Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5036 Artículos. - 80772 Comentarios.

La austeridad conduce al desastre

Para el premio Nobel de Economía STIGLITZ, Europa sólo saldrá de la crisis a través de la solidaridad y de la inversión.21949_290266160418_184956950418_3398525_5103811_n-1

Atendiendo solamente a rebajar la deuda para proteger al euro podemos ir al desastre. ATRIO ha traducudo el texto íntergo de sus últimas declaraciones hechas a Le Monde.

Joseph Stiglitz, de 67 años, Premio Nobel de Economía en 2001, ex-asesor económico del presidente Bill Clinton (1995-1997) y ex-jefe economista del Banco Mundial (1997-2000), es conocido por su postura crítica sobre las principales instituciones financieras internacionales, el pensamiento único sobre la mundialización y el monetarismo. Entrega a Le Monde su análisis de la crisis del euro.

USTED HA DICHO RECIENTEMENTE QUE EL EURO NO TIENE FUTURO SIN UNA REFORMA IMPORTANTE. ¿QUÉ QUIERE DECIR CON ELLO?

Europa va en dirección equivocada. Al adoptar la moneda única, los países miembros de la zona euro renunciaron a dos instrumentos de política económica: el tipo de cambio y los tipos de interés.

Por lo tanto, había que encontrar otra cosa que les permitiera adaptarse a la situación. Sobre todo porque Bruselas no ha hecho gran cosa en cuanto a regulación de los mercados, por considerar a estos últimos omnipotentes. No obstante, la Unión Europea (UE) no ha previsto nada en ese sentido.

Y actualmente, quiere un plan coordinado de austeridad. Si sigue en esta línea, se va a estrellar. Sabemos, desde la Gran Depresión de la década de 1930, que no es eso lo que hay que hacer..

¿QUÉ DEBERÍA HACER EUROPA?

Hay varias posibilidades. Por ejemplo, podría crear un fondo de solidaridad para la estabilidad, como ha creado un fondo de solidaridad para los nuevos entrantes. Este fondo, que se alimentaría

en tiempos económicos más suaves, permitiría ayudar a los países con problemas, cuando estos surgieran.

Europa necesita solidaridad, empatía. No necesita una austeridad que va a disparar el desempleo y conducir a la depresión. En Estados Unidos, cuando un Estado tiene problemas, los otros se implican. Estamos todos en el mismo barco. La falta de solidaridad es el principal factor que amenaza la viabilidad del proyecto europeo.

¿ABOGA POR UNA ESPECIE DE FEDERALISMO?

Sí. De cohesión. El problema consiste en que los Estados miembros de la UE no tienen las mismas creencias en teoría económica. Nicolas Sarkozy tuvo razón al presionar sobre (la canciller alemana) Angela Merkel forzándole a pagar por Grecia. En Alemania, son muchos los que vuelven a confiar en los mercados. En su lógica, los países que van mal son responsables de ello y no tienen más que arreglárselas..

¿Y NO SE TRATA DE ESO?

No. El déficit estructural griego es inferior al 4%. Por supuesto, el gobierno precedente, ayudado por Goldman Sachs, tiene su parte de responsabilidad. Pero, ante todo, la crisis mundial, la coyuntura, es lo que ha provocado esta situación.

En cuanto a España, era excedentaria antes de la crisis y no puede ser acusada de falta de disciplina.

Es cierto que España debería haber sido más prudente e impedir la formación de la burbuja inmobiliaria. Pero, en cierto modo, es el euro lo que ha permitido esto, al proporcionarle unos tipos de interés más bajos que aquellos a los que Madrid habria tenido acceso sin la moneda única. Actualmente, estos países sólo saldrán adelante si vuelve a producirse el crecimiento europeo. Precisamente por eso hay que sostener la economía invirtiendo y no conteniéndola mediante medidas rigurosas.

¿LA BAJA DEL EURO SERÍA UNA BUENA MEDIDA?

