INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6371 Artículos. - 99652 Comentarios.

¿Sigue teniendo sentido la oración de petición?

Si trato este tema no es motivado por una necesidad especulativo religiosa, sino impulsado por una profunda exigencia vital, provocada por una grave enfermedad que ha recaído sobre mi hijo, un joven de veintisiete años.

             En estos momentos, uno no sabe donde apoyarse y le invade una profunda necesidad de buscar y agarrarse a algo para poder salir del pozo en el que se halla sumergido.

            Si eres creyente, enseguida te sale al encuentro la oración de petición, pero también a la vez sus problemas intrínsecos. ¿Puede un cristiano actualmente, sabiendo que Dios respeta las leyes naturales y reconociendo que debemos tener la seriedad de creer en una religión sin magia, seguir pidiendo? ¿No ha quedado claro en nuestra sociedad científico-técnica la muerte del dios “tapa-agujeros”, solucionador de nuestros problemas personales? ¿Se puede seguir creyendo en la oración de petición en contra de la ciencia? Con estas reflexiones, no tratamos de dar la razón al cientificismo, que pretende que la única realidad existente es lo demostrable científicamente, sino de respetar la verdadera ciencia y los conocimientos que desde ella se extraen.

            Teniendo en cuenta todo lo dicho anteriormente y después de una larga reflexión, pienso que la oración de petición, entendida según expondremos, sigue teniendo verdadero sentido.

            En el Evangelio, está claro que Jesús en múltiples pasajes insiste en la oración de petición. Recordemos a Mt. 7, 7-11 : Pedid y se os dará, buscad y hallareis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca halla ; y al que llama se le abrirá. ¿O hay acaso alguno entre vosotros que al hijo que le pide pan le da una piedra, o si le pide pescado le da una culebra? Si pues vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos ¡Cuánto más vuestro Padre que está en los cielos, dará cosas buenas a los que se las pidan! El mismo valor de dicha oración de petición se repite en Mt. 18,19, en Lc. 11,9, en Mc. 11,24 y en Jn. 14,13.

            Ante tales hechos, podemos pensar que todas estas afirmaciones de Jesús son fruto de su condicionamiento histórico-cultural, como hombre de su época. Sin embargo, ante esto yo me pregunto ¿aún siendo verdad este condicionamiento cultural, no es también verdad que lo más característico de Jesús de Nazaret es su profunda y cercana intimidad con el Padre, llegando hasta tal punto dicha intimidad y cercanía que podemos afirmar que Jesús es verdadera revelación del Padre y auténtico camino hacia el Padre? Si el Jesús histórico, a pesar de sus condicionamientos históricos, a pesar de su gran intimidad con el Padre, continua insistiendo en la oración de petición, es porque ésta sigue teniendo sentido para él y para nosotros. Lo que se tendrá que demostrar es cómo puede seguir teniendo sentido sin caer en contradicción con los conocimientos científicos actuales.

            Pienso que la oración de petición que Jesús nos pide que hagamos, va más dirigida a cambiarnos a nosotros mismos que a conseguir algo de Dios. A Dios, como nos enseña el mismo Jesús, no es necesario que le pidamos nada porque siempre está totalmente abierto a nosotros y conoce todas nuestras necesidades. Sin embargo, sí que es necesario que nosotros nos pongamos en situación de oración, de apertura a Dios para que pueda ayudarnos. Jesús ve que el pedir es nuestra oración más fácil y espontánea y la que más nos inclina a abrirnos a Dios. Por eso, insiste en la oración de petición, por ser el tipo de oración más fácil y habitual para nosotros y como medio más corriente de abrirnos al Padre que es lo importante. Desde esta situación de oración, abiertos al Padre, sintiéndonos necesitados, ahondando en nuestra fe en el Padre, nos ponemos en condición de poder ser ayudados por el Padre, no necesariamente para conseguir cosas de Él, sino para que nosotros podamos entender con otros ojos cual es su voluntad. En este sentido De Mello nos dice: “La petición nos hace ver nuestra absoluta dependencia de Dios; nos recuerda nuestros límites y la generosa misericordia de Dios que se revela en Jesús. La oración de petición nos pondrá en contacto con nuestros límites y hará que nos relacionemos con el Señor desde nuestra pequeñez. No dejemos de pedir, ni pensemos que la oración de petición es de inferior calidad que otras formas de encuentro con Dios”.

            Sin embargo, creo que el problema de la oración de petición no queda totalmente resuelto con lo dicho. Pienso que la oración de petición también puede conseguir otras cosas, sin caer en la magia ni forzar las leyes naturales.

            Para poder afirmar esto, me baso en las interrelaciones psicosomáticas que existen en todos nosotros. Todos nosotros poseemos un cuerpo y un cerebro que encierra nuestra mente, la cual se caracteriza sobre todo por el poder pensar, sentir y posibilitarnos la autoconciencia. Desde la antigüedad se ha dado mucha importancia en la medicina a las interrelaciones cuerpo-mente-enfermedades. Existen muchas enfermedades en las que se conoce que existe una gran base psíquica tanto en su gestación como en su mantenimiento como la depresión, algunos tipos de asma, problemas dermatológicos e incluso algún tipo de ceguera y podríamos enumerar muchas más. Muchos de nosotros conocemos casos de sanadores que han curado verrugas que ningún dermatólogo podía erradicar, sin ningún tipo de medicación, solamente con el contacto interpersonal. Yo mismo conocí un caso de un compañero que tenía un sudor de manos, totalmente fuera de lo normal que hasta le acomplejaba. En Barcelona ningún médico le supo curar. Sin embargo, en un viaje a Bolivia un sanador se lo erradicó, sin ningún tipo de medicina.

            Hoy día, cada vez se le da más importancia a la interrelación psicosomática de las enfermedades. Hace unos días, en la revista Nature, se ha expuesto el descubrimiento de la estrecha relación entre algunos tipos de cánceres y el estrés. Sin embargo, también es verdad que todavía se sabe bastante poco sobre dichas influencias, pero se piensa que la relación es muy grande.

            Gregg Braden explica que genéticamente nuestro ADN cambia con las influencias que producen nuestros sentimientos, y demuestra cómo es que las frecuencias energéticas más altas, que son las del amor, impactan el ambiente de una forma material positiva.

            El Dr. Juan Hitzig autor del alfabeto emocional, afirma que “cada pensamiento genera una emoción y cada emoción moviliza un circuito emocional que tendrá impacto en los 5 trillones de células que forman un organismo”. También afirma que existen unas conductas positivas que hacen segregar una hormona llamada serotonina que fomenta las actitudes de ánimo, amor, acercamiento, aprecio y amistad. Y otras conductas negativas que hacen segregar otra hormona llamada cortisol, hormona corrosiva que fomenta actitudes de depresión, desánimo, desesperación y desolación.

            Por último, podemos recordar a Reiki que afirma “que el poder y la influencia de la mente sobre el cuerpo ante la salud, la enfermedad y la misma muerte, es algo absoluto que está fuera de discusión”.

            Si reconocemos algo que es innegable en el Evangelio, aunque se cuestionen los milagros, es que Jesús de Nazaret fue también un taumaturgo, es decir, un sanador. Los mismo Evangelios dejan constancia de que Jesús hizo curaciones y exorcismos. ¿Cómo se pueden explicar algunas de sus curaciones? Pienso que por su gran personalidad, estrecha unión con el Padre, autoridad moral, profundidad humana y empatía con el prójimo, por las interrelaciones psicosomáticas que existen, cuando se encontraba con alguien necesitado de ayuda y se dirigía a él con deseo de curarlo, le curaba sus dolencias, transmitiéndole seguridad, confianza y crecimiento interior.

            Si esto es así ¿qué dificultad existe para que en bastantes casos nuestra oración de petición, a la vez que nos ayuda a cambiar a nosotros mismos, ayude a cambiar la salud en favor de los que pedimos por ellos?

No se trata de lograr un milagro que supere las leyes naturales, sino de aprovechar una fuerza natural que está dentro de nosotros y que a través de la oración de petición se activa. Fuerza de la cual todavía se sabe muy poco pero que se vislumbra su gran poder.

            CONCLUSIÓN: La oración de petición no sólo puede ser útil para abrirnos a Dios, sino que también puede ser útil para ayudar al prójimo, al hermano o al hijo a conseguir mejor salud y más ganas de vivir.

