Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5653 Artículos. - 90366 Comentarios.

¿Qué dice Caritas in veritate del capitalismo?

Vamos publicando y discutiendo en ATRIO  diferentes análisis de la crisis económica. ¿Y no hubo una encíclica papal el año pasado que pretendía analizarla? El artículo que hoy ofrecemos trata de esta encíclica. Será demasiado extenso para muchos, aunque los martes estamos acostumbrados a textos de profundización. Para ayudar a una lectura rápida, ATRIO se ha permitido destacar en negrita algunas expresiones y párrafos. Pero recomendamos un estudio detenido del artículo e incluso de este otro de Demetrio Velasco y todo el nº 240 de Iglesia Viva, que trata de la misma encíclica.

 

Presentación

Con ocasión de la publicación de un número especial de Veritas. Revista de filosofía y teología, se me pidió una lectura de la última encíclica de Benedicto XVI. Lo que aquí presento es un resumen de lo que allí se explica in extenso y con las referencias precisas. Los números entre paréntesis corresponden a los del documento magisterial. Mi intento no es otra cosa que una valoración crítica de la deriva que la doctrina social está tomando, precisamente en un momento en el que se hace imprescindible una crítica profética al modelo de destrucción de la humanidad y su entorno que se llama capitalismo.

Introito

No son muchas las ocasiones de las que dispone un teólogo de ponerse delante de un texto del Magisterio al más alto nivel y se encuentre con un sustancial problema de forclusión de la realidad[1]. En el caso que nos ocupa hay un término que no aparece ni una sola vez en todo el documento, es el término que desde 1991 había desaparecido del Magisterio oficial de la Iglesia sobre la cuestión social para referirse al modo de organización al que el mundo ha sido sometido desde hace dos siglos, pero especialmente en los últimos dos decenios: el capitalismo. Efectivamente, fue Juan Pablo II el que hiciera una severa advertencia en el número 35 de Centessimus annus, cuando afirmara la imposibilidad de aferrarse al capitalismo una vez caído el socialismo. Es más, allí nos da la clave de la caída de aquello que se vivía tras el telón de acero: no era un socialismo verdadero sino un capitalismo de Estado, donde el Estado actúa como único capitalista que amasa la fuerza de trabajo de todos los seres humanos que están bajo su égida.

Benedicto XVI no tiene un discurso sobre el capitalismo y sus referencias son meramente tangenciales, incluso algunas realizan una lectura sesgada del texto de Juan Pablo II que hemos citado arriba cuando dice sobre aquél: “en la encíclica Centesimus annus escribió Juan Pablo II ‘la moderna economía de empresa comporta aspectos positivos, cuya raíz es la libertad de la persona, que se expresa en el campo económico y en otros campos’ (n. 32). Sin embargo —añadió—, no se ha de considerar el capitalismo como el único modelo válido de organización económica (cf. ib., 35)”[2]. Decir esto es no haber asimilado la crítica que allí se hace al sistema, más bien se tuerce el sentido diáfano de una denuncia del capitalismo como sistema que pretende ser el modelo a adoptar por todos tras el fracaso del socialismo.

La encíclica da la sensación en todo momento de no estar ajustada a la realidad que se vive en los últimos tiempos. Su publicación debía coincidir con el aniversario de la Populorum progressio, pero los acontecimientos del año 2007 hicieron prudente su postergación a la espera de medir el calado de los mismos. Esa medida parece que se realizó con la misma vara con la que han medido los organismos internacionales y por ello la encíclica se desliza por la misma pendiente que aquellos: miopía económica y presbicia moral. Miopía económica porque los grandes organismos que fueron incapaces de ver a lo lejos (característica del miope) la crisis que se avecinaba, diagnosticaron un mal meramente financiero que se solucionaría con multimillonarias inyecciones de dinero público, como la encíclica parece entrever; presbicia moral porque no se alcanza a ver, por cansancio y vejez (presbys-anciano), que lo que está en juego es el núcleo mismo del modelo económico, social y político en el que vivimos, eso que todos los que mantienen intacta la visión llaman capitalismo y que no ha dejado de conducir a la humanidad entera hacia un abismo de difícil solución, donde no sólo la naturaleza, sino el ser humano mismo, está siendo engullido por un modelo económico que tiene su leitmotiv en el crecimiento constante y desaforado de los beneficios.

Se hace necesario recordar que Santo Tomás prevenía con dureza contra una de las realidades que hoy están a la base del sistema financiero capitalista: la usura. En la famosa cuestión 78 de la secunda secundae explica con absoluta claridad que cobrar una cosa y su uso, de ahí usura, es ilícito y pecado, por tanto debe ser devuelto. Cuando en el mundo de las finanzas se invierte dinero para obtener dinero, se está haciendo algo ilícito y pecaminoso en sí mismo. Como bien dice el aquinate, el que presta algo tiene derecho a que se le devuelva lo prestado, pero si alguien presta dinero y se le devuelve la suma prestada, los intereses que se exigen suponen el cobro de lo que no existe o bien el cobro por el uso, de modo que se habría cobrado dos veces lo mismo: una la cantidad prestada y otra vez el uso de esa cantidad, por ello es usura, ilícita y un pecado grave porque se asocia a la avaricia: deseo inmoderado de poseer riquezas (ver la cuestión 118).

En la línea trazada por Deus caritas est y Spe salvi, Caritas in veritate pretendía apuntalar el tercero de los pilares del cristianismo: la caridad. Pero adolece de una perspectiva oblicua en la legitimación bíblica, es decir, no va a los textos que todos los especialistas consideran los clave para hacer una reflexión sobre el tema propuesto. En Deus caritas est había una clamorosa ausencia en la fundamentación del amor de Dios: Mt, 25, 31 ss, apenas una cita marginal en el texto; en Spe salvi, Ap, 20-21; y en la actual encíclica, el Sermón del Monte en Mateo, con los ayes subsiguientes, y el sermón del Llano de Lucas. Las tres ausencias no son casuales, obedecen a un modo de entender tanto la teología como el mundo: una visión neoagustinista. Con este término queremos resumir las posiciones que refleja la encíclica, a saber: naturalismo económico, sobrenaturalismo político y eclesiocentrismo. Con esta terminología hacemos referencia a las tres claves que se nos antoja permiten comprender cómo se ha llegado a este acto fallido[3]. Por naturalismo económico entendemos que la encíclica acepta la economía capitalista como el modelo económico que nos viene dado por la naturaleza misma de las cosas; también, llamamos sobrenaturalismo político a lo que tradicionalmente se ha denominado como agustinismo político: existe un orden cósmico que incluye dos autoridades, una política y otra eclesiástica, sometida aquella a esta. Es voluntad expresa de Dios que la Iglesia sea el cauce natural por el que los hombres construyen un mundo verdaderamente humano, no habría humanidad más allá de los límites del cristianismo tipificado en la Iglesia católica. A esta última proposición la hemos llamado eclesiocentrismo: la Iglesia católica es el centro de todo lo verdaderamente humano en el mundo. Fuera de la Iglesia católica, fuera de sus estructuras morales y de sus juicios políticos, no habría salvación alguna para la humanidad. Todos los males que se abaten sobre el mundo de hoy vendrían derivados del abandono de la fe y de la escasa presencia de la Iglesia en el mundo, no se deberían a que el sistema económico sea perverso en esencia, en todo caso se han pervertido los que hacen uso del sistema.

En lo que sigue haremos una breve disección de este neoagustinismo que presenta la encíclica y lo haremos en dos epígrafes. En el primero mostraremos algunas causas y consecuencias de esta doctrina que se reflejan en el título extraído de la propia encíclica en el número 7: hacia la ciudad de Dios universal a la que avanza la historia humana. Para el segundo apartado dejamos lo que podría ser considerado como el mayor olvido de la encíclica, olvido que supone el no tematizar el tema más prometedor de la doctrina de la Iglesia sobre la cosa social: la Civilización del amor que iniciara Pablo VI y no olvidara Juan Pablo II. Esta civilización del amor debe tener su extensión en la Civilización de la pobreza que auspiciara Ellacuría y continuara Sobrino, como nosotros mismos hemos escrito en otro lugar[4]. Estos dos epígrafes tienen su razón de ser en la explanación de lo que hemos denominado la forclusión del capitalismo, pero eso queda para el epílogo.

Hacia la ciudad de Dios universal…

Una vista somera de los capítulos nos permite ver que la encíclica forma parte del pasado. Primero porque pretende hacer valer para la sociedad actual el análisis de hace cuarenta años, cuando el capitalismo vivía sus treinta gloriosos y los males verdaderamente importantes del mismo estaban tapados por la lucha de bloques. De hecho, esta encíclica tendrían un valor como análisis del pasado, más no como análisis del presente, menos del porvenir. Para analizar el capitalismo industrial de los años sesenta hasta los noventa, no era necesario recuperar los análisis de Populorum progressio, eran mejores los que Juan Pablo II realizó tanto en Solicitudo rei socialis como en la magnífica Centesimus annus. En ambas obras quedaba a la luz la inhumanidad de un modelo económico que tiene su motor esencial en el enriquecimiento constante y en la conversión de valor social en valor privado. Por tener esta maldad intrínseca se hizo necesario recurrir a un término que aplicara las responsabilidades del modelo, no bastaba con las responsabilidades morales individuales para generar el mayor crimen histórico contra el hombre y el planeta. La expresión estructuras de pecado bien podría resumir lo que supone el capitalismo en cuanto régimen económico, social y político que se autogenera a partir de los egoísmos particulares de los integrantes del mismo. Por eso entendemos que esta encíclica supone una regresión a concepciones individualistas de la economía que no hacen sino legitimar el orden existente, no de otra manera puede comprenderse el texto del número 65.

La economía capitalista no se basa en el intercambio de cosas equivalentes, si alguien intercambia cosas equivalentes no obtiene lucro, éste se consigue mediante el cambio de cosas desiguales, por ejemplo, ocho horas de trabajo a cambio del equivalente de cuatro. Así sí puede haber beneficio y lucro, es decir, plusvalor. Cuando la empresa paga el valor de la mitad del trabajo realizado, la empresa puede obtener un lucro enorme. Es entonces cuando está en disposición de ir al mercado e intercambiar cosas equivalentes. La existencia de las mismas empresas, de la economía capitalista y del mercado libre, se asienta sobre la base de la explotación del ser humano al que se expropia el valor de su trabajo, valor que es el único que está en juego en la economía. Nada hay en el intercambio económico que no sea creado por el trabajo humano, de ahí que el valor que se apropia la empresa es el trabajo humano cosificado en los productos que se venden. Si vamos más allá, incluso diremos que la empresa obtiene el lucro de la apropiación/expropiación de aquello que es único en el hombre: el espíritu, que es aquello capaz de producir algo nuevo donde no lo había. Vale decir que la empresa gana, obtiene beneficio y se lucra con al apropiación del espíritu humano que es el trabajo y que supone un trasunto del Espíritu Santo.

Presuponer un naturalismo económico, como el que vemos que se defiende, nos aboca a una visión pagana —no, no nos equivocamos— de la sociedad y la historia. Nos explicamos. Si la economía capitalista es natural, puesto que no se pone en duda su existencia, sólo su gestión, el mercado es la institución natural que provee los intercambios económicos y el hombre debe aceptarla como tal. Es más resulta casi evangélica, como viene a referirse en el texto siguiente: “la sociedad no debe protegerse del mercado, pensando que su desarrollo comporta ipso facto la muerte de las relaciones auténticamente humanas. […] En efecto, la economía y las finanzas, al ser instrumentos, pueden ser mal utilizados cuando quien los gestiona tiene sólo referencias egoístas. De esta forma, se puede llegar a transformar medios de por sí buenos en perniciosos” (36).

Estamos ante un texto netamente ideológico y ante tal sólo cabe más ideología. Está por ver que el mercado sea una institución neutra que se adapta a las aplicaciones que los hombres hacen de él. El medio natural de intercambio no es el mercado sino otro que los antropólogos aducen como más primitivo, por ejemplo el potlatch de los indios americanos. El mercado ha sido siempre considerado como peligroso de facto por todas las culturas neolíticas que lo han utilizado, no es por tanto ni natural ni neutro. Es más, el medio verdaderamente humano, y por extensión cristiano, para relacionarse los seres humanos es la comunidad, la común unidad de los hombres, la comunión de los seres humanos, en el fondo el Espíritu Santo que es el que efectúa la comunión de los hombres y de estos con Dios.

