Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 25-11-19, 16:56

Jon Joseba Leonardo (2019-11-25 16:56:58) : Se adjunta un link relativo al Avance de la Encuesta Europea de Valores 2018. Da una idea precisa de la situación del Sistema de Creencias [...]

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5073 Artículos. - 81260 Comentarios.

Canonizaciones y beatificaciones

Cada vez que oigo de una nueva posible canonización de un nuevo aspirante no puedo menos de pensar ¿todavía estamos en estas?. Quizás en la larga historia de la Iglesia ha habido épocas en las cuales estas cosas tenían un sentido y eran respetadas. Sin embargo, después de la ilustración, después de haberse impuesto la razón, el análisis de las cosas, de haber sido animados por Kant con su “sapere aude”, nos sentimos no sólo con derecho a pensar por nosotros mismos, sino también en la obligación de hacerlo.

Se acabaron los tiempos de “doctores tiene la Iglesia”, prohibición de traducir la Biblia a la lengua vernácula y todos a escuchar y obedecer a la Jerarquía Eclesiástica. En el Concilio Vaticano II quedó claro que la Iglesia no es principalmente la Jerarquía sino el Pueblo de Dios ante el cual la Jerarquía Eclesiástica sólo queda justificada si está a su servicio. No en vano Jesús de Nazaret dijo que venía “a servir y no a ser servido”.

   Pienso que en la Iglesia como Pueblo de Dios, que no abarca sólo a los cristianos sino que el Pueblo de Dios está formado por todos los hombres, existen y han existido personas venerables e imitables por su profundo estilo de vida humana, al servicio de los demás, pudiendo encontrar detrás de ellas al Dios que Jesús nos predicó en el Evangelio.

   Pienso que las comunidades cristianas pueden declarar a algunas personas venerables y dignas de imitación, después de haber comprobado su serio y evangélico estilo de vida, viniendo a ser como mojones que nos indican el camino enseñado por Jesús en el Evangelio. Para ser declaradas así, lo único que haría falta, es un buen número de testimonios de personas cercanas, que las conocían bien y que respaldan absolutamente su estilo de vida como algo venerable e imitable y que sean tenidas en cuenta después de las comprobaciones oportunas.

   Sin embargo, esta praxis no se da, aunque existió, en la Iglesia oficial. Se sigue hablando de santos/as y beatos/as y para declararlos así, los únicos que tienen el poder de hacerlo son los escogidos por la Jerarquía Eclesiástica y cumpliendo toso los requisitos por ella mandados. Por supuesto, la piedra fundamental sigue siendo los milagros. ¿Se puede seguir pensando así y obrando así, en un mundo actual en el que domina el pensamiento científico y no diciendo el cientifismo?. ¿No admitimos desde la teología actual la autonomía de la ciencia y que Dios respeta las leyes naturales y que por lo tanto urge una recomprensión de lo que entendemos por milagro?. ¿No resulta por lo menos curioso que las personas propuestas, si están apoyadas por gente de dinero, sus causas vayan más rápidas y con muchas más probabilidades de llegar a buen puerto?. Sino, cómo se explica la canonización de Monseñor Escrivá de Balaguer y la rapidez en que llegó a los altares?.

   Ahora se habla de la beatificación del Papa Juan Pablo II y de su posible próxima canonización. Juan Pablo II hizo muchas cosas buenas y admirables pero ¿cómo se explica su comportamiento ante la muerte del Arzobispo Oscar Romero que murió mártir, víctima de su opción por los pobres. Le tuvieron que pedir al Papa que fuera a visitar su tumba y fue de noche, para que nadie le viese. ¿De qué se escondía?¿Es que no estaba de acuerdo con un apóstol de la teología de la liberación cuya opción por los pobres le llevó a la muerte? La Iglesia oficial no quiere hablar en este caso de subirlo al altar, sin embargo en su país, los pobres le llaman San Romero. Recordemos también la amonestación que hizo en público al venerable sacerdote, poeta y comprometido con los más pobres Ernesto Cardenal arrodillado a sus pies. Y qué podemos decir de cómo se comportó Juan Pablo II con Pedro Arrupe, general de los jesuitas porque se atrevió a abrir la Orden a las exigencias del VaticanoII. Para mí, como cristiano, sin querer juzgar a la persona, estas cosas me indican una falta de sensibilidad ante cosas importantes que por muchos milagros que se encuentren, a una persona así no la elevaría entre los venerables e imitables.

   Sin quererme alargar más, sólo quiero subrayar que cada vez que se habla de un posible nuevo santo, sus milagritos correspondientes y todo lo que hay detrás, pienso una vez más en la urgente necesidad que tiene la Iglesia de ponerse al día en estas cuestiones y que descubra la importancia que podrían tener estos hechos yendo por otros caminos. Dejándose de santos y beatos y buscando personas dignas de admiración y veneración, no a través de los milagros sino de testimonios cercanos, unánimes y verificables.

95 comentarios

  • pepe blanco

    Gracias por tus palabras, Luis González Morán, que en esta circunstancia me resultan especialmente reconfortantes. Un abrazo.

  • Luis González Morán

    Pepe Blanco:
    Un abrazo, en primer lugar.
    En segundo lugar, me uno a tu tristeza si se han perdido las aportaciones antiguas. Porque había algunas verdaderamente estelares.
    Para que veas que te recuerdo con cariño, te citaré solamente tres tuyas: unos aportaciones preciosas (que me ayudaron mucho) sobre el sentido actual de la mística; otras, fantásticas, en que llevabas la contabilidad de las casullas, tiaras, birretes, capas, báculos, etc. que le habías contabilizado a Benedicto XVI y un reportaje fotográfico-literario sobre los avisos fijados en las puertas de las iglesias en Francia.
    Para que veas que no todo se pierde en el olvido…
    Consérvate, amigo.

  • Javier Renobales Scheifler

    Venga Luis,

    No me digas que te crees que la monjita que dice le ha rezado a San Wojtyla ha hecho que éste, en ese mundo sobrenatural imaginado por algunos humanos, haya ‘intercedido’ ante Dios para que le cure el parkinson (o lo que tuviera la monjita) haciendo un milagro contraviniendo las leyes de la naturaleza (que imaginamos también las ha creado Dios, puestos a imaginar.)

    Lo que intenta Raztinger, disfrazando de Santo a Wojtyla, es lavar la cara de vuestra ICAR, tan deteriorada con la pederastia eclesial católica, y además encubierta esa pederastia durante muchos años por Wojtyla y por el propio Ratzinger, que depaso se lava también su cara de encubridor de esos pederastas católicos, en perjuicio directo de la víctimas, que es lo que hubiera importado sobre todo (por encima de la ICAR, por supuesto) a Jesús.

    A estos Papas católicos que se arrogan estar iluminados por el Espíritu Santo (pensamiento mágico que lleva a Ratzinger incluso pavonearse de haber sido elegido Papa por el propio Dios, -hay que ser blasfemo y fundamentalista-) lo que les ha preocupado es, en primer lugar, el dinero, pues la justicia de la sociedad civil, protegiendo a las víctimas como no lo ha hecho vuestra SantaMadreICAR, ha intervenido -sin intercesión de Wojtyla- y eso le ha costado a la jerarquía del Papa miles de millones de euros.

    Eso es lo que les ha hecho rectificar,  el dinero, y es lo que les ha hecho fingir ahora que que su moral es de tolerancia cero con la pederastia eclesial. Ya, ya. Su moral es el dinero, que es el que les ha hecho reaccionar como lo han hecho.

    Ya que nos animas a que no decaiga el sentido del humor, te diré un chiste que es realidad:

    Le preguntan a un creyente: ¿qué es lo que mueve el mundo, el amor o el dinero?

    Y el creyente -quiza era católico, o incluso papista- respondió sin vacilar : el amor, sin duda el amor es lo que mueve el mundo.

    Pero, recordando el creyente el tono que usó Galileo cuando decidió salvar su pellejo y dijo aquello de ‘epur si muove’, el creyente se dijo a sí mismo por lo bajines: el amor al dinero, claro está.

    Este chiste, que quizá es una anécdota real, me hizo acordar a la tan repetida por los jerarcas frase: el amor a la ICAR, que es lo que dicen los papas y sus jerarcas que les mueve.

    Pero, para afrontar la pederastia eclesial católica, lo que les ha movido es el dinero, el amor al dinero.
    No la moral de Jesús, ni el tan cacareado Espíritu Santo, ni muchísimo menos aún las víctimas, sino el dinero.

     Porque si se deteriora la imagen de su amada ICAR, se les acaba el negocio.

  • pepe blanco

    Comprendo tu decepción, Luís González Morán, y lo siento. La verdad es que pensaba dedicarle más tiempo a ese comentario, para que quedara mejor, porque sin duda, cuanto más se trabajan las cosas, mejor quedan.
     
