Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4953 Artículos. - 79556 Comentarios.

Tolerancia cero a la mutilación genital femenina

La globalización como etapa nueva de la humanidad y de la propia Tierra, no solamente ha puesto en contacto a las personas y a los pueblos entre sí, sino que también ha propagado por todo el mundo sus virus y bacterias, sus plantas y frutas, sus artes culinarias y modas, sus visiones del mundo y las religiones, inclusive sus valores y antivalores.

          Es propio de la naturaleza humana y de la historia, no como defecto sino como marca evolutiva, que seamos sapientes y dementes y, por eso, surgimos como seres contradictorios. De ahí que, junto a las dimensiones luminosas, que muestran el lado mejor del ser humano y por las cuales nos enriquecemos mutuamente, aparecen también las dimensiones sombrías, tradiciones seculares que castigan a sectores enormes de la población. Por esto, debemos ser críticos unos con otros, para identificar prácticas  inhumanas que ya no son tolerables.

          Nosotros los occidentales, por ejemplo, somos individualistas y dualistas, tan centrados en nuestra identidad que tenemos grandes dificultades para aceptar a los diferentes a nosotros. Tendemos a tratar a los diferentes como inferiores. Esto proporciona base ideológica a nuestro espíritu colonialista e imperialista, para imponer a todo el mundo nuestros valores y visión de mundo.

          Semejantes limitaciones las encontramos en todas las culturas. Pero hay limitaciones y limitaciones. Algunas de ellas violan todos los parámetros de la decencia, y basta el simple sentido común para hacerlas inaceptables. Parecen más violaciones y crímenes que tradiciones culturales, por más ancestrales que se presenten. Y no sirve que antropólogos y sociólogos de la cultura salgan a defenderlas en nombre del respeto a las diferencias. Lo que es cruel es cruel en cualquier cultura y en cualquier parte del mundo. La crueldad, por inhumana, no tiene derecho a existir.

          Me refiero específicamente a la mutilación genital femenina. Es practicada secularmente en 28 países de África, en Oriente Medio, en el Sudeste de Asia y en varios países europeos donde hay inmigración proveniente de esas zonas. Se calcula que existen en el mundo actualmente entre 115 y 130 millones de mujeres mutiladas genitalmente. Otros tres millones, incluyendo quinientas mil en Europa, todavía son sometidas anualmente a tales horrores.

          ¿De qué se trata? Se trata de la remoción del clítoris y de los dos labios vaginales y en algunos sitios hasta de la sutura de los labios vulvares en niñas con edades comprendidas entre los 4 y los 14 años. Esto se hace sin ninguna preocupación higiénica con tijeras, cuchillos, navajas, agujas y hasta con trozos afilados de vidrio. Son inimaginables los gritos de dolor y de horror, los choques emocionales y sufrimientos indecibles, y las hemorragias y las infecciones que pueden ocasionar la muerte, como puede comprobarse en algunos youtubes de internet que no aconsejo a nadie ver.

          En Europa tales prácticas están prohibidas. Las madres llevan entonces a sus hijas a sus países de origen con el pretexto de conocer a sus parientes. Y allí les espera este horror, que más que una práctica cultural es una agresión y grave violación de derechos humanos. Por detrás funciona el más primitivo machismo que busca impedir que la mujer tenga acceso al placer sexual transformándola en objeto para el placer exclusivo del hombre. No sin razón la Organización Mundial de la Salud denunció tal práctica como tortura inaceptable.

          Veo dos razones que descalifican ciertas tradiciones culturales y nos llevan a combatirlas. La primera es el sufrimiento del otro. Donde la diferencia cultural implica deshumanización y mutilación del otro, ahí encuentra su límite y debe ser cohibida. Ninguna persona tiene derecho a imponer sufrimiento injustificado a otra. La segunda razón es la Carta de los Derechos Humanos de la ONU de 1948 suscrita por todos los Estados. Todas las tradiciones culturales deben confrontarse con sus preceptos. Las prácticas que conllevan violación de la dignidad humana deben ser prohibidas y castigadas. La ley suprema es tratar humanamente a los seres humanos. En la mutilación genital nos encontramos con una convención social inhumana y nefasta. Por eso se entiende que se haya instaurado el día 6 de febrero como Día Internacional de Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina.

