INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6367 Artículos. - 99612 Comentarios.

La mujer que leía demasiado

La escritora Bahiyyih Nakhjavani firmará ejemplares de su última novela en las diferentes presentaciones que tendrán lugar el martes 15 de febrero en la librería Bertrán de Barcelona a las 19:00 hs; el jueves 17 de febrero en la librería ELKAR de Bilbao a las 18:30 hs y el viernes 18 de febrero en la librería ELKAR de Vitoria a las 19:0 0hs. Hoy voy a presentarla también en ATRIO.

Hace poco más de siglo y medio en la convención de Senecca Falls (19-20 de julio, 1848) varios centenares de mujeres pusieron de manifiesto las graves limitaciones de los derechos legales que, por aquel entonces, las mujeres sufrían en los Estados Unidos. Aquella convención histórica, que tanto y a tantas mujeres inspiraría posteriormente, es considerada por  numerosos historiadores como fecha clave y comienzo del movimiento de la liberación de las mujeres. Lo que muchos desconocen es que, tan sólo unos días antes, entre el 26 de junio y el 17 de julio de 1948, hubo otra reunión en una lejana ciudad del norte de Irán que también tendría una repercusión fundamental en el desarrollo del movimiento femenino de emancipación.

Libro NakhjavaniLa situación de las iraníes no tenía nada que ver con la de las americanas. Allí imperaba un sistema feudal, un régimen anacrónico del más rancio estilo, dominado por terratenientes que, en ocasiones, eran también líderes religiosos. Un régimen desconocedor de cualquier concepto de igualdad, ni de  ciudadanía, donde los labradores se vendían y compraban junto a la tierra, y donde las mujeres, incluso las de clase alta, apenas sabían escribir ni podían tener propiedad alguna. Según su clase social, sus vidas se limitaban a las tareas domésticas, a la producción y a la reproducción de la especie. Y, precisamente porque su situación era tan deplorable, cualquiera de las reivindicaciones de Senecca Falls  habría sido sencillamente impensables para ellas.

En este contexto, en la lejana ciudad de Badasht, al norte de Irán, una mujer se quitó por primera vez ante decenas varones el velo que cubría su rostro, haciendo de ese gesto un símbolo de sus propias palabras: Esta es la Hora de la Resurrección, llenemos las almas de los hombres con la Palabra revelada, emancipemos a nuestras mujeres y reformemos nuestra sociedad. La que así hablaba era Fatima Baraqání, más conocida como Tahirih (La Pura) o Qurratu’l Ayn (Solaz de los ojos)

Fatima Baraqání nació en Qazvin (Irán) entre 1817 y 1820. Su padre Hájí Mullá Sálih Baraqáni, fue un mujtahid usulí que la instruyó desde muy pequeña en el conocimiento de la teología coránica. Fue destacada en sus estudios hasta llegar a ser reconocida como Marja’ Taqlid, lo que en la terminología esotérica chiíta es el máximo nivel espiritual, “el punto de emulación”. Esta eminente maestra impartía su conocimiento desde detrás de una cortina, como no podía ser de otra manera, al tratarse de una mujer; de hecho ya era sumamente improbable que una mujer llegara a ese nivel de erudición y se le permitiese enseñar en un contexto donde el acceso al más elemental nivel de educación estaba vetado a las mujeres.

Tahirih en 1844 pasó a formar parte de un grupo de eminentes teólogos que se unieron al movimiento espiritual surgido en torno a un joven comerciante llamado el Báb (la Puerta), quien desató entre los persas de todas las clases sociales un torbellino de esperanza y entusiasmo al anunciar que la humanidad se hallaba en el umbral de una era que presenciaría la reestructuración de todos los aspectos de la vida, en la que nuevos campos de conocimiento desarrollarían las mentes humanas hasta el punto que cualquier niño en el futuro ganaría en conocimiento al más erudito de aquella época. Todos los que siguieron aquellas enseñanzas sufrieron la violenta hostilidad del clero chií. Una gran parte de ellos fueron torturados y asesinados; otros desterrados; otros, como en el caso de Tahirih, sufrieron varios años de confinamiento. La influencia que durante su encierro tuvo en su entorno la poetisa de Qazvin, Tahirih, es el argumento de la novela que lleva como título “La Mujer que leía demasiado” de Bahiyyih Nakhjavani, que ha sido recientemente traducida al español y publicada por Alianza Editorial. La autora, doctora Honoris Causa por la Universidad de Lieja, nos traslada con su excelente prosa   a mediados del s. XIX, a la corte del Sháh con todas sus intrigas palaciegas. Narrado desde los puntos de vista de diversas mujeres que vivían en aquel entorno, nos llevará a ver de qué manera la presencia de una prisionera, una poetisa hereje, revoluciona todo a su alrededor, cómo sus versos recorren el país como la pólvora, cómo fue capaz de arriesgar su vida oponiéndose a los poderes seculares y religiosos cuando se propuso enseñar a leer y escribir a las mujeres de su entorno, de qué manera se ganó no sólo el respeto sino el cariño de muchas de ellas, y cómo dio comienzo a un movimiento dentro de los harenes que daría como resultado la aparición de clubes de sufragistas, escritoras y mujeres cultas que decidieron también años después desechar el velo de sus rostros.

La novela es un canto a la libertad de expresión y a la emancipación de la mujer, un homenaje al valor y ejemplo de Tahirih y todas aquellas mujeres que siguieron y siguen enfrentándose a los poderes políticos y a los dogmas religiosos para poder conseguirlas.

Donostia a 9 de febrero de 2011

Maddi Bediaga (Antropóloga)

Asociación de Mujeres Bahá’ís TAHIRIH

POEMA DE TAHIRIH

Ven. Téjeme suavemente en Tu telar dorado,
Con suaves, suaves rayos de luz alborada.
Hilos de oro y plata trae,
Y rayos de luna tejido con el manto de la noche,
Para ligar las desgarradas y rotas hebras
Que mi corazón, otrora, con dedos sangrantes tejió
Sobre el bastidor del sufrimiento,
Entre la urdimbre y la trama del amor.

Aún cuando con dorada y bella verba
Escrita sobre las páginas de mi corazón
Loe Tus almibarados labios y fragante pelo,
No obstante, mi arte todo, jamás desgarrar podría
Los enceguecedores velos de la prolación.

