Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 25-11-19, 16:56

Jon Joseba Leonardo (2019-11-25 16:56:58) : Se adjunta un link relativo al Avance de la Encuesta Europea de Valores 2018. Da una idea precisa de la situación del Sistema de Creencias [...]

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5074 Artículos. - 81291 Comentarios.

CINCO FOTOGRAFÍAS DE LA FE 2

 3ª. La mujer que se desangraba

 El caso de la mujer con flujos de sangre en Mc 5,24-34; Mt 9,20-22 y Lc 8,42-48 es el tercer episodio donde Jesús habla de la fe. Los tres evangelios concuerdan literalmente en esta afirmación de Jesús:

  • “Hija, tu fe te ha salvado” (v.34).

¡La fe salva!

La salvación no se produce fuera de la historia, sino en la vida ordinaria.

La acción liberadora nada ha tenido que ver con una intervención divina o una iniciativa de Jesús. Únicamente la mujer ha logrado con su acción determinante (fe) salir del rincón inhumano al que había sido relegada y conseguir una nueva vida. Arriesgó para ganarla. Ella misma rompió con su situación marginal para obtener la plena condición humana, la que le había sido arrebatada por el hecho de ser mujer.

  • “…llevaba doce años con un flujo de sangre…, había sufrido mucho por obra de muchos médicos y se había gastado todo lo que tenía sin aprovecharle nada, sino más bien poniéndose peor…” (v.26)

Marcos grabó su lección: el impulso hacia la libertad de los marginados les devuelve la esperanza y el futuro. La fe de la mujer conquista la auténtica relación humana, la que se establece desde planos de igualdad. Jesús la llama como al paralítico: hija (θυγατήρ). La acoge como integrante de su proyecto al mismo nivel de los discípulos. Ella se jugó la vida para ocupar el lugar que le corresponde: el más alto. El Galileo se lo ha reconocido.

La valiente mujer tenía constancia sobrada de que no podía esperar una solución venida de fuera. Confiar en quienes tenían la responsabilidad de rehabilitarla solo le había acarreado desgracia tras desgracia. En esos vanos intentos llegó a despojarse de todo cuanto le pertenecía como mujer. Desengañada por el interminable fraude, decidió intervenir por su cuenta, convencida de que para alcanzar sus metas resultaba ineludible ponerse en camino y enfrentarse a todos los obstáculos.

¡La fe renuncia a esperar!

Al igual que los cuatro porteadores y el paralítico, la mujer tampoco habló. Se limitó a llevar su decisión hasta el límite. Marcos describe así su actuación:

  • “acercándose entre la multitud, le tocó por detrás el manto” (v.27).

En este caso, la mujer afectada de impureza crónica infringía gravemente la Ley con el consiguiente riesgo para ella y para el tocado. La Ley representaba un obstáculo para la fe. Ella, sin embargo, no se conformó y buscó la manera. Los del paralítico eligieron entrar por arriba a base de golpes y destrozos. Ella optó por el único camino a su alcance: el disimulo y la entrada cautelosa por detrás. Se acercó, pues, de tapadillo, aunque con arrojo, procurando que su acción no se notara.

Pero la fe se nota. Marcos registró su dinamismo paso a paso.

Al Galileo tampoco se le escapó la maniobra de la mujer a pesar de los apretones de la multitud.

Según este impresionante relato de Marcos, tener fe se identifica con:

  1.  Superar el obstáculo de las masas y la Ley
  2.  abrirse paso con inteligencia y astucia por la vía menos vistosa
  3.  agarrarse al Galileo que pasa.

 Los pasos dados por ella para conseguir una vida en condiciones no solo vencieron el impedimento que representaba la multitud, sino que lograron saltar por encima de los preceptos. La opción elegida por esta atrevida mujer para liberarse de la Ley que la tenía marginada logró su salvación.

El Galileo llamó fe a su audaz determinación.

 

4ª. El ciego junto al camino

 Continuando el relato de Marcos, encontramos por cuarta vez el término fe en el episodio del ciego junto al camino (Mc 10,46-52; Lc 18,35-43). Mateo presenta dos pasajes paralelos: 9,27-31 y 20,29-34, pero sólo en el primero utiliza este vocablo.

Si nos fijamos en el texto de Marcos, el ciego, que representa la ofuscación de los discípulos, está situado fuera de los límites donde la acción tiene lugar. Aunque está en actitud receptiva, muestra su dependencia en posición estática:

  • “estaba sentado junto al camino pidiendo limosna…” (v. 46)

El ciego oye pasar a la gente y reclama migajas. No disfruta de la vida en plenitud. Depende de otros. Sin ver el trayecto, está imposibilitado para seguir la marcha. Se encuentra desplazado, fuera del recorrido. A la orilla del camino crece la pasividad y el conformismo. Su emplazamiento augura carencia de futuro. Junto al camino no cuajan los proyectos y el mensaje desaparece de inmediato (recuérdese, en la parábola de la siembra productiva (Mc 4,3-8), la simiente que cae junto al camino; v.4).

El Galileo avanza por el camino. Va delante, a distancia de los discípulos. La separación entre ellos muestra la débil adhesión del colectivo de seguidores. El grupo camina extrañado de la marcha acelerada de Jesús. Al parecer, al no encontrar lealtad en ellos, manifiesta su enfado llevándoles la delantera:

  • “Iban por el camino, subiendo a Jerusalén, y Jesús iba delante; ellos estaban desconcertados…” (10,32)

 Cerca ya de la capital, Jesús instruye a los discípulos respecto al cambio de orientación que van a tomar los acontecimientos (Mc 10,32-34). Ellos, sin embargo, buscan la manera de situarse en las mejores posiciones (Mc 10,35-41).

¡Siempre el Poder!

Jesús les explica que el rumbo de la alternativa del Reino se sitúa a 180 grados de la dirección marcada por el sistema (Mc 10,42-46). Pero los discípulos son resistentes a ver esa oposición tan radical. Se comportan como ciegos a la vera del camino. Están presos en su inmovilidad.

El personaje ciego, además de no ver, se encuentra incapacitado para progresar por una ruta desconocida. Y reacciona de la única manera que puede, gritando:

  • “Hijo de David, ten compasión de mí” (v.48)

Su forma de dirigirse a Jesús (Hijo de David) muestra que considera su proyecto dependiente de las promesas del Antiguo Testamento. Aunque no hay proximidad entre ellos, El Galileo oye sus gritos y le manda una invitación a acercarse. El narrador muestra la forma alentadora en que le llega el aviso:

  • “Ánimo, levántate que te llama” (v.49).

El ciego reacciona con inmediatez. Sale de su cerrazón (el manto se consideraba una prolongación de la persona). Suelta lo que le aporta seguridad, abrigo y cobijo:

  • “Tiró a un lado el manto”

y recobra la dignidad:

  • “Se puso en pie de un salto”.

Con su movimiento renace la fe:

  • “Se acercó a Jesús” (v.50).

Como el paralítico, busca la proximidad al hombre de Galilea. La adhesión se muestra gráfica y físicamente.

La fe es un acercamiento como respuesta a una invitación del Galileo.

El hombre, a pesar de su ceguera, dio los pasos necesarios para situarse justo al lado de Jesús. Expresa así su deseo de librarse de la limitación que le impide ver el trayecto a seguir. El aferramiento a los ideales del Antiguo Testamento había resultado ser una atadura junto al camino y un muro que impide verlo.

Pero el hombre ciego ha tenido valor para aproximarse. Desiste, así, de su vinculación a las antiguas promesas. Ya no se dirige a Jesús llamándole Hijo de David. Ahora acepta la superioridad de su mensaje:

  • “Rabunni [Señor mío] que recobre la vista” (v.51).

