Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4952 Artículos. - 79541 Comentarios.

Laic*s que hemos vivido lo que es el clero y la vida consagrada…

En otras entradas se ha discutido sobre si la vida consagrada es dura y si los curas trabajan mucho o “viven como curas”… Yo no voy a generalizar. Pero puedo relatar cómo viven ciertas religiosas de mi pueblo y lo puedo decir porque lo he visto en primera persona al haber trabajado en ese centro. Lo mismo sobre cómo viven y trabajan algunos sacerdotes.

 

  • En un colegio de religiosas

Ellas madrugan, sí… tienen que rezar sus laudes, después casi todas menos una que queda montando el comedor para el desayuno, casi todas se van a misa, vuelven y desayunan, termina de arreglarse y para cuando comienza la rutina ya tienen quien abre la puerta, y la personas de limpieza que tienen para las aulas valen para limpiar sus dependencias, y si estas aumentan no buscan a nadie más,

La cocinera, hace desde la comida hasta la cena, amén de limpiar la capilla comedor y cocina, mientras ellas después de comer salen escopetadas a ver el telediario y poner a parir al gobierno socialista ¡Se escucha todo! Auque sean muy silenciosas hablando.

Ellas están en sus clases, o despacho de secretaría, y la superiora de allá para acá.

Cuando hay algo gordo como fiestas de curso, despedidas o verbenas, no son ellas las más implicadas, Los padres y madres, y sobre todo las madres siempre debemos tener ese tiempo que ellas no tienen aunque vivan dentro y puedan hacer mucho más de las que recorremos hasta 3km para llegar al colegio, tenemos hij*s y una casa que llevar adelante, cosa que para cuando estamos allí no importa, pero si se critica muy mucho que las mujeres estén fuera del hogar porque l*s hij*s, andan peor desde que la mujer trabaja.

En la Pastoral igual, si se hacía Tómbolas para recaudar unas pts, y había que recoger de distinto empresario lo que les venía a bien dar, (Menos cuando pedían para ellas, ahí si iban ellas) ¡Nosotras! Éramos quienes íbamos, quienes poníamos el precio manualmente papel tras papel y cacharro y por supuesto quienes trabajábamos para que aquello se vendiese, y montar y recoger todo, y como siempre éramos las mismas madres… que poco importaba aquellas semanas de trabajo y estar fuera de casa, ¡Como eran para ellas!

 

  • En una casa de religiosos

He trabajado en casa de religiosos como cocinera… Eso creía yo, porque había que limpiar sus baños, comedor y capilla, y desde luego lavar la ropa de cada uno, cosa que las religiosas por lo menos eran en esto más pudorosas y ellas lavaban y planchaban ellas, aunque siempre era la misma.

Colocaban en un carro sus platos y tenías que recoger el desayuno aunque entrases dos horas después de que ellos desayunaran.

 

En el trabajo pastoral

Con la pastoral, ¿Se implican o implican? Si no fuera por la gente que tienen de la calle no entraban ni el gato.

En Caritas, el cura sólo aparece o para dar por cuuuu, o no aparece, la visita y quienes están es para lo que he dicho, poner trabas al trabajo hecho, nunca para poner el hombro, quizás para ver si se puede llevar algo, en alguno caso muy concreto de sacerdote que para colmo es del Opus…

Aquí también peleamos con todo el pueblo para recoger material, hilos, telas, pinturas etc, para que mujeres y casi niñas aprendan a cogerse una bastilla de pantalón o faldas, sean autónomas en esto y otros menesteres que les sirve para ahorrarse unos €.

 

  • En la catequesis

Como catequista, dos y tres grupos de comunión, preparar los cantos, las lecturas y las actividades con grupos de entre 14 ó 16 chic*s. Hasta las carpetas de cantos debimos preparar y pagar de nuestros bolsillos, cuando empezamos las 4 catequistas los años que estuve.

Un viernes de tres catequesis, una hora de ensayos de cantos, y un miércoles para preparar las lecturas del domingo y la reunión con l*s coordinador*s… Que siempre eran: la monja, el sobrino de la monja o el cura (que nunca lo veías por la parroquia, algo busca, ni tanto), o la mujer del médico tal…

Ni idea, tenían en muchas ocasiones de lo que de verdad decía ese día el Evangelio o el tema que debíamos explicarle a l*s chic*s.

Recuerdo un día, que el sobrinísimo de la monja, quería por todos medios que dijésemos que éramos hij*s de D*s por el Bautismo, cosa que me negué en rotundidad a decir, y cuando me preguntó y yo le pregunté no supo dar explicación.

¿Por qué vamos a ser hij*s de D*s por el bautismo, y quienes no se bautizan de quien son hij*s? ¿Qué pretendemos con esta exclusión, qué estamos negando y a quién relegamos a estar fuera del reino de D*s?

 

  • La obligación sagrada de las vacaciones

Solo acabar con algo que pasó al terminar las fiestas del pueblo, y como había novenas por la mañana y la tarde, estaban los sacerdotes muy cansados por este trabajo, la medía hora pasaba a ser casi una hora, y como la iglesia queda abierta hasta la hora de comer no pueden estar muy lejos por los pillajes, aunque siempre está el/la campanera/ro que está cuidando de todo.