    Pero de repente hoy se me ocurrió entrar en el viejo Atrio 2006-2009 y una tristeza infinita me ha embargado al advertir que todos los comentarios han desaparecido (¿habrán sido borrados?) que todo el tiempo, la ilusión y el esfuerzo invertidos en escribirlos habían desaparecido, tal vez para siempre, en algún desconocido lugar de la red, tal vez en la nada. Una de las particularidades de Atrio frente a otros sitios de Internet, la de la permanencia de las intervenciones, parece haber dejado sitio a la inmediatez y al olvido, tan propios de la mayoría de los foros de la red.
     
    Y decidí que no valía la pena dedicarle al comentario que estaba escribiendo más tiempo, y lo colgué tal cual estaba en ese momento.

  • Carmen (Almendralejo)

    Por qué tuvo que curar a una monja, que solo desea estar con su esposo, “Jesús” no es justo que cure a una monja en vez de llevarla derecha al encuentro con su amado.

    Es injusto que dejase morir a mi padre y al padre de muchas personas, o las madres de muchos niñ*s….

    Me cachis en la leche, que injusto que son los santos a veces, ¡Bueno! se la estará resevando a Jesús sin parkinson, en fín para que los meneos sean más certeros…
    Las toneterías que hay que leer, con el tiempecito que tenemos y las Verdades qeu se sufren la gente de apie, aquella que el Verdadero Jesús curaba sin milagrería sino con la concienciación y la liberación de la esclavitud de la religión que les escalvizaba.
    Algo tan igual, a hoy, ni más ni menos

  • Luis González Morán

    Pepe Blanco, querido amigo:
    En una entrada tuya de 23 enero – 22:59 decías: “Ya que decidí intervenir en este debate espero que todavía no se acabe aqui mi participación en él. Tengo la sana intención de dejar lo mejor para el final”. Como consecuencia de esta gentil promesa Javier Renobales publicó el 25 enero – 11:58 a.m. una sentida oración a Juan Pablo II para que te inspirara.
    Mi pregunta es sencilla: ésto que publicas hoy ¿es “lo mejor dejado para el final” o todavía tenemos que seguir abiertos a la esperanza?
    No, por nada, solo por estar preparado porque aquí largáis unos zambonbazos que hace falta gimnasio mental…
    Hala, a conservar ese humor tan chispeante, amigo.

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Que por qué Wojtyla eliminó el abogado del diablo?

    Creo que está claro Ana: lo eliminó porque era abogado.

    Sí, bueno, también era del diablo, pero a eso creo que Wojtyla le tenía menos o ningún miedo.

    Porque el diablo es quien hace que lo reconviertan en Santo, a Wojtyla, pues por el Vaticano el diablo siempre ha vivido a sus anchas. Él sabe bien, el diablo, quién asesinó a Juan Pablo I

    El verdadero peligro a eliminar sería que los abogados anduvieran a sus anchas por aquellos lugares llenos de cardenales y funcionarios Vaticanos y sin ninguna mujer con poderes, (las que hay sólo actúan como sirvientas).

    Si los abogados anduvieran a sus anchas por el Vaticano,  cualquier día saldría ascendido a Santo incluso  Ratzinger.

    ¿Que no existe el diablo, dices? Bueno, no hace falta que exista, con la gente que habita el Vaticano. Le hacen todo el trabajo. Así que el diablo quizá se jubiló y se fue a otro universo … a gozar de su merecida jubilación, que su duro esfuerzo le que costar conseguir que toda esa gente que le haga su trabajo en el conrazón de la ICAR.

    Algo así como una jubilación anticipada del diablo, con contrato de relevo de todos esos cardenales, obispos y demás jerarcas que pululan por el Vaticano,’sirviendo a la ICAR, a la que sin duda aman (¡qué gran virtud!)más que a nada en el mundo

  • ana rodrigo

    Querido Pepe Blanco, muy certero tu análisis de las prioridades del futuro beato Juan Pablo II. Los grandes méritos de Juan Pablo II  (además de curar a una monja después de muerto, ¡con la cantidad de enfermos que hay en el mundo!) fueron las concentraciones de masas por diversos motivos y allí donde él estaba. Le aplaudían en la plaza de San Pedro y le aclamaban allí donde iba, aclamación que finalizó con el santo súbito a su muerte. ¿Y esto qué ha arreglado, para qué ha servido a la humanidad?
     
    Creo que tanta aclamación pública sirvió para autocomplacerse él mismo y creer que hay muchos fieles cristianos. Por otra parte, las beatificaciones y canonizaciones que llevó a cabo, han servido y sirven  para decir qué tipo de cosas quiere la Iglesia que hagan sus fieles. Algunas de estas personas ensalzadas por la iglesia han tenido sus virtudes y su mérito, como tantísimas que hay en el mundo. Pero resulta sospechoso que no le haya preocupado ni a JP II ni a B XVI, por ejemplo, Oscar Romero, o los jesuitas de IUCA (sí los curas españoles asesinados por los rojos), o Juan XXIII.
     
    El por qué se ha eliminado el abogado del diablo en las canonizaciones, lo desconozco, pero así queda claro quién decide en estos asuntos, es decir quién tiene las llaves del cielo y quién marca el camino en esta tierra para conseguirlo. Además creo que cuesta muchísimo dinero conseguir estos escalafones celestiales.

  • pepe blanco

    BEATOS DE TODO A 100
     
    – Existe un punto de vista desde el cual, parece justo y razonable que Juan Pablo II sea beatificado, canonizado y elevado, por la gracia de la infalibilidad papal, a las más altas esferas celestiales sobre las cuales el sucesor de Pedro tenga plena jurisdicción.
     
    (Porque no está nada claro sobre qué territorios de la geografía celeste tiene jurisdicción el papa y sobre cuáles no la tiene. A pesar de la aparente delegación de poderes divina, aquello de lo que tú atares en la tierra, etc., etc., luego va el papa y dice que la iglesia no tiene capacidad para ordenar mujeres. Vale, la iglesia no tiene esa prerrogativa, pero ¿y el papa? ¿La tiene o no la tiene?¿En qué quedamos? Lo que ata el papa en la tierra, ¿queda o no queda atado en el cielo? Porque eso de que para unas cosas quede atado y para otras no quede, a mí me parece que es hacer trampa. Pero, en fin, ese es otro tema.)
      
    – Sigo con la beatificación de Juan Pablo II. El caso es que, en un mundo habituado a las burbujas especulativas de todo tipo, inmobiliaria, financiera, de las puntocom, del petróleo, etc., el egregio Juan Pablo II decidió que la iglesia no se iba a quedar al margen de las tendencias económicas y promovió su propia burbuja especulativa de santidad: según Wikipedia, durante su pontificado, beatificó a 1341 personas y canonizó a otras 558 (algunas de las personas de cada uno de los dos grupos son una sola, pues en corto tiempo primero la beatificó y después la canonizó, como a Escrivá).
     
    – Aunque no hay un recuento oficial, Wikipedia nos dice que hay unos 10.000 beatos y santos. Es decir, en 25 años de pontificado, Juan Pablo II fue responsable del 20% del total de los beatos y santos proclamados en 20 siglos. Una auténtica burbuja especulativa de beatitud y santidad. Parece justo, pues, que sea incluido en la categoría de fieles difuntos que tanto contribuyó a potenciar. O a inflar.
     
    – Esos son los datos, a partir de los cuales, cada cual hará la reflexión que estime oportuna. Por ejemplo, ¿alguien, en algún lugar del mundo, se acuerda de Mykola Carneckyj, de Helene Marie Philippine de Chappotin de Neuville o de Lászaló Batthyány-Strattmann? Pues son algunas de las casi 2000 personas cuya beatitud o santidad certificó JPII.
     
    – Lo que uno se plantea es si todas esas beatificaciones y canonizaciones, ¿han servido para algo distinto que no haya sido el movimiento económico que conllevaron sus respectivas ceremonias? Porque no deja de sorprender que, probablemente, nunca se beatificó ni se canonizó a tantos fieles y, sin embargo, nunca estuvieron las iglesias tan vacías y nunca la iglesia católica estuvo tan alejada de las sociedades que, tradicionalmente, le sirvieron de sustento y de ámbito vital.
     
    – Un dato que me viene a la memoria y al que ya aludí en otra ocasión: en el año 2000, la burbuja especulativa de beatitud y santidad estaba en pleno apogeo. Desde entonces, y en sólo 10 años, el número de matrimonio civiles en España pasó de un porcentaje insignificante del total a suponer más de la mitad. Como todas las burbujas especulativas, esta de beatitud y santidad le ha estallado a la iglesia en la cara, pero no parece querer verlo.
     
     
    Durante el pontificado de JPII, la iglesia católica pudo haber hecho muchas cosas para no perder el contacto con la realidad. Se me ocurren algunas, así a bote pronto:
     
    – Pudo haber desarrollado el aspecto participativo conciliar de la iglesia, para lo cual habría tenido el aval de su propia y primitiva historia.
     
    – Pudo haber abierto las puertas de la iglesia a la plena igualdad de las mujeres en su seno, para lo cual habría tenido el apoyo de todas las sociedades occidentales.
     
    – Pudo haber cambiado su actitud y su mentalidad hacia la sexualidad, para lo cual habría tenido el aval de la mayor parte de psicólogos, psiquiatras y sexólogos del mundo.
     
