Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4512 Artículos. - 72502 Comentarios.

La innovación en Jesús de Nazaret, 4

     El Cristo del Pórtico de la Gloria (Santiago de Compostela) restaurado

Curso Taller de Atrio
A partir del libro inédito

LA CREATIVIDAD EN JESÚS DE NAZARET

PENSAMIENTO Y CONDUCTA CREATIVOS

de JUAN ANTONIO VINAGRE OVIEDO [Ver perfil]

Destilados de OSCAR VARELA  [Ver perfil]

4. DIOS Y EL REINO. EL REINO Y EL HOMBRE.

* Aquí se encuentra lo más novedoso y original en el Mensaje de Jesús:
     un nuevo concepto de Dios PadreMadreAmor, y
     un nuevo concepto del hombre, que, como persona, es mucho más que una máscara,
     pues tiene un valor ontológico y sagrado, y
     se sitúa con Él en la cúspide de los valores.

4.1. Dios y el Reino

* El cambio en el modo de pensar, que pide Jesús,
     se dirige en primer lugar al concepto tradicional de Dios.

* Es preciso purificar algunas ideas corrientes acerca de Él
     la del Bautista:
          duro, con recurso al miedo,
          Yavé el Todopoderoso, que exige sumisión, que premia o castiga.
      la de A.T.:
          exigente de sacrificio, víctimas expiatorias.
           el Mal es por el hombre, no por Dios (Adán y Eva).

* ¿Cómo es el Dios de Jesús? En las Parábolas:
     del hijo pródigo, o mejor: “parábola del Padre”. (Lc. 15, 11-32)
      la oveja perdida (entrañas de madre en Dios) (Mt. 18, 12-14; Lc. 15, 3-8)
      el Padre Nuestro (Mt. 6, 9-13)

* se comporta como Padre y Madre y
     nos reconoce como hijos, y
     Jesús como hermanos. (Mt. 23, 8; Jn. 20, 17)
     prefiere a desvalidos, débiles y necesitados.
     no se siente ofendido por nuestros pecados,

* Jesús se la jugó consciente del riesgo que corría,
     revisaba la letra y conceptos viejotestamentarios.,
     anunciaba al margen de la jerarquía religiosa.
     testimonió con su vida hasta la muerte en cruz.
     la kénosis tiene un componente de ascesis
          que lleva al renacimiento y
          al crecimiento,
     la soledad puede ser la prueba de los testigos del Reino.
     el amor es el que perdona, lava y repara, no la sangre.
     Ver Mt. 26, 26-28; Mc. 14, 22-24; Lc. 22, 19-20; 1Cor. 11, 23-25
     Jesús habla de que es preciso renacer:
          liberación de placentas encorsetadoras,
          pensar, valorar y vivir de otra manera.

* Compaginar Reino y A. T.,
     sin los matices necesarios,
     dentro de una visión fixista,
     sería un intento contradictorio de acomodación de
          lo viejo, superado (paños viejos), y
          lo nuevo (paños nuevos) del Reino.

* El criterio fundamental de verdad
     es el amor más que la idea,
          acertar en ello nos hace infalibles,
          se coincide de corazón.

* Juan Bautista y Jesús:
     una controversia aleccionadora que se repite,
     datos históricos que suscitan preguntas razonables.
          la revelación está sometida
               a su circunstancia,
               al proceso evolutivo y
               madurativo del ser humano,
          un Dios castigador sigue la influencia del Bautista,
          la intolerancia religiosa, lo mismo,

* La innovación siempre crea resistencias,
     incluso de buena fe,
     y esto lo sabía Jesús.

4.2. El Reino y el hombre

* La religión (TemploSinagoga)
     se había convertido en
          sistema de poder… sacralizado,
     sometía al hombre a tradiciones y normas sacralizadas.
     invertía los valores en la concepción del hombre.

* Esto para Jesús constituía una aberración moral, ontológica.
     en algunos temas no acepta el orden establecido,
     lo conculca al no respetar el sábado,
     cuestiona ese orden de valores, que
          había empequeñecido al varón y reducido casi a una cosa.
          y no digamos a la mujer,
               marginada como un mero valor instrumental.

* Jesús se pronuncia a favor del hombre
     como valor indiscutible,
     como un fin en sí mismo,
     como un valor supremo en todos los órdenes.
     Identifica a Dios con el ser humano (lo único Sacro).
     Ver Mt. 25, 40-45; Jn. 14, 23; 1Cor. 3, 16-17 y 6, 19

* Dos reflexiones más:
El pecado que más disgusta a Dios
     no es el que va directamente contra Él,
     es el maltrato al hombre como si le fuera hecho a Él.
     Ver Mt. 5, 2326
– Los Derechos Humanos (ONU 1948)
     tan poco o casi nada respetados
          ni siquiera en la misma Iglesia, y quizá
          menos en otras religiones.

4.3. Reino y valores

* Jesús inicia su predicación proponiendo un cambio en el modo de pensar,
     cambia el concepto y el contenido de los valores,
     la esencia del Mensaje de Jesús no pasa, perdura,
     en la propia intimidad, mente, sentimientos y corazón.

* Todo debe valorarse, organizar y funcionar a partir del hombre
     el hombre es la medida de todas las cosas,

* Veamos los valores internos y externos en palabras del mismo Jesús,
     y comprobaremos el pensamiento creativo del Señor.

A) Valores personales internos.

* Jesús propone
     cambio interior en profundidad,
          veraz, sincero y sobre todo auténtico,

1) Autenticidad
     demanda
          conversión de la intimidad,
          luz y rectitud,
          sencillez diáfana.
     incompatible con
          la apariencia,
           el fingimiento,
          la mentira o
          el mero rito.
     Ver Mt. 5, 19-20

2) Humildad
     es discreta,
     no pregona,
     no es ostentosa,
     vive de realidades consistentes.
     Ver Mt. 19, 30; Lc. 13, 29-30; 14, 11; Mt. 6, 2-3; Mt. 6, 16-17; Mt. 7, 1-3 y 12; Lc. 6, 27-38; Jn. 12, 47; Mt. 5, 23-24; Lc. 17, 3-4

3) Fortaleza
     consciente de su fragilidad,
          no es agresivo,
               aunque sí puede ser asertivo; Jn.18, 23; Mt. 7, 24-26

4) Coherencia de vida
     persona de fiar,
     sin dobleces.

5) Conducta
     más importante que la idea o
     la mera buena intención,
     criterio de autenticidad o inautenticidad,
     por los frutos se discrimina mejor

6) Paciencia
     auto-control,
     sin reacciones violentas,
     conciliador,
     pacífico.

7) Responsabilidad
     acrecentar los talentos, Mt. 25, 14 ss.

8) Amplitud de miras
     un modo más inteligente de ver las cosas,
     perspectiva y profundidad,
     Ver Mc. 8, 36; Mt. 16, 26

9) Tolerancia
       acepta la realidad con comprensión Mt. 5, 43-48 y 22, 29,
     argumenta al equivocado Mc. 12, 18-28.

10) Gozo, Confianza y Esperanza
     Vida como un regalo de Dios
          sin ascesis negativas,
          sin concebir la vida como un exilio,
          como un valle de lágrimas,
          como una renuncia permanente.

