Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4872 Artículos. - 78253 Comentarios.

Jesús el Cristo

Jesús es, para todos, la Verdad, el Camino y la Vida. Esta es una verdad por antonomasia, que está por encima de toda denominación religiosa (incluída la católica) . Está en el vestíbulo del Misterio cuyo misterio se abre con la llave de la fe. Es el testamento y la herencia de Jesús: su promesa antes de ser muerto, como prenda de resurrección. Ver a Dios Padre viendo a Jesús es la experiencia central y  omniabarcante del ser humano.

  • VERDAD: La verdad filosófica, ética y científica es obra de la ideología humana, siempre incompleta y discutible. La verdad cristiana es total y transparente: quien me ve a Mí ve al Padre, nos dice Jesús. Transparenta el Camino para llegar a la Vida. La Vida siembra vidas cuyo camino es florecer y fructificar con la verdad filial y cristiana, alimentándose desde la ideología terrena y maternal, y desechando sus limitaciones: proceso mistérico en que las oscuridades de la mente se iluminan con las luces de la fe!
  • CAMINO: Todo camino lleva a la meta y la meta de la vida es la Vida. El camino cristiano arranca de la ética que depura la ideología de ramas míticas y flores poéticas para abrir paso al sentido místico de la vivencia humana. Es deshacerse de engaños e ilusiones para no perder el rumbo. Es asumir la libertad de dar los pasos que llevan a la vida, negándose a pisar los senderos que llevan al sufrimiento estéril.
  • VIDA: La vida de verdad es perdurable y no puede cambiar. Es el destino al interior de nuestras vidas cambiantes en función del espacio y el tiempo. La vida sin espacio ni tiempo es eterna: he ahí el misterio al que sólo se accede por la fe, por la fe viva y verdadera sin los equívocos y las alucinaciones de la mente pasajera. La eternidad es puro presente sin pasado y sin futuro, en que Todo se vuelve Uno sostenido por la presencia del amor divino.

Verdad, Camino y Vida no son realidades ni distintas, ni diferentes, ni diversas sino aspectos o perfiles de la misma Realidad. Realidad que Jesús nos anuncia y revela en tanto que Cristo la realiza en los cristianos, porque Jesús muerto es Cristo resucitado que nos va guiando a todos desde la muerte a la resurrección para vivir plenamente la gracia del amor . Este es el supremo misterio de la fe, inexpresable en palabras humanas pero vivenciable por el amor que es fruto del Amor.

Lo expuesto aquí nada aclara de las oscuridades del misterio. Seguro que a la mayoría nos desorienta de entrada pero, si superando lo dicho, escuchamos confiadamente a Jesús se hace luz en nuestras mentes y fuerza en nuestros corazones para alcanzar la vida eterna.

31 comentarios

  • fernando

    Pido perdón, Pepe Sala, por mi falta de misericordia. No era mi intención. Simplemente era la expresión de un deseo por mi parte buscando, precisamente, eso:la gente que se atreve a catar y, sigue… hasta emborracharse. Solo es indigencia por mi parte y si ha habido presunción, pues ahí quedan mis excusas. Quizá debería haber comenzado diciendo que la línea argumental me parece impecable y eso si es de agradecer.

  • Santiago

    Sarrionandia,      muy bueno tu articulo y coincido que la luz de Cristo se debe hacer presente en nosotros mismos…porque en realidad El es ese camino, esa verdad y esa vida…solamente EL podia senalarnos la meta para ese encuentro luminoso de la fe…EL -que dice que es el buen pastor y que “el que ME sigue no anda en tinieblas” quiere un encuentro personal, sin duda alguna.Sin embargo ese encuentro es mas importante y trascendente que todo lo demas y la escuela joanica recoge el pensamiento de Jesus:
      “MIS OVEJAS oyen mi voz, y yo las CONOZCO, y me siguen y YO les doy la VIDA ETERNA, y NO PERECERAN ETERNAMENTE…MI PADRE, que me las ha dado, es mas grande que todo, y NADIE puede arrebatarlas de la MANO de mi PADRE…..El PADRE Y YO SOMOS UNA MISMA COSA” (Juan 10, 27-30….Juan y sus discipulos transcribieron exactamente lo que Cristo quiso decir hablando en primera persona porque los judios “cogieron (de nuevo) piedras para apedrearle..respondioles Jesus: POR cual de estas obras me apedreais?..respondieronle los judios: NO te apredreamos por obra alguna BUENA, sino por BLASFEMIA y porque TU, siendo HOMBRE, te haces DIOS…respondioles JESUS:…..CREED a las OBRAS (que hago) para que sepais y entendais que mi Padre esta en MI y yo en mi Padre” (Juan 10, 31-38)…Y muchos CREYERON alli en EL (vers. 42) los parentesis y mayusculas son mios
    Por lo tanto, Sarrionandia, la clave de la cuestion, tanto en el siglo I o en el siglo XXI, es si el proclamado Hijo del Hombre era verdaderamente Dios..Como dices muy bien tu, escuchemos la palabra interior, percibamos la luz de Cristo, dejemos que se abra paso en nuestra alma y en nuestros sentidos, para llegar al encuentro final..Por lo demas, yo creo que en Cristo -centro del universo- se une la teoria con la practica…porque el encuentro es con una Persona…un saludo cordial    de Santiago Hernandez

