INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6401 Artículos. - 100335 Comentarios.

La caza de brujas a los teólogos creativos

En la Iglesia española, que a veces parece ser más papista que el papa, se fomenta la delación de herejía y la “caza de brujas” a los teólogos que no siguen a la letra el catecismo. En ATRIO mismo lo hemos experimentado. Una ex monja ha enviado una Carta al Nuncio denunciando el excesivo caso que la jerarquía hace a estos blogs intolerantes. Para ella la luz viene de la libertad con se expresan los teólogos creativos que la gente entiende.35580_118070488238204_100001057605792_128638_1324756_n-1

Lo cuenta hoy en El País José Luis Barbería. Otros cristianos han apoyado a Mª Victoria Gómez Morales, presentando una Denuncia contra el chantaje y la coacción ejercida por algunos obispos y proponiendo al final los medios para sumarse a ella.

La vara del cardenal

Una ex monja que pasó 60 años en un convento de clausura denuncia a Rouco Varela ante el Papa por coaccionar a los teólogos disidentes

JOSÉ LUIS BARBERÍA REPORTAJE: DISIDENCIA EN LA IGLESIA.  EL PAÍS 04/07/2010

¿Por qué levanta el dedo acusador contra sus obispos esta mujer de 84 años después de haber vivido seis décadas en un convento de clausura de las monjas redentoristas? ¿Es la “santa audacia” lo que guía sus pasos o esa “frescura laica” aborrecida por el fundador del Opus Dei, Escrivá de Balaguer? La feligresa que ha osado denunciar al cardenal Antonio Rouco Varela ante el papa Benedicto XVI tiene un físico quebradizo, mirada límpida, memoria y reflejos intelectuales extraordinarios para su edad y la alegría pintada en la cara. “¿Y qué aportaría yo a este mundo si le añadiera la tristeza? Soy una cristiana alegre, consciente de ser hija de Dios”, dice. Y eso que, a causa de la escoliosis y de otras dolencias, María Victoria Gómez Morales tiene un andar inestable y una salud frágil que ya no le permite ayudar como antes a los heroinómanos con sida de su barrio de Madrid.

Cuando todavía era monja -se salió del convento hace cuatro años por una cuestión de conciencia-, discutió con Rouco Varela sobre las instrucciones de aplicación de la nueva liturgia que, entre otras cosas, plantea volver a decir misa de espaldas al pueblo. Este es el extracto que María Victoria Gómez guarda de aquella charla:

-¿Cómo están ustedes, hermanas?
-Bien, don Antonio, la nueva instrucción sobre la liturgia…
-¿Ah?, pues no sé.
-Sí, la nueva instrucción que…
-¿Y cómo se ha enterado usted?
-Por la prensa. Me ha parecido horrible.
-¿Por qué?
-Obliga a delatar a los que no cumplan las instrucciones.
-¿Eso le parece mal?
-Me parece fatal.
-¿Y cómo me voy a enterar yo si no se hace así?

Dice que cuando el Vaticano se opuso a la despenalización de los homosexuales sintió como si una daga le atravesara el corazón y que por eso le escribió a Rouco, arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, para preguntarle si se podía actuar así desde el Evangelio. “Su respuesta fue si es que yo ignoraba la doctrina de la Iglesia sobre la homosexualidad”.

Con paso renqueante, pero gesto decidido, el pasado 22 de abril, la sierva de Dios María Victoria Gómez presentó al nuncio apostólico de Su Santidad en España, Renzo Fratini, una denuncia contra Rouco Varela, Agustín García-Gascó, arzobispo emérito de Valencia, y Fernando Sebastián, arzobispo emérito de Pamplona, por violación del derecho canónico, omisión de deberes pastorales, coacciones y consentimiento de denuncias calumniosas en medios católicos. Es una denuncia de más de 400 folios, muy documentada en las publicaciones digitales que, bajo el barniz de un catolicismo militante, denigran, humillan y acosan a teólogos refractarios al integrismo religioso.

Aunque los clérigos poco ortodoxos constituyen el blanco preferido de las insidias que algunos predican en esas webs, las furias digitales del rebrotado nacionalcatolicismo no tienen empacho en arrastrar por el lodo a cualquiera. “Juan Carlos ya no solo es traidor y doblemente perjuro, sino doblemente abortero. (…) El Rey es culpable de crímenes de lesa humanidad, genocidio y prevaricación”, se lee en la web en la que participan algunos de los obispos ahora denunciados. La antigua religiosa les acusa de ejercer la coacción, directamente o a través de grupos ultras, con el propósito de doblegar voluntades y conseguir el silenciamiento de las voces que respiran los aires aperturistas aprobados hace 45 años en el Concilio Vaticano II. “No nos consta que esa denuncia haya sido presentada”, sostiene un portavoz anónimo de la Nunciatura, a despecho de la documentación que certifica el acuse de recibo efectuado por el propio nuncio Fratini.

Cabe preguntarse si la voz de María Victoria puede algo contra el todopoderoso presidente de la Conferencia Episcopal y si el destino de su denuncia no será otro que el de engordar el apartado reservado a los “locos y desesperados” en el archivo vaticano. “Jesús le dijo a la samaritana que perdonaría todos los pecados, pero no los cometidos contra la luz”, indica María Victoria, licenciada en Ciencias Bíblicas. Quiere decir que amordazar a los teólogos que tratan de iluminar a los creyentes es volver a las tinieblas de la fe del carbonero, esa fe muerta escondida en la oficialidad y los dogmas de la que habló Unamuno. “Desde el amor permanente a Jesús he buscado y seguiré buscando la luz hasta mi último aliento. La ley del Evangelio es la ley del amor fraterno, no la del chantaje, ni la del martillo y el yunque”, subraya.     Dice que su denuncia supone un gesto de rechazo a la obediencia servil que ha consentido el arrinconamiento de cerca de 300 teólogos en las últimas décadas y “una invitación a ponerse en pie de luz, humanidad y respeto”.

Habla con el brillo en los ojos y la sonrisa franca, convencida de que hay que construir una Iglesia fraternal, humana y libre. “Me fui del convento con 80 años, sin saber muy bien cómo sobrevivir, pero libre y alegre como unas castañuelas porque el Señor sostiene mi vida”, afirma. Buena parte de su denuncia está articulada sobre los casos recientes del catedrático de Bioética Juan Masiá, que vive en Japón, y del antiguo vicario de la diócesis donostiarra José Antonio Pagola. La Conferencia Episcopal ha obligado a la editorial a retirar el libro sobre Jesús escrito por Pagola pese a que contaba con el níhil óbstat de José María Uriarte, el anterior obispo de la diócesis. Para los teólogos ajenos a la ortodoxia integrista, la descalificación de esta obra que humaniza la figura de Jesús viene a ser la prueba de que la caza de brujas desatada ha alcanzado un punto irracional.

Juan Masiá ha sido sometido a una persecución implacable desde que en el curso de un ciclo de conferencias en enero de 2005 se declaró “desconcertado” por el comportamiento “anómalo” de la Iglesia española en asuntos como la investigación con células madre y comentó que no sabía si echarse a reír o a llorar ante la condena eclesial del uso del preservativo. Al día siguiente, el ahora obispo Juan Antonio Martínez Camino llamó a los superiores del jesuita y quedó activado un proceso en el que gentes que se autodenominan “fieles sencillos” acosan a Pagola con denuncias y vejaciones desde sus tribunas periodísticas. “Te van apretando, apretando, para ver si pueden romperte los nervios y conseguir que saltes, que cometas un error que les permita decir: ‘¿Veis cómo es este hombre?”, explica el jesuita. Aunque ha sido expulsado de la cátedra de Bioética de la Universidad Pontificia de Comillas y puesto en la picota digital, la jerarquía no se ha molestado en señalarle sus supuestos errores doctrinales.

Cuando se enteró de la campaña, María Victoria Gómez pensó que debía lanzar el SOS “Salvad al padre Masiá” para contrarrestar la ofensiva político-religiosa que, en su opinión, está acabando con las mejores cabezas pensantes de la Iglesia. Se pertenezca o no a la comunidad creyente, produce rubor intelectual, vergüenza ajena, constatar cómo finos y creativos teólogos son despedazados por insultos y calumnias proferidos por algunos abanderados de la obediencia ciega y la renuncia a cualquier otra reflexión teológica propia. En su denuncia ante el Papa, la antigua religiosa detalla las coacciones ejercidas sobre los superiores de congregaciones con el propósito de silenciar a los teólogos disidentes, los chantajes a las editoriales católicas, las presiones dirigidas a impedir que los grupos cristianos de base se reúnan en locales de la Iglesia.

En abierto contraste con esa actitud, la jerarquía avala expresa o implícitamente a colectivos laicos identificados con la extrema derecha ideológica que afloran en plataformas digitales como Infocatólica, Intereconomía, Hazte Oír y otras. He aquí una simple muestra de las diatribas de esa partida digital. “¡Basta de impunidad para los enemigos de la cruz dentro de la Iglesia! No se trata de que se callen. Se trata de que se larguen”. (…) “Esos cristianos socialistas, y toda la chusma progre eclesial que les apoya…”. (…) “Esta gente no forma parte de nuestra Iglesia”. (…) “Estos no son pedófilos, ni gays, ni homosexuales; estos son, sencillamente, unos maricones de mierda”. Sobre Masiá han escrito que es “una mente enferma y preocupada por perdurar expeliendo heces” y que “es más peligroso que un pederasta”. A los obispos considerados tibios se les coloca el sambenito de “obispos perros mudos”.

