le soltó a Ratzinger aquello de que Jesús se dedicaba a contradecir la Torah: “Habréis oído que fue dicho… pero yo os digo”. La Tora es perfecta y no se puede mejorar. Ratzinger llegó al papado y en su libro “Jesús de Nazareth” contestaba directamente a su amigo: “… ‘pero yo os digo’ constituye una implícita afirmación de divinidad que no se puede pasar por alto. Sólo Dios puede corregir a Dios”.

    La cita de Gabriel me hizo entender como las posturas radicales de Jesús han dividido no sólo a los profesionales de la teología sino también a inexpertos como nosotros. El radicalismo de Jesús ha dividido las religiones, ha dividido a los distintos grupos de cristianos y hasta dividió a Mateo, Lucas y Juan y a todos los que escribieron después de Marcos, ¿verdad?.

    En el fondo de todos nuestros antagonismos está la lucha de la razón frente al imperialismo de la tradición.  El Galileo no se enfrentaba a la familia tradicional como tal.  Se oponía a la sujeción que ejerce la esa familia manipuladora. El sistema encuentra en la familia, y en cualquier tipo de familia,  su más valioso aliado para apoderarse totalmente del individuo.

    En la nueva familia que propone el Galileo no se da el abuso de autoridad, ni la discriminación. En la sociedad definitiva todos seremos iguales y libres, unidos por un amor que parte de lo que necesita el otro. En ella no tiene lugar la vida institucional.

    El sentimiento de individualidad del que habla Ortega (cita de Oscar Varela) explica muchas cosas. Explica que antes que individuos fuimos grupo. Volver a la manada fue la tendencia profunda de los primeros homínidos. El poderse ponerse en pie y poder lanzar con los brazos armas arrojadizas contra sus depredadores les mantuvo en la manada por miles de años en un modo de vida gregario luchando por la supervivencia. El grupo era lo seguro y el aislamiento fatal. Lo llevaban en los genes heredados. Mandaban los instintos y la memoria. Aparece la realidad del «nosotros». La mutua protección opuesta a los «otros». Había que seguir haciendo lo que se había hecho siempre que era lo más seguro. Poco a poco se va fraguando el sentido de familia basado en relaciones de consanguinidad donde sigue predominando el primitivismo de la tradición.
    ¿Qué empezó a pasar cuando los individuos que quedaban aislados tenían que valerse por su cuenta ante el peligro? Circunstancias distintas y recursos distintos fueron creando modelos distintos de supervivencia y así surge la razón. Aparece la  inteligencia del individuo que comienza a plantearse si sus estrategias individualistas no serían más eficaces que las gregarias. Aquí se introduce un nuevo duende el «yo». El grupo siente que el individuo es un principio de desintegración y empieza a crearle trabas con un sinnúmero de  leyes que le hacen sentir continuamente la presencia sagrada de la autoridad. Todo está basado en  tradiciones que hay que conservar e instituciones que vigilan al individuo a donde quiera que vaya.

    La ruptura con el grupo encierra un peligro: la embriaguez del «yo», que nos puede llevar a una ruptura total con el «nosotros».  El Galileo no se opone a la realidad social  que sin duda debe seguir orientando nuestra manera de vivir: la  sociedad alternativa es ante todo una nueva familia “tuve hambre y me diste de comer”. El amor al otro no parte de mi sino que empieza en el otro. Se opone al sistema que usa  a la sociedad y al individuo para sus fines.

    Marcos y Salvador nos presenta la estrategia del Galileo con claridad meridiana.  Recuerdo que la exegesis que hacía la protagonista de ‘Un paso un Mundo’ creaba los mismos interrogantes en el pequeño grupo que reunió Salvador para popularizar a Marcos. A todos nos vendría bien volver a leer los dos capítulos que dedica a este mismo texto (Pag. 159ss),

  • José Ignacio Calleja

    Dice Salvador Santos, “¿No tendríamos que reconocer que la plenitud humana no se alcanza a través de Dios, sino de un marginado?”. Sí, claro, es que es el mismo itinerario, la misma experiencia, el mismo quien nos sale al paso. La teología según la concibo sólo busca añadir, a la razón ética, la razón teologal de esa aspiración  a la fraternidad, porque confía en que hay un “Dios” que da posibilidades inéditas a la liberación de todo lo creado. No la sustituye, no la convierte en sierva, no la evita, … simplemente la acompaña, la interpela y se deja interpelar por ella. Y este empeño bajo la misma clave, ¿qué es de tu hermano, el más débil y olvidado?; ¿por qué es tan valioso, siempre y para todos, trabajar y desear la fraternidad?; ¿por qué tiene sentido esto para quiénes la vida es un regalo envenedado desde el principio?

    Más tarde viene la confesionalidad, y la hace teología con apellido. Es ya teología de la fe católica; por ejemplo. Pero esta es otra cuestión.  Saludos.    