Bueno, salimos una tarde y una monja le pregunta: “Don fulanito, ¿no se ha ido usted de vacaciones aún?”. Cuando él contesta que se va en septiembre, ella se lleva las manos a la cabeza: “¡No me diga, don…! Todo el veranos aquí trabajando y sin salir con el calor”.

¡Claro! ella ya vino de su ciudad fresquita y de sus baños para los huesos, y es que se cuidan la reluches, unos y otras, no se dejan de hacer esos chequeos que manda el Rey que nos hagamos, como tienen la S. Social y aparte Sanitas o otras…

Ahora que le contesté a los dos muy bien: “Hermana, que yo llevo hasta hoy 48 años sin ir de vacaciones y aquí estoy, aún no me he muerto”. Y aquí se acabó la conversación. ¡A ver quien decía nada!

 

20 comentarios

  • Maite Lesmes

    Tengo amigos y amigas que  pertenecen a una orden religiosa (decir que son “religiosos” o “consagrados” o que están en la “vida religiosa”  es utilizar expresiones avaladas por el uso, pero carentes de sentido, en la línea que ha utilizado MAR) y que debo reconocer son excelentes personas y consecuentes con su opción
    vital global.
    Conozco a muchas más que pertenecen también a órdenes religiosas o a “institutos seculares” (otra expresión confusa, pues tienen los mismos ingredientes que las otras, incluso el vestir de seglar, pero una facilidad mayor para negar u ocultar que pertenecen a la clerecía) y que, si no me han escandalizado, al menos no me han dado ganas de ser como ellas.
    Tras reconocer que hay personas de ese estamento que merecen la pena,  tengo que admitir -por  una parte-
    que muchas de ellas me dan pena:  también ellas han despertado, como muchos de nosotros, del sueño dogmático por el que entraron en la “vida religiosa” y han descubierto que no era necesario pertenecer a ella para ser y hacer feliz, para vivir según los valores evangélicos. Han descubierto, además, que en comunidad es más difícil aún la convivencia que en una familia.  Pero no pueden ser consecuentes con ese darse cuenta
    de que  hay otros caminos que llevan a la misma meta. Porque descubren, que tras haber trabajado en la congregación un montón de años, o no se ha cotizado por ellos, o se ha cotizado desde 1978, en el mejor de los casos. Es decir, aunque quisieran, materialmente no pueden salirse porque irían abocados a engrosar las bolsas de pobreza.
    Esta encerrona y falta de justicia social con que actúa la ICAR y las congregaciones,  es un atentado a la dignidad y libertad,  es simplemente inhumano.

    Por otra parte, una cosa es que todos los religiosos-as tengan que hacer los tres o cuatro votos, y otra  cosa es cómo de hecho sabemos que los viven muchos.  En cuanto a la pobreza, sí disponen de dinero personal (la cuantía y el modo de administrarlo depende de las congregaciones o institutos seculares), pero no tienen que preocuparse si llegan o no a fin de mes, y se permiten tener un horario reducido de trabajo  cuando lo desean,  viajan como nadie,   tienen todas las necesidades materiales cubiertas, por poner sólo algun ejemplo.
    En cuanto a la castidad, cuánta “vieille fille” o vieux garçon (solterones) hay entre este colectivo¡ (Sin entrar en las desviaciones). Y la obediencia, resulta un tópico, salvo casos y situaciones excepcionales. En realidad, hacen lo que les da la gana (y hacen bien) o lo que pueden. Y desde que tienen ordenador y móvil, no digamos. Así que menos lobos.
    Ahora bien, conocemos a quienes tienen arrestos y han tenido la honradez de abandonar la “vida religiosa” a los 64, a los 78, incluso a los 79 años… y con el  horizonte de una pensión de 400 y pico €.

  • Carmen (Almendralejo)

    Me alegra saber de ti, que ya estás en casa con los tuyos y bien, con todo lo que está pasando por ahí ¡Uff!…
    ¡Preciosa! toda tú, eres un viaje al interior

  • MAR Medina

    ¡Hola Carmen, preciosa! Mi viaje bien, gracias, ya te contaré, aunque anoche reflexionaba que el viaje interior es mucho más enriquecedor y gratificante que cualquier viaje en su sentido literal. Hay mucho que descubrir desde el corazón de las cosas…

    Un abrazo

  • MAR Medina

    Claro que sí, querido Javier. La ICAR es un entramado -nada cristiano- de tal envergadura -en el doble sentido etimológico del término (!)-, que es tremedamente difícil abandonarla sin abandonar también el mensaje evangélico que dicen proclamar, y que en realidad comenzaron a traicionar muy pronto. De modo que más trabajan en la obra del diablo que de Dios, si tuviéramos que creer en ambos conceptos tal como los definen en sus doctrinas.

    A mí me supuso, al descubrir y reconocer su hipocresía, dar la espalda a todo concepto religioso de la existencia y comenzar una andadura agnóstica y simplemene humanista, por lo que logré purificarme en los siguientes años del lavado de cerebro que padecí en la infancia, hasta que pude redescubrir en mi propio corazón esa presencia sagrada de la que surge todo cuanto existe, y sólo entonces comprendí el mensaje evangélico en su primigenia sencillez.

    Pienso sinceramente que tal como actúan el papa y las altas jerarquías hacen mucho daño, la influencia de la ICAR así entendida, como estructura de poder, es maligna y hay que liberarse de ella cuanto antes.

