Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5389 Artículos. - 85842 Comentarios.

Relativismo en palabras papales

No hay texto que no esté sujeto a la relatividad de las interpretaciones. Hasta las palabras de quien más se opone a la dictadura de la relatividad. Un ejemplo, traído una vez más del último viaje papal y recogido en los medios de hoy. Los dos artículos se refieren a lo dicho por el papa en el avión Roma-Santiago que puede verse en la página oficial vatican.va. ¿Qué lectura hacemos cada uno de nosotros?

 

I. España no es el problema de la Iglesia

“El papa no vio enemigos en el mundo, sino dificultades”

Santiago Agrelo, arzobispo de Tánger, 10 de noviembre de 2010 a las 21:48

Dado que la Santa Sede está poniendo en marcha un dicasterio para la nueva evangelización, uno de los periodistas que acompañaban al papa en su viaje a España, le preguntó si “precisamente España, con los desarrollos de la secularización y de la disminución de la práctica religiosa” era “uno de los países en los que” el papa “pensó como objetivo para ese nuevo dicasterio o si no (era) el objetivo principal”.

Y el papa respondió a lo que le preguntaron: “He pensado en el mundo entero”. Aunque pueda resultar decepcionante para nosotros, España no es el problema de la Iglesia, los españoles no estamos en el centro de las preocupaciones del papa, creyentes o incrédulos, no somos el ombligo del mundo.

“He pensado en el mundo entero”, dijo el papa, sencillamente porque “la dificultad para pensar los conceptos de la Escritura, de la Teología, es universal”.
El papa no vio enemigos en el mundo, sino dificultades. Y, hablando de dificultades, que no de enemigos, el papa añadió: “Naturalmente hay un centro y es el mundo occidental con su secularismo, su laicidad”. En todo el mundo, pero de modo especial en el mundo occidental, “la fe ha de buscar renovarse para ser fe de hoy y para responder al desafío de la laicidad”.

El papa no se refiere al secularismo ni a la laicidad para atacarlos, ni siquiera para interpelarlos; constata su presencia y se dirige a la fe de los creyentes, llamada a “responder al desafío” que secularismo y laicidad representan para ella.

En ese contexto el papa habla de España, y se refiere a ella como un “país originario de la fe”, que, no obstante eso, ha sido también país originario de “una laicidad, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo, como hemos visto precisamente en los años treinta”. Referencia histórica que, si se quiere, puede ser tachada de genérica, pero no de injusta con nadie.

Y de la referencia histórica, el discurso pasó al presente: “El choque entre fe y modernidad se da también hoy en España”. No me resulta que en ningún momento se haya hecho alusión alguna a un choque o a una confrontación entre la Santa Sede y el gobierno de España, entre Iglesia y partidos políticos, entre creyentes y no creyentes. El papa habló de “choque entre fe y modernidad”, y salvo que a alguien le moleste que se le considere hijo de la modernidad y de la ilustración, no veo qué motivo de alarma o de escándalo pudieron encontrar algunos en lo que oyeron -¿o más bien en lo que deseaban oír?-.

También el papa es hijo de la modernidad y de la ilustración. Pero eso no le impide ver los muchos problemas de comunicación y de lenguaje que esa filiación suya y nuestra está creando a la transmisión de la fe. El papa espera que España desempeñe un papel central en el proceso que la Iglesia está viviendo de “encuentro entre fe y laicidad”.

P. D.: De las reacciones de los políticos, mejor no hablar.

+ Fr. Santiago Agrelo
Arzobispo de Tánger

 

­­­­­­­­­­­­­

II. La añoranza del Estado confesional

JAVIER PRADERA

EL PAÍS  –  España – 10-11-2010

En el avión que le trasladaba a Santiago, Benedicto XVI denunció el supuesto renacimiento en España del laicismo anticlerical y agresivo dominante durante la Segunda República; también aclaró que el recién creado organismo vaticano para la nueva evangelización se ocupará de manera preferente de nuestro país. Aunque la incontinencia expresiva del papa Ratzinger haya dado lugar anteriormente a otros conflictos diplomáticos, la pifia ha desbordado esta vez la prudencia exigible a un jefe de Estado invitado por otro país. ¿Cabe imaginar al máximo dignatario de una nación europea de visita en el Vaticano comparando despreciativamente ante los periodistas a Benedicto XVI con Pío Nono?

Ni las situaciones históricas son comparables ni la Constitución de 1978 copia el tratamiento dado a la Iglesia por la Constitución de 1931. Es cierto que el anticlericalismo causó la quema de iglesias y conventos a lo largo del siglo XIX, durante la Semana Trágica barcelonesa de 1909 y tras la proclamación de la Segunda República; también fue responsable de la muerte de más de 6.000 sacerdotes y monjas durante la Guerra Civil. Hoy día, sin embargo, solo quedan huellas retóricas de esa barbarie. A partir de 1939, por lo demás, el franquismo y la Iglesia sellarían un pacto comparable con la alianza entre el Trono y el Altar. Las casi cuatro décadas de nacional-catolicismo colmaron de privilegios económicos a las instituciones eclesiásticas, les garantizaron el monopolio de la vida religiosa mediante el Estado confesional, encomendaron la educación a sus cuidados y les concedieron un régimen de extraterritorialidad. La dictadura también entregó a la Iglesia la regulación de las costumbres, sin perjuicio de que la práctica sórdida y el ocultamiento cómplice de la pederastia en sacristías, seminarios y colegios no haya sido nunca investigada como lo fue en Estados Unidos, Irlanda, México y Bélgica.

El marco jurídico del laicismo consensuado en 1978 descansa sobre el mandato constitucional según el cual “ninguna confesión tendrá carácter estatal”. El artículo 16 une a la tajante separación entre la Iglesia y el Estado la recomendación -complementaria y subordinada- a los poderes públicos para que tengan en cuenta “las creencias religiosas” de la sociedad española y mantengan las consiguientes “relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones religiosas”. El profesor Rafael Díaz-Salazar advierte con acierto en España laica (Espasa, 2008) sobre las dificultades para armonizar los dos momentos de la autonomía y la cooperación.

Zapatero eligió el laicismo como seña de identidad de su programa para competir el año 2000 por la secretaría general del PSOE. Una parte de ese ideario se ha ido materializando desde la victoria socialista de 2004. Sin embargo, la revisión de los Acuerdos con la Santa Sede de 1979 fue abandonada por entero y la entonces vicepresidenta Fernández de la Vega aumentó considerablemente hace dos años las subvenciones a la Iglesia; la nueva ley de conciencia y de libertad religiosa ha sido aplazada.

No soplan buenos vientos para el laicismo: la nueva evangelización de España y de otros países occidentales erosionados por la secularización y la disminución de la práctica religiosa así lo anuncia. Los esfuerzos de los 80 miembros de la Conferencia Episcopal -ciudadanos españoles nombrados para su cargo por la Santa Sede- para vetar leyes aprobadas por las Cortes Generales muestra su añoranza del confesionalismo. Los gobernantes que elaboran los proyectos de esas normas, los parlamentarios que las promulgan y el jefe del Estado que las sanciona son obligados a elegir, si son católicos, entre la lealtad a la Constitución y la fidelidad al Vaticano. La coartada justificadora de esa extorsión a la libertad de conciencia es la supuesta violación por el derecho positivo de una ley natural que solo la Iglesia católica se halla en condiciones de conocer, interpretar y aplicar.

Benedicto XVI ha aprovechado su viaje para condenar en nombre del derecho natural la ley del aborto y la ley del matrimonio homosexual. Dentro de la lista figuran también la agilización de los trámites del divorcio, la investigación con células madre y la asignatura obligatoria de Educación para la Ciudadanía. ¿Aspirará ese nuevo confesionalismo a transformar la Conferencia Episcopal en una Tercera Cámara de las Cortes dotada del derecho a vetar las resoluciones aprobadas por el Congreso y el Senado?

54 comentarios

  • Josefina G.C.

    Ana, suscribo todas tus protestas,
    saludos
    Josefina

  • M. Luisa

    Está muy bien protestar, pero  a estas alturas de qué sirve.  Llevamos mucho tiempo protestando y no sólo  nada se ha movido sino que  al panorama  desolador se  le van  añadiendo cada vez  más elementos de protesta,  que si  bien  para quienes las realiza  es algo inconcebible,  hace sin embargo poner  en situación de reto     una cantidad ingente de personas  dispuestas a defender lo indefendible.
     
    Pienso que  la mera protesta,   no toca el fondo de la cuestión.  Habría de poner en claro primero el hecho de   por qué    sucede que en la persona   de pronto irrumpa sin previa reflexión una actitud sumisa frente al abuso. Es un fenómeno que si no se analiza  previamente siempre  será aquello que  facilitará  y en donde se apoyará  la  iniquidad de la autoridad

  • Javier Renobales Scheifler

    Es un fenómeno muy curioso. El machismo ancestral está instalado hasta la médula en la organización de la ICAR, y por lo tanto también en su ideario.
    La ICAR ya lo padecía en el siglo II, pues lo había heredado de la sociedad civil de aquella época tan superada hoy por la sociedad occidental. El especialista Antonio Piñero (no creyente) lo explica así:
     
    ·         “Por otro, al ser tanto el varón como la mujer espíritus imperfectos en esta vida, espíritus femeninos, están en pie de igualdad (relativamente: logion 114 del Evangelio de Tomás) para ser discípulos del Salvador.
     