  • M. Luisa

    Ahondando  un poco más sobre lo que dije en mi primer comentario sobre la verdad cristiana, la budista, la musulmana etc., hago la reflexión siguiente.
     
    La fe es la dimensión radical de nuestra entrega a lo absoluto. Pero como tal,   afecta a la realidad del ser humano, es decir cuando hablamos de nuestra fe no es que la midamos con  respecto a nuestra voluntad, sino que es ella que nos abarca por entero en su radical  dimensión. Es la entereza del ser humano. En este sentido dimensional  es donde reside y en donde debería buscarse  el punto de encuentro de la verdad con  las  demás religiones.
     
    La medida  es con respecto al ser,   por lo que hace  que la fe pueda  convertirse  en problema  en la defensa de la verdad circunscrita en cada religión. La dimensión,  en cambio, es con respecto a la realidad  su medida y ahí es cuando  todo   problema desaparece.

  • M. Luisa

    Lo que intento como buenamente puedo con mis reflexiones, es invitar a ver un problema de fondo que se presenta casi inapreciable a nivel de sensaciones. Y es que no pocas veces el contenido de un tema religioso puede tener una aprobación satisfactoria tanto desde el punto de vista crítico, como acrítico. Y no se cae en la cuenta de que la razón por la que su contenido satisface a unos/as, no es la misma razón por la que satisface a otros.
     
    Una mínima  pero evidente prueba de ello es que a veces en algún hilo se observa que, por ejemplo, en torno al vocablo amor, (Amor cristiano) entre los comentaristas puede producirse debates interminables.
     
    Por otro lado, yo que admiro a Gabriel por todo el trabajo y dedicación que lleva a cabo como así lo plasman sus comentarios, sólo pretendo con mis impertinencias, hallar una mínima base donde  poder sustentar la posición crítica que defendemos. Creo que es un trabajo muy necesario para  seguir avanzando.
     
    P.D. Acabo de pegar mi comentario desde el borrador por lo que no he leído los que le preceden, si al hacerlo veo alguna referncia a lo escrito por mí, cuando me sea posible responderé.

  • Sarrionandia

    Tal vez el acentuar lo cristiano más que lo humano conduce al inaceptable exclusivismo dogmático de la religión oficial católica, Si lo cristiano no es el brillo que adquiere lo humano es tan desechable como la sal que no sala. Los que no están contra nosotros están a nuestro favor, dijo Jesús; pero también dijo: el que no está conmigo está contra mí, Seguir a Jesús es reconocer y fomentar todo lo bueno que brota de la humanidad sin separación y antagonismo de grupos,
    Otro punto es la fuerza de la palabra frente al arrastre de la acción. Quedarse en la satisfacciòn de la simple ortodoxia puede ser insultante para quien sufre la miseria social. Pero, igualmente, la ortopraxis puede degenerar en proselitismo elitista y acabar en un  gasto estéril de energías. La visión sin actuación es tan pobre como la actuación exenta de visión y oponer las actitudes sólo lleva a la discución, a la pelea y a la guerra, Fomentemos el diálogo en lo teórico y la colaboración en lo práctico,

  • Javier Renobales Scheifler

    Estoy con Luciano,
     
    Yo no llego a esas alturas; pero tengo la convicción de que lo importante para Jesús, y para la vida humana, no es el Misterio, sino las personas humanas.
     
    Tampoco la fe era más importante, para Jesús, que las personas humanas, con las que Él se identificó totalmente (conmigo lo hicisteis)
     
    El Misterio es lo que Dios ha querido que sea para las personas humanas: Misterio que no entendemos. No se trata pues de entender el Misterio, ni de acercarse a él.
     
    Quien ve a la persona humana que busca el bien ve al Padre, dijo Jesús (Quien me ve a Mí, ve al Padre). Eso me basta.

    ¿Debería ser más exigente?
    Sin duda Sí, con mi trato a las personas humanas debería ser mucho más exigente, en todo lo que me necesitan. Además, ese trato que doy a mi prójimo y a mí mismo, es el trato que doy al Padre. Y a Jesús.

