INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6395 Artículos. - 100281 Comentarios.

“Sólo un Dios nos puede salvar”

Esta frase no viene de ningún papa, es de Martin Heidegger (1889-1976), uno de los más profundos filósofos alemanes del siglo XX, en una entrevista concedida al semanario Der Spiegel el 23 de septiembre de 1966, pero solamente publicada el 31 de mayo de 1976, una semana después de su muerte. Heidegger siempre fue un atento observador de los destinos amenazadores de nuestra civilización tecnológica. Para él la tecnología, como intervención en la dinámica natural del mundo para beneficio humano, ha penetrado de tal manera en nuestro modo de ser que se ha transformado en una segunda naturaleza.

Hoy en día no nos podemos imaginar sin el vasto aparato científico-técnico sobre el cual está asentada nuestra civilización, pero está dominada por una compulsión oportunista que se traduce en la fórmula: si podemos hacerlo, también nos es permitido hacerlo sin ninguna otra consideración ética. Las armas de destrucción masiva surgieron de esta actitud. Si existen, ¿por qué no usarlas?

Para el filósofo, una técnica así, sin conciencia, es la más clara expresión de nuestro paradigma y de nuestra mentalidad, nacidas en los albores de la modernidad, en el siglo XVI, pero cuyas raíces se encuentran ya en la metafísica clásica griega. Esta mentalidad se guía por la explotación, por el cálculo, por la mecanización y por la eficiencia aplicada en todos los ámbitos, pero principalmente en relación con la naturaleza. Esta comprensión ha entrado en nosotros de tal manera que consideramos la tecnología como la panacea para todos nuestros problemas. Inconscientemente nos definimos contra la naturaleza que debe ser dominada y explotada. Nosotros mismos nos hacemos objeto de la ciencia, al ser manipulados nuestros órganos y hasta nuestros genes.

Entre ser humano y naturaleza se ha establecido un divorcio que se revela por la creciente degradación ambiental y social. El mantenimiento y la aceleración de este proceso tecnológico, según el filósofo, puede llevarnos a una eventual autodestrucción. La máquina de muerte hace decenios que está ya construida.

Para salir de esta situación no bastan los llamamientos éticos y religiosos, mucho menos la simple buena voluntad. Se trata de un problema metafísico, es decir, de un modo de ver y de pensar la realidad. Estamos en un tren que corre veloz sobre dos raíles; está yendo al encuentro de un abismo que hay más adelante y no sabemos cómo pararlo. ¿Qué hacer? Esa es la cuestión.

Si quisiéramos, podríamos encontrar una mentalidad distinta en nuestra tradición cultural, en los presocráticos como Heráclito entre otros, que todavía veían la conexión orgánica entre ser humano y naturaleza, entre lo divino y lo terreno, y alimentaban un sentido de pertenencia a un Todo mayor. El saber no estaba al servicio del poder sino de la vida y de la contemplación del misterio del ser. O en toda la reflexión contemporánea sobre el nuevo paradigma cosmológico-ecológico, que ve la unidad y la complejidad del único y gran proceso de la evolución, del cual todos los seres emergen y son interdependientes. Pero este camino nos es vedado por el exceso de tecnociencia, de racionalidad calculatoria y por los inmensos intereses económicos de los grandes consorcios que viven de este statu quo.

¿Hacia dónde vamos? En este contexto de indagaciones fue donde Heidegger pronunció esta famosa y profética sentencia: «La filosofía no podrá provocar directamente un cambio del estado presente del mundo. Y esto no es válido sólo para la filosofía sino también para toda actividad de pensamiento humano. Sólo un Dios puede aún salvarnos (Nur noch ein Gott kann uns retten). La única posibilidad que nos queda, en el pensamiento y en la poesía, es preparar nuestra disponibilidad para la manifestación de ese Dios o para la ausencia de Dios en tiempo de ocaso (Untergrund); dado que nosotros, ante el Dios ausente, vamos a desaparecer».

Lo que Heidegger afirma está siendo gritado también por notables pensadores, científicos y ecólogos. O cambiamos de rumbo o nuestra civilización pone en peligro su futuro. Nuestra actitud es de apertura a un adviento de Dios, esa Energía poderosa y amorosa que sustenta a cada ser y a todo el universo. Él podrá salvarnos. Esta actitud está bien representada por la gratuidad de la poesía y del libre pensar. Y como Dios, según las Escrituras, es «el supremo amante de la vida» (Sabiduría 11,24), esperamos que no permitirá un fin trágico para el ser humano. Éste existe para brillar, convivir y ser feliz.

Véase el libro Proteger la Tierra-Cuidar de la vida: cómo evitar el fin del mundo, Río de Janeiro, Record, 2010.

[Traducción de MJG]

118 comentarios

  • David

    El nihilismo es la consecuencia del “desmoronamiento del mundo suprasensible”, llamado por Nietzsche la “muerte de Dios”. Heidegger entiende que este desmoronamiento también tiene su raiz en el “olvido del ser”. Digamos que abre el “lugar” para pensar a Dios ya no como un ente que “está-ahí”, sino como el acontecer mismo de lo divino, previamente abierto por el pensar en el ser, ello indica que hay que pensar el ser antes de pensar en lo divino que no se identifican.

  • Juanel

     
    La proposición de este hilo “sólo un Dios nos puede salvar” para mí tiene significado válido, siempre y cuando le quitemos el sentido mágico que encierra. Si Dios no existiese para mí significa que no habría Plenitud Humana, que la historia del ser humano no tendría una meta final, y que su futuro estaría cerrado en la muerte, la extinción de nuestra especie y la destrucción de todo lo importante para nosotros. Para la Tierra y la vida en ella y menos aún para el Universo, no tendría ninguna importancia es insignificante. La evolución seguirá sin nosotros. Sin embargo, para el ser humano creer que su esfuerzo generación tras generación tiene un objetivo final realizable, que abre el futuro de la humanidad hacia una meta que supera todas sus expectativas, lo llena de esperanza y le añade fuerza y razones para seguir adelante. Con sólo esto ya resulta válido e importante para la vida de cada día, incluso aunque esa esperanza fuese vana o lo que es lo mismo que Dios no existiese.
     
     
    Por tanto, yo he asumido vivir “como si Dios existiese”, que la Plenitud Humana será alcanzada, por que me llena la vida de esperanza. ¿Certezas? Ninguna, nadie conoce cuál es nuestro futuro ni puede conocerlo por que aún no está hecho, lo vamos haciendo en el tiempo. Lo único que cabe, a mi modo de ver, es una elección entre abrir el futuro a la esperanza, bien cerrarlo, o incluso ambas alternativas en donde entraría la duda o bien ninguna de las dos pasando del tema. Yo he elegido abrir el futuro de la humanidad por que me siento mejor y aprovecho más mi vida al darle un valor y sentido mucho más positivo que el resto de opciones.
     
    Saludos cordiales

  • Javier Renobales Scheifler

    Santiago,

    Si el imaginario/ hipotético Dios que dices creó todo, también creó el mal, las enfermedades curables e incurables, los abortos involuntarios y voluntarios, el sufrimiento humano, la muerte …
     
    No creer en Dios no es escoger el mal; lo mismo que creer que sí existe Dios no es escoger el bien. Para las decenas de miles de personas que dejamos morir cada día de hambre y miseria, el mal supera al bien que dices, Santiago.
     
    Claro, para arreglarlo nos viene muy bien imaginarnos que ‘van al cielo’ (Dios les salva, dice el título de este post)  y así el bien supera al mal (y os salvará a los habéis ‘elegido a Dios’ ¡qué bonito!): pero eso es un cuento de hadas muy interesado, Santiago, que necesitas refugiarte en el imaginario de que ‘al final TODO estará (terminará) bien’, como expresamente citas en tu comentario. Así podemos vivir acomodados, los que podemos, claro.

    Al final del film (USA) ganan los buenos, gracias a que aparece el Todopoderoso séptimo de caballería yanqui tocando la trompeta.
     
    Tan interesado es ese cuento de hadas que dices, Santiago, que los seguimos dejando morir de hambre, a ritmo de una persona cada cuatro segundos aproximadamente, y con ello dormimos cada noche a pierna suelta, y ‘podéis ir en paz-demos gracias a Dios’ con la bendición del cura, que pretende, arrogante y mágicamente, que es la bendición de Dios.
     
    Dios, si fuera que existe -lo cual yo creo-, está ausente de nuestras vidas (presente-ausente podemos decir para suavizarlo, los creyentes), y está ausente del universo entero. Ya lo puso en marcha al crearlo (si es que así fue) y no le tiene que estar dando cuerda, ni marcando el camino, para que siga funcionando: funciona autónomamente, sin necesidad de Dios. Y nosotros actuamos libremente en él, en la medida de nuestras posibilidades.
     
    Se impone vivir como si Dios no existiera. Pertenece a la fase infantil ampararse/asentarse en un DiosMadrePadre en esta vida, la cual es de nuestra exclusiva responsabilidad, no de la de Dios. Lo que suceda después de la muerte no es ocupación de esta vida, sino de la vida ‘del más allá’, si la hubiera.
     
    Pensar que rezar puede mover a Dios a intervenir, o que Dios interviene sin necesidad de que le recemos, es pensamiento mágico religioso:  ahí está la magia, en meter a Dios a intervenir (magia) donde no alcanzamos, donde no sabemos, donde andamos a tientas (misterio) imaginando hipótesis tales como la de un Dios que es Creador (por amor precisamente a mí pues Dios ya sabía desde su eternidad que me iba a hacer nacer a mí Javier ¡qué bonito! y a los que dejamos morir de hambree también lo sabía Dios, pero ésa es su santavoluntad) un Omnisciente, Omnipotente y Sempiterno Dios, 
     
    (que por la imaginaria intercesión de San Miguel Arcángel y coros celestiales de Serafines y SanEscrivá y SanWojtyla, hacen que Dios haga lo que le pido, o hacen que Dios me de el ser y yo respire y ame aún sin pedírselo … el Deus ex machina que imaginamos maneja los hilos de la Historia y del Universo a modo quizá de cómo un Director de Orquesta  maneja la orquesta)

