Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 25-11-19, 16:56

Jon Joseba Leonardo (2019-11-25 16:56:58) : Se adjunta un link relativo al Avance de la Encuesta Europea de Valores 2018. Da una idea precisa de la situación del Sistema de Creencias [...]

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5074 Artículos. - 81292 Comentarios.

LA IGUALDAD: EL TRIUNFO DE LOS ÚLTIMOS

Este artículo de Salvador Santos ha sido publicado en el último número (77) de la Revista Utopía (pedidos a secreutopia@hotmail.com). Coincide con todo lo expuesto en ATRIO a lo largo de sus exégesis de Marcos y lo resume. Por eso, con las autorizaciones debidas, lo publicamos aquí.

La realidad sobrecoge:

Los mercados manejan la batuta. Los gobiernos, sobrepasados, interpretan la partitura en un escenario global dominado por ideologías de base capitalista. Triunfa el dinero. Los potentados controlan. El sistema se fortalece. Entre la inmensa multitud, los mejor posicionados colaboran, las clases medias consienten y una ingente masa de neutrales se deja llevar. Los insignificantes, en cambio, permanecen arrinconados. Ellos no cuentan. Son los últimos.

¿Qué hacer?

Ante esa misma incógnita estuvieron paralizados los discípulos de Jesús tras su ejecución. Algunas mujeres que habían confiado en él no se resignaron al fracaso y dieron con la respuesta: Seguir los pasos del Galileo. Sus palabras y sus hechos, frescos aún en la memoria, señalaban la ruta. Marcos recoge la gran intuición de las mujeres: “Va delante de vosotros a Galilea; allí lo veréis, como os había dicho” (Mc 16,7).

La andadura significó, así, la continuidad del proyecto del Reino y la alteración de los códigos utilizados para interpretar la realidad. El vivo recuerdo de aquél inolvidable amigo de Galilea rescató, entre otras instrucciones suyas, su valiosa referencia acerca de los primeros y los últimos.

Esa idea relacionando dos realidades extremas se repite en los tres primeros evangelios con múltiples variantes y en diferentes contextos:

  • 1)    En formatos compuestos: primeros/últimos y últimos/primeros (Mc 10,31; Mt 19,30; 20,16; Lc 13,30); Grande/servidor y primero/siervo (Mc 10,43-44; Mt 20,26-27). El más grande/el más pequeño, el que dirige/el que sirve (Lc 22,26).
  • 2)    Con fórmulas simples: primero/último y servidor (Mc 9,35); el más grande/servidor (Mt 23,11); el más pequeño/grande (Lc 9,48).

En todos los casos es Jesús quien usa estas expresiones. Salvo en Mt 23,11 y Lc 13,30, siempre tienen al grupo de seguidores como único destinatario. Los abundantes testimonios subrayan la relevancia del mensaje contenido en dichos enunciados y confirman que tanto la idea base como la manera de concretarla provienen del mismo Jesús. Es muy probable que la formulación más próxima a él sea la de Mc 10, 31, recogida con exactitud por Mateo (19,30):

  • “Pero, todos, aunque sean primeros, han de ser últimos, y esos últimos serán primeros” (traducción de Juan Mateos).

La sentencia, de hondo sabor semítico y complicada lectura, suele dejar confundido al lector. Leída superficialmente, parece alejarse como un eco fuera del horizonte histórico. Su traducción literal resulta inviable:

  • Ahora bien, muchos serán primeros últimos y los últimos primeros”.

Se impone, pues, una lectura detallada del texto para desentrañar el mensaje contenido en él.

La sentencia pone broche a la declaración anterior de Jesús a los discípulos (Mc 10,29-30). Así pues, va dirigida exclusivamente al grupo de adheridos a la sociedad alternativa donde Dios reina. Afecta, por tanto, a todos y a cada uno de los integrantes de ese colectivo.

El sujeto: muchos no sugiere excepciones. Equivale a todos. El arameo no contaba con un adjetivo para designar a una totalidad. Para expresar este concepto se utilizaba: muchos o los muchos; véase, por ejemplo Mc 10,45: “El Hijo del Hombre ha venido… para dar su vida en rescate por todos(literalmente: “muchos”).

El futuro: serán tiene valor de imperativo. Este uso es frecuente. Se constata, por ejemplo, en Mt 21,3: “Y si alguien os dice algo, contestaréis (traducido: contestadle) que el Señor lo necesita”; o Mt 21,13: “Mi casa será casa de oración”. Por tanto, la subversión de primeros en últimos y últimos en primeros no es una promesa para un futuro incierto, sino una exigencia destinada a todos los integrantes de la comunidad.

La doble oposición entre primeros y últimos centra la atención del lector en los dos polos de la escala social dejando fuera de su mirada al resto de planos intermedios. Resulta lógico, Jesús apunta a las dos posiciones extremas de ese patrón determinante del sistema para reclamar a los suyos la tarea de invertirlo de forma radical en la sociedad alternativa.

Tras este primer acercamiento a la sentencia surgen algunas preguntas: ¿Cómo realizar esa inversión tan drástica? ¿Cuáles serían sus efectos? ¿Quiénes son los primeros? ¿Y los últimos? ¿Cómo se relacionan entre ellos?

Los primeros aparecen en Marcos como colectivo asociado a un territorio concreto (“los primeros de Galilea”; Mc 6,21) ocupando asientos de honor en el banquete de Herodes. Representan al estamento económico. Comparten mesa y mantel con la fuerza militar y el poder político. Durante el atracón, su silencio cómplice contribuyó al asesinato de El Bautista, la voz de los últimos.

Con ese boceto general de fondo, Marcos traza el perfil de los primeros con el personaje que inicia la escena anterior a la de nuestra sentencia (Mc 10,17-22). De entrada, no lo identifica; tan solo resalta sus prisas: “se le acercó uno corriendo”. El sujeto anda preocupado por el más allá. Al parecer, el más acá no le angustia; tiene la vida resuelta: “¿Qué tengo que hacer para heredar vida definitiva?” (v.17).

Jesús le remite a su código religioso: “Ya sabes los mandamientos” (v.19). No obstante, le aporta una visión tan nueva como atrevida. Omite las exigencias referidas a Dios y le menciona exclusivamente las de carácter social: “no mates, no cometas adulterio, no robes, no des falso testimonio, no defraudes, sustenta a tu padre y a tu madre”. La lección emerge inesperada, sencilla y obvia: no hace falta ser religioso; sí, en cambio, haber optado por la justicia. La vida definitiva no depende de creencias, sino de comportamientos.

Pero el Galileo no se conformó con el tijeretazo a la ley sagrada. Manipuló el último de los preceptos (Ex 20,17) y se las ingenió para sustituirlo por otro (“no defraudes”; Dt 24,14) más acorde a la condición del sujeto adinerado que tenía delante. Marcos revelará más tarde que era muy rico.

La lectura del texto completo de la ley citada resulta esclarecedora:

  • “No defraudarás [o no explotarás] al jornalero pobre y necesitado, sea hermano tuyo o emigrante que vive en tu tierra, en tu ciudad; cada jornada le darás su jornal, antes que el sol se ponga, porque pasa necesidad y está pendiente del salario” (Dt 24,14)

La vía que Jesús ofrece al hombre rico para que analice la procedencia de su riqueza nos permite captar con detalle qué pensaba él sobre los primeros, los últimos y la estrecha relación entre ellos.

Se sitúa en el plano económico. El rico es figura representativa de los primeros. Ha alcanzado una posición de preeminencia social y económica a costa de la explotación de pobres y necesitados. Ellos son los últimos. Viven al día en un estado de permanente necesidad. La praxis de acaparar genera primeros y últimos; privilegios y necesidad.

Entre primeros (ricos) y últimos (pobres) se da una perversa relación de mutua dependencia que Jesús denuncia como ilegal e inhumana. La vida de los últimos depende de los primeros a pesar de ser generadores de la riqueza de éstos. Los primeros se alimentan de la miseria de los últimos para alcanzar y mantener sus posiciones de privilegio.

El injusto sistema del que el rico constituye parte esencial le impide leer el planteamiento radical que Jesús le pone ante los ojos. Él analiza la justicia desde una posición que camufla la injusticia. No contempla, pues, su riqueza como producto del fraude a los pobres, ni observa la miseria como resultado de su riqueza. De ahí su contestación: “Todo eso lo he cumplido desde joven” (10,20).

El rico quisiera comprender, pero no puede. El sistema incapacita el entendimiento. Queda la praxis como medio ideal para vencer el muro que le aísla y encontrar la lucidez que le falta. Jesús le invita a abandonar el sistema de injusticia (“vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres) e integrarse en la sociedad donde se vive la justicia (“ven y sígueme”) (v.21). La posición de último le permitiría valorar la injusticia de ser primero.

La oferta de Jesús al rico expone de forma práctica y diáfana el procedimiento para cambiar de ser primeros a ser últimos. Pasa por devolver el fruto de la injusticia. Se completa con la adhesión al proyecto del Reino, el espacio anhelado por los últimos. Porque la sociedad alternativa se distingue por la abundancia: “No hay ninguno que deje casa, hermanos o hermanas…, que no reciba cien veces más: ahora en este tiempo…” (Mc 10,29-30).

Los discípulos se resisten a entenderlo. Ellos no pertenecen al grupo de los primeros, pero aspiran a entrar en él. Siguen a Jesús, aunque ambicionan conquistar posiciones de privilegio: “en el camino habían discutido entre ellos quién era el más grande” (Mc 9,34). Jesús responde con una sentencia dirigida a los Doce cuyo contenido habla otra vez de primeros y últimos: “Si uno quiere ser primero, ha de ser último de todos y servidor de todos”. La comunidad de los seguidores de Jesús llega a ser sociedad alternativa cuando invierte el organigrama del sistema y se convierte en el espacio donde los pobres ocupan los lugares de privilegio.

El movimiento práctico que a continuación realiza Jesús no deja lugar a dudas: “Y cogiendo a un criadito, lo puso en medio de ellos, lo abrazó…” (10,36). Se trata de un aprendiz, el último en el escalafón de los servidores. Jesús lo coloca en el lugar preeminente: en el centro. Atrae toda la atención sobre el chiquillo-criado y se identifica con él, abrazándolo. Lo ha ascendido al puesto principal.

En la sociedad alternativa no se reconoce el poder o el dinero. La categoría de primeros corresponde a quienes prestan el servicio menos cualificado o de menor consideración. Solo asumiendo la condición y la función de últimos se consigue el reconocimiento de primeros. Esta es la única ambición admitida en la sociedad del Reino. El servicio menos distinguido se presenta como destino al que aspirar. Y, al tratarse de un encargo general, ese servicio iguala a todos: todos, aunque sean primeros serán últimos, y esos últimos serán primeros”.

