Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4786 Artículos. - 76746 Comentarios.

Cuánta falta nos hace el respeto

La cultura moderna, desde sus albores en el siglo XVI, está asentada sobre una brutal falta de respeto. Primero hacia la naturaleza, tratada como un torturador trata a su víctima con el propósito de arrancarle todos sus secretos (Bacon). Después, con las poblaciones originarias de América Latina. En su Brevísima Relación de la Destrucción de las Indias (1562) cuenta Bartolomé de las Casas, como testigo ocular, que los españoles «en sólo 48 años ocuparon una extensión mayor que el ancho y largo de toda Europa y una parte de Asia, robando y usurpando todo con crueldad, injusticia y tiranía, habiendo sido muertas y destruidas veinte millones de almas de un país que habíamos visto lleno de gente y de gente tan humana» (Décima Réplica). Luego esclavizó a millones de africanos, traídos para las Américas, negociados como «piezas» en el mercado y consumidos como carbón en la producción.

Sería larga la letanía de la falta de respeto de nuestra cultura, culminando en los campos de exterminio nazi con la aniquilación de millones de judíos, gitanos y otras personas consideradas inferiores.

Sabemos que una sociedad sólo se construye y da un salto hacia relaciones mínimamente humanas cuando establece el respeto de unos hacia otros. El respeto, como bien lo mostró Winnicott, nace en el seno de la familia, especialmente de la figura del padre, responsable del paso del mundo del yo hacia el mundo de los otros, que surgen como el primer límite a ser respetado. Uno de los criterios de una cultura es el grado de respeto y de autolimitación que sus miembros se imponen y observan. Surge entonces la justa medida, sinónimo de justicia. Si se rompen los límites, aparece el irrespeto y la imposición sobre los demás. Respeto supone reconocer al otro como otro y su valor intrínseco, bien sea persona o cualquier otro ser.

Entre las muchas crisis actuales, la falta generalizada de respeto es seguramente una de las más graves. La falta de respeto campea en todas las instancias de la vida individual, familiar, social e internacional. Por esta razón, el pensador búlgaro-francés Tzvetan Todorov en su reciente libro El miedo a los bárbaros (Galaxia Gutenberg 2008) advierte que si no superamos el miedo y el resentimiento y no asumimos la responsabilidad colectiva y el respeto universal no tendremos cómo proteger nuestro frágil planeta y la vida en la Tierra ya amenazada.

El tema del respeto nos remite a Albert Schweitzer (1875-1965), premio Nobel de la Paz en 1952. Natural de Alsacia, era uno de los más eminentes teólogos de su tiempo. Su libro Historia de las investigaciones sobre la vida de Jesús es un clásico, por mostrar que no se puede escribir científicamente una biografía de Jesús. Los evangelios contienen historia pero no son libros históricos. Son teologías que usan hechos históricos y narrativas con el objetivo de mostrar lo que Jesús significa para la salvación del mundo. Por eso, sabemos poco del Jesús de Nazaret real. Schweitzer comprendió que el Sermón de la Montaña es histórico y es importante vivirlo. Abandonó la cátedra de teología, dejó de dar conciertos de Bach (era uno de sus mejores intérpretes) y se matriculó en la facultad de medicina. Terminada la carrera, fue a Lambarene en Gabón, en África, para fundar un hospital y servir a enfermos del mal de Hansen. Y allí trabajó, dentro de las mayores limitaciones, todo el resto de su vida.

Confesaba explícitamente: «lo que necesitamos no es enviar allí misioneros que quieran convertir a los africanos, sino personas dispuestas a hacer por los pobres lo que debe ser hecho, si es que el Sermón de la Montaña y las palabras de Jesús tienen un sentido. Lo que realmente importa es volverse un simple ser humano que, en el espíritu de Jesús, hace alguna cosa por pequeña que sea».

En medio de sus quehaceres de médico encontró tiempo para escribir. Su principal libro es Respeto ante la vida que él coloca como eje articulador de toda ética. «El bien», dice él, «consiste en respetar, conservar y elevar la vida hasta su máximo valor; el mal, en no respetar, destruir e impedir que la vida se desarrolle». Y concluye: «cuando el ser humano aprenda a respetar hasta al menor ser de la creación, sea animal o vegetal, nadie necesitará enseñarle a amar a su semejante; la gran tragedia de la vida es que muere dentro de un hombre mientras vive».