    – Pudo haberse esforzado por reformular la mística que sin duda encierra todo el aparato teológico católico con un lenguaje que entienda la gente de hoy en día y a quienes les resulte sugerente.
     
    – Pudo haberse esforzado por conseguir un mundo más justo y unas sociedades más conscientes.
     
    Pudo haber hecho esas y otras muchas cosas. ¿Y que ha hecho? Abortar el concilio Vaticano II, defenestrar definitivamente a las mujeres, satanizar sutilmente la sexualidad, como siempre; continuar diciendo las mismas cosas de toda la vida absolutamente vacías ya de poesía y de sentido, cercenar el cristianismo comprometido de Latinoamérica, resucitar el ritual en latín y recuperar prendas llenas de glamour tardomedieval.
     
    Esa es la enorme contribución del próximo beato Juan Pablo II a la historia de la iglesia. Bueno, todo eso y algo más: crear una enorme burbuja especulativa de beatitud, inyectando santidad de silicona en beatos de todo a 100.
     
     

  • josemi

    Gracias Ana, Asun y Javier:

    Creo que con creyentes como vosotros, con la actitud abierta que demostráis, se puede llegar a un entendimiento, pues valoráis  a la persona, que es lo más importante en mi opinión, en su justa medida dejando al margen los dogmatismos religiosos que suele utilizar toda religión. No obstante las diferencias que podemos tener creyentes y no creyentes son notables en cuanto a la forma no tanto cuanto al fondo, aunque este último con matices muy significativos.

    Un saludo.

  • Asun

    Entiendo, Josemi, tus reservas ante todo lo que pueda parecer que tenga  concomitancias  religiosas. Pues de la religión, como única percepción de la realidad, han salido muchas personas  escaldadas y se han cometido barbaridades. Estoy contigo, como dice Ana.
     
    Se ha fomentado la creencia por encima del ser humano, se le ha obligado a creer en conceptos por encima de lo más valioso que tenemos, la propia dignidad de ser quienes somos y confiar en lo que todos somos. Es por eso que ha habido y  hay algo en ella que te cierra las puertas a ser uno mismo, a desplegar lo que llevamos dentro. Comprendo que tú vayas más allá o más acá,  al núcleo, quitando envolturas religiosas y morales.
     
    Seguramente  se puede estar dando una impresión moralista y o religiosa sin realmente buscarlo. Se intenta  por activa y pasiva resaltar, poner en el centro de la vida la del ser humano, en toda su dignidad y plenitud, al menos aquí se hace por escrito,  aunque es en la vida misma donde se refleja.
     
    Si por experiencia se llega a esta convicción,  puedo decir abiertamente que estaba ya latente en cada uno, y que en algún momento despierta, independientemente de la vida religiosa,  creyente o no creyente. Porque a un nivel más profundo del yo particular, en el que uno no se ve diferente, separado de los demás, está esperando a todos la libertad, el anhelo de plenitud, como energía, que anima a trascender y mejorar nuestro entorno, empezando desde luego por uno mismo, a hacer felices a los que sufren, a aceptar y confiar en lo que somos y en todo lo que es, sin ánimo de control.
     
    Lo siento, Josemi, de veras,  que no pueda decirlo de otra manera, dado que estoy condicionada y situada en un tiempo, espacio y vida concretos, cuando la experiencia que intento transmitir está fuera de todo espacio, tiempo y todo tipo de ensueños: fantasías o representaciones.
     
    Un abrazo. Aquí estamos.

  • Javier Renobales Scheifler

    Pepe Blanco,
    ¿Cuándo crees que será lo que llamas ‘el final’?
    Espero con interés eso que calificaste anteayer como ‘lo mejor, que dejas para el final’.
    Seguro que paso otro rato satisfactorio y muy positivo, leyéndolo.
     
    Vamos, que ya me has metido la sana inquietud en el cuerpo.
    ¿Qué será? ¿Qué no será?
    ¿Estoy acertando cuando imagino que es esto? ¿O lo otro?

    Oración de petición al nuevo Santo: 
    ¡Oh San Wojtyla! que por tus grandes méritos moras ya merecidamente a la diestra del Padre Todopoderoso por toda la eternidad en lo más alto del Paraíso Celestial,
    haz que, por tu poderosa intercesión de Santosúbito, el divino Altísimo Creador de Cielos Mares, Tierras y todo el Universo (y el Infierno) ilumine a tu siervo Pepe Blanco
    y, por las divinas gracias y dones del Espíritu que ahora te obedece por mandato del Divino Hacedor,
    sepa éste tu fiel siervo ponernos en este hilo lo mejor de su cosecha, inspirada directamente por La Providencia de Dios, cuando llegue el final, que no será el final, porque ni Dios podrá evitar que alguien añada algún comentario más,
    per omnia secula seculorum.
    Amén.

  • ana rodrigo

    Josemi, hablas de lo que te molesta en creyentes que se creen en posesión de la única verdad y de los únicos valores morales. Yo también estoy en contra de esta manera de entender, llamémosle, la religiosidad. Yo no me encuentro en esta situación, puesto que lucho constantemente contra los dogmatismos, los exclusivismos y las exclusiones. A título personal te diré que si algo me convence de Jesús y “sus verdades”, es decir del mensaje que se desprende de una buena exégesis de los evangelios, es que quien sólo quiera adherirse a ellos, podríamos decir que son valores laicos, universales y válidos para cualquier ser humano, puesto que son valores que humanizan.
     
    Otra cuestión distinta es la vertiente religiosa de Jesús, pero eso ya es una cuestión muy personal de cada cual en la que ni siquiera hay que excluir otras aportaciones de diferentes religiones que ayudan al ser humano a trascender su existencia desde la inmanencia. He leído varias veces el comentario de Asun del 23-Enero-2011 – 1:57 am  porque, como ya escribí, no se puede decir mejor lo que Asun quiso sintetizar en el diálogo que mantenemos y que concluye con el siguiente párrafo: “Esto mismo, creo, puede llegar a ser experimentado por ateos y agnósticos. Lo que tenemos en común, como un impulso y atracción profundos que nos hace transcendernos y hacer trascender  en  continuo crecimiento evolutivo la humanidad.”.
     

    Un saludo cordial.

  • Javier Renobales Scheifler

    Es inevitable, Josemi, que haya muchas interpretaciones de los textos de ‘La Biblia’ pues venimos de muchos siglos en los que los dirigentes de la ICAR, con su pretendida y falsa infalibilidad, han impuesto en cada momento a los fieles cuanto se les ha antojado a los jerarcas dirigentes, entre otras cosas la interpretación de la Biblia, crenado a su gusto al llamado Cristo de la fe, que tanto gusta a los papistas.
     
    Incluso lo han hecho sacerdote, a Jesús, cuando lo cierto es que nunca lo fue, sino precisamente fue su adversario, y fueron los sacerdotes los que lo asesinaron, a Jesús.
     
    Lo mismo han hecho con lo que llaman ‘La Tradición’: la han fabricado e impuesto los jerarcas dirigentes. Los llamados fieles se han limitado a creer y hacer lo que éstos les imponían (bajo pena de condenación, e incluso de  Inquisición, muchísimas veces)
     
    Hoy la figura histórica de Jesús, que es la única que tiene valor (a mi modesto entender, pues el llamado Cristo de la fe es el que ha convenido a los dirigentes) aún es difícil de obtener, y quizá siempre lo será.
     
    Hay diversas corrientes entre los biblistas, desde:
    –                       los papistas del amén, amén a todo lo que diga el llamado Magisterio infalible de la ICAR, pues suelen vivir de la ICAR y/o trabajando en universidades católicas, lo que les obliga a no salirse de lo que manda el Magisterio si no quieren que les quiten la cátedra),
    –                       hasta los no creyentes, como por ejemplo en España Antonio Piñero, cuyo blog
     
    http://blogs.periodistadigital.com/antoniopinero.php?cat=6990
     
    por ejemplo
    http://blogs.periodistadigital.com/antoniopinero.php/2011/01/22/p287466#more287466
    “El salto teológico del paso de un “como hijo de hombre” a “El Hijo de Dios” real (167-14)”
     
    me parece de sumo interés, aunque creo que hay que estar un poco especializado en esos temas para poder entenderlo completamente, al menos a la primera.
     
    Creo que en lo que todos estamos de acuerdo es en que Jesús se dedicó a practicar el amor al prójimo y lo recomendó a todos como mensaje de felicidad/salvación en esta vida y en la otra: ‘amaos los unos a los otros como a vosotros mismos y como yo os he amado’.
    A eso deberíamos dedicarnos pues los cristianos, lo mismo que los de cualquier religión, o los no creyentes. Ese debería ser el objetivo de la comunidad de cristianos, de la Iglesia Cristiana, de la Iglesia de Jesús.
     
    Inventarse Papados imperiales, Jefes de Estado Vaticano infalibles, que se arrogan poder para poner a dedo jerarcas católicos por doquier, es dañino para la práctica y la predicación de ese mensaje de Jesús, por cuya práctica le asesinaron los sacerdotes.
     
