Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5033 Artículos. - 80738 Comentarios.

La izquierda y los tiranos

El sociólogo Salvador Giner escribe hoy en El Periódico este lúcido artículo, en el analiza el triste destino de la socialdemocracia europea, orientada desde los años ochenta por un gurú de la sociología. El autor no nombra a su colega, hoy miembro de la Cámara de los Lores, a quien responsabiliza de los errores del laborismo inglés y del socialismo español. Pero nosotros sí que podemos hacerlo: Anthony Giddens.

¿Qué fuerza o qué lógica diabólica hace que los progresistas traicionen una y otra vez sus ideales?

¿Por qué cuesta tanto ser de izquierdas? ¿No debería ser fácil y normal que un ciudadano amante de la libertad, de la igualdad de oportunidades, de la autodeterminación de los pueblos, de la redistribución de la renta y de la equidad mostrara una elemental simpatía por los gobiernos que ponen en vigor esos valores elementales? ¿No es cierto que los valores de cualquier sociedad decente son precisamente los de la izquierda y no otros?

Lo terrible es no poder hallar una respuesta fácil a la pregunta. ¿Qué enigmática fuerza histórica o, simplemente, qué lógica diabólica hace que la izquierda -la aliada natural del feminismo, del ecologismo, del pacifismo, de la educación para todos- traicione una y otra vez sus principios elementales?

La respuesta es sencilla si se expresa esta perplejidad desde las acostumbradas posiciones reaccionarias o, simplemente, conservadoras o incluso cínicas. Desde esa manera de ver las cosas, debe suponerse que mostrar asombro ante la acostumbrada tergiversación elemental de los principios es pecar de infantilismo. La naturaleza humana es la que es, de modo que cualquier orden político tenderá a aburguesarse, a consolidar el privilegio o a olvidar los principios que dieron el voto a quienes lo buscaron invocando ilusiones pero siempre sin la menor intención de aplicarlas.

La medida en que esta convicción fatalista de la inevitable incapacidad de la izquierda ha penetrado en el mundo mental de quienes suelen llamarse progresistas la está dando estos días la indecisión y timidez con que la socialdemocracia europea está respondiendo a las insurrecciones populares que en el mundo musulmán acaban con una tiranía tras otra. De pronto, quienes mantenían en una asociación hueca llamada Internacional Socialista a regímenes como el del déspota tunecino Ben Alí se percatan de que este era un ser abyecto y corrupto. Lo sabíamos todos. Que el demente Gadafi era un bárbaro terrorista internacional lo sabían, pero lo invitaban a una de las facultades de ciencias sociales más prestigiosa de mundo, en Londres, mientras sin rubor alguno se entregaban a charlar con él de democracia y a redactar panfletos inanes sobre algo llamado Tercera Vía. (Compréndese que al afamado sociólogo de la nada que a ello se dedicaba se le premiara con un ennoblecimiento en ese dechado de progresía que es la Cámara de los Lores por tales desvelos, pero se comprende menos que cualquier inanidad que de su boca salía fuera tan bien recibida por la socialdemocracia ibérica, sedienta de una inspiración que de casa no salía ni sale.) Junto a ello, lo que sí se comprende es que un payaso como Il Cavaliere, que el Gobierno italiano preside, haya halagado al tirano Gadafi con su séquito de amazonas mercenarias y sus juergas romanas. Al fin y al cabo, este caballero es de derechas.

Uno es ya muy mayor para esperar que unas palabras tristes, expresadas desde el privilegiado rincón de este diario, encuentren a alguien -no se sabe en qué partido, en qué movimiento social emancipatorio, en qué asociación cívica altruista- que les haga caso, que se las tome en serio, que piense que aún es posible alcanzar en esto de la política el imperio de la razón. Que todavía la batalla por mantener cuatro principios de decencia izquierdosa no está perdida. Uno es ya muy mayor para hacerse de derechas, pero no tanto para empezar a no esperar nada de quienes creía que eran sus correligionarios. O esperarlo solamente -¿hay alguien ahí?, ¿se me escucha?- de un puñado muy reducido de gentes a las que no les dé demasiada vergüenza reconocer que pertenecen a la tribu de los ilusos, de los ingenuos, y que, pese a ello, no piensan pasarse ni siquiera a la derecha más tranquila, más civilizada, más reformista. (También existe, y gana elecciones diciendo que es de izquierdas, ya ven.)

