Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4987 Artículos. - 80061 Comentarios.

CURSO DE INTRODUCCIÓN A MARCEL LÉGAUT 13

Los 2 capítulos finales de El hombre en busca de su humanidad

 Terminamos la Selección de fragmentos de El hombre en busca de su humanidad (1971) con esta Entrega 13, formada por: unas páginas finales del capítulo XII, «Solidaridad sociológica y comunicación humana»; otras páginas también finales del capítulo XIII, «Espera y búsqueda en la vida espiritual»; y, por último, la «Nota final» de Llegar a ser uno mismo (1981), más tres párrafos complementarios, tomados del tomo II.

La razón de añadir la Nota final de un libro diez años posterior, más tres párrafos de Introducción a la inteligencia del pasado y del porvenir del cristianismo, es que con estos fragmentos queda más clara aún, si cabe, la intención de Légaut al final del tomo I: abrir una puerta hacia el tema específico del tomo II: una intelección adulta de Jesús y de la tradición del cristianismo.

Adelantamos aquí dos de estos párrafos, que el lector encontrará también al final de nuestra Selección, donde indicaremos las referencias. Como se verá en el segundo párrafo, la clave del «cumplimiento» del hombre es lo que Jesús vivió respecto a Israel. Cada hombre debe asumir su propia tradición tal como él hizo. La afirmación de Légaut de que «No hay sabiduría más potente…» da que pensar en todo tiempo, y también en éstos que corremos.

1. La religión, tal como un joven cristiano la recibe, por más personal que sea, no le ayuda a desarrollar vigorosamente toda su humanidad. (…) Está más atenta a las ambigüedades presentes en sus profundidades que a la riqueza potencial de las mismas (…). Sin duda lo lleva, de forma útil, hacia su propio conocimiento (…) pero no lo hace sin, a la vez, hacerlo propenso a una especie de timidez y a cultivar en él, pusilánimemente, una cierta debilidad y falta de carácter. Todo esto hace que el cristiano (…) no se alcance a sí mismo (…) como para tener (…) algo de autoridad personal en sus relaciones. (…) Es un convencido más que un creyente y, por esta razón, es tanto menos convincente cuanto más afirmativo.

2. (…) así como los hombres han de aprender a vivir en buenas relaciones con su cuerpo, y no deben detestarlo y, ni mucho menos, mutilarlo cuando sus exigencias se vuelven devoradoras hasta amenazar su integridad humana, así también han de comprender que su sociedad religiosa requiere la misma paciencia, y que es normal que les imponga idéntica pasión. (…) No hay sabiduría más potente que la del creyente que sostiene a su Iglesia sin ser aplastado ni lastrado por ella, que la sirve sin servidumbre, que cree y espera en ella sin ilusiones, y que la ama sin espejismos. Así es como se mantiene el hilo conductor que permite penetrar en la comprensión de lo que Jesús fue para Israel hace veinte siglos (…), sabiduría necesaria para no juzgar erróneamente al cristianismo y, en consecuencia, terminar separándose de él…

Selección de los capítulos XII y XIII de El hombre en busca de su humanidad.

9 comentarios

  • Fico Sánchez Peral

    Izide: Se bienvenida al grupo y gracias por compartir con nosotros tu aliento y por darnos la alegría de comunicarnos, desde tan lejos, tu descubrimiento de Dios desde tu interior. Un fuerte abrazo; Fico.

  • Agradecer con este último tema todo el
    acompañamiento del «Equipo de “ATRIO”».
    Antonio Duato, Domingo Melero, Juan A. Ruescas…
    A todos/as los/as participantes en el Curso, en especial a:
    Asun, Antonio Vicedo, Carmen (Almendralejo),
    Fico Sánchez Peral, Gabriel Sánchez, Jordi Morrós,
    Kaláa, Lali, M. Luisa, Mª Pilar García, Maite Lesmes,
    Oscar Varela, Sarrionandia, etc.
    , por haber
    permanecidos hasta su conclusión.

    A todos y a todas muchas gracias
    por lo que nos habéis ayudado con
    vuestras reflexiones y comentarios.
     
    A A.D., que no se sofoque
    y que se cuide esa pierna.
     