Aún cuando con maravilloso canto entone
Alabanzas de ese amante Amigo,
Ésas paginas ningún verso mío llevarán
Y en ellas ver sólo podrás, si tan sólo miras,
La huella de Su evanescente Pluma

51 comentarios

  • kaláa

    Gracias,  Maddi
    Leyendo la reseña, es pecisamente una mujer, la madre del Sha, la que dispone lo que debía hacerse con  aquella mujer que confunde los pensamientos con las sílabas y los hechos con las palabras….
    Era la madre la que estaba preocupada de que los hombres descubrieran otra clase de …..encantos.
    http://complicedetuslecturas.blogspot.com/2010/09/la-mujer-que-leia-demasiado-de-bahiyyih.html
    Saludos.
     

  • Kalaa,
    Se titula “La Mujer que leía demasiado” porque no sólo leía libros, también leía señales, leía los rostros y las almas… y eso era “demasiado” para algunos, especialqmente para los varones, clérigos que se creían los únicos autorizados a leer ese tipo de signos.
    Saludos
     

  • kaláa

    Pues no pasa nada ….
    Pasa   la gente, pasan las cosas, pasan tan ……….rapidamente!
    http://www.fulltono.com/detalles.aspx?q=Tu+No+Tienes+Alma+%28Inedito%29&idm=118&l=122&op=1
    Saludos.

  • kaláa

    Por fin …!!!!!
    Un método…. meto todo,  la meta………. de todos .
     

  • oscar varela

    Hola!

    ¡Bien Sarronandia!

    ¡Por ahí anda la cosa!

    Por darnos cuenta que:

    * Yo y Tú
    * Mujer y Varón
    * Edades y Edades
    * Países y Países
    * Culturas y Culturas
    * Épocas y Épocas
    * Eras y Eras …

    NO SON CON-CÉNTRICAS
    ·············
    El ALMA -lugar de los SENTIMIENTOS

    es EX-CENTRICIDAD.
    ········
    ¿Me habré vuelto “ex-céntrico”?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Sarrionandia

    Ni catetos ni hipotensiones. Lo sorprendente del círculo para sacarse el hipo es la relación entre el centro y la periferia!

  • kaláa

    Ya que  Oscar y Sarrionadia  tienenen sus razones …..
    Veo bien que saquen  a relucir… los catetos.

    No creeis?
    Un método para ilustrar los ángulos…..esos rincones obscuros.
    Pero….tal vez la razón  Carmen, no es unicamente el  tiempo, sino también de lugar.
    Saludos.

  • Carmen (Almendralejo)

    Hola Kaalá, el pasado es pasado porque leí demasiado, y porque sigo leyendo demasiado, no permito que se quede en simple anegdota, ni para mi, ni para ninguna otra mujer.

    Olvidar es lo peor que se puede hacer sobre el mal que se hace en estos roles, hay que pasar sobre ellos y remontar el vuelo, pero nunca dejar que nos cierren los ojos de la memoria.

    Las mujres hemos aprendido a crecer a base de contar nuestras historias, de boca a boca, porque la Historía solo ha tratado de reproducir esa parte donde no somos visibilizadas…

    Nunca interesó aquello que supimos transmitir o decir, con palabras o con hechos.

    Para tu tranquilidad decir que estoy haciendo todo aquello que quiero y que me puedo permitir en mi mundo o realidad, con total libertad de actuación y pensamiento, contando con el tiempo qu este si que cada vez, es más tirano.
    Besitos
    Y gracias por tu pregunta, amiga
    Carmen

     

  • ana rodrigo

    Mi querido Oscar, el día que dejemos el OH!, algo se muere en el alma. Es más saludable la salutación a lo nuevo y esperanzador. No renuncies al OH!, es la mejor manera de ir todavía con la mirada puesta en nuevos horizontes.
    Un abrazo

  • oscar varela

    Hola Sarrionandia!

    Sólo el Seno y el Coseno viven encerrados en el mágico círculo trigonométrico.
    Sus valores no pueden exceder el de su radio.

    En cambio: tangente y cotangente tienen la amplitud del cero al infinito.

    Claro que -como de “círculo” se trata- tambien sus valores pueden ser positivos o negativos.

    Todo va a depender del ángulo en que se encuentre el vector al girar cambiando de cuadrante.

    ¿En qué ángulo me imaginarías que estoy rotando?

    ¿Y el tuyo?

    Un abrazo – Oscar.
    ············
    P.S.: ¿Te animás a hablar de los poco usados “Secante” y “Cosecante”; o bastará decir que son la inversa de Senos y Coseno? Pero ¿pa’qué, si casi ni se usan? ¡Mirá que hay cosas inventadas “al cuete ¿no?!

  • Sarrionandia

    Saliste por la cotangente, Oscar.
    Pero no te aflijas ni largues más OH-es que aquí todos menos (z-y)  nos salimos del libreto.
    Vamos todavía

  • oscar varela

    Hola!
     
    Cuando dejé de ser muy chiquito
    Me dijeron: -“Tenés que ir a la Escuela!”
    –          Oh! La Escuela!
     
    Más luego, me dijeron: -“Andá a la Iglesia y rezá!”
    –          Oh! La Iglesia!
     
    Pasado un tiempo: -“Estudiá!”
    –          Oh! La Razón!
     
    Siguió pasando el tiempo: -“Consagrá! – Dios en tus manos!”
    –          Oh! El Teo-Poder!
     
    Así fueron pasando otros muchos “Oh!”:
    Oh!  El Vaticano II
    Oh! El Alfa y el Omega
    Oh! Otro Mundo – Iglesia – Sociedad … son Posibles
    Oh! Lo No-Dual y el Ecoceno
     
    Comentarios en este Post parecen decirme: -“Oh! LA REALIDAD!”-
     
    Será el tiempo transcurrido que me hace no decir más “Oh!” a Nada sustentado?
     
    Es así como me veo estar Yendo todavía! – Oscar.

  • Sarrionandia

    La Realidad, a pesar del artículo determinativo  que lleva por delante, no tiene ni género ni sexo, pero embeberse en las poliédricas aristas del sexo resulta más aceptable que reconocer el misterio inabarcable de la Realidad.

  • kaláa

    Carmen,  qué  te está haciendo  el pasado?
     