  • Santiago

    ESTÁ CLARO que la manipulación principal de los textos evángelicos NO ES NADA NUEVO y empezó con Strauss y Baur en el siglo XIX…Su intención era evidentemente partidista y tendenciosa para destruir todo vestigio del cristianismo…… DESTRUYENDO, pues,  el valor de los textos y a sus autores se compromete vivamente la veracidad y autenticidad del personaje central de la historia que es CRISTO..Por eso Harnack al principio de su lección II sobre la ESENCIA DEL CRISTIANISMO escribe: “Hace 60 años que Federico Strauss creyó haber resuelto ..la cuestión de la autenticidad histórica de los Sinópticos…(pero) las explicaciones que se han dado para DESHACER su VALOR HISTÓRICO no han resistido  la crítica” Y hoy como ayer…PORQUE en favor de la autenticidad de los Evangelios existe tal tradicion literaria como NO existe PARA NINGUN otro libro escrito en la ANTIGUEDAD..y asi resulta -por citar solo un ejemplo- que la PRIMERA MENCIÓN literaria que encontramos a favor de HERODOTO es en Aristóteles, o sea, 100 años despues de la muerte de Herodoto. y la segunda mención en Cicerón mas de 300 años despues…PERO los evangelios ya estaban “de moda” en el siglo I y las cartas de Pablo los precedieron.Y tenemos miles de códices, mas de 50 papiros, miles de leccionarios, implicitamente en miles de citas de autores antiguos..¿Que es para la historia 20 0 30 años despues de la muerte de un personaje, cuando yo me acuerdo perfectamente de todo lo relacionado con la muerte de personajes importantes del siglo XX, y puedo hablar con lujo de detalles de todo ello?  NINGUN otro libro o libros de la historia ha sido sometido a tantas ni a tan duras pruebas como los Evangelios a traves de los siglos, especialmente en los ultimos, y ellos no pueden ser destruídos porque relatan simple, escueta y sobriamente la VERDAD
    Respecto a los autores, primeramente hay que PROBAR que Marcos NO es el autor de ese evangelio….ya que lo mas probable es que lo fuera..ya que era contemporaneo a los hechos, aparece como hijo de Maria, cristiana mencionada en la escritura donde se reunia la comunidad de Jerusalen, pariente de Bernabe, ayudante de Pablo y sobre todo de Pedro a quien este llamaba su “hijo” y ademas en la critica interna hay datos a favor de Marcos, como el joven que corre desnudo, rasgo inusual y solo detallado en su evangelio…y que ademas MARCOS copia la predicacion de PEDRO, que lo menciona Papias como el autor verdadero..Y COMO la certeza humana no es mas que de probabilidad, hay que concluir que lo MAS PROBABLE es que este Marcos sea verdaderamente el autor del primer evangelio..Los evangelios son AUTENTICOS porque solo un autor contemporaneo de Jesucristo o discipulo inmediato pudo describir los lugares, construir hebraísmos, describir tantos detalles históricos, topograficos, culturales que han sido confirmados por la ARQUEOLOGÍA . LOS hechos mas notables de la vida de Jesus son perfectamente comprobables mediante otras fuentes independientes de conocimiento históricos…De los evangelios hay papiros en fechas muy cercanas a su redaccion original como el papiro de Rylands y el de Bodner..Y ademas los evangelios son VERACES porque dificilmente los evangelistas podian inventar episodios como la huída de los apostoles ante la Pasion, la triple negacion de Pedro, las palabras de Cristo en la Cruz (Dios mio ¿por que me has desamparado?), sucesos que nadie hubiera osado escribir si no hubieran sido escrupulosasmente REALES: tan contrarios eran a la idea arraigada en la mentalidad de la época de un Mesías, victorioso y potente..Y asi el propio ROUSSEAU, anticatólico, solia afirmar, hablando de los evangelios: “¿Invenciones?  Amigo, asi no se inventa” y CONTRA los mitos hoy asegura Lucien CERFAUX, prestigioso especialista de exégesis bíblica: “DESPUES de 2 siglos de ensañamiento crítico, estamos descubriendo con sorpresa que, posiblemente, el modo mas científico de leer los evangelios es leerlos con sencillez”….pues nada inventan, ni manipulan, ni deforman…escuetamente y “simplemente” relatan la verdad…NOSOTROS, entonces, somos libres de creerles o NO…pero no cometamos la barbaridad y deshonestidad de negar su genuinidad, autenticidad y veracidad historica….pues entonces no seríamos ni honestos, ni sinceros, ni coherentes con la historia…..un saludo cordial de Santiago Hernández

  • mª pilar garcía

    ¡Gracias Oscar, por tu siembra de serenidad, cercanía, buen humor!
    ¡Gracias! Siempre es sabroso leerte.
    mª pilar

  • ELOY

    Oscar:
    Tus comentarios rezuman mucha “sabiduria” (que es mucho más que el mero saber, o el mero conocimiento, o el mero entender o inteligir) y eso es una gran riqueza de la que disfruto cada vez que tengo la oportunidad de leerte. Un abrazo.

  • oscar varela

    Hola!

    Antes de leer lo que diré
    convendría empezar a leer los primeros comentarios en este Post.
    (ya sé que nadie hará lo que pido; pero era necesaria la advertencia)
    ………………….
    Es como que la habituada instalación cristiana
    nos tiene como adormecidos ante el sencillísimo Proyecto de Jesús,
    que es de una racionalidad deslumbrante:

    * hagan bien
    * sean buenos
    * vivan bien

    Casi casi se resume en la “sindéresis” (fundamento ético)
    “”Hagan Bien; no Mal” (“bonum est faciendum; malum est vitandum“)

    Lo de Jesús-Marcos
    es una Verdad histórico-evolutiva
    “de perogrullo”: ese llamado “anhelo de Dios”.

    NOTA: ya vimos con el mismo Salvador que”La Compasión de Dios es Tarea humana”
    ¿No será que todo lo que hemos ido re-firiendo a Dios, y Dios mismo,
    no es otra cosa que eso: Tarea de los hombres y mujeres que van viviendo?
    Asunto más cotidiano y en las narices de cada uno ¡imposible!

    Pareciera como que nos resistimos a nosotros mismos, a nuestro Destino en el Mundo.

    Y de “lo-que-ya-es” no nos queremos mover
    lo otro nos parece una “locura”, una “in-sensatez”.

    Entonces al que se atreve …
    lo mandamos “buscar y apresar”.
    ……………..
    Desde los primeros comentarios
    estamos como mandando a “buscar y apresar”
    a Salvador Santos – de Murcia – España
    E-mail: salsanpac@yahoo.es

    ¿Qué le vamos a hacer, no?

    ¿Ir todavía … o acompañar al amigo honesto? – Oscar.