  • Santiago

    Javier,   el hecho que Dios lo fundamente todo y que nada pueda haber comenzado a existir sin Su concurso y que nada se sostenga sin  Su voluntad, no quiere decir que Dios nos obligue a actuar en todo momento, ni sea  Merlín que nos maraville con sus finas artes de magia…Te olvidas, que Dios prefirió crearnos en libertad y conceder que pudiéramos decidir libremente escogerle a El, sin forzarnos, como tampoco que nos fuerza a escoger el bien sin que nosotros tengamos la facultad de decidir…Al crearnos libres -como El es libre- semejantes a EL corrió el riesgo de que algunos le rechazaran y escogieran mal, a sabiendas que rechazaban el bien fundamental (“Dios que te creo sin ti, tampoco te salvará sin ti”)…pero El sabía que al final predominaría el bien sobre el mal y que EL sería, para todos los que libremente aceptaran Su amor, su plena felicidad..Y fue precisamente por ese triunfo final del BIEN por lo que se decidió a crearnos..DE OTRA manera, si el MAL superara al BIEN, el mundo sería una completa contradicción, un absurdo, como llego a pensar Sartre y otros existencialistas pesimistas…NO sería obra del Amor “per se”..Dios no hubiera podido decidirse a crearnos para el MAL, seria El el objeto mismo de su misma contradicción…Dios nos hizo para que libremente pudiéramos escogerle a EL, que es el objeto directo y final de nuestra felicidad…nos creó para que en EL y por EL y con EL nos salváramos de todas las desgracias y de todas las calamidades fisicas y morales que conlleva esta vida terrestre…Si, habrá algunos que rechacen el amor, con plena lucidez de que es y será para siempre…Sin embargo, la mayoría de los humanos llegarán a poder escoger bien…Dios es un optimista y tiene compasión y a nadie dejará nunca de ayudar…EL es nuestra única ayuda y fortaleza…y como decía la célebre anacoreta Juliana de Norwich: “AT THE END, ALL SHALL BE WELL” que dice que “al final TODO estará bien”….no te preocupes, huyamos de la absurda magia…contemplemos lo maravilloso del planeta en que vivimos, el estupendo Universo que poblamos y el amor con que Dios nos ha rodeado y nos rodea…y demos gracia siempre, por todo, y en todo….un saludo afectuoso  de Santiago Hernández 

  • Javier Renobales Scheifler

    Gracias a Dios el Barça acaba de empatar al Madrid … pero ¿gracias a Dios Cristiano había marcado ya antes el 1-0? Para los hinchas creyentes del Madrid sí, gracias a Dios marcó Cristiano.
    ¿Será Dios quien decide qué equipo gana y cual pierde? Se vena veces  futbolistas que se santiguan al entrar en el campo
    .
    ¿Y será Dios quien decide a quién le toca la lotería -sobre todo la del NiñoDios- y a quienes no les toca? Muchas personas rezan para que les toque.

    Pensamiento mágico es creer que sí, que todo eso, y todo lo que sucede, es cosa que decide Dios que  suceda así, Dios que podría decidir lo contrario, pero no le da la gana, y decide que sucede lo que vemos que sucede (un accidente aéreo con 220 muertos, por ejemplo), y lo que no vemos (la evolución de las galaxias, o un terremoto submarino).

     Que se forme una estrella a un millón de años luz de aquí, o que se formara el planeta Tierra hace unos 4.000 millones de años como se formó, y luego surgiendo la vida de la materia en el planeta Tierra …

    Pensamiento mágico es atribuir a un Dios Omnipotente lo que no sabemos cómo ha sucedido.

  • Javier Renobales Scheifler

    Santiago, en mi modesta opinión
     
    Pensamiento mágico religioso es atribuir a la acción o intervención de un Dios, Demonio, Espíritu o similar, cualquier cosa que cada cual o muchos le quieran atribuir.
     
    Por ejemplo: que ahora está ganado el Madrid al Barça; o que se han salvado la inmensa mayoría de los náufragos del crucero encallado y medio sumergido desde el viernes pasado en la costa mediterránea. ¿Imaginas lo que habrán rezado a su ‘Dios Todopoderoso’ los creyentes que han visto la muerte tan cerca en el naufragio?

    Y, como se/les han salvado, pues ha sido gracias a Dios. El cual no ha tenido nada qu ever, ni con el naufragio, ni con los salvamentos, ni con las muertes de los que no se7les han salvado.

    Por ejemplo creer que, como yo le rezo a Dios o a Wojtyla, va Dios (azuzado por Wojtyla o sin azuzar) y me cura el parkinson (que además parece incurable, no sé si siempre o casi siempre o qué).
     
    O por ejemplo creer que Dios gobierna la ICR haciendo Dios que el papa –que es quien realmente gobierna la ICR con sus delegados jerarcas, sin que Dios lo pueda evitar- haga lo que hace.
     
    O creer que Dios mueve las mentes (o las  manos) de los cardenales haciéndoles elegir como papa al elegible que Dios quiere (que siempre, menos alguna excepción, es un cardenal, claro pues para eso los pone a dedo el papa (o sea los pone Dios que mueve al papa como a una marioneta, según el pensamiento mágico que digo).
     
    http://es-es.facebook.com/note.php?note_id=236546696390514
     
    Los creyentes de las religiones monoteístas suponen que, en efecto, existe un ser no visible capaz de verlo todo, saberlo todo, perdonarlo todo, ejemplo impecable y perpetuo del Bien y la Justicia.
    Pero fundamentalmente es “Él” quien mejor ha de proteger, escuchar, calmar, recompensar, consolar a cada una de sus ovejas, carneros y benditos corderos.
    También es “Él” quien ha de dictar prescripciones comportamentales, imponer tablas morales y medir cada acto en la vida de cada ser.
    Y por sobre todo, amar a cada una de sus criaturas en forma personalizada, incondicional y continua.
    Sí, sí, caramba, qué es esto sino la imagen impoluta fusionada de un “padremadre” ideal..!”
     
    Saludos cordiales.

  • Santiago

    Javier,  pensamiento mágico es atribuir a una generación espontánea y sin causa “al objetivo” Universo, que se presenta ante nuestros ojos desde que nacimos y todas las maravillas y complejidades que contiene y en el se desarrollan a diario….Pensamiento mas bien erróneo sera creer en toda las historia excepto en lo que vieron personas honestas que murieron por defender esta realidad, negar a priori la veracidad de los testigos de la historia, a pesar de todas las evidencia y de las pruebas meramente historicas…pensamiento insincero y partidista el que excluye con prejuicio la posibilidad y la existencia de lo religioso y sobrenatural solo por el hecho de que no se pueda admitir lo extraordinario e intangible….Por lo demas, gracias de nuevo por permitirme opinar….un abrazo     de Santiago Hernandez 

  • olga Larrazabal (Chile)

    Hoy me he encontrado con varias excelentes noticias, primero que nada veo que después de mucho diálogo los atrieros están llegando a un consenso sobre las posibilidades de que la encarnación del Reino que Jesús visualizó como proyecto, pueda llegar a ser cierta sin tener que pasar por explicaciones mágicas ni dogmáticas, sino con un esfuerzo de imaginación compartida dándose la libertad para soñar y compartir esos sueños, y concretarlos en acciones pequeñas da cada uno, pero que en conjunto pueden tener impacto, y es para lo que sirve Internet.   La segunda buena noticia es que en mi país, agotado por una Constitución impuesta afixiante quepromueve un sistema bipartidista, que se convirtió en un cartel de los políticos en que no pasa nada, todo está estático y amarrado tal como lo quiso Jaime guzmán, el Opus Dei que redactó esta Constitución, salieron los estudiantes a la calle, los padres y los abuelos, y 100.000 personas desfilaron por meses, y esta indignación tomó tal cuerpo que alrededor de algún líder y a través de las redes sociales, se están gestando nuevos partidos políticos diferentes a los tradicionales, que canalizarán estas presiones hasta obligar a los políticos profesionales a cambiar la Constitución y hacerse cargo de los problemas de la gente en una democracia directa y con opinión.  La tercera buena noticia es que hoy día parte de las redes sociales, Wikipedia en inglés y otras van a la huelga para presionar al Congreso Norteamericano con la ley Sopa, que so pretexto de respaldar derechos de autor en la red, puede ejercer acciones que afecten las redes en forma inesperada.  Y es evidente que el establishment basado en el secretismo y en los modelos rígidos de pensamiento se empieza a desesabilizar con Internet y se defiende.
    Y por último recomiendo ver un par de videos  en este blog que tienen relación con Chile y las ideologías que nos fueron aplicadas después del año 73 , ya que fuimos conejillos de Indias de varios movimientos.  Una de ellas, la visión del Opus Dei, es muy interesante porque refleja lo importante que es la visión que el ser humano tiene de Dios, como reflejo de su ego que puede o no ser sano, y que después de ser proyectado y atribuido a Dios, vuelve a nosotros como revelación divina y se encarna en una institución a la cual muchos adhieren por razones psicológicas o económicas que permanecen ocultas bajo el manto de la piedad.

  • Juanel

     
    MªLuisa, lo último que has escrito me parece formidable y que me abre una luz nueva para entenderte. De todas formas voy a intentar pensarla un poco más detenidamente, quizás coincidamos en esto completamente. Gracias
     
    Saludos cordiales

  • Juanel

     
    Para expresar como entiendo la intervención de Dios en la historia natural y humana, permitidme un juego de imaginación. Consideremos mi idea de Dios como Plenitud Humana en el tiempo final de la historia, formada por todas las humanidades reconciliadas entre sí y “teletransportadas” (resucitadas y llevadas) a ese futuro, tal y como somos biológicamente reconocibles. Cada uno de nosotros situados allí tendríamos toda nuestra biografía e identidad ante nosotros desde el nacimiento hasta nuestra muerte, y disponible para verla y analizarla con todo lujo de detalles. (Quizás virtualmente archivada en 3D y sensitiva). Si estamos allí es porque la historia ha salido bien, ha llegado a su meta, con lo cual ninguno de nosotros se atrevería a modificar en nada su curso, poniendo en riesgo su éxito final formidable, el Reino propuesto por Jesús de Nazaret realizado.
     
     
    ¿Intervendríamos en la historia si pudiéramos hacerlo? Bueno, pues no nos quedaría mucho margen de maniobra, si no queremos variar un ápice el curso de la historia por si acaso, es que ni se nos pasaría por la cabeza. Al contrario, buscaríamos cómo y cuando hubiésemos intervenido desde el futuro para hacerlo exactamente tal y como lo hicimos, para que el resultado final sea el éxito del que entonces disfrutaremos.
     
     
    En la historia natural nuestro trabajo de intervención será más bien escaso. El sistema físico funciona autónomamente, no precisa ninguna acción especial “externa” para formar planetas tales como la Tierra y en algunos de ellos con vida. Tal vez tendríamos que vigilar la línea evolutiva de nuestros ancestros para evitar posibles extinciones. Con la historia humana las cosas se complican porque habría que asegurar que todos los que formemos parte de la Plenitud hayan nacido y vivido. Si el azar ya lo hace pues tranquilos, pero si ha sido por algo que desde el futuro hemos hecho, pues tendremos que hacerlo necesariamente para que estemos allí.
     
     
    Bueno, ya está bien de paridas de la imaginación. Podría seguir extendiéndola cuanto quiera y de hecho muchas veces cuando me da por ahí me entretengo y disfruto con ello. ¿Qué tiene de certeza, de fe? Pues nada es pura fantasía, sólo me queda que la idea de la intervención de Dios como Plenitud Humana en la historia es posible, pero marcada por el curso de la historia que tiene necesariamente que seguir para alcanzar la meta final de Plenitud.
     