Qué urgente es oír y vivir este mensaje en los días sombríos que la humanidad está atravesando.

Leonardo Boff es autor de Convivencia, Respeto, Tolerancia, Sal Terrae 2006.

[Traducción de JMG]

13 comentarios

  • ana rodrigo

    Querido Santiago, tú siempre has sido muy respetuoso con todos, a pesar de que tu pensamiento es tan dispar de lo que muchos y muchas pensamos. Creo que este es el mejor terreno en el que se puede sembrar intercambios de ideas y de que siempre podamos aprender de los demás.
     
    Respecto a lo que dices, parece que se desprende que todo lo escrito en los evangelios sean hechos históricos y que esos hechos históricos deban ser revividos literalmente en las distintas épocas y culturas. Yo pienso que esa interpretación de los evangelios, que no del Evangelio como Buena Nueva, puede llevar, como ya dije, a fundamentalismos sin sentido.
     
    Los evangelios se escribieron en una época, con una mentalidad, y, sin ánimo de manipular nada para la posteridad, sí dejan el sello de la época. Una sociedad judía, una religión judía, unas ideas nuevas sobre esta religión por parte de Jesús, entre ellas eso de que “el sábado está hecho para las personas …” y no a la inversa. Lo que ocurre es que nos falta mucha cultura bíblica y de otro tipo, que nos ayude a interpretar adecuadamente las escrituras. La ignorancia es muy atrevida, y lo escuchado en estos días pasados por algunos/as peregrinas, son eso, peregrinas, fruto de la incultura y del otras muchas actitudes infantiloides.
     
    Por otra parte, la Iglesia que siempre ha guardado con esmero el tesoro de las Escrituras, también ha ido poniendo, quitando y deformando el sentido del Evangelio. Un ejemplo próximo en el tiempo ha sido la visita del Papa, su pompa, su boato, sus encuentros con los poderosos, su ausencia en los barrios marginados, etc. etc. Por eso, de vez en cuando, el Pueblo de Dios, le recuerda a las autoridades de la Iglesia que hay que volver a Jesús, en el fondo y en las formas, y estas autoridades tienen la obligación de escuchar a este pueblo que busca al original Jesús, no al todopoderoso hombre que dice representarlo, tan mal, por cierto.
     
    Un saludo cordial.

