Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 3-4-17, 13:23

Maite Lesmes: Impresioanante relato de tortura en San Sebastián hace 30 años:

mª pilar: Para pensar...Una sensacional conferencia de Boaventura de Sousa Santos sobre capitalismo YouTube, 25 m.

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

3825 Artículos. - 62002 Comentarios.

Dimisión anunciada del Papa

Nos sorprende esta mañana un histórico y trascendental anuncio. El Papa va a dimitir y el jueves 28 de Febrero, a las 20 h., la Iglesia Católica quedará en situación de Sede Vacante. Esta dimisión en vida de un papa no se produce desde el siglo XIII, aunque está prevista. Y podía preverse que este Papa lo haría pues en varias ocasiones se manifestó favorable a tomarla en consideración cuando llegase el momento. Pues según él ha llegado y esta decisión le honra.

Este es el comunicado del Papa en el que anuncia su dimisión:

“Queridísimos hermanos,

Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia.

Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando.

Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado.

Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.

Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos.

Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice.

Por lo que a mi respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria.

Vaticano, 10 de febrero 2013″.

81 comentarios

  • Virginia W

    Javier, entiendo que los humanos podemos elegir y tomar nuestras  propias decisiones, que además de la libertad física poseemos libre voluntad. Entendida la libertad como un medio, no como un fin, la pregunta no será ser libres de qué, sino ser libres para qué. La Biblia es un compendio de las relaciones entre un Dios que habla y el ser humano que ante todo escucha y contempla, el Nuevo Testamento renueva esta relación, de un Dios Padre y de unos hijos que ademas de contemplar actúan. Jesucristo no excluye, incluye a todos los que quieran libremente unirse a su proyecto, que es el proyecto de Dios, el Reino, la gran familia de Dios. Id, pues y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo. (Mt. 28, 19-20). Jesucristo se presenta  como la medida y el molde original de todo lo creado, su causa, su plenitud y el sentido de toda la historia. La ambigüedad que indicas puede ser cuestión de percepción entre el emisor y el receptor.  Siempre se acepta la realidad de un mundo objetivo, con parámetros y actividades que no dependen de nuestras preferencias o cultura. Se proponen explicaciones que tienen que someterse a prueba en nuevas observaciones o experimentos, con la limitación del tiempo y del espacio, pero esto  no sirve para explicar  los sentimientos, el testimonio variado de nuestros sentidos, y todo aquello que no comprendemos y que no podemos racionalizar aunque son  realidades absolutas. Estas realidad no son perceptibles ni tan si quiera para el más sabio, nadie se pregunta si existe su pensamiento, el ser pensante sabe que piensa. Del mismo modo el ser que se sabe en Dios, tampoco necesita cuestionar su existencia. En el cristianismo hay un Dios  personal, Jesús como persona divina asume la condición humana, con todos sus atributos:  alma y cuerpo, mundanidad, nacimiento y muerte, trayectoria vital, historicidad. Alguien con quien se pudo convivir, con quien se pudo hablar, a quien se puede imaginar, a quien se puede evocar o invocar, pero que es Dios. La Encarnación significa la humanización real de Dios por amor, la libertad sería entonces entendida como un medio para llegar, conocer y vivir el amor.

    Javier, tus comentarios son sólo afirmaciones y no demostraciones. Aunque creo que únicamente se deben de debatir las ideas y nunca personalizar, aunque tu sí lo haces, pienso que todos tus razonamientos  parten de una idea negativa preconcebida  o debida a una mala experiencia personal. No está claro si eres cristiano, ( que deriva de Cristo, el Hijo de Dios), jesuista ( que politiza la figura humana de Jesús) como muchas personas que participan en el portal, ateo o agnóstico, si tuvieras las tres últimas condiciones no entiendo tanta crítica irracional contra todo lo relacionado con lo católico, entiendo que se puede criticar el Concordato o los privilegios que pudiera tener la Iglesia Católica con  respecto al Estado, no entiendo el ataque a su organización y estructura que únicamente atañe a sus miembros, yo puedo criticar los privilegios que el ayuntamiento de Salamanca concede a la Unión Deportiva Salamanca C.F. pero no me interesa quien es su presidente ni los estatutos de la entidad. Entiendo que por muy equivocados o no que estén los que se consideran cristianos, aunque entiendas que Jesús no fundó una Iglesia, que fue San Pablo y sus sucesores, que de hecho existe y tiene más de dos mil años, que siguen una doctrina, una tradición, y consideran al Papa el sucesor de Pedro, pues será su problema no el tuyo, a nadie se le obliga a pertenecer a esa Iglesia, tampoco te debe afectar el exclusivismo que tú dices que tienen sobre la Salvación y la pertenencia a la familia de Dios. Si tienes las ideas claras para qué tanta perdida de tiempo.

  • Santiago Hernández:
     
    Aclarado todo. Yo soy católico practicante, o militante mejor: participo de la vida de la Iglesia, de sus sacramentos, de la vida de oración, procuro estar al día de lo que en ella pasa, conozco algo de su teología y de su historia, llevo 25 años o más tratando de hacerme presente en ella desde una experiencia de espiritualidad de conversión o militante…
     
    No soy modelo de nada, no soy militante virtuoso; y sin embargo, lo que me parece apreciar en la Iglesia católica es un tejido muy tupido de seglares que hasta en lo profesional viven gracias a la Iglesia católica -y yo entiendo que he sido puteado-machacado en ese aspecto por la Iglesia católica, luego de haber sido muy ingenuo y generoso con ella y el Reino: de ahí mi rabia, mi “resentimiento y todo eso” según dicen algunos, acusación que ya ni me preocupa, me resbala- sin “dar la talla”.
     
    A ver: ante el Señor cierto que todas las personas somos siervos inútiles a la caída de la tarde, digámoslo así, pero con la expresión “que no dan la talla” me refiero a toda esa cantidad de seglares que no habiendo sido nunca jamás militantes cristianos arriban y permanecen en la Iglesia universal más que por servir al Reino de Dios y su justicia, por defender sus intereses partidistas, particulares, económicos, profesionales.
     
    En la Iglesia católica, son legión los que actúan así. En tanto a mí -espero que sea la última vez que torture a los lectores de este portal con estas rumias de mi vida pasada-, me han visto apaleado en la cuneta, en el camino de mi vida. algunos que considero muy impresentables e hipócritas eclesiásticos, y han pasado de largo, como el levita y el sacerdote de la parábola del buen samaritano. Considerándome más preparado intelectualmente (humanísticamente, teológicamente, literariamente…), más comprometido (esto es, más militante, aun siendo el pecador que soy), más fiel al Magisterio (con todo lo que ello comporta, y con toda la carga de perplejidades y dudas y tentaciones que ello comporta también) que la inmensa mayoría de esa legión a que me refiero, ¿cómo crees tú, amigo, que me puedo sentir, que me deba sentir, que me tenga que sentir?
     
    Dicho con otras palabras igual de apasionadas o encendidas -que no incendiarias-: los hipócritas eclesiásticos que han pasado de mí tan miserablemente me parecen unos clericanallas: conmigo no han tenido entrañas de misericordia, todo lo contrario. Con todas las letras lo escribo. Puede que yo sea más pecador que ellos, pero sin duda creo que ellos son eso que digo.
     
    De modo que quizá por lo que he sufrido en esta Iglesia es por lo que me viene gustando entrar en un portal como este llamado Atrio. Por activa y por pasiva he reconocido que discrepo de bastantes de las tesis y opiniones que se vierten aquí, por Fulano o por Mengana, por quien sea, pero que, sorprendentemente tal vez, al menos en los últimos tiempos he sabido o creído encontrar una cierta sintonía entre las críticas que contra la Iglesia vierten foristas como Javier Renobales, Pepe Sala, Pepe Blanco, Ana Rodrigo, etcétera, y mi propia experiencia, y mi propia realidad.
     
    Mira: en otros blogs, de católicos más conservadores, más de derechas, puedo estar de acuerdo cuando hacen fuerza para oponerse al aborto, por ejemplo, a la eutanasia -porque a pesar de todos los pesares, me siento fiel al Magisterio, fidelidad que una nada desdeñable cantidad de seglares de esa “legión” a que me refiero parecen pasarse por el forro-, pero no me siento nada bien cuando despliegan mucho pero que mucho botafumerio en honor del clero, de los obispos…
     
    Me pareciera no poco adulona y hasta hipócrita esa querencia, esa predilección; prefiero la noción de Iglesia como comunidad fraterna de iguales (hombres y mujeres libres, hermanados en torno a un único Señor, que no es el Papa, sino Cristo), como Pueblo de Dios en camino, anunciante y militante del Reino en el mundo. Y esa noción me parece detectarla más en los escritos de un portal como este, a pesar de que luego discrepe de algunos posicionamientos feministas (no de todos, no me considero “antifeminista”: ahora mismo ultimo con prisas este comentario porque tengo que ir a hacer la compra semanal…), de la justificación del aborto, de cierta contumaz oposición a la doctrina del Magisterio…
     
    Mientras no se me señale lo contrario, seguiré participando en este foro, pero confío en que en mis próximos comentarios no vuelve a tener que sacar los trapos sucios de mi reciente experiencia con la Iglesia universal.
     