53 comentarios

  • oscar varela

    Hola Lali!
     
    Te agradezco que me des algunos parámetros tuyos:
     
    * -“si Dios está, cada uno de nosotros es un proyecto de ser un dios”-
    * – “aunque a alguno pueda parecerle un exceso y una herejía”-
    ··········
    Lo de Jn. 8,31-32 también está muy interesante.
     
    Yo suelo esquivar distingos sobre la “verdad” (que los hay y sus “rangos” son valederos), diciendo:
    – <No es tanto que ‘la verdad me hace libre’; cuanto que ‘la libertad me hace veraz’>;
    con lo cual encorseto la “verdad intelectual” dentro de las preferencias cordiales de la vida electiva de cada cual y de cada época.
     
    Siguiendo a ‘juncito’: su formulación dogmática “Yo soy …” (no comprensible para el ámbito cultural griego, pero sí para el del hebreo): de que la Persona sea: Verdad, Luz, Pan, Agua etc. (todas “necesidades básicas” de la vida humana), coincide con esta otra ‘definición’ -“La verdad como coincidencia del hombre consigo mismo”-
    ·········
    Este Asunto de la Verdad nos aparece como una “necesidad” del hombre (Maite Lesmes me va a protestar con razón, porque me acaba de enseñar que desde hace un tiempito la expresión correcta es “ser humano”)
     
    La “necesita” cuando no sabe a qué atenerse en el paso electivo que ha de dar. Duda. Es su Problema.
     
    El sentido originario, entonces, de que algo sea Problema para el hombre, no posee carácter intelectual, ni mucho menos científico.
     
    Sino al revés: porque el hombre se encuentra vitalmente, esto es, realmente perdido entre las cosas y ante las cosas, no tiene más remedio que formarse un repertorio de opiniones, creencias o actitudes íntimas respecto a ellas.
     
    Con este fin moviliza sus facultades mentales construyendo un plan de atenimiento frente a cada una y a su conjunto o universo. Este plan de atenimiento es lo que llamamos el ser de las cosas.
     
    Por consiguiente, no hemos venido a la vida para dedicarla al ejercicio intelectual, sino, viceversa, porque estamos, queriéndolo o no, metidos en el asunto de vivir, tenemos que ejercitar nuestro intelecto, pensar, tener ideas sobre lo que nos rodea, pero tenerlas de verdad, e.d., tener las nuestras. Y tú, cautelosa, sin temor de tener las tuyas.
     
    No es, pues, la vida para la inteligencia, la ciencia, la cultura, sino al revés: ellas no tienen más realidad que las que les corresponda como utensillos de la vida.
     
    No es que la inteligencia sea un “deber” del hombre, que puede obviar sin dejar de ser hombre. El hombre, para vivir, “tiene que” pensar, gústele o no.
     
    Si piensa mal, e.d., sin íntima veracidad, vive mal, en pura angustia, problema y desazón.
    Si piensa bien encaja en sí mismo –y eso, encajar en sí mismo, es la definición de la felicidad.
    ···········
    Ahora bien; a lo que íbamos: -“¿para qué está Dios?”-
     
    Dios está ahí donde lo va poniendo el problema vital del “atenimiento al conjunto” (u horizaonte).
    Dios es “funcional” al Problema de c/ser humano en su ámbito cultural.
     
    Acá encaja tu escenografía del niño jugando y sus padres en la plaza.
    Los “padres” son “funciones” vitales del conjunto familiar y social.
     
    Dios es la búsqueda humana de solucionar nuestras “Ultimidades”
    Dios es órgano y función de y para la Vida Humana de c/cual.
     
    Así como el órgano estomacal es constructo para la función biológica de digerir;
    Y así el pulmón … y el cerebro …
    … y los órganos sexuales para la selección natural de las especies …
    … y el amor para la se-elección de la biográfica vida humana.
    ···········
    ¿Te hice mucho bochinche?
    ¿Me acompañás en la herejía –si la hubiere?
     
    Entonces ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Lali

    Amigo Oscar:
    He respondido a tu pregunta ¿para qué está Dios? con más o menos acierto. Acepta ahora dar tu respuesta sin hacer más preguntas, o nos liaremos. Y menos aún planteando enigmas. Soy reacia a los enigmas. Me interesa la praxis. Por eso he afirmado que si está Dios, está para la libertad. Con dicha afirmación no me invento nada, aludo únicamente al evangelio de Juan: “para ser de verdad mis discípulos, tenéis que ateneros a ese mensaje mío; conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (4,31-32). La verdad de la que se habla aquí no es una verdad intelectual, sino práctica. Hace libres a quién se adhiere al proyecto de Jesús. Atenerse a su mensaje significa actuar como actuó él. Su praxis se opuso al del sistema que mata y esclaviza. Adherirse a ese proyecto y continuarlo en la práctica es lo que nos libera del dominio de un orden donde impera el dinero con las consecuencias que están a la vista. Eliminada de su contexto, la frase “la verdad os hará libres” queda muy bonita, pero está descafeinada y flotando en el mundo de las abstracciones.
    He añadido después que si Dios está, cada uno de nosotros es un proyecto de ser un dios. Aunque a alguno pueda parecerle un exceso y una herejía, debo decir que también he extraído esta afirmación del mensaje de los evangelios.
    Un abrazo
    Lali
     

  • Maite Lesmes

    OSCAR, intuyo que tu rechazo de mis expresiones se debe a que las has entendido de modo abstracto, frente a tu anclaje en la vida, en un sentido muy orteguiano, la vida como realidad, la realidad de la vida…
    “Ser humano” fue la expresión consensuada hace años para evitar decir y escribir “hombre”, que sería un uso de lenguaje sexista y no agradaba a quienes no aceptábamos que “hombre” aglutinara hombres y mujeres. “Ser humano” se prefirió a “persona” por tener este vocablo connotaciones metafísicas, abstractas. “Ser humano” se refiere por igual a mujeres y hombres y se refiere al “modo de ser humano”, a lo específico del mismo. Equivalente a la “condición humana”, también vocablo un tanto abstracto.

    Por lo mismo, al decir Evolución me refiero a desarrollar, gracias a nuestras capacidades de la especie, lo que con ellas podemos hacer, sea ciencia, música,
    poesía, nuevas formas de transporte o de energía, avances médicos… Que descanses.

  • oscar varela

    Hola Maite Lesmes!

    Hasta el momento ( y ya van para casi 73 años) nunca he visto -y menos aun tratado- a ningún “ser humano”.

    Por suerte o por desgracia he tratado sólo con hombres y mujeres de variada pinta y edad. No me quejo.

    Ninguno de ellos y ellas -yo el primero-, no me gustaría estar aquí “para continuar eso tan problemático de la evolución”; ni tampoco “para hacer más habitable el mundo y humanizar nuestras relaciones” …

    A mi me gusta estar aquí “viviendo” -¡no tengo otra!-

    Dentro de ese insoslayable gerundio, creo que sí es como tú bien dices; y pienso que es lo que has querido decir.

    ¿para qué me meto, entonces?

    ¡Voy todavía! … ahora sí: ¡a dormir … como el Topo Gigio – Oscar.

  • María

    La oración de petición me parece a mí que surge espontánea y natural, con fuerza, desde lo más profundo cuando hemos hecho todo lo que hemos podido y vemos que el problema que tenemos entre manos nos supera. Entonces pedimos ayuda, a la familia, a personas amigas, a Dios. Estos días ante la tragedia de Haití ¿quién no le habrá dirigido alguna petición o alguna súplica?

    Yo rezo diariamente, no siempre es oración de petición, claro, pero cuando necesito pedir, pido con confianza. Ahora, tratando de unir mi oración a la vuestra. No creo en un Dios distante y lejano, sino en un Dios siempre presente aunque invisible.

  • Maite Lesmes

    L. GLEZ. MORÁN:
    Si yo fuera Dios, a su pregunta respondería:
    ” ¿”Pobre” yo? ¿no ves una contradicción al decir ‘pobre Dios’? Sigo siendo Dios, aunque te dé pena. Ocúpate de los pobres seres humanos, no te preocupes por mi”.

