Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4515 Artículos. - 72539 Comentarios.

¿Por qué felicita el papa Francisco al episcopado venezolano?

Septiembre 11, el episcopado venezolano tuvo un encuentro, a puerta cerrada, con el papa Francisco. Intercambiaron durante mas de dos horas sobre lo que sucede en Venezuela. RD dio un resumen de este importante encuentro. El titulo que encabeza este resumen sugiere, tomando en cuenta el contexto, que el papa Francisco apoya al episcopado venezolano y lo sostiene en su lucha contra el gobierno venezolano. Sin embargo, las gracias del papa al episcopado por su resistencia no especifican la naturaleza de esa resistencia tampoco a que realidad se refieren ellas.

En dos horas de intercambio tocaron a muchos temas incluyendo los relacionados a la misión del pastor que lleva la Palabra de Jesús, su amor por la verdad, la justicia, la solidaridad y el amor de los unos con los otros. Se ve por el resumen del encuentro que el papa Francisco insistió mucho para que los obispos se hicieran cerca de los pobres y humildes. Un desafío para muchos de ellos que les interpela a una verdadera conversión. Se trata de una llamada del papa à resistir a las ambiciones del poder, al dinero y privilegios que se les ofrecen para favorecer el cambio del régimen político y económico, para desestimar al gobierno y descreditarlo por todos los medios puestos a sus disposiciones. Puede ser que las gracias del papa se referían a esos esfuerzos que tienen que hacer para resistir a todas esas tentaciones del poder y del dinero.

Yo veo mal al papa Francisco, autor de la Exortacion apostólica Evangelii gaudium, sostener al episcopado venezolano en su colaboración con los que generan en Venezuela y en el mundo este capitalismo salvaje. No es un secreto para nadie que Estados Unidos actúa como un imperio que se da todos los derechos para realizar sus proyectos. Se ubica por encima de todas las leyes nacionales e internacionales, teniendo todos los recursos para poner a su orden jueces, presidentes, responsables de organizaciones internacionales como las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados de América (OEA). Hasta en las Iglesias su poder se hace presente. Las Iglesias con sus sacerdotes, obispos y el Vaticano no escapan a este poder. Hasta Jesús ha sido sometido a este poder imperial de su tiempo. Las tentaciones que le tocaron son las mismas que tocan en estos días a nuestros episcopados y al Vaticano, entre otros.

Hace poco, el papa tuvo la experiencia de un episcopado que lo informo sobre la verdadera realidad de los abusos sexuales en el país que se apretaba a visitar. A su regreso se dio cuenta que ese episcopado lo había engañado. Se trata evidentemente del caso de Chile.

En el caso de Venezuela se trata no tanto de los abusos sexuales sino de toda la situación política del país. Ya conocemos bastante la opinión del episcopado y de los obispos que encabezan la lucha en contra del gobierno. Conocemos menos el punto de vista de millones de Venezolanos y Venezolanas que participan a las distintas elecciones que sea por la Asamblea nacional constituyente (ANC) o por la presidencia a la Republica de Venezuela, entre otras.

Padre Numa Molina con el papa Francisco

Hay, entre otros, a un sacerdote jesuita, cura en una parroquia en Caracas, que expresa el pensamiento y los sentimientos de esa gente. Se trata del padre Numa Molina que beneficia de una cierta amistad con el papa Francisco que le toco visitar unas veces en Roma.

Este padre tiene también su verdad sobre lo que sucede en Venezuela y es importante que esta verdad sea entendida. Les invito a leerla.

http://cuatrof.net/2018/06/03/la-verdad-del-padre-numa/

Me permito añadir dos referencias mas de las intervenciones del padre Numa Molina. La primera es el comportamiento de los obispos que participaron a un encuentro con el Presidente Maduro para facilitar la llegada y la distribución de medicamentos. El padre Molina estuvo presente a ese encuentro y sabe de primera mano de lo que se hablo.

http://www.caraotadigital.net/nacionales/padre-numa-molina-revelo-encuentro-de-la-conferencia-episcopal-con-nicolas-maduro/

El secundo punto de vista del Padre Molina, expresado en enero pasado, esta relacionado a la visita de unos obispos al papa en visita en Perú.

http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/politica/numa-molina-papa-no-creerle-la-conferencia-episcopal/

PARA CONCLUIR

Puede ser que las gracias del papa por la resistencia del episcopado se referían a todas esas resistencias a las cuales tienen que someterse para recuperar su verdadera misión de pastores al servicio de los pobres y humildes, conforme a los evangelios y al Espíritu de Jesús. En este caso, esas gracias no habrían que ver con las conspiraciones del episcopado con las oligarquías locales, Washington y grupos mercenarios.

En el mismo día y en la misma pagina, RD titulaba otro articulo con estas palabras:

Francisco: “Parece que el Diablo, el Gran Acusador, esté enfadado con los obispos para crear escándalo“. Se trataba, en aquel caso, del problema de los abusos sexuales..
Pienso que este titulo convendría mejor para calificar los compromisos del episcopado venezolano cuyas acciones responden mas al plan de Washington que al plan de los pobres y humildes de Venezuela.