  • Carmen (Almendralejo)

    Leer demasiado Kaalá significa que perdemos el tiempo en cosas no útiles para nuestro sexo o género.
    Esto me lo decían al porrillo, de ahí que ver ese título me quedó de piedra porque no lo han dicho durante miles de años, incluso hasta con no permitirnos saber leer, porque sabía que seriamos lectoras apasionadas, y sobre todo inteligentísimas.

    Sin enseñarnos durante miles de años hemos llegado al mismo nivel que ellos, ¡Figuraté!

  • Carmen (Almendralejo)

    Y por supuesto no se trata de hablar de feminismo, sino de tratar todas las injusticia que la mujer sufre por el solo hecho de ser Mujer.
    Que proviene ese mal de parte de padres, hermanos, tios, maridos, gobernantes, y juristas.

    Solo decir que con 38 años me saqué el Graduado Escolar, y cuidaba a mis hij*s, la casa, tenía que ir al hospital todas las tardes para estar con mi suegra, y estudiar cuando en aquel entonces marido, se marchaba a las 6,30 de la mañana porque si veía libros saldrían por la ventana.

    Esto no es hablar de feminismo sino de machismo, y de terrorismo…
    No se puede hablar desde unas cátedras, o desde un nivel entre algodones, es decir, que siempre había mujeres que hacían todo para que ellos estudiaran en casa, seminarios, comedores, etc.
    Si pudiera cumplir un deseo, sería que todos los hombres pasarán unos años siendo mujer, en cada época de nuestras vidas… solo eso, quizás así el poco por ciento que ven ese tema como feminismo cambiaría de pensamientos, aunque creo o me temo que sería para mejora nuestra situación…  
    A las claras está que mientras más eruditos, más machismo y más refinado, y que los Juristas, filosofos, Doctores en Teologia, y Medicina etc son muy eruditos y con muchos años de estudios…

  • kaláa

    Quiero deciros que el título del libro,  me llama la atención.
    Porqué esa elección y no otra,  por ejemplo: la mujer que leía de más.
     
    Saludos.

  • Carmen (Almendralejo)

    La Capacidad no es la que es en un alto porcentaje cuando se trata de la mujer, porque primero nos cuesta el doble que al varón, no se sale de la meta en igualdad de condiciones y sobre todo el camino está plagado de millones de obstaculos con nombre muy difícil de solvertar, y uno de ellos y el más daño no ha hecho a lo largo de la historia ha sido el CHANTAJE EMOCIONAL, que la mujer sufre cada vez que quiere mostar sus capacidades, o no representan tal cual ese modelo patiarcal, y androcentrico donde nos encasillan
    Ayer murió una mujer con violencia machista, “terrorsimo de hogar” y esta tenía denunciado el caso, el hombre no entró en la cárcel porque hizo un curso de “IGUALDAD”  se le comutó la pena del DELITO,  por darle gusto a la Ley machista que nos rige, a sabiendas que iba conseguir así lo que quería hacer, MATAR A LA MUJER.
    Esta misma Ley, le quitó la protección a la Mujer, porque ese hombre estaba en ese proyecto de IGUALDAD-REAHIBILITACIÓN, para el hombre “POBRE HOMBRE” que tiene qeu matar para no perder sus autoestima de macho iberico (Cerdo de oreja grande, o guarro blaco).

    Mientras no se reconozca mucho del mal que la mujer padece en bien del hombre, poco podemos avanzar, y por supuesto es más por el machismo que por las religiones que son utilizadas para autoproclamarse ellos como herederos de todo lo bueno que es te mundo tiene, a expensa de las criadas tonta de la especie.
     

  • M. Luisa

    “Yo no sé si sería mejor hablar menos de feminismo y de machismo e incidir en el doloroso desequilibrio y los complicados desajustes que este problema produce en la sociedad, en la convivencia de los seres humanos” dice H. Cadarso, pues ahí  era  justo donde  yo queria  llegar pero cogiendo el problema  desde la misma raíz.

  • h.cadarso

      Virgilio creó la figura de Dido, la reina de Cartago que se inmoló en la hoguera tras el abandono de su amante Eneas; Shakespeare nos habló de Romeo y Julieta. Fernando de Rojas de Calixto y Melibea…las tragedias que ha producido el “desencuentro” entre el hombre y la mujer llenan la literatura universal.
      Los medios informativos nos tienen al día de los asesinatos de mujeres a manos de sus pretendidos supuestos amantes. No nos cuentan, porque al parecer no son noticia, de muchos hombres cuyas vidas quedan  destrozadas por el desamor o los desdenes de sus parejas. A los cuales, a esos hombres cuyas tragedias no trascienden a la prensa,  una vez dediqué estos versos que me permito deciros: “Mi Venus-Ceres-Atenea me dejó/ ¿Cómo ni para qué viviré sin su amor?/ Llorad conmigo, poetas del mundo, adiós”.
      No conozco suicidios de hombres por culpa de amores desgraciados, seguramente que los hay. Sí conocemos todos desequilbrios en parejas en las que ella convierte a su hombre en un guiñapo sin voluntad propia y juega con él y son su dinero como un niño con un juguete.
      Y no se trata de señalar culpables con el dedo, se trata de admitir el problema en todas sus facetas.
      María Luisa y las demás habéis subrayado que la falta de encaje racional y equilibrado en esta relación hombre-mujer deja a los dos términos del conjunto, a ella y a él, desencajados, incómodos, frustrados, desequilibrados. El amor de pareja nos lleva a veces al cielo, a veces al infierno. Yo no sé si sería mejor hablar menos de feminismo y de machismo e incidir en el doloroso desequilibrio y los complicados desajustes que este problema produce en la sociedad, en la convivencia de los seres humanos. De acuerdo en que la peor parte se la llevan las mujeres, si así lo veis; pero no me neguéis que la situación nos perjudica a todos.
      El Sermón de la Montaña que se ha leído estos últimos domingos en las misas me ha servido para sugerir a un predicador que hablase de este problema, allí donde Jesús habla de la relación del hombre que mira a la mujer con mal deseo…Estoy seguro de que el evangelio nos ofrece una visión de la relación hombre-mujer que podría aclarar el problema y alumbraría decisivamente nuestro camino. Pero con las obsesiones por el sexo que padecen los predicadores y nuestra Iglesia-Institución o ICAR, tal vez nadie todavía ha hecho una lectura “evangélica” de la relación hombre-mujer tal como nos la explicó Jesús y queda plasmada en el conjunto del evangelio.  Les brindo el tema a los expertos en la Biblia…Y luego se hace literatura y música muy baratas sobre el amor; uno alucina con la ligereza con que se aborda un problema de tanta hondura y trascendencia.
      Maddi, las mujeres musulmanas, como colectivo, y sus pensadoras y poetas a la cabeza, nos dan una soberana lección de feminismo y de conciencia de la dignidad de su sexo. Las iraníes, las marroquíes, las tunecinas, las afganas, sobre todo las afganas…Te felicito por acercarnos su mensaje a nuestro mundo tan vanidosamente seguro y satisfecho de sí mismo. 

