Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 22-7-14, 15:39

María: Mirad la foto de la verguenza Una foto del parlamento europeo vacío mientras se trata de la masacre en Gaza (Difundida por Podemos) uenza

María Landi: ¿Ha provocado Hamas el ataque israelí contra Gaza? Un magnífico artículo traducido por un compañero en su blog Disenso

Rodrigo Olvera: interesante y clara sobre diseño inteligente en la historia de la ciencia Vídeo de TSN (18 m.)

Equipo Atrio: Ataques israelíes a civiles palestinos de Gaza: "A sangre y fuego". RT sobre los bombardeos

mª pilar: Un abrazo entrañable para Juana, para los dos,ánimo y adelante.

Antonio Vicedo: Dos amargas sonrisas... Euskadi Movie y ¡A ca la yaya!

juana: Un sacerdote no es un extraterrestre es un hombre como cualquier otro con sus necesidades físicas emocionales y psicológicas. Vivo hace 4 años con [...]

ELOY: RESULTADOS DE UNA ENCUESTA Pablo Ordaz comenta en El País el Instrumentum Laboris

ELOY: EL PAPA EXCOMULGA A LA MAFIA El País: En Calabria Francisco lanza un duro alegato contra la ‘Ndrangheta'

Antonio Duato: Vídeo completo con subítulos en portugués: Entrevista del papa Francisco con Henrique Cymerman: YouTube, 52 min., más interesante que en La Vanguardia

ELOY: SUCEDERÁ ESTA TARDE DE DOMINGO: CAMINANDO HACIA LA PAZ http://internacional.elpais.com/internacional/2014/06/08/actualidad/1402218318_752959.html

Equipo Atrio: El rey de España abdica: El anuncio institucional hecho por Rajoy

» Pon una nota



Autores

Fechas

Calendario

Febrero 2014
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  
2536 Artículos. - 46871 Comentarios.

La renta básica

Publico2

Estamos planteándonos los grandes sistemas y las salidas de la crisis global que atravesamos. ¿Qué opinamos de esta vieja y nueva propuesta de la RENTA BÁSICA, de la que recelan derechas e izquierdas y sobre la que este fin de semana celebra un Simposio en Donosti ?

Daniel Raventós: “Una renta básica para la ciudadanía acabaría con la pobreza y nos sacaría de la crisis”

Este profesor de Economía de la Universidad de Barcelona, y uno de los mayores expertos en renta básica que hay en España, es uno de los organizadores del XIII Simposio de la renta básica que se celebra en Donosti, donde economistas y sociólogos reflexionan sobre la necesidad de asignar a cada ciudadano, por el mero hecho de serlo, una cantidad de dinero al mes.

JORGE OTERO, Público, Madrid 31/01/2014

Daniel Raventós en una imagen de archivo.

Daniel Raventós en una imagen de archivo.EFE

Daniel Raventós (Barcelona, 1858), profesor de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona, es uno de los mayores expertos en renta básica que hay en España. Como presidente de la asociación Red Renta Básica hace años que defiende la idea de que cualquier ciudadano, sólo por serlo, tiene todo el derecho del mundo a percibir un sueldo —”una asignación monetaria incondicional”, lo llama él— . De entrada la idea puede parecer descabellada, pero Raventós cree que que esta retribución es perfectamente posible. Lo cree y lo lleva defendiendo desde hace más de 13 años, tantos como los que se lleva celebrando el Simposio de la Renta Básica, un encuentro anual en el que economistas, sociólogos y politólogos reflexionan sobre la viabilidad de este concepto

Este año el XIII Simposio se celebra en San Sebastián. La asociación Red Renta Básica, organizadora del evento, presenta como principales novedades un estudio práctico para financiar una renta básica en Guipúzcoa y una versión actualizada de otro caso práctico que ya presentó sobre Catalunya. Ambos estudios demuestran que esa renta básica, a pesar de que como reconoce Raventós “no está muy extendida entre la ciudadanía”, es una opción a tener muy en cuenta en el futuro como alternativa a las actuales políticas neoliberales que nos han conducido a la crisis.

¿Qué es la renta Básica?

La renta básica es una asignación monetaria incondicional. Eso quiere decir que a diferencia de los subsidios más o menos generalizados en el Estado de bienestar no hay que cumplir una condición previa como ser pobre o estar en el paro para percibirla: en un Estado con renta básica una persona no necesitaría ninguna condición más allá que la de ser ciudadano o residente acreditado, independientemente de que trabaje o no.

¿Emilio Botín, presidente del Banco Santander, también recibiría la renta básica?

