Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4909 Artículos. - 78973 Comentarios.

TOQUE DE ATENCIÓN Y CORTE POR LO SANO (Primera parte)

31 “Y empezó a enseñarles que el hijo del hombre tenía que padecer mucho, ser rechazado por los senadores, los sumos sacerdotes y los letrados, sufrir la muerte y, a los tres días, resucitar.

32 Y exponía el mensaje abiertamente. Entonces Pedro lo tomó consigo y empezó a increparlo. 33 El se volvió y, de cara a sus discípulos, conminó a Pedro diciéndole:

¡Quítate de mi vista, Satanás!, porque tu idea no es la de Dios, sino la de la gente” (Mc 8, 31-33).

 

La acción continúa. Los actores son los mismos y nada ha cambiado en el escenario: El grupo de Jesús camina con él en dirección a las zonas habitadas de la periferia (las aldeas) de una ciudad vinculada al imperio dominante (Cesarea), sede del poder vasallo (de Filipo) de una región situada al norte de Galilea (8,27). Los acontecimientos se desarrollan, pues, en un marco socio-político a tener en cuenta por el lector. Desubicar el texto comporta el riesgo de desacertar en su interpretación.

El parón a la intentona de Pedro (8,30) no cerró el capítulo de la intervención de Jesús. Ante el desenfoque de los discípulos, nuestro protagonista inició una tarea instructiva hacia ellos que solo se verá interrumpida por su muerte. Marcos informa en este relato sobre el comienzo y el contenido de dicha actividad. Su sintética redacción delata la relectura que hicieron los discípulos de la enseñanza del Galileo una vez que éste hubo desaparecido.

 

  • 31 “Y empezó a enseñarles que el hijo del hombre tenía que padecer mucho, ser rechazado por los senadores, los sumos sacerdotes y los letrados, sufrir la muerte y, a los tres días, resucitar.
  •  

    La narración arranca diciendo: “Y empezó a enseñarles”. Hay una clara dependencia de la iniciativa de enseñar respecto a lo sucedido previamente.  La enseñanza tiene su origen en la gran equivocación de los discípulos. Jesús trata de reconducirlos. Marcos prolonga su tarea narrativa respecto a él como sujeto de la acción. Por eso no lo nombra.

    El eje sobre el que gira la enseñanza de Jesús está determinado por el verbo principal y el sujeto, destacados en la cabecera de la frase: “que el hijo del hombre tenía que…” o “que era irremediable que el hijo del hombre…”.

    La necesidad imperiosa a la que el verbo alude, no ha de entenderse en sentido religioso como si derivara de un croquis divinamente preconcebido y, en consecuencia, de obligado cumplimiento. Considerarlo así significaría que los autores de las acciones incluidas en dicho plan actúan sin libertad, movidos por los hilos invisibles de un destino fijado de antemano. El significado de esa necesidad (“que el hijo del hombre tenía que…”) responde sencillamente a la lógica de los acontecimientos y se ajusta al marco socio-político donde éstos se desarrollan. La oposición generalizada al proyecto de Jesús será inevitable.

    En consonancia con el tema principal de la anterior escena (“Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”; 8, 29), Jesús habla de sí mismo utilizando la expresión: el hijo del hombre. La fórmula se contrapone a la declaración de Pedro: Tú eres el Cristo. Frente a esa prepotente figura tradicional, él se declara hijo de hombre, es decir, un hombre o un ser humano. La expresión habla de Jesús en tercera persona. Se ve en ello la mano de Marcos recogiendo el calificativo más antiguo, el que el Galileo se aplicó a sí mismo.

    La expresión hijo del hombre reclama para él la condición más regia: la humana. Frente a la rigidez, el carácter restrictivo y el sentido fuertemente nacionalista de Mesías o Cristo, él se autodenomina con el título más universal. Se identifica, así, con cualquiera que posea esa misma naturaleza. Será la primera lección del Galileo. Con ella persigue de entrada ampliar las cortas miras de sus discípulos. Marcos lo consideró instructivo para sus lectores. 

    Marcos enuncia con una fórmula breve la primera de las ineludibles consecuencias derivadas de la presión ejercida sobre nuestro protagonista: “padecer mucho”. El significado de esta expresión suele entenderse asociado a los sufrimientos soportados por el Galileo en Jerusalén después de su detención. Sin embargo, la lógica de Marcos sugiere un sentido de mayor amplitud. Fijémonos en su razonamiento:

    Jesús intenta contrarrestar con su enseñanza el triunfalismo que subyace en la declaración de Pedro: “Tú eres el Mesías”. A la idea de un Mesías victorioso, él opone la imagen real de un hombre de aldea sobrellevando el lastre de no hallar sino repulsas a su proyecto. Mientras el Mesías o Cristo representaba la figura cumbre donde se habían depositado las mejores expectativas, la praxis de aquel hombre de Galilea despertó recelos, suscitó traiciones, generó desengaños, y desató contra él las iras de los poderosos. La oposición a su proyecto fue general. Como si hubiese sido un apestado, se distanciaron de él vecinos, amigos y hasta su misma familia. Y a lo largo de su recorrido por Galilea y Judea, sus palabras y sus hechos le granjearon el odio de las autoridades civiles y religiosas. Hasta tal punto, que optaron por el recurso más radical para contrarrestar la expansión de sus ideas: Lo pusieron en las garras del imperio dominante.

    Marcos escribía con el margen histórico adecuado para comprobar esos datos. Desde su perspectiva, la expresión padecer mucho se orienta en un doble sentido. Por una parte el infinitivo padecer habla del pesar y la gran soledad sobrellevados por el Galileo. Por otra, el adverbio mucho apunta al universo humano que originó tanta animadversión. Con esa fórmula, nuestro narrador no se refería exclusivamente a los padecimientos anteriores a la ejecución, sino al sentimiento de pesadumbre que le acompañó toda su vida debido al rechazo generalizado a su propuesta. Posiblemente este sentido amplio se entiende mejor traduciendo: “era irremediable que el hijo del hombre soportara muchas cosas”. Los discípulos pudieron entenderlo a la perfección. Ellos contribuyeron con su obcecación a ese sufrimiento.

    La mejor referencia para confirmar este significado lo encontramos en el relato de la mujer que se desangraba (Mc 5, 24-34), única vez que Marcos usa ese mismo verbo aplicado a alguien distinto a Jesús. En la presentación del personaje escribe: “había sufrido mucho por obra de muchos médicos”

    La mujer ha sido relegada al recoveco de la soledad, se le ha negado su protagonismo y su fertilidad. En su doble representación de mujer y pueblo (ver la explicación a la escena titulada: El pueblo se desangra), su figura simboliza el extremo aislamiento y desamparo a que ambos han sido condenados. Sus padecimientos no son coyunturales, hablan de una larga historia. Son fruto de un sistema que ha convertido en legal la mayor de la injusticias (“por obra de muchos médicos”).

    El Galileo se ha identificado con los insignificantes y, por consiguiente, está condenado a sufrir idéntico trato al que ellos soportan de manos de la sociedad que les ignora. Alineado a favor de los más débiles, su proyecto no conseguirá precisamente parabienes, sino el enfrentamiento de una estructura socio-política envanecida e insensible. La enemistad y el daño a los que Marcos alude constituyeron, como en el caso de la mujer que se desangraba, la constante que caracterizó su vida.

    Según Marcos, nuestro protagonista trató de abrir los ojos de los discípulos a la realidad. Por eso indica que avanzó un paso más en su instrucción y les expuso sin ocultismos el nivel que forzosamente alcanzaría la actitud opositora contra él: “ser rechazado por los senadores, los sumos sacerdotes y los letrados”.

    Él sigue siendo el objeto de las censuras. La afirmación descubre esta vez a los autores del rechazo. Se trata de los máximos representantes de la nación. Se opondrán radicalmente a su programa.

    El verbo utilizado por Marcos: rechazar como indigno ha sido escogido por él a conciencia. Su sentido habla de un rechazo específico fruto de un análisis previo e informa de la negativa absoluta a identificar al Galileo con el personaje que debía inaugurar el tiempo decisivo: el Mesías o Cristo. Era lo lógico; su praxis no coincidía con las líneas maestras que la tradición más ortodoxa había trazado respecto a su actuación; tampoco encajaba con las sagradas promesas anunciadas en el Antiguo Testamento.

    En su reprobación coincidirán las tres facciones que componían el Sanedrín, el órgano representativo de la nación en el que se acumulaba el poder permitido por el imperio: “por los senadores, los sumos sacerdotes y los letrados”. Hay unanimidad en la acción reprobatoria. Marcos nombra individualmente a los grupos para confirmar la responsabilidad de cada uno de ellos en el rechazo al proyecto de aquél hombre.

    El primero en ser citado, los ancianos (traducido por los senadores), estaba constituido por representantes de las familias de mayor rango y poder. El término no designaba tanto una determinada edad, sino una dignidad reconocida por la condición de potentado del sujeto. La institución procede de la época tribal, cuando la autoridad recaía en los jefes de clan. Si bien, de inicio todos gozaban teóricamente de la misma categoría, con el paso del tiempo, los representantes de los clanes más fuertes fueron acaparando el poder. A lo largo de la historia, la aristocracia tribal se fue transformando en aristocracia local y posteriormente en aristocracia nacional. En el Consejo supremo de la nación, el Sanedrín, los senadores hacían valer su peso específico.

    El segundo grupo mencionado, los sumos sacerdotes, lo formaban los miembros de mayor rango social y económico de la casta sacerdotal. A ellos pertenecía la sagrada función de ser mediadores entre Dios y el pueblo. Gozaban de gran prestigio en el alto tribunal cuya presidencia recaía en el sumo sacerdote de Jerusalén, un cargo que, aunque originariamente era vitalicio, en el último siglo antes de la caída de la capital en el año 70 fue pasando de unas manos a otras en función de los intereses romanos. En ese período, se cambió al sujeto en 28 ocasiones; aún así, todos los que ostentaron el cargo pertenecían ¡a solo cuatro familias!

    El tercer grupo, los letrados, ya conocido por los lectores, estaba compuesto por los más prestigiosos expertos en la Ley. Este grupo no se distinguía por su posición social o económica sino por su probado y reconocido conocimiento de la Ley sagrada. A ellos correspondía su interpretación y aplicación. En el gran Consejo actuaban, pues, en su doble condición de maestros y juristas.

    Era inevitable el posicionamiento unánime contra Jesús de los representantes del poder económico, religioso, político, legal e ideológico. Hasta resultaba coherente la desaprobación de un programa que constituía una evidente amenaza a sus privilegiadas posiciones. En sus esquemas, únicamente podían aceptar un candidato cuya actividad les garantizara igual o mayor poder en el futuro. Se trata de una idea similar a la mostrada por Pedro en su declaración. Por eso, al avisar al grupo de discípulos de lo irremediable de su rechazo por parte del Consejo supremo de la nación, les está advirtiendo en el fondo que la idea manifestada por el Piedra: Tú eres el Cristo se opone diametralmente a la suya.

