Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5494 Artículos. - 87194 Comentarios.

Lucía Etxebarria sobre la visita del papa

Lucía Etxebarria, escritora española conocida por su lenguaje desenfadado y su autenticidad, ha escrito en su muro de Facebook hoy Viernes, 19 de agosto de 2011 a las 14:47, este comentario-testimonio sobre la visita del papa.

No solo me eduqué en la fe católica, sino que creí fervientemente en ella durante muchos años. El Jesucristo al que yo amaba era aquel que había hablado de ofrecer al enemigo la otra mejilla si te golpeaban una, frente al “ojo por ojo y diente por diente” de la Ley del Talión; el que quería que se acercasen a él los niños, los ladrones y las prostitutas ( a día de hoy quizá nos cuesta entender por qué incluyo a los tres grupos en la misma categoría, pero basta con leer el Antiguo Testamento para entender que los antiguos judíos, como sociedad no natalista que eran, no respetaban a los menores); el que impidió que lapidaran a una adúltera, el que expulsó a los mercaderes del templo y el que creía más fácil que un camello pasara por el ojo de una aguja a que un rico entrara en el Reino de los Cielos. El Jesuscristo al que yo amé era pues un revolucionario y un firme defensor de la justicia social. Mi Jesucristo no creía en disciplinas ni cilicios, ni en jerarquías ni oropeles. Era sencillo y franco, comprensivo, amoroso.

Más tarde, con Juan Pablo II, la Iglesia Católica experimentó una deriva reaccionaria y ultraconservadora culminada con la beatificación del Fundador del Opus Dei, una Obra que viola el Derecho Canónico y el penal al abrir la correspondencia de sus numerarios y revelar el secreto de confesión, que impone a sus numerarios la mortificación corporal, y por lo tanto maltrata y que se ha convertido, más que en una orden religiosa, en una poderosísima empresa multinacional . Se me decía que yo debía aceptar eso porque el Papa, por dogma, es infalible. Pero ¿ qué hombre infalible, tras que se destapara el escándalo de los abusos y maltratos masivos a menores en los orfanatos católicos irlandeses, no solo no se dignaba a hablar con las víctimas sino que, para colmo, se negaba a enviar a los los criminales a la cárcel? ¿ qué Papa infalible podía apoyar a un pederasta ( que abusó de sus propios hijos), ladrón, malversador, polígamo y morfinómano como Marcial Maciel? ¿ Que hombre infalible pudo cerrar los ojos ante los cientos, miles, de cartas y testimonios que estuvieron llegando al Vaticano durante treinta años, treinta, revelando lo que luego la justicia de los hombres probó, que el amigo al que el Papa besó en público abusaba de menores? Un dogma de fe cayó, pues, y me alejé de la Iglesia Vaticana, pero no del credo cristiano, que sigue constituyendo el ideario ético por el que me rijo.

Me quedé pues sola, sin Iglesia a la que acudir ni congregación con la que relacionarme, pero nunca he dejado de ser cristiana. Soy una de tantas cristianas que se han alejado, con enorme pesar, de la Iglesia Vaticana. Por lo tanto, no quiero sufragar con mis impuestos la visita del Papa. No porque no sea creyente, sino más bien por todo lo contrario. Creo que los 60 millones de euros que vamos a pagar entre todos los ciudadanos de Madrid podrían destinarse a causas mucho más urgentes, y que resulta frívolo gastar semejante cantidad en la visita papal cuando atravesamos una de las peores crisis económicas de la historia de nuestro país. ¿Que la visita atrae turismo? Más turismo atrae, por ejemplo, el Festival de Música Electrónica de Barcelona o los conciertos de U2, y nadie me pide que contribuya a sufragarlos.

87 comentarios

  • David

    Gracias Pepe, el termino tullido no lo he utilizado con un sentido despectivo, sino representativo de la forma de denominarnos y considerarnos en aquella época que nos tocó vivir, y que lo utilizaban personas que tenían tullido el cerebro y el corazón. Pepe nos ha tocado llorar mucho, al menos en mi caso, de rabia y de impotencia en nuestra niñez.  Pero ese daño que nos hicieron nos ha hecho ser más fuertes, y más valientes a la hora de afrontar nuestra vida.

    Dale un abrazo muy fuerte de mi parte a tu hijo, y dile que nada ni nadie, ni físico ni social, le impida vivir su vida con decisión como la gran persona que seguro que es, y amar y ser feliz, que es lo que cuenta en esta vida. Por lo que te he leído Pepe, tu hijo tiene un buen ejemplo a seguir en casa de persona comprometida y valiente, con decisión a la hora de denunciar las injusticias. Me gustaría mucho que me mandaras el enlace de la experiencia con vuestro hijo.
     
    Un abrazo.
     
     
    Gracias Ana, me alegro de encontrar a una paisana. Me hubiese parecido raro no encontrar, como bien dices, ninguno en Atrio, ya sabes que zamoranos hay por todos los sitios y eso que somos una provincia pequeña, pero la historia nos nos ha tratado muy bien y hemos tenido que salir a buscarnos las lentejas fuera de nuestra tierra. No obstante, como tenemos un carácter acogedor y muy sociable pues somos un poco el foco en donde vamos y se nos nota más. Yo soy de un pueblo de Aliste, ya sabes que se por allí se come buena ternera y buen cordero, y a nivel general nuestro vino y nuestro queso, y lo dejo porque no quiero poner los dientes largos a nuestros compañeros.
     
    Un abrazo.

  • ana rodrigo

    Querido David, cuántas veces he pensado, con la cantidas de zamoranos y zamoranas que hay por todo el mundo ¿no habrá nadie de Zamora o provincia que escriba en atrio? Bueno, pues ya somos dos. Bienvenido, espero que te encuentres agusto en este foro.

  • pepe sala

    Por Dios, por todos los dioses, David, no nos pidas disculpas por haberte quedado tan corto.
     
    Sigue y muchos te lo agradeceremos. Te aseguro que tu intervención es, posiblemente, la que más me ha gustado en todos los años que llevo leyendo en ATRIO.
     
    Sólo te suplico una cosa: Jamás te vuelvas a reconocer como ” tullido”. Todos tenemos alguna dificultad, sean físicas o de otro tipo.  Me duele el término que te autoadjudicas por el hecho de que soy padre de un muchacho ENCANTADOR que también cojea para toda la vida, tiene un brazo absolutamente inútil y el otro con movimientos que no controla y un montón de cosillas más. Todo lo cual no le supone ser ” tullido” en absoluto, puesto que sus dificultades físicas las supera sobradamente por su forma de vivir la vida, por su alegría y su sonrisa, por su TESON al enfrentarse a las enormes dificultades que se ve obligado a superar diariamente.
     
    Me has emocionado, David, y te aseguro que es muy difícil emocionarme. Gracias .
     
    ( Hace unos años conté un poco de mi experiencia con nuestro hijo y está escrita en ATRIO. Si te interesa, con mucho gusto te proporcionaré el enlace.)

  • SOL

    ¡Bueno! viendo cómo han dejado Cuatro Vientos que más parecía el resultado de un macrobotellón que otra cosa y que la hostelería se muestra especialmente satisfecha por los ingresos generados, se podría proponer una al mes dada la aconfesionalidad del Estado como fuente inagotable de riqueza para reactivar la economía nacional.

    JMJ Judía
    JMJ Mormona
    JMJ Adventista
    JMJ Evangelista
    JMJ Protestante…bla,bla,bla.

  • David

    Pepe, creo que hemos tenido experiencias similares, que nos han dejado recuerdos dolorosos. Estoy de acuerdo contigo en lo que afirmas, por el hecho que he sido testigo y protagonista de ello. Nuestra culpa era, como la de otros compañeros, ser diferentes, tu por las circunstancias familiares: sociales económicas y políticas, yo por las mismas circunstancias familiares económicas y por estar tullido. Yo era un niño feliz, que desconocía la marginalidad y los complejos, que vivía en un pueblo de la una comarca aislada de Zamora. Y sí perdí mi inocencia y mi felicidad en aquellos primeros años de seminario en una ciudad lejana a mi provincia, con personas que no conocía, lejos de mis padres y hermanos, de los amigos del pueblo, con niños desconocido con profesores severos a los que nos les importaba humillar y denigrar, con los que convivía las 24 horas del día, que no me dejaban jugar con ellos y que me recordaban mi procedencia y mi cojera constantemente. No es fácil imaginarse el desamparo que sufrí, y el dolor que me produce recordarlo. Sí Pepe estos recuerdos dejan huella y pueden ser muy traumáticos sobre todo si son vividos por un niño. Mis padres los pobres querían lo mejor, y se dejaron influir por el parraco del pueblo, que me tenía mucho cariño desde que de pequeñín me administró la extrema unción, y que pensaba que tenía condiciones para estudiar y dónde mejor que el seminario, le recuerdo con afecto era un hombre bueno, inteligente que nos enseñó y nos dio mucho a los niños del pueblo, un hombre bueno que vivía desterrado por su pasado en un pueblo olvidado y tan pobre como era el mío.