Desde el punto de vista contable no hay ningún tipo de duda. Pero Botín debería pagar mucho más de lo que paga ahora en impuestos para que la renta básica pudiera financiarse.

¿Cómo se podría financiar? ¿Es viable económicamente?

Lo es. En la asociación Red Renta Básica hemos elaborado estudios prácticos que así lo demuestran. De entrada, la gente tiende a pensar que si la cobra todo el mundo, el rico y el pobre, la renta básica no se podría pagar. La gente hace el cálculo, bien intencionado pero erróneo, de multiplicar la renta básica por el número de habitantes de un país. Pero no es así. Nosotros hicimos una simulación con datos fiscales de Catalunya y según nuestros cálculos, a través de una profunda reforma del IRPF y la supresión de todas las subvenciones y subsidios públicos cuyo montante fuera inferior, se podría financiar una renta básica en Catalunya para todos los adultos de 7.968 euros anuales y de 1.593 al año para los menores de 18 años.

¿Cómo calcularon esa cifra?

Desde la Asociación Red Renta Básica, accedimos a más de 200.000 declaraciones del IRPF del año 2010 en Catalunya, es decir en plena crisis. Utilizamos  un programa de microsimulación y nos basamos casi exclusivamente en una reforma del IRPF que implicara un aumento de la recaudación. También hemos cogido alguna idea del sindicato de los Técnicos de Haciena (Gestha). La reforma fiscal sería imprescindible para tener una renta básica.

¿Una renta básica universal no favorecería a los más ricos?

No, para nada. Una de las cosas que más nos interesaba del estudio en Catalunya era saber quién ganaba y quién perdía con la renta básica. Bueno, pues el 70% de la población, empezando por el más pobre y subiendo en la escala de renta, salía ganando, es decir ganaba más dinero. Un 10% de la población, la más rica, salía perdiendo, y entre un 15% y un 20% se quedaba igual. El que ganaría completamente es aquel que no tiene ingresos: pasaría de percibir cero a ingresar 7.968 euros al año. Pongamos ejemplos prácticos: una persona recibe una pensión de 500 euros al mes. La renta básica que hemos calculado para Catalunya serían 664 euros al mes. ¿Quiere decir esto que esa persona va a recibir los 500 euros de la pensión más los 664 euros de la renta básica? No, sólo va a recibir 150 euros más porque las cantidades no se acumulan: los 500 euros quedan completamente suprimidos al ser una cantidad inferior a la renta básica. Ahora es al contrario, en vez de 500 euros, una persona recibe 800 euros de pensión, una cantidad superior. ¿Qué ocurriría? Pues se quedaría igual.

Insisto, ¿es justo que la perciban también los ricos?

Le pongo otro ejemplo: yo soy profesor titular de la Universidad de Barcelona y percibo un salario público. Para percibir la renta básica debería pagar más impuestos a partir del primer euro que ganara. Tendrían que descontarme más en el IRPF de lo que me descuentan ahora, pero también percibiría la renta básica. El que gana 100.000 euros también tendría que pagar más en su IRPF y quizá ingresase menos al cabo del año incluso contando con la renta básica.

Hay muchas críticas contra la renta básica, la más extendida es que sólo serviría para mantener a vagos.

Hay gente que crítica el subsidio de desempleo porque dicen que desincentiva a la hora de buscar trabajo, pero esa crítica no sirve para una renta básica precisamente por su carácter de incondicionalidad. Imagínese un subsidio de desempleo indefinido que fuera incompatible con tener un trabajo. Seguramente el perceptor de dicho subsidio no estaría muy motivado a la hora de buscar trabajo: sería uno a cambio del otro. Pero con la renta básica no pasaría eso, porque una renta básica por definición es acumulable, con muchos de los matices que hemos dicho de más impuestos, pero es acumulable a otras rentas. Con una renta básica, por ejemplo, la gente tendría más libertad para buscar otro trabajo que fuera más acorde con su formación y sus gustos, y muchos jóvenes no se verían obligados a aceptar condiciones de trabajo de miseria como ocurre ahora. Eso entronca con la idea que algunos defensores de la renta básica apoyamos desde hace tiempo: que no solamente se trata de una medida que podría acabar casi de un plumazo con la pobreza, si no que incrementaría la libertad de buena parte de la ciudadanía.

Otra crítica muy recurrente es que la renta básica haría que muchas mujeres dejaran de trabajar.

En un principio hubo algunas feministas que alertaron de ese riesgo. Pero la renta básica es un instrumento de emancipación que otorga mayor autonomía a las mujeres: es capaz de garantizar la existencia material de muchas mujeres que ahora dependen de su marido o amante.  Incluso algunas feministas entran en la idea de que bueno, estar en el hogar de forma voluntaria y dejar un mercado laboral que en muchos casos maltrata a las mujeres tampoco es un paso atrás en la liberación de la mujer.