11) Libertad interior
     sin apegos indebidos,
     sin ídolos,
     sin ataduras de ningún tipo
     Ver Mt. 6, 19-21; Mt. 16, 2426; Mt. 10, 42; 25, 31-45; Mt. 6, 25-33

12) Sensatez
     lúcido, de corazón limpio e ideas claras,
     sin negocios turbios (fraudes/estafas).
     Ver Lc. 6, 2425; Mt. 6, 24; Mc. 10, 23; Lc. 18, 24; Mt. 6, 19-21

13) Hambre y sed de justicia
     porque este mundo está
           socialmente mal ordenado,
          mal construido,
     son muchos los que sufren por ello.
     Ver Mt. 5, 1416; Mt. 5, 13; Mc. 9, 50; Jn. 8, 12 y 9, 5; Mt. 5, 16

14) No tener Miedo
     contra tradiciones intocables, sacralizadas Mc. 2, 27 ss. y Mt. 12, 18
     contra los que instrumentalizan al hombre Mt. 15, 1-10; Mc. 7, 1-14; Lc. 6, 1-11,
     contra críticas y persecuciones Mt. 10, 34-42,
     contra una espiritualidad superficial,
          poco auténtica,
          fundada en prejuicios sociales o
          en fórmulas externas, sin base alguna Mt. 15, 10-20

15) Sabio y Realista
     no mezclar lo viejo con lo nuevo,
     presentar lo nuevo en formas
          consistentes y actualizadas Mt. 9, 16-17 y Lc. 5, 38

16) Discernimiento
     Buscar primero el Reino de Dios y su justicia,
     si algunas palabras de Jesús han perdido vigencia por caducidad,
          no atribuírselas,
          no son de Él.

17) Reconocer la fragilidad
     ora para no volver a caer en la tentación Lc. 22, 40
     confía y pide al Padre fuerzas para caminar,
          y las recibirás, porque te ama Mt. 7, 7-11

18) Entrega incondicionada
     no apegarse demasiado a las cosas, pues sólo son cosas Lc. 16, 13-15
     tratar al otro con dignidad,
          servirlo con afecto, sin dominarlo Mc. 10, 43

19) Atender los valores de las Bienaventuranzas
     son una denuncia contra la opresión y el sufrimiento humano evitable,
     una invitación a trabajar por la paz en la tierra Mt. 5, 312 y Lc. 6, 24-26
     La primera mirada de Jesús es una mirada
          de cercanía,
          de compasión,
          de solidaridad y
          de amor al hombre.
     Una mirada a la situación que requiere un cambio profundo a favor del hombre.

20) Amar sin poner límites ni condiciones
     “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”,
     “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” Mt. 22, 36-40 y Mc. 12, 28-34
     Perdona siempre,
     no aborrezcas a nadie,
     devuelve bien por mal sin excepciones,
     ama a tus enemigos,
      ora por los que te persiguen para que seas como tu Padre
          que hace salir el sol sobre justos e injustos Mt. 5, 43-48
* véanse los salmos 59, 106, 109, 129, 137,9 que
     Jesús corrige, pero innovando,
          proponiendo nuevas motivaciones para hacer el bien,
          para renovarse y sublimarse,
          para crecer por dentro.

21) Unidad en el Amor
     Jesús da un precepto nuevo: “que os améis como yo os he amado” Jn. 13, 34-35
     que ese amor sea el fundamento y la base de la unidad
     Ver Jn. 17, 11 y 17, 20-26
     es la señal del cristiano,
          no la cruz, sino sólo en cuanto signo de amor y compromiso,
     Dios y desunión no son compatibles,
     que en la ComunidadFraternidad de Jesús haya alguien
          que sea el primer servidor
          que fortalezca la fe de sus hermanos, y
          en comunión, colegiadamente,
               los coordine en el anuncio y testimonio del Reino.
     Ver Mt. 16, 17-19 y Jn. 21, 15-19
     la desunión es un verdadero pecado grave de escándalo,
          que no es obra del Pueblo del Señor,
          sino de sus dirigentes.

22) Guía del Espíritu
     “El Espíritu os irá guiando hacia la verdad completa” Jn. 16, 1213
     “completa”: requiere
          tiempo, experiencia, marcha, etapas de crecimiento,
          comprensión y maduración,
     no se consumó en Pentecostés,
          va desarrollándose y su significado va creciendo en nosotros,
               individual y colectivamente.
     El Plan creador todavía no ha finalizado,
     “Ecclesia semper reformanda”.

B) Valores de relación interpersonal.

* El Reino no mira sólo al cambio interno de cada uno;
     reclama también cambios en las relaciones interpersonales,
     ser sal y fermento de transformación social Mt. 6, 33 y Lc. 12, 2931

* Esos valores son:

1) El hombre
     siempre debe ser el valor de referencia;
     nunca: tradición, costumbres, normas, privilegios, poder, dinero, beneficio, mercado
     el ser humano está sobre todo eso Mc. 2, 2728

2) Igualdad – Fraternidad
     entre todos los seres humanos,
          en Derechos y Deberes.

3) Justicia
     – reconocimiento y trato de la dignidad manifestada en
          las leyes,
          las prestaciones,
          la distribución de los bienes de la tierra.

4) Solidaridad
     Los bienes de la tierra deben estar a disposición de todos,
          repartir equitativamente,
          no apropiarse más de lo justo,
          no crear clanes ni guetos ni oligarquías de poder.

5) Autoridad como servicio
     sin jerarquías distanciadoras,

6) Eticidad
     leyes iguales para todos,
          sin privilegios,
          siempre humanizadoras,
          para favorecer una convivencia positiva entre todos.

7) Preferencia a favor de los más débiles:
     niños, enfermos y necesitados responsables,
          éstos que correspondan agradecidos
          con un compromiso también responsable.

8) Responsabilidad y compromiso
     Trabajar y vivir con sentido de grupo solidario,
          con sentido de comunidad;
     no dar la espalda,
     no pasar de largo ante los problemas que originan sufrimiento…

9) Comprensión en la convivencia
     manifestar flexibilidad y tolerancia,
          no rigidez,
     apertura afectiva y mental del amor auténticos.

10) Conducta recta
     Obras son amores.
     Amores son obras.

11) Moderación y buen sentido en el disfrute de la vida
     Disfrutar con dignidad,
     sin convertirlas en ídolos…

12) Controlar –eliminar, en lo posible– las causas evitables del sufrimiento humano
     egoísmos,
     ambición descontrolada,
     acumulación injusta
          de poder,
          de dinero,
           de dominio o
          de encumbramiento de unos pocos
     no figurar a costa del débil,
     ni endiosarse exigiendo culto y víctimas

* La investigación debe concebirse
     como servicio al hombre,
          no como negocio privado abusivo,
     como desciframiento del puzle y
     descubrimiento del enigma y
     de la increíble riqueza que lleva en sí la Creación.

13) Ser críticos con el sistema que causa sufrimiento
     ser asertivos y convencer, sin imponer;
     denunciar el abuso y la opresión con lucidez y fortaleza, pero sin violencia.
     buscar la paz y la negociación amistosa en primer lugar Mt. 5, 25

14) Moral positiva
     pasar haciendo el bien a todos,
          con respeto y amabilidad o
          con ayudas a quien lo necesite,
          unidos y comprometidos,
          participar por el cambio de las estructuras de poder, He. 10, 38

15) Devolver bien por mal
     no ser vengativos ni rencorosos,
     no alimentar resentimientos,
     perdonar siempre,
     ser lúcidos, Mt. 18, 2122

16) Ser Luz que ilumina
     que no se oculta,
     que se manifiesta en el exterior,
          actuando como levadura y sal, Mt. 5, 13-16; Lc. 8, 16-17

17) No ser traicionero
     ¡ojo a la tradición y a los grupos oligárquicos!,
          con leyes que dominan al hombre,
     políticas para el hombre, no para el capital,
     Ver Mt. 15, 110 y Lc. 6, 1-10
     ¡ojo a los populismos que sólo se buscan a sí mismos,
     discernir por las obras que perduran.

18) Ser Emprendedor servicial
     Crear un trabajo digno importa más que la ayuda de Cáritas.
     Ver Mt. 5, 3-12; y 6, 9-13; y 25, 31-45; Lc. 16, 19 ss.