    ·         En este mismo ámbito, como de hecho las mujeres se preocupan normalmente más de la religión que los varones, habrá un gran número de discípulas perfectas del Resucitado y recibirán tanto como los varones o más, revelaciones especiales. Pueden ser apreciadas por ello.
     
    ·         A su vez, por otro lado, una Iglesia como la ya formada en el siglo II, de cuño paulino, bien organizado para vivir en este mundo, dirigida por varones y deseosa de controlar a los fieles (en lo espiritual, material y organizativo) verá a las mujeres como elementos potenciales peligrosos para la organización del grupo eclesial. Al ser iguales en cuanto al discipulado pueden tener la tentación de gobernar el grupo…,
    y eso no se les permite porque invaden el terreno de lo público
    y ese ámbito es parcela exclusiva del varón, en la época
    .
    Así se explica que las mujeres tuvieran una representación mayor entre los gnósticos que no tenían más jerarquía que la del maestro espiritual y la del discípulo.”

     
    http://blogs.periodistadigital.com/antoniopinero.php/2010/11/14/p282673#more282673
     
    Es que la ICAR mantiene hoy, y los seguirá manteniendo (es obvio), defectos ancestrales de sociedades de hace muchos siglos, como este del menosprecio de la mujer porque es mujer; con lo cual la ICAR resulta especialmente dañina para la sociedad, pues la mantiene en el atraso, es una rémora.
     
    A pesar de lo cual personas muy críticas siguen sosteniendo a la ICAR al formar parte de ella, como si algo que les fascina enormemente les impidiera salirse de esa organización tan machista y dañina (Sí, ya se lo de Cáritas y Manos Unidas y todo eso, pero esa caridad asistencia social la hace también y mejor la sociedad civil, sin necesidad de formar parte de la ICAR).
     
    Es como si una persona que odia el fascismo permaneciera en una organización fascista arropándose en ella, criticando mucho el fascismo, eso sí, y también sabiendo que no le harán ni caso, y que incluso se ríen de los ‘progres’ que tienen dentro: pero siguen dentro asegurando que siempre seguirán dentro de esa organización fascista, que al parecer en el fondo necesitan mucho.

  • Héctor Rodríguez Fariña

    Me uno a las protestas de Ana Rodrigo.
    Resumiendo su declaración podríamos indicar que lo  más lamentable es la opresión y la carga,  que  se nos imponen por el sinnúmero de dogmas, ritos, preceptos, jerarquías, celibatos, votos, desigualdades, y demás imposiciones que acarrea el papa consigo a donde quiera que va y en todo lo que hace y representa. Por  eso Jesús ha pasado  a un segundo plano en su visita a España.
    Jesús  es el camino hacia la libertad:  “venid a mi todos los que estáis cargados y yo os aliviaré” (Mateos 11:28). Nos aliviará sobre todo de la carga de la religión.
    Gracias Ana.
     

  • MAR Medina

    Ana: suscribo plenamente tus palabras. Un abrazo 

  • Javier Renobales Scheifler

    Las monjas limpiadoras no son solteronas, sino que están casadas con Dios, suelen decir.
    “Me llamó la atención la cantidad de aceite vertido para ungir el altar. Yo pensaba que solo tenía que ser un gesto simbólico y no una “mano” completa. Sentí al momento el trabajo que iba a dar su limpieza…”
    Ratzinger lo puso todo perdido, pues como él no lo tiene que limpiar, lo puso todo perdido de manchas de aceite y potingues con sus magias de hechicero y los ungüentos y esas cosas con las que acababa de convertir ¡ale hop! unas piedras paganas en un templo de la cristiandad, en  la casa de Dios (así la suelen llamar también)
     
    Por lo tanto las monjas limpiaban su propia casa, es decir, la casa de su marido Dios. Los curas no se casan con Dios porque en su imaginario, Dios tiene sexo masculino, y ya se sabe que el matrimonio de dos del mismo sexo es … ofender a Dios (¡qué memez!)
     A una amiga atea que le comenté lo de las monjitas limpiadoras, me dijo que la culpa, buena parte de la culpa, la tienen ellas, que les gusta hacer lo que hacen, en lugar de plantarles cara a los macho-mandones jerarcas o curas.
     
    El montón de jerarcas permanecía sentado cerca del altar, porque ellos no se iban a rebajar a limpiar, como si fueran mujeres, o monjas, que hacían las tareas propias de su sexo, para las que Dios las creó, según el Magisterio de los jerarcas.
     
     Estarían rezando mentalmente, los jerarcas, actividad sumamente eficaz para hacer que el mundo vaya … como va. Si ellos no rezaran, el mundo sería un caos, ovarios.
     
    http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2010/11/13/mujer-viaje-benedicto-xvi-iglesia-religion-barcelona-compostela.shtml
     
    Es muy entretenida la religión católica, sobre todo para los jerarcas. Eso sí, les da más trabajo, duro e interminable, para hacer que el mundo vaya como va, más duro trabajo digo que el de un minero o el un obrero de la construcción, o el de un pescador de esos que pasan meses en alta mar sin pisar tierra.
    Es que son pescadores de hombres, los jerarcas, aunque ellos pescan desde los palacios episcopales, sin necesidad de hacerse a la mar.
     
    Las jornadas laborales de los jerarcas dirigentes, sobre todo el de Roma, son interminables; si dejaran de trabajar, si dejaran de gobernar su negocio multinacional, probablemente el planeta dejaría de girar sobre sí mismo, pues si dejaran de traernos a Dios, el mundo desaparecería, qué digo el mundo, el universo entero desaparecería.

    Esstoy de acuerdo con las protestas de Ana Rodrigo.

  • Inés

    Ana, subscribo tu protesta totalmente.

  • Ana Rodrigo, brillante protesta.
    Yo estuve embelesado ante el televisor, en Barcelona mismo, contemplando un espectáculo nunca visto por mi en España, de tanto clérigo junto, en su salsa.
    Al mismo tiempo admirando las vistas televisivas del techo etc. de la ahora basílica.
    Resulta que únicamente, aparecieron mujeres, para tan solo limpiar.
    Esto demuestra tal falta de sensibilidad ante los derechos de la mujer, que resulta escandaloso. Es una muestra del paradigma en el que se mueven, los “padres espirituales” católicos.
    Menos de los esperados, pero la gente apostada en la acera, dispuesta a ver al Papa, aún dentro de su papamóvil, contemplaron con disgusto, como paso rápidamente, como si no existiese nadie esperándole. Otra muestra de soberbia ceguera.
    Por lo demás, me sumo a tu protesta.

  • ana rodrigo

    Después de tantos días y tantos comentarios y opiniones sobre el viaje del Papa, me atrevo a hacer una especie de balance, desgraciadamente negativo, sobre el mismo. Ha sido el reflejo exacto cómo está la iglesia católica en España. Y precisamente porque he visto más aspectos negativos que positivos, me atrevo a hacer la siguiente declaración de protesta.
     
     
     
    – Protesto porque el Papa que se presentase en España como lo que es, un prepotente soberano absolutista de un estado en el que ni hay democracia ni hay ciudadanas, sólo hay hombres.
     
    -Protesto porque Benedicto XVI, en un mundo donde existen miles de millones que mueren de hambre, se presentase ante 150 millones de teleespectadores haciendo ostentación de riqueza y poder.
     
    -Protesto  porque el Papa haya hecho un viaje tan costoso para objetivos tan exiguos y tan vacuos para sociedad actual como es ir de peregrino a Santiago, pero no como un peregrino “normal”, sino en avión, papamóvil y seis mil policías a su servicio. O que fuese a Barcelona a consagrar un monumento bellísimo, pero que nada tiene que ver con el mensaje de Jesús cuando le dijo a la Samaritana: ha llegado el momento en que a Dios ya no se le adora en el templo, que cuanto hagáis con cualquier pequeño/a, o sufriente o marginado/a conmigo lo hacéis, y quien está unido a mi lo está también con el Padre.
     
    -Protesto de que el Papa se atreviese a culpabilizar a un pueblo democrático y a un gobierno democrático de laicidad agresiva, cuando en España, la católica, es una religión cargada de privilegios de los que carecen otras religiones y otras instituciones.
     
    -Protesto de que el Papa quiera imponer como única y absoluta, su moral sexual a todas aquellas personas incluidas las que ni son cristianas ni católicas, ni creyentes.
     
    -Protesto porque el Papa tenga tan poca sensibilidad humana para los millones de personas que son homosexuales, porque así lo ha querido la naturaleza.
     
    – Protesto porque el Papa haya humillado de forma estentórea a las mujeres haciéndolas presentes en actividades de limpieza, al mismo tiempo que las aconsejaba a  realizarse en el hogar además de en el trabajo, sin que este mismo deseo fuese también para los hombres. Machismo puro y duro.
     
    – Protesto de que el Papa no centrase su mensaje en el problema de la injusticia, de la pobreza y del sistema económico que las hace posible, mientras no perdió ocasión de hablar de la moral sexual católica.
     
    -Protesto de que el Papa no haya dado apoyo y esperanza en alguno de los barrios marginales de Madrid o de Barcelona, y sólo ha estado presente donde Jesús nunca hubiese estado.
     