No pasa nada, señoras y señores -no teman, no voy a decir compañeros ni, los dioses inmortales me lo impidan, camaradas-, lanzaré mis ruidos de rigor solidarizándome con el levantamiento contra los tiranos que hasta hoy mismo apoyábamos, me quejaré comedidamente de lo malos que son los banqueros que han traído este descalabro económico, moveré mi testuz en desaprobación inútil de aquella maligna derecha que no permite ni en la sociedad más rica del universo que avance la medicina para los pobres o la educación para los que no la tienen. No pido que me hagan lord como mi colega inglés. ¿Qué iba a hacer un chico de Sarrià en Westminster de oropeles cubierto? Pero tampoco quiero que me confundan y alguien vaya a pensar que soy de izquierdas, de esas izquierdas tan estupendas, quiero decir, que solo se acuerdan de las creencias que proclaman cuando truena. Cuando se desatan los rayos que ellas mismas, conscientes en su plácido cinismo, provocaron.

Salvador Giner es Presidente del Institut d’Estudis Catalans.

16 comentarios

  • Gabriel Sánchez

    Creo que no vano, preguntarse que resorte del espíritu humano lo lleva a traicionar sus propios principios obtenido el poder…Porque muchas corrientes y partidos que nacieron como izquierda, hoy no se diferencia casi de la derecha más ultramontana…Y para que es bueno, para analizar nuestros propios resortes, como aplicamos el poder, siendo amplios, escuchándonos, respetándonos, creando una justa distribución de nuestra capacidad de servir… o atrincherándonos en nuestro poder… y vetando al que piensa diferente, por ejemplo y de paso nos servirá para entender porque tanto gobierno que se llama socialista, toma tantas decisiones en consonancia con el neoliberalismo y el gran capital y produce la publica infelicidad…Como ven, no es para nada vana esta reflexión… esta claro es nada màs que mi modestisima opiniòn…Un abrazo Gabriel

  • Sarrionandia

    Me disculpan si les digo que todo esto me sabe a discusiones en las tertulias de café?

  • Guillermo

    Buenos días:
    Me parece esteríl y pueril debatir sobre lo que tiene de realidad una representación teatral que a fín de cuentas es la politica, podemos debatir sobre los actores y lo mal o bien que representan la obra de ficción. Izquierda, derecha, todos tienen un similar origen y un definido cometido. El problema es que nosotros no somos espectadores que vemos comodamente la obra desde nuestra butaca, ya sea de palco, de anfiteatro o de galería, sino que formamos parte de la representación pero sin papel asignado.
     

  • pepe blanco

    ¿Por qué es tan difícil ser de izquierdas, se pregunta el autor, a lo que me gustaría añadir, cuando se llega al poder?
     
    Pienso que, sobre todo, por una razón que identificó Felipe González hace más de veinte años, en una época en la que aún no existía el euro, y que Zapatero parece haber descubierto hace unos meses: porque si a los “mercados” se les antoja, tienen la capacidad de hundir un país en cuarenta y ocho horas, más o menos. (Recuérdese, por ejemplo, el día que uno sólo de esos “mercados”, Georges Soros, tuvo la brillante idea de “ver hasta dónde aguantaría la libra esterlina”).
     
    Por ese motivo me parece que puede ser útil empezar el camino hacia la independencia –la independencia real de los grandes poderes económicos- tratando de reducir el déficit público, a pesar de las consecuencias contractivas que pueda tener para la economía.
     
    Gastar más de lo que uno puede es fastidiado. Cuando los estados gastan más de lo que ingresan, pues sucede que tienen que vender deuda pública y, los compradores, pueden exigir los intereses que quieran y, si no, no compran deuda, es decir, no hay dinero para pagarles a los funcionarios, ni para hacer carreteras, ni para sanidad ni para educación ni para nada.
     
    Además, si a los “mercados” les duele la cabeza o están de morros, pues de repente deciden que no les dejan dinero a los bancos “nacionales” para que estos después se lo dejen a las empresas para que instalen industrias y creen puestos de trabajo.
     
    Además, también resulta que la mayor parte de los medios de comunicación están en manos de los ricos, que suelen ser de derechas, con los inconvenientes que esa sutil circunstancia tiene para la izquierda en el poder.
     
    Etc., etc., etc. En fin, que no parece que sea demasiado complicado entender por qué es tan difícil ser de izquierdas cuando la izquierda llega al poder.
     
