Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4827 Artículos. - 77310 Comentarios.

CINCO FOTOGRAFÍAS DE LA FE 1

Empieza hoy Salvador Santos una pequeña serie de reflexiones, basándose en el Evangelio de Marcos. En él se cita cinco veces la palabra, πίστις. El autor ha dividido la materia en tres entregas por razones de extensión y por afinidad en los temas:
La primera parte (dos relatos) habla de fe y falta de fe.
La segunda ( dos relatos), de la fe que salva.
La tercera (un relato), de una fe que mueve el mundo.

La fe se define de ordinario como creencia o conjunto de creencias en algo sin confirmar. En sentido restringido su significado está vinculado las más de las veces a una religiosidad relacionada con doctrinas tenidas como verdades inmutables. Como convicción supuestamente ligada a la trascendencia, se estima que la fe reside en el mundo interior del ser humano, ocupando el ala espiritual de ese espacio reservado.

Esa idea tan generalizada discurre a notable distancia -por no decir en el polo opuesto- de la información que nos aportan los evangelios respecto a la fe.

El término fe (πίστις) aparece más de doscientas veces en el Nuevo Testamento. En los evangelios, sin embargo, su presencia se limita a unos pocos relatos de los Sinópticos, que, en la mayoría de los casos, ponen esta palabra en el pensamiento o en boca de Jesús.

Veamos su sentido en las cinco escenas de Marcos donde se habla de fe:

  • El paralítico

Encontramos el vocablo por primera vez en el episodio del paralítico (Mc 2,1-13). Marcos describió el momento con su Maestría habitual. Jesús advierte la fe de unos personajes que han hecho su entrada en el escenario con estrépito, aunque sin haber pronunciado palabra:

“Llegaron llevándole un paralítico transportado entre cuatro. Como no podían acercárselo por causa de la multitud, levantaron el techo del lugar donde él estaba, abrieron un boquete y descolgaron la camilla donde yacía el paralítico” (vv. 3-4).

La aclaración del narrador mostrando el pensamiento y la actitud de Jesús coincide prácticamente en los tres primeros evangelios (Mt 8,2-4; Lc 5,16):

“Viendo Jesús la fe que tenían…” (v.5)

El verbo destaca en la cabecera de la frase: Viendo…

¡La fe se ve!

Esta comprobación visual guarda continuidad con lo sucedido previamente. El Galileo ha observado los movimientos de los callados sujetos aparecidos de improviso en la escena. Fijémonos en los verbos que determinan el progreso de su acción:

Llegaron

Llevándole un paralítico

Transportado entre cuatro

No podían acercárselo por causa de la multitud

Levantaron el techo del lugar donde él estaba

Abrieron un boquete y

Descolgaron la camilla donde yacía el paralítico.

Siete verbos ¡activos! No ha habido un solo instante de pasividad en los personajes.

Las cuestiones doctrinales, intelectuales o religiosas destacan por su ausencia. Los cuatro (símbolo de universalidad), portando al ser humano estático, el paralítico, han permanecido en silencio sin hacer manifestación de sus creencias. Tampoco confiesan nada sobre su aceptación sin reservas de los misterios insondables o respecto a su fidelidad a la doctrina religiosa oficial. Eso sí, como la gente taponaba la entrada, abrieron un boquete en el tejado en contra de toda prudencia, calculando el sitio por donde descolgar al inmóvil para situarlo en el preciso lugar previsto de antemano. Se han limitado a actuar con determinación. Esa actividad prolongada no pasó desapercibida para El Galileo, quien identifica la fe con una dinámica que se explaya en la vida abriendo caminos nuevos. Según el relato del paralítico, tener fe se interpreta como:

La praxis decidida a:

  • –          superar el obstáculo masivo que impide acceder al espacio deseado,
  • –          abrir una nueva vía por lugares tenidos por impracticables y
  • –          situarse justo al lado del Galileo.

La actividad de los cuatro porteadores obtiene sus resultados. Las palabras de Jesús al paralítico son consecuencia de haber observado esa dinámica a la que Marcos ha llamado fe:

“Hijo, se te perdonan tus pecados” (v.5)

Según el evangelista, solo en otra ocasión Jesús se dirige a alguien llamándole hijo (τέκνον). Denomina de esa manera a los discípulos con ocasión de lo sucedido en la escena del rico (Mc 10,17-22):

“Hijos, ¡qué difícil es entrar en el Reino de Dios para los que confían en la riqueza!” (Mc 10,24).

Jesús pronuncia esas palabras tras rechazar el rico su invitación a incorporarse a su empresa. Al haberse marchado en dirección opuesta a la del colectivo donde se vive la igualdad, el Reino de Dios, ¡que también se ve!, el rico renunció a adquirir categoría de hijo, la máxima condición humana. El paralítico, en cambio, optó por adherirse al proyecto de Jesús incluyéndose en el círculo de sus íntimos.