19) Luchar contra los Abusos
     megasueldos,
     megafiestas,
     megalujos,
     megaexplotaciones,
     megahambrunas,
     megamatanzas,
     corrupciones a gran escala,
     muertes y asesinatos de niños, mujeres, etc.

20) Enfrentar y aguantar las persecuciones
     “Habrá quien os quite la vida y creerá prestar un servicio a Dios”, Jn. 16, 2

21) Hay mucho por hacer, todavía
     las sociedades ‘cristianas’
           no han sido nunca verdaderamente cristianas,
          un clamor secular de muchos creyentes y
          una exigencia inexcusable del Reino,
               que la jerarquía conservadora no atiende,
               pese al coste de alejamiento de tantos…
* Los creyentes, que defienden el inmovilismo en la Iglesia,
     ¿no estarán abonando la cizaña que hay dentro del Reino,
     retrasando la Buena Nueva?
     como se insiste en 2Pe. 3, 13:
     Una tierra nueva en la que habite la justicia,
     una Iglesia nueva Fraternidad de creyentes que sea
     levadura de transformación de la tierra y
     de las relaciones humanas.
…………………………………..

(FIN DEL CAPÍTULO 4)

36 comentarios

  • Juan A. Vinagre

    Sólo una reflexión más, a propósito de nuestros comentarios, en torno a dos citas evangélicas, puestas en boca de Jesús:  “Sed prudentes como serpientes…”  y  “Os mando en medio de lobos…”  Me parece que aquí se encuentra un Jesús de Nazaret realista, muy consciente del entorno social y religioso en el que vivía…

    Un cordial saludo a todos y todas.

  • Juan A. Vinagre

    Gracias, Óscar, por tu comprensión. Creo que la diversidad de perspectivas, inevitables y enriquecedoras -tú de esto, pues eres orteguiano, lo sabes bien-, no impide el encuentro.       Un abrazo   Juan

    Paso ahora a dar respuesta a Mª Pilar por tu comentario del día 9. Mi intención era contestar ayer mismo, pero no pude.  Sí, tienes razón: El dichoso lenguaje nos traiciona con frecuencia. No siempre sabemos matizarlo bien. Yo de esto también sé algo. Además es en sí mismo ambiguo y aún matizando…  Por eso la necesidad de ser comprensivos también con los fallos de y en nuestro lenguaje…

    Tu reflexión me ha llevado a esta otra: Por fortuna tenemos otro lenguaje más fiable: el amor, el amor auténtico, que no sólo expresa, sino que también es testimonio. Las palabras pueden volar…  El testimonio del amor, no; eleva y al mismo tiempo, si es firme, se queda, se encarna.

    Por eso el amor es la esencia de la vida y del Mensaje cristiano, no las ideas que van envueltas en el lenguaje, muchas veces cuestionable y casi siempre revisable.

    Gracias, Mª Pilar, por tu mensaje de hoy.  Cordialmente.

  • Mª Pilar

    Para Juan A. que no se preocupe, es muy entrañable; y sabe, que cada ser humano, tiene experiencias profundas, y todas ellas pueden ser  diferentes… porque eso es lo que somos las personas:

    ¡Deferentes!

    Por que cada cual, ha nacido con unas condiciones “diferentes”; pero al final… cuantas se sientan llamadas a seguir el camino de Jesús, seguro, que en muchos puntos:

    ¡Coincidirán!

    Un abrazo entrañable, a la espera del siguiente cpt. que seguro será muy interesante.

    mª pilar

     

  • Juan A. Vinagre

    Amigo Óscar: Veo que cometí algún error o imprudencia, yo que hablaba de la necesidad de comportamiento prudente…  Excusas.  Me parece que la diferencia es de estrategias, no de fines de cambio a fondo, muy a fondo. Claro que ya es hora de que sea hora… y de que de distintas maneras uno se la juegue… Pero ahí tenemos a Francisco  (me gusta el amistoso nombre de Pancho) que no le dejan -ni a él- hacer lo que quiere y de alguna forma “lo despellejan”, como parece que dijo a alguno, según leí en un artículo de Glez. Faus.  Ésta es la iglesia clerical con la que topó D. Quijote y Sancho… En esa iglesia en la que también se ha introducido, como un caballo de Troya, el capital, el Poder…, que no quieren cambios…

    De nuevo, Óscar, disculpas. No sabes cómo lo siento. No iba en mi deseo ninguna intención de importunar, créeme.

    Un abrazo

     

    • oscar varela

      No te preocupes en demasía, Juan!
      A mí no me importuna Nada ni Nadie cuando la cosa lo merece.
      Lo tuyo: lo merece.
      ¡Sigamos adelante!
      que ya se está haciendo de noche en el Pensamiento,
      y surgen, por todos lados, las sombras de los Ocultamientos.
      ……………….

    • Mª Pilar

      ¡Genial Oscar!
      A los dos comentarios.
      ¡Gracias por tus trabajos… todos ellos!
      Abrazos.
      pili

  • Lo que yo le diga.

    Mi Jesús es otro. No me lo imagino diciendo, despacio. Desdespaaacio. El sumo sacerdote se nos va a mosquear y…

    El reino de dios ya lo disfrutaremos en la vida eterna, pero ahora, seamos prudentes. A ver si conseguimos por lo menos…

    Lo siento. Imposible de imaginar .

    Pero cada uno es muy libre de pensar como quiera, o como pueda.

    Un saludo cordial.

  • Juan A. Vinagre

    ¡Hola, Óscar!  Hoy contesto a tu comentario de ayer, a propósito de una afirmación que hice al final de mi respuesta a Antonio Tostón: Las cosas van más lentas de lo que muchos quisiéramos…,  y preguntas:

    –¿Ir lento es ir más seguro?  No necesariamente. Pero ir lento -es decir, que no haya cambios o que sean sólo maquillajes- es la realidad que lamentablemente nos impone el poder de la economía, de la política  -servil o al servicio…-  (no siempre), en cambios sociales…, y también desgraciadamente en cambios religiosos…  El poder quiere e impone asiento estable, sin mutaciones, siempre idéntico a sí mismo…

    Por eso la realidad es como es: El poder lo tiene todo atado y muy bien atado. De ahí que quien desee y se comprometa por el cambio deba ser muy realista y lúcido y prudente, no sea que cometa errores de precipitación y desencadene la represión y la involución, de una u otra manera (hay formas de represión e involución muy sutiles, que no todos son, somos capaces de ver.)  Por eso ir lento puede ser a veces el camino más seguro o el mal menor…, si no queremos caer en ingenuidades… El poderoso caballero -también dentro del mundo religioso- no tolera que le socaven estructuras…

    Por eso, los que creemos deberíamos ser lúcidos, como los hijos de las tinieblas, con el fin de transformar la situación con sabiduría y realismo. Me imagino que estas conductas algunos las verán e interpretarán como cobardía o acaso complicidad revestida de prudencia…  Pero a mí me parecen lucidez, conducta inteligente y no simplemente emocional…, tan “precipitosa”…

    –Como ya dije en otros comentarios, yo prefiero no el tras-bordo, sino la transformación-conversión, sumando fuerzas UNIDOS desde dentro, y con el testimonio real de vida, que es el mejor anunciador del Reino, y el más convincente.

    El tras-bordo es lo que los conservadores quieren, para quedarse solos, sin oposición interna crítica, y así continuar por los siglos…  Sólo veo el tras-bordo como cambio de habitación, de morada, dentro de la misma casa del Padre.

    Un cordial saludo.