     
    No obstante, sobreviví a aquellos primeros años, y la vida me hizo madurar, y, como he comentado en otra ocasión, encontré personas maravillosas, auténticos amigos, dentro de la Iglesia que me ayudaron tanto que nos les puedo olvidar y a los que debo eterna gratitud. Siempre he dicho que volví a nacer cuando comencé los estudios superiores en otro lugar con otro ambiente, que no era diferente en el fundo pero sí en las formas. He vivido en lugares diferentes, he visto la pompa y la miseria humana, y sí he visto más de cerca a Jesús, a ese hombre al que tantos admirar, en India con los más menesterosos que necesitan sus palabras y su ejemplo, que en Roma en donde sólo es una referencia más. Es agradable vivir entre y como ricos, todos deseamos una vida mejor, pero a mí los pobres de India, con los que pasé diez años, me hicieron ser humano, ser mejor persona, lo que no había conseguido alcanzar en mis años en Roma. En mi misión en la India tenía varios golfillos que me engañaban una y otra vez, pero que me demostraron más afecto que la mayoría de la gente que he conocido, la pobreza les había hecho ser como eran, pero su corazón era bondadoso y supieron sacar partido a la oportunidad de salir de aquella pobreza que les pudimos proporcionar. Hace unos años tuve la satisfacción de ver a algunos de ellos, cuando visité India con mi mujer e hija, ellos también con sus familias, en un ambiente próspero para ellos,  de verdad que fue un día muy alegre e importante para mi.

    Perdón por extenderme tanto y por contar tantas cosas, agradecido.

  • M. Luisa

    Estimado David, he encontrado esta mañana un hueco para responder  según mi comentario de ayer a tu interesante observación.
     
    Para ello, para encontrar una conexión entre los dos enfoques,  de momento, si a caso más adelante  podríamos  desarrollar alguna idea, te transmito unos apuntes tomados de  Marcel Légaut un gran humanista del siglo pasado en un contexto de debate.
     
    “Si se tiene una noción de la misión de la Iglesia  digna de la universalidad del Evangelio, indudablemente nos vemos conducidos  a modificar, según los tiempos y lugares, los términos utilizados  en las creencias dogmáticas  que se reúnen en el Credo para que éste  pueda desempeñar  realmente  el papel que le corresponde en los fieles y su recitación no se convierta  en una coartada que dispense de la vida espiritual o que la falsee”
     
    –    “El conocimiento de estos cambios a lo largo del tiempo  evita, en todo caso,  que el hombre idolatre  las formulaciones actuales; e incita a descubrir la parte de imaginación, de sensibilidad, de sistematización y- por qué no decirlo- de superstición que hay escondida en ella y que entorpece, enturbia y a veces incluso falsea el movimiento  de fe dirigido hacia la realidad secreta que unas afirmaciones siempre demasiado tajantes  balbucean..”
     
    –    “Los universos mentales actuales son demasiado diferentes de los del pasado, incluso de los de un pasado reciente, de tan rápido como cambian dada la celeridad de los progresos del conocimiento científico y técnico  y dada la celeridad de la evolución de las condiciones de vida. Negar esto sólo puede hacerse fingiendo: o engañándose  uno mismo no sin riesgo de la vida espiritual, cuya piedra angular es, por el contrario, la autenticidad.  (Atención a lo que sigue)  No es paradoja afirmar que, actualmente, ser “creyente” utilizando sin más la letra de las creencias  del pasado, como ser “practicante” observando sin más los actos rituales del pasado, sólo es posible para quienes no tengan fe. Y si a pesar de todo y por fortuna, algunos viven de la fe así, es por lo que son, a despecho de lo que dicen y de lo que hacen…”
     
    Lo sejo aquí,  no puedo seguir, David, un abrazo.

  • MAR Medina

    Creo que, con los matices y circunstancias correspondientes a cada cual, la trayectoria que narra la escritora es parecida a la de muchas personas, desde luego mi experiencia es muy similar, y quiero ahondar en un punto crucial. Dice ella “Me quedé pues sola, sin Iglesia a la que acudir ni congregación con la que relacionarme, pero nunca he dejado de ser cristiana.
     
    Se deduce que una cosa no es igual a la otra. Ni creo que sea necesario ser católico para ser cristiano, pues el modelo es Jesús, no el papa.
     
    David ha apuntado antes que ser católico es aceptar que el papa es el vicario de Cristo.
    Pero ni lo es ni falta que hace. La vida y las palabras de Jesús son suficientes, y el mejor servicio que puede hacerse a su mensaje es apuntar al evangelio y dejarse de dogmáticas ni doctrinas añadidas. Esta estructura institucional no es más que una forma de poder y, en lugar de intermediario, este modelo de papa más obstaculiza que promueve el encuentro con Jesús y su mensaje.
    De hecho, ¿a quién han aclamado los del JMJ en Madrid estos días?
     
    Otra cosa que me parece que da lugar a confusión es que la institución católica se autodenomine la iglesia (y aberrante su afirmación, como también apunta David, de que es la única representante legítima de Cristo en la tierra, ¡qué desfachatez!, ¿cómo alinearse con esa sectaria posición?), de forma que quien se autoexcluye del catolicismo parece que deja de pertenecer a la iglesia. Pues no. Reivindico que la iglesia es la iglesia de Jesús -no del papa-, constituida por todas las confesiones que siguen a Jesús, y que para pertenecer a la misma no es necesario bautismo ni sacramento alguno, sino vivir conforme a la ética cristiana, trabajar por un mundo en el que se promueva la justicia y la igualdad entre todos los seres humanos, que promueva el amor como hizo Jesús.

    Saludos cordiales

  • pepe sala

    ¿ Por qué no nos lo quieres contar, David?:
     
    “”No voy a contar la dureza de un seminario, imagínense un chaval de ocho años, tuve buenos compañeros y otros que eran especialmente crueles, y que se cebaban con los que, como yo, teníamos alguna deficiencia física, con el permiso de algún que otro formador ( que curioso los peores que recuerdo eran los pocos seglares que había, que eran más papistas que el papa).””
     
    Efectivamente, algunos de quienes participamos en ATRIO tenemos las mismas experiencias seminaristas que tú. A mí no me han dolido prendas para contar algunas cosas, porque creo que las cosas se deben saber. Nadie puede contar tu historia mejor que tú. ¿ Por qué vas a permitir que sean otros quienes la cuanten por tí?.
     
    Yo mismo tengo parecidas experiencias seminaristas de las que hablas. Yo no tenía problemas físicos. Mi problema era mi ” herencia” política por parte de padre y mi absoluta falta de recursos económicos para lo más elemental que se necesitaba durante los 9 meses que permanecíamos internos en aquel jodido campo de concentracion.
     
    Salvo excepciones muy contadas ( que también he relatado en ATRIO y otros lares) tanto los compañeros, hijos de padres mucho mejor situados económica y socialmente que los míos, como los profesores sacerdotes, en todos los casos, mi agobiante situación económico-social les sirvió para cebarse con saña sobre un niño inocente. ( yo tenía 9 años cuando me pillaron los curas, sin mi permiso y sin opción a mi rechazo hasta que tuve 15 años y me harté de tanta hipocresía.)
     
    Te supongo una persona inteligente y comprometida por lo que he leido. ¿ Por qué vas a dejarnos sin tu testimonio que puede ser muy ilustrativo respecto a lo que hace la Iglesia respecto a los niños con dificultades?
    La tuya parece que ha sido física ( bueno sería conocer la dogmática al respecto de las dificultades físicas. Alguno se podría asombrar, si la conociese). La mía era económica por motivos políticos. Tuve compañeros que tenían problemas por su  físico “afeminado” o por su debilidad de caracter.
     
    El seminario, David, era un luagr donde el débil no tenía ninguna posibilidad de supervivencia. La mili  fue un juego de niños para mí, que conocía el sistema de los campos de concentración eclesiásticos.
     
    ¿ Por qué les vamos a escamotear la VERDAD a nuestros contertulios?  ¿ acaso en todos los ámbitos de la vida hay que ser ” políticamente correctos” para no molestar a los poderosos?
     
    Pues yo no estoy dispuesto. Te solicito ( invito) a que nos cuentes tu VERDAD y no la sigas dejando en manos de otros. No se ayuda a la sociedad callando nuestras experiencias vividas.
     