    De todas formas, la socialdemocracia en Europa tampoco tiene tan poco poder como algunos podrían temer. Es mi opinión.

  • Gabriel Sánchez

    Me había prometido no volver a intervenir en este hilo…pero algunas afirmaciones que he leído, han logrado ponerme en la necesidad de abordar algunos temas…
     
    Lo primer no debe confundirse el sentido sociopolítico y económico, cultural y espiritual que toma la  historia de la especie en el planeta hogar …Con un proceso natural, cuando los jóvenes superan el Edipo, necesitan la muerte simbólica de los padres, para reafirmar su personalidad y reclaman más libertad, lo han hecho los jóvenes de todas la generaciones, desde su entorno cultural por eso toma diversas formas, que a nosotros algo maduritos…nos parecen extrañísima y desde que tengo memoria, se ha dicho aquello tan “antiguo”…salen con aquello son unos egoístas que solo quieren libertad…
     
    Antes de abordar el tema central en cuestión, vale la pena aclarar un uso semántica, que en mi caso tiene un significado diferente al de otros conforeros, que no significa menoscabar ni a la persona, ni a la forma de usar el término…simplemente constato la diferencia semántica para que se me entienda…Para mi existe lo que es izquierda y lo que no lo es…eso de izquierda ortodoxa, o de izquierda democrática, o de izquierda moderna, son adjetivos, que intentan ejemplificar una diferencia que no existe, la izquierda si es izquierda no es ortodoxa, siempre es heterodoxa…lo que no quiere decir que salvaguarde su identidad ideológica…que implica unos postulados mínimos… que siempre tienen que ver con el poder popular…Por ejemplo el Estado no es una concepción ajena al poder popular en el se debe expresar…se me dirá que en la practica histórica a veces esto no se verifica, cierto, tampoco en la democracia representativa seriamente cuestionados por un sin fin de sucesos en evolución, ¿Por que ustedes no creerán que la democracia representativa, hace que el Estado refleje el sentir popular?
     
    En resumen se es de izquierda o no se es…lo demás es otra cosa, muy respetable tal vez, pero no izquierda…
     
    Establecido este presupuesto semántica vamos al fondo del tema, se dice…el mundo va por un lado y la izquierda por el otro…Estoy totalmente de acuerdo con esa afirmación…Pero veamos por donde va el mundo…La necesaria evolución del sistema capitalista neoliberal, engendro, ante la necesidad de cubrir el creciente lucro del capital (la renta del capital se mantiene en un 3% anual fijo de todos los capitales que existen en el mundo) al aumentar la masa de capitales, ese porcentaje crece, pero llega un momento que la renta es mayor que la moneda circulante, entonces necesita crear alternativa y nace la economía especulativa, papeles que representan determinados valores, bonos, etc…Ahora resulta que el manejo especulativo que el sistema con la apasionado colaboración de todos los partidos y políticos en el poder en el occidente geoestratégico, liberalizaron el mercado especulativo a tal punto…que cuando paso lo que era obvio, la bancarrota total de los bancos…los mayores del mundo, los abanderados del neoliberalismo (no ortodoxo), sino el neoliberalismo a secas, enemigo de la regulación y renegante del Estado, vio que todo el sistema bancario privado cayo en la más gigantesca bancarrota, los ases del antiestatismo, usando el Estado que debe defender a sus pueblos en su contra, cubriendo la deuda de multimillonarios a través de cubrir al sistema bancario privado mundial…haciendo caer el peso de la deuda sobre los asalariados y jubilados…Por un instante lo pope de la banca anglosajona israeli, como dice el Dr. Jalife Rahme en la Jornada de México, se atosigo de capital de los paises desarrollados, lo que hizo crecer notablemente la deuda…después especulo con la deuda, sacando pingues ganancia de la misma, lo que hizo que se multiplicara geométricamente, mientras invertía el dinero que le fue regalado y que era de los pueblos de esos países, en los paises emergentes y fundamentalmente en materias primas…Estados Unidos esta prácticamente en Bancarrota…y pronto le seguirá Europa…para ahí va el mundo, en Cambio la vieja y ortodoxa izquierda sigue peleando los viejos postulados de la distribución de la riqueza, a esta altura la única salida que se tiene es confiscar la renta del capital…y eso equivale a abandonar el sistema capitalista…como dice el gran augur que es Ben Bernanke, estamos a un paso de la bancarrota será del gobierno Federal…y agrego y siguen corriendo en la misma dirección…Como vemos claramente, el mundo va a un cambio que si sobrevivimos, tendremos el consuelo de que EL VIEJO JUDIO , MI AMIGO CARLITOS TENIA RAZÒN…El sistema lleva en si mismo la semilla de su propia destrucción…Mientras tanto los izquierdistas pasados de moda, seguimos como picapedreros y contra los vientos neoliberales, construyendo paso a paso…y muy lentamente y a veces muy cruentamente, sino pregúntale a los compañeros Hondureños, o los Egipcios…un mundo un poco más justo, humano y fraterna para nuestros hijos, un mundo de izquierda…que obviamente no es socialdemocracia…Con cariño desde el izquierdista Montevideo (tenemos intendenta comunista)…Gabriel