Es lo mejor que pudiera ocurrirle a Europa. Francia, y sobre todo Alemania, serían los más beneficiados. Pero Grecia y España, para quienes el turismo es una importante fuente de ingresos, se beneficiarían de ello también.

LA SRA. MERKEL, SIN EMBARGO, SABE QUE LA SOLIDARIDAD PUEDE SER IMPORTANTE. SIN SOLIDARIDAD, NO HABRÍA HABIDO REUNIFICACIÓN ALEMANA.

Sí. Pero, justamente, Alemania ha necesitado más de diez años para absorber la reunificación. Y, en cierto modo, pienso que los ex-alemanes occidentales estiman que ya han pagado un elevado precio por la solidaridad europea.

¿CREE QUE LA VIABILIDAD DEL EURO ESTÁ AMENAZADA?

No lo creo. Es perfectamente posible evitar que la moneda única no se derrumbe. Pero si seguimos así, no se puede descartar nada. Aunque pienso que el escenario más probable es el de” falta de pago”. La tasa de paro juvenil en Grecia se aproxima al 30%. En España sobrepasa el 44%. Imagine los disturbios si llegara al 50 o 60%. Tiene que ocurrir que Atenas, Madrid o Lisboa se planteen seriamente la cuestión de saber si están interesados en continuar el plan que les han impuesto el FMI y Bruselas. Y si no les interesa volver a ser los dueños de su política monetaria.

Recuerde lo que pasó en Argentina. El peso estaba vinculado al dólar por un tipo de cambio fijo. Se creía que Buenos Aires no rompería el vínculo, que el coste resultante sería muy elevado. Los argentinos lo hicieron, devaluaron, esto fue el caos, como se había previsto. Pero, a fin de cuentas, han sacado provecho de ello.

Desde hace seis años, Argentina crece a un ritmo de un 8,5% anual. Y hoy son muchos los que piensan que hicieron bien.

[Entrevista realizada por Virgina Malingre. Artículo publicado en LE MONDE el 23.05.10. Traducción para ATRIO de Maite Lesmes]

18 comentarios

  • Gabriel Sánchez

    Rebecca Wilder es una reconocida analista económica norteamericana que mantiene la prestigiosa página web http://www.newsneconomics.com

     

  • Gabriel Sánchez

    Fin de partida en la Unión Europea: los recortes salariales y la batalla por las exportaciones
    Rebecca Wilder
     
    La batalla por las exportaciones ha comenzado. En comparación con el mismo período en 2008, los costes laborales anuales por hora trabajada en los tres primeros trimestres de 2009 cayeron un 4,9% en Lituania, un 9,8% en el Reino Unido y un 0,5% en Estonia. En efecto, de los 26 países enumerados, todos, salvo Bélgica, Alemania, Grecia y España, vieron disminuir la tasa de crecimiento del salario horario desde 2008. La moneda está en un régimen cambiario fijo, de modo que el único mecanismo para acrecer la competitividad exterior pasa por la caída de los precios (salarios). Pero este modelo de crecimiento no puede funcionar para el conjunto de la Eurozona.
     