  • Javier Renobales Scheifler

    Es una lástima, amigo Juanel, que no puedas romper las artificiales fronteras eclesiásticas que le han puesto a la ICR, con las cuales fronteras Jesús no tuvo nada que ver.
     
    Si te salieras fuera contribuirías a romperlas (aunque no creo que eso te interese), y estarías tan en la Iglesia de Jesús como lo estás ahora dentro de esas fronteras artificiales nada cristianas.
     
    Veo que esas fronteras no dejan ver el bosque; así crees, impedido por ellas, que desde fuera sólo hago patalear de rabia y sin ningún resultado, salvo llenarme de odio –acusación tradicional de los que defendéis la seguridad que os da vuestro fortín- seguros de que fuera de él no hay salvación –o por si acaso-, y seguros de que los ‘arreglos’ que se harán  en vuestro fortín, lo serán para que nada cambie en el mismo; arreglos que no os corren ninguna prisa, pues no tenéis ninguna prisa en que nada cambie ahí dentro, convencidos de que nada importante va a cambiar).
     
    Avísame cuando la mujer sea admitida al sacerdocio, o cuando les dejen casarse a los curas, o cuando se democratice la ICR, o cuando reconozca vuestra ICR que es una Iglesia más entre otras, como las demás Iglesias –por hablar de cambios exigidos para tratar humanamente a los afectados-.
     
    Bien sabes que si desde dentro de la ICR tratara (como tú me propones) de contestar o replicar al cura que tiene el monopolio de la palabra y de todo -mientras el cura siga a pies juntillas lo que le mandan desde el gran jefazo-, me sucedería que me sacarían a hostias de la parroquia, propiedad de vuestra ICR según el Registro de la Propiedad, no de los católicos, en la que no mandan los católicos, sino el jerarca de turno.
     
    Me sucedería igual que esto:
     
    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/16/espana/1305561434.html
     
    ¿Esto es lo que me deseas, Juanel, cuando me dices que es una pena que no siga dentro de vuestra ICR?
     
    ¿Crees que contigo sólo conseguiré llenarme de odio, como dices? Debe ser una proyección de ti mismo. ¿Eso crees que transmites, Juanel?
     
    No te engañes, Juanel, dentro de tu ICR no tienes voz ni voto, sólo eres un súbdito bajo vuestro monarca absoluto el gran jefazo vaticanesco: te ningunean y además te hacen creer que estás a gustito dentro, y que haces algo (cuando sólo haces lo que te dejan y quieren que hagas los que mandan. Así nunca conseguirás que cambie nada en ese monolito inmenso).
     
    P.D. No sé dónde ves que fuera cada comunidad la que elaborara cada evangelio. Mi impresión es que en cada una, uno o unos pocos hacían cada evangelio, matizando, poniendo o quitando, lo que decidían ese o esos pocos, no la comunidad.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Me declaro “sentimental empedernido”
     
    Porque al leer el final de juanel,
    voló mi imaginación a los purretes.
     
    Especial recuerdo al “otro Marcos”, purrete-nieto de Salvador
     
    Permítaseme este tanguito para los babosos abuelas y abuelos.
     
    http://www.todotango.com/spanish/Las_obras/Grabacion.aspx?id=1876&player=wmp
     
    El bazar de los juguetes
    Tango
    Música: Roberto Rufino
    Letra: Reinaldo Yiso
     
    Patrón cierre la puerta, no me mire asombrado,
    le compro los juguetes que tiene en el bazar.
    Yo se los compro todos, no importa lo que gasto,
    dinero no me falta para poder pagar.
    Por una sola noche yo quiero ser rey mago,
    para que los purretes de todo el arrabal
    mañana al despertarse aprieten en sus manos
    el sol de esta alegría que yo les quiero dar.

    Al bazar de los juguetes,
    cuantas veces de purrete,
    me acercaba para ver.
    Para ver de allí, de afuera,
    desde atrás de esa vidriera
    lo que nunca iba a tener.
    Si mi vieja era tan pobre
    le faltaba siempre un cobre
    para comprarnos el pan.
    Y hoy que puedo,
    que la suerte me sonríe,
    yo no quiero que haya un pibe
    que no tenga
    ni un juguete pa’ jugar.

    Yo sé lo que es sentirse en una nochebuena,
    teniendo por regalo un solo cacho ‘e pan,
    sabiendo que los otros, cruzando la vereda,
    dejaban sus juguetes allí, en medio del zaguán.
    Yo sé lo que es sentirse besado tiernamente
    por una pobre madre que no me pudo dar
    ni el más humilde y pobre de todos los juguetes
    por eso se los compro por eso nada más.
     

  • Juanel

     
    Es una verdadera lástima en mi opinión, que no estés Javier dentro de la ICR por que serías un puntal, un vocero infatigable de denuncia contra sus desmanes y fechorías. Por supuesto no podrías estar en una cátedra teológica, ni ser obispo o párroco, tampoco del clero ni de ninguna orden religiosa ni con cargo alguno, te echarían a patadas sin contemplaciones; pero sí un fiel común y corriente del pueblo que alza su voz en las asambleas, incansablemente de una a otra, sembrando una auténtica revolución pacífica para que la ICR cambie, al tener las ideas tan claras y firmes de lo que debería ser. Te lo digo de corazón, pues creo que desde fuera sólo haces patalear de rabia, sin ningún resultado. Ya, ya sé que ese objetivo no te interesa, que lo que pretendes es que los católicos nos demos cuenta de los desastres, incoherencias, falsedades…… de la ICR para que la abandonemos. Mucho me temo que no lo vas a conseguir, quizás sólo con católicos no fundamentalistas y mal informados al sentirse engañados. Pero con los que sabemos lo suficiente de lo que pasa en la ICR, sólo conseguirás llenarte de odio. No entiendes que sabiéndolo sigamos dentro de ella, que carguemos con las numerosas culpas de la ICR de su historia y de ahora, pues aunque no olvidamos….. si intentamos comprender y perdonar para poder asumirlas como propias. ¿Es demasiado? Tal vez, pero puede hacerse y muchos lo hemos conseguido.
     