  • Asun

            Ayr, Gracias.  

                                  Ahí    hay   muchos ¡Ays!

            Un abrazo. 

  • ayr

    En mi opinión, el diagnóstico que se hace en el artículo es tremendamente erróneo. En mi opinión, el mundo va por un lado, y la izquierda purista va por otro diferente. La izquierda purista tiene problemas serios, primero, de interpretar el mundo actual y, segundo, dar una respuesta apropiada a las necesidades de las sociedades actuales. Un mundo que, guste o no guste, cada vez es más individualista; un mundo en el que los jóvenes son cada vez más reacios a que nadie se inmiscuya en sus vida, reivindican mayores cotas de libertad para configurar autónomamente su vida; un mundo en el que la idea de libre mercado se ha corrompido al servicio de las grandes corporaciones financieras… el discurso de la izquierda ortodoxa sigue anclado en su estatismo, en su anti-individualismo, etc. Y la izquierda ha desaprovechado la oportunidad de adaptar sus mensajes a esa realidad, manteniendo sus viejos clichés y principios defensores de una burocracia estatal para, supuestamente, realizar una labor redistribuidora, sin atender a “los signos de los tiempos”, que demandan probablemente incidir más en la igualdad de oportunidades impulsando la iniciativa y la responsabilidad. Anthony Giddens fue el primero en llamar la atención sobre esa pérdida de contacto con la realidad de la izquierda ortodoxa. Y el camino que él abrió, en mi opinión, marca un poco la pauta de por dónde debe ir la renovación de la izquierda.

    En cualquier caso, el concepto “izquierda” es lo suficientemente amplio y está ocupado por una cantidad tal de sensibilidades que hace tremendamente complicado encontrar puntos de vista que sean unánimemente compartidos. Si digo que defender la libertad de mercado frente a los monopolios y el capitalismo financiero es progresista, la izquierda más ortodoxa, a quienes se les ponen los pelos de punta cuando oyen la “bicha”, la palabra fetiche (mercado), saldrá corriendo a hacer vudú sobre el monigote que representa a quien lo ha nombrado. Así ha sido y así será en el futuro, supongo. Entre tanto, la derecha lleva siglos ocupando el poder y dominando el mundo de las ideas, mientras la izquierda parece “sonada” como los malos boxeadores, contentándose con sentimentalizar las cuestión sociales.

  • Antonio Ropero

    Yo también soy uno de esos ilusos a los que se refiere Salvador Giner. Hace muchos años leí una frase de Miterrand que decía “la izquierda cuando llega al poder tiene que dedicarse a limpiar toda la mierda que la derecha ha dejado, a resolver todas la situaciones de injusticia que ha creado, a realizar las reformas políticas y económicas necesarias para enderezar el rumbo del Estado de bienestar… Estas actuaciones crean malestar entre sus votantes y les hacen perder la elecciones, volviendo al poder las derechas que se aprovechan del descontentos de todos aquellos que han sufrido en sus carnes las reformas efectuadas, y una vez más vuelve a producirse el ciclo”.
    Creo que actualmente estamos en el punto que marcaba Miterrand: una feroz crissis económica propiciada por un liberalismo económico sin reglas cuyo máxima es alcanzar el mayor beneficio a costa de lo que sea y de quien sea. Pero a mi juicio esta vez hay una variante y es que las medidas que se están tomando son pobres en su intensidad, tardías en su aplicación y las están pagando los de siempre, los que no la han causado, los trabajadores víctimas del paro debido al cierre de unas empresas egoístas y avariciosas que huían hacia delante con la complicidad de la banca y que ahora cuando viene el aire de cara acuden al papá estado para que les auxilie.
    Y el estado les auxilia. Pero nuestro asombro llega al máximo cuando se producen estas dos circunstancias: a) lectura de la cuenta de resultados con unos balances superiores en ganancias al año anterior y b) ver que marcan al estado ( los mercados causantes del desaguisado ) que tiene que hacer una política de signo restrictivo y austero para solventar el déficit que ellos mismos han originado.
    A pesar de todo creo en una política de izquierdas basada en la distribución de la renta, en la igualdad de todos, en una justicia libre e independiente, … en todos aquellos valores que a lo largo de los años han sido identificativos de la izquierda y que hoy al ser defendidos con tibieza observamos como la derecha trata de aprovecharse de ellos y utilizarlos en su bieneficio.