    El modelo de Letonia: recorta los salarios para aumentar los ingresos procedentes de las exportaciones. Grecia: recorta los salarios para aumentar los ingresos procedentes de las exportaciones. Francia, Alemania, España, Portugal, etc., etc. Es imposible que toda la Eurozona recorte los salarios para aumentar los ingresos procedentes de las exportaciones. Y resulta especialmente dañino para países como Letonia o Hungría, en los que la parte del león de su comercio se desarrolla dentro de los confines europeos.
    ¿Y qué ocurre cuando los ingresos de las exportaciones no proporcionan el ímpetu necesario para el crecimiento de la demanda agregada? Bueno, ya no queda margen. No se puede devaluar la moneda (por la vía de imprimir billetes), y los ingresos fiscales caerán más rápidamente que un plomo: déficits crecientes, deuda creciente, creciente servicio de la deuda (vía compensaciones por las rebajas en la calificación del crédito). De modo que la suspensión de pagos parece el destino prácticamente cierto de varios Estado de la Eurozona.
    como ves, la última campanada de los grandes popes, es que si se acentúa la deflación, es posible que se produzca un aumento exponencial de la deuda y el “posible escenario” de cesación de Pagos….Por lo que yo recomiendo, evitar la deflación…y te recuerdo que como esta estructurada la Eurozona, si cae uno, cae toda Europa…Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    Parece que el fantasma del sistema selecciona lo que quiere…y no deja entrar lo que no quiere…DICE PAUL KRUGMAN en un artículo más reciente de lo que tu marcas Pepe…
    Rebecca Wilder está en lo cierto::
    “El modelo de Letonia: recorta los salarios para aumentar los ingresos procedentes de las exportaciones. Grecia: recorta los salarios para aumentar los ingresos procedentes de las exportaciones. Francia, Alemania, España, Portugal, etc., etc. Es imposible que toda la Eurozona recorte los salarios para aumentar los ingresos procedentes de las exportaciones.”
    Y no se olvide que toda esta deflación incrementa tanto el valor de la deuda denominada en euros como las tasas reales de interés.
     
    Ahora quien es y que dice esa Señora Rebecca Wilder a la que Krugman le da la razón, señalando como un error caer en la deflación profunda…veamos…
     (LO HAGO EN DOS PARTES PARA QUE EL SISTEMA ME ACEPTE.- Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    parece que no entra???¿¿¿

  • Carmen (Almendralejo)

    Y hay un globo sonda, donde se dice que la paga de julio se cobra con el 5% menos de salario a quienes cobren sobre mil €, pero que la de diciembre solo será medía paga…
    Haber quien recorta más y recauda más para llenarse los bolsillos antes.
    Los señores di-pu-ta-d*s, cobran tres mil € mes, y si vienen de fuera de los madriles, otros mil más sin contar comisiones, gastos de hotel y comidas etc si no viven allí.
    Hoy ha salido l*s hij*s de la infanta Elena llevándolos el padre al cole, y dos guardaespaldas, uno por barba de cada niñ*s ¿Cuanto nos cuesta a cada contribuyente esta seguridad, no tendrían que pagarlas ellos?
    Ya está bien de gilipolleces de gente de sangre azul, yo la tengo morada y a mi nadie me ha regalado na.
    Os mando esto…
    Las nuevas medidas propuestas por el Gobierno para atajar la crisis contienen un alto recorte del gasto social con medidas como la reducción en un 5% del sueldo de los funcionarios en 2010, su congelación en 2011, la eliminación del cheque-bebé a partir del 1- enero- 2011 o la congelación de las pensiones, excepto las no contributivas y las mínimas. Todo con el objetivo de recortar el gasto en 5.000 millones este año y en 10.000 millones el año que viene.
    >
    > No podemos consentir que nos presenten estas medidas como inevitables o como la única solución posible, unidas a la próxima subida del IVA. Es SU solución a cuenta de trabajadores, pensionistas y familias. Pero…
    >
    > OSEP: Otra Solución Es Posible:
    >
    > – Recuperar el Impuesto de Patrimonio para fortunas superiores a 1 millón de Euros: …………….2.200 millones EUR /año.
    > – Gravar el IRPF a las rentas superiores a 8.000 Euros mensuales al 50% (43% actual): ………2.900 millones EUR /año.
    > – Gravar las SICAV (Sociedades de Inversión de Grandes Fortunas) al 20% (1% actual): ………..2.000 millones EUR /año.
    > – Subir Impuesto Sociedades a Grandes Empresas (capital superior a 1.000 millones) al 35%:.. 2.500 millones EUR /año.
    > – Retirada del Ejército de Afganistán:…………………………………………………………………………………400 millones EUR /año.
    > Suma total:…………………………………………………………………………………………………………. 10.000 millones EUR /año.
    Que no nos engañen.
    Distribuid este correo si estáis de acuerdo con su contenido. http://www.vivelive.com/hotmail-la-gente-de-hoy/index.html?storage>

  • La austeridad no puede llevar al desastre nunca. Si se invierte, se invierte con austeridad, buscando lo de verdad necesario, no buscando satisfacer los 100000 deseos locos que tenemos.