  • Maite Lesmes

    Hola OSCAR,
    con acierto te preguntas sobre qué teo-logía estamos haciendo si no llega a explicarnos “para qué” está Dios….
    Es una pregunta válida para muchos objetos, que consideramos buenos si cumplen la función instrumental que les ha sido asignada, por ej. cortar bien en el caso del cuchillo. No me sirve para Dios, sería instrumentalizarlo.

    LALI hace unas reflexiones interesantes y convierte la pregunta en “para qué estamos nosotros”. Cuando hablamos del sentido de la vida, “sentido” puede querer decir, entre otras acepciones, “finalidad”. Tampoco está claro para qué estamos nosotros, cada cual ha de llenar de contenido esa pregunta. Pero en conjunto podríamos afirmar que los seres humanos estamos para continuar la Evolución, para hacer más habitable este mundo y humanizar nuestras relaciones.

  • oscar varela

    Hola Lali!

    Te felicito por no dejar sin terminar los paisajes en que nos des-cubrimos al “ir yendo”.

    ¡Sí! allí había quedado una pregunta entre sus signos de lazos criollos;
    y no sabíamos si allí estaban:
    * para pialarnos invitándonos a “no seguir de largo porque se estaba haciendo de noche”;
    * o para que del primer árbol del camino nos ahorquemos.
    •••••••••
    _ “¿para qué sirve Dios”?-
    •••••••••
    De muy variadas maneras podríamos “darle vueltas” al Asunto buscando de-velarlo:

    1º) Uno: ya está planteado al empezar a escribirte. Se trata del “paisaje”:

    En todo paisaje hay cosas ordenadas en diversos planos de profundidad (cercanas y lejanas.)
    El punto de vista del observador le ha otorgado la importancia visual según sus pre-ferencias.

    Excursus: en toda “obra” se veri-fica y se de-vela su Autor. “si no me creen ni a mí ni al que re-presento,-¡ahora los quiero agarrar bien enlazados y sin escapatoria!- crean en las Obras que hago palpablemente y andan entre ustedes”.

    Pero en todo “paisaje” hay algo que no se ve ni aparece, pero hace que las cosas se vean y aparezcan.
    Los hombres históricos que se “dieron cuenta” y se “hicieron cargo” del Asunto (ahora temático) fueron:

    * Velázquez para la Luz (no pinta volúmenes, sino el “medio luminoso”, dando origen al “claroscuro”)
    * Heidegger para el Horizonte (de Interpretación).

    Notas:
    a) eso de que “no hay nada ‘nuevo’ bajo el sol”, es una de las zonzeras de las que hay que liberarse.
    b) te dejo picando una pregunta ¿puede ser?: en el acto de ver ¿es el punto de vista el que ve las cosas yendo camino al horizonte; o es del horizonte de donde nos vienen las cosas que vemos? ¡buen provecho!
    •••••••••
    2º) Dos: con-secuencia de lo dicho en torno al paisaje:
    No te la voy a desarrollar, pero te la enuncio con estas preguntas:
    * ¿has pensado alguna vez en serio ¿qué es un “Cuadro” colgado en la pared?
    * ¿por qué a los Cuadros les ponen “Marcos”? (arrumbados en el desván no nos parecen “cuadros”)
    •••••••••
    3º) Tres: ya más cercano al palpitar sentimental, que es la vida humana y en con-sonancia con tu interesante relato:

    – “¿Cuál es el paisaje pueril? ¿Qué carácter general tienen los objetos que predominan en el contorno de la infancia?

    A cada especie corresponde un pequeño mundo de objetos, y así como aquélla se reconoce por un cierto perfil general y permanente, sus objetos afines, su medio específico, tendrán también una específica silueta. Un mismo edificio sobre la larga estepa manchega presenta a Don Quijote rostro de castillo y hace a Sancho una mueca de venta.

    Si comparamos el medio de las personas mayores con el de los niños salta pronto a la vista la diferencia. Los objetos que para el niño vitalmente existen, que le ocupan y preocupan, que fijan su atención, que disparan sus afanes, sus pasiones y sus movimientos, no son los objetos reales, sino los objetos deseables.

    Podrá ocurrir que a veces un objeto deseable sea además real; sin embargo, al niño le interesará porque es deseable, no porque sea real. Al hombre maduro le acontece lo inverso: le interesa lo real por serlo, aunque no sea deseable.

    Suele decirse de la infancia y de su prolongación, la juventud, que «viven de ilusiones». El sentido que estas palabras arrastran parece un poco erróneo: quiere indicarse con ellas que el niño imagina una realidad deliciosa muy diferente de la verdadera, y luego los años le van desilusionando; esto es, le van mostrando cómo lo que él suponía real no lo es.

    Si un infante pudiera entender estas palabras, nos miraría con la cara más pícara del mundo, como diciendo:
    – «Señor mayor, padece usted una grosera equivocación. Para usted, precisamente por ser persona mayor, la cuestión de si algo es real o imaginario es la más importante, la que se instala, en el primer término de sus preocupaciones. Pero a mí y a mis compañeros nos importa muy poco: sólo allá, en último término y con carácter muy borroso, se nos presenta esta cuestión. Lo que nos interesa es que las cosas sean bonitas. Pero dejemos esta conversación frívola; señor mayor, hablemos en serio; cuénteme usted un cuento.”- (Ortega y Gasset – OCT2,303)
    •••••••
    Bueno Lali, ahora hablando en serio: no te he contestado la pregunta
    Pero no me negarás que te he dado algunas piezas del rompecabezas para que juegues a acertar.

    La solución al enigma … en la próxima entrega; pero habrás de estar preparada con este jueguito.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Luis González Morán

    ¡Pobre Dios!
    Y perdona dos preguntas con amor y con dolor:
    1ª.- ¿Qué estás haciendo con nosotros?
    2ª.- ¿Qué estamos haciendo contigo?
    Si tienes un poco de tiempo libre y, Te parece bien, me constestas.

  • Charo

    También se puede decir que

    Dios no está para nada. Está, simplemente.
    Lo único que él puede hacer es dar vida.
    Y una vez dada esa vida ni siquiera puede cuidarla. Eso nos toca a nosotros.
    Para eso deberíamos estar nosotros.

  • Lali

    Veo atascado el interrogante “¿Para qué está Dios?” que Oscar extrajo de la afirmación de Maite: “Dios no está para eso”. Como tan interesante e inteligente pregunta no merece el silencio, me atrevo a responder.
    Dos cuestiones previas:
    1. La pregunta ¿para qué está Dios? no tiene sentido sin saber si Dios está o no está, cosa que nadie puede confirmar. Por lo tanto, aclaremos que cualquier respuesta se mueve en el terreno de las hipótesis.
    2. La pregunta ¿para qué está Dios? está relacionada con otra que nos interpela de manera muy directa: ¿para qué estamos nosotros?
    Aceptando las limitaciones de un ejemplo, utilizaré uno para responder:
    De pequeña, mi madre me llevaba muchas tardes a una gran plaza en la que jugaba a placer con niños y niñas de aproximadamente mi edad mientras ella charlaba sentada en un banco con amigas. Disfrutaba tanto, vivía el juego tan intensamente que olvidaba a mi madre. Pocas veces dirigía la mirada al banco para comprobar que mi madre seguía allí. Pero su presencia me daba seguridad para jugar a mis anchas. Hasta aquí el ejemplo.

    Hipótesis 1ª. Si Dios está, es de suponer que nos ha ofrecido unas coordenadas espacio-temporales necesarias para ejercer nuestra libertad. Podremos optar por el juego y el disfrute o, por el contrario, el dominio del más fuerte, la pelea e incluso el destrozo del entorno. Dicho de otro modo, si Dios está –y con esto contesto a la pregunta de Oscar-, está para la libertad y nosotros somos el centro de su proyecto. En ese hipotético caso, cada uno de nosotros sería un proyecto de ser Dios.
    Ante este planteamiento y con las limitaciones del ejemplo, cabe preguntarse por el niño que muere de hambre en los brazos de su madre sin posibilidad de haber pisado siquiera la plaza para jugar. Normalmente respondemos aludiendo a la ausencia de Dios o al misterio del mal. Falsas conclusiones, a mi juicio. Cuando achacamos las culpas a Dios, concluimos su inexistencia o hablamos de misterio, no pretendemos sino ocultar nuestro crimen, porque somos nosotros, los que jugamos a todo tren en la plaza, los que no damos posibilidades de jugar a los hambrientos. No hay misterios, sino consecuencias.

