Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4512 Artículos. - 72502 Comentarios.

‘Otra Iglesia’ en España

Al publicar este artículo de Honorio, anuncio que acojo ya en firme el proyecto del que habla al final del artículo y, a partir del jueves que viene, empezará una serie-curso con la firma de Honorio y este tema: Desde Miguel Unamuno hasta Ignacio Ellacuría. AD.

      Internet está ofreciendo un vídeo de hora y media sobre la Iglesia de los tiempos de la Segunda República [Se refiere Honorio a “Otra iglesia”. Clero disidente durante la IIª república y la guerra civil, presentación de un libro en CC.OO. de Ávila. NdA]. Hacía falta algo de eso en el panorama de la historia de España. Gracias a los que la han ofrecido [Ver libro y coordinadores en TREA]. Con su permiso, creo que se pueden sugerir perspectivas nuevas y posibles ángulos que esta obra ha dejado a media luz o algo oscuros.

      Parece como si el concepto de Iglesia que se contempla en Otra Iglesia fuese un tanto estrecho, excesivamente centrado en los avatares del clero y las religiosas y menos atento a los seglares. Don Miguel de Unamuno escribió sobre la Agonía del Cristianismo, coqueteó con el marxismo y el socialismo. Manuel de Falla fue un devoto ferviente de María Santísima, y gran amigo de García Lorca. Por lo menos Euskadi contó con un gobierno demócrata cristiano y se alineó al lado de la República en la guerra civil… La misma Institución Libre de Enseñanza no andaba tan lejos de los ideales cristianos de un país en el que Iglesia y Estado mantuviesen una relación de respeto mutuo…

      Tal vez sería interesante repasar la actividad radiofónica del canónigo Olaso desde Radio París, y su actividad ante la Santa Sede durante la República y la Guerra civil

      Pero hay más, para los años 1930 la cultura española se había abierto a Europa, las corrientes existencialistas eran conocida aquí, Unamuno estaba no muy lejos de Kierkegaard o de Meunier… Y no hablemos del filósofo Zubiri, maestro de Ellacuría..

      Hay otro aspecto a mi entender muy importante: la presencia en España de Iglesias como la evangélica o luterana, que fueron víctimas de la represión franquista desde 1936. El libro “Aqui nunca pasó nada” de Jesús Vicente Aguirre, cuenta el martirio del Pastor evangélico de Pradejón y de su familia; el cual pastor era íntimo amigo de un anarquista de Calahorra apellidado Velloso, que también fue fusilado..Y de un franciscano del convento de Casalarreina, junto a Haro, que tras unos años en Sudamérica volvió muy socialista y colaboró con la izquierda socialista de la Rioja, y terminó también fusilado.

      Vale la pena también valorar en el lado positivo y el negativo la presencia de la CEDA como partido político entre la extrema derecha y un cierto sentido democrático, y de sus figuras como el Director de El Debate Herrera Oria, futuro cardenal, o la saga Gil Robles.

      Vale la pena también recordar que la HoAc y la JOC surgieron en los años 1940 a las espaldas de antiguos militantes de izquierda socialista y comunistas supervivientes. Como el insigne catalán Rovirosa y no pocos dirigentes nacionales de la HoAc.

      Y que Claudio López Bru, marqués de Comillas, fundó en ese municipio cántabro la Universidad que quiso que fuese un seminario para pobres… y en parte lo fue, aunque posteriormente con Franco se convirtió en un criadero de hijos de sindicalistas del sindicato vertical de Solís…

      Y que Fidel García Martínez, obispo de Calahorra, colaboró con el Gobierno vasco de Aguirre y acogió a muchos sacerdotes exiliados tras el año 1939.

      Finalmente, cabe subrayar también que hay un hilo de continuidad entre lo de antes de la República y lo de después, hasta nuestros días. Hay una iglesia abierta al pueblo, un poeta como Blas de  Otero o Gabriel Aresti, una poesía social, De alguna manera, la que hoy llamamos Transición democrática no fue sino la continuidad de aquella Iglesia perseguida de los tiempos pasados. O  los posicionamientos del Abad de Monserrat Escarré, o de los sacerdotes vascos que durante la dictadura animaron la rebelión del pueblo vasco en lo político y en lo social, y terminaron en la famosa cárcel para curas de Zamora.

      Antonio Duato tiene en sus manos un intento de historiar concretamente los avatares de la Iglesia vasca más abierto a la izquierda, desde Miguel de Unamuno hasta Ignacio Ellacuria.

2 comentarios

Deja un comentario