    Saludos cordiales

  • M.Luisa

    Ahora,  al releer a Juanel me doy cuenta de algo que ayer  me pasó desapercibido y que bien mirado,  en gran parte,  se ajusta  tremendamente a mis tesis.

    Jesús no partió de ninguna idea  genial, como dices, Juanel,  en tu comentario de ayer,   su propia realidad física  era la que  trascendía  conforme    él  iba realizando su proyecto   según la  voluntad del Padre. En mi opinión es lo contrario de como lo ves. Dios ya no era para Él, ahora sí, la idea genial  del Antiguo  Testamento,  era el Reino,  es decir la realidad de  eso que llamamos Dios explanada en el mundo    como  proyecto, el cual,    Jesús inició  para la  realización  y  plenificación humana. Él,   más que  pensar o  tener ideas  lo que hizo fue actuar.

  • M.Luisa

    De eso se trata, y coincido contigo Carmen, de que así como tú dices  has experimentado una cierta evolución espiritual respecto a la idea tradicional de Dios,   del mismo modo y por lo que se ha visto ya desde  los primeros  comentarios  en este hilo,  Boff le habría sucedido lo mismo,  como a tantas y tantas personas.   Pienso que este cambio mental y conceptual de Dios  era algo que iba predominantemente   incluido   en el paquete de su renuncia clerical.
     
    Una vez vista así la cuestión se comprende  mejor lo que Boff en su frase quiere expresar evocando a M.Heidegger. También en ella, cuando yo me  fijé más en ese concepto, el de Dios,  que en el de “ salvar”  fue porque di por  hecho de que este término ya no nos rechinaba  a los atrieros/as,    pues  también han sido muchas las veces  en que aquí se ha convenido  en  concluir que la salvación,  en un contexto evolucionado, no apunta a significado teológico alguno  sino que más bien hace referencia  a la propia realización personal, a una configuración de la persona a partir de la realidad que somos. Si no fuera así, esto que tu misma reconoces, ¿de que te vendría? ¿de dónde saldría  esta energía, esa fuerza  que dices  emerge de tu interior? Y que te ha hecho ver las cosas de distinta forma?
     
    Por lo demás, creo que sería interesante, para no repetir ideas,     tener presente  las cosas que vamos desgranando  en este intercambio de opiniones y criterios y  así poder   seguir avanzando
     
    Un abrazo

  • Javier Renobales Scheifler

    Muy interesante lo de las armas de destrucción masiva, que inteligentemente expone X. Gundín.
     
    Se han hecho muchos films tratando de mostrar cómo, en el último segundo, ha habido por el momento un hombre (no he visto ninguno en el que sea una mujer) que ha evitado in extremis –y heroicamente casi siempre- el holocausto nuclear.
     
    (Por ejemplo, ‘Marea roja’ –Crimson Tide- protagonizada por Denzel Washington y Gene Hackman, de submarinos atómicos los que nos salvan del holocausto nuclear. Por supuesto, como en los evangelios, también ganan los buenos, aunque en el film son del ejército USA, cristianos probablemente, los que nos salvan).
     
    En este hilo ‘Sólo un Dios nos puede salvar’ habría que pensar por momentos que ese Dios ha intervenido para salvarnos, poniendo mágicamente los razonamientos adecuados en las mentes y las circunstancias favorables, para que en el último momento ‘se evite’ el holocausto nuclear, por el momento.

    Gracias a Dios, nos han metido que hay que decir.
     
    Con ese pensamiento mágico, también las bombas atómicas cristianas explosionadas sobre población civil infiel nipona, fueron gracias a Dios. Es que fue para que ganaran los buenos, y todos saben que Dios está con los buenos (no sé qué dirán los japoneses al respecto).
     
    Santiago amigo: Tienes todo el derecho a creerte lo que quieras, incluso que Dios nos ha enviado un mensaje incólume por medio de Jesús, y que ‘los testigos’ le vieron pasearse a Jesús transfigurado en Dios, y resucitado después de que lo asesinaran los que se habían apoderado del mando. Pero admite que no es más que una creencia, no ninguna certeza, ni nada histórico.

    Y no olvidemos que ésa es la base del negocio de la ICR, expandir esas creencias como indudables, como históricas.
     
    Ni olvidemos que no deja de ser pensamiento mágico atribuir al imaginario Dios, tanto la salvación consistente en que ‘se evite’ por el momento el holocausto nuclear, como lo que llamas, Santiago, ‘mensaje incólume de Dios’.
     
    Tanto uno como lo otro es meter a Dios en lo que exclusivamente hacemos los humanos.
     
    Es seguir metiendo a Dios donde interesa al negocio eclesial, o sea en todo.

  • Santiago

    DESDE LA PRE-HISTORIA estamos tratando de descifrar lo indescifrable..las cosas mas inverosímiles e hipóteticas aparecen y han aparecido producto del congénito ingenio humano…se aplaude y se ha aplaudido, con razon, tanta labor de investigación que indudablemente y en general ha contribuído a forma en forma piramidal al enorme progreso de los seres humanos…Sin embargo, ha sido la costumbre, sobre todo, en los ultimos siglos, cuando sistemáticamente se quiere negar -y por ende se critica y hasta se anatematiza- a alguien que intente hablar extensamente de Dios, aun suponiendolo como que sea algo posible…posibilidad real.. puesto que el Universo fisico se va descubriendo cada vez mas como mas complejo…y la vida misma constituída por mecanismos complicadísimos que requieren de “eternas” y “variadísimas” y “larguísimas” teorías que cambian constantemente y a traves de siglos denotando a las claras la limitación del cerebro humano que no es capaz de llegar a abarcar todo el misterio de la Creacion…Y como somos limitados y como nosotros nada hemos creado, sino que lo recibimos practicamente todo….tambien con el ser recibimos la inteligencia…dada por Dios con el objeto de que pudiéramos conocerle, por lo menos imperfectamente, mientras vivimos en esta vida…Sería poco logico e impensable que lo que dio lugar a todas estas maravillas, empezando por la vida humana, no sea mucho mas inteligente que nosotros..entonces resultaría que la criatura sería superior a su autor, algo absurdo…POR LO TANTO, no es nada raro que un ser mucho mas inteligente que nosotros haya querido revelársenos -principalmente mostrándonos palpablemente que EL es amor y que es compasión en SI mismo..ya que nosotros no poseemos la vida en nosotros mismos…por el hecho de que “la tuvimos” que recibir de “otro”…EL error filósofico y teológico de los ultimos siglos es el querer deificar el ser humano en si mismo…nada de esas caracteristicas corresponde a nuestra humanidad..que existe solo porque otro dio lugar a ella y que constantemente necesita sostenerla para que no caiga en la nada…donde tuvo su origen…En cuanto a la Revelacion, los discipulos testigos de Cristo, tuvieron mucho cuidado de transmitir lo esencial de su mensaje en sus propias palabras muy cuidadosamente…Sin olvidarse de que palparon y vieron su cuerpo resucitado…. y asi, y por esto, prefirieron morir a negar lo que ellos “oyeron” , “vieron” y “predicaron” ..y hay pruebas históricas de ello ya que su sangre selló su testimonio…Por eso la iglesia primitiva fue MARTIR…ellos vivieron la FE en grado heroico…y por eso -entre otras cosas- es porque tenemos el mensaje incólume de Cristo en el siglo XXI….un saludo cordial    de Santiago Hernandez

  • olga Larrazabal (Chile)

    Fico, compartimos esa misma sensación extática y sus terribles consecuencias con las alubias.  a menos que ahora usemos la receta de Pepe Sala, al cual le digo que las peruanas suelen ser excelentes cocineras.  ¿No estará la salvación por el lado del humor?  Han dicho todo de Dios, que le gustan los puros, los célibes, los rezadores, los obedientes, los masoquistas.. ¿No le gustará la gente de buen humor que es capaz de celebrar una comida con amigos tomando del bueno? Porque aunque no soy muy versada en escrituras, alguna vez los de la competencia trataron a Jesús de borrachín y de compartir su mesa con todos los heterodoxos del barrio.  Amén que transformó el agua en vino en una fiesta de bodas, de esas que los judíos tiran la casa por la ventana. Salud y humor, que no queda otra.

  • X. Gundín

    (Sigo mi comentario de 16.I, 23:29).
    Así, pues, cuando llegó en la práctica la hora de responder a la pregunta ‘¿si existen, por qué no usarlas?’ (las armas atómicas en este caso), se encontró una razón para no hacerlo.
    La disuasión, el método para disuadir del ataque al enemigo se fundamentó en la destrución mútua asegurada. Las partes en conflicto se aseguraban la destrucción mútua. Tanto así que, según decían, formaba parte del trato el no desarrollar formas de defensa efectiva. Lo que era un cuento, claro; tan pronto podían, lo hacían.
    Un horror de método, ¿verdad?, pero (junto con la división del planeta en bloques) funcionó durante unos 30 o 40 años años.
    A su sombra crecimos, la generación posterior a la IIGM, la que  disfrutó (disfrutamos y gastamos) de más medios que toda la humanidad anterior. Y no nos preocupaba demasiado este problema, hasta que con la crisis de los Cruise missiles se le vieron las orejas al leopardo, sobre todo en centroeuropa. Lo vi, que allí tenía entonces la casa.
    Es pues verdad de experiencia que puede haber una razón para no hacerlo. Pero, hagámonos la pregunta: ¿Y si no la hubiera habido -y si no la hay-  una razón paa no hacerlo?.
    También es cierto que las armas atómicas no son el único peligro.