  • Asun

    Somos uno con la realidad, un todo y nada que nos habita,  sin espacio ni tiempo, cuando la hacemos Presencia, que brota de la Conciencia en la que todo es, Es.

    La realidad en la que estoy o se está  puede ser agradable o desagradable, por la implicación protagonista que se asigna el ego, que arrastra identificación en positivo o negativo,  y que mayormente no se puede eludir para funcionar y entenderse en este mundo de dualidades, de conceptos y constructos mentales, de inercias ancestrales heredadas y adquiridas.

    Un abrazo

  • M. Luisa

    Es una diferencia aproximada de más de 1600 páginas, Kaláa, como comprenderás, hago lo que puedo, resumiéndolas.  Pero ten en cuenta que cuido mucho lo que digo para, precisamente,  poderlo pensar… y reflexionar

  • kaláa

    Si estoy en la realidad, yo entiendo que participo de ella, pero no soy ella, la realidad. Yo habito la realidad, puedo decir
    Lo que yo veo es  que  se usa  el ser y el estar,  sin evidenciar la diferencia.
    Saludos.
     

  • M. Luisa

    La realidad es,  claro que sí Kaláa, y  también está cuando la hacemos presente. 2)  yo estoy en la realidad  y por ser real  soy  realmente realidad. No veo ningún problema.

    Luego, Maddi,  me detendré en leer tu comentario

    Saludos

  • Vaya, cuantas cosas!!!
     
    Bueno, sí es cuestión de educación, y es cuestión de buenos ejemplos.
     
    Aún recuerdo cuando yo era moza que se me ocurrió decir que quería ser taxista. Mi pobre padre, taxista de profesión, me miró estupefacto y me dijo: hija mía no puede ser, NO HAY mujeres taxistas. Una chica tiene que aprender idiomas… je, je.
     
    Pues eso, que hacen falta buenos ejemplos, mujeres dispuestas a abrir nuevos campos de actividad, nos hacen falta imposibles vencidos. Durante mucho tiempo los hombres (y muchas mujeres) pensaban que las mujeres no podíamos hacer ciertas cosas sencillamente porque nunca las habíamos hecho, de ahí que las pioneras, sea en el campo que sea, sean tan imprescindibles. Por mucha teoría que enseñemos en las escuelas, mientras nuetr*s hij*s no puedan ver realidades vivas no habrá verdadero cambio.
     
    Y tampoco creo que sólo tengamos que avanzar las mujeres, también los hombres tienen un gran campo, sobre todo en lo relacionado con la expresión de las emociones, la ternura, la simpatía… todo eso en lo que tradicionalmente se nos ha educado a las mujeres. Mujeres más fuertes y sabias, y hombre más dulces y tiernos, ese mundo tiene buena pinta ¿eh?
     
    Cuando hace años leí la relación que Tahirih tenía con algunos de sus compañeros, cómo se reconocían, cómo se respetaban desde lo más profundo, cómo se comunicaban sin necesidad de hablar, cómo estaban juntos aunque sus cuerpos estuviesen a miles de kilometros pensé que a mí me gustaría vivir en un mundo donde la gente se relacionara así. Seguramente sin esa fuerza que generaban entre todos Tahirih no habría podido hacer lo que hizo, ni tampoco los demás. Este punto para mí es muy importante. No quiero ver a los hombres como un bloque homogéneo al que reeducar, no creo que eso sea así.
     
    Es verdad que hay personas inmaduras que siguen utilizando estrategias patriarcales de poner a unas mujeres en contra de otras, razonamientos machistas, etc… pero prefiero verlo como falta de madurez más que como otra cosa.
     
    Un abrazo.
     

  • kaláa

    La realidad   es, no está. Yo estoy en la realidad, no soy la realidad.
    Si no soy la realidad … algo comienza a resquebrajarse y se plantea el verdadero problema.
    Siempre gracias , por supuesto a todos.
    Saludos.

  • Josefina G.C.

    Gracias Maddi por darnos a conocer a esa luchadora y valiente mujer, así como a su escritora.

    Como dice Asun y es tan primordial: “La educación desde la tierna infancia e incluso toda la vida, pues somos olvidadizos, tendemos a que nuestra razón insana triunfe, creo que es clave, es primordial. Enseñar primero a ser tolerante y amarse uno mismo con todas las limitaciones que se tienen.”
    Pero somos tercos como “el piedra”.

    Y apuntas Ana en tu aportación de 15-Febrero-2011 – 12:15 pm , ¡cuantos casos se dan!

    Y M.Luisa: “Al hombre,  la realidad se le  ha dado  privilegiadamente… ” ,…”Si la mujer es precursora  en este asunto no es por casualidad, es porque su propia realidad, o dignidad si se prefiere  fluye desde lo hondo abriéndose a lo posible para formalmente ser lo que ya se es (Asun) en realidad.”

    “la humanidad es un pájaro de dos alas, mujeres y varones, mientras que ambas alas no se desarrollen por igual el pájaro no podrá volar.”

    Por eso yo también hablo de educación, sensibilización, humanización máxima para unos y para otras.
    Buen día y un abrazo amigas.

  • M. Luisa

    Quisiera, ahora, después de  mis anteriores aclaraciones,   decirle a Ana  que   lo dicho hasta ahora en todos  los comentarios  no toca en absoluto el tema de la esencia   que al parecer le preocupaba.  Pero además también  quisiera añadir  que al hablar de los seres humanos, “porfa”,  no  partamos  de la idea  según la cual nos veamos como   lo resultante de la evolución animal. No hemos de partir de lo animal como fundamento sino como contraste. He intentado varias veces introducir el tema  pero no ha prosperado.  Pienso que  haría mucho bien  pasar sobre él, al menos de puntillas,  pues   muchas  de las cosas  que aquí se discuten  resbalando unas sobre las otras se les daría una salida y se comprenderían  mucho mejor.