     

  • Santiago

    Luis Henríquez,   yo aclaré y lo sigo manteniendo en mi comentario que no me refería precisamente a ti en cuanto a lo de los resentimientos etc. Esto tambien existe…personas que se dedican a criticar destructivamente sin ninguna distinción para descargar su conciencia y por venganza…Yo vivo “dentro” de la Iglesia…he vivido siempre en Ella…y sin embargo, veo allí una mezcla absoluta y variada de tendencias desde lo mas abyecto hasta lo mas sublime…y en el medio, el average…que es donde casi todos estamos…con nuestras luces y sombras, pecados y virtudes, mezcla de bondad y maldad…Pero todavia no he visto que la maldad, la hipocresía y la mentira etc esten “institucionalizadas”…pero, si confieso que  he visto mejores ejemplos que malos…Pero tampoco esa es la razón por la que permanezco en la Iglesia de Cristo….puesto que la razon y la fe que son mías..no tienen que ver nada con la vida personal de los pastores y los fieles que me rodean…Hay otras razones mas poderosas que los ejemplos…y es la convicción personal que hay un camino armónico ha donde he sido llamado…Y tambien que yo puedo hacer la diferencia…si me vuelvo cada vez mas positivo. Como los que poseen un bien…los cristianos tenemos una labor que hacer…y comparatir esta alegría con los demas…impulsando en todo momento el don que recibimos para el mayor beneficio, no solamente mio, sino el de los otros, mis hermanos los humanos
    Por lo demas, te admiro mucho por tu sinceridad y la valentía que tienes en tus publicaciones y al escribir aquí..Yo creo que TODO es gracia…Y todo podemos encaminarlo para lo que es mejor…En nuestro caso, para la mayor gloria del Señor (por cierto no pertenezco a ningun grupo “sentimentaloide”..mi base es el puro Evangelio)    un abrazo   de Santiago Hernandez

  • pepe blanco

    Desde que conocí la noticia de la renuncia del papa, tuve claro que era un “acontecimiento histórico”, expresión de la que los periodistas suelen abusar pero que, en este caso, está justificada.
     
    Escribi aqui entonces que me parecía un sorprendente acto de relativización del papado. Desde aquel día, he leído en la prensa bastantes artículos en ese sentido, que si el papa se había hecho hombre, que si había desacralizado el papado, etc. Sí, creo que todas esas interpretaciones apuntan en la dirección correcta.
     
    Voy a olvidar por un momento que Benedicto XVI dijo públicamente que el uso del preservativo favorecía la expansión del SIDA. Voy a olvidar por un momento que hace un par de meses afirmó que el matrimonio homosexual es una grave amenaza para la paz mundial. También olvidaré por un momento la recuperación de la misa en latín, incluido su “por muchos” en vez de “por todos”. Olvidaré también otras muchos acontecimientos del reinado de Benedicto XVI.
     
    Olvidado todo eso -por un momento, solamente- me quedo con su enfrentamiento con los Legionarios de Cristo, destapando la biografía impresentable de su fundador y castigándolo por ella. Me quedo con algunos párrafos de su discurso de Ratisbona. Y, sobre todo, me quedo con su renuncia al papado y, ¿qué me sugiere todo eso? Un corte de mangas. Una espléndida puñeta a todo el reinado de Juan Pablo II, a su esperpéntico período final y, por ir un poco más lejos, un corte de mangas al “espíritu santo” que iluminó a los cardenales electores susurrándoles a los oídos el dulce nombre de Joseph ALois.
     
    Escribo “espíritu santo” con minúsculas, y lo escribo bien, pues “eso” no es más que la máscara mágica que se ponen los cardenales para ocultar sus luchas de poder, una coartada para litigar impunemente entre ellos.
     
    A pesar de todo, me despido de Venenito XVI con un cierto afecto. Ya no habrá mas saturnos ni camauros. Adiós esclavinas ribeteadas de armiño. Adiós, capas pluviales esplendorosas. Adiós zapatos de Prada. Adiós envidia de Carla Bruni.
     
    Adiós, quizás para siempre adiós, adiós a todo ello y adiós al papa que le gustaba ponerse cosas en la cabeza.
     

  • Bastante de acuerdo  con el último comentario de Santiago Hernández (15 de febrero, 3.06, am). “Haciéndolo mío”, por más que igual yo no sepa expresarlo igual de bien,  querría responder a algunas de tus críticas a la Iglesia católica, Javier Renobales.
     
    Por lo que toca a tu penúltimo comentario, en que te dirigías a mí, Santiago Hernández, empero querría hacer una principal objeción: suelo estar de acuerdo con la presentación que haces de la Iglesia universal, como la sueles hacer en Atrio, pero no así estoy igual de acuerdo en que sospeches que es por “resentimiento o por traumas” por lo que formulo algunas críticas a la praxis de la Iglesia. Porque incluso en el caso de que fuesen formuladas desde el trauma personal y el resentimiento -no descartables-, lo que afirmo sobre la abundante hipocresía que se da y vive en el seno de la Iglesia, a escala española, europea, por no decir mundial, me parece muy cierto. Como cierto lo que afirmo sobre otras tantas injusticias y “anomalías” de todo tipo que se dan en la Iglesia católica. Repito que a escala global, no de manera particular y localista, como tú sugieres.  Y tan a escala global que, donde se manifiestan de manera harto elocuente es justamente en el Vaticano: finanzas, Vatikaleaks, ansias curiales de poder, nepotismo, servilismo a intereses mundanos, altas dosis de hipocresía, pederastia, clasismo machista…
     
    Javier Renobales:
     
    Yo no soy quien establece esas distinciones o calificaciones en la Iglesia católica; por lo tanto, la mayoría de los analistas que de la actualidad de la Iglesia católica he podido conocer coinciden en situar a Carlo María Martini en el ala izquierda de la Iglesia católica. Conocedor en alguna medida del pensamiento del ilustre cardenal jesuita fallecido el año pasado 2012, formulo lo que formulo en mi anterior comentario. Podrá gustarnos más o menos, pero me parece que es así.
     
    Puedes opinar lo que quieras, faltaría más, pero parece ser que el cardenal hondureño Madariaga, que parece papable, no suele ser incluido en el ala conservadora de la Iglesia, y sí más bien en la progresista. Niégalo o rebélate contra este dato, pero es el que es.
     
    Dom Hélder Cámara, el excepcional arzobispo brasileño actualmente en proceso de canonización, considerado en su tiempo obispo rojo, sin embargo, que se sepa al menos, nunca se desmarcó de la doctrina del Magisterio. Nunca. Y Dom Hélder Cámara es tan de la llamada Iglesia de los pobres como Dom Pedro Casaldáliga, el cual sí se ha manifestado, en algunos aspectos doctrinales, contrario al Magisterio.  No estoy juzgando al obispo religioso claretiano, sin duda admirable por muchos de sus talentos y carismas, pero los hechos son estos, me parece.
     
    Por último, puedes pensar libremente y yo te agradeceré “en el silencio anónimo y a veces cómplice de mi lectura” algunos de tus comentarios en Atrio, pero lo cierto que creo además es que, según conozco de las afirmaciones de todos los vaticanistas que he podido conocer, no hay constancia seria de que en efecto el papa Luciani fuera asesinado. Ni siquiera el vaticanista Erick Fratini afirma tal cosa.
     
    Nada más. Buen día.