          Cada día del año y en particular cada 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, debemos solidarizarnos con estas niñas, víctimas de una tradición cultural feroz y enemiga de la vida y del placer.

          [Traducción: MJG]

22 comentarios

  • Carmen (Almendralejo)

    En Extremadura también existe una Ley y deben pasar por l*s médic*s pediatras para ver la integridad física de las niñas… ¡Y!
    recordemos que tenemos una Ley a favor de la Igualdad e integridad física de la mujer ¿Se cumple estas?
    ¿No tenemos sueldos inferiores al hombre en igualdad de trabajo, yde categoría profesional en las empresas privadas, por qué no se cumple?
    ¿Por qué no se cumple la Ley de protección a la mujer maltratadas, por qué siguen mujeres asesinadas a  manos de sus maltratadores?
    ¿Por qué estos con solo un cursito, dejan de cumnplir la cárcel?

    ¡Vamos! que somos más inocentes que el pollo calimero

    Con tener a estas niñas varios años allí, basta, y con cambiarse de región o piso basta.
    Y si no vas a médicos progues o musulmanes ¡Que los hay en todos lados!
    ¿Suerte o desgracia?
    ¡No lo se! Pero para el hombre mucha y para la mujer menos

  • mªpilar garcía

    ¡Rodrigo amigo!

    No me has hecho sufrir; eso creía haberte hecho a ti, luchador incansable, en favor, de los derechos humanos y perseguido por ello.
     

    Ni se te ocurra dejar de escribir por mi causa, siempre aportas experiencias vividas, para mí,  lo más importante.
     

    Te seguiré esperando ¡¡¡por favor!!!

    Es… que sigo pensando, que hacemos poco, especialmente desde el poder.

    mª pilar

  • oscar varela

    Hola!

    Mientras aprendo en los Comentarios muchas cosas de las que pasan por el mundo,

    me hago un paréntesis, que era casi una expectativa,
    sobre el “asunto” que se traería Boff para este viernes pasado.

    Y se trajo éste.

    Yo me preguntaba si (y qué) diría sobre LO DE JAPÓN.

    Pues: NADA.

    Y me quedo preguntando: ¿POR QUÉ?
    ………………
    Cierro este parentesis mientras ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Existe en la sociedad africana una larga lucha de las mujeres, por ser consideradas personas humanas, una movilizacion que en el ultimo Foro Social Mundial recibio el respaldo y la fuerza de las organizaciones organizaciones de todo el mundo y hay una serie de movilizaciones de la organizacion mundial de mujeres, levantando la bandera de las mujeres africanas que lucha por erradicar esta abominable practica…PERO PARA NOSOTROS ES UN DESAFIO CONSTANTE, EL CONVERTIR NUESTRA MIRADA, PARA HUMANIZAR NUESTRA VINCULACION CON EL GENERO FEMENINO EN RELACION DE CARIÑO, FRATERNIDAD, IGUALDAD, RESPECTO Y JUSTICIA…NI UN PASO ATRAS…Gabriel

  • María

    En el Foro Social Mundial 2011 que tuvo lugar en Dakar a principios de febrero, se trabajó mucho sobre este tema. Y  lo hacían las propias mujeres africanas,  lo cual es un importate paso adelante, porque poco conseguiremos con prohibiciones si ellas mismas no toman conciencia de la atrocidad de la ablación, y se oponen a ella.
     
    Porque es una tradición muy antigua,  entendida no como una mutilación sino como una preparación de la mujer para el matrimonio, está sólidamente implantada los hábitos culturales, y es por lo tanto muy difícil de abandonar.
     
    “Debemos aprender a decir no”,  se oía repetir muchas veces en la tienda de las mujeres, la mujer africana no sabe decir no al hombre, y tenemos que aprender a hacerlo.
     
    La educación juega un papel decisivo en esto, porque creo que en Costa de Marfíl se intentó prohibir la ablación y a pesar de eso todavía hay un 78% que la practica.