    Misterios aparte, estoy convencido de que es así, y creo que es lo que dijo Jesús, si no le he entendido mal.

  • Mª Antonia Martínez

    Me uno a lo que dice Luciano. El artículo es magnifico, de significado muy profundo, pero me he sentido un poco desplazada, sobre todo en los comentarios que el artículo ha generado.
    Para mi tener fe es adherir a Jesús, a su persona, a lo que vivió y nos enseñó, a su manera de ser “el Cristo”, a su manera de presentarnos a su Abbá, que es también el nuestro.
    ¡Muchas gracias a todos!

  • M. Luisa

    Me he dado cuenta de un  error que si no corrijo no ayudará a la comprensión. Se trata de lo que escribí  en el tercer párrafo allí donde dice (la   realidad Dios inaprehensible se hace aprenhensible en el Padre)  debe decir: la realidad  ininteligible de Dios se hace aprehensible en el Padre.

  • Luciano Vazquez

    De entrada pido perdón. No porque haya faltado al respeto a nadie, no,no, sino porque despues de leer el articulo de Sarrionandía, pues me quedo pensativo, lo leo varias veces y me pregunto, ¿ Puedo yo hablar a los padres de catequesís, a los rupos de lectura creyente, a las catequista en encuentros de formación: con filosofias y espacios de tiempo, de ideología terrena y maternal, de la Etica que depura la ideología de ramas míticas y flores poeticas…?
    El árticulo es magnifico, pero para ser discutido o razonado por personas de una cultura superior al cristiano de a pie, que ya tiene bastantes problemas con tratar de encontrar a Jesús y a su vez a Dios Padre a través de él.
    Si en la fiesta de Cristo Rey, un sacerdote desde el ambon, hace una explicación con estas expresiones y palabras, la gente no entiende absolutamente nada.
    Por eso comenzaba mi comentario pidiendo perdon, porque como cristiano de a pie, ese “Jesús el Cristo”, se me hace inalcanzable.
    Quizas hubiera sido mejor callarme, admitir que hay espacios en los que las referencias a Jesús,no estan a la altura del cristiano de a pie y que en discusiones teologicas,es mejor mantenerse al margen. Pero como teologos hay pocos,respecto al numero de cristianos, rogaría que al compartir conocimientos se hiciera con un hablar más simple.
    Paz para todos

  • M. Luisa

    Cada vez me doy más cuenta de lo difícil que resulta establecer ya no, tan sólo acuerdos cercanos   sobre aquello de que se habla sino que antes de todo intento lo que prevalece  es el posicionamiento propio   que hace inevitable la dispersión de ideas. Es un hecho  éste que con frecuencia denuncian los distintos portales  en los que   predominantemente abunda   la  reiteración, la cual cosa indica que el problema de fondo permanece intacto.
     
    Otro caso diferente  que también se detecta sería lo que se  denuncia en otros sitios donde  la cuestión que se trata se da por acabada  cuando ni apenas ha rozado  el problema de fondo. Aun así cómo no se va a reconocer, yo la primera, de que a pesar de todo ello es tremendamente  positivo y  beneficioso para seguir adelante en el intento de  optimizar las cosas para que se produzcan  cambios.
     
    Dicho esto quisiera dar continuidad a las reflexiones que ayer aporté. En primer lugar  me dice Gabriel  que no podemos abarcar la totalidad de una Realidad, en efecto, sería absurdo,  ya lo dije yo misma, pero precisamente  esta es la razón por la cual   Jesús nos la presenta como Padre ( la realidad Dios inaprehensible se hace aprenhensible en el Padre) no conocemos a Dios pero tenemos aprehensión  de lo que es ser padre en realidad.
     
    Cómo no vamos a poseer lo necesario para aprehender la realidad. Se me dice que es porque no estamos acostumbrados/as, no tenemos herramientas-sentidos para percibirlo, pero entonces si esto es así de dónde sale la idea de que semejante situación la salve luego la experiencia profunda de su autocomunicación. Pero  dicho así esto,  no se ve por ningún lado que  la autocomunicación  mencionada pueda  ser real.  Porque si la experiencia no cuenta con los sentidos (sentimientos) la autocumunicación  queda en mera ilusión.  Y lo que se resalta de todo ello  es  que  se hecha mano de los conceptos. Ahora bien  no es que con ellos no se deba contar claro que sí pero a otro nivel, a nivel de razonamiento no a nivel aprehensivo. Veamos sino la sencillez como Jesús se relaciona con sus seguidores, con la proximidad de las cosas sin complicación ni razonamientos.
     
