Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5499 Artículos. - 87269 Comentarios.

‘Cerditos’ en la UE: ¿Son los países católicos manirrotos?

Mira por dónde la conocida tesis de Max Weber sobre “La ética protestante y el espíritu del capitalismo” está resucitando araíz de la crisi económica. Aquello de los PIIGS que parecía una broma, es tomado muy en serio por algunos periódicos como el Financial Times y algunos políticos como Angela Merkel. Juan Bedoya escribe un largo artículo sobre todo ello en broma y en serio.

‘Cerditos’ en la UE: ¿Son los países católicos manirrotos?

Arrecia el debate sobre la influencia de la religión en el desarrollo económico de los pueblos. ¿Por qué la crisis se ha cebado más en los Estados del sur que en los del norte, de tradición protestante?

Juan G. Bedoya El País Madrid 8 ENE 2012 – 00:13 CET394
¿Son manirrotos los católicos, e incapaces sus políticos de sostener una economía capitalista creíble? ¿Por qué la crisis se ceba más en los países católicos del sur de Europa que en los del norte, de tradición protestante? ¿Son anticatólicos los mercados? Como en la canción de Bob Dylan, la respuesta (y la pregunta) está en el viento. No es un debate nuevo, pero arrecia en los tres últimos años.

De rodillas, andrajosos, humillados, cinco sujetos aparentemente sobrealimentados piden limosna en actitud perpleja. Detrás, un muro. Enfrente, la nada. Un letrero dice que son miembros de la Unión Europea. Cada uno luce en la pechera la marca de su país: Italia, Portugal, Irlanda, España y Grecia, de izquierda a derecha. El dibujante Jim Morin sublimó así el viejo debate sobre la inferioridad económica de los países católicos. Su ya famosa caricatura se publicó en The New York Times para ilustrar un informe sobre los PIGS europeos, literalmente cerdos en inglés.

PIGS es el acrónimo despectivo con el que financieros anglosajones se refieren a los países del sur de la UE: Portugal, Italia, Grecia y España (Spain en inglés), para subrayar sus problemas específicos: déficit incontrolado, contracción económica, desempleo galopante, endeudamiento, burbuja inmobiliaria, derrumbe de sus emisiones de deuda y, sobre todo, mentira y falseamiento de las cuentas. Tras la crisis de 2008, se reemplazó Italia por Irlanda, pero ahora añaden a las dos, con el acrónimo PIIGS. Algunos de esos países fueron presentados como ejemplares por sus gobernantes, en el caso de España como una economía de “champions”, a punto de superar a Francia e, incluso, a Alemania (palabras de Zapatero hace tres años).

El calificativo PIGS ha sido usado incluso por el Financial Times, referido a los prejuicios habituales de un determinado pensamiento económico sobre países de la periferia europea, oponiendo su situación a los emergentes BRIC (Brasil, Rusia, India, y China). El periódico jugaba con las palabras brick (ladrillo) y pig (cerdo), con una sutil referencia a la frase hecha que designa en ese idioma la idea de algo inverosímil: flying pig (cerdo que vuela).

Otros teóricos han utilizado la expresión economía porcina. “Es un apodo peyorativo, aunque refleja la realidad. Hace ocho años, los cerdos llegaron realmente a volar. Sus economías se dispararon después de unirse a la eurozona. Ahora, los cerdos están cayendo de nuevo a tierra”, escribió Financial Times en septiembre de 2008. Los mismos calificativos han usado The Times, Newsweek y The Economist.

Pese a que las economías de los países donde más han arreciado esas críticas (Reino Unido y EE UU) también atraviesan por dificultades, los desprecios no han desaparecido. Todo empezó con las tesis del sociólogo Max Weber sobre la inferioridad del cristianismo romano respecto al protestantismo para construir economías capitalistas solventes.

Los cinco pordioseros del dibujante Jim Morin tienen esa característica religiosa. Son católicos romanos, salvo Grecia, que es ortodoxa, una religión prima hermana del catolicismo. Si hubiera un barómetro para medir el maridaje entre el Estado y la religión, Grecia se llevaría la palma confesional, por delante de Italia y España. La última demostración fue la jura del cargo del nuevo primer ministro heleno, humillado ante el nutrido grupo de prelados encabezados por el arzobispo de Atenas y primado de Grecia, Jerónimos II.

En España, los presidentes de Gobierno y sus ministros, incluso los tachados por el Vaticano de “laicistas furibundos” (como Rodríguez Zapatero), juran su cargo ante un crucifijo y la Biblia abierta por el Pentateuco, el llamado Libro de los Números.

Veamos las tesis del sociólogo alemán Max Weber (Erfurt, 1864-Múnich, 1920). Las expone en un libro que se hizo pronto famoso, La ética protestante del capitalismo, publicado en 1905. Dice: “El mundo protestante es más exitoso económicamente que el católico gracias al influjo de la religión protestante en cada uno de sus individuos: amor al trabajo, honradez, ahorro y apego permitido a lo material”.

Los protestantes llaman perezosos a los católicos. Replican los católicos que los protestantes son materialistas. Weber lo explica así: “El católico es conformista y prefiere la seguridad, mientras que el protestante se atreve con el riesgo. La Iglesia católica castiga al hereje, pero es indulgente con el pecador. El protestante pone el énfasis no en la confesión, sino en la conducta. Cualquier fabricante sabe que es la falta de conciencia de los trabajadores de países como Italia uno de los obstáculos de su evolución capitalista y de todo progreso”.

Los tópicazos del sociólogo de la religión se refiere aquí a un tema de rabiosa actualidad en la UE: la menor laboriosidad y productividad de los países del sur, y el escandaloso absentismo laboral. Según Weber, el protestante no considera el trabajo un castigo. Los católicos, en cambio, creen que el trabajo es el máximo castigo de Dios por el pecado original, y culpan a una mujer, Eva, de haber provocado la expulsión del Paraíso, donde no era necesario trabajar. Del protestantismo, perseguido con saña en España hasta 1966, escribió Menéndez Pelayo, desde su atalaya de católico a machamartillo: “El protestantismo no es más que la religión de los curas que se casan”.

Ahora, la protestante Angela Merkel se presenta capaz de arreglar las cuentas y las deudas de los Estados del sur, como se ayuda a un primo borrachín. Pero exige atenerse al cuento de los tres cerditos merendados por el lobo. No ayudará, a menos que los PIGS estén dispuestos a construir en cemento armado sus casas, en vez de con paja reseca, y a aplicarse el cuento de la austeridad, el rigor y los sacrificios.

Todo son dudas. Las medidas de austeridad impuestas a los italianos por el Gobierno del tecnócrata Mario Monti (bien arropado por ministros católicos, como Andrea Riccardi, hagiógrafo de Juan Pablo II y fundador de la Comunidad de sant’Egidio, uno de los nuevos movimientos del catolicismo romano), excluyen de todo sacrificio a la Iglesia católica. El plan de ajuste asciende a 30.000 millones de euros, de los que buena parte proceden de un nuevo impuesto inmobiliario. Si la Iglesia católica italiana lo tuviera que pagar, Monti tendría 2.500 millones más. Lo han evitado ministros considerados más súbditos del Vaticano que de Italia.