  • Santiago

    Sin embargo contra Hans Kung y todos los que quieren tergiversar la tradición apóstolica está la afirmación de la historia que demuestra todo lo contrario. La exégesis bíblica no es cuestion de la opinión de una sola persona…sino del consenso del contexto verdadero…de una labor de conjunto…puesto que la sagrada escritura hay que estudiarla holísticamente…que confirman el verdadero sentido de lo que se escribió..En este caso, la autoridad y la autenticidad de Mateo, 16,17, segun los exégetas modernos, y desde el punto de vista de la crítica textual es hoy por hoy, universalmente reconocida.
    Creer que Cristo no se afanó porque su mensaje universal no se quedara con nosotros despues de su muerte, no es pensable…Ninguna persona predicando la magnitud de lo que Cristo enseñaba, hubiera dejado su doctrina “al garete”, sin asegurarse que esta iba a poder transmitirse “hasta el final de los tiempos”. Por eso Jesus no vivió “aislado”…Un Cristo aislado no es un Cristo real…Por eso Jesus se rodeó de sus discipulos…primero del núcleo principal que constituyeron los 12 a quien llamamos apóstoles…y despues escogió a otros 72 discípulos que estuvieron mas cercanos a el que la “multitud” del pueblo que le rodeaba…Y a esta primera base es lo que el llamó Iglesia..y sobre la primera de las piedras Cephas o (Kefá) va a prometer edificarla…Esta famosa perícopa de Mateo 16,17 está firmemente anclada en la tradicion de manera que todos los códices antiguos del evangelio la registran…Por eso desde Lutero para acá han tratado, en vano, de suprimirla y de convertirla en “interpolación”, pero no resulta así ni hasta para los mas ortodoxos protestantes y asi..el famoso exégeta protestante Oscar Cullman refiriendose a la promesa del Primado dice: “ES EVIDENTE (que en esta perícopa de Mateo) que Jesus se estaba refieriendo a PEDRO, a quien el llama ROCA. Nomina EL a Pedro, el impulsivo, entusiasta, pero que no es un hombre constante en el grupo (apostólico) para se el fundamento de su ECCLESIA (Iglesia). En este sentido, es la exégesis católica la correcta y todos los esfuerzos hechos por el protestantismo para EVADIR esta interpretación (en contra) debe ser rechazada” (DICCIONARIO TEOLÓGICO DEL NUEVO TESTAMENTO -OSCAR CULLMAN- “TU ERES PEDRO” 6:108, traducción del inglés, editorial Kittel and Friedereich, Grand Rapids, Michigan). Pedro es “la roca” y lo que se le da es una funcion, se le da pues las “llaves” del reino y entonces “puede atar y desatar” que en lenguaje jurídico de entonces se refería a “prohibir” (atar) y “permitir” (desatar”….Pero para los que dicen que estas palabras no fueron dichas a Pedro….esta mera PROMESA empieza a cumplirse cuando el mismo CRISTO le pide a Pedro 3 veces que APACIENTE SUS OVEJAS (Juan 21, 15 y sig) que sea, pues, el verdadero PASTOR de su rebaño, que no es otro que EL PUEBLO DE DIOS, la ECCLESIA, la iglesia de Cristo.
    Por otro lado la primacía de Pedro esta patente en el Nuevo Testamento y por lo tanto esta contenida en la tradición de la Iglesia de Cristo. PEDRO siempre va a la cabeza de cada lista de los apóstoles. Es el primero de los 3 discipulos preferidos por Cristo en su círculo mas íntimo. Siempre Pedro se levanta con el lider, el vocero y el “primero entre iguales”. Los nombres de Pedro, Simon o Cephas (KEFÁ) son usados 191 veces en el Nuevo Testamento. Exceptuando el mismo Cristo, ninguna otra persona recibe la atención “bíblica” como la de Pedro en la Escritura.
    Pedro preside el Concilio de Jerusalen y con el Colegio de los Apostoles envia una nota a los gentiles diciendo que la circuncision no era necesaria en la Nueva Ley.  Toda la tradicion reconoce al Primado de Pedro y esta presente en todos los Padres Apostolicos y Post-Apostolicos…Los hechos historicos demuestran pues que las palabras de Cristo fueron dirigidas a Pedro…y se realizaron despues…No se puede negar la historia..Separar a Cristo de su Iglesia es mera fantasía
    un saludo cordial de Santiago Hernández 

  • Javier Renobales Scheifler

    Vaya Virgina, no consigo encontrar tu respuesta en tus comentarios:
     
    Yo denuncio como falsa la afirmación de Ratzinger que dice que ‘la ICR es la familia de dios en la Tierra’, y tú no te pronuncias al respecto con claridad, ni metida la afirmación en el contexto de la encíclica, ni puesta la afirmación ella sola sin más contextos, que no la cambian, dicho sea de paso, como ya dije en un comentario mío anterior.

    Aunque más adelante parece que sí te decantas por sostener la afirmación de Ratzinger como verdadera, lo cual encaja con tu admiración por Ratzinger, manifestada desde tus primeros comentarios en este hilo.
     
    La ambigüedad del lenguaje católico, y de los evangelios, epístolas y NT, es Tradicional. Así es la fe católica, plagada de ambigüedades.
     
    Es fácil pronunciarse al respecto: sí es verdad, o no es verdad, que la ICR es la familia de dios en la Tierra (no una parte de esa familia, sino la familia de dios, toda la familia)
      
    Hablas de las respuestas que da ‘La Iglesia’ (demasiado ambigüo). Mil doscientos millones de personas conforman esa que tú llamas (como si fuera la única iglesia)  ‘La Iglesia’, que por suerte no es la única, sino una más entre muchas tan iglesias como la ICR; ni siquiera es la única iglesia cristiana.

    No hay una sola respuesta de ‘La Iglesia’, amiga Virginia.
     
    Como tampoco hay un solo evangelio, ni siquiera hablando de los canónicos. Hay cuatro evangelios canónicos porque hay diversos cristianismos, y más en el siglo I, cuando se escribieron, aproximadamente, esos evangelios.
     
    Afirmas: “El ser hijos de Dios no constituye un derecho de nacimiento sino una relación filial con Dios, a la que se puede acceder espiritualmente a condición de que se cumpla con los requerimientos de Jesús, Fe y bautismo son, para los hijos adoptivos, el portal de entrada a la familia de Dios.
     
    Es falso, se es hijo de dios por el hecho de ser creado por dios (una vez admitido que dios creó el universo, claro, a efectos de este diálogo)

    No hace falta nada más que nacer, que existir, para ser hijo de dios.
     
    Jesús no impuso ningún bautismo, y menos para ser hijo de dios. Esa es la falsedad que propaga Ratzinger, y por lo que veo, también tú la propagas. Pero es falsa, Virginia.
     
    La exclusividad de ser los católicos o los cristianos los únicos hijos de dios es además burda, absurda, e inhumana; y excluyente. Ni lo pretendió Jesús (y si lo hubiera hecho se habría equivocado), ni menos aún lo pretende dios.
     
    Ningún privilegio es ser católico, ni ser cristiano, ni ser bautizado: nada de eso hace a nadie más ni menos hijo de dios. Tan privilegio es ser ateo como creyente en una religión o en varias.
     
    Por suerte yo no estoy en comunión con tu ICR, en la que algunos sois tan excluyentes. Creo que muchos católicos no son así, no sostienen esa doctrina; quizá la mayoría de los católicos no la sostienen.
     
    Hoy por hoy nadie demuestra la existencia de dios, ni menos que creara el universo, ni que sea eterno, ni que nos ame … todo eso no son más que creencias del que lo quiera creer. Pero no certezas.
     
    La tradición larga esa que dices, que defiende que las vías tomistas prueban la existencia de dios, es como la tradición, larga también, que decía que los papas no abdican de su monarquía, es decir, que no dejan de ser papas mientras estén vivos:

    Ratzinger acaba de demostrar el valor de esa también larga Tradición: era falsa, tan falsa como la que sostiene que las vías tomistas demuestran la existencia de dios.
     
    En cuanto al fundamento de tu ICR por Jesús, ya has podido ver lo que ha dicho Castillo (teólogo católico) de las famosas palabras ‘sobre esta piedra edificaré mi iglesia’ y ‘lo que atareis en la Tierra será atado en el cielo’: no son palabras de Jesús.
     
    Son un invento humano, como la propia ICR, fundada por unos hombres (me temo que no mujeres) que atendían a unos intereses meramente humanos suyos.
     
    Así que menos pretensiones divinas para disfrazar lo que no han sido sino pretensiones meramente humanas, Virgina.
     
    Montón de estudiosos, incluido Hans Küng, sostienen que la ICR no fue fundada por Jesús.
     
    Menos aún por dios, amiga Virginia: poner a dios a fundar la ICR es puro pensamiento mágico interesado y falso.

  • Virginia W

    Javier, yo no te puedo aclarar tus dudas, ni responder a tus preguntas, ya te he comentado que no tengo formación teológica y estoy disociada con respecto a los temas espirituales, por lo tanto no afirmo ni niego nada. No obstante tus preguntas llevan trampa, pues con los conocimientos que al parecer tienes sabes muy bien cuales son las respuestas que la Iglesia da a las mismas. El Evangelio anuncia una nueva relación entre Dios y el hombre, posible por la muerte redentora de Cristo, lo que establece un puente sobre el espacio existente entre los pecadores y Dios. Los hijos de la carne y herederos del pecado original (Jn. 8, 42-44), son salvados por Jesucristo que establece una nueva alianza a todos los que lo recibieron, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios: a los que creen en su nombre. Los cuales no han nacido de la sangre, ni del deseo de la carne, ni de la voluntad de varón, sino de Dios” (Jn. 1, 12-13). El ser hijos de Dios no constituye un derecho de nacimiento sino una relación filial con Dios, a la que se puede acceder espiritualmente a condición de que se cumpla con los requerimientos de Jesús, Fe y bautismo son, para los hijos adoptivos, el portal de entrada a la familia de Dios. En la Encíclica  Lumen Gentium, del Vaticano II, se habla de  Cristo como cabeza del “nuevo pueblo de Dios”¿ quiénes son este pueblo privilegiado? “los que creen en Cristo y son renacidos por el agua y el Espíritu Santo...” (nº 9). Cánon. 205: “Se encuentran en plena comunión con la Iglesia católica, en esta tierra, los bautizados que se unen a Cristo dentro de la estructura visible de aquélla, es decir, por los vínculos de la profesión de fe, de los sacramentos y del régimen eclesiástico”.