    Me dice el amigo Gabriel a continuación que debemos entender que lo aprehensible es el concepto de Padre, mas yo no lo creo  así porque si así  fuera, entonces  el Dios de Jesús, es decir la Realidad a la que nos invita a abrirnos  quedaría  constreñida conceptualmente. En cualquier caso, debo añadir  que como la aprehensión  lo es de  realidad es en sí misma intelectiva. Este acto es  el primer rasgo que caracteriza la realidad como abierta y posibilitando nuevos niveles de comprensión. Pero si ya, como  he señalado antes,  en primera instancia lo que nos domina son los conceptos  no es de extrañar  que luego la apropiación de ellos facilite  la manipulación.

    Bien, Gabriel,   esas pequeñas disensiones no me priva en absoluto  de enviarte un  fuerte abrazo.

  • pepe sala

    Hombre, Fernando, qué poca misericordia. En vez de dejarnos con las ganas deberías dejarnos ” catar el vino”, auqnue no lleguemos a embriagarnos con él. ( hay que condicir y sale muy caro )
    —–
    FABRICANTES DE ETIQUETAS

    La vida es como una botella de buen vino. Algunos se contentan con leer la etiqueta. Otros prefieren probar su contenido.

    En cierta ocasión mostró Buda una flor a sus discípulos y les pidió que dijeran algo acerca de ella.
    Ellos estuvieron un rato contemplándola en silencio.
    Uno pronunció una conferencia filosófica sobre la flor. Otro creó un poema. Otro ideó una parábola. Todos tratando de quedar por encima de los demás.

    ¡Fabricantes de etiquetas!

    Mahakashyap miró la flor, sonrió y no dijo nada. Sólo él la había visto.
    ———-
    ” Así es la rosa”….

  • fernando

    Me ha venido a la mente al leer los comentarios, el ejemplo de A. De Mello sobre la etiqueta, la botella y el vino…

  • M. Luisa

    Pero estimado Gabriel, amigo y profesor, quién ha hablado aquí alguna vez de qué sea la Realidad en su totalidad, yo, esta sencilla mujer  que te habla, desde luego no. Este modo de comprenderla ya pasó de la historia pues como tu muy bien dices  y yo misma apunté anoche ha sido fuente  de toda especulación. Pero lo que no debemos  hacer,  en su contra,  desatender los dones en toda su capacidad.  Venimos de una tradición filosófica que para su objeto le obstaculizaba  todo sentir impresivo y optó por dejarlo  de lado.  La inteligencia que también  es otro don no tiene nada que hacer en el problema que nos ocupa si desprecia lo que los sentidos le proporcionan. En consecuencia  lo que se deriva de todo ello  le puedes llamar  especulación, por qué?, porque precisamente en esta operación  se ha dejado perder aquello que  en el sentir humano  nos da la clave de la trascendencia. Si se abandonado epistemológicamente   este momento ha sido porque lo que se pretendía era razonar. Ha sido un modo de razonar en el   que lo que prevalece  es la explicación  de una realidad inalcanzable por el sentir que en cuanto humano  le compete primordialmente  la comprensión de aquello que aprehende, es decir la realidad compactada.
     
    Me doy cuenta que siempre se habla aquí de conocer, de conocimiento, claro está de forma plena yo soy la primera en decir que a él nunca se llega  entre otras cosas porque conocer no es lo mismo que inteligir.
     
    Por otro lado me sorprende enormemente que digas que lo aprehensible es el concepto. Desde mi punto de vista no lo es,  yo no aprehendo jamás “mesa” sino una constelación de notas, de cierta dureza, y forma que en la existencia, como útil de mi vida, le llamo “mesa”  conceptualmente. El concepto no deja de ser tan sólo  una construcción de la inteligencia.
     
    Todavía  me quedan muchas más cosas en el tintero…pero lo dejo para otro momento.

  • Gabriel Sánchez

    Estimada profesora y amiga Maria Luisa, aprovecho para mandarte a traves del ciberespacio un abrazo grande…y paso a decirte que la realidad toda, es un algo cuya complejidad no abarcamos en su totalidad, podemos percibir parte de ella…y teorizamos—filosofamos sobre lo que persivimos…claro que existe la filosofia especulativa que intenta disciplinar la realidad en sus concepciones, aunque no he conocido una filosofia que se descarne totalmente de la realidad…Ahora bien con Papito-Mamita, pasa algo parecido, abarcamos una parte del que se nos dona…que entra en relación con nosotros a traves de Jesús…Pero la totalidad de su realidad, no es abarcada por nosotros…podemos especular…que es diferente a abarcar, conocer…De hecho aquello que “podemos conocer del Padre”…(no porque el no se nos revele o manifieste), sino porque no estamos acostumbrados-  no tenemos herramientas-sentidos para percibirlo…no tenemos como…salvo la experiencia profunda de su autocomunicación…Debemos entender que lo aprehensible es el concepto de PADRE, que la realidad PADRE SUPERA NUESTRA CAPACIDAD DE PECIBIRLO Y APREHENDERLO EN SU TOTALIDAD….