¿Qué efectos positivos tendría en la sociedad la implantación de la renta básica?

De entrada, reduciría muchísimo la desigualdad. Lo hemos cuantificado. Según nuestro estudio, Catalunya pasaría de tener uno de los mayores índices de desigualdad de Europa a ponerse al nivel de Noruega, el país más avanzado de Europa en esa materia. El índice de Gini, que mide la desigualdad, se reduciría en 4,5 puntos. Pero hay otro efecto muy importante, que ya he apuntado antes: si tú pones una renta básica igual al umbral de la pobreza, acabas con la pobreza.

¿Con la renta básica se saldría de la crisis?

Por supuesto. Habría que añadir la reforma fiscal que implicaría la renta básica y una lucha implacable contra el fraude fiscal. Habría que tener también un control efectivo de la banca y que una parte importante de la misma fuera pública, sin olvidar la coordinación y control de los paraísos fiscales. Pero bueno, esto parece la carta a los Reyes Magos (risas).

¿Cree que algún día se podrá implantar una renta básica en España?

La renta básica requiere un amplio consenso social. La primera condición es, por tanto, que sea conocida. Ahora no lo es. Es necesario el apoyo de gente suficientemente significativa desde un punto de vista social. Hay otro requisito: que la idea de la renta básica esté muy bien fundamentada y muy bien explicada. Una de las grandes dificultades que tiene la renta básica es que si no se profundiza un poquito es muy fácil de ridiculizar.

Suiza va a convocar un referéndum para establecer una renta básica de 2.000 euros al mes a todos sus ciudadanos.

Así es. Yo no sé si la iniciativa triunfará, pero lo que demuestra esta convocatoria es que la renta básica es perfectamente factible. No estamos hablando de un país raro, estamos hablando de Suiza, un país normal. No he querido decirlo antes porque despista a la gente, pero la renta básica existe desde hace 26 o 27 años en Alaska (Estados Unidos). Está financiada de una forma no pública, muy particular, en fin, pero en un país tan individualista como Estados Unidos sus consecuencias han sido tan positivas que nadie, ni la mismísima Sarah Palin cuando fue gobernadora de Alaska se atrevió a suprimirla. Luego hay experiencias parciales: en Ciudad de México, la ciudad más poblada del mundo, existe una pensión básica universal para todos los mayores de 68 años y los resultados después de 10 años han sido tan positivos que nadie, ni la derecha que estaba en contra en un principio, quiere suprimirla.

¿Por qué una medida tan progresista no está más presente en los medios?

Esto es como preguntar por qué no se hace otro tipo de política económica. Por las razones que he mencionado antes, la política económica que se practica desde hace muchos años, y especialmente con la crisis, benefica al grupo más rico de la población. La renta básica sería una medida que formaría parte de otra política que simplemente tuviera como prioridad beneficiar a la inmensa mayoría de la población y no estrictamente a los ricos. Aunque lo está más que hace siete u ocho años, la renta básica es un concepto que aún no está muy extendido entre los ciudadanos. Y no se trata de voluntad, simplemente se está en contra de esta política porque se está practicando otra que beneficia a los poderosos.

¿Qué novedades podemos esperar del simposio en San Sebastián?

Lo que de verdad es novedoso es el estudio de la renta básica para Guipúzcoa. La diputación foral nos pasó los datos y hemos podido hacer la simulación. También se va a discutir cosas relacionadas con el feminismo: cómo podría ayudar la renta básica a incrementar la libertad de la mujer. También los efectos de la crisis sobre la salud pública y el papel que tendría una renta básica en esta situación. Presentaremos también una versión actualizada del informe de Catalunya y un estudio sobre la reducción de jornada laboral.

11 comments to La renta básica

  • Javier Pelaez

    Ana,ayer me contaba mi mujer la desfachatez de la declaración del ministro de que sube la luz para proteger a las familias con hijos.Esta gente es así.Entre eso y que encomiendan el paro a la Vírgen del Rocío…

  • ana rodrigo

    Peláez, “los marca España” además de lo que dices de ellos, son unos sinvergüenzas. ¿Cómo se puede decir que suben la luz para beneficiar a las familias con hijos? Pues claro que hay muchas familias que no pueden encender la luz y mucho menos un radiador para quietarse el frío. Es que además de l@s desemplead@s, están aquellas personas que han ido perdiendo poder adquisitivo con unas rebajas escandalosas de sus sueldos y/o de sus jornadas laborales.
     
