Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4951 Artículos. - 79497 Comentarios.

A propósito del Bautismo de Jesús

Los comentaristas están de acuerdo en que se trata de un momento clave para Jesús y para los primeros cristianos; quizás el más importante de los evangelios. En la escena del Jordán Jesús se reconoció como Hijo de Dios y comprendió su misión como proclamación del Reinado de Dios.

El significado de Hijo de Dios, y el momento en que Jesús fue constituido como tal, fue interpretado de distinta manera ya entre los autores del Nuevo Testamento.

  • Para Pablo y para Pedro “fue constituido Hijo de Dios en plena fuerza a partir de su resurrección de la muerte: Jesús, Mesías, Señor nuestro” (Rom 1,4; Hch 2,36).
  • Para los evangelios sinópticos, fue proclamado Hijo de Dios en le bautismo. -Según Marcos y Mateo fue una experiencia interna de Jesús; según Lucas fue una manifestación percibida por todos los presentes; según el evangelio de Juan fue una visión de Juan Bautista-.
  • Para los evangelios de la Infancia, la plenitud del Espíritu Santo y la filiación divina se remontan al momento de la encarnación. Para el prólogo del evangelio de san Juan, hasta el principio de la creación.
  • Para los concilios del siglo IV, desde toda la eternidad.

Ante esta variedad de interpretaciones he recordado la historia de aquel niño descalzo y desarrapado que contemplaba embobado un escaparate. Se le acerca una señora y le pregunta qué está mirando. Le estoy pidiendo a Dios que me regale unos zapatos. La señora se conmueve, entra en la tienda, le compra zapatos, calcetines y ropa para que la lleve a casa y se vista. El niño al despedirse le dice: Señora, ¿es usted la esposa de Dios?

Yo quisiera ser ese niño, yo le envidio; pero yo no soy ese niño. Envidio también la ingenuidad de ese pueblo sencillo que en las peores circunstancia dice “diosito nos acompaña siempre”. Desearía ser como ellos “porque de ellos es el reino de Dios”.

Yo no soy como ellos; los estudios históricos y literarios no me permiten creer en la estrella, los magos, las palabras textuales de un ángel… Yo necesito comprender -“Fides quaerens intellectum”- o al menos intentarlo; aunque sé que no puedo comprender la relación entre lo infinito y lo limitado, entre la eternidad y el tiempo.

Comprendo la situación de los que vienen de vuelta, de los que dicen que “la teología es una rama de la ciencia ficción”, de los que dicen que no necesitan explicaciones, aunque quizás ya se están aferrados a alguna.

Yo quisiera, sobre todo, tener la experiencia mística de la unión con Dios, pero no la tengo y me resigno a tratar de comprender.

Comprender para satisfacer mi inquietud, pero también para dialogar con quienes rechazan una interpretación ingenua, contraria a los conocimientos históricos o científicos actuales.

En mi afán de comprender encuentro en los comentaristas tres líneas de interpretación de la divinidad de Jesús como Hijo de Dios.

  • Jesús, Hijo de Dios, Verbo encarnado, es Dios, de la misma naturaleza que el Padre y que el Espíritu Santo. Un solo Dios y tres personas.
  • Jesús, Hijo de Dios, Verbo encarnado, significa -igual que al hablar de la Sabiduría o del Espíritu de Dios- una manifestación o intervención especial de Dios en la Historia.
  • Jesús es Hijo de Dios como todos nosotros, aunque en mayor plenitud, porque todos somos manifestaciones –formas- del único Dios, del único Ser. “La ola es el mar”.

Desde mis estudios de Filosofía vacilo entre un sistema aristotélico –más lógico y experimental-y un sistema platónico –más intuitivo y místico-. Las dos primeras interpretaciones de Jesús como Hijo de Dios se alinearían entre los sistemas dependientes de Aristóteles; la tercera pertenece a la esfera platónica.

No creo que ningún sistema pueda presentarse como verdad completa y absoluta. Sencillamente, nuestra mente no puede retener los dos extremos de una realidad que nos rebasa y se nos escapa.

Por aproximación, y consciente de que “al hablar de Dios cometemos más errores que aciertos” (Concilio Lateranense IV), ahora, cada vez me inclino más por la concepción platónica. Ya decía el salmista (Sal 82,6)

Aunque seáis dioses,

E hijos del Altísimo todos,

Moriréis como cualquier hombre.

 

39 comentarios

  • Me encanta. Están ustedes jugando una partida de ajedrez. El que juega con blancas sigue a un determinado maestro y el que juega con negras, a otro.

    Se han preguntado alguna vez si son mejores las blancas o las negras? No hay mejor ni peor, pero las estrategias son diferentes. Porque las blancas salen. Una vez que han transcurrido algunas jugadas, ya da igual. Depende de la forma de jugar.

    Supongo que recordarán aquel verano de los setenta y poco. En mi casa había una especie de torneos en la siesta. Era la menor, de mis hermanos y de sus amigos. Pero ahí que me metía. Mi padre era un gran aficionado y vio en su hija una mina. Nadie quería jugar con él. Era agotador. Te devolvía todas las jugadas explicándote el porqué. Agotador. Hasta que se cansaba y zas . Te liquidaba. Mis hermanos se ponían de los nervios.

    A mi me encantaba. Me enseñó a pensar que cualquier opción tiene repercusión. A veces inmediata y a veces en cuatro o cinco jugadas.

    Pues eso pasa. Ustedes dos juegan muy bien. Además tienen la amabilidad de hacerlo de manera inteligible. Gracias.

    Pero lo que está en juego es el modelo de cristianismo, no una copa de campeón. No cabe duda que las blancas las juega Santiago. Sale con ventaja. Al menos de principio. Pero cuidado.

    Es que me encanta esta conversación. Dos modelos distintos. Dos estrategias distintas. Ambos convencidos de que lo que hacen es lo mejor.

    Pero hay demasiado en juego. Querido Santiago, lo valoro un montón. Pero voy con las negras

    Saludos a los dos.