    Saludos cordiales

  • Carmen (Almendralejo)

    Hola MAR Medina… ¿Qué tal tu estupendo viaje y vacaciones? Ya contarás.
    Totalmente y al cien por cien de acuerdo contigo y Javier… Las buenas persona no necesitan de Laureles y palma, y a saber cuantas santidades se podrían descatalogar como tal, precisamente en uno de los trabajo que menciono se decían que alguien que llegaba sería sant*, y cuando llegó solo con ver su mirada supe que sant* en “Las calderas de Pedro Botero“. Porque gusta mucho a estas “personas consagradas” ponerse el cilicio y el hábito del cordero, para cuando te das la vuelta sacar los colmillos de lobo
    La vida consagrada femenina, se institución, por unos motivos muy concretos y como ayuda a quienes se retiraron a ese desierto:
    Para apoyo y para ayudarles en todo, hoy siguen más qué nunca estas haciendo esa labor de siervas o criadas de estos señores que se creen aún más consagrados que ellas.
    L*s laic*s que hemos trabajado en parroquias y no una, en congregaciones religiosas y no una sino en tres o más, sabemos de que hablamos, es verdad que te encuentras con la persona buenatona*s e inocentes, y muy sumisas, que se sacrifica, o la sacrifican, para el aprovecho del convento y de ell*s, de la parroquia etc.
    Pero te diré que hasta en las que van a las misiones te encuentras est*s, otros que por el mero hecho de ir a un “tercer mundo”, se creen l*s dueñ*s de toda persona que encuentran, los tratan con superioridad y como aquí sus horarios priman por encima de la forma y el hábito de vida de donde se supone que están y es para lo que han ido, para adaptarse ell*s a esa vida y no llevar una vida impuesta en costumbres a ese sitio, que no cabe ni llega.
    Conozco también estos y otros casos, y ya no digo de quienes abusan de las pobres religiosas en otro punto, por el mal que asola estos países, muy conocidos y sangrantes, que aún ni siquiera esa vida consagrada ha pedido perdón por todo el daño que han causado a estas pobre mujeres casi niñas.
    Hoy no tienen sentido ciertas vidas porque aquello que dio fruto hoy es una higuera seca, donde solo existe el buen tronco donde estar apoyad*s cómodamente.
    Hay una frase de de Sor Ángela de Cruz que dice todo de cuanto es en verdad todo esto

    “Vale más un acto de OBEDIENCIA, que muchos de Caridad, hechos por propia voluntad”
    Se cuestiona hasta la disponibilidad de la Caridad fresca del corazón, aquella que no esté pasada por la vista o censura de la abadesa, o el abades, de los superiores.

  • Carmen (Almendralejo)

    Querida Pilar, creo que ninguna persona consagrada podrá decirte a ti lo que es la entrega, a quienes convive contigo, y solo por amor. Tu vida es un canto a la vida consagrada entero para dar testimonio de cuanto se puede dar por amor a una persona, familia en nombre de una fe, y en nombre de una fe ser declarante de que sin la humanidad no vale fe alguna.

  • Javier Renobales Scheifler

    Ya, Mar, nosotros (la clase de tropa que decía Escrivá, si no recuerdo mal) tenemos claro que no es de mayor rango la llamada’ vida consagrada’ de los eclesiásticos católicos; pero ellos (la clase del Alto Estado Mayor, o simplemente sus oficiales, por seguir con la mentalidad clasista Escrivá, aún tan instalada en nuestra sociedad española) no lo deben tener muy claro, o tienen ab imo pectore (en lo profundo de su corazón) muy claro que ellos son de rango superior, porque respondieron valientes a la llamada de Dios (‘vocación’, la llaman) para dejarlo todo (menos el carrerón eclesiástico, claro, y la vida asegurada en este pícaro mundo) y seguirle bien instalados en la poderosa ICAR.
     
    Los de vida consagrada canonizarán a Wojtyla, en cuanto se pase un poco el efecto de la pederastia y demás vicios de Marcial Maciel, muy amigo del polaco. Todo el Santoral que se han montado los de vida consagrada está repleto de eclesiásticos de vida consagrada, o sea, de ellos mismos (una vez más, la pescadilla que se muerde la cola), lo cual evidencia que se consideran de mayor rango.
    Maciel mismo hubiera sido ascendido a Santo probablemente (los Legionarios que fundó Maciel son muy ricos) si la sociedad civil no se hubiera democratizado un poco (bien a pesar de los consagrados jerarcas católicos) y no hubieran prosperado algunas de las denuncias de las víctimas de Maciel.

    Sólo cuando éstas denuncias fueron evidentes para el pueblo, Ratzinger apartó a Maciel, para no seguir dañando la imagen de la  imagen de la ICAR, que es lo que les importa.
    Hace unos siglos las bestialidades de Maciel habrían quedado ocultas, tapadas por los propios jerarcas católicos; al no haber democracia en esas épocas, nunca hubieran salido a la luz esos crímenes, y tendríamos a un depravado elevado a Santo por sus Eminencias reverendísimas ‘infalibles’, atribuyéndole que movió a Dios a hacer los milagros que les hubiera parecido  mejer a los consagrados.
     