Han hecho lo mismo los nuevos gobernantes de Grecia. En España, ni siquiera se plantea lo contrario, pese a ser la Iglesia católica el segundo propietario inmobiliario después del Estado. En los tres países en crisis, las jerarquías católicas viven en un clamoroso paraíso fiscal.

Todo empieza en la educación sentimental. Los catecismos que aprendieron los españoles durante el nacionalcatolicismo franquista (el Astete, el Ripalda y el Catecismo Patriótico Español, sobre todo) enseñaban que el liberalismo era pecado, pero también el capitalismo, el socialismo, el modernismo, el darwinismo, el sindicalismo, el laicismo, el secularismo, y así hasta 14 ismos. “A todos los fieles, en especial a los que mandan, ordenamos con la autoridad del mismo Dios que trabajen con empeño en desterrar de la Santa Iglesia estos errores”, ordenó el Concilio Vaticano I.

“¿Es lícito a un católico llamarse liberal?”, preguntaba el cura en la catequesis siguiendo el texto de Nuevo Ripalda para la nueva España. Respuesta: “No, señor, por el escándalo que causa tomar el nombre de un error condenado por la Iglesia”. Pero había matices. El catequista ensotanado pregunta si “alguna vez no será pecado leer la prensa liberal”. “Sí, señor, si se leyeren las reseñas taurinas o el alza o baja de la Bolsa”.

Michael Burleich, historiador de Oxford, opina: “Para los protestantes liberales, los católicos personificaban el atraso económico y el oscurantismo cultural, mientras que el protestantismo era sinónimo de cultura, una identificación efectuada en parte para revigorizar el protestantismo entre una burguesía que ya no iba a la iglesia. Las personas modernas hacían sus propias elecciones racionales; los sacerdotes ejercían un dominio antinatural sobre las ancianas, los niños y las gentes del campo, que constituían la mayoría católica”.

Es como si Burleich hubiera escuchado al aristócrata Cayetano Martínez de Irujo, conde de Salvatierra y gestor de la Casa de Alba, que acaba de proclamar que “los jornaleros andaluces tienen pocas ganas de trabajar”. La misma idea ha expresado, con palabras más gruesas, el líder de los democristianos catalanes, Duran Lleida. Burleich añade, citando a Weber: “La resolución y la sobriedad características de los protestantes contrasta con una chusma indolente y beoda de campesinos controlados por los curas, que solo salen de su inercia para quedarse embobados con las trapacerías de las reliquias”.

Recientes investigaciones de Ludger Wössmann y Sascha Becker, profesores de Economía de la Educación en la Universidad de Múnich, señalan que las regiones alemanas protestantes eran (son) de promedio más ricas y desarrolladas que las católicas, y también tenían (tienen) mayor nivel de escolarización de mujeres.
En España, el atraso económico se concentra, con tasas de paro por encima del 30%, en las regiones más católicas, si sirve para medir la religiosidad el porcentaje de contribuyentes que coloca la equis en su declaración de la renta pidiendo que Hacienda desvíe el 0,7% de su cuota fiscal para pagar los salarios de obispos y sacerdotes. Andalucía y Castilla-La Mancha duplican el porcentaje de País Vasco y Cataluña. Además, la historia del mal llamado impuesto religioso es una demostración de cómo en el mundo católico la verdad puede convertirse en mentira con desparpajo. Sostienen los obispos que son sus fieles los que pagan ese impuesto. Pero el católico español, al contrario que en Alemania, no añade ni un euro en el IRPF para su confesión. Es Hacienda quien lo deduce de los ingresos totales del Estado, de manera que el sostenimiento del clero católico corre también por cuenta de ateos, protestantes, judíos, musulmanes y todos los etcéteras que quieran añadirse.

Italia confirma también las conclusiones de Wössmann y Becker, con un añadido: allí está demostrado que el norte, más rico pero menos religioso, es menos corrupto que el sur, donde la tradición católica está más arraigada y hay más pobreza.
Es difícil encontrar un historiador de las religiones que no se ocupe de las tesis de Weber. El último en hacerlo es Diarmaid MacCulloch, catedrático de Historia de la Iglesia en la Universidad de Oxford. Acaba de publicar una imponente Historia de la Cristiandad (Debate, 2.300 páginas) y, pese a señalar los intentos renovadores de Roma, considera razonables los argumentos del sociólogo alemán. “Los colectivos son más proclives que los individuos a pasar por alto algo que sucede delante de sus narices”, ironiza.

En cambio, la filósofa y escritora Reyes Calderón, decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Navarra, desveló hace apenas un mes que está ultimando una investigación en la que desmonta con contundencia la idea de que las sociedades católicas sean más corruptas y atrasadas que las de tradición protestante. De momento, sostiene: “El problema es que tanto la metodología de la investigación como las bases de los estudios eran incorrectas. Valoraban, por ejemplo, que como en el catolicismo puedes robar y después confesarte para quedar libre de culpa, se tendía más al hurto. No valoraron que la religión católica obliga a devolver lo robado para ser absuelto. La muestra era muy sesgada”.
———-

San Isidro, las mujeres y los puentes de Rajoy

J. G. B.
Uno de los frenos del desarrollo en los países católicos es la tradicional aversión de los jerarcas romanos por la mujer. Ese talibanismo pervivió en la Europa de los PIGS hasta bien entrado el siglo XX, pomposamente llamado el siglo de las mujeres. Carlos Marx, muchos años antes, había advertido de que “el progreso social se mide por la posición que ocupa la mujer en una determinada sociedad”. En España, durante el franquismo, donde mandaban mucho los obispos, las mujeres no podían abrir cuentas en un banco ni obtener el pasaporte sin licencia del marido.
“De los innumerables pecados cometidos a lo largo de su historia, de ningún otro deberían de arrepentirse tanto las iglesias como del pecado cometido contra la mujer”, opina la teóloga Uta Ranke-Heinemann, compañera de estudios del actual Papa en la Universidad de Múnich.
Todo empezó cuando los primeros sabios cristianos tomaron a Aristóteles como pensador de cabecera. El griego fue quien primero teorizó sobre la inferioridad de la mujer. Esta debe su existencia a un descarrilamiento en su proceso de formación; es “un varón fallido”. San Agustín reforzó ese desprecio y Tomás de Aquino lo hizo teología de altura.
Respecto a la aversión por el trabajo (baja productividad, absentismo, etcétera), el símbolo podría ser san Isidro Labrador, patrón católico de Madrid. La Iglesia romana lo tiene en los altares como un hombre muy piadoso (tanto, que abandonó a su mujer para no disiparse), pero con fama de holgazán entre los vecinos. Su patrón, Juan de Vargas, quiso comprobarlo por sí mismo. Un día se escondió tras unos matorrales, a medio camino entre la iglesia y el campo. Al salir del templo, recriminó a Isidro el absentismo. Pero cuando llegaron los dos a la finca, los bueyes estaban arando ellos solos la parte que le correspondía al futuro santo y patrón. ¡Ángeles del cielo!
Otro cantar es la fama festivalera de los países del sur. El presidente Mariano Rajoy ha prometido que reducirá los puentes festivos para mejorar la productividad, pasando al lunes algunas fiestas de guardar. Lo tiene difícil. Ya lo intentó Felipe González en 1984 con la fiesta de la Inmaculada (8 de diciembre), para que no coincidiese con la de la Constitución (dos días antes). Los obispos casi se echan al monte.