     
    Después de estudiar el origen de los escritos del NT me he quedado con la misma opinión que tú, de que son documentos elaborados por las distintas comunidades del s.I para fijar la narrativa y a veces el culto con intención apologética, exceptuando algunas, no todas, las cartas de Pablo de Tarso. Después se les puso un nombre de autor quizás por que la comunidad seguía la tradición de ese evangelista. Esto como podrás comprender no disminuye en nada la importancia de los escritos y de lo que en ellos se dice.
     
     
    Sobre la cuestión de si Jesús era contrario a la institución familiar yo diría que depende. Cuando habla del adulterio en Mateo pues parece defender la institución con más rigor que la propia ley. Sin embargo, cuando habla del Reino en esta cuestión con una mujer que había tenido 7 maridos, le responde que ninguno de ellos pues en el Reino nadie tomará ni mujer ni marido, allí no habrá tal institución y en consecuencia no es una institución definitiva, en el sentido de divina, sino útil para la vida de aquí y ahora, por tanto dependiente del contexto social en la que se dé. Lo que exige Jesús es autenticidad, si se ha dado un compromiso matrimonial lo mejor es esforzarse por mantenerlo y no despachar a la mujer como se hacía en su tiempo por cualquier motivo, dejándola en aquella sociedad “casi” marginada y estigmatizada. Pero nuestros tiempos no son los de entonces.
     
    Saludos cordiales
    ¡A por los juguetes que mi mujer, hijos y nieto de 3 años me reclaman!
    ¡Felices Reyes y que este año 2012 abunde en bienes para todos!

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Por qué hacen Santos al evangelista al que han dado en llamar Marcos y a los demás evangelistas? ¿Qué saben de cómo vivieron y si se comportaron o no con amor sincero con sus semejantes? No saben nada, y menos con certeza.
     
    ¿Se parecieron en algo a Jesús, esos supuestos Santos? No lo sabe nadie, sus personalidades nos son desconocidas.
     
    Son puros intereses de hacer creíble lo que supuestamente escribieron esos ‘Santos’.
     
    Se trata de apuntalar la pretensión de que les inspiró Dios lo que tenían que escribir, y por eso escribieron los evangelios canónicos: porque así lo quiso Dios, tal y como los escribieron.
     
    Demasiados intereses, siempre de los mismos, para apuntalar su ICR.

    Y si ya nos fijamos en cómo y para qué hacen Santos a Escrivá y Wojtyla … Menos mal que mi fe es en Jesús, no en la ICR, la que el dictador del vaticano llama, excluyente, familia de Dios en la Tierra.

  • Javier Renobales Scheifler

    El Profesor Dr. Lautaro Roig Lanzillota, en la pág.  136 del libro que he citado, dice respecto del nombre Marcos, también llamado Juan, hijo de María, cristiana acomodada de Jerusalén en cuya casa se reunía la comunidad de esa ciudad: “Era primo de Bernabé y fue compañero de Pablo y, más tarde, también de Pedro …
     
    Dado que no es del todo seguro identificar al Marcos de Hch y al de las Cartas paulinas, algunos autores han intentado distinguir dos Marcos: el primero habría sido compañero de Pablo, y el segundo de Pedro.
     
    La tradición atribuye a este Marcos la autoría del segundo evangelio. Así, según Papías de Hierápolis, Marcos, en tanto que ‘intérprete’ de Pedro, habría conservado las palabras de éste para componer un evangelio.
     
    Así mismo, diversas tradiciones cristiano-primitivas relacionan a Marcos con la comunidad cristiana de Alejandría, adonde éste se habría trasladado tras el martirio de Pedro en Roma.”

  • Javier Renobales Scheifler

     
    El Profesor Dr. Lautaro Roig Lanzillota, ex profesor de la Universidad de Córdoba (Montería-Córdoba, Colombia) luego contratado como “Senior Lecturer in the New Testament and Early Christian Studies” de la Universidad de Groningen (Holanda), (en su libro ‘Quién es quién en el Nuevo Testamento’ El Almendro, 2009 págs. 117 a 120) recoge seis personas con el nombre Juan en el NT:
    1.     Juan el Bautista,
    2.     Juan hijo del Zebedeo (del que expresamente niega que sea el autor del cuarto evangelio canónico),
    3.     Juan llamado Marcos, (del que no dice que sea autor de ningún evangelio) hijo de María y primo de Bernabé;
    4.     Juan autor del Apocalípsis, persona  cuya identidad nos es, por lo demás, desconocida;
    5.     Juan padre de Pedro  de Andrés;
    6.     y Juan miembro del Sanedrín durante el sacerdocio de Anás.
    Piñero dice: “casi todos los autores de los evangelios aquí recogidos son absolutamente desconocidos. En algunos casos, en concreto en los evangelios canónicos, conocemos el presunto nombre de sus ‘autores’; pero se trata en verdad de tradiciones tardías, del siglo II, poco o nada fiables, puesto que son meros intentos de ligar artificialmente las tradiciones sobre Jesús con nombres de personajes de su entorno o del de los primeros apóstoles. Detrás de esos nombres se esconde una personalidad para nosotros desconocida” (Todos los evangelios, Edaf 2009, pág. 16).
     
    Los intereses de la defensa fiel de la ortodoxia católica, tan interesada en excluir a quienes no hayan sido nombrados a dedo por el dictador del Estado Vaticano, siguen desde antaño siempre adelante todavía.
     
    Por algo Salvador Santos, con grandes acierto y oportunidad, nos destaca aquí que El Galileo insistió a los suyos en contra del miedo. El miedo a pensar con libertad es contrario a su mensaje.  