    Saludos cordiales y bienvenido al ” frente”.

  • mªpilar garcía

    Os leo con suma atención, y me conmueven, los distintos caminos que nos acompañan, para terminar en un encuentro.

    Nunca tuve dudas, solo caminaba hacia donde me llevaba el deseo de conocer cada vez más y mejor, a Jesús de Nazaret.

    Y ese deseo y búsqueda constante, me llevo por distintos derroteros; había una reacción muy profunda en mí.
     

    Encontré personas, en “lugares”; que por su hacer y decir,  llenaban profundamente mi deseo de búsqueda; y otros como decís casi en todos vuestros comentarios:
     

    ¡Me dejaban totalmente fría, inquieta!
     

    Volvía una y otra vez al Mensaje, preguntaba, estudiaba, leía… sobre todo vivía con los ojos y el corazón abiertos, intentando captar esos impulsos, movimientos internos de gozo o descontento.
     

    En ese estudio-vida, iba comprendiendo lo que “mataba” mi alegría, mi deseo de conocerme y conocerle; y fui quitando de mi mente formada de una manera concreta, todo lo que había sido añadido por intereses humanos de poder,  prestigio, fuerza. etc.
     

    Y fui desposeyéndome de ataduras totalmente inútiles para poder crecer como persona y como seguidora del estilo de vida de Jesús.
     

    Ya estoy terminando de vivir mis 71 años; me siento muy afortunada, por todas las personas que han pasado por mi vida, y con su saber y sobre todo ¡vivir! mostrándome una manera extraordinaria de caminar ¡ligera de equipaje…!
     

    Mi deseo, búsqueda, sigue, para dar cada día un paso más a ese conocimiento interno…
    ¡¡¡desde la vida!!!
     

    Solo desde ella (como nos cuenta Fico, y más personas que lo comparten) es posible, intentar seguir el proyecto que Jesús presentó en la sociedad de su tiempo, y que hoy, sigue vivo.
     

    Por esa razón, hay que seguir deseando, trabajando, luchando; al menos, para que todas aquellas personas que lo quieran vivir, no se sientan apartadas, ninguneadas, castigadas (como ha sucedido a lo largo de la historia, según el sentir de cada mandatario) y puedan tener Vida y esta en plenitud.

    Sin temores, sin miedos, con el gozo que nos envuelve, si sabemos comunicarnos entre las personas que pensamos: que un mundo más justo y solidario es fundamental.
     

    Para mí,  lo  expuesto al mundo, por Jesús de Nazaret, me llena totalmente de gozo interno, me da vida, si  toda ella,  se fundamenta, alrededor de la vida de todas las personas de buena voluntad; con el resto, intento convivir en paz.

    Mª Pilar

  • M. Luisa

    No te preocupes David, estoy dada a los monólogos  aunque dialogue y me agrada tu intervención, sólo que  ayer no pude leer todos los comentarios, cuando pueda leeré el tuyo  pero me temo que para ver esa similitud que detectas necesito centrarme y el ambiente que me rodea estos días  en casa no me lo facilita.
     
    Un cordial saludo

  • David

    Perdón por entrometerme M. Luisa con tu conversación con otro contertulio, pero precisamente esa diferencia está en la aceptación de los cuatro atributos que la Iglesia obliga a aceptar a sus fieles en el Bautismo, presentes en el Credo Niceo Constantinopolitano y en el Credo de los Apóstoles, equiparando el Evangelio al mismo nivel de la autoridad de la Iglesia, de la tradición y de la doctrina. Son los fondos añadidos a ese fondo principal, del que hablo en mi comentario anterior. El católico, además de, como Cristianos, aceptar a Jesucristo como Hijo de Dios y Salvador, acepta al Papa como Vicario de Cristo, y como Pastor universal de la Iglesia de Jesucristo, y por consiguiente aceptan todas las doctrinas y dogmas que emanan de él. La catolicidad le confiere a sí misma como la heredera de la tradición de la iglesia primitiva fundada por Jesús y, por lo tanto, como la única representante legítima de Cristo en la Tierra, un solo cuerpo y un mismo espíritu.

  • Antonio Vicedo

    Fico Sánchez Peral 21-Agosto-2011 – 9:39 am

    Mi más emotiva adhesión a tu extraordinaria experiencia desde  la más insignificante, pero sin duda más larga y también convulsa experiencia mía.
    Sobre el acontecimiento de la JMJ, pena porque la fermentación en humanidad que la especie humana necesita y espera, mal puede confiarse a modos tan alejados de lo que fue la MISIÓN de Jesús y lo que nos propuso en su parábola de la levadura diluida en la masa.
    Y un añadido que me preocupó anoche en la tormenta ante estos mega espectáculos ¿Qué hubiera podido pasar, si en vez de lluvia hubiera caído una de las granizadas, que suelen caer por muchas partes?
    Hemos oído que muchos juegan a ser dioses y actuar en consecuencia ¿Hasta donde llega la aplicación de ese reproche? ¿No rechazó Jesús esa tentación de arriesgar sin motivo?

  • M. Luisa

    Fico, lo mío también se acerca mucho a lo que explicáis vosotros,   por esto la cosa no es tan simple como para quienes lo quieren ver como un   mero resentimiento que pueda dejar la misma  decepción,  sino que más allá de ésta reside  el sentido último que nos fuerza  a no desfallecer  e ir en busca de la verdad.
     
    Me alegro de sentirte cerca, un abrazo

  • M. Luisa

    JOSEMI, referente a lo que leí ayer de tu comentario, hay algo que me ha sugerido una reflexión. En efecto, el catolicismo es una opción  pero no un modo de ser como es el cristianismo. Además aquel se funda en éste. Y es por esto último y porque el cristianismo, como digo, es constitutivo de un modo de ser propio de la persona,  por lo que al papa no le es posible exigir a nadie que se haga católico.
     
    No es  por su carácter opcional ni  por que  sea voluntad de él, del papa, que no quiera exigirlo, tal como tú lo ves. Es que,  en mi opinión, no puede  precisamente por lo que acabo de decir. Esto  se ve con claridad  cuando la ideología que envuelve  el catolicismo  no es  realizable desde el punto de vista cristiano. Y entonces sucede lo que expresa  Lucía en su artículo. La permanencia, a pesar de todo, en el hecho cristiano. La catolicidad, es decir lo universal  lo da no una idea sino un modo de ser.

  • Fico Sánchez Peral

    Pues yo he vivido una experiencia personal muy parecida, por no decir igual, que la de Lucía.
     
    Nací y crecí en una familia y contexto cultural creyentes, y participé (y me mentalicé)  ininterrumpidamente en distintos movimientos y organizaciones de iglesia hasta los cuarenta años, en que, en parte porque vas madurando al cuestionar y profundizar en tus creencias, y en parte porque la imagen que percibes de la iglesia occidental y de su doctrina, se va viendo desenmascarada por otras realidades culturales y sociales más actuales y más auténticas, llegué a un punto en el que entendí que la “fe”, que en realidad era solo religiosidad (y no te digo nada de la doctrina…), que había recibido, era totalmente insuficiente. Y por si faltaba poco para mi personal desencanto religioso de aquel momento, vino en su ayuda (como ya he contado en alguna otra ocasión) una larguísima secuencia de enfermedades graves (varios cánceres y otras “cosillas” por el estilo con los que no quiero volver a aburriros…), que, en vísperas de lo que parecía una muerte inminente, me hicieron ver con especial realismo, que toda aquella religiosidad (que no espiritualidad) no era más que mera adhesión ideológica a la doctrina de la jerarquía religiosa en la que había nacido y sido educado, pero que no valía –con perdón- para nada, cuando de lo que se trataba era de ponerse, ¡pero ya!, ¡de inmediato! (puesto que me moriría en pocos días) ante un tal Jesús de Nazaret, ante quien me sentía interpelado, no sobre doctrina de la iglesia, sino sobre cómo había dado cumplimiento humano a mi humanidad entre los hombres y sobre cómo había profundizado en el descubrimiento de mi misión, mediante su testimonio de búsqueda de la suya hasta morir en el intento.
     
    Y, “cloc, cloc”, se me cayeron los palos del sombrajo y me quedé, como Lucía, solo y desamparado. Pero me di cuenta de que lo mío no era una crisis de fe, sino de creencias, pues mi intuición de Dios, a través de Jesús, permanecía. Todo lo oscura que se quiera, pues mi diarrea mental y religiosa era poderosa, pero no tanto como para privarme de esa presencia en mí, que uno no sabe explicar pero que siente. Que ves que sale de ti, aunque sin ser solo tuya, ni del todo tuya. Y que tú no controlas. Que a veces se revela en momentos de especial lucidez, pero no del todo a voluntad, por mucho que repitas el proceso de interiorización… Eso superior, trascendente, eso desconocido pero familiar que está en ti desde siempre,  y que te tiene como imantado con una atracción irresistible… Todo eso que, a la vista del testimonio de Jesús y su mensaje evangélico, te hace ir creciendo al preguntarte si no es ese el proceso de búsqueda interior que te va llevando hacia lo que él llama Dios Padre.
     