Así pues, resulta lógica la afirmación de Jesús al paralítico: “se te perdonan los pecados”. No dice que Dios o él le perdonen. La cancelación de la deuda generada por la injusticia se produce por un efecto automático de la acción que Marcos ha denominado fe. De esa nueva situación a que el inmóvil deje de serlo no hay más que un paso.

Por pecado debe entenderse, no la transgresión de una norma, sino la desorientación provocada por la aceptación de un sistema injusto e inhumano que provoca el desconcierto y conduce a la parálisis. Una vez descubierto y alcanzado el lugar que corresponde a la condición de hijo, se acabó el extravío.

2ª. La tempestad sobre la barca

Jesús usa por segunda vez el término fe en el episodio de la tempestad sobre la barca (Mc 4,35-5,1; Mt 8,23-27; Lc 8,22-25). En su relato paralelo, Mateo utiliza otro término: de poca fe (ὀλιγό-πιστος).

En esta escena cargada de simbolismo Jesús habla de fe dirigiéndose directamente a los discípulos:

“¿Por qué sois cobardes? ¿Aún no tenéis fe?” (v.40)

Fe y cobardía se contraponen.

En la narración del paralítico la fe se descubre en el movimiento decidido hacia el objetivo. Aquí la ausencia de fe se manifiesta en la pasividad de los discípulos ante la propuesta del Galileo. Independientemente de las diferencias entre los textos sinópticos, los tres coinciden en la idea de que el miedo se opone a la fe.

Según Marcos, los discípulos están en contra de secundar la estrategia de Jesús. Piensan que por la vía de constituir una insignificante sociedad alternativa el proyecto del Reino de Dios se va a pique. Ellos prefieren la fuerza de la multitud. Siguen aferrados a la toma del poder y al establecimiento de un imperio hegemónico. La actitud de los discípulos ha generado una situación crítica en sus relaciones con Jesús (la tempestad sobre la barca):

“Sobrevino un fuerte torbellino de viento; las olas se abalanzaban contra la barca y la barca empezaba ya a llenarse” (v.37).

El Galileo ocupa el lugar desde donde se patronea la embarcación. Pero, intencionadamente, evita dirigir. Ni siquiera interviene. Les deja hacer. Son los discípulos quiénes tienen que decantarse por una opción:

“él se había puesto en la popa, sobre el cabezal a dormir” (v. 38).

El proyecto de sociedad alternativa se halla estancado por la nula adhesión del grupo de discípulos. Ellos consideran equivocado el plan de Jesús y se encierran en sus planteamientos, incapaces de tomar alguna iniciativa. Demuestran su inmadurez escurriendo el bulto y urgiendo al Galileo a que sea él quien cambie de idea:

“Maestro, vamos a sucumbir, ¿y no te importa?” (v.38).

Pero él no se plegará a sus exigencias. Antes bien, les echará en cara la falta de adhesión (fe) a su propuesta:

“¿Aún no tenéis fe?”

Fe es sinónimo de adhesión a su persona y a los objetivos que él persigue. Los discípulos, temerosos, han dado muestras evidentes de renunciar a comprometerse con la propuesta de Jesús. Él les reprocha su deslealtad:

“¿Por qué sois cobardes?”

La carencia de fe se observa al recular.

Se han echado atrás. El miedo paraliza e impide avanzar. La falta de fe del grupo se debe a su arraigo en la religiosidad del Antiguo Testamento y su plena confianza en las promesas divinas de hegemonía política para Israel. La religión les proporciona seguridad. El plan del Galileo, dudas. El choque de modelos resulta inevitable. Los discípulos originan el temporal. Se oponen a seguir el programa de Jesús y tratan de frenar su avance enquistándose en la pasividad.

El miedo al fracaso de la sociedad alternativa señala la falta de aceptación de la misma. Sin adhesión, los seguidores revelan no serlo. Se vuelven paralíticos. Lo contrario a la fe no es, por lo tanto, el ateísmo, sino la falta de compromiso provocada por el miedo que abate y condena a la inmovilidad.

Para Jesús, la condición de discípulo conlleva implicarse con la vida en el progreso de su programa. Por eso exigirá la fe: una lealtad sin fisuras, certificada con la práctica y a prueba de temporales.

21 comentarios

  • oscar varela

    Hola!
     
    La pregunta de Sergio Zalba en torno al “Poder para Perdonar los Pecados”,
    se conecta internamente con el supuesto “Poder de la Primacía y de la Institución”.

    Estas cosas, tal vez pueda comentarlas en el Post de “CORTAR POR LO SANO”;
    porque ahora se nos viene el fotógrafo con su 2ª Cámara exegética.