  • pepe blanco

    Preciso la información que di ayer. Fue Krugman –otro premio nobel de economía- quien en marzo de 2009 pronunció una conferencia en Sevilla, en la que afirmó, entre otras cosas, que España “necesitaría una deflación relativa del 15 por ciento” y que si la economía europea sufría deflación [como así ha sido] “estaríamos hablando de reducir salarios y precios aún más por debajo de ese 15%”.

  • oscar varela

    Hola!

    Ya que el Sr. Stigltz pone a la Argentina como una experiencia satisfactoria,

    aprovecho a significar que las “fuerzas” del Mercado, Monetarias o Financieras no tienen más vigor que el que la Gente les otorga confiándole Mando y Poder.

    Sin una grande cuota de cuidado y auditoría del Pueblo organizado, nos seguirá esclavizando el Paraiso del Dinero en Drogas y Armas para orgías y guerras.
    ············
    Los argentinos somos tan jodidos que, parece que por un momento, hemos logrado burlar el asedio.

    Nos quedan, todavía, algunos bastiones a demoler, principalmente dos:
    1- La Ley de Medios (sancionada pero “frizada”)
    2- La Ley de “SERVICIO” financiero -no de “entidades” financieras- puesta a debate parlamentario por el “Partido Solidario”.

    Nota: esto último es revolucionario porque hace del Capital un SERVICIO PÚBLICO.
    ···········
    Nada ha sido gratis al Pueblo organizado.
    No estamos seguros de nada,
    a no ser de que hay que seguir con perspicacia y sin claudicación.

    ¡Vamos todavía! – oscar.

  • Maite Lesmes

    Qué apuro, por alusiones…. Gracias, Oscar, Gabriel, Pepe S., Pepe B…., por vuestro recuerdo. Ya que no entiendo de macroeconomía, al menos contribuir con una traducción ¿no?
    Intentaré organizarme mejor para llegar a participar con comentarios. Un abrazo bien repartido.

  • Gabriel Sanchez

    Noooooooo Pepito, la lei casi toda, pero lamentablemente no lei la estrofa final…Manuel me gusta tu aporte, es certero y sin lugar a dudas requiere acciones de fondo… Un camino es el cambio de las relaciones institucionales dentro de la Unión Europea, en donde el pueblo tenga verdaderamente mayor incidencia y en donde las economias nacionales no sean prisioneras de los intereses de los màs fuertes…

     Creo que aquí deben jugar un papel preponderante la movilizacion social y politica de los trabajadores…Porque los que gobiernan parecen incapaces de cambiar la huella….Gabriel

  • Manuel I. Santos Santórum

    A propósito de la “Solidaridad”, el “Euro” y otras cuestiones referidas por Stglitz.

    Marcación más clara de algunas contradicciones “in terminis” del texto de  la nueva Constitución de la Unión Europea: un artículo de Gustavo Bueno 

    Como complemento,  o más bien “radicalización”, de mi comentario anterior y las citas que contenía, me pareció interesante insertar a continuación extractos de un artículo publicado por Gustavo Bueno en  su Revista El Catoblepas, número 36, febrero de 2005.
    En el mismo título de ese artículo marcaba ya G. Bueno la contradicción principal del texto y el enfoque de la nueva Constitución: “¿Tratado o Constitución? – Consideraciones en vísperas del referendum en España del ‘Tratado por el que se establece una Constitución para Europa'”.