Mateo sigue a Marcos en su literalidad en 19,30 y repite la sentencia de Jesús en 20,16 invirtiendo el orden de la antítesis primeros/últimos: “Así es como los últimos serán primeros y los primeros últimos”. El cambio responde al desarrollo de la parábola que antecede: los jornaleros contratados para trabajar en la viña (Mt 20,1-15). El ejemplo recalca que todos, empezando por los llegados a última hora, recibieron igual salario.

La lección es clara. La parábola hace referencia a la sociedad alternativa: “porque el reinado de Dios se parece…” (Mt 20,1) y descubre los códigos por los que debe guiarse la praxis de la comunidad.

Mateo ha añadido otro detalle práctico al sentido de la sentencia: Todos los integrantes de la sociedad alternativa serán iguales, ¡pero esa igualdad deberá comenzar por los últimos!

La sentencia de Jesús sobre los primeros y los últimos no es una promesa, sino un encargo que marca camino a la andadura de la comunidad. Esa hoja de ruta apunta:

Hacia dentro: exigiendo la eliminación de las grandes desigualdades económicas.

Hacia fuera: reclamando una praxis comprometida con los últimos como demostración de que, más que posible, otro mundo es ya real.

El Galileo propuso la igualdad como quehacer básico de la comunidad. Ella representa el triunfo de los últimos.

41 comentarios

  • pepe sala

    Me aclaro:
     
    “”4.- Escribís: “lo que te rondaré moreno”; ¿qué significa?””
     
    Es una forma popular de expresión que viene a significar algo así como ” me gustaría acabar; pero las circunstacias no me permiten dejarlo”.
    En realidad se utiliza en género femenino: ” y lo que te rondaré, morena”,  que indica el tesón de alguien empeñado en conquistar la atención de quien no quiere dejarse vencer por las circunstancias adversas. Bueno, es una forma de interpretar una frase hecha, y supongo que tendrá muchas más interpretaciones.
     
    Respecto a la elección de ” los secuaces” ( me ha encantado el término) de Jesucristo, yo no creo que la elección la hubiese cerrado el protagonista ( Jesucristo). Seguro que conoces bien el sistema de elección de encargados, capataces, jefes de los trabajos que hayas desarrollado. Casi nunca han sido elegidos por quienes tenemos que soportarlos, y en la mayoría de ocasiones se han ” colado de rondón” y sólo sirven para estorbar en el buen desarrollo de cualquier trabajo. Hay excepciones excepcionales y también las conozco, afortunadamente.
     
    En el caso de Jesucristo, y sin leer libros raros, siempre he pensado que Jesucristo no eligió a quienes nos tratan de hacer creer que eligió. Para mí, que alguien tan HUMANO como demuestra ser el tal Jesucristo ( según lo que cuentan los Evangelios) no podría caminar por la vida sin una mujer al lado. Lo digo por propia experiencia, y a pesar de no ser ni la millonésima parte de humano que Jesucristo, yo no podría sobrevivir en este jodido mundo sin  el equilíbrio que me proporcionan las mujeres. ( madre, esposa, hija, nietuca…)
     
    Por lo cual,  concluyendo nuevamente, entiendo que alguien nos ha cambiado a los ” encargados de la obra” en el trascurso de la historia.
     
    Y yo nunca he soportado a los capataces. ( en España los llamábamos ” latigueros” y siempre ganaron sus acensos por ser unos jodidos CHIVATOS. ” Al mal soldado, hadle cabo”, decían los militares.)
     
    Jesucristo nunca hubiera sido capataz y siempre fue el mejor obrero, porque se preocupó de SERVIR A LOS DEMAS y no de servirse de los demás. Interpretación extraña de quien ha dejado de ser cristiano hace muchos años, pero ” la verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero”.
     
    Hoy se me jodió la siesta… todo sea porque salga bien tu ilusionante proyecto. ( es una de mis METAS-físicas y hace unos pocos años estuve a punto de llevarla a cabo. Mi esposa se negó en rotundo porque en el lugar donde yo pretendía construir mi casa de maderos, al mejor estilo del oeste americano, era tan agreste que concluyó: ” ahí yo no vivo ni atada, que me crce la barba”.
    Ante tan concluyente argumento tuve que desistir de mi ilusión… ” sic trasit gloria mundi”…)
     
    Buenas tardes, pues.

  • mªpilar garcía

    Oscar – Pepe:
    ¡¡¡Geniales los dos!!!
    Un abracito lleno de cariño.
    mª pilar

  • oscar varela

    Hola pepe sala!
     
    1.- Lo que a mí no me ha quedado claro en todo esto de Jesús que nos trae Salvador Santos, es:
     
    – si hubo acierto o error en la elección de sus “12 secuaces”.
     
    Porque se trata no cualquier Jesús, sino el que hace tanto tiempo andaba “fontaneando” por Nazaret y -tal vez para hacerse con algunos “cuartiños” más- se estiraba hasta Séforis donde necesitaban mano de obra y pagarían mejor.
     
    El personal de Obra conoce muy bien a sus compinches, y no se deja engatusar con “compañeros” desertores a la mitad del camino. Porque el “físico-cuerpo” es el primer y permanente pedagogo. Con él no se jode. Tiene sensores anímicos (instintos) de última generación ensayados probados y aprobados desde la primera generación. Ya hubieron de pasar los mil y un “trial and error”.
    ………….
    2.- El palabru “metafísica” tiene su origen –como todas las cosas humanas- en un escenario de la vida.
    El de esta palabreja es bastante tonto.
    NOTA: tontería que se habrá de repetir encarnizadamente durante siglos en la pretensión de poner a la gente escolar a la imposible y aburridísima tarea de “estudiar” la llamada “Metafísica”.
     
    Lo cierto parece ser que –pasados unos añitos- se trataba de “clasificar” los Escritos de Aristóteles.
    Entre los cuales había algunos que no se les entendía un carajo y no sabían dónde ponerlos. Los dejaron para lo último.
    Habiendo terminado de compilar los “entendibles” habían llegado a los “Físicos” (que trataban de la Naturaleza).
    Un desaprensivo argentino de Buenos Aires que andaba por allí (siglo III a.c.) laburando de changarín fue consultado, y haciéndose el “piola” dijo:
    – “¡Ché! A estas taradeces las pongo al final de todo. Las pongo “después de los de Física”, e.d. “metá-fisicá” ¿ok?”-
    …………….
    3.- La construccioncita (unos 32 metros cuadrados) entre otras tiene esa finalidad que señalás: más elevada y sobre el nivel de inundaciones “normales”.
    …………….
    4.- Escribís: “lo que te rondaré moreno”; ¿qué significa?
    ……………
    5.- Volviendo al “si hubo acierto o error en la elección de sus “12 secuaces”.
    Me adhiero a tu Concluyendo, que valdría la pena repasar:
    -“los ERRORES son tan humanos que sería totalmente inútil vivir la vida sin cometerlos”-
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • pepe sala

    Felicitaciones, Oscar, por tu ímpetu ” meta-físico” y te deseo que disfrutes tu casita con la mejor salud y durante muchos años. ( y yo que lo vea…)
     
    Aunque, dicho sea de paso, yo pensaba que el ” palabru” se refería a cosas muy diferentes que las referidas a la construcción y a las instalaciones de fontanería y electricidad, etc. Seguramente estaré en un ERROR, jejeje.
     
    Pues si el ” palabru” significa lo que nos explicas, yo no envido a los “meta-físicos”; ya he quedado saturado de metafísica… y lo que te rondaré moreno, si ” dios no lo remedia”. Efectivamente, hacer trabajos físicos mantiene el cuerpo y el espíritu mucho más jovial que quienes se dejan aparcar en los sillones como si fueran carros viejos y roñosos.
    La mejor forma de destrozar un carro es dejarlo aparcado y no utilizarlo.
     
    Dicho esto en tu favor, debo insistir en lo que yo sí considero  ERROR.
     
    a)  Creer las palabras de quienes dicen una cosa y hacen lo contrario de lo que dicen es un ERROR.
    b) Autodenominarse seguidor de una ideología y hacer lo contrario de lo que enseñó el MAESTRO ( fundador- fundamento- raiz- base- zapata del “edificio”-piedra angular del arco, etc) también es un ERROR, puesto que hay suficientes ideologías para seguir, siendo más coherentes con las formas de actuar de cada cual. ( Aquí remito nuevamente a los ejemplos que he puesto)
    c) Un gran ERROR, por tu parte, sería no construir tu nueva casita más alejada del rio y en una cota más elevada. Lo pagarías caro y nos tendrías que volver a contar los agobios en tiempos de lluvias.
    d) El ERROR más grande que podemos tener los seres humanos es no intentar corregir nuetros ERRORES, cuando tenemos constancia de haberlos cometido. Y lo mejor es no cerrar los ojos ante las evidencias y ” dejarnos caer del burro” si el burro está ciego y se empeña en tirarse por el precipicio.
    e) ( este es una especie de broma) Dicen en mi pueblo que ” los burros no tropiezan jamás  dos veces en la misma piedra”. Será interesante fijarse en la filosofía ” meta-física” de tan simpático y noble animal, si no está ciego, o demasiado corto de vista.
     
    Concluyendo, Oscar, que los ERRORES son tan humanos que sería totalmente inútil vivir la vida sin cometerlos. De lo que ya no estoy tan seguro es de que todos-as tengamos la sana intención de corregir nuestros errores cuando los detectamos SIN LUGAR A DUDAS. Por ejemplo, tú mismo has leido errónemente alguno de mis mensajes y me has achacado algo que, de ningún modo pienso ni he escrito. Te toca mover ficha, jejeje.
     
    Animo en tu fantástico proyecto meta-físico y ya sabes que estaré a tu entera disposición en lo que se refiera a mi profesión, si lo necesitases. ( dudo de que lo necesites, pero por si acaso por aquí estaré.)
     
    Un abrazo, pues.

  • oscar varela

    Hola pepe sala!

    meta-físico” estoy siendo yo.

    Porque a mis 74 años de edad, me estoy construyendo una departamentito.

    Yo solo. Sin ayudante de ninguna naturaleza ni para nada.

    Desde los diseños y cálculos; economías y financiamientos; acarreos y montajes; etc., etc.
    hasta las instalaciones, a las que todavía no hube llegado.

    Estoy techando y haciendo las cargas. Tú me entiendes.

    Me he puesto por plazo un año de construcción.

    Lo inauguraré cuando cumpla 75 años;
    que es la edad en que yo me jubilaré a mí mismo,
    dándome el permiso de ser viejo choto.

    Y eso; pues eso: que pongo el físico; meta físico y meta físico.
    Eso me mantiene jovial a mí y al físico.
    ……………..
    En cuanto a mi Tío, el Roucco: allá él.
    Hay que aprender a que no nos joda la vida su verdad de él.

