Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4788 Artículos. - 76762 Comentarios.

¿Dios en Haití?

¿La tragedia de Haití suscita no pocas preguntas religiosas. La ciencia da respuestas acerca de por qué y cómo suceden los fenómenos pero, como decía Wittgenstein, una vez alcanzadas las soluciones científicas, permanecen las preguntas de sentido y significado, que escapan al ámbito científico.

En la tragedia de Haití concurren dos fenómenos convergentes y diferentes. Por una parte, la situación de la isla caribeña en una zona sísmica, con frecuentes terremotos y maremotos, expuesta también a huracanes y ciclones, en una de las partes más vulnerables del planeta. Por otra, la agresiva mano del ser humano, que ha desforestado Haití, sobreexplotado sus reservas naturales y construido poblaciones y ciudades carentes de los mínimos de seguridad. Las condiciones extremadamente precarias en que los colonizadores dejaron el paìs, la tradición racista y esclavista, la corrupción generalizada, la dictadura de gobiernos explotadores, como los Duvalier, y la injusta distribución de los recursos han aumentado los males de la isla. Se ha hundido todo, incluido el casco histórico y los organismos estatales, pero se ha preservado el moderno barrio rico de “Pétion Ville”, en Puerto Príncipe, como también la vecina y menos desafortunada República Dominicana.

A la luz de estos datos, la pregunta religiosa “dónde está Dios” no es ni puede ser la primera. Haití ejemplariza lo que ya pasó con el tsunami de Indonesia y las hambrunas subsaharianas. Hay pueblos, naciones y Estados que viven en la miseria, sin capacidad para defenderse de las catástrofes naturales. El orden internacional está montado sobre la concentración de riqueza en el 20% de la humanidad y el desamparo de buena parte de ésta. Por sí solos no pueden salir de su miseria, agravada por multinacionales que esquilman los recursos para obtener grandes beneficios en poco tiempo, gobiernos propios corruptos y vendidos, y países ricos que protegen sus intereses y los de sus compañías en el Tercer Mundo. Sin este orden de cosas se hubiera podido evitar la repercusión de la catástrofe o habría sido muchísimo menor. Pero los habitantes de Haití son tan pobres que ni siquiera tienen capacidad para recibir y repartir la ayuda que les llega. ¿Quién tiene la culpa? El actual orden internacional que sólo puede sostenerse en base al poder económico, político y militar de los países ricos, y la persistente corrupción de las elites dirigentes del país.

¿Y Dios? Seguimos buscando al dios relojero de Newton, que ajusta la maquinaria del universo para arreglar sus disfuncionalidades. Pedimos milagros naturales, que Dios envíe las lluvias o las pare, detenga los tifones, haga prodigios. Eso era tambièn lo que pedía el pueblo a Jesús, el deseo con el que el espíritu del mal le tentaba (poder, prestigio y dinero), y el sueño de los discípulos (un mesías milagrero). Dos mil años después seguimos buscando un Dios-providencia a nuestro servicio, un super-padre protector y un ser omnipotente que nos proteja de la naturaleza. Pero Dios no intervino para evitar el Gólgota, ni tampoco en Auschwitz, ni ha evitado pestes, hambrunas y otros desastres.

Creemos, con todo, que el mal es también un misterio que encaja difícilmente con la imagen de un Dios omnipotente y misericordioso, sobre todo, cuando se traduce en sufrimiento de los pobres y de los inocentes.

La ciencia formula las leyes de la naturaleza y explica las causas de los desastres, facilitando el progreso y el avance en el control de ella. Dios no tiene celos del ser humano, imagen suya, sino que capacita a la persona para ser creadora y generar vida. Le ha dado a la humanidad una responsabilidad en el mundo con la condición de que todos los seres humanos y la propia naturaleza participen equitativamente de las riquezas del universo. Defiende al pobre y al oprimido, y bendice a los que trabajan por la paz y la justicia, valores del Reino de Dios

Dios no es neutral, está en Haití en las víctimas y en cuantas personas trabajan allí solidariamente, se identifica con las víctimas y hace de ellas el criterio del juicio divino (Mt 25,31-46). Nadie tiene derecho a hablar en su nombre, sólo ellas y quienes comparten sus sufrimientos. Pero todos podemos y debemos hacernos presentes en Haití, atender a las necesidades urgentes de los haitianos y colaborar en su reconstrucción. Mas eso no basta. Dentro de pocos meses Haití será un mero recuerdo, excepto para los que siguen allí. La gran tragedia del siglo XXI es la de una humanidad que tiene recursos suficientes para acabar con el hambre y mitigar las catástrofes naturales, pero prefiere emplearlos en armamento, para defenderse de los pobres; en policías, para evitar que lleguen los inmigrantes a nuestras islas de riqueza; y en los despilfarros consumistas de una minoría de países. Del mal de Haití somos todos responsables, especialmente los países más ricos, y la solidaridad no puede quedarse en un momento puntual, aunque sea necesaria, sino que exige otra forma de vida. Haití personifica hoy a los pueblos crucificados, y la única respuesta válida es comprometernos para que no haya màs Haitís asolados ni Palestinas masacradas, como tampoco ningún Auschwitz ni Hiroshima. Todos tenemos que cambiar, y la referencia al Dios de Jesús ha de ser el gran acicate de justicia y solidaridad para los que nos llamamos cristianos.

    Firman este documento los siguientes miembros de la Asociación Juan XXIII: Josè Luis Andavert, Xavier Alegre, Juan Barreto, Fernando Bermúdez, José Manuel Bernal, Rafael Calonge, José María Castillo (vocal), Josè Centeno, Juan Antonio Estrada, Benjamín Forcano, Máximo García Ruiz (vocal), Josè Ignacio Gonzàlez Faus, Julio Lois, Francisco Margallo, Eduardo Malvado, Albert Moliner, Federico Pastor (presidente), Jesús Pelàez, Victorino Pérez Prieto, Margarita Pintos, Josè Luis Quiròs, Alfredo Tamayo Ayestaràn (vicepresidente), Juan Josè Tamayo-Acosta (secretario general), Rufino Velasco, José Vico, Evaristo Villar, Juan Yzuel.

33 comentarios

  • Observa el siguiente vídeo y te darás cuenta donde estuvo Dios en Haití.
     

  • Javier Renobales Scheifler

    Hombre, el quijadazo que le endiñó Caín a Abel también fue fraterno, ya que tanto el donante como el receptor eran hermanos, según la metafórica crónica bíblica. Un quijadazo mortal, pero fraterno, de hermano a hermano.
     
    Existe el amor fraterno, y desgraciadamente también el odio entre hermanos (fraterno pues), y la guerra entre hermanos.
     
    En realidad todas las guerras han sido siempre entre hermanos, también las cruzadas (llamadas cruzadas porque manipularon la cruz de Jesús de forma blasfema y criminal, no porque se cruzan en ellas todo tipo de bombas, balaceras y asesinatos).
     