  • ana rodrigo

    Querido Rodrigo, ya sé que se hacen algunas o muchas cosas por acabar con esta barbarie. Pero si se sigue con cifras escandalosas, quiere decir que no se hace lo suficiente.

    Yo me refería a que este tema fuese cuestión de política internacional, no sólo de ONGs y parecidos. A los países que lo permiten, lo toleran o miran para otro lado, o no lo persiguen, tendrían que sancionarlos como tales países, lo mismo que se intenta hacer algo ahora con Libia.

    Aquí en Andalucía también se vigila a las niñas que llevan a sus paises y las controlan cuando vuelven.

  • Rodrigo Olvera

    Mi querida María Pilar!!!!!  lamento que hayas pensando que mi comentario iba dirigido a tí. Y lamento aún más si te causó tristeza. No… mi comentario fue en reacción al comentario de Ana Rodrigo, a quien también quiero y admiro muchísimo.  Tu comentario me pareció maravilloso, apuntando a una propuesta concreta!!!
    Y mira por donde, que ibas bien encaminada, que alguien ya la ha implementado (hace falta darla a conocer más … gracias Ana María!!! yo desconocía ese protocolo)
    Ay… parece que cada vez me doy a entender menos. Te confieso que me espanta lo que percibo como una cada vez mayor tendencia a la generalización, al pensamiento en bloque… por éso me esfuerzo tanto en hacer distinciones, matices… en tratar de abordar la realidad desde lo compleja que es.
    Y ya ves como me va… termino pareciendo como defensor de Gaddafi (por Dios!!! jamás pensé que alguien pudiera decir éso de mí) o del magisterio oficial católico….  y ahora hasta a tí te hice pasar un mal rato!!! (esto último si no me lo perdono)
    Quizá va siendo hora de tomar un buen descanso de los foros de análisis. Hace tiempo que me digo que debo hacerlo, pero me puede más el ánimo de clarificación mutua (o será el orgullo o afán protagónico y manipulador?)
    Te mando muchos abrazos, querida amiga.

  • Ana Maria

    Decir que no se está haciendo nada en este tema es no tener en cuenta el esfuerzo de muchos y muchas en la lucha contra la discriminación de las mujeres, es una posición derrotista que al final da la razón al machismo de que es “lo natural” que la mujer esté sujeta al varón.
    En Cataluña, concretamente, hay un protocolo por el que cuando una familia de una país donde se practica la ablación, va de viaje con niñas menores, antes de salir se le comunica, ya sea por medio de la escuela o de su centro sanitario, que ha de pasar una visita medica en su centro de salud con la/las niñas, se les explica que a la vuelta han de pasar otra revisión y que si ha habido alguna manipulación, que en España es ilegal tanto el padre como la madre responderán si necesario con penas de cárcel o de expulsión.  Generalmente los padres lo entienden y que se sepa desde que esta este protocolo implementado no se han dado casos de ablación en residentes.
    Pero todos hemos de colaborar, escuelas, sanitarios, vecinos, hacer correr la voz entre las familias africanas que sean susceptibles de semejante horror.

  • mªpilar garcía

    Rodrigo:

    ¡Lo siento! sé que muchas personas trabajan en ello y en otros muchos temas.
     

    Es, que este en especial me parece tan brutal…
     

    En estos tiempos, muchas niñas  (ya en otros países) con educación fura también de sus hogares; ya no ven tan necesario, el planteamiento de, que sus vidas, no serán nada, si no se casan…
     

    Tienen otros sueños, como llegar a ser maestras, médicos… etc.
     

    Me duele tanto… la apatía de los gobiernos, porque dicen muchas cosas, pero a la hora de la verdad, todo se queda en paja.
     

    Mi propuesta es, como, un “empujoncito” a todos estos organismos dedicados por entero, a salvaguardar, como nos dice Antonio a:
     

    ¡La persona! ellos y ellas, en este mundo nuestro, en especial a ellas.

    mª pilar

  • mªpilar garcía

    Me lo ponéis más fácil aún:
     

    Cuando una madre parte a su país para semejante barbarie, dos acciones jurídicas:
     

    Una mujer, en el aeropuerto, revisa a la niña advirtiendo, que si esta vuelve salvajemente mutilada:
     
    ¡jamás entrará de nuevo en el país  donde esté!
     