Los comportamientos de varios episcopados en América latina y en el mundo relacionados a lo político y a los poderes llevan también sus escándalos y sus corrupciones.

Oscar Fortín

El 13 de septiembre 2018

Unas referencias mas sobre el padre Numa Molina

http://blogs.periodistadigital.com/humanismo-de-jesus.php/2018/06/11/os-obispos-estan-a-favor-de-aquella-line

http://blogs.periodistadigital.com/humanismo-de-jesus.php/2018/04/03/title-8749

http://blogs.periodistadigital.com/humanismo-de-jesus.php/2018/02/25/venezuela-democracia-o-totalitarismo-

http://blogs.periodistadigital.com/humanismo-de-jesus.php/2017/07/19/padre-numa-molina-1

 

7 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    Hola Oscar F.

     

    Es interesante que en la página del Vaticano, se van reflejando las actividades y discursos de Bergoglio. Por ejemplo, aparece el discurso a obispos participantes de un curso de la Congregación para los obispos, el 13 de septiembre. Pero de la reunión con los obispos venezolanos no aparece discurso; se mandó únicamente al Boletín Diario, en la que sólo se enlista la audiencia y el nombre de los obispos participantes.

     

    Hay distintas formas de interpretar el mismo hecho, pero a mí me suena a que en el Vaticano no quisieron darle reflectores a la reunión, y el discurso a la prensa de Azuaje busque presentar un “apoyo” a la “resistencia” mayor de lo realmente ocurrido. No sería sorprendente tal “exageración”, en el episcopado venezolano.

     

    Abrazos y esperanzas

    Rodrigo

    • Gracias por sus observaciones y pienso que la prensa trato dejar, por las gracias del papa, la impresión que el papa apoyaba al episcopado venezolano, sabiendo que el contexto se prestaba a esta conclusion. Personalmente, como lo dije, no pienso que el papa haya dado su apoyo a las acciones políticas que corresponden a la oposición política y al pueblo cumplir. Sus recomendaciones, supongo yo, fueron que se hagan mas cerca de los pobres y humildes que de las oligarquías y que sean mas pastores que políticos. Lo malo es que esos encuentros se hacen a puerta cerrada y lo que la prensa dice no lleva certidumbre, los testigos haciéndose discretos.

  • Mª Pilar

    Como comprendo a este hombre, que está cerca de los que sufren el desenfreno de los poderes de este mundo.

    Incluida la iglesia jerárquica que siempre ha estado y está, al lado de los poderosos en este mundo.

    Y me llena de tristeza, que jamás nombren a:

    Gonzalo Marañón, que también fue un obispo que luchó, trabajó, y fue expulsado por Roma… por estar al servicio de los más pobres de la amazonia de Ecuador.

    O despierta el pueblo, o volverán los avasallamientos como en tiempos pasados.

    mª pilar

    • Ma Pilar: Gracias por su comentario y la relación que hace entre el sacerdote cerca de los pobres y humildes y los episcopados que se ven, en general, como mas cerca de las oligarquias. Pienso que “el padrón” de Iglesia que tenemos favorece esa diferencia entre sacerdotes y obispos.Los Oscar Romero no son muchedumbre en el mundo de los episcopados latino-americanos.

  • oscar varela

    Hola!
    Acaba de decirlo bien clarito el III Congreso continental de teología
    http://www.amerindiaenlared.org/contenido/13209/iii-congresso-continental-de-teologia-latinoamericana-e-caribenha-o-clamor-dos-pobres-e-da-terra-nos-interpelam/?utm_source=Amerindia&utm_campaign=42e7b5a551-EMAIL_CAMPAIGN_2018_09_14_02_00&utm_medium=email&utm_term=0_157c957042-42e7b5a551-32418387

    Del 30 de agosto al 2 de septiembre se celebró en El Salvador, tierra de mártires, especialmente de Don Arnulfo Romero, el III Encuentro Continental de Teología Latinoamericana y caribeña con ocasión de los 50 años de Medellín (1968), reunión de los obispos latinoamericanos y caribeños que sellaron el gran viraje de la Iglesia en dirección a los pobres y a su liberación. Fue el bautismo de la Iglesia en esta nueva fase de la historia. Acudieron más de 600 personas de todo el Continente y del extranjero, lo que demuestra el interés general por ese evento y sus consecuencias posteriores. Damos aquí parte del documento final que nos ofrece un bello resumen del evento promovido por la Red Amerindia en la Universidad UCA de San Salvador: LBoff.
     
    Mensaje a los pueblos de América Latina y del Caribe
     
    1. Estuvieron presentes jóvenes teólogos y teólogas, así como algunos hermanos y hermanas de Iglesias evangélicas y pentecostales.
     
