Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 8-3-19, 21:55

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4688 Artículos. - 75227 Comentarios.

Enfermedad del injerto contra el huésped

        El censo de votantes en Andalucía ha sido el 2-D de 6.294.405 personas. El 58% de esas personas ha emitido su voto. El 42% se ha abstenido de votar.

        Descontando votos blancos y nulos calculamos que han votado un 55% del censo.

        Tomando como referencia los resultados de las votaciones de 2015, el PSOE ha perdido 399.799 votantes; el PP ha perdido 314.893 votantes e IU/Podemos ha perdido 279.898.

        Con la misma referencia, Ciudadanos ha recibido 290.643 votos más y Vox ha obtenido 377.961 votos más.  

        Los votantes de PP, C’s y Vox han sumado1.804.884 votos, un 28,67% del total. Han pactado. Han conseguido la presidencia del Parlamento y el control de la mesa. Designarán el presidente de la Junta y del gobierno autonómico y, por ende los titulares de las consejerías del mismo.

        PSOE e IU/Podemos ha perdido 679.697 votos. Tienen la enfermedad del perdedor en una democracia parlamentaria. Los partidos que pactan y tienen más votos ganan el gobierno y las instituciones. Los que pierden votos no suman los necesarios para gobernar y pierden.

        Los que a sí mismos se consideran y se llaman partidos de izquierda no han tenido los votos ciudadanos para gobernar. Han perdido cualquier posibilidad de gobernar el Parlamento y la gobernanza de la Junta.

        Edmund Burke, conservador, a comienzos del siglo XX consideraba que no existe ningún contrato social, sino que la propia estructura de esa sociedad es la muestra real del pretendido contrato, que es tal en cuanto los ciudadanos aceptan esa estructura y la soportan sin cambiarla.

        Más allá de las monsergas habituales políticamente piadosas y a menudo arcangélicas, la estructura del Estado español, autonómico, monárquico y parlamentario es la que muestra el pretendido contrato, devenido de la dictadura y de la ninguna posibilidad de cambiarla más allá del marco dado en las circunstancias bien conocidas de 1978.

        Esa estructura aceptada por todos los partidos que se presentan a las elecciones es la que ha producido el cambio en los votos emitidos por los votantes y en los no emitidos por los abstencionados.

        La presencia de Vox en el Parlamento Andaluz, con el aval nada despreciable de 377.961 votos es un epifenómeno de esa estructura y, como tal, ha de aceptarse. Producen grima las jeremiacas ululaciones de socialistas y comunistas, junto con riveristas de ciudadanos, por la presencia de los diputados voxistas en la cámara. Son ciudadanos, elegidos por ciudadanos, para representarlos en uno de los órganos de la estructura del Estado. Los ciudadanos somos iguales ante la ley y ante las urnas. Que 679.697 andaluces hayan decidido no votar a los partidos que se reconocen de izquierdas lo único que quiere decir es que ni les convencen sus programas, ni sus personas, ni sus ideas.

        No creo que Vox sea la solución a los problemas de los españoles. No sintonizo con sus programas, expresiones y lenguaje. Pero son ciudadanos como yo, votados por ciudadanos como yo. Por tanto, acepto su presencia y espero que actúen con sensatez y respeto a los que no pensamos como ellos. Cauces tenemos para hacerles frente en el caso de que no lo hicieren.

        Entre tanto los que ahora se consideran depositarios de esencias ideológicas, democráticas y libertarias, o liberales de corte sajón, harían bien en vacunarse contra la enfermedad del injerto contra el huésped. El huésped viene de ciudadanos españoles. El injerto viene de la Constitución de 1978 y trae causa, entre otras cosas, de su memez intelectual, de su aridez ideológica y de su apoltronamiento en actuar entre y con los más marginados y pobres de esta estructura social para cambiarla. No han sabido. No han podido. No han querido. Ahora tenemos injerto.

33 comentarios

  • M.Luisa

    ¿Con respecto a qué me voy acercando D. Juan? Porque ya le adelanto que ni ahora ni nunca he tenido nada que ver con el capitalismo. Sé lo que es y los efectos perversos que produce  pero nunca, nunca me he servido de él,  ni de financia alguna tampoco. Siempre he trabajado con plena  libertad y de forma autónoma sin ninguna pretensión de lujos.