    Sobre los temas de la solidaridad, la moneda, etc., éstos son los párrafos más pertinentes del artículo:
    (…)
    “El texto contiene, en lugares importantes, es decir, no ocasionales o accidentales, términos tales como «solidaridad», «valor», «cultura», «herencia religiosa y humanística», «libertad de pensamiento y de conciencia». Estos términos –pertenecientes, por cierto, todos ellos, al vocabulario filosófico– se utilizan parenéticamente con una inequívoca intención normativa. Ahora bien, ¿hubiera sido mucho pedir a los redactores de un documento de tal trascendencia que se hubieran parado a analizar ellos mismos los términos que hemos citado u otros muchos de su escala? ¿O es que la ideología de los redactores ilumina con tal claridad esos términos que su resplandor cierra sus mentes –convirtiendo a los redactores en mentecatos– a la posibilidad misma del análisis?
     
    Se le puede exigir a un «arquitecto de Europa» que haya penetrado un poco en la estructura de la Idea de Solidaridad, que sepa algo del origen de este término, desprendido por Pedro Leroux, a principios del siglo XIX, de su estirpe jurídica, para sustituir a los términos «caridad» y «fraternidad». Que sepa también que «solidaridad», como término utilizado sin parámetros, carece de sentido, porque encierra significados contradictorios; que sepa también que «solidaridad» no se opone a «insolidaridad», sino a otra solidaridad (la «solidaridad obrera» se opone a la «solidaridad patronal»). Que sepa que la solidaridad es siempre contra alguien (contra otras solidaridades), y por ello, que el término «solidaridad» puede tener a veces un sentido ético y utópico, otras veces un sentido moral o de grupo (la «solidaridad de los cuarenta ladrones») y otras veces un sentido político militar (por ejemplo la «cláusula de solidaridad» del artículo 329). La «solidaridad europea» debe ser definida contra terceros, porque si se toma en un sentido ético, estaríamos ante una mera redundancia de la Declaración de los Derechos Humanos. En resumen: cuando vemos a estos redactores víctimas del desconocimiento de la estructura de una Idea tan común como lo es la Idea de Solidaridad, la desconfianza que ellos nos provocan es muy grande. ¿O es que temen aclarar que la solidaridad de los europeos (de los europeístas) es una solidaridad contra terceros que no conviene nombrar? ¿Pero cuáles son estos terceros? ¿Los emigrantes islámicos, ortodoxos o hispanoamericanos? ¿Los yankis? ¿Los chinos? ¿O es que creen en la solidaridad de todos los hombres en el ámbito de una paz universal? Pero esta creencia, aunque fuese verdadera, sería metafísica, es decir, quedaría fuera de los horizontes de un documento político”.   
    (…)
    “La redacción del texto hace pensar que el único valor europeo (europeísta) de cuasiconsenso es el euro, enfrentado con los otros valores de la bolsa de Francfort, de Wall Street o de Tokio. Efectivamente, los valores del euro son valores decisivos para la Unión Europea, cuyo núcleo, tal como fue creado por el Plan Marshall, fue siempre una unión aduanera, como lo sigue siendo, en la medida en que esta unión aduanera es la garantía de una fuerte democracia de mercado pletórico, que hace posible un sostenible estado de bienestar, dentro del orden capitalista. Lo cual estará muy bien, pero no necesita envolverse con la Novena Sinfonía”.
      

  • Juan Luis Herrero del Pozo

    El libre mercado, el neoliberalismo, o la madre de todas las desdichas. No recuerdo lo que ya escrbí en atrio sobre este tema por eso, por si acaso me detengo aqui.

  • Manuel I. Santos Santórum

    Estas “recetas” del Dr. Stiglitz, como tantas otras, son eso, “recetas” para paliar los “síntomas” de un mal, una enfermedad. Aliviando los síntomas,no se cura de raíz la enfermedad.
    Para mí, el mal de raíz de la Unión Europea consiste en  que “constitutivamente” (léase, se “constituyó” como “entidad” o “ente institucional”, como aparece maldisimuladamente en la Constitución de 2004 y en el posterior Tratado de Lisboa) sobre la base de una serie de contradicciones y  sin-sentidos, que en conjunto podríamos  denominar con la expresión clásica “el círculo cuadrado“.