    2. En estos días hemos reaprendido a leer nuestra fe ya vivirla a partir de los principios que nos enseñaron Mons. Oscar Romero, el sacerdote asesinado Ellacuría y tantos otros hermanos y hermanas que se hicieron nuestros maestros y maestras en el seguimiento de Jesús. Ellos y ellas nos revelan que tenemos que vivir la fe dando atención e importancia a la realidad social, política y cultural, vista a partir de la causa de los empobrecidos.
     
    3. En Medellín, la Iglesia se insertó en los procesos de transformación social y política vigentes en el continente. No descansaremos mientras no podamos vivir una economía al servicio del bien común y del cuidado hacia la Tierra, el Agua y toda la naturaleza a la que pertenecemos como hijos e hijas. 
     
    4. En todo el continente nos continúa interpelando lo que en Medellín se llamó “violencia institucionalizada”. Hasta hoy, la sociedad dominante no respeta ni valora a las comunidades indígenas de diversas etnias ni sus culturas ancestrales. 
     
    5. Nos unimos a las luchas de las mujeres que, en todos los países, son víctimas de distintos tipos de violencia. En estos 50 años reconocemos la contribución de las teologías negras, las de los pueblos originarios y, de manera especial, la propuesta hecha por la teología feminista de pensar una Iglesia fundamentada de hecho en el discipulado de iguales. Asumimos la causa de las víctimas de abusos sexuales cometidos contra niños, adolescentes, contra mujeres y contra hermanos y hermanas LGBT. Es urgente cambiar la estructura patriarcal y clerical de nuestras Iglesias. 
     
    6. Sabemos de las masacres de jóvenes, especialmente pobres y, en algunos países, en su mayoría negros, víctimas del deterioro de las condiciones de vida y de la violencia urbana. Algunos de nuestros teólogos y teólogas jóvenes están acompañando de forma creativa esas luchas. 
     
    7. Las conquistas de nuevos procesos sociales y políticos pertenecen al pueblo y merecen ser defendidas a partir de las bases. 
     
    8. Denunciamos la responsabilidad del imperio norteamericano, que prosigue con su política de desestabilización de los gobiernos que no se dobleguen a sus exigencias colonialistas.
     
    9. Seguiremos luchando contra las políticas xenófobas, racistas e inhumanas del presidente de Estados Unidos contra los migrantes, especialmente nuestros hermanos y hermanas pobres que intentan pasar la frontera norteamericana. 
     
    10. La conferencia de Medellín propuso una Iglesia profética al servicio de la liberación de nuestros pueblos a partir de la opción por los pobres. Hoy queremos comprometernos con el proyecto de una Iglesia más sinodal y valiente, en permanente diálogo con la humanidad y especialmente con los movimientos sociales, organizados para cambiar el mundo. 
     
    11. Reconocemos como señal del Espíritu la propuesta del “Bien Vivir”, que recibimos de los pueblos originarios del continente. Comprendemos que el “bien vivir” es camino de una sociedad de comunión que privilegia el bien común sobre lo particular y toma en serio los derechos de la hermana Madre Tierra y de la Vida. 
     
    Los zapatistas del sur de México nos enseñaron: Somos un ejército de soñadores/as. Por eso, somos invencibles. Como dijo San Oscar Romero “sigamos haciendo lo que podamos hacer, pero lo importante es hacer”. En esa esperanza firme e inquebrantable, la fuerza del Espíritu que se expresa en la fuerza de los pobres nos ilumine y nos guíe a todos/as por los caminos del Reino.
     
    Nota: Todos los presentes suscribieron un texto de apoyo al Papa Francisco ante las oposiciones y resistencias que viene sufriendo últimamente por parte de los grupos conservadores que no quieren cambios en el estilo de vivir la fe cristiana en los conturbados días actuales.

    • Gracias por su comentario y la relación que hace entre el sacerdote cerca de los pobres y humildes y los episcopados que se ven, en general, como mas cerca de las oligarquias. Pienso que “el padrón” de Iglesia que tenemos favorece esa diferencia entre sacerdotes y obispos.Los Oscar Romero no son muchedumbre en el mundo de los episcopados latino-americanos.

    • Gracias tocayo para recordarnos la pertenencia de lo discutido en este importante Congreso. Pienso que Medellin atrio las puertas a los teólogos, misioneros y laicos para que se hicieran presentes en el camino por donde los pueblos podrán encontrar la justicia, la paz, la verdad acompañados de solidaridad y determinacion.

      Me recuerdo, en aquellos anos de antes Medellin la consigna de los episcopado y de la Iglesia en general era: Mas importante trabajar a cambiar los corazones que a cambiar las estructuras políticas, económicas y sociales. Curiosamente, son los mismos episcopados que se preocupan de esas estructuras, sobre todo cuando no cuadran con el neoliberalismo dominante que el papa relaciona con el capitalismo salvaje en su Exhortación apostólica Evangelii gaudium.

      gracias

Deja un comentario