    La dictadura de la ortodoxia fiel pretende que es exclusivamente a la Iglesia a la que está confiada la transmisión y la interpretación de la Revelación, y que la Iglesia “no saca exclusivamente de la Escritura la certeza de todo lo revelado.

    Y pretende que el oficio de interpretar auténticamente la palabra de Dios, oral o escritura, ha sido encomendado sólo al Magisterio vivo de la Iglesia, el cual lo ejercita en nombre de Jesucristo, es decir, a los obispos en comunión con el papa.

    Es que, con estos fundamentalistas de la ortodoxia fiel, cualquier libertad se va al carajo: para ellos sólo cabe obedecer y decir amén amén a todo lo que diga semejante magisterio nombrado a dedo por el dictador del Estado Vaticano. Estado que no puede firmar la declaración de derechos humanos.

    Así que yo desconfío totalmente de ellos, visto semejante planteamiento fundamentalista y excluyente.

    Es la dictadura, inhumana y por tanto no cristiana, que sigue y seguirá adelante todavía, que pretende siempre tenerlo todo atado y bien atado. Por miedo a la libertad.

  • Santiago

    NO EXISTE ninguna anonimidad en el personaje histórico de Marcos, el Evangelista. Su verdadero nombre es Juan Marcos, generalmente conocido por su apellido de origen romano. El esta presente en el Nuevo Testamento principalmente en Hechos 15,39, Col 4,10, Tim 4,11, Flm 24, 1 Ped 5, 13) Marcos era primo de Bernabé (Col 4,10) Su madre se llamaba María, a cuya casa se dirigió San Pedro al ser liberado de la cárcel (Hechos de los Apostoles 12,12) Esta casa, segun todas la probabilidades era el CENÁCULO donde se celebró la última cena y adonde se recogieron los discípulos despues de la Ascención del Señor y fue con la sede de la primitiva iglesia de Jerusalén (Hechos 4,23; 4,31;5,42; 12,12) SE CREE, a lo que parece con razón, que aquel joven “envuelto en una sábana” ( Marcos 14,51-52)  que en Getsemaní fue asido por los satélites y “desnudo se escapó de ellos” no era otro que el mismo Marcos, único de los evangelistas que refiere este singular episodio. Marcos acompañó con Bernabé a PABLO en su primera misión (Hechos 13,5); pero pronto se retiró (Hechos 13,13) Mas tarde se halla con Pablo durante su PRIMERA prisión romana (Col 4,10-11); Flm 24) y poco despues se le encuentra con PEDRO que le llama cariñosamente  “su hijo” (1 Pedro 5,13). Sobre Marcos escribía Pablo durante su SEGUNDA prisión romana a TIMOTEO: “A Marcos tómale y traéle contigo, pues me va a ser útil para el ministerio” (2 Tim 4,11) Marcos fue quien enviado por PEDRO, fundó la Iglesia de Alejandría. Fue por tanto el INTÉRPRETE de Pedro..LEYENDO a Marcos se nota que el autor se fija, de manera especial en los hechos y pormenores que se relacionan con Pedro: el Señor empieza su vida pública con la vocación de S. Pedro (Mc. 1,16-18), los hechos sucedidos en casa de Pedro, en Cafarnaún estan bastante mas detallados en Marcos que en los otros evangelios (Mc. 1, 29-34). Con esta popularidad “escriturística” no hay nadie que seriamente pueda poner en duda que el autor del primer evangelio es Juan Marcos..y con esta abundancia de datos ¿Quien otro podría ser?  Por otro lado, Marcos escribio su Evangelio movido por las instancias de los fieles de Roma, en su mayoría gentiles, que vivamente se lo rogaron, ceseosso de conservar por escrito la predicación ORAL de Pedro. Los frecuentes latinismos, ademas de otros indicios, confirman este origen romano del primer evangelio. Dirigido a los gentiles, pone de relieve  la mesianidad y la divinidad de Jesus. Por eso la cabida que en el se da a la narración de los MILAGROS, y singularmente al poder de Cristo de expulsar a los demonios.
    Como se ve, aunque los evangelistas intentan evangelizar sin embargo aportan datos historicos seguros…El ambiente externo que rodea al cristianismo naciente prueba la imposibilidad absoluta de que el mensaje y la figura de Cristo se adulterara…LOS QUE CONOCIERON a Jesus en su vida mortal, amigos y ENEMIGOS, dan su mano al siglo II y en medio del arco que describen sobre todo el siglo I quedan los Evangelios. Los Evangelios se escriben pues en VIDA de los que conocieron a Jesus y estaban muy interesados en que no se cambiara su verdadera FISONOMIA. La Cristologia del siglo I estaba en manos de TESTIGOS presenciales de la predicacion apostolica y del mismo Jesus. No hubo leyenda ni deformacion…Los mártires del siglo I prefirieron dar su vida y su sangre antes de NEGAR lo que ellos vieron y oyeron que fue al mismo Maestro, Cristo, que fue crucificado, muerto y sepultado..y que ellos palparon y abrazaron despues de resucitado….un saludo cordial…con mis deseos de un Feliz Año Nuevo 2012    de Santiago Hernandez

  • oscar varela

    Hola!
     
    Leo y comento desmenuzadamente el Comentario de Salvador:
     
    1º) Si aceptamos el dato de Marcos,
     
    Comento: Aceptado.
    ····················
    2º) ¿no se pondría patas arriba la teología?
     