    Mientras tanto, ya lo sabes. Que debes haberlo mamado hasta en griego:
    alezeuontes en tes agapes” = “contruyamos la verdad con entusiasmo”.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

    PD.: Decías que “no caigamos en el error”.

    ¿me podrías explicar por qué en el error “se cae”?
    ¿está “abajo” el error?
    ¿abajo “de qué”?
    .   .   ñ

    También en “la cuenta” se cae, no?

    Estas tonteras a mi no me dejan dormir;
    a ti, casi seguro que te hacen roncar.

    ¿Qué es, entonces,, verdad, error?

  • pepe sala

    Abundando en la idea y tratando de argumentar mi posición comparativa con quienes se autodenominan cristianos ( y si éstos son cristianos yo soy  ” metafísico”), por darle gusto al amigo Oscar.
     
    Una imagen vale más que mil palabras, sobre todo si las mil palabras las escribe un jodido fontanero ateo:
     
    http://www.vanitatis.com/fotos/benedicto-rouco-varela-20100707-53-album.html
     
    Y mejor no muestro las fotos del famoso trio de las Azores… tan cristanitos ellos.
     
    ¡¡ Por Tutatis!!… ¿ todo hay que demostrarlo?
    Hay cosas tan evidentes que no necesitan explicación, coño!!

  • pepe sala

    No caigamos en el error, Oscar:
     
    “”Hace aprox. un siglo que los seres humanos vamos comprendiendo que la tal preguntita es un ERROR histórico.””
     
    Así dejaremos a los demás la LIBERTAD de quedarse con la ” verdad” que a cada cual le venga mejor.
     
    Sigo afirmando que, desde mi propia perspectiva ATEA, me considero mucho más cercano al cristianismo ( a las ideas radicales, no a los sucedáneos que se presentan actualmente) que muchos-as de los que se autodenominan cristianos… y no saben lo que conlleva semejante término ¡¡ Ahh!!, disculpas; quería decir  TER- mino. Y, por supeusto mantengo los nombres que puse como ejemplo y podría alargarlos hasta saturar el disco duro del ordenador.
     
    Y me remito a los Evangelios, al libro de los HECHOS de los apóstoles ( primeros cristianos) y al propio ejemplo de VIDA de Jesucristo. ( lo que se cuenta de él; que yo no creo como histórico, pero sí me sirve como mensaje de vida ejemplar a seguir.)
     
    Por cierto Oscar, hace poco nos comentabas algo al respecto de LEER correctamente lo que  escribe cada cual. Me temo que no te has aplicado el cuento en esta ocasión.
     
    ¿ Dónde dices que digo semejante majadería?…:
     
    “”Y mucho menos cuando pepe sala,
    desde un “nos-otros” (ateos/marxistas)
    asienta sus posaderas en un Sillón Catedra-licio para Pontificar que
    Todo el Cristianismo es una basofia de la que hay que cuidarse.””
     
    Pues lo escribí antes de la ” hora nona” y no tengo constancia de haber tomado ” mosto” …
     
    saludos, pues.

  • oscar varela

    Hola juanel!

    decís:
    que el error histórico del que hablas proviene de una idea previa de verdad“.

    Así es. Se re-vuelve a la famosa pregunta de -“¿Y qué es la Verdad?“-

    Hace aprox. un siglo que los seres humanos vamos comprendiendo que la tal preguntita es un ERROR histórico.

    ¿Qué quiero decir cuando hablo de “error histórico“?:

    Digo que FUE una verdad. La de nuestros ante-pasados;
    quienes creían que la realidad es:
    “sustantiva”, “única”, “definitiva”, “de una vez por todas”, etc.
    Por eso se preguntaban QUÉ es la verdad; QUÉ son las cosas.

    Es esta concepción la que sub-yace en tu perspectiva y te hace diferir conmigo.

    ¡Como si las Cosas, la Verdad, etc. fueran y pudieran ser sin un ALGUIEN que las necesitara,
    y por eso las piensa, e.d. las fabrica ingeniosamente.

    La develación de ese ERROR nos ha costado a los seres humanos, unos 4 siglos.

    HOY (desde hace 1 siglo) apuntamos hacia otra VERDAD, digamos más VERAZ,
    haciéndonos preguntar:

    * no ya QUÉ es la Verdad;

    * sino QUIÉN es la Verdad

    Estamos accediendo a la Perspectiva histórica, personal de la vida humana.
    ————–
    En cuanto a tu diálogo con pepe sala:

    -“Dices que te consideras “mejor” seguidor de Jesús siendo ateo declarado y marxista que muchos que se dicen cristianos“-

    Le respondes:
    – “Por supuesto que sí“-
    ————-
    En torno a lo que te vengo diciendo, te digo:

    La Verdad de pepe sala es la  de él,
    y habrá que ser honestos reconociéndosela … la de él.

    Esa Verdad que es él y que sale afuera como un “comparativo”
    [ “mejor” … que muchos ]
    ya tendrá (él) que dis-cutirla argumentalmente razonada.

    Pero de sus tales o cuales razones
    no se sigue que las Verdades de los Otros (“vos-otros”)
    [sean del tiempo que sean: actuales o ante-pasados],
    sean ERRORES en la forma de MENTIRAS.

    Y mucho menos cuando pepe sala,
    desde un “nos-otros” (ateos/marxistas)
    asienta sus posaderas en un Sillón Catedra-licio para Pontificar que
    Todo el Cristianismo es una basofia de la que hay que cuidarse.

    Para mí, es comprensible pepe sala;
    pero in-justificable su des-precio por los “otros“,
    [apartados del “nos-” en el “vos-“];

    Porque esos “otros” también son VERDAD,
    como así las Instituciones que fueron construyendo poniendo las bolas y ovarios sobre el tapete de las vidas de su tiempo histórico.
    ————–
    Esta Verdad mía -que soy-, puede ser un puro ERROR. No una MENTIRA.
    Soy “veraz”. No soy “mendaz”.
    ……………..
    Lo de pepe sala es sólo un ejemplo, que vino a la mano de tu comentario, nada más.

    ¡Voy todavía! ‘ Oscar.

  • Juanel

     
    Yo creo Oscar que el error histórico del que hablas proviene de una idea previa de verdad, corrígeme si me equivoco. Sólo al comparar los hechos con la verdad puede surgir la idea de que todo el pasado fue un error, porque si lo comparas con lo que hoy sigue vigente del pasado ¿dónde está el error? Al contrario, yo veo en el pasado aciertos, algunos de ellos formidables. Hablas de conciencia histórica pero la iluminas y enfocas con el criterio de VERDAD, y de este modo te resulta la historia como mentira o error, o como verdad no definitiva. Y conste que yo no digo que el presente sea el punto definitivo de la historia desde el cual comparar el pasado, pero sí que en él hay rasgos que apuntan hacia la Plenitud del hombre y la historia humana, que es el lugar donde coloco la verdad definitiva de la historia, el triunfo del bien y de lo humano en plenitud. (Diferimos según parece en el criterio de verdad definitiva). Y esta dirección a la que apunta el curso de la historia no son errores sino etapas incompletas hacia la plenitud. Claro es, que si no le das ningún sentido a la historia individual y colectiva del hombre, ni tampoco a la vida humana, entonces no me extraña que lo veas todo como error.
     
     
    Dices que la auténtica verdad es el FRACASO de todo pasado y toda vida, y que el sentido global está en la relatividad. No comparto esta ELECCIÓN tuya de sentido, con fuerte acento pesimista. ¿Por qué razón ELIGES una opción tan negativa que anula toda esperanza de futuro?
     
     
    Pepe a mí no me gusta excluir a nadie de sus esfuerzos por ser mejores en particular aquellos que se manifiestan como seguidores a su modo de Jesús de Nazaret. Todos tenemos nuestras cosas y por lo general no alcanzamos a ser buenos cristianos, entendido como discípulos del maestro, Jesús. Cierto que hay mucha hipocresía, que dicen ser de una manera y luego son de otra, y habrá que desenmascararlos para que reconsideren su actitud. Pero acusar en general a la gente que va a “misa” sin conocer sus razones, porque después hacen lo que hacen, Botín, Rouco…… pues no lo sé, “quien esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Yo no reconozco en ellos ningún seguimiento a Jesús, pero vuelvo a repetir que no me gusta acusar a nadie porque inmediatamente me miro a mí mismo y guardo silencio.
     
     
    Dices que te consideras “mejor” seguidor de Jesús siendo ateo declarado y marxista que muchos que se dicen cristianos. Por supuesto que sí. La práctica religiosa, oración , misas, sacramentos etc., son inútiles si no están enraizadas en el compromiso, la solidaridad, la justicia… con el hombre, con el acento en los excluidos y pasan necesidad. Pero en mi caso si me aparto de la práctica religiosa, me desvinculo de todo lo demás, lo dejo todo entregándome con fruición a mis cosas y placeres. Lo sé por experiencia. Necesito vincularme con la religión y con Dios para hacer lo que tú haces sin nada de ello. Por ello yo no puedo ni pretendo hacer ningún “proselitismo” para nadie y menos para las personas como tú que son buenos cristianos sin necesidad de práctica religiosa alguna. Cada uno con lo suyo ¿verdad?
     
     
    Lo de que Jesús dejó demasiado rápido el látigo y éste fue su error ¿es una broma, no? Supongo que estarás conmigo en que la violencia y la venganza no son el camino hacia lo humano, aunque por justicia se crean a menudo necesarias.
     
    Saludos cordiales

  • oscar varela

    Hola! … y sigo …

    La Historia es MAESTRA, precisamente, por sus ERRORES.

    ¿Qué quiere decr esto?

    Que la cara seductora del Futuro
    pasado un tiempo
    muestra su triste espalda.

    Esa es la milenaria experiencia de la vida humana.

    Digan lo que digan los habidos Sistemas de pensamiento (filo- y teo-, sofías o logías)
    el ser humano es un andar en in-satisfecha búsqueda de algo que lo “plenifique”;
    siendo la tal Plenitud el incentivo con-movedor de toda vida humana;
    al mismo tiempo que el logro de ninguna,
    lo cual finiquitaría la Historia (substancia de toda vida humana),
    y con ello, de comprender qué sea eso de “mi vida”, la vida humana.

    En su radicalidad insobornable, la Vida humana -la de cada cual-
    no tiene MODELOS ejemplares, ni MAESTROS;
    no es CLÁSICA.

    La Vida humana, lo que sí tiene y es, son INCITADORES;
    Se apoya en el fervor de un Pasado in-satisfecho
    INCITADA por la Esperanza de un Futuro.