  • pepe sala

    Muy bueno lo de Humberto Maturana, Luis.
     
    Y si encima de la forma de pensar tenemos a los mismos personajes, las mismas enseñanzas, las mismas religiones, el mismo ejército y los mismos jueces, los mismos cuerpos de protección IN-civil, etc
     
    ¡¡Apaga y vamos!!; menudo futuro vamos a inventar con semejantes mimbres.
     
    Salu2

  • Una cita que viene a cuento, la copio de mi muro de Facebook.
    ““Si el presente en que vivimos ha surgido de nuestro modo de pensar y de sentir, y no nos gusta, ¿cabe que aceptemos un futuro que surge de ese mismo modo de pensar y de sentir?”

    Humberto Maturana

  • Hay una cosa que se llama realidad. Lo real es que con las luces que nos da nuestro ego egoísta, cada cual barre para adentro, para el y su familia. He aquí la raíz del problema de la izquierda. Intenta establecer algo solidario entre gente egoísta. Y entre gente egoísta lo que funciona es el liberalismo feroz.
    La socialdemocracia se ha tenido que plegar a lo que funciona. Todavía no estamos en términos generales, preparados para el socialismo.
    El socialismo democrático se ha disuelto en el veneno, y no ha tenido suficiente empuje, para hacer este veneno inocuo.
    Los ideales de los partidos de izquierdas, han quedado reducidos a “mi poltrona y mi familia”, y eso que no piensen en robar, los políticos, en términos generales también.
    Si existen en los partidos algunos escasos socialistas puros. Estos son vistos como ingenuos, por la gente que está “en la realidad”. Porque vuelvo a decir que algo solidario no funciona entre gente egoísta, y ahora en nuestro tiempo hemos visto lo que el socialismo da de si.
    Para poder establecer el socialismo, hacen falta impuestos. Y a mas impuestos, menos actividad económica. Teniendo en cuenta que empresarios y accionistas tenemos.
    La raíz de nuestros males, no es solo la explotación abusiva del trabajador, por las empresas. Es el interés del dinero. Debemos analizar con una potente lupa, que es eso del dinero. Y ver en que punto, los bancos y el dinero, son escandalosamente e indignantemente depredadores.
     
    Para resumir: las futuras revoluciones avanzarán por terreno firme, si contemplan que el interior subjetivo del individuo, también se ha de revolucionar. Comunismo, anarquismo, socialdemocracia. Han sido intentos de revolucionar la sociedad, despreciando la solución a un gran problema. Que el individuo tiene un interior que es un saco sin fondo de deseos. Sin darle una solución a ese saco sin fondo, no vamos a ninguna parte.
    La solución a nuestros males es social, a la par que espiritual. (pero cuidado, también…, una espiritualidad que nos valga, que nos transforme).
    ¿Por qué no habrán capitanes de empresa, místicos?. Estos si pagarían impuestos de buen grado, y no explotarían al trabajador.
    No nos engañemos. Los de arriba son explotadores crueles. Pero de las filas de los trabajadores, surgirían millones para hacer igual. No vale quitar a los que nos ahogan, simplemente. Hemos de ser capaces de ser mejores. Algo alentador, es que también hay millones de progresistas en general…

  • pepe sala

    Mi buen Gabriel… ti ” inocencia” ta hace desear el bien de las víctimas, pero la cruda realidad española está muy lejos de tus buenas intenciones.
     