     

    • oscar varela

      Excelente mirar y proponer
      la metáfora del juego dramático del Ajedrez!
      …………….
      La vida es
      ese intransferible
      juego dramático
      en el que
      se me va la vida.
      …………….
      La vida es el drama
      que uno tiene consigo mismo,

      como si conversara
      con el fuelle (espíritu) de su bandoneón:

      • Ten cuidado. Los amores ausente nunca son reales del todo. Si lo fueran, serían presentes.
        Los recuerdos nos hacen jugarretas. Eso dicen los neurólogos. Eliminamos lo que no nos gustan y lo sustituimos por lo que nos hubiera gustado que fuese.
        Eso dicen. No sé. A lo mejor tienen razón.
        No soy muy de Pablo de Tarso. Pero esa lectura que se hace en las bodas , de una carta a no sé quiénes y que tampoco sé si es auténticamente suya o no, hace una descripción del amor fantástica. Y mira que no es fácil. Pero le falta, a mí juicio, un pequeño detalle: el amor ha de ser mútuo. Si no lo es, no se vale. Es una idealización.
        Así que olvídate de lo que fue. A lo mejor ni lo fue. Y si lo fue y ya no lo es. Pues ya no es.
        La vida, querido amigo, la vida sigue.
        Un abrazo.

      • oscar varela

        Dices: “la vida sigue”
        Una de los Asuntos con que “sigue”
        son lo que “hicimos y nos pasó” ANTES.
        Somos “herederos” de nostros mismos!
        Tú misma lo certificas a cada rato!

      • Aprendí a seleccionar

    • Santiago

      Yo también admiro su forma elegante de jugar y su aguda inteligencia,… pero en este caso no se trata de ganar la partida sino de encontrar el camino verdadero, ya que TODOS obramos por un fin y nos dirigimos, consciente o inconscientemente, hacia esa meta final.

      Indudablemente que buscamos una “aproximación” válida hacia la verdad puesto que todos nosotros deseamos encontrar lo verdadero, lo que es auténtico. No queremos la mentira sino lo genuino..No confiamos cuando vemos un rasgo inauténtico…Nuestras amistades deben ser confiables para ser creíbles. Por eso no da lo mismo una teoría que otra, una ideología que otra, una creencia que otra..puesto que tendemos a lo que es “más probablemente auténtico”…lo que tuvo testificalmente mas coherencia e historicidad ya que los hechos “hablan por sí mismos”y cobran fuerza cuanto hay más testigos que coinciden en afirmarlo como real en su esencia. Por eso, no es lo mismo la metáfora y el lenguaje figurado que lo que en realidad ocurrió. Pueden existir muchas interpretaciones, si embargo, éstas no cambian la naturaleza íntima de lo que realmente ocurrió.
      No queramos ser relativistas sino honestamente y humildemente realistas.

      Un saludo y gracias por el comentario

      Saludos cordiales

      • Perdón.
        Sí se trata de ganar la partida.
        No me refiero a ustedes dos. Me refiero a los que organizan el torneo.
        Porque una concepción u otra de los evangelios tendrá repercusiones definitivas.
        Tengan cuidado, no los utilicen a ustedes como peones en una metapartida de ajedrez.
        Tengan presente que hay personas con botas llenas de barro, como dice el cuento de Rodrigo.
        Paz y bien.
        Me encanta esa despedida

    • Rodrigo Olvera

      Querida Carmen, me ha encantado tu metáfora del ajedrez; aunque te he de decir que yo voy con la bota con lodo.

      Con lo que te he leído acá, creo que no te desagradará esa opción.

      EL OTRO JUGADOR*
      Un grupo de jugadores se encuentra enfrascado en un importante juego de ajedrez de alta escuela. Un indígena se acerca, observa y pregunta que qué es lo que están jugando. Nadie le responde. El indígena se acerca al tablero y contempla la posición de las piezas, el rostro serio y ceñudo de los jugadores, la actitud expectante de quienes los rodean. Repite su pregunta. Alguno de los jugadores se toma la molestia de responder: “Es algo que no podrías entender, es un juego para gente importante y sabia”. El indígena guarda silencio y continúa observando el tablero y los movimientos de los contrincantes. Después de un tiempo, aventura otra pregunta “¿Y para qué juegan si ya saben quién va a ganar?”. El mismo jugador que le respondió antes le dice: “Nunca entenderás, esto es para especialistas, está fuera de tu alcance intelectual”. El indígena no dice nada. Sigue mirando y se va. Al poco tiempo regresa trayendo algo consigo. Sin decir más se acerca a la mesa de juego y pone en medio del tablero una bota vieja y llena de lodo. Los jugadores se desconciertan y lo miran con enojo. El indígena sonríe maliciosamente mientras pregunta:
      “¿Jaque?”.

      En este juego eclesial, ya sabemos quienes siguen ganando. ¿Se te antoja que busquemos nuestras botas?

      Abrazos y esperanzas

      *cuento zapatista, presentado por el SCI Marcos al encuentro intercultural “Los caminos de la dignidad: derechos indígenas, memoria y patrimonio cultural”, 12 de marzo de 2001

      • Es que es eso lo que está sucediendo. O las personas normales entendemos o se acabará esta historia. Cien años, doscientos… pero terminará desapareciendo.
        A lo mejor es lo mejor. No lo sé. La verdad, no lo sé.

      • Mª Pilar

        ¡Genial!
        Un abrazo lleno de esperanzas… así, así se hace camino…
        pili