    Santificar a Wojtyla es una blasfemia como la copa de un pino gigante.

  • Josemi

    Hola Ana y Asun:

    Después de vuestras explicaciones comprendo lo que expresáis de continuo en Atrio, y respeto y admiro vuestra búsqueda y vuestro sentimiento sinceros de una realidad distinta y más justa en nuestras sociedades teniendo como referente a Jesús. Esto mismo, con otros referentes que sí han dejado testimonios escritos que sí han sido conocidos y que se han perpetuado  en el recuerdo real de las personas que les conocieron, es lo que muchos deseamos: una sociedad más justa y unos ciudadanos más felices.

    Ana, estoy desacuerdo que existe el peligro de hacer de la figura de Jesús lo que a cada cual o en cada momento le conviene, eso también se os puede aplicar. Sin duda, que tener el máximo conocimiento bíblico, la más fiel interpretación del texto, como lo hace al parecer de las opiniones que aquí se manifiestan Salvador Santos es importante, pero no deja de ser más que un texto, con todo lo que conlleva y de lo que ya hemos hablado, escrito por personas de buena voluntad que quieren encontrar en Jesús esa referencia que en su interior quieren y necesitan. Sin duda, y gracias a la evolución del pensamiento humano, la, para mi únicamente, figura literaria Jesús se ha ido enriqueciendo más y más en conceptos contemporáneos según el interés o las necesidades de cada persona o grupo.

    Permitidme una crítica, lo que más me molesta  de aquellos cuyo referente, religioso o moral, es una figura religiosa, es su grado de imposición moral,  su dogmatismo en la creencia en que lo suyo es lo verdadero, en su forma de interpretar y de entender las relaciones humanas, de vivir la ética en una sociedad que tiene otras realidades y otros intereses, tan lícitos y verdaderos, como los que ellos defienden.

    Un saludo cordial.

    Josemi.

  • pepe blanco

    Todavía querría aportar una breve reflexión más sobre la inconveniencia de proponer la biografía de Juan Pablo II como modelo de vida cristiana.
     
    Entiendo que Juan Pablo II hundió el aspecto ritual de la experiencia religiosa cristiana, e incluso su aspecto magisterial, hasta el nivel inferior del show de masas. Es imposible olvidar sus espectáculos (porque eran eso: espectáculos) ante cientos de miles de personas. ¿De verdad tiene eso algo que ver con la experiencia de amor de un ser humano? San Juan Pablo II, santo patrón del show business…
     
    (Y como casi siempre, el aspecto económico: ¿alguien se ha parado a pensar en el movimiento económico inmenso que supone desplazar cientos de miles de personas para ver al papa? ¿A quién beneficia todo ese dinero en movimiento? Me comentaba un conocido que en unos pocos años, el Vaticano amortizó el parking de no sé cuántas plantas que construyó al lado de la plaza de San Pedro. Claro, con tanta audiencia y tanta beatificación, acuden miles de coches y de autobuses que pagan una pasta gansa por aparcar… En fin, es sólo un pequeño botón de muestra.)
     
    Ya que decidí intervenir en este debate, espero que todavía no se acabe aquí mi participación en él. Tengo la sana intención de dejar lo mejor para el final…

  • Carmen (Almendralejo)

    Los Evangelios no son datos biográficos de Jesús, sino que sigue más bien los distintos guiones personales o comunitario… es historia la antropologica humana con rutas y mapas, con ideas y pensamientos que aún sigue estando intacto y virgen en la busqueda de una Humanización Perfecta de la persona que puede ser creyendo en D*s, y a la vez haciéndonos ver que no es más importante esta, o la religión sino la Felicidas y restauración de la persona ante cualquier circusntancia, ya sea civil o religiosa, de salud o de sexo.

  • ana rodrigo

    Querida Asun, no se puede decir mejor ni más bonito. Gracias.

  • Asun

    Me permito entrar en el diálogo entre Ana y Josemi.
     
    De acuerdo, Josemi, el Evangelio no es biografía, ni crónica a la manera que se entiende como tal. Expresa, en torno a Jesús, al que sienten presente en sus vidas,  una catequesis, una manera de ser y actuar, una manera de vivir compasiva y sin separaciones.
     
     Jesús se adelantó milenios en la evolución de la conciencia, no sintiéndose separado de lo que llamamos Dios. Sin embargo sus contemporáneos lo interpretaron hasta donde ellos podían ver. Lo que se hizo después al ser aglutinado en la religión, primero judía, es lo que nos ha llegado y transmitido, propuesto dogmáticamente en el Cristo de la Fe.
     
    El vacío interior de que hablas, Josemi, la religión per se puede que no lo llene nunca, porque no parece que sea su cometido la espiritualidad que libera. A más vacío interior, más poder parece tener la religión, más nos puede marcar distancia de quien somos. Jesús, sin embargo, abre y colma un amplio espacio de dignidad y confianza al ser humano,  que se le tenía vedado. Por eso es su experiencia universal, todo ser humano puede reconocerse en estos procesos:
    -Humaniza al llamado Padre Dios, lo hace cercano a todos sin excepción,
    lo saca del templo, dando nuevo sentido a la vida de todo hombre y toda mujer que trasciende una primera etapa patriarcal.
    -Sin necesidad de templos y todas sus implicaciones que alienan al hombre, Jesús nos  abre a la Presencia en espíritu y en verdad. No nos sentimos solos.
    – El ser humano espiritual  de Jesús, como todo hombre y mujer puede percibir,  caer en la cuenta, reconocerse en quien es, en toda su desnudez., en su verdadera identidad.
    – No ve separación en la diversidad, sino riqueza en la unidad. Es abierto al diálogo en la diferencia. Se siente de fondo lo mismo que el otro.
    – Cuando no se identifica con su ego, tiene confianza plena en lo que es y lo que son los demás y lo vive en plenitud.
    -Se compadece de los más desprotegidos y se pone en movimiento para que haya justicia, sean tenidos en cuenta, en toda su dignidad.
    -Está convencido que no es él el que actúa, sino el amor que deja fluir en él y le une a todos.
     
    Esto mismo, creo, puede llegar a ser experimentado por ateos y agnósticos. Lo que tenemos en común, como un impulso y atracción profundos que nos hace transcendernos y hacer trascender  en  continuo crecimiento evolutivo la humanidad.
     
    Un abrazo. Buenas noches.

  • ana rodrigo

    Todo lo que dices de la idealización del hombre histórico Jesús es cierto, y ese es el peligro de hacer de su figura lo que a cada cual o en cada momento conviene, pero también es el gran reto que tenemos quienes lo consideramos como un referente, no sólo religioso, sino moral.

    Si hay unos cuantos millones que así lo creen y conseguimos purificar y limpiar lo que se ha hecho con su figura y su persona a lo largo de los siglos, quizá se pueda conseguir una sociedad más justa y unos individuos más felices. Tarea nada fácil, pero no por ello imposible en alguna medida.

    No es menos cierto que los relatos evangélicos son más que relatos históricos, ante todo son transcripciones de una mezcla de historias, anécdotas, mensajes, interpretaciones, estilos literarios, tradiciones judías, emociones, vivencias, experiencias, ilusiones, mitificaciones, etc. etc. Se pueden, en muchas ocasiones, deslindar los distintos planos de estos libros que tanto han influido en la historia, por lo que nunca debemos cejar en tener el máximo de cultura bíblica y acceder a lo que realmente interese para el objetivo del tal Jesús, como era crear una sociedad alternativa.

     Y éste es la línea que separa a tantos grupos cristianos desde el principio, el cómo hay que interpretar lo que se dice y narra en los evangelios y cómo lo interpretaron los primeros cristianos y cristianas que tenía aún fresca la memoria y el buen hacer de Jesús.
     

  • Josemi

    Ana, Los evangelios no son relatos biográficos, son confesiones de fe, expresan la convicción de unas personas para los que el conocimiento pascual trasformo el conocimiento que tenían de Jesús y su percepción de la existencia, idealizaron a un personaje más allá del tiempo y sus actitudes reales. El proyecto de convertirle a Jesús en contemporáneo nuestro,  de interpretar sus actitudes como proyectos que trasciendes más allá del tiempo y del espacio ciertamente es seductor, pero está cargado de ilusiones, y en mi opinión es irreal. Es muy posible que la actitud de Jesús con las mujeres no dejara vislumbrar la más mínima misoginia propia de su tiempo, que fuera libre frente a la presión social y frente a sus normas de conducta y de juicio, pero cada época tiene un proceso evolutivo en el  pensamiento. Pienso que hemos querido, a lo largo del tiempo, dotar a un hombre, que tendría sin duda sus virtudes sociales y religiosas, de todo aquello que es bueno, positivo y justo para nuestras vidas y para nuestras sociedades, la religión no deja de ser llenar un vacío interior, quizá, en mi opinión, sería reformar todos esos aspectos justos y necesarios en nuestras sociedades sin utilizar pretextos religiosos.
    Un saludo.