    – Protesto de que el Papa eche las culpas de la secularización de la sociedad a los gobernantes y no haya hecho la más mínima autocrítica de la parte que le corresponde.
     
    -Protesto de que el Papa no haya hablado de Jesús, su vida y su mensaje de igualdad, de estar al lado de quienes sufren, de justicia social, de reconocimiento como sujetos en igualdad de condiciones a las mujeres, de separación de poderes, de ser un hombre pobre o por lo menos, austero, de vivir en este siglo y no en plena época medieval, de ser uno inter pares, y no el centro del mundo, de la Iglesia, de las ceremonias y de los ritos; para mucha gente, él era dios mismo a quien adorar.
     
    – Acuso al Papa de fomentar la papolatría de manera vergonzosa en unas sociedades democráticas e igualitarias.
     
    -Protesto de que la Jerarquía eclesiástica organizase todos los actos con un rancio patriarcado machista, con ese número exagerado de cardenales, obispos y clérigos sin que hubiese mujer alguna presente.
     
    -Protesto de quienes han echado en cara al Sr. Zapatero de que no fuese a misa, como si la celebración eucarística fuese un acto protocolario más. Intolerable.

    -Nada de teología, nada de espiritualidad, mucho y puro espectáculo.

  • ana rodrigo

    Estimado Luciano, lamento que me pongas como aval de lo que tú deseas defender a una persona, Cristina Alberdi, que cambió de chaqueta (con todo su derecho) y siguió viviendo de la política. Para mi carece de autoridad en cuestiones políticas.
     
    Sobre lo que tú calificas de astucia de Pradera por no citar literalmente el art. 16 (si me equivoco, me corriges) de la Constitución, lo hace sabiendo lo que dice, puesto que este artículo de la Constitución que en ese momento quedó como quedó, ha sido el talón de Aquiles  que la Iglesia ha aprovechado siempre a su favor puesto que ahí la iglesia le ha sacado buena partida. Entre otras cosas la Iglesia ha conseguido un Concordato que privilegia a la Iglesia Católica en muchísimos aspectos. Y esto no es astucia, son hechos reales.

  • pepe sala

    El día que se comience una investigación SERIA e independiente, sobre la pederástia en España, nos vamos a quedar de piedra.
     
    Unos pocos años de internado en un seminario dan suficiente autoridad ética y moral para afirmar lo que afirmo… y podrían corroborar miles de seminaristas de la España nacional-católica.
     
    ( Lo de EE UU, Irlanda, Bélgica, etc, nos parecerá un macabro ” juego de niños” si se hiciese  la investigación correspondiente en España. Pasarán décadas antes de que se haga… si es que se hace algún día.)
     
    No puedo decir lo mismo sobre los conventos de monjas…. porque no estuve en ninguno; pero supongo que fuese muy parecido.
     
    Y aprovechar el hecho de que no se haya investigado nada, para presentar unas estidísticas favorables por el excaso porcentaje, es de un cinismo bastante considerable.
     
    Buenas tardes, pues…

  • Tal como dice Ana Rodrigo, el ilustre jurista, no dice mas que obviedades, que cualquier persona sana y civilizada diría, sobre el tema de la pederastia clerical.
    Lo que critico yo, es la posición de apagafuegos, en lugar de la condena profética.
    El ilustre jurista, intenta sacar la cabeza, quiero subrayar que como abogado hace en general una defensa de si mismo poco convincente, como si los demás fuésemos tontos. Vamos que es un mal abogado.
    Mojarse defendiendo el interés de las victimas de pederastia clerical, es criticar duramente al Papa, sin ir mas lejos.
    Hoy ya existe una orden de denunciar los casos ante las autoridades civiles.”.
    Cuando Joseph Ratzinger era director de la “sagrada congregación para la doctrina de la fe”, no existía tal orden.
    Si nos hemos de creer al Papa, que comience a declarar ante el juzgado correspondiente, por su delito de multiencubrimiento de la pederastia clerical. Eso serian hechos penitentes por una culpabilidad, lo demás son palabras hipócritas, dichas obligado por las circunstancias.
    Asi, papista, es sinonimo de apagafuegos…

  • Luciano Vazquez

    Ana Rodrigo; un saludo antes de nada. En esta tarde de sábado con un tiempo esplendido en San Sebastián, escuchando un CD con la música de Ben – Hur y caídas las primeras sombras de la noche, te escribo.
    No saco la frase de contexto, el Sr Pradera es muy astuto, cuando escribe, tiene mucho cuidado en no escribir al pie de la letra, lo que esta escrito en la constitución, y hace una interpretación partidista del texto. ¿Y porqué digo partidista?, muy sencillo. El escribe : ” El marco jurídico del laicismo consensuado en 1.978 descansa sobre el mandato constitucional según el cual ninguna confesión tendrá carácter estatal”.
    En el año 1978 no se discutía: “El marco jurídico del laicismo”, se discutía que tipo de estado iba a ser España: aconfesional, confesional, laico, etc y se eligió, por parte de  nuestros próceres: aconfesional. España esta definida por la constitución, como un Estado aconfesional. Y la trampa es la escritura.
    A fin de ser honestos, En un programa de T.V un periodista quiso usar, esto mismo, escrito por Pradera, y en  el grupo estaba Cristina Alberdi, Abogada, Ministra del PSOE en tiempos de Felipe Gonzalez y le corrigió públicamente por usar esta expresión, que no se corresponde con la realidad de nuestra constitución, Tal y como le dijo: usar esa expresión es vaciar de contenido la Constitución, ya que se eligió Aconfesional y no laico, porqué la primera obligaba al Estado a tener en cuenta las creencias y a mantener las consiguientes relaciones de cooperación con todas las confesiones. Decir esto en una Televisión, es tratar de engañar al ciudadano y así se lo dijo Cristina Alberdi.
    ¿Cual es el Problema?, que el Sr. Zapatero ha ejercido de laico, (Yo respeto el derecho que tiene a serlo), ignorando la constitución, y esto trae consigo denominaciones falaces como esta:”El marco jurídico del laicismo consensuado”.
    Paz para todos

  • Javier Renobales Scheifler

    Incluso el cura pederasta puede confesar su crimen con otro cura ‘obligado por el secreto de confesión’ y luego negar el crimen ante la policía si es denunciado por el niño violado o por alguien.
     
    Lo cual es inaceptable: no puede haber perdón en el sacramento de la confesión, si luego se niega ante la autoridad pública haber cometido el crimen, para eludir las consecuencias que el crimen tiene para el criminal por aplicación de la ley.
     
    Si se niega el crimen cometido ante la víctima (o sea ante la sociedad), es que no ha habido arrepentimiento, pues se elude el castigo y la reparación que la sociedad exige por su crimen al criminal: así no se puede estar ‘en gracia de Dios’.
     
    En el film ‘La buena nueva’ un asesino confiesa en confesión el asesinato que ha cometido en la persona del médico del pueblo, y el párroco le absuelve, con lo que el tipo sigue yendo a comulgar como si tal cosa. Y además está a punto de conseguir casarse con la viuda del médico, la cual ni se imagina que está a punto de casarse con el asesino de su marido.
     
    Cuando se descubre el pastel, el asesino le pega al párroco con la pistola en la cara, creyendo que el cura se ha ido de la lengua y ha quebrantado el llamado secreto de confesión, el cual secreto amparaba el asesino.
     
    Es repugnante cómo tienen montado el sacramento de la confesión estos jerarcas, en mi modesta opinión.

  • Héctor Rodríguez Fariña

    Señor Arzobispo, el problema no está en que el dicastrio evangelizador vaya dirigido a España o al mundo. El problema está en que despues de la ilustración se siga imponiendo una ideología que nada tiene que ver ni con la razón humana, ni con la libertad de cada uno a pensar y creer  por su cuenta.  Y lo peor del caso es que esa evangelización universal sin la cual nadie se puede salvar, no fue impuesta por Jesús de Nazaret como se intenta presentar.  La impusieron  los emperadores Graciano, Valentiniano (II) y Teodosio Augusto al pueblo de la ciudad de Constantinopla:
    «Queremos que todos los pueblos  (cuntos populos),  que son gobernados por la administración de nuestra clemencia,  profesen la religión que el divino apóstol Pedro dio a los romanos”.

    Lo de Jesús había quedado olvidado  mucho más atrás. 

    Saludos. Héctor

  • Javier Renobales Scheifler

    Por otro lado, ya es fastidioso el asunto del llamado secreto de confesión católica, del cual Jesús nunca dijo nada, que yo sepa (sólo es una construcción eclesiástica, el famoso secreto de confesión, que encubre el crimen confesado).
     
    Va un cura pederasta, arrepentido de haber violado a un niño o a una niña (arrepentido hasta la siguiente violación o abuso, posiblemente) y se confiesa con otro cura o con un obispo.
     
    El confesor le absuelve de su horrendo crimen contra la víctima -por lo tanto también ofendió a Dios-, y el pederasta ya puede dormir tranquilo en lo que llaman ‘en gracia de Dios’. Únicamente ha importado al que inventó el secreto de confesión la salud del alma del criminal: pero no le ha importaado un pijo la salud corporal ni psicológica ni espiritual ni la del alma de la víctima, que es a la primera que habría socorriddo Jésús, antes que al agresor clérigo criminal.