    ‘El lenguaje’ tiene muchas trampas; bueno las ponemos nosotros que hacemos el lenguaje, especialistas en engañar, dados nuestros antepasados animales, que se especializaron durante cientos de miles de años en engañar y camuflarse para comer y no ser comidos, lo cual nos ha dejado heredada una potente impronta (pecado original).

    No sé si está científicamente admitido que el lenguaje lo desarrolló la persona humana por la necesidad de comunicarse mejor o por la dengañar mejor. Probablemente fue por ambas necesidades, por lo que el lenguaje tan desarrollado es esclusivo de la persona humana.
     
    Hoy somos más inteligentes que nuestros antepasados animales, de forma que nuestra capacidad de engañar es mayor que la de ellos.

    No es fácil amar la Verdad, tenemos mucha tendencia a engañar y a engañarnos.

  • jftamames
    ¿Cómo puedes considerar fraterna una “corrección” que recurre a  tanto adjetivo calificativo y denigrante como los que acostumbras? 

    Saludos

  • Gabriel Sanchez

    Como dije con el comunicado, uno puede discrepar , o… coincidir, como lo es en su mayor parte mi caso…Pero nadie puede negar la trayectoria y la coherencia de vida de muchísimo de los firmantes, lo que a mi a priori, me impone un gran respeto…

      Con respeto a Ludwig Wittgenstein, de quien se ha dicho ha hecho una gran contribución más que por los grandes avances que aporto, por una suerte de sistematización de la lógica positivista, que desato una discusión fermental…, aunque algunos hay inferido que es circular su pensamiento, que confronta al Wittegenstein de la primera época y al de la segunda época con sus propias  criticas a sus obras…Para conocer un poquito más a este profesor y filosofo…recomiendo http://plato.stanford.edu/entries/wittgenstein/
     Tiene un pequeño y somero raconto, con valoraciones incluidas sobre este filosofo, la riqueza de esta dirección es que se trata de la enciclopedia filosófica de Stanford, que reviste en su opinión cierta autoridad en la materia.- Con respetuoso cariño para todos .- Gabriel

  • jftamames

    Al equipo de Atrio
    Gracias por aceptar mi comentario y permitir la crítica. Puntualizo algunas cuestiones que, por culpa del teclado inglés, se me hace difícil acertar con todas las palabras.
    En primer lugar, hay que ser un vago inútil o un interesado para citar al primer Wittgenstein. Se creerán estos autoproclamados teolog@s que eso es un método científico. “Las preguntas de sentido y significado” ha sido, en la segunda época del pensador, abandonadas tras el fracaso de esa pretensión. Es más interesante leer y estudiar la posición de Bertrand Russell y como dudaba, sobre todo, del equilibrio mental del citado.
    Además, citando a expertos en la Ciencia como Khun, podríamos celebrar la capacidad de la ciencia y la construcción de paradigmas en función de los intereses de la comunidad científica en cada momento. Esa apelación a un conocimiento estable, en progreso indefinido y que sólo es cuestión de tiempo el acercarnos a todos los secretos de la Creación, es una posición de fe, de creencia jacobina, rallando con la idolatría más paleta.
    En segundo lugar, apelar a la madurez ante un Dios, el Totalmente Autista para la mayoría de estos autoproclamados teolog@s, tiene rastros claros del Hermano Mayor del Hijo Prodigo, elementos esenciales de la Caridad y del corazón del Padre. En mi docto entender, que es poco, y en mi recto proceder, que sólo es un intento, la corrección fraterna que se me ocurre es que revisen dos cosas esenciales estas buenas y buenas mujeres de la Asociación:
    Su afectividad. No han experimentado todavía en su vida espiritual la presencia del Padre. Eso no es motivo, y he aquí mi corrección fraterna, el presentarnos un Dios que exige una madurez humana o espiritual, de “verdadero creyente”.
    Su debilidad. No ha experimentado el perdón sanador, la misericordia y la dicha de ser Hijos. Su debilidad les asusta y se apartan del curso de la vida para ser la conciencia crítica del resto de la Humanidad. No quieren dar un paso para ser parte de una comunidad más encarnada, más real, porque no aceptan la debilidad propia. Eso no es motivo, y he aquí mi corrección fraterna, para exigir una relación con Dios como si fuera un Totalmente Tonto inaccesible.
    Por otro lado, el análisis de la situación actual de forma totalitaria, ideológicamente alineada con movimientos de progresistas de la nada, es parcial y tendenciosa. No sólo falsea la realidad del hecho analizado, todo, sino que no es posible para el hombre, por muy asociado que este al nombre de un Papa, el poder acertar con la solución final y definitiva.
    En primer lugar porque desaparece del análisis, de forma interesada, como siempre, los más de 100 años de poder, terror y crueldad del socialismo, en todas sus formas, en más del 80% de las naciones y pueblos del mundo.
    Por otro lado, lanza falsos sentimientos de culpabilidad sobre las sociedades Occidentales cuando, a parte de sus miserias, han alcanzado un nivel de progreso que, ni con la oposición sistemática del socialismo, se ha podido parar.
    Pues bien, hace unas semanas, la podredumbre moral que apuntaba el obispo Munilla centraba las cuestiones sin maltratar a Wittgenstein, sin adoctrinar sobre un sentido de la ciencia, si alejar a Dios de nuestro Hoy y sin alinearse con los poderes de la Tierra, del Mundo, en su sentido más evangélico, que son las corrientes progresistas.
    Por el cumulo de errores de interpretación, por los calificativos puestos sobre la acción de Dios en la Historia, por su referencia a las líneas de pensamiento de la progresía más básica y elemental, este manifiesto tiene toda mi repulsa y desprecio intelectual. En aquello que considero más doloroso entre cristianos, lo he resuelto en corrección fraterna pública porque público ha sido el manifiesto este.
    Con esto cierro mi cupo de 2 aportaciones por post.  Entiendo que es una explicación del primero pero, para no faltar a mi compromiso, apuntamos como segundo a este. 

  • Gabriel Sanchez

    Un segundo avión con ayuda humanitaria de Argentina y España llega a Haití
    TeleSUR _ Hace: 1 dia
    Un segundo avión militar con medicamentos, alimentos y productos para la potabilización de agua que partió este sábado de Buenos Aires llegó a Haití, en el marco del acuerdo de cooperación entre Argentina y España, informaron fuentes oficiales.

    En esta nueva partida de ayuda humanitaria se transportaron equipos y herramientas para la gestión del hospital “móvil” argentino en Puerto Príncipe, generadores eléctricos, tiendas de campaña, alimentos deshidratados y barras energéticas, productos y equipos para la potabilización de agua, material médico y medicamentos.