    Mi cristianismo Javier, que es en gran medida cultural, tiene su fundamentación en un catolicismo, heredado y desde un posterior discernimiento, en base a que, a diferencia de las iglesias protestantes que niegan la posibilidad de llegar a Dios por la razón y mantienen un fideismo a ultranza, el catolicismo considera equivocada esta postura estimando que la existencia de Dios puede, de hecho, ser demostrada por la razón, desde San Agustín, Santo Tomás de Aquino, hay una larga tradición que defienden esta tesis.

    Habría que incidir, sin entrar en valoraciones,  yo no las hago, que un Estado, que es una entidad política, tiene como finalidad la conservación y  el respeto de los derechos de los ciudadanos que lo integran, una Iglesia reconoce igualmente en la persona una unidad y unos derechos pero mientras que el Estado vela por unos fines políticos, la Iglesia se ocupa de facilitar el logro de unos fines espirituales. Un Estado y una Iglesia pueden tener como protagonistas a las mismas persona pero se relacionan con ellas bajo aspectos diferentes. En el Estado son ciudadanos, en la Iglesia son fieles. En la sociedad política, bajo un régimen democrático los ciudadanos eligen quiénes serán sus dirigentes, en el pueblo de dios, jerárquicamente estructurado, quienes presiden ya están constituidos: existen diversos ministerios que están que poseen la sagrada potestad para estar el servicio de sus hermanos para que todos los que son miembros del Pueblo de Dios y tienen, por tanto, la verdadera dignidad de cristianos, aspirando al mismo fin, en libertad y orden, lleguen a la salvación. La Lumen gentium, del Concilo Vaticano II, número 8,: “Cristo, el único Mediador, estableció en este mundo su Iglesia santa, comunidad de fe, esperanza y amor, como un organismo visible“.  Por lo cual guste o no guste, la explicación es que el fundamento de la Iglesia no es humano, sino divino, según esto es el espíritu de Cristo quien da sentido a  la tarea misional encomendada por su propio fundador.

  • Javier Pelaez

    Pepe si yo,aunque soy un Adán,no tengo nada contra que los hombres usen cremas hidratantes.Si lo que te digo es que estos curitas de qué hablo tenían una pinta de playboys.O mejor,a no ser que fuera la elegancia típica de los italianos,eran tíos que parecían bastante preocupados por la apariencia externa.

  • pepe blanco

    La pedicura no sé si se hacen, pero que algún cardenal se compra cremas hidratantes para la cara en la farmacia vaticana, de eso puedes estar seguro, Javier Peláez, pues me lo cotilleó personalmente, hace tiempo, alguien que trabajaba en dicha farmacia…
     
    Así que, antes del próximo cçonclave que se avecina, entre congregación general y congregación general, más de un príncipe de la iglesia aprovechará para reabastecer su tocador…¡Ja, ja!

  • Javier Pelaez

    Este verano estuve en Venecia y,aparte de dar el mal de Stendhal ante tanta belleza y de estar en la plaza dedicada a Juan XXIII  en el lateral de San Marcos poblada de turistas y palomas,vi la televisión italiana donde charlaban animadamente de lo del mayordomo.Salian unos curitas de la Curia,elegantísimos e impolutos,estilo pájaro espino.Yo que no entiendo italiano miraba a aquellos portavoces o semiportavoces de la Curia de sienes plateadas y no voy a decir que me ponían cachondo porque no soy homosexual,pero la impresión era penosa con tanto curita guapera que se hace la manicura y quien sabe si la pedicura.Penoso.Y este es el ambiente en que se mueven los electores…

  • Javier Renobales Scheifler

    Habrá que empezar a hacer quinielas sobre el nuevo (viejo sin duda, de mente y de edad biológica) que nos van a poner los cardenales del papa.

    Recuerdo que una vez, cuando el golpe de Estado de Honduras, nuestro querido yoruga Gabriel Sánchez calificó al cardenal Madariaga de cardenal basura, por su apoyo a los golpistas. Desde entonces el que entonces fuera llamado cardenal basura ha crecido en imagen en la ICR, dado su apoyo incondicional al golpe.

    Así que bien podría ser el elegido por el dios/negocio de la ICR. Estará a partir un piñón con los USA y con la derecha de todo el mundo. Y de edad biológica no parece del todo viejo. Podría ser papa, cumple bien los requisitos.

    Cañizares y Rouco también podrían cumplir bien el perfil

  • Javier Renobales Scheifler

    Bueno Virginia, pero

    ¿la familia de dios en la Tierra sois sólo los católicos, la ICR, como afirma vuestro papa, o lo somos todas las personas que componemos la Humanidad?

    ¿Somos todas hijos de dios, o sólo lo sois/son los católicos?

    ¿Es cierto o no que los la ICR es sólo parte de la familia de dios en la Tierra,  como dice el sentido común, o es cierto que la familia de dios en la Tierra es la ICR.

    NO me parece que te hayas definido, al menos con claridad.

    La pregunta es clara y sencilla: y la respuesta puede ser clara y secilla, si se tiene la idea clara.

    El Antiguo Testamento no me extraña nada que se refiera a los judíos como el pueblo elegido por dios, y a ellos mismos o a algunos de ellos como la familia de dios. Pero eso es mentalidad de una época muy arcaica, muy superada, que hoy no sirve.

    Admitido que dios nos creó a todas las personas humanas, parece muy claro que todas somos hijas de dios, y por lo tanto todas somos familia de dios en la Tierra (en la que caben más animales, no se trata de excluir nada de lo creado).

    Si tú afirmas, como Ratzinger, que la familia de dios en la Tierra es la ICR, y no una parte -además pequeña- de la familia de dios, estás excluyendo de la familia de dios a las personas que no somos católicas, lo mismo que hace Ratzinger.

    Sin ser teólogo ni intelectual, como es mi caso, se ve muy claro que Ratzinger se equivoca, y actúa injustamente al excluirnos de la familia de dios a los no católicos.

    P.D. No había leído tu comentario en el que, si no te entiendo mal, te muestras como cristiana, no como católica  practicante (aunque me queda la duda si eres cristiana católica no practicante, o tampoco eres católica y sí cristiana; por tu admiración por Ratzinger,  te imagino católica, aunque no lo sé).

    En lo referente a Jesús, no podemos hablar sino en términos de probabilidad; los datos que tenemos son demasiado escasos. Si a veces parece que hablo rotundamente, es para defenderme de la rotundida absoluta de los dogmas, doctrina y afirmaciones católicas sobre Jesús, sobre Jesús al que divinizan, sobre lo trascendente …

    Me fijo en el título del nuevo post de Castillo; la idea es que con cambiar el papa no hacemos nada, pues lo que hay que cambiar es el papado: y para eso no hay margen, no es ‘constitucional’ (valga la metáfora), la dictadura del papado romano no admite cambio alguno en el mismo, sólo que diez docenas de cardenales puestos a dedo por el papa saquen de entre ellos al nuevo papa, ultraconservador como todos ellos.

    Así es desde hace siglos y siglos, y así seguirá, pues nada hay que permita atisbar cambio alguno. En realidad no hay voluntad de cambio, sólo el decir de algunos que dicen querer cambiarlo, pero sin que presenten ningún plan, estrategia, táctica, proyecto o similar que conduzca realistamente organizadamente a conseguir el cambio.

    Lo más que hacen es creer que dios (el espíritu santo), soplará/intervendrá y el cambio se producirá. Pero de eso ya se desengaño Jesús cuando pocos momentos antes de morir dijo, al parecer, aquello de ¡padre, por qué me has abandonado!

    Esas palabras de Jesús, si fuera que las dijo -si hemos de creer al anónimo evangelista-, indican a mi modesto modo de ver que Jesús se dio cuenta de que dios no intervenía en nuestras vidas, por lo que no había intervenido en traer el Reino, como es bastante claro que no interviene, ni para poner el papado ni para cambiarlo ni para suprimirlo: todo esto es cosa sólo de los humanos, es pensamiento mágico tratar de poner a dios a intervenir en nuestras vidas.