    Mientras tanto Yo-me-pregunto:

     
    * ¿Qué o quién me manda a mí?
    ·············

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Donde digo que no era un proyecto sociopolitico, debo decir que no era solamente un proyecto sociopolitico.- Aclaración muuuuuy importante.- Gabriel

  • Santiago

    Sergio,  muy interesante y oportuna tu pregunta porque el titulo que se da asimismo Jesucristo, tal y como aparece en los evangelios, es EL Hijo del Hombre…82 veces aparece en el Nuevo Testamento y en los evangelios es siempre utilizado por Jesus…en griego siempre es “EL” Hijo del Hombre, usando el articulo determinado para mostrar que se tiene en mente una “persona en particular”…Es Cristo mismo el que elige llamarse “el” Hijo del Hombre y no un “hombre cualquiera” para significar que EL -Hijo de Dios- habia adquirido tambien total y plenamente la naturaleza humana..su cuerpo era humano pero su filiacion era divina, pues era UNO con el Padre..Y ASI, SEGUN EL profesor Bock en sus investigaciones del Nuevo Testamento el Hijo del Hombre “es un titulo que Jesus utilizo para referirse a si mismo y a su autoridad. Al final de su ministerio revelo el significado total de la frase, pues el titulo se refiere a Jesus como representante de la humanidad que tambien posee actividades divinas. Fue la forma de decir: YO SOY el enviado con la autoridad de Dios, pero tambien represento a la humanidad”
    Y ENTONCES volviendo a Marcos en el Paralitico de Cafarnaum, Jesus le dice: “Hijo, perdonados son tus pecados…los escribas, por supuesto, le entendieron muy bien cuando pensaron que Jesus hablaba en primera persona…pues quien puede perdonar pecados sino SOLO Dios?…no eran los simples humanos los que podian perdonar…sino que esto era -evidentemente- un privilegio divino….pero ellos sabian que Cristo hablaba de EL MISMO…por eso dijeron: “esta blasfemando”…SIN EMBARGO, Cristo no rectifico, ni corrigio su pensamiento, el pensamiento de esos doctores de la ley…pues efectivamente en el CONTEXTO Cristo estaba hablando con la autoridad que le concedia su filiacion divina…por eso diceles Jesus: “Por que pensais eso en vuestros corazones?  Que es mas facil decir “perdonados son tus pecados” o decir “levantate, toma tu camilla a cuestas y anda”?..Pues para que sepais que el Hijo del Hombre tiene POTESTAD de perdonar pecados sobre la tierra, DICE JESUS AL PARALITICO: Yo te digo: Levantate, toma a cuestas tu camilla y marcha a tu casa”…Y (entonces) se LEVANTO, y AL PUNTO, cargando con su camilla, salio en PRESENCIA de TODOS”…y todos vieron EL MILAGRO pues Marcos dice que: “TODOS ESTABAN FUERA DE SI Y GLORIFICABAN A DIOS, diciendo: nunca hemos visto algo igual” Marcos 2, 1-12 Lucas 5-17-26 y Mateo 9-1-7)(.las mayusculas y los parentesis son mios)..Como antes deciamos solo leyendo y estudiando las escrituras en el contexto completo de la historia de la tradicion apostsolica es como podemos encontrar su verdadero y real SENTIDO…lo demas son especulaciones interesantes pero no constituyen la aproximacion mas valida y cercana al mismo Jesus y a los testigos mas proximos a EL..los que validaron con su vida y su sangre la verdad de los dichos y hechos de Jesucristo….un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Gabriel Sánchez

    Mt. 16, 18 …Mc. 16, 7…Mt. 28,10…Mt 28, 18-20…Obviamente el convoco, a sus discípulos, formo una comunidad de entre ellos con muchos que lo siguieron hasta casi el final…y los convoco a vivir un proyecto, para que fueran sus testigos, que serían identificados por como se amaban y que tenían una misión extender su proyecto del Reino, que no era un proyecto sociopolítico, sino una transformación radical de los sentimientos y las vinculaciones…Que eran esa comunidad que recibió esa misión, era eso una comunidad convocada por el, ellos convocaron a otros y los reunieron, los griegos como los vieron funcionar como una de sus instituciones que era la asamblea de ciudadanos que decidían sobre los asuntos de la Polis, los llamaron igual Asamblea (Ekklesia)…, gracias a las comunidades de los seguidores de Jesús en el tiempo nos ha llegado su mensaje, hay una imponente eclesiología sobre el tema, que escribió
    VELASCO, Rufino: llamada  La Iglesia de Jesús. Proceso histórico de la conciencia eclesial, que se encuentra en la biblioteca de http://www.servicioskoinonia.org en todos los autores por la v corta…

    Justamente la Iglesia de Jesús es el titulo y dice    “2. Concretamente: el origen de  la  Iglesia puede entenderse desde el punto de vista de su 
    fundación, o desde el punto de vista de las experiencias fundantes que entraron en juego en ese 
    acontecimiento…En  el  segundo  sentido,  la  Iglesia  aparecerá  originándose  en  una  comunidad,  o  sujeto  de 
    determinadas  experiencias,  tan  hondas  y  originales  que  de  ellas  surgirá  necesariamente  esa 
    gran novedad histórica que es la Iglesia de Jesús. 
    Entender la Iglesia primariamente como comunidad, o primariamente como institución, va 
    a depender en gran medida de la forma de dar respuesta a esta cuestión fontal y radical: ¿cómo 
    se originó la Iglesia de Jesús? ”

    Este autor, uno de los más brillantes eclesiológos, de nuestro tiempo, apunta al caracu (medula) , la esencia de la concepción de Iglesia, y  dos forma de concebir y …vivir la iglesia de Jesús…Un abrazo desde Montevideo.-Gabriel
     

     

  • Salvador Santos

    Buenas tardes Josela.
     