    Comento: Aceptado con salvedades:
     
    a) Ya se encargará la “teología” de recurrir a la divina travesura de ser “panqueque” (se dan vuelta en el aire) para seguir siendo “panqueques”; p..e. las múltiples “teologías” aparecidas y por aparecer.
     
    b) Lo que Marcos nos (al menos a mí) me incit-obliga a rebajarle un cambio al vehículo “teología” y dejarle paso a una “Ciencia de la Vida humana”, a cuya “razón vital” tiene que someterse la “razón lógica” (aunque ella sea “teo-“; o por eso mismo con más razón). Lo “patas arriba” o “dar vuelta la tortilla” consiste en el siguiente cifrado:
    * De: Filosofía “sierva” de la Teología”
    * A : Teología “dependiente” de la Filosofía.
     
    NOTA: donde ahora dije “Filosofía” léase “Ciencia de la Vida humana”.
    ·····················
    3º) ¿No tendríamos que reconocer que la plenitud humana no se alcanza a través de Dios, sino de un marginado?
     
    Comento: Dudado a fondo:
     
    La “plenitud humana”:
     
    * no se alcanza “a través” de nada ni de nadie;
    * se alcanza coincidiendo conmigo mismo al ir viviendo (paso a paso y en cada paso)
    ······················
    4º) ¿No nos obligaría a dudar de la inutilidad de un cristianismo de salón y a pensar en una praxis social como la que él, el marginado de Nazaret, llevó a cabo partiendo de su experiencia?  
    Comento: ¡Sigamos dudando!
     
    Lo que tiene de magistral la DUDA vital es que no te podés acostar con ella;
    te levantarás cagado (de malestares o de miedos).
     
    Para estas diarreas, nuestro tiempo va (y cada vez irá más)
    aconsejando las mejores “leporamidas”: Las Supersticiones religiosas.
     
    Pero no importa, como Jesús, habrá que seguir ¡yendo todavía!
    y pasar el examen crítico ante Don Marcos ¿no?
     
    Oscar.

  • Marcos tiene algo que le hace único.
     
    Dejó en mal lugar a los discípulos varones, a la familia de Jesús e incluso, en una ocasión (La semilla de la igualdad 10: La sirofenicia) al mismo protagonista de su obra. Silenció sus apariciones, no tuvo la deferencia de abrir un marco para incluir el arrepentimiento posterior de los discípulos y se atrevió a presentar un decepcionante final del evangelio en forma brusca e insólita: ¡Termina con una conjunción! (en el orden literal: “tenían miedo, pues”; Mc 16,8).  
     
    A pesar de todo lo anterior y de algunos otros detalles, Marcos fue recogido por Mateo y Lucas. Con algún que otro arreglo, eso sí. En Mateo, ocupando una buena parte de su evangelio; en Lucas, dos terceras partes.
     
    La autoridad de Marcos fue incontestable. Los datos que proporciona merecen máxima confianza. Respecto al tema de que se habla aquí:
     
    Marcos no menciona a José. Cita el nombre de María solo en una ocasión. Por venir de los paisanos de Jesús, los que mejor conocían de él la etapa anterior a su entrada en la escena pública, el dato –poco conocido- tiene especial relevancia histórica. Su forma interrogativa no supone una duda por parte de ellos; forma parte del tono despectivo con que se lanza al aire:
     
    “¿No es este el carpintero, el hijo de María…?” (Mc 6,3).
     
    La expresión el hijo de… seguida del nombre de la madre no se decía nunca, ni siquiera aunque el padre del aludido hubiese fallecido. Hacerlo significaba insultar y acusar gravemente a la persona y a su madre, pues indicaba que se desconocía su procedencia paterna y, por lo tanto, se le consideraba hijo ilegítimo o bastardo. Y un bastardo era de lo peor, según la ley divina. Por desconocerse su procedencia paterna, no se le admitía como miembro del pueblo elegido ni a él ni a su descendencia hasta pasadas diez generaciones:
     
    “No se admite en la asamblea del Señor ningún bastardo; no se admite en la asamblea del Señor hasta la décima generación” (Dt. 23,3).
     
    Jesús, según el dato, sufrió una de las peores marginaciones. ¿Tal vez por eso no se casó? ¿Quién apostaría su futuro y el de sus hijos osando hacerlo con un marginado de tal calibre? 
     
    El tema era serio en extremo. Mateo y Lucas hicieron sus ajustes:
     
    “¿No es este el hijo del carpintero? Si su madre es María…” (Mt 13,55).
     
    “Pero, ¿no es este el hijo de José?” (Lc 4,22).
     
    Si aceptamos el dato de Marcos, ¿no se pondría patas arriba la teología? ¿No tendríamos que reconocer que la plenitud humana no se alcanza a través de Dios, sino de un marginado? ¿No nos obligaría a dudar de la inutilidad de un cristianismo de salón y a pensar en una praxis social como la que él, el marginado de Nazaret, llevó a cabo partiendo de su experiencia?  
      
    El Galileo insistió a los suyos en contra del miedo. El miedo a pensar con libertad es contrario a su mensaje.    
     
    Aporto el dato por si ayuda a hacerlo.

  • Javier Renobales Scheifler

    Pepe Sala,
     
    ¿te refieres a estos, cuando dices que no les afecta la crisis? Entiendo que sí.
     
    http://www.redescristianas.net/2012/01/05/los-privilegios-de-la-iglesia-se-salvan-de-los-recortes/
     
    En cuanto al protoevangelio de Santiago, su autor es desconocido, lo mismo que el de cada uno de los cuatro evangelios canónicos. Lo digo porque se lo leo al especialista español Antonio Piñero (catedrático no creyente), no porque yo pueda obtener esa conclusión de lo casi nada que sé de los evangelios.
     
    Según Piñero, “Llamamos ‘canónicos’ a los escritos evangélicos admitidos en el ‘canon’, o lista, de libros aceptados como sagrados por la Iglesia cristiana en general. La historia de la formación de esta lista es muy oscura y complicada y se extiende desde 110 aproximadamente … hasta el siglo X, en el que el Apocalipsis de Juan fue definitivamente aceptado como canónico en las iglesias del oriente cristiano.”
     