    Bueno y no me enrollo más. Pero sí me pregunto qué tiene que ver ese proceso, que en aquel momento era solo incipiente, con lo que representan los tinglados mediáticos, emocionales y sensibleros de las JMJ y el de adhesión más al papa que a Jesús. Y, ojo, que respeto su derecho a reunirse y a buscar a su paso y a su ritmo, pero me duele ver la manipulación que se hace mediante la doctrina de la iglesia y del nombre de Jesús de Nazaret, para meter a toda esa juventud en el eterno callejón sin salida de la doctrina y la religiosidad, convertidas, como siempre en la iglesia,  en un fin en sí mismas, y no como medio de iniciación (y solo de iniciación a trascender lo antes posible) por más que se utilice el argumento, para ir hacia el Dios de Jesús. Por eso me indigno con la jerarquía eclesiástica, porque saben lo que están haciendo, saben que por ese camino atrofian y atascan a la gente en la mera sumisión a una determinada religiosidad (tienen XX siglos de evidencia!!!), y persisten en seguir haciéndolo.
     
    Y no pretendo dogmatizar, es solo mi experiencia y mi opinión, tan válida o discutible como cualquier otra.
    Saludos.

  • David

    Santiago lo ha explicado muy bien, y estoy de acuerdo con él, cuando dice que: el carisma de la iglesia  no reside en la santidad o falibilidad del clero, sino en el mismo Cristo, y con lo que comenta Antonio sobre las formas y sobre el fondo que nos presenta la Iglesia institucionalizada.

     
    La primera vez que visite el Vaticano sentí, en parte, la misma sensación que Lutero, pero fue más frustrante cuando, en dos ocasiones, otros compañeros y yo, fuimos recibidos por  el entonces Papa Juan Pablo II, en esa ocasión vi palpables las formas y los fondos. No encontramos a un padre que se encontraba con sus hijos, sino a un monarca medieval que recibía a sus vasallos, a los que para explicar un tema teológico les daba primero un rapapolvo preventivo. Ante tanta exageración de guardias, miembros de protocolo, prelados y purpurados, me sentí muy incomodo, no era el ambiente en el que yo vivía a escasos metros de allí, tanto en la universidad como en la capellanía en la que colaboraba, nosotros vivíamos sencillamente y fraternalmente, con las dificultades que pueda tener todo convivencia. En un primer momento son importantes las formas antes de pasar a los fondos. Qué diferente suena el Evangelio en unos lugares que en otros, aunque parezca contradictorio. Qué distante se vive y se comparte la experiencia de fe en unos lugares que en otros. Esto evidentemente no es motivo para abandonar los fondos porque nos decepcionen las formas.

     
    A mi me da la impresión, que en la Iglesia institución hay muchos fondos añadidos a ese fondo principal que debería de ser el Evangelio, y que al final prevalecen estos a este último, posiblemente esto haga que se pierda, en gran medida, la esencia misma de su origen primitivo. Era necesario estructurar, organizar, fundamentar, colegializar, pero hasta un grado y con un fin prioritario el seguimiento de Jesús y de su Evangelio. Pero por  esas exageradas estructuras, la Iglesia se acoraza frente a los que cree peligros externos y crea atributos que dice que son rasgos esenciales de la Iglesia y de su misión,   los perpetua en su Catecismo obligando a sus fieles a profesarlos, crea la doctrina que, en entre otras cosas, obliga a aceptar dogmas de fe, cerrando así la posibilidad a toda renovación, a todo cambio estructural, alejándose permanentemente de una sociedad cambiante formada por creyentes y necesitada de nuevos gestos, de más fondo y de menos formas, de ir a lo esencial, al Evangelio.
     
     
    Esto es más profundo y más extenso para poco espacio, y yo tampoco soy el más adecuado. Quizá en otro momento podemos hablar de fondos, del fondo esencial y lo que pienso yo de él.

     
    Gracias.

  • Santiago

    NO SIEMPRE que el Papa habla este ejerciendo la infalibilidad…Y NO NAY QUE CONFUNDIR infalibilidad con impecabilidad……… y ASI, sobre lo primero, el Papa es solamente infalible en contadas ocasiones..La última vez que lo fue, digamos, “directamente infalible” fue Pio XII en 1950 cuando proclamó y definió la creencia de la iglesia, desde el principio, de la Asunción de María que los Orientales llamaban la “Dormición de la Virgen María”… Y a pesar de toda la evidencia de los siglos, de que esta creencia formaba parte de la tradicion divina del Pueblo de Dios desde siempre, Pio XII consultó detenidamente, con mucha paciencia, a los obispos de todo el mundo sobre si la definición era apropiada..La respuesta fue increíblemente positiva, sorprendiendo al mismo Papa…DECIA  YO que esta fue la última vez que un Papa definía esta verdad presente en la iglesia de una manera directa…porque siguiendo la opinión de muchos teólogos contemporáneos la proclamación papal solemne en las canonizaciones se refiere más bien a que la doctrina expresada por una persona durante su vida constituye un camino a seguir para acercarnos a Cristo….por eso se proclama a la persona como “santo” y que si lo imitamos podemos nosotros también llegar a esa perfeccion del amor..sin temor a equivocarnos…
     SOBRE lo segundo, Cristo mismo escogió a los 12 apóstoles entre los hombres del pueblo y no entre  los “santos” doctores y escribas del Templo de Jerusalén..De hecho, hubo uno que le traicionó y otro que le negó…Sin embargo, Cristo perdonó y siguió adelante con su obra que era “usarnos” como “pescadores” de seres humanos…para darles la gracia de la FE en EL y por EL..POR LO TANTO, la creación del colegio apostólico tenia por objeto, primordialmente, el MINISTERIO, y no la santidad o la impecabilidad
    Por eso, aducir que yo me retiro de la iglesia por la maldad que encuentro en sus miembros, incluyendo en la del clero, es CONFUNDIR la que es en realidad el CARISMA de la iglesia…que no reside en la santidad o falibilidad del clero, sino en el mismo Cristo, presente en los sacramentos, que no dependen de la dignidad o indignidad de quien los administra, sino en la FUERZA verdadera que le infundió el mismo Jesús desde el principio…ya que EL no quiso dejarnos solos…SE QUEDO con nosotros SACRAMENTALMENTE (diariamente) en la iglesia, ya que ELLA misma es un SACRAMENTO, directamente y simbióticamente, unida a Jesus, su verdadero autor
    Por lo demás si yo no creyera en la iglesia de esa manera, ya estaría fuera de ella… Y ESTO a pesar de que tuve la inmensa suerte de que la mayoría de los sacerdotes que conocí durante mi vida, no solamente me mostraron el amor de Cristo y me condujeron hasta EL….sino que, en su lecho de muerte mi padre espiritual se levantaba, para celebrar la Eucaristía solamente para una sola persona, que era yo..Como David, en su magnifico comentario, he de agradecer ese ejemplo y lo que se me dió…pero hay que reconocer que hay otros ejemplos que no han sido asi…Sin embargo, la FE esta SOLAMENTE en Cristo y su iglesia……y no en las personas….estas -nosotros- no somos Cristo…y podemos fallar…y de hecho fallamos..y muchas veces….por eso, le necesitamos a EL, fuente única de toda santidad….un saludo cordial a todos….de Santiago Hernandez    

  • Antonio Vicedo

    “No voy a comentar el espectáculo que ofrece la iglesia que puede ser similar a otros de otro tipo, lo peor es el fondo que hay en todo ello, y que no quiero analizar. Gracias.”
    David, en los ambientes en que yo me he movido, muy parecidos a los tuyos del principio, y también en los que ahora me muevo, semejantes en libertad y respeto a los otros, aunque no en otras actitudes de fe, a lo de ¡Gracias!, se responde ¡De nada!
    Y esto es lo que quiero responderte después de leer tu apreciada aportación, pero sobre todo por lo que expresas en el párrafo que cito.
    Porque en lo que nos estamos mojando la mayoría de  los que colgamos algo en este tema, es precisamente es sobre el espectáculo y sobre el fondo, que constatamos hay tanto, sobre el modo de intentar actualizar LO de Jesús, como las complicidades de los poderes y de muchos débiles que de ellos se hacen cómplices.
    Hoy cuando la tormenta resonaba con truenos y dejaba caer la lluvia sobre el espectáculo intencionadamente piadoso he presentido que la Naturaleza  actualizaba aquel grito arquetípico del Génesis: “¿DONDE ESTÁ TU HERMANO?” Pero me he quedado con la decepción que me ha producido la interpretación de que simbolizaba abundante caída  de gracias.
     