    Me entristece   también que a estas alturas tras haberme hecho tan pesada siempre  en temas filosóficos  me haya usted interpretado  de forma tan deficiente en el tema del “poder”. En otro momento pudiera alargarme en la relación de éste con la democracia.

    De todas maneras le agradezco este intercambio de opiniones, lo venía echando en falta, pues  lo considero de gran ayuda personal entre todos l@s atrieros.

    • Juan García Caselles

      La pido perdón, María Luisa. No era mi intención ofenderle y mucho menos acusarla de capitalista o de estar a favor del capitalismo. A lo que se estaba acercando, tal como yo lo entendí, es al origen del problema, que no está en un mal funcionamiento de la democracia, sino en el poder y su ejercicio y concretamente al lugar social donde está el mayor poder actual, el que configura toda nuestra sociedad, tanto a nivel de España como a cualquier otro lugar de la tierra, nos guste o no. Y es el capital.
      Es que lo del poder nunca ha sido tenido muy en cuenta por los cristianos y va siendo hora de que nos planteemos si hay algún poder moralmente lícito, que yo creo que no. No creo que haya nacido alguien que tenga derecho a usar y abusar de otro ser humano. No hablo de teoría, hablo de mis propias experiencias.
      De nuevo, perdón.

      • M.Luisa

        En absoluto Juan tiene usted que disculparse porque no me he sentido para nada ofendida, al contrario me ha dado la oportunidad de explicarme, si acaso un poco entristecida…además quiero que sepa que me encanta leerle… un abrazo! Me voy a la mesa que se me enfría la comida!

    • Iñaki SS

      Siempre me encantan tus puntualizaciones y aclaraciones, amiga M. Luisa. Además, con el paso del tiempo cada vez las voy entendiendo mejor.
      Para mi lo que cambia de manos, no baja de escalón y nunca deja de mandar es Don Dinero. Todos estamos más o menos atrapados en una era en la que, al parecer, casi nada se puede hacer sin dinero-poder. ¿Cuando llegará esa revolución pacífica capaz de dar la vuelta a la tortilla?. No parece fácil adivinarlo. De momento gran parte del “pueblo soberano” parecemos estar entretenidos peleando por las migajas que nos van cayendo de los “epulones” de turno. Vamos a ver que nos trae el 2019.
      Entre tanto la vida sigue. Esta temporadita he estado un poco más apartado del mundanal ruido. Me ha tocado librar mi tercera batalla contra “don mesotelioma”. Está empeñado en no dejarme en paz. En esta ocasión la intervención ha sido más sencillita. Creció hacia afuera (un buen bulto en la espalda) y todo quedó solucinado en menos de 48 horas. Afortunadamente la cirugia avanza que es un primor. No hay mal que por bien no venga. Un hospital es, si no el mejor, un buen templo de reflexión para el periodo navideño.

      • Asun Poudereux

        ¡¡¡Bien, Iñaki!!! Nos alegramos por ti. Y ahora, haz ruido, de ese en el que te desenvuelves de maravilla.

        Te deseo a ti y a todos, republicanos y no republicanos, ciudadanos sin más, Felices Reyes.

        Un abrazo atriero lleno de cariño y cordialidad.

      • M.Luisa

        Cuánto me alegra saber de ti Iñaki! Hacía tiempo que no entrabas pero ayer te leí en algún hilo y aunque anduve muy atareada sin poder entrar al menos supe que estabas bien! Eres demasiado generoso con mis puntualizaciones cosa que a veces pienso debería corregirme. A mí lo que me admira es tu forma tan optimista de contar los achaques propios de nuestra edad, siempre sabes afrontarlos de la mejor manera con humor y viendo en ello también un tiempo precioso para la reflexión …te deseo todo bien para este año que comienza, cuídate!!

      • Carmen

        Besos Iñaki.