  • M. Luisa

    ¿Por qué  ayer  empecé  mi segunda intervención no hablando de la realidad  propiamente dicha, tal como se me pedía,  sino de los hechos  que nos la configuran? Porque en ellos se ve si hay o no dualidad. Dije, es a partir de los hechos, de los actos propiamente humanos, cuando vamos dando figura a la realidad y por tanto nos la hacemos presente en lo real de las cosas… ya que  son con ellas, añado, con las  que hacemos   nuestra vida.  Es importante empezar por ahí   porque  mucho antes de apalabrar la realidad  el hombre (varón y mujer) ya “está” en ella, no,  por supuesto,  cronológicamente sino estructuralmente. Inteligir, que no es conocer,   es previo a todo lenguaje, esto quiere decir que antes de comprensión  hay impresión de realidad, antes de presencia comprensiva hay actualidad impresiva.
     
    Por eso ayer volví  hablar de la intelección  como actualización para situarla fuera del tiempo. Además,  cuando ayer hablé  de la realidad como herencia me estaba refiriendo precisamente a la inclusión de ella en el tiempo,   de ahí que,  contando con  él y sobre todo con el dualismo tanto antiguo como moderno  dijera que   llega ya  a nosotros formateada, apalabrada, conceptuada, etc.,  Históricamente  pues, no se me negará  que,  a parte  de que la realidad así  formateada,  apalabrada y conceptuada haya perdido lo esencial de ella por el camino además habrá que reconocer que  el contenido de estos términos  han decantado   privilegios como dije   hacia el hombre. Si al carácter hereditario  de la realidad se le suma  estos privilegios infundados  con razón dije  aquello,   matizando lo que previamente dijo Asun, de  que el hombre no es  que,   exactamente  haya de  ajustar su visión de la realidad,   es que  desde ahí no podría porque la tiene por herencia totalmente deformada, y lo deja instalado  en un modo de ser que lo aleja de la realidad.
     
    Si nos centramos, ahora,  nada más  con  el  carácter hereditario de la realidad, va en ello ese déficit que ha hecho por el contrario más difícil de llevar   el ser existencial   de la mujer. Esto en función de su realidad en el transcurso del tiempo a la mujer se le hace  inaguantable  y por eso ella siente una necesidad que el hombre no puede voluntariamente sentir y la hace precursora como dije en este asunto. Es por una necesidad estructural, no por un acto voluntario y por eso hay una recurrencia a su propia realidad que la impulsa desde dentro para poder ser como dije lo que ya en realidad  es. Es este segundo “es” el que se identifica con la realidad y es ahí por tanto donde  encontramos  la  capacidad como constitutivo nuestro.
     
    De todas maneras, una cosa ha de quedar clara,  lo que se desfigura,  por seguir en la misma línea y también para abreviar pues ya no tengo más tiempo, no es la realidad sino el modo de presencia que nos hacemos de ella.  Por eso es posible esa marcha atrás para  desde allí comenzar de nuevo.
     
    Muy buenos días a todos

  • Asun

    De acuerdo en lo primero que dices,  Mª  Luisa, el lugar en que el hombre está situado por la misma evolución cultural que le pone en el centro de atención alrededor del cual todo gira, le impide o le vela el acceso a la realidad misma de quien se es. En la mujer este acceso es más directo, es decir, con menos obstáculos,  porque está con un paso fuera del mundo constructo de la abstracción y del privilegio que le asiste, que a ella se les  negó por fortuna. Visto lo visto, no ha sido un retroceso, sino un adelanto evolutivo no proveerse de alforjas innecesarias.
     
    Por supuesto, Ana, que no debemos dar por concluido el proceso de humanización. De hecho en Jesús se da una apertura y desprendimiento propios de la  conciencia unitaria, de la que aún estamos muy lejos  e incluso de vislumbrar como algo nuestro. Se queda en pura admiración, pero no nos vemos en él. Lo masculino y femenino se hace de tal modo uno en Jesús, que se multiplican en expansión las capacidades que les son propias por separado.
     
    En cuanto a lo comentado y explicado tan al punto por Joxema, coincido plenamente. Pongo mi granito de arena en que en  la Realidad acontecen todas las  realidades, nada queda fuera, todo surge de ella como Conciencia atemporal y no-espacial en la que  todo es, Es, se hace realidad. Por lo que la no-dualidad es anterior a todo constructo de separación: real/ilusorio, sagrado/profano, creyente/ ateo, bien/mal, etc , si bien en ellas se plasman las dos caras o realidades inseparables de ausencia-presencia de la única Realidad.
     
    Gracias a todos. Buenas noches.

  • mªpilar garcía

    Uffffffffff:
    Verdaderamente, hay mucha “tela” que cortar.
     
    Seguiré “escuchando” ¡todavía…!
     
    Quizá desde mi ignorancia, pero con una percepción profunda de lo que es justo y necesario para ambos dos… comparta mi pensamiento y experiencia.
     
    mª pilar

  • M. Luisa

    Hola Oscar,  es a partir de los hechos, de los actos  propiamente humanos,   cuando  vamos dando  figura  a la realidad y por tanto nos  la hacemos presente en lo real de las cosas.

     
    No se trata de   situar   la realidad en  una zona distinta de la que,  “estando”  en ella ya  el hombre,  (varón y mujer)  ambos  nos encontramos humanamente.  Desde  esta perspectiva  claro que  no habría que hacer ninguna diferenciación  pues la realidad es formalmente una.   Sin embargo,  si antes refiriéndome al hombre  en particular,  he señalado esta distinción  no ha sido precisamente por su carácter   de herencia  recibida  pues  ésta tanto le concierne al hombre como a la mujer,   sino por lo que tiene de  privilegiada  con respecto  al hombre.  Es un factor  muy importante que  antes se te olvidó señalar.  Por eso es por lo que decía que  desde esta posición  el  hombre  no siente la necesidad y  el empuje   para  salirse de un  modo  de entenderla    que tanto le  satisface.
     
    En cuanto a la capacidad, ya dije  que era un carácter  que de hecho   nos lo especifica  la realidad al enfrentarnos con ella desde   la nuestra  propia. Ahora bien, como se ve,  la capacidad es siempre  respectiva a la realidad por eso,   si la realidad llega falseada  y la tomamos como tal  la capacidad  puede sernos  incluso  hasta   desconocida.
     