    Mi tiempo es muy escaso y no me da para leerlo todo, Virgina. Saludoscordiales

  • Virginia W

    Javier, las referencias a la Iglesia como “Familia de Dios” son constantes en el Antiguo Testamento: crea al hombre en el paraíso; le entrega la tierra por casa para que la pueble con numerosos hijos; eleva a Adán y Eva por la gracia a la vida divina; se pasea familiarmente con ellos por el jardín, los trata como hijos queridos, escoge un pueblo, a Israel. El Nuevo Testamento, no sólo en las Epístolas, escritas con anterioridad a los Evangelios,  incide aún más “hijos de Dios y hermanos todos en Jesucristo, y todos animados por un mismo Espíritu”, Jn.1:12, los que reciben a Cristo y los que creen  en su  nombre son hijos de Dios. Mt 12, 49,  Mt 5-6, Mr 10:28-30, y así le puedo enumerar las numerosas referencias de los cuatro evangelios canónicos, y si quiere también las hay en los sinópticos. Yo no tengo formación teológica, quizá usted sí, y únicamente puedo hacer una hermenéutica más filológica, literaria e incluso filosófica. Usted hizo referencia a una cita de Benedicto XVI, de una de sus Encíclicas, yo he leído y he evaluado los escritos del profesor Ratzinger,  en épocas anteriores y más relacionados con otras disciplinas. No obstante, la capacidad y la autoridad no sólo exegética, sino también espiritual se dan en este caso.

    Javier no se si sus referencias a mi persona son debidas a un problema de dislepsia, porque creo haber dejado claro mi relación con la Iglesia Católica en otros comentarios, o quizá es la necesidad  de crear un estereotipo, basado en sus particulares criterios morales y frentistas, a quién atribuirle todo lo que según usted es negativo y contrario a su concepto de sociedad, de política y de religión que defiende como verdades absolutas, y no diga que busca la verdad humanamente, quizá sí busca la compañía y el refrendo de otros parecidos a usted. Me admira que usted se sienta capaz para calificar a las personas conocidas o desconocidas, para enjuiciar tan a la ligera la personalidad de J R, a una institución como la Iglesia Católica y por consiguiente a los millones de miembros que forman parte de esta, cómo otorga títulos y reconocimientos y se los retira a otros. Me asombra su capacidad y sus “conocimientos” para afirmar con tanta rotundidad lo que realmente pensaba Jesús y lo que no pensaba, cómo tiene que actuar la Iglesia, con qué desparpajo simplificar hechos o conceptos con arquetipos muy posteriores al fenómeno estudiado. Mi enhorabuena.

  • Javier Renobales Scheifler

    Sí, hombre, Luis.Henríquez,
     
    Martini, nombrado cardenal por el ultraconservador Wojtyla, representa al ala izquierdista de vuestra ICR, dices Luis. Venga ya.
     
    ¿No ves, Luis, que antes de nombrar cardenal a un jerarca, éste ha tenido que dar inquebrantables muestras de todo tipo al papa de ser un inamovible ultraconservador?
     
    El ala izquierdista de la ICR está en los Casaldáligas y similares, entre los que no hay ningún cardenal, pues nunca papas involucionistas han nombrado ni van a nombrar cardenales izquierdistas.
     
    El sistema dictatorial que han impuesto los papas y los que les hacen el caldo gordo en el negocio ICR lo han impuesto para controlar totalmente que no se les cuele nadie que pueda llegar a papa no siendo ultraconservador.
     
    Lo tienen todo muy atado y bien atado, mucho más que Franco, como para que se les pueda colar en su caterva de cardenales, inventados para controlar férreamente quién puede acceder al papado, nadie que no sea de su diseño ultraconservador. Eso es altamente endogámico, y auténticamente venenoso.
     
    Ningún izquierdista se les puede colar.  Incluso asesinaron a Luciani, que no era izquierdista, pero tenía ideas sobre los dineros de la ICR que no gustaban a los
     
    Para ti Luis, con el punto de mira así de desviado, Aznar, Acebes, Arenas, Bárcenas … y similares, serían el ala centrista en España. Me ha parecido alguna vez que Aznar pretende ser de centro.
     
    Lo que han hecho estos papas con las víctimas de la pederastia eclesial católica no tiene nombre; mi idea de lo que es una buena persona no encaja con eso. Déjate de tanto pecados y pecadores, que eso no es decir nada, Luis, y menos en un sistema católico tan hipócrita que se ha inventado una llamada confesión sacramental en la que las víctimas no tienen ninguna participación, y en cambio participa, y de forma esencial, un cura, un ministro del negocio de la ICR, que pretende perdonar en nombre de dios (pensamiento mágico a tope y una pura estafa, pues a quien perdona o deja de perdonar dios sólo dios lo sabe).
     
    Me importan y conmuevan las víctimas. Los papas ya les dais demasiado botafumeiro inmerecido y viven de cine, como para que me conmuevan en absoluto.
     
    Con católicos así la ICR no se purificará nunca, el papado seguirá siendo lo mismo que padecemos hace tantos siglos, y los poderosos se seguirán regocijando de la inestimable ayuda que les proporciona vuestra ICR, que por eso es tan poderosa y rica.
     
    NO hay voluntad de cambio, Luis; ni posibilidad de cambio, pues el sistema católico mantiene, e impone dictatorialmente, una doctrina que impide totalmente el cambio en la ICR, la purificación que dicen algunos disidentes católicos.

  • Santiago Hernández: en tu reflexión aparecen algunos aspectos que no comparto, pero ahora voy contrarreloj y no puedo responderte. No obstante, sin ánimo de ofender permíteme: en algunas cosillas que dices creo entrever a un católico bien formado (tu caso), pero adscrito a una espiritualidad un tanto espiritualista, intuyo que desencarnada, un poco neocon. (Cuando disponga de más tiempo, me aclararé sobre esto.)
     
    Javier Renobales:
     
    El catecismo de Astete, “culpable” de formar la conciencia de millones de personas y de atormentar a otras tantas, afirma la siguiente monstruosidad sobre el castigo eterno, tratando de conciliarlo con la noción de un Dios de justicia y de amor: “El castigo ha de ser proporcionado a la culpa, y como el pecado mortal tiene una malicia infinita, debe aplicársele una pena de duración infinita ya que el hombre no es capaz de recibir una pena infinita en intensidad” (los subrayados son míos).
     
    Quiero señalar con lo anterior que el Javier Renobales con el que más sintonizo es el que es capaz, al menos según mis entendederas me informan, de criticar valientemente barbaridades como la citada del catecismo de Astete. Y por el contrario, no está en sintonía con mi visión de la Iglesia católica cuando lanza afirmaciones del tipo “tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI son malas personas” (el primero lo fue, y el segundo lo sigue siendo). Creo que esto que afirmas, Javier, es muy gordo. Es un juicio muy gordo, acaso despiadado, no sé. Incluso lo es admitiendo el hecho (para algunos, mera posibilidad) de que tanto el papa polaco como el papa alemán fueron ñoños en la denuncia de la pederastia en la Iglesia católica; ñoños y hasta encubridores.
     
    Si fueron de verdad encubridores (no es absolutamente cierto, científicamente, documentalmente, que lo fueran), malo malísimo. Encubridores de la pederastia en la Iglesia o no, lo indudable es que ambos son pecadores: el uno lo fue en su paso por el mundo, y el otro aún lo es porque vive. Pero creo que es tremendamente exagerado dictaminar rotundamente que ambos papas son malas personas. Sospecho además que es injusto; incluso lo es en el supuesto de afirmar que son “papas de la involución eclesial”. Involución eclesial que no termino de entender, pues creo que entre la teología de Ratzinger (supuesto representante de esa involución eclesial) y la teología de alguien como Carlo María Martini (que sería representante del ala izquierdista de la Iglesia), las diferencias sustanciales son leves; y en todo caso, ambas teologías se parecen entre sí inmensamente más de lo que se parecen tus ideas, Javier Renobales, a las posiciones teológicas y eclesiales de cualquiera de ambos citados.
     
    Es lo que creo. Buen día.