  • M.Luisa

    En principio convendría con Edmund Burke en afirmar  que es la propia estructura social  la que formalmente constituye  el contrato social  y no su acuerdo teórico  previo.  Lo que no estoy en absoluto de acuerdo es con los condicionantes que subyacen a esta idea del citado político  cuando  a tal estructura  hay que someterse, soportarla  y hasta incluso a no poder cambiarla. Que en definitiva, en la actualidad, es lo que politicamente  está ocurriendo  en España.

    La consideración soberana del pueblo es de vital importancia para que la mencionada  estructura social  se muestre realmente como tal   y por consiguiente   susceptible de  que su teórica contractual pueda ser  cambiada  en el tiempo.

    Sin embargo, esta condición de soberanía emanada de las bases ciudadanas   ni antes ni ahora se ha tenido en cuenta. Vox viene a reformar más si cabe esa idea conservadora de que el derecho de la ciudadanía  y de las libertades son divagaciones que están fuera de la realidad.

    ¡Qué no dirán, pues, en orden a  los derechos humanos! Si se ejercieran de verdad no nos encontraríamos en esta situación política tan caótica.
    Cataluña osó ejercerlos! Y los políticos que los abanderaron asumieron el riesgo de su propia libertad.

    • Alberto Revuelta

      María Luisa, felices Reyes (magos of course). La teoría política de sir Oliver Oates dice que una revuelta nunca empieza por los de abajo. Cuando la mano de un jornalero se rebela lo hace siempre guiada por la de alguien de estamentos superiores. Las rebeliones siempre caminan de arriba abajo. Este sir Oliver es el párroco del lugar donde se desarrolla la accion de “La flecha negra”, de Rober L. Stevenson, cap. 1. Personalmente, desde que la leí adolescente en la editorial Molino de Barcelona, tapas verdes, he pensado y vivido queel perverso y canallesco clérigo tenía razón. El poder cambia de manos, pero no baja de lugar. No hemos sabido todavía hacer un sistema político que permita gobernar al pueblo llano. Lucho por conseguirlo y aunque estoy cierto que no lo veré, también lo estoy de que llegará a lograrse.

      • M.Luisa

        También a ti, Alberto, te deseo felices Reyes! Y gracias por estos artículos que como regalo nos brindas.

        Verás, aunque intento hacerme comprensible esta teoría que dices de este tal párroco llamado Oliver Oates no logro comprenderla a menos que con tiempo pueda leer, aunque sea en resumen argumental la mencionada novela.

        Dices que las rebeliones caminan siempre de arriba a bajo, ciertamente estoy contigo. Franco dio un buen ejemplo de rebelión pero las revoluciones van en sentido contrario de abajo arriba. Además ¿Qué se ha de entender aquí por poder? Me lo pregunto al leerte cuando dices que “El poder cambia de manos, pero no baja de lugar” Quieres decir con ello, quizás, no sé ya me corregirás, que al lograrlo nadie lo suelta? Pero si es así, entonces el poder siempre será de unos pocos ¿y dices que de ellos hemos de esperar que las cosas cambien?

        A mi modo de ver creo que se ha de tener otro concepto del poder . El poder no es de nadie,pienso que el poder nos lo da las cosas en forma de posibilidades.

        No sé como lo ves… dado que soy un poco lenta tal vez una reflexión un poco precipitada? Ya me dirás.

        Un saludo!

      • Juan García Caselles

        Ahora te vas acercando, Mº Luisa. El problema no es la democracia, el problema es el poder. Mira a ver quien lo detenta y sabrás por donde va el camino del futuro. No quién es el capataz o el administrador, sino quien es el dueño de verdad.
        Y no te fíes del capitalismo, que predica las igualdad y practica la desigualdad, porque si todos fuéramos iguales, ¿quien se sometería voluntariamente a vender su trabajo? Y, claro, defiende la democracia, pero no la practica en el terreno económico, y solo la permite en el terreno exclusivamente político (caso español) si no pone en peligro la explotación, la inflación, la acumulación, el mercado, el sistema financiero, etc., es decir, todos los mecanismos que permiten el correcto funcionamiento de un sistema tan criminal, que condena al hambre a millones de personas y a la pobreza a muchísimos más.
        Y no os felicito los reyes porque uno es republicano.