24 comentarios

  • h.cadarso

    Lo de la religión termina siendo un cacao difícil de aclarar. Porque resulta que la Merkel es protestante, y los suecos son de mayoría protestante también, y unos y otros, alemanes y suecos, no mantienen las mismas pautas de conducta en los temas de la crisis. Por su parte, los americanos, desde Bush hasta el Tea Party y creo que el mismo Obama, se declaran creyentes lo mismo de religión católica que de protestante.
    De siempre, el refranero castellano dice que “no es lo mismo predicar que dar trigo”. Decir que los que predican no dan  trigo y los que no predican sí dan trigo, a juicio del refranero castellano, es como simplificar demasiado las cosas, y  mezclar el tocino con la velocidad. Yo me quedo con Marx, y busco otro planteamiento basado en razones de tipo económico. Pero a lo mejor estoy siendo un poco pesado, y creo que voy a dejar el tema…
    He leído con atención el informe del Instituto Sueco sobre las actuaciones de las empresas suecas que se nos propone, según el cual dicha actuación es modélica y ejemplar por dondequiera que se la mire. Solo una pega, el autor de ese informe es un “Instituto Sueco”. Y uno no puede ser al mismo tiempo juez y parte…

  • pepe sala

    ” Pedonado”, Honorio, y agradecido porque así me das la oportunidad de aclarar que, además de lo de Analcoller, en internet, también hay alguna información respecto al sistema sueco en el ámbito internacional. ( De puertas adentro, Sueci no admite comparación con el sistema español. Ni en asuntos de derechos humanos, ni en corrupción de sus dirigentes, ni en los asuntos religiosos que nos ocupan en este hilo.)
     
    Por si no se encuentra con facilidad, propongo la lectura de estre enlace:
     
    http://www.sweden.se/sp/Inicio/Negocios/Datos/Responsabilidad-social-empresarial/
     
    Y puestos a comparar asuntillos entre suecos y españoles ( protestantes o católicos) bueno sería recordar cierto ” corralito” que dejó una tal familia Botín, muy católica ella.
     
    Y por si no es suficiente, tampoco es moco de pavo el comportamiento de REPSOL ,Telefonica, ENDESA, etc, etc de los católiquísimos Martín Villa y compañía.
     
    O sea, Honorio, que en los asuntos de ” y vosotros más” España, Italia y los paises católicos no pueden compararse con Suecia, porque salen desastrosamente avergonzados.
     
    Al menos en lo que yo conozco y tengo constancia expresa de ello. ( el comportamiento de los suecos con quienes han llegado de fuera tampoco admite comparación con los paises católicos. Y de éso estoy absolutamente seguro, por lo que me toca)
     
    Salu2, pues.

  • h.cadarso

      Perdón, hay un error en mi mensaje anterior. En 2009 la Justicia sueca reclamó a la empresa Boliden una fianza de 141 millones de euros, no de 900 millones. 900 millones son los costes de los daños provocados por el vertido, según cálculos de la parte española o andaluza.
      Al parecer, siempre según los datos que proporciona Internet, el intercambio comercial Suecia-España es muy intenso, y netamente favorable a Suecia. Ericson, empresa de telefonía sueca, está en una muy estrecha relación con nuestra Telefónica, de cuya ejemplaridad dudan muchos. 

  • h.cadarso

      Perdonen que vuelva sobre el tema de Suecia, simplemente por añadir una información que algunos quizá hayan olvidado.
      El 25 de abril de 1998 se produjo una rotura en unos estanques de aguas contaminadas que provocó en el río Aznalcóllar y el Coto de Doñana un desastre ecológico. En esos estanques, una empresa minera sueca emsalbaba todos los líquidos y productos químicos resultantes de los trabajos de la mima. El Gobierno español consideró responsable de ese vertido a la empresa sueca Bolden Aprisa SL, filial de Boliden, y multó a dicha empresa con 45 millones de euros. Esta empresa se negó rotundamente a pagar, alegando que la culpa del vertido no era de ella. En 2009, la Justicia Sueca aceptó exigir a la empresa Boliden el depósito o fianza de 900 millones de euros, porque al parecer el conflicto y la autoría del desastre ecológico no están todavía claros.
      Yo me refería a este detalle cuando he comentado que una cosa es la justicia social que Suecia practica dentro de casa y otra la actuación de los suecos fuera de su casa. Si se meten ustedes en Internet y hacen click en “empresas suecas en España” y en “minas de Aznalcóllar” podrán informarse más ampliaamente de este extremo.
      No me duelen elogios a la socialdemocracia sueca. Pero, salvo mejores opiniones, creo que, a escala mundial, los suecos se mueven en el mundo de los negocios  con los mismos parámetros neoliberales que el común de las empresas del mundo desarrollado.

  • pepe sala

    Alguna pequeña aclaración, Olga:
     
    1ª: Yo soy fontanero y me horrorizan los filósofos. ( los del norte y los del sur, incluidos los argentinos y los chilenos)
     
    2ª: Los Caballeros Teutónicos eran de la religión CATOLICA y se fundaron en Palestina, no en Suecia ni en Inglaterra y tampoco en Alemania.
     
    3ª Los Wikingos tenían un ” dios” muy raro al que llamaban Odín. Nada parecido a lo que tratamos en este hilo y, para mi ateismo, tan inverosímil como el Jeovhá famoso o el Alá de los islámicos. Los ” dioses”, tanto los unos como los otros, sólo han traido desgracias sobre los humanos del norte, del sur y del centro de nuestra esfera terrestre.
     
    4º: Ni los franceses, ni los ingleses, ni los portugueses llegaron al nivel de masacre contra los nativos americanos que el de los españoles EN NOMBRE DE DIOS. Y, de cualquier forma, Lutero no se largó de la Iglesia Católica antes de que los Teutones ya hubieran hecho sus fechorías de ” cruzadas católicas” hacía bastantes siglos.
     
    Son simples aclaraciones para no enredarnos en fechas y acontecimientos que nada tienen que ver con lo que, yo al menos, intento argumentar respecto a lo que se debata aquí.
     
    Y ya, para que quede todo clarito, te diré, Olga, que yo soy español, no sueco ni alemán ni inglés, y tengo bastante conocimiento de lo que escribo respecto a Suecia. Tengo una hija viviendo allí y suelo visitarla cada vez que tengo oportunidad y tiempo. Ella trabaja en puesto de responsabilidad y su esposo ( wikingo) también tiene un cargo de dirección en el ramo de su carrera de económicas y solemos comentar algunas cosillas.
     
    Y, como me abligaron a estudiar en un jodido Seminario ( querían hacerme misionero Oblato, juas, juas, juas…) también tengo ciertos conocimientos sobre la religión católica y sus ” defectillos”.
     
    Todo lo cual no impide que tú, Olga o quien considere, hagan sus propias conjeturas respecto a lo que tratamos. Sólo sería deseable que no nos salgamos por los ” Cerros de Úbeda” cambiando lo más elemental de nuestras respectivas historias.
     