    ¿Cuántos depravados de vida consagrada habrá en el Santoral? No hay modo de saberlo, al menos nosotros, el vulgo; los archivos secretos y no secretos vaticanos (y de los demás poderosos en general) eliminan lo que perjudica a los poderosos y falsean lo que les conviene (me suena la donación de Constantino), y así escriben la Historia, y así es su amor por la VERDAD.
     
    Fíjate en lo que han hecho con Luciani en su Alto Estado Mayor, del que sólo formalmente era el Jefe. Acaban con él en el Vaticano, (para facilitarles impunidad, otros poderosos les han dotado de un Estado independiente), y nos cuentan cualquier milonga para tratar de justificar el que ellos nos hayan robado los resultados de la autopsia y han impedido cualquier investigación policial del asunto. Tuvieron mucho interés en que la policía científica no pudiera aplicar las técnicas que habrían proporcionado alguna certeza en el asunto. Menuda vida consagrada, la de esos señores.
     
    Que si el Papa Luciani se equivocó de medicamentos, que si sufrió un infarto, que si … lo que se les ocurra decir, pues ya hemos visto, de nuevo con la pederastia de los de vida consagrada, que los católicos en general se tragan cualquier cosa que hagan o digan sus jefes, a las órdenes de su dictador vaticanesco.
     
    Son cosas del Espíritu Santo, dicen los que presumen de tener línea directa con ese imaginario Dios, que sabiamente (para ellos) habría hecho que Luciani se equivocara con los medicamentos, dejando impunes a los probables asesinos para que Wojtyla pudiera luchar contra el comunismo e involucionar su ICAR con la ayuda de Ratzinger y Cañizares (éste quizá llegue a pretender darles la comunión a los recién nacidos, en biberón o así) y otros llamados consagrados.
     
    ¡Pero si hasta han pretendido hacer sacerdote a Jesús!, para beneficiar a la casta sacerdotal de los consagrados, importándoles un bledo que fueran los sacerdotes (la casta consagrada) los que asesinaron a Jesús. Claro, entonces meten que el plan de Dios era que su HijoDios muriera en la cruz para redimir con su sangre divina nuestros pecados.
     
    Manipulaciones tras manipulaciones, que muchos de sus fieles se siguen y seguirán tragando, es la Historia de la ICAR, que creo nos ha demostrado con creces que no tienen remedio.

  • MAR Medina

    Vida consagrada… Toda vida es consagrada, dedicada a saber quienes somos realmente (realmente de estirpe sagrada); dedicada a otros como seres sociales que somos (consagrada al servicio a otros a través de la actividad del día a día en mayor o menor grado). Seguro que entre quienes se dicen llevan vidas consagradas hay quienes las viven entregadamente a otros, desinteresada y altruistamente, en cumplimiento de sus votos. Pero no creo que los haya en un número mayor que entre la gente normal, religiosa o no, en cumplimento de su deber. Quienes tienen hijos les consagran sus vidas con el mismo altruismo, desinterés y generosidad que los mejores religiosos y religiosas se entregan a los demás.

    No es de mayor rango la vida de un buen religioso que la de una simple buena persona que hace lo que debe desde la rectitud moral dictada por su corazón y reforzada por una buena educación, sin necesidad de voto de (aberrante) obediencia, de (antinatural) castidad, ni de pobreza (falsa, salvo en órdenes mendicantes que ignoro si existen ya, pues no es pobre quien disfruta de bienes en usufructo), como de hecho nos mostró Jesús, que no fue sacerdote sino laico.

    Saludos cordiales

  • mªpilar garcía

    Me uno al comentario de Marisa; por conocer y compartir, con personas como ella comenta.

    Creo que Carmen tiene mucha razón; pero, no podemos olvidar, a ese silencioso número de personas mujeres y hombres, que viven como las personas que acompañan, en lugares muy duros.

    Hay que ser justos y consecuentes.

    mª pilar

  • Carmen (Almendralejo)

    Totalmente de acuerdo Marisa mi buena amiga…
    Y seguro que no me equivoco con los nombres de esas mujeres que conviven en unas viviendas entre gente de clase humilde, que han luchado por sacar del mundo de la drogas a más de un*s chic*s, y no solo eso, lo más importante que han dado dignidad a las madres que empezaron a luchar junto a ellas, con unos argumentos y con unas ideas de asociación importante.
    ¡Lástima! que estas religiosas, sean un grano dentro de la mole de su misma congregación que la conozco también, están en mi pueblo, y ellas mismas partieron con dolor de él.
    Y como dices, quienes no hacen proselitismo son lo que no dicen.

    Ese canto, que hace feliz a niñ*s, personas que no entienden la palabra es lo que nos hace falta, más que nos apedreen con normas que tampoco entendemos porque va contra natura y contra la misma religación de la persona con D*s y con la fe que es personal y no impuesta

  • Carmen (Almendralejo)

    Mi querida Ana, cuantos días sin leerte, y antes de nada deseo que tu sobrinito se ponga mejor y que pase pronto la lata de la inmovilidad y la escayola, caso aparte lo de estas pobres mujeres de clausura, dan pena mujeres sin llegar a los 40 años, alguna que conozco en particular y que tengan la mentalidad de mi tatarabuela, pero es lo que les meten y como las someten, entrar en edad infantil y las petrifican en ellas.
     