      • Carmen

        Perdón, pero aquí estoy en la estación y me gusta lo que ha dicho que dice Stevenson. Me encanta ese autor, es que me encanta.
        Y es cierto. El poder cambia de manos, pero no de lugar. Gran frase.
        Todas las revoluciones han empezado porque alguien de arriba se ha cuestionado cómo están los de abajo. Y normalmente es gente guay, con estudios, que se dice. Porque si no sabes leer ni escribir, o sea, no puedes cuestionarte nada porque el pensamiento y la evolución de la especie humana, me refiero al mundo de las ideas, sencillamente llega a ti totalmente sesgado, ya se encarga el poder de eso.
        Pero…
        Esas ideas tienen que ser entendidas y aceptadas por lo de abajo. Ellos, nosotros, los de abajo somos los que tenemos que llevarlo a la práctica. De ahí la importancia de los líderes con carisma . De ahí la importancia de la divulgación de las ideas del líder.
        Y por supuesto la importancia de la educación, dicho en el mejor sentido de la palabra.
        De ahí que los líderes acaben , pues como acaban muchos de ellos. Muertos. Para asustar a sus seguidores .

        Pero queridos todos y todas . La educación ya no es selectiva , es obligatoria. Y una vez que aprendes a leer y a veces escribir, el resto depende de ti.
        Y ahora tenemos el internet. Fácil divulgación.
        Creo que lo que nos faltan son líderes. Al menos todos los míos son de siglos pasados
        Desde el XX hacia atrás.

        Porque lo mismo que la tierra resultó ser esférica,donde no existe el arriba ni el abajo, quién sabe hasta dónde podemos llegar los seres humanos. Tengo fe en mi especie. Somos capaces de cosas maravillosas. Siempre van a ganar los mismos…se me ha perdido el signo de interrogación. Sorry
        Ya veremos. O ya verán
        Felicices Reyes. En cuanto llegue a Murcia ya me pongo la corona.

      • Mª Pilar

        Sería genial Alberto; y sueño con ello… aunque mi aportación es casi nula, pero ahí estaré en lo poquito que pueda.
        Un abrazo entrañable.
        mª pilar

      • Carmen

        Pues ese libro no lo leí, me sonaría a esos de indios. Las flechas no me van. Y el caso es que me suena a película de aventuras.
        El que más me gustó fue el de Jekyll, uf , genial.
        Y traduje la isla del tesoro con mi profesora de música inglés, me hizo mucha ilusión.
        Y el cuento del diablo de la botella también es muy gracioso. Bueno, gracioso no se.
        Ya me callo.

    • Alberto Revuelta

      Una de mis hijas vive en Paris. Ando por aquí en plan de abuelo de francesita. Y al visitar por enésima vez la Saint-Chapelle la he recordado, Maria Luisa, a propósito de sir Oates. Hay dos capillas superpuestas. La baja para el pueblo vil. La alta para el rey t su entorno. En el siglo XIII ya funcionaba el poder así. En 1242 la mando construir Pierre de Montreuil. Mi yerno, francés de Normandía, ingeniero y tal, no tenía ni idea. Ahora Macron no tiene capilla alta. Tampoco los chalecos amarillos la baja. Están en la calle. La descristianizacion. Buen domingo, Maria Luisa y mi recuerdo desde un café en Saint-Michel.

      • M.Luisa

        Gracias Alberto por acordarte de mí y nada menos que en París a donde también en mi juventud decidí vivir allí por un tiempo y precisamente en el Boulevard Sant – Michel. ¡Cuántos recuerdos me ha traído este pequeño comentario tuyo! Y todavía me han entrado más escalofríos cuando probablemente yo también estuve en este mismo pequeño café cerca de Los Jardines de Luxemburgo ¿podría ser? En fin, me encanta haber recordado todos esos momentos!

        Pero vayamos al asunto y pongámonos serios.