Dicen las víctimas que lo peor son la manipulación de sus palabras, las mofas y befas humillantes que en el caso de las religiosas sin hábito llega al insulto y a comentarios vejatorios como “la pasarela de adefesios”. Por mucho que cueste creer que la jerarquía católica pueda servirse de estas gentes zafias y de mal corazón, no consta reprimenda alguna ni desautorización a quienes tratan así a sus hermanos de fe.

La Fundación Infocatólica tiene su domicilio declarado en el número 28 de la calle de Fermín Tirapu de Villaba (Navarra), el mismo en que reside la comunidad de las Esclavas del Amor Misericordioso. Y los procaces animadores de esa web encuentran cumplida promoción en Ecclesia, revista de la Conferencia Episcopal, de igual manera que los obispos más caracterizados de la corriente involucionista -el de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha publicado medio centenar largo de artículos- participan con sus escritos en ese espacio del nacionalcatolicismo.

Estigmatizado en una campaña sostenida -solo en el último año ha sido vilipendiado en no menos de 50 artículos-, Juan Masiá ve en su caso y en el de otros el secretismo inmoral que practicó la curia en el escándalo de la pederastia dentro de la Iglesia. “Son procesos en los que la víctima pasa de ser acosada a ser acusada. Cierto mitrado de la cúpula eclesiástica anima a la ultraderecha político-religiosa a que delate a un teólogo disidente. Cuando eso se produce, el mitrado, aparentemente sorprendido, muestra las acusaciones a su auxiliar y este persuade a los superiores del disidente para que lo silencien, pero sin decir de qué honda sale la piedra. Les dice que si se portan bien, protegerán su institución y dejarán de poner zancadillas a su congregación”, describe Juan Masiá.

No hace falta jugar a las adivinanzas para deducir que la figura del presidente de la Conferencia Episcopal encaja perfectamente en la de ese mitrado que lanza la piedra y esconde la mano. Quienes conocen al cardenal comparten la descripción del personaje hecha por el periodista José Antonio Zarzalejos. “Es un eclesiástico con una fuerte pulsión de poder” (…) “habilísimo en el manejo de los resortes de la política -ora persuasión, ora coacción, ora dejar pasar, ora plantar cara-, y destaca en su carácter una forma galaica de retranca que le lleva a presentarse como el ser más ingenuo y menos informado de la tierra, según convenga a cada circunstancia”.

Más inquietante resulta el acendrado “afán de gobernanza temporal” que el destituido director de Abc detectó en el arzobispo de Madrid. “Antonio María Rouco Varela ha interiorizado que la esencia de España es su catolicismo y atribuye a los poderes públicos el fenómeno de increencia que se produce en nuestro país. (…) Sus tesis me interesaban tanto como me inquietaban sus conclusiones, porque observaba en él una dureza ideológica muchas veces reñida con el sentido pastoral que se supone a todo obispo católico”.

La Conferencia Episcopal exigió a los superiores de Juan Masiá que le prohibieran pisar tierra española y ejercer cualquier tipo de actividad académica o pastoral hablada o escrita en su país natal. Como quiera que en marzo último vino a España desde Japón para presentar su libro Vivir en la frontera, ha sido advertido de que puede ser expulsado de la Compañía por desobediencia en materia grave.

“Llegará un momento en que lo que se dijo de noche, se gritará a plena luz del día; lo que se susurró al oído, se proclamará desde las azoteas”. La profecía de Lucas y Mateo parece cumplida en el caso de Masiá, de forma que el jesuita se encuentra ya con la amenaza de ser arrojado a las tinieblas exteriores, a la intemperie profesional, salarial y psicológica que bien conocen los purgados. La pregunta es si una organización como la Iglesia puede prohibir a uno de sus miembros volver a su patria o utilizar su lengua materna. La Constitución establece que el derecho a fijar residencia, circular, salir y entrar libremente en el territorio nacional “no puede ser limitado por motivos políticos o ideológicos”.

“Para la sociedad es importante que la Iglesia sea democrática porque en países como España, poco secularizados históricamente, la Iglesia ha sido la transmisora de los valores de fraternidad, dignidad humana y solidaridad. Si la jerarquía continúa entrampada en la intransigencia, impedirá que esos valores pasen a la sociedad”, señala, a su vez, Antonio Duato, promotor del espacio digital Atrio y editor de la Revista Iglesia Viva. También él detecta una efervescencia político-religiosa integrista avalada por la hornada de obispos educados en el molde que el cardenal Marcelo González Martín, el mismo que ofició el funeral por Franco, creó en el seminario de Toledo.

En su libro La destitución, José Antonio Zarzalejos asegura que el cardenal Rouco formó un complot para escorar al PP y a la misma Iglesia hacia la derecha. Mientras monseñor Demetrio Fernández Madrid, obispo de Córdoba, cree llegado el momento de “que salga a la palestra un partido político de inspiración cristiana”, el obispo donostiarra José Ignacio Munilla dice que “España está siendo utilizada como campo de experimentación de una ideología que atenta contra la antropología cristiana, la razón y la naturaleza”.

Una de las primeras decisiones de Munilla ha sido la de silenciar al teólogo franciscano de Aranzazu José Arregui y reclamar su destierro a América. Ha dicho de él que es “como agua sucia que contamina a todos, a los de fuera de la Iglesia igual que a los de dentro”. Cabe también preguntarse con qué autoridad moral los prelados pueden llamar “pecadores públicos” a los representantes de la ciudadanía y permitir que sus propagandistas tachen de “asesinos” o “aborteros” a los partidarios de regular cuestiones como el derecho a una muerte digna o a la interrupción voluntaria del embarazo. ¿Hay que seguirles el juego a estos reaccionarios dogmáticos que pontifican y ven al diablo apostado en todas las esquinas?

“También la Iglesia debe usar la vara de pastor, la vara con la que protege la fe de los farsantes”, reclaman los apologistas de la involución repitiendo las palabras de Benedicto XVI en la clausura del Año Sacerdotal. Y a fe que Masiá y los demás teólogos tienen la prueba de que esa vara se está usando, como se usó contra los “amonestados” Marciano Vidal, Casiano Floristán, José María Díez Alegría, Benjamín Forcano, Juan José Tamayo, Pedro M. Lamet, Manuel Fraijó, Xabier Pikaza, J. M. Castillo, J. A. Estrada y Juan Bosch, entre otros. Después de haber dedicado su vida a la contemplación espiritual, la oración y la meditación, María Victoria Gómez está convencida de que las predicadas “santa intransigencia” y “santa intolerancia”, la coacción, la mordaza y el secretismo viciado tienen tan poco de cristiano como la mano que dirige el golpe del martillo en el yunque.

56 comentarios

  • aníbal mera cruz

    Entre ser fiel al  Magisterio y serlo a los postulados de los llamados teólogos disidetes, escojo la primera. Con libertad, no sin temor y temblor  ni, tampoco, dejar de ver como a través de espejos, como por analogías, los misterios del mundo, de la condición humana y de Dios mismo.

    De manera que por ello mismo me indignan que, so pretexto de la fideldad a Magsterio en la que yo también deseo mantenerme, en efecto se recurra a la calumnia, la injuria y el acoso a todas las voces críticas eclesiales. Y sobre todo, no me preocupa tanto que en nombre de la fidelidad debida al Magisterio, se señale que el jesuita Juan Masía Clavel -o cualquier otro teoólogo crítico- se aparta en efecto del Magisterio en tal o cual verdad doctrinal, sólo que de ahí a sostener, como se hace efectivamente, con inequívocos signos de inquisitorial  furor apocalíptico además, desde esas páginas digitales por lo común tenidas por plataformas de expresión de la extrema derecha ideológia (política, cultural, religiosa…), que Juan Masiá Clavel -repito, y cualesquiera otros teólogos y teólogas más o menos críticos- “es un mal tipo, una mala persona, un enemigo de la cruz de Cristo, en enemigo de la Iglesia, un submarino que torpedea desde dentro a la Iglesia para destruirla, un progre de mierda, una persona que ha perdido la fe” (sic) y un largo etcétera de juicios sumarísimos no ajenos al insulto, la injuria y la calumnia, y el aderezo de la expresión soez, barriobajera -extraña, en princpio, en personas que uno supone de fina extracción social de derechas- , debe mediar un largo trecho.

    Yo mismo discrepo en no poco de las tesis de los teólogos criticos y disidentes. Pero DIOS me libre de emitir juicios de condena sobre sus vidas, sus intenciones de fondo, sus actitudes fundamentales, o sobre la sinceriad y pasión con las que buscan la verdad. Claro que soy consciente de que procediendo así es muy probable que me gane el sambenito de “tibio, pactista o timorato” por parte de esos bravos defensores-censores de la ortodoxia doctrinal católica que, empero, al tiempo que seempñan en segur poniendo en solfa toda la teología heterodoxa y crítica, no dudan en confesar su desprecio por las fuerzas sociales de lo que tradicionalmente se ha denominado ideología de izquierdas, para colocar en su lugar proyectos neoconfesionales católicos: carlistas, falangistas…

    En fin.     