  • Santiago

    Luis Henríquez,   no hay que confundir el carisma de Cristo presente sacramental e invisiblemente en la Iglesia, con la imperfección, pecabilidad y malicia de sus fieles…Yo he conocido sacerdotes santos y sacerdotes demonios, y laicos sinceros y laicos hipócritas, gente que sigue el camino sencillo de Cristo, y gente que utiliza la Iglesia para enriquecerse: he visto de todo PERO….Cristo,  no pensó en una comunidad de fieles perfectos para el ministerio…entre el colegio de 12 escogidos por EL  mismo hubo traicioneros, cobardes, avariciosos, ambiciosos, o sea, la imperfección humana puesta de manifiesto…A pesar de todo, escogió a estos judíos del pueblo….mas para el ministerio que para la santidad aunque sabía que su gracia infinita iba a transformarlos en mártires de la fe.  DE OTRA MANERA,… la función primaria de la Iglesia es la proclamación de un mensaje sui generis de salvación universal…que se extiende para TODOS..
    Es bueno que todos los cristianos den ejemplo, empezando por los clérigos: decían que solo contemplando al Cura de Ars decir “su misa” había abundancia de conversiones a la fe o de vuelta a ella…Pero no siempre hay pastores con esa santidad de vida…Y TODOS los hemos conocido, como tambien hemos visto la parte mala.l
    Por tanto, nuestra conducta ante la fe no puede basarse en los ejemplos, buenos o malos, que nos den los que están o han estado en contacto con nosotros dentro o fuera de la Iglesia…No se puede generalizar…La Iglesia es universal….y nosotros estamos acostumbrados a juzgar con una visión muy corta del mundo en general, particularmente de una Iglesia como la nuestra que se encuentra esparcida por los 5 continentes.
    Por eso dejemos atrás los resentimientos y los traumas, y los localismos y pueblerismos…debemos crecer psicológicamente y tambien espiritualmente, y tener una vision mas amplia e inteligente..Dejemos atrás “las tinieblas” y buscamos la “luz intensa” que tenemos tan cerca, en Cristo Jesus…como decía en su homilía que oi esta mañana a la entrada de la Cuaresma donde el celebrante  sugería que cada día quitárakmos algo de nuestro egoísmo personal…para ponernos al servicio de los demas…si negarnos a nosotros mismos en favor de los otros…Entonces empezaremos la reforma de la que tanto hablamos…pues esta tiene que empezar por nosotros mismos primero, tenemos que volver a tener paz con nosotros mismo primero…Solo nosotros, entonces, podemos cambiar lo que consideramos erróneo a nuestro alrededor y lo que está en desorden….Esto iniciará el movimiento necesario para transformar lo incorrecto en correcto y el mal se transformará en bien. POR LO TANTO, solamente la crítica positiva es la efectiva…Lo demás es hablar por hablar…Esto no lo digo a nadie en particular, ni me refiero especificamente a ti, amigo Luis, sino que es mi opinión sincera en general..He vivido mucho ya…y he pasado por todas las experiencias comunes que conlleva la existencia humana en la tierra.He visto de todo..No me queda mucho por ver y oir….Y he llegado a la conclusión de que  como dice el Kempis hay “que tomar diariamente la cruz (de nuestra vida) y seguir a Jesus” No existe otro camino…pues esto es lo mas seguro para conseguir lo que queremos y llegar a la meta final     un saludo cordial   de Santiago Hernández 

  • Javier Renobales Scheifler

    Luis . Henriquez,
     
    Los dos papas Wojtyla y Ratzinger han encubierto la pederastia eclesial católica durante mucho tiempo, sin importarles las víctimas de esa pederastia, preocupados  por ‘salvaguardar’ la imagen de su negocio, de la ICR.
     
    Sólo cuando han visto que los tribunales de la sociedad civil tomaban cartas en el asunto, y eso le costaba a la ICR millones de euros, sólo entonces han tratado de parar esa pederastia, pues les estaban tocando el dinero, y además la imagen de su ICR ya estaba también tocada, al salir a la luz pública los abusos pederastas de tantos eclesiásticos católicos.

    Han pagado miles de millones de euros de la ICR, para evitar condenas de los tribunales a los pederastas eclesiales católicos. 

    El ‘amor’ a la ICR tiene esas desviaciones: porque el amor debe ser exclusivamente a las personas, por encima de todo, no a las organizaciones, no a los medios materiales, no al dinero ni al patrimonio eclesial católico, ni a la imagen de la ICR: sólo a las personas, como a nosotros mismos. No nos sobra nada de amor para otra cosa que no sean las personas, y aún nos falta mucho para amarlas debidamente.

    No se puede desperdiciar el amor que tenemos en amar iglesias, ni órdenes religiosas, ni cosas por el estilo. 

    Es evidente que esos dos papas encubridores nunca han amado a las víctimas de la pederastia eclesial católica como a ellos mismos (que es el mensaje de amor de Jesús, mensaje que esos papas debieran haber tenido como tarea exclusiva, y no su ICR, a la que han convertido en un obstáculo para ese mensaje de Jesús de salvación por el amor).
     
    Si hubieran amado a las víctimas como a ellos mismos, a la primera noticia de los abusos pederastas habrían arremetido contra los depredadores pederastas cobijados en su ICR y en el llamado sacramento del orden (del desorden, más bien), habrían impedido la pederastia y se habrían puesto a ayudar a las víctimas antes que a las otras tareas eclesiales a las que se han dedicado.
     
    No han sido buenas personas, Luis, para nada. Con tu teoría Hitler también fue una buena persona. Y Pilato, que además dicen que se lavó las manos –lo cual parece falso-. Incluso Stalin habría sido una buena persona.
     
    Se ha dado demasiado culto a los papas y a su imagen: culto interesado, puro marketing para el negocio eclesial católico.

    Es tapar la verdad, falsearla, disfrazar de santidad a esos santopadres que se hacen llamar susantidad.

    Jesús fue contrario a todo eso, al parecer.

  • Javier Renobales Scheifler

    Virginia,
     
    La afirmación del papa (la ICR es la familia de dios en la Tierra) es falsa tanto con el contexto que le has puesto, como sin él, como fácilmente puedes ver.
     
    Si todas somos hijas de dios, las personas no católicas también, todas somos familia de dios en la Tierra ¿o no, Virginia? Es una idea sencilla, no hace falta ser intelectual para entenderla y asumirla, basta con una dosis normal de humanidad, que tu papa no tiene, dada la falsedad que sostiene, cegado por su teología. 

    Las católicas no tenéis la exclusiva de dios ni de su familia en la Tierra, por mucho que tu papa quiera robarnos ser familia de dios a las no católicas.
     
    Hebreos y Efesios no son textos evangélicos(ni de los evangelios llamados canónicos, ni de los no canónicos) , en contra de lo que afirmas; sólo son neotestamentarios, meras epístolas.
     
    Desde luego no son palabra de dios, los evangelios tampoco (el autor del libro Religión sin magia así lo afirma, creo recordar, -si quieres te busco la página y te copio la cita, pues no creo que tengas a mano el libro que digo).
     
    – Efesios 3,
     10    para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora manifestada a los Principados y a las Potestades en los cielos, mediante la Iglesia,
    11  conforme al previo designio eterno que realizó en Cristo Jesús, Señor nuestro,
    12  quien, mediante la fe en él, nos da valor para llegarnos confiadamente a Dios.
    13  Por lo cual os ruego no os desaniméis a causa de las tribulaciones que por vosotros padezco, pues ellas son vuestra gloria.
    14  Por eso doblo mis rodillas ante el Padre,
    15     de quien toma nombre toda familia en el cielo y en la tierra,

     
    –          Hebreos 2, 11        Pues tanto el santificador como los santificados tienen todos el mismo origen. Por eso no se avergüenza de llamarles  hermanos
     
    No es dios, ni tampoco Jesús, quien afirma lo que dice el autor de los dos textos que has citado.

    Basar la afirmación del papa en esos textos es tratar de leerlos literalmente, lo cual creo no hiciera un buen teólogo. 

    Algún amigo del opus de sanEscrivá me decía que sólo los católicos son hijos de dios, pero esa afirmación evidentemente es falsa.

    ¿Eres del opus, Virginia? Espero que no, no te lo deseo. Supongo que si eres del opus no te importaría decirlo en este foro; aunque si lo eres, me extrañaría que entraras en este foro. Bueno, Santiago es kiko y lo hace , y kikos y del opus son bastante parecidos …

    Al parecer Jesús decía: nadie es bueno, sino sólo dios.

    De modo que eso de ir haciendo santos por ahí no parece que vaya nada con Jesús.

    Así que tus papas de la involución católica se han puesto las botas a santificar/beatificar a quienes les ha convenido más, sobre todo eclesiásticos, pues no han parado de barrer para casa, para su ICR, para su negocio.

  • Javier Pelaez

    Creo sinceramente que no hay ninguna posibilidad que salga de ese cónclave alguien con el más mínimo sentido común para hacer lo que hay e hacer.Por tanto,me postulo como futuro Papa dado que,sople o no el espíritu,voy a repartir unos sobres a los cardenales.La primera medida de mi pontificado va a ser hacer un ERE de la curia,sin mover de Madrid,sin indemnización porque los cardenales,obispos y curas no pueden decir que tienen “años de servicios”.la segunda medida va a ser  veinte excomuniones que ya tengo preparadas.Primero voy excomulgar a la señora Mato que no puede separase porque es católica como Dios manda y,sin embargo,para el robar no aplica la religion.Luego voy a excomulgar a personas jurídicas.Voy a excomulgar al FMI para empezar….En fin,en diez días creo que me echan de Papa.En cuanto a Benedicto nunca es tarde para convertirse,ahora que deja el Vaticano.