    Solo una vez más utiliza Marcos el verbo rechazar como indigno. Lo hace citando el salmo 118. Su significación coincide con la que tiene en nuestro relato:

                       “La piedra que desecharon los constructores…” (Mc 12,10).     

    El Galileo se dio cuenta de que avanzar en su proyecto le costaría la vida. En su instrucción al grupo de seguidores, les descubre que el poder no tendrá otra salida que condenarlo a muerte. Presenta, pues, el hecho de perder la vida (ser ejecutado), como consecuencia inevitable de llevar su coherencia al extremo.

    Marcos no nombra a los ejecutores. No hacía falta. El lector conocía que matar era tarea exclusiva del imperio dominante. El poder vasallo se limitaba a conducir al hijo de hombre ante el verdugo.

    De la redacción de Marcos, elaborada con posterioridad a que sucedieran todos esos acontecimientos, no puede extraerse la idea de que el Galileo sabía de antemano todo lo que iba a ocurrirle. Las circunstancias por las que atravesaba mostraban con evidencia que la hostilidad del poder hacia él se intensificaba por momentos. Por el relato de Marcos sabemos que él no fue ajeno a las criminales intenciones de sus principales adversarios. El precedente del Bautista advertía del enorme riesgo de una práctica a favor de la justicia. Sin duda, era consciente de lo que podía pasarle y puso en guardia a sus seguidores al tiempo que corregía sus errados planteamientos. Ahora bien, la recomposición de esas explicaciones en una fórmula resumida y didáctica pertenece a la fuente de Marcos y al detalle que éste puso en redactarla algún tiempo después de la crucifixión de nuestro protagonista.

    Una afirmación expresada también con un infinitivo subordinado al impersonal era irremediable cierra la síntesis que hace Marcos de la instrucción del Galileo. Nuestro narrador resume así su enseñanza: “y, a los tres días, resucitar”.

    El apunte: a los tres días introduce con optimismo un desenlace triunfal tras la sucesión de los fracasos antes expuestos. La expresión sugiere fugacidad más que duración. La fórmula tres días, o como escriben Mateo y Lucas en sus lugares paralelos: al tercer día responde a un hebraísmo que señala una brevedad que prácticamente hace al tiempo inapreciable. El significado que oculta se corresponde en nuestro idioma a dichos como: “en un abrir y cerrar de ojos”, “en un pispás”, “en menos que canta un gallo”. 

    El infinitivo resucitar asegura el triunfo del hijo de hombre no obstante haber tenido que soportar muchas cosas, ser rechazado por los senadores…, e incluso ser ejecutado. El verbo expresa la convicción del Galileo en el triunfo de la vida sobre la muerte. Su significado resume la experiencia vivida por los seguidores algún tiempo después de que él fuera ajusticiado. Su sentido originario es levantar, poner en pie. Con esa acepción se emplea con frecuencia en el Antiguo Testamento para hablar de salir de una situación ruinosa. En Isaías 26,19 encontramos juntos los dos verbos representando metafóricamente la misma idea, la salida fulgurante del pueblo de su calamitosa situación: resurgirán los muertos, despertarán los de las tumbas. Ambos conceptos: ponerse en pie y despertarse serán adoptados por los seguidores de Jesús para manifestar la singular experiencia que les impulsó a ponerse en marcha tras el fracaso que supuso para ellos su ejecución.

    Marcos ha dejado a la vista el contraste entre la declaración de Pedro y la enseñanza de nuestro protagonista. Los discípulos persiguen el éxito a través de la conquista del poder. Él, por el contrario, advierte de los métodos criminales del sistema y reafirma su convencimiento en que, a pesar de ello, su proyecto conduce a un triunfo definitivo.

     

    • 32 Y exponía el mensaje abiertamente.

     

    Nuestro redactor transmite a sus lectores que Jesús no escondió nada a los suyos. Frente a las reservas de los discípulos, él apostó por la complicidad que suprime la distancia y estrecha relaciones. Marcos no se conformó con proclamar la sinceridad de su enseñanza. Además de recoger en su resumen los temas que Jesús debatió con los discípulos, precisó la actitud empleada al exponerlos: “y exponía el mensaje abiertamente”.

    La realidad social que el mensaje propone se descubre como la causa que origina la reacción violenta del sistema. Éste responde con hostilidad porque detecta el peligro que para él representa la condición de alternativa de la propuesta planteada en ese mensaje. No es que Dios tenía un plan que hacía inevitable la ejecución de Jesús, sino que existe una estructura social, política, económica, ideológica y religiosa, fortificada frente a cualquier plan que ponga en peligro su continuidad. El lector no debe olvidar el marco socio político donde este relato se desarrolla: En el camino hacia las aldeas de Cesarea de Filipo.

    El Galileo habló convencido de que la ferocidad del sistema contra su proyecto de sociedad alternativa (el reinado de Dios) representaba un argumento inequívoco a favor de que caminaba por la vía acertada. Por eso transmitió a sus discípulos la seguridad de contar con el máximo respaldo, el único capaz de garantizar la vida empeñada en esa tarea.

    Marcos recurre a un término solo citado aquí (ni Mateo ni Lucas lo emplean) para destacar el rasgo más sobresaliente de la exposición de nuestro hombre. El sustantivo (transliterado del griego: parresía) significa originariamente la libertad de palabra con la que alguien se expresa. En nuestro caso, colocado al comienzo de la frase, advierte de la intensidad de su significado. El término destaca la manera con que el Galileo les expuso el proyecto a los suyos: a las claras. El término alude directamente a la primera parte del relato, en la que se habla sin tapujos de la hostilidad encarnizada del sistema contra nuestro protagonista. Jesús no esconde a los discípulos que la lealtad a su proyecto lleva aparejada la animadversión más violenta del poder. Marcos tampoco lo ocultó a sus lectores.

    43 comentarios

    • M. Luisa

      Dándole vueltas a la cuestión hoy he releído mis comentarios de ayer y me he detenido  especialmente en este párrafo que puede resultar esclarecedor sobre lo  que intento decir.
       
      “El HACER como tú muy bien dices (Oscar)  guarda relación con algo y siguiéndote a ti  digamos que ese algo es la vida. Como la vida de la que hablamos es la humana al hacer nuestra vida  al mismo tiempo  nos realizamos  y nos vamos percibiendo como realidad. Nos concienciamos  de lo que somos en tanto realidad. Esto visto así   excluye de entrada  el simple ejercicio de una actividad mecánica. A partir de ahí   la inteligencia no actúa por separado sino en unidad con el sentir humano por lo tanto  esto hace que el logos no esté  desencarnado  sino que sea expresión de la realidad que se muestra. Que como tú dices sea comprensión. No pocas veces me habré pronunciado con respecto a la realidad en contra de toda explicación racional”.
       
      Vamos por partes: “Como la vida de la que hablamos es la humana al hacer nuestra vida,  al mismo tiempo,  nos realizamos  y nos vamos percibiendo como realidad” Aquí yo no desligo en absoluto el quehacer vital, es más lo pongo como prioridad pero como ya  dije anteriormente  que  en tanto humana la vida al hacerla  cobra aquello que busca, es decir,  más y más humanidad, es por lo que  al tiempo que hacemos nuestra vida nos realizamos, algo que concierne sin duda a una anterioridad. Esto logrado nos sitúa ya dentro de una praxis humana, evitando  de por sí en ella  el sentido peyorativo  que tú le das a  la acción, esto es,  como simple ejercicio de una actividad mecánica.  Por eso me tomé la libertad de  pensar que era el mismo enfoque que le daba Salvador. Era el salto que se esperaba hiciesen los discípulos, pero ellos sólo  hacían su vida como nosotros después de XXI siglo  de cristianismo seguimos haciendo. El factor humano que como tal es inacabado hay que sumarle a la vida.

    • M. Luisa

      Je je je…Oscar, con que me sorprendes ahora! Bien te lo diré. Es que hoy compartía mesa con una persona amiga y sin pretender hacer  nada de extraordinario me era obligado dedicar más tiempo en la cocina. El menú consistía en verduras salteadas con espárragos y mayonesa, de primero  y pescado al horno de segundo. De postres queso manchego y  todo ello regado con un  sencillo vino riojano. ¿Qué te parece?  Espero que semejante desliz,    no  se me  tome en consideración.
       
      He leído con atención tu último comentario y precisamente la secuencia que me reproduces  de Salvador,  fue una de las que más me fijé para dar  salida a mi primera intervención   de la semana pasada, rechazando en ella  todo  verticalismo y el  sentido religioso que  comporta.
       
      Ahora  ya me es imposible extenderme más, esperaré paciente si acaso alguna reprimenda…
       
      Un abrazo

    • oscar varela

      Hola M. Luisa!

      ¡Me interesa sobremanera eso de “la cocina”

      ¿qué has preparado para hoy?

      Salvo en los Mc.Donalds y en lugares así como también los Fast foods,

      en las casas todavía decentes con los estómagos
      (y en el Restó del pepe sala y flía.)

      la “cocina” es un “quehacer” y no una mera “actividad“.

      ¡Si lo sabrán las “de casa” con la eterna y cotidiana pregunta:
      ” … No sé QUÉ-HACER para este medidodía”-

      ¡Vamos todavía! – Oscar.

    • M. Luisa

      Como ves Oscar ha habido simultaneidad en la colocación de nuestros comentarios, leeré el tuyo así que pueda, ahora la cocina me reclama…

    • M. Luisa

      Tal vez si a lo dicho añado algunos ribetes más pueda entenderse mejor el fondo  que personalmente le doy a la cuestión.
       
      Decía antes aquello de  que, como  la vida de la que hablamos es la humana al hacer nuestra vida, al mismo tiempo nos realizamos y nos vamos percibiendo  como realidad.  Añado ahora: como realidad  que va siendo, lo cual  en este proceso lo que se actualiza  no es el ser,  sino  la realidad  que somos, es la realidad la que va  siendo y nos  configura. El ser es algo que se tiene, que poseemos,  y en efecto con él hacemos nuestra vida pero  esto no quiere decir que  los componentes que nos constituyen estén formando unidad, más bien por lo que se ve funcionan por separado    y es a mi modo de ver la causa de que, con toda razón,  hayamos  de hacer notar la distinción entre hacer y  acción.

      Ahora bien,  cuando la realidad la anteponemos al ser, la acción y el hacer cobran el mismo carácter porque  es la unidad la que obra  ya  que, como dije ayer,  no es a la cosa sino a lo real de ella a lo que nos enfrentamos y como tal  es forzoso que  nuestra actividad sea unitaria.

    • oscar varela

      Hola M. Luisa!
       