    Saludos, pues.

  • olga Larrazabal (Chile)

    Me encanta ver como los filósofos  del norte de Europa se autoatribuyen el monopolio de las virtudes y el resto les cree.  Desde los vikingos para adelante, pasando por los Caballeros Teutónicos, y siguiendo con los corsarios ingleses,sabemos de la rapacidad y el espítu de comercio de los pueblos del Norte y de su famosa ética y austeridad.  Cosa de ver como han saqueado el sur del mundo, como se han instalado como Pedro por su casa a punta de cañonazos, intrigas y robos que después ocultan con púdicas mentiras.  En sud américa todavía quedan indios y mestizos, producto de la ineficiencia española, en USA los indios y los bisontes los tienen que buscar con lupa.

  • pepe sala

    Estás mal informado, Honorio, y muestras demasiada condescendencia con los tópicos típicos de los españoles cuando se refieren a los suecos, y sobre todo cuando se refieren a la suecas… ” en Torremolinos”.
     
    No es cuestión de si Suecia tiene una sociedad más civilizada que otras por el hecho de ser suecos o españoles. La cuestión sigue siendo ( bajo mi humilde opinión, jejeje) si los paises NO CATOLICOS son menos derrochones que los que presumen de ser tan católicos ( y según su NO  humilde opinion son los católicos el ejemplo a seguir. Que se lo pregunten al Papa, a Rouco Verela y cia.)
    Lo trasladaré a mi estilo ( para darle gusto a Pepe Blaco) y ya sabes mi preferencia por las cosas populares. Dicen por ahí la malas lenguas:
     
    CUANTO MÁS RICA SEAN LAS CATEDRALES, MÁS MISERABLE ES EL PUEBLO.
     
    No creo necesario hacer un estudio pormenorizado de las catedrales,Iglesias, conventos, Seminarios  y el compón que “disfrutamos” en España. ( también Italia, Portugal, Grecia ortodosa, Irlanda del IRA católico, Polonia de santas apariciones, etc… hasta el infinito.)
     
    El mantenimiento de semejantes construcciones ( con sangre inocente a raudales ) es carísimo y puede que no nos lo podamos permitir en la situación que estamos. Los edificios siguen sin servir absolutamente para nada que beneficie a la sociedad en su conjunto. Sólo sirven para que los prepotentes católicos reafirmen su jodida prepotencia ante los asombrados ciudadanos, que tienen que pagar por visitar los edificios que ellos mismos han pagado, tanto en su construcción como en su mantenimeinto.
     
    Puede ser, en beneficio de Suecia ( Francia, Holanda, Alemania y otros paises NO CATOLICOS mayoritariamente) que tengan más presente las necesidades básicas de su ciudadanos y, si les sobra el dinero, entonces sí puedan gastárselo en lujos religiosos y mantenimiento de curas, monjas, obispos y demás cuadrillas IMPRODUCTIVAS.
     
    En una palabra, Honorio, que los LUJOS RELIGIOSOS son para quienes lo puedan matener sin arruinar a su conciudadanos. En España ( y losl paises católicos) arruinan la vida de sus ciudadanos para mantener el LUJO de su religió católica.
     
    Y diré más: Goteborg ( Suecia) tiene montones de Iglesias ( prevalecen, con mucha mayoría, las iglesias protestantes.); pero es la única ciudad que yo conozco donde la CASA DEL PUEBLO es más grande que la catedral. Creo que los protestantes siguen manteniendo la costumbre TEOLOGICA del DIEZMO. Sigan su ejemplo, señores-as católicos-as.
     
    Por la tanto a cada cual lo suyo y ” repartiros lo de Dios”, que éso a mi no me interesa.
     
    PD: En Suecia, la enseñanza privada ( siempre dependiente de la jodidas religiones) es absolutamente residual. No llega al 2%.
    Se ahorran un montón de dinero de subvenciones y tienen un sistema de enseñanza PUBLICO que mejor no entrar en comparaciones con el que nos tenemos que tragar en la España católica.
     
    Pues éso…

  • Antonio Vicedo

    Gracias, h. cadarso por aportar este discurso de  Helmut Schmidt, y por la gozada esperanzadora que me ha proporcionado su lectura.
    Como comentario, destacar estos párrafos:-
    “-Nosotros, los socialdemócratas, nos hemos aferrado tanto a la libertad como a la dignidad de cada ser humano. Nos hemos aferrado al mismo tiempo a la democracia representativa y parlamentaria. Estos valores fundamentales nos obligan hoy en día a la solidaridad europea.”

    “-También como hombre anciano me aferro todavía firmemente a los tres principios fundamentales del programa de Bad Godesberg: libertad, justicia y solidaridad. A este respecto, dicho sea de paso, pienso que la justicia reclama hoy en día sobre todo igualdad de oportunidades para los niños, los escolares y la gente joven en general.”

    “-Si bien hoy en día la mayor parte de Europa disfruta de los derechos humanos y de la paz, esto no nos lo podíamos ni imaginar en 1918, ni en 1933, ni en 1945. Por lo tanto, ¡trabajemos y luchemos para que esta Unión Europea, única en toda la historia, supere su debilidad actual con firmeza y seguridad en sí misma! “
    Se puede decir más alto, pero no más claro que el camino a seguir no es el de la COMPETENCIA entre falsamente diferentes, sino el de la SOLIDARIDAD entre los realmente iguales.
    En este maravilloso y profundo discurso veo condensado el por qué de aquella gran pregunta: “¿De que sirve creerse que se ha ganado el mundo, si ni siquiera se posee humanidad?”

  • Antonio Vicedo


     

    Decían lenguas añejas que el  subvencionar el socialismo escandinavo un hospital militar en Alcoy en tiempos de la última guerra en España, fue un acto de solidaridad agradecido por la impresión que anteriormente se había llevado del socialismo alcoyano una comisión escandinava en un encuentro de preguerra y que les ayudó a reforzar la corriente socialista por aquellos países.

    De ahí que escogieran a Alcoy para localizar la inversión y colaboración personal solidaria.

    Ello comportó que el tal hospital de guerra fuera reconocido como El Sueco.
    Y cuando percibieron ese testimonio modélico, no de la religión en España, pero sí del país en que el catolicismo era uno de los poderes fácticos, fue porque, a pesar de ello, nuestros padres y abuelos ya se dieron cuanta de que, ni había que cerrar los ojos, ni encelarse con los trapos, porque la muerte venía de quienes vestían de plata y oro, fueran  sagrados o laicos.
    Esta conciencia de su realidad social les llevó a descubrir el valor de la solidaridad y probar su eficacia en las luchas reivindicativas.
    Claro aquello lo intentaron sofocar con el despliegue de poder indígena y de los insolidarios de la no intervención oficial, acordada por países que no eran los PIIGS  de entonces, pero tampoco católicos. (Es bueno hacer memoria y recordar lo que supuso para ellos la amenaza de nacionalización de sus intereses multinacionales: minas, ferrocarriles, industrias pesadas y finanzas…)
    Y, si bajamos hacia los Pirineos, conviene no olvidar el recibimiento a los exiliados de guerra por el gobierno de la France.
    Todo esto no rebaja lo que supuso el factor poder fáctico católico nacional y vaticano, pero tampoco permite la parcialidad causal.
    Y si vamos a las posguerras, tampoco conviene olvidar los tratos diferentes del Plan Marshall y las Bases Militares USA en España con el endose de viejo arsenal militar y el agregado de los envíos de leche y mantequilla.
    Del presente convendría también seguir la pista productiva y comercial de IKEA, como ejemplo de finura solidaria con países subdesarrollados y el nuestro. Porque, en todas partes cuecen habas, aunque en la nuestra lo hagamos a calderadas.
    También sería bueno, para ampliar visión, tener presente en qué quedó lo de la oportuna DESAMORTIZACIÓN de Mendizábal, para constatar a quienes benefició.
    (Creo que Julio Anguita trabaja una tesis sobre el particular en Córdoba)
    Y, si por acaso se sospechara que intento enmendar lo de Pepe Sala, ni por asomo, pues pienso que la ICR para estar en coherencia con Jesús, debería tener las cuentas en rojo muy encendido, dado que Jesús no puede sobrevivir en millones de “sus herman*s más pequeñ*s