    ————————————————————————
     
    Magnifico y de actualidad todo
    el pensamiento de M.L. en
    «Reflexión sobre el pasado y
    el porvenir del Cristianismo»
    ,
    «Creer en la iglesia del futuro»
    y «El hombre en busca de su humanidad»
    de esta última entrega
    con la que se cierra el curso,
    y que compartimos íntegramente:
     
    Algunos de estos pensamientos,
    ya se han hecho patente
    en los comentarios emitidos:
     
    ● «No hay sabiduría más potente que
    la del creyente que sostiene a su Iglesia
    sin ser aplastado ni lastrado por ella,
    que la sirve sin servidumbre,
    que cree y espera en ella sin ilusiones,
    y que la ama sin espejismos.
    Así es como se mantiene
    el hilo conductor que permite
    penetrar en la comprensión
    de lo que Jesús fue para Israel
    hace veinte siglos (…),
    sabiduría necesaria para
    no juzgar erróneamente
    al cristianismo y,
    en consecuencia,
    terminar separándose de él…»

     
    Otro pensamiento de M.L.:
    «En verdad, Jesús de Nazaret se encuentra “delante”,
    en el porvenir, más que detrás, en el pasado.
    Por la fe, los discípulos son capaces de
    acercarse a su Maestro íntimamente
    a pesar de las considerables diferencias
    que su situación presenta
    con respecto a la suya»

     
    ————————————————————————
     
    En Jesús hemos descubierto que nuestro
    proyecto de humanización, de felicidad,
    nos lleva a vivir una relación profunda
    con Dios que nos hace hijos suyos
    y hermanos y nos impulsa a testimoniarla
    en el amor a los empobrecidos
     
    En Jesús descubrimos la dimensión
    comunitaria-eclesial de nuestra fe:

     
    Para dar fruto la persona debe permanecer
    unida a Jesucristo
    (Jn 15,1 ss.)
     
    El fruto de la unión con Jesucristo es el Amor,
    y el amor nos llena de alegría
    (Jn 15,7 y ss.)
     
    Vivir la existencia como manifestación
    del Amor de Dios trae dificultades.

    Jesús lo advierte.
    Él mismo se pone como ejemplo
    de lo que les va a suceder.
     
    Pero no estaremos solos,
    el Espíritu de la Verdad
    estará con nosotros.

     
    Esforcémonos por vivir desde
    ese Espíritu de la Verdad, desde
    las claves de la comunión y el testimonio.
     
    Descubrir en Jesucristo
    los valores que nos humanizan.

     
    Jesús equipara a Dios y al dinero
    como dos proyectos de vida alternativos,
    dos proyectos de vida antagónicos
    :
     
    Optar por Dios significa vivir
    desde el amor y la comunión

    poniendo la vida al servicio de los otros,
    compartiendo con ellos “techo y pan”,
    es decir, todo lo que somos y tenemos.
     
    ¿Quiénes son los otros?:
    Los otros son las víctimas que causan quienes
    han optado por el dinero en vez de por Dios.
    Los que sufren y los que están sometidos
    por el poder político, económico, religioso, cultural…
     
    Optar por Dios, es sentirse llamado a
    ser instrumento del consuelo de Dios
    para los afligidos y sometidos.
     
    Todos, tanto las víctimas, como
    los que se solidarizan con ella,
    deben tener unas relaciones para
    restablecer el amor y la comunión,
    así como la lucha por la justicia.

     
    Quien tiene un corazón solidario con los empobrecidos,
    va a encontrarse con el apoyo y la solidaridad de otros.

     
    En una sociedad en la que la corrupción se ha extendido,
    la existencia de personas honradas
    (sin dobles intenciones, que aman a la verdad),
    es una necesidad apremiante para los empobrecidos.
    Hacen falta personas honradas en todos los sitios

    (sindicatos, partidos, AA.VV., AMPAS, ONG, parroquias…),
    también en la Iglesia.
     
    ¿Puede ser la Iglesia escuela
    de comunión y testimonio,
    si los que formamos parte de ella,
    no vivimos desde esas claves?
     
    Establecer el principio de la honradez en
    la conducta personal y en la social:

    “Quien no es honrado en lo poco,
    no es honrado en lo mucho”.

     
    Trabajar por la paz, de forma pacífica,
    significa rechazar toda violencia y toda coacción,
    porque son contrarias al amor y a la comunión,
    y en consecuencia son contrarias a Dios que es Amor.
     
    En una sociedad basada en el tener y en el poder,
    es lógico que no se acepte a los que tratan de
    vivir desde el amor y desde el servicio.
     
    Vivir de acuerdo con esos valores llevó a Jesús
    y lleva a sus seguidores al conflicto.
     
    Sabemos que esta opción de vida,
    desde el amor y desde el servicio,
    es la que tiene futuro
    porque es la que Dios,
    que nos ama infinitamente,
    nos propone.

     
    También sabemos que
    vivir desde estas opciones
    tiene importantes consecuencias
    en el plano personal y social:
     
    En el plano personal,
    el que asume estas opciones de vida
    se convierte en sal de la tierra,
    en luz del mundo,
    levadura en la masa,
    grano de mostaza
    en la historia
    .
    Ese es el sentido de su existencia
    y esa es su felicidad.
     