Para poder seguir el camino es necesario poder divisarlo.

Las palabras de Jesús confirman la libertad conquistada por su movimiento:

  • “Vete, tu fe te ha salvado” (v.52).

Jesús ratifica el carácter histórico de la salvación. Ahora el ciego tiene libertad para ir por donde quiera.

La fe se describe como:

  • – salida de la tozudez y aproximación al Galileo
  • – reconocimiento del carácter definitivo de su propuesta.
  • – seguimiento por el camino trazado por él.

La narración termina diciendo:

  • “y lo seguía en el camino”.

33 comentarios

  • oscar varela

    Hola!

    Señala Salvador Santos (o algo parecido):

    * ¿Hay algún texto en los evangelios
    donde aparezca la palabra fe
    asociada a los conceptos “inmanencia-trascendencia“?
    ············
    Pregunta “incitante“.

    Nota casi verídica: Excavando en Roma encontraron una Estatua. Tenía Caballo pero no era una “ecuestre”, no. Era el Monumento erigido a un Caballo. El de César. Se llamaba “INCITATUS“.
    * Nada más bello en la Vida de c/cual que eso: vivir “incitado”.
    ·············
    Como en el juego de la “pelota vasca”:
    ¿Vendrá el “rebote”?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.
    ···········
    PS: La “tradición” llega a mi cuna de niño y posteriores edades con las siguientes respuestas:

    1ª) TODO en el evangelio de Jesús es TRASCENDENTE, en fin: DIVINO.

    2ª) TODO lo INMANENETE es “tentación”; “peligroso”; “malo”; “pecado” … en fin: UNA PORQUERÍA.

    Estoy averiguando cómo está esa ecuación (inmenente-trascendente) a mis 74 pirulos. 

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Lo entiendo. Gracias.

  • Salvador Santos

    Entiendo tu preocupación, José Ignacio. Ahora bien, en estos artículos estamos hablando de lo que afirma Jesús acerca de la fe. Me he limitado, pues, a leer los relatos de Marcos donde aparece el término fe tratando de no agregar nada al texto para no estropearlo. Seguir lo que dice Jesús me parece un camino adecuado.
     
    No estoy cerrado a hablar de inmanencia-trascendencia desde el evangelio. ¿Hay algún texto en los evangelios donde aparezca la palabra fe asociada a esos conceptos?
     
    Josela, hablo de sociedad alternativa para referirme con palabras entendibles a lo que en el evangelio se denomina: reinado de Dios. Se trata de un conjunto humano que acepta a Dios por rey o, lo que es lo mismo, le conceden el sitio principal. Ocupando Él ese espacio, los integrantes de dicho colectivo admiten estar situados al mismo nivel. Igualdad.
     
    Sociedad equivale a conjunto de personas que persiguen un fin. Bastan dos.
     
    Alternativa como opción distinta y contraria al sistema. Por tanto, en la sociedad alternativa no tiene cabida la injusticia ni el poder. Se distingue por la igualdad y su acción comprometida con los insignificantes.
     
    ¿No has leído La semilla de la igualdad? Está publicada en Atrio. Puedes acceder con facilidad a esos artículos.
     
    Un abrazo

  • Antes que nada tengo que confesar que a estos bloc de Santos entré tardísimo.No me había enterado que existía este “tesoro”.Por eso mismo, tengo la sospecha  de que algo que voy a escribir no encaja en este bloc..y que seguramente ya se ha desarrollado antes..Con todo lo voy a decir.
    Santiago el 7 de marzo dice:..”pero ellos sabían que el Hijo del Hombre es un título que Jesús utilizó para referirse a sí mismo..estudiando la escritura en el contexto completo de la historia…” Frente a esta posición, parece, que existe la otra línea que remarca, basándose en Santos que el “hijo del hombre” simplemente se refiere al ser humano. Serían la línea “vertical” y la “horizontal”.
    En lo que se refiere al “perdón” vuelve a aparecer la doble “línea”.Una que siguiendo a Santos subraya que el perdón es fruto de la fe en una dimensión horizontal, humana. La otra que Oscar sugeriría, creo, el 7 de Marzo cuando hablando del perdón, expresa:”..se conecta con el supuesto de la primacía y la institución..”Supuesto que, presumo, lo lidera Santiago el 7 de Marzo.
    Cuando se plantea sobre qué quiso echar a andar Jesús en su vida, parece que las líneas se complican. Uno que se declara a favor de un “movimiento”. María del Pilar el 6 de Marzo, por lo que entiendo, afirma que Jesús no perseguía echar a andar  ni institución, ni movimiento, ni iglesia..y por supuesto tampoco religión.
    Gabriel Sánchez el 6 de Marzo anuncia:”..formó una comunidad..les convocó a vivir un proyecto para que fueran sus testigos..y que tenían una misión de extender su proyecto de Reino..que no era un proyecto social-político..”Y el 7 de Marzo corrige:”..que no era solamente un proyecto sociopolítico..”Como que esta comunidad se acerca al concepto “institución”…¡¡ Alguno sugiere que fundamentalmente intentó provocar una “experiencia”..algún otro como que sugiere que, antes que nada, una “praxis”..
    Santos en un momento, en algún bloc, habla de “sociedad alternativa”…En este juego de terminologías uno se acuerda de la diferencia que algunos subrayan entre “comunidad” y “sociedad”.La  comunidad subrayaría los aspectos primarios, personales frente a la sociedad que subrayaría los aspectos secundarios ( status, rol, poder, información vertical, programa, jerarquías…)..aunque estos aspectos no quedan tampoco suprimidos en sì en la expresión “comunidad”. Está claro que Santos no emplearía en este sentido la palabra “sociedad”..  No sé en qué bloc pero tengo la idea de que Santos sugería que esa “sociedad alternativa”..se vive, se expresa en torno a una mesa en base a personas que se conoce..( me suena algo de éso). El 12 de Marzo afirma:” Jesús no puso en marcha un movimiento, sino una realidad social tan visible y comprobable como la fe..”
    Oscar el 1 de Marzo decía:” Para saber de algo no hay otra manera que interpretarlo..” Yo intentando interpretar a Santos diría:..”Jesús echó a andar un grupo de personas que a través de un encuentro personal con El se sintieran convocados a una aventura de experiencias y a una praxis…”Es decir, que prevalecerían la relación “personal”..la “comunicación”  horizontal de “tú a tú”..la informalidad, la comensalidad a todos los niveles…en ese primer momento. Lo que escribe Santos me  sugiere esa agua fontal..ese respiro del alma..esa pequeña célula..es decir, un pequeño grupo…aunque abierto a la vida…
    Posteriormente, a lo largo de la historia, de esa célula viva, con la experiencia de la Resurrección etc…surgen iglesias, movimientos, sociedades, religión o religiones incluso….bueno…Pero en su origen sería como una cosa así no más..Pero de hecho, en la Iglesia católica, ha prevalecido lo societario, tanto que en un tiempo se autodenominaba “sociedad perfecta”..y Juan Pablo II defendía, parece, en el Concilio este título frente al Pueblo de Dios, etc…con el peligro de que la grasa jerárquica contamine todos los grupos que se cobijan en ella..aunque haya habido un permanente  movimiento buscando lo más radical de esa pequeña “celula” primigenia:……(los movimientos espirituales..el franciscano( aunque al fin cayó también en la tranpa )..los hermanitos de Foucauld…etc.etc…)
    Pero al final, todas las entidades que presuntamente remiten a Jesús tendrán que recordar lo que Santos el 6 de Marzo afirmaba:”..la sociedad  que le representa a Jesús no es aquella que se arroga ese papel sino la que pone en pràctica su proyecto..” Y necesitarán de un “encuentro personal con Jesús”..y de un hambre por desear que Jesús sea la única “Roca” que presida. Jesùs no necesita sucesores  sino facilitadores para que El pueda presidir …
    Y al final después de tantos años  presuntamente de vida critiana, como decía el otro tanto en la sociedad como en la iglesia se da demasiado peso institucional y un déficit comunitario e interpersonal.. Que Santos continúe..como también los demás…