El naturalismo económico, por tanto, presupone un sobrenaturalismo político, como decíamos arriba. Para que la humanidad deba aceptar la economía capitalista y el mercado como natural y bueno en sí, debe existir un orden sobrenatural que lo imponga como tal. La supuesta ley natural económica que se esgrime en toda la encíclica, al modo maltusiano o smithiano, sería el trasunto de una ley universal cósmica por la que hay un orden metafísico que presupone y legitima el orden natural, también el económico. El orden sobrenatural predispone que la política, la economía y la sociedad deben regirse por esas supuestas leyes naturales que hacen al hombre lo que es, ahora bien, si esa organización no tiene en cuenta a la Iglesia, pueden pervertirse, como así ha sucedido, y degenerar en un desorden moral que lleva inexorablemente al desorden económico en el que estamos, que no es sino un epifenómeno del desorden moral más profundo en el que la humanidad ha caído por alejarse de los verdaderos valores representados por el cristianismo.

El naturalismo económico presupone el sobrenaturalismo político y este sustenta el eclesiocentrismo, es decir, la idea de que la Iglesia católica, con sus valores y sus normas debe ser el centro de un mundo nuevo al que se está avanzado a pasos agigantados, pero que no termina de aceptar la guía de la Iglesia. Si el mundo aceptara los valores cristianos, —valores que en todo caso habría que especificar según el Evangelio y no según los que fundan la economía capitalista—, entonces se encaminaría hacia la perfección del amor querida por ese orden cósmico que todo lo rige y funda. Como se expresa en el texto que vemos a continuación, la globalización es querida por Dios y está necesitada de encontrar su verdadero ser en la Iglesia (7).

A lo largo de la encíclica se respira el aire que Agustín mismo respiraba al final del Imperio Romano. Quizás sea esta la causa de recurrir a aquel pensamiento. Nos encontramos en los finales del Imperio Global Postmoderno, como lo hemos definido en otro lugar[5], y estos finales son semejantes en muchos aspectos a aquellos. Cuando el Imperio Romano caía dejaba una decadencia moral que afectaba a los otros órdenes de la vida y Agustín se preguntó si aquello era voluntad de Dios. Civitate Dei es la respuesta de Agustín a los interrogantes de los tiempos. Dios ha querido la caída del Imperio Romano cristiano como camino para la construcción de un mundo cristiano más amplio. De la misma manera hoy, nos propone la encíclica, Dios quiere la quiebra del mundo global como medio para alcanzar una familia cristiana universal, una nueva Ciudad de Dios donde el cristianismo juega el papel de garante de la moral y la ley natural. Sin el cristianismo, las instituciones humanas se vuelven una mera lucha del hombre por obtener sus propios beneficios a costa de cualquier cosa, de ahí la crisis financiera, epifenómeno al fin de la aguda crisis moral producida por el abandono de los valores cristianos.

La (excluida) civilización del amor

El concepto de Civilización del amor como forma de integrar un nuevo modo de relaciones humanas que pueda responder a un mundo cada vez más unido pero carente de los elementos que pueden hacer de él un verdadero mundo humano, fue acuñado por Pablo VI y utilizado por este en varias ocasiones, sin llegar nunca a precisar su sentido, pero con una clara intencionalidad de ser un modelo que nuclee el pensamiento cristiano en un mundo en vías de globalizarse. Se trataba de plantear una alternativa ante la injusticia generalizada. En 1975 el mundo se veía ya con la necesidad de encontrar un camino común donde reine el amor y la justicia. Pero en 1995, con la globalización capitalista galopante, era imprescindible sentar otras bases, como Juan Pablo II propuso en la Asamblea de Naciones Unidas.

En aquella ocasión se precisaba que una civilización universal no puede tener otro fundamento que valores universales aceptados por todos: la paz, la solidaridad, la justicia y la libertad, siendo esta última el alma de una tal civilización. Compárese ahora con las dos únicas citas que la encíclica reserva para esta nueva vía para el mundo globalizado en los números 13 y 33.

El cotejo nos permite ver que en la encíclica la perspectiva es meramente ideal y dicha civilización del amor no tiene una virtualidad mayor que ser un referente externo, casi un ideal utópico sin ningún tipo de operatividad real. Según las palabras de la actual encíclica, la civilización del amor es una mera idealidad, lo que sí que habría que construir es una realidad netamente humana basada en los valores cristianos. Si Juan Pablo II proponía una civilización construida sobre valores universales, Benedicto XVI propone una nueva Ciudad de Dios Universal asentada en los valores cristianos: “En el contexto social y cultural actual, en el que está difundida la tendencia a relativizar lo verdadero, vivir la caridad en la verdad lleva a comprender que la adhesión a los valores del cristianismo no es sólo un elemento útil, sino indispensable para la construcción de una buena sociedad y un verdadero desarrollo humano integral” (4). Como se puede comprobar, el giro es neto en la consideración de la sociedad, son los valores cristianos los que resultan indispensables para la construcción de una buena sociedad. Estamos lejos de la perspectiva nacida en el Concilio Vaticano II y continuada hasta Juan Pablo II, que considera lo verdaderamente humano como netamente cristiano y no al contrario. Aquello supuso la muerte del agustinismo milenario y el nacimiento de un diálogo fructífero entre el mundo y la Iglesia. De esa perspectiva surge la conceptualización de la civilización del amor como propuesta utópica pero operativa, que opone a este mundo de injusticia, identificado con el capitalismo, un mundo de justicia, amor y misericordia construido sobre valores universales.

Las consecuencias del neoagustinismo son de profundo calado en la percepción de la realidad. En la estela del movimiento neocon estadounidense, se identifica al capitalismo como el modelo económico, social y político natural, pero se hace evidente la necesidad de reconducirlo ante las graves consecuencias que se ven en el mundo. Esa reconducción supone tanto la legitimación del capitalismo como sistema natural, como la propuesta del cristianismo como arreglo de todos los males del mismo. Creo que una explicación de lo que está sucediendo en Haití nos puede hacer comprender los límites de esta visión forcluida de la realidad y la necesidad de devolver la doctrina de la Iglesia sobre lo social al camino de la crítica del capitalismo y a la construcción de una alternativa a la que dos pontífices han denominado Civilización del amor, y a la que añadimos la necesidad de una civilización de la pobreza, en la línea de Ellacuría y Sobrino.

Epílogo

Como decíamos en el inicio de esta lectura de Caritas in veritate, la encíclica ha llevado a cabo una forclusión del término capitalismo, no se trata de que se corrija una percepción inapropiada de la sociedad como es el capitalismo, sino que el término ha desaparecido del discurso, pero la realidad sigue estando ahí, tozuda como siempre, para imponerse y cobrarse sus reales. No por no citarlo el capitalismo dejará de ser el sistema económico, social y político que gobierna y rige los destinos de, ahora sí, toda la humanidad. No basta con culpar a la razón oscurecida del hombre, ni a la pérdida de los fundamentos éticos de los inversores, ni a la confusión entre fines y medios, ni a la perversión de la moral moderna. No, no se trata de malas aplicaciones de correctas recetas económicas, se trata de que el capitalismo es en sí mismo un sistema perverso de organización social, no es el orden natural de las cosas, ni mucho menos querido por Dios. El capitalismo es la explanación social del famoso seréis como dioses, tras estas palabras la humanidad quedó prendada en su corazón y en su acción, convirtiendo todo lo posible en beneficio y lucros, sin atender a las consecuencias naturales y humanas de tal aplicación. Como dijera Kafka, el capitalismo es un estado del mundo y un estado del alma. El ser humano, desde el advenimiento de la modernidad capitalista, y más específicamente desde la configuración del orden monopolístico capitalista, cuyo fruto último es la globalización, ha perdido su capacidad para ser lo que varios millones de años de evolución consiguieron: un ser humano concreto. Desde el advenimiento de la postmodernidad globalizada capitalista, la humanidad ha entrado en un periodo de pérdida de su ser y de destrucción del medio de vida y de la humanidad misma de los hombres.

El actual estado de crisis sistémica capitalista, como lo explican los analistas serios, no así los estipendiados por el modelo económico capitalista, no se ha debido a una mala aplicación del modelo, ni a la razón oscurecida del hombre, ni siquiera a la sola avaricia de unos cuantos; la crisis sistémica depende de la lógica propia del sistema capitalista: se trata de un sistema económico de destrucción generalizada, no de intercambio generalizado, es un sistema que necesita convertirlo todo en capital, es decir, necesita destruirlo todo al transformarlo en beneficio objetivo. El capitalismo es el mayor crimen que se ha cometido contra la humanidad y no podemos contemporizar con este mal que está destruyendo a la humanidad.

Esta encíclica es un acto fallido, y será necesario reconducir otra vez la doctrina social hacia la línea que desde el Concilio Vaticano II nos llevaba, tortuosamente, hasta Centessimus annus. A menos que aceptemos la Kehre que esta encíclica supone respecto a la doctrina precedente. El giro ha sido brutal, pues de criticar el capitalismo hemos pasado, no sólo a aceptarlo, sino a considerarlo como natural al hombre y al mundo, mediante el proceso de no cuestionarlo, de ni siquiera nombrarlo. Esta forclusión del término, por la cual ya no se habla de ello porque se presupone como lo lícito, es un gran motivo de riesgo para el cristianismo en los tiempos que corren. De la misma manera que el agustinismo modeló el cristianismo durante el milenio que siguió a su formulación, este neoagustinismo puede suponer la desaparición del último reducto de lo que hemos entendido en los años posteriores al Concilio como catolicismo, haciéndose necesaria una reformulación completa del mismo. Si no ayudamos a reconducir esta Kehre de la doctrina social, podemos vernos en la necesidad de plantear el grave problema del ser eclesial al nivel más alto y más grave posible. Las consecuencias pueden ser importantes, aunque estamos convencidos de que las puertas del abismo no prevalecerán.

Bernardo Péres Andreo es Doctor en Teología por la Facultad de Teología “San Vicente Ferrer” de Valencia. DEA en Filosofía por la Universidad de Murcia. Profesor Titular de Teología en el Instituto Teológico de Murcia OFM. Acaba de publicar La verdadera religión. El intento de Hume de naturalizar la fe (2009); y Descodificando a Jesús de Nazaret, Ediciones Irreverentes, Madrid 2010.

NOTAS AL TEXTO:

[1] El término “forclusión” lo tomamos en el sentido que Lacan le dio en el Seminario III. Se trata de un proceso psicótico por el que un determinado significante, habitualmente el Nombre del Padre, queda eliminado del orden representacional y simbólico del sujeto. A partir de ese momento, el significante forcluido es sustituido por otros que vienen a compensar el vacío, pero que suponen la base de la psicosis. La forclusión proviene de una mala interiorización del principio de realidad.

El término, proveniente del idioma galo, es propio del ámbito jurídico, en el que designa un principio de la legislación procesal por el cual los derechos que se reclaman, de hacerse fuera de plazo, caducan, es decir, quedan forcluidos. En el ámbito de lenguaje jurídico español existe el término “preclusión”, pero el término francés tiene más extensión de uso. En este trabajo utilizamos tanto el significado jurídico del término como el psicoanalítico. Entendemos que ambos pueden generar un valor teológico para el término.

[2] Benedicto XVI, Angelus, Palacio apostólico de Castel Gandolfo, Domingo, 23 de Septiembre 2007.

[3] Entendemos por acto fallido, aquel acto que manifiesta la intención no manifiesta del autor mediante la patentización del fallo.

[4] Bernardo Pérez Andreo, “¿Iglesia vs. Globalización? Hacia la civilización del amor”, Veritas 18 (2008) 181-208.

[5] Bernardo Pérez Andreo, “Alternativa cristiana a la globalización postmoderna” Carthaginensia 23 (2007) 1-44.

52 comentarios

  • mªpilar garcía

    ¡¡¡Gracias Pepe!!!

    A mí se me ha cortado la digestión…

    ¡¡Cuanta basura en nombre de…!! Esto solo tiene un nombre…

    “Aberración llena de injusticia”

    ¿Como vamos a salir a flote, con esta cerrazón, que mantiene los corazones duros como el pedernal…?

    Un abrazo. mª pilar

  • pepe sala

    La putada es que Groucho Marx era marxista ( además comunista), como cualquier persona inteligente.

  • Manuel V.

    Para mrxismo, marxismo y con éxito… el de Groucho y sus hermanos.