    El avión, que despegó del aeropuerto internacional de Ezeiza a primera hora de esta mañana, ya llegó al país caribeño, confirmó a Efe la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.
     
    http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/66115-NN/un-segundo-avion-con-ayuda-humanitaria-de-argentina-y-espana-llega-a-haiti/
     
     
     
    Cumbre de Unión Africana inicia con un homenaje a las víctimas de Haití
    El presidente de la comisión de la UA señaló que África mantiene una deuda con Haití, por tal motivo la organización africana analizará la propuesta del presidente de Senegal, de brindarle apoyo a los haitianos que quieran vivir en el continente africano
    La cumbre número 14 de la Unión Africana (UA) que comenzó este domingo en Adís Abeba (capital) Etiopía, realizó un homenaje a las 170 mil víctimas del potente terremoto del pasado 12 de enero en Haití.

    “Lo que ocurre en Haití es una tragedia que trasciende las fronteras. África, tierra de origen de esas poblaciones haitianas golpeadas, está muy  concernida”, declaró el presidente de la comisión de la UA, Jean Ping, en su discurso de apertura.

    Ping subrayó la deuda de África con Haití, “primera República negra del  mundo en 1804, que llevó el estandarte de la emancipación del pueblo negro y  pagó un alto precio por ello”.

    El presidente de la Comisión señaló que la UA y los Estados miembros deben  analizar “la propuesta presentada por el presidente de Senegal, Abdulaye Wade,  para ver en qué condiciones se puede contemplar el regreso a África de los  haitianos que lo deseen”.
     
    http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/66133-NN/cumbre-de-union-africana-inicia-con-un-homenaje-a-las-victimas-de-haiti/
     

  • Equipo Atrio

    Aunque el comentario anterior contiene descalificaciones generalizadas e injustas a la Asociación de Teólogos, no ha sido suprimido en esta ocasión. Sugerimos no tomar en serio su ampulosa e ininteligible argumentación. 

  • jftamames

    ¿Wittgenstein? Será el Primer Wittgestein al que se aferran los que no reconocen que la revisión de la segunda época desmorona el esfuerzo primero. Hay que ser leales con las citas y decir, a reglón seguido, como se desentendio el pensador de emular a Kant por la vía de la lógica del Lenguaje. Que sano sería que esta Asociación leyeran a Roussel.
    ¿Ciencia? Otra sarta de lugares comunes de la ciencia del XIX. Para los católicos de base, que tenemos que leer y trabajar, sabemos que los paradigmas de cada época dictan el marco de la investigación y que, en estos momentos, la ciencia contesta a lo que la comunidad científica ve como útil. Dentro de todo ello la ciencia siempre va detrás de lo Creado y no sabe ocupar su lugar, humilde y sensato, para servir al hombre en su destino trascendente.
    Tras estas dos declaraciones e inttroducciones de ignorantes infinitos, porque comparados conmigo, católico de base, trabajador y padre de familia, ya podrían dedicar su largos tiempos de ocio a ponerse al día, se descuelgan con un visión del Padre de Hermono mayor, de quien el Hijo prodigo no encontro más que odio y rencor. Vaya con ese Dios que nada tiene que decir ni que hacer, al que no se le puede pedir ni clamar. Vaya con esta Asociación de Embebidos en su idea del Padre lejano que exige hijos maduros. Pido un voto de confianza a los que son como niños, a los que son los hijos prodigos y han encontrado a ese Dios cercano, vital y con corazón.
    Pero no se queda ahí la llamada de atención a los que no son como ellos, hombres y mujeres maduros, ya en la quinta esfera de la experiencia del Totalmente Autista. Como son los únicos salvos, los únicos maduros, los únicos que saben de ciencia y teología, lo saben todo. Todo sobre por qué pasa lo que pasa, quienes son los culpables y todo sobre lo que hay que hacer.
    Pero en esa respuesta totalitaria, sin resquicios a la duda o la crítica, en esa soberbia del autojustificado, se alinean, por casualidad, seguro, con los poderes progresistas de este mundo. Esos poderes que han dejado de ser los actores principales del terror y el horror del siglo XX, y que, para ellos, son los poderes que representan el camino, la verdad y la vida.
    Por último, curiosamente, la podredumbre moral que supera la situación de Haiti, que la ha dejado a su suerte, la señalo con más acierto el Obispo Munilla. Pero no, en este caso se trata de la opinión de quienes comulgan con una visión ideológica de la Fe y por eso tienen un espacio de respeto y de opinión.
    En mi humilde opinión tendría que ser una Asociación pero me parece pretencioso, y un insulto a los que lo son de verdad, denominarse de Teolog@s.

  • Luis Cobiella Cuevas

    Me siento solo y, desde luego, analfabeto en cuestiones en que interviene el tèrmino Dios. A veces le han representado como un anciano, con sus barbas y una túnica; claro que no es eso. Pero, además de barbas, le hemos puesto palabras que, como las barbas, tampoco es eso porque las palabras, al igual que las barbas, tienen sentido hablando de personas. Dios “está” y no entiendo más estar que el de los objetos, las personas; Dios “permite” y no entiendo el verbo sino cuando se refiere a una persona; y Dios no es una persona. ¿Por qué entonces he dicho lo que he dicho, si parece que soy ateo? Porque no soy ateo: creo en el Dios que Jesús nombra con el nombre de Padre y en el que cree y espera, y de quien es única expresión.

  • Sarrio montés

    Leo todos vuestros comentarios, cada uno presenta su propio interés, pero al final termino con una esquizofrenia que raya en el dolor de cabeza o cefalea como dicen los entendidos.  Me duele Haití y me duele el negro que, sentado humildmente en el banco de la estación, es requeriod por la policia y, ante la entrega de unos papeles cno convincentes, delante de todos, es cacheado, obligado a vacias sus bolsillos y conducido en coche policial a las dependencias igualmente policiales…
    Haití está a la vuelta de la esquina. A veces, cuando duele tanto que el puñetazo natural o humano, va siempre a parar al rostro del pobre, surgen preguntan más rastreras que preguntarme por Dios.  ¿No tenrá culpa de todo esto la humanidad entera, incluidos los pobres, por no haber hecho ni haber intentado siquiera una verdadera revolución, con todos los medios, por la vida, la igualdad de oportunidades y la dignidad de todos los humanos.
    UNA REVOLUCIÓN ES MALA Y LLEVA CONSIGO MUERTE, nos dicen los prebostes religiosos, por ejemplo, para evitar que alguien se levante contra el impostor de Honduras.  Y la no revolución lleva consigo sangre, muerte y sufrimiento continuo de los inocentes, de los pobres de la tierra, pedro hay siempre un culpable donde derivar el rollo: las fuerzas naturales, los riesgos sociales, las armas de destrucción masiva, el mismo Dios que no evita lo que debería ser su obligación omnipotente evitar.
    Y Obama  -el que hasta anteayer era el popular Obama- ocupa Haiti con diez mil marines mientras invita a los grandes de la tierra, sus esbirros, a la oración de la tarde, a la oración de la muerte.
    ¿Donde está Dios?
    Tal vez alguien le busque en el despacho oval de la Casa Blanca.  ¿Lo encontrará?  Hoy todo es posible.