    Hipótesis 2ª. Si Dios no estuviera, ¿no sería la mejor opción la de jugar en la plaza sin dominio ni exclusiones, evitando el destrozo de nuestro espacio. ¿No sería la mejor ruta para desarrollar nuestro proyecto de ser humanos?
    Si así lo aceptamos, la praxis de la primera hipótesis coincidiría con la de la segunda. Jugaríamos todos al mismo juego independientemente de que uno mire a su madre alguna vez y el otro piense que no hay madre a la que mirar. ¿Discutir si está o no está no nos distrae de lo principal: jugar y buscar que todos participen y disfruten del juego? Sólo con la praxis culminaremos el proyecto que somos. Y seguiremos disfrutando de lo lindo…, si Él está.
    A la Rita parece que no le interesa jugar, sino tapar algún crimen, ¿verdad, Pepe?
    Un abrazo
    Lali

  • Pepe Sala

    Otra ” humarada”, Oscar…

    Ni con araciones de petición ni con varas de avellano bien engrasadas. se consegurá la DEMOCRACIA en España. mientras haya personajes de éste estilo:

    “”A doña Rita Barberá Nolla, alcaldesa de Valencia

    A través de los medios de comunicación sabemos que el ayuntamiento que usted preside está realizando obras en la fosa común de la Sección 7ª Derecha para instalar sobre la misma un monolito “en memoria de todos los que dieron su vida por la España que creían mejor”,””…

    http://www.forumperlamemoria.org/?Carta-a-na-Rita-Barbera-Nolla

    Voy a vomitar, que el fascismo me revuelve el estómago lo mismo si se prodece en Valencia, de Haití o de San Petesburgo.

    ¿ Transición en España?… ¡¡¡Venga ya !!!

  • oscar varela

    Hola Maite Lesmes!

    Me gusta verte reir.

    El “humor” es, para mí, la otra cara sacramental del “dolor”.

    * Cada moneda tiene el valor de la soledad, que le duele

    * Y -a causa y pesar de ello-, circula con humor servicial.
    ·······
    ¿No resulta extraño que después de tanta “teo-logía”, no sepamos decirnos “para qué” está dios?

    ¿No habría que “profanarnos” y construir una “logo-teia”, a ver si obtenemos mejores respuestas?
    ·······
    Ya anda en Atrio el, para mí, “sin humor” lamento teológico sobre Haití.
    ·······
    Gracias y ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Maite Lesmes

    Oscar Varela, jajaja¡
    Sabemos más lo que no es Dios que lo que es, seguimos diciendo. Puedo repetir “Dios no está para eso”, pero en positivo -“para qué está”- no te lo puedo decir. Dudo que podamos aplicarle el verbo estar y atribuirle las finalidades que queremos encontrar en las cosas… Podríamos decir que Dios no sirve para nada, a algunos nos proporciona “sentido”, sirve como Fundamento de lo real, pero la autonomía con que dotó a todo, hace que no debamos ir a pedirle cuentas de lo que no funciona como es debido o indefinidamente.

  • oscar varela

    Hola Maite Lesmes!

    “-porque Dios no está para eso-”

    dices por ahí.

    Genial!

    Ahora, ¿para qué, entonces?

    ¡No hay apuro!

    Oscar.

  • Maite Lesmes

    Jueves, 28 de enero

    Seminario «Filosofía de la Religión »
    Os pongo la dirección del lugar donde hablará el jueves 28 Juan MASIÁ:

    17:00 hrs.
    Dr. Juan Masiá
    «La lucidez crítica: aprendiendo de Kant y Caffarena, acompañado por Tillich y Ricoeur»

    Este seminario tendrá lugar en el edificio del Servicio Publicaciones, CSIC, C/ Vitrubio 8. 28006 Madrid

  • Maite Lesmes

    Permitidme que ponga como enlace un artículo del blog de JUAN MASIÁ: sobre éste y otros temas hablará mañana 28, a ls 17h, en el Seminario de Filosofía de la Religión, en el CSIC, en Madrid. Entrada libre:

    http://lacomunidad.elpais.com/apoyoajmc/posts

  • Maite Lesmes

    José Luis, muchas gracias por tus dos últimos artículos. Se me ha evaporado un comentario desde el corazón que estaba terminando.
    Decía que dos situaciones que la actualidad nos ha facilitado estos días nos han hecho pensar que lo improbable es -a veces- posible: Por un lado, conocer que, tras 11 ó 15 días después del terremoto de Haití, unos cuantos casos de sobrevivencia impensable, bajo los escombros, han roto los esquemas científicos y la experiencia acumulada en desastres similares. Por otro lado, un nuevo éxito médico al lograr trasplantar la cara de una persona.
    ¿Se trata de personas especialmente dotadas genéticamente lo que les ha posibilitado resistir bajo los escombros? ¿Les ha mantenido la voluntad de vivir, el recuerdo de enseñanzas recibidas, la esperanza humana y/o de creyente, la autoestima, el bagaje afectivo acumulado, la casualidad….?
    Quiero creer que la mejoría experimentada por tu hijo se pueda constituir en mejora definitiva. Es posible. Es mejor representárselo y quererlo que dejar que los acontecimientos se sucedan.
    No sé si la comunicación de energía en el universo tiene su correlato en la posibilidad de comunicarnos energía entre los humanos. Parece que es cierto que una persona alegre y vital contagia su alegría a su alrededor, como también una persona neurótica dificulta el bienestar de los que conviven con ella. Es lo que se decía hace siglos: el bien es difusivo. Y debe vencer al mal, también difusivo, pero de modo destructivo.

    Es humano pedir. Quien pide ha reconocido previamente que está necesitado. Sentirse necesitado es reconocer la propia vulnerabilidad y la posibilidad de recibir ayuda de los demás….
    La actitud de pedir viene después de un “darse cuenta” de. Eso es lo que pretendo en la oración: darme cuenta de cómo estoy reaccionando ante lo que me pasa, darme cuenta de lo que estoy siendo y puedo ser ante los que tengo a mi cargo… Es el momento de hacer balance y de proponer, de agradecer y de cambiar, de esperar…
    Soy yo quien tiene que cambiar, y mi cambio hará que otros cambien quizá, y si no cambian, no puedo por ello justificar mi resistencia al cambio, o tendré que cambiar en otra dirección.

    Puede ser compatible con la tristeza, porque la tristeza nos avisa de que sufrimos por una pérdida, una ausencia, una carencia… Y también sabemos que tras ello, nos hacemos más fuertes.
    Pienso que ante el dolor propio y ajeno tenemos la oportunidad de hacernos mejores.

    Otro efecto que creo podemos experimentar ante la actitud del que pide a su dios: aunque no recibamos lo que deseamos -porque Dios no está para eso- podemos sentirnos reconfortados, por diversas razones. Saber que he hecho lo que estaba de mi parte,
    confiar en que no todo lo que ocurra depende de mí, reconocer la mano amiga, fijarme en aspectos que antes no valoraba…. me pone más del lado de la Vida y del futuro que en el ánimo de revolver el pasado. Pararse a pensar, a pedir, nos hace sentir a la vez vulnerables y fuertes, capaces de remontar y de arrastrar en ello a los nuestros.

    De ésta también saldréis, José Luis. Hazle muchas caricias a tu hijo y dile muchas veces lo que le quieres. Un apretado abrazo, amigo.

  • h.cadarso

    José Luis Servera: Esta conversación que has provocado nos enseña más teología que otras muchas en las que nos enredamos a veces, pero no nos afectan personalmente. Ya ves, es la primera vez que me dirijo a ti, te veía como un “experto” en altas ciencias, ahora te veo como un hermano, y siento tu drama como si fuese también mío, y te doy gracias por compartirlo con nosotros.
    A mí pueden decirme misa, soy, por riojano, muy baturro: y creo en la oración de petición. Exactamente no sé cómo funciona su efectividad, pero sí estoy convencido de que el Padre me escucha y me ama. Es lo que importa a la definitiva. La vida está hecha de amor, la muerte es como la eclosión de ese amor, su manifestación plena, su “misterio” pleno La una y la otra debemos aceptarlas en los plazos y el momento oportuno para cada una. Luchar por la vida y aceptar su final forman parte de un mismo acto de amor, digo yo. Un abrazo, José Luis.