    Pero que tiene la capacidad de acariciarnos y entregarnos su ternura…en Jesús de Nazareth, no obstante, muchos pueblos, lo han pericibido  y entendido distinto…es por que las fascetas de su realidad son infinitas y por lo tanto hablar de la totalidad del Padre, es algo que nos supera…lamento haber especulado tanto, pero es como lo siento-creo-pienso.- Gabriel

  • M. Luisa

    Estimado Gabriel, precisamente uno de los errores en los que me he dado cuenta al repasar mi primer  comentario  lo he localizado en el  párrafo que señalas, y no es poca cosa lo que he visto.
     
    Reedito la frase en cuestión: Es cierto que la filosofía tradicional secuestró la verdad en el concepto,  es lo que se ha venido en llamar la verdad lógica.  No haber tenido presente esto ha sido, yo creo  lo que ha dado  pie a que luego se diga erróneamente  que la verdad filosófica es obra de la ideología humana siempre incompleta y discutible. Cuando ha sido precisamente el estudio filosófico de las religiones lo que las ha puesto a raya sustrayéndoles los gérmenes ideológicos del pasado. Esta aclaración concierne a la primera parte del contenido de la frase que estoy corrigiendo. Ahora voy por el segundo.
     
    La crítica al idealismo y al realismo clásico  ha servido entre otras cosas  para superar el horizonte  filosófico,    el cual   su   término no es ya el  de objetividad sino término  de realidad,   por la cual cosa la verdad no es ya de  carácter    lógico  sino que  por ser  horizonte  de realidad su verdad es  real. Teniendo en cuenta estas transformaciones,   al decir el articulo  que la verdad cristiana  es total y transparente, esta afirmación pues,  ha de  venirle de  la Realidad  misma,   lo cual  permite  a su vez  sacar  a colación la frase de Jesús: quien me ve a Mí ve al Padre. Queda expresada con ella, aunque parezca extraño, universalmente la realidad  ¿Por qué?  Porque a mi modo de ver  el Padre a quien  apunta Jesús es una Realidad aprehensible por todos los seres humanos,  no así mismo y de ninguna manera  el concepto  Dios.

  • MARIANA

    Si buscamos y compartimos este espacio de libertad, por algo es: ¡claro que entre nosotros hay mucha sintonía! Pero como algunos advierten: ¡qué importancia tiene el lenguaje para expresarnos! Los modos: cierto día pensé que bien podría la iglesia romana hablar de sus verdades en  poesías y en canciones y no con dogmas. Porque  así hacemos los seres humanos para hablar del amor. ¿Acaso Dios no es amor? ¿Quién puede no esperar nada del amor? Así hacía Jesús, el Maestro: se la pasaba todo el día hablando en parábolas que recogían lo que él mismo había aprendido de la vida, del amor y de su gente.
    Vivir así, en medio de la gente, sintiéndonos inmersos en la vida, respirando tanto oxígeno como amor, es lo que para mí significa estar salvada.
    Abrazo. Mariana

  • Gabriel Sánchez

    PD…—A ver, ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se dirigió al primero y le dijo: Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.El hijo le respondió: No quiero; pero luego se arrepintió y fue.Acercándose al segundo le dijo lo mismo. Éste respondió: Ya voy, señor; pero no fue. ¿Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre? Le dijeron: —El primero. Y Jesús les contestó: —Os aseguro que los recaudadores y las prostitutas entrarán antes que vosotros en el reino de Dios.…(Mt 21,28-31)   Adorar a Jesús es mucho más que un acto de culto, es una forma en entregar la vida…

  • Gabriel Sánchez

    Puede ser  cierto que la verdad filosófica  teniendo en cuenta  el periplo histórico por el que ha pasado su objeto sea algo incompleto y discutible precisamente por provenir de ideologías. Ahora bien si hablamos de la verdad filosófica  su  término   no es ya  un objeto    sino la  búsqueda de la realidad misma.