  • David

    Me atrevo a intervenir en este debate múltiple, por los post que suscita, y con el apasionamiento lógico que produce entre los contertulios. Nadie es ajeno a los temas relacionados con la religión en España, son muchos años de estrecha vinculación de la religión en nuestras vidas, en nuestra forma de entender la moral, la política, la sociedad y eso deja huella. Tiene razón Lucía Etxebarria que hay muchos defraudados y desengañados no con la religión, sino con la forma de interpretar la religión de la iglesia institucionalizada y representada en este caso por el Papa Benedicto XVI, que es el heredero, para lo bueno y para lo malo, de una herencia extensa en años y en acontecimientos. También hay muchos que se sienten reconfortados con esa forma de ver  el Evangelio. Y hay otro muchos que somos indiferentes, y que nos gustaría que nos dejaran ser indiferentes.

     
    Confieso que no me molesta que se realicen jornadas de la juventud católica, como los días del orgullo gay, o otros acontecimientos de diverso contenido, siempre y cuando no molesten, se muestren respetuosos y no destrocen el mobiliario urbano que pago con mis impuestos. Vivir en Madrid es maravilloso, pero también resulta cansino la utilización de la ciudad para todo tipo de eventos, y la invasión humana que se deriva de ellos, podrían ser más solidarias otras ciudades y acoger de vez en cuando algún que otro evento, también los madrileños tenemos derecho a un poco de tranquilidad, por favor!.

     
    Yo me considero un cristiano, desde un punto de vista cultural, y por nacimiento católico, como podría haber sido anglicano, luterano, budista, musulmán o judío, nací en un lugar y me dieron esa cultura, que yo valoro en su justa medida, y que he ido ampliando y extendiendo con el conocimiento de otras culturas a lo largo de mis años. No se por qué he entrado a debatir en este portal, del que un amigo que creo que suele intervenir me habló, pues los temas algunos me interesan y la mayoría no, ni tampoco la linea editorial, que respeto, coincide mucho con mis ideas.

     
    Pero hablado del tema que debatimos, la visita y las jornadas, al margen de las molestias que suponen, especialmente para los madrileños, me parecen bien, por cierto creo que mi mujer se ha quedado enganchada al televisor con los actos que una y otra vez televisan. Otra cosa es que el Papa y la Iglesia tengan una asignatura pendiente con la sociedad española, y no hablo de guerras y preguerra, en donde de todo hubo como en botica, sino los cuarenta años de nacional catolicismo, algunos de los cuales vivi yo, y encima en un seminario para más penitencia, mis padres los pobres, labradores de un pueblo castellano, querían un buen futuro para su hijo, y qué mejor futuro entonces que ser cura, poder vivir como un cura…. Y la verdad es que estoy muy agradecido a la Iglesia, y muy en particular a personas muy concretas por la extraordinaria formación que me dieron, tanto humana como intelectual, estas personas me enseñaron que lo importante era ser primero persona madura, en segundo plano quedaba la fe y en tercero la vocación, y así fue que la primera me hizo discernir sobre la segunda y la tercera, que fueron desapareciendo con el tiempo, después de una profunda reflexión y de constatar que no poseía ni la una ni la otra.

    No voy a contar la dureza de un seminario, imagínense un chaval de ocho años, tuve buenos compañeros y otros que eran especialmente crueles, y que se cebaban con los que, como yo, teníamos alguna deficiencia física, con el permiso de algún que otro formador ( que curioso los peores que recuerdo eran los pocos seglares que había, que eran más papistas que el papa). Cuando con el tiempo, después de años, abandone mi relación con la institución eclesiástica comencé a ser libre, desamparado sí y mucho, se llega a ser tan dependiente de la institución, de los compañeros, que cuando te reencuentras con la libertad  no sabes que hacer, imagino, por lo que leo,  que hay varios en este foro que han experimentado lo mismo. Hay muchas cosas que tengo que agradecer y otras que tengo que reclamar a la Iglesia, a la que no estoy vinculado de ninguna manera en la actualidad. No soy creyente como dije, y mi opinión de la institución eclesiástica es muy negativa, ahora bien, me parecen respetables  las creencias que tenga cada uno, como también sus ideales políticos, cómo quieran ver a Jesús de Nazaret e interpretar el Evangelio, yo tengo otras creencias y otros ídolos más palpables, que me llenan más y que me hacen ser más feliz, que es lo que al final importa. No voy a comentar el espectáculo que ofrece la iglesia que puede ser similar a otros de otro tipo, lo peor es el fondo que hay en todo ello, y que no quiero analizar.

     
    Gracias.

  • Juan G

    ¿No nos hemos convertido en unos puritanos? ¿Existió alguna vez esa iglesia ideal que algunos piensan en su cabeza? ¿No son artículos como este tan decepcionantes como los de la jerarquía católica, y a veces aún más?

  • pepe blanco

    Hola Yanka,
    Ya que apelas a la Declaración de los Derechos Humanos, ¿qué opinión te merece que, a estas alturas, el Estado de la ciudad del Vaticano no haya suscrito los Pactos Internacionales, aprobados por la ONU en 1966, para la puesta en práctica de los derechos humanos?
    ¿Y que te parece que acepten tranquilamente el vigente Derecho Canónico, que no reconoce la igualdad de todos los seres humanos en dignidad y derechos? ¿Y que el Vaticano, como Estado asociado a Naciones Unidas, no haya firmado todavía las Convenciones en defensa de los derechos de las mujeres, de los trabajadores, las que condenan los genocidios, los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad, la prohibición de la pena de muerte, de la tortura o de los tratos inhumanos o degradantes?
    (Extractado del artículo de José Mª Castillo, http://blogs.periodistadigital.com/religion.php/2007/06/27/p103057)

  • Francisco Rubiales Moreno :
    “Esta mañana he escuchado en RNE a un tertuliano insensato que decía que el Papa no ha visitado Somalia y que la Iglesia está ausente de los grandes problemas de África. Lo triste es que nadie le corrigió y le di …jo que la Iglesia tiene más de 100.000 miembros activos en África, entre monjas, misioneros y cooperantes, que curan, enseñan, protegen y consuelan, una obra gigantesca, mayor que la de cualquier gobierno “progre” del mundo, cuyas ayudas suelen beneficiar sólo a sus colegas y secuaces”.

  • DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS: Artículo 18
    Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
    ………………………………………………………………………………………
    Confundes el Estado con la sociedad; confundes aconfesionalidad y laicidad con laicismo; y, por fin, planteas tu propuesta como la neutral, la que todo el mundo debe aceptar obligatoriamente como única solución posible para la convivencia, secuestrando su debate a la sociedad, como si no fuera una propuesta ideológica más entre otras posibles: eres muy reduccionista.

  • ana rodrigo

    Le preguntaron a un estudiante qué sabía de la novena sinfonía de Beethoven, y él contestó que era una música compuesta por Beethoven para Miguel Ríos. ¿Podríamos decir que Jesús dijo el evangelio de hoy para el Papa actual?

  • ana rodrigo

    “Entonces Jesús dirigiéndose a las multitudes y a sus discípulos, declaró:


    -En la cátedra de Moisés han tomado asiento los letrados y los fariseos. Por tanto todo, todo lo que os digan hacedlo y cumplidlo, pero no imitéis sus obras, porque ellos dicen, pero no hacen.

    Lían fardos pesados y los cargan en las espaldas de los demás, mientras ellos no quieren empujarlos ni con un dedo.
    Todo lo hacen para llamar la atención de la gente: se ponen distintivos ostentosos y borlas grandes en el manto: les encantan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas, que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame “ Rabbí”.
    Vosotros en cambio no os dejéis llamar Rabbí, pues vuestro maestro es uno solo y vosotros todos sois hermanos; y no llaméis “Padre” a nadie en la tierra, pues vuestro Padre es uno solo y está en el cielo. Tampoco dejéis que os llamen “directores”, porque vuestro director es uno solo, el Mesías. El más grande vosotros será vuestro servidor…..
     
    Ay de vosotros, letrados y fariseos, hipócritas, que recorréis mar y tierra para ganar un prosélito, y cuando lo conseguís, lo hacéis digno del fuego el doble que vosotros.”(Mt, 23, 1-12, 15) Y sucesivos versículos.
     