  • Raquel Elizabeth

    Frente a tantos comentarios me vi obligada a leer muchas veces el texto .
    Estoy muy de acuerdo con él y tanbién muy pertienente lo de Antonio Vicedo.
    Cuando Dios quiso mostrarse al mundo lo hizo a través de Jesús, quien padeció dolores muy humanos. Dios está con los damnificados del mundo y con todo el que lo quiera encontrar.Omnipotente en su amor infinito y presente en la fraternidad.
    Yo no soy nada más que una aprendiz de todos ustedes, pero si pensara y creyera que Dios podría salvarnos de tantos desastres y no lo hace, sinceramente dejaría de amarlo y pasaría a sentir terror hacia él. Ese no es mi Dios, ni el de Jesús.
    Gracias a todos ustedes
    Raquel Elizabeth

  • Gabriel Sanchez

    Y hablando de compromiso, Teresa una entrañable y comprometida hermana, que Joxema tiene la suerte de ser su Esposo, me reenvia lo de Avaaz, que ella firmó y que tiene la dirección electronica para firmar para la condonación de la Deuda de Haití…seria bueno que todos los firmaros y nos demos cuenta que si Dios esta en algún lado, esta en nuestro compromiso con el tema…

    “El jue 28-ene-10, Avaaz.org escribió:

    De: Avaaz.org
    Asunto: Gracias por actuar
    Para: teletum2000@yahoo.com.ar
    Fecha: jueves, 28 de enero de 2010, 4:06 pm

    Gracias por firmar esta petición para que se condone la deuda de Haití. Si un número suficiente de nosotros la firmamos, podremos conseguir que el FMI y gobiernos acreedores escuchen nuestro mensaje.

    Por favor, corre la voz: reenvía el email de abajo a amigos y familiares y postea este enlace en Facebook:

    http://www.avaaz.org/es/haiti_cancel_the_debt_7/97.php

    Muchas gracias,

    El equipo de Avaaz”

    Y con respeto a quienes son el pueblo de Dios…todos somos llamados… pero no todos respondemos siempre…Lc 6,19-26 y si quieren saber exactamente donde esta Dios, lean el Evangelio…Mt. 25,40.- Un abrazo a todos…Gabriel

  • Antonio Vicedo

    Más bien a la pregunta del tema y a tan suculentos comentarios lo que habría que juntar, para general toma de conciencia y respuesta ineludible y práctica con efectividad de NOVEDAD y no de REMIENDO, es el PASAJE ARQUETÍPICO en el que DIOS, desde dondequiera que está, cuestiona al SUPERVIVIENTE CAIN: ¿-DÓNDE ESTÁ TU HERMANO?
    Es la PERSONA, TODA persona, y sus INTER-RELACIONES a nivel de HUMANIDAD lo que está en cuestión para el CAÍN vivo, ante el ABEL muerto intempestiva y VIOLENTAMENTE.
    Es cualquier PERSONA, en su apreciación de PEQUEÑEZ e INSIGNIFICANCIA desde CUALQUIER PODER, la que tiene consideración de VALOR INCALCULABLE y DIVINO, para que no pueda quedar impunemente ninguneada sobre su sangre o huesos revestidos de pellejos empapando o recargando la Tierra: – “CONMIGO hacéis LO QUE con UNO CUALQUIERA DE MIS MÁS PEQUEÑOS HERMANOS.”
    ¿Hasta cuando seguiremos ofreciendo la ARQUETÍPICA RESPUESTA: -Acaso soy el guardián de ….? Pues ya, ni nos atrevemos a reconocer el fondo de la pregunta: “TU HERMANO”: LA FRATERNIDAD HUMANA, ante tantas justificaciones infantiles de pertenecías a paternalistas estructuras de PATRIAS.
    ¿Para qué hacer cuestión de DIOS a quien no vemos, si no la hacemos realmente de SUS HIJOS, nuestros HERMANOS, que los tenemos a la vera del camino o caminando, sin alientes ni eficaz reconocimiento y ayuda, por nuestro mismo camino?

  • Fico Sánchez Peral

    Hola foreros, me tenéis desconcertado. No pensaba yo encontrar por estos lares cosas tan extremas y, por extremas, hasta opuestas.

    Dolor, impotencia y contradicción. Eso, creo yo, es lo que pasa.

    No me parece mal lo dicho arriba por los teólogos, es más, la mayoría de lo dicho ¡me parece muy bien! Como también me parece bien, mucho –no todo- de lo dicho en vuestros comentarios.

    ¡Dolor, impotencia y contradicción!

    Y por eso arremetemos (disparamos) contra todo lo que se menea. Y claro, lo que se menea son los teólogos, lo que se mueve son las ONGs, se mueve la ayuda humanitaria de los países, se mueve Cruz Roja y nos movemos (hablamos) hasta los foreros…

    ¡¡¡Dolor, impotencia y contradicción, cooooooñooooo!!!!!!!

    Y por disparar a todo lo que se menea, en nuestro impotente esfuerzo por hacer algo, cuando no podemos hacer casi nada; acabaremos por mordernos unos a otros y hasta nuestro propio cuello si el vecino no nos deja hacerlo en el suyo…, o el de los teólogos, las ONGs, los países que ayudan y fueron –fuimos- causa directa o indirecta de la pobreza previa de Haití… y hasta lo pagamos con Dios…

    Quizá si aplaudiéramos y apoyáramos (tiempo habrá –después- de ir más al fondo de las cosas y de las causas…) todas esas iniciativas de los otros, estaríamos (como dice Luis Troyano: “La espiritualidad bien entendida es lo más auténticamente revolucionario…)) creciendo en espiritualidad, descubriéndonos y depurándonos a nosotros mismos y en nosotros descubriendo la presencia de Dios y, por ella, dejando ver –trasluciendo- la presencia de Dios que, de esa manera, estaríamos haciendo presente en Haití.

    No sé…, no veo yo claro esto de tirar a dar a los que, con el mismo dolor, impotencia y contradicción que nosotros (¡y que Dios!), intentan hacer algo…

    ¿Dios en Haití? Creo que nos toca llevarlo a nosotros. Unos ya se han ido a hacerlo directamente a pié de obra, y los que no podemos ir, podemos apoyarles y apoyar a quienes les apoyan.

    Un abrazo. Fico.

  • Javier Renobales Scheifler

    Leo, como dice Gabriel Sánchez, los nombres de los miembros de la A. Juan XXIII firmantes del texto del hilo, y veo que sólo hay una mujer, Margarita Pintos, entre más de 25 firmantes. Ni el 4%, a excepción que confirma la regla.

    Lo que me recuerda que, gracias a la imposición de los que se apoderaron de la ICAR (todos machos, aparte su orientación sexual), la teología es pues hoy todavía ‘cosa de hombres’ casi al 100%, lo cual la ha condicionado tan desfavorablemente, acentuando su deshumanización por ejemplo; así nos luce el pelo.