  • ana rodrigo

    Josemi, creo que los actos tienen el marco espacio temporal, y las actitudes no necesitan estos parámetros. De ahí la importancia de la cultura bíblica para saber distinguir un acto de una actitud cuando hablamos de Jesús o mejor dicho, para ver en un acto un mensaje de una actitud. Hay actitudes de personas de hace muchos años que trascienden hasta nuestros días y que “pasan de moda” porque son universales en el tiempo y en el espacio.
     
    Si supiésemos deslindar ambos conceptos, evitaríamos caer en los fundamentalismos tan propios de las religiones, cuando toman un hecho como algo inamovible y, por tanto, repetible por mucho que cambie el contexto. Por ejemplo, la actitud de Jesús ante la igualdad de la mujer la puso de manifiesto en muchas ocasiones. La última cena, que era un rito de su época y en la que Jesús no instituyó ningún tipo de sacerdocio, se toma literalmente y no se puede mover ni un ápice del rito judío de aquella época. Podríamos poner otros muchos ejemplos de los que se han derivado dogmas nefastos.
     
    Más grave aún es interpretar acciones y palabras de personas determinadas en la historia de la Iglesia, a las que se les da más crédito que al mismísimo Jesucristo, pongamos por ejemplo a San Agustín. No hace falta irnos a hace siglos, sino en el momento actual tiene más crédito la palabra del Papa y de los obispos que las palabras del Evangelio.

  • Javier Renobales Scheifler

    Claro Manuel V.,
     
    El descarado marketing de llamar Santa a la ICAR hay que denunciarlo, pues no es Santa.
     
    Y menos aún es Santa la llamada ‘Santa Sede’ (o sea ‘el Santo Papado’), como fatuamente los Papas la (se) hacen llamar. No es más que puro disfraz esa Santidad, Manuel V.
     
    Desde luego el papado es un grave obstáculo para el mensaje de Jesús, para la causa de Jesús. Una gruesa piedra en el camino hacia la causa de Jesús (la idea creo habérsela leído a Carmen Almendralejo).
     
     Y la ICAR también es un obstáculo para la causa de Jesús, en cuanto se ha convertido a sí misma en su propio objetivo, se ha autoSantificado (la ‘SantaMadreIglesia’), cuando en realidad no pasa de ser un mero instrumento que, en cuanto no sirva para el bien de las personas (creyentes o no), debe desecharse sin contemplaciones.
     
    No soy yo quien se ha inventado que el Vaticano hace más daño que bien (una evidencia, por otra parte), este sacerdote católico no es más que un ejemplo entre muchos:
    http://www.redescristianas.net/2011/01/20/jaume-alemany-capellan-de-la-carcel-de-palma-este-modelo-de-iglesia-esta-destinado-a-acabarse-y-el-papado-caera-poco-a-pocomiquel-adrover/
     
    O éste teólogo católico, que ha dejado de ser sacerdote ha poco.
    http://www.redescristianas.net/2010/10/30/por-una-iglesia-democraticajose-arregi-teologo/
     
    O éste sacerdote Claude Lacaille
     http://www.galeon.com/somac/enlaces1724023.html
    Se imponen profundas reformas. La Iglesia católica ha sido secuestrada, desviada por la curia romana desde hace ya demasiado tiempo. La barca de Pedro está en manos de piratas vestidos de púrpura “La curia moderna es una gigantesca maquinaria, improductiva e inútil. En Roma hay 35 cardenales. Se hallan repartidos en grupos antagónicos, se dedican a conspirar y a buscar complicidades en los corredores” confiesa Filippo di Giacomo, cura, periodista y juez eclesiástico en Roma.

    El papa debe ser liberado del Vaticano y dejar de de ser el jefe de un Estado simbólico de 0,44 km2 ni hacerse representar ante los gobiernos de los países del mundo mediante embajadores. Los nuncios apostólicos no son pastores, sino funcionarios con enorme poder.”
     
    O éste teólogo católico
    http://www.redescristianas.net/2011/01/06/jose-comblin-teologo-de-la-liberacion-fue-el-opus-el-que-eligio-a-juan-pablo-ii-y-al-actual-practicando-el-chantaje-intimidando-a-los-cardenales/
     
    Pero Manuel V. ¿cómo es que te fijas en la mierda que dices que tengo en mi boca y antes no has saltado indignado por la mierda generada por esos dos Papas que, teniendo la obligación y el poder para proteger a las víctimas de la pederastia eclesial católica, y de perseguir a los pederastas hasta meterlos en la cárcel para defender así a las víctimas, se han dedicado a encubrir a los pederastas, dejando indefensas a las víctimas en manos de esos verdugos?
     

    ¿Me equivoco al creer que te complace, Manuel V., que un Papa encubridor de pederastas eclesiales católicos haga Santo a su antecesor en el Papado y en el encubrimiento de los pederastas?
     
    Esa Santidad  es, en mi modesta opinión, una mierda. Si a ti te gusta, creo que deberías revisar tu concepto de Santidad. Para mí Santidad es cómo vivió Jesús, cómo luchó personalmente por los pobres y oprimidos, viviendo pobre como ellos. Creo que eso es Santidad cristiana.
     
    De todas formas me asombra que sepas –según dices- cómo me mide Dios a mí, Manuel V.
    Los jerarcas dirigentes católicos me miden como sin salvación, pues me siguen diciendo en su catecismo que fuera de su ICAR no hay salvación, y yo me salí de su ICAR  hace unos años, para facilitar mi salvación en lo posible. ¡Qué sabrán ellos de mi salvación! Pero de marketing descarado para su negocio católico saben un huevo.
     
    Si ellos me condenan para toda la eternidad por haberme colocado consciente y expresamente fuera de su dañina ICAR, condena a todas luces injusta y necia, no me voy a recatar yo en los calificativos que les aplico cuando se trata de pensar en lo que les hacen a las víctimas de la pederastia eclesial.
     
    P.D. Manuel, me encanta la caída de todas las dictaduras, la soviética especialmente, pues era especialmente poderosa y dañina, aunque por suerte para mí no la he padecido ni de lejos; sólo he padecido la dictadura católica de Franco y los jerarcas católicos que le bendijeron entonces y ahora. Y la dictadura del papado católicoromano, tan santificador consigo mismo.

  • Josemi

    Es sorprendente cómo se le puede atribuir todo tipo de calificativos y de pensamientos contemporáneos a un señor que vivió hace más de 2000 años, negando el contexto histórico y apoyándose en textos ahistóricos. La habitual poca cultura ayuda, y la ausencia de pensamiento crítico en temas religiosos también. Cada cual se crea su fantasía……..

  • ana rodrigo

    Efectivamente, Pepe Blanco, desde la época de Jesús hasta ahora, ha llovido mucho en todos los sentidos para bien y para mal. Y si Jesús fue un rupturista en la cuestión feminista, si Jesús no creó sacerdocio como casta social, si Juan Pablo II afirma que la Iglesia no tiene capacidad para admitir a la mujer en el sacerdocio, es que este Papa, no llegó a leer el Evangelio en serio, aunque a muchos esto le escandalice. ¿Es que hay que esperar a que Jesús se reencarne para aclarar lo que ya hizo mientras vivió en este mundo? Así que por mucho que las mujeres hayamos conseguido el lugar que nos corresponda como personas en la sociedad (cosa que Jesús tuvo muy clara), nunca podrá ocurrir esto en la Iglesia, por los siglos de los siglos….

  • Josemi

    A mi estas cuestiones conspiratorias me atraen mucho. Por lo que leo en Nóvgorod, cuando  cayó en poder del ejército nazi alemán,  la cruz de su basílica fue llevada a España por miembros de la División Azul,  para salvarla de los bolcheviques, mira igual puede ser una pista……

  • María

    Leo a Javier y vuelvo a hacer un llamado a Wikileaks, a ver consiguen los documentos vaticanos de esta época, que nos hacen falta para saber la verdad. Si anduviera alguien de Wikileaks por aqui y nos leee, por favor,  los necesitamos. Gracias.

    Antes de la muerte de Juan Pablo I,  hubo otra muerte muy sospechosa en el Vaticano.  Un patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Nicodemo,  patriarca de Leningrado y Novgorod tomaba café con el papa, y en cuanto empezó a beberlo se puso malísisimo y falleció casi instantáneamente.  Era un hombre joven y sano que no habia cumplido los 5o años.

    ¿Que le pasó excatamente a este hombre? ¿ tomó el café equivocado? ¿era solo un ensayo? Habría que buscar a fondo en internet porque no aparece casi información sobre esta desgracia y es muy extraño, dado que Novgorod, salvadas las distancias, es como el Vaticano de todas las rusias.

     

  • pepe blanco

    La Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia” (San Juan Pablo II, modelo de vida cristiana, católica, apostólica y románica -sí, sí: románica-, el último de una larga lista de santos patronos de los que están encantados con el machismo).
     
    Un fuerte abrazo, Ana Rodrigo. Me alegra que te alegres de leer las tonterías que escribo a veces (no en este debate, creo)

  • Josemi

    Hola:

    Me parece que hemos llegado a una postura de un diálogo entre paredes. Una parte intenta justificar su postura argumentando estrictamente en la forma, que no en el fondo. En general lo que me indigna es la estupidez venga de donde venga y si además la estupidez está revestida de rencor y de rabia, no solo me indigna, me repugna.
     