    A mi modo de ver, la cuestión que planteas:
    La sociedad que le representa (a Jesús) ¿se identifica con alguna institución o con alguna iglesia?,
    tiene fácil respuesta:
     
    La sociedad que le representa:
    no es aquélla que se arroga ese papel,
    sino la que pone en práctica su proyecto.

    Te mando un abrazo

  • mªpilar garcía

    Josela:

    Ciertamente Jesús, ¡no fundo una iglesia!

    Ni un movimiento; ahí radica el problema, y de esa idea, “nacen cientos de movimientos”.
    Cada uno de ellos, está convencido, que es mejor que el otro.

    Ese es el problema de las organizaciones, iglesias, movimientos; cada uno de ellos/as, se cree obtener “la verdad absoluta” y el resto no.

    ¡Ahí comienza el verdadero problema!

    Al mismo tiempo, hay reconocer por justicia, que; Dentro de estos grupos, incluida las iglesias y fuera de ellas…

    1º.- Sí hay personas, que no buscan para nada su provecho personal.
    2º.- Sí trabajan desde el Mensaje de Jesús, dando la vida por ello, o viviendo como El vivó, allí donde se sienten llamadas.
    3º.- Entre esas personas, hay, muchas que son laicas; otras religiosos/as; otras, creyentes de distintas iglesias o grupos; ateos, con un sentido de solidaridad honradez plena.

    Hay profesiones dispares y al mismo tiempo necesarias: “sociales, jurídicas, médicas, ingenierías, agriculturas…”
    Puede encontrar cientos de ellas, dispersas por todo el mundo.

    Lo triste es, que eso, no llama nuestra atención, le puedo garantizar que haberlas ahílas.

    Por otro lado, en todas las iglesias, grupos, organizaciones; encontrará caminos dispares:

    Una parte se quedara en el boato, la presencia, el ruido… y otro camino es; en trabajo, la entrega, la escucha de los que sufren la injusticia.

    No lo dude, siempre encontrará, las dos maneras de caminar, desde el hermoso Mensaje de Jesús (para algunas de las personas que aquí participamos)
     

    No olvidemos, que también forman parte de esta familia, personas, que viven desde otras “formas” de pensar, y pertenecen a otros movimientos… y otras que directamente se confiesan ateas, o sencillamente, nada tiene que ver con iglesia alguna.

    Eso no los descalifica como personas íntegras y con su absoluto derecho a caminar según sus criterios, porque los creen mejores.

    Cada cual sea:
    ¡buena persona ahí donde quiera libremente estar! y respetemos la libertad de cada cual, sin acusaciones.

    mª pilar

  • Santos afirma en una parte del bloc:..”la fe es sinónimo de adhesión a su persona y a los objetivos que él persigue..”El 1 de marzo afirmaba:”–el proyecto social del Galileo no precisa de estructura religiosa alguna..”Por otro lado el 9 de Marzo decía:”..Quien traiciona ese objetivo tiene: tiempo de rectificación.Un amigo ( el Galileo y la sociedad que REPRESENTA), dispuesto a recuperarlo”. Uno se plantea cómo conciliar lo que se dice por ahí que Jesús no creó una religión sino un movimiento.Pero, por otro lado, se afirma que para que no desaparezca el movimiento siempre surge alguna institución..La afirmación del 9 de Febrero:..” la sociedad que le representa..”¿se identifica con alguna institución o con alguna iglesia?
    “Por otro lado, uno piensa por momentos que las iglesias, en nuestro caso la católica, ha surgido para dar al movimiento de Jesús una continuidad..pero surgen dudas sobre si las iglesias estorban o ayudan a esa “adhesión a sus objetivos ” en ciertos momentos históricos…más cuando se oyen frases como:”Jesús, sí..Iglesia,no”…O simplemente uno debe buscar la espiritualidad, en nuestro caso, la evangélica, haciendo oido sordo a lo demás..aunque algunos afirman que para dar continuidad a la espiritualidad surgen las religiones.
    Oscar en una de sus participaciones decía:” No hay nada absolutamente nada que el ser humano pueda hacer objetividad sin que vaya en ello algún interés del sujeto mismo”.
    Guillermo el 2 de Marzo afirma:”…….considero que son un manifiesto de fe fundamentada en unos hechos históricos..casi siempre corremos el peligro de convertir en histórico lo que se transmite como fe…”Uno ha leido, alguna vez, que no se puede negar que Jesús hiciera acciones que en su tiempo se vieron como milagrosas..aunque es difícil concretar en particular cuáles serían históricas..Lo que pasa es que la curiosidad acecha y uno se pregunta :..”quitando el hecho histórico de que Jesús tuvo dificultades con los discípulos para hacerse aceptar en su proyecto..o que intentó extender el espíritu de su Reino tanto a los judíos como a los no..fuera de afirmaciones de ese estilo, lo demás, en general,  son parábolas, metáforas, recursos literarios para expresar lo que está sucediendo en sus psicologías, en sus almas..” A lo mejor, no será correcto hacer preguntas así a Santos, pero como la ignorancia es atrevida..Gracias a todos.
                                                                                     