    ¿Cómo  se llega  a falsear la realidad? Dices, ahí coincido con Joxema, Por considerarla enmarcada en la abstracción.
     
    ¿Cómo se puede “verdaderear” la “realidad”?  preguntas,  dejando que sea. Es la realidad la que da verdad a la intelección y a este dar verdad es lo que “verdadea” en la inteligencia.
     
    ¿Por qué el “verdadereo” (o “falseadeo”) acontece en “tales” tiempos históricos y no en otros?
     
    La intelección que es mera  actualización de realidad, según he apuntado en repetidas ocasiones y que  puede representar en otras conceptuaciones   el ahora,  que como dice  Joxema , ni empieza ni termina,   a ese nivel de   intelección, decía, ya existe verdad, sólo más adelante  en el orden de los juicios  y los conceptos la verdad se debilita y falsea.
     
    Hay tela para rato!  todavía… un abrazo

  • kaláa

    Acallando el pensamiento que privilegia el pasado y el futuro sobre el presente, contesta Sarrionandia a Oscar.
    Callar… acallar ….Dos opciones .
    Seguid porfa que yo voy detrás.
    Saludos.

  • Sarrionandia

    Puedo jugarme un cuarto a espadas. contestando a Oscar?
    a) ¿Qué es esa “capacidad”: algo “dado por naturaleza”; “heredado”; “adquirido”?
    Es dado por naturaleza, heredado con coeficiente de falsificación e incnscientemente adquiridol
    b) Si –como pareciera: “heredado”- ¿cómo y cuándo se origina esa acumulación hereditaria?
    A lo largo de la dinámica evolutiva del animal, del bruto al racional.
    c) ¿Cómo se llega a “falsear” la “realidad”?
    Por considerarla enmarcada en la abstracción
    d) ¿Cómo se puede “verdaderear” la “realidad”?
    Acallando el pensamiento que privilegia el pasado y el futuro sobre el presente
    e) ¿Por qué el “verdadereo” (o “falseadeo”) acontece en “tales” tiempos históricos y no en otros?
    Lo aconteciente empieza y termina. La Realidad es: ni empieza ni termina. Lo que acontece es la interpretación de la realidad-
    f) ¿De qué se trata esa llamada “la realidad”?
    De SER sin connotaciones temporales ni espaciales (sin abstracciones)
    g) ¿Por qué “ya es”?; o por caso ¿no pude ser “otra” esa llamada “la realidad”?; ¿Qué o quien la dictamina fijada?
    Dos realidades no pueden ser realidades diferentes o alternas. La realidad necesariamente es una o no es.
    Nadie la dictamina. Funda la verdad o la falsedad de cuanto se diga.

  • ana rodrigo

    Si entramos en la esencia  o substancia del ser humano, las cosas se complican bastante, porque no sólo tenemos al hombre y a la mujer, sino también  a homosexuales, lesbianas, transexuales. Por tanto deberíamos hablar más de lo femenino y de lo masculino.
     
     Me vais a perdonar que no tenga el nivel conceptual de Asun o M. Luisa, perome explicaré a mi manera. Hemos de partir de que los seres humanos somos el resultado de la evolución de lo animal propiamente dicho. Y en este proceso algunos seres humanos han superado el estadio de animales y han conseguido un grado aceptable de humanización, mientras que otros siguen con esa “herencia” animal, por ejemplo los machistas (en negativo), o el instinto protector o maternal en lo femenino (en positivo). Esto último, que lo califico de positivo, no siempre es así, cuando hay mujeres tan maternales que casi excluyen a los hombres en su función paternal, o bien en las tareas domésticas cuando parten del principio de que ellos no saben hacer las cosas bien. Se dan muchos casos.
     
    Por eso a mi me gusta hablar de humanización máxima para unos y para otras. El horizonte humanizador es esa utopía que cuando yo avanzo dos pasos, ella se aleja tres. Es decir, nunca debemos dar por concluido el proceso.

  • M. Luisa

    ¡Me lo temía, Oscar! Pero asumo yo  sola toda la responsabilidad pues los puntos que enumeras  se refieren a mí. Ahora estoy trabajando pero cuando pueda procuraré  de alguna manera, (también breve)   responderte. Si te ha sonado a apodíctico  es por la  brevedad  al uso  de algo sumamente complejo y denso.
     
    También yo, por suerte, sigo yendo todavía…

  • oscar varela

    Hola M. Luisa y Asun!
     
    1º) Por lo que leo, se trata de “la realidad” que:
     
    * El hombrela tiene por herencia totalmente deformada … formateada, apalabrada, conceptuada”.
    Aunque“hay obertura  en ellos pero es a pequeña escala”.
    Y “la capacidad con respecto a la realidad la tiene  cubierta en falso”.
     
    * En la mujer, en cambio, “su propia realidad, o dignidad fluye desde lo hondo abriéndose a lo posible para formalmente ser lo que ya se es (Asun)”.
     
    2º) Ante tan interesante como apodíctico planteo, pregunto:
     
    a) ¿Qué es esa “capacidad”: algo “dado por naturaleza”; “heredado”; “adquirido”?
     
    b) Si –como pareciera: “heredado”- ¿cómo y cuándo se origina esa acumulación hereditaria?
     
    c) ¿Cómo se llega a “falsear” la “realidad”?
     
    d) ¿Cómo se puede “verdaderear” la “realidad”?
     
    e) ¿Por qué el “verdadereo” (o “falseadeo”) acontece en “tales” tiempos históricos y no en otros?
     
    f) ¿De qué se trata esa llamada “la realidad”?
     
    g) ¿Por qué “ya es”?; o por caso ¿no pude ser “otra” esa llamada “la realidad”?; ¿Qué o quien la dictamina fijada?
    ·············
    No hay apuro; yo estoy ¡yendo todavía! – Oscar.

  • M. Luisa

    Siguiendo un poco tu  exposición, querida Asun, pienso que,  en cuanto al hombre  no es que  exactamente  haya de  ajustar su visión de la realidad,   es que  desde ahí no podría porque la tiene por herencia totalmente deformada.
     