     

    • oscar varela

      Ok, Juan. Ya te entendí. Pero como insistes, te digo:

      1- “tu posicionamiento” es “razonable”
      2- un razonable “hasta-por-ahí-nomás”
      3- un razonable acotado a “tus preferencias”.
      4- esas “preferencias” me valen como “dilatorias” (gatopardas).
      5- esas “preferencias” me valen como “esquivar el bulto”.
      6- un “bulto-generacional” que no percibes (por eso puse “topar con la Iglesia”).
      ………………….
      7- ¿hasta cuándo “esconderse”? (Jesús ocultándose en las Aldeas)
      8- ¿no hace tiempo que ya es tiempo? –te pregunto;
      9- llega un momento en que “hay que ir” (Jesús a Jerusalén)
      10- y el tipo fue; y pasó lo que él mismo pre-veía.
      ………………….
      Sin embargo, te aclaro y te prevengo:
      11- mi pensamiento parte de “lo-que-hay” (no de exégesis ni dogmas)
      12- “hay” esta que hay, no otra, Iglesia,
      13- en “este mundo”, que colabora o se opone a otros Poderes.
      14- acá coincido en tu preferencia de INNOVACIÓN
      15- (finalizo) ¿cuánto tiempo hace que YA es tiempo?
      (¡Pancho lo está haciendo; aunque “atado” a su “tiempo-religioso”!)

      • oscar varela

        Te ilustro con actualidad de que “El tiempo apremia”.
        Te hablo delo que sé:
        1-
        https://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2018/11/09/religion-iglesia-mundo-alemania-curas-casados-alemanes-piden-obispos-busquen-abolicion-celibato-obligatorio.shtml

        2- Yo llevo 50 años de “cura casado”. Sé lo que es pasarla “de figuritas”. Hace varios años que colaboro gratuitamente en estos asuntos como Secretario General latinoamericano de estos grupitos donde hay de toda diversidad (p.e. que apoyan furibundamente a Bolsonaro/Brasil y otros al contrario);
        * Sin embargo, mis nietos de 15 años de edad y de excelentísmo nivel humano (promedio escolar no baja de 9,70/10) no conviene que se enteren de que su abuelo fue “cura”. Y los pibes no son boludos, porque yo me comunico con ellos desde la alta matemáticas y geometrías hasta la ecología y la literatura y la poesía. ¿Qué hacer con ese “sin ambargo”?, que, por otra parte, a mí no me quita el sueño porque sé que estoy con “otra generación”; lo que en mi anterior entrada te decía: con “otro tiempo” (¿conoces la “Teoría de las Generaciones”?). Pero, viendo lo que pasó con el Sinodo de la Juventud (Ja Ja Ja) …

        3- Yo no tengo problemas de sentirme “yendo a Jerusalén” sabiendo lo que me pueda pasar. Los enconos y odios (religiosos) están muy feos por estas latitudes latinoamericanas. Pero igual voy, p.e.:
        1- a visito-charlar con otros grupitos de curitas casados en Salto/Uruguay;
        2- a visito-charlar con ídem y con Vicarios Generales de Mar del Plata/Pcia de Bs. As.
        3- Proyectar la publicación de los Escritos de Salvador Santos,
        4- Hinchar las pelotas al que se me cuadre …
        …………………
        Abrazo!

  • Juan A. Vinagre

    Hola, Óscar: Claro que deseo responder a todas las cuestiones que se planteen, aunque no siempre pueda hacerlo inmediatamente. Ahora contesto al planteamiento que hiciste ayer. Y respondo-expongo tal como yo entiendo y tal como te entiendo, sin ánimo docente, por supuesto. Es mi perspectiva… Mira este comentario casi como una confidencia personal.

    1.  Dios Padre. Creo en Él y no me resulta difícil concebirlo así, pese a tantas cosas… Entiendo la fe como un don, aunque esa fe no descarte una cierta base racional. Para mí creer es razonable, y por ello supone, requiere una opción personal, que es también un compromiso. Por eso, por ser opción, se cree o no se cree…  Aunque de ninguna manera creer es una “inmolación de la razón”, como dijo alguna vez Unamuno. Por eso, este Dios es más que el sueño de un ideal. Es una Realidad concreta inefable.

    2. Ves “toda -quizá no toda- innovación como una invitación a bajarnos del tren para tomar otro”.  Puede ser, pero no necesariamente, creo. En nuestro tema, innovación no es refundación, es más bien transformación profunda de la casa común -y también de la propia-, en el fondo y en las formas, desde dentro, sin quebrar el principio de la unión en esa casa común, que es Fraternidad-Iglesia. Mi visión es que las diferencias de ideas o creencias no rompan el deseo tan reiterado del Señor: que sean UNO.

    Ya sé que en este caso se puede preguntar: Unidad en qué?  Mi respuesta es: Unidad en el amor, en la praxia más que en las ideas o creencias, que pueden ser distintas, pero sin sobrevalorarlas, porque en el Mensaje evangélico lo primero es el amor y la unidad en el amor. Las ideas o interpretaciones teóricas son valores de segundo orden, creo.

    3. También yo creo en los hombres, es decir, confío en ellos. Pero muy consciente de que, como yo, son frágiles, volubles… La confianza es inevitable para convivir, pero esa confianza debe ser prudente, realista, limitada. La confianza ilimitada sólo para Dios Padre.

    4. El “invento” de la Magdalena acerca de la resurrección…  Tiene razón Torres Queiruga: Hay que “Repensar la Resurrección”. He leído otros libros suyos, aunque todavía no éste. Pero me imagino que pensará que la palabra “Resurrección” quizá no sea la más adecuada. Creo que más que de “resurrección” habría que hablar de Transformación  (palabra usada por cierto en el prefacio de alguna misa de difuntos.)  Las palabras del Señor: “Padre, en tus manos pongo mi espíritu”, indican que, pese a la muerte del cuerpo, el espíritu no desfallece, sino que se transforma en “cuerpo espiritual” (Pablo), sin necesidad de soporte físico…

    Así, pues, las apariciones de Jesús fueron confirmaciones reiteradas de que seguía viviendo, transformado en “zoon pneumaticón”.  Que a este hecho le llamamos tradicionalmente Resurrección, vale; pero ¿no sería más correcto decir “transformación”? En esta transformación es en la que creo. De no creer esto mi fe sería una fe saducea…

    (Permíteme, Óscar, una reflexión al margen y a propósito del término “razonable” que utilicé antes, y que me parece que viene a cuento: Si de la naturaleza corporal del “homo sapiens” ha surgido un pensamiento, una autoconsciencia y la capacidad de autoafirmación  -un yo-, que ya no son materia, y que, en mi opinión  -al margen de mi fe- un día tal vez podrá sobrevivir sin la dependencia de la materia, sin necesidad de soporte físico alguno…, ¿esto no hace “razonable” mi fe y mi esperanza?) Estoy resumiendo mucho con el riesgo de falta de matices… Matices que se necesitan más en lo que sigue.

    5.  Dios UNO y Trino. Que Dios es UNO y Único lo veo lógico, y así lo creo. Pero en torno al tema  “Trino” creo que lo mejor y tal vez lo más inteligente es no entrar mucho en él, porque es muy fácil errar y desvariar o formular explicaciones incomprensibles, como ha ocurrido. (S. Agustín y “las relaciones”, por ejemplo.) En este tema hago un acto de confianza más en Jesús y en sus palabras. Confieso: Creo tal como estén las cosas  -la verdad-  delante de Dios, DELANTE DE DIOS, digo y repito. Creo que Jesús es el Hijo preferido del Padre, y que -no sé cómo- se ha identificado-encarnado- tanto con ÉL que puedo ver y amar a Dios en el hombre Jesús de Nazaret. Lo mismo digo del Espíritu.