  • Gabriel Sánchez

    Apenas tengo tiempo para realizar este comentario al excelente trabajo de salvador, durante estos dos días del carnaval que empiezan el lunes, voy a tratar de ponerme al día.- Gabriel
     
     
    Me voy a permitir otra vez repetir y a modo de preámbulo, una afirmación de la que tal vez Salvador no sea conciente del todo o tal vez si…Salvador obras el munus profético, con una peculiar forma de hacerlo…en la trasmisión y sentir de la escritura, que me hace afirmar que tienes el manto de Jesús Peláez y del gran maestro Juan Mateos…
     
    Dicho de esto, voy a copiar una concepto  del genial Zubero, estar enfermo es no tener proyecto y la capacidad curativa, es aquella que a lo más profundo de nuestro ser, nos es dado un proyecto, por el que vale entregar la vida…
     
    La fe, es un lugar de encuentro (para el cristiano), en la ternura y el amor inconmensurable del Padre y nosotros en la persona de Jesús…Allí nos es entregado un proyecto que si lo elegimos nos abarca toda la existencia…si se me permite decir lo que siento, por toda la eternidad…Pero la circunstancias nos ponen en verdaderos momentos de fracaso, de dolor…de lucha…de injusticias y de muerte, la respuesta puede ser el miedo…todos tenemos miedo, pero no nos paralizamos…el miedo que paraliza y muchas veces nos lleva a huir, rumbo a Emaus, (como dice dolores Aleixandre) lejos de los crucificados y su memoria…rumbo a la seguridad, al éxito…a la defensa del status quo, del sistema de muerte imperante…Pero si hemos aceptado ese proyecto, apenas podremos ser un pequeño resto (Lc.12,32)…Por eso la presentación de los curas casados, las comunidades, las luchas por la justicia, por la verdad, por la libertad…que ocupan hoy a los maltratadas por las tinieblas, los desposeídos, los trabajadores, las mujeres, la tribus indoamericanos, las comunidades negras, los pueblos de África, de Asia  mil millones de personas  que no tienen la posibilidad de adquirir el suficiente alimento para vivir, en un numero que crece…Quedarse quieto, cómodo e instalado, hablar y estudiar teología, rezar mucho e ir a Misa diaria solamente, es decir  no comprometer con  la vida, parece que no se compadece de esta interpretación de lo que es la Fe según tu exegesis que yo comparto de Salvador…  “En la narración del paralítico la fe se descubre en el movimiento decidido hacia el objetivo. Aquí la ausencia de fe se manifiesta en la pasividad de los discípulos ante la propuesta del Galileo. Independientemente de las diferencias entre los textos sinópticos, los tres coinciden en la idea de que el miedo se opone a la fe.”
     Con cariño para todos Gabriel

  • Salvador Santos

    Amigo Oscar, la respuesta a cada una de tus preguntas requeriría un análisis en profundidad de los temas que plantean. Imposible en un comentario. Haré lo que pueda en una página.
     
    1ª El concepto de creencia en la acepción religiosa que tiene para nosotros no tiene cabida en Marcos. La existencia de un Dios intervencionista se da por cierto. Como en el resto de libros del NT, él usa un verbo (πιστεύω; creer, dar crédito; confiar) para expresar confianza o seguridad en alguien o en algo.
     
    Los religiosos consideraban que el cumplimiento estricto de la Ley divina acercaría el momento decisivo del reinado de Dios. Jesús no se resignó a esperar. Inició una andadura con un colectivo donde reinara la justicia. Fue su manera de demostrar su confianza.
     
    Praxis de Jesús=plan de Dios (responde a la cuestión planteada en el punto 3º sobre si Jesús y Dios son lo mismo en su quehacer).
     
    2ª Hay diferencias en el sentido de los términos:
     
    Τέκνον (emparentado etimológicamente con un verbo con significado de nacimiento biológico: dar a luz, parir) expresa descendencia: nacido de.
     