    Y así hasta la siguiente violación o abuso.

    La víctima violada queda totalmente marginada, como si no existiera, ante esa concepción errada del sacramento de la confesión.

    Además la víctima sigue en peligro, porque el pederasta sigue suelto, y además el confesor le ha liberado del peso ‘moral’ de su ‘pecado mortal’, que ya ha sido lavado.

    La víctima sigue sientiéndose sucia, como se sienten las peersonas violadas, y más si son infantes, tan indefensos.
     
    Creo que el confesor tiene la obligación grave, como cristiano y como ciudadano que siempre es el confesor, de decirle al pederasta confesante: mira hermano, primero has de presentarte ante la policía y confesar allí tu crimen para que te juzgue la justicia de la sociedad civil en la que vivimos.

    Si tú no lo haces de inmediato, lo hago yo: te denuncio ahora mismo.

    Luego,  hermano confesante, debes reparar el daño que le has hecho a ese indefenso niño, al que yo confesor como sacerdote de Jesús que se partía la cara por las víctimas y por eso lo mataron, tengo obligación de defender.
     
    Una vez hayas hecho eso, te iré a visitar al calabozo de la policía, y allí te dare la absolución (no dudo de que entonces estaras totalmente arrepentido de tu crimen, y habrás puesto los medios para no recaer, que la carne es flaca –y más en la cárcel donde se come mal y no es fácil engordarla-).
     
    Está muy mal montada la confesión católica: a la víctima se le deja de lado y se perdona al criminal: eso me parece viciado de falta de amor, de inhumanidad, de mal cristianismo.

  • Javier Renobales Scheifler

    Luis González Morán,

    Creo que nadie discute que la pederastia no debe ser encubierta, ni que es un crimen horrendo contra personas indefensas (y por lo tanto contra Dios, para los que creemos en Dios) . Y todos estamos de acuerdo en que si el crimen pederasta se comete aprovechando la posición de poder que le da al sacerdote frente al niño católico su condición de sacerdote, por cómo han educado a ese niño en el catolicismo, el crimen es aún más asqueroso y más horrendo. Eso nadie lo discute.
    Ni discute nadie que no basta con pagarles una indemnización cuantiosa de dinero a las víctimas: por supuesto que no basta.
    Si no debe ser encubierta la pederastia eclesial, evidentemente debe denunciarse a las autoridades de la sociedad civil, y que se les debe aplicar el código penal y deben ir a la cárcel los criminales, por muy curas y obispos que sea: eso tampoco lo discute nadie.
     
    Pero tu postura Luis ¿es que ha habido encubrimiento de la pederastia eclesial por parte de la jerarquía católica, incluido especialmente el Papa, o sostienes que no la ha habido?
     
    Porque saber que había pederastia eclesial, lo sabían, pero ¿qué obispo, o qué Papa ha denunciado a eclesiástico alguno, a algún cura u obispo pederasta, ante la policía o en el Juzgado, con nombre y apellidos del cura y de sus víctimas?
     
    El Papa, que recabó para sí la competencia de los casos de pederastia eclesial, y no denunció a nadie nunca ante la autoridad civil  -ni al Maciel de los Legionarios de Maciel siquiera, sino que lo mandó a un convento, a vivr cómodamente-, ni hizo nada siquiera dentro de la ICAR. Es un pecado muy grave, una sarta de pecados muy graves.

    Así que varias de las víctimas sufrieron tanto que incluso se suicidaron.
     
    Creo recordar que el Papa no se ha dejado encausar ante algún tribunal de justicia o juzgado  donde le acusaban de encubrimiento, alegando que es Jefe de Estado y por ello tiene inmunidad diplomática.
     
    ¿El Papa le ha pedido perdón a alguna víctima por haber encubierto al pederasta?
     
    ¿Cuál es tu postura, Luis, ante esos graves pecados del Papa y demás encubridores? ¿Negar que el Papa ha encubierto nada?

    Tú pareces haber profundizado en el tema, no es más que mi modesta impresión.

  • ana rodrigo

    Cuando sacamos una frase de contexto, a no ser que tenga en sí misma contenido autónomo con respecto al texto, perdemos el hilo, y le hacemos decir a esta frase descontextualizada lo que nos dé la gana.
     
    Luciano, el autor del post dice: El marco jurídico del laicismo consensuado en 1978 descansa sobre el mandato constitucional según el cual “ninguna confesión tendrá carácter estatal”, no dice que sea su equivalente.
     
     
    Luis GM, se agradece que, por una vez, manifiestes tu opinión y tu pensamiento sobre algún tema concreto, aunque también te digo que no te habrá costado mucho trabajo, ya que condenar la pederastia como tú lo has hecho es lo obvio.
     
    El que yo recordase que lo auténticamente inmisericorde es hacer tanto daño a niños y a niñas, no cuestionaba tu condena a la pederastia, sino que tu frase, no tenía cabida en un tema tan delicado, llamando inmisericorde al mensajero, sin que a continuación no condenases a los pederastas como lo has hecho hoy. Al fin y al cabo, Pradera decía que en España aún no se había investigado la pederastia en España y yo decía que conocía dos casos, supongo que no serán los dos únicos que hubo en España.
     
    Tú que hilas tan fino cuando hablas de los demás, no debes quejarte de que nosotros/as también lo hagamos con lo que tú escribes.

  • Luis González Morán

    Pero realmente, ¿será tan difícil que los seres humanos nos entendamos?
    Vamos a ver. Yo escribí exactamente: “(Javier Pradera) hace un alarde de inmisericorde crueldad citando la pederastia”. Mi idea era que para desarrollar correctamente el título del tema “la añoranza del Estado confesional” no era necesario revolver el asunto de la pederastia, porque esta seguiría siendo un crimen, tanto en un Estado confesional como en un Estado aconfesional, como es el nuestro actualmente.
    Este era mi pensamiento. De ahí, voces aguerridas deducen sus propias conclusiones, que no las mías. Y ya que se me atribuyen opiniones sobre el tema concreto de la pederastia, que no son las que mantengo, voy a explicar por primera vez en Atrio mi criterio sobre la pederastia en la Iglesia con la toma de posiciones que a continuación explico:
    1ª.- La pederastia, practicada por cualquier persona ya en sí misma me parece una monstruosidad; ahora bien, practicada por personas oficialmente consagradas al servicio de Dios y de la Iglesia me parece un crimen repugnante contra Dios y contra los hombres.
    2ª.- La pederastia no debe ser en ningún caso encubierta, porque infiere un daño gravísimo a seres inocentes, a los que puede marcar para toda su existencia. En este caso, mi criterio es muy claro y si en la Iglesia ha habido con anterioridad una actitud de encubrimiento y silencio, me parece un grave error. Hoy ya existe una orden de denunciar los casos ante las autoridades civiles.
    3ª.- Los pederastas deben ser denunciados y en encausados como autores de acciones moral y penalmente sancionadas y estas denuncias deben formularse ante las instancias judiciales estatales, porque, independientemente de la gravedad y reproche moral y disciplinario (y el castigo de este último puede corresponder a la autoridad eclesiástica) que implican, estas acciones están incursas en el Código Penal y los sacerdotes son ciudadanos que deben vivir de acuerdo a la fe que profesan y estar sometidos a las normas de convivencia legalmente exigidas y su violación debe ser sancionada como la cualquier ciudadano, obviamente.
    4ª.- Deben buscarse medios de “reparación” del daño causado, que habrán de ser de muy diversa índole, porque el daño causado puede haber revertido en la persona de muy diversas maneras y haber encontrado expresiones muy distintas. La reparación de las víctimas es una cuestión simplemente de justicia, y no sirve con ir dejando que las “cosas” se pudran. Mi criterio, además, es que no sería suficiente con una reparación económica, sino que haría falta una reparación moral, como ha hecho el Papa pidiendo perdón, incluso de forma individualizada, porque el daño ha sido causado así también.
    5ª.- Quiero terminar con unas palabras de Jesús: “Pero el que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos y le hundan en lo profundo del mar”. (Mt 18,5).
     

  • Luciano Vazquez

    Inés, apreciando tu lectura te contesto:
    ACONFESIONAL.- Ninguna confesión tendrá carácter estatal. los poderes públicos, tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones. Constitución Española art. 16.3
    LAICO.- La condición de estado laico supone la nula injerencia de cualquier organización o confesión religiosa en el Gobierno del mismo, ya sea en el poder ejecutivo, en el poder legislativo o en el aparato judicial. En un sentido Laxo un estado laico es aquel que es neutral en materia de religión por lo que no ejerce apoyo ni oposición explicita o implícita a ninguna organización o confesión religiosa.
    Nuestra constitución esta escrita así, y el Sr. Pradera  la conoce de sobra. Cuando la denomina “Laica” y lo peor es; que no es una errata de su pensamiento; sino una desnaturalización del texto constitucional, por ese motivo le llamo mentiroso, porque lo hace a sabiendas de que engaña.
    Otra cosa es como dice Luis Troyano, que las Iglesias estén quedándose vacías, que haya una practica del catolicismo en torno al 13%, que el mensaje de la Iglesia no sea el que muchos quisiéramos escuchar, y otras cosas sociales que podríamos analizar y que están en la mente de todos, pero esto mi querida amiga es otro tema en el que vamos entrando unos y otros en estos diálogos que podemos llevar a cabo aquí en Atrio.
    Paz para todos.