  • Asun

    …..Joxema……No sé decirlo.

    Gracias por estar ahí.

  • Lali

    Sarrionandia:
    Reventaría si no te digo que me estremece tu dolor y me admira tu confianza.
    Un abrazo
    Lali

  • oscar varela

    Hola Sarrionandia!

    En un mes, casi, tres décadas.

    Pareciera como que el dolor -supremo sacramento de la humana soledad-,

    fuera el indiscutible Camino de la Comunión;

    a tal punto que no eres tú quien te comunicas con él,

    sino él quien se comunica y te dice.

    Un fuerte abrazo – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Amen Joxema…Gabriel

  • Sarrionandia

    Mi hijo también se llamaba Joseluis. El se ahogó sin chistar y sin cumplir los diez años. No nos dió el preaviso de ninguna enfermedad; simplemente, estando yo trabajando, recibí la noticia de su fallecimiento. Sus escasos diez años eran promesa de fuerte, sana y buena personalidad. Pero, sin pedir permiso a nadie, sin dar lugar a que nadie pidiera nada por él, se fue. Te copio el poemita que su paso me inspiró:
    28 de febrero de 1980
    En la tumba de los muertos
    los vivos depositan palabras, légrimas, flores
    A mí me llamó la palabra del amor
    Muchas lágrimas regaron las raíces de mis padres
    El sol de lo alto abrió la flor de mi existencia
    Hace nueve años broté de las entrañas de mi madre
    Abrí los ojos y empecé a beber la luz de la vida
    Henchido de vida hoy he roto las ataduras de mi temporalidad
    Porque he oído la voz de Dios
    Ese sonido imperceptible que sacude los abismos
    Te dejo el perfume de mi alegría de vivir
    Aspíralo hasta la embriaguez
    Yo no estoy bajo tierra
    Ahí quedan mis restos mortales, mis despojos temporales
    Nueve años de ilusiones que la tierra y el olvido deshacen
    Estoy vivo y te espero en el cielo
    Donde la palabra es vida
    Donde las lágrimas son enjugadas
    Donde las flores no se marchitan
    José Luis

  • Luis González Morán

    Querido JOSE LUIS SERVERA.
    En primer lugar, mi expresión de cercanía solidaria, de aquella que no solo nos “aproxima” a los demás, sino que nos “a-projima” al otro, nos hace meternos en su propia piel y sentir como propio lo suyo.
    Como creyente en Jesús, quiero añadir unas palabras que son solo una reflexión que comparto contigo. A mí me parece que hay que orar siempre y que hay que hacerlo también con oración de petición; pero, bien entendido, que la oración de petición no se dirige a una gestoría de asuntos varios, o a un negociado de cajón de sastre, sino a nuestro Padre. No es cuestión de rellenar instancias de diversos tipos y franquearlas según el “montante” de la petición, sino de adoptar en esta materia el ejemplo que Jesús nos enseñó. No es al Gran Relojero o al Gran Mago a quien se dirige la oración, sino estrictamente al Padre: al mismo que nos dio la capacidad de orar y de acompañar la oración con el trabajo, la lucha y el esfuerzo, el amor y la justicia.
    Toda oración implica un acto de adoración; de lo contrario, la oración de petición es puro mercadeo. Dos ejemplos de la vida de Jesús: cuando se le viene encima el drama inhumano de la Pasión, su oración es diáfana: “Padre, si es posible, que pase de mí este cáliz, pero no se haga mi voluntad, sino la tuya”. Es ciertamente una petición muy clara, pero nacida de un acto de adoración amorosa y filial (¡”Padre”!). Héctor nos ha citado el Padrenuestro: es una expresa oración de petición, (el “pan de cada día”, “el perdón de las ofensas”, “la liberación de todo mal”), pero, es al mismo tiempo una oración adoradora, con un grito inicial de confianza, ¡Padre! Y el clamor amoroso de que su nombre sea santificado, que se haga realidad en nosotros su Reino y que se viva en nosotros su voluntad. Y no como petición sideral, sino comprometida: que le amemos como a Padre, que santifiquemos su nombre en los pobres, en los pequeños y en los preteridos, en los que es más es escarnecido, que vivamos en justicia y en amor, que es el verdadero Reino y que nos comportemos como su Hijo en la tierra, que esa es su voluntad.
    El evangelista constata que no fue posible que pasara de Jesús aquel cáliz: lo hubo de apurar hasta la última gota. Su petición inicial quedó incorporada y sublimada en su oblación final. Y de ahí el grito de Jesús que resume su lucha definitiva: “Padre a tus manos encomiendo mi vida”.
    Y dicho esto, solo me queda sacar la lección del ejemplo de Jesús: a pedir ya luchar con médicos, medicina, acompañamiento y ternura! A veces, el verdadero milagro está en la capacidad briosa, tenaz y solidaria de luchar denodadamente bajo la mirada amorosa de Dios Padre.
    Un abrazo para ti y tu familia.

  • Gabriel Sanchez

    Me voy a permitir matizar un concepto que se ha deslizado…y lo hago con enorme respeto por quien lo hizo, sin embargo, la matización tiene como objetivo, reparar…lo que a mi modestísimo y torpe entender es un equivoco sobre la oración… Se dice “Sólo la relación filial entiende el “pedir”. Los mayores, los maduros, los que se creen por encima del bien y el mal, no piden, exigen, demandan, luchan por coger y lograr”

    En poner en contradicción la oración filial y la confianza absoluta en el Dios de la Vida, con la lucha por la obtención de aquello que esperamos lograr…no es correcto en mi torpe modo de entender…En primer lugar, porque cuando se habla del sufrimiento de un inocente…El pedir por esa persona, es pedir por la restitución de lo que es justo…Que el mal no se enseñoree de un inocente …Por otra parte, debemos entender que Dios no quiere eso…¿Por que no interviene para repararlo?, pues muchas veces Dios mismo se hace uno de nosotros, para enfrentar el misterio de la iniquidad…junto con nosotros desde nuestra fragilidad y entonces suscita su Espíritu, desde dentro del hombre y de la historia, formas de oponerse al mal es decir a la injusticia, al sufrimiento y a la muerte…y nos impulsa e instruye las formas de luchar contra el mal(Ez. 33,7-8)…En por ejemplo el esfuerzo del hombre por hacer avanzar la medicina, o en el arte y ciencia del medico que cura…Dios actúa a través de la acción del hombre y asociada a ella(Hch. 3,1-6), así lo ha querido…Volvemos a repetir algo que sentimos muy hondamente, Dios Salva…desde Adentro…y desde Abajo(Fil. 2, 1-8)…Porque aquel que creo todo lo que existe…ha querido hacer del hombre su compañero de camino…y en su infinito amor gratuito…nos ha hecho a su imagen y semejanza, de tal manera que quien mira el rostro del hijo del hombre ve al Padre y quien mira el rostro de los “otros” ve el rostro de Jesús (Cfr. Gn 1,26; Jn. 14, 8-9; Heb. 2, 6-9)

    Pero el mal es justamente rechazo, de Dios, que ha querido hacer al hombre libre, aún para rechazar su justicia y su salvación…en cambio, aquellos que aceptan su Buena Noticia (Evangelio)…movidos por su Fe en Él…son capaces de ACTUAR VIVIENDO EN LA VERDAD Y EN LA JUSTICIA…Y CONSTRUYENDO ESA VERDAD Y ESA JUSTICIA…POR QUE LA VERDAD Y LA JUSTICIA DE DIOS…PUEDEN SER RECHAZADAS Y OCULTADAS POR EL HOMBRE, O ACEPTADAS…Y VIVIDAS(OBRADAS EN ÉL)…(Cfr. Rom 1,17-19)

    EN RESUMEN LA ORACION CONFIADA EN NADA SE OPONE AL ESFUERZO HUMANO…

    Y aún si me permiten, he pedido al Señor cosas, que el ha tenido a bien…ponerme a trabajar para lograrlas…como la fraternidad, la unidad y la justicia… Todo esto dicho con enorme respeto y en muchos casos cariño por todos los que son de otras religiones, o no son creyentes…Gabriel