    Limitándome sólo a lo económico, tema abordado por Stiglitz, por ejemplo la constitución de una Unión / para una economía de “alta Competencia” (Competitividad). ¿Competencia entre quiénes o con(tra) quiénes? ¿Con(tra) los de “afuera” de la Unión Europea, por ejemplo Estados Unidos? Comenzamos compitiendo con os de afuera y terminamos compitiendo con los de adentro, es decir, entre nosotros. 
    Crear una “economía-social / de mercado“. También hablamos de “mercado / laboral”, otra contradicción más.
    La máxima, radical contradicción está, a mi entender, en haber “canonizado” (literalmente dicho) en la Constitución de la UE el Capitalismo en su versión o engendro más perverso, el Neoliberalismo. Esencia del capitalismo es la búsqueda de la ganancia, la máxima posible: la producción de lo que sea, al menor costo posible. Creo que ganancia y “solidaridad”, como quiere Stglitz, son irreconciliables.
    Y así podríamos seguir marcando contradicciones insalvables,”constitutivas” de la UE.

    Se lo mostrará mejor, mucho mejor que yo, un artículo de Bernard Cassen, de Le Monde Diplomatique (París), publicado en Francia y reproducido, en sus fragmentos principales, en España en vísperas de que la nueva Constitución fuera sometida a votación a principios de 2005.
    Inserto a continuación el texto:

     Debate engañoso sobre la Constitución Europea
    Bernard Cassen
    Periodista y director de Le Monde Diplomatique
    De la edición española de Le Monde Diplomatique
    (Extractos del referido artículo)
     