  • Santiago

    AGRADEZCO mucho vuestras palabras y vuestros comentarios…Admiro siempre el interés que mostráis en tan interesantes tópicos….muchas veces mi silencio no quiere decir desprecio, sino respeto a opiniones que
    yo no siempre comparto….Yo también pienso que un gran mal de esta época es la absoluta falta de respeto por todo…empezando a la escuela…Creo que hemos ido de un extremo al otro…y de esto hay muchos factores que podemos citar que son los responsable de esta catástrofe mundial.
    EN CUANTO a las catequesis post-pascuales del siglo I que provienen de la enseñanza apóstolica tienen la misma fuerza y el mismo valor histórico de acontecimientos reales…En general, la historia no se escribe “en el momento”…se registra, si, en el momento, pues los acontecimientos quedan fijados en los que los presenciaron, los que estuvieron allí…Y los 12 mas íntimos a Jesus si estuvieron presentes, y fueron llamados a transmitir un mensaje que sería UNIVERSAL pues Cristo vive y permanece y permanecerá con su iglesia hasta el final…No fueron estas catequesis “arregladas” para convenir en la superchería de un mensaje acomadado a aquellas gentes con una mentalidad tan primitiva…La cristología de Pablo, considerado apóstol, por la amistad tan cercana que tenía con los 12, ya estaba presente muy poco tiempo despues de la muerte de Cristo…Vivían todavia los que estuvieron presentes en las boda de Caná, vivia todavía Lázaro hermano de Marta y María a quien Cristo habia resucitado de entre los muertos, vivían todavia parte de los 500 que vieron a Jesus despues de la Resurreccion, vivía todavia aquel pueblo de Jerusalen que vio a Cristo predicar y hacer hechos portentosos..no había tiempo para “deformar” los hechos, ni para elaborar mucho…Ademas el cristianismo predicaba, desde el principio, una doctrina que iba contra la cultura de aquella época…Si alguien hubiera querido “arreglar” aquello, NO era posible hablar tanto de “tomar la cruz y seguir”, “de comer carne y beber sangre”,” de resucitar muertos”, “de hablar con los marginado del tipo de “la samaritana”, “de perdonar al enemigo” etc…Por lo tanto, la catequesis post-pascuales se basaron en hechos reales…tal y como los apóstoles y los discípulos los presenciaron…NO HUBO un stop después de la muerte de Cristo en la Cruz, sino, por el contrario, hubo la continuidad que EL quiso….”ID y predicad a TODAS las gentes” para que TODO el mundo sepa lo que es la Buena Nueva, el Evangelio, quien en verdad era el Mesías prometido..el mismo que nos ha llegado hasta hoy..Este evangelio es -esencialmente- atemporal…relata los hechos que ocurrieron entonces…sin embargo, el mensaje va dirigido a todo el mundo a traves de los siglos, es actual…Cristo no iba a permitir la “deformacion” de su pensamiento, tampoco que se “vaciara” el sentido de sus palabras, y que se “reintepretara” en otro sentido….quitándole la fuerza espiritual y escatológica a su verdadera doctrina…De otra manera, si la custodia de lo esencial no la hubiera guardado la iglesia celosamente y sacramentalmente a traves de los siglos, si Cristo no hubiera prometido el que asi seria,  el cristianismo quedaría fragmentado..como, de hecho,  ha pasado en siglos pasados, cuando se ha intentado  “la reforma” de la Iglesia desde fuera..prescindiendo de la historia de los primeros siglos…cuando Justino, Ireneo, Policarpo, Ignacio…constituyeron el solido fundamento doctrinal siguiendo la enseñanza de los apóstoles…el mensaje era para todos nosotros, para todos los tiempos, hasta el fin…por eso se llama a la iglesia católica, apostólica..fue, pues, la unica hasta el siglos XV..la que conservó cuidadosamente el verdadero pensamiento y sentir de Jesús….saludos cordiales    de Santiago Hernadez 

  • Asun

    Gracias, Ana y Mª Luisa, queridas amigas atrieras.
     
    Aprovecho para deciros a todos que sigue muy  vigente el título del artículo. Podría ser el 2º lema de Atrio, porque es cierto que cuánta falta nos hace el respeto, en este caso verbal, para el encuentro y el diálogo entre todos. La intolerancia  se camufla de mil formas, se es intolerante con todo lo que despierta y remueve la herida que hemos sufrido anteriormente, puede ser en la infancia, por la intolerancia y fanatismo de otros. Es un  síndrome fácil de detectar en uno/a mismo/a,  pues se pone en marcha una compulsión obsesiva que no para fácilmente su hiperactividad mental de ofensiva-defensiva.
     
    Un consejo que no suele fallar, respirar lenta, atenta  y profundamente haciendo cuatro tiempos igualados de respiración, pausa, expiración , pausa y recomenzar tantas veces como sea necesario hasta que seamos todo paz y calma por dentro y fuera. Es prueba de haberlo superado, cuando se logra tomar distancia y con humor se es capaz de reírse uno/a de sí mismo/a y de la situación que lo provocó.
     
    Buenas noches. Ya me diréis.

  • M. Luisa

    Estoy totalmente de acuerdo contigo,  Asun,  con  el  enfoque   que le das al tema  y que    le diriges   el amigo Santiago.  Pero  puesto que estos días se habla alto y claro,   te diré que   no sé si te responderá,  en mi caso nunca  ha siso así. Incluso   habiéndome hecho la falsa ilusión   de que lo hiciera   después de que  hará un par de años ( ya no lo he vuelto  hacer) me acordase  de felicitarlo en el día de su santo. Pero aun así  y a pesar de todo  no me duelen  prendas de decir  con toda sinceridad que siempre lo he considerado como una bellísima persona.

  • ana rodrigo

    Me gusta tu comentario, Asun. Muchos de los fundamentalismos surgen de hacer hechos históricos acontecimientos que no lo son, o de hechos históricos hacer leyes universales para todas las épocas y lugares, o de absolutizar circunstancias coyunturales como palabra de dioses, o de querer aplicar al momento actual recetas sociales de sociedad antiguas. Y en ésas están la mayoría de las religiones, empezando por la católica con sus dogmas y sus anatemas contra el relativismo.
     