      Tu dices:
       
      – “hablando de  la praxis humana en el contexto de Salvador Santos,  pienso que  se debe situar en un horizonte distinto del de la vida humana”-
       
      En el texto de Salvador leo:
       
      – “Jesús habla de sí mismo utilizando la expresión: el hijo del hombre. La fórmula se contrapone a la declaración de Pedro: Tú eres el Cristo. Frente a esa prepotente figura tradicional, él se declara hijo de hombre, es decir, un hombre o un ser humano. La expresión habla de Jesús en tercera persona.”-
       
      – “El eje sobre el que gira la enseñanza de Jesús está determinado por el verbo principal y el sujeto, destacados en la cabecera de la frase: “que el hijo del hombre tenía que…” o “que era irremediable que el hijo del hombre…”.-
       
      – “La necesidad imperiosa a la que el verbo alude, no ha de entenderse en sentido religioso como si derivara de un croquis divinamente preconcebido y, en consecuencia, de obligado cumplimiento. Considerarlo así significaría que los autores de las acciones incluidas en dicho plan actúan sin libertad, movidos por los hilos invisibles de un destino fijado de antemano. El significado de esa necesidad (“que el hijo del hombre tenía que…”) responde sencillamente a la lógica de los acontecimientos y se ajusta al marco socio-político donde éstos se desarrollan. La oposición generalizada al proyecto de Jesús será inevitable.”-
      ············
      Mi comentario considera:
       
      1º) La Religión se inclina a la ACCIÓN (croquis previo de obligado cumplimiento)
      gambeteando el HACER (darse cuenta y hacerse cargo personalmente)
       
      2º) El HACER es el núcleo del “acontecer en marcos socio-políticos” (“campo pragmático” en Ortega).
       
      3º) El HACER es el del “hijo del hombre” (un ser humano)
       
      4º) El HACER (“Quehacer”, “Ocupación” o “Asunto”) es de NECESIDAD (in-evitable) y DRAMÁTICA (comprometida).
      ·············
      En fin M. Luisa:
       
      * Mis Comentarios a Notas exegéticas Salvadoreñas
      tienden a re-producir en paralelo la plena concordancia
      con Notas filosóficas Orteguianas (o Varelianas, pues que me hago cargo).
       
      * Desarrollar en Atrio.org más fundamentaciones y explicaciones “filosóficas
      tal vez puedan sonar a “des-contextuar” las presentes Notas “exegéticas
       
      NOTA: cosa dicha que:
      a)  no estoy de ninguna manera convencido ni concorde;
      b) no veo otra mejor manera de comprender a un “laico” Jesús;
      c) no considero que Salvador Santos se sienta invadido por “razones vital-históricas ortego-varelianas”.
      ·············
      ¿qué te parece a ti?
       
      ¡Vamos todavía! – Oscar.

    • M. Luisa

      No, si la dificultad  en la que nos vemos envueltos  esta vez, para mí, es  consecuencia de   equívocas interpretaciones no aclaradas con anterioridad. Por qué cuantas veces  aquí  nos habrá parecido que    conveníamos  todos  en  la unidad  de la persona para, en su integridad, configurar su vida humanamente? Sin embargo, Oscar,  por las  precisiones señaladas en tu comentario   parece  que nos  vemos en la necesidad  de acudir  a cosas fundamentales que deberían estar ya superadas.
       
      Estas diferenciaciones que haces entre hacer y  acción teniendo en cuenta la perspectiva desde la cual las haces que es la vida humana,  me parecen muy apropiadas. Pero hablando de  la praxis humana en el contexto de Salvador Santos,  pienso que  se debe situar en un horizonte distinto del de la vida humana, porque  moviéndose también en ella  los discípulos,   a Jesús, dada la realidad que éste les mostraba,   le era del todo  insuficiente y me lo enfadaban.
       
      Punto y aparte,  voy a hacer ahora  a mi modo unas distinciones.
       
      El HACER como tú muy bien dices guarda relación con algo y siguiéndote a ti  digamos que ese algo es la vida. Como la vida de la que hablamos es la humana al hacer nuestra vida  al mismo tiempo  nos realizamos  y nos vamos percibiendo como realidad. Nos concienciamos  de lo que somos en tanto realidad. Esto visto así   excluye de entrada  el simple ejercicio de una actividad mecánica. A partir de ahí   la inteligencia no actúa por separado sino en unidad con el sentir humano por lo tanto  esto hace que el logos no esté  desencarnado  sino que sea expresión de la realidad que se muestra.  Como tú dices sea comprensión. No pocas veces me habré pronunciado  en contra de toda explicación racional con respecto a la realida.
       
      Oh! Qué tarde… las cosas que he dejado atrás! Un abrazo, pues, Oscar

    • oscar varela

      Hola!
       
      ¿Qué será eso de “PRAXIS”?
      ··········
      Precisamos que hablaremos de la PRAXIS “humana”.
       
      Una máquina “ACTÚA”; NO “HACE”.
       
      PRAXIS: NO es “ACCIÓN”,
      PRAXIS: SÍ  es “HACER”
       
      El fenómeno que llamamos “HACER”
      se diferencia de
      la “ACCIÓN” (simple ejercicio de una actividad con el cual se suele confundir)
      porque
      La ACTIVIDAD, incluso la más inteligente se ejercita “mecánicamente”, automáticamente.
       
      En cambio, el ser humano “HACE” algo,
      cuando sus ACTIVIDADES son disparadas y ejercitadas
       
      *  “por algo y
       * “para algo
       
      Esa comprensión o logos interno de todo “QUEHACER”
      [su por qué y para qué]
       
      es in-formulable “científicamente” (con logos explicativo de la razón “ideo-lógica”)
       
      es formulable “narrativamente” (con logos narrativo de la “razón drao-vital-histórica”)
       
      La “Vida humana” no es cuerpo, ni alma, ni espíritu, ni cosa alguna,
      (que pueda ser averiguada científicamente)
       
      La Vida humana es el Cuento de nunca acabar:
      Lo que el ser humano hace en vista de su alrededor con-figurado en “Mundo”.
      (que sólo es averiguado si se Cuenta esa Curiosidad =Chisme Sustancial = Género literario/Drama)
       
      La PRAXIS es IN-EVITABLE (divina o diabólica; e.d., pro o contra la Gente)
      ·············
      ¿se habrá entendido algo, o debo renunciar?
       
      Por ahora sigo ¡Yendo todavía! – Oscar.

    • Santiago

      Josela,  yo no quise, en mi comentario, desubicarte…Simplemente intente expresar mi opinion sobre Juan el evangelista…Se en la linea que estas..y estoy de acuerdo que Cristo vino a echar a andar un movimiento, proclamando un mensaje salvifico y escatologico…Aunque Cristo no creo, al principio, una institucion estructural completa, sin embargo,  personalmene “llamo a los Doce” a personas a quienes  iba a confiar Su mensaje diciendoles: “ID pues y haced discipulos a TODAS las gentes, bautizandolas…y ENSENANDOLES a guardar LO QUE OS HE MANDADO” (Mt. 28(19-20)..No se puede hablar de un Cristo aislado, ni que EL iba a usar “medios extraordinarios” para comunicar su pensamiento, sino usar a los simples seres humanos ni que, por supuesto, despues de aceptar la muerte por predicar la verdad, iba dejarlo todo “al garete”, a la “buena de Dios”…No, la historia demuestra lo contrario..Los discipulos entendieron perfectamente la centralidad del mensaje y perpetuaron SUS PALABRAS con el mensaje sacramental hasta el dia de HOY.”(Haced ESTO en MI MEMORIA)
      En cuanto a Juan, al evangelio de Juan, a mi me gusta mucho la manera en que se escribio…su linea esta basada en el puro amor de Cristo, reflejo del Padre…Pero Juan no departe de “lo recibido” del Maestro….Cuando al final del siglo I iban ya despareciendo “los testigos de la palabra” de Cristo, en Efeso -donde se establecio al final de su vida, final del siglo I,- quedaba alli Juan que habia visto al Maestro con sus ojos, le habia tocado con sus manos, habia reclinado su cabeza en Su pecho, y habia recogido las ultimas palabras de su vida mortal
      Es muy dificil que “el discipulo amado” no sea Juan..Quien -sino Juan- fue el primero que con Andres se le acerco en las riberas del Jordan y que le acompano en la cruz. El dia de la Resurreccion llego al sepulcro primero que Pedro pero no entro…Quien p0dia ser, “fuera de los Doce”, al que Cristo le entregaria a Su madre que estaba “junto a la Cruz para que le cuidase de ahi en adelante hasta su muerte?  Aun en la improbabilidad de que el “discipulo amado” no fuese Juan, el autor del Cuarto Evangelio dice el mismo que es testigo OCULAR de los hechos: “LLEGADOS a Jesus, como lo encontraron ya muerto, no le quebraron las piernas, PERO uno de los soldados atraveso SU COSTADO con una LANZA y enseguida salio sangre y agua.Y EL QUE LO HA VISTO, DA TESTIMONIO, PARA QUE VOSOTROS TAMBIEN CREAIS (Juan 19, 33-35) …Y al final del evangelio, Juan repite: “ESTE ES EL DISCIPULO QUE ATESTIGUA ESTAS COSAS Y LAS HA ESCRITO, Y SABEMOS QUE SU TESTIMONIO ES VERDADERO (Juan 21,24) (Las mayusculas y los parentesis son mios)
      Quien otro, todavia MAS INTIMO a Jesus que alguno de los Doce, podia escribir estas palabras con tanta autoridad y veracidad? San Juan, sin duda, conocia los Sinopticos, conocia ya lo que creia” la iglesia primitiva”, lo que habia escrito Marcos, lo que habia recopilado Mateo -primero en arameo y despues en griego- de diversas fuentes y autores de testigos oculares- lo que habia investigado minuciosamente y habia escrito el medico Lucas, discipulo de Pablo..Por ULTIMO Juan escribio su Evangelio, con ayuda de sus disicipulos, que COMPLETA y llena las lagunas de los Sinopticos pero PRECISAMENTE Juan escribio contra Cerinto y otros como los EBIONIOTAS que negaban la DIVINIDAD de Jesucristo, y a ruegos de los Obispos de Asia..San Jeronimo dice que Juan vivio hasta los plenos dias del emperador Trajano (98-117) y fallecio a los 68 anyos despues de la Pasion del Senor…El verdadero mensaje de Cristo no puede ser ni vertical ni horizontal, sino mas bien coherente y asequible para TODOS..Por eso “la iglesia primitiva”, el mismo Pueblo de Dios,  incluyo el Cuarto Evangelio como CIERTO, y por tanto “leible” para el “culto” y rechazo el intento de incluir en el Canon ningun otro mas…muchas gracias por tu deferencia en contestarme…y perdona lo que me he extendido….un saludo cordia…para una buena semana    de Santiago Hernandez

    • mªpilar garcía

      Oscar y Pepe:

      Ese allá: no es ni arriba, ni abajo, ni derecha e izquierda…

      Allá (un poco condicionada por mi hija que ha pasado unos días con la familia) es el lugar, donde quiera que este, en este mundo; que se haga realidad, ese espíritu de vida digna, justa, compartida.

      En mi caso, desde el Mensaje del Galileo.

      Espero haber aclarado la duda.
      Un abracito cariñoso.

      mª pilar

    • M. Luisa

      Querido Oscar, yendo todavía te diré que …yo no estoy segura de que la praxis de la que habla Salvador Santos sea identificable con lo que para Ortega es pragma.
       