    Yo no sé en qué mundo viven quienes tendrían que poner orden en una situación tan desesperada. Se habla del colchón familiar, y es cierto, yo hago de colchón también para dos de mis hijas, sin el cual, no quiero ni imaginarme cómo lo estarían pasando.
     
    Por eso digo, que, además del desastre creado valiéndose del “y tú más”, tenemos la tomadura de pelo diaria de ministras y ministros, y de sus subalternos locales. No sé hasta cuándo podremos aguantar tanta penuria en el pueblo y tanta desfachatez por parte de l@s gobernantes.

  • Javier Pelaez

    Estoy de acuerdo con que dada la situación alguna medida habrà que adoptar.Llega a mi conocimiento que hay gente que por sus dificultades vive sin calefacción-familias con hijos-y gente que por el volúmen de gastos que tiene o bien no usa la luz o la enciende muy entrada la noche…Aunque yo,muy anticristiamente por cierto ,no tengo un conocimiento directo de la pobreza,ni de los pobres,estas cosas se acaban sabiendo porque la situación està llegando a tales níveles en las grandes ciudades que ,en esta tierra de hidalgos,la rabia està superando a la vergüenza que tiene los pobres y uno acaba enteràndose de casi todo.Una vergüenza de país.Esto es la “Marca España”.O mejor el “Marca España”: mucho fútbol,mucho ladrón y mucha miseria.

  • Román Díaz Ayala

    La renta básica,
    en cualquiera de sus formas, es decir con las diferencias de cómo se apliquen los criterios de universalidad, o desde los varios idearios políticos progresistas,
    ya se ha hecho aquí una necesidad ineludible.
    Con casi tres millones de españoles/as sin ningún ingreso ni cobertura, prestación o subsidio Es decir con cero patatero en cuestión de ingresos,
    el primer paso es y será  un plan de choque,
    y entonces estamos hablando de la renta básica.
     

  • Juanel

     
    Respecto al efecto llamada o reclamo ya me gustaría que mi país (España), fuese de esos que por su prosperidad, abundancia, oferta de trabajo y promoción, etc., resulte atractivo para la inmigración. Cuando entra en dificultades sucede todo lo contrario, la gente se ve en la necesidad de irse como sucede en estos años de crisis.
     
     
    Quizás el problema que pueda generar la renta básica sea una masa significativa de gente ociosa. No soy ni sociólogo ni ecónomo por lo que no tengo claro el cómo evaluar este problema si se diese.

  • Román Díaz Ayala

    El efecto llamada se viene a nombrar a esos momentos de expansión económica de una zona determinada que provoca  una corriente migratoria.
    Si lo analizamos bien, resulta una impostura su utilización como explicación de este fenómeno, porque las cosas no tienen que ser necesariamente así.
    ¿Por que no utilizar preferentemente otro término: “el efecto reclamo”?
    Si hacemos un análisis económico ( en el deber y el haber) resultará siempre que esa corriente beneficia grandemente a los países receptores de manos de obras, atempera los niveles de ingresos de los trabajadores, cuando se trata de manos de obras, incrementa la productividad cuando incluimos a las gentes más especializada en esa masa ( sin haber pagado un duro por sus estudios, o formación profesional), alivia el fisco, restando muchas prestaciones  ( está estudiado) anima el comercio interior, y todavía más: viene a llenar los espacios pocos rentables, donde el sector nativo no puede trabajar por falta de rentabilidad, o baja cosideración social ( servicio doméstico y demás)
    Así que eso del efecto llamado está muy lejos de lo que aquí se está estudiando.

  • Marta Abrego

    Esto no es un comentario sino una pregunta
    ¿Cómo se preve que afectaría el “efecto llamada” que produciría ?

  • Javier Pelaez

    Tiene razón Raventós que lleva mucho tiempo con esto de la renta bàsica que si se explica mal es fàcil ridiculizarla…En cuanto al fundamento moral de la renta bàsica es obviamente las necesidades que son iguales en todos,fundamento difícil en la sociedad que vivimos que mucha gente cree que tiene lo que se merece y que se cree que no se debe al nacimiento o la fortuna…Recuerdo que cuando tocaba en la Comunidad de Santo Tomàs el comentario de la paràbola de los trabajadores de la viña siempre causaba perplejidad y se hablaba del amor de Dios que paga a todos con la misma moneda trabajen lo que trabajen y se afirmaba que los principios de la paràbola no regían en las magistraturas de trabajo.Yo,sin embargo,pensaba en la renta bàsica  y en su fundamento moral cristiano.Si es cierto que en Suiza se va a votar una renta bàsica universal,si esto se aprueba,serà una traducción pràctica de la paràbola:el Dios-Estado va a pagar el mismo sueldo con independencia de las horas que se trabajen…Si me equivoco.que me corrijan…