  • h.cadarso

      Me ha parecido muy interesante el discurso completo de Helmut Schmidt, y os invito a leerlo y saborearlo aquí. 

    Discurso “Alemania en y con Europa” de Helmut Schmidt, excanciller alemán, ante el Congreso Federal Ordinario del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) el 4 de diciembre de 2011 en Berlín.

    [Dada la extensión del discurso íntegro que Honorio había copiado aquí, lo pasamos de este comentario a una página separada de Atrio donde se podrá leer y comentar mejor. Clicar en Discurso de Helmut Schmidt
    . Únicamente copiamos algunos párrafor. ATRIO]

    ¡Queridos amigos, Señoras y Señores!

    Como el anciano que ya soy, uno piensa de forma natural a muy largo plazo, tanto hacia el pasado en la historia, como hacia delante, hacia un futuro esperado y ambicionado. Sin embargo, desde hace unos días no puedo encontrar una respuesta clara a una cuestión muy sencilla. Wolfgang Thierse me preguntó: “¿Cuándo será Alemania, por fin, un país normal?” Y yo le respondí: En un plazo previsible, Alemania no será un país “normal”, debido a nuestra monstruosa y, sin embargo, extraordinaria carga histórica. Y además a ello se opone nuestra posición central sobreponderada tanto demográfica como económicamente, en medio de este continente nuestro tan pequeño pero dividido en tantos Estados nacionales.
    Y así me hallo en medio del complejo tema de mi discurso: Alemania en, con y para Europa.

    Motivos y orígenes de la integración europea

    En este momento me permito un pequeño inciso personal. Escuché a Jean Monnet cuando participaba en su comité “Pour les États-Unis d’Europe”. Corría el año 1955. Jean Monnet es uno de los franceses con una mayor visión futurista y progresista que he conocido en mi vida –por cierto, también en materia de integración por su concepto de un proceso gradual hacia la integración de Europa.
    Desde entonces, me convertí en un entusiasta de la integración europea desde el punto de vista del interés estratégico de la nación alemana, no desde el idealismo, y en un entusiasta de la implicación de Alemania, y lo sigo siendo.
    Eso me llevó a una controversia sin importancia para Kurt Schumacher, mi muy estimado presidente del partido, pero muy seria para mí, que regresaba de la guerra con apenas 30 años…

    strong>La Unión Europea es necesaria.

    En 2050 cada una de las naciones europeas será únicamente una fracción del 1 por ciento del total de la población mundial. Es decir: si queremos albergar la esperanza de que nosotros, los europeos, jugaremos un papel importante en el mundo, solo lo podremos conseguir conjuntamente. Porque como Estados aislados, ya sea Francia, Italia, Alemania o bien Polonia, Holanda, Dinamarca o Grecia, ni siquiera representaremos un tanto por ciento de la población mundial, sino solamente un tanto por mil.
    De ahí el interés estratégico de los Estados europeos a largo plazo por su unión integradora. Este interés estratégico por la integración europea cobra cada vez mayor importancia. Algo de lo que hasta ahora no son conscientes las naciones en su mayor parte. Tampoco sus Gobiernos les conciencian al respecto.

    El proceso de divulgación a nivel mundial, de la extensión de los derechos de todos los seres humanos y de su dignidad, de la garantía constitucional y de la democratización dejaría de recibir un impulso efectivo de Europa. A la luz de estos aspectos, la comunidad europea se convierte en algo vital para los Estados nacionales de nuestro antiguo continente. …

    Alemania precisa continuidad y fiabilidad.

    ….
    Y es que todos nuestros superávits son, en realidad, los déficits de otros países. Los créditos que les hemos concedido a sus deudas. Se trata de una irritante infracción del “equilibrio de la economía exterior”, que nosotros convertimos, en su día en un ideal jurídico. Esta infracción debe intranquilizar a nuestros socios. Y cuando recientemente, voces extranjeras, mayoritariamente estadounidenses, aunque ya proceden de otros muchos países también, exigen a Alemania un papel de líder europeo, todo esto también despierta en nuestros vecinos más suspicacias y recelos. Y despierta malos recuerdos.
    Esta evolución de la economía y la crisis simultánea de la capacidad de acción conjunta de los órganos de la Unión

    La situación actual de la UE requiere dinamismo

    Por ello quisiera apelar a Martin Schulz: Ya es hora de que usted y sus colegas cristianodemócratas, socialistas, liberales y verdes, se hagan escuchar conjuntamente ante el espacio público, pero de forma drástica. Probablemente el campo más adecuado para dicha reafirmación del Parlamento Europeo sea la supervisión, a todas luces insuficiente desde el G20 de 2008, de los bancos, de las bolsas y de sus instrumentos financieros.
    ….
    Por supuesto que el lobby bancario globalizado se opondría por todos los medios. Hasta ahora ha evitado todas las regulaciones interventoras. Ha conseguido que sus hordas de agentes pongan en serios apuros a los Gobiernos europeos, que han tenido que inventar una y otra vez “paquetes de rescate” – y ampliarlos con “palanca”. Ya va siendo hora de oponer resistencia. Cuando los europeos reúnan el valor y la fuerza para una regulación interventora de los mercados financieros, podremos volver a medio plazo a una zona de estabilidad. Pero si fallamos, el peso de Europa seguirá disminuyendo, y el mundo avanzará hacia un duunvirato entre Washington y Pekín.
    Para el futuro inmediato de la zona euro siguen siendo ciertamente necesarios todos los pasos anunciados y considerados hasta ahora. Entre ellos están los fondos de rescate, los límites superiores de endeudamiento y su control, una política económica y fiscal común, y además una serie de reformas nacionales que afectan a la política fiscal, de gasto, social y del mercado laboral. Pero será también forzosamente inevitable un endeudamiento común. Nosotros, los alemanes, debemos renunciar a ser egoístas con nuestros intereses nacionales.

    Si bien hoy en día la mayor parte de Europa disfruta de los derechos humanos y de la paz, esto no nos lo podíamos ni imaginar en 1918, ni en 1933, ni en 1945. Por lo tanto, ¡trabajemos y luchemos para que esta Unión Europea, única en toda la historia, supere su debilidad actual con firmeza y seguridad en sí misma!