  • Carmen (Almendralejo)

    Querida M. Luisa en verdad creo que nos preocupamos demasiado en lo que hacen los otros, y ese lugar donde pocas personas de las que estamos a conciencia aquí participando podríamos estar de nuevo, porque agua de molino no vuelve a tras, es decir nos asfixiaría con el solo hecho de entrar, más aún de participar en todo esa parafernalia.
    Ni con el cambio de tuerca de entrada de la mujer, sería viable que se volviese porque se ha des construido y caído mucho de los mitos o mentiras donde se fundamentaron para progresar en sus poderes, sobre las personas y sobre el miedo de estas al más allá o la muerte como queramos decirle.
    Se han basado siglos y siglos en dar argumentos en descifrar lo indescifrable y no en entender que la vida en sí misma es tan bella que no hace falta nada más que poder disfrutarla en libertad y en igual condición partiendo tod*s en igualdad de condiciones.
    Pero esto supone que nadie prevalezca sobre nadie, y no se pude decir porque nadie quiere arrimar el lomo a la tierra mientras otras personas lo hacen yo vivo del cuento de lo insondable.
    Sigo pensando que hay algo sea nuestro interior fuerza, energía o como queramos decir pero me niego a ese dios del cual ya hace años que dejé atrás y que no me aporta nada positivo en mi vida, de mujer, de lucha y de felicidad.
    Y creo que es por aquí donde más debiéramos debatir en vez de tanto ICAR, exponer aquella fuerza que nos hace inescrutable a la vez a la propia persona y enriquecedor*s para ayudarnos más que a meternos el miedo que siguen con esos escritos que fueron válidos para aquellos siglos o milenio pero no para este siglo XXI.
    ¿Por qué iba a dejar de hablar D*S de existir?
    Y si D*S se encarnó en la Humanidad… D*S sigue hablando por medio de toda ella, y no de aquello legajos de los cuales no hay ni 10 palabras de Jesús, los cuales han sido cortado y pegados fotocopiado por aquellos escrituritas que escribían más lo que pensaban que lo que entendían o veían…

  • Javier Renobales Scheifler

    Los abusos criminales, en la conquista/colonización española de Amerindia, se justificaron ‘éticamente’ porque el papa se arrogó el poder de donar a la Corona los territorios que fueran conquistando, para explotarlos, adquiriendo con ello la Corona la obligación de facilitar a la ICR los medios económicos y materiales para la ‘evangelización’ de los indígenas subyugados. (otro abuso, la ‘evangelización’, el cual no puede adjudicarse a ningún mandato de Jesús).
     
    La ICR no acometió la evangelización con sus medios, sino que se amparó en el poder militar/aventurero de los conquistadores españoles, con lo que justificó los abusos con su ‘evangelización’. Una alianza más de los poderes habituales. La ICR y la Corona se enriquecieron así materialmente muchísimo con dicha alianza.
     
    Sería de justicia/amor/respeto-reconociendo que los indígenas eran personas iguales a los españoles y  no se les podía subyugar ni conquistar (ética civil)- reconocer estos abusos y pedir perdón por ellos (lo cual creo que no se ha hecho por nadie; me temo que se sigue justificando todo aquello).
     
    Así quizá empezaríamos a salvarnos y a salvar a las víctimas de tanto abuso cometido y que seguimos cometiendo, mediante el desarrollo y aplicación de una ética civil que requiere gran dosis de humildad, justicia y desprendimiento de privilegios (los países ricos somos privilegiados, desde el punto de vista material). Esto sería hacer la salvación aquí y ahora.
     
    En cuanto a las multinacionales, la ‘ética’ sigue siendo, si no me equivoco, obtener el máximo beneficio con el mínimo costo. Es difícil, por no decir imposible, salvarnos así, con esa ‘ética’ de nuestro sistema económico.
     
    Eso es esencialmente (al menos en parte) salvarnos aquí y ahora (en palabras de Honorio: ‘remediar o hacer imposibles los daños que se están produciendo’).

    Un Dios no puede salvarnos, ni de esos ni de similares daños: es nuestra tarea, nuestra exclusiva responsabilidad, de toda la sociedad … y ningún Dios interviene ni puede intervenir para hacer lo que es de nuestra responsabilidad.

    Me parece una utopía, hoy por hoy, que consigamos salvarnos y sobre todo que salvemos a las víctimas. Aunque sin duda algunos sí lo van haciendo.

  • h.cadarso

      Olga: Quizá has leído mi comentario sobre el Tren de Alta Velocidad que un consorvio español va a construir entre La Meca y Medina, y el comentario que le dedica a esto Juanel. Yo leo lo tuyo sobre Endesa y demás empresas españolas que andan por ahí “haciendo las Américas” al nuevo estilo del siglo XXI.
      De acuerdo, esas empresas hacen “su” lectura del progreso, Juanel propugna una acción no para negar ese progreso y sus formas, sino para corregir y superar sus desajustes y perversidades. El ser humano es capaz de encontrar la solución a esas contradicciones: si no encontramos esas soluciones, es por pereza o por un falso sentido de resignación.
      Hubo errores y abusos en la colonización de los Almagro, Pizarro y demás; tal vez la aportación de los republicanos exiliados a Latinoamérica en los años 30-40 fue más positiva; la de ahora con Endesa, Telefónica y demás es venenosa…Deberíamos intentar lo positivo que pueda tener este momento actual, y remediar o hacer imposible los daños que se están produciendo.
      Y no se trata de esperar una intervención del Todopoderoso, sino de ponernos nosotros a la tarea. 

  • olga Larrazabal (Chile)

    Honorio:  No se mucho de ONG, no conozco ninguna, y seguramente llenan un nicho de necesidad de algunas personas olvidadas por el sistema y otras no deben ser tan santas.  Pero si conozco el tema de los grandes inversionistas extranjeros, la banca española con Botín a la cabeza, Endesa españa que compró Endesa Chile, y ahora creo que la vendió a los italianos, y también conocí a Rumasa, porque trabajé con ellos aquí en Chile, y créeme, que Cortés, Pizarro y Almagro y los esclavistas a los que se refería Antonio de Montesinos quedaron chicos en avaricia, rapiña y desvergüenza.  Los inmigrantes españoles venían a trabajar y se integraban al país, eston llegan a sacar dinero con retroescavadora.

  • Fico Sánchez Peral

    Pues yo me apunto a los callos, Olga, las alubias (Huuuuummmmmm….., ¡qué buenas!), por desgracia, las tengo prohibidas, pues me faltan “piezas” para digerirlas… A pesar de lo cual, de vez en cuando, me tomo una humilde cucharada -¡sólo una!-, y la saboreo despacio, leeeeeeeeentamente, dejando que el olor y el sabor me inunden el cerebro y desde él transmitan sensaciones al resto del cuerpo…., hasta que éste casi levita… Y luego viene la cruda realidad y, una o dos horas después, reviento hasta por las orejas, pero: ¡que me quiten lo bailao!!!!!!
     
    Y con lo otro, tienes razón, y pasa un poco lo mismo. Que ante la impotencia para resolver El Problema (¡para poner un plato entero de alubias para todos!), uno, en su entorno próximo hace lo que puede, que suele ser una humilde “cucharadita” poco eficaz, y por la que incluso puede que hasta lo pague caro (¿quién no se ha llevado algún porrazo de la poli?), pero que es lo posible.
     
    De todos modos, y aunque no sé qué alcance real pueden tener los foros en Internet, es la esperanza que nos queda. Que en el futuro (si es que los poderes económicos, políticos y religiosos –tan enrocado el uno como el otro- no los manipulan, como sucede con la prensa y los demás medios de comunicación) se puedan usar para concienciar a la sociedad, de manera que ésta exija a las ideologías políticas que, pasando por encima de los intereses particulares de los partidos que las representan, cumplan sus finalidades.
     
    Por eso yo, en Atrio y fuera de Atrio, desde la ideología de izquierdas de la que soy partícipe, le doy caña a ella misma, que es a la que tengo acceso (y la derecha que haga lo propio en su casa), para que exija cumplir sus fines a los partidos que la representan, incluso por encima de sus intereses electorales; pues aunque parezca algo contradictorio no lo es,  precisamente esa es la cuestión, que si no temen a ¡la falta de respaldo de los suyos! (si el voto de los suyos es cautivo) se duermen en los laureles, se dedican “a lo suyo”, y no reaccionan. Con lo cual la finalidad de esa ideología no se cumplirá nunca.
     
    Siempre habrá quienes nos digan que si no les votamos para que gobiernen no podrán hacer nada, pero luego, cuando ya gobiernan, se dedican a “lo suyo” y al pueblo le dan migajas: leyes muy emblemáticas con las que hacer mucha propaganda pero que sólo afectan a minorías, mientras los grandes problemas siguen si resolverse y nos siguen amenazando con que si no les votamos vendrá la derecha y no podrán hacer nada y retrocederemos, y bla, bla, bla… ¡El cuento de siempre!
     
    Ya sé que es muy discutible y que hay opiniones para todos los gustos, pero si cada uno desde su ideología se limita a criticar a la de su oponente, y éste a su vez la nuestra, y no hay nadie que critique la propia; ¡las vigas en el ojo propio y en el ajeno seguirán creciendo indefinidamente!
     
    O sea: ¡desde la izquierda caña a la izquierda! Y, ¡desde la derecha caña a la derecha! Y ni caso a los que digan que si tu oponente no hace lo mismo recibiremos doble caña; esos son los cobardes que no se atreven a empezar el cambio por ellos mismos y por eso nos llaman traidores.
     
    Como ves, toda una filosofía revolucionaria…
     

     

     

  • M.Luisa

    Entonces, querida  Carmen,  la razón de ser de Atrio se reduce a que sea un lugar donde   las quejas y los  resentimientos  provocados  por el mal uso  de la singularidad humana  a saber,   la inteligencia,  campen a su aire o más bien  un lugar de compromiso  con  ella, rectificando,   para que este panorama tan desolar  pueda algún día cambiar… en fin creo que esta es la cuestión de fondo
     
    Nota:  ya no me será podible entrar de momento.

  • Carmen (Almendralejo)

    Nadie se pregunta por qué las personas más pudientes son tan conservadoras en sus creencias?
    Tampoco se hacen la pregunta de el por qué aquellas otras  que viven en las miserías son tan creyentes en sus curitas, en la imagen de ese dios que quiere que suframos para ser tenerlo todo en el cielo.

    Perdonen pero aquí lo único que de verdad salva el la targeta Platinum… las buenas clínicas privadas y los buenos manjares y las vacaciones en las islas privadas. Y por supuesto lo que de verdad nos salva, es SER LIBRES ANTE ESE DIOS LACAYO DE LOS PODEROSOS EN LA TIERRA.

    Dejen-mos de manipular sobre algo que nadie saba si existe o no existe, porque en su búsqueda están todos l*s que se fueron, l*s que aquí estamos aún, y por supuesto nunca será como decimos que sea si de verdad existe, sería para tirarse de los pelos yescupir en el cielo auque nos cayese enciema ¡Vaya!
     
    Porque para colmo exigimos a ese dios, que no tenga tampoco justicia con quienes hacen vivir en la misería a los millones de personas en la tierra… ¡Manda…!

  • M.Luisa

    Estimado Juanel,  ya te lo he dicho, lo que me provocó decepción  me lo tomé  como  algo por tu parte involuntario, sin embargo  ahora,  que por lo que añades me haces trastocar mi agenda de trabajo, sí que me gustaría decir algo más.
     