      Lo pienso así porque  mientras la praxis en su saber hacer y ello   requiere  considerar  real  la cosa,   la pragmática le basta  la cosa en cuanto tal  para servirse   de ella, serle útil.
       
      Por otro lado,  no confundamos el saber estar en  la realidad como tarea humana,  con el saber científico al que alude el artículo de Ortega, que sin duda es también tarea humana pero con otra finalidad.
       
      El saber estar en la realidad nos diferencia  del mero estar que,  como bien señala el escrito de Ortega,    compartimos con minerales, vegetales, animales, pero así  como éstos   hacen de su entorno un medio, el hombre en cambio al enfrentarse con la realidad de las cosas, es decir,   en el saber de ellas,  las descubre abiertas  a un Mundo donde el dinamismo de la razón que las cosas nos dan   no consiste por supuesto en un razonamiento  ni tampoco en un  dinámico estar  en ellas,  sino en una  marcha que nos lleva del  campo al mundo.
       
      Pienso, pues,  que existe una diferencia  a tener en cuenta entre praxis y pragma.
       
      Gracias y hasta pronto!

    • pepe sala

      Debo decir y digo que me ha encantado la respuesta de Salvador a Mª Pilar. Especialmente el punto 7 .
      Entiendo que lo que nos trasmite es algo así como lo que la sabiduría popular expresa cuando alguien se detiene demasiado a la sombra de un nogal explicando lo importante que es el trabajo diario y lo duro que será llegar a la tierra que hay que labrar ése día:
       
      “” Dímelo andando”- le insinuará quien realmente se preocupe más de la praxis que de las teorías y las quejas comentadas bajo la sombra de los nogales.
       
      No tengo dudas sobre el duro CAMINAR de Mª Pilar ( quien cambió el término  ” allí” por el de ” allá”)…  ” allí” implica cualquier lugar donde se produzca la praxis de vida comprometida, incluída la propia de cada cual.
       
      Tampoc pongo en duda la honradez de Salvador Santos, quien no aconsejaría razones tan prácticas si él mismo no las tratase de llevar a cabo en su vida cuotidiana. Buen camino el indicado por Salvador, que, a pesar de las dificultades lógicas de cualquier camino nuevo, ya tiene referencia sobrada en el VERDADERO mensaje cristiano que se deduce del ejemplo de un tal Jesucristo .
       
      Cosa totalmente diferente sería tomar como acertado el “Camino” ( como el burro de noria) que muestran otros que también se dicen  cristianos: También la sabiduría popular les tiene bien fichados y muestra la sentencia al referirse a quienes dicen una cosa y HACEN lo contrario de lo que predican:
       
      “” Haced lo que yo os digo, no hagáis lo que yo hago”…
       
      Y los jodidos  Papas, Obispos,curas, monjas, Valaguer, Arguellos  y demás mariachis se quedan tan panchos. Y la inmensa mayoría de los ” fieles pastoreados-as” ( hoy no les llamaré borregos, que es Domingo) cumplen SUMISAMENTE las directrices de su ICAR sin fijarse para nada en el ejemplo de vida de quienes les SOMETEN.
       
      En el consejo del punto 7º de Salvador me encontraría bastante a gusto. Tanto que, posiblemente, intentaría caminar junto a otros-as. ( Juntos, pero no revueltos, puesto que mis “creencias religiosas” son de muy dudoso cambio.)
       
      Saludos, pues.

    • oscar varela

      Hola mª pilar!
       
      Dices:
      – “sé que allá donde se logre esa manera de vivir … dará sus frutos.”-
       
      Tal vez se te haya escapado ese “allá”.
       
      Por lo que dice Salvador
       
      – “La sociedad alternativa está abierta a cualquiera no importa que esté ilusionado con el más allá o se declare ateo. Basta el acuerdo de ponerse en marcha y dar el primer paso.”-
       
      … la praxis sólo se da en el “ahora – acá”.
       
      ¿Habré entendido bien?
      ·················
       
      Nota pensando en M. Luisa:
      Lo que en lenguaje de Santos es “praxis
      En Ortega y Gasset es “pragma”.
       
      Mientras M. Luisa busca y aportará lo que se le parezca en Zubiri;
      voy a uno de los textos del madrileño (OCT7,110 –El Hombre y la Gente):
      ····················
       
      – “El hombre, al encontrarse viviendo se encuentra teniendo que habérselas con el contorno, circunstancia o mundo; con el elemento extraño al hombre, foráneo, el «fuera de sí», donde el hombre tiene que afanarse en ser. En el mundo hay minerales, vegetales, animales y hombres. De lo que estas cosas sean se ocupan las diferentes ciencias —por ejemplo, de plantas y animales, la biología.
       
      Pero la biología, como cualquiera otra ciencia, es una actividad determinada en que algunos hombres se ocupan dentro ya de su vida, es decir, después de estar ya viviendo.
       
      Eso que las cosas nos son originaria, primariamente en nuestra vida de hombres antes de ser físicos, mineralogistas, biólogos, etc., representa lo que esas cosas son en su realidad radical.
       
      Las ciencias dirán que la Tierra será un planeta de un cierto sistema solar perteneciente a una cierta galaxia o nebulosa, y estará hecha de átomos, cada uno de los cuales contiene, a su vez, una multiplicidad de cosas, de cuasicosas o quisicosas que se llaman electrones, protones, mesones, neutrones, etc.
       
      Pero ninguna de esas sabidurías existiría si la Tierra no preexistiese a ellas como componente de nuestra vida, como algo con que tenemos que habérnoslas y, por tanto, con algo que nos importa —que nos importa porque nos ofrece ciertas dificultades y nos proporciona ciertas facilidades.
       
      Esto quiere decir que en ese plano previo y radical de que las ciencias parten y que dan por supuesto, la Tierra no es nada de eso que la física, que la astronomía nos dice, sino que es aquello que me sostiene firmemente, a diferencia del mar en que me hundo (la palabra tierra —terra— viene de tersa, «la seca»), aquello que tal vez tengo que subir penosamente porque es una cuesta arriba, aquello que bajo cómodamente porque es una cuesta abajo, aquello que me distancia y separa lamentablemente de la mujer que amo o que me obliga a vivir cerca de alguien a quien detesto, aquello que hace que unas cosas me están cerca y otras me estén lejos, que unas estén aquí y otras ahí y otras allí, etc., etc.
       
      Estos y muchos otros atributos parecidos son la auténtica realidad de la Tierra, tal y como ésta me aparece en el ámbito radical que es mi vida.
       
      Todos esos atributos —sostenerme, tener que subir o bajar la cuesta, tener que cansarme en ir por ella hasta donde está lo que necesito, separarme de los que amo, etc.— se refieren todos a mí, de suerte que la Tierra en su primordial aparición consiste en puras referencias de utilidad hacia mí.
       
      Lo propio hallarán si toman cualquier otro ejemplo, el árbol, el animal, el mar o el río. Si los abstraemos de lo que son en referencia a nosotros quiero decir, de su ser para una utilidad nuestra, como medios, instrumentos o, viceversa, estorbos y dificultades para nuestros fines, se quedan sin ser nada.
       
      O expresado en otra forma: todo lo que compone, llena e integra el mundo donde al nacer el hombre se encuentra, no tiene por sí condición independiente, no tiene, un ser propio, no es nada en sí —sino que es sólo un algo para o un algo en contra de nuestros fines.
       
      Las cosas, originariamente, son algo que procuro aprovechar o evitar a fin de vivir y vivir lo mejor posible —por tanto, aquello con que y de que me ocupo, con que actúo y opero, con que logro o no logro hacer lo que deseo; en suma, son asuntos en que ando constantemente.
       
      Y como hacer y ocuparse, tener asuntos se dice en griego práctica, prâxis —las cosas son radicalmente prágmata y mi relación con ellas pragmática.
       
      En el mundo o circunstancia de cada uno de nosotros no hay nada que no tenga que ver con uno y uno tiene, a su vez, que ver con cuanto forma parte de esa circunstancia o mundo. Este está compuesto exclusivamente de referencias a mí y yo estoy consignado a cuanto en él hay, dependo de ello para mi bien o para mi mal; todo me es favorable o adverso, caricia o rozadura, halago o lesión, servicio o daño.
       
      Una cosa en cuanto prâgma es, pues, algo que manipulo con determinada finalidad, que manejo o evito, con que tengo que contar o que tengo que descontar, es un instrumento o impedimento para… un trabajo, un enser, un chisme, una deficiencia, una falta, una traba; en suma, es un asunto en que andar, algo que, más o menos, me importa, que me falta, que me sobra; por tanto, una importancia.”-
       
      ·····················
       
      Un abrazo y ¡Vamos todavía! – Oscar.

    • mªpilar garcía

      ¡Gracias S. Santos!
       
      Asi lo experimento e intento vivirlo con esperanza constante.
       
      Espero con gozo la siguiente “entrega”, es alimento para mi personilla, insignificante en este mundo… tan… alejado de esta extraoridnaria alternativa que nos mostró el Galileo.
       
      No pierdo la esperanza, sé, que allá donde se logre esa manera de vivir, la justicia, el amor, el trabajo digno, dará sus frutos.
       
      Un abrazo agradecido.
      mª pilar
       
       

    • Carmen (Almendralejo)

      Creo que si Jesús volviese hoy, empezaría con la Frase de ¡Quítate de mis vista, Satanás!, porque tu idea no es la de D*s, sino de la gente Mc 8,31-33
      Se quedaría perplejo ante el imperio que existe y en el cual no se encontraría, más que nada porque no era mentiroso, explicaba en parábolas para que la gente que el escuchaba entendiese.
      Por desgracia, se hizo lo contrario, se rompió toda su pedagogía y toda la praxis de sus palabras, para hacer algo ficticio donde la persona quedase subyugada, no pudiese escapar de ahí que se atase el cielo y la tierra con dogmas y con leyes, las misma que Jesús puso en entredicho con aquellas actuaciones y curaciones en sábados, auque comer con ricos, andar con mujeres, amar a mujeres y tener amigas.
      Creo que nuestra Resurrección se basa en la proyección de su vida como revelación en la nuestra. Resucitamos a la vez que nos liberamos de todo aquello que nos oprime y encorseta, denigra como persona.
      No podemos sentir que D*s, me ha Creado a su misma imagen y a la vez sentir que necesito tener un Pedro en mi cielo, algo que es inmovilista, y te coactiva a seguir unos paso contra natura y contra mí misma, mis deseos y mi felicidad.
      Dejar que Pedro nos lleve consigo es dejar que nos increpe sobre nuestra verdad y posibilidades de crecimiento interior, pero claro está, cuando nos volvamos de espalda a este Pedro, debemos dar la cara delante y hablar sin miedo a que se nos caiga ese cielo encima.
      Si no partimos de la propia experiencia, poco podremos avanzar en nada, expresar nada y caminar nada…
      Sé la inseguridad de la in creencia, te hace caminar por acantilado profundos, y que es más fácil que te echen el pregón el agua bendita, que dejar que el cielo se desmorone. Quizás al caerse, pueda recoger una brizna…

    • Perdona, Santiago, pero yo no me sitúo en la línea en que tú presuntamente me ubicas..sino en el polo complementamente contrario. Jesús echó a andar un movimiento no una institución.Y Juan subraya, precisamente ese dinamismo del movimiento que aflora de Jesús, subrayando el lado místico, de servicio, de discipulado..hasta que  un tercer o cuarto autor, parece introducir el lado institucional a través de Pedro, al final del Evangelio….Por lo que yo entiendo Juan tampoco pertenece a los doce ni tampoco es el presunto apóstol Juan, sino que es el “discípulo amado”, otro personaje diferente.. Juan tiene una visión de la Iglesia en una línea discipular, común a toda la Iglesia de base, en la línea del lavatorio de los piés, del amor, del E. Santo como el gran director de orquesta de la Iglesia…menos apostólica que posteriormente, por intereses de poder, se ha subrayado en la Iglesia Católica…Lo institucional valdrá en la Iglesia en la medida en que sirve al Reino y a Jesús..y sino será un estorbo y una enajenación del verdadero misterio experiencial de Jesús, quería decir yo…. La Iglesia oficial, apoyándose en las Cartas pastorales y en S.Mateo y desubicando la eclesiología de S.Juan,  ha subrayado  lo institucional y no  la línea carismática de Juan..por lo que yo entiendo..Poniendo un ejemplo: En Sucumbios Roma subraya el verticalismo, la institución cuando la base se fundamenta más  en la eclesiología de S. Juan..Lo que escribí quise escribir en esa línea..y no en la línea en que se intenta situarme..quizá porque no me expresé bien.