    ¿Que los USA se apoderan más todavía de Haití, aprovechando el terremoto? Bueno, no es nada nuevo. El sistema seguirá siendo el del rico Epulón: cuanto más rico sea Epulón y mayor sea su mesa para poder aumular más en ella, más migajas caerán de su mesa: lo cual demuestra que el sistema crea riqueza también para los menesterosos como Lázaro, el cual aporta su trabajo limpiando de migajas el suelo de Epulón (sin contrato de trabajo, y sin papeles).

    Por ejemplo, cuando el Papa viaje a Haití o a España o a donde convenga a su apostolado, del montón de millones de euros que gastará con sus viajes algo les caerá a los menesterosos (ahora mismo no alcanzo a ver cómo, pero seguro que Dios Providencial proveerá -es su función-: las migajas redentoras les caerán de alguna forma, hay que tener fe. Serán redimidos).

    Dios está donde estamos nosotros, y hace lo que hacemos nosotros, lo mismo morir aplastado en Haití y de hambre por todo el planeta, que acumular riqueza donde la acumulamos. Dios es nuestra libertad y nuestra evolución, nuestra vida. Esa es la Verdad que vemos en la Realidad, sin necesidad de más teologías, sermones ni sacramentos.

    Dejemos pues a Dios en paz: la cuestión es nosotros. Y esto no tiene ninguna pinta de que lo vayamos a cambiar, y menos hablando de Dios, ni viajando el Papa aquí y allá, ni sin viajar, aunque los gastos de esos viajes (si fueran anulados, que no lo serán) fueran directamente a los hambrientos, pues no irán en ningún caso.

    Admitimos que los inmigrantes vengan a España sólo mientras haya trabajos que los españoles no los hacemos, al menos por esas retribuciones. Pero en cuanto hay mucho desempleo, que se vuelvan los inmigrantes, cerrojazo, que España es de los españoles por derecho ‘natural divino’; como dice el Papable Cañizares: si España deja de ser católica, deja de ser España. Para eso ha manipulado el catolicismo la jerarquía católica: para hacer España, nacionalismo español, puro ‘evangelio jerarca’ para privilegiar su ICAR.

    Así que al haber dejado yo de ser católico, habría dejado de ser español … y tendría que quedarme en vasco a secas? Pero si decían que ya no había griego ni judío ni gentil ni hombre ni mujer …

    Hay que hacer desaparecer los Estados (nacionalidades incluidas, ¿e Iglesias? creo que sí, también Iglesias) cuanto antes, por el bien de los pobres. Los Estados y las nacionalidades son un instrumento muy eficaz de los poderosos, para que trabajemos cada uno para nuestro país, para nuestras ‘amadas patrias’ respectivas (para nuestro grupo de cercanos, las cebras con las cebras, los ñúes con los ñúes,l os cocodrilos con los cocorilos) … y poder así aprovecharse mejor, más sistemáticamente, los ricos y depredadores de todo tipo, de los pobres, y concentrar el poder cada vez en menos manos. También los Iglesias son un instrumento muy eficaz …

    El pueblo de Dios, la familia de Dios, somos TODOS. Por ahora casi exclusivamente en teoría, rechazada por las Iglesias, ya que cada una barre para su casa, disfrazados de servir a Dios (jodido pretexto).

  • Gabriel Sanchez

    He quedado alelado con las participaciones, me parece que seria bueno que alguien pasase por aquí las campañas de Amnistía Internacional y Avaaz y otros colectivos, sobre Haití, y se estuviera pensando como reclamar que los Yanquis que son quienes han modelado este Haití, para robarle sus recursos naturales, se fueran y dejaran no a la Minustah, sino un continentes de sociólogos, educadores, enfermeros, médicos y con los recursos necesarios para que el pueblo Haitiano se reconstruya como a él le venga bien…no olvidemos que en realidad Estados Unidos dio un golpe de Estado y tiene prisionero a que en realidad le correspondería ser el presidente constitucional, porque el gobierno de Arístides, comenzó a estudiar el tema del petróleo…Es hora de ver que podemos hacer y no de discurrir filosóficamente…

    No obstante, en primer lugar tengo un profundo respeto por la trayectoria de los firmantes de este comunicado, me parece una irreverencia gratuita algunas de las expresiones que se usaron para confrontar a gente con esta trayectoria, no por autoridad, sino por coherencia de vida y de posturas…lean con cuidado sus nombres…

    La trampa de el adverbio de ubicuidad en teología, es por lo menos medieval…el lugar el ámbito, no refiere a un lugar físico, sino a una situación experiencial…

    Luego coincido con cada palabra del comunicado y si bien uno no debe hundirse en la culpabilidad, esta bien que se entienda que muchos somos responsables de un mal estructural colectivo, por ausencia, por concurrencia, o por complicidad…como les guste hay para todos y que tal vez la afirmación más importante, no es que Dios esta en la victimas Haitianas, sino la apelación a nuestra actitud…que es lo importante, lo de Haití linda con el genocidio…y si bien Estados Unidos es un responsable de primera mano, nuestra actitud y nuestras acciones nos pondrán del lado de las victimas o de los victimarios…y eso es lo importante, el imperio apuesta al olvido, olvidaremos…nos enfrascaremos en discusiones sobre la ubicuidad de Dios y sobre el significado mágico de tal afirmación… o pertinaces estaremos presentes en toda campaña, en toda denuncia, en toda movilización, sin olvidar, que siempre algo sumaremos a cambiar la situación de Haití aunque más no se el grito de denuncia…para evitar el olvido…En resumen el texto en mi leal entender, trata no de donde esta Dios, sino de donde estamos nosotros y nuestras acciones…. Con cariño para todos los foreros, esperando no ofender a nadie, que no es mi intención…sino que pensemos…simplemente…Un abrazo desde Montevideo.- Gabriel PD…, no comparto aunque respeto, la opinión de Pepe Blanco sobre Boff…en lo que seguramente promete ser en el próximo trabajo de Boff, un polémica interesante…Gabriel

  • Sarrionandia

    Voto a Diógenes! que cuando oyo definir al humano como bìpedo implume peló una gallina y la mostró: ahí tienen a su humano!
    La pregunta «dónde está Dios» no tiene respuesta, porque dónde es adverbio espacial y Dios no ocupa espacio. De Dios sólo podemos, análogicamente, decir que ES de forma que no ocupe espacio ni fluya con el tiempo.
    Rompamos rutinas y mejoremos nuestros lenguajes.

  • Asun

    Gracias por vuestros comentarios y reflexiones. Me han hecho ponerme a ello.¿Dios en Haití? Buena pregunta, no hay respuesta. Tampoco concisa.

    Creo que primeramente tendríamos que preguntarnos de qué Dios hablamos o en qué Dios creemos, o qué Dios proyectamos, porque las imágenes o ideas que nos hemos ido haciendo de Él pueden haber ido evolucionando cuanto más se conecta con la vida que es y somos.

    “Somos nosotros los que hacemos ausente a Dios, le dejamos fuera de juego”. Del juego de la inconsciencia en el que estamos como locos volcados en constructos mentales y ya quedando obsoletos. Sí Honorio, no dejando actuar el Misterio de lo que es que todo entreteje y nos une al otro aún en la diferencia.