  • h.cadarso

      Ni tanto ni tan calvo! Una cosa es lamentar la deriva de la Unión Europea hacia el neoliberalismo y el dominio de las derechas en los gobiernos de Francia, Alemania, Inglaterra y no sé cuántos más, y otra cosa es la Unión Europea como idea y como proyecto. Por eso he sugerido que Suecia, al quedarse al margen del experimento del euro, tal vez no demostró la solidaridad que debió demostrar. Y rebobinando, recuerdo también que Suecia y los Países nórdicos tenían antes una unión especial que se llamaba la EFTa con Inglaterra, y luego se pasaron a la Unión Europea, pero con las reservas que apuntamos. O sea, que han ido a lo suyo, más que a lo de todos…
      No, no creo que los suecos sean unos angelitos, aunque valoro muy positivamente sus avances sociales. Creo recordar también que en la zona minera de Huelva, empresas suecas hicieron verdaderos estragos…en cuestión de medio ambiente y en explotación pura y dura de signo capitalista…los suecos, los sueltas por el mundo, y fuera de casa creo que son uno más…Y que me perdonen si estoy mal informado.

  • pepe sala

    Pues claro Honorio, que se ” olían la tostada”. Del mismo modo que nos la olíamos millones de españoles-as a quienes no se nos ha hecho ni puto caso. ¿ Quién va a hacer caso al PUEBLO? ( Carmen Almendralejo pone un ejemplo muy ilustrativo.  Julio Anguita fue descalificado desde todos y cada uno de los púlpitos ( PPSOE y otras ” religiones”) por decir lo mismo que nos cuenta Carmen. ( lo decía de otra forma, pero venía a decir lo mismo.)
     
    He puesto el EJEMPLO del Ministro sueco porque creo que ha sido ejemplar en su cometido ante la crisis. Lo he puesto a sabiendas de que su religión ( no tengo constancia de que sea, o no, creyente) no ha afectado en absoluto en el desarrollo de sus obligaciones como SERVIDOR PUBLICO. No puedo decir lo mismo de nuestros dirigentes españoles, donde, incluso entre los más afamados ” socialistas” se presentan orgullos de sus creencias católicas y lo muestran y demuestran al jurar sus cargos ante bíblia y crucifijo.
     
    Una vez jurado el cargo de semejante manera, dudo mucho que no se dejen manejar por intereses religiosos, anteponiendo sus obligaciones “LAICAS”, a los derechos de los ciudadanos. Y no creo que se pueda negar la evidencia, después de ver con vergüenza ajena la facilidad con la que nuestros dirigentes conceden subvenciones millonarias para actos que dejan mucho que desear para considerarse NECESARIOS para la sociedad. ( HABLO DE ECONOMÍA PURA Y DURA y no quiero recordar los gastos de visitas papales, misas para presumir de familias que nadie  que esté su sano juicio, pretendería para su familia propia y Concordatos que traen de cabeza incluso a miles de creyentes.)
     
    El hecho de que Suecia ( lo he puesto porque conozco much0 mejor la realidad sueca que la Francesa, y otras realidades de nuestro entorno Europeo) no quisiera entrar en el euro es otra prueba más de que hay una enorme diferencia entre los SERVIDORES PUBLICOS y quienes se han subido a la poltrona para servirse a sí mismos.
     
    Y nadie me podrá negar que la ICAR está absolutamente en consonancia con el CAPITALISMO. O sea, que sí es cosa de religiones el asunto de la economía. Y tampoco me podrán negar que la ICAR de España es un pozo sin fondo y se lleva una inmensa cantodad de dinero PUBLICO que nos vendría muy bien para resolver nuestros problemas de deudas y nuestro lamentable estado actual.
     
    Concluyendo: Si en vez de contratar a Cristiano Ronaldo y similares y en vez de subvencionar a los sectores IMPRODUCTIVOS de nuestra sociedad española ( y no hablo sólo de los curas, en este caso), contratásemos durante un año al ministro de economía sueco, es casi seguro que las cosas se mejorarían un montón. Obviamente, la ICAR y sus mariachis montaría una ” santa cruzada” contra el wikingo en cuanto les pusiera las ” peras a cuarto”, como hizo con los bancos suecos.
     
    ( En verano del 2011 cambié moneda en Goteborg. En Diciembre volví a cambiar euros por coronas suecas. En pocos meses me dieron el 20% menos por mis euros.)
     
    Dicen los suecos-as que si las cosas siguen así volverán a veranear a España. Hace años era un chollo para ellos ( por el cambio de moneda) Durante un tiempo les salía bastante menos rentable venir a España y cambiaron de paises.
     
    Siempre he pensado que el asunto del ” veraneo” de los ricos es una arma muy peligrosa y no es BASE de una economía  a largo plazo. Pero ¿ quién soy yo para llevar la contraria a nuestros inteligentísimos dirigentes ( católicos en su inmensa mayoría) que llevan décadas apostando por las inversiones en el sector turístico?
     
    Han construido nuestra sociedad sobre ARENA.  Y han fundamentado nuestra economía en asuntos tan espirituales y de dudosa eficacia, como las visitas a Santiago de Compostela ( Camino Xacobeo- millones de subvenciones con dinero públio), conrucciones de catedrales, iglesias, restauraciones de ermitas y edificios que no sirven para nada, enseñanza privada y religiosa y montones de millones gastados inútilmente en asuntos que nada benefician a las sociedad en general.
     
    Si se benefician de tantísimas ventajas fiscales quienes viven ” como curas” gracias a las ventajas que les proporcionan los diferentes Gobiernos ” aconfesionales”. O sea, señores-as, no nieguen las evidencias y admitamos que los Estados católicos son mucho más manirrotos que los estados que se preocupan menos de las creencias de cada cual y procuran que cada cual se pague sus ” vicios”.
     
    PD: Gabriel, yo trataba de contraponer mi opinión respecto a los sistemas religiosos de cada pais. En caso de comparar nombres de dirigentes políticos corruptos, bueno sería tener en cuenta a un tal Berlusconi ( muy católico, él, oiga…) y mejor no entro a nombrar personajes, también muy católicos, de nuestra ínclita Piel de toro. Udangarín no vale, que es familia real y puede venir algún ” licenciado” a complicar mi vida judicial.
     
    Pues éso…

  • Carmen (Almendralejo)

    Querido Oscar te deseo que sigas como hasta hace nada, compartiendo lo que tú no dejas en el tintero de tu cabeza…
    Mi familia, abuelo fue Carbonero en Extremadura se recogía toda la comarca de Jerez de los Caballero recogiendo las talas de alcornoques y encinas, para hacer el picón y carbón que debía transportar en un carro y mula. La distancia era de ciento de km…

    Mi padre fue ganadero, tenía una pequeña explotación de 12-14 cabeza de vacas de las llamadas “lecheras”.
    Mi madre andaba a caballo de uno desde la niñez pues se quedó huérfana con 12 años y cuidando a tres hermanos, el más pequeño con 40 días. Cuando se casó pasó a cuidar junto a mi padre aquel comienzo de una novilla preñada.
    Ambos lucharon y supieron lo que era ganar el pan con el sudor, y que el que viene de fuera solo llega para llevarse lo mejor de tu sudor.