    • Santiago

      Josela,  muy acertada tu intervencion….La historia nos dice que Cristo “llamo a los doce” especificamente para legar su mensaje salvifico y sacramental…y continuarlo…Como no iba a asegurar su “mision” despues de su muerte a la edad de 33 -solo 3 decadas- SI SU MISION consistia precisamente en la salvacion del mundo con la intevencion de los seres humanos??? No, Cristo no podia dejar todo a la buena voluntad de las mujeres primero y despues “a ver” si se organizaba “algo” para predicar un mensaje TRASCENDENTE…TENIA que dejar la ESENCIA de su mensaje asegurado, por eso el “iba a estar con los apostoles hasta el final de los siglos”
      Y es aqui que el Evangelio de San Juan completa a los Sinopticos que ya existian en vida del “discipulo amado de Jesus”..Por eso su evangelio gira en torno a un tema fundamental: JESUS es el ENVIADO de Dios, su Palabra por excelencia, que vino a este mundo para hacernos conocer al Padre..Insiste Juan y acentua la oposicion entre JESUS  -la LUZ, el CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA- y los que se niegan a creer en el”
      Consta historicamente que Juan vivio en Efeso y alrededor de el se creo una escuela teologica joanica…Probablemente Juan dirigio lo fundamental del cuarto evangelio -en cuanto al testimonio ocular- y sus discipulos le ayudaron en la redaccion final…EL ANALISIS interno de esta obra identifica al autor como un judio de Palestina, conocedor absoluto de la geografia, las costumbres y las leyes judias, y que describe detalles que nadie que no estuviera muy cerca de Jesus hubiera podido recordar…Juan autor principal de esta obra teologica decidio ocultar su identidad  pero el discipulo “amado” no seria otro que Juan que se recosto sobre el pecho de Jesus en la Ultima Cena y le pregunta que discipulo le va a entregar (Juan 13-21-26), tambien aparece al pie de la cruz, separado de los discipulos y junto a la madre de Jesus…El es quien corre junto con Pedro hacia el sepulcro vacio (Juan 20,1-10) Tambien se encuentra al lado de Pedro durante la tercera y ultima aparicion de Jesus resucitado antes sus discipulos (Juan 21-20-22)…Finalmente sabemos murio a una edad muy avanzado pues entre sus seguidores se llego a creer que no moriria nunca (Juan 21,23)
      En el grupo de los 12 el “discipulo amado” no puede ser otro sino Juan…NO es impensable, ni imposible, que el mismo autor de una obra quiera permanecer, de cierta manera, anonimo…Muchos lo hacen en la actualidad..El proposito de Juan no era hablar sobre su persona, sino dibujar fielmente la identidad del LOGOS, identificado como el VERBO de DIOS..Por eso en el PROLOGO de su evangelio va mucho mas alla de los SINOPTICOS y empieza hablando de “lo divino”…”en el principio era el Verbo…y elo Verbo era Dios…y el Verbo se hizo CARNE y habito entre nosotros”   muchas gracias por tu comentario…un saludo cordial de Santiago Hernandez

    • Asun

      Gracias, Salvador,  por tan interesante trabajo de Marcos. Días atrás escribí un comentario, pero lo perdí. Lo siento. No es la primera vez que me pasa contigo. ¿Por qué será??? Gracias a todos por vuestros comentarios,  Hector, Mª Pilar, Mª Luisa, al taladrador Oscar etc etc…..
       
      Intentaba decir, entre otras cosas,  con mis propias palabras, que  Jesús no se deja llevar por la euforia de sus seguidores, ni escapa de la realidad con sueños irreales. Vive en soledad y lucha interior lo que de alguna manera percibe cada vez más claramente, como si además se le impusiera desde lo más íntimo, dándole certeza y fuerza de convicción a su decisión, que los suyos,  no comprenden  en su ignorancia. Y siente con humildad su impotencia ante ella. No hay peor ciego que el que no quiere ver.
       
      A pesar de ello, su honestidad es inmensa. Se siente “grande y pequeño” a la vez, pero no puede dejar de ser coherente, porque  ha visto. En él ya no hay más creencias ciegas, ningún poder religioso que otorgar, ni sustentar. Tal cosa no es más que temor, porque cuando realmente se cree, como Jesús, no se necesita de ningún constructo humano, del hombre sin adultez  que desconfía y busca la protección de su ego sin quizá saberlo.
       
      Jesús confía en la riqueza de fondo de todo ser humano. Empieza por él mismo. Esa es su roca. Está inmerso en la Realidad de todo lo que es, se vive desde ella, sostenido por ella. Jesús pasa el testigo de esta experiencia. Es la  base firme de su programa de sociedad alternativa, y subyace a toda nebulosa envolvente de realidad efímera, ciega  y egoísta.
       
      Sin intermediarios, Jesús pasa el testigo de esta experiencia de amor por la verdad y justicia a todo ser humano que confía libremente y llega a verse en él, a sufrir en sus entrañas como él. A sentir como él la Realidad en su total desnudez, sin separaciones, en unidad con todo y todos.
       
      Adorar su Abba en espíritu y en verdad no necesita de templos, de leyes, de normas, porque la fe no son creencias, y menos miedos, cargas y yugos, sino confianza plena en la vida, en quien se es,  en su forma de seguir yendo todavía,  con acogida humilde, incluso aceptación gozosa de todo lo que es.
       
      Así pues, la religión lo rechaza, lo ignora, lo tergiversa. Antes y ahora, de fondo y de forma,  nos aparta de Jesús, encumbrándolo de tal modo que nos impide ver, tomar consciencia, despertar del sueño. El anhelo humano inmanente de trascendencia se hace objeto divino en Jesús, quedando su  ser real escindido, fragmentado por enaltecido. No se le ha comprendido, seguimos sin comprenderle. Se le han ido  superponiendo envolturas que oscurecen la visión de quien es realmente Jesús, así como quienes somos, quien soy yo. Por lo mismo, al crear separaciones insoslayables, se nos distorsiona la Realidad transparente y entretejida que en todo es y que somos.
       
      La sencillez y solidaridad de Jesús hace daño a los “ojos”, nos cuesta vernos en él, a los intereses del funcionariado religioso, a todo poder que le encumbra y se encumbra. A todo ego airado, sigue dando mucho miedo.
       
      Un abrazo.

      P.d.- Acabo de leer tu respuesta a Mª Pilar. Veo que insistes con plena convicción en lo que ya indicas en el libro. Te lo agradezco un montón . Es solo un paso  junto con otros para abrirse a otro mundo.

    • Salvador Santos

      Querida Mª Pilar, en respuesta a tu pregunta:
       
      “¿No es ése el camino que cada ser humano tiene que seguir si quiere comprenderle y, en lo posible, seguirle?”,
       
      espero poder serte útil con estas notas:
       
      1.- Tú misma has encontrado la respuesta. Hay que partir de la independencia, de tu propia mirada, no de la que te impide pensar por ti misma.
       
      2.- Si tu mirada está alineada con los que sufren injustamente (también lo afirmas), coincides con el Galileo. El miró desde lo más bajo.  
       
      3.- Jesús reflexionó, pero una vez alcanzó una conclusión puso en marcha su proyecto. Si no hay praxis, el proyecto no cuaja.  
       
      4.- El proyecto se configura en una realidad social. No se debe confundir fe con sentimiento, ilusión, abandono en lo irracional, aceptación de lo ignorado… Fe = Praxis.  Tener fe = adherirse a ese proyecto. Ser cristian@ no se reduce al plano individual, se requiere el colectivo que hace visible la sociedad alternativa.  
       
      5.- Jesús pensó que esa sociedad alternativa, a la que llamó según la idea de la época: reinado de Dios, era la solución definitiva. Y optó por ella. Le bastó un grupo de amig@s. Confió en ellos. No llegó a ver su proyecto consolidado, pero se jugó la vida por él.
       
      6.- Su coherencia hizo reflexionar primero a algunas mujeres, luego al resto de los discípul@s. Y la sociedad alternativa reinició su marcha. La religión no es sociedad alternativa, sino un montaje del que se sirve el sistema para afianzarse.
       
      7.- Una posible traducción a hoy (a mi modesto entender) :
       
      Mª Pilar tiene un grupo de amigos. Han seguido unas reflexiones similares. Llegan a la misma conclusión. Ante la situación han pensado que la solución es la del Galileo, conformar una sociedad alternativa. ¿Quién lo impide? No se requiere el permiso de nadie, ni es necesario ir al notario, ni hacer ningún depósito dinerario.
       
      No hay que recurrir a ritos, ni llamar a un cura, ni inscribirse en la parroquia del barrio. Ni siquiera hace falta ser religioso. La sociedad alternativa está abierta a cualquiera no importa que esté ilusionado con el más allá o se declare ateo. Basta el acuerdo de ponerse en marcha y dar el primer paso.
       
      La marcha y el ritmo de la andadura la decide el grupo. Cada un@ tendrá también su propia velocidad. El objetivo es ser y presentarse como alternativa. Lógicamente no hay dominio, ni poder, ni grandes diferencias económicas entre l@s integrantes del colectivo. En la sociedad alternativa no cabe la injusticia. Solo hay dos condiciones para integrarse a ella: renunciar a la ambición (reniegue de si mismo) y aceptar el riesgo que se corre (tome su cruz).  
       
      La sociedad alternativa se compromete con los más débiles. ¿Cómo? ¿Con quién? Hermanándose con otra realidad social que requiere ayuda. ¿Sucumbios?
       