  • Román Díaz Ayala

    El concepto, traducido en iniciativas sobre una Renta Básica Universal, o Ingreso Ciudadano  tiene mucho recorrido y ha sido ampliamente discutido en muchas instancias.
    En Argentina no terminaba la década de los noventa y ya se contemplaba el INCINI, “Ingreso Ciudadano para la Niñez”, que figura en el programa de posibemente  todos los partidos políticos argentinos, con defirentes niveles de aplicación desde entonces.
    Y en España, además de los dos ejemplos puestos por el autor, el asunto se debatió ampliamente en 2.005 durante la presidencia de Rodriguez Zapatero con sus socios ERC y IU, cuando se estudiaba la inserción de una “paga ciudadana”, como se decía coloquialmente a la iniciativa de una renta básica ciudadana.
    Su aplicación progresiva alentó  determinadas inicitivas como las rentas para las amas de casa, los parados de larga duración, los dependientes, que dió lugar a establecer una Ley de Dependencia.
    Desgraciadamente en aquellos momentos nadie podía involucrarse  en la búsqueda de un “nuevo modelo”, que es el reto que entonces existía en “Nuestramérica”, tras el fracaso del ensayo neoliberal de los noventa.
    Yo, sin embargo creo que aquí en la Unión Europea, tenemos la prioridad de rescatar  la Economía Social de Mercado, pisoteada por los actuales administradores de Bruselas.
    Y en España además, tendremos que retornar a nuestros fundamentos constitucionales del 78, pero ahora con esa nueva luz de la necesidad de ahondar en el modelo hasta cambiar el mismo en todo lo que se ha construido de injusto y desigual por los diversos gobiernos hasta ahora., y aquellas cosas que quedaron pendiente y que hoy son prioritarias.
    Al fin y al cabo, el análisis sobre las necesidades sigue siendo el mismo: una nueva fiscalidad, lucha contra el fraude fiscal, más Estado y menos Mercado desregulado, abandonar los paraísos fiscales etc.
    Tampoco se pueden desestimar otras iniciativas que apuntan a lo mismo salvando los principios dentro de nuestra nueva sociedad basada en el conocimiento, el saber, y la cooperación y la universalidad de los servicios sociales basicos para la vida.
    En fin que propongamos un nuevo modelo alternativo y dentro del mismo estudiemos de forma instrumental esta Renta Básica Universal.
     

  • Juanel

     
    Los partidos políticos de izquierdas deberían tener en sus programas electorales la renta básica, porque se ajusta a razones de justicia social y redistribución de rentas. Son los partidos políticos los que mejor pueden encauzar la información a la ciudadanía, con vistas a promover un referéndum como nos dice el artículo que va a hacer Suiza. No creo que un partido de derechas y menos el PP en España, lo vaya a incluir en su programa gobernando para los ricos, aumentando la desigualdad, la bajada de impuestos que promete para 2014, …., pero si se lo encuentra funcionando en próximas legislaturas quizás no se atreva a suprimirlo como Sarah Pallin en Alaska. Lo importante ahora en mi opinión, sería conseguir que el PSOE se comprometa a incluir la renta básica en su programa y asegurarse de que esa inclusión no le restará votos sino todo lo contrario.

  • Antonio Vicedo

    Esto sería consecuencia lógica y racional del cacareo hipócrita que se hace de  la publicación de la “renta per cápita” que se hace de las distintas economías sociales.
     
    Admitiendo, ciertamente que para algunos podría servir de desincentivación colaborativa mediante la rentabilidad de su trabajo, cosa que se iría corrigiendo por presión de la opinión publica solidaria, hay que reconocer que, incluso quienes así intentaran aprovecharse, como tienen que gastárselo todo en supervivencia , contribuirían ,aún sin querer, al aumento de consumo y sus beneficios sociales mercantiles y, además, contribuirían a los impuestos IVA que podrían quedar más reducidos, compensados por la extensión de los contribuyentes.
     
    Creo que es un modo de llevar a la práctica la gran y fundamental verdad de la IGUALDAD DE TODOS LOS SERES HUMANOS, y un justo reconocimiento de la parte que en la disponibilidad económica corresponde a lo que aportan de renta  gratuitamente a ella, tanto la Naturaleza, como las capacidades y cualidades con las que los seres humanos estamos agraciados sin previos meritos propios.