  • ina

    Buenos días:
    Pobres de nosotros que perdemos nuestras fuerzas en querer derribar muros más fuertes que nosotros.
    La Iglesia Católica Romana funciona como una multinacional: con delegaciones por todo el mundo que le permiten mantener su poder e influencia. ¿Qué vende la Iglesia? A Jesús, me dirán algunos… No. Vende Prestigio e Influencias! Ser cristiano, en determinados ambientes, es sólo una seña de identidad que necesita ser refrendada. Y para eso esta la Iglesia…
    Luego hay otras iglesias (con minusculas) que se dedica a los “demás” … a los que la Iglesia (con mayusculas) agradece sus aportaciones “numéricas” y “presenciales” con una reserva en un Paraiso del cual tienen la llave de entrada… o  las iglesias de los paises del tercer mundo, que han navegado durante años entre la labor titánica de hacer avanzar a un mundo siempre en desventaja y pretender cambiar la herencia cultural por un mensaje evangélico (sí, ya sé que es simplista)… Y yo me pregunto ¿ este es el fin de la evangelización? ¿o lo que realmente quiere esa Iglesia es aumentar el area de influencia que le permita ser más poderosa?
    La Iglesia, como buena multinacional, se adapta a los tiempos y busca los mejores contactos  de forma que le permita mantener y aumentar su status quo. Y ahora necesita recursos financieros urgentemente. Por eso no interesan directivos que no comulguen con la línea oficial que es la que consigue la adhesión de los poderosos. Se les cambia de lugar de trabajo o símplemente se les despide (a efectos monetarios la Iglesia dispone del convenio laboral más ventajoso del mundo entero).
    Por eso, yo no pongo mi libertad personal al arbitrio de ese Imperio. No voy a llamar a su puerta clamando justicia. No voy a esperar que un Munilla, un Rouco, un Ratzinger cambien de opinión. Son directivos creados para ser como son… Me aburren!
    Mi iglesia son las montañas, los campos, el cielo y la mano abierta…

  • Josefina G.C.

    No quiero desviar mas el tema del hilo, agradeciendo los comentarios de cada uno, solo un pequeño y particular apunte al comentario de Oscar:  
    En cuanto a la “inocencia” de la niñez, estimo que tenemos dos caminos:
    Uno: despabilarlos a sopapos “realistas” creyendo que así se hacen mejor y más rápido “seres humanos”.

    Se podria hacer mucho mas sencillo, por supuesto -sin sopapos, eso sería lo ultimísimo- pero también “sin magia que  transporte a un mundo inexistente” sino con un “realismo sensible“, de ahí la importancia de la educación desde que van naciendo, -a nosotros ya que nos quiten lo sufrido-. Esto ahorraría muchas collejas y  sopapos innecesarios y dañinos  -que mas tarde se traducen en perversiones-, para el crecimiento y la madurez. Y estoy recordando a Allice Miller en sus libros “Por tu propio bien”, “El drama del niño dotado” y “El cuerpo nunca miente”

    o como bien dices querido Oscar,
    Otro: ahondar los signos sensibles a que toda “realidad” alude.
    El ser humano es un “ser alusivo“; vive y crece en alguna metá-fora que -porque lo entusiasma- lo mantiene de pie andando dignamente por los caminos de la vida que le hubo tocado en suerte.Tal vez haya algo de esto ¿no?
    Y ¡Vamos todavía!

  • pepe sala

    Para mis amigos indios:
     

  • pepe sala

    Javier Krahe es un cantoautor un tanto ” rojillo”. Es uno de los componentes de La Madrágora famosa, donde se escucha una canción irrespetuosa sobre el proceder de los Alcaldes. Curiosamente, los Alcaldes se rieron mucho con la canción y nadie le llevó ante los tribunales. Juzguen ustedes mismos:
     
    http://www.youtube.com/watch?v=7mxL0Sccv70
     
    ¡¡ No hay derecho… éste hombre no tiene respeto por nada !!…
     
    Le echaremos a los leones?¡?¡…. Como dice otra canción del disco de La Mandrágora: ” prefiero la hoguera”.
     
    Yo tampoco he visto el vídeo del horneado; intentaré buscarlo cuando tenga más ganas y tiempo. Nos hemos ido del tema, según creo, y mejor lo dejaré para prado…

  • mªpilar garcía

    Mi buen Pepe:

    En mi caso lo de los reyes fue muy sencillo.
     

    Cariño (les decía a mis hijos/as) cuando celebramos tu cumple cada año; vuelves a nacer de la barriga de mama?
     

    ¡¡¡No mama!!!
     

    Pues eso cariño pasa con los reyes; se celebra una fiesta, la visita de unos señores importantes, que dicen fueron a ver a Jesús cuando nació; no se sabe a ciencia cierta como o cuando ocurrió.

    Eso hacemos, recordar aquel día, y lo celebramos, haciéndonos sencillos regalos (en mi familia eran sencillos, a veces hechos por mi) es celebrar y recordar.
     

    Nunca he tenido problemas de claridad en todos los temas, también referente al seguimiento de Jesús.

    Sigo creyendo, que hay personas buenas, sencillas, que siguen, no solo las enseñanzas de la iglesia, sino, costumbres ancestrales (por cierto muchas de ellas copiadas por los jerarcas)  que hay que ir suavito, quitándoles pesos inútiles de sus espaldas, ya bastante apaleadas por las injusticias de los poderosos.
     

    Eres libre de hacer lo que creas mejor, pero a veces, precisamente porque te quiero, llamo a tu buen criterio y corazón; no digo que no digas, digo, que no metas en el mismo saco:
    A los vividores y defensores de la ¡ceguera voluntaria! porque así les va mejor;  que sí pueden cambiar su mirada, pero sienten pánico.
     

    Sobre lo del vídeo del horno, no tengo ni la menor idea de que se trata, no lo he visto, hay cosas, que no merece la pena perder ni un minuto de tiempo para darle gusto al creador; no solo en esto en muchas cosas.

    Te diré, que ni por curiosidad, he leído el dichoso catecismo, ni lo que ha escrito este papa; no me interesa…
     

    Solo, para aclarar alguna que otra idea;
    pero leo con gusto a Faus, Masiá, Castillo, Del Pozo, Forcades, Vicedo… y algunos más.

    Un abrazo entrañable.
    mª pilar

  • oscar varela

    Hola!

    No tengo clara idea del horneado del que están tratando.

    Pareciera tratarse de un spot televisivo utilizando el patrimonio común de un pueblo, como es la persona de Jesús y sus secuelas cultuales.
    ···········
    También Saramago -en “El evangelio según jesucristo“- trató burlonamente el imaginario de una supuesta charla íntima que Jesús hubiera tenido con las otas Personas divinas. No recuerdo la Cita pero creo que es la de cuando Jesús se mete de nuevo al Lago, sin los aprendices. Me parece que el lusitano gastó un montón de hojas y tinta en la larga y humillante burla.

    No me parecen dignas ni convenientes esas porquerías para una Sociedad adulta.
    ·············
    En cuanto a la “inocencia” de la niñez, estimo que tenemos dos caminos:

    Uno: despabilarlos a sopapos “realistas” creyendo que así se hacen mejor y más rápido “seres humanos”.

    Esta pedagogía no tiene el más mínimo fundamento antropológico y las consecuencias son -no de una sana laicidad- sino de una banalización de la vida humana.

    Otro: ahondar los signos sensibles a que toda “realidad” alude.

    El ser humano es un “ser alusivo“; vive y crece en alguna metá-fora que -porque lo entusiasma- lo mantiene de pie andando dignamente por los caminos de la vida que le hubo tocado en suerte.

    Tal vez haya algo de esto ¿no?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • ana rodrigo

     
    Mi querido Pepe, yo pienso que el respeto es el respeto y las críticas son las críticas, y que la línea que separa una cosa de la otra lo pone la persona que está al otro lado y  que es lo que debemos de descubrir en nuestras reglas de convivencia. Me da igual que se trate de Mahoma, de Jesucristo o de Che Guevara. Dice el refranero español que “lo cortés no quita lo valiente”.
     
    Pienso el tal Javier Krae, que no conozco, puede estar en desacuerdo con la religión, con Dios, con la resurrección o con lo que quiera, pero no es la mejor manera de manifestar su discrepancia atentando contra las creencias de personas que, de buena fe, y sin hacer daño a nadie, creen que un crucifijo representa la imagen de una persona a quien ellas quieren, que, además, es sagrado, que piensan que ya tuvo bastante con que lo crucificaran en vida, etc. etc, como para que este individuo haga esa memez de tan mal gusto aún para quienes no son creyentes.
     
    Ya sé que es muy difícil dilucidar cuándo la otra persona se va a dar por ofendida, pues en muchísimas ocasiones, tales ofensas son mero subjetivismo, pero el sentido común y las costumbres (mos, moris) nos dan pistas de moralidad en aspectos como el respeto. Quien falta al respeto, dice más de sí mismo que del ofendido. Molestar gratuitamente tiene su punto de sadismo. Y con esto no quiero decir que no haya que decir la verdad (sea del cuento de los reyes magos, sea de la transustanciación), sino que lo que trato de decir es que hay maneras y maneras de decir las cosas que no sea metiendo a un crucifijo en el horno para demostrar la no resurrección.
     
    Un abrazote.

  • pepe sala

    No me consta, mi querida Mª Pilar, que hayas sido tú quien se sacó de la manga el dogma de la transhumación de Jesucristo.
    Por lo tanto, dudo mucho de que mi ” acerado comentario” vaya dirigido a los creyentes de base o ” pueblo inocente”.
     
    Pero, de cualquier forma, alguna vez hay que decirle a los niños que los Reyes Magos son los padres…no se les puede tener indefinidamente colgados de una cuento que no se lo cree ni quien se lo inventó.
     
    Supongo que me llamarían de todo ( menos guapo) si voy por el mundo desegañando a los niños del asunto de los reyes magos. Pero cuando he tenido que hacerlo con mis hijos, no me han dolido prendas y lo he hecho. Te aseguro que no se traumatizaron por ello.
     
    Y te puedo asegurar que para los niños sirven lo mismo unos cuentos que otros. El de los reyes magos está muy bien traído ( sobre todo para los vendedores y las multinacionales de jugueterías); pero yo me inventé a un supuesto  “amigo indio” y alguna lucha con el oso del bosque y funcionó a la perfección.  Todavía se quedan escuchando “abobados” cuando le cuento los mismos rollos a mi nietuca.
     