    Sobre mi amistad, ¡Nunca fueron amigas mías! Aunque yo siempre actúe como amigas y casi hermanas mías, porque en verdad creo que la unión en una fe, es algo que va más allá de una simple coincidencia de algo, ni físico ni de gusto, como tampoco de ideas…
     
    Cuando a una persona les llega momentos duros, “la barca naufraga” es cuando se descubren aquellas amistades, y se comprueba que quienes parecían amig*s, eran lobos con pieles de cordero, para acechar y proveerse de alimento, es decir tener y rodearse de gente que les haga su trabajo, gratis o por poco dinero.
     
    En esta congregación sigo teniendo, una amiga, y es como mi hermana… precisamente ella estaba en África, y desde allí intentó velar por mis intereses en contra de su misma comunidad, sin decir que estuvo en todo momento dándome ánimos y consuelo cuando lo necesité.
     
    Y que por ella, callo más cosas y sobre todo mucho más dura y peores, que nadie me las ha contado, que la he vivido en primera persona.
    Solo contarte el caso de una de ellas, con la cual estaba muy unida, y que precisamente no era ella de las mejores miradas en su comunidad (esto es otra), yo fui paño de lágrimas durante años, de las injusticias que con ella se hacía.
     
    Le ayudé durante más de un mes por un gran problema familiar que tuvo, estando muchas noches fuera de mi casa para que ella descansara, esto lo hice de corazón y hoy lo volvería hacer, aunque supiera lo que ella me dijo cuando le conté, por el problema que estaba pasando cuando me separé… Respuesta ¡Haberlo pensado mejor!
    No quiero amistades como estas, que te hunden más en la miseria y el dolor que una persona tiene cuando descubre que todo cuanto sientes por estas es solo humo contaminado de egoísmos.

  • MARISA-EL-TALLER

    Quise escribir ayer, puro tube el dia eredado.
    Bien dices Carmen al no, querer jeneralizar, tampoco yo, quiero hacerlo, ni tampoco juzgar, porque me ahorro un trabajo, y siempre digo que “agua que no, has de beber dejala correr”, bien sabes que no, participo de ese sector eclesial, ¿para que lo necesito?, pero si me prodigo en otros ambientes eclesiales, donde todo el mundo es igual, camine por donde camine, por esto conozco gente que se hicieron un dia sacerdotes y cuidan la huerta de la comunidad, buscan leña, para lña chimenea, se van de pesca, con el del pueblo que lo invita, conozco religiosas, que viven en el ultimo pueblo de la region, en el ultimo barrio del pueblo, en la ultima calle del barrio, en la ultima casa de la calle, trabajando, de limpiadoras de trenes, de casas, de calles y de servicios publicos, o vendiendo en mercadillos, sin ademas hacer proselitismo de lo que son o creen, vale la pena traerlas aqui y no, las nombro, porque no les gustaria y no, quiero yo, molestarlas, si no, todo lo contrario, son presencia de Iglesia en lo desapercivido, como lo fueron los primeros años de Jesus. Tambien conozco, quien esta en paises diferentes amenazado de muerte, quien tiene enfermedades graves, contraidas, por su estancia en determinados paises y mi amiga que le falto tiempo ,para irse a Aiti para cantarle a los niños, porque como no, save idiomas, la musica es universal y veo las fotos de los niños riendose, a ella aun no, se le ha olvidado el terremoto, aqui muchas gentes, se nos olvido.
    No, estoy contradiciendo lo que tu dices pero hay muchas realidades y por estas realidades, que te cuento y todas podriamos poner muchas mas, estamos siguiendo los pasos de Jesus o intentandolo y sobre todo por no, darle la espalda a tantas hermanas/os, que estan dando la vida, merece la pena estar aqui, intentando hacer una Iglesia diferente, porque es posible.
    PAZ Y BIEN.

  • ana rodrigo

    Querida Carmen, si las monjas de tu pueblo leen este post, tendrás buenas amistades con ellas, jajaja.
     
    Yo creo que a nivel individual debe haber de todo, como en botica, y nada más tenemos que ver las actuales misioneras y su entrega real a la gente más necesitada del planeta, aunque ellas quizá tengan una vida un poco más confortable que la gente a la que sirven y atienden, pero creo que son un ejemplo de generosidad, y lo mismo diría de muchos misioneros.
     
    Otra cuestión es la institución religiosa en sí misma y en estos tiempos (aunque por las crónicas que nos han quedado por ahí, parece ser que hubo tiempos peores).
     
    Los tres votos que hacen y que quizá, aunque lo dudo, en otras época los quisieran cargar de contenido válido, son un absurdo en sí mismos.
     
    Del voto de castidad poco hay que hablar para comprender que es una decisión antinatura, decisión tomada en unas condiciones en las que no se sabe lo que en realidad supone en la vida de una persona adulta en etapas posteriores. Suelen hacer los votos después de una etapa de “comedura de coco” llamada noviciado, van pasando los años y sacerdotes, religiosos y religiosas se ven atrapados en una opción de la que la mayoría se arrepienten pero que, por circunstancias mil no se atreven a revocar: la edad en la que se arrepienten, las perspectivas laborales pésimas o nulas fuera de la institución, la mala conciencia (en el mejor de los casos) si incumplen el voto, etc. Sobre el escape que tantos varones célibes ha dado ya conocemos cómo resuelven sus necesidades, es vox pópuli y quien más quien menos conocemos algún caso de “vida paralela”.
     