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Sí , Salvador, gracias. Pero no quisiera manejar dos conceptos de fe, sino si la fe de Jesús, y en su medida la mía, asume esa doble significación, “ya sí-dodavía no”, “inmanencia-trascendencia”, que a mí me pacere nuclear en la fe religiosa. No sólo la fe en Jesús, sino que en la de Jesús. Entonces absorbo con pasión si otros cristianos dan cuenta de esta misma preocupación y cómo la responden, en Marcos, en Lucas, en Juan o en Pablo; y en Koldo, Antonio, Luisa o María. Esto es lo que hago al leeros es los post sobre la fe. Me inquieta mucho no sólo la praxis liberadora, sino por qué reclamarla desde la fe en Jesús, (esto es muy evidente),  y qué combinación de inmanencia y trascendencia caracteriza a esta fe que la reclama. Por eso me deja relativamente insatisfecho la respuesta, ¡donde suceda!, de que es un planteamiento teórico y lejos de las necesidades de la gente. Todos necesitamos muchas otras cosas antes de responder a esta cuestión, pero quienes hablamos de “fe” parece necesario tener una respuesta convincente para cada uno y entre nosotros.  No soy un racionalista, pero “enseño” sobre la fe, y no me gustaría estar engañar a nadie “a sabiendas”. Paz y bien. 

  • M. Luisa

    Inspirada como siempre en una misma línea de pensamiento, y dado el  término empleado, como  el de fotografía  por Salvador,   sobre  la cuestión de la fe, pienso que es  la impresión,  no  la del revelado fotográfico  por supuesto  la que la  produce,  sino otro tipo de impresión.  En ella es por lo que  la fe muestra  su carácter de universalidad y  su  nivel  primero  inalienable. Pero la impresión de qué? la impresión de la realidad y en nuestro caso  traída al mundo por Jesús.
     
    No hay confirmación de nada en la impresión, claro está, nos deja sin saber, pero por su fuerza misma si no hay una  anticipación  racional para inquirir qué sea,  en última instancia,  esta impresión,  su mismo poder    refluye en nosotros  y nos retiene  en él  percibiéndonos  a sí mismo como realidades y es a partir de ahí en esa toma de conciencia  cuando se adquiere la  praxis   humana de realización, hacia fuera y hacia dentro.
     
    Por otra parte, ese no saber en el que nos deja el carácter impresivo de la realidad, no tiene, pienso,  nada de  interpretativo  porque  de lo interpretativo se pueden extraer muchas interpretaciones  con lo cual  ya de entrada  se desfigura el sentido de esta  impresión originaria. ¿No ha sido esto mismo lo que ha ocurrido con la interpretación religiosa de esa impresión  de realidad traída en nuestra cultura por Jesús?
     
    Muy buenos días a todos

  • Salvador Santos

    Hola José Ignacio.
     
    También yo aprendo de ti. Señal, quizá, de que andamos por aquí para aprender unos de otros.
     
    Al parecer manejamos dos ideas distintas del término fe (πίστις).
     
    Por mi parte, me limito a lanzar unos flases sobre los textos de Marcos donde aparece esta palabra en boca de Jesús. En las cuatro fotos que hemos visto Jesús identifica la fe con una praxis.
     
    Entiendo que tú hablas de fe como convencimiento o seguridad en una realidad trascendente asociada a una vida después de la muerte.   
     
    En las fotografías obtenidas está ausente ese concepto no porque yo los haya excluido intencionadamente del objetivo de la cámara, sino porque en esos textos no se alude a tal concepción de la fe.
     
    En la última foto (Mc 11,22), la de la próxima semana, se habla de fe en Dios. Convendrá ver su significado.
     
    Te mando un abrazo

  • mªpilar garcía

    Josela:

    El camino es muy sencillo:

    “Cada persona debe tomar sus propias decisiones, su camino a seguir, vivir con autenticidad, lo que experimenta desde la fe = seguimiento de Jesús”.
     

    Algunas personas, creemos que la iglesia “poder” está fuera de todo mensaje fiel al proyecto de Jesús; se ha quedado, en aquello (de manera especial) que Jesús más contrario se mostraba.
     

    ¿Por qué empeñarse, que todas las personas creyentes sigamos el mismo camino?
     

    Cada cual será responsable de sus actos; respetemos a cada cual su opción personal, sin sentir siempre, que es un ataque frontal a lo establecido.
     

    Personalmente, hace mucho tiempo ya… ¡mucho! que no me conmueve las directrices del Vaticano; y no ataco por ello a nadie; ni me siento fuera, de aquella parte de la comunidad creyente, que va por otros  derroteros.
     

    Respecto a la eternidad… No me quita el sueño, ni como será, ni siquiera si será…
     

    Si hay una “vida” (que desde luego, nada tendrá que ver con la presente) estaré en ella.
     
    Si la manera de expresarla Jesús en su tiempo,  ha llevado a las instituciones religiosas, a unos montajes de ensueño, que nada tiene que ver con la realidad; solo cada cual, debe tomar aquello, que de verdad más le acerque a ese Espíritu que Jesús nos dejó…
     

    Todo lo demás (que nadie conoce, ni ha venido a comunicarlo) será:
     

    ¡¡¡Don, regalo, novedad!!!
     

    Y esto siempre será una continuidad al proyecto del Creador, y a la respuesta de las criaturas, creyentes o no.
     

    ¿No es hermoso, que este mensaje, se pueda seguir de igual manera por creyentes o no?
     

    A mí, me parece de verdad, gozoso y esperanzador; porque será la única manera de cambiar de verdad, desde la raíz, las estructuras de este mundo.

    mª pilar

  • Perdón, en vez de Santos, quería decir Santiago.