    Υἱός se dice con sentido genérico. Cuando va asociado a otro término indica una estrecha vinculación con la realidad que ese término expresa. Para expresar la intimidad de los amigos, Marcos habla en 2,19 de los hijos del tálamo.
     
    3ª Cuando he afirmado que el reinado de Dios se ve, me refiero a las personas concretas que integran cada colectivo de adheridos al proyecto de Jesús y a la  praxis de ese colectivo. El proyecto es social, no individual.
     
    Marcos usa solo dos veces el término obra (ἔργον) (13,34; 14,6) expresando la entrega a la tarea de llevar el proyecto hasta el final.
     
    Por último, el término mano (χέιρ) se emplea en sentido figurado para indicar  actividad humana. En la mayoría de los casos en que va asociada a Jesús señala su actividad liberadora.
     
    No hay foto de Dios en Marcos. Sí, de la praxis de un hombre que en lugar de quedarse sentado a esperar su intervención, se puso manos a la obra.                    

    Un abrazo

  • oscar varela

    Hola Salvador!

    1º) ¿Usa Marcos las palabra “creencia“; distinta (o no) de la palabra “fe“?

    Acá, en Atrio. se hizo mucho incapié en su diferencia; cuando se cursó a Marcel Lègaut.

    2º) ¿Hace Marcos alguna diferencia significativa en los vocablos hijo (τέκνον) y (uîós)?

    3º) En el Post decís que -” el colectivo donde se vive la igualdad, el Reino de Dios, ¡que también se ve!”
    ¿Tiene algo que ver ccon “por sus frutos se sabe“?

    Acaso usa Marcos como término “significativo” la palabra “Qehacer“; “Obra“, etc.

    Y entonces ¿sería de que Jesús y Dios Padre son lo mismo “en la Obra“?

    ¿Qué papel juegan las “manos obreras“?
    ·············
    Por último (y creo que tendría que ser un Post aparte):
    ¿puede -o no- haber FOTO de ese su Dios?
    ·············
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Guillermo

    Buenas tardes:

    En mi opinión los evangelios superan lo histórico y entran en la fe. Considero que son un manifiesto de fe fundamentada en unos hechos históricos. Son los primeros cristianos, los que con fe en Jesús, escribe los evangelios…., diversos, y son ellos los que aunara los criterios sobre la forma de la transmisión y el mensaje a predicar. Es muy cierto, que no podemos afirmar rotundamente que Jesús de Nazaret fue como aparece en los evangelios, (de Marcos, de Mateo, de Lucas….Sinópticos, Apócrifos……, de la traducción Hebrea, Griega…., Católica, Protestante, Ortodoxa……) ni que dijo todo lo que dicen que dijo, y no nos sirve únicamente con argumentar, para defender nuestras teorías, con el hecho de que lo leemos en los evangelios. Para ver a Jesús en toda su dimensión  hace falta fe. Casi siempre corremos el peligro de convertir en conocimiento histórico lo que se trasmite como fe.

  • Sergio Zalba

    ¡Muchas gracias Salvador! Tu respuesta me satisfizo plenamente.
     
    Se nos hace muy difícil modificar las categorías con las que siempre nos han leído la biblia y los evangelios. Gracias otra vez.

  • Carmen (Almendralejo)

    No tengo tiempo para expresar cuanto significa en mi vida esta parábola, solo decir que está unida a mi vida de fe, busqueda personal y sobre todo que debo en gran parte a l*s amig*s que supieron introducirme por aquella parte donde era casi inaccesible a esa frontera donde la propia realidad empieza con obtener gran parte de felicidad, borrar del horizonte aquello que no nos deja traspasar ese camino en  libertad… es lo que veo o escucho en cada palabra de este texto
    Gracias Salvador Santos, y amig*s de Atrio

  • mªpilar garcía

    “…Para Jesús, la condición de discípulo conlleva implicarse con la vida en el progreso de su programa. Por eso exigirá la fe: una lealtad sin fisuras, certificada con la práctica y a prueba de temporales.”

    ¡Que alegría tenerle de nuevo entre este grupito que quiere seguir descubriendo el verdadero sentido, del “programa” –  estilo de vida del Galileo Jesús!
     

    ¡Gracias! Es, para mí, como aire renovado, alimento de mi mente y corazón, renovado una vez más.
     

    Me da energía, aumenta el gozo, la esperanza, la ilusión primera, allá, en el comienzo de mi vida.
     

    Un abrazo agradecido.

    mª pilar

  • Salvador Santos

    Por aquí ando, amigo Sergio, por Murcia.
     