  • Virginia W

    Pueden gustar más o menos, pero no se puede afirmar que no haya tratado el problema de la pedofilia en la Iglesia con tolerancia cero, obligando a responder  a obispos, a fundadores de congregaciones religiosas y sacerdotes ante la justicia, cambiando las normas de funcionamiento y haciendo hincapié  en la atención prioritaria a las víctimas. Puede gustar más o menos, pero son reiteradas las denuncias ante el aumento de la desigualdad entre países pobres y ricos, la denuncia al predominio de la especulación en los mercados, la necesidad de la creación de sinergias positivas entre mercados, sociedad civil y Estados. En 2010 promulgó el documento para luchar contra el blanqueo de dinero en las instituciones financieras vaticanas, el primero decretado por un pontífice. No entro a valorar si suficiente o insuficiente, depende de la idea que cada persona tenga, o cómo se concibe el papel de la Iglesia.

  • h.cadarso

      Hoy, Benedicto XVI ha soltado en su audiencia pública el mismo mil veces repetido mensaje de su mandato: no al matrimonio de personas de un mismo sexo, no a la concepción invitro, no al aborto, no a…Y no salimos del aparato reproductivo de los seres humanos, de la sexualidad, del ñaca ñaca…Y pasamos por la patata caliente de la pedofilia como gato por ascuas; y pasamos de los abusos y la anarquía de los mercados, de las hambrunas de Africa, del sida, de…
      Y encima nos dicen algunos que este Papa ha sido una gran lumbrera, un gran intelectual y teólogo…
      Y otros nos ponen como cotrapunto a Hans Kung, otro alemán de cabeza cuadrada…Y no salimos de un cristianismo cortado a la europea, un cristianismo en exclusiva para Occidente… Y las voces de la iglesia de América latina y de Africa y de Asia clamando en el desierto…
      Por favor, moderen sus elogios. Ya tenemos bastante con los elogios que se hacen a sí mismos los del PP…y con los reproches amables que les hacen los del PSOE…

  • Virginia W:
     
    Me parece bien su respuesta ( tu respuesta, pues aunque eres mayor que yo largo, aquí en Atrio la gente suele tutearse, no es como en el Vaticano, donde impera el protocolo y la diplomacia):
     
    Me parece bien tu respuesta. Mi comentario se convirtió en una exposición de mi pensamiento, cosa que suelo hacer en Atrio, porque me creo que puede favorecer el diálogo ¿iluso?, ¿pretensioso?); mientras no m3e digan lo contrario, lo seguiré haciendo.
     
    Coincido contigo en que el papa Benedicto XVI es un extraordinario intelectual: teólogo, pensador, hombre espiritual… Como no lo he leído en alemán, ignoro si además es un buen escritor. Solo que mi larga perorata iba más bien en la línea de querer hacer ver que las críticas a la Iglesia en general y al cristianismo en particular de Javier Renobales no son, a mi juicio, desestimables. No siempre las comparto yo mismo, he confesado esto mismo varias veces y siempre que haga falta, pero a mí al menos me sirven, me estimulan a la reflexión…
     
    Salvando las distancias, tal vez sea algo similar a lo que se sostiene desde sectores críticos y lectores cristianos sobre la obra de F. Nietzsche: este, aunque ateo, estimula la depuración teórica y práctica del ethos cristiano. Hasta el extremo de que autores esencialmente influidos por el hecho cristiano como Miguel de Unamuno, José Bergamín y Emmanuel Mounier confesaron en su momento que tuvieron a ese filósofo a un bigote pegado que se llamó Nietzsche como “compañero de viaje” con el que dialogar críticamente.
     
    Saludos.

  • Virginia W

    Brevemente Javier, primero incluya todas la frase:

    “La iglesia es la familia de Dios en el mundo y no podemos permitir que en esa   familia haya alguien que sufra por la falta de lo necesario. Es necesario crear un nuevo orden social justo, en donde a nadie le falte lo imprescindible para vivir”.

    No la saque de su contexto: la encíclica Deus Caritas est,  una reflexión sobre el amor cristiano, y vaya a las fuentes: los textos evangélicos como por ejemplo:  Efesios 3:10-15, Hebreos 2:11, etc……..

  • Me he leído todos los comentarios que he encontrado, y hay para todos los gustos. Pero mirando la situación real de los que mandan en la Iglesia, no tengo esperanzas que esto vaya a cambiar mucho. Los han nombrado expresamente en una línea conservadora para que todo siga igual, y haría falta un vendaval del Espíritu para que esto cambiara. Y como eso no va a  suceder, miremos y actuemos en nuestro entorno, porque ahí yo sí creo en la acción del Espíritu

  • Virginia W

    Hola Luis, yo no veo controversia con Javier Renobales, pues no hay debate de ideas, ni discusión razonada, sólo los prejuicios de quien quiere  crear polémica, en la cual yo no voy a entrar, imagino que decir dislates no importa demasiado a quién usa un Chat o un foro para divertirse aunque quizá, después de todo, los foros son un medio de comunicación que sirve también como entretenimiento y no se debe tomar como algo serio, no es lo que yo busco. Te agradezco tu sinceridad pero no se qué tiene que ver con con mi comentario. Analicemos mi comentario, que al parecer resulta tan polémico:

    Me parece que la decisión de Benedicto XVI es coherente con su carácter, con su forma de entender la vida y el servicio a la Iglesia. Espero que nos siga enriqueciendo con la profundidad, la brillantez y la certeza de sus escritos, qué mejor lugar para esa producción que un lugar apartado como en donde piensa retirarse.

    Está claro que es una opinión y un deseo de índole personal, que vuelvo a reiterar nuevamente. Yo Virginia me considero cristiana, heredera de una cultura milenaria, bien es cierto que con los matices que mi pensamiento racionalista me permite, no soy una católica practicante, no soy una entendida en pastoral, ni en otras cuestiones de índole eclesial, pero considero que soy capaz de valorar a las personas, que puedo evaluar la producción bibliográfica de un autor, y enjuiciar su trayectoria humana y su proyección social. Luis, yo soy una señora de edad, recientemente jubilada, que durante más de cuarenta años se ha dedicado a la enseñanza, casi en su totalidad a la universitaria, con menos de treinta años era ya catedrática, y durante mi vida he tenido la oportunidad, en gran medida gracias a las relaciones internacionales que mi universidad mantiene con otros universidades e instituciones, de colaborar con compañeros de diferentes países, de las más variadas creencias e ideologías, y puedo afirmar, en el caso que nos ocupa: Joseph Aloisius Ratzinger, que todos los intelectuales han querido escucharlo y lo han tenido presente en sus trabajos y publicaciones considerándolo un intelectual de profunda reflexión, dada la complejidad de su obra creativa y expositiva y de una insigne voz de nuestro tiempo, como  profesor, teólogo, filósofo, filólogo y escritor. Yo le conocí personalmente mucho antes de ser nombrado Papa como consecuencia de unos encuentros entre diferentes comisiones universitarias, posteriormente hemos mantenido una breve relación epistolar que me ha enriquecido intelectualmente, en la preocupación mutua sobre el dialogo entre fe y razón. Yo tengo mi opinión personal sobre los años de pontificado, que puedo exponer en un ambiente serio y reflexivo, exento de prejuicios e imparcial.

  • Podría ser, Javier Renobales, pero también podría ser que en eso discrepáramos. Lo que creo es que Benedicto XVI ha cogido más el toro por los cuernos de la pederastia en la Iglesia católica que Juan Pablo II; ha sido más enérgico en tratar de luchar contra esa lacra. No sé si como debiera haber sido, pero creo que sí lo ha intentado.
     
    Las “personas buenas” también son pecadoras, se equivocan. No habría que precisar que yo no conozco en persona al Papa, pero quizá por esa educación católica que he recibido y que sobre todo insiste en el amor filial a la iglesia, a sus pastores, etcétera, tiendo a pensar (o suponer) que el papa Benedicto es buena persona.
     
    Nada más.

  • pepe sala

    A veces llega el agotamiento por tener que repetir los mismos argumentos. Pero también es cierto que quienes participan por ATRIO no ha tenido el PRIVILEGIO de leer algunos de los argumentos repetidos. Para evitar injusticias argumentales y dar a cada cual lo que necesita, voy a repetir una anécdota que ya he contado hace algunos años. Viene a cuento de éste comentario de Virginia W:
    —-

    Virginia W
    12-Febrero-2013 – 9:54 am
    Me parece que la decisión de Benedicto XVI es coherente con su carácter, con su forma de entender la vida y el servicio a la Iglesia. Espero que nos siga enriqueciendo con la profundidad, la brilantez y la certeza de sus escritos, qué mejor lugar para esa producción que un lugar apartado como en donde piensa retirarse.””