    :-))

  • pepe sala

    Bueno es ser una ” perita en dulce” para psicólogos, mejor que ser un catíloco ” normal” con las mismas tendencias que aquel famosísimo católico: un tal Himler, empeñado en la eliminación de quien no fuese productivo àra la sociedad:
     
    La Aktion T4 (1939 – 1941)

    Fue un programa creado por los nazis para eliminar a los enfermos incurables, niños con taras hereditarias o adultos improductivos. Dichos nazis consideraban a esta eliminación una eutanasia y durante este periodo se cree que fueron asesinadas sistemáticamente entre 200.000 y 250.000 personas con algún tipo de tara [1] El nombre T4 viene de los cuarteles generales de la organización que ejecutaba estos planes, que estaban situados en Berlín en la Tiergartenstrasse 4 (calle del Jardín Zoológico, número 4)
    http://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?p=4965
    Ni siquera los animales dejan morir a sus cachorros más débiles. Salvo, creo, que las alimañas.
     
    ¿ Tú cristiano?… ¡¡ venga ya !!!

  • Miguel González

    Eso es: el arquetipo Caín lo  representan las  ideologías que siguen algunos que se creen de  Abel. Ese es el disloque y la contradicción.
    Pepe Sala, que te permitan insultar en atención a tu calidad de teólogo ateo y que tengas un club de fans no te libra de ser una triste figura de manual que el espejo se encarga de dejar en su sitio a cada  paso. Eres una perita en dulce para los psicólogos porque te reflejas fielmente  en tus insultos. Por lo tanto no hace falta que te diga lo que pienso de ti, ya te agredes tú solo todos los días. Respétate un poco, hombre.

  • Gabriel Sánchez

    No te queda duda Pepe y si me invitas andariamos por ahi, dependiendo de tus vituallas, porque nosotros, manos vacias de solemnidad…Pero estoy seguro que mate va, pote viene y algùn vinillo de la Galilea, con alguno de esos guisos que tu tierra se mandan y estariamos muy a gusto…a no confudir…que no todo el que me dice Señor… Señor…y no seres juzgado por nuestras oraciones, ni siquiera por nuestro credo, sino por nuestra praxis…por nuestra vida….

    Ya Isaias lo tenia clarisimo…

    1]¡Ay de los que decretan decretos injustos, de los notarios que registran vejaciones,[2]que dejan sin defensa al desvalido y niegan sus derechos a los pobres de mi pueblo, que hacen su presa de las viudas y saquean a los huérfanos![3]¿Qué haréis el día de la cuenta, cuando la tormenta lejana se eche encima? ¿A quién acudiréis buscando auxilio y dónde dejaréis vuestra fortuna,[4]para no ir encorvados con los prisioneros y no caer con los asesinados? Y, con todo, no se aplaca su ira, sigue extendida su mano. Is. 10, 1-4…Gabriel

  • pepe sala

    No sólo Jesucristo comía con los descreídos, amiga Lali; estoy seguro de que si Jesucristo anduviese por ATRIO  comería conmigo también y escaparía de la presencia de ciertos tipos como de las vívoras.
     
    Nadie, en su sano jucio, confiaría en quien dejaría morir de hambre a quien no pudiese alimentarse con su propio esfuerzo ( por razones insalvables)
    Sólo quienes se llaman a sí mismos católicos son capaces de semejante aberracción. Ya he repetido en varias ocasiones que distingo perfectamente entra cristiano y católico. Incluso puedo asumir que haya católicos-as que no compartirían los argumentos brutales del tipo que nos ” deleita”.  Lo que no llego a entender es que otros que se dicen a sí mismo católicos-as le permitan a semejante energúmeno continuar soltando salvajadas  y quedarse tan ” panchos”. ( por aquí andan varios sacerdotes católicos…¿ no tienen nada que ” exortar”?)
     
    Si los argumentos del subsodicho son los argumentos religiosos de un cristiano-católico, permítanme decirles que prefiero los de cualquier  miembro de cualquier secta; incluídos los testigos de Jeovhá, los Hare Krisna, los Pentecostales del 7º ( aunque sea del 9ª) día y, por supuesto, los mormones.
     
    Este tipo es infumable, y estoy seguro de que si en vez de presentarse como católico se hubiese presentado como otra alternativa cualquiera, ya estaría defenestrado porque una cosa es la libertad de expresión y otra muy distinta la brutalidad argumental para defender lo indefendible.
     
    Miguel González, por si alguien no te o ha dicho antes, toma nota:
    ERES UN TIPEJO REPUGNANTEMENTE INSOPORTABLE.
    Y te diría exactamente lo mismo si estuvieras delante.
     

  • Antonio Vicedo

    ¿Acaso es nueva la situación monstruosa del desequilibrio en la Humanidad? ¿No se nos ha ofrecido desde hace mucho como arquetípica la situación de media Humanidad golpeando hasta matar y la otra media golpeada hasta morir sobre su fraterna sangre empapando la tierra y clamando al cielo? Igual lo que nos queda es optar por integrarnos en el arquetipo Caín o en el de Abel. Pero eso no acallará el clamor “celestial” de la Razón y la Conciencia Humana con el requerimiento inconfundible:  ¡CAÍN! ¿DÓNDE ESTÁ TU HERMANO?  “SU SANGRE EMPAPANDO LA TIERRA CLAMA HASTA EL CIELO.

  • Miguel González

    Algunos haciendo juegos malabares esperan que les suene la flauta. Es lo que tiene practicar una teología atea, oxímoron que es como la cuadratura del círculo en versión posmoderna. No cabe duda de que lo que más les gusta a los “avanzados” son los oxímoron, ese coqueteo de dos palabras que se desmienten una a la otra. De fuera vendrán que de tu casa te querrán echar. Las palabras de Jesús hay que entenderlas, no sólo haberlas leído. En las citas se olvidan de Babel. Caperucita y el lobo no pueden, todavía, retozar porque aquí ocurre como con el cántaro y la fuente: si se rozan,  mal para el cántaro. La tierra es para todos, el problema es qué hacer con los parásitos sociales, con los que no quieren trabajar, con los que tienen otra forma de entender eso de que la tierra es para todos.  Qué sí, que sí. Que Marx y Jesús, uña y carne. Ya te digo. ¿Y qué hacemos con el pobrecito Jack el Destripador?
    ¿Cuándo caerá el Muro? Lo digo porque algunos  todavía continúan enfrascados en la búsqueda de la “caja negra” del socialismo (o comunismo que tanto da). La franquicia china ha abrazado el capitalismo más  agresivo en lo económico, qué contrariedad. Y la otra franquicia americana lanquidece entre consignas vacías a la espera de acontecimientos. Lo cierto es que no hay alternativa y los intentos desesperados por abrazarse a un cadáver no sirven de nada. Tampoco las frases universalistas y buenistas sacadas de contexto les servirán de auxilio. El tajo está virgen: articular  una alternativa que sea viable, creíble, no totalitaria, no liberticida. ¿Será por tiempo?
     

  • Lali

    Hacia mitad del siglo XIX, siendo Marx director del periódico Rheinische Zeitung, llegó al convencimiento de que la propiedad privada y sus intereses económicos dominaban al ser humano, a la sociedad e incluso al Estado. Probablemente, sin saberlo, su idea coincidía con un principio básico del Antiguo Testamento: La tierra es de Dios:
     
    “Del Señor es la tierra y cuanto la llena” (Sal 24, 1).
     
    Hace tres mil años ya se avisó sobre las graves consecuencias de un sistema basado en la acumulación de la tierra y sus bienes:
     
    “Estos son los derechos del rey que os regirá: a vuestros hijos los llevará para enrolarlos en sus destacamentos de carros y caballería y para que vayan delante de su carroza; los empleará como jefes y oficiales en su ejercito, como aradores de sus campos y segadores de su cosecha, como fabricantes de armamentos y de pertrechos para sus carros. A vuestras hijas se las llevará como perfumistas, cocineras y reposteras. Vuestros campos, viñas y los mejores olivares os los quitará para dárselos a sus ministros. De vuestro grano y vuestras viñas os exigirá diezmos, pasa dárselos a sus funcionarios y ministros. A vuestros criados y criadas, vuestros mejores burros y bueyes se los llevará para usarlos en su hacienda. De vuestros rebaños os exigirá diezmos. ¡Y vosotros mismos seréis sus esclavos!” (I Sam 8, 11-17).
     
    Para el Nuevo Testamento todo sistema que se oponga a la igualdad social va en contra del proyecto humano defendido por Jesús. ¡Un proyecto para aquí y para ahora!
     
    Curiosa coincidencia la de Jesús y Marx. Con perdón por la insistencia: Él comía con los descreídos mientras los religiosos se quedaban fuera mascullando críticas.
     
    Saludos cordiales,
    Lali

  • pepe sala

    Se me olvidaba:
     
    Quienes anden perdidos en la lectura evangélica y en el entendimiento fundacional de la Iglesia, les facilito un poco la labor:
     
    Un solo cuerpo con muchos miembros

    12 Porque de la manera que el cuerpo es uno solo y tiene muchos miembros, y que todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, son un solo cuerpo, así también es Cristo. 13 Porque por un solo Espíritu fuimos bautizados todos en un solo cuerpo, tanto judíos como griegos, tanto esclavos como libres; y a todos se nos dio a beber de un solo Espíritu. 14 Pues el cuerpo no consiste de un solo miembro, sino de muchos. 15 Si el pie dijera: “Porque no soy mano, no soy parte del cuerpo”, ¿por eso no sería parte del cuerpo? 16 Y si la oreja dijera: “Porque no soy ojo, no soy parte del cuerpo”, ¿por eso no sería parte del cuerpo? 17 Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oreja, ¿dónde estaría el olfato? 18 Pero ahora Dios ha colocado a los miembros en el cuerpo, a cada uno de ellos, como él quiso. 19 Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20 Pero ahora son muchos los miembros y a la vez un solo cuerpo.

    21 El ojo no puede decir a la mano: “No tengo necesidad de ti”; ni tampoco la cabeza a los pies: “No tengo necesidad de vosotros.” 22 Muy al contrario, los miembros del cuerpo que parecen ser los más débiles son indispensables. 23 Además, a los miembros del cuerpo que estimamos ser de menos honor, a éstos los vestimos aun con más honor; y nuestros miembros menos decorosos son tratados con aun más decoro. 24 Porque nuestros miembros más honrosos no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba; 25 para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que todos los miembros se preocupen los unos por los otros. 26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se conduelen con él; y si un miembro recibe honra, todos los miembros se gozan con él.


    Luego se dan una vueltita por el Libro de los Hechos de los Apóstoles y repasan aquello de ” todo lo tenían en común, etc, etc.”…

    Y éso se ecribió para ser utilizado por toda la humanidad, no para ser utilizado exclusivamente  por la ICAR.

    Pues éso…

  • pepe sala

    Supongo que lo que diga el evangelio, escrito hace 2000 años, tenga bien poco que ver con los sistemas finacieros de nuestras desdichas actuales. Pero si alguien quisiera fundamentar su economía en consejos evangélicos, debería leer mejor lo que está escrito.
     
    Porque no creo que Cajasur se haya fijado demasiado en los consejos evengélicos mientras ha desarrollado su ” santa actividad capitalista”.
     
    http://www.publico.es/dinero/275810/cajasur/pierde/alzacuellos
    Y claro, una vez que éstos ” santos señores” han chupado bien del bote, dejan que sea el Estado quien arregle el desaguisado y que los andaluces ( los capitalistas y los otros) lo paguen a escote.
     
    http://www.elmundo.es/mundodinero/2010/05/22/economia/1274520819.html
     
    Pues a mí me parece que se utiliza descaradamente el sistema MARXISTA para salvar el culo ricachón de los que más tienen y se sigue demonizando tal sistema cuando se trata de utilizarlo en favor de la inmensa mayoría social arruinada, precisamente, por el sistema capitalista.
     
    ¿ No les gusta el sistema marxista?… pues vale. Pero cóño, no lo utilicen a su favor cuando les vienen mal dadas, jodidos…
     
    El descaro es descomunal. Hemos visto lo que se ha hecho hace bien poco a favor de los bancos y de multinacionales millonarias. El Estado debe intervenir para salvar a los ricachones y éstos se han tragado un montón de millones de euros que pagaremos entre todos: ( sistema marxista) Y los capitalistas aseguran que se ha hecho lo correcto.
     