  • Santiago

    Jose Luis, me uno a tu oracion ante El Senor, por tu hijo…..SI, todos los autores espirituales a traves de los siglos han exaltado la ORACION como el motor principal que mueve el MUNDO…y son, los misticos, lease Juan de la Cruz, (AQUELLOS que experimentan a Dios en esta vida) los que confian mas en esta oracion de peticion..El doctor mistico mandaba a sus hermanos monjes a PEDIR a Dios primero, antes de salir a la calle a mendigar el pan de cada dia…pues “veia” que el EXITO de la accion material consistia PRINCIPALMENTE a pedir primero al QUE PUEDE DARLO TODO…
    No solamente hay “cadenas” de oracion de peticion por TODO EL MUNDO -(mas ahora con la ayuda de la INTERNET)- sino que se han hecho estudios “cientificos” que demuestran que los enfermos por los que rezamos y a los que encomendamos en la ORACION, se recuperan mucho mas rapido y mejor, que aquellos por lo que no experimentan este acto de amor (ESTO le he leido varias veces en publicaciones medicas en relacion a las unidades de “cuidados intensivos” en EE.UU y se referian a estudios muy bien “controlados”, sin importar la denominacion religiosa del grupo que rezaba)
    APARTE del consenso humano en el poder de la oracion y nuestra necesidad animica de ella, como bien citas en tu articulo, el mismo Cristo insistio en la ORACION como la manera mas directa de obtener la gratuidad del Padre y la escritura habla de que “que nada hay IMPOSIBLE paa DIOS”…Se entiende, pues,… YA QUE Dios existe en un ETERNO PRESENTE..que trasciende nuestra limitadisima realidad humana
    ENCOMENDEMONOS nosotros confiados en la oracion, mientras encomendamos particularmente a tu hijo al Cuerpo Mistico del Hijo, al Pueblo de Dios en su TOTALIDAD, para que se logre su completa recuperacion…como padre que soy estoy contigo en estos momentos, Jose Luis,… cuenta con mis oraciones, las de mi familia y las de mi parroquia….abrazos de Santiago Hernandez

  • jftamames

    El misterio del dolor, del mal en el mundo. Vaya cuestión. La oración de petición, en la más profunda de las tradiciones, se entiende como postración de humildad ante la impotencia para hacer y, sobre todo, para entender. Más allá de lo que diga ciencia alguna, que siempre va detrás “descubriendo” lo que ya está creado, deseado pro Dios, desde toda la eterninad.
    En el abandono filial en un Dios que es el mejor Padre, se encuentra la necesidad de pedir. Sólo la relación filial entiende el “pedir”. Los mayores, los maduros, los que se creen por encima del bien y el mal, no piden, exigen, demandan, luchan por coger y lograr. Cuando se establece una relación filial uno tiene la confianza, siente la paternidad de Dios como algo cercano y natural. Pedimos, constantemente. Hasta le pedimos lo imposible. En medio del dolor esperamos, actuamos, ponemos todo lo humano para hacerle frente, mantenemos la escucha abierta a la voluntad de Dios, sea cual sea. Y ante la oscuridad, el dolor, la maldad palpable y real, queremos rebelarnos y salir corriendo. Quedarse y acompañar es lo heróico. Amar es eso. La pobreza, al final, es abandonarse en la voluntad de Dios. Y ese es el diálogo de la Cruz que sólo tiene sentido en la Resurreción. Las heridas del dolor, la maldad y la muerte están resucitadas. La Resurreción no las hace desaparecer, no es cirujía estetica precisamente. Resurreción con las heridas abiertas pero sin dolor ni tormento. Y lo que pido para todos los padres e hijos es que podamos soportar el paso por el dolor. No es fácil, no es humano, es escándaloso y sin sentido. Sin el Cristo nada de ello podría ser soportable.

  • oscar varela

    Hola!

    El corpus literario del Tango-Canción tine sus momentos:

    1º) al inicio del S.XX el Tango nace como firulete corporal orillero (pero de la campaña). No hay “Canciones”; tan sólo chascarrillos subidos de tono, sobre todo de simbología sexual.

    2º) hacia el ’30 se va haciendo “ciudadano”; deja de de-ambular y se esta-blece (in-corpora el piano) en Bs. As. Invitado al Teatro, se inaugura como “Canción”. Sus temas son “trágicos”. El primero es “Mi noche triste”.

    3º) con el 40′ le llega su akné brotándole por todos los poros. Hay de todo. Mientras tanto, a su lado, la Milonga (y, cosa extraña, también el Vals) le recuerdan que el Bailongo fue su cuna.

    4º) después de los ’55 le entra el desgano del casi-olvido

    5º) hasta que … bueno lo que fue pasando ahora no interesa más que:

    para hacer notar que el Baile (mover las tabas) es una fuente sentimental de “serotonina”.

    Quiero, además, aconsejar que hay Música” que te hace “vibrar” (es conocido el “efecto Mozart”). Pero para no ir tan lejos yo propongo siempre un Remedio al alcance de los labios:

    * TARAREAR

    * SILBAR

    ¡Fiesta, entonces, con José Luis! ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • josé luis

    Os agradezco mucho a todos vosotros la solidaridad y sincero sentimiento que habeis demostrado conmigo.No lo esperaba ni lo buscaba pero me ha sorprendido muy gratamente.Lo único que pretendía, desde una situación penosa como es esta, era haceros partícipes de mis reflexiones, como seguidor de Jesús de Nazaret,en relación a la oración de petición y los nuevos horizontes que podemos explorar de su relación con lo psicosomático, no tratado por los teólogos que he leído y que pienso que nos puede proporcionar nuevos horizontes de esperanza. Para que os tranquiliceis , os comunico que la medicación está haciendo muy buen trabajo en mi hijo Javier y que los médicos son optimistas.Un fuerte abrazo a TODOS. José Luis

  • Antonio Vicedo

    Hay una ORACION INTERACTIVA DE PRÁCTICA RELACIONAL, en la que nuestras deficiencias son vacios reales (conscientes o no) donde caben los llenos ajenos, sobre todo el de Dios como PADRE = AMOR.
    Tomar conciencia progresivamente clara de nuestros déficits reales y ponerlos CONSCIENTEMENTE a disposición de que se conviertan, por recepción de superávits ajenos, en nivel de suficiencia o también de superávit propio, es una VIVENCIA DE AMOR PERSONAL Y RELACIONAL. ¿No es también LA ORACIÓN una ACTITUD DIALOGAL INTERACTIVA?

  • MAR Medina

    Yo no sé qué decir de la oración, mucho menos de la oración de petición… No puede haber intervención ajena al devenir de las cosas… Pero el devenir de las cosas está influido por nosotros mismos.

    Desde mi tremenda ignorancia me atrevo a compartir mi sentir respecto a esto, que en lo que llamamos “oración de petición” ponemos nuestro corazón y nuestro anhelo desde todo aquello que compartimos con los demás (en el hijo enfermo, en el hermano necesitado, en nuestras más profundas carencias)y en nuestra verdadera raíz, desde la que somos con los demás, por eso puedo seguir orando desde mi humildad, mi desamparo y desde la esperanza de que lo mejor que pueda ser, será.

    Ánimo, Jose Luis, te deseo lo mejor para tu hijo y te aqcompaño en la oración.

    Un abrazo

  • ana rodrigo

    Querido José Luis, yo no tengo más palabras para ti, para tu hijo y tu familia que decirte que que mi corazón está con vosotros, que os doy mi abrazo y ¡ojalá pudiera hacer más por la salud de tu hijo!.
    Recibe mi fuerte abrazo.

  • Héctor Rodríquez Fariña

    José Luis, que cerca nos has hecho sentir a todos. Nos has hecho empezar a pedir al Padre nuestro que está en los cielos “hágase tu voluntad” y “danos hoy el pan nuestro de cada día”. Me he imaginado al Jesús histórico haciendo esa preciosa oración.
    ¿Sabes por qué no le importa pedirle al Padre? Pues porque su Creación ha colocado en el universo ese cosmos inmenso, que funciona bien, siguiendo sus propias leyes, donde no falta nada. No solo el pan de cada día, nos lo da todo.