    Me gusta esto hacer, en el lenguaje, realidad la Iglesia cristiana, –todos los cristianos somos Iglesia cristiana, diría yo-.
     
    Tanto hablar de ‘la Iglesia’ refiriéndose cómo no a la poderosa ICR, ningunea a la Iglesia de los seguidores de Jesús, que se designa mucho mejor (a mi modesto modo de ver) como la Iglesia cristiana.
     
    Decir ‘la Iglesia’ ningunea a las demás Iglesias, como si la única Iglesia fuera la ICR. Ese ninguneo es acorde con la idea de la Dominus Iesus de los papas involucionistas, que consideran única a la ICR en su relación con JesúsDios.
     
     
    En su último párrafo el post de Salvador Santos muestra bien qué familia puede considerarse modelo cristiano según el desconocido evangelista al que han puesto el nombre de Marcos:
     
    Lo importante para él (para Marcos) ha sido subrayar que el Galileo rompió con el modelo de familia tradicional basado en la sujeción y la dependencia, sustituyéndolo por el de una familia alternativa fundada en la libre opción por una praxis a favor de los insignificantes. Esta es para él su auténtica familia; la otra, no.
     
    ¿Tu familia ha optado por una praxis a favor de los débiles? Sí, por lo que yo conozco de tu esposa Mentxu y de ti.
     
    Entiendo pues Pepe que, según Marcos, tu familia encaja bien en el modelo de familia de Jesús. Que no seáis creyentes católicos, ni cristianos, puede ser incluso una ventaja; o cuando menos es totalmente indiferente

  • Kaláa

    Bueno, bueno.
    Parece que el afán de Marcos es generar tensión al plantar a María y  demás , delante de una  escena llena de confusión. Y lo logra
    Entre  tanto clamor escénico , lo único que todos tienen claro  es que María reclama a su hijo. ¡ Qué raro que no se presente José! Estaría más en línea con la parábola del hijo pródigo.
    Toda la escena parece que está montada a propósito para exigir emitir un juicio. A fuerza!
    Por eso digo yo que Jesús tiene perdido el juicio, desde aquí.
    Saludos.

  • Javier Renobales Scheifler

    Olga,
     
    No sé de dónde sacas lo de mi indignación; si es porque dije Manipuladores de Dios, ladrones de Dios, falsarios de Dios, no hay ninguna indignación en esas expresiones, que tratan de calificar lo que los dirigentes de la ICR hacen con Dios, a mi modesto modo de ver.
     
    Tamayo denuncia esa manipulación de Dios en su reciente libro ‘otra teología es posible’ (creo recordar que ese es el título).
     
    Es viejo de siglos lo que hacen los dirigentes católicos, que yo también critico; salí de sus engaños hace tiempo ya, de modo que a estas alturas la indignación quedó años atrás; sé de sobra que las críticas no van a cambiar la ICR, que no son más que seguir esperando a Godot. La ICR no tiene arreglo, será siempre una Iglesia a favor de los poderosos. Aunque tenga Cáritas (limosnas) y similares.
     
    Y tampoco me indigna la frivolidad con que algunos despejan las críticas, con tal de seguir tan agustito dentro de la ICR salvadora. De sobra conozco esa actitud, la tengo cerca todos los días (no me refiero al foro, donde la relación es virtual y por ello más lejana, diferente de la relación vis a vis).
     
    A mi modesto modo de ver, desde dentro de la ICR se aceptan peor las críticas de los de fuera. Porque los de dentro tienenq ue defender su ICR, mientras que los de fuera no.
     
     Todos los católicos se dicen ICR (todos somos Iglesia, dicen) y a veces se sienten afectados personalmente al oir críticas a la ICR que vienen de fuera. Las que les llegan de dentro, las aceptan mejor, porque ellos también critican.
     
    Podrías ver indignación de la misma manera en frases de Ana, refiriéndose a la religión católica, como “Otra cosa es la literalidad, la ignorancia, el fundamentalismo o el significado que se ha dado de forma interesada en una religión misógina y machista, denigrando la sexualidad femenina y haciendo esclavas de su señor a todas las mujeres. Y lo peor es esta interpretación haya calado de forma general en las creencias populares avaladas por los dogmas teológicos correspondientes.”
     
    Pero ahí no ves indignación ¿y sí en lo que yo digo?
     
    Cuando dije esas expresiones del primer párrafo, yo sólo hablaba de Dios y del papa, mientras que Ana habla de un montón (todas) de mujeres y de toda la religión católica, a la que califica de misógina y machista.
     
    Claro, que ha empezado Ana a atribuirme que doy –lo cual es su pura subjetividad- la impresión de que ‘me aprieta el zapato ajeno’, y de que ‘me torturan las creencias de otros’, y de que ‘la ICR se me ha atrangantado y no sé cómo desatragantarme’ …
     
    Son alusiones ad hominem –reacción a las críticas que he hecho- que pueden producir efecto nocivo, como el que produjo Ana hace poco en Rodrigo Olvera tratándole reiteradamente de contrincante, produciendo el perjudicial efecto de que hayamos perdido a Olvera como comentarista en el foro. Disculpas posteriores no bastaron, al menos por el momento.
     
    Perdimos mucho al perder a Olvera.

  • pepe sala

    Por cierto, que como en casi todas las familias ( las católicas y las otras) los miembros solterones ( los birrotxos, que se dice por Euzkadi) suelen salir mucho más caros que quienes tienen sus propias familias para alimentar.
     
    A estos tipos birrotxos-solterones no hay crisis que les afecte en absoluto. Y no se les cae la cara de verguenza viendo la necesidad de las FAMILIAS españolas desauciadas de todos su derechos, mientras eloos ( tragones de mierda) se gastan una millonada en actos repugnantemente hipocritas:
     
    Prueba evidente es el trato de privilegio que nuestros birrotxos españoles vienen disfrutando desde hace siglos y no hay crisis que  les moleste en absoluto.
     