    Ni yo, ni tu decimos que se alimenta de ideologia…Lo que yo habìa entendido que tu decias, que si hay periplo historico, hay ideologia…

    Es más la forma en que dividimos los aspectos como filosoficos e historicos, ideologicos y misticos, es tipico de un dualismo cartesiano, que no comparto, entiendo que el hombre es una unidad y que no hay “ser humano”, sin periplo historico, por eso no hay filosofia en estado puro…Entonces haga lo que haga, toda acción humana, más allá de la intención tiene una vertiente ideologica, a ver si decido no expresar ninguna ideologia, eso ya es un ideologia…Si decido que lo mistico es posible fuera de la historia eso ya es una ideologia, si entiendo que lo mistico se agota en la historia eso es ideologia, no hay acción humana que este excenta de aspectos economicos, politicos, filosoficos, sociales e ideologicos, porque esa divisiòn es un construto epistemologico que no se compadece de la realidad, en resumen JESÙS ES DIOS HECHO HOMBRE…AMBOS…EL HOMBRE ES UNA UNIDAD, NO ESPIRITU CON MATERIA O MATERIA CON ESPIRITU, ES AMBOS…Gabriel

  • Sarrionandia

    Siento que todos estamos de acuerdo si definimos o matizamos  los términos que empleamos en nuestras expresiones. Empezaré.`por tanto, a hacerlo.
    ,La mística trasciende el estadio ideológico y, por eso mismo, sus expresiones son aproximativas como las parábolas de Jesús que escapan a un análisis histórico y racional. Las enseñanzas de Jesús no son exlusivas de nadie y menos aun de la dogmática fundamentalista de los católicos. El problema radica cuando se trata de creencias o credos que pretenden encorsetar la fe ya que la fé no es un listado de verdades a creer sino confianza en la gracia divina por cuya inspiración vivimos, creamos o no en su propia acción. La ética no es separable de la vida cristiana,es como el brote que se desarrolla en tronco y ramaje que florece y fructifica en vida cristiana. Otro punto es la coincidencia y la peculiaridad de la religiosidad y la espiritualidad; si bien el aprendizaje de la vida se hace en la escuela de Jesús, la actuación de ese aprendizaje se vive bajo la influencia de Cristo o de su Espíritu que aletea sobre la historia humana desde su comienzo y que nunca la abandona aunque los humanos la abandonen.
    Con esto no pretendo convencer a nadie de nada ya que cada uno es dueño de sus convicciones. Solamente matizo para evitar que me interpreten en sentidos distintos a los que pretendo.

  • M. Luisa

    Gabriel, lo siento no me había fijado en tu comentario, me agrada compartir acuerdos contigo, sin embargo  esto de la ideología no lo tengo muy claro … porque tanto la vida, la mística, los actos  humanos, todo ello en verdad  se alimenta,   pienso, no de   ideologías  sino de  la Realidad misma,  la cual se concreta en la historia en cosas reales. La ideología surge cuando inscribimos la verdad  en la cosa no en lo real de ella. De ahí proviene la crítica de la tradición filosófica que antes apuntaba,  tanto del idealismo como del realismo
     
    Un saludo cordial desde el otro lado del océano.

  • h.cadarso

      Joxema y Mariana: Hay un matiz diferenciador o divergente o discrepante en vuestras dos visiones de Jesús, y me gustaría profundizar en esas diferencias y llegar a superarlas.
     “Encuentro en Jesús a un Maestro, muy lejos del objeto de culto al que lo redujo la cultura cristiana en general”, dices, Mariana. En mi opinión, la adoración de Cristo ha conllevado en la historia de la Iglesia un pasar de su mensaje de transformación de la sociedad y de búsqueda dinámica y luchadora del Reino de Dios a una actitud perezosamente contemplativa y orante y cultual. Jesús tiene hoy en la Iglesia muchos adoradores, pero menos seguidores que lleven la cruz detrás de El y arriesguen su vida por traer al mundo el Reino de Dios. Y la filosofía-teología que nos viene del Vaticano va por ese sendero envenenado de la pura contemplación y los excesos cultuales.
      Algo no funciona…Claro que para mí Jesús es Camino, Verdad y Vida! Y supongo que para Mariana también; pero nuestro lenguaje, en un foro abierto como Atrio, no consiste en ponderar la importancia capital de Jesús como piedra angular de la salvación del ser humano, sino en invitar a todos a trabajar por la llegada del Reino de Dios, en proponer soluciones, estrategias, trabajos a realizar en esa línea, y por supuesto ponernos nosotros en la primera línea de fuego.
      Y si nos preguntan por qué actuamos así, por qué nos la jugamos así, entonces será el momento de responder. Y a lo mejor nos entenderán. Pero predicar y no dar trigo, pues no funciona, nunca ha funcionado. 

  • En efecto Gabriel, creo que lo que llamas ideología, yo lo nombro como visión. Pero la visión es determinante para nuestro comportamiento, no vasta la mística. Tenemos mente que piensa, y esto es un hecho. Y según pensemos, así actuamos.

  • Javier Renobales Scheifler

    Al ver a Jesús nos hacemos una idea (no antropomófica)  de cómo es el Padre.
     