    Evangelio de hoy. ¡¡Qué demagogo era Jesús el galileo!!

  • Antonio Vicedo

    mªpilar garcía 20-Agosto-2011 – 11:30 am
    María Pilar, se puede decir lo que dices más fuerte, pero creo que no más claro y te lo agradezco con mi plena adhesión desde la experiencia de mis 83 años, muchos de ellos  entregados al empeño de que LA LEVADURA como Jesús propone diluida en la masa contribuya a fermentarla.
    Esa experiencia y el intento de seguir de cerca a Jesús  no perdiendo ojo a sus huellas me han llevado a la simplificación maravillosa y admirable de resumir todo esto que tratamos en dos conceptos y palabras: ABBÁ = PAPAITO (según Jesús) para confiar filialmente en Dios de quien no sé más de lo que acepto revelado en y por Jesús; y NUESTRO, referente al NOSOTROS en el que el yo de TOD*S y CADA UN* DE LOS HUMANOS tenemos que sentirnos REALIZADOS y RELACIONADOS.
    Y esto tan grandioso y sencillo solo se prueba y concreta desde nuestra relación con CUALQUIERA DE ESOS MIS MÁS PEQUEÑOS HERMANOS a los que se refiere Jesús.
    De Él, según Ju. XIII,35  es la prueba del seguimiento; “-EN ESTO CONOCERÁN QUE SOIS DISCÍPULOS MÍOS, SI OS AMAIS UNOS A OTROS.” Porque: “DONDE DOS, o más, SE REUNAN EN MI NOMBRE, ALLÍ ESTOY YO EN MEDIO DE ELLOS-” ¡Bien conocía Él que el real AMOR  no se concreta en un solitario e individualista yo, mientras esté condicionado por lo MIO.

  • h.cadarso

      La programación de la TVE de estos días me ha producido una diarrea mental que me obligará a ir al siquiatra. Figúrense ustedes que me sorprendía cantando el Santo,Santo de la misa con esta letra:

      Santo, Santo, Santo el Barça es
       Hosanna en el Camp Nou
       Benditos Messi, el Pep y Benedicto XVI
       En unión con los que te vitorean en las Ramblas 
       Te aclaman en Cibeles mouriños y merengues
       Hosanna en el Camp Nou 
       Benditos Messi, el Pep y Benedicto XVI.
     
      El caso es que a ratos se me cruzaban los cables, y veía a Mikel Jackson con los atuendos de Su Santidad, o incluso a Lady Gaga disfrazada de Suma Pontificesa.
      He decidido no ver más la tele hasta que se vaya el Papa a su casa… 

  • mªpilar garcía

    Josemi:

    Parece que la única persona que ha sido ecuánime, correcto, respetuoso es Vd.
     

    Los demás, todo lo contrario ¿no es esto en si mismo un contra-sentido?
     

    Dice respetar todas las “miradas-posturas-ideas” ¿Por qué solo defiende una parte y ataca sistemáticamente a la otra? no es para nada razonable.
     

    Bernard-Henri Levy aplaude cuanto dice el papa (hasta hoy, sea cual sea) cuando ordena como (las mujeres en particular) deben comportarse las personas en materias muy serias, importantes, exigentes; como el aborto, la procreación, la sexualidad…

    Soy mujer, madre de seis hijos; y al tercero, tenidos en tres años y medio; me di cuenta, que ¡¡¡nadie!!! fuera de mi misma, podía decidir que debía hacer en esos temas.
     

    Solo yo, conocía las circunstancias que vivía y sus consecuencias.
     

    Soy creyente, “Pepe no te disgustes conmigo” sabes que cuando podamos hablar de tu a tu…
     
    Pertenezco a una comunidad (ciertamente especial) he sido persona activa (las circunstancias frenaron mi hacer) no cegué la fuente de la vida, dado que tengo seis hijos; pero ¡sí! decidí, cuando y como.
     

    Soy responsable de mis actos, intento hacerlo lo mejor posible, pero ni el papa, ni nadie, puede tomar decisiones por mi; en mi manera de vivir, mientras mi comportamiento, no dañe a ninguna otra persona.
     

    La fe, es una experiencia personal e intransferible, puedo militar o no en una religión; pero ello, no me incapacita… (o no debería) para pensar, estudiar como trascurren los acontecimientos, la vida en general; y no se puede vivir, o no se debe, por respeto a cuantas personas, han trabajado, trabajan y trabajarán, para mejorar el vivir de la raza humana.
     

    Nuestra iglesia, ahora más que nunca, está viviendo y quiere hacer vivir, como hace ya siglos.
     

    ¿Es que no hemos aprendido nada? ¿Es que su autoridad y la de sus príncipes… (de una iglesia, que predica la predilección por los pobres según nos enseñó Jesús, son intocables?
     

    “No he venido a ser servido, sino a ¡¡¡Servir!!!”
     

    ¿Como puedo estar de acuerdo co este vaticano, que condena, persigue, castiga, a sus hijos, que trabajan en situaciones extremas, porque no siguen sus normas?
     

    ¿Por qué son ellos?
     

    ¡Por favor Josemi! ya que le encanta decir lo comprensivo que es con todas las posturas… de verdad respete el dolor que sentimos, los que intentamos  seguir el proyecto de Jesús de:
     

    ¡¡¡Otra manera!!!
     

    Cuando estuve en Roma y entré en S. Pedro, con todo el dolor que sentía, ante semejante despropósito, como sede de los seguidores de quien no tenía ni donde reclinar su cabeza:
     

    ¡¡¡Pedí perdón, con los ojos llenos de lágrimas, y salí de allí y no volví más!!!
     

    Volvería para admirarlo como obras de arte, si dejara de ser sede y centro… “de la cristiandad”

    mª pilar

  • Josemi

    Finalizo los comentarios, por esta vez, lamentando que el diálogo se convierta en ocasiones en  manifestaciones demagógicas, lo que me confirma que no son las ideas sino las personas las que pierden el rumbo, quizá por ignorancia,  a veces, por simples desviaciones debidas a la costumbre, a la inercia quién sabe. Nos posicionamos ante lo que consideramos justo, aunque muchas veces el posicionamiento siempre es el mismo aunque sepamos que es injusto. Se han comentado mucha cosas y se han afirmado muchas más, con rotundidad pero  sin reflexionar y con poca racionalidad. Sobre el tema central de la totalidad de los post de estos días, el JMJ en Madrid, se ha argumentado, en mi opinión, con mucha parcialidad. Los razonamientos expuestos son todos rebatibles, desde la finalidad, la financiación, la moralidad, la organización con respecto a otros viajes y ese largo etc que supone engordar un asunto con diversidad de temas, aunque estén mínimamente relacionados entre si. Es fácil utilizar la critica sin cuestionarnos si los defectos que criticamos de los demás no los tenemos también nosotros, si por ejemplo criticamos la no solidaridad y en realidad somos nosotros los insolidarios. A mi me puede parecer extraño, porque no lo vivo, ver a otra persona rezar, pero no lo considero una provocación, lo contrario sería estar en un estado de putrefacción intelectual. Los que utilizan la violencia, aunque sea verbal, para amedrentar a los que no piensan como ellos se convierten en representantes del más puro estilo reaccionario y totalitario, tan alejado del sistema democrático.

    Sí soy francés, y algo chovinista, pero en Francia, como en la mayoría de los países que han recibido a los pontífices vaticanos, el recibimiento ha sido amplio, numeroso, y muy cordial y acogedor por las autoridades, incluso las visitas, ocho Juan Pablo II, dos el actual, han sido más numerosas que en España, hasta llegó a hablar en la Asamblea Nacional, en un importante acto político, y nadie puede dudar de la laicidad del Estado Francés.

    Por último dos comentarios:

    Jean d’Ormesson, Secretario General del Consejo Internacional de Filosofía y Ciencias Humanas en la UNESCO, daba la bienvenida al Papa en Francia: “que ejerce un papel considerable y pacífico en el mundo de hoy”: “En un mundo preocupado por su porvenir, dominado por el culto del dinero y de la violencia, amenazado por un terrorismo, a menudo de origen religioso, que se sirve de la droga, del chantaje y de las bombas, el Papa, que no tiene otras armas -poderosas, desde luego- que la palabra y la oración, es bienvenido. Le dan la bienvenida los que creen en él. Deberían dársela también los que no creen en él, pero que se dicen demócratas y defensores de las libertades de los que no piensan como ellos”.