    Si no sabemos libar la vida que hay en los mensajes religiosos de otras épocas, estaremos condenados a imitar conductas ajenas, así como a condenar, por parte de las religiones, a amplios sectores de la sociedad al infantilismo espiritual, haciendo depender de otros nuestro crecimiento personal. Los otros o las otras, incluidos l@s dios@s, son referentes, pero nunca suplantadores del individuo al que le toca hacer su recorrido personal.
     
    Los testimonios que estos días hemos escuchado de peregrinos/as de la JMJ eran para llorar: aseveraciones intransigentes, intolerantes, irrespetuosas, absolutistas, etc., no eran otra cosa que “la voz de su amo”.
     
    El Congreso de Teología de este año va a tratar los fundamentalismos, tema de plena actualidad y vigencia, y que van para largo.
     
    PD: Por cierto, yo voy, ¿Alguien más? Antonio, ¿podrías coordinar un posible encuentro entre quienes quieren verse?.

  • Asun

    Gracias, Santiago, pero no hay que hacer errar en lo que es fe-confianza. No está en códices, fechas, nombres y tratados. Fe y respeto no-dual no es creencias, conceptos, es un modo de vivir, de interrelacionarse en renovación constante. Por otra parte, lo que hoy entendemos por crónica e historia no entraba en la mentalidad de la época. Lo que no quiere decir que sus testimonios sean falsos, sino anhelo de ser luz y contagio para despertar, dar un salto en la percepción de lo que Jesús y su Mensaje es.
     
     Del Jesús histórico y real nos llegan las interpretaciones en catequesis postpascuales de lo que en su tiempo sus seguidores eran capaces de intuir, comprender y transmitir, hacerlo propio en su momento presente. Es la propuesta de vida de Jesús, su mensaje del Reino, aquí y ahora,  tras la experiencia profunda de la Resurrección, la que resaltan en sus escritos, porque Jesús mismo no transmitía afán de protagonismo sino vida: comprensión de quienes somos y transformación continua.  
     
    El Sermón de la Montaña, desgraciadamente para la humanidad y su historia se ha interpretado de forma dual desde la visión del ego religioso, que mira al más allá y olvida el más acá, acumulando méritos mercantilistas para la vida eterna. El aquí y  ahora conscientes no tiene espacio en un ego que se proyecta al futuro, alimentándose del pasado,  y pasa de largo el presente.
     
     Hay, sin embargo, en el Sermón de la Montaña,  mucha actualidad que nos pasa desapercibida de lo humano, social y político en la que se puede mirar reflejada cualquier época histórica, de ayer, hoy y siempre. Y más que respeto al otro, a los otros, a toda la humanidad es manifiesto que de fondo se trata, en palabras de Joxema S., que copio de su comentario: “…Disolver la separación egoica y egoísta [que]  llevaría un paso más allá del respeto hasta el amor de la igualdad y la unidad entre los humanos”.
     
    Buen domingo a todos y gracias.