    Pero ver a Jesús no es, como pretenden algunos ansiosos de monopolio, la única posibilidad de ver (de hacernos una idea de cómo es, de conocer) al Padre, a Dios.
     
    A Dios se le puede ver sin necesidad de conocer a Jesús. No sólo el que conoce a Jesús puede ver a (hacerse una idea de cómo es) Dios
     
    Creo que allá donde una persona o varias manifiestan y realizan el amor, también allí pueden ver a Dios, aunque no conozcan a Jesús

  • Jesús no es para todos, verdad, camino y Vida. Lo es para quienes no tienen adoptado en su vida el paradigma materialista. A los ateos materialistas, Jesús les dice bien poco. Pienso no obstante que el materialismo es un reduccionismo de la realidad del Kosmos, y que la parte subjetiva y espiritual es una parte intangible, pero imprescindible de contar con ella.
    De acuerdo que la figura de Jesús. esta por encima de toda denominación religiosa, pero hay otras denominaciones no religiosas.
    Y para creer en Jesús, no es necesaria la Fe. Fe en eso mas Grande que nosotros y que es numinoso e inefable, Fe en el Espíritu. Pero para venerar a Jesús, porque realizó en su persona, la fusión con el Uno, (que podemos llamar Dios), tal como digo, no es necesaria la Fe. Es necesario la “buena fe” de creernos que los relatos evangélicos, nos cuentan la verdad de lo que ocurrió, en definitiva es necesaria la creencia, y esta es opcional para cada uno.
    Personalmente, como no materialista y con Fe en el Espíritu, venero a Jesús como un héroe pionero de nuestra estirpe, pero la base de aquello nos habla de Jesús, a saber: los evangelios, la tomo de una manera critica, y creo lo que creo. Me da placer, poner libertad, donde otros ponen obediencia.
    Es muy sutil, la diferencia de visión, entre esta visión de la religión cristiana toda, por desgracia todavía vigente aunque languideciendo. Y la visión de Jesús desde la modernidad o la postmodernidad. Porque resulta que efectivamente Jesús fue un hijo de Dios, como todos, que se hizo o nació Dios mismo. Pero se puede hacer de este hecho un descomunal mito, y decir por ejemplo, que resucitó literalmente de entre los muertos, etcétera, etcétera, etcétera. O verlo como un león, pero con categoría de místico realizado, nada mas y nada menos.
    Si el Vaticano actuase con autentica inteligencia, con toda la suavidad que se quiera, comenzaría a vender la visión moderna de Jesús, porque los contemporáneos nuestros, podrían admitir, la veneración de Jesús, y la fe en el Espíritu. Nuestros contemporáneos podrían seguir siendo cristianos, y la Iglesia, “después de unas reformas”, podría seguir siendo Iglesia.
    Me temo, que la curia romana vaticana, con las tímidas reformas del Vaticano II, ya se asustaron, porque tocar los ladrillos del dogma, implica riesgo de desmoronamiento del edificio religioso. Pero no tiene otra…
    Si, pueden seguir tal cual, siempre habrá gente que resuene con lo mítico, tan solo, pero que se prepare a menguar, los tiempos que propiciaron su grandeza (discutible), ya pasaron.

  • M. Luisa

    A ver si me fijo más esta vez, incluyendo lo que había obviado anteriormente.
     
    Jesús es para los cristianos ciertamente, la Verdad, el Camino y la Vida.  Es esta una afirmación   verdadera  que está por  encima de toda denominación religiosa. De ahí  que antes de circunscribirla en una determinada religión como lo que se afirma son tres aspectos de una única Realidad vivir su    experiencia no sólo  le compete al ser de la vida  cristiana sino que  en tanto realidad    abarca  a  todos los seres humanos.
     
    Además,  algo que antes también  me ha pasado desapercibido y que apoya de alguna manera lo que acabo de decir es que el camino cristiano, es decir la propuesta de Jesús no arranca de una ética sino de una praxis real, la ética es posterior y se instala a través de la predicación. La donación en cambio  es de Realidad  y por eso es universal.