    El voto de obediencia es un atentado directo contra la dignidad de la persona. A una persona adulta que tienen que obedecer le supone, por lo menos, dos cosas: una infantilización total al no poder tomar ella sus propias decisiones y no afrontar las consecuencias de las mismas, y, por otro lado, vivir como súbdita de otra persona a la que llamar superior o superiora (¡tiene bemoles el título!).
     
    Y sobre el voto de pobreza es la mejor pantomima para autoengañarse. Es cierto que no disponen de dinero personal, pero lo que más hace sufrir a las personas que no tenemos voto de pobreza es la incertidumbre del mañana, cosa que ellos y ellas se lo ahorran porque saben que nunca les va a faltar de nada, especialmente en los peores casos como es el tema de la medicina y la salud. En cambio vemos el escandaloso patrimonio inmobiliario que tienen. Por otro lado conocemos casos de religiosos y sacerdotes que han abandonado esas instituciones y se han ido con una mano delante y otra detrás después de haber estado trabajando toda su vida para engordar ese patrimonio, y, encima, sin haber cotizado a la seguridad social.
     
    Sobre si esa vida consagrada les hace superiores al resto, es otra tontería más. Las teorías sobre la virginidad de si anticipa el reino celestial y bobadas semejantes, son placebos temporales, pero nada más. Como ha dicho algún comentarista a Carmen, parece que tu vida es más consagrada que la de las monjas que describes, efectivamente.
     
    Si a todo esto le añadimos la falta de amor real y humano, el único que existe, puesto que el amor “espiritual” ni existe y, en el caso de que exista, no sirve para nada, llegaríamos a la conclusión que la vida religiosa es una fuente de frustraciones, de amarguras que afloran en formas diversas en la convivencia con una buena fachada de puertas afuera, pero nada más, salvo que ya la entrega a tanto absurdo sea tan de verdad que les transporte a vivir una vida extraterrestre.
     
    Ya termino, pero no me resisto a contar una anécdota que presencié antesdeayer: Tengo un sobrinillo que 8 años que ha tenido un accidente con la bici y está como un cristo crucificado tumbado, inmovilizado y escayolado casi todo el cuerpo. Vino a verlo, con el permiso correspondiente de su abadesa, una hermana de su abuela que es monja de clausura pero que puede salir para ciertas cosas, y le dijo delante mía: “es que tienes que hacer penitencia”. Mi respuesta me la ahorro, aunque os la podéis imaginar. Eso es vivir en un mundo absurdo, decirle a un niño de 8 años, que está todo el día llorando por su situación, que tiene que hacer penitencia, y supongo que no siguió diciendo tonterías porque vio mi reacción.

  • Carmen (Almendralejo)

    Kaála, dices bien, amiga… No estar apegad*s es, No necesitar, porque nos han ido educando en una fe, infantil e idiotizante.
    Si nos hubiesen educados en No Creer, más que en un creer a ciegas, en aquellos dogmas maquiavelicos y diformante de las personas.
    Si nos hubiesen enseñado a desconfiar de todo aquello que llega arropado de censuras, de ciertas morales y viejas filosofias androcéntricas y patriarcales.
    Si nos hubieeran enseñado que a D*s se le encuentra en caulquier persona.
    Si no hubiesen dicho desde nuestras más temprana edad, que somos hijos e hijas de D*s, sin que nadie por el solo hecho de ser religioso, sacerdote etc está más ligado a D*s
    Si nos hubiese leido la verdad del Evangelio donde Jesús dice “dejad que los niñ*s se acerquen a mi…” 

    Si no, nos hibiesen educado en uan  infantilidad dentro de nuetra Robada Creencia Religiosa, muchas veces no se mendigaría desde el desconocimiento incial que allí solo están “los hueso secos” que el profeta denunciaba.
    Pero está el Saber y la Busqueda de la Verdad sin apellidos y sin nombre, porque D*s los abarca e incluye a todos nuestros nombres, apellidos, nacionalidad y religión… y como no género.
    Recuerdo que detrás de las decepciones de pedir que me digesen como era y que se hacía para Interiorizar una ORARCIÓN… Saber estar en silencio y solo decir por parte de personas religiosas,tu vienes te damos una llave y te metes en la capilla y eso es Orar, estar en silencio con D*s.
    Solo decir que al ponerme a estudiar, Agente de Pastoral, y meterme en la biblioteca diocesana, los libros llegaban a mis manos sin conocer autor*s, y ni temas…
    Esto fue la Pesca Milagrosa, porque en dos meses hacía preguntas que los sacerdotes no eran capaces de contestarme.
    Y por supuesto que te abren los ojos, los sentidos y notas como Jesús te toca en aquel mal que te hace estar apartada por esta religiosidad burguesa.
    Si hay una Parábola que es clarividente en mi vida de fe, es la de la Piscina de Siloé… personas esperando a que el agua (Espiritu-saber) se mueva para que aquell*s amigos te adentren en ese Agua.
    Jesús llega y te coge y te dice, levantate y camina, que aguas pasadas no mueven molinos.
    La decepción ante estas personas cuando te enteras de que has sido utilizada y manipulada… y cuando coges otro camino es solo se valen de saber tu punto débil, tu dolor para atacarte y decir que te has ido a una secta ¿…?
    ¿Cómo saben los ladron*s de lo que hablan, y de como piensan est*s?