    Respecto a las dos cuestiones que planteas:
     
    1. El perdón de los pecados.
     
    El pecado era la transgresión de la Ley y una ofensa a Dios. Para eliminarlo estaba estipulado hacer una ofrenda. Se requería, pues, pasar por la sacrosanta carnicería del Templo, en manos, naturalmente, de la aristocracia sacerdotal. También se admitía, ¡como no!, hacer la ofrenda en metálico. De ambas maneras el pecado resultaba ser una fuente inagotable de dinero, además de garantizar a la institución religiosa su papel de intermediaria en la consecución del perdón divino. Las palabras de Jesús: “Se te perdonan los pecados” representaban, por tanto, una seria amenaza para el negocio y para la supervivencia de la institución. Sus representantes allí presentes en posición de adoctrinamiento (sentados; v.6) fueron conscientes del peligro que representaba para la religión semejante planteamiento.  
     
    Jesús consideraba el pecado como una acción contra el ser humano. En el sistema que aplasta (espíritu inmundo; 1,23ss.), margina (leproso; 1,39ss.) y hace inválido (paralítico) se halla el origen del pecado. Quien participa en ese sistema contrae una deuda con el ser humano que debe cancelar. Para lograrlo no vale el templo, sino un cambio de itinerario renunciando al sistema injusto. Ese movimiento supone un paso decisivo para salir del extravío. La adhesión al proyecto de sociedad alternativa (fe) confirma la absoluta cancelación de la deuda. Restaura, pues, la condición humana. El pecado es asunto horizontal. El proyecto social del Galileo no precisa de estructura religiosa  alguna.
     
    2. Sobre Mc 2,10
     
    La expresión: hijo del hombre, tomada de Dn 7,13 (“ví venir entre las nubes del cielo una figura humana…”; literalmente: “como un hijo de hombre”) equivale a: ser humano.
     
    Veamos la traducción que hace Juan Mateos de Mc 2,10:
     
    Pues para que veáis que el Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados…” (v.10).
     
    Jesús se dirige a los representantes institucionales. Ellos hacían cábalas. Les interesa lo fácil: el pecado, el negocio y el poder. El problema humano queda relegado. Jesús, en cambio, busca que el paralítico recobre su señorío. Aquellos se sienten seguros en la vía vertical. Jesús apuesta por el plano horizontal (en la tierra). En coherencia con su proyecto, para Jesús la capacidad de cancelar la deuda ha pasado de Dios al ser humano. Él interviene como el Hombre: el modelo de ser humano representante de la sociedad alternativa que acepta al paralítico. El hombre inválido se decidió por esa opción. Salió, por tanto, del desatino y encontró la plenitud humana. Ha cancelado su deuda. El Hombre, el que representa a la sociedad alternativa al sistema, lo confirma.
     
    Para demostrar su nueva condición, el Galileo le solicita que se levante y se marche a su casa. No necesita de ninguna institución. Él accede. Ahora puede caminar con independencia. Por eso saldrá de la escena con la camilla bajo el brazo.
     
    El impresionante relato de Marcos termina dando cuenta del asombro de la gente:
     
    “Nunca hemos visto cosa igual” (v. 12).
     
    Se sorprenden de la gran capacidad del ser humano mostrada a por aquel hombre de Nazaret. No ha habido milagro alguno. En el relato no aparece una sola palabra hablando de sanar.
     
    Te mando un abrazo, Sergio.

  • Asun

    Quiero dar las gracias a Salvador por su estupenda pedagogía exegética, sencilla y clara,  del Evangelio de Marcos.
     
    A mi modo de ver lo que reflejan estos  pasajes es la psicología de Jesús, su gran conocimiento por experimentado de la condición y naturaleza humanas. Se ha caído y se sigue cayendo con cierta facilidad en considerar el Dios de los cristianos como la prolongación que otorga y da protección a nuestros deseos y peticiones, en quien  se sienten seguras  nuestras inseguridades,  como el niño lo hace con sus padres.
     
    Jesús es confianza plena en el proyecto alternativo que no se apuntala en el poder ni en la seguridad que viene de fuera, es un talante que se pone en acción ante lo inmediato que surge, dejando al momento  las dudas atrás. Su verdadera religión  es poner en marcha una nueva sociedad en la vida misma.
     
    A pesar de  que la 1ª  escena es de un  tiempo, personajes  y lugar concretos,  se intuye una visión más amplia que acaece en  la historia de las religiones en tanto que derivan en cumplimiento de normas.  Los pecados que se atribuían como la causa de los males físicos y psíquicos, no podían ser perdonados más que por la acción de la Divinidad y a través de sus representantes se acreditaba, lo que creaba en la vida muchos miedos y temores. Lo hemos vivido aún hoy día.
     
     Jesús nos hace ver claramente que esta concepción es equivocada al declarar abiertamente que ““Hijo, se te perdonan tus pecados”, es decir, al confiar en lo que se es por uno mismo, se erradican creencias  prejuiciosas, que no dejan ver  ni ser lo que se es, recuperando  la  libertad y dignidad falsamente arrebatadas,  secuestradas. El perdón, la ausencia de imputaciones, viene del mismo ser humano, del interior de  todo hijo de hombre,  al dejar de  sobrecargarse  con pecados los infortunios y desdichas de la vida y creer en quien se es.
     