    Jesús miraba a las estrellas, cosa que aprendió de su gran predecesor Abrahán. Somos una parte infinitamente pequeña de todo el firmamento. El Padre no nos ha podido dar más. En el gran milagro de la Creación puso ya todos los milagros. Gabriel Sánchez nos recuerda acertadamente esa preciosa frase de Queiruga: “La vida religiosa auténtica no consiste en ‘vivir de memoria’ de una revelación pasada, sino un vivir actual desde un Dios que se revela ahora”. Nos habla y habla en nuestra vida diaria y hablamos con él.

    ¿Sabes, José Luis? Tu y nosotros y todos vamos a seguir diciendo con Jesús, “líbranos del mal”, “bendice estos alimentos”, “acompáñanos en este viaje”. El pedir a alguien a quien queremos es tan natural como que el sol ‘sale’ todos los días. No sale nos dirán lo científicos, es la tierra que se revuelve y deja paso a la luz del sol. Muy complicado. Yo voy a seguir diciendo: preciosa salida de sol que nos regala el Padre hoy, Señor que en este día no me falte nada, ni a mi, ni a mis hijos, ni a Charo mi mujer, ni a todas las personas que quiero, ni a los que han sobrevivido la tragedia de Hatí.
    Una abrazo para ti, para tu hijo y para todos de Héctor

  • MARISA-EL TALLER:

    ¿Podrías tu recomendarme algún maestro de REIKI, en Barcelona, al que poder dirigirme para la iniciación y la sintonización?.
    Deseo sinceramente iniciarme, pero le temo “como una vara verde”, el caer en manos de algún desaprensivo embaucador.

    Gracias anticipadas

  • Como los primitivos Lakota o Sioux, yo tengo también un ritual propio, cuando me dirijo al Gran Misterio, (o Wakan Tanka, para los Sioux).
    Invoco el Gran Misterio, y le pido lo que creo que necesito, para los demás y para mi. La realidad no es la que percibimos y elaboramos en la mente, no. La realidad autentica, se nos escapa a la mayoría de nosotros. Esta realidad es poliédrica, nosotros “trabajamos” tan solo con determinadas facetas del poliedro.
    Si nos dirigimos al Gran misterio, y consideramos que es omnipotente. ¿ Como no?, puede presentarnos una realidad mas benigna para nosotros. El hecho de pedir, ya es hacer algo. Pensar que no nos oye Wakan Tanka, lo pensamos desde nuestra limitada percepción de lo real, que repito, se nos escapa su totalidad, la percibimos limitadamente.
    Resumiendo: desde nuestra limitada realidad, le pedimos a la Realidad Absoluta. Puestos a confiar ¿en quien confiamos?. En lo que nos dice nuestra limitada mente, o el la Realidad Absoluta.

    Por otra parte, considero que está bien pedir. Pero no podemos limitarnos a pedir tan solo. Estoy enamorado de la frase “a Dios rogando y con el mazo dando”. Es por este motivo que deseo iniciarme en el REIKI.

    MARISA-EL TALLER:

  • Lali

    Amigo José Luis, no desfallezcas y transmítele a tu hijo tu energía para que no se rinda. Te diría que lo hicieras explícitamente, mirándole a los ojos, tocándole, apretándole la mano, diciéndole algo así como: ¡Oye, tío, vamos a salir adelante!
    En mi opinión, lo he dicho otras veces, Dios no interviene. De hacerlo, no sería Dios. Básicamente porque no respetaría la libertad humana, que eso sí es sagrado. Si Dios pudiera intervenir, ¿no habría acabado ya con el problema del hambre? ¿Y con la injusticia? ¿Y con las guerras?… Para mí, la confianza en Dios se demuestra cuando uno anda el camino, no cuando espera que sea Él quien lo ande. Por eso me parece que lo más eficaz es que te sientes en el rincón de la soledad, recobres toda la confianza en ti mismo, te convenzas de tu gran poder como hombre y le digas a tu hijo: ¡Oye, tío, vamos a salir adelante!
    Lo que se da en llamar oración de petición, ¿no será la reflexión donde uno se encuentra consigo mismo y le hace ponerse manos a la obra para conseguir lo que se sueña? Aquí tienes muchos amigos dándote respaldo.
    Un fuerte abrazo
    Lali

  • Asun

    José Luis, cualquier empeño que ayude a vivir el momento presente y os dé confianza tiene sentido. No dejéis de sentir lo que os une, nos une y da fuerza.

    Pepe lo expresa muy bien. Por si acaso me voy a tomar nota de su correo electrónico, pues nunca se sabe…

    Gracias por vuestra confianza.

  • Pepe Sala

    El abrazo , José Luis, es muy bien recibido, altamente valorado y recíproco en éstos momentos tan trascendentales de tu vida.

    Lo que no asumo es eso de ” enano”… Quien ha escrito esto ( con lo que estoy totalmente de acuerdo) hace cierto tiempo, es un gigante humano. Ten la seguridad de que lo escrito por tí hace años habrá servido a otros-as en su caminar. Ahora te toca a tí beber la receta. Animo que es buena medicina:

    “”• La fe en sí mismo

    ◦Llamamos fe en sí mismo a la afirmación del hombre acerca de él mismo. Ella es la piedra angular de su humanidad. Sin la fe en sí mismo, el hombre no puede emerger de su vida. Sin ella, el hombre se confunde y se desvanece, junto con todo lo que le pasa y desaparece, al ignorar lo que él es verdaderamente.
    ◦La fe en sí mismo del hombre no se funda en nada contingente. Con toda la fuerza del término, es adhesión total del hombre a sí mismo cuando se confronta consigo mismo, cuando es pura y solamente conciencia que se concentra en sí, reflexiona sobre sí y se comprende. El hombre se capta, en la medida en que es capaz de hacerlo, mediante este movimiento esencialmente simple. Tal movimiento, por su parte, no está al alcance del hombre en cualquier momento o estado interior. Es el fruto largamente madurado de la fidelidad a lo mejor de sí en todos los comportamientos exteriores e interiores, en todas las decisiones cruciales que se imponen desde dentro o desde fuera.””

    http://2006.atrio.org/?p=1276

    Mi correo es jsalamiguel@yahoo.es (nunca se sabe de dónde puede llegar el ” clavo ardiendo” que se necesita en algunos momentos de nuestras vidas)

  • Gabriel Sánchez

    Y todo lo dicho para Jose Luis, en cuanto sentirnos profundamente solidarios y hacer fuerza y pedir por sus recuperaciòn va tambié para el entrañable y querible Pepe Sala…Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    Estimado José Luís Servera, en primer lugar permíteme padecer contigo, sentirme solidario hasta que duela, con tu sufrimiento y permíteme pedir que por la vía que Dios crea conveniente obre en vuestro hijo…haciendo que vuelva a el su salud, permíteme unirme a tu grito…pidiendo que la enfermedad, la angustia y el dolor pasen…Tal vez tan parecido al Grito de Jesús…, «Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.» y puso tanta fuerza en su oración que “Y sumido en agonía, insistía más en su oración. Su sudor se hizo como gotas espesas de sangre que caían en tierra.” (Lc. 22, 42. 44)…Dicen que cuando el hombre se asoma a la orilla del absoluto que es su muerte terrenal, llama a sus padres…y ante el limite…se abandona en manos del absoluto que muchos llamamos Dios…Y Jesús, nos enseño de mil maneras a sentirlo y llamarle Abba… Papito y a abandonarnos en sus manos y pedirle confiadamente y con fuerza y Fe (Cfr Lc 11, 9-13)…Tal vez debamos con Torres de Queiruga, más que enunciar… orar esta frase tan honda escrita por el gran teólogo gallego…” c) Vivir desde Dios
    Las consecuencias son enormes. Ante todo habré un espacio enorme de oración.: tomar conciencia y vivenciar esta característica última de nuestro ser. No sólo recibimos “bienes” de Dios: de sus manos estamos recibiéndonos constantemente a nosotros mismos; todo nuestro ser es una Palabra Suya una posición de su Amor activo y Salvador… (Recomendamos leerlo todo el libro “El Dios de Jesús aproximación en cuatro metáforas” si interesa esta en la biblioteca de koinonia)…