    Para distender el tenso debate:
     
    Va un ateo por la selva y se encuentra un león. Al verlo,el ateo sale corriendo y el león detrás de él. Se resbala, y el león se le echa encima y dice el ateo:
    ¡Dios mío!.
    Y se le aparece Dios y le dice:
    ¿Porqué me llamas ahora, si te has tirado toda la vida negándome?.
    El ateo le responde: Señor, por lo menos convierte en cristiano al león.
    Dice Dios: ¡Hecho!.
    Y dice el león: Señor, bendice los alimentos que vamos a comer…

  • Manuel V.

    Javier Renobales:
    – – jodida Iglesia Católica
    – –de la jodida Santidad católica
    – – tanta mierda que llevan dentro
    – – jodidos Papas
    – – como mierda llamen a ese teatro
    Menos mal que “voluntariamente” estudió usted en la Universidad Católica ¿Quién le obligó a “tragar” todos esos Derechos? Me temo que nadie. No haber ido
    Tiene demasiada “mierda” en la boca cuando habla, no sé cómo le olerá el aliento.
    La suerte que tiene es que ni los Papas ni la Iglesia Católica, ni Dios le miden con la misma vara. El Beato Juan Pablo II fue, gracias a Dios, un verdadero hombre. Aunque a usted no le guste la caída del comunismo y sus muros y quiera echarle la culpa de las mafias rusas, las mexicanas y todo lo que parezca.
    Buenos ejemplos tiene en Mexico para habla como habla. Se nota su honestidad, su cultura, su formación y su preocupación por “los demás”. Los otros “unos mierdas”
    ¡Animo!

  • Javier Renobales Scheifler

    Estimado Luciano,
     
    Uno que se dice nada menos que representante de Jesús en la Tierra (para colmo se autoproclaman representantes de Dios en la Tierra, porque han hecho Dios a Jesús) no puede nunca dejar de lado a las víctimas (a millares) de la pederastia eclesial, y menos aún durante decenas de años, a millares de víctimas: y todo por tratar de adorar la imagen de su jodida Iglesia Católica.
     
    La depravación moral que se necesita para dejar de lado a las víctimas, agravando su dolor enormemente, escandalizándolas siendo niños y niñas, y aumentando el número de víctimas al dejar a sus anchas a los pederastas eclesiales de vida consagrada, cambiándolos de parroquia para que sigan depredando a más niñas y niños inadvertidos e indefensos, indica la calaña  y bajeza moral de esos Papas, que ahora se hacen Santo uno al otro para tapar, con el disfraz de la jodida Santidad católica, tanta mierda que llevan dentro.
     
    Estos dos tipos han protegido por encima de todas las cosas y personas, con la inestimable ayuda de sus subordinados jerarcas en comunión con ellos, lo que más adoran: su Iglesia, de la que viven muy bien, la imagen de su Iglesia, de su ICAR.
     
    Millares de víctimas (unos millares de ellas conocidas, y otras desconocidas, normalmente más numerosas aún, ni se sabrá nunca cuántas han sido), que ambos impostores de Papas tenían la obligación de defender a capa y espada, para librarles –en la medida de lo posible- de tanto daño recibido, físico y psiquico, y moral, han sido despreciadas por ambos Papas y sus delegados que se hacen llamar Obispos.

    Lo que más quería Jesús ha sido despreciado por estos abusones que se hacen llamar fatuos SantoPadre y SuSantidad, y por sus servidores jerarcas.
     
    Esas víctimas se han tenido que sentir muy sucias, y totalmente desamparadas en todos los aspectos, al ver que sus criminales abusadores, de vida consagrada (¿a qué?), seguían ‘celebrando misa’ –semejante patraña- como si nada hubiera sucedido, al amparo seguro de los que se autoproclaman con tanto autobombo ‘sucesores de los apóstoles’: ¡cuánta falacia, cuánta falsedad, cuánto abuso de la gente crédula, indefensa antes estos hechiceros farsantes e impostores!
     
    ¿Dices que no puedes juzgar, Luciano? No hace falta: el juicio sale sólo sin necesidad de que lo impulses. No hay más que ponerse en el lugar de las víctimas.
     
    Los que no hemos sido abusados seualmente no podemos ponernos plenamente en el lugar de las víctimas de abusos sexuales. Pero podemos intentarlo, con intensidad, escuchando sus relatos, estudianado lo que dicen los profesionales de psicología sobre el efecto devastador en las víctimas de abusos sexuales a manos de personas en las que confiaban desde lo más profundo.
     
    Eso es lo que han tapado durante decenas de años estos jodidos Papas. ¿Y para qué? : porque sólo les ha importado su negocio, la ICAR que mangonean y tienen a su servicio, a sus pies: creyeron que poniéndose en el lado de las víctimas y persiguiendo públicamente a los eclesiásticos pederastas poniéndolos en manos de la justicia civil, perjudicaban la imagen –y los dineros– de su ICAR.
     
    Ratzinger hará Santo en breve (o beato o como mierda llamen a ese teatro) a Wojtyla, pues la imagen de su ICAR lo requiere. Pero para el que se coloca en el lugar de las víctimas, como hacía Jesús, ante ese aparece, sin necesidad de esforzarse en elaborar un juicio sobre ambos Papas, la depravación moral y doctrinal que padecen y que hacen padecer a quienes los consideran sus guías religiosos.
     
    Y sí, sí, Luciano, yo abomino a todos los dictadores, sean Castros cubanos, Pol Potes, Francos, Pinochetes, reyes alauitas, presidentes USA o de China … El poder absoluto corrompe absolutamente. Nunca he creído ni en dictaduras del proletariado ni en dictaduras fascistas.
     
    Pero la moto que me vendieron, (y yo les creí hasta mi médula porque me lo metieron cuando era un niño y no podía defenderme), fue que el poder de los Papas les viene de Dios, y Dios les hace infalibles, y Dios cuida de que las puertas del infierno no prevalecerán contra ella … y patrañas así hasta el infinito.
     
    Así que esos abusadores también abusaron de mí desde que, recién nacido, me hicieron bautizar (signo indeleble que crea carácter, decían o alguna patraña parecida), y me siguieron dando la matraca, a misa diaria, confesiones y comuniones a millares, rosarios, crucifijos en las aulas … etc., hasta que con 16 años terminé el bachiller. Y luego en la universidad católica siguió el martilleo: el derecho natural, la ley natural que Dios imprime en cada persona para que sepa distinguir el bien del mal … más y más patrañas a conveniencia del poder de los jerarcas.
     
    Y lo que te rondaré; la criminal falta de respeto a los niños sigue siendo señal de identidad de la ICAR.  Por eso me di de baja de ese dañino tinglado que es la ICAR, y desde entonces mi cristianismo ha mejorado mucho y soy más feliz.

    Así no puede haber paz en el mundo, Luciano, y menos paz para todos. Saludos cordiales.

  • Luciano Vazquez

    Estimado Javier Renobales:
    He leido tu comentario y aprecio tus puntos de vista. Dije en mi comentario anterior, qué nada sabía de la ocultación de la Pederastía por parte de Juan Pablo II, Sí, que sabía que Ratzinguer desde su puesto de prefecto de la Fé o cómo denominan ahora, al Santo Oficio, había dilatado u ocultado los mismos.

    En cualquier caso, hayan sido ambos culpables o colegiadamente con Cardenales y Obispos, los hechos son execrables. Yo, en éste aspecto de la pederastía, ya me he  manifestado diversas veces, de modo rotundo, en total desacuerdo con los hechos y el tratamiento de permisividad concedido a los culpables.

    No me siento capacitado y lo digo con humildad, de juzgar la figura de Juan Pablo II, solo por qué le ha tocado vivir unos hechos que él no los ha provocado y que posiblemente el colegio  Cardenalicio y otros poderes eclesiales han maniobrado de forma equivoca y fraudelenta. No lo sé a ciencia cierta, pero en algunos articulos de Teologos, periodistas y otros, se culpaba más al entorno, que a Juan Pablo II.

    No voy a quitarte la razón en la elección. Pero es la que es, para bien o para mal y hasta que no tengamos oportunidad de que se modifique. El elegido será Jefe de Estado y Jefe de la Iglesía.

    Te agradecería que cuando hables de traspasos de poder en regímenes, sean politicos, o religiosos, entrarán todos, Ya que Corea del norte, lo ha hecho y Cuba también y en Tunez acaban de retirar el poder omnimodo a otra cuadrilla, vamos, que éste tipo de enfermedad se extiende por Oriente y Occidente, se sea de derechas o de izquierdas.
     ¿Qué ambos estamos contra el abuso de poder venga de donde venga?, me alegra.
    Paz para todos

  • Josemi

    Hola:
    No conozco los baremos que se utilizan para beatificar a una persona. Juan Pablo II supongo que sí reunirá los baremos que establece la Iglesia Católica. Personalmente creo que existe un grado importante de propaganda y de marketin sobre su persona. No entro en cuestiones religiosas, los católicos deben de enjuiciar su labor pastoral. Desde el aspecto político pienso que se le atribuyen meritos inmerecidos, por ejemplo la caida del socialismo, que no desapareció de forma violenta como el nazismo, fue por su propio peso tras tantas decadas con millones de asesinatos y de hundir a paises que aun hoy sufren las secuelas de esos regímenes.
     