    Por aquí llevamos unos cuantos años haciEndo películas con los asuntos judiciales. CuaLquier cosa que pueda dar juego en la tele-VISIÓN es utilizado con un desparpajp vergonzoso.
     
    El asunto de los niños robados ( o cambiados) es una noticia que está llenando programas televisivos:  PASTA A MOGOLLÓN.
     
    Pero cuando la Justicia entra dentro de los parámetros de la prensa amarilla, date por jodido, que de Justicia va a tener muy poco.
     
    Eso lo sabía perfectamente Garzón, el PSOE y, por supuesto el PP. Ya no sabían cómo pasar página a semejantes aberraciones y ¿ qué mejor manera que sacarles dinero al asunto??? ( están haciendo lo mismo con las fosas comunes donde se ” aporcaron” a cientos de miles de asesinados)
     
    Ya he contado que tengo un caso concreto en la familia y sé perfectamente de lo que hablo. Mi supuesta prima lleva montones de libras esterlinas gastadas durante años y cada vez se lo ponen más enrevesado. (Quien no disponga de montones de libras esterlinas ( o de euros) se quedará sin saber de la misa la media. El Estado carga los gastos a las víctimas y quien quiera hacer las pruebas de ADN, que pase por ventanilla. Con el añadido de que los gastos de abogados no suelen ser muy baratos.)
     
    Claro que en este caso hay personas enormemente influyentes en el asunto. ( Opus Dei y personajes que se entrevistan con el Papa en el Vaticano están implicados hasta la médula.)
     
    La judicatura española sabe perfectamente que algunos de su famosos Jueces acabarían en el trullo si se investiga con naturalidad: no hacen falta bombos y platillos para hacer JUSTICIA. Por éso lo han sacado a la prensa amarilla y todo se quedará en ganancias deshonestas a cuenta del dolor ajeno.
     
    Pasa lo mismo en casos de asesinatos de niñas, robos de Alcaldías, Golpes de Estado, etc, etc.
     
    La Justicia española es un “Chou televisivo” que en nada se parece a lo que debiera ser JUSTICIA.
     
    Saludos y gracias por tus buenas intenciones, pero seguiré emboscado… por si las moscas.
     
    PD: Llevo 60 años luchando contra el franquismo y cada vez hay más franquismo en España. Soy un verdadero desastre como luchador.
    Pero a pesar de todo NO ME RENDIRÉ HASTA MORIR.

  • Gabriel Sánchez

    recontra Pd…Vamos por ellos Pepe, por el Franquismos, van ir cayendo…uno a uno, veraz y aún cuando sean carbones del infierno, como decia mi tia bisabuela…jajaja…iremos a escupirles la tumba.- Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    Pepe Sala, donde quieras que estes…

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Trueque/ninos/San/Ramon/elpepusoc/20110307elpepisoc_3/Tes

    Como dice mi abuelita en hora buena…Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    Es interesante que a mucho se le ha llamado izquierda y no lo es y a mucho se le ha llamado derecha y no lo es…
     
    Pero más allá de la semántica, digamos que es de izquierda tienen una concepción de la realidad, basada en algunas herramientas devenidas de la sociológica que les llevan a la conclusión de que la realidad y el sistema tal cuál esta estructurado es sin lugar a dudas, inhumano, cruel, injusto y asesino …Por lo que debe ser cambiado por un sistema más justo, humano, libertario y fraterno…Y si algo articula la diferencia entre izquierda y derecha, es la concepción de lo que se da en llamar propiedad…lo que se ha dado en llamar capital…lo que se ha dado en llamar acumulación…y de lo que se ha dado en llamar justa distribución de la  riqueza…Establecidos algunos parámetros, muuuuuuuy amplios, para por lo menos tener un piso en el que pisar…
     
    Me voy a referir al fondo del asunto…Creo que la peripecia humana es algo en construcción y que el hombre es el gran protagonista en el uso de su libertad para sumarse a status quo (simplemente el no hacer nada, por ejemplo) o el tratar de cambiar a formas de convivencia y vinculación más justas, humanas y fraternas, pero esta peripecia, que implica desde mi decisión personal de militar política y socialmente o no…hasta como gestiono mis residuos…e implica a los pueblos y a los hombres, no existe en la experiencia humana, hasta ahora, un sistema perfecto…sin embargo en algunos lugares y momentos de la historia, incluso hoy mismo, la izquierda ha avanzado en el reconocimiento de los derechos de las personas y los pueblos hacia sistemas más justos…
     