    La religiosidad cerrada en sí misma puede paralizar,  hacer la pasividad centro de nuestra vida,  permaneciendo inmóviles, marcados por el miedo y el temor, des- centrándonos de Jesús, no reconociéndonos en su proyecto, en la vida misma.
     
    Un abrazo a todos.

  • kaláa

    Cada uno tiene sus propias distracciones….por lo que veo.
    Quién  impide….  exponer  aquello que admiramos….?
    lo dejo ahí.

  • kaláa

    Fotografío…. podría decir mi distracción….
    El objetivo ….de la cámara recorre la mirada amplificando lo que miramos , para pararnos en aquello que nos distrae, y  capturar en la cámara  lo que a simple vista pasaba inadvertido.
    En realidad  aquí estoy ante   un paralítico introducido …en el interior de la casa…
    Un paralítico que no parece ser sordo, mudo y ciego.
    Saludos.

  • Sergio Zalba

    Muy interesante y claro, hasta aquí, la cuestión de la fe en el evangelio de Marcos.
     
    Quisiera, sin embargo, pedirle a Salvador Santos, si es que anda por ahí, alguna precisión respecto al tema del perdón de los pecados. Es colateral respecto al tema central, pero es bien significativo en el ejemplo de paralítico.
     
    Sobre el final de ese texto (Mc. 2,10) Jesús dice que ‘el hijo del hombre tiene poder para perdonar los pecados’. ¿No viene a decir entonces que es él efectivamente quien perdona?
     

  • oscar varela

    Hola!

     ¿Nada más que FOTOGRAFÍA?
    ················
    Haré algunas “PISTAS” para consideraciones en torno a ello:
     
    1ª) Foto y Revelado:
     
    En 1959 Julio Cortázar escribió un Cuento (Las babas del diablo),
    que fue llevado a Peli (Blow up)en 1966 por Michelangelo Antonioni.
    [Más Info ver: http://www.cinemascine.net/relaciones/antonioni-y-cortzar-en-blow-up-10 ]
     
    Se trata de una FOTO y su REVELADO.
    ··············
    2ª) Foto,  Cine y Energía:
     
    La Ciencia Física tiene (entre otras) tres vistas sobre una misma cosa:
     
    1- ESTÁTICA: estudio de la cosa “en sí” (aislada). Asimilo a la FOTO de la cosa.
     
    2- CINEMÁTICA: estudio de los “movimientos” (trayectorias) de las cosa. Asimilo a PELI de la cosa.
     
    3- DINÁMICA: estudio de las “energías” que mueven la cosa. Asimilo a ARGUMENTO VITAL de la cosa.
    ····················
    3ª) Nota exegética – Hermenéutica – Interpretación – Saber:
     
    Para “saber” de algo no hay otra manera que “interpretarlo”; e.d. “darme cuenta” o “hacerme cargo” de:
     
    a) Por qué hay ese “algo”;
     
    b) Para qué hay ese “algo”
     
    Es decir: Su ARGUMENTO VITAL.
     
    Descuidar el “argumento” de algo es el máximo menos-precio;
    Es no comprender-lo;
    Aunque se alegue tener –y se tenga- la FOTO y la PELI.
    ···············
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • ana rodrigo

    Muy interesante este post. Gracias,Salvador Santos (¡menudo nombre y apellido que tienes…jaja).
     
    Si no fuese porque estos textos están escritos en función de un objetivo religioso-cristiano, podríamos decir que son un estudio fantástico de sicología humana.
     
    De cualquier forma, es una buena manera de desmitificar la fe religiosa tal como se suele entender habitualmente y a la luz de cómo la entendía Jesús, muy de pies en el suelo y poco de andarse por la estratosfera de nuestras posibilidades.
     
    Me ha gustado mucho el párrafo : “La religión les proporciona seguridad. El plan del Galileo, dudas” de mucha enjundia y tan actual hoy como entonces. Las religiones son asideros que proporcionan seguridades de toda índole: El Dios protector, que nos quiere, que vela por nosotros, que nos ayuda, que nos consuela, que nos espera más allá de esta vida, etc. Pero esto no es todo, una religión, a su vez, ancla sus bases en normas, con lo cual quien cumple las normas adquiere la seguridad de no equivocarse. Tanto en un caso como en otro, estas seguridades que nos vienen de fuera de nosotros mismos, nos empequeñece, nos proporcionan cierta discapacidad sicológica y/o espiritual, nos delimitan nuestra potencialidad intrínseca. Debió por eso por lo que Jesús no creó una religión nueva, sino que abrió puertas a la toma de nuestras propias decisiones.
     

    En general el ser humano religioso lo que quiere son seguridades, el riesgo es cosa de héroes. De ahí se deduce que las religiones terminen esclerotizando el mensaje inicial que casi todas tuvieron en sus orígenes.

Deja un comentario