        Sí, ciertamente, el ejemplo que me pones de estas dos capillas superpuestas en la Sant- Chapelle aporta un adecuado significado de poder que es el conceptuado a lo largo de la historia y que el cristianismo, por cierto, también ha hecho uso de él. Sin embargo la idea de poder que el otro día yo defendía no es el poder entendido a modo de fuerza impositiva expresada en dicha arquitectura, sino a un tipo de poder a la manera como tu mismo lo expresabas al final de tu primera réplica en donde decías:

        “No hemos sabido todavía hacer un sistema político que permita gobernar al pueblo llano. Lucho por conseguirlo y aunque estoy cierto que no lo veré, también lo estoy de que llegará a lograrse”

        Pues bien ese es el tipo de poder que entre todos hemos de hacer posible!!

        Un cordialísimo saludo!!

  • Iñaki SS

    El caso es que, en mi modesta opinón, se trata de un injerto viejo, cargado de nostalgias que, a mis 80 tacos, no me ofrece ninguna garantia. El trio de políticos enrabietados, ganadores en Andalucía, llegan patrocinados, aparentemente al menos, por caudillos tan fantásticos como calamitosos. Por ejemplo, por una especie de cid campeador siglo XXI capaz de ganar batallitas mientras descansa en paz. También por cadáveres políticos que pretende levantar cabeza, cuando sus ideas no han sido capaces de hacer de España ni una, ni grande, ni totalmente libre y soberana en cada una de sus nacionalidades. España iba bien hace 20 años,…pero y igual no tan bien para los quince o veinte millones que pelean día a día para llegar a fin de mes.

    Es lo que hay, asumo mi cuota responsabilidad desde mi posición relativamente privilegiada y me refugio en el comentario de Asun, (con el que estoy totalmente de acuerdo), para cortar el rollo.

  • Javier Pelaez

    No creo que el vote de VOX proceda de los estratos pobres.Sinceramente,no.Suponiendo que los pobres,voten.

    • Mª Pilar

      Creo que nadie ha dicho semejante barbaridad.
      Personalmente, hablé en exclusividad de mis reacciones y mi comportamiento; jamás del suyo, porque creo es intachable y al servicio de los excluidos.
      mª pilar

      • Javier Peláez

        La abstención de la izda se debe fundamentalmente en mi modesta opinión a las políticas de Susana Díaz que pactó con Ciudadanos.No hay más.

    • Mª Pilar

      Creo… que interpreté mal su respuesta.

      Creí, que se refería a Alberto… y hacia allí iba mi respuesta.
      Nuestros políticos, hacen aquello que más les interesa, sin pensar en las consecuencias que eso puede acarrearles; desgraciadamente, la mayoría, sueñan con el poder ahora y ¡ya! ¿Que suceda con los movimientos que hacen para conseguirlo, ni siquiera lo estudian, y así nos va.

      Le pido disculpas, no leí bien lo escrito y confundí su significado. ¡Lo siento!
      mª pilar

  • Un estudio completo, y me encanta su democracia y su saber estar; personalmente, como dice muy bien Carmen:

    Me produce un gran rechazo los proyectos que está clase de partidos presentan,  es tal el rechazo, que no los puedo escuchar; tampoco quiero saber sus nombres.

    Los “toleraré” porque no me queda otra, y lucharé en la medida de mis posibilidades, para desenmascarar sus verdaderas razones, que son:

    “Someter … a los siempre oprimidos por los poderosos de este mundo”.

    Y eso… Siempre me ha levantado ampollas; es vergonzoso, que no hayamos aprendido nada de los horrores pasados hace muy poco tiempo, porque el pueblo llano, sigue siendo esclavizado, maltratado, menospreciado.

    Nunca he podido con ese “espíritu” y a mi vejez:

    ¡No pienso cambiar!

    Gracias Alberto, nos muestra una vez más, su buen hacer, y reconozco que no estoy a su altura.

    m* pilar

  • Asun Poudereux

    Muchas gracias,  Alberto.
    De acuerdo, hay que respetar lo que hay,  sin olvidar qué  es lo que hay  y está dando de sí,  lamentablemente,  para sí.

    Mientras tanto con el descontento expresado, no creo que se produzca el cambio de estructura, pues el juego democrático español con reglas o sin reglas a respetar,  vemos que sigue dando de sí  en dirección  excluyente y no hay quien lo pare.
     