    ¿ Crees que mis hijos se sentirían ofendidos y faltados al respeto porque alguien les dijese que éso no son más que cuentos inverosímiles? Seguro que se pelearían por defender su veracidad cuando tenían pocos añitos; pero ¿ ahora?  Ya no creo necesario aclararles que solo es una forma de hacer trabajar la imaginación; estoy seguro de que ya no se creen mi pelea con el gran oso del monte y ya no me piden que les presente a mi amigo indio.
     
    Quienes realmente faltan al respeto a los creyentes ( pueblo) son precisamente quienes para defender la veracidad de sus cuentos utilizan su poder y llevan a los juzgados a quienes se los niegan.
    Y quienes faltan al respeto a sus creyentes del pueblo, son quienes venden ( SIMONIA) una canonización a 20 euros por barba.
    Y quienes no tienen el mínimo respeto por sus propias enseñanzas son quienes incumplen los propios Mandamientos de la Ley de Dios, donde se dice perfectamente claro que está PROHIBIDO hacer imágenes de nada que se suponga divino.
     
    En definitiva, Mª Pilar, si tienes algo que reprochar a alguien sobre el RESPETO a los creyentes, apunta mejor. Esta vez has apuntado muy mal, aunque todo se agradece y así me he podido dirigir a tí con el mejor de mis cariños y el abrazote correspondiente. ( Vale también para las otras chicas que me han reñido.)

  • mªpilar garcía

    Cierto Pepe:

    Jesús les llamó de todo, pero a los representantes del poder; ¡jamás hirió al pueblo sencillo!
     

    No me haces daño a mí,  totalmente abierta a todas las personas; tengo bastante dificultad en tratar armoniosamente, a aquellos que practican la injusticia a costa de las personas más débiles; y siempre lucho en este frente.

    Ya sé, que es inútil, intentar “diferenciar” ¡que le vamos hacer!

    Sí por eso estáis más contentos, riamos todos juntos; una sonrisa abierta, sana a las personas que la practican; con gusto os acompaño.

    Si es posible, de nuevo la petición de siempre; llamemos por el nombre que se merezcan a quienes hacen daño, pero si es posible, (por cierto ya lo hizo Jesús en el templo, que tiro todo a los cambistas abusones, y respetó a los vendedores de palomas… ¿por qué será)
    Dejemos a las personas sencillas, que no “pueden-saben-como seguir adelante sin magia”.

    Un niño de la calle, maltratado, abandonado, al morir una de sus compañeras por una sobre dosis (documental impresionante) cuando le preguntaron respondió:

    “Dios quiere a todas las personas, hasta los chehenos (con los que su país, está en guerra constante) son buenos para El; pero  a quien quiere por encima de todo, es…
    ¡¡¡a los niños!!!
    Léase, a todas las personas sencillas que se hacen como niños.
    Si puedo volver a verlo, quizá me atreva a escribir sobre los desposeídos de  esta tierra; ahí está Oscar, Pepe, mi “sensibilidad” desde mi más tierna infancia.

    Por esa causa, pague un precio, que hoy considero  un regalo.

    A día de hoy, haría lo mismo, y en la medida de mis pequeñas posibilidades, en eso camino.

    mª pilar

  • pepe sala

    Puede que la palabra RECIPROCIDAD tenga que ver mucho con el RESPETO.
     
    Me suena algo sobre un Mahoma con un turbante muy extraño, un maltrato brutal hacia un tal Che Guevara y otros-as, insultos bestiales hacia las mujeres por el mero hecho de cumplir las leyes vigentes, animaladas contra los ateos-as y un larguísimo etc.
     
    No suelo notar tanto énfasis justiciero hacia el respeto de las creencias e ideas de los demás cuando se constatan tales cosas.
     
    ¿ La VERDAD?…mejor seguir en el Limbo para no molestar sensibilidades. Pero de una cosa estoy seguro:
    El Jesucristo que yo leo en los Evangelios sería mucho más irrespetuoso que yo si viviese en ésta época de ” magias y chisteras religiosas” ante un público que se molesta con la VERDAD y prefiere seguir tragando ruedas de molino ” in sécula seculorum”.
     
    AAMEEEN !!!!

  • Josefina G.C.

    “Aspiro a la libertad más que a la verdad. Es la libertad la que hace veraces y confiables a los seres humanos.” ¿viste che?, también a la verdad, pero hay que trabajarlo muy duro para no herir nuestras sensibilidades ancestrales, hasta que tod*s…hayamos encontrado la libertad, evolucionando¡
    Como te admiro¡ y te quiero Oscar¡   
    Buenas noches

  • oscar varela

    Hola!

    ¡Sonaste pepe!

    ¡Ríete conmigo y hagámosle caso a “las chicas” del barrio!

    ¡Dale, vamos! ¡¡¡ja ja ja!!!

    Nos tocan la “sensibilidad” y ¡sonamos!

    ¿qué le vamos a hacer, no?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Josefina G.C.

    Querido Pepe Sala, porque al igual que Ana y Mª Pilar yo también te quiero y aprecio un monton, pero no es preciso que a veces te muestres  tan insultante, duro y cruel, y, la verdad es que conociéndote aunque solo sea leyéndote, no le pega a tu sensibilidad.

  • mªpilar garcía

    Pepe amigo:

    Creo que al menos  la persona de Jesús, se merece un respeto, como todo ser humano; reconociendo que la mayoría, jamás llegaremos a rozarle la suela de su sandalia de hombre.

    No hace falta ser tan insultante, con las personas buenas, ¡que las hay! porque crean lo que se les ha enseñado, y no tengan la capacidad de bucear otras maneras de vivir sus “creencias”.

    Cuando eres tan duro con los cristianos, de buena voluntad, que hace ya… ni sé, hemos dejado la magia; me viene a mi mente una pregunta:

    ¿Todas las personas que piensan como tú, son tan honradas, sinceras, buenas como tú?

    Podría contarte algún caso, de que ¡¡no!! y  jamás las e ofendido, aunque me duela su proceder.

    Hay que ser ateo consecuente y respetuoso con las buenas personas que sientan de distinta manera.

    Discúlpame Pepe, pero a veces eres muy cruel y duro; ¡¡ya sé!! de tu dolor y experiencia personal, pero no puedes salvar a los tuyos y echar a la hoguera a quien piensa diferente.

    Sabes que te quiero, aunque  puede no importarte un “pimiento”, que una creyente convencida (de una manera concreta) te pueda querer, a ti y a los tuyos que con tanto amor nos has dejado conocer.

    mª pilar

  • ana rodrigo

    Hay una virtud que se llama prudencia y otra que se llama respeto a las creencias religiosas de los demás. Yo no he visto la escena que relatas, Pepe, pero creo que no hace falta llegar a esos extremos para criticar determinadas creencias.

    La convivencia exige un mínimo de respeto hacia un imaginario colectivo secular sobre el que se puede opinar y disentir, pero no creo que sea necesario hacerlo como lo ha hecho el señor Krahe.

    Todos estamos convencido que la foto de nuestra fallecida madre (para quienes la hemos perdido) no es nuestra madre en carne y hueso, pero quien se atreva a hacer  hacer una ofensa obscena con la foto de mi madre, se las tendrá que ver conmigo.

    Yo creo que en un país democrático, donde disfrutamos de libertad, no hace falta llegar a extremos innecesarios y ofensivos para tanta gente. De eso a que sea un delito penal supongo que habrá discrepancias.

  • pepe sala

    Asomobroso lo del juez de Colmenar Viejo admitiendo a trámite semejante denuncia:
     
    “La escena aparecida en televisión muestra cómo una persona desprende el cuerpo de Cristo de una cruz, lo deposita en una fuente, lo unta con mantequilla y lo introduce después en el horno de una cocina, al mismo tiempo que se hace el siguiente comentario: ‘se deja tres días dentro del horno y sale solo’, frase que se ve acompañada de una imagen del Cristo saliendo del horno arrastrado por un hilo”.
     
    Supongo que si Javier Crahe denuncia al Obispo y demanda que demuestre que Jesucristo resucitó y que anda por ahí, no tendrá más remedio ) el Juez de marras) que requerir la presencia del tal Jesucristo. Será curioso asistir a tal juicio para comprobar si lleva barba o no ( Jesucristo, no el juez… puesto que Javier Crahe ya sabemos que sí luce barba.)
     
    Y después se les puede denunciar a miles de meapilas por ejercer el canibalismo diariamente, al comerse, sin ni siquera hornearle, a Jesucristo en cuerpo, sangre y divinidad…
     
    No salgo de mi asombro…¿ será delito asombrase de la actuación de nuestros jueces mepilas?…Pues al trullo con Javier Crahe. Como me pidan a mí también una fianza semejante, a ver quién me lleva el bocata a Alcalá Meco, porque yo no pago.

  • ana rodrigo

    Mi querida Inés, el hecho de Rouco apoye y le encanten tantos cigüeños que andan sueltos por ahí, nos está indicando que el problema de Rouco no es sólo de él, sino que el mal es más de fondo y que la jerarquía vive aislada en su mundo en el que reinan los hombres-clérigos anclados en dogmas y Derecho Canónigo más que en el Evangelio.
     
    Repito mientras el Pueblo (de Dios) no participe en la regeneración de una Iglesia que, como ya dije ayer, ha despreciado a un Concilio en el que estaban representados todos los pueblos del planeta a través de sus obispos, en el que, además, participaron personas valiosísimas, incluida alguna mujer, mientras no cesa de recurrir a Trento y al Catecismo, es que algo no funciona.
     
    Aclaro: cuando menciono al CVII no estoy diciendo que en este momento sea la panacea, sino que si se hubiese seguido el espíritu de apertura que llevaba intrínseco, la Iglesia no habría llegado a esta desnaturalización con respecto a sus orígenes evangélicos.