    No hay caso. Al ir pasando el tiempo incierto y dramático de nuestra vida,
    empiezan a aparecer las arrugas en la piel, que son las únicas que nos justifican el haber vivido, y cómo.
    Va llegando, entonces, la hora de dejar el lugar a otra Generación,
    que comprobando el esfuerzo ilusionado de nuestro fracaso
    no dejará caer la antorcha que todavía humea;
    o, pegando un portazo, hara de la puerta una giratoria hacia otros cuadrantes, no el nuestro.
    …………….
    Ejemplo. Correspondería al Post de “Eucaristías aburridas”.

    Se ha hecho un MODELO de la “Misa” – “Última Cena”.
    Se lo ha con-sagrado y “actualizado” con el concepto de “Comensalidad”.

    Digo adrede “concepto” porque se trata de un SIGNO, que como tal es aceptable;
    pero en el HOY de la vida humana que vivimos, no le veo que sea SÍMBOLO de nada serio.

    Porque las MESAS en que HOY se construye la Sociedad igualitaria
    son de tipo COOPERATIVO
    en franca lucha contra las MESAS
    de tipo CORPORATIVO.
    …………..
    Hay que CREAR. Crear de nuevo. Necesitamos una nueva DES-VELACIÓN.

    INCITADORES excitantes.

    No MODELOS clásicos a fotocopiar.
    Ese sería nuestro ERROR.

    Hay que “SEGUIR YENDO TODAVÍA”; pero P’Alante; no P’Atrás.

    Oscar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    -“Cuando echamos una mirada atrás, al pasado, sólo vemos RUINAS”-
     
    No hay una sola anhelada realidad humana que se haya logrado definitivamente.
     
    Necesitamos acercamos a los “ante-pasados”
    * no en cuanto MODELOS,
    * sino, al contrario, en cuanto EJEMPLARES ERRORES.
     
    Porque el ser humano es una entidad histórica,
    y toda realidad histórica —por tanto, no definitiva
    es, por lo pronto, un ERROR.
     
    Adquirir conciencia histórica de sí mismo
    y aprender a verse como un ERROR,
    son una misma cosa.
     
    Y como eso —ser siempre, por lo pronto y relativamente, un ERROR—
    es la VERDAD del Ser humano,
    sólo la conciencia histórica puede ponerle en su verdad y salvarle.
     
    No hay más remedio que educar nuestra óptica para la verdad humana;
    ver bien de cerca el error que fueron los otros y, sobre todo, el error que fueron los mejores.
     
    La dignidad de nuestra vida personal consiste en que:
    * sabiendo que la VERDAD auténtica de nuestra vida
    * haya de ser un FRACASO
    * logremos dotarla de un SENTIDO GLOBAL INTRÍNSECO a esa “Nuestra Vida”,
    * que la JUSTIFIQUE PLENAMENTE en su relatividad.
    ···············
    Nos interesan , nos importan los “ante-pasados” como ERRORES, no como MAESTROS.
     
    No tenemos apenas qué aprender de ellos por lo que dijeron, pensaron, cantaron,
    sino simplemente:
    * porque fueron,
    * porque existieron,
    * porque, pobres hombres como nosotros, bracearon desesperadamente como nosotros en el perenne naufragio del vivir.
    ·············
    Por eso; porque “a pesar de todo” seguimos
    ¡Yendo todavía!
    Hasta que las velas no ardan.
    Oscar.

  • pepe sala

    Lo verdaderamente difícil es saber quienes son los que están a favor de Jesucristo y quienes están en su contra pensando que son ” los otros” los herejes. Y para ello será necesario acudir al mensaje VERDADERO que se le atribuye a Jesucristo. Si sólo acudimos a lo que se le atribuye desde la perspectiva religiosa, nos puede pasar que no nos enteremos de ” la misa la media”.
     
    Porque el mensaje de JUSTICIA E IGUALDAD SOCIAL que se le atribuye a Jesus de Nazaret, casa muy mal con los comportamientos sociales de quienes se atribuyen la exclusiva cristiana desde un punto de vista religioso. Y no sólo me refiero a la Jerarquía católica. Las distintas confesiones religiosas, entre las que podemos incluir a los protestantes, Evangélicos, anglicanos, ortodoxos, etc., no parecen tener demasiado claro el mensaje cristiano si nos atenemos a las palabras de Jesucristo: POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS.
     
    Ahora sólo falta fijarnos en los hechos de los cristianos Bush, Clinton, Aznar, Ratzinguer, Rouco Varela y tantos otros ” cristianos” de pacotilla y llegaremos a la conclusión de que NO TODO EL QUE DICE SEÑOR, SEÑOR… está exento de ” herejías”, si nos basamos en el VERDADERO mensaje del MARXISTA Jesucristo.
     
    Y como ésto sí que es una verdadera herejía, tendré que aclarar que Carlos Marx está más cerca del verdadero cristanismo que la inmensa mayoría de quienes dicen SEÑOR,SEÑOR y con sus hechos muestran lo contrario.
     
    Y si alguien me apura diré que yo mismo, desde mi ateismo acérrimo, estoy mucho más acorde con el mensaje cristiano que mi compatriota Botín, Ibarra, y demás católicos de misa diaria y mucho más cercano que quienes se dedican a fomentar guerras asesinas porque ” Dios lo quiere”.
     
    ¿ Un error en Jesucristo?: muy fácil:
     
    Haber soltado el látigo demasiado pronto cuando se decidió a utilizarlo.
     
    Buenas tardes, pues.

  • Juanel

     
    No puedo Oscar dejar pasar una frase como la tuya: “Jesús es un error”. No me escandaliza en absoluto, ni siquiera lo consiguen blasfemias tremendas incluido graves insultos y descalificaciones contra él, aparte del humor porque en el humor cabe todo aunque sean de pésimo gusto.
     
     
    Tu afirmación de que “todo pasado es un error” tampoco es sostenible. Ciertamente en el pasado hay error y mucho, pero algunos de ellos son positivos porque de los errores se aprende y además han habido errores del pasado muy fructíferos en el presente. Pero no todo es error, algunas de las proposiciones de la Grecia Clásica siguen hoy presentes e influyendo, ciertas creencias religiosas perviven desde muy antiguo, la Mecánica de Newton sigue hoy aplicándose en los límites regulados por ella,……. Si hoy no las consideramos como errores pues hoy siguen siendo válidas, no podemos saber si al cabo de los siglos hacia el futuro lo seguirán siendo o no. Ser profeta pues es algo arriesgado y además sujeto a error con alta probabilidad.
     
     
    Basar que Jesús es un error porque todo pasado es un error es un silogismo al que le fallan las premisas. No demuestra que Jesús sea un error, porque el “todo” que empleas en la premisa “todo pasado es un error” no es ni demostrable ni puede probarse ni es una evidencia.
     
     
    Quizás para demostrar que Jesús sea un error habría que probarlo desde sí mismo de lo que conocemos de él, y no desde una afirmación categórica general en donde Jesús quede incluido. Te reto a que encuentres un sólo error en Jesús y que lo argumentes. En este caso yo tendría un serio problema para sostener mi fe. No creo que lo encuentres. Sus contrarios llevan 20 siglos de esfuerzo sin lograrlo, tal vez tú tengas mejor suerte.
     
     
    En el tema que tratamos pregunto ¿es un error la estrategia de Jesús de formar pequeños grupos fuertemente cohesionados por al amor compartido para la transformación del género humano hacia su plenitud? Yo creo que es una estrategia acertada. De nada valen las enormes manifestaciones que organizaba el Papa JPII en sus viajes, esos grandes espectáculos divierten pero no cambian las personas que es de lo que se trata.
     
     
    La referencia que haces al 15M me parece excelente como medio para movilizar conciencias, pero sólo es su empuje inicial muy importante, pero ¿después qué? Sin una organización de la base, al final termina diluyéndose en nada. ¡Ojalá, los más activos del 15M acierten a hacerlo!
     
    Saludos cordiales

  • oscar varela

    Hola juanel!

    1- la “interpretación” es un re-frito sacado de Un paso, un mundo, de Salvados Santos.
    Una especie de hurto (o “afano” -dicho en el lunfardo porteño de Argentina).

    2- en cuanto a las “posibles” interpretaciones de la “vida – pasión – muerte – resurreción” de Jesús de Nazaret
    es interesante lo que decís.

    3- lo que parece “lo más interesante e importante” sería entrar en un Asunto,
    que vos das por “de clavo pasado”.

    NOTA: (te digo de paso, que esas son las “creencias” verdaderamente influyentes en la vida humana: las que damos “de clavo pasado” [expresión idiomática poco frecuente en Argentina].

    Se trata de tu última frase (que casi siempre comienzan con un “Sin duda ...” o con un “Evidentemente ...”:

    – “Sin duda que el objetivo de Jesús es la transformación de toda la humanidad en una sociedad igualitaria. Pero su estrategia es muy diferente a una revolución de masas“.

    Si no te escandalizara demasiado mi pensamiento te lo diría casi en fórmula. Así:

    Todo Pasado ES UN ERROR.

    Toda exégesis, hermenéutica o interpretación
    cumpliría una buena acción
    si se empeñara en ponerlo de manifiesto
    (además de las otras cositas que tiene que hacer).

    Podría estar habiendo una ezquizofrénica búsqueda
    en la valedera investigación del “Jesús histórico“.

    Ayudaría a evitar o curar ese morbo
    el considerar a:

    JESÚS como un ERROR

    Por ejemplo en eso que crees de Jesús; que:

    para la transformación de toda la humanidad en una sociedad igualitaria no sería necesaria la estrategia de una revolución de masas“.
    ————–
    ¿Qué estarán haciendo toda esa Gente en las Plazas, no?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Juanel

     
    Oscar, la exégesis que haces o mejor hermenéutica pues se trata de una interpretación de un texto, es ciertamente muy buena, pero después de repensarla me pareció al final que tiene un acento sesgado a favor de la Teología de la Liberación, cosa que no me parece mal sino todo lo contrario. Sin embargo, no es la interpretación definitiva, tampoco puede serlo pues un texto “clásico” siempre está abierto a nuevas interpretaciones. Te indicaré otra interpretación posible aunque no sea la que más me guste, pues me interesa ver cómo defiendes la tuya. No es por polemizar sino para encontrar más refuerzos a tus propuestas.
     
     
    Jesús está hablando de dos formas de seguimiento a Dios, por un lado los mandamientos con relación al prójimo y corregidos al sustituir la codicia por el fraude, por otra el seguimiento a Dios mediante la vinculación a Jesús. Si Jesús le propone al joven rico a que se vincule a él es por la respuesta “todo eso lo he cumplido desde joven”.
     