    Y no sé decir más, ni de momento me hace falta saber más. A mí me interesa la praxia que se enseña y se transmite en la esencia del Mensaje del Señor. Como dije antes, la doxia es menos importante que la praxia, según nos enseñó en la parábola de la Evaluación final, el Venid, benditos…

    6. De QUÉ y CÓMO hay que hablar.

    –QUÉ: De la praxia más que de la doxia. Del Jesús del Evangelio más que de los concilios teóricos… De la Iglesia estructura, más teórico-canónica que testimonio del Reino. Del poder que anula casi el sentido fundamental de servicio. De la necesidad de revisión y de conversión al Reino de Dios… Del saduceísmo encubierto que se advierte en la Iglesia, etc.

    –CÓMO: Con sentido fraterno de unidad en el amor. Con una capacidad de apertura mental, sin sacralizaciones indebidas, y con prudencia humilde, relativizando valores que se ha llevado el tiempo… Respetando y viviendo la unión en la convivencia dentro de la diversidad razonable y evangélica, porque es más importante la unidad en el amor que en las ideas… Con comprensión ante los fallos humanos en la historia de la Iglesia del Señor. Fallos que se pusieron en increíble evidencia con el mismo Jesús en vida. Si a Él lo vendieron…, ya no debe sorprenderme nada. Con confianza en que, pese a nuestros desvaríos, Él está y sigue con nosotros.

    7. No sé si te satisface esta respuesta, Óscar, pero yo así lo veo y trato de vivirlo y de seguir al Maestro, aunque sea a veces de lejos…  Soy muy consciente de que a Dios no lo puedo explicar ni entender bien, porque pertenece a otra dimensión, que me rebasa. Por eso, en el fondo, sólo en Él puedo creer y confiar.  (Como, pese a todo, sigo preguntando, trato de profundizar algo más en este tema, en otro trabajo.)

    Y nada más. Ya está bien ¿no?  Un abrazo

     

    • oscar varela

      Gracias Juan!
      ¡Qué laburo!

    • Mª Pilar

      Es… el dichoso lenguaje.

      A Jesús, lo comprendían especialmente los siempre maltratados, los sencillos, los pisoteados por el poder.

      ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar el lenguaje… que confunde, atrofia nuestra mente, y nos hace esperar… algo que jamás estará en nuestras manos?

      Intentar conocerle… ¡De verdad! Sin falsedades ni cuentos de hadas… que Jesús jamás utilizó.

      Por eso dejaron hace muchos siglos de hablar como Él lo hacía; he tenido la dicha de conocer-compartir… con personas que si intentaban vivirlo y hacerlo vida allá donde estaban, y puedo decir con la voz clara y alta:

      ¡Allí… había Vida… las personas se levantaban, y volvían a caminar y a ser útiles para si mismas y para la comunidad.

      Y en silencio, sin hacer mucho ruido… para que Roma, los dejará en paz… y aún así, muchas personas han pagado un precio muy elevado, hasta dar su vida por ello.
      mª pilar

  • Juan A. Vinagre

    Hola, Antonio: Como te dije en la nota de ayer, comparto esa visión histórica que describes. Visión que se puede ampliar, como sabes, al s. X, al s. XIV (Aviñón), a los siglos XV-XVI (papas renacentistas…) etc.  En los capítulos siguientes aludo a algunos casos concretos…

    Pero volviendo al s. IV, añadiría el caso del emperador Juliano (sobrino-nieto de Constantino), el mal llamado “apóstata”. Juliano era un hombre capaz, culto, honesto…, que al vivir de cerca esas persecuciones de que hablas llegó a la conclusión de que los dirigentes cristianos (al menos algunos importantes, incluida una parte del monacato) eran más bien involucionistas e intransigentes, poco coherentes. Por eso a él, formado en, y enamorado de la cultura helénica, le pareció más correcto volver a la cultura griega, poco valorada por esos cristianos… Así quiso salvarla…

    Esa intransigencia, que perduró, se volvió unos años después contra la sabia Hipatia, por ejemplo. Pero también hay que hacer notar que quizá Juliano desconoció el gran esfuerzo de Orígenes y otros (s. III) por explicar el cristianismo con categorías helénicas -con los riesgos que ese intento llevó consigo y que se manifestó en Nicea-, o Juliano se dejó llevar demasiado por los criterios de Celso… No sé…

    Pero el hecho de graves desviaciones respecto al espíritu evangélico ahí está. (Este tema lo trato en otro trabajo.)  No obstante estas desviaciones, tan graves, no me llevan a abandonar la nave, sino a intentar, unido a otros muchos, transformar su rumbo -y su velamen-estructuras-, desde dentro, sin romper la unión que tanto deseó el Señor.

    Comparto, desde hace ya muchos años, una observación de S. Lègasse hecha ya en los años 60: La religión  -y la Iglesia- del futuro será muy distinta de la actual, pero no nos dejarán verla…  Las fuerzas conservadoras tradicionalistas tienen mucho poder, tanto en el ámbito económico y político como en el religioso… Todo va más lento de lo que muchos quisiéramos.

    Un cordial abrazo

     

    • oscar varela

      Hola Juan!
      Leo tu final a Antonio Tostón:
      – “Todo va más lento de lo que muchos quisiéramos”-
      y entonces me pregunto:
      1- “ir lento” ¿es ir más seguro?
      2- ¿Se pretende una “nueva casa antigua”?
      3- ¿sería, entonces, una re-novación más que una in-novación?
      4- ¿Cuál es el “miedo” a cambiar de Andén?
      5- ¿Cuál es el “miedo” a tras-bordar?
      6- ¿No se está pro-moviendo un volver a lo de Juan buceador?
      y así sucesivamente.
      Desconozco si tú, Juan, te animarás a entrar en estas preguntas o guardarás un ya comprensible silencio;
      pero permíteme que me siga preguntando por Comentario al Curso-Taller.

  • Juan A. Vinagre

    Hola, Mª Luisa: Perdona si di pie a que te sintieras no atendida. Intento contestar y lo hago, pero cuando algunos detalles que se me plantean no sé comprenderlos bien, o creo que no domino suficientemente el tema, guardo silencio. No por menosvaloración sino por una elemental prudencia y respeto. Por favor, ruego que se interpreten así mis silencios.

    También yo prefiero hablar de la vida concreta, y del Jesús de Nazaret concreto, hijo del hombre y nacido de mujer, sin olvidar que este Jesús hombre es también el enviado e hijo predilecto del Padre, cuya misión fue anunciar el camino y la esencia del Reino en la tierra, con proyección de futuro…

    Un cordial saludo, Mª Luisa.

    • M.Luisa

      No, Juan, estás confundido a ti no te he dirigido ninguna pregunta y es que hoy no disponía de mucho tiempo para comentar, sólo he dejado una idea apuntada aprovechando que coincidía con Oscar, pero ni tampoco a él, esta vez, le he preguntado nada.

      En fin, Juan, te envío un saludo!

  • M.Luisa

    En esta ocasión, como también en otras, por extraño que parezca, coincido con el punto de vista  de Oscar sobre  su apreciación   de Dios  como Padre.

    Tal vez esto pueda servir  para mostrarle     que  no hay por mi parte, en absoluto,  intenciones de molestar cuando me surge hacerle alguna pregunta que en el aire la deja sin contestar.

    En cambio sí responderé a su última preguna (retórica, tal vez?:
    ¿De QUÉ y CÓMO hay que hablar, entonces
    le contesto : De la vida!
    De los riesgos asumidos  y vividos en ella   cuando uno/a decide bajarte del tren.

  • oscar varela

    Hola (sigo)!
    A) a mi confesión: “Hace tiempo que no creo en un Dios “Padre“
     
    * respondería a Juan que toda INNOVACIÓN se presenta como:
    1- “una invitación a bajarnos del tren para tomar otro.”-
     
    * respondería a Juan que toda Innovación requiere:
    2- que los hombres debiliten mi fe (vieja),
    porque sí creo en ellos, y
    con ellos.”-
    …………………….
     