    Pues no lo entiendo, oiga… ¿ Tendremos que continuar ” in sécula seculorum” engordando los cepillos clericales y los bolsillos de los capitalistas vagos para que no les falten sus yates, sus  Mercedes benz de altísima cilindrada, sus angulas de Aguinaga y sus abrigos de visón para sus señoras? ¿ Hay que seguir ” pagando a escote” todos y cada uno de los caprichos de un ” dios” que nos sale más caro que la más cara de las queridas, las rayas de “coca” de los yupis de turno y las operaciones de reyes, príncipes y princesas  que quieren lucir palmito en la tele?
     
    Mejor no recordar lo que nos cuesta ( a escote también) los fichajes de ciertos nuevos ” cristianos”, el aborregamiento del personal en las clases de religión, las oraciones de miles de mujeres en santuarios Marianos, los…… Todo es poco para mantener semejante despilfarro capitalista; pero claro, mientras seamos los marxistas quienes pongamos el dinero a escote, ¡¡ ancha es Castilla!!.
     
    ¿ Quieren el capitalismo? pues páguenselo ustedes. Ya veríamos lo que iban a tardar en clamar por el marxismo.
     
    Buenos días.

  • Gabriel Sanchez

    El camino de la comunidad de los discipulos de Jesús Resucitado, esta diafanamente propuesto, en el Evangelio de Lucas cap. 6,19 y ss.- Gabriel

  • Antonio Vicedo

    Gracias, Gabriel, por ese extenso y coordenado hilo sobre LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA en el que se entretejen los magisterios doctrinales de sucesivos Papas recientes y del actúa.
    Dicho esto, y en la línea en que he intentado exponer mi opinión en el anterior comentario, añado que hay un fallo de realismo (Y la Realidad siempre es verdad, implique el bien o el mal): No poder disponer de un parecido y coherente hilo papal de PRACTICA SOCIAL DE LA IGLESIA, especialmente en lo que al PODER ESTRUCTURADO y ACUMULADO en ella.
    Tal vez, ni hubiera sido necesario el renovado machaqueo de principios y razonamientos para condenar el Sistema Inhumano del Capitalismo Liberal, si PRÁCTICAMENTE desde el MAGISTERIO  PAPAL , se hubiera ofrecido a las gentes un testimonio de ENCARNACION y SOLIDARIDAD como coherencia vital con el TESTIMONIO y MENSAJE  de JESÚS recogido en el N.T. y proclamado en y por la Iglesia.
    Porque ¿Cual fue la postura práctica del PAPADO y EPISCOPADO ( a pesar de la entrega generosa de muchos misioneros y algunos clérigos y laicos) en la etapa COLONIALISTA y en las de iniciación de Movimientos Revolucionarios de Clase como reacción a extremas condiciones de injusticias y negaciones de los más elementales derechos de personalismo y supervivencia? ¿Qué postura práctica o con que PRACTICA SOCIAL  han respaldado, desde su Magisterio lo que proclamaban como DOCTRINA? Quienes hemos intentado encarnarnos en las Clases Débiles para acompañarles en sus aspiraciones, defensas y luchas no violentas buscando Justicia, hemos comprobado cuanto resentimiento se había acumulado en personas expoliadas y ninguneadas hasta humillaciones inconfesables por gentes de Iglesia no solamente laicos burgueses y capitalistas, sino clérigos y religiosos; y cuanto les costaba, al descubrir las semejanzas entre sus aspiraciones y objetivos de lucha popular y obrera con el testimonio y mensaje de Jesús, aceptar que era en la Iglesia  donde tenía que hacerse vida su compromiso de fidelidad a su clase y a Jesús.
    La actitud del Magisterio Papal y Episcopal, salvadas honradísimas excepciones, se ha manifestado contraria a las aspiraciones de Justicia Reivindicativa e incluso de Propia Defensa Vital de las Organizaciones Obreras y Populares en siglos pasados y también en la actualidad cuando la conciencia de libertad y responsabilidad personales se ha concretado Movimiento con visos e intentos de eficacia y superación de infantilismos de dependencia y sumisión.
    ¿Habrían muerto pacíficamente en sus camas los últimos Papas y tantos Obispos, si junto a la proclamación de Encíclicas sobre la DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, hubieran adoptado el compromiso de la PRACTICA QUE ENSEÑABAN? ¿Donde quedó aquello de: “Si a Mí me han perseguido lo mismo harán con vosotros por MI CAUSA”?
    Y no es que por esa SU CAUSA el SISTEMA no haya amontonado víctimas humanas con o sin conciencia de estar intentando coherencia vital con ELLA. Pero, aún cuando esto acontecía, entonces la actitud eclesial de respuesta fue y sigue siendo de demonización concretándola en ateísmos o fieles de Izquierdas; en Teologías de Liberación, Curas Obreros, Religiosos que se implican vital y comprometidamente con las clases oprimidas, etc.
    Puede que por los niveles de los no poderosos y victimas del poder, la masa tenía necesidad de fermentación de algunos valores cristianos, pues otros ya los tenían en grado aceptable o generoso ¿Pero recibieron el calor de la LEVADURA APROPIADA?
    Aún es muy frecuente manifestar repelús o rechazo a corrientes liberadoras por parte de los oprimidos ¿pero hubieran derivado hacia donde derivaron experiencias anarquistas, marxistas, o meramente sindicalistas si hubieran dispuesto, no solo de una DOCTRINA, sino también de una PRÁCTICA SOCIAL DE LA IGLESIA?
    No es LEVADURA DE SOLIDARIDAD la FRATERNIDAD UNIVERSAL coherente con la BUENA NOTICIA de JESÚS, el HIJO DEL HOMBRE, DIVINO?
    ¿Y no es CAPITALISMO LIBERAL RELIGIOSO ACUMULADO  el de PAPA, OBISPOS y CLERO considerándose y siendo considerados como PADRES ECLESIALES pese a que Jesús propone aceptar solo a DIOS por ÚNICO PADRE? ¿Nos metemos con la GLOBALIZACIÓN DEL PODER CAPITALISTA sin abordar la GLOBALIZACIÓN DEL PODER RELIGIOSO?  

  • Manuel V.

    Gracias Gabriel,
    Clarificadores textos para iniciarse en la comprensión del “cuerpo” de la Doctrina Social de la Iglesia, un texto solo, separado del cuerpo, es actualmente poco significativo.

  • Gabriel Sanchez

     HEMOS MUCHAS VECES REPETIDO SOBRE TRES O CUATRO ENCLICAS QUE NOS PARECEN CAPITALES PARA RESCATAR LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA EN SU INTEGRIDAD Y QUE SENTIMOS QUE AUNQUE ALGUNOS CONCEPTOS NO SEAN MENCIONADOS EN LA CARIDAD EN LA VERDAD, ESTAN PRESENTES POR SER RECOGIDOS CON AMPLITUD E INSISTENCIA POR EL RESTO DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA…

    PARTIR DE LA REALIDAD, PARA DESCUBRIR LA VOLUNTAD DE DIOS (Mt. 16, 3)
     
     
    EL PRECONCEPTO SOBRE DIOS, QUE PARTE DE LA DOCTRINA O DE LA LECTURA BIBLICA…IMPONIENDOLE UNA INTERPRETACIÒN QUE SE IMPONE A LA REALIDAD… (Lc. 6,1-6)
     
    EL ESPIRITU Y LA CARIDAD  (Jn. 3,6-8)
     
    CONCEPTO DE LA PRESENCIA DE DIOS O DE SU RECHAZO (Lc 6, 45-46)
     
    LA CARIDAD COMO VISION ESCATOLOGICA Y DESDE LA VISIÒN HISTORICA… (1 Cor. 13,1-13)
     
    EL DESARROLLO COMO VOCACIÒN… (Isaías 65, 17-22 – Ap. 21,1-5)
     
    EL PROGRESO COMO EJERICIO DE LA CARIDAD Y JUSTICIA…EN SU DIMENSIÒN SOCIAL (Neh. 5,1-13)
     
    EL PROGRESO COMO INTEGRACIÒN DE LO PLURAL (Is. 25. 6-8)
     
    EL REINO Y LA PLURALIDAD (Mt. 25,31-45)
     
    EL CONCEPTO DE IGLESIA… (Lc. 22,23-27- Jn. 13,34-35)
     
    LAS PRESENCIAS DE LA IGLESIA EN EL MUNDO- … (Hch 1,8)
     
    EL CONCEPTO DE INTERVENCIÓN DE LA IGLESIA… (Moztaza-Levadura Lc. 13, 18-21)
     
    LA AUTONOMIA DE LO HUMANO, NO CONFIGURA RUPTURA CON EL ESPIRITU… (Lc. 4, 25-27)
     
     
    LA POPULARUM PROGRESO Y LA CONTINUIDAD DEL CONCILIO…(Mt.5,21-23; 5, 27-28; 5,33-45) (Sollicitudo rei sociales Nº 9 )
     
    . El segundo punto es la novedad de la Populorum Progressio, como se manifiesta por la amplitud de horizonte, abierto a lo que comúnmente se conoce bajo el nombre de « cuestión social ». En realidad, la Encíclica Mater et Magistra del Papa Juan XXIII había entrado ya en este horizonte más amplio 21 y el Concilio, en la Constitución Pastoral Gaudium et spes, se había hecho eco de ello.22 Sin embargo el magisterio social de la Iglesia no había llegado a afirmar todavía con toda claridad que la cuestión social ha adquirido una dimensión mundial,23 ni había llegado a hacer de esta afirmación y de su análisis una « directriz de acción », como hace el Papa Pablo VI en su Encíclica.
    Semejante toma de posición tan explícita ofrece una gran riqueza de contenidos, que es oportuno indicar.
    Ante todo, es menester eliminar un posible equívoco. El reconocimiento de que la « cuestión social » haya tomado una dimensión mundial, no significa de hecho que haya disminuido su fuerza de incidencia o que haya perdido su importancia en el ámbito nacional o local. Significa, por el contrario, que la problemática en los lugares de trabajo o en el movimiento obrero y sindical de un determinado país no debe considerarse como algo aislado, sin conexión, sino que depende de modo creciente del influjo de factores existentes por encima de los confines regionales o de las fronteras nacionales.
    Por desgracia, bajo el aspecto económico, los países en vías de desarrollo son muchos más que los desarrollados; las multitudes humanas que carecen de los bienes y de los servicios ofrecidos por el desarrollo, son bastante más numerosas de las que disfrutan de ellos.
    Nos encontramos, por tanto, frente a un grave problema de distribución desigual de los medios de subsistencia, destinados originariamente a todos los hombres, y también de los beneficios de ellos derivantes. Y esto sucede no por responsabilidad de las poblaciones indigentes, ni mucho menos por una especie de fatalidad dependiente de las condiciones naturales o del conjunto de las circunstancias. (SRS Nº 9)
     
     
    DEFINICION DE LA PRAXIS ATEA Y DE LAS PRAXIS HUMANISTAS (CRISTIANAS)… (Mt.2, 28-31)
     
    TODA ACCIÒN HUMANA TIENE UNA PRESENCIA DE DIOS Y TAMBIÈN  DEL PECADO… (Jn 10, 18)
     
     
    TODA ACCION HUMANA, TIENE UNA PARTE TRASCENDENTE Y UNA MEDIACIÒN IDEOLOGICA, NO EXISTE ACCIÒN HUMANA SIN IDEOLOGIA…
     
    22. Hoy, el cuadro del desarrollo se despliega en múltiples ámbitos. Los actores y las causas, tanto del subdesarrollo como del desarrollo, son múltiples, las culpas y los méritos son muchos y diferentes. Esto debería llevar a liberarse de las ideologías, que con frecuencia simplifican de manera artificiosa la realidad, y a examinar con objetividad la dimensión humana de los problemas. Como ya señaló Juan Pablo II (Caridad en la Verdad Nº 22)
     
    Estamos de acuerdo con lo que plantea el Papa en el numero 22 de la encíclica sobre la multiplicidad de motivos del subdesarrollo, sin lugar a dudas, el tiene presente que aquellos que tienen como causa la mala distribución de la riqueza, tienen un enorme peso, incluso mucho más que  cualquier otro motivo,  sea por la corrupción de las oligarquías políticas locales, así como el injusto orden económico internacional- Entendemos que su deseo de superar las posiciones ideológicas extremas, sin embargo, pone un sabio debería llevar a librarse…Pero no es así…¿Por qué no es así? En primer lugar porque lo ideológico pertenece a la naturaleza de la acción humana, con lo que hacemos o dejamos de hacer, estamos desplegando conceptos ideológicos…aunque permanezcamos mudos…
     