    Pero voy apelar a tu paciencia José Luís y a la de todos los conforeros para volver ( y van), a matizar el concepto modernista de magia…que es posible que haya servido para una determinada etapa de la historia…y del estado de investigación de la ciencia, en donde se pensaba en la existencia de un conjunto de hipótesis de trabajo, capaces de explicar toda la realidad, sus interrelaciones, transformaciones y devenir…Esto a nivel científico hoy esta superado, no existe un conjunto de “Leyes” que expliquen el comportamiento de una realidad que al “observarla” se descubre como caótica e imprevisible, por eso… de lo que se habla es que la ciencia es eso una herramienta de trabajo, que ni explica…ni abarca…ni tiene un conjunto de leyes que defina toda la realidad….ergo definir magia como un comportamiento que viola las leyes naturales, no es lógico… Existe un comportamiento imprevisible en muchos sectores de la realidad, hoy establecido por los más respetados científicos (Que se adscriben a la Teoría del Caos)…Entonces debemos tener cuidado de usar al menos criterios claros a la hora de enunciar definiciones absolutas…por ejemplo con el concepto Magia…

    Luego robándole el enunciado al gran teólogo Torres de Queiruga diremos que Dios inconmensurable Amor gratuito se ha revelado generosamente en los acontecimientos, en la historia en Jesús de Nazareth…Su Vida, muerte y Resurrección, Dios se ha auto donado en abundancia… y que si muchas veces no lo hemos entendido, comprendido, sentido…Es un limite de nuestra “inteligencia y de nuestra libertad —nuestra limitación de creaturas—“no de Dios

    Por eso José Luís, te suplico que me permitas junto a ti, elevar este clamor para PEDIRLE al Dios de la Vida, que sobre tu hijo se derrame su Vida…y lo haga en abundancia…
    Con cariño, un abrazo grandote, desde Montevideo.- Gabriel

  • MARISA-EL TALLER

    Jose Luis:Te siento cerca,cuenta con la oracion cristiana que es Sanadora, no, tengas la menor duda: No, se explicarlo tecnicamente, pero ES, estoy segura.La Fe mueve montañas, es palabra de Jesus y la Fe es la que cura.

    Yo, practico REIKI y tambien lo enseño, por eso puedes escribirme si quieres a mlpm12@hotmail.com para que te haga unas preguntas y tanto yo, como mi grupo, elevaremos oracion y REIKI, para tu situacion, ademas de comunicarte otras alternativas a la medicina convencional, para buscar solucion o mejora a lo que te este aconteciendo, ojala y se pueda solucionar, ojala y aprendamos, lo que tenemos que aprender de lo que te esta ocurriendo.

    Gracias, por compartirlo.

    Fraternalmente.

    Marisa

  • josé luis

    Pepe Sala: He leido tu enlace y pasando lo que paso al lado de tí me siento un enano. Felicidades y enhorabuena por tus hondas y consistentes lecciones de auténtica humanidad. Me siento muy cercano de tí, desde mi pequeñez y te agradezco mucho tu intervención. Un fuerte abrazo Pepe a tí, a tu mujer y a tu querido hijo

  • Querido José Luis

    Mi solidaridad con tu familia.

    Respecto al contenido del artículo, una sóla pregunta parafraseándote:
    “¿Se puede seguir creyendo en el concepto de “leyes naturales” en contra de la ciencia? ”

    Un abrazo, que los conceptos y las teorías nunca son tan impiratantes como el cariño ante las vidas concretas.

  • Kaláa

    Subirse a lo alto para poder gritar tu soledad….
    Y lanzar ¡SOS Apoyo!, y recibir…. Apoyo.

    Condenada Eco que suprime palabras contestando al mensaje.

    Saludos.

  • Pepe Sala

    Difícil me lo pones, mi querida amiga Mª Pilar:

    “”Ojala nuestro querido amigo Pepe Sala, se anime a compartir con Vd. su experiencia personal de lucha, y pueda darle ánimos y esperanza.””

    Me siento absolutamente incapaz de semejante tarea. Sólo puedo comprender, quizás un poco mejor que otros-as, lo que siente José Luis Servera en éstos momentos.

    ¿ Oración de petición?…Incluso yo mismo me pasaría horas en un claustro orando y pidiendo a ” dios” para que resuelva el problema del hijo ( y de rebote de los padres y hermanos) de José Luis. Yo no tengo ésa fe, pero dejaría montones de cosas sin hacer, si con ello pudiese conseguir algo al respecto.

    El tema lo enfoca perfectamente José Luis: LA RELACION POSITIVA entre las personas ( más aún entre familiares cercanos) es lo único que puede llevar a cabo el ” milagro”. Hay que tener mucha FE en las endorfinas. Y éstas sólo se crean en un ambiente favorable, positivo ( sin caer el el optimismo inverosímil) de confianza en la lucha que será necesario emprender, cambio de hábitos en el desarrollo de la vida diaria…

    En una palabra: el enfermo debe tener absoluta confianza en que quienes le rodean harán todo lo que esté en su mano por mitigar su enfermedad. ( sin proteccionsimos exagerados, puesto que le crearán rechazo.)

    Cada caso es diferente y cada persona es diferente, Pero hay una receta infalible, en caso de que las cosas admitan solución humana: la receta es TESON.

    Y los días, los meses , los años se pueden hacer muy largos; pero los resultados PAGARÁN CON CRECES todos y cada uno de los esfuerzos que se hayan hecho en favor de quien lo necesite. Sea hijo, hermano, o la vecina del 6º.

    Supongo que José Luis Servera ya habrá leido el mensaje que mandé hace años sobre mi hijo Marco. Pongo el enlace acompañado de mi mejor y más solidario abrazo:

    Esto solo lo arreglamos entre Tod@s, sí, pero de otra manera.

  • Charo

    Hay otro consejo: “Poned vuestro corazón ante Dios”. Y a veces nuestro corazón desea cosas.
    Me uno al deseo de que vaya bien.

  • oscar varela

    Hola señor José Luis Servera!

    Si lo que usted dice es verosimil -y tambien lo pienso yo-,

    lo correcto es que haga yo una “oración de petición”

    Amén! junto a un fuerte abrazo, puesto que ¡vamos todavía! – Oscar.

  • Manuel

    Magnífico artículo. Sencillo, claro y con enjundia. Se compadece con la ciencias y deja espacio, dentro de las leyes de la naturaleza, a la aparición de lo sorprendente.
    Gracias José Luis. Enhorabuena por tu artículo

  • mªpilar garcía

    Creo amigo José Luis, que se ha respondido ya en su art. a la pregunta.

    “Me siento mal, lo más querido de mi vida, está enfermo…” Mi impulso sería, pedir su curación, y eso sí está en esa mentalidad del dios tapa agujeros; pero no lo está, desde el reconocimiento del dolor que siento, abandonarme en sus manos, pedir conocimiento interior, de lo que de verdad es Dios, Esencia, Fuerza, Cetro…

    Fortalecer desde ahí mi corazón atribulado, levantar el ánimo, buscar todo aquello que a su hijo le pueda ayudar; especialmente a perder el “temor” a trabajar por mejorar, y si no fuere posible, asumir que el dolor, la enfermedad, está en todos los lugares de la tierra, afectando a millones de seres, quizá de manera más cruenta aun, que en nosotros mismos.

    Preparar el ánimo para lo que pueda suceder, sin dejar de luchar, por conseguir la salud del hijo amado.

    Esa oración de petición, que es, reconocer nuestras limitaciones, la necesidad de fuerza interior, ánimo para luchar, y ánimo también para asumir, en medio del dolor, que somos limitados, y que a todas las personas nos llegará ese momento.

    Intentar por todos o medios, que el enfermo sufra lo menos posible, darle fuerza desde nuestra fuerza, armonía, donde parece que solo hay desesperanza, una mirada nueva, ante la posibilidad, de que no se encuentre la manera de sanar la enfermedad…

    Si estamos en ese espíritu, quizá la serenidad llene sus corazones, y todo el organismo se libere de ese temor natural a lo desconocido.

    Mirar el final no como desastre total, sino como paso; asumir, que todas las personas somos finitas, aunque es muy duro, especialmente cuando se trata de nuestro hijo.

    Ojala nuestro querido amigo Pepe Sala, se anime a compartir con Vd. su experiencia personal de lucha, y pueda darle ánimos y esperanza.

    Un abrazo entrañable.
    mª pilar

Deja un comentario