    Y si nos vamos al refranero, “Mas sabe en tonto en su casa, que el listo en casa ajena”
    Ellos hablaban y decían qué coño pintamos y lo que nos dan cuanto tendremos que dar nosotros…

    Al final mi padre tuvo que vender su pequeña explotación por imperativo legal, vía beneficiarios, las cabaña ganadera de Galicia, Cantabria y Francia. Extremadura se quedó sin explotaciones ganaderas de vacas lecheras porque se prohibieron estas, en vez de dar subvenciones o ayudas para como hacían en otras comunidades, aquí se quitaron de golpe.

    En Villafranca había alrededor de 15 familias que vivían de esto, y que fueron todas con sus hij*s al paro… el famoso PER, que por cierto mi padre no quiso recibir, porque “Él no cobraba por no trabajar” palabras textuales…
    En fin, que pocas personas votamos en contra de la OTAN de Europa, y de la entrada en todo este circo, así que para nada valió nuestros votos, solo para tener la cabeza más pegada a las manos, y los pies… No dejaremos nuestros nombres en calles, ni en libros de historias, pero seguro que hemos recorrido nuestra historia con la dignidad de sentirnos libres antes cualquiera que nos vendía motos que no andaban ni con el agua que nos robaban.
    Un abrazo
    Carmen

  • oscar varela

    Hola Carmen!

    Tu “no entiendo” es luminoso.

    El “Conocimiento” (está en las Ideas de la Cabeza)

    es una de las formas de OCULTAR

    al “Pensamiento” (está en los Quehaceres de Manos y Pies).

    ¿Vamos todavía? – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!

    Tendría dos cosas:
    Una pregunta y una observo-curiosidad.

    1.- Pregunta:

    ¿De qué la va SUIZA en todo esto del Capital?

    2.- Observo-Curiosidad:

    La zona más “católica” de Alemania es la línea del Rhin.

    Nada raro si sabemos que allí prevalecieron dos aspectos culturales:
    el VINO y el CARNAVAL.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Carmen (Almendralejo)

    Querido Honorio, la tostada estaba churruscada antes de ponerla en la tostadora, y en Extremadura persona sin titulos como mi padre, abuelo y propia madre decían que nada de Europa, ni OTAN NI RELECHES…
    Lo que yo no comprendo es como es tan fácil engañar a personas letradas, o versadas en todo. ¡uffff!

  • Carmen (Almendralejo)

    Querido Honorio, la tostada estaba churruscada antes de ponerla en la tostadora, y en Extremadura persona sin titulos como mi padre, abuelo y propia madre decían que nada de Europa, ni OTAN NI RELECHES…
    Lo que yo no comprendo es como es tan fácil engañar a personas letradas, o versadas en todo. ¡uffff!

  • h.cadarso

      Me parece importante subrayar que Suecia está fuera del euro, y que el conflicto que se denuncia aquí afecta a los países que están incluídos en el euro. Yo creo Suecia, incluído su actual gobierno de derechas, está más en la dinámica y la política que reclama el socialdemócrata Hermut Schmidt que en la de la Merkel, el Sarkozy, el Monti y el Rajoy y el inglés ese.
      De todos modos, los suecos sabrán por qué han preferido quedar al margen del euro. Seguro que se olían la tostada, pero por otro lado no se han mostrado demasiado solidarios con el resto de los países de la Unión Europea.
      En pura lógica marxista, me parece un error apuntar las causas de los descalabros económicos a la religión, al menos Marx no hace eso. Es el capitalismo el que dirige la orquesta, y los capitalistas no tienen más religión que el dinero, la religión la manipulan si los creyentes y las circunstancias históricas se lo permiten. 

  • Antonio Vicedo

    Y seguimos estando donde siempre, por hacer fundamento del  análisis socio histórico,  la gran falsedad de la CLASIFICACIÓN PERSONAL, bien sea por ideología laica o religiosa.
    Ese, cerrar los ojos, como dicen que hace el toro bravo cuando embiste, es lo que sobrevalora el trapo de capote y muleta que maneja el torero vestido de plata y oro, y en condiciones  óptimas de complicidad faenera, simbolizada en el tinglado de los cosos, donde al bravo toro se le quita su libertad, después de bien cuidado, es lo que resulta económicamente rentable (taquillaje y toro al desolladero) para los que todo lo subordinan al interés y la evasión.
    Podemos caer en la tentación de los dialogantes conejos sobre si eran galgos o podencos quienes amenazan sus  vidas, pero lo importante es, si el valor de las personas queda a salvo del ataque de los diferentes canes.
    Claro que las religiones, y más en la medida en que son incoherentes con sus postulados más humanistas , han ejercido y ejercen su lamentable influencia en la desequilibrada estructuración de las relaciones humanas hasta extremos inconfesables como el de matar, matarse o dejar morir -que tanto da –  por la gloria de Dios todo Bondad.
    Y otro tanto podemos decir de las filosofías que impulsan mentes y voluntades para construir  y mantener la pirámide humana invertida por colocar el valor persona en su base para soportar  la entera  carga estructural.
    Pero ¿qué sucede, si no nos detenemos en lo inmediato y circunstancial y demandamos datos realistas para un análisis general, del que sacar diagnóstico para la grave enfermedad social a nivel de Humanidad?
    Falseada la realidad  personal por una inadecuada valoración igualitaria de la misma ¿nada conllevan los sistemas autoritarios patriarcales más o menos locales, pasando por los absolutismos político-religiosos hasta las mal llamadas democracias modernas?
    ¿Nada supone el abuso de poder antagónico entre los pueblos?
    ¿Nada las circunstancias por las que ese poder se ha visto fortalecido y apoyado por acumulación de medios,-capitalización- y de complicidades culturales, técnicas y de masas no promocionadas en libertad y responsabilidad?
    ¿Por qué no hacer un verdadero análisis de las situaciones actuales desde la óptica de las sociedades más expoliadas por otras que han presumido y presumen de ideologías o religiones más eficaces y rentables para situaciones parcelarias de la Humanidad?
    ¿De verdad que el cristianismo, (católico, ortodoxo y protestante), el judaísmo, el islamismo, las religiones orientales, amerindia o africanas y las culturas sociales que en ellas, o por ellas se han desarrollado pueden atribuirse auténticas preferencias en la promoción de la humanización generalizada de la HUMANIDAD a estas alturas de la Historia?
    ¿Qué nos dice la contemplación de una Humanidad formada por 7.000 millones de SERES HUMANOS con la misma valoración específica de origen, dignidad y finalidad?
    ¿Cabe, desde este análisis, eso de pueblos PIIGS, sin que nos conduzca al CARNICEROS , o COMENSALES, de los otros’?
    ¿Y es verdad que el verdadero talante religioso hace al ser humano vago y perezoso, indagador y más rentable y solidariamente humano?
    ¿De qué clasificación social se nutre la generalidad de atacantes y víctimas en los enfrentamientos bélicos o de los llamados desórdenes públicos?
    ¿Donde queda el aporte  exhaustivo de millones de personas creyentes y ateas en minas,campos, mares, artesanías, industrias, servicios y docencias, devaluados hasta el extremo de no reportarles, el duro y agotador  trabajo, ni siquiera la posibilidad de la propia supervivencia?