    Al hombre,  la realidad se le  ha dado  privilegiadamente  ya formateada, apalabrada, conceptuada  tan a su medida que no siente la necesidad de salirse de ese modo de entenderla. Si la mujer es precursora  en este asunto no es por casualidad, es porque su propia realidad, o dignidad si se prefiere  fluye desde lo hondo abriéndose a lo posible para formalmente ser lo que ya se es (Asun)  en realidad. Existe una fuerza imperiosa  que la impulsa  cabalmente a  adoptar una  nueva actitud, algo de lo que el hombre, por cuánto  he dicho de él, carece de momento. Naturalmente que hay obertura  en ellos pero es a pequeña escala.
     
    La capacidad con respecto a la realidad, el hombre, según lo expresado  la tiene  cubierta en falso, pues la capacidad es un carácter de la realidad humana que ya se posee sin  saberlo.
     
    Muy buenos días a todos

  • Asun

    Hola  Maddi:
     
    Me ha gustado todo mucho. Gracias por poner luz y ayudarnos a desplegar la mirada hacia otros lugares trayéndonos este hermoso recuerdo de la mujer que encarnaba  Tahirih,  de lucidez y esfuerzo doblemente admirables,  por las circunstancias tan difíciles y especiales en que se encontraba y vivió sus últimos años.
     
    Su paso no ha sido en vano,  Maddi,  150 años después sigue vigente su espíritu de lucha, y seguirá, pues queda mucho por hacer entre todos, como apuntan  los comentarios. Me gusta especialmente lo que expresa Sefa, el objetivo hacia una común unión de enriquecimiento y plenitud mutuos.
     
    La locura que desatan los miedos e inseguridades del varón está en la raíz de los conflictos violentos de sometimiento y aplastamiento. También la falta de diálogo y confianza. La educación desde la tierna infancia e incluso toda la vida, pues somos olvidadizos, tendemos a que nuestra razón insana triunfe, creo que es clave, es primordial. Enseñar primero a ser tolerante y amarse uno mismo con todas las limitaciones que se tienen. La relación con el otro/la otra, también el conocimiento en la lectura como recreación de un ausente, nos descubre  mundos distintos pero no diferentes de lo que sentimos, de hecho, todos, preparándonos al paso definitivo,  a amar a otro tal como es,  como equilibrio  integral de ambos hombre y mujer,  que no se puede realizar sin la previa aceptación de cada parte.
     
    Es verdad que esta crisis, que estamos sufriendo y no tiene visos de ser superada a corto plazo, influye en las relaciones familiares y en los conflictos de parejas. Creo que más que nunca, Ana, se  producen demasiados desencuentros,  pero si  hay verdadero respeto, cariño en libertad y mucho diálogo, se van poco a poco y con paciencia superando. Estoy bastante convencida que cuando se dan en la pareja estos entendimientos de fondo, las crisis incluso pueden unir más que separar,  por muy dura que sea la situación, que sin duda alguna lo es y mucho. Las crisis en un ambiente de respeto y diálogo  también son luz, ayudan a clarificarse para tomar decisiones de mutuo acuerdo, como puede ser una separación de forma amistosa.
     
    Estamos aún en una etapa en que la mujer tiene que abrirse a la confianza en quien se es, aprehenderse como realidad , sede de toda capacidad humana,  como expresa muy bien Mª Luisa. Es un proceso solitario, anónimo, un conato de hervor aquí y allá, imperceptible apenas, no avistado, pero en  interconexión fluida de fondo, mucho antes de romper en olas de  ebullición  la aparente “quietud.” de inmensidades oceánicas. Pero por lo mismo, el hombre,  para no sentirse acosado, debe ajustar su visión de la realidad. La ha acaparado para él y se resiste, las más de las veces inconscientemente, a compartirla con la mujer, a ser parte igual del equilibrio de cada uno y de ambos.
     
    Mucho hemos de leer por ambas partes para aprender a vivir como no-separados. Es un anhelo que llevamos dentro, encontrarnos en el otro como no-dos.
     
    Un abrazo a todos y buenas noches.

  • mªpilar garcía

    ¡Gracias Maddi, el enlace muy profundo e interesante, gracias!
    mª pilar

  • Carmen (Almendralejo)

    Gracias Maddi, por traernos a una de tantas sabias y luchadora mujer…
    Quienes hemos sufrido por tener un libro entre las manos, hemos leído a escondida, sabemos de que se está hablando.
    Duele recordar ciertos momentos pasados y vividos, que aunque parezca extraños aún siguen tan reales y presentes hoy en día.
    A la prueba está, que aún nos sigue costando la vida, elegir como ser y donde estar o escoger nuestro tiempo libre o de libertad, que para muchos hombre no existe en nuestro genero.

    Un abrazo
    SIN PERMISO LEÍ
     
    Palabras escritas y repletas de recuerdos
    dibujados en sueños milenarios
    rebosantes de paciente
    escucha.
     
    Leí, línea a línea, y hoja tras hoja
    mi dedos desplazaban el papel,
    por mis pestañas, dejando
    que mis ojos acariciaran
    aquellos ocultos mensajes,
    los deseos en versos, las
    palabras aterciopeladas
    entre los secretos acantilados,
    los timbres velados
    en el seno de la sabiduría .
     
    Cresta de imágenes,
    en mi pulso, olas
    rompiéndose en los rompeolas,
    de mi trastienda…
    ahí envarada y sin vida
    leí, en medio de ese pulso laso
    encorvado sobre el latido adormecido,  
    ¡Sin permiso leí!
    y escapada fue una huida digna.

  • Gracias por vuestros comentarios.
     
    Sí, Ana, nos parece increible, pero hace años era aún peor lo que pasa es que a todo el mundo le parecía natural. Esa es la cuestion, la toma de conciencia de que somos seres humanos ni más ni menos.
     
    Tahirih se jugó el pellejo y lo perdió, sabía que iba a ser así y lo ofreció conscientemente a cambio de la liberación de las mujeres, sabía que ese era un punto fundamental para la paz y prosperidad de la sociedad. Acabó estrangulada y enterrada no se sabe donde. Su familia quemó todas sus pertenencias hasta el punto que aún no sabemos si nació en 1814 o 1817, tan sólo quedan algunos poemas místicos y algunos relatos de su vida que ya se ha convertido en leyenda. Fue una excepción, sencillamente porque a nadie en la cultura de su época se le ocurría que una mujer pudiera ser igual que un hombre en ningún aspecto. Era muy raro que se dieran todas esas circunstancias, que fuera tan inteligente y tan valiente, que tuviera un padre tan inteligente como para educarla… eso no lo hacía nadie Hoy, afortunadamente, somos las más… la cosa avanza.
     