    Un espectro planea sobre la ratificación del Tratado para establecer una Constitución Europea, adoptado por los veinticinco países miembros el 18 de Junio de 2004, y firmado en Roma el 29 de Octubre siguiente. El peligro reside en que no se entienda, o más grave aún- que se entienda demasiado bien (…)
    (…) Si el lector (de la Constitución decide comparar esta Constitución con la de su propio país, comprobará que es de 10 a 15 veces más extensa, lo que contradice las proclamadas intenciones de acercar Europa a sus ciudadanos.
    Si ese ciudadano tipo (…) dispone de un buen programa informático, descubrirá -sólo en las cuatro partes del tratado- que Banco” aparece 176 veces; Mercado 88 veces; Competencia o competitivo 29 veces; Capitales 23 veces; comercio y sus derivados inmediatos 38 veces; mercancías 11 veces; terrorismo 10 veces; y religión o religioso 13 veces.
    Ninguno de esos términos figura en la Constitución francesa, excepto comercio, que aparece dos veces, y religión una vez. (…) ¿se trata en realidad de una Constitución para Europa, que por otra parte fue presentada como laica, o bien de una serie de párrafos extraídos de los estatutos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la Carta de la Organización Mundial del Comercio (OMC), a los que se les sumó una reverencia a George W. Bush en lo que hace al terrorismo y otra al Vaticano, en lo referente a la religión”(…)
    (…) (los dirigentes europeos) habían comprendido que el mayor peligro residía en que los ciudadanos se apropiaran del contenido del Tratado. Así fue como adoptaron una doble estrategia: en primer lugar, guardar el mayor silencio sobre el núcleo del tratado: su Parte Tercera, titulada: Las políticas y el funcionamiento de la Unión, que es donde más abundan las palabras arriba citadas. Con ese fin decidieron presentar una síntesis altamente selectiva del texto, poniendo énfasis en los cambios institucionales y tratando de “desliberalizar su contenido liberal. En la segunda etapa; una vez que se hubiera realizado un debate público lo más limitado posible, se repetirán consignas simplistas o alarmistas, que declinadas de múltiples maneras, ofrecen dos versiones: Yo amo a Europa y, por lo tanto, voto sí”, y si el no se impone, Europa se va a quebrar y será el caos(…)
    (…) la Constitución representa el mejor medio para instaurar definitivamente la ley del mercado y de la competencia, palabras que –como vimos- figuran 88 y 29 veces respectivamente en el texto original. ¡Pero que no aparecen en la presentación del mismo que hacen los documentos de información oficiales! Tanto el cuadernillo editado por la Cancillería francesa como el folleto simplificado difundido por la Oficina de Publicaciones de las Comunidades Europeas logran una sorprendente proeza: la palabra mercado aparece una sola vez y no hay huellas de competencia” ni de capital, cuando en realidad se trata de tres palabras clave tanto, de este tratado como de los precedentes. Así escapan a la atención de los ciudadanos 322 de los 448 artículos del conjunto del documento, precisamente los que componen la citada Parte Tercera, la que se oculta como una enfermedad vergonzosa.(…)
    (…) (en) La parte tercera (…) titulada -cabe recordarlo- Las políticas y el funcionamiento de la Unión, permanentemente se reitera la supremacía de la competencia y del mercado. Y ello, hasta el absurdo: en efecto, el artículo III-131 estipula que deben adoptarse todas las disposiciones necesarias para evitar que el funcionamiento del mercado interno se vea afectado por las medidas que un Estado miembro pueda verse obligado a tomar en caso de agitación interna grave que afecte al orden público, en caso de guerra o de tensión internacional grave que represente una amenaza de guerra. Es decir que durante la guerra, los negocios seguirán su curso normal. (….)
    (…) Le nouvel Observateur indica que la principal innovación concierne al reconocimiento de los derechos sociales en la Parte Segunda del tratado, titulada La Carta e los derechos fundamentales de la Unión. En realidad, esos derechos no tienen de fundamentales más que el nombre. Sin contar que su contenido representa un retroceso respecto al derecho nacional vigente en muchos países, allí se habla del derecho a trabajar y no del derecho al trabajo: del acceso a las prestaciones de la seguridad social y a los servicios sociales, lo que supone la existencia previa de los mismos, y no del derecho a la seguridad social y a los servicios sociales, etc.(…)
    (…) En primer lugar, el tratado no habla de servicios públicos sino, como los dos precedentes, de servicios de interés económico general” (SIEG), denominación impuesta por la Comisión, empecinada en neutralizar la carga simbólica de la palabra público. (…)
    (…) Por otra parte , la Comisión tiene el monopolio de una eventual proposición de directiva. A este respecto, la Comisaria encargada de la Competencia, Neelie Kroes, ya fijó sus posiciones durante su audiencia ante el Parlamento Europeo, precisando que los servicios públicos no constituyen intereses en sí mismos, y que lo que se procura es estimular la economía europea.(…)
    (…) Se trata de un texto que no gana al darse a conocer y se entiende perfectamente que sus partidarios, en general, se nieguen a debatirlo punto por punto, prefiriendo aferrarse a consideraciones difusas y vacías de contenido. Sin embargo, les queda aún un arma temible teniendo en cuenta su posición dominante desde el punto de vista mediático: demonizar los argumentos adversos (…)
    (…) Lo más chocante, desde el punto de vista de la honestidad intelectual, es que se agite el espantapájaros de una vuelta al calamitoso tratado de Niza, cuando ese texto rige a la UE desde el 1 de mayo pasado sin provocar ninguna catástrofe mayor. Segundo argumento falaz: la victoria del no en uno o varios países paralizaría Europa. En realidad, la Europa del día siguiente del referéndum sería como la del día anterior, pues seguirían aplicándose todos los textos, incluido el tratado de Niza. Sólo quedaría renegociar un nuevo tratado, más aceptable, y con todo el tiempo necesario para ello, pues no hay ninguna prisa.(…)
    Bernard Cassen, Le Monde Diplomatique

    http://www.attacmadrid.org

  • pepe blanco

    Yo también quiero saludar a Maite, de quien hace muchíííííísimo que no tengo noticias personales. Espero que estés bien, Maite.