  • Kaláa

    El Amor de Dios reine en nuestros corazones.
    Con este encabezamiento redacté mi primera carta en el colegio del  “Amor de Dios” a una amiga imaginaria. Evidentemente esto marca..
    A los 14 años  acabado el bachillerato, se finalizaba la vida colegial,  si había posibilidad de seguir estudiando se tenía dos opciones : la Academia particular, o irse a la ciudad al instituto  y punto.
    Siempre tuve la sensación de estar salvada por los pelos…como  colándome  y pasando de una situación a otra en el último momento… y esto también marca.
    Lo que  nunca tuve fué esa sensación de  estar pegada ni a monjas ni   curas,  por ser unicamente monjas y curas.
    Saludos.
     
     
     
     

  • Carmen (Almendralejo)

    Pues dices bien Javier, Pepe y Gabriel y Julian… Pero cuanto relato ahí, es exclusivamente esa gripe que toda persona que entra en la Búsqueda de D*s, y que da igual que sea esta u otra espiritualidad o religión, como en este caso es la nuestra, aquella que desde ese bautismo Constatiano llevamos recibiendo lo que somos cristianos y católicos.
    Entras creyendo que aquella búsqueda y sed que sentía, eran iguales a todas aquellas personas que ya estaban “en comunidad” en las parroquias… ¡Menuda decepción! cuando ese compartir y necesidad te hace pedir y mendigar como es eso de ORAR, HACER ORACIÓN, COMPARTIR.
    Desear que aquel mal que sientes y donde te ves metida, se romperá porque has encontrado gente que comparte contigo unas ideas y una FE.
    Crecer en la Fe y en soledad, dentro de la burguesía que encierra la vida consagrada, religios*s y Sacerdotal, es algo parecido a lo que en definitiva ya iba conmigo, porque te hacen sentir que estás en otro planeta cada vez que demandaba vivir aquel don espiritual que te hacía sentir que D*s te llamaba.
    Ese cansancio aperreado, de estas gentes es lo que más te quema y lo que te hace dar el bote cuando descubres que te están utilizando, y en demasiadas ocasiones ves que la burla que dirigen a otr*s, es la misma que hacen a tus espaldas.
    Y sobre todo es indignante que tu buena voluntad y sacrificios, y casi ese trabajarle gratuitamente, (porque pagaban lo que le apetecía) y sin exigencias de parte mía y de muchas otras personas que conozco, para pasar a ver en pocos meses, como ellos-as se dan la gran vida, esa que solo las gentes adineradas se pueden dar cuando la hacen a costa de la persona más necesitada y con sacrificios por parte de estas.
    Esto es cuando se trabaja, por amistad y cariño, si te digo que en Caritas o Catequesis, nos costaba dinero a las catequista, ya es la reoca.
    Y es más, algo que se me olvidó poner y es que en muchas ocasiones, había algún que otro sacerdote que llegaba a la misa cinco minutos antes, y cuando niñ*s y catequistas estábamos allí hora y medía antes para que fueran haciéndose con las lecturas como llevar ofrendas etc…
    Y tan solo, se acercaban para decir, hoy l*s niñ*s no leen, os toca a vosotras. esto fue lo que colmó el vaso de mis indignación y me enfrenté, a este señor para decir que ese domingo sí hacían las lecturas ell*s, que el siguiente, se levantará antes y las preparar él con quien le diese la ganas.
    Esta fue el último domingo de ir a misa, yo me enfrenté pero hubo catequistas que no veían bien que el “cura trabajase a disgustos” y como quien no iba a trabajar a disgusto y para su comodidad era yo…
    Estaba evidente que sobraba, y es que no se puede Crecer con orejeras, como veas, oigas, sientas… todo y  lo que hay detrás sales espantá, porque la Iglesia aún no está inaugurada y el Evangelio aún sigue virgen, sin que una coma se haya puesto sobre la palabra, y aún menos dentro de lo que es este englomerado o mole de la ICAR
    ¡Bendita hora!

    Sobre las relaciones personales de unos y otras y otras con otras, ¡Me callo! Eso ya que cada uno-a haga lo que crea conveniente, pero que nadie me diga a la cara nada sobre el sexo o como viven la juventud o los matrimonios de la nueva generación como dicen, y aún menos de las maternidades o de abortos etc…

    Porque hablo y con pelos y señales de lo que he visto, y hasta de algunas que otras confesiones salidas del confesionario que tambien las hay, más de lo que nos creemos, porque aunque no se den nombre en los pueblos nos conocemos hasta por los andares.