  • ana rodrigo

    J. Miguel, no te preocupes si vuelves a ausentarte de atrio, nadie te vamos a echar en falta. Ya te dije ayer que siempre traes mal rollo.

  • J.Miguel Vallejo

    Hablando de proyecciones, se percibe un excedente de “pensamiento fantaseador” que produce interiormente y manifiesta exteriormente una imagen de la realidad desfigurada y preponderantemente subjetiva.

    “Intervención y opinión” en su interpretación semántica, aplicable a las circunstancias y al contexto no a la literalidad interpretativa sino pragmática. No sólo los católicos como miembros activos de la sociedad civil, sino los obispos tienen derecho a comentar cualquier tema cuando estén en juego la fe o la moral de los católicos que son mayoría, porque jurídicamente les representan, y sí les faculta la Constitución y el Concordato cuando la libertad de la Iglesia es principio fundamental de las relaciones entre la Iglesia y los Poderes Públicos y todo el orden civil, como se indica teniendo en cuenta la realidad social y el arraigo innegable del catolicismo en amplios sectores de la población.
    En otro ámbito, el artículo 14: “Salvaguardando los principios de libertad religiosa y de expresión, el Estado velará para que sean respetados en sus medios de comunicación social los sentimientos de los católicos y establecerá los correspondientes acuerdos sobre estas materias con la Conferencia Episcopal Española.”

    Por otro lado no voy a contestar a difamaciones, no vale la pena no voy a entrar en el juego de quién las ha realizado o siga realizandolas.

    Siento haber entrado al trapo, pero me subleva que se hagan afirmaciones, en mi opinión injustas, y que nadie las rebata. El error es haber entrado en este blog, ya hace algún tiempo, y no haber aprendido la inutilidad de seguir debatiendo en el mismo. Espero haber aprendido esta vez.

  • Rodrigo Olvera

    Miguel
    Ana Rodrigo te preguntó: “¿Quieres decirme en qué parte del concordato consta que la iglesia pueda intervenir en materias legislativas o judiciales?”
    Contestaste: “Lea usted misma, y si puede, interprete el significado semantico de “intervención y de opinión” referidos al texto con relación a lo que usted pregunta.
    http://www.vatican.va/roman_curia/secretariat_state/archivio/documents/rc_seg-st_19790103_santa-sede-spagna_sp.html
    He leído desde hace muchos años los textos que citas.
    a) Los asuntos legislativos y judiciales no son objeto de la revisión del Concordato de 1979
    b) En las únicas referencias a legislación que se hace en la revisión del Concordato de 1979 a la legislación, es para enfatizar que la Iglesia Católica se “acomodará” a lo que disponga la legislación española
    c) Las palabras “intervención” y “opinión” no son usadas en el texto de la revisión del Concordato de 1979. Lo más cercano es el uso de la palabra “expresión” en el artículo XIV del Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culurales
     
    Pregunta ingenua: mentir y levantar falso testimonio ha dejado de ser un pecado que preocupe a los católicos fieles al Magisterio pontificio?
    Saludos

  • Javier Renobales Scheifler

    J. Miguel Vallejo,
     
    NO te pensarás que tú no tienes un ¿cómo lo has llamado? : guión preconcebido ¿no?
     
    Luis Troyano no tiene, como tú sí tienes, que obedecer a ningún Magisterio sedicente infalible, no tiene que decir amén amén a ningún Credo Católico que Jesús nunca dijo ni promulgó.
     
    De nuevo la viga en tu ojo te deslegitima para hablar a Luis de las pajas que crees ver, y más aún en el tono subido a la parra en que lo haces.
     
    Rebate argumento por argumento y, si no puedes, calla.

  • No me quiero dejar en el tintero lo que creo respecto a eso de “un guion preconcebido”. por lo que a mi se refiere considero que es totalmente falso. Me defino como librepensador, opino según entiendo, y no estoy vinculado oficialmente ni a partido organización o religión alguna.
    Maite Lesmes dias atras mencionaba las proyecciones. Algunos condenan lo que ellos mismos son inconscientemete. Lo que ocurre es que como hay  facetas de su personalidad no les gustan. Las reprimen en su sombra, las hacen inconscientes y las proyectan en los demas. O sea: como tienen el guión de la doctrina Catolica, no lo quieren reconocer y acusan a los demás de tener el susodicho “guión preconcebido”.

  • Gracias Ana, celebro que segun creo, coincidamos.

  • ana rodrigo

    J. Miguel lo que te pasa a ti es que cuando se te dice la verdad con nombre y apellidos, desvías la tención o hacia el ataque o hacia el victimismo o hacia el despiste. ¡Es difícil poder entablar diálogo alguno contigo. ¡Qué mal rollo traes siempre contigo!

  • J.Miguel Vallejo

    Mire usted Luis, no voy a perder el tiempo en un dialogo de sordos, ni con usted ni con nadie, de nada sirve argumentar con quién tiene un guión preconcebido, por lo tanto abstenánse de interpelarme porque no voy a contestar.
    Por último, indicarle que el  menosprecio y las comparaciones que hace con respecto a las personas que libremente manifiestan su fe, según usted minoritarias (aunque cuantos quisieran reunir a un grupo “tan minoritario”), me merece la mayor de las repulsas.

  • La inmensa mayoria del colectivo de maestros,  denunciaria un caso de pederastia. Vuestra Iglesia como institución, al menos hasta ahora, los ha encubierto. Empezando por el actual papa.
    Respecto a las  Jornada Mundial de la Juventud. Me recuerda los baños de masas organizados que se daba el dictador Franco. Es facil traer grupos minoritarios y hacer una concentración grande en un punto concreto.

  • J.Miguel Vallejo

    Luis, ¿es usted el interprete de la voz de la calle?, tampoco tengo la culpa de que no sepa interpretar aconfesionalidad y laicidad. Cada día son más numerosos, por desgracia para usted, los jóvenes que integran las comunidades eclesíales que proliferan cada vez más, ¿qué ideología política, qué creencia religiosa, que acontecimiento reúne a más jóvenes que las Jornada Mundial de la Juventud?.

    Sobre la pedofilia, “300 casos en todo el mundo, sobre alrededor de 400.000 sacerdotes”.  0,5 por ciento de los sacerdotes en activo, lo que vale tanto como decir que el 99,5 por ciento de los curas jamás ha cometido pedofilia. Aunque en el colectivo de maestros  acusados de abusar sexualmente de sus alumnos es altísimo: un 63% en Irlanda, un 62% en Nueva Zelanda, un 60% en Canadá, un 54% en Escocia, un 48% en Australia, un 47% en Inglaterra y un 35% en Estados Unidos,  a nadie se le ha ocurrido decir el disparate de que los profesores y la educación  es un nido de pederastas.

  • J.Miguel Vallejo:

    Os agarrais a un clavo ardiendo, pero la voz de la calle os manda a todos donde yo me se. Ahora resulta que Estado laico es una cosa. y Estado aconfesional es otra. Es igual, de un modo o de otro, se os vacian los templos. ¿No os preguntais, porqué se rechaza vuestro liderazgo o vuestro “magisterio”?. Por ahí deberiais empezar, en lugar de intentar desesperadamente apuntalar una grandeza preterita y discutible, hoy en ruinas.

  • ana rodrigo

    ¡Qué casualidad que en la católica España  no haya habido pederastas, ja!!!  (yo conozco dos casos, que ya son adultas y que les he perdido la pista)
     
    ¿Por qué tanto miedo a que se investigue? Me temo lo peor cuando se inicie la investigación.
     
    Inmisericorde es el pederasta por hacer tanto y tan irremediable daño a niños y niñas inocentes,  e inmisericordes son quienes lo ocultan y no quieren que se sepa.

  • “Hace un alarde de inmisericorde crueldad citando la pederastia:”
    Para algunos, deberiamos echar un tupido velo, sobre los clamorosos escandalos de pederastia, por parte de determinados clerigos. El que hoy podamos hablar de este tema es un avance. Pensemos en cuando el nacional-catolicismo, por ejemplo.
    Los clerigos sanos, son los primeros en condenar y denunciar, según lo veo yo. Los que quieren hacer del tema de la pederastia clerical, un tema tabu. Estan cortados por el mismo patron, que los encubridores de la podredumbre eclesial.
    Quiero decir, que en la Iglesia hay: pederastas y encubridores. Por una parte. Y por la otra parte, hay o deberia haber, profetas que denuncian, como aquel que denunciaba, según dicen. Recordad: “sepulcros blanqueados, raza de vivoras etcetera, etcetera, etcetera”.

