INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6367 Artículos. - 99620 Comentarios.

Personaje del año 2010 para la revista NCR

La revista [National Catholic Reporter, NCR, es la revista católica progresista de mayor difusión en Estados Unidos. NdT] no había nombrado nunca a nadie personaje del año. Y puede que no lo vuelva a hacer en el futuro. Sin embargo, a punto de enviar a la imprenta a finales de 2010 el último número de la revista, sentimos la necesidad de destacar a una persona, católica, americana, que demostró un extraordinario liderazgo en el último año: la hermana Carol Keehan.

keehan_2010En la primavera de 2010, cuando el debate nacional sobre la reforma de la Sanidad parecía estar en punto muerto, la Hija de la Caridad Carol Keehan, presidente ejecutivo de la Asociación Católica de la Sanidad, lideró su organización a respaldar la legislación sanitaria y, de esta manera, ayudó a que fuera aprobada por el Congreso. La decisión introdujo a 32 millones más de americanos bajo la cobertura del sistema de salud.

En un mensaje en vídeo dirigido en junio a la Convención de la Asociación católica de la Sanidad, el presidente Obama alabó a Keehan: “ tu trabajo, tu pasión y tu compromiso ayudaron a marcar la diferencia, y lo hiciste de una manera que protege tus creencias profundas y las de tantos otros a lo largo del país”.

A los obispos católicos y comentaristas conservadores no les agradó. Los obispos no habían respaldado la nueva legislación y esperaban que todos los católicos seguirían sus pasos. Calificaron como perjudicial la postura de la Asociación católica. Los obispos celebraron en junio una reunión a puerta cerrada para discutir sobre ella.

Durante el verano y el otoño, la Asociación y Keehan fueron objeto de duros ataques por parte de comentaristas católicos. Se dijo que las relaciones entre la dirección de los obispos y la Asociación eran tirantes. Muchas personas dijeron a la revista NCR que la Asociación se mantenía discreta, esperando que su relación con los obispos mejorara. Y entonces, el último mes, el obispo de Phoenix Thomas Olmsted, retiró la designación de “católico” del Hospital y Centro médico S. José, porque dijo que el hospital no aceptaba su plena autoridad en un caso médico que él había estimado un aborto. [Véase sobre este caso concreto en ATRIO: Una decisión moral que provoca excomunión por Rodrigo Olvera y Entre madre y feto: la monja excomulgada por Juan Masiá. NdR]

El hospital había dicho que había actuado para salvar una vida. Cuando NCR intentó informar sobre la pérdida del status de católico de S. José, buscamos comentarios de las autoridades eclesiásticas y expertos en derecho canónico. A pesar de los abundantes comentarios emitidos a lo largo de varios meses por parte de expertos en ética y teólogos moralistas, que razonaban que el hospital había actuado compasiva y moralmente, nadie quiso pronunciarse a no ser para reconocer el derecho del obispo Olmsted a actuar según su criterio en su propia diócesis. Nadie, es decir, excepto la Asociación católica de la sanidad liderada por Keehan, que apoyaba al hospital.

Como católicos estamos de acuerdo en lo esencial, pero podemos, y con frecuencia lo hacemos, discrepar en la aplicación de creencias fundamentales, así en el caso del hospital S. José.

Cuando estamos en desacuerdo lo hacemos respetuosamente, tal como la Asociación católica ha hecho.

Algunas veces hace falta un valor especial, como en el caso de la legislación sobre la cobertura sanitaria y la situación del hospital S. José. Tampoco podemos evitar que con el Vaticano en medio de dos investigaciones de mujeres religiosas norteamericanas, mucha gente haya aconsejado a las mujeres mantener un perfil bajo. En esta atmósfera, Keehan, mujer religiosa, sigue tomando decisiones valientes. Es por lo que Keehan ha sido elegida personaje del año 2010 por la revista NCR.

 [Traducción para ATRIO de José Mari, de Donosti]

 

5 comentarios

  • Maite Lesmes

    No conozco experiencialmente la realidad norteamericana, de ahí que lo más destacable me parece elogiar a quienes hayan contribuido a que unos 30 millones de personas más puedan beneficiarse de la cobertura sanitaria, logro de Obama en primer lugar.
    Me parece bien que el obispo Olmsted haya retirado el calificativo de católico al hospital S. José, pero razones diferentes.
    Porque un hospital no es católico o budista, sino las personas. Y en los hospìtales se confía en los profesionales sanitarios, que se supone actúan con criterio científico y ético. Cada paciente, además, tiene derecho a decidir si acepta ser intervenido o no, y qué hacer con su vida. No es asunto de la diócesis ni el obispo tiene que meterse en asuntos privados. El argumento de que el hospital no ha aceptado su autoridad y por eso le retira la consideración de católico hace llorar o reir, según se mire. Y tantos rodeos para dar una noticia tan sencilla,  me resulta de otro planeta.  La monja en cuestión ha hecho lo que con sentido común todo profesional sanitario haría.

  • mªpilar garcía

    Hermoso y firme comportamiento en defensa de los derechos básicos para la vida.
     
     
    Sin arrugarse, sin atacar, solo:
     
     
    ¡¡¡Actuando de manera consecuente con  clara conciencia, en servicio de los demás!!!
     
     
    Aleccionadora su actitud, digan de ser, no solo elogiada, sino especialmente seguida.
     
     
    Que vayan creciendo estos “andares” por la vida de cada día, en favor de cualquier persona que necesite una respuesta clara y justa a sus necesidades.
     
    mª pilar

  • Gabriel Sánchez

      Más allá de entender que hubo mucho gente anonima que podría haberse sumado a ser los catolicos del año (me gusta los plurales), como el Unico Obispo Hondureño, que apoya a la resistencia…

    No dejo de reconocer que las hijas de la Caridad tiene una larga tradición…en eso de marcar caminos…y especialmente esta admirable mujer…, es un ejemplo que ojala todos podamos seguir, en donde responder a la realidad, en clave de seguimiento de Jesús de Nazaret, es tener la suficiente pasión, como para no retener la vida, sino donarla, por el Reino…aunque el poder nos margine…(Cfr. Lc. 9,24)…Gabriel

  • Carmen (Almendralejo)

    En pocas ocasiones tenemos ese claro ejemplo de ver, “no juzgar” y un alto y claro Actuar, para el bien de la persona que necesita que desde Su Yo, quede como en un lienzo la interpretación magistral de la Palabra, sin las costapisas de quienes imponen con  el miedo a sus leyes y  democanónicas asentanda en los estatus de unos privilegios, que a la vez ellos se saltan para guardarse de ser o caer en el descrédito.
    Una vez más es una Mujer, la que pone entre las cuerdas a este entramado religioso que solo sabe condenar a los delitos de Otros sobre nuestro cuerpo.
    Deberían nacer un mil por cien de Mujeres Keenan en este globo, quizás así llegariamos a saber interpretar una décima parte de la Palabra que Jesús nos dejó en su caminar por esta tierra…
    Sin religiones y sin partidismo, tan solo viendo, escuchando y actuando sin miedo, y sin Juicios viejotestamentarios.
    Gracias Keenan…

  • oscar varela

    Hola!

    ¡Linda gente
    la norteamericana!

    Fue nuestro futuro
    que todavía permanece

    Este es el Camino
    dejando lastres a su vera

    ¡Ojala amanezca el día!
    ¡Vamos todavía!

    Oscar.

Deja un comentario