  • José P. Canales

    Santiago dice: “Marcos, discipulo de Pedro escribio a instancias de los fieles de Roma, QUE dirigio su evangelio principalmente a los “gentiles” Y pone de relieve muchos mas que la mesianidad, la divina filiacion de Jesus..por eso narra los milagros y la expulsion de los demonios…Por ultimo, Juan, el discipulo amado de Jesus, en el cuarto evangelio, expone…” Con mucho respecto Santiago, Marcos no era petrino, sino paulino. Los apóstoles no entendieron a Jesús en el evangelio de Marcos, y por los presentes históricos que aparecen lo largo de dicho evangelio, sabemos que en la época en que escribió Marcos, los apóstoles y Pedro, aún no entendieron el “secreto mesiánico” o sea verdadero sentido del mesianismo universalista y pacífico de Jesús, que deberían haber entendido sus discípulos (teniendo ojos no veis…) una vez muerto y resucitado, la concepción de Mesías para ellos, continuaba siendo una obstinada concepción muy judía, nacionalista y guerrera. La expulsión de los demonios, no son expulsiones de demonios, sino de concepciones mesiánicas que tenían los fanáticos judíos nacionalistas de aquella época, por eso Jesús hace callar a los espíritus inmundos que creen que Jesús es el Hijo de Dios nacionalista y triunfalista. Por otro lado los milagros no son milagros reales sino teológicos, las curaciones de ciegos, son signos representativos de los apóstoles que siguen ciegos a la realidad del mesianismo que les pretende enseñar Jesús. Para instruirles, les propone milagros que en realidad son catequesis doctrinales sobre la fe y la videncia espiritual, no solo para los apóstoles sino también al mismo tiempo para los novicios, los temerosos de Dios, de la comunidad marquiana. Tampoco Juan, es ningún discípulo amado por el Jesús histórico. En el evangelio tan simbólico y lleno de metáforas del círculo joánico, el discípulo amado es solo un personaje representativo, prototipo del discípulo ideal. El que llega primero a la tumba vacía, después de la carrera entre Pedro y él, pero que, al ser un discípulo ideal, que no real, cede el honor de entrar primero a Pedro. Y en la cruz al lado de la madre de Jesús, la “mujer” que representa la antigua alianza, Jesús le dice a esta “mujer” que deberá vivir en la casa del “hijo”, o sea de la nueva alianza representada por el paradigma del discipulado perfecto de Jesús, el discípulo amado.

     

    Dice Gabriel Sánchez: “Les preguntó: «¿Cómo dicen que el Cristo es hijo de David?42 Porque David mismo dice en el libro de los Salmos: = Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra 43 hasta que ponga a tus enemigos por escabel de tus pies. =
    44 David, pues, le llama Señor; ¿cómo entonces puede ser hijo suyo?» (Lc. 20)” En principio Lucas copia de Marcos 12, 35-37. Pero esa exégesis del Salmo 110,1, es un poco extraña. No es David el que cantaba este salmo en la extronización real, en la que según el profeta Natán en 2 Samuel, el rey era ungido como Hijo de Dios especial, sino que este salmo era cantado por el pueblo y por los levitas. Así, es lógica la exégesis rabínica judía en la que Adoni es Dios y Adonai es mi-nuestro señor el rey. El rey que fuera entronizado-ungido en aquel momento.

     

    Dice Lali: “A mi juicio, la idea de que Jesús es Dios fue impensable para sus contemporáneos. La expresión “hijo” no tiene en el evangelio sentido metafísico (alguien que procede de otro), sino existencial y práctico (alguien que se parece a otro). En la mentalidad judía de la época un hijo demuestra serlo porque se parece a su padre”. Hijo de Dios para los judíos evidentemente no era un hijo óntico, sino por adopción. Marcos utiliza la expresión “hijo de Dios” a la griega. Un hijo de Dios mejor que Augusto, o que los semidioses nacidos de Zeus, por ejemplo. Por eso Mateo y Lucas, dan a Jesús un nacimiento especial, fruto de la unión de Dios con una mujer mortal. También por eso en el juicia de Jesús en casa del sumo sacerdote Caifás (mc 14,53ss), este cree que Jesús comete blasfemia al autodedominarse Hijo de Dios y se rasga las vestiduras. Es lógico que no podía considerarse balsfemia ser hijo de Dios a la judía, es decir por adopción o por empecinarse en creerse un mesías. En todo caso lo hubiera tomado por loco.

     

     

    • Santiago

      Por supuesto tampoco yo podía creer lo que veían mis ojos…que después de tantos años todavía hubiera un comentario a este artículo de Gonzalo Haya…pero revisé varias veces las fechas…y tuve que convencerme. Te agradezco José Canales por el interés y la deferencia y la paciencia por tu comentario sorprendente..

      Con respecto al mesianismo, no hay duda que a aquéllos judíos-discípulos les costó mucho aceptar “otro tipo” de Mesías, no el esperado, no el triunfalista sino el humilde Jesús que venía a “servir” y a “a no ser servidos”…Sin embargo los judíos SI entendía, los “milagros de Jesús” como como algo extraordinario…Ellos sabían que Jesús tenía “algo mas” que un mero profeta itinerante…Sabían que los casos de posesiones diabólicas existían claramente pero que maliciosamente lo atribuían a Beelcebul príncipe de los demonios. (Mateo 12:27) Y el resucitado por Jesús, Lázaro de Betania, aparece en un banquete sirviendo a Jesús y a los otros comensales, dando testimonio así del poder de Jesús sobre la muerte (Juan 12:1-2) y hasta Herodes Antipas sabía de los milagros de Jesús y esperaba que hiciera uno en su presencia..(Lucas 23:6-8) Por eso dice el Evangelio que “Su fama se extendió por todos los lugares de la región (Lucas 4:31-37)

      Con respecto a la frase hijo de Dios, por supuesto, que el concepto de realeza de los antiguos reyes de Israel y los emperadores romanos se encuentran en una mera teología política..Sin embargo, este concepto cambia en el Nuevo Testamento…Los judíos entendieron perfectamente que Jesús hablaba de su filiación divina cuando Jesús les pregunta que por cual de sus “obras buenas” le apedreaban..y ellos responden:

      “No te apedreamos por obra buena alguna, sino por blasfemia y porque Tú, siendo hombre, te haces Dios” (Juan 10,32-33) También Caifás le entendió perfectamente junto con el Sanedrín…y fueron los que le comunicaron a Pilato que Jesús debía ser condenado a muerte puesto que de acuerdo a la Ley de Moisés nadie podía igualarse a Dios…Por otro lado Jesús habla al Padre como ABBÁ…algo mucho mas íntimo que la forma judía de dirigirse a Yahve…
      Este es Juan Apóstol en Sus Memorias escritas a instancias de los Obispos del Asia Menor…y transmitidas por sus discípulos y oyentes como Papías Obispo de Hierápolis y como ratifican autores modernos como Peter Stuhlmacher, Eugen Ruckstuhl y Peter Dsuchlnigg. Juan Apóstol, Evangelista y Teólogo y sus discípulos en Efeso fueron y son personas históricas..