      ¿De qué se hablará en las reuniones y fuera de las reuniones? Especialmente de las necesidades de Sucumbios y las soluciones que la comunidad (iglesia) que se reúne en casa de Mª Pilar tiene  y pone a su alcance. No es cuestión de limosnas, sino de hermanamiento real.
        
      ¿No es eso lo que queremos a escala universal? ¿Por qué no comenzarlo ya?      
      No podemos esperar las soluciones, hay que ir a por ellas.
       
      Esta praxis supone otra manera de vivir o de construir otro mundo real, no solo posible.
       
      Un abrazo

    • Parece que alguno de los comentarios sólo subraya la presunta eclesiología de Mateo..y ¿ qué pasa con la eclesiología de S.Juan, en donde ni se menciona el nombre de apóstol y todo está basado en el “discípulos amado”….y que estaría más cerca de Marcos que de S. Mateo? El evangelio de S.Juan está también en la Biblia.¡¡ Y ¿qué pasa con ese texto de S. Mateo que al principio de la era cristiana se aplicaba a todos los obispos y nunca sólo a Pedro, hasta que llegó un tal Bonifacio, creo,  a apropiarlo como dirigido al obispo de Roma?La jerarquía, el clericalismo ¿ no se apropia  de todo y lo conduce todo al centralismo burocrático? 
      Santos, continúa con tu búsqueda interesante..Se te agradece…

    • Santiago

      Hector, muy interesante tu comentario exegetico, pero la autenticidad y la interpretacion de Mateo 16,17, desde el punto de vista de la critica textual es hoy, universalmente reconocida, como asegura el famoso escriturista Salguero
       y asi Mateo recoge esta afirmacion de Cristo de la iglesia primitiva que despues fue el testimonio unanime de la patristica y que ha llegado hasta nuestros dias. Cristo eligio camiar el nombre de Simon por la palabra aramea KEFA que se traduce por PETROS y que equivale no a una piedra pequena sino a un ROCA bien firme..KEFA ha sido traducido en griego porque el termino ROCA era considerado una verdadera cualificacion..El hecho que el sobrenombre haya suplantado al nombre propio y que haya sido traducido al griego, demuestran a las claras LA IMPORTANCIA que en la iglesia primitiva se daba a este NOMBRE. Mateo, uniendo la designacion de ROCA (PEDRO) con la promesa del Primado narrada por el, parece indicarnos el SENTIDO EXACTO del nombre de Pedro, como lo entendia el mismo Jesus. La promesa de Jesus esta basada sobre un juego de palabras PERCEPTIBLE solo en ARAMEO, la lengua que hablaba CRISTO y se traduciria asi: TU eres KEFA y sobre esta KEFA edificare mi Iglesia (Mateo 16,18)..En la Biblia, por otro lado, el cambio de NOMBRE,( Simon en Kefa), esta siempre ligado a una particular mision que ha de desarrollar en el plan de la salvacion y asi el nombre de Abran (padre)  es cambiado a Abraham (padre de naciones) (Genesis 17 (1-50) ..Por lo tanto con este cambio se le asigna al apostol Pedro una funcion..Es el encargado (Lucas 22-31) de mantener solida y estrechamente unidos a sus hermanos en la fe y ademas es el administrador de “las llaves”, porque el que tiene las llaves tiene el poder de una casa y representa al amo, le entrega tambien el gobierno espiritual de su comunidad y ademas el poder atar y desatar, segun los terminos juridicos de aquella epoca, podia permitir y prohibir, declarar algo licito o ilicito, verdadero o erroneo
      Esta funcion de Pedro esta ampliamente documentada en toda la iglesia antigua, desde la iglesia del primer siglo, pasando por Pablo y por los Padres Apostolicos como Clemente Romano, Ignacio de Antioquia, Ireneo de Lyon, otros antiguos como Papias de Hierapolis, Tertuliano etc. etc. 
      Como tu bien dices y como se ve, la historia no cambia la realidad…Y esa es la realidad historica de la relacion que tuvo Jesus con Simon-Pedro-Kefa….un saludo    de Santiago Hernandez 

    • Héctor Rodríguez Fariña

      Gracias Mª Luisa. Creo que pensaba cómo lo dirías tú. Intentaba expresar la idea de que la realidad se ve alterada a lo largo de la historia pero que  no se destruye para ser reemplazada por otra.  El error estariá en decir como ‘es’ en un momento determinado.
      Ahora lo veo más claro con tu explicación acertada.  Siento, entiendo que aquel Jesús de hace dos mil años es de hoy:  No está a nuestro lado, se identifica con cada uno de nosotros hoy y siempre.
      Gracias por seguir cerca de todos  ayudándonos con todo lo que sabes.
      Un abrazo Héctor

    • M. Luisa

      A poco que nos fijemos  a partir de esta exégesis  evangélica que nos proporciona  Salvador Santos, a quien con gusto nuevamente  vuelvo a saludar  encantada, encontramos las razones del porqué  nos es posible  retornar después de  los “condicionamientos” históricos  a aquella  primigenia experiencia para desde ella comenzar de nuevo.
       
      Si aquella experiencia no hubiera sido real    seguiríamos aún  todos  manteniéndonos   alineados en el mismo pensar  del sistema cuyo ideal ha sido  el que    nos ha traído  hasta aquí, con lo cual  también la crítica brillaría por su ausencia. Y esto afortunadamente  no es así, quiero decir que aquella  experiencia fue real ya que,   el hecho mismo de la coincidencia  dada en este despertar masivo  efectuado   desde un sistema que nos ha tenido somnolientos como dice Héctor,  es la prueba evidente como él mismo nos hace ver de lo que erróneamente ha supuesto   suplantar la realidad a la idea de realidad como objeto fenoménico.
       
      Nos dice Héctor que la historia por perversa que sea no cambia (yo diría no  altera…pero en fin da igual) la realidad. Y si no la altera, naturalmente se trata de  algo que está  siempre ahí esperándonos. 
      Por lo tanto, ella, la realidad  es la que “es”. Este “es” se ha interpretado, desde  el   idealismo, como algo separado  de lo manifestado por ella en nosotros.  De ahí  que su significación, la del “es” apuntara a  algo allende lo físico cuando, contrariamente, no es algo allende lo físico sino lo físico mismo pero en dimensión formal distinta.
       
      Es  ahí pienso el punto donde se debe centrar la alteridad.  Pero ésta, para el sistema  anclado en el poder, es ciega. Por eso  redujo el “es” o lo que también podemos llamar  el “de suyo” de la realidad,   en un es que en el fondo es un ser   afirmativo salido meramente de las  propias categorías humanas, con lo cual así  la realidad derivó en objeto. Todo lo que desde ahí se afirme  acaba reduciendo la realidad en objeto. Lo que quiero decir con esto se ve claramente  cuando, desde el verticalismo y teniendo en cuenta lo que Salvador  nos dice de que Jesús no nació con  un proyecto bajo el brazo, decididos lo afirmamos de este modo; No, no, claro que  el Padre no quiso el mal para el Hijo pero al permitirlo etc., etc., esas afirmaciones no dejan de ser  juicios que se formulan independientemente de la trayectoria terrenal.  Contrariamente en esta vuelta atrás, en este repensar la realidad si nos dejamos  llevar por lo manifestado en Jesús, es  en ello  donde la  realidad  misma   nos muestra su verdadera Forma. Pienso que  ahí es donde acontece el encuentro  del que  nos habla  Salvador como resultado   de una búsqueda que nos permite comprender la realidad histórica del Galileo.
       
      Gracias,  Salvador y gracias también a  ti, Héctor,  por tu  puntal.

    • Antonio Vicedo

      Para recuerdo y deducciones.
      Se celebraba la Misa de entronización, o como se diga, en la que Juan Pablo II, asumía oficialmente la misión de Obispo de Roma. El evangelio que la liturgia de ese domingo presentaba para toda la Iglesia era el que aquí comentamos. Pero en la Misa de la Plaza de San Pedro en el Vaticano, se cambió ese texto ( Si, ya vale lo de la liturgia pontificia, pero ..)  por el de tu eres piedra y sobre esta piedra ( que no es roca, como explicaba Juan Mateos) edificaré mi iglesia.
      Una pequeña anécdota ¿Sintomática? -Como la presencia y participación de Jefes de Estado, entre los que los había que estaban cometiendo delitos de genocidios por acción u omisión. Todos tranquilitos cerca del altar.

    • mªpilar garcía

      “…Jesús no nació con su proyecto bajo el brazo. Lo fue diseñando a partir de  pensar sobre su vida y entorno…” (nos explica el texto)
       

      Salvador S. ¿no es ese el camino, que cada ser humano tiene que seguir, si quiere “comprenderle” y en lo posible seguirle?

      Recorrer ese mismo camino.
       
      Leer los evangelios con atención, mimo, diría yo.
       

      Y desde la vida que nos rodea, buscar el  sentir, vivir, morir… que Jesús nos dejó.
       

      Creo que es,  la mejor manera  de hacerlo. (desde mi mirada)
       

      Ni las teologías existentes, ni la obediencia ciega a las enseñanzas eclesiales; nos darán la respuesta.
       

      Sino lo hacemos mirando desde nuestra realidad y experiencia de cada día; contemplando  con atención la vida, especialmente, desde los que más sufren injustamente.
       

      ¡Leyendo-escuchando!
       
      De a poquitos, lo que me relatan los evangelios.
       

      Solo es mi experiencia personal.

      mª pilar

    • Salvador Santos

      Hola
       
      A los dos asuntos planteados por Oscar:
       
      1) El título de este artículo tiene dos partes. La primera (Un toque de atención) responde a la enseñanza (vv 31-32ª) con la que Jesús reconduce a los discípulos al sentido de su propuesta. La segunda (Un corte por lo sano) se refiere a su réplica tajante a Pedro poniendo fin a la difícil situación creada por éste (vv32b-33). Se verá en la próxima entrega.
       
      El corte por lo sano es, pues, cosa del Galileo.  No, mía.
       
      Incluí en La Semilla de la igualdad el relato de la declaración de Pedro porque esta narración, que actúa como bisagra, cierra la secuencia de los panes. Aunque también da pie a una nueva sección a la que corresponde, como inicio, la escena que estamos leyendo.
       
      La lectura de estos versículos (,31-33) responde únicamente la petición de Oscar, que me solicitó recitarla.    
       
      2) Respecto al asunto de Jesús histórico, quizás valga un ejemplo:
       
      Marcos: “¿No es éste el carpintero, el hijo de María…? (6,3).
      Mateo:   “¿No es éste el hijo del carpintero? (13,55).
      Lucas:   “¿No es éste el hijo de José? (4,22)
       
      ¿Por qué esas diferencias? ¿Cuál de esos textos responde a la realidad histórica?  
       
      Pretendiendo hallar al -a mi juicio mal llamado- Jesús histórico, es muy común caer en el error de hacer un batiburrillo con los evangelios. Con ese método todo se simplifica con apariencia de verdad: Jesús es hijo de José y María, y desempeñó el oficio de carpintero, al igual que su padre.
       