    El Dios compasivo de Jesús es priorizar al ser humano, haciendo presente con inmediatez, la puesta en acción, mucha confianza y ternura el bien de la persona por encima de todo lo demás.

    Sin embargo el sistema de poder o conjunto de sistemas, -así los llamamos de manera abstracta-, ignoran lo que es la compasión, acrecientan la miseria de muchos a favor de unos pocos. Pero están regidos por personas, no son seres abstractos. Son como todos, personas de carne y hueso las que hay detrás, que pueden cambiar la mirada y nos urge que entre todos hagamos este cambio, este removerse por completo las entrañas, de tal modo que dejen su huella y se dé un giro de sentido para siempre.

    Hasta ahora ha sido imposible o muy difícil el cambio por su fuerte inercia, pues se ha tenido otro tipo de prioridades e intereses,- además de grandes montones de indiferencia-, que se han movido en espacios que nos han dejado “ver” más allá de las consecuencias inmediatas del beneficio económico, del poder y de la comodidad. Se ha gestionado para consolidar la “seguridad” y las “necesidades”, pero ¿De qué y de quién? Aquí en distinto grado nos reconocemos todos, estamos en complicidad metidos hasta los tuétanos.

    El planeta es lo que es y demás tiene con serlo. Si somos incapaces de no crear separación entre los seres humanos, nos falta también lucidez en reconocer humildemente nuestra impotencia o ceguera para controlar y agradecer lo que nos sostiene durante millones de años, y que, sin embargo, despóticamente usamos y explotamos inconscientemente.

  • ELOY

    La tierra se mueve por parámetros geológicos y físicos. La construcción y la seguridad tienen sus requerimientos técnicos.

    En muchos accidentes está “la mano” mal utilizada de los seres humanos que casi siempre castiga a los más pobres.

    Pero pese a todo, el dolor y el mal siguen siendo un reto, un misterio, para la comprensión de un Dios todo bondad. orque el mal y el dolor existen.

    Cuando la desgracia nos toca en la propia carne, el espíritu se espanta y se revuelve contra la esperanza y contra Dios.

    Pero esa pregunta de donde está Dios en este momento de dolor, ¿no nos viene ya desde la cruz del Gólgota?

    Sobre esta cuestión adjunto enlace con reflexión de que me llega por correo electrónico.

    http://d.yimg.com/kq/groups/3453930/637195736/name/Dios%20en%20Hait.doc

  • Miguel González:

    Muy bien que coincidas conmigo, pero no decía eso que citas, tan solo. Ya sabes lo del contexto…

    (Tercer comentario, se acabó mi intervención en este foro).

  • Carmen (Almendralejo)

    Pues claro que está en Haití, ¡Cómo no! ya llegarón los Marines, las ONG y todo el grupo de mariachis del mundo global de 1ª clase…

    Y cómo no, vemos que este dios, es igual ue el dios del catolismo puro y duro, da más al que más tiene y premia a quien peor se porta.

    ¡Ah! y lo último es adoptar a niños, y a seminaristas, abtenerse de adoptar a Mujeres, que ya sabemos que estas son alévolas y pecaminosas.

    ¿Será por eso que dios, destruyó a Sodoma?
    ¡No les parecían estatuas de sal las figuras humanas, vivas, y aquellas pobres gente que entre los escombros sobrelsalian sin vida?

    Este Terremoto, es algo que lleva pasando miles de años y siempre es causa de la maldad del pueblo perverso.
    Eso dicen la gente de iglesia

    ¡Pobre D*s! y pobre gente de Haití, de Españá y de la isla perejil, con solo un yanqui-marine-ONGS ni siquiera hace falta ningún dios

  • pepe blanco

    Oscar Varela,

    Gracias por tu comentario, que me ha hecho reír un rato, con lo serio que yo estaba…

    Y lo peor –o sea, lo mejor- es que, que yo sepa, no hay indicios de que los terremotos tengan que ver con el cambio climático, ni con la tecnociencia. Es decir, ahí va a encontrar un escollo Leonardo Boff para predicar su fe en la Gran –y Puta- Madre (pero puta, puta de verdad, cuando se empeña en serlo) y en su amoroso equilibrio noosférico con los seres humanos. Un equilibrio muy tierno, hasta que una placa tectónica se harta de soportar a la que se le viene encima y pasa lo que pasa…, que la pax noosférica se va al carajo.

    (Cuando vuelva a hablar Boff de Gaia, que volverá a hablar, porque es una de sus obsesiones actuales, contaré un poquito lo que no me apeteció contar en otro momento acerca de por qué la fantasía Gaia es exactamente igual de mágica y de irracional que la fantasía del Diseño Inteligente y, por consiguiente, por qué las dos fantasías -pues no merecen ni la denominación de teorías- son igualmente rechazadas de plano por la comunidad científica internacional)

  • Miguel González

    Luis Troyano: estoy muy de acuerdo en esto que dice: “Ya está bien de flagelarnos, con nuestro sentimiento de culpa. Ese que nos han inculcado desde la Iglesia secularmente. El dolor y sufrimiento en el mundo, está pidiendo redención. Desde que el mundo es mundo. Y es responsabilidad nuestra esa redención, pero entiendo desde la razón que Dios me ha dado. Que mas que nuestra, es responsabilidad de Dios”.

    Con su tinte nietzscheano, pero yo también lo veo así.

  • H. Cadalso:

    Gracias Honorio por manifestarme tu acuerdo con mi reflexión.

    Le preguntaba Einstein a Freud, en una carta, si el humano podría vencer el instinto de muerte. Ese instinto que nos lleva a destruir. Thanatos, en contraposición a Eros.
    No te pierdas lo que contesto Freud. “Tan lento muele el molino, que podemos morir de hambre antes de conseguir la harina”.
    Creo que todo puede resumirse en que nuestro cometido como humanos, es revolucionar el molino de Freud. No hay termino medio, si no construimos, destruimos. O Eros o Thanatos.

    Quiero que se me entienda con lo que voy a decir:
    Ya está bien de flagelarnos, con nuestro sentimiento de culpa. Ese que nos han inculcado desde la Iglesia secularmente. El dolor y sufrimiento en el mundo, está pidiendo redención. Desde que el mundo es mundo. Y es responsabilidad nuestra esa redención, pero entiendo desde la razón que Dios me ha dado. Que mas que nuestra, es responsabilidad de Dios. Además, cada uno da, lo que es capaz de dar. Para ser efectivos, debemos -hacer primero- lo necesario para ser capaces de dar, y de -querer- combatir el sufrimiento y los males todos del mundo.
    Ese hacer primero, es el trabajo espiritual. Como eso no se impone, no tenemos más que la capacidad que cada cual tenga para convencer a los demas, que se cultiven interiormente. Pero no podemos pedirle que de, quien no es capaz de dar. Alguien que sea etnocéntrico, el mundo le importará un bledo, le importará cuando máximo, su nación. El mundo le importa a alguien que es mundicentrico. Para pasar de etnocéntrico a mundicentrico, por ejemplo, tenemos el trabajo espiritual. Así explicado sucintamente, es por lo que creo que la espiritualidad bien entendida, es lo mas auténticamente revolucionario.
    Querer, no es poder. Hay que ser capaz de poder. Nosotros pobres egoístas, se nos pide, y se nos exige desde la religión, que no lo seamos. Esto estaría bien, si se nos diesen los medios para que dejáramos de ser egoístas. Pero en concreto la Iglesia Católica, está seca de espiritualidad, en lugar de ayudar en nuestro camino, se entretiene la mayoria del clero, en hacer política de la peor.