      Muchas gracias José por la oportunidad

      Saludos cordiales

      Santiago Hernández

  • Santiago

    RODRIGO, muchas gracias por tus palabras…tambien te expreso el mismo afecto hacia ti y se que la razon -ayudada por la fe- te haran profundizar mas en el misterio de la Revelacion del Padre en el Hijo, su Verbo encarnado, que se llama Jesucristo…Este es pues ayer,hoy y manana, no hay ninguna fragmentacion, pues esta o se encuentra en la unidad perfecta de las personas divinas…Y ASI se nos hizo ya y se nos hace presente siempre y tambien promete EL un futuro feliz…esta es la esperanza cristiana para los que de antemano lo aceptaron, lo aceptan actualmente y lo aceptaran en el futuro…Es esta LA unidad central del misterio de Cristo, la que se nos manifiesta en esta vida con suerte -aunque sea tenuemente- como la realidad perenne y la esperanza futura…a ella ciertamente todos estamos llamados….un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Gabriel Sanchez

    El contexto es importante para idetificar los sentidos el activo parte de quien hace la acción, el pasivo no …

    Pero en realidad no es lo central muy cierto Lali…Un beso grande.- Gabriel

  • Lali

    Hola Gabriel. Con mi comentario no he querido entrar en otra cuestión, sino en indicar sencillamente que, como ésta de 1 Jn, hay otras citas en la que el verbo se escribe asociado a Dios. Nada más. Se trata del mismo verbo. La única diferencia estriba en que en un caso el perfecto aparece en voz activa y en el otro en pasiva.
    Un abrazo
    Lali

  • Gabriel Sanchez

    Estimada hermana Lali…en primer lugar recibe mi abrazo fraterno y mi admiración por tu capacidad de estudio y profundidad en la búsqueda…pero muy modestamente me sirvo en matizar vuestra afirmación con el mayor de los respetos…

    La lectura que tu citas, dice exactamente…
    “Queridos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios.” (1Jn 4, 7)

    jAgaphtoiv, ajgapw`men ajllhvlou”, o{ti hJ ajgavph ejk tou` qeou` ejstin, kai; pa`” oJ ajgapw`n ejk tou` qeou` gegevnnhtai kai; ginwvskei to;n qeovn.

    Ergo, quien no ama no ha nacido de Dios…(1Jn 3,10), en ella Juan desarrolla la idea que ha planteado en toda esta carta, que es que el amor es Dios y quienes aman son hijos de Dios, es nacidos de Dios, así como quienes no aman son hijos de….veamos la cita textualmente.-

    En esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del Diablo: todo el que no obra la justicia no es de Dios, ni tampoco el que no ama a su hermano. (1Jn 3,10)…No significa que Dios lo engendro, o que el diablo lo engendro…

    Entre otras cosas porque para nacer de Dios debemos amar…y para esto debemos haber sido engendrados anteriormente…no se pueden amar sin ser engendrado…

    En definitiva existe una diferencia entre los verbos…aunque tengan la misma raíz…

    ejgevneto דַלּוּי; nacido
    gegevnnhtai engendrado – די ִלוֹה;

    Por esto se traducen con conceptos diferentes Engendrar y nacer…

    Antes que nada lamento que la letra Graeca II, no aparezca en atrio, hay una transformación a otro tipo de letra, que lee, pero no con caracteres griegos…pero igual vamos a intentarlo, hasta ahora si por suerte lee los caracteres hebreos…
    Un cariñoso abrazo.- Gabriel

  • Lali

    A Gabriel Sánchez.
    Sólo por razones de rigurosidad, respecto a lo que afirmas: “Vamos a ver algunas cosas importantes, hay un verbo engendrar usado en el salmo y citado en el libro de los Hechos…, que no es usado en ningún otro caso con respecto a Dios…”, te aporto una cita (hay otras) en el que encontramos el verbo griego al que aludes asociado a Dios: “Todo el que ama ha nacido de Dios” (1 Jn 4,7).
    Un abrazo
    Lali

  • Rodrigo Olvera

    O sea, Santiago ¿que Jesús fue CONSTITUIDO como Hijo de Dios antes de nacer; lueg otra vez al nacer; luego otra vez en el bautismo en el Jorndán; luego otra vez al ser resucitado? vaya… peor que apelación en segunda instancia y casación ante el Supremo 😉

    Va..dejémoslo así

    Un abrazo… sabes que te tengo mucho cariño.
    Rodrigo

  • Santiago

    RODRIGO, agradezo tus comentarios y tus agudas observaciones…COMO yo estoy anclado en la persona de Cristo considero nada mas que la unidad de esa persona, como realidad en la historia y en la fe pero…comentada, por los testigos, bajo diversos aspectos…Por eso es notable que San Pablo no solo enfatice la resurreccion pero tambien la justicia de Cristo por la FE en Cristo, la persona divina de Cristo, Dios y hombre, y su obra redentora y la participacion mistica de la muerte y la vida de Cristo en un organismo que el presenta como el CUERPO MISTICO de Cristo
    POR otro lado, LUCAS, discipulo de Pablo, se dirige a las iglesias fundadas por San Pablo y en el prologo a Teofilo dice QUE escribe “para que reconozcas la firmeza de las ensenanzas que recibiste” (I,4) pero la verdadera tesis de Lucas es el evangelio mismo “que es una fuerza de Dios ordenada a la SALUD para TODO el que CREE” (I,16) o sea, la UNIVERSALIDAD de la salud por CRISTO que es precisamente el TEMA de la ESPISTOLA de S. Pablo a los Romanos
    Y asi MATEO se dirige a los judios de Palestina para demostrar la mesianidad y divinidad de Jesus de Nazaret…mientras Marcos, discipulo de Pedro escribio a instancias de los fieles de Roma, QUE dirigio su evangelio principalmente a los “gentiles” Y pone de relieve muchos mas que la mesianidad, la divina filiacion de Jesus..por eso narra los milagros y la expulsion de los demonios…Por ultimo, Juan, el discipulo amado de Jesus, en el cuarto evangelio, expone un choque entre la LUZ y las TINIEBLAS, con mas elaboracion teologica..La LUZ triunfa de las tinieblas con la difusion de sus claridades doctrinales y con la RESURRECCION a la vida eterna…ES, PUES, EL MESIAS, Cristo, visto desde distintos angulos bajo la mirada de testigos autorizados por la tradicion historica, los que estuvieron mas cerca de EL, que complementariamente coinciden en lo esencial.. Y que siguiendo el mandato del Maestro nos legaron las diferentes piezas que constituyen el Cristo de la Revelacion, el mismo que llego hasta nosotros, en este mismo siglo….un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Gabriel Sanchez

    …como está escrito en el salmo segundo: ‘Tú eres mi Hijo; yo te he engendrado hoy (Hch 13,33b)…

    ר ַבּ hijo-nieto (carnal) – Bar enásh – hijo del hombre
    – Bar Elahín Hijo de Dios

    Les preguntó: «¿Cómo dicen que el Cristo es hijo de David?