      Pero antes de precipitarnos en las conclusiones conviene conocer qué pretende enseñar cada uno de los evangelios y hallar la razón de sus diferencias. Resulta, por tanto, prioritario interpretar (o hacer inteligible) los textos uno a uno. Su comprensión  permite encontrar (resultado de una búsqueda) la realidad histórica del Galileo, soporte de su reflexión y su mensaje.
       
      Jesús no nació con su proyecto bajo el brazo. Lo fue diseñando a partir de  pensar sobre su vida y entorno. La realidad histórica del hombre permite subrayar el valor humano de su propuesta, algo perfectamente comprobable con una lectura a fondo del evangelio.
       
      Un abrazo a tod@s

    • Héctor Rodríguez Fariña

      Imitando a Oscar he resumido el contenido de Salvador Santos esperando no haberlo modificado demasiado, sólo que hago mi selección desde un punto de vista: la intervención de el Piedra, Pedro, que afecta el mensaje y el desarrollo de la futura comunidad.

      1    Interviene el Piedra: Tú eres el Mesías, el ungido el que va a librar a nuestro pueblo de los opresores.
      2    La reacción de Pedro refleja su sumisión al sistema.
      3     El sistema deja soñar. Los soñadores no se comprometen nunca con nada.
      4    El proyecto de Jesús  se ve altamente comprometido, sus íntimos seguidores no se dan cuenta de dónde sopla el viento.
      5     El silencio que Jesús impuso al grupo de discípulos revela el  rechazo de sus ambicione
      6    El mensaje propone una realidad social que origina la reacción violenta del sistema…
      7    La lealtad al  proyecto de Jesús provoca la furia del poder. Esto le afectará a él y a sus seguidores. Marcos tampoco lo ocultó a sus lectores
      8    El sistema responde con hostilidad: detecta el peligro que para él representa la sociedad alternativa tal como se plantea en  su mensaje.
      9     El rechazo a Jesús, su persecución y su muerte se muestran evidentes.
      10    Dios no tenía un plan que hacía inevitable la ejecución de Jesús. No fue una muerte exoiatoria.

      Muerte expiatoria: para obtener el perdón de los pecados.  Me imagino a  Marcos preguntándose años más: “¿de donde se habrán sacado esas ideas  tan peregrinas,  con lo clarito que se los puse yo?”

      Marcos deja en este pasaje una imagen inequívoca de Jesús:  su persecución y su muerte anunciada nos llegan hasta hoy día con una claridad meridiana y provocan en estos momentos nuestra actitud personal de compromiso con la persona, el proyecto y el mensaje, no ten toería sino vivamente con una razón que, tras alcanzar un grado de conocimiento está abierta  a aceptar la percepción de conciencia que la ilumina para llegar a lo real (ámbito de la fe).

      El Piedra fue un apelativo irónico que le aplicó Jesús a Pedro desde sus primeros encuentros: Tienes la cabeza dura como una piedra y, a pesar de todo, en piedras duras  como tu cabeza fundaré mi proyecto y mi mensaje. La piedra a la que se refiere Jesús no es una piedra para los cimientos de una Iglesia. La palabra en el griego era una palabra distinta.

      Pienso que la exégesis de Salvador Santos nos lleva de la mano a los que J.A. Pagola  nos presentaba en su última entrega: establecer un vínculo entre el cristianismo actual y  los primeros cristianos que convivieron con Jesús.  ¿Cómo pudimos  llegar desde el mensaje nítido de Jesús que aparece en Marcos a lo que nos encontramos hoy en la Iglesia? 

      Ya desde el primer momento el Piedra empieza a falsificar la realidad y Jesús le llama Satanás. ¿Sería de extrañar que esto se repitiera una y otra vez a través de los siglos?  Magia, liturgias extrañas, jerarquías, poder, Vaticanos,  desigualdad entre lo sagrado y los profano, entre las mujeres y los hombres de la iglesia entre los de arriba y los de abajo. ¡Cabezas de piedra que somos todos!
       
      Sin embargo la historia por muy perversa que sea no cambia la realidad. La realidad es más que el fenómeno diría Zubiri. La comunidad se ha ido modificando. El que rechacemos las esclerosis, los desaciertos, los errores no justifica a que rechacemos  la realidad de aquella comunidad: su arranque desde aquel campesino Galileo pobre, el hijo del hombre, perseguido por oponerse al sistema llega hasta nosotros hoy.  Somos los herederos de esa realidad que, como dice Pagola tenemos que cambiar, porque la iglesia se ha dejado atrapar por el sistema

      Jesús no dio marcha atrás ante las dificultades, no cambió de proyecto, no se sometió a sus perseguidores: Y exponía el mensaje abiertamente.

      A todos los que me habéis aguantado hasta aquí,  un abrazo Héctor

    • Gabriel Sánchez

      Y Marisela….y tantos rostros que se nos graban en el corazón, martires de una cultura que sigue alimentandose con la sangre de los débiles…Pero…en Él…el dato de la Fe nos dice que la muerte no tendrá la última palabra…Ánimo querido Rodrigo…Gabriel

    • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

      Hasta donde yo conozco, encuentro que el texto de Salvador Santos es muy certero en la hermenéutica y de gran valor para la teología y la vida cristiana. Paz y bien.

    • oscar varela

      Hola!
       
      Varias cositas:
       
      1º) No sé por qué Salvador Santos “cortó por lo sano”.
      No me refiero al hachazo en medio de la cabeza que Jesús le da al Piedra;
       
      sino a que en su “programa” de Notas exegéticas para Atrio.org La semilla de la igualdad 1 -13/7/2010-
      no se incluía estos vv. 31-33.
       
      Decía Salvador:
      a) Nos vamos centrar, por ahora, en la secuencia de los panes que abarca el conjunto de relatos contenidos entre Mc 6,33 y Mc 8,26.
       
      b) Para facilitar la introducción, una primera parte incluye las narraciones inmediatamente anteriores, donde se definen los rasgos característicos del encargo fundamental de Jesús al colectivo de sus seguidores (Mc 6,7 a Mc 6,32).
       
      c) Se completa con la declaración de Pedro (Mc 8,27-30), el relato que cierra esta importante fase del primer evangelio escrito.
       
      Y ahora me encuentro con que:
      – “El parón a la intentona de Pedro (8,30) no cerró el capítulo de la intervención de Jesús.
      – Ante el desenfoque de los discípulos, nuestro protagonista inició una tarea instructiva hacia ellos que sólo se verá interrumpida por su muerte.”
       
      – “La narración arranca diciendo: ‘Y  empezó a enseñarles’.
      – Hay una clara dependencia de la iniciativa de enseñar respecto a lo sucedido previamente.
      – La enseñanza tiene su origen en la gran equivocación de los discípulos.
      – Jesús trata de reconducirlos.
      – Marcos prolonga su tarea narrativa respecto a él como sujeto de la acción.”
      ···············
      ¿Qué pasó Salvador?
       
      Acaso sea comprensible desde el “estilo literario” de Marcos:
      un “todo” argumental (vivo, por lo tanto),
      imposible de “partir”, de des-cuartizar,
      a no ser “cortando por lo sano (vivo)”.
       
      ¿Será eso sólo, o hay algo más y mejor?
      ··············
      ZONA DE TRAS-BORDO y DESCANSO
      [en razón de que este Comentario se está alargando;
      plantearé sólo una cuestión más.
      En otro Comentario seguiré con otras cositas más sabrosas
       
      Por ejemplo: ¿qué hay en esa euforia de “volver al Jesús *histórico*”?
      Para lo cual sirve de cuestión introductoria la siguiente]
      ·········
      2ª) Ermeneuo – Eurisko (Interpretar – Encontrar)
      a)       ¿son lo mismo?
      b)       ¿diferentes?
      c)       ¿rangos de prioridad en el quehacer de la vida humana?
       
      Mi pregunta quiere estrujar el concepto “histórico”.
       
      ¿Acaso por estar más cerca se verá mejor; e.d., se “encontrará” a Jesús?
      ¿A cuál?
      ¿QUIÉN soy Yo? (no ¿QUÉ soy Yo?)
      ¿Cuál sería la calidad de “distancia histórica” que nos permitirá “ver bien”?
      [recuerdo lo de Atahualpa Yupanqui: “¿A qué le llaman DISTANCIA?”]
       
      Entiendo que esto está en el meollo de este Asunto:
      El disparador v.27: “¿Quién dicen que soy Yo?”-
       
      De “este” Asunto y de “todo” Asunto humano:
      Una tarea de COMPRENSIÓN antes y fundamento de cualquier COMPASIÓN.
       
      ¿Puede ser?
       
      ¡Voy todavía! – Oscar.

    • mªpilar garcía

      Querido Rodrigo:
       
      Mi abrazo, compartiendo tu dolor, por tantas personas que caen en manos de los poderosos.
       
      Su dureza y maldad de corazón, ante la vida de quienes solo buscan una justa distribución de las riquezas de la madre tierra, es incomprensible hoy.
       
      Todo su esfuerzo, dedicado a conseguir, una vida digna para todas las personas.
       
      Mi pensamiento y cariño, acompaña a todas las personas que tanto sufren, por la avaricia sin límites que acampa en este mundo.
       
      Tierra, que bien tratada, daría para que todas ellas, tuviesen lo necesario para la vida.
       
      El mundo sería un lugar bueno para vivir en armonía y paz.
       
      Solo el acaparar sin freno ni límite, consigue este triste panorama que cada vez más, parece envolver todos los estratos de esta humanidad del todo “deshumanizada”.
       
      mª pilar
       

    • ana rodrigo

      Tienes razón, Rodrigo, cuántos miles de personas anónimas que, en el silencio de su día a día, están comprometidas en un mundo más justo. Yo estaba pensando en personas relevantes cuya generosidad se hace fama y pasan a ser reconocidos/as públicamente.

      Mi sentimiento de pena por Susana Chávez y tanta gente que está siendo asesinada y perseguida en el mundo por ser cristianas y/o por estar entregadas a causas justas.

    • Santiago

      NO,EL PADRE no quiso el mal, no quiso que el mal destruyera a SU HIJO, pero al permitirlo -al permitir la muerte del Hijo- consiguio que brotara un bien mucho mayor que seria el allanar y el suavizar  nuestro propio camino hacia nuestra verdadera vocacion, que es Dios mismo..EL jamas permitiria el mal en el mundo por el mismo mal…Hay un designio superior en esa permision divina…Por lo tanto, en la locura de ese amor, se asocia el Padre con el Hijo para guiarnos suavemente hasta que podamos entender cuan es la profundidad y la anchura de este amor de Cristo que prefiere confesar su verdadera identidad como el Hijo del Hombre antes de renunciar al amor de la criatura..Solo en esta perspectiva se puede entender porque Cristo iba a hablar -al final- tan a las claras…Su mision y se mensaje iban a dar frutos a traves de los siglos, se iba a hablar mucho de EL, iba en ello Su trascendencia…El camino verdadero ya estaba trazado por EL con mucho trabajo y con mucha sangre…nos iba a amar “hasta el extremo”, hasta dar su propia vida por la de sus amigos…al final “todo se ha consumado”…… en el amor…saludos cordiales de Santiago Hernandez

    • Rodrigo Olvera

      Agrego lleno de lágrimas un nombre “irrelevante” más a la lista. Susana Chávez, 36 años, activista social contra el feminicidio en Ciudad Juárez, defensora de derechos humanos y poeta.
      Ella no era dirigente de ninguna organización, su nombre no será propuesto para ningún Nobel ni será canonizada.
      Susana fue asesinada desde el jueves pasado, pero el Gobierno ocultó la noticia hasta hoy.
      http://www.lasillarota.com/index.php?option=com_k2&view=item&id=2948%3Amatan-a-otra-activista-en-ju%C3%A1rez
       
      Carajo… como duele ver a tantas personas tan queridas ir siendo asesinadas mes a mes….