  • Luis González Morán

    Antonio Duato:
    Nunca dije que Javier Pradera fuera fuente de inspiración para Atrio. La conexión en la frase se hace con “El País”, cuya presencia en nuestro foro es innegable.
    Evidentemente, no tenía ninguna intención de ofender, sino simplemente constatar que el El País tiene buena entrada aquí, más que ningún otro medio de comunicación. Y ésto es un hecho. Nada más. También he leído que Atrio no es un foro imparcial y yo lo acepto tal como es, aunque no me gusten muchas cosas y otras sí.
    Por lo que respecta a la batalla de fondo… te has ido a contarme la experiencia ialiana. Javier Pradera hablaba (y yo me refería a sus palabras) a transformar la Conferencia Episcopal  (E-S.P-A-Ñ-O-L-A) en una Tercera Cámara de las Cortes dotada del derecho a vetar las resoluciones aprobadas por el Congreso y el Senado. Y esta sí que es una afirmación que tiene gracia dicha en la concreta situación española y con  el ejecutivo y legislativo que tenemos.  Y no se refería él (ni yo tampoco) a la situación italiana, que ésta ha sido conflictiva casi siempre. (Por cierto, el ideólogo de El País, como podía ser menos en El País (y en Atrio sucede lo mismo) hace un alarde de inmisericorde crueldad citando la pederastia: cómo se iba a privar de ese alanceamiento… Y te voy a hacer un pronóstico: leídas las palabras de este autor y la “auctoritas” con la que escribe, y la influencia del medio en que escribe en el Gobierno dela nación, inmediatamente se iniciará (se ha iniciado ya) la investigación de la pederastia en España. Y conste que a mí me parece bien: pero este autor lo deja caer como una amenaza. De hecho, ya hay fiscales en las Audiencias preparando dossieres al respecto.
    Y no estoy lleno de hilaridad, como dices tú: algunas cosas me producen hilaridad y otras… quebranto, y más frecuente ésto último
    Queda con Dios.
     

  • J.Miguel Vallejo

    Lea usted misma, y si puede, interprete el significado semantico de “intervención y de opinión” referidos al texto con relación a lo que usted pregunta.
    http://www.vatican.va/roman_curia/secretariat_state/archivio/documents/rc_seg-st_19790103_santa-sede-spagna_sp.html
     

  • ana rodrigo

    J. Miguel ¿podrías decirnos cuándo el estado español actual ha prohibido o impedido el culto a la iglesia católica? ¿O cuándo ha impedido la libertad a las familias para optar por su opción religiosa?  Dices: Esto faculta a la Iglesia Católica a intervenir y a opinar sobre materias que se legislen en España, como las  iniciativas legislativas sobre el matrimonio y la familia y sobre el aborto y la eutanasia, o sobre la libertad de enseñanza” ¿Quieres decirme en qué parte del concordato consta que la iglesia pueda intervenir en materias legislativas o judiciales?
     
    No me extraña que con estas ideas, el Papa, los obispos y cualquier cura de pueblo se crean en la obligación de querer ejercer de diputado en las Cortes Españolas sin que nadie le haya elegido. ¡¡Ya está bien!!! Después os quejáis de anticlericalismo, si es que, como decía Inés ayer, lo que hay es un clericalismo agresivo que se hace insoportable.

  • J.Miguel Vallejo

    El estado laico no tiene en cuenta las creencias religiosas de nadie y actuar independientemente de ellas. En España, estado aconfesional, los poderes públicos deben, imperativamente, tener en cuenta  las creencias religiosas de los ciudadanos. Lo que dice la Constitución en su artículo 16, párrafo 3º, es que aunque ninguna confesión tendrá carácter estatal,  el estado esta obligado a garantizando la libertad religiosa y de culto de los ciudadanos, con todas las consecuencias. Y siendo la Constitución la ley de mayor rango, todas las demás leyes y actuaciones de los poderes públicos deben de adecuarse a ella. La existencia de un Concordato obliga también al estado a cumplir con lo pactado, materias jurídicas y judiciales, de enseñanza y  culturales, económicas, etc. Esto faculta a la Iglesia Católica a intervenir y a opinar sobre materias que se legislen en España, como las  iniciativas legislativas sobre el matrimonio y la familia y sobre el aborto y la eutanasia, o sobre la libertad de enseñanza, por cierto que el artículo 27 de la Constitución atribuye a los padres, y no al Estado, la elección de la orientación religiosa de la educación de sus hijos.

  • Antonio Duato

    Luis,
    Te veo repleto de hilaridad.
    Que los hechos no te hielen la risa alguna vez, que es una mueca muy fea.

    Lo que representa Pradera quedó evidente en un artículo anterior de ATRIO donde yo resumía los tipos de intelectuales que presentaba Santesmases en Iglesia Viva.
    Pero que sea una de las fuentes de inspiración de ATRIO es una maldad que no puedo admitir. Y en una entrada en donde expresamente ATRIO ha querido presentar íntegro el razonamiento de un arzobispo.

    Y sobre lo que más gracia te ha hecho, el que en el fondo de la política vaticana vea ese editorialista de El País como la pretensión de hacer “una tercera cámara” que dictamine sobre la moralidad, te tengo que decir que desde hace tiempo la CEI-Conferencia Episcopal Italiana, que presidía y sigue manejando a distancia el cardenal Ruini, era considerada por los analistas políticos como un superpartido político, al que tenían que hacer caso todos los demás (de centro derecha o de centro izquierda) que tenían pretensión de formar gobierno. Te podría aducir mucha bibligrafía, incluso algunas de las cosas que yo he escrito.
    Llevo mucho años atento a la situación polírica italiana, que hoy está planteando grandes problemas y enfrentamientos internos a la propia iglesia. Muchos obispos ya no se explican cómo la cúpula de la jerarquía sigue apoyando a Berlusconi, solo porque haya prometido cumplir las normas de bioética que la Iglesia propone como indispensables, junto al rechazo del matrimonio homosexual. Aunque la ética de su vida sea de lo más vergonzoso y presuma que es mejor tener aventuras con chicas menores de edad que ser homosexual. 

  • Luis González Morán

    El humor es sano y terapéutico.
    No conocía yo este aspecto de Don Javier Pradera, el poderoso ideólogo del diario El País (una de las fuentes de inspiración de Atrio)…  Por eso, me ha provocado un agudo ataque de hilaridad la última frase con la que cierra su panfleto: “¿Aspira este nuevo confesionalismo a transformar la Conferencia Episcopal en una Tercera Cámara de las Cortes dotada del derecho de vetar las resoluciones aprobadas por el Congreso y el Senado?”
    Lo que no me ha parecido bien es que haga la pregunta y no dé la respuesta: sería interesante conocer en qué dirección envía su luz este poderoso faro de opinión mundial.
    Muy bueno, oiga, muy bueno lo suyo.

  • pepe sala

    Sí, Alfonso, el enlace es muy ” bueno”; pero ñesa versión ya me la sabía. Falta la otra y no serán tus enlaces quienes me la cuenten:
     
    http://www.humanet.com.co/elecciones/guia1.htm
    Saludos, pues.

  • Inés

    Luciano, matizas distinguiendo estado laico de aconfesional, y me gustaría que profundizaras en los matices antes de acusar a nadie de mentiroso. Busco el significado de una y otra palabra:
    Aconfesional: Que no pertenece o está adscrito a ninguna confesión religiosa
    Laico: Independiente de cualquier organización o confesión religiosa.
    Pues no sé, para mí son sinónimos.
    Respecto al discurso de Agrelo sobre el encuentro sobre “fe y modernidad”, decir que su posdata diciendo :”De las reacciones de los políticos, mejor no hablar”.
    Simplemente aclarar que los políticos no han reaccionado a las palabras del Papa en cuanto al encuentro de la fe y laicidad, sino a LAS ALUSIONES DEL PAPA de la situación actual comparada  A LA SITUACIÓN DE LOS AÑOS 30.
    Le rogaría que no mezclara asuntos ni frases del Papa para no confundir a los creyentes que le escuchen.
    Un último punto sería, que sobre todo lo que tenemos ahora es un “clericalismo” muy agresivo, que incluso denuncia a ciudadanos, invita al delito, insulta a políticos, condena a inocentes, etc, y produce, o mejor dicho producirá “anticlericalismo”. Pero es el clericalismo el que ANTECEDE AL ANTICLERICALISMO.  Es decir, lo provoca.
     
     

  • ana rodrigo

    Se habla de nueva evangelización, y para entender esta expresión deberíamos saber qué hay en la cabeza de quien ideó este proyecto.
     
    Si nos situamos en países en los que no hay tradición cristiana o es muy débil, como es el caso de Túnez, se entiende perfectamente. Pero si nos situamos en regiones de tradición cristiana las cosas cambian totalmente.
     
    Por un lado, en España, toda la población sabe de la religión cristiana, puesto que es imposible no conocerla ya que toda nuestra vida cotidiana está rodeada si no es por iglesias, es por festividades civiles-religiosas, más las manifestaciones populares de navidad o semana santa, por ejemplo.
     
    Ahora bien, lo que a la Iglesia la trae fuera de quicio, es que hay una sociedad nueva en la que, dentro de una libertad individual para optar, muchísimas personas se alejan de los templos, otras viven en la indiferencia, muchas siguen fielmente al estilo acrítico como siempre y otras muchas combaten determinados aspectos relacionados con el cristianismo, como ha sido el caso del viaje del Papa a España.
     
    En esta tierra la población ha estado casi al cien por cien, y desde la infancia, hasta hace poco en manos de la iglesia en su formación religiosa, y así y todo, la población está cada vez menos interesada por la religión. En cambio el modo de evangelización sigue siendo el mismo: moral sexual obsesiva,  homofobia, marginación de la mujer, baremo cuantitativo a la hora de evaluar el estado de salud de la religión. Mientras que la teología sigue siendo repetitiva, dogmática, incuestionable. No se incorporan nuevos aspectos de teólogos y teólogas sino que muy al contrario, se les persigue, se les desprestigia, se les humilla, se les expulsa de la teología oficial.
     