     
    Hay una peligrosa lectura de los mismos textos que indican que la alternativa social de igualdad compartida en la que los últimos, pobres y excluidos, son primeros, corresponde a las comunidades vinculadas a Jesús y no para la sociedad civil en general. Precisamente el texto que dice los jefes de las naciones os dominan……. no así “entre vosotros” el que quiera ser grande sea el servidor…..” La separación entre la sociedad civil y las comunidades que siguen a Jesús parece evidente. Tanto es así que en las Iglesias primitivas de los Hechos de los Apóstoles los bienes de los que entraban en ellas los ponían en las manos de los Apóstoles los cuales repartían para la igualdad de la comunidad entre los más necesitados “de ella”. Peligroso, muy peligroso entenderlo de esta manera. Recuerda a las sectas o a ciertas órdenes religiosas que se adueñan de los bienes de los que ingresan en ellas.
     
     
    Además Jesús no promueve una “revolución” en la sociedad civil al estilo de Moisés o Mahoma, sino la formación de pequeños grupos que vivan en comunión, igualdad, justicia, amor….. que sean el fermento o la semilla de toda la sociedad. La luz que llevan no puede esconderse para que puedan expandirse en el mundo, ni puede ocurrir que las comunidades pierdan su carácter comunitario de amor compartido desvirtuando la sal que portan. El Evangelio está sembrado de dos discursos de Jesús distintos, unos para la gente en general y otros para sus íntimos.
     
     
    Sin duda que el objetivo de Jesús es la transformación de toda la humanidad en una sociedad igualitaria. Pero su estrategia es muy diferente a una revolución de masas.
     
    Saludos cordiales

  • oscar varela

    Hola!

    Parece que en la bio-diversidad animal
    se van dando construcciones de SOCIEDADES ALTERNATIVAS.

    http://www.argenpress.info/2011/06/en-grupo-las-hormigas-coloradas-se.html

    ¡Vamos hormiguitas todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Este Comentario tiene tres Partes. Dos breves. Una larga.
    ···············
    1ª Parte breve (ejemplar):
    Salvador Santos, siendo primero en exégesis de Marcos
    se allegó a mi ultimidad para levantar mi ignorancia.
     
    Hace un tiempo ya que, presentados por Duato, nos “e-mailiamos”.
    En su primero me dijo –entre otras cosas:
    -“Si vienes por España, acá tienes mesa y cama”-
     
    Transcurridos algunos meses, viendo mi interés,
    Salvador, siendo primero el “Autor-Propietario” de “Un paso, un mundo
     decide mandármelo por Correo Postal a este último “culum mundi”, que es Argentina.
    ·················
    2ª Parte breve (proyectiva):
    Habiendo leído Un paso un mundo,  
    De estilo “rigurosa exégesis novelada” (recuerdo a Lali) de varios Textos de Marcos.
    Pensé importante difundirlo para los de habla hispana en Sudamérica.
     
    ¿Qué? ¿A quiénes? ¿Cómo?
     
    * QUÉ: La tanto rigorosa cuanto entendible “exégesis”;
    Pero con un “estilo” adecuado a los “quiénes” Lecto-meditadores.
     
    * A QUIÉNES: me pregunto y pregunto a los que quisieran sumarse a este “servicio”.
    ¿Tal vez las Comunidades de Base (sociales y/o religiosas)?
     
    * CÓMO: a) trabajando el Texto; b) poniéndolo a disposición en Internet; c) Fotocopiando el re-frito “anillándolo” para su distribución en papel.
    ··················
    3ª Parte –Larga- (Re-frito) del Asunto de este Post, en Un paso,un mundo – páginas 705/711)
     
    Todo el relato de Marcos está sembrado de hechos y conversaciones conteniendo el aleccionamiento del Galileo al grupo de seguidores. En ellos define las líneas maestras que deben caracterizar la vida de la nueva sociedad.
     
     Marcos 10, 17-22.
    “Mientras salía de camino se le acercó uno corriendo y, arrodillándose ante él, le preguntó;
    – Maestro insigne, ¿qué tengo que hacer para heredar vida definitiva?
    Jesús le contestó:
    – ¿Por qué me llamas insigne? Insigne como Dios, ninguno. Ya sabes los mandamientos: no mates, no cometas adulterio, no robes, no des falso testimonio, no defraudes, sustenta a tu padre y a tu madre.
    – Maestro, todo eso lo he cumplido desde joven.
    Jesús se le quedó mirando y le mostró su amor diciéndole:
    – Una cosa te falta: ve a vender todo lo que tienes y dáselo a los pobres, que tendrás en Dios tu riqueza; y anda, ven y
    sígueme.
    A estas palabras, el otro frunció el ceño y se marchó entristecido, pues tenía muchas posesiones.
     
    Prestad atención a la entrada del personaje. Irrumpe a toda prisa (“corriendo”), rinde al Galileo máximos honores (“arrodillándose ante él”) y le adjudica un título fuera de lo corriente (“maestro insigne”). Aparece dando la impresión de que se trata de un asunto de vida o muerte. La pregunta del hombre lo corrobora. A él no le preocupa lo de aquí. Tiene las espaldas bien cubiertas. Quiere asegurarse el más allá cuanto antes. Sabe que con dinero no puede conseguirlo y la maraña de leyes judías le crea confusión. Considera que el Galileo le proporcionará la fórmula más sencilla.
     
    El hombre no ye equivoca. Nuestro protagonista acude al formato más elemental, a la esencia de la religión: los mandamientos. Pero hay dos detalles curiosos en su manera de plantearlos, No menciona todos los mandamientos. No dice nada de los que tienen que ver con Dios: los cuatro primeros.
     
    Únicamente menciona los seis que atañen a la relación con los demás. Es decir, en principio, según él, la vida del más allá depende en exclusiva de la vida ordinaria, la del más acá. Para conseguirla no hace falta ser religioso. Pero, ¡amigo!, ¡eso sí!, la justicia social ha debido observarse con rigurosidad en todos los órdenes.
     
    Si aplicamos el zoom a nuestro texto para verlo más de cerca observamos algo extraordinariamente curioso en su respuesta. Citó escrupulosamente los seis últimos mandamientos del decálogo… ¡menos uno! El décimo no lo nombra. Dice así; “No codiciarás los bienes de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de él” (Ex 20, 17).
     
    En su lugar, usa otro que no está en el decálogo. Lo entresaca de otras leyes sociales. Nuestro hombre no tuvo reparo en introducir ese cambio en un texto tan sagrado. Con su movimiento sacrílego tenía la intención de acomodarse al personaje que tenía delante y matizar, en su caso, el sentido de los mínimos a cumplir para obtener el objetivo que él pretendía. Nuestra traducción escribe: “no defraudes”. Pero será interesante leer el precepto completo en el Antiguo Testamento:
     
    “No explotarás al jornalero, pobre y necesitado, sea hermano tuyo o emigrante que vive en tu tierra, en tu ciudad; cada jornada le darás su jornal, antes que el sol se ponga, porque pasa necesidad y está pendiente del salario. Si no, apelará al Señor, y tú serás culpable” (Deut. 24, 14).
     
    El verbo hebreo al que la Biblia griega y el texto de Marcos traducen significa explotar, defraudar, estafar en el sentido de robar lo debido al jornalero, al emigrante.
     
    Habéis podido apreciar muy bien que el Galileo le daba pistas al rico para que analizara la procedencia de su riqueza. Pero se ve que él, como ocurre con los que tienen el dinero, se muestra incapaz de comprender que su acumulación está relacionada con la carestía de otros muchos. Así pues, no se quedó muy conforme con que esa interpretación del Galileo y se refugió en la suya…, algo más… permisiva: “todo eso lo he cumplido desde joven”.
     
    El Galileo no se enfrentó al rico. Sí, al sistema que produce la riqueza. Por eso echa mano de la praxis para hacérselo ver mejor y le propone apostar directamente por la justicia: “una cosa te falta; ve a vender todo lo que tienes y dáselo a los pobres”. Le apunta la posición desde donde se accede a la sociedad alternativa: “anda, ven y sigúeme”.
     
    El proyecto del hombre de Nazaret no admite la injusticia. El otro no consintió; se marchó con su riqueza y su tristeza.
     
    Ahora fijaos en este detalle. Una cosa es lo que pretende el rico, una vida definitiva para después de su muerte, y otra muy distinta lo que le plantea nuestro protagonista: una vida definitiva… ahora. Esa es la razón por la que lo invita a adherirse al grupo. Ante su negativa, el Galileo dice a los discípulos:
     
    “¡Con qué dificultad van a entrar en el reino de Dios los que tienen el dinero!” (10, 23).
     
    El proyecto del Reino comienza aquí. La sociedad alternativa lo hace visible. Con él arranca la vida definitiva. El grupo de seguidores sí participaba de ese criterio centrado en el presente. A ellos les interesaba lo real, la historia… Seguían viendo las cosas a su manera. Tan es así, que cuando comprobaron que el Galileo exigía al rico entregar todo lo suyo a sus auténticos dueños (“los pobres”) antes de incorporarse a su proyecto, recelaron de ese esquema económico planteado por él. Su manera de pensar no contemplaba como obstáculo convivir con la injusticia. Prescindir tan alegremente de abundantes ingresos como los del rico cerraba el camino a sus propósitos.
     
    Marcos comenta:
     
    “Los discípulos quedaron desconcertados ante estas palabras suyas” (10, 24).
     
    Pero el Galileo no cedió; les largó una indirecta. Hablará de la casi imposibilidad de participar en la nueva sociedad si se pone la confianza en el dinero:
     
    “ Hijos, ¡qué difícil es entrar en el Reino de Dios para los que confían en la riqueza!”
     
    La frase incluye a los discípulos. Ellos vivían aún amarrados a su ambición. Con esa mentalidad resultaba muy difícil aceptar la sociedad alternativa basada en la solidaridad total.
     
    Los discípulos se encuentran en otra onda. Para ellos ningún planteamiento es viable sin inyecciones económicas. El modelo del Galileo no les entra. Por eso dudan de su porvenir:
     
    “Entonces, ¿Quién puede subsistir?” (10, 26).
     
    El grupo razona desde las categorías del sistema. Todavía no habían entendido lo de los panes. Siguen emperrados en comprar. Persisten en el pensamiento individualista. Ellos confían en la ambición que divide…
     
    “Os lo aseguro: No hay ninguno que deje casa, hermanos o hermanas, madre o padre, hijos o tierras, por causa mía y por causa de la buena noticia, que no reciba cien veces más; ahora, en este tiempo, casas, hermanos y hermanas, madres, hijos y tierras – entre persecuciones – y, en la edad futura, vida definitiva.
    Pero todos, aunque sean primeros, han de ser últimos, y esos últimos serán primeros” (10, 29-31).
     
    El Galileo no se quedó corto al refrendar que la nueva sociedad no se caracteriza por la escasez, sino por la abundancia procedente de la hermandad. Se trata de la autentica sociedad del bienestar. Lo afirma con realismo; no esconde que resulta ineludible la enemistad del sistema. Y, por encima de todo, asegura que esa vida iniciada aquí es definitiva. Supera a la misma muerte.
     