    • Gabriel Sánchez

      Que si Rodrigo, parece…sólo parece, que el signo de fidelidad, es la persución, la carcel, la tortura y la muerte… Pero bueno, escribeme Rodrigo que tengo alguna novedad de último momento de Honduras..Ah y Anita…con tu gran experiencia en estas cosas, no entiendes que el asunto no es entre lo religioso y lo no religioso…todos tienen su “religión”, aunque no crea en nada…eso ya es una religión…pero la cosa dentro de la sociedad y de la religión, entre los que oprimen, explotan y los que son oprimidos y explotados…En los ambitos donde Dios Reina, eso no existe….Gabriel

    • Rodrigo Olvera

      Ana
      “mientras que en el momento actual, todas las personas relevantes en esta lucha son bien vistos”
      En México tenemos 35 defensor*s de derechos humanos asesinados en los últimos 2 años (será quizá que que no son relevantes?). En Honduras, la situación es crítica. Y en Africa. Y en Asia. No se diga en Rusia, en China en Irán o Israel.
      Y no se píense que es cosa solo de los paises “subdesarrollados” democráticamente. Hay que ver el acoso que están viviendo dirigentes sociales de grupos de izquierda en Europa y Estados Unidos (hablo de izquierda, no de PSOE y partido Demócrata).  Por ejemplo, las redadas ocurridas aquí en la ciudad en donde vivo y por todo Illinoins en contra de activistas que buscan el cierre de la escuela de las américas (escuela de terrorismo de estado en latinoamérica) y el cierre de Guantánamo.
      Creo que el día de hoy, como en tiempos de Jesús, hay muchas personas que luchan por una sociedad más justa y solidaria que siguen siendo tratados como delincuentes.
      Saludos
       
       

    • Gabriel Sánchez

      En primer lugar una alegria profunda de ver a Salvador y a Marcos juntos…de nuevo por ATRIO…la segunda…aqui lo que siento-pienso y creo sobre el texto…

      Dicen lo hoy muchos teólogos que Jesús fue “descubriendo”…caminos y misión desde sus vivencias humanas…El Reino…había generado rechazo en el poder, adición a la dependencia en su acción taumaturgia en mucha de las multitudes que lo seguían y en su comunidad, no se le comprendía, que fácil podía haber sido dar el paso al poder…Pero el descubre en su dialogo profundo interior, insondable, que abarca todos sus aspectos, con especial inclusión del humano…que el Reino no llega desde el poder…A lo que se oponen a que Dios mismo Reine…1Sam 8,7…El Mesías (que desata la fuerza del Reinar de Dios), va ser perseguido y el poder lo va a aplastar y a esta altura, Jesús lo tiene claro…por lo que ya paso y por lo que esta pasando…lo que pasará, parece tener un desenlace lógico y hasta es posible que los apóstoles, lo vieran así…Pero sobre lo que hay acuerdo es cuál es la respuesta, cual es la forma de que Dios Reine…y como debe actuar, el brote de Yahvé…ante el rechazo, el desprecio y la violencia que desatará el anuncio del Reino…y de su presencia…Hay en este texto de Marcos, algo profundamente entrañable, que conmueve…transcienden del texto, el gesto de frustración y dolor del Maestro ante la actitud de los discípulos…
       
      El retoma la antiguas claves de la profecía de Isaías…”Despreciado y evitado de la gente, un hombre habituado a sufrir, curtido en el dolor; al verlo se tapaban la cara; despreciado, lo tuvimos por nada;[4]a él, que soportó nuestros sufrimientos y cargó con nuestros dolores, lo tuvimos por un contagiado, herido de Dios y afligido.[5]Él, en cambio, fue traspasado por nuestras rebeliones, triturado por nuestros crímenes. Sobre él descargó el castigo que nos sana y con sus cicatrices nos hemos sanado (Cfr. Is. 53,1-5)…
       
      El Reino invita… Jesús proclama, propone, convoca…no ejerce el poder, excepto para desatar las fuerzas y las potencialidades de liberación del mal de los seres humanos…, por esto, ante la violencia el Reino, responde entregando, perdonando, recreando…resucitando…Pero esto último no lo entendían los discípulos  y les costará entenderlo, tal vez esta sea la clave, para encontrarnos de nuevo con el Maestro, de hacer de nuestra vida su seguimientos y volver así como la comunidad de sus discípulos (que no lo comprendimos), a las fuentes…al entrañable, solidario y despreciado ser humano que es Dios…con nosotros, para volver a andar con
      Él camino de Jerusalén.- Gabriel
       

    • ana rodrigo

      Una cosa me llama la atención, a Jesús lo persiguieron por la propuesta que hacia para otra sociedad más igualitaria y más justa, mientras que en el momento actual, todas las personas relevantes en esta lucha son bien vistos, es decir una Teresa de Calcuta, una Vicente Ferrer, son encumbrados con premios de toda índole y hasta se les agradece que ellos hagan lo que no hacen los poderes públicos. A Jesús lo persiguieron los poderes civiles y religiosos, en este momento la persecución sólo persiste a nivel religioso dentro de la Iglesia.
       
      Conclusión, en el momento actual, en sociedades democráticas, sólo se persigue a quien transgrede la ley, al delincuente, Jesús no lo era. Mientras que el poder religioso no ha evolucionado nada, al igual que los sumos sacerdotes, elige la rigidez de la ortodoxia fundamentalista, antes que la búsqueda compartida de la verdad.
       
      Otra cosa que me llama la atención del comentario que hace salvador Santos, es que la muerte de Jesús no fue algo predestinado por la voluntad de Dios (interpretación sacrificial de San Pablo), sino el resultado de una actividad y de una vida que molestaba a los poderes políticos y religiosos.

    • Sarrionandia

      La evolución que va desde el evangelio al catecismo, desde Jesús al Papa, cruza todo este destripamiento literario para terminar en la alianza de poderes entre la iglesia, el gobierno y la economía. Me parece mejor leerle a Jesús con la sencillez de un niño y abrirle el corazón para que habite en él su Espíritu.

    • oscar varela

      Hola!
       
      TOQUE DE ATENCIÓN Y CORTE POR LO SANO (Primera parte)
       
      Impacta el Título
      Impacta la Mayúscula
      Impacta la Partición en dos
      ············
      Algunas cositas tengo para decir
      y ver de acertar.
      ············
      Sin embargo lo primero, primero:
      ¡la pucha con este Salvador Santos!
       
      Y no puedo decir que no nos lo advirtió desde la primera (13/7/2010):
       
      1) El Evangelio “asociado a estructuras de pensamiento religiosas, el evangelio se halla desubicado”.
       
      2) “Propongo al lector ser su acompañante en la aventura de descubrir la profundidad de un texto cuyo contenido no defrauda”
       
      3) “Su lectura exige:
      * despojarse de prejuicios y
       * avanzar pertrechados de autonomía.”
       
      4) “La explicación del proyecto al que ese hombre único en la historia, Jesús el Galileo, invita a sumarse”
       
      5) “Es de exigir el derribo de los altos muros que han impedido al evangelio mostrar su horizonte más humano”
       
      6) “Marcos escribió para hacerse entender, no para adormidera que embauca con el misterio”
       
      ¿Alcanza media docena?
       
      ¡La pucha con este Salvador Santos!
       
      Las con-secuencias de lo que nos puede estar pasando
      -al dar los primeros pasos-
      son ya una “Re-volución”; quiero decir: Re-velación.
      ············
      Baste, entonces, decir por ahora algunas no-descafeinadas expresiones:
       
      ¡la pucha!
      ¡oh!
      ¡qué lo parió!
      ¡recórcholis!
      ¡si es de no creer!
      ¡¿dónde mierda estaba yo?!
      ¡al fin!
      ···········
      ¡Vamos todavía! – Oscar.

    • Luciano Vazquez

      Estimado Salvador:
      Gracias por volver con el evangelio de Marcos, lo necesitamos y dejarlo donde lo habias dejado, era como una entrega inacabada. Me alegro mucho y te agradezco el esfuerzo que haces por compartir tus saberes.
      Paz para todos

    • mªpilar garcía

      ¡Que alegría, tenerle de nuevo, entre la buena “gente” de Atrio!

      Personalmente, me encanta este “curso sobre Marcos”.

      Me hace vibrar, en cada entrada; se reafirma mi sentir sobre:

      El Proyecto de Jesús, sigue en pie, no por la labor de la iglesia (en nuestro caso romana) sino, por aquellas personas, que como al principio, escuchan desde dentro, “cambian” su mirada-su vida, en pos de ese seguimiento.

      Está muy claro; a los que ostentan el poder, les cuesta mucho “abandonar” el camino de la “realeza humana” y caminar como Jesús caminó.

      Están atrapados en el  A.T. y van componiendo esa lectura patriarcal, sacerdotal, jurídica, impregnada por el poder “humano” de cada época.

      Comprobando desde el principio, como “altera” el verdadero significado del Mensaje de Jesús.
       

      Lo complica, cambia, reviste de significados, que lo van alejando de su verdadero y primario Mensaje.

      Ciertamente, mantenerse hasta nuestros días, demuestra, que es auténtico, bueno, deseable; y creo firmemente, que llegará a cambiar el mundo.

      No para poseer el poder, mantenerse con arrogancia sobre, otras  ideas, religiones…

      Sino para responder al sentido que muchas personas a lo largo de la historia, perciben al contemplar la creación toda.

      Una justa distribución de cuanto esta nos ofrece,  buscando una vida digna para cuantas personas pueblan la tierra.

      No lo veré.
      Cuando la humanidad, vaya de verdad llegando a su plenitud,  hará posible el estilo de vida que Jesús nos mostró, vivió y por lo que tan injustamente, fue llevado al “matadero”.

      ¡¡¡Gracia S. Santos, por el trabajo tan profundo que nos regala cada semana!!!

      Seguiremos con atención, dispuesto nuestro espíritu a comprender este Mensaje de ¡Vida! para como nos dice siempre el esperanzado y querido Oscar:

      “Seguir yendo todavía”

      mª pilar

    • Carmen (Almendralejo)

      ¡Lo mejor en estos 11 días del 2011! Gracias Salvador por volver a estar en Atrio

    Deja un comentario