  • Santiago

    Leonardo,    tienes razón en que los evangelios contienen historia….Creo que para formarse una te0logía cristológica era necesario primero que Cristo existiera, que no fuera un mito…Los evangelios -en comparación con cualquier otro libro de la antiguedad- gozan de tal tradición literaria como no existe para ningun otro libro de la edad antigua. No tienen ni la menor comparación con la de ciertos escritores profanos, cuyas obras nadie pone en tela de juicio. Y asi la primera mención literaria que encontramos en favor de Herodoto es en Aristóteles, o sea, cien años después de la muerte de Herodoto. La segunda, en Cicerón, mas de 300 años después. Y por otro lado, segun Bickel, dice que en las bibliotecas de Europa, de todos los autores latinos no se conservan sino solo 30 manuscritos que lleguen hasta el siglo IV. Y de los siglos posteriores los códices unciales no pasan de 400. De Virgilio, poeta nacional romano, de la época de Augusto, solo se conservan 3 códices unciales.
     Los evangelios, en cambio,  han llegado a nosotros de una manera segura y amplia por 3 clases de documentos: a)directamente, por los códices que llegan mas de 2,600 b)indirectamente, y por completo, lo tenemos tambien en las versiones, de las cuales hay algunas que llegan hasta el siglo II c)implícitamente, encontramos el texto mismo de los Evangelios en las citas de los autores antiguos.La ciencia y la veracidad de los autores esta críticamente e históricamente probada hasta en los últimos y mas pequeños detalles.
    De los Evangelios se ha hecho el análisis mas minucioso que se puede hacer de un libro. Ningun otro libro, a traves de los siglos, se ha sometido a tantas ni a tan duras pruebas Y como son genuinos, autenticos, históricos, veraces,  ahí están, sin que hasta ahora se haya podido demostrar su falsedad
    Por eso, se necesitaba este testimonio de respeto histórico primero antes de creer en Cristo como el Mesías, que se presenta en los Evangelios como Hijo de Dios, de la misma naturaleza que su Padre. Por eso la teologia se construyó despues de aceptar esa figura como existente, como histórica, como verdaderamente genuina, como nacida en la historia, y no al revés….Por supuesto, que la naturaleza de los Evangelios no es la de un libro de historia como los que estamos acostumbrados a leer en las bibliotecas…pero por ellos sabemos tanto de Jesus, comparandolo con cualquier figura contemporanea a Cristo en la antiguedad, que se puede decir que conocemos bastante de ese personaje como para poder creer en EL, pues Jesus no vino al mundo en una época de nublados históricos, como Buda, sino que nace en plena historia, bajo Augusto y muere bajo Tiberio.Los evangelios se escriben en la lengua del pueblo y de los sabios, en griego. La humanidad vive entonces uno de los períodos de mas alta cultura filosófica y literia. Alejandro había conquistado el mundo para unificarlo. La cultura y civilización griega habia corrido todo el oriente. Los Evangelkos nacen en este mundo heterogéneo, mundo sabio y culto que echó la semilla de todas las civilizaciones y culturas que han venido después. No cabe duda que el respeto de la historia es lo mas IMPORTANTE para entender nuestro mundo….un saludo cordial      de Santiago Hernandez

  • Antonio Vicedo

    Difícil de entender la incoherencia entre la conciencia y practica parentales con sus hijos, especialmente en la etapa de la infancia y las situaciones a que se llega en la salida de la adolescencia y en la adultez, si es que así podemos llamar a alguna etapa de la vida.
    Resulta que es casi general que a los hijos, considerados como seres humanos, progenie de los padres, estos los valoran al máximo y por igual, entre si mismos y con relación a relación entre necesidades y medios con las que aquellas se pueden remediar.
    Todo un ejemplo teórico-práctico de valoración máxima de la persona, independientemente de cualidades y capacidades; es más, a pesar de deficiencias de alto grado, La realidad personal de cualquier hijo no permite calificación clasificadora por las cualidades, sino por las deficiencias y necesidades.
    Pero esto, que sería extraordinariamente positivo si se hiciera realidad en la interrelación con los demás seres humanos provenientes de otros padres y madres, no solo no tiene continuidad de valoración y actitudes prácticas, sino todo lo contrario. La igualitaria calificación personal de los MIOS, se convierte en desigual valoración personal de quienes no son MIOS o el equivalente NUESTROS.
    Se ha falsificado realmente el valor fundamenta de la persona, condicionada ya por circunstancias de pertenencia y cualificación.
    Se ha introducido culturalmente el falseamiento de la concepción y valoración de la persona y con ello la imposibilidad del equilibrio relacional y del justo respeto a los otros seres humanos, sobre todo en la medida en que tengan carencias. La COMPETENCIA ha suplantado a la SOLIDARIDAD y ha desatado las ansías de COMPLICIDAD con los mejor cualificados y clasificados.
    Para que tenga sentido la práctica del respeto al otro, previamente tiene que ser considerada su realidad con toda verdad respecto a valor,  sea personal, animal, vegetal o simple materia.
    ¿Cómo, ni por qué respetar lo que para quien ha de respetar carece de valor o no tiene el suficiente como para motivar ese no abuso de utilización?
    ¿Por qué los padres y las madres que tan maravillosamente valoran por igual las personas de TOD*S SUS HIJ*S, no valoran igual a las PERSONAS de otras familias?
    ¿No enfocaría a este origen de falseamiento humano Jesús al proclamar: ¿ Quien es mi madre y quienes son mis hermanos….?
    Si la persona es SUJETO CONSCIENTE, LIBRE Y RESPONSABLE, al condicionarla por apropiación familiar, falseamos su condición e introducimos la motivación contraria, no solo al amor, sino al mismo y debido respeto.
    En la cultura de COMPETENCIA, lógicamente no cabe el respeto, sino la utilización.