    Cabe dejar sentado que tanto el actual papa, como Pablo VI e incluso Juan Pablo II, sostuvieron con energía y argumentos la continuidad de la Doctrina Social de la Iglesia, por eso, este concepto de “debería llevar a librarse de las ideologías”…no  expresa,  entendemos humildemente, que debe haber  ausencia de todo concepto ideológico, sino la ausencia de una cierta manipulación de la realidad en que se cae, desde una ideologización dogmática… e incluso de la multicausalidad del desarrollo, aquí planteada, se debería entender dentro del marco  de las afirmaciones que en su numero 26, realiza sobre el tema la POPULORUM PROGRESSIO en donde afirma que Pero si es verdadero que un cierto capitalismo ha sido la causa de muchos sufrimientos, de injusticias y luchas fratricidas (P.P Nº 26), o incluso en el marco clarísimo que nos da la SOLlICITUDO REI SOCIALIS en donde Juan Pablo II afirma Nos encontramos, por tanto, frente a un grave problema de distribución desigual de los medios de subsistencia, destinados originariamente a todos los hombres, y también de los beneficios de ellos derivantes. Y esto sucede no por responsabilidad de las poblaciones indigentes, ni mucho menos por una especie de fatalidad dependiente de las condiciones naturales o del conjunto de las circunstancias.”
    Obsérvese que ambas encíclicas manejan lo que podríamos llamar conceptos ideológicos que justamente advienen como el motivo principal del subdesarrollo y la pobreza…  Es así entonces que  negar que estos fundamentos expresados tanto por Pablo VI, como por Juan Pablo II, sobre la causalidad fundamental del subdesarrollo (el capitalismo como causa de injusticia PP y el problema grave de la distribución desigual de los medios de subsistencia SRS)…seria romper con la línea en que viene desarrollándose la Doctrina Social de la Iglesia…Como no creemos que esto acontezca…Es por lo que nos  atrevemos a inclinarnos a entender que el papa  Benedicto XVI, no se refiere a la ausencia de ideología, sino a la manipulación que puede ser hecha desde las mismas…
     
     
     
    EL MISMO BENEDICTO XVI, DIRA  MÁS ADELANTE  EN SU PROPIA ENCICLICA  AL DESARROLLAR EL TEMA SOBRE EL MEDIO AMBIENTE- LOS RECUROS NATURALES Y SU DISTRIBUCIÒN  Y LOS PROBLEMAS ENERGETICOS
     
    49. Hoy, las cuestiones relacionadas con el cuidado y salvaguardia del ambiente han de tener debidamente en cuenta los problemas energéticos. En efecto, el acaparamiento por parte de algunos estados, grupos de poder y empresas de recursos energéticos no renovables, es un grave obstáculo para el desarrollo de los países pobres. Éstos no tienen medios económicos ni para acceder a las fuentes energéticas no renovables ya existentes ni para financiar la búsqueda de fuentes nuevas y alternativas. La acumulación de recursos naturales, que en muchos casos se encuentran precisamente en países pobres, causa explotación y conflictos frecuentes entre las naciones y en su interior. Dichos conflictos se producen con frecuencia precisamente en el territorio de esos países, con graves consecuencias de muertes, (C en la V Nº 49)
     
    Sería imposible no reconocer en estas frases del Nº 49 de la Caridad en la Verdad,  los ingredientes obviamente ideológicos de esta afirmación manja tales como explotación…
     
    EL CONCEPTO MERCADO…PROPIEDAD PRIVADA Y CAPITALISMO NO SON ATEOS, FORMAN PARTE DE UNA RELIGIÒN BIEN DEFINIDA QUE PONE AL LUCRO Y LA MERCANTILIZACIÓN POR SOBRE LA VIDA HUMANA… (Lc. 16,13)
     
    Es bien obvio, que exista el momento actual un cierto endiosamiento del sistema, ídolos tales como el mercado, la acumulación máxima y el rendimiento máximo, han inficionado toda la vida del hombre, incluyendo sus dimensiones más profundas, tanto espirituales como éticas, es una verdadera religión totalizante el sistema capitalista neoliberal, como tal no es ATEA, es creyente, pero en parámetros antagónicos a por ejemplo los valores y la praxis cristiana, me atrevería decir que a la de la mayoriíta de las tradiciones religiosas… En este contexto es perfectamente aplicable la máxima que en boca del mismo Jesús de Nazareth, pone Lucas, en donde el dinero (como concepto totalizante y Dios, como concepto también totalizante, son antagónicos…)
     
    LA CONDUCTA PERSONAL ES UNA DIMENSIÓN DEL HOMBRE… Lumen Gentium Nº 34
    Así también los laicos, como adoradores en todo lugar y obrando santamente, consagran a Dios el mundo mismo.
     
     
    LA TRANSFORMACIÒN EN EL ESPIRITU IMPLICA LA CONVERSIÓN PERSONAL…SOCIAL Y EXTRUCTURAL (Gadium et spes Nº 69)
     
     
    Los bienes de la tierra están destinados a todos los hombres
    69. Dios ha destinado la tierra y cuanto ella contiene para uso de todos los hombres y pueblos. En consecuencia, los bienes creados deben llegar a todos en forma equitativa bajo la égida de la justicia y con la compañía de la caridad. Sean las que sean las formas de la propiedad, adaptadas a las instituciones legítimas de los pueblos según las circunstancias diversas y variables, jamás debe perderse de vista este destino universal de los bienes. Por tanto, el hombre, al usarlos, no debe tener las cosas exteriores que legítimamente posee como exclusivamente suyas, sino también como comunes, en el sentido de que no le aprovechen a él solamente, sino también a los demás
     
    Hay aquí un mandato vocacional implícito, común a todos cristianos,  la afirmación del Destino común de los bienes, como dinámica puesta en la creación por el mismo Dios, hace que la dimensión social, económica y política, tengan una zona de encuentro profundo con la Espiritual, para cumplir el mandato del Dios creador, las otras dimensiones deben encausarse al Amor (caridad), en la Justicia, muy ilustrativo el hecho de que en esta encíclica suya, Benedicto XVI conceptualice ambos términos de tal manera, que se concluye que no existe Caridad, sin Justicia…pero apunta a una dimensión escatológica del Amor, es la mínima medida…porque el autocompartirnos y autodonarnos los unos a los otros, los grupos y las naciones… al que hemos sido llamados, esta en el horizonte hacia el que todos y cada uno de l@s seres humanos nos dirigimos (es decir la humanidad) e implica la caridad perfecta…Que entendemos es una de las dinámicas Trinitaria que anima la historia de la humanidad y a la que se opone y resiste, la acumulación…la propiedad exclusiva y el lucro (sistema capitalista neoliberal), Este abordaje trascendente, no manipula la realidad desde una ideología, sino que aborda la realidad desde la Palabra entregada…y desde ella, reconoce…el obrar de Dios y el de quienes a él se resisten…pero una vez más, seria imposible quitarle a este discernimiento ético y espiritual, todo ingrediente ideológico…Como decía un amigo fallecido… Mi ideología nace de mi Fe y no mi Fe de mi ideología….
     
    LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA Y SU EVOLUCIÒN….
    PARECE MUY CLARO…AL LEER ESTAS DOS ENCICLICAS HECHAS  EN DOS TIEMPO DISTINTOS, EL COMO UNA COMPLEMENTA A LA OTRA Y EL COMO EXISTE UNA CONTINUIDAD…QUE ILUMINA NO SOLO NUESTRAS DIMENSIONES ETICAS Y ESPIRITUALES, SINO TAMBIÉN LAS IDEOLOGICAS, POLITICAS, SOCIALES, ECONOMICAS Y CULTURALES
    POPULORUM PROGRESSIO
    Capitalismo liberal
    26. Pero, por desgracia, sobre estas nuevas condiciones de la sociedad, ha sido construido un sistema que considera el provecho como muestra esencial del progreso económico, la concurrencia como ley suprema de la economía, la prosperidad privada de los medios de producción como un derecho absoluto, sin límites ni obligaciones sociales correspondientes. Este liberalismo sin freno, que conduce a la dictadura, justamente fue denunciado por Pío XI como generador de «el imperialismo internacional del dinero»[21]. No hay mejor manera de reprobar tal abuso que recordando solemnemente una vez más que la economía está al servicio del hombre[22]. Pero si es verdadero que un cierto capitalismo ha sido la causa de muchos sufrimientos, de injusticias y luchas fratricidas (P.P Nº 26)
     
     
     
    LABOREM EXCERSENS
    Ante la realidad actual, en cuya estructura se encuentran profundamente insertos tantos conflictos, causados por el hombre, y en la que los medios técnicos —fruto del trabajo humano— juegan un papel primordial (piénsese aquí en la perspectiva de un cataclismo mundial en la eventualidad de una guerra nuclear con posibilidades destructoras casi inimaginables) se debe ante todo recordar un principio enseñado siempre por la Iglesia. Es el principio de la prioridad del «trabajo» frente al «capital». Este principio se refiere directamente al proceso mismo de producción, respecto al cual el trabajo es siempre una causa eficiente primaria, mientras el «capital», siendo el conjunto de los medios de producción, es sólo un instrumento o la causa instrumental. Este principio es una verdad evidente, que se deduce de toda la experiencia histórica del hombre.(Laborem exercens Nº 12
     
     
    QUISIMOS MÀS ALLÁ DE LA ENCLICAS ELEGIDA POR EL PAPA BENEDICTO XVI, PARA MARCAN LA LINEA DE CONTINUIDAD ENTRE SU ENCICLICA Y LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA , AGREGAR ALGUN ELEMENTO MÀS  INSCRIPTO JUSTAMENTE EN ESA DOCTIRJNA SOCIAL Y POR ESO ELEGIMOS LA QUE NOS SUGIERE VELASCO (SRS Y TAMBIÈN QUISIMOS HACER PRESENTE A LA ENCICLICA DE  JUAN PABLO II EL EJERCICIO DEL TRABAJO, PARA ENTENDER QUE LOS CONCEPTOS DE LA CARIDAD EN LA VERDAD, TIENEN UNA CONTINUIDAD CON ESTOS Y POR ESO, SE SUMAN, NO SE RESTAN A ESE DEPOSITO DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA…TAL VEZ LA AFIRMACIÒN MÀS CONTUNDENTE SOBRE EL CARÁCTER DEL CAPITALISMO, QUE ENTENDEMOS ENMARCA A LA CARIDAD EN LA  VERDAD  DE BENEDICTO XVI- JUSTAMENTE EN LA CONTINUIDAD DEL MAGISTERIO…ES LA QUE REALIZA NOTABLEMENTE  LA POPULORUM PROGRESSIO, ENCICLICA QUE EL MISMO PAPA ELIGIO COMO PUNTO DE PARTIDA, QUE AÙN HOY ESTA VIGENTE EN ESTE PUNTO  Y QUE OBVIAMENTE RECOGE EL SENTIR,  HOY  DEL PUEBLO DE DIOS… Pero, por desgracia, sobre estas nuevas condiciones de la sociedad, ha sido construido un sistema que considera el provecho como muestra esencial del progreso económico, la concurrencia como ley suprema de la economía, la prosperidad privada de los medios de producción como un derecho absoluto, sin límites ni obligaciones sociales correspondientes. Este liberalismo sin freno, que conduce a la dictadura, justamente fue denunciado por Pío XI como generador de «el imperialismo internacional del dinero»[21]” PP Nº 26…
     

  • Manuel V.

    ana:
    Pues, la verdad, sigue sin explicarme nada. Parece que va “a la suya”, pues siga, siga,
    Ya me contará a que viene este galimatías, corporativismos, repeticiones y otras florituras.

    Solo le repetiré una vez mi mensaje y ahí lo dejamos:
    “¿me lo explica, por favor? ¿Dónde esta la insoportabilidad?
    Solo cabría si me hubiera dirigido a usted o a su supuesto grupo (ya que habla en plural) y no ha sido así.
    A no ser que le guste el ataque y la ofensa gratuitos o que esté resentida por motivos ocultos  ¡me lo explique, por favor! Porque al final parece que solo algunos/as tienes patente de corso, ¡digo yo!

    Pues eso. Finito

  • Manuel V.