    Los de siempre, el Pueblo, pagamos con todas las consecuencias. Por lo que respetando lo que hay, con personas e ideas incluidas, los cambios estructurales no se producirán ni nadie con autoridad desde dentro del sistema actual los propondrá seriamente y  en profundidad.

    Claro que respeto sí, a lo que ya establecido , pero como puedes ver, pido aún mucho más, respetar también sin miedos ni cortapisas, a los que apuntan a los cambios necesarios estructurales para dejar atrás y abandonar la partidocracia española enferma, por corrupta y corruptora.

    Los hechos nos van diciendo que ya no valen los anti-sistema- establecidos  en la partidocracia para transformar el sistema político español en Democracia. Sí, Democracia con mayúscula.

    Hace poco, uno de estos días he oído decir a uno de los muchos  mareadores  de perdiz,  en R.N.E.,  que no estamos preparados para ejercerla, el Pueblo,  pues hay mucha información engañosa, tipo “fake news”, por lo que seguimos sin estar preparados y sin saber discernir por nosotros mismos.

    ¡¡¡Qué vergüenza!!! ¿Y quién ha dicho esto mismo durante milenios?

    Una encerrona. Una errónea reflexión en la que no se señala ni por asomo lo que se queda impregnado en la educación y formación de los que se sitúan alejados y por encima del resto.  Claros e irrefutables  partidismos previos  con  ausencia e ignorancia de los valores universales humanos,  capaces de ayudar a discernir por uno mismo en una democracia de libertad colectiva y a rectificar sin complejos,  si  fuera necesario.

    Estoy en un proceso de cansancio por no parar de oír siempre quejas lastimeras y ofensivas. Yo misma las he hecho hasta el hartazgo. Hay que traspasar el umbral de mirar  las cosas como objetos que nos son ajenos,  porque, en realidad,  no lo son por mucho que veamos a otros, los lejanos, como culpables.

    Lo somos también nosotros, los de a pie, al menos como consentidores y cómplices de toda una estructura en la que nos instalamos y desenvolvemos  la mar de a gusto. Y sí, unos más y mejor que otros.

    Lo imposible, lo es, si tú y yo, el Pueblo, la mayoría de toda la Nación así lo decidimos. La Nación somos todos. No nos crucemos de brazos a verlas venir. Hablemos y actuemos, pues, en lo que esté a nuestro alcance. Nadie lo hace ni lo va a hacer por nosotros.
      
    Gracias a todos. Un gran abrazo atriero.

  • ana rodrigo

     
    Buen relato y buen informe, como siempre.
     
    Ciertamente, los gobernantes los ponen los votantes, uno a uno, una a una. Y eso de que el pueblo tiene la razón porque estamos en una democracia, no debería afirmarse tan a la ligera. ¿Realmente hay una formación política adecuada en la ciudadanía? ¿Cómo, dónde, quiénes y cuándo se debería promover el conocimiento de los valores y los derechos humanos? Porque es difícil comprender que haya tantos millones en varios países que le parezca bien, la homofobia, la xenofobia, la marginación o la violencia contra las mujeres, el que los pobres voten a sus propios ladrones y explotadores. Yo no lo entiendo.
     
    Decimos y, es cierto, que la sociedad ha avanzado mucho en estas cuestiones, pero si los individuos no avanzan y votan a gobernantes que hacen retroceder la historia, sigo preguntándome, si es real el progreso a efectos prácticos, no sólo teóricos. No niego que hay avances que, teóricamente, no tienen marcha atrás, pero si hay homosexuales asesinados, ecologistas asesinadas, mujeres maltratadas y asesinadas en número que, si se tratase de otros colectivos estarían las calles hasta arriba de protestas, y si lo más de 700 migrantes ahogados o desaparecidos en el Mediterráneo fuesen de otros países, ocurriría algo terrible a nivel mundial. Pero no, cada cual mira su pequeña cueva paleolítica, como si lo de afuera se tratase de otro mundo o de otro planeta.
     