    Esta confusión y desconcierto de la que hablas,  a mi modo de ver es porque creemos que,  a partir,  déjamelo decir así, de  esta expresión tuya del   silencio expectante y respetuoso  que quedamos en convenir ayer  para poder de algún modo avanzar,  a partir digo de ese momento pensamos que    se habrá de producir un   intento, un esfuerzo  por  nuestra parte, es decir creernos  que   la iniciativa frente a este primer momento  es nuestra,  y esto no es así ya que si consideramos  que  donde estamos es   en la realidad,  no somos nosotros los que vamos en su búsqueda  al  modo tradicional como si de cazar algo se tratara,  sino que precisamente   al no habernos detenido  objetivamente,  o sea,   con intención de comprender  lo   dado,  será entonces  la realidad  la que por estar  ya previamente en ella,  su   la verdad  contenida  es la que nos saldrá al encuentro. Es el exordio de la búsqueda de la razón sentiente…con lo emocional  que has sacado a colación me das a entender que presientes algo pero no va  exactamente  por el lado de las emociones—
     
    Lo he de dejar aquí… ¡¡¡Dio mío, se me ha venido la mañana encima!!!!

  • Juanel

     
    MªLuisa, lo primero es aclarar que no tengo ninguna mala intención al menos consciente respecto a lo que vamos comentando. Siento decepcionarte pero no se debe a mala voluntad sino a mi incapacidad para incluir en mi inteligencia cognitiva la emocional sensible. Sé que es un error pues desde hace algunos años se sabe en neurociencia que la inteligencia emocional tiene un peso muy importante en lo que inteligimos y sobre todo en la toma de decisiones. Lo que me ocurre a mí personalmente es que cuantas veces lo he intentado sólo consigo confusión y desconcierto. Y esto me resulta particularmente incómodo. Si tú puedes con ello pues yo te animo a que sigas adelante, pero yo no puedo hacerlo. Yo no puedo “instalarme” por el sentir en la trascendencia. Necesito plantear algo concreto, un problema determinado a resolver y esto el anhelo de trascendencia no me lo da, mi razón no entiende mis pretensiones, ni siquiera la imaginación me da una idea sobre la que pueda ponerme a trabajar. Sólo silencio expectante. Menos mal que somos únicos y diversos, por lo que cada uno puede buscar su propio camino y así enriquecernos todos.
     
     
    Sin embargo, por la genial idea de Jesús de concretar el anhelo de trascendencia en el Reino, en la Plenitud Humana, me da algo muy concreto en lo que trabajar; encontrar en ello una razón de vida; dar respuestas a algunas preguntas fundamentales del ser humano; dar salida a mis expectativas y llenarme de esperanza;…. En el anhelo de infinitud, de eternidad, de absoluto…… me pierdo flotando en la perplejidad, no me lleva a nada sino a una especie de ensimismamiento en quietud contemplativa que me pierde. Mi interés por la vida no es contemplar extasiado la profundidad de mi mismo incluso aunque fuese trascendente, sino contribuir en lo que pueda con todo mi esfuerzo en la causa del Reino.
     
    Saludos cordiales

  • M.Luisa

     
    El último párrafo de mi comentario anterior  mejor  así.
    “Y volviendo a Heidegger, por último, pues tengo cosas que hacer, y  en honor al hilo abierto por Boff,   el “estar ahí” no es  pues, ya lo hemos visto,  por sus consecuencias  “comprensión  del ser”  sino primordialmente ” impresión de realidad”  A partir de aquí lo operante de la inteligencia es la sensibilidad.

  • Juanel

     
    Honorio, comparto contigo lo que dices sobre las ONGs y las beneficencias. Lo que a mí me parece que necesitan los países empobrecidos y explotados de la Tierra es inversión. Que los grandes financieros dejen de invertir en especulaciones financieras que nos han llevado a una crisis monumental por su falta de escrúpulos, e inviertan en infraestructuras y recursos humanos que esos países necesitan, al comprobar que esta inversión masiva les sale más rentable que la especulación financiera que nada produce. China parece que va por este camino y está invirtiendo en Tanzania en una red de carreteras que permita la comercialización de sus productos, según vi el otro día en la TV.

    El trabajo de las ONGs no es la solución, pone parches y disminuye el sufrimiento de millones de personas, pero sólo en ámbitos reducidos, como Vicente Ferrer en India, etc…., gota a gota esperando el aguacero, ciertamente loable pero no soluciona el problema que es urgente. Si se consiguieran estudios competentes para buscar rentabilidad y disminución del riesgo de inversión en esos países, se haría una labor mucho más positiva desde mi punto de vista que el trabajo paliativo de las ONGs, pues se estaría tocando la fibra sensible de los financieros e inversores. Los llamamientos a la ética sobre el hambre, pobreza, sufrimiento, enfermedades y muerte, de millones de personas sólo consiguen unas ayudas “caritativas” marcadamente insuficientes. Ni cambia la voluntad política y menos las prioridades del capital financiero.
     
    Saludos cordiales
     

  • M.Luisa

    Te agradezco  enormemente, querido Fico, tu esfuerzo,  has dado en  el núcleo   de lo que con mi torpeza intentaba    añadir en el tema que nos ocupa.
     
    Después de leer al amigo  Juanel me quedé  algo decepcionada por su tergiversación involuntaria, estoy segura, del asunto,  pero más tarde antes de cerrar advertí tu intervención por lo que me fui a dormir algo más esperanzada.
     
    He intentado varias veces, pero con cortapisas en el camino,  hacer ver la importancia  que para este asunto estrella en Atrio, digámosle Dios, trascendencia, Realidad etc., como se quiera,  es fundamental   hurgar en  nuestro potencial intelectivo tan manoseado.
     
    El problema que, desde siempre,  para el conocimiento ha envuelto  el sentir,  no significa  que para ello  se le haya de excluir sino que  como la palabra indica  el carácter problemático del sentir  significa  etimológicamente que nos está lanzando más allá de las soluciones  propuestas. Por tanto, volviendo  a lo ya reflexionado  que tú  sitúas con bastante acierto,  lo que nos está dado no es en primera instancia  omnicomprensivo,   si así fuera de lo dado tendríamos ya un mínimo de conocimiento  pues en la comprensión habita ya un  momento de conciencia. Pienso como ya dije que lo primordial es la aprehensión de realidad  despojada de todo conocimiento  que  sin saber todavía de qué se trata  esta compacción del Todo,  nos deja instalados en la realidad. El problematismo del sentir que los empirismos y los idealismos dejaron al margen,  para sacarnos de él,  lo aprovecharon   las creencias.
     
    Y volviendo a Heidegger, por último, pues tengo cosas que hacer, y  en honor al hilo abierto por Boff,   el “estar ahí” no es  pues  por sus consecuencias a mi modo de ver comprensivo  sino primordialmente aprenhensivo. A partir de aquí lo operante de la inteligencia es la sensibilidad.
     
    Un cordial saludo

  • Javier Renobales Scheifler

    Este hilo va de que sólo Dios nos puede salvar; lo cual no es cierto –salvo que al decirlo se refieran a una imaginaria vida después de la muerte: lo cual no es problema de esta vida-.
     
    Es en esta vida donde tenemos que salvarnos, el hambre, de la miseria, de la infelicidad, la desdicha, del desamor y cuantos males y obstáculos no impidan ser cuanto más humanos.
     
    En esta vida, que es la única que importa en esta vida, sólo nos pueden salvar personas (como por ejemplo la peruana que ha dicho Pepe Sala) que aman bien a los demás, sea haciendo su trabajo responsablemente, comprendiendo los problemas de las personas que tienen alrededor y ayudando a resolverlos, actuando con respeto y justicia, en relaciones llenas de humanidad y amor.
     
    O sea, el reino del amor, el reino que llamamos de Dios, pero que sólo se puede realizar mediante el amor humano, sin ninguna intervención divina.
     
    Eso, el amor humano, y no un Dios, es lo que nos salva en esta vida, aquí y ahora. Claro que, para quien necesite meter a Dios en todo, tenemos que el amor humano es Dios.

    Pero a Dios no le vemos, y al amor humano sí, lo experimentamos y realizamos y nos hace felices (experimentamos a Dios, diría quien tenga que meter a Dios en todo, y Dios nos salva. Vale).
     
    Somos las personas las que nos salvamos entrelazadamente unas con otras en esta vida. Dios, si es que existe, no interviene en esta vida para nada, como podemos comprobar a cada instante, en todas las vicisitudes de la vida.
     
    Por ejemplo ¿salvó Dios a la monja que tenía supuestamente una enfermedad incurable como el parkinson? No. Evidentemente Dios no le curó el parkinson.
     
    Nos han tratado de colar (y los papistas de la ortodoxia se lo tienen que creer) que SantoWojtyla le dijo a Dios (imaginariamente) cura a la monja; y Dios le dijo a Wojtyla: vale, vale, ya que tú has hecho tantísimo bien a mi ICR (que es mi familia en la Tierra, cuando viajo a la Tierra), en compensación ahora voy yo, Dios, y le digo: ‘levántate y anda’, y así la he curado/salvado milagrosamente, que para eso soy DiosOmnipotenteSempiterno.
     
    Pero ¿quién se cree este interesado cuento, creado para hacer Santo a Wojtyla y tratar de tapar así un poco su odioso encubrimiento a pederastas eclesiales? los papistas, pues es un papa encubridor de pederastas eclesiales quien santifica a otro papa encubridor igual.
     
    En cambio a todas esas decenas de miles de personas que se mueren de hambre y miseria cada día, que no son de vida consagrada como la monja, a esos yo Dios no les hago ningún milagro, y que se mueran: pues tú Wojtyla no me has pedido que les cure el hambre y la miseria: tú sabrás por qué, Wojtyla, quizá porque no te han rezado a ti, y entonces has dicho: que se jodan, que Dios sólo cura a los que me rezan (se encomiendan, lo llaman) a mí, SanWojtyla.
     
    Tanto pensamiento mágico sirve para que vaya Escrivá (en el link que ha puesto el Equipo de Atrio en la columna de la izquierda) y diga que él no fundó su Opus, sino que fue Dios quien lo fundó, el Opus, y por eso llama Opus Dei a lo que no es más que el Opus de Escrivá.
     
    Es la náusea, tanto Dios por aquí y por allá, hasta la náusea.

  • olga Larrazabal (Chile)

    Fico, ahí está el punto, “el pronóstico es pesimista.  Para invertirlo habrá que hacer algo más.” La lucha contra los grandes poderes del mundo que funciona con una ética comercial  utilitaria y no una ética humanista,contra  el manejo de la tecnología sin límites ( estamos hasta el cuello de pesticidas y otros venenillos), contra la idea de un desarrollo indefinido que no está al servicio de las personas sino de de grupos económicos, contra las guerras santas de los imperios… Pero ¿Cómo?  Denuncia profética, creando consensos y grandes movimientos por Internet, indignación en las calles…Y mientras tanto a espaldas nuestras refuerzan leyes que permiten la represión contra los disidentes, patentan los genomas de nuestros vegetales nativos, envenenan a los pueblos y les quitan su agua y su tierra y encima sus fuerzas represivas nos apalean. Aquí en el sur sabemos que los mártires del Salvador no murieron de neumonia en su camita, y quienes los asesinaron siguen campantes y renovados. Y las instituciones que dicen manejar la Ética, así con mayúscula, andan preocupadas de los abortos de pobres mujeres y de la vida sexual de no se quién.  Y ahora que los indignados llegaron al Vaticano, los desalojaron porque son molestosos y usan lenguajes impropiuos.  ¿Qué hacemos Fico?  Mejor nos dedicamos a cocinar buenas alubias rojas de esas de Tolosa, o como en mi caso, a cocinar para mis hijos birrochos y para mis amigos, unos buenos platos de callos, y trataremos en lo que podamos denunciar las mentiras del sistema y vivir lo que nos queda de vida, inspirados por la Ética Humanista, aunque vayamos contracorriente.