    Ella era una muy querida amiga de Bahá’u’lláh, él la protegió todo lo que pudo, pero todos los babís estaban en situación precaria… de todas maneras su pensamiento ha influido mucho en la Fe Bahá’í, en esa preciosa imagen que dice que “la humanidad es un pájaro de dos alas, mujeres y varones, mientras que ambas alas no se desarrollen por igual el pájaro no podrá volar.”
     
    Podéis ver aquí un video de la autora, donde pone subtitles podéis elegir español:  http://dotsub.com/view/4f115073-e599-4d64-a777-ebb6641a377e

  • Gabriel Sánchez

    Estimada Maddi…tantas reflexiones, cuantas ignoradas luchas…ha tenido nuestras historias, desde todos los lugares del orbe, pero se nos ha impuesto la historia occidental, con visiòn occidental…La lucha de las mujeres en todas parte del mundo, es hoy dificil…en el mundo Arabe, en el Africa profunda y en Sudamerica, hemos dicho reiteradamente que una cultura de barbarie y de muerte que se extiende por el orbe, se ataco aquello que más nos humaniza, por esto la mujer es la victima propisiatoria, junto a los niños, niñas…El rescatar el nombre de esas heroinas perdidas en la memoria colectiva, nos hace bien a todos…
    Allí hallarán mujeres exentas de toda mancha y allí permanecerán eternamente. SURA II, 14

  • M. Luisa

    Gracias querida Maddi  por darnos a conocer el valor  de esta mujer aunque  yo a diferencia de Ana no  condiciono  esa actitud ejemplar al de  un    momento en el   que  se lo permitieran y que por eso  llevara adelante su proyecto.   Sino, más bien  creo que prescindiendo de esta condición, es una actitud  que a pequeña escala (se verá más adelante  cómo será  en grande) surge de toda mujer en tanto que se aprehende ella misma como realidad sede de toda capacidad humana, tanto del varón como de la mujer.
     
    Un cordial saludo.

  • kaláa

    Palabras ocultas …..dichas al oido.
    Los encegadores velos de la prolación.
    Saludos.

  • ana rodrigo

    En mi comentario anterior decía que la mayoría de las mujeres asesinadas en este mes y medio en España no había denunciado los malos tratos. Rectifico, acabo de leer que ninguna de las mujeres asesinadas había denunciado su situación. ¡Por favor, mujeres, si no podéis abandonar al maltartador, denunciadlo.

  • ana rodrigo

    Querida Maddi, gracias por traernos el recuerdo de esta mujer que, cuando se lo permitieron, fue capaz (y ¿por qué no?) demostrar lo que era, una persona como cualquier otra, y de luchar por la igualdad de hombres y mujeres. ¡Cuántos anhelos, cuantas esperanzas, cuantas luchas acotadas en el tiempo, que no deberíamos olvidar, han quedado sofocadas por ese machismo, muchas veces presente y siempre latente en cualquier momento de la historia y en cualquier sociedad.
     
    La falta de libertad en tantos países, culturas y religiones, ha imposibilitado que la causa de la mujer avance a mayor velocidad hacia la igualdad, si bien es verdad que el acceso a la escuela, a la cultura, a la universidad, a los puestos de trabajo en igualdad de condiciones, son logros que ya están ahí en muchos sitios.
     
    En cambio también está al lado de nuestra casa ese machismo, siempre injustificable, violento y criminal que en dos meses en España ya le ha segado la vida a diez mujeres, más las decenas de  miles que están sufriendo violencia cotidiana y que desconocemos en su totalidad, aunque los estudios nos dan una idea. Por ejemplo, la mayoría de mujeres asesinadas en estos dos meses, no habían denunciado malos tratos. ¿Cómo es posible esto en un país donde hay leyes que las protejan?
     
    Ayer hubo una manifestación de mujeres italianas contra el presidente de su país como el impresentable número uno de un país de machismo, exhibicionista, sin vergüenza y sinvergüenza, gobernante de un país democrático y culto, y, no obstante, ha sido votado en varias ocasiones para que presida ese país. ¿Están locos en Italia? Hasta un alto jerarca católico (creo del Opus) dijo que era mejor un gobernante putero que gobierne que no al revés, lo que demuestra que para este machito, la mujer es lo de menos.
     
    Y esto ocurre en países donde democráticos, que han firmado la Declaración Universal de los DDHH, donde hay libertad de acceder a la cultura y libertad para expresar el rechazo al machismo. Ahora bien, si salimos a otras regiones, culturas  y religiones del mundo, en las que no existe ninguna de estas posibilidades de rebelión de las mujeres, imaginemos la situación y las cifras de mujeres machacadas y destruidas. Hace unos días se nos daban cifras de ablación como de 8.000 niñas diariamente y 140 millones de mujeres. ¡Es que es intolerable!.
     
    Tendremos que seguir sin desánimo, sin dejadez, sin olvido, sin tolerar situaciones tan denigrantes para la especie humana y, por supuesto, para las mujeres. Algo muy serio pasa en la mente de muchos varones para que esto ocurra y algo muy serio pasa en la sociedad para que no podemos atajarlo de raíz y definitivamente.

  • mªpilar garcía

    ¡Gracias Madddi, Hermoso!
    ¿Llegará el tiempo, de que ambos – hombre-mujer – sepan mirarse con respeto, ternura, gozo, alegría…?
    En todo cuanto acontezca en la vida; entonces de verdad, comenzará:
    ¡¡¡Un nuevo amanecer de paz y justicia!!!
    Un abraciro. mª pilar

  • Sefa Amell

    Cuando el hombre, “varón y mujer”, consiga que se haga realidad el respeto mútuo, en base al reconocimiento pleno del otro/la otra, la admiración positiva, y el amor sinceros, la humanidad se acercarà mucho más a totalidad del Evangelio, que proclama no tener miedo y como único mandamiento, el amor. De éste modo la barbarie podrà ser superada.

  • Muy bueno Maddi!
    La historia, aun inconclusa, de la emancipación de la mujer conviene recordarla con respeto y con admiración.
    Muy buena la novela pero preferiría un estudio sociológico del machismo y del feminismo para que despertemos de una buena vez de nuestra barbarie.

Deja un comentario