    La peripecia que nos convoca, es más bien el fenómeno europeo, el como la socialdemocracia, se ha vaciado de contenido para mutar, en partidos operativos al capitalismo neoliberal, simple, el poder y el dinero, son muy poderosos y lamentablente en el norte geopolítico, mientras buena parte del mundo era sobreexplotando, haciendo que gran parte de la riqueza del mundo que era producida gracias a los trabajadores de los países productores de materias primas, con salarios pauperizados, es decir la enorme riqueza que producían sus manos y su sudor, le era expropiada por el poder y por un norte que logro enriquecerse y progresar, incluso tecnológicamente gracias a este sistema expoliador…se encontraba muy cómodo con el neoliberalismo, hasta que este le mostró su verdadero rostros y ellos Europa y Estados Unidos, han caído victima de su la voracidad de unos pocos, corruptos, asesinos y acumuladores y esos partidos de izquierdas al ver el desmoronamiento, no tuvieron el valor republicano de romper con el sistema y dejar que los bancos se fundieran y no los pueblos…en una inédita traición histórica que esta levantando a los pueblos de todo el orbe…Pero el destino esta en manos de las grandes mayoría que pueden cambiar el rumbo apoyando a quienes realmente representan sus intereses…Pero la mutación, no fue incapacidad, no fue una suerte de imposibilidad antológica de cambiar el sistema, fue pura y dura traición de los dirigentes políticos que prefirieron los intereses de los ricos antes que los de su pueblo…lo que pase de ahora en adelante depende de los pueblos, lo peor que podemos hacer es poner a la derecha ultramontana en el poder, debemos ser creativos, recrear la izquierda real…no como una utopia congelada y antológica, sino como una construcción de los pueblos que responden a la realidad en el deseo de afirma la libertad, la justicia y inclusión…Me voy a permitir pegar una frase del Departamento de Justicia y Solidaridad  del Celam… Ha sido notable el crecimiento económico de la Región de América Latina y El Caribe, especialmente en el año 2010. No obstante, la pobreza genérica sigue afectando a más de  la  tercera  parte  de  la  población,  y  el  índice  promedio  de  desigualdad  es  el más elevado en comparación con los de otros continentes del mundo, afianzando situaciones  persistentes de miseria deshumanizadora.  (Cfr. Caritas  in Veritate 22). Esta  situación nos mueve a renovar con fuerza nuestra opción preferencial por los pobres.
     
    Tal vez eso nos hace falta para intentar ser una izquierda real, estar y ser junto a los más pobres y desposeídos…y desde allí soñar juntos una sociedad nueva y ponernos en marcha para construirla…entendiendo, que todos, todos, no importa lo pobre e insignificantes que parezcamos, tenemos algo que aportar…Animo, todavía podemos como dice Oscar…desde Montevideo.- Gabriel

  • pepe sala

    Pues yo mismo, que me siento dentro de la ” tribu”, ésa de ilusos .( aunque ando por los montes  y los desiertos) escucho con la atención debida.
     
    Pero digo que el tiro está bastante mal dirigido y se siguen cargando las ” negritas” en personajes de mucha menos culpa que otros que no se nombran, y así, difícilmente vamos a coincidir en el mismo discurso de la ” izquierda emboscada”.
     
    No llego a entender, desde mi risco izquierdoso, que hablando de
    DESPOTISMO ( y otras malas artes) se pasen por alto nombres como el de Obama ( actual, antes quienes todos sabemos), Razinguer, Juan Carlos Primero-de Franco es heredero, y otros  más déspotas que quienes se nombran en negrita y con muchísimo más poder mediático jodiendo la sociedad en que vivimos.
     
    Una seña de identidad de la izquierda es HABLAR CON CLARIDAD y decir sin tapujos las verdades.
     
    Con medias verdades y mentiras no llegaremos a ningún puerto de izquierdas, por muy intelectuales que pretendamos mostrarnos y muy políticamente correctos, para seguir la moda de los mas– medias apesebrados por los Estados.
     
    Ahora toca Gadafi, ayer era Bin Ladem, ateayer era Sadam Juseim…
     
    Joder, a ver cuando le toca al genocida FRANCO, coño y a sus herederos.
     
    Seguiré emboscao ( con Juanín) que al menos nustra ilusión quedará a salvo de equidistantes.
     
    Buenas tardes pues.

Deja un comentario