  • Inés

    Ana Rodrigo sin dejar de suscribir tus propuestas, yo propondría ir más al terreno de lo viable. No sé si habíais oido que un sacerdote ha denunciado a una mujer trastornada por un delito de coacciones y otro por ofender los sentimientos religiosos: “se marchó acusando al cura de “golfo” y de “no ser cura”, que sorprendentemente figura en el Código Penal.  Al cantante Javier Krahe, también le juzgan por el mismo delito: http://www.intereconomia.com/blog/ojo-avizor/ya-no-salen-gratis-las-mofas-las-creencias-ajenas-fin
    Es la misma iglesia quien nos señala el camino.  A mi el Cigoña me importa un bledo, pero me parece importante que ya que le apoya explícitamente la Conferencia Episcopal:
    http://revistaecclesia.com/content/view/18508/1/
    Pues dejar a Rouco sin este fiel sencillo ya sería un alivio para la gente de la que se burla cada día.
     

  • Josefina G.C.

    Y mi apoyo a Mª Victoria por su valentia y decisión.

  • Josefina G.C.

    José Arregui, leí en el blog de Pikaza “Caso Arregui “Salir de un tipo de obediencia”. “Concedamos que mis ideas son erróneas o heréticas: ¿será la mejor solución impedir que se expresen, bajo la excusa fácil de que escandalizan a la “gente sencilla”? ¿No será mejor educar a la “gente sencilla”, y educarnos en primer lugar a nosotros mismos, para la pluralidad y el debate de las ideas?.
    Para mi que soy “gente sencilla” tus ideas no son erróneas ni heréticas sino todo lo contrario.
    A la gente sencilla le es mucho mas sencillo y facil entender-comprender  desde tus claros y limpios escritos y los que escriben como tu -por fortuna ya soys much*s- y no aquellas farrogosas disquisiciones que despues de horas de prédica o lectura  no te enterabas de la misa la media.
    “Las ideas, como las religiones, son buenas en la medida en que nos dan respiro y nos hacen mejores.” de otro modo sobran o solo sirve -a la gente sencilla como yo y vari*s a mi alrededor- para liarnos, confundir, tergiversar, malinterpretar, y anda que no es dificil enderezar todo eso¡. Por favor que no sigan así, que caigan en la cuenta del daño causado a l*s mas y menos sencill*s.
     Necesitamos conocer “conocer que no es únicamente saber, si “saber” significa solamente tener conocimientos. La verdadera gnosis -que explicas en “Conocer a Jesus”-  como el verdadero conocimiento, nos adentró en la realidad profunda del yo que me transciende, en la realidad profunda del otro que me transforma.
    Por favor Arregui sigue con esa teologia, la otra si que era peligrosa, nos quería hacer y nos deshacía y así estamos DESHECHOS, no te desmorones, tanto si sigues dentro como fuera. Libre te quiero…como S.Francisco.

     

  • ana rodrigo

    Pues vamos a proponer soluciones, solamente para empezar:

    Que el Papa deje de ser jefe de la Iglesia y jefe de Estado a la vez.
    Que el Papa no reúna en su sola persona los tres poderes
    Que a los y las encausadas se le de la oportunidad de defensa como se hace en los juicios civiles.
    Que de desacralice la autoridad del estamento clerical.
    Que se retome la idea y se ponga en práctica eso del CVII del Pueblo de Dios. Es decir que en la toma de decisiones de la Iglesia se cree el mecanismo adecuado para que el laicado tenga el mismo papel que el clero.
    Que el Vaticano firme la Declaración de los DDHH.
    Que la Iglesia acepte la igualdad de la mujer.
    Que los obispos, antes de denunciar a título personal a un teólogo o a una teóloga reúna a un consejo de personas que estudien, analicen y dictaminen un alegato que a continuación debería pasar por otros estamentos en el que siempre debería haber laicos/as.
    Que las autoridades eclesiásticas tomen contacto con tantos grupos cristianos que han abandonado la estructura eclesiástica pero siguen sintiéndose Iglesia.
     
    Sugiero que vayáis añadiendo ideas, y que se haga con ellas lo mismo que se ha hecho con la denuncia: enviárselo al Papa.

  • MAR Medina

    Pues sí, Pepe. Si tratan con tan poca compasión a “uno de los suyos”, un sacerdote que ha cumplido fielmente su cometido durante toda su vida, que anciano y enfermo, necesitado de cuidados, al parecere le niegan la jubilación, qué no harán con los “díscolos” que aspiran a que se reconozcan sus derechos más elementales.

    No sólo le niegan la compasión que como cristianos deberían sentir hacia él. También le niegan algo que es de obligado cumplimiento, ¿no?, ¿o no se contempla la jubilación a los 75 años para los párrocos?

  • pepe sala

    Y por si alguien no tiene bastante aún, vaya ésto para iluminar ( perdón por quitarle el trabajo al famoso Espiritu Santo) a los-las reticentes.
     
    Ni atado permenecería yo en un Organismo que demuestra día sí y día también semejantes formas de actuar. y POR SUS HECHOS LO CONOCEREIS, COÑO !!!
     
    “”Fray Leopoldo de Alpandeire va camino de la santidad para mayor gloria de las cuentas bancarias de la Iglesia. El fraile, que practicaba la beneficencia para los pobres, será beatificado el 12 de septiembre en una ceremonia que tendrá lugar en la base área de Armilla (Granada). Los organizadores del acto, la Orden Capuchina y el Arzobispado de Granada, esperan una asistencia multitudinaria (entre 200.000 y 500.000 personas) y han decidido imponer un donativo de 20 euros para acceder al recinto.

    Esta exigencia ha suscitado críticas entre fieles y devotos, para quienes se ha montado un negocio a costa del fraile de los pobres. “Esto es un escándalo. Una cosa es organizar viajes y peregrinaciones para pudientes y otra hacer de una beatificación un acto privado para los que paguen”, afirma un devoto. La entrada a los actos de culto suele ser libre y gratuita, según fuentes eclesiásticas, para quienes es inaudito que se cobre 20 euros, bajo la apariencia de donativo, para permitir el acceso a la ceremonia de beatificación. Si acuden las personas previstas, el beneficio oscilará entre cuatro y diez millones de euros.””
     
    http://www.putopp.com/ampliar.php?noticia=12354
     

  • pepe sala

    Totalmente de acuerdo con Manuel Puertas. Ya va siendo hora de que quienes se avergüencen de sus jerarcas y mandamases lo digan claro y castellano. Mientras se siga con paños calientes y nadando mientras se guarda la ropa, por si las moscas, no hay nada que hacer. Todo quedará en un mínimo lavado exterior que, en poco tiempo, se volverá a ensuciar. Aquello de ” un paso atrás y dos adelante”… o viceversa.
     
    Y si aún no tienen ustedes ( me refiero a los que se dicen creyentes y católicos) suficientes motivos para avergonzarse, les proporciono una información a ver si se enteran de una jodida vez que no es cuestión de cogérsela con papel de fumar:
    ——-
    Antoni Villas en la eucaristía del pasado domingo (Fotografía por cortesía del Diari de Girona)

    A punto de flagelarse
    Esta situación límite tocó fondo en la eucaristía de la Santa Espina celebrada el pasado domingo. Durante esta misa, mosén Viñas puso música de Beethoven, empezó a hablar de la muerte de sus padres y exhibió fotos de su infancia. Entonces, el párroco se quitó la sotana y la camiseta y se quedó con unos pantalones deportivos cortos y unas sandalias. El cura fue detenido cuando se disponía a quedarse en bañador y a flagelarse.

    El Obispado “tomará una decisión”
    El rotativo regional Diari de Girona, el medio que difundió originalmente esta información y que ha facilitado a este digital las fotos de mosén Viñas , ha informado de que el pasado lunes el Obispado emitió una nota afirmando que en las próximas semanas “tomará una decisión” sobre el particular, aunque no ha precisado cuál será. Según recoge El Periódico, a Viñas ya se la he informado de que tendrá su anhelada jubilación. “Es una forma elegante de echarme”, ha admitido.
    http://www.putopp.com/ampliar.php?noticia=12158
    ——-
     
    ¿ Que bajeza debe hacer vuestra ICAR para haceros reaccionar?
    Si la pederástia demostrada no os hace repugnar a vuestra ICAR, si el maltrtato a la mujer lo véis como algo normal ( puesto que pertenece a la santa Tradicción”)… ¿ Tampoco os importa el maltrato a los acianos?
     
    Pues la COBARDIA se demuestra cuando los poderosos abusan de los débiles y quienes debieran clamar prefieren callarse y seguir cogiéndosela con papel de fumar.
     
    De cualquier forma, todos tranquilos…mañana ya tenemos encierro de San Fermín, partido de la selección Española y misa cantada.
     
    ¡¡¡Ya estamos todos!!!…. y dura y dura y dura.

  • h.cadarso

      Manuel Puertas: Maite Lesmes te felicita por tu alegato; efectivamente sabe un poco a Cervantes a lo de “fuese y no hubo nada”,  a Viridiana y Buñuel , los horrores de Goya, la más negra y estúpida ICAr y España al mismo tiempo.
      Hablas de un personaje que personifica y define esas Icares y esas Españas, el FJL. Su estilo rufianesco, al parecer, hace furor en no pocos medios civiles y eclesiásticos. No son pocos los que parodiándole creen que hacen patria, religión  y literatura de la buena.
      Y uno cree que es hora de poner pies en pared, de desasnarnos un poco, tanto eclesiásticos como laicos, de hacer intervenir a nuestros severos y sesudos magistrados . Y uno creo que la Iglesia, ya no hablo de la ICAR, debería dar ejemplo, cortar con toda severidad esta forma de malpredicar, maldecir, blasfemar y soltar heces por la boca.
      Lo tuyo vale como diagnóstico. Ahora vamos con el tratamiento, si te parece, si os parece…

  • Maite Lesmes

    Querida Ana Rodrigo: Queremos que esta denuncia NO sea meramente simbólica.