    Por lo menos, que trabajen. Ya está bien de “cuidarse el colesterol” a costa del pueblo.

  • oscar varela

    Hola!

    No sé con qué se nos descolgará mañana, Leonardo Boff, en su habitual Página de Koinonia.

    El viernes pasado nos mostró el “modelo” (Zilda Arns en Haití) para que c/u arme el suyo en su vida y “se salve, salvando” (si no salvo al mundo no me salvo yo).
    ¡Bravo! ¡OK!
    •••••••••
    Pero:

    Boff nos ha batido el parche hasta el cansancio con una “Gaia” viviente,
    en cuya “vida”,
    la nuestra (vida humana)
    se encontraría incluida – inserta y coicidente.
    •••••••••
    Sin embargo:

    La “Gaia” –en su versión local haitiana- debió tener una bronca bárbara contra los ya (a decir de Gabriel Sánchez) 170.000 masacrados, más los 3.000.000 lugareños a-solados “materio-espiritualmente”, más los 6.000.000.000 globales estupidizados ante tanto estupor.
    ••••••••••
    Esta “Gaia” juega de aprendiz de “Demiurgo” (especie de pilatero lava-manos de un monstruoso “creador del cielo y de la tierra”).

    “Juega” para la gilada, que somos, ya que no sabemos de sus motivos, ni qué le hicieron los “locales” para que se entretenga en aplastarlos como gusanos.
    ••••••••••
    Al menos los “jueguitos” y goles de Pelé, Maradona y Messi son más entretenidos y a la mayoría nos llegan a deleitar como un ballet de la Pavlova o el “triki trake” de Michel Jackson.
    ••••••••••
    Pero esta “Gaia” y demás “dioses” ni siquiera parecen asomarse al Circo del Estadio deportivo donde se nos juega la vida …NUESTRA; NO la de ELLOS (que en realidad “NO VIVEN” … sino de nuestras lágrimas y sonrisas).

    … pero acá tengo bronca de que vengan unos cuantos “teologuitos” (veremos qué dirá Boff … si tuviera algo que decir al respecto) a chamuyar pavadas de clavo pasado.

    ¿me pasé un poco, no? pero no pediré perdón a esos “DIOSES DES-CARADOS” … y sus Predicadores.

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • h.cadarso

    Luis Troyano: Tu reflexión y tu crítica a los teólogos me parece muy de tener ene cuenta y más acertada que la de ellos. No se puede jugar con un Dios al que definimos como inmanente, presente en todo lo que sucede, pero que se ausenta cuando vienen mala dadas. Solo podemos decir que no lo comprendemos, y volver a la oración de petición, esa que nos estimula para actuar y poner remedio a los males que nos acechan en la medida de nuestras fuerzas.
    Haces bien, Renobales, en recordarnos esa catástrofe de Haití de todos los días y de todo el Tercer Mundo; el hambre los va matando sin parar, y el sida, y la sed y no sé cuántas cosas…y los 120.000 de Haití, los 6 millones de judíos de Auschwitz, etc. etc, son “pecata minuta” comparados con esa sangría que se produce día tras día, y a la cual le volvemos el c. tan frescos. No hay cuestaciones extra, no hay partidos de futbol de famosos, ni estrellas de cine que acepten entrevistas de diez minutos por un donativo, no hay nada para esa matanza organizada y sistemática y hundida en el más absoluto silencio de los mass media.
    Esa podría ser la verdadera ausencia de Dios, Troyano; ese “pasotismo” de las criaturas que somos nosotros ante el “Inmanente” que quiere un orden y una acción a los cuales nos negamos. Somos nosotros los que hacemos ausente a Dios, le dejamos fuera de juego.

  • pepe blanco

    Creo recordar que era una proposición del magisterio cristiano: la ubicuidad de Dios. Personalmente pienso que tiene más de intento místico que de teología. Tanta ubicuidad me apabulla y me asombra.

    Dios está con los pobres, pero también con los ricos, que invocan su nombre en sus guerras de conquista. Dios está con los cristianos de base que siguen las enseñanzas de Jesús, pero también parece estarlo con los obispos y con el papa, que invocan su nombre y, además, han expropiado su divina voluntad. (Sí: ”expropiar” en el sentido usual de adueñarse el poder de un bien o un derecho privado por la fuerza de la ley: las autoridades romanas han nacionalizado la divinidad, cuyos inalienables derechos usurpa el gobierno vaticano.)

    Dios también dicen que está en la alegría y en la pena; en la satisfacción y en el dolor. En la ilustración y en la ignorancia. En los terremotos, en los tsunamis, en los monzones, en las olas de frío siberianas igual que en las olas de calor subsahariano. En el agua bendita, en el pan nuestro de cada día; en la vigilia y en el sueño, en el trabajo cotidiano y en el martirio extraordinario. Dios está con las víctimas y con los verdugos.

    Algunos también ven a dios en una rosa y en las amapolas que producen opio; en el LSD, en la marihuana, en el alcohol; en el éxtasis orgiástico lo mismo que en el éxtasis místico. Dios está con los cristianos, pero también con los hindúes, con los budistas, con los musulmanes y con los taoístas. Lo mismo está Dios con los católicos de Belfast que con los protestantes de Belfast. Con los anglicanos modernos y con los sedevacantistas…

    ¿Qué queréis que os diga? A mí, tanta ubicuidad divina me resulta sospechosa. Sospechosísima de falsedad. Se echa mano de la supuesta ubicuidad divina con una frivolidad que avergüenza o con un fanatismo que da miedo.

    Lo único ubicuo que parece haber en todo ello es la consciencia del ser humano, que es como si se hiciera presente en el universo entero en cuanto lo convierte en el objeto de su pensamiento o de su deseo. O mejor dicho, al revés: el universo entero se nos hace presente en nuestra alma en cuanto tenemos las palabras para ponerle nombre a él, a sus cosas y a sus historias. En ese sentido, más que un derecho divino, la ubicuidad es el patrimonio de nuestra consciencia.

  • Miguel González

    “Dios no es neutral, está en Haití en las víctimas”…

    Eso es: Dios está con todas las víctimas en todas partes y de todas las situaciones. Dios está con las víctimas de todos los desvaríos.