    Bernardo:
    Hay que leer bien los mensajes. Quizá es su subconsciente . no lo sé. Si lee detenidamente yo hablé de “destrucción de la humanidad” y me reafirmo totalmente en lo dicho. 
    No es de fuera del hombre de donde salen … ¿le suena?

    P.D. Yo no tengo nada que ganar, por goleada o sin ella, con ningún  muerto. ¡Allá usted con su juego o sus lidias! El resto se sigue de ahí.

  • ana rodrigo

    Manuel V. con el permiso de Antonio, te voy a contestar con las palabras que él le dirigió el otro día a Miguel: “Si esta es tu apreciación sobre aquellos que buscan “una alternativa al sistema”, ¿por qué te empeñas en estar tan presente y activo en esta comunidad virtual que busca siempre alternativas?”

  • Santiago

    Precisamente, Antonio Vicedo, tienes razon cuando afirmas que la tan pregonada LIBERACION viene de la union de la VERDAD con la CARIDAD pues estas dos “virtudes” son necesarias para el perfecto orden natural querido desde el principio por Dios…Por lo tanto, ninguna de las 2 puede ser separadas YA QUE las 2 interacci0nan para contribuir al bienestar mundial que tanto anhelamos..Y es que la desaparicion de la verdad y de la compasion como habitos comunes, constituyen la fuente principal del desorden rampante e imperante que se ve en el mundo de hoy en  forma de una decadencia, corrupcion e indiferencia ante el dolor humano que es  progresiva y que se nota por todos los que hemos vivido por cierto tiempo en esta esfera terrestre…NO es, pues, inusual que sin abandonar los progresos humanos actuales muchos quieran volver a las raices y encontrar la verdadera filosofia de la vida que nos llevaria a acercarnos cada vez mas a esa felicidad permanente que ES el objeto principal que debemos proponernos los seres humanos como el gol de nuestro destino final…un saludo  de Santiago Hernandez    

  • Miguel González

    Algunos no se han enterado de la caída del Muro. Curioso que sigan con el cassette puesto.

  • mªpilar garcía

    Es curioso… al lado de mi casa, han tirado un edificio, (un hotel), para edificar pisos de alta calidad; para los “privilegiados” de este mundo… je je je.

    No siempre, se construye primero y se tira después…
    La mayoría de las veces se tira el edificio viejo, y sobre sus cenizas, se edifica el nuevo, revalorizándolo.

    Que cosas ¿verdad?
    ¿Que es la verdad, y donde encontrarla?…
    Será, según el color del cristal con que se mire…

    No sé, si hay otra alternativa, lo cierto es: o salimos de este capitalismo cruel, o todas las personas de esta hermosa tierra, ¡¡¡todas!!!

    Nos iremos al carajo; que  tampoco sé que es.
    Como hay muchos sabios en este portal, seguro me informarán…
    mª pilar

  • A Miguel González y a Manuel V. sólo cabe decirles lo que Lenin a los mencheviques cuando pedían frenar la revolución,  el resto se sigue de aquí. Por cierto, el supuesto forero Manuel V. debería hacer cuentas antes de lidiar sobre las víctimas del capitalismo. Si es cuestión de poner los muertos encima de la mesa, gano por goleada.

  • Miguel González

    Ahora Sarriolandia hace votos por el totalitarismo. ¿Esa es la alternativa? ¿A qué le tienen miedo? Sin duda a la verdad.

  • Miguel González

    ¿El marxismo es la alternativa? jajajaja. Sí que vamos,  sí. Se ve que las noticias no llegan a todas partes. Para tu información eso ya fracasó. Aunque el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra hay muchos otros que no están dispuestos a picar en hueso.
     
    No hay alternativa y mientras no  la haya toda crítica no es más que el pataleo de la impotencia. Es simple: para derribar un edificio antes hay que edificar otro y no es el caso. Venga que hay faena.

  • Manuel V.

    ana rodrigo:
    ¿me lo explica, por favor? ¿Dónde esta la insoportabilidad?
    Solo cabría si me hubiera dirigido a usted o a su supuesto grupo (ya que habla en plural) y no ha sido así.
    A no ser que le guste el ataque y la ofensa gratuitos o que esté resentida por motivos ocultos  ¡me lo explique, por favor! Porque al final parece que solo algunos/as tienes patente de corso, ¡digo yo!

  • ana rodrigo

    Dice Miguel González, entre otras lindezas, “En cuanto a mis comentarios sobre los grupos de base, no es que lo diga yo es que nadie tiene nada que decir al respecto.”
     
    Dice Manuel V: “Realmente hay personas que han sufrido un verdadero proceso de “forclusión” y no saben ni de dónde vienen ni a donde van.”
     
    ¡Habiendo gente tan lista, no sé qué pintamos  los y las demás en este foro! ¡Sois insoportables! Miguel ya lo reconoció en días pasados y yo así te lo confirmo.

  • Voto para que se le impida el acceso a Miguel González por sus extensas y vacuas proposiciones y por la nula atención a las advertencias y refutaciones de  tantos y tantos

  • Antonio Vicedo

    Desde LA VERDAD en la CARIDAD, la encíclica CARITAS IN VERITATE, habría hecho blanco contra el Sistema Capitalista y habría sentado las bases para que la práctica MENTIRA del mismo, hubiera constituido el campo real en el que  EL QUEHACER CONSCIENTE de la JUSTICIA hiciera el primer y principal ajuste, y la Caridad,  como  verdadera práctica de ENGRASE, el resto para facilitarlo todo.
    La VERDAD no requiere caridad: En su grado,  relativo o total,  contiene lo que la constituye y es ella la que, desde su realidad, constituye al correspondiente ser, incluso el de la Caridad o Amor,  puesto que,  si les falta verdad, ni una ni otra cosa son tales en realidad.
    Donde la VERDAD tiene su propio objetivo  es  en la denuncia y destrucción de TODA MENTIRA y en el AJUSTE DE LA PERCEPCIÓN A LA REALIDAD;  no en recibir Caridad, si ya es verdad, o en recibirla, si aún no fuera verdad.
    Es por ello que la Encíclica no hace blanco de adecuada condena a la GRAN MENTIRA PRÁCTICA Y ESTRUCTURADA DEL SISTEMA CAPITALISTA, y se queda en lo de poner remiendos al traje deshilachado intentando que cambie algo la postura ante él, para que NADA DE LO FUNDAMENTAL CAMBIE.
    El no considerar en el Sistema CAPITALISTA al PODER como factor de falseamiento de la PERSONA, de TODA PERSONA  y de la HUMANIDAD, permanece como FALSEDAD aceptada y asimilada, bajo apariencia y aceptación de verdad.  
     La LIBERACIÓN propia y ajena,  viene de la VERDAD, no de la CARIDAD, a no ser que haya plena coincidencia entre ambas; lo que, de modo pleno,  solo podemos aceptarlo en Dios, por fe

  • pepe blanco

    Miguel González,

    cuando hablas del actual sistema, ¿a qué te refieres exactamente? ¿A la economía de mercado -llamémosle así-, “clásica”, en la que caben políticas más liberales y otras más socialdemócratas, o al neoliberalismo que se ha ido imponiendo a partir de Tather y Reagan?

    Si te refieres a lo primero, personalmente pudiera encontrar un punto de acuerdo con tu tesis. Pero si te refieres a lo segundo, al neoliberalismo, entonces:

    1º.- Acláralo, por favor.

    2º.- El neoliberalismo no sólo es superable sino que parece estar agónico, rugiendo estertores de muerte. La reforma financiera que acabará aprobando el Congreso estadounidense a propuesta del gobierno de Obama, tal vez se pueda interpretar como la sentencia de muerte del neoliberalismo. Las restricciones a ciertas operaciones financieras que acaba de aprobar el parlamento alemán apuntan en la misma dirección.

    La intervención de los estados en la regulación de la vida macroeconómica en el seno de una economía de mercado, regulación que el neoliberalismo ha ido tratando de socavar hasta intentar que desapareciera, parece estar volviendo por sus fueros con más fuerza de la que nunca tuvo, quizás. Si esa interpretación es cierta, lo que está sucediendo supondrá, en la práctica, la superación del modelo actual neoliberal, que nos ha conducido hasta esta crisis económica que muestra claramente su fracaso.

  • Manuel V.

    ¡Viva la dictadura (¡uy perdón!) del proletariado.
    ¡One fignt, one enemy. worker’s world united!

    Realmente hay personas que han sufrido un verdadero proceso de “forclusión” y no saben ni de dónde vienen ni a donde van.
    A veces la aparición o no de un  término es un escrito está condicionado por la traducción, o por aquellos que, si no leen el término “exacto” lo ignoran. A veces es conveniente hablar de una realidad más amplia y no conviene constreñirla por el uso de una palabra que limita.
    ¿Qué entiende exactamente Bernardo por capitalismo? Dice que no se cita “literalmente”, pero se habla de él y de un modo mucho más amplio en toda la encíclica de este concepto ¿o solo basta con decir que no se cita? Evidentemente, y solo en ese sentido, dice el articulista que  “Benedicto XVI no tiene un discurso sobre el capitalismo y sus referencias son meramente tangenciales” Me parece normal, el Papa no está elaborando un tratado sobre el capitalismo ni sobre el comunismo.
    Bernardo se zampa de un plumazo la Introducción que el Papa hace, que da sentido a todo el texto, y hace, consecuentemente, una Presentación y un Introito poco conexos con la realidad del escrito papal.
    A partir de ahí no extraña que concluya que “El capitalismo es el mayor crimen que se ha cometido contra la humanidad y no podemos contemporizar con este mal que está destruyendo a la humanidad”
    Menos mal que no ha existido crimen mayor ¿repasamos algunos mucho mayores? Me parece que no es necesario. Y me parece que es poco de fiar un supuesto teólogo que adjudica la destrucción ¡de la humanidad! a una estructura económico-social.

  • Santiago

    NO ES POSIBLE llegar a la perfeccion de un “de un sistema” que arregle todo el desperfecto de este mundo…PERO ES POSIBLE aferrarse y aceptar la etica propuesta por Cristo para practicar la justicia y la caridad querida por el Padre…Sin embargo su “reino” no es de este mundo…es decir, la felicidad completa trasciende el corto tiempo de la vida terrestre…Cristo no prometio la felicidad completa aqui abajo….sino que su mensaje fue PRINCIPALMENTE escatologico…es decir trasciende el tiempo…es eterno…es precisamente la esperanza cristiana lo que nos sostiene…Eso no impide que luchemos “denodadamente” por la justicia social querida por Dios a traves de los siglos…La iglesia, o sea el carisma de Cristo en el Pueblo de Dios, preservo este mensaje a traves de un magisterio de predicacion “vivo” desde el principio y, ademas, sacramentalmente a traves los signos externos que nos acercan a Cristo…No importa que NO TODOS  los ministros y los fieles dentro de la iglesia( y fuera de ella )no acepten ni cumplan el mensje…PORQUE el mensaje es de aceptacion voluntaria…el que quiera puede agarrarse a esa “tabla salvifica” y el que no quiera puede optar por rechazarlo…al fin, TODOS, vamos a ser autojuzgados o heterojuzgados en el mismo amor que provierne del Padre…y TODOS estamos llamados, proxima o remotamente a la santidad, que no es mas que la perfeccion en el amor….Los “sistemas”, ya sean politicos, sociales, economicos o ideologicos son “accidentales”…lo importante es que NOS DEMOS 
      cuenta, o sea que VEAMOS  el verdadero mensaje..que YA viene desde el siglo I…del tiempo de los apostoles….un saludo cordial   de Santiago Hernandez 

  • mªpilar garcía

    Estoy de acuerdo contigo Pepe:

    Cuando interesa, las palabras del evangelio, son “tal cual”; cuando nos “molesta” las edulcoramos hasta decir basta.

    ¿Como se puede seguir el espíritu de Jesús, y vivir como  vive la iglesia poder, tanto de mandatarios como de seguidores…?
    ¡¡Claro que siempre habrá pobres entre nosotros!!

    ¡¡No porque  sea lo querido por el Hacedor!!
    Sino porque unos pocos se encargan de ello… mientras  engordan sin medida… otras personas mueren en la más vergonzosa pobreza.

    Y eso ¡¡¡jamás es voluntad de un “Dios” que decimos Abba!!!

    Eso solo sucede en algunos padres-madres humanos; que ¡sí! tienen predilección entre sus hijos/as.