  • El 9 de Marzo Oscar expresa a José Ignacio : “Excelente planteo :¿ No interpreta Salvador a Jesùs, su fe y la fe en él, bajo un supuesto hermeneútico “secular”, más nuestro que de Jesús?
    Leyendo a Marcos 6,1-6 : No interpreta Jesús el A.T., su fe, y la fe en él, bajo un supuesto hermeneútico “secular”, más de Jesús que de la Sinagoga”?
    ¡¡Una bonita  la dialèctica, ¡¡¡…. y así se podría continuar con ese juego de …Se plantea la hipótesis de que Jesús efectivamente interpreta el A.T. bajo un “supuesto hermeneútico secular”..Y uno dice: ” ahí estuvo una de sus originalidades y por éso provocó un choque…” En ese “supuesto hermeneútico de Jesús”, parece que intenta Santos sondear, buscar y rebuscar las huellas del Jesús histórico..
    Pero vino pronto Pablo que quiso interpretar a Jesús “bajo un supuesto hermeneútico”, no secular sino”sacral”, con la sacralidad del A.T. Así relee a Jesùs con categorías de expiación,  sangre, cordero, de fe  demasiado vertical, “divina “más que total…más en línea “vertical” que horizontal, más teórica que histórica. Por éso apenas menciona la palabra “reino”…Jesús que fué tan dialéctico con el A.T.,es obligado a  encorsetarse en la religión del A.T. Y Pablo lo haría bien..pero quizá estamos sacralizando demasiado su visión..
    Pero el proceso continùa….Santos el  7 de Marzo expresa:”..sólo leyendo y estudiando las escrituras en el contexto completo de la historia de la tradición apostólica es como…lo demás son especulaciones”…A uno le viene a la mente éso de que Dios es “apofático”, es decir inefable..siempre es misterio…A Jesús le hemos visto, sabemos cosas de El…La filosofìa, la teologìa, etc. han pensado también cosas  sobre Dios, a lo largo de la historia…Lo que pasa es que en vez de intentar mirar a Jesús desde lo que podemos saber de él, e intentar hablar de su Dios a través de lo que él ha insinuado, parece que se ha intentado otra cosa:…A Jesús se le han aplicado todas las categorías filosóficas que desde la filosofía  sabíamos de Dios o presumìamos saber de Dios..Y así a la luz de Platón, Aristóteles, S.Tomas, etc…hemos montado una cristología..y hasta en algún momento, desde la eclesiologìa del momento se ha hecho su propia cristología…es decir se ha leido a Jesús desde un “supuesto hermeneútico” vertical..Santos intenta, a mi modo de ver, recorrer el camino inverso..:intentar leer a Jesús desde el “supuesto hermeneútico” de Jesús..en la línea “horizontal”..no desde Aristóteles o desde la patrística. Parece que intenta buscar y rebuscar ese “supuesto hermeneútico”.Y muchos estamos agradecidos por la labor y que sea para  mucho tiempo¡¡¡¡O queremos que la “Roca” se construya desde las “piedras” y no al revés.. Ante la búsqueda de ese sustrato de Jesús, lo demás pueden ser “especulaciones”..y  hasta se corre el peligro de que sean interesadass y sacralizadas en función del bendito “poder” y del “primado”.
    Pero en el peor de los casos ¿porqué no se acepta el “pluralismo”?..porque a veces en la vida se intenta..se intenta..y por caminos diversos..aunque se equivoque uno…Así es la vida.
    Parece que existe en la Iglesia el peligro de leerse y leer a Jesús, no desde Jesús, sino desde sus filosofías y así intentar…Y un intento contrario, especialmente, si hay peligro de que llegue a la base se  persegue..¿No se ubicaría en estos juegos el caso de Pagola?…Que Santos continúe.. como también los demás.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    “Secular” no sólo es si la fe se da en el mundo, dentro de él, hermanada y encarnada con lo mejor de él, por la justicia y la vida digna de los más pobres, y por su liberación, la de todos. Y así fue Jesús. La cuestión es que “secular” puede significar que el mundo es una realidad compleja y única, pero que no hay nada, ni dentro, ni fuera, que  signifique trascendencia, y por tanto, que no hay nada que signifique “vida eterna” para nadie en particular despues de sus días visibles. Esta es la aperspectiva que creo no correspondería a la fe de Jesús, y menos a la fe en Jesús. Pero es un diálogo entre creyentes, no un examen. Saludos.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Hector, estoy de acuerdo contigo; comparto tus palabras; así de radical es la praxis del amor en relación a la fe; pero no me dices si esa fe, cuando terminen mis días, confía en que esta vida “consciente y única”, la de cada ser humano, se continúa por siempre en el seno de Dios, (es un manera de hablar). Una fe que no diera cuenta de esta pregunta y su respuesta, creo, ¡creo!, que no es coherente con la de Jesús en una dimensión muy profunda de este “hombre”. A esto me refería con lo de si no “secularizamos más que Jesús su fe”. No a que la fe no tenga su identidad más verdadera en la praxis liberadora, en la praxis de la bienaventuranzas. Sobre esto no hay duda; y si la Iglesia “oficial” se ha perdido en ello “tantas veces”, no es suficiente razón para repetirnos y no cuestionar nuestra forma de acoger la fe de Jesús. (Yo no quiero sobrevivir, si es posible, sólo en la memoria de las generaciones futuras por mi  lucha por la justicia).    

    Y a Salvador le agradezco sus aclaraciones, de las que aprendo mucho. Cuando dice que “el nuevo plano es popular, universal … y secular”, estoy de acuerdo, pero añado: creo vital en cuanto a la fe, y en cuanto al mismo pensamiento social y político, aclarar qué significa secular. Pues de no hacerlo, nadie sabrá muy bien si es creyente con la fe de Jesús, o con la fe perfectamente noble y digna de un agnóstico. No me preocupa como quien guarda una ortodoxia religiosa, no es ni mi oficio ni mi inquietud; me preocupa como hombre de fe, que quiere aclararse en qué cree y por qué, finalmente, ante la vida, ahora, para los más pobres ante todo, y para cada uno de nosotros, en su individualidad y juntos, cuando la muerte diga “hasta aquí hemos llegado”. ¿Dice la fe de Jesús y en Jesús algo propio en este sentido? Si lo dice, entonces, a mi juicio, es secular, pero no exclusivamente secular. A esto me refiero, y ¿cómo podemos seguir diciéndolo sin huir del mundo y su justicia? Podemos. Paz y bien.

  • Salvador Santos

    Algunas consideraciones sobre Abba
     
    1. Es algo insólito que Jesús se dirigiera a Dios llamándole padre o padre mío.
     
    2. La forma enfática aramea abba era utilizada en su tiempo por niños y adultos con sentido cariñoso y respetuoso para dirigirse a sus padres biológicos.
     
    3. Se trataba de un término corriente, impensable en la mentalidad judía para invocar a Dios.
     
    4. En los evangelios solo aparece una vez la forma aramea abba transliterada al griego, precisamente en Mc 14,36.
     
    5. A pesar de ese único testimonio, la fórmula se evidencia subyacente en las distintas formas griegas usadas en los evangelios para llamar a Dios: padre.
     
    6. Al denominarle de ese modo, Jesús ha roto las distancias. Para dirigirse a Dios emplea un tono familiar y un término vulgar y corriente.
     
    7. Dios ha pasado, según él, del espacio templo al de la casa. Ha cambiado el entramado religioso, distante e inaccesible, por el de la intimidad de la familia. Ya no ocupa el lugar sagrado sino el doméstico. El nuevo plano es popular, universal y… secular.
     
    8. Llamándole padre, Jesús se arroga la condición de hijo.
     
    9. Hijo es quien se parece a su padre. El hijo se demuestra porque actúa como su padre. Si Dios era considerado el defensor y protector de los débiles, el que procuraría justicia definitiva a los insignificantes, Jesús se decidió a actuar en esa dirección constituyendo una sociedad alternativa para que otro mundo fuera real, no solo posible. Su praxis demostró su condición de hijo y le llevó al convencimiento de la idoneidad de llamar a Dios: abba.
     
    10. La condición de hijo no se tiene, se adquiere libremente adhiriéndose a ese proyecto del Galileo.   
     
    Aprovecho para aclarar a Josela que la adhesión es individual, pero el proyecto, social. Jesús no puso en marcha un movimiento, sino una realidad social, tan visible y comprobable que, como la fe, también puede ser fotografiada.

    Un abrazo a todos

  • Héctor

    José Ignacio nos dice: “¿no interpreta Salvador a Jesús, su fe, y la fe en él, bajo un supuesto hermenéutico “secular” más nuestro que de Jesús?”

    Yo me pregunto ¿no será que la fe está en relación directa con la praxis? Mientras nos quedemos a orilla del camino no podremos más que  hablar de la fe teorizar la fe, imaginarnos la fe poniéndola en un Dios imaginario, en el Jesús que nos hemos inventado, en la iglesia, los sacramentos, la vida eterna, etc., etc.