    El escritor Bernard-Henri Levy, militante destacado del mayo del 68 e intelectual de izquierdas: “Ante la actual tormenta de ‘papafobia’ siento ganas de recordar ciertas evidencias. La primera: este Papa ‘reaccionario’, contra el que pretenden levantarse tantos heraldos de la libertad, es uno de los hombres más libres de la Europa contemporánea. La segunda: al adoptar la postura que todos conocen sobre la contracepción, el aborto o la moral, está cumpliendo su estricta función de Papa. Él no exige a nadie que se haga católico, pero, a los que libremente optan por serlo y sólo a ellos, les recuerda el sentido de esa opción, los principios que la guían y las consecuencias que implica. La tercera: que todavía queda un lugar en este mundo o, en todo caso, en nuestras sociedades, donde se continúa diciendo que la condición humana no puede hacer oídos sordos a la cuestión del mal, del pecado y de lo ilícito. Que hay un puñado de hombres y, entre ellos, Juan Pablo II, para recordar que la especie humana llevará siempre a cuestas una parte negra o maldita. ¿Es tan difícil entender esto? Para mí, es una buena noticia, porque se trata de una apuesta por la civilización y de una muralla contra la barbarie. Gracias al Papa por existir. Y gracias por ejercer de Papa”.

    En otros países, muchos de ellos tan democráticos o más que España, ha sucedido algo parecido, España no es una excepción.
    Joachin

  • M. Luisa

    Josemi,  por qué tomas el problema tan pobremente y radical a partir del resentimiento? Llegas a esta conclusión porque desde tu modelo francés en el que existe, como dices, o respeto o indiferencia hacia la iglesia  y sus feligreses,  no hay lugar para que  surja la problemática que aquí se debate. Pero entonces lo que haces desde este tu  punto de vista tan limitado es situar la dificultad misma en el exterior,   la cual, según tú,    sería  objetivamente salvable  bien siendo respetuosos o indiferentes. Pero, amigo mío, el problema  no radica  ni en algo que sea por sí objetivo ni por supuesto en un mero subjetivismo como por ejemplo el tuyo.
     
    Se trata de algo   mucho más serio y complejo porque si has penetrado en la esencia de lo que  Lucía nos transmite,  el paso que dio dejándola alejada,  no separada,  no  la dejó indiferente sino que el paso que dio la dejó en  distancia en un estado en el que  precisamente por ello iba  desde allí aflorando lo crítico de la realidad en la que ella se había educado y  creía desde la infancia.
     
    Ahora bien,  desde este punto de vista subjetivo y  crítico no tiene porque pensarse que en él vaya  envuelto resentimiento alguno. Por qué no pensar  “RESPETUOSAMENTE”  lo contrario? en la madurez que una persona   va adquiriendo desde la distancia.
     
    Comprendido así, no te parece Josemi,   que no da lugar tampoco   a la indiferencia?
     
    Saludos, pues

  • Lucía, un abrazo de congratulación por tu valentía, por tu sinceridad….somos un grupo de periodistas y docentes universitarios  latinoamericanos, más concretamente peruanos…somos asíduos concurrentes a las redes, omo redes cristianas, atrio, fe adulta etc….acabo de leer  el libro del padre Pagola, “Jesus, Aproximaciones históricas” y estoy indignado y asombrado como tú: .. el Jesús de nazaret del Evangelio es totalmente distindo al Jesús que predica la ICAR
    Es maravilloso encontrarse con el Jesús del Evangelio, de la parábolas, llamando a nuestro Padre Dios ABBA…Igual que tú nosotros también henmos avandonado la Iglesia católica, pero la fe de Cristo la tenemos palpitando en nuestros corazones.
    Tengo una columna periodística denominada “reflexiones heterodoxas en alta voz”… hace poco escribí un artículo con el ´título de “Los hijos del celibato” alli describo la tragedia que arrastran un batallon de mujeres e hijos de los curas…las pobres damas abusadas por los curas tienen que vivir una vida clandestina, oculta estigmatizada por la sociedad… igual o peor los hijos de esos sacerdotes, con un padre embustero y nunca los llama hijos sino sobrinos….¡¡ no hay derecho para tanto sufrimiento… y nadie dice nada.
    Finalmente Lucía, no sé si has leido o conoces los libros del norteamericano Neale Donald Walsch ” Conversaciones con Dios” te rogarámos si tuvieras tiempo tu opinión al respecto, por favor a este correo: nicoligar@hotmail.com.
    Muchas gracias

    Nicolás

  • Antonio Vicedo

    ¿De quien dicen que ha recibido su REPRESENTATIVIDAD el que se considera sucesor de Pedro? ¿De los miembros de la Iglesia? No. Su puesto en la Iglesia tiene origen y fundamento totalitario.
    Su elección no es democrática , si demo significa pueblo y  crática poder porque el pueblo cristiano no interviene, ni directa, ni indirectamente en ella.
    ¿Se aduce algún otro fundamento de la misión confiada a Pedro, incluyendo en ella el simbólico “apacentar” y “la entrega de llaves”?
    Tampoco. Claramente propone Jesús identidad ( en cuanto de ella se puede entender entre Dios y su criatura), de la MISIÓN DIVINA  a Él confiada por el Padre , en ese COMO he sido enviado, con la que él confía en ese: ASÍ os envío yo a vosotros.
    Quienes andáis revueltos por lo que aducimos de crítica al comportamiento papal ¿Incluis en ese vuestro malestar la actitud de Jesús al confiar ASI su propia MISIÓN?
    Porque, si lo hacéis así, no sabéis lo que os lo agradezco por vuestro testimonio de que estamos intentando mantener, con nuestras críticas y oposición,  lo que es fundamental en nuestra condición de haber puesto nuestra opción de fe y seguimiento de Jesús: la COHERENCIA (aún con deficiencias involuntarias) con Él.
    Sin la PRACTICA RELACIÓN entre ese COMO y ese ASI, ni el papa, ni los obispos, ni el clero o l*s religios*s, ni l*s católic*s, ni l*s cristian*s podemos alegar representación alguna de Jesús ante las gentes.

  • mªpilar garcía

    ¡Cuanta tristeza y asombro!

    ¿Como escuchan La Palabra de Jesús, sus hechos, su vida, y como y porque murió?

    ¿No se preguntan el porque, de cuanto sucede?

    ¿No les interesa para nada, descubrir, lo alejados que están de la fuente?

    ¿No se preguntan, ante el gemido de otras personas que piden: “Otra manera de ser iglesia-comunidad, de vivir el Mensaje,  y por qué ocurre?

    Cada persona es única y está capacitada para discernir, mirar, comprobar, que está sucediendo.

    Que nos llene de alegría cantar, bailar, reír; y no nos preocupe el dolor de millones de hermanos que se mueren cada día, porque no les miramos, no compartimos, no escuchamos sus gritos de auxilio…

    ¿Que hay en nuestros corazones?

    ¿Tan necesaria era esta visita, en estos momentos tan duros, para millones de personas que ¡¡¡nada!!! poseen?

    No sé cuantos han venido, no me interesa; es cierto que toda persona tiene derecho a ser respetada, recibida, acogida.

    El mismo derecho que tiene las otras,  al mirar  los acontecimientos presentes, de distinta manera, y pedir, que en lugar de tanto gasto inútil, volvamos la mirada hacia los que de verdad ¡¡¡se mueren!!! por no tener ni agua, ni un pedazo de pan que echarse a la boca.

    Algo no está funcionando bien en este mundo.

    ¿De verdad alguien se cree, que estas jornadas servirán para reafirmar la fe de alguna persona?

    ¿Por ver de cerca al papa?

    La fe, es algo más fuerte, más profundo, más exigente, con nuestra manera de vivir; que sentir unas emociones momentáneas, trabajadas y jaleadas hace más de un año…


    ¡Hay que ser valientes, sinceros,  pensar, discernir, y optar!

    Mª Pilar

  • María

    El papa no hace autocrítica nunca, Ana.
     
    Si se descubren tantos casos de pederastas en las filas clericales, no es por  la represión  sexual a la que les somete el celibato, eso  no tiene nada que ver,  dice, sino por el libertinaje que contamina el mundo moderno.
     
    Si se le acusa de encubrir pederastas, y creo que en estos momentos tiene una acusación abierta en Londres por esto, es que están persiguiendo a la Iglesia y se hace la víctima.
     
    Si la gente abandona la Iglesia en masa en tiempos de JPII, no es por la  regresión que hemos vivido durante su pontificado, sino por causa del relativismo que corrompe el mundo moderno.
     
    Como si fuera un adolescente inmaduro siempre pone la causa fuera de él, nunca se cuestiona, nunca hace autocrítica,  la coraza de la infalibilidad  es intraspasable. Y  este baño de multitudes se la refuerza.
     
    Yo también me siento lejos, muy lejos de la Iglesia Vaticana, pero no del sueño de Jesús., que no tiene nada que ver con el espectáculo que estamos viendo estos días.
     