  • X. Gundín

    Sigo con Boff. Decía él:
    “…una compulsión oportunista…si podemos hacerlo también nos es permitido hacerlo, sin ninguna otra consideración ética. Las armas de destrucción masiva surgieron de esta actitud. Si existen. ¿por qué no usarlas?.
    La experiencia nos dice que hasta ahora hubo por lo menos una razón para no usarlas en dos ocasiones, cuando algo inhibió su uso. En la pasada guerra fria, en las crisis producidas por la implantación de los cohetes sovieticos en Cuba (¿no fue por el año 66, el de las declaraciones de Heidegger?) y la id. más reciente producida por la doble resolución de la OTAN, el establecimiento de sus Cruise y Pershing al lado de la frontera entre los bloques (entre las dos alemanias). En ambos casos se echó p’atras la URSS. Para formarse juicio completo habría que saber el motivo del recule, en que proporción fue por prudencia, por miedo o por incompetencia.  A falta dese dato llega con decir que funcionó la forma de disuasión prevista, declarada y teorizada: la conciencia de que no habría ganador y que la derrota sería para todos y horrible. Le llamaron disuasión, también teoría del horror.
    En definitiva, fue el miedo. El miedo a tropezar con el leopardo. Es preferible pasar hambre antes que…
    Velaí una buena razón por la que no usarlas.

  • Fico Sánchez Peral

    Partiendo del artículo de Boff sobre Heiddeger, que (o así, al menos, lo he entendido yo) parece un lamento de la humanidad en un momento de confusión en el que teme estar galopando hacia el abismo y, de vuelta del descontrol humano en el uso a-ético (o en el abuso), de los avances tecnológicos, se dice a sí misma “Sólo un Dios nos puede salvar”.
     
    Después de haber ido tocando muchas de las posibles cuestiones implicadas en el tema, hemos vuelto (el título del artículo y Oscar –aunque de otro modo- ya lo sugerían desde el principio y casi todos, poco a poco, hemos ido retornando al origen) desde diversas  perspectivas sobre “el asunto Dios”, la religión y sus creencias, y finalmente la fe. Para acabar –hasta ahora- planteando M. Luisa cómo las creencias (que son posteriores a una primera e inmadura noción de fe) se superponen a esos primeros balbuceos (intuiciones) sobre la Omnicomprensión respecto de “lo que nos es dado”, cuya búsqueda y profundización, en lugar de verse favorecidas por las creencias, acaban (no necesariamente, pero sí de hecho) quedando sepultadas, atrofiadas y suplantadas por una práctica religiosa más determinada por la urgencia orgánica de crear y dar seguridades artificiales a cambio del control de las personas, que por la de favorecer el temido -por incontrolable- desarrollo de las potencialidades del ser humano, tras las sucesivas (y cuanto más lejanas más percibidas como incontrolables) fronteras a rebasar tras el horizonte; con lo que no se hace otra cosa más que abortar sus posibilidades o lastrarlas predestinándolas al fracaso.
     
    Y Oscar planteaba: Jesús no sólo no se habría disculpado de entrarle a la crítica de “lo religioso”, sino que dio salida, exteriorizó (hasta escandalizó casi con exabruptos) su espontáneo sentimiento vital en favor de quienes eran aplastados en su tiempo por el peso inadecuado de lo religioso. Lo que le costó ser crucificado a medias entre la religión y la política. Nosotros, a cambio, parece que renunciamos a salvarnos por nuestros medios y pedimos a Dios que nos salve él. Oscar nos pedía –perdón por la  imprecisión, pero cito de memoria tras más de sesenta comentarios- que aclaráramos y eleváramos el nivel del análisis y del compromiso…
     
    Y llegados hasta aquí, basados en una práctica ética precaria –religiosa y política- cuestionamos la capacidad tanto de la religión como de la política y de los hallazgos tecnológicos para resolver los problemas de la humanidad; cuando en realidad no deberíamos haberlas sacralizado para pedirles que fueran más de lo que en realidad son: simples herramientas, y con posibilidad de ser verdaderamente útiles y eficaces, si nos hubiéramos limitado a usarlas, con un sentido ético claro, en orden a sus legítimas finalidades, y no con otras menos legítimas y más interesadas.
     
    El atasco mental es patente, de ahí la sensación de pánico mientras nos deslizamos, imparables hacia el abismo (pues somos conscientes de que no usamos las herramientas –religión y política- para los fines que les son propios). Para avanzar, ¿no sería ahora de revisar, no tanto las herramientas en si mismas, que suelen ser inocuas pues no son más que eso: herramientas; sino nuestra manera de usarlas, si es conforme o no a su esencia y finalidad?
     
    ¿La religión cumple su finalidad de favorecer el desarrollo espiritual del ser humano? ¿Las ideologías políticas cumplen su finalidad mediante el desarrollo social de las potencialidades del ser humano? ¿Las ciencias se sienten entendidas y apoyadas por la religión y la política, o por el contrario se sienten obstaculizadas y manipuladas? ¿Y el hombre, somos capaces, unos y otros, de pasar por encima de las ideologías religiosas y políticas para supeditarlas a sus fines, incluso por encima de sí mismas?
     

    Las desconfianzas recíprocas, por las malas praxis, entre religión y política, y hasta entre éstas y la ciencia, hacen que mutuamente se obstaculicen unas y otras, y obstaculicen a su vez y desaprovechen los avances científicos, llevándonos primero a un fracaso casi surrealista y luego a la impotencia para analizar sus causas y salir de él.
     
    La cuestión es de ética y generosidad humanas, y, o el hombre recurre sin condiciones a su honestidad intelectual y se moja en todos los órdenes, y deja de ser un lobo para el hombre, para entregarse y dar posibilidad al Reino del amor al prójimo, o no hay dios que lo remedie. Sucede como con la crisis económica, que todos piensan que es cosa de otros, y todos andamos esperando que sea primero el otro el que cambie sus planteamientos; así a lo mejor él se salva de hacerlo, o se ve obligado a menos; por eso, mientras esperamos a que alguien se decida a dar el primer paso recurrimos a Dios, ¡a ver si él lo arregla y nos ahorramos el esfuerzo!
     
    Pues, si todo lo que estamos dispuestos a hacer son rogativas para que llueva y luego echarle las culpas a Dios si no llueve, el pronóstico es pesimista. Para invertirlo habrá que hacer algo más.

  • Gustavo Montesinos Saá

    Respondiendo a Juanel:
    No porque un sordo no escuche el sonido puede afirmar que el sonido no existe. Para buen entendedor pocas palabras.
    Saludos
    Gustavo Montesinos Saá.

  • pepe sala

    Bienvenida sean las visitas ” espirituales”, Jabitxu, si tales visitas atienden del mismo m odo a los visitados-as.
    Te puedo asegurar que la excelente PERSONA peruana también está encantada con la visita del famoso ” dios”. Además de llevarse los “huesos” quen tanto le gustan, también se lleva la paga que le corresponde por su adecuado esfuerzo y NI DIOS conseguiría que se vaya de nuestro lado.
     
    Los ” huesos” compartidos en buena armonía convencen más que las promesas INSEGURAS ( inciertas para algunos) de un futuro y de un más allá que deja mucho que desear frente la la REALIDAD que estamos necesitados a vivir .
     
    La sabiduría de las personas que conocen las necesidades básicas desde la más tierna edad ayudan mucho a saber en quien confiar, aunque no vengan enviados-as por ” dios”. Y como muchas personas nos han visitado en España con la sana intención de salir de tantas necesidades injustas, ellas intuyen también perfectamente el lugar donde serán tratadas con el respeto y la JUSTICIA que se merecen o quienes tratarán de explotarlas al máximo sin pagarles el justo jornal.
     
    No es fácil, Jabitxu, encontrar hoy en día una persona responsable de su trabajo. Tampoco es fácil encontrar una empresa que reconozca el esfuerzo de-la buen trabajador-a y le pague lo que realmente se merece por su buen hacer.
     
    Dejemos pues la visita ” divina” en algo que beneficia a ambas partes y ” demos gracias a dios” por no meterse en berengenales sindicalistas entre trabajadora y empresa. Así da gusto… ya podrían seguir el ejemplo los empresarios del Corte Inglés…y los dueños de hoteles de montones de estrellas, que tienen a sus empleados-as estrellados. ( lo sé de buena tinta, incluida la ” tinta” de nuestra querida peruana que no aprendió la profesión con nosotros y sabe perfectamente lo que es estar ” dejada de la mano de dios” en diferentes trabajos que se ha visto necesitada de llvar a cabo.)
     
    Venga, pues.

  • Fico Sánchez Peral

    Mira tú por dónde -si lo he entendido bien- me confirma M. Luisa (a quien pido –y agradezco- otro poco más de paciencia) y luego además me descubre, que el anhelo de “mi intuición de Dios”, que lleva 64 años (soslayado al fin el laberinto religioso) siendo causa y efecto de mi búsqueda de toda la vida, que: «…el “estar ahí” el Dasein, lo que se da, no es en primera línea comprensión del ser, sino algo anterior a ello, es impresión de realidad, de ahí la importancia de la estructura (con esto de la estructura me despisto un poco) para que ella sea la que nos aporte la descripción de los hechos.».
     
    Y con lo siguiente ya no sé si, pese a haberme despistado antes, capto bien el final (que yo creo que sí aunque con lagunas): «Zubiri presenta su análisis de la inteligencia como una descripción de hechos, no como una teoría. Antes de cualquier teoría se ha de tener claro en qué consiste el hecho de la inteligencia, el acto sentiente,  intelectivo,  temperante y volente de la aprehensión de realidad. », pues no alcanzo a ver como puedo traducir yo como hechos descriptibles ese acto de la inteligencia mediante el cual, mi intuición de Dios, algo que por más que avance y madure en mi lento proceso de profundización y aproximación, de tender-hacia, sigue siendo impresión de realidad y por tanto –al menos para mí- indescriptible e intransmitible.
     