    Nunca he podido comprender tamaña injusticia; cada hijo, hija, son  especiales por si solos, y cada cual tiene sus características especiales, y así hay que amarlos.

    Como puede ser que un Creador de cuanto nos rodea, que decimos, todo ha salido de sus manos, pueda amar a unos grupos y defenestrar a otros.

    Eso solo cabe en nuestro corazón, cuando no seguimos las leyes naturales, que nos llevan a un respeto, “hacia nosotros mismos, los demás, el entorno, la naturaleza.
    mª pilar

  • h.cadarso

      Ya  se me había olvidado que la encíclica  Caritas in Veritate y el magisterio de Benedicto XVI  en general son muy tolerantes con el sistema capitalista, tal vez más todavía, muy fervorosamente capitalistas. Gracias por recordármelo…
      Hoy las cosas se plantean de forma más dramática: el silencio, el pasotismo del magisterio de la iglesia ante esta crisis que estamos sufriendo son escandalosamente cómplices con los culpables de todo esto. Vamos, que algunos de los que aquí en Atrio dicen que “no hay alternativa, no hay nada que hacer…” y lindezas así, pues podrían ser Papas con toda tranquilidad, y hacerlo tan bien como Benedicto XVI.
      Comulgo con el veredicto de Stiglitz, la política económica dictada por la UE y por Obama puede producir más paro y recesión; no se oyen voces críticas a este política en el Congreso ni en el Senado, no sé si la reacción de los sindicatos va a servir para algo, dada la incapacidad de nuestros políticos para escuchar el clamor de la calle y reaccionar ante los dictados de la UE y de Washington.
      Todos nos recetan más capitalismo, más magia financiera, más ayudas a la Gran Banca…Washington, Bruselas, el Vaticano, Pekin, Brasilia, Zetape, Rajoy, Miguel González…
      Tus pequeñas historias de la Pampa, Oscar Varela, me suenan como una brisa templada y refrescante. Gracias, pibe!
     

  • pepe sala

    Tú sí que tienes cuento…pero un cuento ya demasiado gastado y que ha hecho demasiado daño a la sociedad.
     
    Pides alternativas. Te repito que la alternativa ya está en marcha desde hace más de un siglo. Visto y comprobado que quienes llevan 2000 años fabricado pobres y pobreza ( y si hay alguna riqueza se la quedan ellos para ” mayor gloria de dios”), no habrá alternativa:
    O se pone en marcha ( en mayor o menor medida, obviamente considerando la actualidad que vivimos) la propuesta marxista o vamos todos al carajo. Ya no quedan tontos ni caperucitas. Ha llegado la hora de la verdad y aquí cabemos todos o no cabe ni Dios.
     
    Toma propuestas ” panfletarias”:
    —-
    1.a Expropiación de la propiedad inmueble y aplicación de la renta del suelo a los gastos públicos.
    2.a Fuerte impuesto progresivo.
    3.a Abolición del derecho de herencia.
    4.a Confiscación de la fortuna de los emigrados y rebeldes.
    5.a Centralización del crédito en el Estado por medio de un Banco nacional con capital del Estado y régimen de monopolio.
    6.a Nacionalización de los transportes.
    7.a Multiplicación de las fábricas nacionales y de los medios de producción, roturación y mejora de terrenos con arreglo a un plan colectivo.
    8.a Proclamación del deber general de trabajar; creación de ejércitos industriales, principalmente en el campo.
    9.a Articulación de las explotaciones agrícolas e industriales; tendencia a ir borrando gradualmente las diferencias entre el campo y la ciudad.
    10.a Educación pública y gratuita de todos los niños. Prohibición del trabajo infantil en las fábricas bajo su forma actual.  Régimen combinado de la educación con la producción material, etc.

    —–
    “”Y a la vieja sociedad burguesa, con sus clases y sus antagonismos de clase, sustituirá una asociación en que el libre desarrollo de cada uno condicione el libre desarrollo de todos.””
    —–


    Supongo que el punto 10º, como es una propuesta comunista, te resultará rechazable y seguirás tratando de explotar a los niños, lo mismo que llevan haciendo tus amiguetes de la ICAR durante siglos y siglos y más siglos…

    Pues aclárense, señores y señoras católicas. Digan claramente lo que pretenden y dejen ya de utilizar el marxismo para su propio desarrollo interno mientras se lo impiden al resto de la sociedad.

    Buenas tardes, pues.



  • Carmen (Almendralejo)

    Bla,bla bla… Son palabras que queda muy bien puestas en el papel, otra cosa es trabjar para que el Capitalismo y su vorz hambre no llene su barriga con las misería y la salud del pueblo.
    No hay Verdad alguna, la Verdad fue colgada de una Cruz. y pasada por una lanza, las que hoy los pretores pontifices esconden o sacan seguún interese… destruir a quienes Profeticen, seguir  en el templo viviendo de las recaudaciones que “los judios” de entoncen y hoy los G-7 donde estos judiós de las finanzas de norteamerica han llevado a la bancarrota a toda Europa y a la misma EEUU .
    Siglo más tardes, otro imperio sigue estando aliado con el poder y la humillación de todo un pueblo-nación-mundo…
    ¿Quienes son los banqueros más poderosos en norteámerica?

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/ITALIA/LIBIA/VATICANO/LA_REPUBBLICA_/DIARIO/ITALIA/Vaticano/accionista/empresa/libia/Italia/Repubblica/elpepiint/19860516elpepiint_17/Tes/

  • Miguel González

    Pepe Sala, sus consignas mal digeridas,  sus esquemitas de la señorita Pepis y el cuento de caperucita y el lobo. Lo que es una vergüenza es que con la que ha caído sigan algunos defendiendo panfletos infumables
     

  • pepe sala

    “”De todas formas no se haga muchas ilusiones: ya Jesús dijo aquello de que pobres siempre habría entre nosotros, y eso va a misa, nunca mejor dicho.””
     
    Que yo sepa, Jesús nunca fue a misa. Y suponiendo que dijera lo relativo a los pobres, imagino que lo haría en el sentido de solucionar el problema, si estuviese en su mano.
     
    Es obvio que la ICAR, durante milenios, ha cogido el rábano por las hojas y ha interpretado textualmente la supuesta cita de Jesucristo. Por éso pone tanto empeño  en que no les falten ” pobres” que llevarse sus NEGOCIOS OPIPAROS  a cuenta de los ” pobres”.
     
    Y naturalmente que tiene un gran aliado para el asunto de fabricar
    ” pobres”;  le llaman capitalismo. Y vaya tandem que han montado entre ambos dos para que ni a los capitalistas les falte el ejército de esclavos y borregos para ser utilizado en en sus vergonzosas ganancias a cuenta de la explotació ajena  y a la ICAR no le falten sus ” pobres” para darle sentido a sus interpretaciones dogmáticas  y teocráticas de la sociedad.
     
    Los capitalistas fabrican los pobres. La ICAR los utiliza para sobrevivir. Y aún preguntan si es necesario cambiar el sistema….
     
    ¡¡¡Anda ya !!! y leete el Manifiesto Comunista ( aquel que quisiste joder cuando andabas ejerciendo de Caballo de Troya durante tu juventud.)
     
    Lo que no entiendo es que otros católicos autodeclarados se callen como tumbas ( sepulcros blanqueados, decía también Jesucristo) ante argumentos del calado repugnante que se sueltan aquí por parte de quien se daclara católico. “Tan culpable es quien mata como…”
     
    Es una puta vergüenza asumir semejantes argumentos, ya no digo de un creyente, si no de cualquier persona humana. ¿ Y tienen los santos cojones de criticar a los islamistas después de callar ante semejante energúmeno forero?
     
    Pues que me lo expliquen…
     
     

  • Miguel González

    Buenos días, Oscar.  Pues sí sé a qué sabe todo eso, y se pude dar precisamente porque estamos en el sistema que estamos, en otro sistema más “solidario” no hubiera usted celebrado nada de eso. Comprendo que le llene de orgullo estos síntomas de un mejor clima en su comunidad pero comprenda que eso que usted cuenta no se puede decir que se trate de “otro” sistema de vida sino que nos movemos en el mismo ámbito.
     
    Para tirar del carro hay que saber de qué carro y qué dirección llevará el carro.   Si mañana hay otro sistema  mejor, lo que seguramente ocurrirá porque la historia está en continuo movimiento, estupendo porque no conozco a nadie que dude de que sea bueno que las cosas evolucionen hacia mejor. De todas formas no se haga muchas ilusiones: ya Jesús dijo aquello de que pobres siempre habría entre nosotros, y eso va a misa, nunca mejor dicho.  Este mundo y por muchas razones de toda índole, no es el país de las maravillas ni es sensato esperar que lo llegue a ser alguna vez. El  egoísmo pone en marcha muchas energías que al  final redundan en beneficio de muchos, no así la solidaridad que tiene poca fuerza más allá de un esporádico sentimiento natural que pierde fuelle al poco porque en la entraña humana está rotulada a fuego la necesidad vital de un feedbak, de un refuerzo de sus acciones así como un impulso irrefrenable de libertad. Sé que es duro lo que digo pero experiencia obliga. Conjugar unas cosas y otras es harto complicado. Sobre todo porque el ser humano no es un conjunto armónico y equilibrado: hay grandes seres, junto a parásitos sociales; delincuentes y santos; sabios frente a desidiosos analfabetos; gente de buena voluntad junto a malasombras; cobardes y valientes;  trabajadores y golfos; hombres de blanco y hombres de negro.

  • oscar varela

    Hola Miguel González!

    Al querer darle la razón, -la suya: “Las alternativas a este sistema fracasaron todas”.
    noto que su actitud me pone en un problema:
     
    ¿Qué le parece debo hacer con mi vida?
     
    * He trabajado desde niño
    * He estudiado desde niño
    * Nadie que se me haya arrimado a conversar o a pedir ayuda, salió despedido sin mi acompañamiento solidario.
    * he militado en la estructura eclesial.
    * he militado en estructuras sindicales
    * he trabajado de 10 a 12 hs diarias en construcción por toda la República Argentina durante 30 años.
     
    * Ahora, de jubilado, estoy militando en un Partido Político “Solidario”
    * Ahora vengo de festejar el BI-Centenario de mi Patria Americana ubicada en Argentina.
    * Ahora vengo de festejar los 51 años de la Sociedad de Fomento de mi pueblito.
    * Ahora vengo de recoger la “Muestras fotográfica”, casi centenarias, del inicio de este pueblito.
    * Ahora, este pueblito –de 3000 habitantes- festejó con un “asado con cuero”
     
    * ¿sabe Ud. a qué sabe el “asado con cuero” rociado con manso vinito tinto?
    * ¿sabe Ud. a qué sabe que a un pueblito de estas dimensiones haya venido el Sr. Intendente (Alcalde) con toda la Plana y se haya quedado con nosotros cantando el Himno Patrio?
    * ¿sabe Ud. qué significa que al Presidente de la Sociedad de Fomento, al recibir una Placa conmemorativa se le haga un nudo en la garganta, provocando un tan respetuoso silencio, calmado sólo con un abrazo fraternal?
    ¿ Sabe Ud. lo que es ver a los chicos amamantados en pechos generosos, mientras la purretada ensaya pasos auspiciados por el natural folclore de zambas y chacareras?
    ············
    Bueno, si sabe o supiera estas sencilleces, le diría que esto es una muestra en miniatura de que estamos aspirando y –tal vez ensayando- otro sistema de vida un poco más felicitaria, capaz de poner algún coto a su pronóstico de fracaso.
     
    Por mi parte le pediría –y creo que es lo que Ud. reclama de los atrienses- de que nos ayude a tirar del carro, y dejar de ponerse a la retranca.
     
    Muchas gracias.
    Oscar Varela

  • Miguel González

    Don Bernardo quiere contribuir a mi instrucción, pero yo veo lo mismo que ve todo el mundo sólo que como que no hay alternativa al sistema vigente pues no me arrojo al vacío como hacen alegremente algunos. Quien tenga alternativa que la plantee. Sólo veo críticas a un sistema pero no veo ninguna alternativa. ¿será que no la hay? ¿Cómo no se va a aceptar un sistema si su competencia directa se ha suicidado y ha pedido la entrada en el club y los parientes que  han quedado practican una suerte de capitalismo sin libertad política? Cuando saquen a la luz la alternativa a este sistema inmundo entonces seguiré con mi instrucción sobre una alternativa más humana. Obras son amores.