    Tal vez nos preguntemos: ¿Qué quiso decir con lo de los primeros y los últimos?.
     
    Sencillamente, que para tener el privilegio de pertenecer a la nueva sociedad hay que dejar en la puerta el poder, el prestigio, el dinero; es decir, hay que optar por la igualdad. La igualdad es uno de los rasgos característicos de la sociedad alternativa. No hay dominio ni poder en ella; démonos cuenta que excluye el término padre. De otro modo no sería alternativa. Esta idea tardó en ser asumida por el grupo.
     
    Podría, además, entrarnos la duda o reswquemos e que … la igualdad es imposible. Siempre será necesario un principio de autoridad, una dirección de alguien con un poder reconocido.
     
    La pretensión de conquistar tal nivel de igualdad en esta sociedad es ilusoria. El sistema propone la igualdad como meta, como posibilidad frustrada incesantemente, porque nunca se alcanza.
     
    Así planteada, defrauda. La igualdad de la que habla el Galileo comienza por los últimos. El objetivo es que recobren la ilusión, sacarles de la miseria, revitalizarlos, que sean primeros. El servicio de la sociedad alternativa a los insignificantes, igualándose con ellos para que recuperen su dignidad humana, hace fértil la vida.
     
    Siguiendo un poco más adelante en nuestro texto, a raíz de la tormenta suscitada en el grupo por los “hijos del trueno”. Santiago y Juan, que habían solicitado para ellos los lugares preferentes en la estructura social del Reino (Mc. 10, 35-37), Marcos presenta al Galileo declarando de manera inequívoca cuál es el principio que debe orientar las relaciones entre los integrantes de la nueva sociedad:
     
    “Jesús los convocó y les dijo:
    Sabéis que los que figuran como jefes de las naciones las dominan y que sus grandes les imponen su autoridad.
    No ha de ser así entre vosotros; al contrario, entre vosotros, el que quiera hacerse grande ha de ser servidor vuestro, y el que quiera ser primero, ha de ser siervo de todos; porque tampoco el Hombre ha venido para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por todos” (Me 10, 42-45).
     
    Observemos cómo Marcos introduce la acción del Galileo utilizando el mismo verbo (“convocar”) que en la constitución de la nueva sociedad. No quiere que los lectores pierdan esa referencia.
     
    El proyecto del Galileo exige un cambio total de manera de pensar.
     
    Según el evangelio de Juan el Galileo contempla esa idea. Él habla de un cambio existencial:
     
    “Si uno no nace de nuevo, no puede alcanzar a ver el reino de Dios” (Jn 3, 3).
    ·················
    NOTA brevísima: En Argentina al menos, el “mito-slogan” del Sistema acuña este engañoso Programa socio-económico: “Teoría del derrame: Cuanto más lleno esté el vaso ‘ARRIBA’ más recibirán y se llenarán los de ‘ABAJO’.
     
    ¿Será así? Parece que no. ¡Vamos todavía! – Oscar.
     

  • Héctor

    Hola Mª Luisa,
    “Queda la praxis”, dice SS. Yo pienso que  cuando Jesús nos enseña,  ya está él mismo en la praxis apartándose  del sistema, invitándonos a ser justos,  violando así los principios básicos del sistema.
     
    ¿Será así como nos vamos zafando de nuestras propias tendencias? El sistema busca los medios más adecuados para obtener sus fines y se vale de todos loque encuentra  a su alcance creando una inercia que nos ata  y nos pone a su servicio. Abriendo caminos opuestos a esos fines nos vamos desentendiendo del sistema.

    Y tú preguntarías entonces ¿y cuales son esos caminos? Un gran hombre nuestro dijo una vez que “se hace camino al andar” y por eso decían que Antonio Machado era un rojo,  claro, atacaba al sistema, enseñándonos a andar con libertad por nuestros propios caminos.

    El sistema nos da los caminos hechos y nos hace andar por ellos. Pienso cuanta depresión crea el sistema, la gran avenida de los deprimidos que ven problemas por todas partes. No abren los ojos a la luz del sol, ni a las flores del campo, ni a los pajarillos que vuelan libremente, ni a las estrellas que nos guían en la noche, ni al aire que respiramos.
     
    Sólo ven ‘crisis’ por todas partes. Digamos que el sistema les ha plantado el problema dentro.  Sí, el desempleo, las hipotecas, los precios de los productos básicos: pero  por qué verlo sólo como continuas batallas. Son parte de una realidad total que en si misma no puede ser problema ya que es esperanza, capacidad de crecimiento, acción, compromiso.

    El Galileo llamaba  a los asustadizos de su tiempo  “hombres de poca fe”. La fe del Galileo era eso,  vivir la vida que nos rodea plenamente. Combatir la depresión abriéndonos a la vida ya sería meterse en la praxis de lleno atacando el sistema y pensando por nuestra cuenta. No sé si Salvador estaría de acuerdo pero esto es lo que se le ocurre a este pobre viejo.

    Un abrazo, Salvador, y todas y todos, Hector

  • kaláa

    Mª Luisa, como admites ideas sin especificar, supongo que será válida….. esta curiosa.
    Yo he sido educada por  un sistema, creohoy  que con la mejor voluntad de protegerme al máximo , teniendo acceso restringido en todos los lugares, solo se podía acceder previo cesión de la clave correspondiente. Creo que hasta aquí lo puede comprender cualquiera.
    Poco a poco  vamos descubriendo la utilidad de esas claves, y vamos construyendo las nuestras propia para cerrarnos al exterior que nos hace violencia.
    No sigo …… que me puse violenta no prestándole la atención necesaria a los pimientos de la sartén,  que tienen su clave ….,  y acabaron  en… churrasco.
    Saludos.

  • M. Luisa

    En efecto, Héctor, el sistema lo que hace  además  de  ocultarnos la realidad y por enlazar  un poco en la cuestión sentimental abierta por Oscar, es dejarnos  sentimentalmente en nuestras  propias tendencias sin que éstas cobren  plena voluntariedad  y esto porque el sistema nos deja  instalados en  la inercia de nuestros propios intereses.
     
    Desconocemos todavía   nuestra capacidad porque  en tal situación, de hecho,  todavía la realidad nos queda lejos, sólo  desentendiéndonos del sistema  en el que ella ha quedado oculta se nos hará  presente  siendo  entonces cuando   lo sentimental  de la tendencia cobra el  carácter de  voluntad tendente, lo primero es subjetivo lo segundo no.
     
    Claro que  entonces se nos puede preguntar,  y cómo nos desentendemos del sistema. Bueno todavía he de pensar el modo de expresarlo…se admiten ideas…
     
    Muy buenos días a todos y a todas

  • mªpilar garcía

    ¡¡¡Que comentarios tan geniales!!!


    Es muy gratificante, alienta, anima, acompaña el camino ¿elegido?  o ¿el camino me eligió… enamoro, me conformó?
     
    Solo sé, que me encuentro en el, y quiero vivirlo con la mayor fuerza posible, dentro de mis limitaciones ¡que las tengo!
     
    ¡Gracias a todas las personas que dialogan en este cálido Atrio!


    Un abrazo entrañable, profundo.
     
    mª pilar
     

  • Héctor

    Oh,oh,oh …la Oscar: yo sigo creyendo que el sistema incapacita el entendimiento.  No que incapacita la capacida de entender, sino la comprensión de la realidad.
    Tú sueles decir, y con razón porque la tienes, que cada uno entiende lo que quiere, cree lo que quiere, descubre lo que quiere y aprende lo que quiere. De ahí que tú, que también eres cada uno, has entendido la frase de Salvador en el sentido que tú le querías dar.  No se trata de que el sistema anule la inteligencia, estaríamos buenos, (de ahí tu “sin embargo”),  sino de que “oculta la realidad … en esa visión previa de la vida, y a la vez también oculta la nuestra propia.”, como te dijo Mª. Luisa.
    Que el sistema planta en nuestra mente sus verdades y nos oculta la realidad, yo esto ni lo dudo, porque lo veo cada día y lo he visto toda mi vida. Yo he vivido frente a una realidad regida por creencias evidentes para otros y que había sido aceptadas como verdaderas por cientos de años. Yo no podía ni sospechar que la realidad pudiera ser distinta. Hoy suscribo lo que han dicho los jóvenes el 15 M, tal como ellos lo ven y como lo ven grandes pensadores de nuestro tiempo. Sé que lo viviría también como ellos si pudiera seguir sentado protestando en una plaza unos días más con ellos.
    Pero mientras  yo  siga siendo parte esencial del sistema injusto, sea pobre o sea rico, tenga poder o no lo tenga,  si vivo del sistema como el rico del evangelio de Marcos, seguiré siendo de los últimos.  Sólo seré de los primeros, sólo sabré leer la realidad, sólo podré entender si renuncio a seguir siendo parte integral del sistema. Hasta pronto Héctor.

  • h.cadarso

      Salvador Santos, haces aquí una lectura evangélica desde la Puerta del Sol de Madrid o la Plaza Cataluña de Barcelona o la plaza Tahrir de El Cairo…Muy bueno lo que dices de que para acceder al Reino de Dios el paso previo es descargar el peso muerto del fruto de la injusticia, “devolverlo” a su dueño, a los pobres. Y luego viene el compromiso que nos alinea con los últimos; luego, con un “luego” que puede ser simultáneo a lo anterior o suceder mucho más tarfde, pero que tiene que llegar forzosamente, necesariamente, para estar en condiciones de seguir a Jesús.
      El caso es que personas que han hecho lo que aquí se dice y dices tú y dice el evangelio, Salvador, hay muchas, y no todas están afiliadas a la Iglesia católica ni a ninguna otra confesión cristiana. El impulso mundial de defensa y reivindicación de los derechos sagrados de los pobres desborda fronteras, religiones, confesiones religiosas, todo. Lo único que hay en común entre los seguidores de Jesús es que están alineados con los últimos, es lo único que les distingue…Y cuando digo alineados es decir que no se resignan con el lote que les ha tocado, que luchan codo a codo con sus hermanos de infortunio para salir del agujero.
      Allá con su fardo los que estén convencidos de que los seguidores de Jesús visten capas de púrpura y habitan palacios del Renacimiento y convocan multitudes en ciudades bajo el patrocinio publicitario de grandes empresas comerciales…Ellos sabrán cómo se puede justificar y conciliar todo eso con la adhesión al evangelio de Jesús. Algo dice de todos ellos el evangelio de Jesús…
      Vale, Salvador Santos, gracias. Como Gonzalo Haya, yo también digo que lo que tú dices es “lo que yo creo que creo…”

  • ana rodrigo

    ¡¡Muy bueno, Kalaá…!!