    ¿Cómo comunicar a otros (descripción de hechos) algo que sucede en lo más hondo de mi esencia y que no tengo más modo de describir que como encuentro de presencias, ¡cuando se produce! (que no siempre se produce)? ¿O ese reconocimiento de incapacidad para describirlo es precisamente parte del acto de la inteligencia que describe una cierta aprehensión de realidad? (¡Uuuuuuuuuuffff!)
     
    Aunque a veces cueste seguiros, los comentarios confirman e iluminan mi búsqueda y además alientan el hambre de ir más lejos y más hondo. Este hilo está plagado de sugerentes destellos de luz.  Gracias a todos.

  • h. cadarso

      Gundín: “hay mucho cura por aquí…siempre pensando en lo mismo” dices en una intervención. A eso voy, porque además alguno te replica que no es para tanto. Y a lo mejor llevas razón, a veces huele no a botafumeiro, sino a sacristía. Por eso te digo que te hagas a la idea de que estamos en el Obradoiro, un poco mejor ventilados…Pero vale, no he dicho nada…trataba simplemente de rebajar un poco el ambiente, aunque veo que los filósofos siguen lanzados…Por mí encantado!

  • Juanel

     
    Gustavo, pues no, yo no creo que hayan valores absolutos inamovibles y si los hubiere pues cabe la posibilidad de que sea así, nosotros los humanos no tenemos ningún método que nos permita llegar a tales conclusiones al menos por ahora. Podemos dar juicios de valor sobre lo que nos parece mejor o peor, acciones más justas o menos, pero no hay forma posible de fundamentar absolutos. La consecuencia no es el “todo vale” como dices, sino que también es posible optar por lo mejor . ¿Por qué razón vamos a tener miedo a la libertad de los demás, y no podemos dejarles que elijan lo que les dé la gana imponiendo absolutos, siempre y cuando se respeten las leyes y el derecho fundadas en consensos o razones de convivencia?
     
    Saludos cordiales

  • Juanel

     
    MªLuisa, es cierto que hay puntos de coincidencia entre lo que llamo Realidad Omnicomprensiva que intuyo como que “está ahí” como dado, y me detengo en ella asombrado y perplejo, y lo que tú tomas por real por un proceso que llamas aprehensión primordial de la Realidad que parece compartimos, pero que te permite intentar explicar los hechos fundados en ella. ¿Es esto legítimo? Pues mi opinión es que no, yo no veo el modo de inteligir sobre ella y menos realizar como dices afirmaciones firmes que también tu rechazas, pues estoy contigo cuando dices que “no sabemos nada” sobre la misma y sólo costa el hecho. Es que no veo conexión posible entre las cosas que “aparecen” y percibimos, y la Realidad Omnicomprensiva entendida como lo totalmente distinto, lo Otro. Sólo espero que en el futuro humano donde sitúo la Plenitud se unan entre sí y podamos comprenderlo. Por ello me reafirmo en mi mentalidad científica ocupado en el fenómeno, en lo que “aparece”, en la Realidad Física, la cual me da respuestas a algunas preguntas fundamentales del hombre (razones para vivir, ¿razón-vital?) sin tener para nada que remontarme a la Realidad Omnicomprensiva, lo Otro. Por eso me dices que mi fe está dividida y yo te sigo diciendo que no es así. Mi fe no se sale de la Realidad Física y del futuro humano. Sólo cuando voy más allá del límite, más allá de la plenitud humana, mi fe deja a Dios ser Dios. El sabrá qué hacer para llevarnos a su seno, pues yo no lo sé ni me preocupa saberlo, sólo confío en que lo hará pues la plenitud de lo humano es lo máximo que puedo llegar como ser humano que soy, no divino. Y confío porque mi fe es cristiana, y por ello mi Dios tiene un componente humano y humanizador por su encarnación en lo humano, en la plenitud de lo humano, que sostiene mi confianza.
     
    Saludos cordiales

  • Javier Renobales Scheifler

    Conozco a la peruana, Oscar.
     
    Pepe Sala: ‘os ha venido Dios a ver’ con ella (lo sé por Pepe, y por lo poco que he visto, y le he visto trabajar), lo puedes reconocer en el foro, Pepe, incluso ¿no creyendo tú en Dios, que os ha venido a ver, en-con ella?
     
    ¿Jesús fue la humanidad plena?
     
    No lo creo, pues Jesús fue un hombre, y nada es pleno ni absoluto en la humanidad de las personas, ni siquiera en la de las mujeres.
     
    La peruana me recuerda que probablemente ha  habido y habrá personas más humanas que Jesús, el cual no tuvo, por el machismo de su época, siquiera la ventaja de ser mujer: pues sólo fue un hombre al que algunos pretenden –bien en vano- hacer Dios, sin que Jesús pueda ya defenderse de semejante pasada-proyección de algunos hombres.
     
    Defendamos a Jesús, de lo que están haciendo con él, estos divinizadores de personas. Jesús es por encima de todo una persona humana, no un Dios. Lo mejor de Jesús es que es una persona humana, no un Dios -que no lo fue-.
     
    No tomar su santo nombre en vano: dejemos a Dios que, si es que es quien ha hecho el mundo, es obvio que no ha querido aparecer en el mundo.
     
    Algunos directores de films –Hitchcok, por ejemplo- aparecían fugaces en algunas de sus creaciones: muy al contrario que Dios el cual, si es que existe, no se deja ver en el universo supuestamente creado por Él.
     
    Todo un signo permanente de los tiempos ¿no?

  • Javier Renobales Scheifler

    Mejor ilustran esta pregunta ¿qué Dios es ese que luego justificó el juramento de fidelidad que los obispos españoles tenían que hacer  ante el dictador Franco, apenas eran  consagrados pastores de la Iglesia? (pág. 33)
     
    Y estas frases: “… está claro también que lo determinante para la salvación no es lo sagrado, sino lo profano. Y por eso también lo que decide nuestra salvación, a juicio de Jesús, no es lo religioso, sino lo laico”
     
    “… lo que a Dios le importa no es lo que cada cual hace por su propia salvación sino lo que hace por la felicidad y el bienestar de las personas con las que cada cual se encuentra en la vida.”
     
    “La enseñanza clave es … que sólo importa el amor al prójimo … la persona indigente es el lugar de Dios en el mundo.” (pág. 77)
     
    “el proyecto cristiano no puede ser un proyecto de divinización, sino un proyecto de humanización” (pág 78)
     
    Como indica el ya citado profesor Martín Velasco, ‘Dios brilla, en el sentido más positivo del término, por su ausencia(pág 80)

    O sea, vivamos como si Dios no existiera, dicen otros. No este libro, o yo no lo he visto en él, y eso que habla de Bonhoeffer, y de Tillich.

    “… Jesús no pretendió fundar una nueva religión, sino humanizar cualquier forma de religiosidad” (pág. 86)

    “… todo se reduce a comprender que el centro del cristianismo no es Dios …”
    (pág 87)

    “Jesús no es …‘propiedad del cristianismo’. Ni es pertenecía exclusiva de los cristianos o de la Iglesia
    (se refiere a la ICR)

    ha sido el cristianismo, ha sido la Iglesia, la que se ha apropiado de Jesús y lo ha presentado como el centro y el contenido fundamental de una religión determinada, la religión cristiana.

    En realidad lo que tendría que haber hecho la Iglesia es tener la libertad, el coraje y la honestidad de presentar a Jesús como la realización plena de lo más profundamente humano, de lo plenamente humano, de lo mínimamente humano, de aquello que, por encima de culturas, tradiciones y costumbres y creencias religiosas, constituye el  logro de los anhelos de humanidad y de ultimidad que todos llevamos inscritos en lo más básico de nuestro ser”
    (págs.. 108-109)

    “A Dios lo encontramos en lo que es verdaderamente humano”
    (pág. 110)
     
    Sólo ahí lo encontramos, diría yo, y creo que lo dice también el libro que cito

    Bueno dice más cosas, tengo que leer el libro con tiempo y una cierta calma; se titula “La humanidad de Dios” Trotta enero 2012, autor José María Castillo, teólogo y sacerdote católico. Una delicia de libro … y de autor.

  • pepe sala

    Ahora sí que me has ” jodido”, Oscar. ( llevo 5 minutos riendo y las lágrimas (benditas lágrimas que no sean por motivos desgraciados a cuanta de otra de tus frases):
     
    “”Porque lo que se va p-arriba es la “gordura”: grasitud del cocido, hervido o fervido; e.d. el FERVOR.””
     
    Anda que no cuesta bajar de las NUBES a tanta ” gordura”. ( Ya no lo llamaré pedo por no pasarme demasiado en mi escatológica forma de intepretar ciertas cosas).
     
    Te cuento ( Bajo el árbol y con un mate MEZCLADO CON ORUJU DE POTES ,y alguien de Arengetina sabe perfectamente la mejoría de la mezcla) que tu empleado sabía mucho más de lo que aparenta. Las circunstacias de nuestras propias vidas nos pueden sorprender GRATAMENTE si estamos atentos a las ” cosucas” que parecen irrelevantes. Veamos:
     
    Nuestra encantadora empleada peruana ( tiene unos rasgas de hija de ” Toro Sentado” que nos emociona) nos sorprende cuando hacemos caldo. ( en España es típico hacer caldo caliente en la época de invierno). Como todo el mundo sabe, el caldo necesita la aportación de huesos.
     
    Pide permisos ( a pesar de que no lo necesita, según repetitivas indicaciones) para llevarse los huesos a su casa. Ante nuestra curiosisdad, dado que yo mismo recuerdo mis agradables combates con los huesos, nos comenta que para ella es un verdadero MANJAR. Tanto es así que mientras está disfrutando de sus huesos, advierte en su casa que nadie la moleste durante, al menos una hora.
     
    Curiosidad que cuento a pesar que no viene al caso de la salvación de las almas; pero. ¡ coño!, cómo lo disfruta el cuerpo cuando se come un jodido hueso a gusto.
     
    Y, para dejar las cosas ” filosóficas” bien claras, Oscar, debemos coincidir  en que los huesos despues de hervidos y ESPUMADOS han perdido toda la grasa grasienta y pegagosa y no hará daño a nadie que tenga el colestarol descompensado.
    Al contrario, la cañada de los huesos hervidos y espumados beneficiarán enormemente la salud de quien tenga tan buena dentadura y tanta paciencia como para RUMIAR los huesos duros de roer.
     
    PD:  Ya sabes que puedes contar conmigo para culaquier problema que te surja en el TERRENO. Me considero de esos tipos raros que ” lo mismo plancha un huevo que fríe una corbata”.  ( En España, afortunadamente, hay una normativa que prohibe las fosas sépticas por el nivel de contaminación que suponen. Hay alternativas. no demasdiado caras, que resuelven el problema.)
     