    ¿No se percatan estos seniles clérigos que el vino nuevo requiere odres nuevos? Mejor a la inversa: que hay odres nuevos que no admiten el vino viejo y avinagrado.
     
    Resumiendo: la Jerarquía sigue con su dogmatismo, al mismo tiempo que lucha a brazo partido contra el relativismo (demonizado por ellos mismos), sin darse cuenta que la sociedad ha cambiado y ellos no quieren mover ficha. Pues nada, se quedarán, como ya alguien ha dicho, en una secta, porque la gente ya no es tan tonta y tan crédula como en otras épocas.
     
    El artículo de Javier Pradera no es otra cosa que una constatación de hechos que cada cual puede juzgar según su propio criterio y según las claves que utilice. Relativismo puro y duro.

  • Luciano Vazquez

    A Javier Pradera
    Si Vd. dice: que en tiempos de la dictadura hubo, practica sordida y el ocultamiento complice de la pederastía en sacristias, seminarios y colegios, denuncielo, tiene en sus manos un medio que no se corta un pelo en mentir cuando conviene y esto no lo digo yo, lo dicen periodistas, es decir compañeros de Vd.

    Miente Vd, cuando habla de el marco jurídico del laicismo consensuado en 1978. En nuestra constitución se declara al estado ACONFESIONAL, es decir que no hay prevalencia de ninguna religión, y lo hace Vd a sabiendas utilizando el termino laicismo donde debe poner ACONFESIONAL.

    Dice Vd :que Zapatero eligio el laicismo como seña de identidad de su programa, reconozco que esta en su derecho, pero tambien eligio : El Talante, El reconocimiento pleno del parlamento para debatir, se hizo lider de los servicios sociales, ¿seguimos?,(solamente recordarle que ha vetado 72 discusiones parlamentarias, Felipe 4 en toda su carrera y Aznar ninguna), no,mejor,no, todos sabemos quien es nuestro presidente, un mentiroso, trilero, que hará el uso que le convenga de las cosas que dijo. Y como ahora no conviene la ley se queda en el cajón.
    Me pasma gente que se llama progresista, que no respete la libertad de conciencia, hay que recordarle que la persecución de los judios en la Alemania Nazi estaba dictada por el estado, pero eso no la hacía buena, y por si alguien lo duda Hitler tomo el poder electoralmente.
    Así que, en vez de buscar que la ley respete a la persona, lo que hacemos es poner a la persona al uso de la ley.
    Cualquier persona Vd, yo o quien quiera, tiene derechos y puede expresarse en contra de una ley, lo hace la Iglesía, si creé que debe hacerlo. Al igual que Vd a traves de su periodico manifiesta sus pareceres.
    Paz para todos

  • Luciano Vazquez

    Comentar dos artículos tan dispares, criticar o razonar las expresiones, desde la perspectiva de un Arzobispo y luego las de un periodista e ideologo de: El Pais, no es tarea facil y posiblemente me gane alguna que otra reprimenda.

    Empezaremos por el Arzobispo por aquello del orden. El dicasterio para la nueva evangelización, esta creado para occidente, aunque se diga que es para todo el mundo “sencillamente porque la dificultad para pensar los conceptos de la Escritura, de la Teología, es universal” (sic). ¿Que Jesús vamos a enseñar?, ¿El del amor con el mandamiento único y nuevo?. ¿El de las bienaventuranzas?, ¿El Abba del hijo del hombre?, o aquel que esta al alcance de mentes doctas.
     “La fe ha de buscar renovarse para ser fe de hoy y responder al desafio de la laicidad” (sic), palabras huecas que nada dicen. En nuestra religión cristiana, los contrastes son tan grandes, entre lo que predicamos y practicamos, que eso es lo que hay que cambiar a mi modo de ver.
    “El choque entre fe y modernidad se da también hoy en España” (sic) y en el mundo, y en nombre de la Fe se han cometido barbaridades contra la modernidad, a lo largo de toda la historia de la Iglesía. Pero esto no lo vamos a reconocer, aunque vayamos pidiendo perdon.
    Por ultimo acaba su articulo con: “encuentro entre fe y laicidad”. Segun el Concilio Vaticano II debe haber un mutuo respeto a la Autonomía de cada parte Iglesía y Estado, 45 años despues, no tenemos claro como ejercer estas relaciones.
    Paz para todos

  • Alfonso

    Querido Pepe Sala, veo que estas mal informado sobre la persecucion religiosa, melimitare a darte unas citas de  prestigiosísimos historiadores sobre este tema: Las cifras son difíciles de dar, pero se calcula que pudieron ser 10.000 los mártires de la persecución religiosa durante la guerra civil, incluyendo tres mil seglares, en su mayoría pertenecientes a la Acción Católica. Hay registrados cerca de 7.000 con nombres y apellidos (11). Estos datos hacen que la persecución religiosa se haya llegado a considerar la peor persecución religiosa en toda la historia. En este sentido, Antonio Montero Moreno:
    En toda la historia de la universal Iglesia no hay un solo precedente, ni siquiera en las persecuciones romanas, del sacrificio sangriento, en poco más de un semestre, de doce obispos, cuatro mil sacerdotes y más de dos mil religiosos.
    También el historiador británico Hugh Thomas:
    En ninguna época de la historia de Europa, y posiblemente del mundo, se ha manifestado un odio tan apasionado contra la religión y cuanto con ella se encuentra relacionado.
    Y Stanley G. Payne:
    La persecución de la Iglesia católica fue la mayor jamás vista en Europa occidental, incluso en los momentos más duros de la Revolución francesa. (12)
    Se dieron episodios de gran crueldad y de verdadero sadismo; así, hubo casos en que las víctimas fueron quemada vivas, terriblemente mutiladas antes de morir o sometidos a verdaderas torturas psicológicas (13). También hubo quienes fueron arrastrados por coches. Hubo casos en que se entregó el cuerpo de una persona asesinada a los animales para que lo comieran. Incluso hubo una auténtica cacería de presos (14).
    También es preciso señalar lo que algunos llaman ”el martirio de las cosas”. Desde el primer momento se asaltaron iglesias y conventos quemando imágenes y expoliando los bienes artísticos. Se destruyeron unas 20.000 iglesias -entre ellas varias catedrales- incluyendo su ornamentación (retablos e imágenes) y archivos (15).
    Se ha afirmado que estas matanzas se debieron a una explosión de ira popular, tras el levantamiento de parte del ejército el 18 de julio. El investigador catalán Jordi Albertí, que se define catalanista y creyente, afirma que la persecución fue planificada: las planificaron los comunistas libertarios, es decir el partido anarquista (la FAI) y su sindicato, la CNT. Otros grupos de la izquierda fueron cómplices en distinta medida -especialmente entusiastas los comunistas-, o bien se inhibieron con omisiones culpables. Según este investigador: “¿pueden unos descontrolados matar 70 curas al día, que era la media de agosto de 1936?” (16)
    Desde principios de 1937 el gobierno republicano intentó dar al mundo la imagen de la normalización de la vida civil, incluyendo el aspecto religioso. Entre otras medidas se incorporó al gobierno un católico, Manuel de Irujo Ollo: este personaje era dirigente del Partido Nacionalista Vasco, ministro sin cartera en los dos Gobiernos de Francisco Largo Caballero (septiembre 1936-mayo 1937), y ministro de Justicia en el gabinete de Negrín (desde el 18 de mayo de 1937). En una reunión del gobierno celebrada en Valencia el 9 de enero de 1937, presentó el siguiente Memorándum sobre la persecución religiosa:
    La situación de hecho de la Iglesia, a partir de julio pasado, en todo el territorio leal, excepto el vasco, es la siguiente:
    a) Todos los altares, imágenes y objetos de culto, salvo muy contadas excepciones, han sido destruidos, los más con vilipendio.
    b) Todas las iglesias se han cerrado al culto, el cual ha quedado total y absolutamente suspendido.
    c) Una gran parte de los templos, en Cataluña con carácter de normalidad, se incendiaron.
    d) Los parques y organismos oficiales recibieron campanas, cálices, custodias, candelabros y otros objetos de culto, los han fundido y aun han aprovechado para la guerra o para fines industriales sus materiales.
    e) En las iglesias han sido instalados depósitos de todas clases, mercados, garajes, cuadras, cuarteles, refugios y otros modos de ocupación diversos, llevando a cabo -los organismos oficiales los han ocupado en su edificación obras de carácter permanente.
    f) Todos los conventos han sido desalojados y suspendida la vida religiosa en los mismos. Sus edificios, objetos de culto y bienes de todas clases fueron incendiados, saqueados, ocupados y derruidos.
    g) Sacerdotes y religiosos han sido detenidos, sometidos a prisión y fusilados sin formación de causa por miles, hechos que, si bien amenguados, continúan aún, no tan sólo en la población rural, donde se les ha dado caza y muerte de modo salvaje, sino en las poblaciones. Madrid y Barcelona y las restantes grandes ciudades suman por cientos los presos en sus cárceles sin otra causa conocida que su carácter de sacerdote o religioso.
    h) Se ha llegado a la prohibición absoluta de retención privada de imágenes y objetos de culto. La policía que practica registros domiciliarios, buceando en el interior de las habitaciones, de vida íntima personal o familiar, destruye con escarnio y violencia imágenes, estampas, libros religiosos y cuanto con el culto se relaciona o lo recuerda.
    A pesar del hecho de contar con un ministro católico, el gobierno republicano no cortó con la persecución. Durante toda la guerra civil, en la retaguardia republicana la Iglesia debió vivir en la más absoluta clandestinidad. No se celebró ni una sola Misa pública ni se restauró el derecho a la libertad religiosa. Los enfermos católicos que veían acercarse el final de sus días no podían llamar a ningún sacerdote, ni se podía contraer matrimonio. Nadie se atrevía ni siquiera a poseer una imagen religiosa. Incluso se llegó a sustituir la fórmula de despedida (“adiós”) por expresiones menos comprometidas con el hecho religioso, como “salud”.
    Entre muchos testimonios sobre estos aspectos, se puede citar uno procedente de un representante diplomáticos. El embajador de Francia en Barcelona, Erik Pierre Labonne, protestante, profundamente religioso y gran entusiasta de la causa republicana envió el 16 de febrero de 1938 un extenso informe a su ministro de Asuntos Exteriores. Se lamentaba de que “la actitud de la España republicana en materia religiosa fuera una verdadera paradoja” y explicaba así la situación que había encontrado:
    ¡Qué espectáculo!… desde hace cerca de dos años y después de afrentosas masacres en masa de miembros del clero, las iglesias siguen devastadas, vacías, abiertas a todos los vientos. Ningún cuidado, ningún culto. Nadie se atreve a aproximarse a ellas. En medio de calles bulliciosas o de parajes desiertos, los edificios religiosos parecen lugares pestíferos. Temor, desprecio o indiferencia, las miradas se desvían. Las casas de Cristo y sus heridas permanecen como símbolos permanentes de la venganza y del odio. En las calles, ningún hábito religioso, ningún servidor de la Iglesia, ni secular ni regular. Todos los conventos han sufrido la misma suerte.
    Monjes, hermanas, frailes, todos han desaparecido. Muchos murieron de muerte violenta. Muchos pudieron pasar a Francia gracias a los meritorios esfuerzos de nuestros cónsules, puerto de gracia y aspiración de refugio para tantos españoles desde los primeros días de la tormenta. Por decreto de los hombres, la religión ha dejado de existir. Toda vida religiosa se ha extinguido bajo la capa de la opresión del silencio. A todo lo largo de las declaraciones gubernamentales, ni una palabra; en la prensa, ni una línea.
    Sin embargo, la España republicana se dice democrática. Sus aspiraciones, sus preocupaciones políticas esenciales, la empujan hacia las naciones democráticas de Occidente. Su Gobierno desea sinceramente, así lo proclama, ganar la audiencia del mundo, hacer evolucionar a España según sus principios y siguiendo sus vías. Como ellas, se declara partidario de la libertad de pensamiento, de la libertad de conciencia, de la libertad de expresión. Hace mucho tiempo ha aceptado el ejercicio del culto protestante y del culto israelita. Pero permanece mudo hacia el catolicismo y no lo tolera en absoluto. Para él el catolicismo no merece ni la libre conciencia, ni el libre ejercicio del culto. El contraste es tan flagrante que despierta dudas sobre su sinceridad, que arrastra el descrédito sobre todas sus restantes declaraciones y hasta sobre sus verdaderos sentimientos. Sus enemigos parecen tener derecho a acusarle de duplicidad o de impotencia.
    Como su interés, como infinitas ventajas le llevarían con toda evidencia a volverse hacia la Iglesia, se le acusa sobre todo de impotencia. A pesar de sus denegaciones, a pesar de todas las pruebas aducidas de su independencia y de su autonomía, se le cree ligado a las fuerzas extremistas, a los ateísmos militantes, a las ideologías extranjeras. Si fuera verdaderamente libre, se dice, si su inspiración e influencias procedieran efectivamente de Inglaterra o de Francia, ¿cómo ese Gobierno no ha atemperado el rigor de sus exclusivismos, olvidando su venganza, y reniega de su ideología?
    Citas tomadas de : http://www.historia.humanet.com.co/persecusion_religiosa.htm