  • kaláa

    Error de traducción en el monasterio.
    Hubo un tiempo, en que los monasterios eran los centros de información, allí iban a parar toda clase de manuscritos que eran reparados  y copiados por  los monjes , y vueltos  a poner  de nuevo en circulación.

    Un joven novicio llega al monasterio.
    La tarea que se le asigna es la de ayudar a los otros monjes a transcribir los antiguos cánones y reglas de la Iglesia.
    Se sorprende de que esos monjes efectúen su labor a partir de copias y no de los manuscritos originales.
    Va a ver al padre abad, y le explica que si alguien hubiese cometido un pequeño error en la primera copia, ese error se propagaría a todas las copias posteriores.
    El padre abad le responde: – Hace siglos que procedemos así, que copiamos a partir de la copia precedente, pero tu puntualización es buena, hijo.
    A la mañana siguiente, el padre abad desciende a las profundidades del sótano del monasterio a una cueva donde están celosamente  conservados los manuscritos y pergaminos originales, donde hace siglos que nadie ha puesto los pies ni los cofres que los contienen han sido tocados. Se pasa allí la mañana entera, después la tarde, después la noche, sin dar señales de vida.
    Las horas pasan y la preocupación crece. Hasta el punto en que el joven novicio se decide a ir a ver qué es lo que pasa.
    Baja y encuentra al padre abad completamente ido, las vestiduras desgarradas, la frente ensangrentada, golpeándose sin parar la cabeza contra los muros venerables.
    El joven monje se precipita sobre él y le pregunta: – Padre abad, ¿qué le sucede?
    -AAAAAAAAAAAHHHHHH! … … ¡CARIDAD!!!!. ..¡CARIDAD!!!!. .. Eran votos de “caridad”… no de “castidad”!!!!
    Es solo un chiste que circula por ahí..
    Saludos.

  • oscar varela

    Hola!

    El Artículo de Santos apareció en la Revista Utopía.
    Feliz o infelizmente
    topamos con el no-topo.

    Felizmente porque no nos esclerosamos en el mismo lugar (topo)
    Infelizmente porque sentimos mover el piso del habitual domicilio.
    …………..
    Tengo varios amigos que no sé donde viven. ¿O sí?
    Me comunico con ellos por teléfono; tambien por mail; y por “chat”
    ¿Es eso saber “donde” en qué “lugar” (topo) están?
    Pienso que sí. Porque “allí” los “ubi-co”, los encuentro.
    (Tal vez si voy a sus “casas” no los “ubi-que” no los encuentre)
    …………..
    Pero dije que eran “amigos”.
    También puedo contarles que trato con empresarios, militares, deportistas, educadores, bloggers, familiares, políticos, artistas, etc. etc.

    Cada uno de estos encuentros se me dan en “mundos” distintos: el empresarial, el deportivo, el …
    La “topo-grafía” es diferente en cada uno de esos lugares.

    Hay, también, encuentros “regionales”, “nacionales”, “inter-nacionales”.

    Y así se nos va complicando el “pluri-topo” que vitalmente habitamos.

    En realidad cada cual habita en un “topo” radical: el SENTIMENTAL,
    que establece y traza Geometría de nuestras atenciones e intereses.
    ……………
    El pasaje evangélico analizado por Salvador (Mc 10,17-22)
    me parece que fue “verazmente” interpretado durante muchísimo tiempo
    como que la “vida cristiana” alcanzaba su excelencia en la Profesión religiosa (Vocación).

    Ocurre que la “verdad” de esa interpretación sólo es válida
    dentro de un mundo sentimental que pone el máximo valor de la vida en “otro” no en “este” Mundo.

    ¿Por qué hoy no se sabe qué hacer con ese “topo sentimental” que organizaba la geometría de pasos ante-pasados?

    Pienso que es porque el cuadrante sentimental de la vida ha girado los suficientes grados hacia otro horizonte
    como para que nos encontremos des-atendiendo (des-interpretando) aquellas “verdades”,
    que hoy las vamos sintiendo “falaces” para la vida que tenemos que hacer.

    Algunos se culpan; y lo peor es que no saben qué hacer con ella.
    De entre ellos, muchos hay que corren el peligro de abrazar esquizofrénicas Utopías,
    propuestas por esquizofrénicos Maestros.

    ¡Vayamos todavía! – Oscar.

  • Carmen (Almendralejo)

    Cuantas veces, al leer a ciert*s exegetas nos hemos quedado con la boca abierta? Sí porque en muchas ocasiones han puesto ramas a esos pájarós que desde nuestro interior reclamaba seguir volando y  libres.
    Que bajo aquel latido inmerso en la palabra, Resucitador de la persona sabían alzarse de ese mentidero postrador inhumano, y que alzaba el vuelo en el Tic-Tac de aquella hora y día en el cual ciertas mujeres encontrarón a Jesús de nuevo haciendolas libres hasta de la muerte física y psíquica donde aquella sociedad las tenía cruzificadas.
    Las coordenadas de ese flujo de aire, de esa corriente que solo el amor y la emoción sabe que existe, por más que diga que es hacer un uso partidista de la Palabra, que no recoge magisterio, y que importe poco que este mismo impida alzar el vuelo, encontranos con la restauración personal que te deja encorvada en la rama corroida, llena de Carcoma (J.Luis Herrero)…
    Esto es lo que muchas veces, sentimos cuando descubre que D*s es aún más grande que todo lo expeprimentado y detallado hasta hace un segundo por nadie, incluso por un*s mism*.
    L*s últim*s serán los primer*s, y D*s como últm*, estará en primer lugar cuando la verdad sea escrita en nuestra piel, y nuestra sien, nuestro latido, porque ya nadie podrá argumentar contaminadamente nada que no sea “el Todo, Yo Soy quien Soy” en ese abismo incierto que dejamos atrás, y que tantas veces rellenamos para poder caminar sobre él sin bajar al fondo con nuestros ladrillos, y a golpe de martillo.
     

  • ana rodrigo

    En ningún sitio consta que Jesús dejase escrito nada y, por supuesto, era imposible que dejase grabado nada. A partir de aquí nos vemos envueltos en un batiburrillo de obstáculos para saber sus palabras, -que no su pensamiento y su praxis-, que hace imprescindible romper barreras  que, en ocasiones, desfiguran el original.
     
    Cuando Jesús insiste en que no les dice todo porque no pueden con ello, pero el Espíritu les ayudará a seguir en la búsqueda de la verdad (Jn. 16,12-13),  y no sólo a interpretar lo que dijo, está diciendo que los seres humanos tenemos que discernir en cada momento lo que es bueno para la Humanidad. Por ejemplo, no podemos explicar la investigación con células madre con las palabras del evangelio, porque este avance científico no existía en aquella época. O el tema del divorcio que siempre se ha traducido como “lo que Dios ha unido….”, mientras que alguien entendido me ha dicho que también se puede traducir “lo que Dios ha equiparado…”. Como he escrito esta ayer en otro post, en el primer caso interesa la traducción par prohibir el divorcio, mientras que en el segundo caso, hace referencia a la igualdad entre hombre y mujer. ¿Qué es más importante? En nuestra época la igualdad de la mujer hace posible el que una mujer no esté obligada a soportar los malos tratos o a morir (ayer otra mujer asesinada, hoy, otra…uf) porque dicen que Jesús dijo “lo que Dios ha unido…. Nuestra sociedad está más por la igualdad que por convivencias imposibles e inhumanas. ¿Con qué exégesis nos quedamos?
     
    Si los evangelistas ya hicieron su propia “interpretación”, la tradición de 20 siglos ha ido superponiendo capas de interpretaciones, las teologías de cada época ha hecho propio, a lo que añadimos las distintas traducciones, llegaríamos a la conclusión de que una exégesis actualizada es absolutamente imprescindible. Y, entiendo, que la exégesis no es algo caprichoso y no debe ser interesada, sino algo basado en argumentos científicos objetivos basados en el conocimiento de la historia, la sociología o las lenguas de la época, entre otras cosas. Con esto no estoy despreciando la Tradición, es decir, el sentir de todas aquellas personas que nos han precedido en la fe, sino que nuestra generación debe ser una pieza más en esa Tradición, y tiene la obligación de hacer las aportaciones que corresponden a nuestra época. ¿Por qué nuestra generación de teólogos y teólogas van a ser más torpes y menos dignos que nuestros y nuestras antecesoras?

  • Juanel

     
    Culpa. Culpabilidad. Muchos no seguimos a Jesús de verdad, sino sólo con el deseo, o el corazón. ¿Cuántos de nosotros, de los que participamos en Atrio, hemos hecho lo que Jesús dice radicalmente? Me refiero exactamente a lo que dice, ser realmente de los últimos. Y serlo de verdad es muy fácil, todos lo tenemos a mano. Vendemos todo cuanto tenemos, lo damos a los pobres y “emigramos” a los barrios marginales de las ciudades y allí nos construimos una chabola con palos y paja, y emprendemos una nueva vida en la marginación y la necesidad. Allí en la más brutal pobreza nos vamos ligando con los que creen en Jesús y forjamos una comunidad con los sencillos y humildes o nos juntamos con otros si nos encontramos con algo hecho en este sentido.
     
     
    Esta culpa es profunda en mí, que no me deja ser aunténticamente cristiano, seguidor de Jesús, y se la conté a mi párroco. Él me dijo más o menos: “tu orgullo mata tu fe, no todos los cristianos tienen que emigrar a la exclusión social y a la pobreza, para ello se necesitan ciertas capacidades y estar seguro que en condiciones de extrema necesidad seguirás teniendo sentido de justicia y no te hundirás en el odio. Tienes que pensar cuidadosamente la carga que puedes llevar. No puedes ser más de lo que eres, darte cuenta de ello y asumir tu mediocridad. Puedes hacer mucho por la justicia desde los compromisos que vas adquiriendo justo en la situación social que tienes.”
     
     
    Bien esto es lo razonable, pero evidentemente no es lo que dice Jesús. Jesús habla de compartir con los últimos su necesidad y exclusión. Invertir la situación de privilegios sociales. No aspirar a ser ricos sino pobres. Yo no soy rico en mi sociedad, vivo dependiendo de mi pensión de jubilación sin hipotecas ni préstamos, pero tampoco tengo cuentas bancarias, ni capitales, ni acciones,… pues cuanto pasa del gasto normal o necesario lo dono. Nada me queda para el ahorro. ¿Es suficiente? Yo no lo sé y tengo dudas sobre ello. Si comparo mi nivel de vida y cuanto tengo con los que malviven en las situaciones de pobreza pues sin duda soy de los ricos. Sin embargo, por justicia y sobre todo por amor, yo no puedo abandonar mi casa y a mi mujer por irme a vivir a una chabola con los pobres. Es seguro que ella ni puede ni quiere, sobrevive con una cardiopatía grave y requiere medicación y la tranquilidad de una vida apacible sin sobresaltos. Esto alivia mi culpa y también me dice a veces que Dios me quiere justo en donde estoy y no en otras cosas. ¿La culpa que a veces siento, es simple orgullo como dice mi párroco? ¿Es orgullo querer ser de los primeros entre los seguidores de Jesús?
     