    42 Porque David mismo dice en el libro de los Salmos: = Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra
    43 hasta que ponga a tus enemigos por escabel de tus pies. =
    44 David, pues, le llama Señor; ¿cómo entonces puede ser hijo suyo?» (Lc. 20)

    Vamos a ver algunas cosas importantes, hay un verbo engendrar usado en el salmo y citado en el libro de los hechos con respeto al Padre, que engendra al hijo (gegevnnhka – די ִלוֹה;)…que no es usado en ningún otro caso con respecto a Dios, ese termino se usa fundamental en el engredar la prole humana…pues toda la humanidad somos hijos por adopción…Mientras con todo lo demás se habla de crear…creo el cielo y la tierra, creo al hombre (ejpoivhsen – Septuagina) (ארב QAL)…Existe una relación distinta…

    Ahora bien el Salmo 2…dice…
    El me ha dicho: «Tú eres mi hijo; yo te he engendrado hoy.

    Ahora bien, si queremos saber con precisión el kairos en que el hijo fue engendrado…Pablo viene en nuestra ayuda

    9 Pues a los que de antemano conoció, también los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que fuera él el primogénito entre muchos hermanos; (Rom 8,29)

    Ese hoy…no refiere a un tiempo cronos…sino a un tiempo Kairos… La acción de Dios se realiza sin tiempo, no es un ser temporal, creo y engendro…acción que se hizo, se hace y se hará… ¿como es esto?…La creación –Salvación se continua realizando, alguna vez citando al gran Torres de Queiruga, dijimos desde abajo y desde adentro…del hombre, de la historia…hemos sido llamados a ser cocreadores y también El Verbo, fue engendrado en el principio de los tiempos…lo engendrado, reviste la misma naturaleza que el engendrante…pero esa acción continua en el tiempo …hasta que Cristo…SEA TODOS EN TODOS…(Col.11,3)…
    … Sin embargo admito una cuestión obvia, más allá de mis torpezas y oscuridades…todo el sentido, el fuego y la poesía de mi vida y de mi lucha en esa vida, ha sido, ese Dios hecho hombre, que nos hizo capaces de recibir su ternura y su cariño…y darle el nuestro…porque se hizo uno de nosotros…Con cariño para todos… tanto para piensen igual o lo hagan diferente, un abrazo desde Montevideo.- Gabriel

  • Mª Luisa

    Perfecto Sergio, cómo identifico mi modo de pensar la cuestión de la realidad a tu explicación y en este caso la de la divinidad porque la realidad es algo que acontece y expresarla mediante el símbolo es hacerla sustantiva y dinámica despojándola, por tanto, del signo opresor y sustancial aristotélico.

    En principio me parece excelente la opción platónica tal como ve Gonzalo Haya, sin embargo me hace pensar en el peligro subrepticio del idealismo.

    A ambos, un saludo cordial

  • Sergio Zalba

    No seré muy original. Reconozco que me repetiré a mí mismo. Pero hasta el momento no encuentro un modo mejor de expresar cómo entiendo la divinidad de Jesús.

    En la experiencia de sus inmediatos, Jesús se constituyó en ‘símbolo de Dios’. Y un símbolo no es un mero signo o cosa que refiere a otra distinta de sí. En el símbolo está realmente lo simbolizado, por ello pudieron decir que Jesús es Dios y por ello Jesús supo decir “Quien me ve a mí ve al Padre”.

    La realidad (simbólica) es completamente real y acontece en el vínculo entre el objeto (símbolo) y el sujeto (personal o colectivo) que interactúa con él. El símbolo no es una fantasía sicológica ni tampoco una metáfora: es un verdadero modo de ser en el que lo simbolizado acontece realmente.

    Claro que es más sencillo apelar a otras categorías: en un extremo, a la de sustancia (hypóstasis, unión hypostática) y en el otro, a la metáfora o al signo. La del símbolo, a mi gusto, tiene una hondura mucho mayor pero dado que los símbolos emergen desde la experiencia vital exceden, sobrepasan a la razón discursiva. Por ello, se hace tan compleja su descripción.

  • Lali

    Pienso que los dogmas han originado un tapón en muchos de nuestros cerebros impidiéndonos que fluyan con libertad pensamientos desamarrados de conceptos tenidos por verdades inmutables.

    A mi juicio, la idea de que Jesús es Dios fue impensable para sus contemporáneos. La expresión “hijo” no tiene en el evangelio sentido metafísico (alguien que procede de otro), sino existencial y práctico (alguien que se parece a otro). En la mentalidad judía de la época un hijo demuestra serlo porque se parece a su padre. Los evangelios hablan de Jesús como el Hijo porque es el que más se parece a quién el se atrevió a calificar como ABBA. El término “hijo” tiene en el evangelio el sentido de Modelo al que hay que parecerse. Él, el de Nazaret, no expresó su idea de Dios conceptualmente; para referirse a Él imaginó la ternura explosivamente femenina del padre más amoroso, por eso señaló la generosidad como valor supremo, el que mide la altura humana: “La esplendidez da el valor a la persona. Si eres desprendido toda tu persona vale (Mt 6, 22). La parábola del “padre apasionado y acogedor” (mal llamada del “hijo pródigo” Lc 15,11-32) se dirige a los religiosos cuya dogmática les hace incapaces de comprender ni su condición de hijos ni la absoluta generosidad del padre: “Todos los recaudadores y descreídos se le iban acercando para escucharlo; por eso tanto los fariseos como los letrados lo criticaban diciendo: Éste acoge a los descreídos y come con ellos”. (Lc 15,1).