  • pepe sala

    Ya había pensado en otro término, Luciano… pero lo dejaremos en  cab…estros.
     
    El saludo ” salud y república” es de uso común entre republicanos DE IZQUIERDAS.  Lo que pasa es, y no lo digo por ti precisamente, que mi poeta preferido debía tener mucha razón cuando inauguró la biblioteca de su pueblo “granaíno”:
     
    No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.
    Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?

    http://salud-y-republica.lacoctelera.net/
    ¡¡ Ay !!, si Federico hubiese conocido a ” San Google”…

  • Luciano Vazquez

    Pepe Sala, no te cortes por favor, “cabestros” no es un pecado y puedes escribirlo con todas sus letras. Me asombra la cantidad de enlaces y fotos que tienes y pones a disposición de todos nosotros, claro que la firma que estampas al final no la conocia. Las conocia ambas por separado, aquello de salud con una copa y republica con un viva, era lo tradicional, pero esta  expresión no.
    Es un poco de Ironia, para quitar hierro a esas palabras tan duras, espero que sabras perdonarme
    Paz para todos.

  • pepe sala

    Por favor… que alguien le diga al ” santo padre”, que mire con detenimiento ésta foto y que lea , despacito y tratando de comprender lo escrito.
     
    http://www.represionfranquistavalladolid.org/?Los-curas-de-los-pueblos
     
    Quienes hemos conocido ésta situación ( perfectamente descrita en el enlace) muchos años después de comenzada y terminada la ” santa cruzada”, no podemos más que sobrecogernos de ASOMBRO al escuchar las declaraciones papales, sacerdotales, arzobispales y cardenales. ( para ” cardenales” los que dejaron éstos cab… en el cuerpo de hombres y nujeres inocentes.)

  • pepe sala

    Caramba, que no hay forma de hacerse entender…
     
    A ver si contándolo un Obispo le hacen más caso que a mi:
    —-
    “”Las iglesias, lamentablemente, también han caído en esta tentación y si bien es cierto que algunas de ellas no han escapado de las llamas, también lo es el que ellas mismas han quemado bastante; aquí en España, sin ir más lejos, algunas de nuestras parroquias anglicanas fueron pasto de las llamas durante la Guerra Civil y la posguerra, como por ejemplo la iglesia de S. Pablo, en Cigales, donde los falangistas asaltaron la iglesia y quemaron en la puerta Biblias, liturgias y vestimentas del clero, o el caso de la quema de la iglesia de S. Basilio, en Sevilla, instigada por el Cardenal Segura, y que provocó la quema de Biblias y libros religiosos protestantes y el incendio del propio templo con el pastor y los fieles dentro, que escaparon con vida en el último momento gracias a la intervención de los vecinos. Por otro lado, las iglesias protestantes tampoco han escapado al fanatismo y también han utilizado el fuego como agente purificador…..
     
    http://blogs.periodistadigital.com/religiondigital.php/2010/09/11/no-mas-libros-quemados
     
    Nadie niega que algunos exaltados republicanos quemasen algunas iglesias y conventos. Lo que importa más, creo, es que se intente comprender si HUBO, O NO, motivos para hacerlo. Y, sobre todo, que se trate la VERDAD de las cosas como sucedieron. Los falangistas quemaron más iglesias ( por orden de los propios curas) que los republicanos. Y lo hicieron para echarles la culpa a los ” rojos comunistas” a sí tener la disculpa de dar el Golpe de Estado que prepararon durante años.
     
    Y sobre las matanzas de curas… ¿ acaso los fusiles y las pistolas de tales pistoleros arrojaban tabletas de chocolate? Pues anda que no se inscribieron miles de curas a las fuerzas golpistas. ( que les pregunten a los Carlistas y sus requetés, no te digo…)
     
    La VERAD os hará libres… pero ésaverdad está tan enterrada como los cientos de miles de asesinados  que siguen olvidados “gracias a  dios”, a los curas, a los papas y a sus mariachis ” profesores” de historia.
     
    Salud y república!!!.

  • Carmen (Almendralejo)

    En los IES de Extremadura y muy concretamente en algunos de Badajoz, se está poniendo en marcha el aterrizaje de los obispos, en contra de quienes esten en descuerdo o en acuerdo…
    Y si ellos saben qeu el claustro está en desacuerdo, es entonces cuando ni preguntan y sobre todo dice que ¡Ahora sí y van por huevos…!

    Y ahora dicen ellos que son invitados por el profesorado de Religión, cosa que es mentira en el cien por cien de los casos, cosa que solo les acarrea problemas que estos obispo ni tienen ni la más mínima ideas de lo que les supone trabajar por horas.

    Y que en muchos centros han cogido su trabajo con meno sdel 10% del alumnado, y en dos o tres años ell*s han subido al 80 y 95 % del global del centro, estando en ese 5% alumn*s con otra cultura religiosas o repetidores que ya tienen aprobadas esa asignaturas.

    Pero ellos iran, se enfrentarán con la cara que ese dios del vaticano les ha dado y después se marcharán si saber ni preguntar a est*s proferor*s que tal lo están pasando después del que el huracan mitch religioso haya impuesto su fuerza relativista

Deja un comentario