    La ICAR sigue y seguirá exenta de pagar el IBI, seguirá cobardo subvnciones supermillonarias ( sin control del Gobierno, para que no haya problemillas), seguirá chupando del bote del Estado ” laico” de una forma desmesurada si se compara con cualquier otro colectivo-familia-organismo social y seguirán dándonos el coñazo con la supuesta ” obra caritativa” que lleva a cabo el Organbismo más hipócrita que se haya podido inventar.
     
    No nos hagan caridad, señores birrotxos, aliméntense ustedes con su propio esfuerzo, dejen en PAZ A LAS FAMILIAS ESPAÑOLAS ( al menos a ls que no comulgamos con sus ventas de humo espiritual) y dedíquense a educar y criar a su proios hijos-nietos. Así sabrán de una jiodida vez lo que significa la REALIDAD de ser una verdadera familia.
     
    Les aseguro que no es tan malo como se lo han explicado en los seminarios.  Puede que les resulta beneficioso para su propia salud mental. Y, al menos, podrán sermonear a las demás familias CON CONOCIMETO DE LAS COSAS.
     
    Les espero en la ” religión familiar”, señores-as, curas, monjas, Obispos y demás mariachis. ( El Papa ya está viejo para cambiar pañales a los nietos-as. Mejor dejarle en su residencia de ancianos anclados desede hace siglos. El se lo pierdo, los niuetucos-as son algo que no viene del famoso espíritu santo y llenan la vida mucho más que miles de padrenuestros y avesmarías.)
     
    ¡¡ Que sabrán los birrotxos sobre los hijos y nietos…!!   ¿ Tendrán cara dura como para dar consejos a quienes llevamos toda la vida tirando ( y disfrutando-sufriendo)de nuestras propias familias???
     
    ¡¡ Venga ya !!!…
     
     
     
     

  • olga Larrazabal (Chile)

    Javier, Oscar ha dado la respuesta a tu indignación.  Es el maldito dolor y soledad de la condición humana que reclama comprensión, empatía, y que está detrás de todo el reclamo religioso a un Dios que no habla, y que el ser humano desesperadamente busca en cualquier señal para entablar un diálogo, para entender su condición de conciencia entre dos abismos.  Y a veces pasarlo tan mal. Y parece que pasan los milenios y el ser humano no procesa que la ayuda tiene que venir de nosotros en forma de amor.  Pero no ese amor vago, sin corporeidad, sino el amor de amigo, el amor incondicional, el que pone oreja a tus clamores para contener tu dolor y compartirlo.  Y esta cuestión mitológica de las religiones en vez de contenerte te joroba, y claro te enrabias.  Pero mi madre que era muy sabia, porque mi padre tenía muy mal genio y era bastante parecido a tí en su ideología, decía:  Doble trabajo, enojarse y desenojarse. Y encontré que este era un muy buen consejo, y me olvidé de la ICAR .  Y si me dijeran  “arriana”  y “herética” creo que me daría un ataque de risa.

  • pepe sala

    Yo no insinuo, Jabitxu, lo deja entrever la RAZON de la lectura del EVANGELIO de Santiago.
     
    El hecho de que no haya sido considerado canónico ( en su día, el Papa de turno lo consideró apócrifo y causa de ” anatema” a quien se lo creyese) a mí no me influye en absoluto. Como tengo clara mi ” condenación” no me afectan los anatemas del subsodicho papa ni los otros dogmas de “FE” tampoco.
     
    Dentro de lo que considero el sentido común, y desde mi perspectiva de no creerme casi nada de los Evangelios ( ni los canónicos ni los apócrifos) mi preferencia para intentar comprender la ” historia” que nos han emplumado, pasa por darle preferencia a lo supuestamente escrito por los más cercanos a lo que se nos cuenta.
     
    Así pues, trasladando las circunstancias yo preferiría creerme lo que un HERMANO escribe sobre su propio HERMANO, antes que creerme lo que un intelectual judío ( Pablo de Tarso, Lucas el médico y algunos sabios interesados de la época) escribiese con la intención de hacer proselitismo de una supuesta religión que el PROTAGONISTA de los hechos jamás intentó fundar.
     
    Así pues, leyendo el Evangelio ( apócrifo) de Santiago, me reafirmo en mi postura respecto a lo que se nos presenta como familia idónea ( la católica-cristiana) y sigo diciendo que es el mejor ejemplo de familia PARA NO SEGUIR SU EJEMPLO.
     
    Y, en cualquier caso, si el Evangelio de Santiago ( que deja mucho que desear respecto a lo que consideramos una familia normal y corriente) no es verosímil ( y para mí no lo es, por supuesto) ¿ por qué sí es DOGMA DE FE tragarse la Carta Pastoral del mismo Santiago?.
     
    Conclusión:  No hay por donde cogerlo… Pero éso pasa con todos y cada uno de los Evangelios, Cartas Pastorales, encíclicas papales y sermones parroquiales. No te digo nada sobre las manifas madrileñas presentándonos a las familias ” ejemplares” y despreciando sistemáticamente a todas y cada una de las otras formas de formar una familia.
     
    Pues que los católicos-cristianos se queden con las suyas. Yo no cambiaría la mía por ninguna de las familias que tratan de presentarnos como ejemplares. Y mucho menos la cambiaría por la que se nos describe en los Evangelios ( apócrifos o canónicos)
     
    ¿ Alguien sabe el menú que se zamparon en la manifa-misa de los ” ejemplares” defensores de la familia ideal y de los ” protectores de los pobres?.
     
    Pues éso…Obras son amores y no tanta tontería espiritual.

Responder a olga Larrazabal (Chile) Cancelar comentario