  • Maite Lesmes

    Manuel HUERTAS, brillante intervención.  Por ella veo que sí se va entendiendo la gravedad de los asuntos que se exponen en la denuncia. Un cordial saludo.

  • Jaume PATUEL.Barcelona.

    No me cabe más que felicitar a Maria Victoria Goméz por su valentía. Es un documento que hay que dar a conocer para levantar la conciencia crítica de los cristianos. La autoridad debe respetarse si ella respeta, de lo contrario, la conciencia tiene la última palabra. Y esto es de estricto dogma, derecho y evangelio.

  • mªpilar garcía

    ¡¡Gracias Maite!! mª pilar

  • Gabriel Sánchez

    Ojala, todos tuvieramos la valentia y el amor a la Iglesia y al Reina de esa entrañable mujer…hermana…Gabriel

  • Inés

    Pienso que puesto que el Codigo de Derecho Canónico la iglesia se lo toma en serio, también debe tomarse en serio la denuncia de María Victoria. Si no está presentada en forma correcta según el derecho procesal, alguien entendido debería mandarla conforme a derecho.
    Otra cosa, en otros sitios he visto comentarios sobre dónde adherirse a esta denuncia, viene en uno de los documentos colgados aquí, pero para facilitar a la gente la tarea ¿Se podría poner este correo de forma visible?
    adhesion.denuncia.canonica@gmail.com
     

  • ana rodrigo

    Haber sacralizado la autoridad eclesiástica aunque se trate de un mentecato el que la ejerza ( que haberlos haylos), ha sido un grave error. En nombre de la sacralizad los jerarcas eclesiásticos se han hecho intocables. Ellos cuando son objeto de denuncia, son al mismo tiempo jueces y parte, son sujetos de ejecutar sentencia contra el o la denunciante. Así que todo queda en casa.
     
    Y no hay poder político, civil o judicial que se atreva con ellos porque el conflicto diplomático puede ser de órdago, como ha ocurrido en Bélgica.
     
    Los pederastas han campado a sus anchas entre el clero sin que sus respectivos “superiores” hiciesen nada para poner a estos delincuentes en manos de la Ley. La corrupción que se comienza a descubrir en altos órganos del Vaticano, se intentan tapar. La explotación laboral sin cotización a la Seguridad Social de tantas buenas personas, sería intolerable en cualquier empresa, mientras todo el mundo mira para otro lado cuando de las instituciones religiosas se trata. Seguro que esta monja ha salido del convento con la pensión no contributiva a sus 80 años.
     
    Cierto que esta denuncia es meramente simbólica, pero por algo se empieza.
     
    Lo que no debería ocurrir es que las personas que se vean atropelladas por el abuso de autoridad, abandonen silenciosamente, se marchen como apestados a sobrevivir en condiciones indignas como si fuesen ellos los delincuentes. La Jerarquía encantada con que esto ocurra, se quitan de encima a los incómodos, no les queda remordimiento alguno porque están convencidos que ellos actúan en nombre de Dios, y de esta manera la Iglesia se va empobreciendo y alejando del espíritu de Jesús.

  • Manuel Puertas

    Hay que felicitarse por la muy valiente actuacion de Mª Victoria.Su carta al Nuncio y su denuncia a Mons. Rouco y a otros obispos son documentos unicos .Es ademas increible que una  parte de la jerarquia, a la que se supone no implicada en tantas bajezas, no haya reaccionado elevando fuertes protestas a Roma. La tan traida y llevada prudencia eclesiastica no es mas que cobardia y mediocridad pura y simple.Gracias a esto, los Rouco de este mundo, pueden hacer y decir lo que les venga en gana sin temor a ningun tipo de amonestacion.
    El Vaticano es asi mismo tan culpable o mas de estas situaciones.Estando bien informado de todo lo que ocurre en el ambito eclesial, tolera y calla, dejando hacer.¿O es que no ha sido asi, en el caso sangrante de los delitos de  pederastia , años y años conocidos y ocultados?.
    Abundando en lo anterior, a Benedicto XVI , cuando cree que su autoridad se ignora, le falta tiempo para reprender sin contemplaciones. Riñe como maestro de escuela a niños discolos.Muy recientemente el Papa bavaro, ha “prohibido” publica y sonadamente ,que, los miembros del colegio cardenalicio asi como los obispos (y no digamos los subalternos), se hagan entre si la menor critica (caso cardenal Christoph Schönborn vs. cardenal Angelo Sodano). Pero, eso si, a su amigo el galaico purpurado,le consiente todo.Que poco le honran tales amistades.Y aun se queja…
    A favor de las corrientes involucionistas que cada vez con mas intensidad y frecuencia vienen de Roma, esos individuos de marras y sus corifeos, usan de  carta blanca para cometer toda clase de atropellos. Los mas inteligentes ( por decir algo) son cinicos que utilizan el evangelio para justificar sus actitudes. Los mas cortos de mollera (que son la mayoria), ufanamente utilizan teologias de Ripalda, o de Menendez-Reigada,con temerarias incursiones a Nicea ,Calcedonia o Trento, para justificar sus ocurrencias y ataques.Chuscos de aldea, que se hacen pasar por sucesores de Aquino , Agustin o  Vitoria. Y todos no son mas que pobres hombres, sin la menor categoria no ya intelectual sino sencillamente humana.Curas de misa y olla que se han ensoberbecido cuando han tenido un cargo o carguillo.Necesitan, para sentirse alguien,rodearse de aparato y pompa , gastar mitras faraonicas y capas cardenalicias de 5 metros . Utilizan su baculo a guisa de garrote, y  su sedicente Evangelio  no es mas que un vulgar Codigo Penal. El caudillo de todos ellos , comisario politico y jefe de comitres, se engria cuando se rodea de avisados empresarios, que ven negocio donde el ve circos mediaticos para su exaltacion personal.Que miseria.
    Es tambien intolerable que esta Jerarquia tolere y cuando no aliente, a los jayanes rufianescos , que todos conocemos, que utilizan como armas los insultos, la injuria  y la calumnia, con lenguaje propio de gañanes tabernarios.Individuos situados en instituciones de todos conocidas.
    Es dudoso por desgracia que las denuncias al Nuncio vayan a tener el menor efecto, salvo quizas un cortes acuse de recibo.No hace mucho , el inefable FJL se permitio tratar de “mason” ( utilizando esta palabra como insulto) al anterior Nuncio Monteiro de Castro. Parodiando a Cervantes:
    Y luego incontinente (FGL)
    Cogio el microfono
    Le dio una bofetada (al Nuncio)
    Le dio otra
    Fuese
    Y no hubo nada.
    Asi fue. El Nuncio se trago el insulto, Mons.Rouco miro para otro sitio ( o se alegro, vaya vd. a saber) y S.S. y el Secretario de Estado Bertone se quedaron tan frescos.Se ve que a los ojos del sucesor de Pedro , un Nuncio es poco menos que un criado, sin derecho a rechistar y cuya unica mision es obedecer , perinde ac cadaver, a la voz de su amo. A Joseph Aloysius le vienen muy bien personajes como los MM.Rouco , Munilla, Gª Gasco, Sebastian y demas. Son los “malos” de la comedia. Asi el, cuando le conviene, aparece como “el bueno”, cuando no moderado y paternal. Vieja añagaza que solo engaña a los ingenuos.Mendacidad y trampa.
    Berlanga o Almodovar ( y Buñuel si viviera aun) podrian hacer , con su caracteristico estilo, magnificas peliculas sobre toda esta  tragicomedia y sus actores.Mientras tanto los demas , a rezar ( el que todavia crea en algo) y aguantar a que pase la galerna con tsunamis incluidos . La farsa y licencia ya dura demasiado.Ni el mismisimo Job aguantaria tanta villania y cretinez.
     

  • Inés

    Felicidades por los comentarios.
    Quizá habría que empezar por entregar a una fiscalía el documento. Por increible que parezca, he comprobado hoy que las injurias al Rey y a otros políticos siguen colgadas en ese sitio. Esto significa que el Nuncio se ha choteado de María Victoria.
    Si la fiscalia les investigara igual encontraban más delitos, por ejemplo ese que se nombra de posible falsedad documental.
    Honorio, el derecho de Masiá a entrar a su país no puede ser limitado por razones ideológicas, y hacerlo por su condicion de jesuita va también contra el derecho constitucional.  En el mismo caso estaría Arregi si le obligan a ir a America.
    Por otro lado, las coacciones son delito penal también, eso lo podrían denunciar hasta las editoriales, congregaciones, etc. En fin, a ver si se mueve esto por algún lado.