  • Javier Renobales Scheifler

    Querido amigo Luciano Vázquez,
     
    Encubrir la pederastia eclesial no es un error, pues es algo hecho a sabiendas, por personas sumamente inteligentes y poderosas; es un comportamiento sumamente deshonesto mantenido sabiendas durante décadas con doloroso desprecio de las víctimas.
     
    Sólo han enfrentado la pederastia eclesial cuando les tocado los dineros en cuantías de miles de millones de euros. No por las víctimas, sino por su DiosDinero.
     
    Ahora van a tratar de tapar esa deshonestidad, de la que tanto participa Ratzinger, haciendo Ratzinger Santo a Wojtyla, aumentando con ello más aún el dolor de sus víctimas, dolor que les importa un bledo.
     
    Si para ti eso es honesto o compatible con una persona honesta, Luciano, creo que debes revisar tu concepto de honestidad, imprescindible para poder ser catequista honesto.
     
    En cuanto a elegir, para que sea verdad que se puede elegir, hay que poder elegir entre varios diferentes; pues elegir entre varios iguales no es elegir, sino coger cualquiera de ellos al tuntún, al dar igual uno que otro.
     
    Los papas son ultraconservadores a tope y nombran a dedo a unos cuantos cardenales, igual de ultraconservadores y sumisos que ellos, para que uno de entre ellos se ponga de papa cuando muera el anterior papa, y así sucesivamente.
     
    Así Ratzinger es un clon de Wojtyla: por eso los cardenales de Wojtyla lo pusieron de Papa. Por eso Wojtyla puso a dedo esos cardenales.

    Ese funcionamiento corrupto papal, corrompido a tope por el poder dictatorial absoluto, tiene podrida la sociedad eclesial, pues toda sociedad necesita ser democrática para no ser una podredumbre generalizada: ahí no cabe elección entre dos diferentes.
     
    En una sociedad mínimamente humanizada, necesariamente hay pluralismo, si hay libertad de pensamiento, de conciencia, de expresión, de reunión, de asociación, derechos humanos …etc. Sólo entonces puede haber algo de democracia, la cual es totalmente imposible sin todo eso.
     
    Es imprescindible una buena dosis de democracia permanente: sólo entonces es posible elegir, sólo entonces el pueblo, la comunidad, puede elegir a sus representantes, a sus líderes, a sus jefes, entre una pluralidad de diferentes.

    Por eso lo que hacen los cardenales cuando sacan fumata blanca no se debe llamar elegir, pues no es más que un disfraz de elección. 

    Sin democracia y respeto de los derechos humanos, lo que hay no es una elección, sino una apariencia de elección entre candidatos todos iguales. Por eso digo que no hay elección, en lo que los Papas se refiere, sino endogamia y férrea sucesión monárquica de monarcas absolutos que lo tienen todo atado y bien atado para ser sucedidos por otro igual que el anterior, tan ultraconservador o más.
     
    El falaz invento de los cardenales lo inventaron para que los papas sean siempre más de lo mismo, todos iguales, a cual más ultraconservadores, porque son monarcas y quieren que les sucedan sus iguales, sus hijos, herederos que continúen su herencia siempre al servicio de los mismos: los ultraconservadores, los poderosos, los ricos, la derechona.

  • ana rodrigo

    Si San Juan afirma que a Dios nadie lo ha visto, me imagino que más difícil debe ser ver al mismísimo Espíritu Santo. Después de leer a Alberto y Carlos en el hilo “Resistencia cristiana en Sucumbios” y veer la seguridad que demuestran de poco menos que “tomar café” todos los días con el Espíritu Santo, he llegado a la conclusión de que, por eso de ser espíritu, se ve que es tan manipulable como una plastilina (con perdón).
     
    Lo que sí observo que este Espíritu Santo al que tanto manosean ciertos sectores cristianos debe ser alguien distinto al del Evangelio, el que empujaba a Jesús a comprometerse con otras tareas distintas a las que se dedican los Heraldos y compañía. Sólo hay una prueba “del nueve” para saber de qué Espíritu Santo hablamos: si nuestra vida y nuestros actos se parecen a los de Jesús o si van por otros intereses no confesables.
     
    Y por tanto, el que se afirme que es el Espíritu Santo es el que elige a los papas, pues tendríamos que llegar a la conclusión de que el pobre andaría muy despistado, como diría Pepe Sala, porque menudos papas ha tenido la Iglesia. Fuera bromas, lo que sí estoy convencida es de que la Iglesia institución y los fieles seguidores del Papa, están manoseando tanto al Espíritu que rayan en herejía. No interesa la verdad humilde, honesta y coherente, sino que, con atribuir lo que se busca al ES, todo queda justificado.

  • Luciano Vazquez

    Estimado Javier Renobales.
    Mi comentario era para H. cadarso, pero por nada en particular, y me explico:  yo hice una Ironia con el tema de los santos y H.Cadarso me preguntaba si estaba en serio o de “coña”. A su juicio, citaba a Juan Pablo II que era honesto y santo y luego unos puntos de vista que no tienen mayor importancia y yo le he contestado que era honesto, pero no lo he calificado de santo a sabiendas mias.

    Cada uno de nosotros, tendrá una idea personal de cada persona y habrá puntos de encuentro y desencuentro. Yo (y lo digo con sinceridad) nada sabía del ocultamiento de Juan Pablo II, Sí, de Raztinguer, en el tema de la pederastía y en mi juicio personal, con errores y bondades, acepto que era un hombre honesto.

    En cuanto a la elección, podemos decir lo que nos guste o disguste pero se celebrá de ese modo. ¿Qué tú no lo aceptas?, ¿Quien soy yo para imponerselo a nadie? faltaria más.

    Si lees mi comentario, veras que nombro a Monseñor Romero.
    Paz para todos

  • ana rodrigo

    Mi querida María, hace ya muchos años que escuché la historia de la CIA, y no sé darte detalles, pero sí recuerdo que era la época en que EEUU andaba detrás de acabar con el comunismo, y el trabajo fue sobre los cardenales que habían de votar al futuro Papa.

    Todo encaja con la historia posterior puesto que el Papa polaco asestó el golpe mortal al bloque comunista, comenzado por Polonia.

    Creo, por otra parte, que esto es uno de los méritos que han pesado más sobre el futuro beato que el haber cerrado los ojos ante la pederastas que corrompía a su Iglesia y que tanta víctimas dejaba tiradas por el camino mientras salvaba del infierno a los comunistas. No perdamos de vista que la Iglesia siempre ha vistos el comunismo como la encarnación del mal (creo hasta así lo creía la Virgen en Fátima, ja,ja), lo que coincidía con los intereses de EEUU.
     

  • pepe sala

    la gran diferencia es ¿ quiém concede el calificativo de ” santo”?
     
    Cuando se entroniza a alguien desde ARRIBA, desde el Podre, es síntoma de que alguien se está preparando su futuro trono para él mismo.
     
    Porque cuando se entroniza  ( santifica) a alguien desde abajo, desde el Pueblo, desde las bases, no hacen falta ” milagros ” raros para que consiga el respeto ajeno ( de creyentes o de profanos).
     
    Todos hemos oido hablar de Oscar Romero y otros mártires; pero seguro que muchos no conocemos el verdadero alcance de su compromiso SOCIAL desde su compromiso religioso.
     
    Para quien quiera conocer los ” milagros” de un verdadero santo del Pueblo, vaya éste enlace y no se olvide recordar quién era el Papa que permitió todo:
     
    http://www.comitesromero.org/romero.htm
     
    Joder, con santosúbito…

  •  
    La deriva decadente por la que discurrió la Iglesia Jerárquica durante el pontificado del próximo beato Juan Pablo II ha quedado esclarecida por los comentarios que han ido apareciendo a esta entrada. Cada uno tenemos ya nuestra opinión e incluso,lo que es mas grave,estamos convencidos de que no volveremos de inmediato a aquellos felices años del Vaticano II. Cuenta el cardenal Tarancón en sus memorias que la canonización de José María Escrivá Albas le vino impuesta desde Roma. Pienso que si a todo un principe de la Iglesia no le han hecho caso tampoco lo que pensemos cada uno de nosotros le quita el sueño a la curia vaticana. De todos modos debemos dejar constancia de nuestra contrariedad para no contribuir más al desprestigio al que ha llegado la Madre Iglesia entra la gente pensante.No puedo omitir el enlace a lo que piensa el admirado sacerdote D.Jesús López Saez sobre este proceso de santidad: Beatificación, escándalo y apogeo papal. Enhorabuena D.Jesús por llevar tantos años sin desfallecer en su denuncia como aquellos grandes profetas de la Hisatoria de Israel.