    En mi opinión, seguir el camino del dogma extravía. Por la vía del dogma los espíritus impuros serían el paradigma de la ortodoxia: “Y los espíritus inmundos, cuando percibían su presencia, se postraban ante él y gritaban: Tú eres el Hijo de Dios” (Mc 3, 11).
    Saludos
    Lali

  • p.d. ¿cómo puedes decir que es lo mismo afirmar que el momento en que Jesús es constituído como Hijo es en la pasión, a decir que lo es al momento de nacer, que decir que lo es antes de nacer? Sé que para tí es importante el enonctrarle una forma de armonizar como una sóla tradición lo que son desarrollos desiguales del largo caminar del cristianismo. Siempre lo he respetado. Pero francamente no se puede afirmar que es lo mismo el momento A, que el momento A- 30 años, que A- 5000 años sin renunciar a la honestidad intelectual.

    Y no es sólo una cuestión cronológica; sino de comprender “qué” es lo constitutivamente CRISTICO en Jesús: para Pablo es la resurrección; para los sinópticos es su vida pública; para los desarrollos posteriores es Jesús mismo, incluso metafísica y metahistóricamente. Son tres cristologías completamente diferentes.

  • Santiago

    No se trata de “dejar” la relación razón/fe para quienes tienen fe. Si lees el artículo que cito, verás que en Tomás de Aquino hay tres niveles o tipos de verdad: las naturales, las reveladas y los prolegómenos o preámbulos de la fe. Las verdades naturales se alcanzan con la razón (no por la fe); las verdades reveladas se alcanzan por la fe (no por la razón); y los preámbulos de la fe se alcanzan tanto por la razón como por la fe. Así, la relación razón/fe en Tomás de Aquino es: para las ciencias, la razón; para el alma, la fe. En Aquino, la fe es más importante que la razón, porque las verdades naturales no torgan salvación, sólo las verdades reveladas.

    De modo que, siguendo a Aquino, ni siquiera deberían plantearse un conflicto entre razón y fe respecto de asuntos científicos: simplemente, ahí es campo de la razón y no de la fe. (Por éso la síntesis de Aquino fue un avance frente al pensamiento agustiniano de descalificación de la razón)

    Ahora, en el caso de Ratziger, la relación entre razón y fe es de subordinación. No se respeta la clase de verdad a que atienden razón y fe como campos separados (en lo que el Concilio llamada Jerarquía de Verdades para respetar la autonomía de las ciencias). Se presenta como una relación de conflicto, en el que la razón sólo es reconocida “si y en tanto” se subordine y no contradiga a la fe. Por éso es un paso atrás, ya no sólo frente al Concilio Vaticano II, sino incluso frente a Tomás de Aquino.

    Saludos cordiales

  • Santiago

    Yo creo tambien que los textos de S. Pablo elaboran ya una cristologia bien desarrollada, que los sinopticos corroboran y que Juan completa, estableciendo una especie de cronologia.De esta manera, hay un sentido holistico dentro de la tradicion de la iglesia, que no puede leerse fuera de esta, en lo que constituye el Pueblo de Dios..Por otro lado, es dificil de explicar porque tenemos que dejar a un lado la ralacion entre razon y fe, cuando es logica esta interaccion, no solo porque pueda aplicarse a las ciencias naturales sino porque partiendo de lo humano podemos “pensar” lo divino…la exclusion de esa relacion, aun en el actual pensamiento humano, no parece explicar nada, sino todo lo contrario: no querer encontrar la respuesta..saludos de Santiago Hernandez

  • Hola Antonio

    El pasaje del Templo es parte de los llamados Evangelios de la Infancia, a lo que sí hizo referencia Gonzalo: “Para los evangelios de la Infancia, la plenitud del Espíritu Santo y la filiación divina se remontan al momento de la encarnación.”

    Un abrazo

  • Antonio Vicedo

    Creo que, si en La Escritura nos basamos, no debe pasarnos por alto la manifestación personal de la conciencia de SU Filiación Divina en el pasaje del Templo tratando con los Entendidos de lo divino ya en su PREADOLESCENCIA. Parece ser que la reacción de María y José, no entendiendo la respuesta del CHAVAL, da pié para ello. Otra cosa es la prudencia, exigida por el modo de Encarnación, a la que Jesús se aviene, repetida permanentemente en casi todos los momentos de su vida hasta la Muerte y Resurrección.

  • mªpilar garcía

    “Sentirse “llamada, atraída, y… deseosa de buscar…”

    Intentar comprender el Mensaje y la Vida de Jesús.

    Comenzar a sentir que está en mí, me rodea, me llena, me estimula, lo experimento en cada cosa, situación, decisión, pensamiento, asumir, comprender, lo que va sucediendo en mi vivir, y en el de los demás…

    Y comienza una andadura distinta, La Palabra va tomando Vida, inunda la mirada, todas las “cosas” tienen otro valor…

    Lo que era importante (por haber sido así aprendido) deja de tener importancia, y empiezan a encajar todas las preguntas, las dudas, las luchas…

    Solo importa, intentar con todo el corazón, seguir sus pasos, vivir con la mirada que el vivió, y todo va encajando.

    Nunca los estudios ¡solos! Los seguimientos sin interpelarse uno mismo, el no adentrarse en nuestro interior, el no conocernos sin caretas etc. etc. Nos llevará a comprender lo que es incomprensible aquí, ahora.

    No importan, como, cuando, porque…

    O me llama su estilo de vida, o nada aportará luz ante lo que es misterio, cargado de una tremenda parafernalia humana.

    Hay que estar desnudos ante El, y aceptar o no su invitación, porque solo ella, seguida con la mayor sencillez y limpieza de corazón, nos llevará a su Esencia, aunque no la comprendamos, porque eso no es lo importante.

    La hermosa cita que nos deja Luis González Morán, lo dice todo.
    mª pilar

  • carlos alejos

    Lo central de este texto es el contexto en que ocurre este acontecimiento. Se vivia una experiencia de opresion de las cuales juan denunciaba sin miedo a los poderosos. El bautismo es la dexision de asumir el camino de luchar contra todo aquello que va contra la vida y el Reino de vida.
    carlos alejos.
    callao peru.