    B) a la interpretación de Salvador Santos
    sobre el “invento” de la de Magdala
    en torno a la Resurrección:
     
    * No he visto que a los cumpas atrieros
    (no solo ni principalmente a los lectores y comentaristas,
    sino más especialmente a los Articulistas)
    Se les haya movido el amperímetro
    en cuanto a INNOVACIÓN de sus creencias.
    …………………….
     
    Y tanto en A) como en B)
    Se están tocando las “creencias” básicas del cristianismo:
    A) Dios (uno y trino)
    B) Resurrección del “Redentor”.
    …………………….
     
    Pregunto, entonces:
    ¿De QUÉ y CÓMO hay que hablar, entonces?

  • oscar varela

    Hola!
    Leo de Juan:
    1- “a veces parece que la vida nos invita a renunciar al viaje 
    o a bajarnos del tren.”-
     
    2- No quiero que los hombres debiliten mi fe,
    porque no creo en ellos,
    sino pese a ellos.”-
    …………………….
    ¿Hay, en esas “reacciones” una actitud
    innovadora-hasta-por-ahí-nomás”?
    …………………….
    Entonces se me presentó el siguiente diálogo
    (Don Quijote – Segunda parte – Capítulo IX)
     
    —Sancho hijo, guía al palacio de Dulcinea: quizá podrá ser que la hallemos despierta.
    —¿A qué palacio tengo de guiar, cuerpo del sol —respondió Sancho—, que en el que yo vi a su grandeza no era sino casa muy pequeña?
    —Debía de estar retirada entonces —respondió don Quijote— en algún pequeño apartamiento de su alcázar, solazándose a solas con sus doncellas, como es uso y costumbre de las altas señoras y princesas.
    —Señor —dijo Sancho—, ya que vuestra merced quiere, a pesar mío, que sea alcázar la casa de mi señora Dulcinea, ¿es hora esta por ventura de hallar la puerta abierta? ¿Y será bien que demos aldabazos para que nos oyan y nos abran, metiendo en alboroto y rumor toda la gente? ¿Vamos por dicha a llamar a la casa de nuestras mancebas, como hacen los abarraganados, que llegan y llaman y entran a cualquier hora, por tarde que sea?
    —Hallemos primero una por una el alcázar —replicó don Quijote—, que entonces yo te diré, Sancho, lo que será bien que hagamos. Y advierte, Sancho, o que yo veo poco o que aquel bulto grande y sombra que desde aquí se descubre la debe de hacer el palacio de Dulcinea.
    —Pues guíe vuestra merced —respondió Sancho—: quizá será así; aunque yo lo veré con los ojos y lo tocaré con las manos, y así lo creeré yo como creer que es ahora de día.
    Guió don Quijote, y habiendo andado como docientos pasos, dio con el bulto que hacía la sombra, y vio una gran torre, y luego conoció que el tal edificio no era alcázar, sino la iglesia principal del pueblo. Y dijo:
    —Con la iglesia hemos dado, Sancho.
    —Ya lo veo —respondió Sancho—, y plega a Dios que no demos con nuestra sepultura, que no es buena señal andar por los cimenterios a tales horas, y más habiendo yo dicho a vuestra merced, si mal no me acuerdo, que la casa desta señora ha de estar en una callejuela sin salida.
    —¡Maldito seas de Dios, mentecato! —dijo don Quijote—. ¿Adónde has tú hallado que los alcázares y palacios reales estén edificados en callejuelas sin salida?
    —Señor —respondió Sancho—, en cada tierra su uso: quizá se usa aquí en el Toboso edificar en callejuelas los palacios y edificios grandes; y, así, suplico a vuestra merced me deje buscar por estas calles o callejuelas que se me ofrecen: podría ser que en algún rincón topase con ese alcázar, que le vea yo comido de perros, que así nos trae corridos y asendereados.
    —Habla con respeto, Sancho, de las cosas de mi señora —dijo don Quijote—, y tengamos la fiesta en paz, y no arrojemos la soga tras el caldero.
    —Yo me reportaré —respondió Sancho—, pero ¿con qué paciencia podré llevar que quiera vuestra merced que de sola una vez que vi la casa de nuestra ama la haya de saber siempre y hallarla a media noche, no hallándola vuestra merced, que la debe de haber visto millares de veces?
    —Tú me harás desesperar17, Sancho —dijo don Quijote—. Ven acá, hereje: ¿no te he dicho mil veces que en todos los días de mi vida no he visto a la sin par Dulcinea, ni jamás atravesé los umbrales de su palacio, y que solo estoy enamorado de oídas y de la gran fama que tiene de hermosa y discreta?
    —Ahora lo oigo —respondió Sancho—; y digo que pues vuestra merced no la ha visto, ni yo tampoco.
    —Eso no puede ser —replicó don Quijote—, que por lo menos ya me has dicho tú que la viste ahechando trigo, cuando me trujiste la respuesta de la carta que le envié contigo.
    —No se atenga a eso, señor —respondió Sancho—, porque le hago saber que también fue de oídas la vista y la respuesta que le truje; porque así sé yo quién es la señora Dulcinea como dar un puño en el cielo.
    —Sancho, Sancho —respondió don Quijote—, tiempos hay de burlar y tiempos donde caen y parecen mal las burlas. No porque yo diga que ni he visto ni hablado a la señora de mi alma has tú de decir también que ni la has hablado ni visto, siendo tan al revés como sabes.
    …………………

  • Juan A. Vinagre

    Yo no sé si te he entendido bien, Óscar. Excusas. Y si te he entendido bien, te comprendo. Porque hay mucho misterio, demasiadas contradicciones y aberraciones en las religiones y en la vida, tanto que a veces parece que la vida nos invita a renunciar al viaje  o a bajarnos del tren…

    Creo que no soy ingenuo ni un desinformado. Pero pese a todo, confieso que yo creo, pero con una fe purificada -eso deseo- de contaminaciones y distorsiones humanas… No quiero que los hombres debiliten mi fe, porque no creo en ellos, sino pese a ellos…  Este tema lo desarrollo en otro trabajo con más detalle. Nada más, un cordial abrazo

    Nota: Mañana responderé a tu comentario, Antonio. Comentario que comparto. Por eso deseo que lo humano conservador, inmovilista, fanático… no se apodere por más tiempo de la Iglesia, y presente una religión deformada… Por eso también yo escribo y denuncio…, aunque sea en voz tan baja que no se oiga…

    Un abrazo cordial

    • Es que cada uno de nosotros y nosotras tenemos derecho a creer lo que podamos.
      Nadie es mejor ni peor por creer que dios es como una padre o no. Estaría bueno. Sobre todo si estamos educados en eso.
      Se habla, se dice lo que cada uno piensa y eso siempre abre las cabezas, si estás dispuesto a escuchar. Sin más.

      Así que, adelante. Diga lo que piensa.

      La fe en algo no es , a mi modo de ver, no es cuestión de razonamiento. Es un sentimiento profundo que te hace decir: vale, pero así lo siento. Y contra eso, no hay razones que valgan.
      Otra cosa es que algo no te encaje y busques respuestas y esas respuestas te lleven a creer lo que te han contado, pues no es del todo cierto.
      El camino de religiosidad o de la espiritualidad o como le quieran llamar, no es único. Cada cual lleva el suyo propio y su ritmo personal.
      Pero es estupendo hablar de estas cosas. A mí me encanta. Siempre me hace entender un poco mejor el punto de vista de otro.
      Un abrazo
      carmen.