    En el plano social,
    esta manera de vivir
    se convierte en testimonio
    del amor de Dios:

    “Empiece así a brillar vuestra luz ante los hombres;
    que vean el bien que hacéis y glorifiquen a vuestro
    Padre del cielo”
    (Mt 5,16)
     
    ¡Vivamos desde el amor, la comunión y el servicio!
     
    Recibid junto a vuestras familias toda nuestra cercanía.
     
    Con cariño un abrazo
     
    Eduardo Soto
     
    ————————————————————————

  • Izide

    Agradeço à equipe que tem trabalhado neste curso de Légaut e aos ricos comentários.
    Sinto-me iluminada pelo que diz Légaut e desde a entrega “Las dos opciones”  vejo-me dentro e finalmente alguém que viveu o que estou vivendo agora.
    Fico, obrigada pela sua partilha de vida!
    Izide

  • M. Luisa

    A estas alturas de la búsqueda se va viendo que lo propio  de ella, aquello que la inspiró no proviene como iniciativa del instinto humano, dada la insatisfacción espiritual manifestada en las etapas intermedias que Legáut describe en su itinerario.
     
    Atendiendo a la espontaneidad del instinto no deja de verse en él tan sólo un movimiento egoico hacia sí mismo como muy bien señala las dos etapas citadas por el influjo de la especie. Despreocupado de sí el instinto, es decir de su función real hace de la actividad humana simple movimiento egoico,
     
    Lo positivo y lo hasta ahora despreciado del instinto humano es que visto en profundidad viene a proporcionar la base imprescindible desde donde se ha de fundamentar la intuición humana. Porque así como el instinto sólo en él hay espontaneidad en la intuición se atisba ya un mínimo de acción hacia la realidad de algo.
     
    Ahora bien, la intuición en filosofía ha tenido su lado negativo al desgajarla  de su base instintiva y haciéndola obrar en solitario a modo de intención meramente conciencial.
     
    Superar este lado oscuro de la intención vino de la mano del realismo contemporáneo que con el término aprehensión, el cual  también utiliza Legáut, abarca  una comprensión más amplia que la comprendida por el instinto ya que, en efecto, el instinto se tiene y en cambio en la aprehensión se es.  En ella ya se es al concebirse de modo previo el ser humano como realidad aunque ciertamente   sin saber  en plenitud qué sea esta realidad en cuanto tal.
     
    No obstante restablecida esta  unidad primaria,  el se humano se abre a la realidad que atisba y en ello descubre su misión  real (no funcional) y la necesaria interrelación interna que lo constituye haciendo por ejemplo en el caso del instinto no un elemento para sí sino haciendo de él una primera pieza de intelección….

  • Carmen (Almendralejo)

    En verdad volvamos al día de Pentecosté, cuando Jesús no invitó al comienzo, al Galilea, es decir al comienzo de todas las religiones sin que haya nada articial, sin magía y sin chamanería…. sin dogmas sobre D*s, porque el ser humano lleva en sí, el gps genuino,  para dar con el lugar exacto donde habitar un trozo de lugar sagrado, para descalzarse sin imposiciones de ningún tipo.
    Como dice Juan Masiá en su blog

  • Fico Sánchez Peral

    Es difícil comentar ésta entrega, cuando uno no acaba de tener claro en cuál de las situaciones que se reflejan en ella ubicarse (o no le acaba de gustar la le que toca ¿?) y, más aún cuando, al intentar entenderse en una concreta, a lo que tiende es a una reflexión tan íntima que, por más que lo intente, se le hace incomunicable…
     
    Me siento en transición entre dos etapas, aquella en que la acción desaparece y se acepta (no sin cierta nostalgia y hasta resistencia) lo de: «Antes de desaparecer, debe retirarse deliberadamente y aceptar limitarse a existirlimitarse a ser fiel y proponer silenciosamente lo que es esencial para él… » y aquella otra en que (aunque sabe que hace años que ya deambula por ella), «…descubierto el carácter extremo de la soledad del ser, iluminar la soledad desde la fe y aprender a amarla y establecerse en ella… a fin de ser capaz de alumbrar la madurez propia de este tiempo…»  UUUuuuuffffff!!!! Sí, sí, claro que sí; y en ello andamos, con paz interior y gran esperanza, pero cuesta…
     
    Lo de la contemplación que viene después, aún me viene algo grande, capto sólo algunos destellos instantáneos, intermitentes, pero empezamos a rondarlo y a rumiarlo para que nos pille preparados. Tiene gracia la cosa, no sé por qué lo pongo en plural, en un extraño tiempo mayestático e impersonal, como en un sí-pero-no, ilusionado por la intuición próxima de algo que me ha atraído y he deseado toda la vida, pero como que aún no quisiera que ya fuera conmigo la cosa…, (¿será el inconsciente que me traiciona?…, je, je, je).
     