    Me explico con este ejemplo Dios dijo a Abraham: ‘mira al cielo, cuenta las estrellas si puedes’. Y añadió: ‘Así será tu descendencia’. Abraham se sentía cerca de Dios mirando a las estrellas. ¿Cuántas podría contar? Pues sólo 6,500 más o menos. Tarea aburrida. Déjate de contar estrellas y fíjate en las personas que van a ocupar el planeta después de ti.

    Nos dicen que este año, 2011, llegaremos a 7,000 millones. Un 2% disfrutan ellos solos del 50% de la riqueza del mundo. El 98% restante se reparten la otra mitad como puedan. De estos la mayoría “No disfrutan de la vida en plenitud. Dependen de otros” como dice Salvador.

    No ven el trayecto, están imposibilitados para seguir la marcha. Se encuentran  desplazado, fuera del recorrido. Pasividad y conformismo. Sin futuro. Junto al camino y en esas condiciones no hay salvación, no se puede ver.
    Yo como Abraham solía mirar a las estrellas y me sentía cerca de Dios.  Cuanto Abraham se puso a caminar con su pueblo  empezó a ver a Dios más cerca, empezó a vivir su fe. Un día cogí mi maleta y me fui a Rodesia.  Allí, en el actual Zimbabwe, compartiendo mis días con los matabeles despojados de sus tierras por los blancos, empecé a ver. No fue fácil. Yo seguía viviendo en el sistema. Poco a poco ellos, los matabeles, me fueron ayudando a caminar y sigo diciendoles hoy desde tan lejos: “ngiyabonga, mahlabezulu”, gracias,  hermanos. Es la fe que vuelve de allá para acá.

    Hoy  Hay que  salvar a esta humanidad dividida. Yo sé que sé puede hacer. La fe que nos salva se hará posible cuando nos pongamos a andar con el Galileo. No es el poder lo que salva: sólo hace falta ponernos a su lado.  Ngiyabonga Héctor.

  • Aunque ésto  tenga más relación con el bloc  anterior, ahí va…Santos el 1 de Marzo afirma hablando del perdòn:”.. frente a aquellos que se sienten seguros en la línea “vertical”, Jesús apuesta por la línea “horizontal”..no necesita ninguna institución…” En la misma fecha afirma:”..la cancelación de la deuda generada por la injusticia se produce por un efecto automático a la acción que Marcos ha denominado fe..”
    Se me hace que continuando en la misma línea de lo “horizontal”, Asún el 1 de Marzo expresa:”..hijo, se te perdonan los pecados, es decir, al afirmar en lo que se es por uno mismo, se erradican creencias prejuiciosas…el perdón, la ausencia de injusticias viene del mismo ser humano, del interior de todo hijo de hombre..”
    Parece que se sugiere que el perdón es un asunto que acontece en el foro personal por una decisión, por una opción de la persona en base a la fe. Pero uno se pregunta.”..¿restaura Jesús o uno mismo se restaura?..o..¿uno descubre mirando a Jesús, que puede restaurarse por sí mismo?..” Pero con todo, lo que Jesús le dice:..”hijo, se te perdonan los pecados”, como que tiene un tinte de “vertical”¡¡¡Alguno dirá:”…es que, con todo la fe hay que expresarlo, visibilizarlo, sacramentalizarlo..”..y surge lo de :”lo que perdoneis, les será perdonado”..y hasta esclusivizarlo como  fórmula controlable…..Y vuelve lo “vertical”, hasta llegar a la penitencia tarifada…¿Cómo se concilian los cánones?
    Algunó podrá decir que aquella versión que está más cerca del Jesús histórico, en nuestro caso Marcos, subraya el aspecto “horizontal”..Pero después con el famoso  “traditar” del otro, llegamos a lo más “vertical” posible…
    En algún momento del bloc anterior de Santos afloraba el tema de que Jesùs no había fundado una institución pero sí había echado a andar un movimiento..
    En otro momento, otro participante apostaba:”..Jesús no fundó ni iglesia, ni ninguna institución, ni movimiento..”A lo mejor lo único que comunicó fué una “experiencia”..¡¡¡
    TRaduciendo ésto a nuestro lenguaje diríamos que en todo ésto de la fe y del perdón, al principio prevaleció lo “informal” sobre lo “formal”..lo “horizontal” sobre lo “vertical”..Pero con el paso del tiempo ..se va “verticalizando” todo, hasta llegar a “primados” y “confesonarios”…¡ En caso de duda, habrá que recurrir a algo de lo que Santos podría sugerir el 6 de Marzo:”..la sociedad que le representa a Jesùs no es aquella que se arroga ese papel, sino la que pone en pràctica su proyecto…”Y en caso de duda, alla´cada cual con su versión,, basta que uno no se estanque en la búsqueda..presuponiendo como pilar de base en “pluralismo” a todos los órdenes.
    En otro nivel de cosas, el 4 de Marzo Salvador afirma:”..me refiero a las personas concretas que integran cada colectivo de adheridos al proyecto de Jesús y a la praxis de ese colectivo..El proyecto es social, no individual..” Yo que  presumía que , cuando no hay más remedio, también puede adherirse sólo individualmente a ese proyecto¡¡¡
    Sobre la “supuesta hermeneútica secular”… por ahí se habla del “círculo hermeneútico” en donde hay que tener en cuenta tanto el “texto” como el “contexto” de una página bíblica como de la necesidad de situarlo en el  “contexto” del hoy…De todos modos que continúen Santos y los demás. Gracias.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Oscar Varela, y otros, ¿qué tal?Veo que te tomas en serio mis palabras, ¡allá tú! No voy a meterme a “profesor” de NT. Te recomiendo un clásico, Joachim Jeremias, en Teología del Nuevo Testamento (Salamanca, 1973), Abba como invocación para dirigirse a Dios, pp 80-87. Por aquí comenzaba nuestra formación en el tema, pero luego la literaratura sobre Jesús y esta cuestión es muy amplia, y con muchos matices. Tú la seguirás, si te conviene.

    En cuanto a lo demás, efectivamente hablamos de lo mismo. Yo creo que el lenguaje sobre Dios siempre es “humano”, en el dogma y fuera de él, y su acomodación a esa realidad que llamamos “Dios” tiene todos los límites que nos imaginemos. Dentro o fuera, inmanente o trascendente, incluso persona y Padre, siempre serán nuestro modo de expresar una fe religiosa, o si quieres, una fe humana con alma religiosa. Es verdad que los humanos tenemos que acostumbrarnos a hablar del bien y la verdad “a la medida de los humanos”, no de los dioses, y en este sentido, no derivar de la insuficiencia del lenguaje a la relativización y, al cabo, al escepticismo sobre cualquier dimensión de la realidad que no quepa en la ciencia experimental o mi experiencia inmediata. Sabes de qué hablo. 

    Esta larga entradilla para decir lo sustantivo, y es que, a mi juicio, de cualquier modo que se cuente, la fe de Jesús tiene un componente de religación a “Dios”, “religiosa”, fortísimo e inequívoco; es inseparable de la vida y la historia, pero es irreductible a ella en lo que nos toca a cada uno entre el nacer y el morir, hasta donde alcanza mi vista. En este sentido, Jesús no es sólo de los creyentes, no es de nuestra propiedad, para dar sentido a una vida humana vivida con ganas de ser libre y con projimidad samaritana. Lo creo firmemente. Incluso pienso que uno puede vivir en la Iglesia y no hacerlo desde la fe de Jesús.  Pero la fe de Jesús y, su continuación peculiar, la fe en Jesús,  admitiendo mil maneras de contarla, ¡sé que esto en la Iglesia suena imposible, pero en teología y vida cristiana adulta, no!, y asumiendo esa religación también “religiosa” con “Dios”, “mi Padrte y vuestro Padre”, son consustanciales con una fe “cristiana”. 