    No sería tan costoso,  así, de verdad, podríamos creer, que les importa a los mandatarios del mundo esta aberración brutal hacia la mujer, en el cuerpo de una niña.

    ¡Es increíble!

    mª pilar

  • Guillermo

    Desgraciadamente el tema va más allá de las opiniones, de leyes internacionales, es una práctica tradicional que tiene una connotación religiosa y “cultural” en muchos países de Africa y Asía, y que está muy enraizado y positivado en muchas poblaciones. Es una forma más de  violencia contra la mujer que adopta formas diversas como: la esclavitud sexual y el embarazo forzado; los crímenes por razones de honor o  por causa de la dote, el infanticidio femenino y la selección prenatal del sexo del feto  la mutilación genital femenina y otras prácticas y tradiciones.

  • Antonio Vicedo

    Bien por esta tolerancia CERO. Pero a ver, si caemos en la cuenta de que ese CERO tiene que abarcar con la misma exigencia y urgencia que a la ablación física, a cualquier tipo o forma de ablación personal.
    La PERSONA MUJER, como la PERSONA VARON, es INOBJETIVABLE; no puede ser reducida a MEDIO o INSTRUMENTO, ni en parte, ni entera.
    No nos lancemos a la sensiblería hipócrita de atender remiendos corporales, dignos de toda consideración y rechazo, cuando nos estamos tragando la instrumentalización personal de más de media Humanidad.
    De la consideración realista y veraz de la PERSONA, es desde donde hay que partir para que  las relaciones humanas funcionen con equilibrio y facilidad= felicidad.
    El asunto fundamental no es de clítoris, ni de sexualidad, sino de tomar clara conciencia práctica de que la PERSONA es SUJETO y debe considerarse y ser tenida siempre como tal.

  • Rodrigo Olvera

    Ojo con las generalizaciones del todo o nada, blanco o negro. Afirmar que no se esta haciendo nada no corresponde a la realidad. Que lo que se hace es insuficiente, por supuesto! pero no invisibilicemos los esfuerzos que se hacen.
    El Comite de la CEDAW esta haciendo lo que puede; algunos funcionarios y funcionarias de la UNESCO tambien; el Comite de los Derechos de la Infancia tambien. Bachelet, la titular de la recien creada Agencia de Naciones Unidas para la Mujer puso el tema entre sus prioridades.
    Algunos paises de la region estan tomando acciones, sobre todo en el terreno educativo.
    Pero sobre todo… muchas mujeres activistas desde las comunidades, desde ONG, algunas desde organizaciones religiosas.. se estan quebrando el lomo y jugandose el pellejo por incidir en cambiar esta practica.  Claro… entiendo que no salen en los medios masivos, y es facil no enterarse de lo que hacen. Yo tengo el orgullo de ser companero de estudios de una de estas extraordinarias y valientes mujeres. Ella sobre todo esta trabajando en el tema de combatir la trata de mujeres por motivos de explotacion sexual y laboral. Pero a traves de ella, he podido conocer lo que sus colegas estan haciendo en el tema de combatir la ablacion. Les aseguro que no es retorico decir que uno (yo) no se siente digno de atarles las sandalias.
    Saludos y ojo contra la desesperanza… decian los clasicos que es una de las peores tentaciones 😉

  • MAR Medina

    Perdón, a cada uno lo suyo: la idea de devolver al padre a su país en caso de que se mutile a su hija fue de mª pilar. Saludos

  • MAR Medina

    A mí me duele tener que seguir hablando de este atrocidad que se perpetra contra millones de mujeres en el mundo, tener que repetir tolerancia cero a la mutilación de niñas indefensas.

    Porque en Europa están penalizadas esas prácticas, no lo olvidemos, el problema es que llevan a las niñas a sus países donde se la practican mujeres a petición, generalmente, de sus propias madres o abuelas, difícil de entender para mí, ya que también ellas fueron objeto de ese cruel y peligroso modo de tortura y han sufrido sus consecuencias toda su vida.