  • ¡¡¡Si pudieran olvidar Nicea!!!. Pero lo primero que hay que recordar es que fue decretado por el Emperador Constantino, que reunió a los obispos para que unificaran criterios.Las rivalidades entre los seguidores de Pablo y los de Pedro tenian que desaparecer. Y allí surgió lo que  Historia ha denominado que “se armó la de Dios es Cristo”. Una lucha a muerte de los partidarios de Atanasio y los de Arrio. Ambos se excomulgaron mutuamente. El final, ya lo sabemos: venció Atanasio. Y este, presumió de haber envenenado a Arrio. Ese asesinato fue la victoria, según Atanasio, de Dios. De manera que él había sido el ejecutor de aquel rival, siguiendo un designio divino. ¡¡¡Cuantas veces hemos escuchado palabras idénticas, que no han sido sino falsificaciones, sin la menor duda, de la “voluntad de Dios”. ¡¡Que horror, la voluntad de Dios!!!¿Acaso no es una blasfemia hablar de esa manera?. ¿Quien ha visto a Dios?.Semejante necedad está en el fondo y en la forma de lunáticos. No otra cosa es la descripción de Saulo cuando, despues de la caída del caballo es guiado a Damasco y hasta a quien visitará, y a quien no.Un GPS ya entonces.Esto, se acepta así sin rubor, y la bola sigue.¿Cómo extrañarnos que tanto él, Saulo y luego Agustín de Hipona nos digan que existe la predestinación…..y que no somos nosotros, los responsables de nuestros actos, porque eso es lo que hay detrás de semejante idea,porque es Dios quien nos maneja a su capricho, como marionetas….

    Por eso pienso, que Jesús obra en función de su  libertad, y por eso su vida, portadora de una voluntad autónoma, responde por sus actos y no me parece lógico que en la cruz diga, o le hagan decir, “pero hágase tu voluntad” donde queda muy malparada esa voluntad de acabar su vida con total coherencia con la misma.O  sea no muere porque eso agrade al Padre-Madre ¡¡¡que barbaridad!!!.Muere sabiendo que es injusto, porque los poderes del templo así lo han querido.Por que su condición de subversivo, defendiendo a los indefensos le han llevado al suplicio. Por eso repite, en su vida, sígueme.No muere por otros. No existe el sufrimiento vicario. Pero sí el ejemplo.Porque los poderosos de este mundo, te harán callar de una u otra forma.¿Cuantos teólogos dirían hoy, que Arrio, aquel obispo tenía razón?. Y sin embargo Constantino cuentan que, al final de sus días, en lecho de muerte, se hizo bautizar por Eusebio de Nicomedia, un obispo arriano.Por eso la iglesia no le ha puesto en su santoral.

    • Usted y la que escribe, que a veces no se entera de lo que lee, vamos a compartir hoguera.
      Pensamos muy parecido, aunque tenemos distintas formas de decirlo.
      Pues bueno.
      Un saludo cordial
      Y no se enfade , es una bromica.

  • J.A. Vinagre. Perdón por meter esto aquí.

    Estoy viendo en la sexta un programa alucinante sobre los datos que metemos en Internet, falsas noticias que corren por las redes sociales, la forma nueva de manipulación y de control hasta de lo que se estima que piensas por los likes que das … en fin. Alucinante.

    Menos mal que no escribo nada en Internet, ni tengo redes sociales ni… Y de repente me he acordado de Atrio. Madre mía, he pensado. Todavía acabo en la hoguera. Porque la ultraderecha crece como la espuma, siempre han tenido mucho dinero eso acaba ganando. Y la iglesia ya se sabe . Seguridad como que da poca a los que pensamos distinto a, pues a lo que ella dice.

    Veras tú. Vamos a acabar la mayoría de los que escribimos aquí en el fuego purificador.

    Jolín.

  • oscar varela

    Hola!
    Yo comprendo a los que consideren
    que Jesús tuvo un Dios al que llamó “Padre“.
    ………………………..
    Yo también lo “creía”.
    Hace tiempo que no lo creo más.
    Algo así como que dejé de necesitarlo.
    ………………………..
    Si me apuro un poco a mí mismo,
    veo que por ahí se me escabullen
    los cuernos de los problemas de la vida.
    ………………………..
    Mi vida la hago “en soledad
                    – (nadie pude hacer mi vida por mí),
    aunque no “en solitario
                    – (todos hacen mi vida conmigo).
    ………………………..
    Para mí, la vida humana plena
    es un estado de ¡Alerta! continuo
                    – (uno nunca sabe dónde y cuándo salta la liebre)
    El amor es “cuidar” y “andar cuidando” a los de al lado.
    ………………………
    Este “estado” de ¡ALERTA! es la base de toda “CREATIVIDAD”.
    ………………………..
    Nota sobre la idea de Padre en Jesús:
    Se me ocurre que Jesús
                    – postula la imagen de un Padre
                    – como con-secuente de hijos,
                                   – cuyas obras acreditan un Banco
                                                   – de igualdad fraterna.
    Se me ocurre, entonces,
                    – que se ha tomado el rábano por las hojas.

    • Mª Pilar

      Tú, lo has explicado mejor Oscar ¡Gracias!
      Comparto:
      …” postula la imagen de un Padre
      – como con-secuente de hijos,
      – cuyas obras acreditan un Banco
      – de igualdad fraterna…”

      Abrazo entrañable.
      pili

  • Juan A. Vinagre

    Comparto contigo tus reflexiones, Mª  Pilar. Reflexiones que además agradezco. Y entre esas reflexiones destaco la de  ABBÁ, que lo resume todo. Este es el Misterio de Dios y nuestra gran dignidad. Parece increíble, pero Dios nos ama, y nos llama hijos…

    No sigo. Un abrazo

  • Juan A. Vinagre

    Hola, Antonio: También yo estoy de acuerdo en una única Divinidad. En lo que no estoy tan seguro es que por vivir en un pueblo Jesús llevara una vida marginal. Humilde, sí; ¿pero marginal…?  La capacidad intelectual, la motivación tan alta del Jesús de Nazaret, creo que lo impulsaba a buscar más información. (Hay bases evangélicas para pensar así.) Lo que también confirma su humanidad plena. Su mente -y su motivación- no era marginal, anodina. (Lo cual no quiere decir que no valore -y mucho- la obra de Meier en su conjunto.)

    No veo a Jesús ni a José perteneciendo a la última escala social. Me parece que más bien pertenecían a una escasísima clase media baja. Y aquí veo uno de sus méritos: mirar al de más abajo, que lo pasa peor… y compartir su causa. Éste es un  rasgo de mucha humanidad, de un ser humano muy maduro y consciente de la situación social, coda que veremos más adelante.

    Estoy contigo, Antonio, : La Iglesia histórica jerárquica ha sido casi radicalmente infiel…, pese a los grandes santos y personas de bien. A algunos no quiso escuchar. Lo veremos. También este tema lo desarrollo más adelante. Pero la cita de Mateo no la interpreto con la visión viejotestamentaria y terrícola. Él es rey, pero no de este mundo… Éste fue uno de los errores del Papa y de muchos más.

    Coincido contigo: El clero  -éste sí que no es fundación de Jesús-  se mal-apoderó de la figura de Jesús y lo deformó, al caer en la tentación del poder…

    Pienso que ésta es hoy nuestra tarea como creyentes: Transformar esta Iglesia y sus estructuras etc. también con nuestras críticas… Lo expongo también en el último capítulo. (Espero tu parecer y tus sugerencias para mejorarlo.)

    Nada más, Antonio. Un cordial abrazo.

     

  • Juan A. Vinagre

    Gracias, Carmen, por las cosas buenas que me dices. Por mi parte añado que me parece bien tu postura a nivel de interpretación cognitiva de Jesús. Yo lo veo de modo algo diferente tal vez. Pero acaso no estemos tan lejos, si nos centramos en los valores del Reino: Si coincidimos en la praxia -cuya esencia es el amor-, coincidimos en lo fundamental, en lo genuinamente evangélico. En cuestiones de doxia lo normal es que haya visiones diversas.

