Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente All
Último: 18-8-17, 2:56

RodrigoOlvera: Un obispo profeta: A los 46 años de obispo de don Arturo Lona Reyes

Oscar Varela: Opina el jesuita Javier Giraldo: Las beatificaciones que hará Francisco en Colombia, son casos inoportunos, cuestionables

mª pilar: Recordando viejas y buenas amistades... muy queridas. ¿Cómo será mi patria?

Oscar Varela: Un Maduro respondiendo con calma a entrevistadora y no en Mitin: Maduro en exclusiva para RT (Entrevista completa de 52 min.)

Equipo Atrio: Un discurso de Melenchon en el Europarlamento: Venezuela no es una dictadura

Benjamín Forcano: Una importante información proveniente de la ONU: 57 países firmaron documento en apoyo a Venezuela ante planes intervencionistas

Antonio Duato: Un importante vaticanista reconoce lo extraño del último comunicado del Vaticano Andrea Beltramo en Vaticanisider

Oscar Varela: Interesante artículo de Pagina 12: ¿Realmente le debemos la modernidad al capitalismo?

Antonio Duato: Un artículo de estrechos colaboradores de Francisco: Fundamentalismo evangélico e integrismo católico

Antonio Duato: ¡Totalmente diferente! La diplomacia pastoral del Vaticano: Declaraciones del card. Parolin

Antonio Duato: Soflamas políticas de dos obispos venezolanos: Cardenal Baltazar Porras y obispo Mario Moronta

Equipo Atrio: Dos artículos en portal chavista Aporrea: Derrota de Venezuela y Carta a Diosdado Cabello

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

3971 Artículos. - 63864 Comentarios.

Un comentario

  • olga larrazabal

    Los periódicos son los grandes parlantes y cajas de resonancia de grupos de poder. Sutilmente y a veces no tan sutilmente, solo con modificar un par de palabras tales como ovación versus abucheo, le cambian el sentido a cualquier noticia.

    Leí por ahí una noticia que decía: ” El Papa duda de la existencia de Dios”. Leí el artículo o entrevista y el Papa decía algo así como “que había vivido tiempos de desazón y vacío” sentimientos muy humanos y similares a “la noche oscura del alma”.  Si hasta Jesús grita Dios mío ¿Por qué me has abandonado?

    Los lectores se guiaron por el título e hicieron una serie de comentarios  que reflejaban más bien a ellos mismos que al artículo.  Ni uno solo se dio cuenta que el título era engañoso.

Deja un comentario