    Respecto al final, del que ya tuve en su día algunos brutales “aperitivos”, la experiencia pese a lo traumático por prematuro, fue de paz. Después, y precisamente gracias a ello, he evolucionado mucho, a penas me reconozco… No reniego de nada, todo forma parte de mi ser y tuvo su valor, es lo que, mal que bien, me ha traído hasta aquí. Y ahora, ¡qué magnifica oportunidad!, gracias a Légaut, a quienes organizaron éste curso, a las aportaciones de todos sus miembros (parte de mi nueva familia espiritual), el enriquecimiento recibido ha sido tal (al menos en comparación con el empobrecimiento previo), que la mirada hacia delante no puede ser más que esperanzadora. Me siento contento e ilusionado, todo parece muy prometedor. «Desde más allá de éste umbral, él los llama, puesto que lo franqueó antes para estar presente a ellos, en lo más íntimo, cuando tuviesen, a su vez, que atravesarlo»
     
    Después de tantas vicisitudes a lo largo de la vida, palos de ciego, palos de dogma, palos de iglesia, decepciones, despistes, intentos esforzados, perseverancias inseguras, etapas de cambio, rectificación, recuperación de mi propia humanidad y descubrimiento desde ella de una nueva espiritualidad, de aprender y desaprender, de nueva búsqueda y de descubrimientos hasta llegar a nuevas y maravillosas inseguridades, más apoyadas en la fe en Jesús, en la filiación-hacia y paternidad-próxima-de Jesús, que en doctrina alguna… Y todo ello pese a las frivolidades y torpezas propias (se dan por sobre-entendidas) del que suscribe, y pese -también- a que la línea de llegada se va aproximando inexorablemente, uno no deja de presentir que se acercan momentos de una potencialidad indescriptible… Para, finalmente, llegar al presente en el que me hallo, confirmado y reorientado desde estas nuevas concepciones de fe en mi mismo, de fe en Dios, de fe en el otro… uno siente que, ¡por fin!, ha recibido el mejor de los tesoros escondidos y no sabe cómo corresponder a él (además de: con fidelidad a lo descubierto, claro) ni cómo expresar su agradecimiento; por eso ya no me preocupa el porvenir…
     
    Y lo dejo ahí, que si me pongo superlativo me pierdo…
    Saludos; Fico.

     

     

     

  • Maite Lesmes

    http://www.golias-editions.fr/spip.php?article3906
    Por si alguien se anima a alguno de estos encuentros este verano.

  • Desembocamos en el hecho de vivir humanamente, cristianamente, eclesiásticamente sin que tales modalidades se interfieran ni se obstruyan. Aquí la fluencia verbal de  Legaut es el río que habiendo recogido todo lo bueno del cauce y habiéndolo depurado en  sus torrentes y en sus amansamientos va a dar en el mar por la muerte que destruye todo lo negativo e ilusorio que lo temporal arrastra consigo.
    Tema difícil de expresarlo por su índole trascendental y difícil de comentarlo por la misma razón. Aquí todos hemos de expresarnos como lo que somos en la hondura de nuestra ezistencia y, sin duda alguna, la mejor expresión es el silencio.

  • mªpilar garcía

    Impresionante el texto de esta semana; parece escrito hoy mismo… experiencia de un creyente.

    Por mi edad, hace algún tiempo que camino por estos derroteros…

    M.L.
    “Antes de desaparecer, debe retirarse deliberadamente y aceptar limitarse a vivir.”

    “Descubrir la soledad del ser…” debe asumirla, aceptarla y amarla, estableciendo en ella su morada.”

    “Vida en estado puro, con la desnudez propia de la condición humana”

    Sus palabras (aunque entre cortadas, para no copiar todo el texto) dicen, lo que experimento personalmente.

    M.L.
    “Jesús de Nazaret se encuentra delante…  más que detrás…”

    “Descubrir quien es Jesús, y que es lo que vivió.”

    Con que claridad expone el devenir, ante el seguimiento de Jesús y su proyecto; para mí, es la manera de experimentar su espíritu en su Mensaje, su vivir, y su final.

    M.L.
    “No hay sabiduría más potente que la del creyente que sostiene a su iglesia sin ser aplastado por ella ni lastrado por ella, que la sirve sin servidumbre, que cree y espera en  ella  sin ilusiones, y la ama sin espejismos.”

    Totalmente de acuerdo, y es lo que me ha dado ¡Vida! la acrecienta entre esas “dudas e incertidumbres” que todo caminar tiene,  (más al acercarse el final del camino) asumidas, te dan más fuerza, en un silencio abandonado, ante el Ser que todo lo llena.

    mª pilar

Deja un comentario