    Puede parecer incomprensible, pero hasta donde sé, se trata de una exigencia social: el único destino posible para las mujeres en estas culturas es el matrimonio, y para ello se exige la mutilación genital que garantiza que sea aceptable como esposa. Una práctica brutal para un objetivo muy simple: sin placer no hay interés por el sexo, garantía de fidelidad de la esposa y progenie indudablemente del esposo.

    ¿A qué mente desalmada se le ocurrió ese atentado contra las mujeres, y qué papel ocupan éstas en una cultura que lo impone hasta el punto de interiorizarlo y aceptarlo ellas mismas? Creo que está bien claro. 
    Sin matrimonio la mujer africana es una marginada social, una desclasada sin futuro. Así que las madres y abuelas de las víctimas ¡les están garantizando la vida!

    Es difícil desterrar una práctica que tiene una ancestral penetrancia social arraigada en un sistema marcadamente machista, en el que las mujeres son propiedad de sus esposos, una pescadilla que se muerde la cola, ¿por dónde empezar? Sin duda por la prohibición de practicar una mutilación a niñas indefensas, un atentado contra los más básicos derechos humanos, pero a su vez que educación o información a sus madres, intentar inculturalizarlas más abierta, más humana, más feministamente, para lo que hay que contar con ellas. Y la idea de Josefina tampoco está mal, aunque creo que aquí la práctica ya está contemplada en el código penal.

  • Josefina G.C.

    TOLERANCIA CERO A LA ABLACIÓN
    Lo que es cruel es cruel en cualquier cultura y en cualquier parte del mundo.
    La crueldad por inhumana, no tiene derecho a existir, sufrimiento tan indecible es una tortura y la tortura no hay que consentirla, es intolerable, totalmente inhumano y despiadado, ni por cultura, ni por costumbre, ni por tradición, como es posible que aún haya mujeres que no lo ven?.
    POR FAVOR, que las personas y organismos competentes hagan algo YA.

  • Asun

    Mª  Pilar, Es una idea que se podría hacer realidad, para llegar a conseguir la tolerancia cero a nivel global. Lo que me temo es que las mismas mujeres lo promueven. Es una costumbre muy difícil de erradicar, como todo llevará su tiempo..
     
    Esto me recuerda el cuerpo-dolor que  a toda mujer siente  individualmente  por el hecho de ser mujer y con la sobrecarga  subconsciente del cuerpo-dolor colectivo.. Aquí os relato lo que le ocurrió a mi hija viendo un reportaje sobre la ablación cuando tenía 14 años. Se desplomó, perdiendo el conocimiento durante un minuto, en el que revivió escenas semejantes en escenarios parecidos de niñas mutiladas por sus mayores.  Entonces tratamos de quitarle importancia, porque lo que no entra en nuestros esquemas normales de “control”,  tratamos de ignorarlo, nos da miedo.
     
    Dicen que hay que ser tolerante con lo que no tiene importancia,  pero en ningún modo con lo que atenta  a la dignidad  de toda persona, causándola sufrimiento y marginación.
     
    Gracias por este artículo que nos toca muy de cerca por ser la mujer, un ser humano que necesita ser liberado y apoyado en todas sus consecuencias e implicaciones.

    Buenas noches a todos.

  • mªpilar garcía

    Quizá sea una barbaridad lo que se me ocurre.
     

    Cuando se sepa, o se descubra, este hecho horrible para las mujeres:
     
    ¡se denuncia!

     
    Y el padre de esa familia, queda expulsado para siempre del país donde se encuentre.
     

    Por supuesto, avisando antes de esa ley, explicándola en todos los medios habidos y por haber.
     

    Es, que hay comportamientos hacia las mujeres..
     
    ¡¡¡que ya está bien!!!
    con la cerrazón de esos  hombres.
     

    Quizá me he pasado… pero si no se ataja por lo sano, en aquello que más les interesa:
     
    ¡quedarse!
     
    Esta plaga de dolor y muerte (porque muchas niñas mueren) no hay manera de bajarles de sus duras cabezas, que hay que caminar hacia adelante…

    mª pilar

  • Carmen (Almendralejo)

    Cuanto dices querida Ana, y Guillermo es lo que tenemos…
    Una tolerancia total para aquellas culturas que agreden en sus paises de origen a las mujeres, pero que una vez que salen para “vivir” ellos mejor, siguen con esa cultura machista con sus mujeres.