  • Julián Leirbag

    De hermanas y monjas hay de todo. Pues tuve distinguidas comunicaciones con varias de ellas durante más de una década hasta que…Varias se quejaban de que “la superiora” se tomaba las vacaciones junto con un sacerdote, resunto amante, perdón, esposo sin matrimonio aprobado por la iglesia. Y era justamente el designado por su congregación como el “director espiritual”.  Otra tuvo que irse a trabajar a Italia porque en la comunidad que atendía a los huerfanos se constató que ofrecía niños y niñas a algunas personas adineradas a cambio de dinero clandestino y antes que la justicia se la venga encima las autoridades optaron por “ir de misión”. Hubo una que estudiaba teología porque creía que con el papa, que en aquél entonces era Juan Paulo II, se abriría la posibilidad real de consagrar a las mujeres, y vaya la pobre estará amargada allá en Australia donde nació u otro lugar en el mundo. Por acá cerca veo de seguido ir y venir a las que trabajan en el cottolengo….

  • Gabriel Sánchez

    Guauuuu…Carmen, yo estoy en otro planeta…Gabriel

  • Javier Renobales Scheifler

    Leyéndote, Carmen, me parece más vida consagrada la tuya que la de esas personas eclesiásticas que se autocalifican pomposamente ‘de vida consagrada’, a medio de un invento que llaman sacramento del orden, al que atribuyen mágicas gracias celestiales, que les da poder humano en la ICAR, pues así la tienen montada para su beneficio los que se han apoderado de ella.
     
    Una cosa es consagrar su vida al servicio de una institución (por ejemplo la ICAR, su negocio eclesial del que viven los eclesiásticos) o de un ente imaginario, y otra muy distinta consagrarla al servicio de las personas humanas reales (verdaderas), como hizo Jesús, que se dedicó (se consagró) a tratar de suprimir o aliviar el sufrimiento de sus semejantes, como la mejor forma de amar al prójimo y por tanto a Dios (si es que en realidad existe, como creemos los cristianos).
     
    Parece que Jesús no tenía sirvientes que le limpiaran baños y capillas, pues no tenía ni convento, ni jerarquía, ni monasterios, ni palacios, ni capillas, ni jardines vaticanos … etc., etc., etc.
     
    Tampoco parece que se dedicara a decir que es el bautismo lo que hace Hijo de Dios a una persona, pues el bautismo es lo que te hace católico, si no lo he entendido mal; al menos a mí me metieron en la ICAR bautizándome de recién nacido, cuando no podía defenderme.
     
    Pero no es el bautismo lo que me ha hecho Hijo de Dios, claro está. Dios es-viven en el amor humano; si soy Hijo de Dios, es el amor humano el que me ha hecho así; el bautismo no tiene nada que ver, me hizo católico y nada más. 

    Quien no crea en Dios, como Pepe Sala, bien puede creer en el amor humano y practicarlo, y es lo mismo que si creyera en Dios. Me consta que Pepe cree en el amor humano, y lo practica. Esa es la verdad, el hecho real. Si existe Dios o no, es sólo una creencia, no una certeza.
     
    La arrogancia de estos que se autotitulan ‘de vida consagrada’ a la vez que van diciendo por ahí que la ICAR es la familia de Dios en la Tierra (Ratzinger), excluyendo de dicha supuesta familia a los no bautizados, es buena muestra de lo desviados que están y de cómo manipulan a Dios en beneficio de su negocio eclesial.

  • pepe sala

    Te compartiré una experiencia que te va agustar, Carmen. ( en venganza de lo que nos han hecho pasar entre tanto  incienso y mirra… el oro se lo han quedado siempre para ellos-as)
     
    Una de esas comunidades de las que nos comentas tiene un imopresionante edificio en mi pueblo. Se denominan monjas de clausura  ( son Trinitarias), pero lo de clausura ya hace tiempo que pasó a mejor vida. ( se las ve en cualquier parte y de cualquier manera…
    ¡¡ ay!! si hablara el pinar de San Andrés, donde entran dos y salen tres…)
     
    Bueno, resulta que ,como sabes, en cierta época de mi vida me tocó ser el alcalde del pueblo. Las monjitas ( que hicieron una campaña brutal contra el posible alcalde comunista que se les avecinaba) no querían perder sus privilegios adquiridos durante décadas de buena vidorra. Así, a pesar de su campaña barriobajera, cuando se les vino encima lo inevitable, no se cortaron ni un pelo y solicitaron ( por escrito) la subvención que TRADICIONALMENTE les daba la Junta Vecinal del pueblo. ( el talón que yo me encontré del último alcalde era de 250.000 pesetas de las del año 1995) Para un pueblita de 800 habitantes no estaba nada mal. Los pueblos más grandes aportaban mucho más a las sufridas monjitas de clausura)
     
    Bueno, como máxima autoridad del pueblo me vi obligado a quedar bien con dios y con el diablo. ( el diablo seguro que era también comunista)
     
    Por escrito les  respondí en términos aproximados a estos:
     
    “” La Junta Vecinal entrante no tiene intención de eliminar las tradicciones del pueblo de XXX.  y seguirá cumpliendo las costumbres adquiridas por nuestros antecesores,
    En el supermercado de XXX tienen ustedes dos sacos de patatas de siembra y 12 hazadas ( una por cada monjita) que gustosamente pagará la Junta Vecinal  del pueblo.”
     
    Ese año, el pueblo se ahorró la tradicional subvención a las monjitas. Curiosamente no fueron a recoger el regalo… ( y no por falta de terrenos donde sembrar patatas, que de terrenos robados al pueblo andan sobradas.)
     
    Venga… que ya están más vistos que el TE-BE-O.

Responder a Carmen (Almendralejo) Cancelar comentario