    Saludos cordiales

  • M. Luisa

    … disculpad, rectifico, no es  ¿como hacer  entender esta opción por los demás?  sino  a los demás.

  • M. Luisa

    Ayer también yo me quedé pensativa con la reflexión del amigo inteligente de Oscar.

    “Nadie opta por una visión de la vida a partir de una exégesis de buena calidad.

    Es al revés: se aprecia la exégesis de Santos porque uno ha hecho una opción previa.

    Esto significa que si se produce después que uno haya optado por una determinada visión de la vida, cuando puede apreciarse la exégesis de Santos, entonces es obvio que la capacidad para ello ya existía. Jesús siempre tenía presente y confiaba en la capacidad humana. Lo que ocurre es que esta capacidad queda limitada por el propio sistema. El sistema oculta la realidad de las cosas que influyen optativamente en esa visión previa de la vida, y a la vez también oculta la nuestra propia que es en tanto realidad donde reside nuestra capacidad. De tal manera que simplemente como cosas no la exigen. Es la índole de ellas en su conexión real que nos la muestra con el tiempo.

    De ahí viene la dificultad, pienso, de hacer entender esta opción por los demás.

    Gracias como siempre, Salvador, un abrazo

  • fernando

    Parece que el relativismo se ha afincado de tal manera que las palabras pueden ser esto y lo contrario al mismo tiempo. ¿puede haber igualdad donde hay primeros y últimos o vencedores y vencidos?
    Entiendo que escogemos ser últimos porque Jesús escogió ser último. Además dejó su promesa de felicidad para ellos. No le arriendo la ganancia al que intente comprender esto racionalmente “a priori”.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Me quedé pensando en la reflexión de mi amigo inteligente:
     
    1º) Nadie opta por una visión de la vida a partir de una exégesis de buena calidad.
    Es cierto.
    Pero también es cierto que a una visión de la vida
    no le viene mal una exégesis de buena calidad.
     
    Más aun; pienso que la necesita,
    como el barrilete la cola que le ponemos,
    para estabilizarlo señero en su altura digna.
     
    Esto se cumple en el cuidado que pone Salvador en la TRADUCCIÓN y el TRADUCTOR:
    “Pero, todos, aunque sean primeros, han de ser últimos, y esos últimos serán primeros” (traducción de Juan Mateos).
     
    2º) se aprecia la exégesis de Santos porque uno ha hecho una opción previa.
    También es cierto.
    Pero una “exégesis de buena calidad
    * no sólo lo es cuando “previamente” yo hube “optado”
    * sino también puede serlo:
    – cuando me interpela
    – cuando me pone entre la espada y la pared
    – cuando me obliga a “optar”.
     
    Y creo que son estos últimos casos los que Marcos y Salvador plantean y pretenden
     
    Está bien que El sistema incapacita el entendimiento”.
    Pero yo agregaría que, sin embargo, no lo anula.
     
    ¿Para qué, sino, escribe y “se rompen el coco” Marcos, Salvador … y nosotros mismos?
     
    ¿Qué son un Blog, una Red social?
    Nada. Casi Nada. ¿Pero “tan Nada”?
    La masa de pólvora es “casi nada” comparada con el plomo que dispara.
     
    ¿Es que alguien quiere que Marcos sea quemado; que Salvador no escriba más; que …?
     
    ¡Sí claro; habrá quienes lo quieran!
     
    Y no por LO PREVIO de la opción
    Sino porque “HAN TENIDO QUE VOLVER A OPTAR EN CADA PUÑALADA
     
    3º) Y entonces : ¿cómo hacer entender esta opción a los demás?
    ¡Sí, ya lo sabemos hasta el hartazgo!:
    “amándonos los unos a los otros”
     
    Y para que no queden dudas lo repetiría en Mayúsculas y Negrita, así:
    AMÁNDONOS LOS UNOS A LOS OTROS
     
    Pero:
    * también
    * humildemente
     
    con una “EXÉGESIS DE CALIDAD”.
    ··············
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Asun

    No parece, como explica Salvador,  que para Jesús hace falta ser religioso para practicar la justicia tratando en igualdad a los demás. Tampoco hacen falta creencias  ni conceptos sobre el más allá para vivir en plenitud el  Reino.  Pone el acento en  el comportamiento con el otro, eliminando  los obstáculos, las desigualdades económicas,  y practicando un trato de servicio entre iguales, desapareciendo los privilegios e injusticias.
     
    Me pregunto, cuántas veces nos quedamos camuflados en el intermedio tibio e indiferente,  buscando justificaciones para seguir apoyando lo establecido con nuestro silencio y con una triste aportación o limosna sin cercanía entre iguales,  a  fría distancia, ahogamos la posibilidad de iniciar otro mundo posible y real ya, apartando todo sentimiento de responsabilidad y de compromiso, ante el rostro y las manos  que claman justicia y dignidad.
     
    Cuando el discípulo está preparado aparece el maestro. El maestro no impone, es paciente,  ayuda a ver, insinúa,  practica en lo pequeño, lo desapercibido,  lo que llega muy poco a poco a hacerse grande. Confía en silencio,  sabe  que  el otro  ha de hacer suya y real  la justicia de la igualdad  en su aquí y ahora, cuando todo, en él, esté listo.
     
    Hoy los jóvenes hablan lo que son verdades a voces.  Tenemos el mundo que hemos
    alimentado y dejado crecer, a costa de los más desfavorecidos priorizándonos unos y otros, amansando la conciencia, acallando la injusticia sobre los últimos.  
     
    Gracias, Salvador. Un abrazo a todos y buenas noches.

  • Héctor

    “El sistema incapacita el entendimiento”.
    Las coincidencias de lo que dice Santos con las proclamaciones del 15M son apabullantes. Atrio aprovecha este texto para reforzar los indudables avances de esos grupos en todo los frentes nacionales poniendo el dedo en la llaga lastimosa que afecta a nuestra sociedad.
    José Luis Sampedro lo afirmaba casi con la mismas palabras recientemente. Preferimos vivir sin entender. Estamos revacunados contra la verdad. La verdad es el mayor enemigo del sistema porque  que ella va a cambiar  nuestras vidas. De ahí que  no nos deje pensar usando unos medios de información social completamente supeditados a sus intereses.

    ¿Que hacer entonces? Las sentadas en las plazas de toda España son un tipo de praxis totalmente inesperado.  Dice Salvador: “Queda la praxis como medio ideal para vencer el muro que le aísla y encontrar la lucidez que le falta”.
    Le he oído decir a Salvador alguna vez  que él no ve la praxis como grandes manifestaciones multitudinarias, quizás porque también sean manifestaciones de poder por muy revolucionarias que parezcan.

    Él ve en la misma praxis del Galileo, en la semilla pequeña que se convierte en árbol robusto, la mejor praxis para aprender a mirar, ver, aprender y entender.

    Después de esta intervención de Salvador volveremos a leer a Juan Luis el próximo martes día 6 con una presentación de  Sergio y Cristina. Es  la tercera parte del texto de Juan Luis sobre las ‘eucaristías aburridas’ que nos reafirmará en la ortopraxis tal como nos la dejó el Galileo.

    Una saludo para todos y hasta pronto
    Héctor.

  • Carmen (Almendralejo)

    Pues sí estos es Oscar Varela como el Burro cuando tocó la flauta, Sabía el que estaba tocando un instrumento, o simplemente a quiens reconocia este supieron de la proeza del animal?
    Gracias Santos…

  • Gabriel Sánchez

    Es más Salvador, la exegesis parte o deberìa partir de una opciòn previa…que tiene que ver con como nos paramos frente a la injusticia, al sufrimiento, a la muerte…

      En eso lo viejos…que son màs sabios (algunas le llaman los Padre de la Iglesia)…resumido en dos famosas frases…
    La medida del amor es amar sin medida.

    Los que no quieren ser vencidos por la verdad, son vencidos por el error.
     Cada uno toma el camino que su corazòn le indica, con los ultimos y rumbo al servicio, al amor y a la entrega…que son la verdad…o al egoismo y el error…Gabriel

  • oscar varela

    Hola!

    Luego habré de comentar algunas ocurrencias.

    Pero ahora, la de alguien a quien le mandé el Artículo:

    – “La exégesis de Santos me parece muy buena.

    Pero me hago una reflexión :

    Nadie opta por una visión de la vida a partir de una exégesis de buena calidad.

    Es al revés : se aprecia la exégesis de Santos porque uno ha hecho una opción previa.

    Y entonces : ¿cómo hacer entender esta opción a los demás?“-
    ················
    ¿Se aprecia lo que es tener amigos inteligentes?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • mªpilar garcía

    Una vez más ¡¡¡Gracias Salvador!!!


    Este mensaje claro, contundente, no necesita de grandes exegetas para “explicarlo” (o complicarlo) solo hay que:
     
    ¡¡¡Amarlo, hacerlo Vida, y entregarse al servicio!!!


    Gracias Gabriel, tu vivencia es Vida auténtica.
    Un abrazo entrañable.
    mª pilar

  • Sarrionandia

    Buen análisis evangélico de Salvador y muy buena referencia del diácono uruguayo.
    El día que entendamos que los últimos son los primeros, ahí se terminan todas las opiniones y discusiones.

  • Gabriel Sánchez

    Los últimos si que lo entendemos…es más para ser parte de la comunidad y servirla se debe aprender a ser ultimo…a lavar los pies…a ser esclavo de los pequeños (Yo estoy entre ustedes como el que sirve)…Ser un último, tiene que ver con la actitud que tomaron gente, que lo dio todo…Mons. Romero…Lo Jesuitas de la UCA…o el pequeño recolector de Castaña Jose Claudio Ribeiro y su Esposa Maria Espírito Santo…que por defender la vida, presente en su querida floresta y denunciar a los madereros ecosidas…fueron asesinados…Porque el que retenga su vida…Como decía Pablito Bonavia, lo que se guarda y acumula se pudre, lo que se dona, se entrega…especialmente la vida…Resucita…Ese es el mensaje de Jesús de Nazareth, que la vida y la justicia y el amor, son siempre más fuerte que las sombras y que la muerte…va aquí mis lágrimas y mi esperanza…por esa entrega hasta el final de un trabajador pequeño…que murió cuidando la Vida… Aquí les dejo su testamento…

    http://www.youtube.com/watch?v=CWa7shPsr_M
    Gabriel

     

Responder a Juanel Cancelar comentario