  • Gabriel Sánchez

     Parece mentira que un ateo como Dios manda, no reconozca, la manipulación neoliberal…Esl asunto esta entre quienes explotan desde arriban, sean de la religión que sean o sean agnosticos y los explotados…sean de la religión que sea, los alemanes, que tiene el PBI más grande de Europa, su deuda tiene  el 83% del mismo…Su presidente…se hizo prestar un prestamos multimillonario, muy ventajoso, por unos amigos ricos… toma tu con el protestante…El dejarnos confundir es siempre hacerle el juego a las oligarquias opresoras…Gabriel

  • pepe sala

    Pues a mí sí me ha gustado ( esta vez) el artículo de mi paisano Juan G. Bedoya, ( somos casi vecinos de nacimiento. Juan es de Tollo y yo nací en Valmeo, ambos pueblitos del valle lebaniegu de Cereceda.)
     
    Y opino que sí, que los paises católicos europeos ( y me imagino que los de otros continentes tambien) son unos manirrotos gastando lo que no les corresponde gastar. Y creo, sin tener la menor idea de lo que piensan eminencias como las que se citan por aquí, que, efectivamente los paises de religión protestante y menos poreocupados por la religión de sus paisanos, están mucho más desarrollados y civilizados que los católicos.
     
    Como ejemplo pondré al ministro de finanzas sueco. ( de derechas, que es más de izquierdas que la izquierda española.)
     
    http://yfrog.com/obc2ej
     
    Este ministro, ahí donde le ven con tan extraño aspecto para un ministro de derechas, atacó la crisis como se debió hacer en España. Le duró seis meses excasos y Suecia resolvió la situación de un modo ejemplar. Atacó a los Bancos y a las grandes fortunas. Salió en la televisión pública para informar a los ciudadanos de sus derechos frente a los bancos y aconsejó que no se dejasen amedrentar. No les dió ni una sola corona a los bancos, por supuesto, y les mantuvo a raya frenando la prepotencia endémica de la banca.
     
    En España ( católica) se actuó y se actúa de forma totalmente diferente. Se gastaron camiones de dinero ( fondos FEDER, etc) prestado por los paises protestantes ( Suecia, Alemania, Holanda…) en arreglos y construcciones de Iglesias católicas. Además de seguir pagando los sueldos de curas, monjas, obispos , profesores de religión católica y la Bíblia en verso.
     
    Este mismo año se ha subido la adjudicación anual a la ICAR de forma escandalosa.
     
    ¿ Cómo no van a estar cabreados los paises protestantes que han prestado el dinero para obras sociales y que sirviesen al desarrollo español al nivel europeo? ( estábamos a nivel africano… o menos, después de 40 años de nacional-catolicismo)
    ¿ Cómo no se van a establecer comparaciones? El simple mantenimiento del Concordato con la Santa Sede de Roma es suficiente circunstancia para que los paises mejor situados económicamente en Europa piensen ( y digan) que ¡ BASTA YA !!
     
    Quien quiera ser religioso que se pague sus gastos y no se aproveche de los dineros de paises que, encima, no son de su misma religión. Que lo paguen los ricachones del Vaticano, que a ésos les sobra el dinero para hacer préstamos a España, a Italia, Portugal y medio mundo, si quisieran repartir cristianamente sus riquezas.

  • Equipo Atrio

    Totalmente de acuerdo con Honorio.

    La tesis de Max Weber, en este momento del capitalismo, está totalmente desfasada. No es la austeridad (que se fuerza a los demás) sino la desvergonzada voracidad lo que constituye el espíritu del capitalismo neoliberal. Yo creo que Bedoya -de quien digo en la entradilla que escribe “de bromas y veras”- pretende indigdarnos al hacernos ver el desprecio con el que los del norte miran a los del sur (incluyendo la referencia a las palabras sobre los trabajores andaluces que hacen aquí el hijo de la duquesa de Alba y el señór Durán Lleida).

    De todas formas, gracias por hacer referencia a esas palabras de Helmut Schmidt.

    Publicamos este artículo porque alguien de Atrio nos lo señaló. Y espero que Atrio mejore porque los mismos que forman esta comunidad virtual escriban o nos señalen los mejores artículos. Y Honorio es de los que mejor saben leer, ponderar y escribir.

  • h.cadarso

     Este comentario, en una pura línea neoliberal y facilona, no honra precisamente a su autor Bedoya. Justamente en ese mismo periódico de ayer domingo aparece un inesperado y sorprendente dictamen del anciano Helmut Schmidt, con tres tesis dignas del mejor europeísta. Primera:”Nosotros, los alemanes, tenemos todas las razones para estar agradecidos. Y por tanto, tenemos la obligación, ejerciendo la solidaridad con quienes nops rodean, de hacernos dignos de la solidaridad recibida”. Es decir, la solidaridad recibida de los otros países de la UE y de la OTAN, de los países que abandonaron la disciplina comunista… Y va la segunda tesis: los superavits alemanes son los déficits de los demás. Se ha producido una enojosa vulneración del ideal del “equilibrio del comercio exterior”, que hace ya muchos años formularon los socialdemócratas. Y tercera tesis: Alemania no debe propagar una política de deflación por toda la zona. Al tiempo que se sanean los Presupuestos hay que iniciar y financiar proyectos fomentadores del crecimiento. Sin crecimiento, sin nuevos puestos de trabajo, ningún Estado va a poder sanear sus Presupuestos. Quien crea lo contrario , estudie las consecuencias últimas de la política deflacionista de 1930-1932 de Heinrich Brúning; la que desató una depresión y un paro de dimensiones insoportabloes y provocó el hundimiento de la primera democracia alemana. “Por primera vez en la historia de la UE vivimos un desmontaje/desmantelamiento/retroceso de la democracia”. Recordarán ustedess que después de aquellos 1930-1932 vino Hitler…
    Bedoya podía haber gastado su tiempo en comentar estas palabras de Helmut Schmidt. Es la primera vez que leo a un alemán hablar con un mínimo de racionalidad sobre la crisis que dicen que padecemos.
    Porque tampoco me han gustado los comentarios del italiano Monti que dice que su país va a reclamar también el puesto de cabecera que le pertenece en la UE. Ala!  todos a pelearse por los primeros puestos, todos a echarla más gorda que el anterior, todos a jugar al neoliberalismo más estúpido que conduce las dictaduras más puras y duras…Y es que Rajoy está en las mismas; en vez de reconocer que se está dejando dar por detrás, dice que quiere recuperar el puesto de preferencia que le pertenece a España en la UE…
    Ya va siendo hora de hablar el lenguaje de “Fuenteovejuna, todos a una”, al estilo de Helmut Schmidt.

  • Gabriel Sánchez

    Es absolutamente rídiculo…además de infame, no ni por católico, ni por protestantes, me parece que es de caracter extrictamente economico… vean la balanza comercial entre Alemania y cualquier país de Europa y entenderán de que estoy hablando…parece mentira que gente sería discuta con argumentos tan poco rigurosos…Gabriel

Deja un comentario