  • Gabriel Sánchez

    No recuerdo el nombre del Cacique, ni la Nación Indoamericana a la que pertenecia, pero denunciaba en una disertación en la ONU, dijo que si se juntará la deuda que Europa tiene con los otros pueblos, no bastaria el peso del planeta tierra en oro…para pagarla….

    Pero bueno ahora las sombras del poder han irrespetado tanto al planeta, que hemos cruzado la primera linea… de lo irreversible en el cambio climatico, eso incluye aunque algunos no lo entiendan movimientos teluricos…jugando con fuego y terminaremos desastando la catastrofe…A proposito Manuel en Chile  era un niño de 14 años, llenos de ingenuidad y de sueños, su pecho…luchaba marchando con una internminable columna del pueblo Chileno, en el marco del paro general….y un tiro de un gendarme…le sego la vida…nos dejo a todos la bandera ensagrentada, junto con los dos niños que mueren de hambre en la principal hospital pedriatico de mogadicio…Es hora de que cambiemos estos, hay que desterrar del poder a quienes mandan…Gabriel

  • Sarrionandia

    El respeto, quizás, implica distancia, distinción y separación. Disolver la separación egoica y egoísta llevaría un paso más allá del respeto hasta el amor de la igualdad y la unidad entre los humanos.

  • mªpilar garcía

    ¡¡¡Gracias Leonardo Boff por este artículo!!!

    Lo más triste de toda nuestra historia es:

    “Las mentes que solo tienen un color,  un tono, una mirada, una dirección”.
     

    Esto abotarga la mente endurece el corazón, y somos capaces de llegar a los sin sentidos que cada día a lo largo de nuestra historia, los humanos somos capaces de llegar a cometer.

    La obstinación, crueldad, injusticia, esclavitudes, guerras, exterminios etc. etc.

    Libertad personal primero (no libertinaje) respeto a la libertad ajena, y capacidad de encuentro dentro de la diversidad.

    ¡¡¡Gracias!!!

    mª pilar

  • Tane

    Estoy de acuerdo con el autor del artículo en la carencia absoluta de respeto en todos los órdenes de la vida. Luego estamos las ingenuas que suponemos que con educación (pedagogía y psicología) podríamos subsanar las falta de respeto en todo y todos. Pero ¡horror! de repente chocamos con personas irrespetuosas consigo mismas y con los demás ¿cómo se debe seguir a Jesús con estas personas al lado? El evangelio lo dice muy claro y nuestra experiencia también. Cómo se subsana la incoherencia…
    Gracias, prometo leeros

  • Asun

    Por desgracia la falta de respeto entre los egos humanos no ha culminado con el holocausto, porque muy a pesar de sernos conocido y de nuestro aquí y ahora mejor informados, sigue dándose y acrecentándose paradójicamente  la ignorancia e inconsciencia,  de creernos más que los otros seres, humanos o no,  y, por lo mismo,  de no considerarlos en lo que son,  y al sentirnos separados en tanto que egos,  los menospreciamos. Sobre todo,  si se da en un ambiente de enfrentamiento y de violencia.
     
    Además la tendencia a estar identificados sólo con el ego va requiriendo más y más demandas,  se va  ir disfrazando  de mil formas con el paso del tiempo,  buscará infinitas justificaciones a lo que no las tiene,  verá únicamente lo que  quiere ver. El ego ambicioso y acaparador insaciable  no tiene límites y  hará desaparecer toda clase de ser vivo, humano o no,  sin siquiera, y es lo más grave,  reparar en ello, incapaz de interrelacionar las consecuencias múltiples que se van a ir produciendo en cascada en un tiempo y espacio imposible de determinar.
     
     
    El mal no es tanto la oposición al bien como dualidad, es más la falta de consideración y respeto, en tal grado de inconsciencia, lo que genera no-bien. La educación es fundamental para hacer descubrir desde los mínimos detalles del día a día,  y seguir descubriendo por uno/a mismo/a que, más que somos, en realidad inter-somos, todo con todos y todos con todo, en un espacio abierto e ilimitado de interconexión constante de vida amorosa.
     
    Muchas gracias por el artículo.

Deja un comentario