  • María

    Retomo esto que dijo ayer  Ana Rodrigo:

     “Le escuché a un jesuita de todo crédito (omito su nombre porque ha fallecido) y gran conocedor de lo que ocurría en el vaticano, que la elección del papa polaco fue obra de la CÍA para poder utilizarlo contra los países comunistas, como así fue.”

    ¿Quieres decir Ana Rodrigo que el papa polaco antes de ser papa era ya amigo de la CIA?  Si no lo fuera,   ésta no le apoyaria. Eso explicaria la gran confianza que tenia en ella, a la que consultaba siempre (Wikileaks,  qué bien nos vendrían los archivos secretos del Vaticano de esta época).

    Y otra pregunta:  ¿Tiene la CIA una mano tan larga que llega hasta  el colegio cardenalicio? ¿Entonces todo eso del cónclave supersecreto con 117 elegidos encerrados bajo llave es puro cuento?  

  • pepe sala

    No olviden, los nicaragüenses,  los méritos de santosúbito para merecer su ” santidad”…
     
    Buena prueba es ésta foto: ( para análisis si tiene algún fundamento lo de ” la cara- espejo del alma”.
     
    No es quien reprende de una forma tan incivilizada quien tiene la cara de santo. Quien soporta la humillación con una sonrisa en la boca, en caso de que sirva de algo el asunto de la santidad. Yo creo que se merece mucho más el calificativo quien SONRIE que quien CENSURA DEDO EN RISTRE:
     
    http://barcelona.indymedia.org/usermedia/image/11/articulos-20030304-03.jpg

  • pepe sala

    Con ” santos” como éste no hacen falta demonios de ningún tipo.
     
    Ya que ha salido a colación nuevamente una verdedera persona HONESTA ( a mí me importa un carajo que lo hagan o dejen de hacer ” santo”) os comparto algo muy sabroso para aydar a conocer la ” honestidad”  del santosúbito:
     
    – Santo Padre, ahí podrá usted leer cómo toda la campaña de calumnias contra la Iglesia y contra un servidor
    se organiza desde la misma casa presidencial.
    No toca un papel el Papa. Ni roza el cartapacio. Tampoco pregunta nada. Sólo se queja.
    – ¡Ya les he dicho que no vengan cargados con tantos papeles! Aquí no tenemos tiempo para estar leyendo
    tanta cosa.
    Monseñor Romero se estremece, pero trata de encajar el golpe. Y lo encaja: debe haber un malentendido. En
    un sobre aparte, le ha llevado también al Papa una foto de Octavio Ortiz, el sacerdote al que la guardia mató
    hace unos meses junto a cuatro jóvenes. La foto es un encuadre en primer plano de la cara de Octavio
    muerto. En el rostro aplastado por la tanqueta se desdibujan los rasgos indios y la sangre los emborrona aún
    más. Se aprecia bien un corte hecho con machete en el cuello.
    – Yo lo conocía muy bien a Octavio, Santo Padre, y era un sacerdote cabal. Yo lo ordené y sabía de todos los
    trabajos en que andaba. El día aquel estaba dando un curso de evangelio a los muchachos del barrio…
    Le cuenta todo al detalle. Su versión de arzobispo y la versión que esparció el gobierno.
    – Mire cómo le apacharon su cara, Santo Padre.
    El Papa mira fijamente la foto y no pregunta más. Mira después los empañados ojos del arzobispo Romero y
    mueve la mano hacia atrás, como queriéndole quitar dramatismo a la sangre relatada.
    -Tan cruelmente que nos lo mataron y diciendo que era un guerrillero… hace memoria el arzobispo.
    -¿Y acaso no lo era? -contesta frío el Pontífice.
    Monseñor Romero guarda la foto de la que tanta compasión esperaba. Algo le tiembla la mano: debe haber
    un malentendido.
    Sigue la audiencia. Sentados uno frente al otro, el Papa le da vueltas a una sola idea.
    – Usted, señor arzobispo, debe de esforzarse por lograr una mejor relación con el gobierno de su país.
    Completo aquí:
    http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/167942/index.php

  • Carmen (Almendralejo)

    Una personas honesta debe actuar con honestidad, lo que resulta de muy dudosa Honestidad en las actuaciones con dobre rasero a la hora de actuar, y con premeditaciones para obtener beneficio a su causa y su fin perjudicando seriamente a otras personas.
    Y esto con el solo provecho personal, e institucional..
    Para nada creo que J.P II fuese una persona honesta en sus actuaciones, viendo como se codeaba con los dictadores como Pinochet y otros, con los sabueso de EEUU, para silenciar los crímenes sobre teologos y personas civiles como esa madre e hija de apenas 15 años.
    Y sobre la pederastia que muy conscientemente calló y guardó con el que ahora está pagando miles de $ a las victimas sin que fuesen primero vista como personas marcadas de por vida por los sinvergüenzas que se escondian en el vaticano o en otras ciudades para seguir haciendo lo mismo.
    Bajo el imperio de este se dió las violaciones a monjas, y todo cuanto trajo esto.
    ¿Cómo se puede decir que actuó con honestidad?
    Entoces Franco actuó con la misma honestidad que el caudillo de ese dios romano.
    Haber si simos mas papista que el papa, bueno se nota que aún somos clerigos en el fondo y en la forma… ¿Es así?

  • Javier Renobales Scheifler

    Luciano,
     
    Encubrir a pederastas eclesiales es propio de personas deshonestas, desde el punto de vista de la sociedad.
    Desde el punto de vista de las víctimas es aún más jodido todavía el calificativo que se merece tal tipo, al que otro como él va a disfrazar de Santo, con el inestimable apoyo de cuantos se dicen en comunión con esos.

    Si no hubiera habido tanto encubrimiento, las víctimas de esos pederastas habrían sido muchísimas menos. Es una canallada mayúscula haber encubierto a esos pederastas.

    Por otro lado, dejar sin investigar el asesinato de su antecesor Luciani también es propio de personas deshonestas.

    Y lo que le hizo a suseñor Oscar Arnulfo Romero también es propio de personas deshonestas.
     
    Para  montón de personas pues, entre las que me cuento, Wojtyla no fue una persona honesta, sino muy deshonesta.

    Por lo tanto yerras cuando dices que nadie discute que Santosúbito fue una persona honesta.

    Yo creo que no lo era, y como yo creo que muchísima gente también cree que no era una persona honesta.
     
    Tampoco me parece del todo correcto decir que Wojtyla fue elegido, porque en realidad son los papas quienes endogámicamente ponen a dedo una caterva de personas ultraconservadoras y sumisas como ellos que pongan de entre ellos al siguiente papa.
    Practicamente todos los cardenales del colegio que puso a Ratzinger de Papa los había puesto, a dedo como es consustación al cardenalato, Wojtyla, el cual les recomendó que pusieran a Ratzinger, que es el que ahora le devuelve los favores disfrazándolo de Santo.

    Es algo así como decir que los padres eligen a sus hijos; los papas no tienen oficialmente hijos, y entonces encargan a unos cuantos que son casi clones de ellos, que pongan de entre ellos al siguiente papa.

    A los efectos prácticos eso es lo que ha hecho Wojtyla con Ratzinger, añadiendo la recomendación a sus cardenales de que pusieran de papa a su Ratzinger.

  • Luciano Vazquez

    Estimado H.Cadarso.
    Nadie discute que Juan Pablo II fue una persona honesta . Mi critica es ironica, porqué estamos de santos hasta el moño y de discriminaciones en favor de ciertos personajillos, por parte de los poderes Eclesiales para hacerlos santos, también.Y no digamos del olvido tenido en cuenta por estos mismos poderes cuando la persona no era de su cuerda.
    Hoy, en qué los Teologos, discuten hasta la saciedad sobre los milagros de Jesús de Nazaret narrados en los evangelios y que si nos atenemos a la escritura Jesús dice:” los cojos andan, los ciegos ven… . Nos ponemos a buscar milagritos para hacer un santo.
    Juan Pablo II fue elegido, asumio su responsabilidad y la ejercio para bien o mal de la Iglesía.Era su obligación.
    Podríamos hablar de las Catedrales, todas tenían que tener un Santo ¡y que fuera milagrero!, pues de esta forma se lograba que la gente se desplazase, si no lo había, se creaba uno ad hoc.
    Tenemos un Dios que se encarno en regalo hacia la humanidad para compartir con nosotros nuestra vida humana y somos incapaces de orar con él, hablar con él, compartir con él.
    Ahora bien, si perdemos las llaves nos encomendamos a san ……, si nos queremos casar a san….. y que sea buena moza o mozo ¡eh!.
    Para sacar el examen ponme la petición bajo el manto de la virgen.
    Nos han llenado de mediadores e intercesores, como si no fueramos dignos de dirigirnos:”a nuestro padre que esta en los cielos” (Jesús dixit).
    Y no voy a hablar de Santos ejecutados por defender al hombre, vease Monseñor Romero, llamado Santo en su tierra pero olvidado de la Iglesía.
    Paz para todos.

Responder a Luis González Morán Cancelar comentario