  • Querido Gonzalo Haya

    Tu texto ha tocado muchos pasajes interiores. Ánimo con esa búsqueda. Personalmente, aunque siempre seducido por la filosofía y las ciencias sociales, no dejo pertenecer a esos sectores del “diosito nos acompaña siempre, manque no exista” 😉

    En otro nivel, no dejo de notar dos cosas:
    a) Sobre el momento en que Jesús es constituído Hijo de Dios; es significativo el orden en que enlistas las distintas opciones, porque es un orden cronológico. Los textos paulinos son más cercanos a la vida histórica de Jesús que los textos sinópticos de los evangelios; éstos más cercanos que los textos de la infancia; y éstos más cercanos a los concilios.

    b) Sobre Aristóteles, y sobre teología/fe/razón, hay un artículo muy bueno en redes cristianas. La hipótesis es que la vinculación entre aristotelismo y fe cristiana (razón con grado de autonomía pero necesitada-subordinada de la revelación) fue un paso adelante en la época de Tomás de Aquino, pero es un paso atrás en la época de Ratzinger. Te lo comparto por si sirve en tu búsqueda
    http://www.redescristianas.net/2010/01/09/%c2%bfquien-teme-a-ratzingerluis-felip-lopez-espinosa/

    Saludos cordiales

  • Santiago

    Muy interesante Gonzalo tu articulo y todos los comentarios LOS que me han parecido muy apropiados…HAY que recordar que en el caso de la teologia la RAZON debe ser ayudada por la FE sencillamente porque el LOGOS, el Verbo divino, SU PALABRA, o sea la Palabra que nosotros tratamos de entender, NOS TRASCIENDE a todos y trasciende la razon y nos CONFRONTA ya que es don divino…LA RAZON purificada por la FE nos acerca a la base de lo humano que es la eterna RAZON de Dios..O SEA lo que llamamos y conocemos como el LOGOS divino
    Y asi por medio del ACTO DE FE nos liberamos de las limitaciones humanas de la razon…Y por eso se dice que RAZON y FE son complementarias.
    Y entonces todo se vuelve transparente a la intencion del Creador, y expresa entonces Su lenguaje, el lenguaje del Creador YA que El mismo permitio QUE LE PERCIBIERAMOS a traves de las “huellas” de su Creacion y que pudieramos “pensarle”, aunque fuera imperfectamente
    Por lo que respecta a la historia, a la base historica de la fe y de la razon, tenemos que creer a los testigos de la historia…los testigos mas fidedignos, los mas intimos al Verbo encarnado..los que hicieron la tradicion oral y escritas…puesto que su interpretacion oral y escrita sera la mas cerca de la verdad, fueron los mas proximos a los “hechos y dichos”..ya que ellos “viveron” la fe y nos la trasnmitieron fielmente y sacramentalmente hasta el dia de HOY un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Gabriel Sanchez

    Gonzalo, en primer lugar alegrarme y felicitarte por tu profundidad, tu ternura al escribir y tu claridad al exponer…que muchas veces me ha nutrido y aportado cosas valiosísimas…, pero voy a ensayar una respuesta que desde mi síntesis de Fe…he sentido, creído e intentado vivir…

    No voy abundar en consideraciones filosóficas, que simplemente abrirían un abanico de discusiones enorme…

    En primer lugar…una constatación hecha a la luz de la ciencia y la investigación moderna, la pretensión de comprender la realidad (universo), mediante leyes (naturales o físicas), como una hipótesis de verificación de la realidad, esta superada…no es posible, existen hoy teorías científicas perfectamente documentadas y respetables que nos hablan de la imprevisibilidad de la realidad, a tal punto que la llaman teoría del Caos…(podríamos y lo he hecho en ATRIO, abundar en textos, investigaciones y tesis científicas, pero me parece de orden abreviar el planteo)

    Por lo que hablar de mágico…es por lo menos erróneo, porque implica que existe una forma de verificar que es mágico y que no…tal vez existan comportamientos de la realidad, que juzgamos mágicos a la luz, de nuestra medida patrón, pero necesariamente existen infinitas medidas patrón…por eso para determinar que una zona de la realidad, o una afirmación sobre la misma es mágica, deberíamos conocer toda la realidad…

    Establecido este punto, debemos considerar que es la Fe y en que tenemos Fe…veamos un texto de Pablo, parece que la Fe, tiene parte activa en la resurrección, pues parece ser que esa resurrección que se opera en nosotros, tiene que ver con nuestra Fe EN LA ACCION DE DIOS QUE RESUCITO DE ENTRE LOS MUERTOS…

    “Sepultados con él en el bautismo, con él también habéis resucitado por la fe en la acción de Dios, que resucitó de entre los muertos.” (Col 2,12)

    Ahora bien, podemos insistir en comprender – filosófica o mediante cualquiera de las otras ciencias, esta realidad de este Dios con nosotros, DE ESTE DIOS RESUCITADO…

    Vamos a tratar de comprender, no ha Dios, sino simplemente un concepto científico, para entender la complejidad de lo que pedimos….TODA LA MATERIA Y ENERGIA DEL UNIVERSO, SE EXPANDEN…LA PREGUNTA QUE SE HACEN LOS CIENTIFICOS, ES CUAL…COMO…QUE ES EL CONTINENTE EN QUE SE EXPANDE…

    Como se ve la pretensión de comprender la realidad es más compleja de lo que parece, ¿Como comprender la esencia última de la realidad…es decir la Divinidad de Jesús…?