     

  • Luís Troyano

    Sarrionandia:
     
    Si no me equivoco, sales en defensa mia. Te lo agradezco. El viejo truco clerical. Tirar la piedra y esconder la mano…

  • Luís Troyano

    Josemi:
    No se si eres frances, ni me importa. Pero te comportas como francés, en Francia todo es mejor. quizá sea porque en Francia tomo auge un lema… “ni Dios ni amo”.
    Por otra parte, te comportas como un cavernicola catolico español (he lido algunos comentarios tuyos). Cada realidad es la que es. Lo que ocurre en Francia es consecuencia de su historia. Y aquí aún colea soterradamente las consecuencias de la dictadura franquista. Franco sigue en “Cuelgamuros” riendose de nosotros. Su “obra” aun no ha desaparecido de entre nosotros. Una consecuencia del nacionalcatolicismo, es la influencia del clero, todavia, que se resiste a ocupar el papel que la democracia le asigna.
    Yo soy un obrero que dejó de estudiar a los 16 años. Pero leo a gente mas “estudiada”. Te recomiendo entres en el enlace que cuelgo.
    http://www.elplural.com/opinion/santidad-no-se-equivoque-nosotros-y-nuestros-lectores-procuramos-no-ser-pardillos-analfabetos-o-simplemente-tontos/

  • Josemi

    Luis, el problema es que ustedes tienen el recuerdo muy reciente de la dictadura, y como en otro post se dice, de la actuación de la jerarquía católica entonces, y salen los resentimientos y los recelos, estos últimos  creo que para nada deberían de tenerlos, en España  existe la separación iglesia estado. Yo lo comprendo y se que esto se cura con los años. En Francia existe o respeto o indiferencia hacia la iglesia y sus feligreses. Yo que no estoy ni bautizado, ni creyente me admira la buena labor del obispo católico de mi ciudad, aunque evidentemente no entienda y no esté de acuerdo con su forma de vivir o con la estructura vaticana, pero tampoco lo estoy con otras organizaciones y también las respeto.
    En España hay siempre una dicotomía de amor y odio. Seguramente me equivoque pero parece una tierra propicia para los extremos en ideas, en religión, seguro que los años lo curan.

  • Luís Troyano

    Josemi:
    Lo malo es que el sectarismo catolico, lo que hace, es poner palos en la rueda del progreso. Imposible no protestar, pero a la defensiva.
    Por si alguno tergiversa malévolamente lo que digo. Aclaro que yo no amenazo. Simplemente saco conclusiones. Soy partidario del orden, aunque sea imperfecto. Y de perfeccionar este orden, ordenadamente, porque el caos y la violencia, creo que es peor.
    Lo que ocurre es que cuando el pueblo explota y da rienda suelta a su ira. Hay que temblar. Y esto hoy o muy pronto, puede pasar.
     
    ¿Que conclusiones cabe sacar? de esto que dice en el articulo que enlazo, de Santiago Niño Becerra, (catedratico de estructura economica).
    ¿Que hace un padre, cuando no puede darle de comer a sus hijos?.
    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/apuntes_de_una_agenda_de_paginas_translucidas_y_4

  • Iñaki S:S,

    Querida Lucia, leo con sumo interés esta frase tuya: “Me alejé de la Iglesia Vaticana, pero nunca he dejado de ser cristiana”.  Es un rayo mas de esperanza para muchos cristianos. En mi modesta opinión, será la revolución de la mujer la que acabará haciendo cambiar a la ICR. A estas alturas, tras haber conquistado la universidad, no tiene sentido que sigais siendo las “chicas de la limpieza”. Va siendo hora de que todos esos ancianitos de la Curia, con la misma hipertrofia prostática del común de los mortales, se limpien sus calzoncillos. Cuando les veo desfilar tan peripuestos no puedo evitar el ver…sepulcros blanqueados.

  • Josemi

    Luis, pues deja a los sectarios vivir su sectarismo, ante todo que cada cual sea libre para que haga lo que crea conveniente. Dejémosles con sus aciertos o con sus errores.

    Sarrionandia siento que tu “contrariedad” por lo que escribo te lleve a ser poco elegante, pero yo veo armonía y no discordancia, cuestión de criterios, excusez moi, monsieur

  • Sarrionandia

    Josemi:
    Tu discordancia sabe a mordedura de tarántula en pleno pecho. Para sacarte el veneno tendrás que aplicarte lo que dices a ti mismo.

  • Luís Troyano

    No hay peor ciego que el que no quiere ver. Muchos ven la realidad desde un sectarismo, que como este calificativo indica, procede de una secta. Que puede ser de ambito Universal, pero no deja de ser una secta que ha tenido mucho tiempo para expandirse, mas para mal, que para bien. ¿Adivinará Josemi, a que secta me refiero?.

  • Josemi

    No saber utilizar los tiempos, ni las cantidades, no discernir entre calificativos y descalificativos, usar tópicos vacíos de contenido que sirven para todo, anenazar, no es más que una muestra de impotencia, o una forma de pataleta infantil que deja, mal ante los demás, al que la utiliza y la sufre.

  • Luís Troyano

    Yanka :
    Si, le debemos hospitalidad a este encubridor de pederastas. Y abusa de esta hospitalidad, por tres veces se ha colocado aquí, en poco tiempo. Para variar, se podria haber ido esta vez, al cuerno de Africa…
    Estiran la cuerda del poder que se les reconoce, que hoy es discutible. A mi gobierno le exijo, el que escuche la voz de la calle. Entre gastar por la visita del papa, o gastar en ayudas a las familias sin ingresos. ¿Que saldria, en una encuesta?.
    Pero pronto, caerá el telon, o los palos del sombrajo. El pueblo necesitado, se verá obligado a pedir cuentas de todo oropel superfluo. Si yo fuese rico o poderoso, no estaria muy tranquilo, con lo que se avecina.

  • MARISA-EL TALLER

    Lucia, ya somos mas que estamos en la misma situacion o que savemos que estas.
    Yanca, de acuerdo contigo en: “El Papa es gobernante de un país con el que España mantiene relaciones diplomáticas amistosas. Y, a su vez, además de ser uno de los filósofos más importantes de la actualidad, es el líder de una religión”, no tantas gentes ha asistido al montaje del jefe de un mini pais poderoso, ni tanta gente practica esa religion con honestidad, ni siquiera los porpurados……Pero bueno si tu lo crees……….., Decia lo de de acuerdo, porque nada mas fuera de la realidad, de lo que Jesus manifesto y por lo que asesinaron al MAESTRO GALILEO, estos vaticanistas, ademas del asesinato estan asesinando su obra.
    PAZ Y BIEN. Quienes cremos que reencarnaremos, savemos que da tiempo a la rectificacion.

  • pepe blanco

    Algunos de los que estamos alejados de la iglesia, rezaremos por los que permanecen en ella, sufriendo su retorcida violencia moral.

  • ana rodrigo

    Pues el Papa dice que recemos por quienes se han alejado de la Iglesia, en vez de hacer autoanálisis de porqué la gente se aleja de la Iglesia. Quizá le iría bien leer a la autora de este artículo.

  • pepe sala

    Claro, y el Ayuntamiento de Madrid también sale reforzado…
    Supongo que habrán ido a pagar los impuestos del IBI ( impuestos sobre los bienes de inmuebles) que tienen atrasados dese hace 80 años.
    Gallardón debe estar contentísimo con la recaudación que obtendrá de tantos visitantes:
     
    http://www.elpais.com/fotografia/madrid/AYUNTAMIENTO/CONVERTIDO/VESTUARIO/elpdiatec/20110817elpmad_2/Ies/
    Si al final van a tener razón quienes dicen que la visita es un chollo económico para los españoles y madrileños especialmente.
     
    Juas, juas, juas….
     

  • Pasando por encima de todas estas consideraciones, que consisten, en resumen, en desconocimiento, prejuicio e ignorancia, en primer lugar, España, como país, debe hospitalidad a Benedicto XVI, como la debe a cualquier mandatario, y a cualquier persona en general, que visite nuestro país.

    El Papa es gobernante de un país con el que España mantiene relaciones diplomáticas amistosas. Y, a su vez, además de ser uno de los filósofos más importantes de la actualidad, es el líder de una religión que profesa la mayoría del pueblo español y que ha organizado una Jornada Mundial de la Juventud, que reunirá, según las previsiones, a un millón de personas, en pleno acuerdo con el gobierno español. …:
    http://www.scriptor.org/2011/08/felipe-munoz-la-visita-del-papa-y-el-espantoso-silencio-reflexiones-de-un-ateo-benedicto-xvi-espana.html

Responder a David Cancelar comentario