    Si esos políticos que se hinchan cuando hablan contra determinados temas tuviesen un hijo homosexual, o hubiesen ido de emigrantes a Alemania en los años 70, o le hubiesen asesinado a una hija, etc., seguro que cambiarían el discurso. ¿Acaso no se puede actuar si no es a través de experiencias propias? Algo va mal en nuestra sociedad.
     

  • olga larrazabal

    Últimamente estoy tenidendo largas conversaciones con uno de mis hijos, sobre lo divino y lo humano en forma muy franca, y sobre todos los temas.

    Una de las cosas que me dijo sobre su padre y que me impactó, fue que “la Historia le pasó por encima” ya que sus ideales y sueños políticos, se los llevó el viento y su país en vez de formar una confederación, se separó en pequeños estados de orientación nacional tipo fascista, después de matarse con entusiasmo.

    Lo escuché sintiendo un poco lo mismo, ya que estos sistemas democráticos con votaciones masivas, incluso en aquellas que el injerto republicano lleva 200 años, es el propio injerto el que está atacando al árbol.

    El poder en manos del pueblo, no garantiza que se elija el bienestar del pueblo a largo plazo, sino que a veces se encandila con fuegos fatuos y se corta el cogote a si mismo.  Y las Constituciones no suelen preservar el sistema democrático permitiendo bajo su alero, cualquier barbaridad.

    Y las personas están tan absortas en su celular y en pagar la Tarjeta de Crédito, que no tienen tiempo ni ganas de dedicarse a la actividad política.

     

  • oscar varela

    Hola!
    Voy a “injertar” una pregunta
    en esta horti-cultura albertiana:
                    – ¿Entre
                                    – el ciudadano-individuo
                    – y
                                   – el Partido Político
                    – no hay “CUADROS INTERMEDIOS
                                   – que “manipulan” los “votos”
                                   (en Argentina “deciden” los “Punteros”)
                                   (“Oficio” rentado y rentable)
    ¡Buena cosecha!

    • Alberto Revuelta

      Oscar, no sé si los punteros funcionan acá, pero he de hacerte partícipe de que has estado a lo largo del mes de diciembre, aquí junto al sillón en el que leo mientras le he hincado el diente a un librito de Ingolf U. Dalferth, pura teología de la Pontificia de Salamanca hace cincuenta años. Editado en 2017, “Trascendencia y mundo secular” me ha hecho recordarte y a otros amigos de Atrio porque justo expresa lo contrario de lo que tú, con gracia y cante, me sueles advertir. Como he contado ya aquí, “hay gente pa tó”. Feliz 2019 y un abrazo

  • Juan García Caselles

    Buen análisis. Pero¿tienen algo que ver con las elecciones andaluzas las consecuencias de la crisis pasada y de la minicrisis en la que estamos? Porque el capitalismo sigue tan pimpante y los pobres no los fabrican los políticos.

    • Alberto Revuelta

      El enemigo son las corporaciones transnacionales, creo con lo que dice Susan George. Y la austeridad que hemos parpdecido y aún nos colea, es quitarle el dinero a las gentes del común y dárselo a los ricos. Lo dice Bannon a las claras: se trata de deconstruir el Estado administrativo. Privatizar lo público para hacerlo producir y rentar en manos privadas. Y de paso controlar el poder. si estoy de acuerdo con tu comentario, Juan.

  • Pues legalmente tendrá usted toda la razón.

    Pero si legalmente se realizan algunas de las propuestas que le he oído decir al señor este que preside VOX,  y cuyo nombre intentaré no aprender,  me moriré de la tristeza. Eso sí. Habré muerto democráticamente, siempre sera un consuelo para los que me quieren un poquito. Ha sido una persona democrática hasta su muerte, pensarán.

    Y como dice Juan Ramón Jiménez, ‘ mi espíritu errará ,  nostálgico’ . Un poema precioso ese : el adiós definitivo.

    Feliz Año.

    • Alberto Revuelta

      De todas maneras si decide morirse democráticamente que sea con Los Santos sacramentos y la bendición apostólica de Su Santidad, con indulgencia plenaria y la Fuensantica en la mesilla de noche. Hay que mantener el protocolo. Siempre es mejor un póker de ases que no un trio. Buen año, Carmen, muchas felicidades.

Deja un comentario