    Los estudios históricos y literarios, que son sumamente laudables y sin lugar a dudas también necesarios…sin embargo, han sufrido y siguen sufriendo una evolución natural…por lo que empantanarse en una interpretación…que es una fotografía histórica, basada estrictamente en lo que hoy conocemos de la una realidad infinita…no parece lógico, es como medir la eternidad…

    Finalmente, me voy a permitir con sumo respecto por quienes piensan diferente…el citar a un autor que entiendo dice algo que siento como verdadero y que me merece su persona y trayectoria el mayor de los respetos…

    “Si trabajamos con los parámetros de la física clásica, la inaugurada por Newton, Galileo Galilei y Francis Bacon, orientada por la relación causa-efecto, estamos perdidos. No tenemos tiempo suficiente para introducir cambios, ni sabiduría para aplicarlos. Iríamos fatalmente al encuentro de lo peor. Pero si cambiamos de registro y pensamos en términos de proceso evolutivo, cuya lógica viene descripta por la física cuántica que ya no trabaja con materia sino con energía (la materia, por la fórmula de Einstein, es energía altamente condensada), ahí el escenario cambia de figura.
    Del caos nace un nuevo orden. Las turbulencias actuales preanuncian una emergencia nueva, venida de aquel trasfondo de Energía que subyace en el universo y en cada ser (llamado también Vacío Cuántico o Fuente Originaria de todo ser). Leonardo Boff”

    El cambio civilizatorio del que hablamos no niega la ciencia cambio el plano de enfoque (epistemológico) de la misma… Por donde…lo que parecía mágico, puede mostrarnos aspectos nuevos de la realidad…y lo que parecía perfectamente constatable (leyes físicas), eran un ilusión…En resumen con Pablo intentamos creer-sentir-vivir, la fe, en que Dios Resucitó de entre los muertos…Gabriel

  • Asun

    Gracias, por tu reflexión, Gonzalo. Sencillo y muy claro.

    Siguiendo vuestras aportaciones, voy a intentar abrir puertas en la línea que habéis ido desplegando.

    Dar el salto de adultez espiritual, depende de cada persona y de las raíces en las que se va sustentando la propia vida que anhela y busca sin descanso lo trascendente. Cuando Jesús “vio” es interpretado por cada discípulo, según su propia historia personal. Porque de lo que se trata es descubrirse como Hijo amado de Dios a través del Espíritu que nos habita y en el que somos, Somos “. Vivirlo y serlo conscientemente es lo que vemos en Jesús.

    …………“Tanto la expresión “Hijo amado de Dios”, como la de “habitado por el Espíritu de Dios”, en un nivel de conciencia mítico, se entienden en un sentido literal y remiten directamente a un cielo separado. En un nivel de conciencia transpersonal, se perciben como metáforas equivalentes que expresan el ser más profundo de Jesús y el de cada ser humano.

    “Hijo de Dios” habla del Origen, la Fuente, la Raíz, la Unidad originaria, de donde nacemos y a quien expresamos. “Somos” expresión del Misterio o el Misterio que se expresa y se vive en “nosotros”. “Habitado por el Espíritu” es todo ser, aunque él mismo lo ignore.

    De ese modo, ambas expresiones apuntan nada menos que a nuestra identidad más honda y verdadera, más allá del yo aparente o yo particular con el que nuestra mente tiende a identificarnos.

    Todo ello los cristianos lo hemos afirmado de Jesús durante veinte siglos. Ahora, dentro del progresivo despliegue de la conciencia, venimos a descubrir y a experimentar que eso es lo que somos todos…, aunque todavía nos cueste reconocerlo.

    A medida que lo vamos experimentando, aunque sólo sea en forma de atisbos o vislumbres, todo se va llenando de sentido y coherencia. Cae todo dualismo y emerge la Unidad no-dual. Empezamos a tomar distancia del yo, despertando de su sueño de ignorancia y sufrimiento, de miedo y soledad, para reconocernos en lo que realmente somos y siempre hemos sido: la Vida sin límite, la Presencia autoconsciente y plena”….Comentario al Evangelio de hoy de E. Martínez Lozano).

  • MAR Medina

    Me parece muy interesante esta reflexión, que presenta en primer lugar las cuatro fuentes de la consideración de Jesús como Hijo de Dios.

    En línea con los tres comentarios que me preceden (la tercera respuesta de Gonzalo Haya: “la ola es el mar”, el de Oscar y el de Celso) ahondo en que la única respuesta es personal. Lo fue para los evangelistas -cada cual lo interpretó a su modo-, lo es para las diversas voces de la tradición -aunque se haya impuesto sólo una-, y la única que responde a nuestra pregunta es la que encuentra eco en el propio corazón, que como personas maduras estamos legitimados para buscar. Saludos

  • Luis González Morán

    Gonzalo Haya termina su artículo con la cita del salmo 82.
    Yo voy a añadir otro texto bíblico, que me parece q: “En aquel momento, se llenó de gozo Jesús en el el Espíritu Santo, y dijo: Yo te bendigo, Padre, señor del cielo y de la tiwrra, porque has ocultado estas cosas a sabios y prudentes, y se las has revelado apequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre, y quién esel Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”

  • Celso Alcaina

    Gonzalo Haya hace una excelente síntesis y un estupendo planteamiento. Estamos ante algo muy serio. La divinidad todavía es presentada como el fundamento y distintivo del Cristianismo. Unos cimientos de arena, más bien de nube oscura, sobre los que se ha edificado una enorme torre de dos milenios de altura. En el vértice, alguien que encarna al Jesús divinizado. Uno esperaría que la Ilustración se difundiera y atacara también a ese mágico concepto.
    También, exelente comentario el de Oscar Varela.

  • oscar varela

    Hola Gonzalo Haya!

    Excelente Artículo por su:

    * cálido planteamiento
    * síntesis del Problema
    * declararse vencido.
    ······
    No lamento esto último,
    nos ha pasado a más de uno;
    más bien diría que a casi todos.

    Es el famoso aforismo “intellectus apretatus, discurrit”.
    ······
    Me preocupa esa su creencia sin esperanza:

    “No creo que ningún sistema pueda presentarse como verdad completa y absoluta. Sencillamente, nuestra mente no puede retener los dos extremos de una realidad que nos rebasa y se nos escapa.”

    ¿me creerá -un cachito así al menos-, de que “¡sí, hay un Sistema!?

    * Es usted mismo
    * Es “la vida de cada cual”.

    La verdad no puede existir sino en forma de sistema.

    Y la Vida humana (biográfica) es el sistema por excelencia
    de máxima coherencia y en-tramado.
    El colorido de los cristales a través del cual vemos “absolutamente todo”.

    La “objetividad” es un “cuento chino”.
    ·······
    Estoy seguro que usted lo sabe:

    Fué hecho palabra escrita
    por un imprentero español
    hace casi cien años.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

Responder a mªpilar garcía Cancelar comentario