    Esto es lo que pienso, y no significa valorar como “mejor o peor”, sino como más rcompartida o menos con la fe de Jesús. Esta es la cuestión que trato, y de ahí, al principio de todo, cuando decía “si no somos más seculares nosotros en estos post sobre Jesús de lo que lo fue él mismo, y si esto es lógico o abusivo en algún sentido”. Insisto, no tiene nada que ver lo que digo con si tal o cual es mejor persona y mejor cristiano que otros que confiesan el Credo punto por punto. Esta es otra cuestión, como sabes, pues no podemos resolver todas las preguntas, digo todas, por el camino de “mira mi experiencia”. Sé que me ayudarás a hacerme entender. Saludos cordiales.   

  • oscar varela

    Hola José Ignacio!
     
    Gracias! Creo que veo lo que quieres decir:
     
    Tu interpretación descansa en: la experiencia, “soy así, porque Dios es así” ¿no es cierto?
     
    1) Buena oportunidad para preguntarle a Santos si Marcos da alguna idea del “Dios” de Jesús. Si tiene una idea de un Dios “personal”; y si así fuera: qué relación tiene con el que se “nos ha enseñado” de que era un “Abbá” –como tú bien dices.
     
    Al respecto, recuerdo que hace unos 8 años fui invitado a unas Reuniones que tenían los curas “progres” de la importante Diócesis de San Isidro –Argentina. Allí había uno de los más “adelantados” y “sabios”, profe de la Univ. Catol. Arg. Realmente un tipazo macanudo. Aproveché a preguntarle eso: ¿de dónde (o qué antecedentes ”culturales” había) para que Jesús imaginara eso de un Dios Abbá?
     
    Me sorprendió que no había nada claro ni seguro respecto a ese asunto, que yo daba “por supuesto”. Tal vez tengas tú algún dato mejor.
     
    2) Me pareció, además, interesante tu afirmación: -“ digo que ese amor por la liberación humana halla razones muy sólidas fuera de una fe en Dios”-
     
    Porque lo que yo he tratado –y esto constituye no un mero “estudio” sino parte de mi experiencia de vida- de ahondar fontanalmente la vida humana lo más radicalmente posible, e.d. sin “agregados” posteriores, como pueden ser –y son- los de “creyente en dios” o “ateo”. Se trata del ser humano en el  mundo, e.d., viviendo.
     
    Desde mi abordaje vital de creyente en Jesús y desde la filosofía escolástica y desde la teología consiguiente, mi intento consistió en ir a fondo en la llamada “Encarnación” (Dogma fundamental).
     
    El resultado fue que me hallé des-lastrado (libre)de esos andamiajes ortopédicos, al acceder al punto sustentante de la vida humana: ella misma, en su misma soledad “menesterosa” de projimación.
     
    La “salvación”, por lo tanto, consistiría en “auto-estimar” la propia vida viviéndola a pleno, e.d., “abundantemente” en vista del mundo o escenario en que la tenía que  ejecutar.
     
    Estimo que si Jesús tenía un Dios Abbá, le era funcional a y dentro de su vida. No puede haber absolutamente nada fuera de la vida de cada cual. Todo lo que hay, para que lo haya efectivamente,  tiene que aparecer dentro de esa vida mía –de cada cual. Aún la de un Dios –cualquiera que sea- si lo necesitara.
    ……………
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Carmen (Almendralejo)

    No traiciona su amiga Victoria Kent a Clara Campoamor, por supuesto que no, la idea de Victoria estaba en no dejar ese voto cautivo, manipulable y perdido a la causa de la mujer.
    Victoria optaba por formar e informar para que se quería ese voto, para la República, la cual no saldría si el voto de la mujer que sin cultura y muchas en el mundo rural sin saber leer, quedaría avasallado por el señorito amo, el empresario, el cura, el alcalde, el farmacéutico y como no por el marido de turno.
    Ese voto cautivo era el que Victoria no quería que saliese en las urnas
    ¿Qué ha pasado siglo después con el voto de las feministas, y mujeres progresistas, donde han ido los votos dados a los socialistas?
    Estos como aquellos otros fueron votos cautivos de una promesa que solo quedó en el adorno de ese elenco de monseñores sociatas.
    Hemos visto que pronto se quitó toda aquellas carteras que era para implantar una igualdad en esta sociedad, pero claro, la crisis se llevó la promesa de los votos cautivos de las feministas progresistas a este gobierno que no queda en el centro sino que se ha instalado en el lado opuesto de los ideales de quienes lo fundaron
     

  • ana rodrigo

    La verdad es que releyendo estos ejemplos que Salvador nos pone para nuestra reflexión, yo me pregunto cómo es posible que siendo tan evidente en qué y para qué utiliza Jesús la palabra fe, después hayamos desviado tanto el concepto y lo hayamos reducido a que la fe es creer Dios, al que nadie ha visto, claro. Es decir la fe en la tradición eclesial y tal como se enseña en las catequesis es creer en Dios y creer que es Dios el que nos saca de todas nuestra necesidades.
     
    El otro día escuché que en la cola que hace la gente para visitar al Cristo de Medinaceli en Madrid el primer viernes del mes de Marzo, este año fue el día 4, había una persona que llevaba allí desde el 23 de Febrero (se supone que las 24 horas del día) para entrar la primera. A las personas a las que entrevistaban todas decían que tenían mucha fe en que el Cristo le concediese todo lo que le pedían. Volvemos a la fe heterónoma de la que nos hablaba Lenoir. Mientras vemos que Jesús, despertaba la fuerza en la persona y ponía remedios para esta vida, como es la salud, y no en la otra para ir al cielo.
     
    Hemos pasado siglos de cristianismo en los que esa autoestima de la que habla Oscar, ha brillado por su ausencia en las enseñanzas cristianas. No éramos nada, no servíamos para nada sin Dios, estábamos de paso, el sufrimiento de Cristo debía ser el modelo de lo que le agrada a Dios (lo veremos en Semana santa), etc. etc. ¿Cuándo la Iglesia va a cambiar su discurso despectivo, invalidante y sacrificial de la persona humana? Y para más inri, solamente quienes aspiran a subir a los altares se permiten sanar, después de muertos, a alguna persona mercadeando con el favor recibido. Es que si nos ponemos a pensar, estamos haciendo un ridículo tan mayúsculo, que da espanto.
     
    ¿De qué nos salva la fe? ¿Qué tipo de fe? ¿Qué Dios curandero nos hemos fabricado? Y la fe en nosotros mismos y en nosotras mismas ¿qué lugar ocupa en nuestras vidas? Es Dios un utilitario medio de conseguir lo que nos compete a nosotros conseguir?

  • ana rodrigo

    Qué bueno, Héctor, qué bueno! Y qué mujer Clara Campoamor, con esa fe apoyada en la más pura y fuerte razón de una verdad tan irrebatible que nadie puede discutir, como es la igualdad en derechos de hombre y mujeres. Terminaba la miniserie de ayer con estas palabras: en 1977, nadie se planteó si las mujeres podían ir a votar. Una gran causa, conseguida a base de tesón y convicción, y beneficiosa para toda la sociedad, junto al sacrificio de una mujer que no vivió para ver que el fruto de su lucha, desaparecida la dictadura, es una conquista perdurable e indiscutible.