  • Miguel González

    “¿El intento mesiánico en y por Jesús?”, pregunta Antonio Vicedo. ¿Cuándo fue eso? Porque no creo que se esté propugnando una vuelta al régimen de cristiandad. Jesús no planteó ninguna alternativa en el ámbito de la política. Esa es la cuestión y esa es la principal aporía de las posiciones “políticas” nacidas de la fe. No hay dónde anclar una opción política en el mensaje y la vida del Jesús histórico. Ni opio del pueblo ni coartada. ¿Por qué lo hizo? O mejor dicho, ¿por qué no lo hizo si venía a marcar el camino?

    Por supuesto: que Jesús no propusiera ninguna opción política no quiere decir que yo proponga que los seguidores de Jesús debamos inhibirnos y no podamos (debamos) adoptar actitudes políticas acordes con la cosmovisión cristiana. Pero una cosa es plantear principios generales y principios éticos y otra plasmar todo eso en unas reglas de convivencia para todos. Es un paso que no es automático y que ofrece incontables dificultades. Han fracasado muchos intentos en esa dirección pero eso no quiere decir que no se puedan intentar otros. Adelante, que hagan propuestas. Criticar sin tener alternativa es, como poco, de una inconsciencia que tira de espaldas. Cualquiera puede convertirse en un crítico de tomo y lomo, no tiene mérito. No hay más que salir a la calle y criticar todo lo que se menea. Si pudiéramos pulsar un botoncito y dejar sin efecto el actual sistema ¿qué pasaría? Pues que el mundo iría a la catástrofe. ¿Es lo que pretenden los del todo o nada? No lo creo. O al menos, no todos. Simplemente se dan a la satisfacción del derecho al pataleo.

    Por lo tanto, parece que no vamos hacia ningún régimen de cristiandad aunque algunos se debaten en una contradicción: mientras critican el nacionalcatolicismo (por decir algo) propugnan un nacionalcristianismo auténtico, una suerte de hermandad mundial que algún día explicarán cómo se come eso, más allá de las buenas intenciones. ¿Van a obligar a todo vecino a que sea solidario y comparta sus bienes? ¿Van a prohibir por ley la libertad, es decir, la iniciativa particular? ¿Van a marcar el camino que cada uno de nosotros debemos transitar? Lo repito: esa vía no tiene salida, ya fracasó. La alternativa ha sido un mundo apático, gris, sin iniciativa, sin vida, sin riqueza ni artística, ni material ni de ningún tipo, cuando no el totalitarismo. El ser humano se mueve por lo que se mueve por mucho a algunos les guste que sea de otra manera.

    Es inútil pretender, desde principios generales y buenistas, por mucho que estén conectados con ideas de Jesús, alzar un edificio social, político, económico. Algunos creen que el ser humano es ese sujeto evolucionado, maduro, equilibrado, etc., que suponen en sus sueños. Y si saben de qué pasta está hecho  entonces más grave es la cosa.

    Porque el asunto es bien sencillo: quienes quieran otro mundo posible que lo diseñen, que lo pongan en práctica, que lo saquen a la luz, que lo pongan a prueba, que lo den a conocer,  que después nos cuenten cómo se organiza una sociedad con otros presupuestos. Lo demás suena a crítica destructiva por motivos ajenos a lo que dicen defender.

    Y yo no teorizo, Sarrionandia, quienes teorizan son quienes critican, de farol,  un sistema y no tienen alternativa que sustituya lo que critican. Por eso es de farol.

    Saludos.

  • Santiago

    UN CAPITALISMO despiadado que olvide y desprecie a la persona humana y por tanto prescinda de las ensenanzas de Cristo, es mas bien una perversion de la voluntad de Dios que nos manda a amar a nuestro projimo “como a nosotros mismos”..es la perversion de un sistema que intrinsecamente es indiferente,  pues depende como se usa esa libertad y como se tienen en cuenta las necesidades uergentes de la vida humana…Esas necesidades no solo son materiales sino tambien y especialmente  espirituales, debidas a nuestra dualista estructura humana de cuerpo-espiritu…Sin embargo, a pesar de las criticas otros “sistemas” han adoptado mas bien “un capitalismo de estado” como una valida solucion a los agobiantes problemas que existen cuando se conculcan y se reprime por la fuerza la congenita libertad de la persona….Estos “otros” sistemas parten de una filosofia falsa con el consiguiente error ideologico cuando imponen un sistema opresivo que lleva a la larga a la muerte lenta de los pueblos…Por tanto, la solucion no esta ni en uno ni en otro “sistema” sino que consiste  en aplicar el cristianismo de la misma manera que fue predicado y querido por Cristo..no por la fuerza…no con las armas…no a base de crimenes y terrores…SINO en la libertad de los hijos de Dios…lavandonos los pies unos a otros…perdonando…buscando primero el reino de Dios…dando a cada uno lo que le corresponda…amando al projimo como a nosotros mismos…o sea, practicando la misma justicia y la misma caridad, la misma etica, que proviene de Dios…el mismo que nos creo, nos ama, nos comprende, nos perdona y nos dirige suavemente hasta nuestro destino final..que es EL mismo…un saludo de Santiago Hernandez

  • Podría eternizarse la discusión o diatriba entre Miguel y Bernardo sin que avancemos un tranco de pollo en la mejora del mundo. Ambos teorizan interminablemente sobre abstracciones sociales sn llegar a la mordiente concreta de los individuos que constituyen ese humus social.
    La sociedad está formada por individuos pero la comunidad es producto de las personas. El cambio radical deriva del cambio de los individuos sometidos a la sociedad en personas creadoras de comunidad. Cosa que no se arregla con discursos ni con los de Miguel ni con los de Bernardo.

  • Antonio Vicedo

    CITA en Miguel G.:   “- … todos los intentos de superación del actual sistema han fracasado estrepitosamente. Incluso quienes desde posiciones supuesta o intencionalmente evangélicas (teología de la liberación, etc.), asamblearias o universalistas han intentando construir un mundo mejor han quedado en intentonas frustradas. Una estela de muerte, desolación, totalitarismo y una casta de funcionarios privilegiados cada vez más alejados del pueblo.”

    ¿Incluido el INTENTO MESIÁNICO en y por JESÚS?
    ¿Sin incluir en el permanente fracaso de CONVIVENCIA HUMANA, al mismo SISTEMA históricamente Globalizado del PODER ECONÓMICO hasta sacralizarlo como TODOPODEROSA DIVINIDAD ante la que se han sacrificado y se siguen sacrificando miles y miles de millones de VÍCTIMAS HUMANAS?
    ¿Incluyendo en el fracaso incluso a los miles de millones de PERSONAS, que a pesar las injustas presiones y condicionamientos vitales recibidos desde los PODERES FÁCTICOS,  han sido y siguen siendo capaces de vivenciar prácticamente el AMOR DE DONACION a otros desde sus más insuperables necesidades?
    ¿Ha privado lo esencial del SISTEMA CAPITALISTA (LA ACUMULACIÓN DE BIENES MATERIALES =CAPITAL), en tantos miles de millones de familias medianas, pobres y aún míseras: cuando han aparecido necesidades personales sobre todo de supervivencia  propia, de allegados y aún de alejados?  ¿En que SISTEMA DE VIDA RELACIONAL han basado su práctica vital? ¿CAPITALISMO o HUMANISMO? ¿Imperio del PODER o del AMOR y SERVICIO a quienes de él más carecen?
    ¿Por qué ese empeño de afianzarse en LO QUE NO ES VERDAD y defenderlo, intentando desacreditar aquello de: LA VERDAD OS HARÁ LIBRES?
    ¿Se ha percibido por aquí por ATRIO defender el que, desde cualquier POSICION DE PODER del colorido o ideología que se trate, se espera que haya JUSTICIA y LIBERACIÓN  HUMANAS?
    Desde cualquier planteamiento realmente humano ¿se puede admitir que la HUMANIDAD no puede, ni podrá nunca ser HUMANA?
    ¿Como entender el ideal de PERSONA RICA para todos los SERES HUMANOS?
    Y, si esta realidad se presenta como IMPOSIBLE en este planeta Tierra y se constata que la acumulación de bienes,  obedece al expolio que de los mismos se hace a los que los necesitan,  incluso para sobrevivir o vivir como personas ¿Cómo justificar al sistema que así pretende estructurar y mantener la HUMANA CONVIVENCIA?
    ¿Es LEY para los HUMANOS conducirse o forzar a ello conforme a LA RAZÓN DE LA FUERZA, propia de la selva, lo es el realizarse y acomodarse según la FUERZA DE LA RAZÓN?
    Y ,si esto es el núcleo de toda ÉTICA HUMANA, cuando de actitudes cristianas se trata , la claridad que ciega a muchos parte de quien afirmó ser LUZ ;  y nos citó para calibrar nuestro humano y personal comportamiento en aquel: “COMIGO hacéis, o dejáis de hacer LO QUE CON UNO CUALQUIERA DE MIS MÁS PEQUEÑOS HERMANOS.” Mt. XXV.
     

  • ana rodrigo

    Miguel González, no todo es útil ni necesario. Al que tira de un carro no necesita a otro que le ponga palos en las ruedas…., y no todo se justifica porque sí.

  • Miguel González

    Antonio Duato, eso es porque algunos piensan que el profetismo funciona sólo de un lado para el otro y nunca al revés. ¿No eran los profetas un jarro de agua? Digamos que tengo ciertos lazos afectivos y que indago en la entraña humana. Y en todo caso supongo que la experiencia de alguien que otrora estuvo metido en esto de buscar alternativas al sistema también puede servir en un foro de debate.  En cualquier caso un foro requiere de todos los colores para que no sea un brindis al sol. Por lo de que llegaré a  ser insoportable, tranquilo no hay cuidado: ya lo soy. Los foros experimentan todos esta deriva: o conmigo o contra mi. Son un arma impagable para el totalitarismo.
     
    En cuanto a mis comentarios sobre los grupos de base, no es que lo diga yo es que nadie tiene nada que decir al respecto.
     
    Pero ahora que me interpelas públicamente te diré, Antonio, que no estoy muy seguro de que todos los que están en Atrio busquen una alternativa al sistema o luchen por un mundo mejor.  Me sobrevuela la sospecha de  que en demasiadas ocasiones hay más de postura en contra de algo que  a favor de otra cosa. Es una apreciación personal.
    Saludos.

  • Antonio Duato

    Miguel,
    Dices: “grupos o comunidades de base son flor de un día; no hay suficiente mimbre para un cesto… no es más que un brindis al sol”.

    Si esta es tu apreciación sobre aquellos que buscan “una alternativa al sistema”, ¿por qué te empeñas en estar tan presente y activo en esta comunidad virtual que busca siempre alternativas? Deja que algunos, con más edad y desengaños que tú, sigamos leyendo con esperanza realista el capíitulo 11 de Hebreos y la Guadium et Spes

    No te da da tiempo ni de leer los textos propuestos. Lo único que deseas es echar jarros de agua fría a cualquier intento de búsqueda. Acabarás haciéndote insoportable en este hunmilde “cesto” de ATRIO.

  • Miguel González

    A toro pasado cualquier cosa puede ser considerada perversa con la condición de que la contemplemos desde un sistema de organización social, económico y político  superior.  Así ha sido siempre. No es el caso: todos los intentos de superación del actual sistema han fracasado estrepitosamente. Incluso quienes desde posiciones supuesta o intencionalmente evangélicas (teología de la liberación, etc.), asamblearias o universalistas han intentando construir un mundo mejor han quedado en intentonas frustradas. Una estela de muerte, desolación, totalitarismo y una casta de funcionarios privilegiados cada vez más alejados del pueblo. Ahora mismo asistimos a la gestación de varios supuestos en américa latina que no tardando mucho quedarán en fracaso estrepitoso porque se asientan en la demagogia, el  populismo y las engañifas a la población.
    Incluso iré más lejos: los pequeños grupos congregados al calor de otro mundo posible, con mentalidad solidaria,  inspiración cristiana y deseos de compartir que pretenden erigirse en alternativa, también terminan en nada. Lo he vivido desde dentro y sé de lo que hablo: grupos o comunidades de base son flor de un día; no hay suficiente mimbre para un cesto. Quien los tenga que los muestre, pero lo que se ve es que no hay ejemplos de la alternativa al sistema. Alguna excepción como guinda y nada más.
    Así las cosas, todo discurso contra el sistema no es más que un brindis al sol.

Deja un comentario