    Sobre el artículo. A veces, a los profanos nos cuesta entender a los economistas, igual que los romanos eran seres extraños para Astérix. Hace poco escuchaba en la tele las declaraciones de cierto economista -aunque no premio nóbel, cierto, que eso siempre impone respeto-, que postulaba justamente lo contrario. Venía a decir que la crisis del 29 se debió a una continua y previa inyección de dinero en el sistema. Y, según él, ahora estaba sucediendo lo mismo: cuando hay problemas, se inyecta artificialmente dinero en el sistema y, según decía, pues eso no es nada bueno a largo plazo. No me preguntéis por qué. No tengo ni idea.

    Sin haberlos leído con mucha atención ni al uno ni al otro, me da, así a ojo, que el punto de vista de Stiglitz es justamente el contrario que el de Santiago Niño Becerra, cuyas propuestas, si las entendí bien, pasan por la austeridad productiva.

    Además, si no recuerdo mal, en una conferencia que dio el propio Stiglitz en Sevilla hace unos meses (me parece que fue él, aunque no estoy seguro; si no fue él, fue otro premio nóbel) aseguró que en España tenía que haber una deflación del 15%, incluyendo otro tanto de rebaja de los salarios. ¿Con qué nos quedamos, entonces, con que lo necesario ahora es una economía contractiva u otra inversora y expansiva?

    En fin, que discutan entre ellos (los economistas) y, sobre todo, que no nos asusten con el apocalipsis como otrora nos asustaban los curas con el infierno. ¡Siempre tiene que haber alguna pandilla de tipos pelmas dispuestos a darnos la vara!

    Por otra parte, me cuesta creer que los miembros de la zona euro, sean todos tan tontos como para estar proponiendo una política que los conduzca colectivamente al desastre. Al fin y al cabo, el Pacto de Estabilidad ha funcionado bien, por lo menos hasta ahora. Y el euro, mejor que baje algo, que no estábamos exportando nada…

  • pepe sala

    Gabriel, que lees en ” diagonal”, jodido…
     
    “”[Entrevista realizada por Virgina Malingre. Artículo publicado en LE MONDE el 23.05.10. Traducción para ATRIO de Maite Lesmes]””
     
    Nuestra querida contertulia Maite Lesmes es un encanto de señora que sabe idiomas ( es profesora) y suele dedicar tiempo a traducir algunos artículos interesantes para el debate ” atriero”.
     
    Aprovecho para darle el achuchón correspondiente ( desde Logroño no se lo he vuelto a dar) y decir que la echo bastante de menos en los debates. Desde Levante, el viento levantino parece dejarle menos tiempo para nuestro ( mi) disfrute.
     
    Saludos

  • Gabriel Sanchez

    Oscar aprecio muchisimo a Maite y yo le agradezco por el honor de su amistad, pero obviamente te refieres a algo en concreto…que obviamente no conozco y la verdad me gustaria hacerlo….

    Sobre el tema, uno puede timonear para salir con un cambio necesaria y radical, como es salirse del sistema o por lo menos remendar bien, nos hemos cansado de escribir que el ajuste lleva al desastre a Europa y que por lo menos para sacar la cabeza, se debe recurrir a las soluciones de inversiòn que ya nos enseño la historia a traves de la New Dale.- Gabriel

  • oscar varela

    Hola!

    Sólo para acompañar el agradecimiento que, sin duda, la Redacción de Atrio le habrá prodigado a Maite Lesmes.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Miguel González

    Europa ya tiene establecida una medida de solidaridad entre sus países miembros:  el fondo Social Europeo y otros. El FSE  ha permitido que países como España hayan recibido ingentes cantidades de dinero todos los años, los primeros de ellos mucho más, como objetivo 1 que éramos y por ese motivo se han podido acometer grandes obras de infrasestructura y se ha dedicado ingentes cantidades de euros (antes pesetas)  para  formación en las empresas,  desde 1986 cuando entramos en la CEE (hoy UE) hasta hoy mismo en que participamos en los distintos programas europeos como Leonardo, etc., a través de los cuales seguimos recibiendo financiación.

Responder a pepe blanco Cancelar comentario