  • Héctor

    He visto otra foto de  “La 2ª Fotografía de la Fe” que nos ofrece Salvador. La que yo he visto es como una copia exacta. Es como una parábola que explica la fe de la mujer con flujo de de sangre.
    La parábola se llama Clara Campoamor. Estabamos viendo la miniserie “La mujer Olvidada” de T.E. mis dos preciosas mujeres, mi mujer, mi hija, y yo. Ellas le daban vida a todo apuntalando la narración con sabrosos comentarios.
    En aquella mujer de los años 30s, durante la República, vimos el retrato exacto de la mujer que se desangraba. Aparecen tres rasgos importantes:
    1 Un análisis correcto de la realidad: las mujeres de España oprimidas, suprimidas, desangradas social, política, económica y religiosamente. Clara estudia la situación y la expone: Para que las mujeres fueran iguales que los hombres había que concedérseles los mismos derechos y, por supuesto, el voto. Pero la Constitución concedía igualdad de derechos sólo en principio.
    2 Una estrategia: Inmediatamente ve que aun cuando se les concediera el voto aún no había ni una sola mujer en el Parlamento republicano. La senda a seguir estaba tan “clara” como su nombre. Consigue un puesto en el (Partido Radical). En un parlamento de 465 diputados sólo hay dos mujeres, Clara y Victoria Kent (Izquierda Republicana).
    3 La ejecución del proyecto fue durísima: Se sentía apretujada por la muchedumbre que se arremolinaba en torno a los políticos y gobernantes de turno. Mientras ella caminaba, iba reconociendo la fuerza que ya llevaba dentro. Quería llegar, en el lenguaje de Marcos, a donde estaba el Galileo y tocar su manto.
    El resultado es conocido: La única mujer que por si sola (su amiga Victoria le traiciona) logra el voto para la mujer Española en 1933. En otros países se tuvo que conseguir con manifestaciones multitudinarias.
    Clara, tu Fe te ha salvado, salvándonos a todos. Contigo aprendimos todos a reconocernos y respetarnos por lo que somos. Es el camino de la praxis. Buscando el cambio cambiamos.
    Saludos de Hector, Isabel y Charo.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Lo que quiero decir, Oscar y los demás, con lo de “hermenéutica secular más nuestra que suya”,  es que en Jesús, según creo, todo fluye de esta experiencia, “soy así, porque Dios es así”, y “porque Dios es así, y no puede ser de otro modo un Dios bueno, no hay derecho a esto o lo otro contra el pobre, y con ellos y en ellos Dios sufre su dolor”. O sea que esa religación o intimidad con Dios, (Abbá), y el descubrimiento de ese Dios para con los más “pequeños y pobres” del mundo, inspira toda la conciencia humana de Jesús, reordena las claves del  A. T., y toda religión en cuanto tal, y le implica a muerte con la gente de bien. Pero siempre permanece una religación religiosa con Dios que tiene realidad propia, por más que nunca al margen del mundo y la historia cotidiana. Espero hacerme entender sobre esa realidad indisoluble del “mundo” y Dios, y ala vez, según pienso, de su diferencia insuperable en la conciencia religiosa que vive Jesús y a la que apelamos para entenderlo hoy y siempre. (Evidentemente, todavía no estoy hablando del dogma critológico. Y también digo que ese amor por la liberación humana halla razones muy sólidas fuera de una fe en Dios. Sólo pienso en lo peculiar de Jesús como hombre de fe religiosa). Saludos.   

  • Carmen (Almendralejo)

    Perdón quedó sin decir esto que para mi fue de suma importancia al leer el texto.
    Jesús no dice, mujer como hace quien representa el texto en este evangelio, sino que dice “Hija tu Fe te ha salvado”

    La coloca en el mismo peldaño donde él se encuentra ante D*s, en aquel bautizo del Jordán. lo que descubre sigue siendo tan válido para hombres como para mujeres, no hace diferencia de sexo o género, ni siquiera de sexualidad…

  • Carmen (Almendralejo)

    La hemorroisa o cualquier otra mujer son el prototipo de Mujeres que permanecen o estamos encorvadas, subyugadas en los modelo:androcéntrico, nuclear de familia, de estados, y autoridades religiosas que no indican donde debemos permanecer y hasta cuando debemos quedar apartadas sea por el flujo sanguinio, sea por la amenorrea o simplemente porque parismos y tenemos un Deber con el ser nacid*.
    Esto solo se nos exige a nosotras ya desde la infancia, emocionalemente nos mutilan y nos encierran con esos finos hilos que la moral machista han ido tejiendo sobre nuestras conciencias.

    En primer lugar debemos cortar con aquellas emociones que nos impide romper esa maraña de preceptos, para que nos dejen libres de culpa ante nuestra misma conciencia, y si no rempemos esta seremos libre pero esclavas de sus idearios al final.
    En segundo lugar, es romper con todo aquel modelo de familia que nos imponen desde la clase imperante conservadora y neoliberal.

    Y en tercer lugar es cortar con toda religaicón religiosa como hizo la Hemorroisa, su Fe en otra realidad y pertenecia con D*s la impulsó a buscar fuera de la sinagoga y los doctores de sus religión otro SMS de esperanza.
    Realmente si Jesús no hubiese dicho “Es tú Fe, tú misma, la que te salvas” ella, nosotras hubiesemos quedado esclava y subyugada ante cualquier relación personal con la Transcendecia.
    Una vez roto esto, ya quedamos libre ante cualquier manipualción, ya sea humana o “divina” puesto que ambas son adrocéntricas y machistas por qué le viene muybien que así lo sea ¡Calor!

  • mªpilar garcía

    Entrañable Oscar:

    La fe que Jesús ensalzo (como lo expresa Salvador S.) salva a cada persona que la pone en marcha.
    Es:
    De su propio encogimiento, por las duras experiencias de esclavitud, que el poder:
    “Político, religioso, económico= dios dinero, en acumulación desmedida, causan en el ser humano”.
     
    Creo sinceramente,   de lo que trata y como lo trata, todo cuanto nos entrega Salvador Santos, desde la mirada, al Mensaje del Galileo-Jesús.

    Un cordial abrazo. mª pilar

  • oscar varela

    Hola!

    El slogang del Post es: ¡LA FE SALVA!

    O.k. De acuerdo.

    Pero: Salva ¿DE QUÉ?

    Parece ser que DE LOS MALES; DE LOS MAL-ESTARES.

    ¿No está nada mal esta CLÍNICA DE LA AUTO-ESTIMA (quiero decir: de la Fe), no?

    ¡Capaz que los salidos de esa Clínica Modelo se ponen a “MOVER EL MUNDO“!

    ¡Vamos todavía! – Oscar.
    ………………
    P.S.: No me pregunto si la susodicha FE salva del PECADO; es “negocio” superado (o a superar)

  • mªpilar garcía

    Jesús- el Galileo:

    Conocedor profundo de la “esclavitud” del ser humano, en manos de quienes los gobernaban, tanto políticamente como religiosamente.
     
    Hizo  una profunda interiorización de toda la vida que le rodeaba.
     

    Como buen creyente judío,  conocedor  profundo de sus leyes, de la Promesa.
     
    Jesús va descubriendo (sin dejar de escuchar todo cuanto iba sucediendo, incluido Juan B.) que hay un camino para llegar a la liberación personal primero, y luego,  trabajando en el entorno.
     

    Salvador S., nos explica con claridad meridiana, desde Marcos; y este, desde la escucha de Jesús y sus enseñanzas; que hay que empezar por sanar primero nuestras heridas, movidos por, una posibilidad ¡Nueva! que se les/nos brinda.
     

    La fe que proclama Jesús (a pesar de toda manipulación sufrida a lo largo de los tiempos) no es, mirar al “cielo” para que se resuelvan los problemas.
     