    Cualquier problema que tengas respecto a fontanería- calefacció- gas, tienes a tu disposición al ” mejor fontanero de España… y parte del extranjero. Dile a Antonio que te proporcione mi correo electrónico y se te solucionarán todos los problemas hidráulicos. Los electricos que te los resuelva Pepe Blanco, que yo tengo pánico a la electricidad.)
     
    venga pues

  • M.Luisa

    Además,  Juanel,  desde una perspectiva estructural de la realidad  se nos abren muchas posibilidades con base científica. Yo, por ejemplo, en los primeros años de estudio, por su complejidad y su difícil comprensión, estuve tentada no pocas veces de  tirar la toalla  pero, por lo que andaba buscando,  que no era por supuesto  por causa alguna de perdida de fe sino que, precisamente, a tenor de este método estructural del cual desconfías, entre las muchas tesis  que Zubiri desarrolla en su filosofía,     intuía que  en mi  insistencia al final hallaría la utilidad que andaba buscando que no era sino lograr a  entender,  de un modo riguroso,  el hecho de    esta  desconcertante disparidad  de mentalidades  que  tantas veces aquí  mismo en Atrio se origina.  Piensa que la idea de estructura  dota a la realidad,  empezando por la humana,  de unos  caracteres que le son propios y por tanto   respeta  sus momentos de configuración autónoma. Esto, a mí, al menos, me explica muchas cosas y me serena.

  • José Ignacio Calleja

    X. Gundín, si fue por mí, lo del “perdón”, no te he respondido porque no lo necesitaba. No me molestó. Me dije, “no creo que este dato sea exacto”. Sin más trascendencia. Saludos cordiales.

  • X. Gundín

    h cadarso. 16.I, 12:30
    No entiendo tu encriptada alusión. ¿Quieres desencriptarla?.
     

  • X. Gundín

    Oscar Varela
    15.I, 2:45. Pedí perdón por lo que el sarcasmo pudiera haber molestado sin necesidad.
    14:51. Pues no, no haré glosa de Goethe, cosa que me desbordaría.

  • Javier Renobales Scheifler

    Bien Honorio,
     
    Sólo un Dios nos puede salvar, dice; sí, ya.
     
    Ya lo dice Gerundio 14-Enero-2012 – 10:25 am un poco más abajo, cuyo comentario suscribo:

      “Supongo que será más fácil decir “Sólo un Dios nos puede salvar” que responsabilizarnos como personas.
     En toda la historia de la humanidad ante la duda de algo siempre se ha hecho referencia a un Dios o Dioses. Si era muy complejo de conseguir, se decía: “que sea la voluntad de los Dioses”. Hoy en día sigo escuchando: “si dios quiere”.
      En mi opinión, ya está bien. Y a está bien de responsabilizar a nadie de nuestro pasado, presente o futuro
       Yo me lo crío, yo me lo como.”
     
    NO olviden, señores que necesitan un Dios que les salve, que Dios necesita (dicen algunos interesados) un representante de Dios en la Tierra que le gestione el trabajo (Dios está jubilado parcialmente, y el papa tiene un contrato de relevo por tiempo indefinido), y ese representante necesita un Estado independiente (paraíso fiscal), y una multinacional con un patrimonio de la de Dios …
    Franco no hubiera sido Caudillo de España por la Gracia de Dios, si hubiéramos vivido como si Dios no existiese, etc. etc…. Todo este negocio basado en Dios no se sustentaría …

  • h.cadarso

      Parece ser que un consorcio de empresas españolas van a construir un AVE entre La Meca y Medina: 400 y pico kms, 6.000 y pico millones de euros, en pleno desierto…!Viva el progreso, Juanel! ¿O no? ¿Me estoy pasando? ¿Qué opina, Leonardo Boff? ¿A lo mejor estamos profanando el desierto y sus llamadas a la contemplación y el éxtasis místico?
      Otra cosa, Juanel. a mí eso de las ONGs que van por el Tercer Mundo haciendo caridad o beneficencia está empezando a resultarme un poco cargante. Este domingo, El País habla largo y tendido sobre la necesidad que tiene la economía española de penetrar en las ec onomías del sureste asiático y otras zonas del planeta, y se critica que nos hemos centrado exclusiva y machaconamente en la América de habla española…
      Y de paso se habla también de que los jóvenes españoles deberían pensar más en buscarse opciones laborales en todos los lugares del mundo donde hay oportunidades de trabajo.
      Tomar conciencia de que el mundo es una unidad de producción y trabajo, mirar al Tercer Mundo como una oportunidad de inversiones y de trabajo, más que de obras de caridad, humanitarismo y beneficencia, eso es el progreso, ese es el progreso que se enfoca “como si Dios no existiese”.  Andarse obsesiva y exclusivamente jugando a ONGs, a voluntarios de ONGs secuestrados por Al Qaeda, a piraterías en los mares de Somalia (que no sé quiénes son los piratas, si ellos o los que han invadido sus aguas por un alquiler de risa…), pues a eso le llamo yo jugar al “como si Dios existiese” de Ratzinger y quizá también de Boff.
      Dicho sea todo esto para complacer a los que se quejan de que estamos volando demasiado alto y nos perdemos más allá de las nubes. De vez en cuando, egregios filósofos, toquen tierra y permítannos tomar aliento. Y tú, Gundín, enseguida te da a la nariz el incienso ese de la catedral de Santiago…Vale, aguanta un poco el aroma…hazte a la idea de que estamos en el Obradoiro, delante del Pórtico de la Gloria…

  • oscar varela

    Hola pepe sala!

    1.- Te necesito a mi lado en la etapa en que estoy de la construcción.
    Ya excavé e instalé la “Cámara séptica” (1 M3) y ahora debo hacer las instalaciones sanitarias de Baño y Cocina.
    ¡Qué quilombo, viejo!
    ¿Qué pasará cuando se me empiecen a “cruzar los cables” al momento de la instalación eléctrica, no?

    2.- Esto de “la casita” junto al Canal no es una conversación “al pedo”,
    sino que la siento acompañada por Salvador, quien me suele preguntar por ella;
    mientras -virtualmente- nos sentamos debajo de un árbol a charlar.

    Son una de esas cosas lindas con que te sorprende la Vida humana ¿no te parece?

    3.- En cuanto a la “espuma y los pedos” pienso que es una cuestión -como la vida bien vivida- de exhuberancia.

    Porque lo que se va p-arriba es la “gordura”: grasitud del cocido, hervido o fervido; e.d. el FERVOR.

    Entre los operarios de montaje que tuve a cargo, había uno recién llegado de misérrimos pueblitos de nuestro “interior”, que en los infaltables “asaditos de obra” con que solíamos cortar la jornada al mediodía, él se reservaba la grasa, que saboreaba parsimoniosamente chupando y mordisqueando huesos y cueritos.

    Despés me enteré que la grasa en la vida animal es acumulación energético del excedente alimenticio. Una especie de Caja de Ahorro. Una manía, parece, bastante enquistada en la evolución: cuando hay, hay que guardar p-cuando no haya”.

    Cuando esa manía se des-madra ¡agarrate Catalina! que te sube el colesterol como “pedo de buzo” -solemos decir chabacanamente entre amigos y bajo el árbol de la confianza.

    3.- Esto de la contra-posición de la Famila a que nos lanza Salvador cobra un matiz nada escandaloso sino trivial por lo cotidiano y perogrullesco, si pensamos un poco en lo que se ha dado en llamar las “generaciones”.

    Llega el joven a una cierta edad en que quiere mandar “a la mierda” a toda su familia.

    Bueno, como ya empieza a dar olor esta conversación, lo mejor será dejarla ahí ¿te paece?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

    PS.: como es una conversación privada “bajo el árbol”,
    los delicados atrienses sabrán no darse por enterados.

  • M.Luisa

    Juanel, siguiendo  un  poco más sobre lo que me preguntas y    una vez  que en mi comentario anterior  quedara  más afín la idea principal de la que partimos, o sea,    tu desde  la Realidad Omnicomprensiva   y yo desde la aprehensiva,  puedo ahora  a grandes rasgos atender  a tu  pregunta  ¿de dónde sacas dicha estructura?   Pregunta que  venía a cuento ante la  sorpresa  que te producía   el hecho de que  una mera intuición pudiera  desembocar  en derivaciones estructurales.  Sin embargo,  te invito así mismo  a una  reflexión   ¿No es acaso más sorprendente  y peligroso   que lo intuitivo    derive en  firmes afirmaciones?  Entre el estado de quiescencia  y  una afirmación envilecida de lo que como tú dices  intuyes  “está ahí” yo me inclino por la estructura, la cual  por su misma constitución  considera y respeta lo que “está ahí” lo Otro.
     
    Esto dicho así,   me da pié  para  hacer aquella matización que ayer ya apunté y es que,  además,   precisamente a propósito de Heidegger,   el “estar ahí” el Dasein, lo que se da,   no es en primera línea comprensión  del ser, sino algo anterior a ello, es  impresión de realidad,  de ahí  la importancia de la estructura para que  ella  sea la que nos aporte la descripción de los hechos.
     
    Zubiri presenta su análisis de la inteligencia como una descripción de hechos, no como una teoría. Antes de cualquier teoría  se ha de tener claro en qué consiste el hecho de la inteligencia, el acto sentiente,  intelectivo,  temperante y volente de la aprehensión de realidad.
     
    Lo dejaré aquí, gracias y buenos días

  • Gustavo Montesinos Saá

    /* Style Definitions */
    table.MsoNormalTable
    {mso-style-name:”Tabla normal”;
    mso-tstyle-rowband-size:0;
    mso-tstyle-colband-size:0;
    mso-style-noshow:yes;
    mso-style-priority:99;
    mso-style-qformat:yes;
    mso-style-parent:””;
    mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
    mso-para-margin-top:0cm;
    mso-para-margin-right:0cm;
    mso-para-margin-bottom:10.0pt;
    mso-para-margin-left:0cm;
    line-height:115%;
    mso-pagination:widow-orphan;
    font-size:11.0pt;
    font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
    mso-ascii-font-family:Calibri;
    mso-ascii-theme-font:minor-latin;
    mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
    mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
    mso-hansi-font-family:Calibri;
    mso-hansi-theme-font:minor-latin;
    mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
    mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

    A Juanel:
    El relativismo pueda ser que no sea malo, como tú afirmas, pero es peligroso. Y es necesario decirlo especialmente a los jóvenes. Hay valores absolutos inamovibles. Si pasan a ser todos relativos ¿qué sucedería?. Que tus valores relativos son diferentes a los míos y nada más. De allí nace la cadena al “todo vale”.
    En definitiva el relativismo: Pone en duda la capacidad de búsqueda del ser humano. Si todo es relativo, si todo es igual, ¿para qué investigar?, ¿para qué estudiar?. El relativismo es un obstáculo en este sentido para buscar la VERDAD.
    De paso gracias a Oscar por lo de Cumpa, me honra la amistad con un filósofo destacado y un escritor erudito de este atrio.

Responder a Juanel Cancelar comentario