  • h.cadarso

      Yo también me apunto a la propuesta de llevar todas estas denuncias que hace María Victoria a los tribunales civiles; pero no veo por qué resquicio o subterfugio podríamos justificar esa denuncia. Por ejemplo, a Masiá nadie le prohibe andar por España, solo que si lo hace tendría una pena impuesta por el reglamento interno de la ICAR que no le afectaría en sus derechos ciudadanos, sino solo como miembro de la ICAR. Es decir, que a mi entender la respuesta a estos abusos de poder debe venir de los interesados: de Masiá, de Arregi.
      Lo de los insultos en esos foros informáticos quizá tiene más posibilidades. Yo pediría a los juristas que nos acompañan que opinen sobre el particular.
      Estoy soñando con fruición que un día, presentada una de estas demandas, Roma y S.S. se lamenten como se han lamentado del gesto del Gobierno belga al registrar las oficinas de los obispados…Ya va siendo hora de decirle a la ICAR que los privilegios se han acabado.
      Por cierto, permitidme una anécdota: el domingo, mi nieta de cinco años fue por primera vez a una misa en una iglesia, y lo primero que le preguntó a su madre fue esto:” ¿Ama, por qué a la iglesia solo vienen los abuelos y las abuelas? ”
      Decididamente, Jabier Renobales, la ICAR se está poniendo vieja y del Antiguo Testamento…

  • Maite Lesmes

    Mª Pilar, quise decir documento “Denuncia…”

  • Maite Lesmes

    Mª PILAR, puedes  expresar  tu adhesión a la(s) direccion(es) que figuran al final del documento -Carta- que aparece en la entradilla. Puedes difundir el reportaje, puedes aportar más casos de violencia
    eclesial institucional; sería deseable  instituir un Observatorio de la Laicidad, como en Francia, y por qué no un Observatorio de la violencia eclesiástica…

    Pepe BLANCO,  Suscribo tu programa y podríamos añadir ejemplos, como denunciar ante Tribunales internacionales la inconstitucionalidad de los Acuerdos con el Vaticano de 1979. Un abrazo y gracias por tu simpática aportación.

  • Maite Lesmes

    También yo encuentro excelente el trabajo de síntesis de JL Barbería.  Seguramente tiene mucha más información de la que sale en el reportaje, pero sabemos que el espacio en prensa es limitado y cualquier otro finde puede sorprendernos con otro trabajo bien documentado, como suelen ser todos los suyos.
    El reportaje empieza  presentando a  la autora de la denuncia, pero el  calado de los temas va in crescendo a lo largo del mismo. Es la gravedad de los hechos que apunta lo que es esencial en este trabajo.
    Por ello no deben ser tratados según el código de  Derecho canónico, sino según nuestro Ordenamiento jurídico español, por el derecho penal, como bien ha entendido “Una chica”,  cuya aportación en este hilo considero valiosa y por eso le animo a seguir participando en ATRIO.  Precisamente es la duplicidad de códigos una de las anomalías que habría que evitar. Los ciudadanos Rouco, Gª Gasco, como los blogueros de Infocatólica, Intereconomía, La gaceta de la Iglesia, etc
    están sometidos, como el resto de la ciudadanía, al mismo tratamiento.  Los militares fueron perdiendo privilegios, es hora de que la única institución que  sigue viviendo a espaldas de las instituciones democráticas, la ICAR, deje de vivir protegida por el Estado, que entonces estaría en camino de ser  un Estado laico de veras, como recuerda el excelente artículo de JJ Bedoya  también en El País de hoy.
    Mª Victoria ha sido una de las pocas monjas de clausura que consiguió
    formarse académicamente. Para que sean sumisas, mejor que no tengan demasiadas luces, no vayan a salir respondonas. Escribió artículos en revistas especializadas, dio conferencias, tuvo permisos para convivir con grupos de jóvenes fuera del convento,  se ha dedicado a enfermos de sida…. Una monja atípica, como alguna más que conocemos.  No es de extrañar que ahora su salud se resienta. 
    Gracias, Mª Victoria,  por obedecer sólo a tu conciencia.

  • Antonio Vicedo

    CITA:- “No nos consta que esa denuncia haya sido presentada”, sostiene un portavoz anónimo de la Nunciatura, a despecho de la documentación que certifica el acuse de recibo efectuado por el propio nuncio Fratini.
    Ni fondo ni forma de tergiversar la realidad ocultando o falseando la verdad son una novedad en el proceder de la instituciones eclesiales por parte de sus responsables jerárquicos.
    En tiempos pasados se recurrió a la llamada Santa Inquisición y después se ha ido continuando por derroteros sacros el recurso a cargar con sambenitos a mucha gente, sobre todo entre aquellos a los que han considerado elementos sujetos a sumisión obligada de superiores y jerarcas.
    Muchos curas, religiosos y teólogos, también seglares con cargos dependientes de la voluntad jerárquica hemos sido objeto de este trapicheo chantajista.
    Como saben que la Verdad hace libres, han cuidado y siguen cuidando mucho el recurso a la tergiversación y al secretismo para justificar acciones inconfesables con el recurso a la voluntad divina expresada por la decisión en conciencia de quien se cree tener poder divino para hacerlo.
    No se si este modo de elevar denuncias sobre procederes de jerarquías a nivel de Vaticano puede llegar a ser eficaz.
    La diplomacia vaticana es lo que es y se ha estructurado como se ha hecho desde el poder y no es fácil contrarrestar o superar todas esa dunas de cumpli-miento arenoso movedizo.
    Puede que el recurso más expedito sea la decisión práctica de, a imitación de Jesús, vivir la libertad de hijos de Dios sin preocuparnos de normas y comportamientos que carecen de todo respaldo divino.
    Ellos se empeñan en aferrarse a la sacralidad del Sábado (Templos, liturgias, cargos, estructuras de poder); que se queden con ello. Nosotros a tener claro que lo de Jesús es fraternidad humana y que el Padre nos quiere realizados en libertad y responsabilidad.,  teniendo muy claro que: LO QUE NO ES HUMANO, NO ES CRISTIANO;  y lo HUMANO a modo divino, nos lo ha manifestado Jesús en su modo de HACER  COMO HOMBRE.

  • oscar varela

    Hola!
     
    En línea con lo expresado por “una chica” y “pepe blanco”:
     ·············
    Clelia Luro se hubo casado legalmente con un Obispo (Jerónimo Podestá)
    [los avatares, razones y tiempos del casorio no son ahora para contar acá]
     
    En el año 2000 su esposo muere.
     
    Clelia solicita la Pensión legal como esposa de un Obispo.
     
    Pero pasa el tiempo y … ¡Nada!
     
    Todos le “aconsejan” que reciba algunos mangos ($) que le “tiran” aprovechándose de su menesterosidad; bajo condición de “regalo” – ¡basta! y ¡callate la boca!
    ·············· 
    Clelia aguanta más de 8 años en su casa vieja, que se llueve y algunos pesitos que se gana o que le dan sus hijas.
     
    [quien haya ido a esa “Casa de Encuentro” será fiel testigo de mi re-cuento]
     
    La “posición” de Clelia era: -“Alguien tendrá que abrir el camino de que la Pensión legal sea entregada a la viuda de un Obispo. Lamentablemente los curitas no tienen “sueldo” y sus viudas no podrán recibir nada.”-
     
    ¡Y las presiones del Episcopado argentino tuvieron que morderse los codos ante la verdad legal!

    Creo que El Cardenal Bergoglio (el único “cristiano” que asistió a Jerónimo en el Hospital) también le “aconsejaba” tomar los pesito. Pero al fin aceptó la verdad de Clelia y ayudó a que se hiciera Justicia y “no se revuelvan las tripas”.
     
    No se trata de estar “contra” la Iglesia, sino a favor del ser humano integral.
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • mªpilar garcía

    ¿Será, que de verdad ¡¡ya!! estamos en camino de  cambio?
     

    Conseguir, que se respete la libertad de expresión:  en la manera de comprender y experimentar el evangelio, la ciencia, la libertad humana en todas sus facetas.
     

    Que cada persona, pueda formarse en total libertad, sin ser acosada, insultada, difamada, acallada, amenazada… y ese largo etc. de mezquinas artes, para quitar de delante a cualquier persona que pueda poner piedrecitas en el camino ascendente de los políticos eclesiales.
     

    ¡Que haberlos, los hay!
     

    Si de alguna manera se puede acompañar esta denuncia de esta valiente mujer, dada su avanzada edad, en la que se queda sin nada, y fuera de “su vida” durante tantos años…

    Si algo podemos hacer, por favor Atrio, decirnos la manera.

    mª pilar

  • pepe blanco

    Quizás haya llegado el momento de dejar de clamar en el desierto y ejecutar algunas de las acciones como las que, en alguna ocasión, ha defendido Rodrigo Olvera en estos foros. Por ejemplo:

    – Denunciar a la Iglesia Católica ante los tribunales de justicia civiles por inconstitucionalidad, por una flagrante y sangrante discriminación de género.

    – Denunciar a la Iglesia Católica ante los tribunales de justicia por inconstitucionalidad, por una evidente y sangrante discriminación de las personas por su orientación sexual.

    – Denunciar ante los tribunales de justicia cierta deriva de la Iglesia Católica hacia el lavado de cerebro de muchos ciudadanos y hacia diversas formas de atentados contra la libertad de conciencia.

    – Solicitar públicamente a los teólogos y a los sacerdotes de cualquier iglesia, que aporten pruebas de sus afirmaciones dogmáticas y, caso de no hacerlo, sugerir públicamente que se callen un rato y dejen de dar la vara, contándole al respetable ciudadano toda clase de películas al más puro estilo Vaticanwood.

    – Denunciar ante la opinión públia la ausencia completa en la liturgia y en el ritual cristiano, del más mínimo sentido estético, de la vida y de las cosas. Hacerle ver a la gente que la estética eclesiástica es, a día de hoy y en general, una gran horterada, y que comprendan que por algo será.

    – Solicitar al poder legislativo que estipule que las iglesias se constituyan ante la sociedad con alguna clase de entidad jurídica ordinaria (por ejemplo, sociedades anónimas u otras); a partir de ahi, que hagan las declaraciones de ingresos que tengan que hacer y que paguen TODOS los impuestos que tengan que pagar, como el resto de las personas físicas y jurídicas.

    – Etc.

  • pepe sala

    ¡¡ Por fín !! alguien habla claro y castellano… y tenía que ser ” una chica”, por supuesto.
     