    Primero comprender el Mensaje liberador que Jesús les/nos  ofrece; segundo, desde ese proyecto, tomar la decisión, de salir de la esclavitud (cualquiera que sea) y estar dispuestos a luchar y trabajar por ella.
     

    Eso requiere ¡romper ataduras estériles! y comenzar desde cero, acompañados por la fuerza, que la ¡Vida! de Jesús nos dejó.
     

    No pide Jesús, que todas las personas que se sientan llamadas a esa liberación que les ofrece, tengan que dejar sus caminos; la mayoría de los “ejemplos” parábolas, da solución para seguir adelante donde están, con una mirada ¡nueva!
     

    Esa es la fe, que Jesús, nos muestra en  sus enseñanzas y su vivir.
     

    Si miramos en torno nuestro; ¿de quien se habla más en homilías, conferencias, libros, instituciones…

    “De Jesús y su Mensaje, o de las personas, que desde que El “desapareció” de la faz de la tierra, nos hablan de el”?
     

    Es, un gran gozo, volver a la fuente, contemplar ¡escuchando! las escenas que se nos relatan, y beber el agua fresca que se nos regala; nos asusta ser ¡libres!
     

    Cuando tomamos las riendas de nuestro vivir, contando ¡por supuesto! con nuestras limitaciones (Jesús nos dá ejemplo, de su amor paciente con sus discípulos) cuanto nos rodea, tiene otro sentido, color, importancia, valor.
     

    Dejemos a la historia que siga escribiendo cuanto acontece, y eso es bueno, para aprender de nuestros errores; pero seamos capaces de pensar, por nosotros mismos, siendo responsables de nuestros actos.
     

    ¡Gracias Salvados, de nuevo, por esta mirada esperanzadora.

    mª pilar

  • Carmen (Almendralejo)

    Quien o quienes tienen la VERDAD, para interpretar a Jesús…
    Si sus hechos, fueron “adecuados-adaptados” ya para unos oídos en aquel principio y con apenas unas decenas de años de su desaparición

    ¿Cómo podemos decir, quien o quienes tienen Magisterio o Verdad ante aquellas vivencias de la persona, llamada Jesús?

    Los Evangelios, fueron escritos, y han quedado resguardados de todo matiz, de toda gama de color, y de todo aquello que puedan adherirle, es más siguen siendo tal cual fueron pensados a pesar de los errores de traducción, y aún y pese a esto solo quienes se descalza ante ellos pueden dar con aquel genuino sabor que solo a la escucha y templaza del paladar puede traer sabor de aquellos aromas del tiempo.
    Pocas veces he escuchado hablar de Jesús y me hay emocionado, tan solo cuando las letras han ido moviéndose y aclarando por sí misma en mi interior aquello que no estaba escrito es cuando he sido capaz de ver y llorar de emoción ante el “Tesoro Encontrado”.
    Y otras muchas veces, cuando he leído o escuchado a personas decir aquello que he sentido al leer los Evangelio, y que nadie me dijo o aclaró pero que era tal cual fueron sentido… me hace sentir que D*s se encarna para todas las personas por igual, ahora bien, dejarse fecundar de lo que solo tú como persona puedes descubrir es otra cosa muy diferente a seguir ese magisterio de los cuales personas estudiosas hacen sobre unos textos con más o menos rigor, pero con mucha menos fe de la que las personas libre de prejuicios y dirigidas con unas normas o preceptos tienen ante puesto a ellos.
    No hay fotografía que sepa captar, lo que la persona deja para sí misma y para quienes saben buscarla más allá de ese trozo de papel revelado

  • oscar varela

    Hola José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete!
     
    ¡Excelente planteo!:
    – “¿no interpreta Salvador a Jesús,
    su fe, y la fe en él, 
    bajo un supuesto hermenéutico “secular”
    más nuestro que de Jesús?”-
    ……………………
    Leyendo Mc. 6,1-6
    – “¿no interpreta Jesús al A. T.,
    su fe, y la fe en él, 
    bajo un supuesto hermenéutico “secular”
    más de Jesús que de la Sinagoga?”-
    ………………
    ¿Qué te parece  tenemos que hacer, entonces, José Ignacio?
     
    Yo ¡Voy todavía! para el mismo lado que Salvador y –me parece ser- el de Jesús.
    ¿Qué decís vos?
    Oscar.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Un comentario breve. ¡Qué raro!, ¿no? Bueno, si puedo. Creo que muchos os conocéis en este foro. No sé quién es Salvador Santos. (Disculpas). Me interesa la exégesis del Nuevo Testamento más que cualquier otro conocimiento “teológico”. Y me interesa sobremanera cuando tiene rigor como conocimiento bíblico, cuajo humano y social en la formulación de sus preguntas y respuestas, y práctica liberadora como conversión de la persona y su vida en común. Es un manera de hablar. Creo que se puede entender. Le leo a Salvador con la admiración que le rindo al “poeta”, pero no puedo evitar que resuene en mí esta pregunta, ¿no interpreta Salvador a Jesús, su fe, y la fe en él, bajo un supuesto hermenéutico “secular” más nuestro que de Jesús? No es que me perturben las consecuencias de esa exégesis, sino que me preocupa que no sea suficientemente “fiel” a la fe “de” Jesús. Es una preocupación mía. Quizá no la tengan otros. Paz y bien.     

  • Santiago

    NO CABE DUDA que la FE supone lucha…porque no es solamente “una iluminacion” de la mente sino una decision personal….el acto de fe, pues, reside en la voluntad…El que suponga que la claridad de la iluminacion le va a acompanar TODA la vida, se equivoca…El combate por la fe no cesara hasta el ultimo dia de nuestra vida….En cuanto al OBJETO de nuestra fe -en el caso del que se confiesa cristiano- reside unicamente en Cristo..Siempre EL exigio la FE en EL como requisito para entrar en su Reino…y por eso en el caso de la mujer con el flujo de sangre -segun la narracion de Marcos- es el mismo Cristo quien se da cuenta de su carisma personal, que genera la confianza en su poder, cuando el evangelista narra: “Y AL PUNTO JESUS, DANDOSE CUENTA de que una VIRTUD O CORRIENTE habia SALIDO DE EL,volviendose en medio del gentio, decia: QUIEN ME TOCO LOS VESTIDOS??”….Por eso, en otra ocasion,  dijole Jesus a Marta: Yo soy la resurreccion y la vida; QUIEN CREE EN MI, aun cuando muera, VIVIRA, y todo el que vive y CREE EN MI, no morira para siempre. CREES ESTO? Juan 11, 25-26…POR LO TANTO, la FE en Cristo implica no solamente una curacion fisica, un arreglo de la salud terrena, sino que trasciende…pues Jesus encadena la FE en EL con la promesa que es la mejor para el ser humano: LA VIDA ETERNA…Esto supera todos los bienes de esta vida y este es el principal mensaje escatologico que nos ofrece el Padre en la persona de Jesucristo…un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Gabriel Sánchez

    Una aclaración intente resumir…lo que me pareció Salvador plantaba a partir de Marcos sobre la Fe…espero no haber asustado a nadie, pero esta excelente exegesis se merece mayor participación…creo yo.- Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    Por esas luchadoras de la vida, que en todo el orbe, dieron la vida por humanizar el mundo, por que todos los seres humanos sin importar el genero, se nos reconozca igual dignididad e iguales derechos, su Fe ha cambiado el mundo, este proceso que es lucha y que tiene su fuente en la locura de la Fe…continua…contra toda Desesperanza y oscuridad…Salud luchadoras de la vida…quiera Dios que nos encuentre luchando espalda con espalda junto a ustedes por un mundo mejor…Gabriel

Responder a Héctor Cancelar comentario