    La doxia, la interpretación teórica, racional, de Jesús, para mí es un valor -importante, sí- pero de segundo orden. Si coincidimos en lo primero, coincidimos en la esencia del mensaje del Reino de Jesús de Nazaret, el hijo del hombre.

    Para mí, Jesús también fue y es un ser humano indudable, pero con una presencia muy especial -una unión muy especial- de Dios Padre en Él. Lo que lo convierte en una persona muy especial, que dudo que sepamos interpretar bien a fondo.

    Un saludo cordial, Carmen  (y no me trates de usted… ¿Cómo creyentes, somos iguales o no? No creo que tú hagas jerarquías, cuando el Señor no las hizo, porque en este caso coincidirías con lo más tradicional. Y estoy seguro que esto no lo quieres.)

    • Efectivamente. Una unión muy especial con su dios, el que usted llama Dios Padre. Al que él llama Abba. No me gusta el dios del antiguo testamento. Nada. Me da terror.
      Y fíjese, no podría asegurar que le gustase a Jesús. No sé. Quizás porque cambió radicalmente su visión. Lo llamaba padre nuestro, así por lo menos dice la oración.
      No creo que muchos judíos viesen a su dios como un padre.
      Yo tampoco lo veo como un padre. Mi padre fue un señor estupendo. Pero era humano. Dios , con mayúsculas, no sé qué es. Luego no lo puedo concebir como Padre. Tampoco sé la idea que tenía Jesús de Dios. Hablaba a sus discípulos como los maestros en la escuela. Para que entiendan. Quizás eso de Padre nuestro también era una expresión para quitar de la cabeza esa idea del dios de los judíos. Vengativo, selectivo,uf .
      Y menuda se lío con esa expresión. Yo me quedo con la de padre nuestro, de todos
      No sé si en algún momento él se consideró literalmente hijo de Dios. Diría que no . No lo sé.
      Pero creo, pienso, opino que todo un dios no cabe en un hombre. Quizás esa idea proceda del Génesis. Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios. No he visto en mi vida mayor alarde de soberbia de los seres humanos. Solamente hay que ver qué estamos haciendo con nuestro planeta. No podemos ser su imagen. Y si queremos mejorar, pues ahí entra mi Jesús. Su camino,el que nos indica para construir lo que él llamó el reino de Dios.

      Le cuento lo que pienso para que entienda por qué dije el otro día que estaba en otra onda. Creo que le molestó un poquito. Sorry.

      Lo dirigirme a las personas de usted, es señal de respeto. Soy una antigua.
      Un saludo cordial.

  • Mª Pilar

    ¡Gracias de nuevo!

    Estos dos capítulos últimos, nos deja ver con claridad, cual fue el camino que Jesús siguió.

    Y es un gran gozo para mí, perderme en sus explicaciones. Dejo a un lado un poquito solo, la “imagen” de Dios que nos trasmite… Sinceramente creo, que Jesús, se metió sin miedo, en el gran Misterio que nos rodea y tuvo la valentía de llamarle:

    ¡Abba!

    Hay pocas personas (al menos conocidas, a lo largo de la historia) que llegaran a ese gran Misterio; tan limpiamente como Él lo hacia.

    Dejó atrás, templos, sacerdocios, religiosidades… y sobre todas las cuestiones:

    ¡Su mirada limpia y clara, de, por donde había que transitar… todas las personas que libremente, optaran por seguir su vivir… a cualquier precio, sea este cual quiera que  sea!

    Es un gozo, introducirse interiormente en su caminar; observar, por donde se iba decantando su hermoso Mensaje, cuales sus exigencias personales, sus motivaciones, sus responsabilidades, tan alejadas de lo que se enseñaba en sus tiempos… y ahora.

    Rompió por completo con los referentes de su pueblo, y fue presentando:

    ¡Otra manera de hacerse hijos/as del gran Misterio!

    La oración de Jesús, no era de petición; sino que estudiaba en ella, las variables que existen, ante una decisión importante a seguir, como era todo aquello que Él debió asumir.

    El espíritu, está implícito en el gran Misterio… por eso, una vez tomada una decisión, también lleva implícito la fuerza que es necesaria para la lucha que sin duda llevará.

    Cada paso importante, esta jalonado con un retiro absoluto, en silencio, valorando todas las posibilidades; y es costoso como nos lo muestra en dos de los mas importantes vividos por Él.

    Antes de comenzar… lo que le llama la iglesia “Las tentaciones”. Dilucidar, cual era el camino ha seguir, conociendo como Él conocía… a su Abb. La segunda vital para su vida:

    ¡Getsemaní! Le supuso tanto dolor y lágrimas… que solo, desde una convicción profunda, pudo salir airoso de prueba tan dura e injusta.

    Seguir su Proyecto de Vida, solo se puede hacer, desde una conversión total y absoluta de uno mismo; eso no quiere decir, que a partir de ella, ya no voy a tener más problemas; no va por ahí la verdadera conversión; sino que a partir de ella, tendré claro, cuales serán mis decisiones y opciones, y bajo ningún reclamo de este mundo, las venderé al mejor postor, cueste lo que cueste; y hay precios muy altos… como dar la propia vida, y muchas personas, lo han dejado todo sin dudar, incluida su vida.

    No es sencillo su seguimiento, teniendo unas iglesias, que han disfrazado tanto su Mensaje… que si volviese… no lo reconocería; no solo eso, si no, que la misma iglesia… lo volvería a matar.

    ¡Gracias Juan Antonio, ha sido una gozosa experiencia, fundirme en su lectura, gracias de corazón!

    mª pilar

     

  • Ha trabajado usted muchísimo. Se nota que está en la línea de Castillo, Pagola, Queiruga y otros.Es precioso lo que dice.

    Pero mi cabeza me lleva más por la de Arregi . Para mí Jesús fue un ser humano. Una persona fascinante, al menos lo que de él cuentan,  con un nivel de espiritualidad altísimo y que las cosas que le contaban de su dios, no le encajaban. Un señor con un tirón bestial y que le costó la vida , pues su manera de vivirla.

    Mucha suerte con su libro.

    Un saludo cordial.

  • Estoy de acuerdo con ese nuevo concepto de Dios como Padre-Madre, pero en única Divinidad, de la que se desprende ese amor tan completo. Pero hay que ir más allá y admitir que si tomamos en serio ese nuevo concepto nos encontramos nada más y nada menos que el propio Jesús humano.Y como tal humano vivió una vida como judío marginal, en un contexto donde socialmente pertenecía a la última escala social, el resto. Y desde ahí, desde esos orígenes, desde los últimos, surge su vida, ejemplo de humanidad. Divinizarlo es rendir culto a esa iglesia que él no fundó, pero que ha seguido el curso que hemos visto a través de la Historia, el de Saulo cuando en Hebreos dice: “terrible cosa es caer en las manos del dios vivo” o en Mateo: “Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra”. Ese dios es el de la torá, el de esta iglesia que, reparte el mundo entre los Imperios, de unos papas soberbios, borrachos de poder, el de Canosa con el Emperador alemán Enrique IV, Gregorio VII,Inocencio III, etc,etc,etc. Jesús, transformado en Cristo le es tan necesario para este iglesia como un valor contante y sonante. Consecuentemente Jesús solo podía llamar a Dios Padre.LO de Madre se está abriendo camino, pero en la Humanidad de aquellos momentos que le tocaron vivir era impensable. Si aún pervive el Patriarcado, imaginémonos entonces….., no obstante la cercanía que siempre tuvo Jesús con las mujeres. Pero Jesús era otro hombre.El hecho de que se nos quiera robar su humanidad, dice bien a las claras el poder del clero que lo enclaustró. Y ahí sigue, todavía.

Deja un comentario