    Estamos en el mismo caso de una supuesta violación de derechos fundamentales de una ¿niña-o? violada por su padrastro ( o por su propio padre)
     
    Todos los vecinos de la comunidad conocen el caso, incluso lo comentan en reuniones de vecinos y durante el café del desayuno. Pero NADIE pone la denuncia correspondiente, puesto que el maldito VIOLADOR es demasiado poderoso y todos tienen MIEDO a hacer lo que aconsejan hacer si el violador es de alguna etnia minoritaria o es de algú país poco poderoso.
     
    La Ley, de ningún modo, es igual para todos en España. Y el ejemplo más claro y vergonzoso lo dan los Obispos, Cardenales y demás prepotentes sociales que se pasan nuestras leyes por su “santo  arco de triunfo”.
     
    Y vergüenza les debería de dar a quienes, teniendo más que suficiente formación, permiten que les avasallen de semejante forma. ¿ Qué van a hacer los demás ( míseros currantes que apenas sabemos leer ni escribir) si vemos que las personas con más formación se dejan pisotear su DIGNIDAD sin una sola protesta clara y contundente.?
     
    Pues quien no sirva para ser guía, que se dedique a hacer de borrego y deje de comprometer a otros-as.
     
    Tomen ejemplo de una monja anciana y VALIENTE y dejen ya de marear la perdiz con el jodido rollo de la ” obediencia debida”.
     
    Alguna mujer, aunque haya sido monja, permite mantener la esperanza de que no todo el mundo clerical ha vendido su DIGNIDAD por menos de un plato de lentejas. Y la verguenza mayor es que un Gobierno que se dice socialista siga manteniendo las supermillonarias subvenciones a unos elementos que se pasan las leyes por debajo de sus hábitos y sotanas con el mayor desparpajo .
     
    Pues éso….

  • MAR Medina

    Sin duda, Inés. La oración, y sobre todo la contemplación abren el ojo del alma y arraiga a quien las practica en  la realidad más auténtica. Se ha de suponer que la vida contemplativa de las religiosas es real. Mi extrañeza se refiere a la sumisión incondicional a los dictados de quienes se erigen en dirigentes católicos que detecto en otros casos -como recientemente en un religioso franciscano que me sorprendió, justo en sentido contrario a éste-, quizá simplemente las voces del pensamiento único acaso no sean tantas, simplemente estén más amplificadas…

    Saludos cordiales 

  • Inés

    Mar yo estoy profundamente convencida de que la fuerza para empujar y mover el mundo nace de la espiritualidad, cultivada en lo escondido, de ahí surge la fuerza profética  de salvación. Contemplar no es huir del mundo, sino vivirlo desde su centro, su corazón. Los 60 años de María victoria en clausura son los que le dan esta libertad de Evangelio que le permiten este gesto admirable e inigualable. Es una lección para todos.

  • MAR Medina

    He leído el artículo desde el enlace que ha colocado Inés esta mañana y me ha parecido muy interesante. Gracias a Inés y a Atrio por difundirlo.

    Me parece sorprendente y valiente la actitud de esta mujer que a sus 84 años se exclaustra tras 60 de clausura.

    Me causa sorpresa que esté tan en el mundo habiendo estado tan apartada del mundo, que esté tan despierta su menta, tan pura su mirada para juzgar los hechos a la luz de su conciencia, cuando pertenece a una iglesia que exigue plegarse a su magisterio… Pero Victoria le ve el plumero a quien quiere imponer su ideología amparado por un supuesto magisterio. Y no todo vale. Hace falta un juicio crítico para ver eso.

    Su valor me conmueve. Tras 60 años enclaustrada, ¿cómo vivirá ahora? Su confianza desvela un corazón auténticamente cristiano.

    He leído la carta de denuncia al nuncio y compruebo que el obispo que más artículos ha aportado a Infocatólica es Munilla. Eso no me sorprende nada. Por lo demás, está tan documentado que me parece intachable. Voy a firmar el apoyo al mismo, a ver cómo lo hago. Y creo que también le manifestaré mi solidaridad a esta mujer tan conmovedoramente valiente.

    Saludos cordiales

  • una chica

    Me pregunto por qué estas denuncias no se interponen nunca ante la jurisdicción ordinaria, por qué si vienen de actos que vulneran los derechos fundamentales no se pide protección al poder público que existe para garantizarlos.
     
    Un Estado social y democrático de derecho se estructura sobre la proclamación y garantía del ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas, cuya titularidad se reconoce sin excepción alguna a toda la sociedad civil, religiosas y religiosos incluidos en ella.
     
    Y para garantizar esa titularidad y ese ejercicio, somete a la obligación de su reconocimiento  y respeto, no solo a todo individuo en sus actos propios, sino a toda organización pública o privada que aglutine a personas y organice reglas de comportamiento en su seno.
     
    Y es solo desde el derecho penal, concebido como última ratio, desde donde se puede privar a un individuo de determinados derechos fundamentales a través del ejercicio legítimo del ius puniendi, que únicamente puede aplicarse por los órganos jurisdiccionales penales, como consecuencia de la causación probada de un delito y tras un procedimiento judicial público, garantista e impugnable.
     
    Leyendo los artículos 15 y ss. de la Constitución nos encontramos con que todos tenemos derecho a la integridad moral, sin que podamos ser sometidos a tratos inhumanos o degradantes y que tenemos garantizada nuestra libertad ideológica, religiosa y de culto y que no podemos ser privados de nuestra libertad, sino en los casos y en la forma previstos en la Ley. Y que tenemos derecho a elegir libremente nuestra residencia y a circular por el territorio nacional, entrando y saliendo libremente sin que este derecho pueda ser limitado por motivos políticos o ideológicos. Y también que tenemos reconocidos y protegidos los derechos a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción, a la producción y creación literaria, artística, científica y técnica, a la libertad de cátedra y a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.
     
    Y el ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa y solo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.
     
    De esta manera, el Estado se obliga a garantizar que ningún ciudadano pueda ser privado de estos derechos fundamentales, sino a través de una condena penal legalmente dictada como consecuencia de la comisión previa de un delito que la justifique. Solo y únicamente en este caso y solo y únicamente a través de este medio se puede privar legítimamente a una persona de un derecho fundamental y el Estado debe  garantizarlo así.
     
    Por otra parte, la denominada “obediencia debida”, concebida como deber de acatamiento de las órdenes del superior jerárquico en las organizaciones así estructuradas, tiene legalmente garantizada su exención cuando dichas órdenes son manifiestamente ilegales. Así, el Estado debe proteger a sus ciudadanos de cualquier vulneración de sus derechos, aún cuando esta vulneración traiga causa de una orden jerárquica del legítimo superior.
     
    Y entonces, ¿porqué el Estado no reacciona de oficio cuando le consta que una organización llamada Iglesia dicta en su territorio y contra sus ciudadanos órdenes que constituyen auténticas condenas dictadas por un órgano alegal a tal fin y constitutivas de privaciones de derechos fundamentales, tales como la libertad de expresión ideológica, la libre circulación y entrada o salida del país, la libre difusión de ideas u opiniones o la libertad de cátedra?
     
    ¿Lo hace por respeto a esa organización semi-privada y al voto de obediencia libremente emitido por sus miembros condenados? ¿Lo hace por falta de competencia para ello? ¿Es esto cuestión de competencia o es cuestión de incumbencia?
     
    ¿Debe el Estado consentir que haya ciudadanos que acepten por obediencia la vulneración de derechos irrenunciables y que la organización que los guía tenga potestad inmune para privarles de ellos en contra de su voluntad?
     
    ¿Le está concediendo el Estado a la Iglesia un ius puniendi libre, del que ni él mismo  dispone por ser carente de toda garantía y de todo control democrático respecto de determinados ciudadanos, sus miembros?
     
    ¿Por qué hay, por ejemplo, tantas condenas judiciales que obligan a medios de difusión a reparar ataques contra derechos fundamentales y no hay condenas a la Iglesia por hacer lo propio con sus propios miembros? Pues seguro que porque en el primer caso hay demandas y en el segundo no.
     
    Porque es cierto que estos ciudadanos miembros de la Iglesia, condenados ilegalmente por su organización, nunca se han quejado con eficacia jurídica o al menos yo no tengo noticia de ello.
     
    Sería interesante y sería saludable que a algún “condenado” le diera por interponer un recurso judicial requiriendo de los poderes del Estado el reconocimiento y reparación de su derecho ciudadano aun dentro de esa Institución reconocida y beneficiada por el Estado, requiriendo asimismo la declaración de la ilegalidad de la orden dictada y la inconstitucionalidad de la regla que hace posible su dictado, si es que la hay.
     
    Y sería interesante porque entonces el Estado no tendría más remedio que pronunciarse al respecto y, posiblemente, las cosas cambiarían.
     
    No sé si tendría mucho sentido, ni si sería admitida a trámite esa supuesta demanda, pero creo que hay que probar de todo cuando la causa lo merece, ¿no?

  • oscar varela

    Hola!

    Estimo que el imaginario en que se circunscribe este escenario de brujas y persecuciones es bastante acertado.

    ¿Podría ser que toda esta novela transcurra en el ambiente cerrado del Castillo;

    y que las “brujas” ni entren ni salgan de él;

    sino que sólo aspiran, respiran e inspiran el aire viciado del autista-Castillo-Mundo-“espiritual”?

    ¿Podría ser? ¿o no? ¿de quién depende?

    Estaríamos a un paso (meramente posible) de que las “branquias” se hagan “pulmones“,
    en la escala histórico biográfica de la vida humana, que es un constante ¡Afuera!.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Inés

    Excelente artículo de Barbería, sin duda, gracias por colgarlo. Los documentos son largos pero interesantísimos. Hacía falta que alguien sistematizara lo que está ocurriendo con los obispos. Se me ocurren muchas ideas que comentar con su lectura, pero voy a ver si yo también las pongo en orden.

Deja un comentario