    Se apropian de la cultura del bienestar de nuestra democría, que nos ha costado lucha, dolor y lágrimas y impuestos de nuestros padres-madres y abuel*s, para luego dejar de lado todo aquello que nuestras leyes medianamente nos exigen a cualquier españ*olit*.

    Aquí en Almendralejo tenemos una Comunidad magrebi importante, pues se da la vuelta para acogerse a todos los beneficios que muchas personas no obtenemos, porque no venimos de un pais “tecermundista”, para unas cosas y muy de primera línea para otras.

    Llevan al colegios a las hijas porque se les denuncian si vemos en las calles o casas a estas, pero pasado los cinco o siete años de escolarización las ves con el velo puesto y en casa, hasta que se van a Marruecosy vienen con el velo de otro color ¿…?

    Saben perfectamente el idioma y te contestan, “no entender” siempre que le reclamas algo que deben o están haciendo algo que molesta  en la Comunida de vecinos, eso con la Asistenta Social todas hablan correctamente y se esplican en castellano de maravillas.

    Estoy en total desacuerdo en que coloquen mezquitas o iglesias, ya estamos hasta el gorro de lugares cerrado para adoctrinar a nadie, quienes busquen y quieran tener una reunión con amigos afines a una religión no necesitan lugares regalados y subencionados, que en definitiva todo va por eses camino ¡Basta ya! de tanto regalar en tonterias innecesararias el dinero del bolsillo de las personas contribuyentes.

  • Guillermo

    Pienso que en Europa somos muy tolerantes con los intolerantes, con aquellos que nos agreden constantemente y que aprovechan nuestra tolerancia para imponer su intolerancia. En Dinamarca, en donde la tolerancia impera en todos los ambitos de la sociedad, únicamente prohibe religiones que entre sus preceptos este la mutilación a la mujer, con estos tolerancia cero.

  • ana rodrigo

    Lo mismo que existen organismos internacionales para casi todo, con capacidad de intervenir y sancionar determinadas cuestiones graves, ¿por qué no se hace lo mismo con este gravísimo atentado contra las mujeres? Las cifras estimadas son escalofriantes, se siguen practicando ablaciones y mutilaciones, los países implicados no hacen nada, algunos como Egipto, creo, que facilitaba clínicas para evitar la falta de higiene, ¡habrá mayor cinismo!, ¿qué podemos hacer si no es la condena absoluta desde este pequeño espacio? No sé si habría la misma apatía internacional si se produjese la castración masculina con los mismos métodos con los que se hace la ablación, es decir cortándole los testículos con un cuchillo a pelo, sin anestesia.

  • Carmen (Almendralejo)

    No digas muy alto que vienen a traer sus culturas que pueden que te tachen de xenófobia.
    Porque tener el velo, es muy de progre admitirlo sin que se quiera reconocer lo que conlleva ese velo.
    Y ni las pobre tienen la libertad moral, de entender que significa este, como tampoco nuestras visabuelas sabían el por qué de las faldas hasta el tobillo y el velo en los duelos y oficios y cultos.

    Pero la Sociedas Europea tiene una cuenta pendiente con estas niñas y mujeres mutiladas, porque aquí se nos quita la custodia de nuestros hij*s por chillarles, ponerles horarios ycastigos por su binestar y por darles el tortazo que muchas veces necesitán… ¡ah! ni se te ocurra quitarle l*s niñ*s a l*s emigrante de cualquier pais y menos a los musulmanes, aunque estén atentando contra su integridad física y psíquica por la educación machista que recibe, por casarlas en esos contratos de compra y ventas de niñas adolescentes.

    Somos tan aprogures, tan progues que DENUNCIAMOS, el machismo de estas religiones, que sin ser demócraticas, han tenido que ceder ante la población y ciertos DDHH, pero …¿qué se hace o dice en verdad de aquellas otras, y de los abusos que comenten en nombre de sus religiones teocráticas?

Deja un comentario