  • MARIANA

    No conozco a Josemaría pero siendo Atrio un espacio de “puertas abiertas” donde encuentro gente buena y con aportes interesantes, voy a comenzar agradeciéndole gentilmente este texto suyo a pesar de no acordar con él en lo absoluto.
    Afirmar: “Jesús es, para todos, la Verdad, el Camino y la Vida.” y ” Esta es una verdad por antonomasia, que está por encima de toda denominación religiosa…” no dejan de ser verdades de fe, y por eso mismo no necesariamente compartidas por todos los seres humanos, sin que unos, los creyentes, deban por esa misma razón ser considerados superiores, ni especiales: simplemente distintos y merecedores de tanto respeto y dignidad como los que no comparten esa creencia.
    Mi experiencia me ha llevado por el camino que transito: soy una mujer creyente en el Dios de la Vida, al que identifico con el Dios de Jesús, pero encuentro en Jesús a un maestro, muy lejos del objeto de culto al que lo redujo la cultura cristiana en general.
    La fuerza de su espíritu es para una ética de la vida, y no para una vida tranquila sin sobresaltos.
    Quienes quieran ahondar en este sentido, pueden recurrir a John Hick (La metáfora del Dios encarnado, Capítulos 3 y 4, RELaT) o a José Comblin (“Qué nos está pasando en la Iglesia”, conferencia en la Universidad Centroamericana José Simón Cañas UCA, El Salvador, marzo de 2010)
    Un abrazo a todos
    Mariana

  • Gabriel Sánchez

    Creo con Maria Luisa, que no existe busqueda sin concreciòn historica, salvo que sea una intelequia descarnada y si hay periplo historico, aunque haya mistica, hay ideologia, la ideologia, como el acontecer historico forma parte inherente de la acción humana…Gabriel

  • Jaume PATUEL

    Gracias mil, Josémarìa.
     Es la frase que tengo en un cuadro a la entrada de mi consulta. En el fondo hay unas dunas del desierto. Unas iluminadas  y otras en la oscuridad.  La fe, el amor o la confianza ilunminan. Debajo:  Camino, verdad y vida. 
    Ciertament que en nuestro gran Maestro las tres palabras son lo mismo. El es  todo como persona que tuvo consciencia de su propia  profundidad humana que al mismo tiempo es divina. Convendría buscar otro término para esta aparente doble realidad cuando es una sola. Y El nos ha enseñado,  de ahí su gran mensaje vital,  que “ESO” lo somos todos sin excepción alguna por encima de cualqueir lenguaje  cultural aunque es necesario para expresarlo. Pero la expresión no es la Realidad.  La fe en el Hombre es luz para vivir  el camino, la verdad y la vida. 

  • Antonio Vicedo

    Y en ese CAMINO desde la nada al todo (En la Encarnación se hace NADA el todo), que es un proceso de realización, está para el ser humano la VERDAD progresiva de su realidad  en  la participación de VIDA que, empezando como proyecto divino de SU IMAGEN y SEMEJANZA, toma concreción real  en la FILIACIÓN que conlleva la PLENITUD en  LA HERENCIA PATERNA,  sin muerte del TESTADOR y sí del heredero.
    Este es el gozo del que brota la fuerza para seguir caminando, a la par que clamamos  ABBÁ y en su bondadosa MATER-PATERNIDAD, “como niños” confiamos.
    La posibilidad de que en la Humanidad desaparezca el desajuste clasificador en la radicalidad real de la igualdad personal, se topa con el vacío de la constatación experimental y científica del fundamento sobre el que necesariamente se apoya. Se habla de LIBERTAD, IGUALDAD y FRATERNIDAD,  mientras nos estructuramos conforme a la clasificación de diferencias hasta en las mismas relaciones de supervivencia.
    El TENER y el PODER que no tienen capacidad de nivelación, se han convertido en matriz de estructuración relacional para las personas, sustituyendo la categoría de SER,  llegando a la aberración de intentar PROGRESAR sin CAMINO para miles de millones; de buscar LIBERTAD sin la VERDAD de que sea real para todos:  y empeñados en MATARNOS o DEJAR QUE MUCHÍSIMOS MUERAN para que siga habiendo VIDA..

  • M. Luisa

    Sólo me he detenido a leer los puntos  señalados y ahora veo que si me fijo en la introducción puede cambiar algo mi perspectiva. Lo veré más tarde, disculpa Josemaria.

  • M. Luisa

    Puede ser  cierto que la verdad filosófica  teniendo en cuenta  el periplo histórico por el que ha pasado su objeto sea algo incompleto y discutible precisamente por provenir de ideologías. Ahora bien si hablamos de la verdad filosófica  su  término   no es ya  un objeto    sino la  búsqueda de la realidad misma. Por qué saco a relucir este matiz?   Pues porque vista así la cuestión la  liberamos desde el inicio de cualquier influencia religiosa incluida la cristiana. La consecuencia de todo ello es de gran importancia  porque es en la Realidad donde hay que encontrar la verdad cristiana, la budista, la musulmana etc., todas son respectivas en la verdad. No es que la cristiana la posea en su totalidad, sino que todas se hallan poseídas por ella, por  la verdad  y por tanto, en definitiva,  habrá que transparentarla en los diferentes caminos   culturales. Pienso que  cuando Jesús dice quien me ve a Mí ve al Padre está anunciando una verdad universal.

Deja un comentario