  • “¿Y Dios? Seguimos buscando al dios relojero de Newton, que ajusta la maquinaria del universo para arreglar sus disfuncionalidades. Pedimos milagros naturales, que Dios envíe las lluvias o las pare, detenga los tifones, haga prodigios. Eso era tambièn lo que pedía el pueblo a Jesús, el deseo con el que el espíritu del mal le tentaba (poder, prestigio y dinero), y el sueño de los discípulos (un mesías milagrero). Dos mil años después seguimos buscando un Dios-providencia a nuestro servicio, un super-padre protector y un ser omnipotente que nos proteja de la naturaleza. Pero Dios no intervino para evitar el Gólgota, ni tampoco en Auschwitz, ni ha evitado pestes, hambrunas y otros desastres.”

    No entiendo como unos ilustres teólogos pueden escribir esto que copio. Han llegado a la conclusión de que Dios no interviene en el mundo. ¿Dónde está la inmanencia de Dios?. El Gran Misterio está siempre interviniendo en el mundo. Y precisamente porque no es un relojero, su acción se escapa a nuestra lógica.
    Algo como pedirle a Dios, tan humano. A estos señores les parece que no tiene sentido.
    ¿Qué hay de aquello?, en lo que dicen creer “pedid y se os dará”.
    En el Golgota, Jesús se extrañaba de sentirse abandonado. Esto quiere decir, que confiaba en la protección de Dios.
    Alguien dijo: “los sueños de la razón, produce monstruos”. Esto traducido, quiere decir, que desvarían estos teólogos pretendiéndole dar categorías a lo Numinoso Inefable.
    Pidamos una realidad más benigna, y hagamos todo lo humanamente posible por transformarla.

    Creo que podemos pedir, porque alguna vez, nuestra petición –si- se ajustará a la realidad autentica. Estará puesta en razón, según las leyes escritas y no escritas, del mundo, y entonces Dios nos podrá atender. Pedir, ya es transformar la realidad.

  • Javier Renobales Scheifler

    Si un gobierno se vende, es porque hay un comprador que paga, para recibir a cambio lo que quería comprar-conseguir: es el cliente comprador quien consigue que el gobierno (que llamamos corrupto, explotador) se venda.

    Si el gobierno no se vende a un determinado precio y explota a sus gobernados, subiendo el precio es posible conseguir que se venda (toda persona tiene un precio, dice ‘el refrán’): el cliente comprador que paga ese precio consigue a cambio algo que le produce más valor que el precio pagado, pues de lo contrario no lo pagaría.

    Si los clientes no pagaran a las prostitutas, éstas no venderían su cuerpo y su saber hacer. Pero, dueños del lenguaje, a las prostitutas las llamamos putas (término despectivo -nadie queremos ser hijo de puta, de prostituta-), y a los clientes los llamamos sólo clientes (término que nada desdice de la honorabilidad del sujeto, pues todos somos clientes alguna vez). Ni siquiera los llamamos ‘clientes explotadores o corruptos’)

    Es a los gobiernos ‘bananeros’, que se venden o explotan, a los que llamamos corruptos y explotadores. Si son gobiernos de países ricos poderosos (por ejemplo los del trío de las Azores), entonces no los llamamos corruptos ni explotadores. Incluso los llamamos democráticos, y cristianos o católicos; y aunque (motivados por ‘cristianos’ intereses petroleros) hagan una guerra criminal como la de Irak con la finalidad de mantener, y si es posible aumentar, la primacía económica de sus poderosos países cristianos, no los llamamos terroristas ni corruptos ni explotadores, por mucho que expandan muchísimo más terror que la ETA y el 11 S y el 11 M juntos. Hacemos así el lenguaje que hablamos.

    7 x 3 = 21. A 30.000 (por lo menos) cada día hijos de Dios asesinados por hambre en el mundo, resultan en más de dos semanas -que van ya desde el terremoto de Haití- al menos 420.000 personas asesinadas por hambre, más del doble de los que ha resultado muertos en el terremoto y sus réplicas.

    Y cada día sumamos otros 30.000 asesinados o más. El llamado Holocausto contra los judíos (6.000.000 de asesinados) queda en pocos años como una pequeña matanza, comparada con la del Holocausto de ricos contra pobres.

    Pero lo que nos impresiona, la noticia de cada día, es ahora aún el terremoto de Haití que nos cuentan por la Tv, e imaginamos cómo mueren aplastados de golpe, o enterrados vivos medio aplastados durante días … Son negros, y pocos parecen cristianos … O nos hacen que nos parezca noticia, y nos impresiona, el que algunos de ultraderecha nieguen la existencia del Holocausto judío.

    Y volvemos a pensar en Dios, a darles vueltas y más vueltas a las ideas que nos hacemos sobre Dios, incluso a rezar por los muertos, y por los que sufren … Dios los tenga su gloria, y se apiade de su alma … Dios por aquí, Dios por allá …

    De palabra muchos admitimos que los responsables de Haítí somos nosotros (creo que Munilla también dijo su cuarto de espadas o algo al respecto: nuestro materialismo …)

    Pero tenemos que volver a nuestros quehaceres, quien a su jubilación, quien a su trabajo, quien a su apostolado y oraciones y Misas … Así somos, en nuestra civilización de alto grado de desarrollo humano, a la cual, dueños del lenguaje, llamamos a veces cristiana. Y seguiremos así, igual que antes …

    Saludos cordiales.

  • oscar varela

    Hola Sarrionandia!

    OK. Estoy de acuerdo contigo.

    Pero a condición de que esos respetables señores …

    dejen de hacer esa teología,

    y se pongan a “laburar” …

    “intelectualmente” mejor.
    ······
    Légaut les aconsejaría un poco de “corderos”, pero en serio.
    ······
    Ché, Sarrionandia, lo de tu pibe ¿fue en alguno de esos arroyos de Tornquist?

    ¡Qué hermoso lugar, sin embargo; frente a Sierra de la Ventana;
    último cordón serrano tandilero antes de desaparecer en el Atlántico!

    Me imagino que más de una vez lo habrás disfrutado desde al avión, llegando a Bahía Blanca.

    Por allí están los alemanes, que no son nada sonzos en elegir dónde construir “casas de descanso”.

    Un abrazo – Oscar.

  • Sarrionandia

    Se necesitan grandes cataclismos para rozar la sensibilidad humana, pero una vez asimilado el impacto se vuelve a la indiferencia. Nada se arregla con reacciones momentáneas inconscientes de que esas mismas calamidades son el resultado de la indiferencia previa que las ocasiona y que volverá a ocasionarlas cuando pase la sacudida sensiblera.
    Los teólogos tienen razón y, contrariamente a lo que piensa Oscar, esas razones deben dirigir e impulsar nuestras acciones y si no lo hacen nuestra es la responsabilidad de tanto mal.

  • oscar varela

    Hola!

    ¡Tan hermoso …

    como humanamente lamentable!

    ¿qué cosa:

    * la des-gracia en Haití?

    ¡No sólo; sino!

    la “superficialidad a-temporal”
    de la “Teología”

    No voy ni a la esquina con estos

    “lamentos declarativos” – Oscar.

Deja un comentario