    ——–
    El papa parece que se va a retirar a un convento de clausura a REZAR. ( vaya, seguro que acabará con ésa enfermedad tan elegante que tanto se conoce entre quienes no han dado palo al agua en su vida : EL EXTRES.)
     
    Cuando salí elegido  de Alcalde de mi “pueblucu”, las monjas de CLAUSURA del pueblo ( Trinitarias) me solicitaron la tradicional subvención que tenían por costumbre recibir de la Junta Vecinal. Lo hicieron por escrito y muy educadamente, todo sea dicho.
     
    Obviamente, para estar a la altura de la tradición y la educación, yo les contesté también por escrito. Les dije algo así:
     
    ” La nueva Junta Vecinal no tiene intención de cambiar las tradiciones  del Pueblo. Siguiendo, pues, la tradición, les subvencionará a ustedes con 12 azadas y dos sacos de patatas de siembra que podrán recoger, cuando lo deseen, en el Supermercado XXX y la Junta pagará gustosamente.”
     
    Como las tales monjas de clausura tienen terrenos sobrados ( terrenos que pertenecen al pueblo pero están absolutamente vallados con murallas de piedra para uso de las monjitas de clausura) me pareció un buen ragalo.
    Me llevé una gran sorpresa  ( jejeje) al comprobar que las tales monjitas NO RECOGIERON EL REGALO.
     
    Bueno, añadiré una azada más y un saco de patatas de siembra, por si al ” santo padre” le entra la morriña y le da por comenzar a trabajar algo en su vida.
     
    No vale decir que REZAR ( y cosas similares) es trabajar. Tampoco el pulpo es un animal de compañía…
     
    Mira que los güevos…
     
     

  • Javier Renobales Scheifler

    Luis .Henríquez,
     
    Amigo, una buena persona nunca hubiera antepuesto, a las víctimas de la pederastia eclesial católica, la imagen de la ICR.
     
    Ratzinger lo ha hecho, e incluso ha tratado de tapar ese encubrimiento de la pederastia eclesial católica santificando a su colegui Wojtyla, otro encubiertos de la pederastia eclesial católica –ejemplo Maciel, poderoso y  muy rico jefe/fundador de sus legionarios de Maciel-.
     
    Rechazo pues tu calificativo de buena persona hacia este papa que estos días se autojubila.
     
    Las víctimas de la pederastia eclesial católica lo exigen, a mi modesto modo de ver.

  • Javier Renobales Scheifler

    Virgi, amiga, no quiero parecerte aparente, pues la verdad es que no tengo media hostia. Me derrito enseguida ante muestras de humanidad, y entonces sólo me quedaría boquear balbuceos … a extinguir.

    Y luego el silencio hermanador, fruto del amor humano, que es dios.

  • Javier Renobales Scheifler

    Venga ya Virgina,
     
    Definámonos, que hablamos a calzón quitado (eso se supone ¿no?, que este foro viene de la necesidad de Antonio Duato de buscar la verdad humanamente, es decir, en compañía de otros parecidos), estamos entre personas que buscamos la verdad.
     
    Los papas de la involución católica que nos asola son ultraconservadores, nombran sus obispos seleccionando entre ultraconservadores como Rouco, Cañizares, Munilla, Iceta, Fernández y los que tengáis por donde tú vives (que por cierto ¿es en Madrid?
     
     A ti te gustan –dime que no, a ver- porque eres conservadora, de derechas. Bueno, yo vivo como los de derechas. Que yo tenga algunas ideas de izquierdas y vote izquierda(es fácil votar lo que se quiera), no me hace de izquierdas, pues soy lo que vivo, no las ideas que elucubra mi linda cabeci –zo- ta.
     
    NO me trates de Ud., porfa, que soy joven, aunque tenga mis tacos (bueno, los mejores futbolistas también los llevan en sus botas, y no soy tan viejos, aunque es cierto que son muy ricos, y eso envejece montón y corrompe –lo sé porque yo no soy pobre, o sea que tengo experiencia-).
     
    Me hubiera impresionado que defendieras la idea de tu expapa jubileta: la ICR es la familia de dios en la Tierra. Al no defenderla, imagino que te parece indefendible, y te felicito por ello.
     
    ¿Porqué dices que califico lo que escribe Ratzi sin haberlo leído? Lo que he transcrito (sí, bueno, de memoria, y mi memoria tiene pérdidas –esperemos que sean las únicas que yo sufra-) creo que es exacto, y lo escribió Ratzi en su primera encíclica, creo recordar que hacia el número 25 o 28 o así.
     
    Entonces me chocó, cuando lo leí, al de poco de hacerse papa Ratzi; me chocó no porque hubiera olvidado la mente integrista/fundamentalista que rezuma su Dominus Iesus (la de los papas de la involución, del año 2000 creo recordar –como ves intento hacer ejercicio de memoria, para defenderme del alzaheimer, no sé si con acierto o con  … ¿de qué estábamos  -o al menos yo- hablando?) Y sí , bueno, volviendo a ….
     
    Releo tu comentario para centrarme un poco … ¿intentar yo imponer mis opiniones en Atrio? Venga ya, amiga Virgina W., si hasta mi amigo Honorio Cadarso dice en Atrio que le aburro, y mi amiga Ana Rodrigo me …
     
    Yo no puedo imponer nada en Atrio ni en ninguna parte, dada mi evidente impotencia para ello.
     
    Si no rebates lo que digo de tu admirado Ratzi, es porque no puedes. La impotencia no es exclusiva de mí, también tú la padeces, mientras no demuestres lo contrario, amiga.
     
    Venga Virginia (tu nombre es muy seductor), entrá al trapo, ché, que yo ya he entrado al tuyo.
     
    Saludos cordiales

  • Virginia W.:
     
    Aunque no te diriges a mí, me gustaría hacer algunos comentarios confío en que respetuosos, al calor o a la luz de este hilo en general y de tus comentarios en particular, y más en particular en relación con tu controversia con Javier Renobales. Ni que decir que tienes derecho a discrepar de él, como él lo tiene a discrepar de tus ideas, de las mías, y a su vez yo de las de él… y de las de cualquiera. Esta es una verdad del tipo comúnmente llamado de Perogrullo.
     
    Veamos. Yo creo que el papa Benedicto XVI es una buena persona: esforzado en ser buen discípulo de Jesús de Nazaret, servidor de la Iglesia universal, excelente teólogo, hombre espiritual, referencia moral mundial. Pecador, como somos todas las personas, se ha equivocado, ha cometido pecados personales que han podido influir, por el alcance mismo de su ministerio petrino, en la vida de miles, de millones de personas. De ahí su gran responsabilidad ante Dios.
     
    Con todo, confieso que al menos a mí el papa Benedicto XVI siendo Jefe de Estado no me remite a Jesús de Nazaret (al menos a mí; creo que igual para cientos de millones de personas más), sino todo lo contrario. La curia vaticana (en la que habrá sin duda católicos excelentes cuyas vidas o trayectorias no me compete juzgar a mí), con sus seculares intrigas de poder, corrupción, encubrimiento de negocios sucios, pederastia, nepotismo, etcétera, tampoco me remite a Jesús de Nazaret: al modus vivendi de este, al mensaje de amor, fraternidad, libertad, igualdad y solidaridad del rabí de Galilea.
     
    Todo lo anterior, es decir, mis críticas o reservas a aspectos del funcionamiento de la Iglesia actual, las digo con miedo, con bastante miedo, porque siento que cada vez que las digo reaparece esa suerte de fantasma que me han introyectado durante muchos años:  “Hay que amar a la Iglesia, hay que respetar reverencialmente a los pastores de la Iglesia, el seglar debe obedecer a los pastores devotamente, el Papa es el representante de Cristo en la tierra, y por ello merece completa reverencia”…
     
    Hasta tal extremo, insisto, de que ya digo, me cuesta emitir públicamente opiniones que pueden ser estimadas como desafectas hacia los obispos, hacia el Papa. Por ejemplo: yo creo que Juan Pablo II, que será santo en breve siendo ya beato, no fue lo suficientemente caritativo y transparente en el asunto asqueroso de la pederastia perpetrada por cientos de eclesiásticos contra miles y miles de personas, muchas de las cuales han quedado con sus vidas afectadas o destrozadas para siempre. Lo creo completamente, de verdad. Y me cuesta decirlo, ya he confesado que porque siempre que lo digo reaparece esa suerte de temor a ofender a la autoridad eclesial que se me ha introyectado durante lustros de educación y catequesis católica.
     
    Incluso teniendo en cuenta que a mí personalmente sí que me han jodido bien la vida algunos eclesiásticos católicos hipócritas, especialmente de mi diócesis de origen (confesiones que, en el colmo de la rabia y del hartazgo, no he dudado en hacer públicas en Atrio, aun a riesgo de aburrir al personal), me siento “como ma2 al hacerlas, porque -repito por tercera vez-, reaparece ese temor, esa suerte de fantasma raro y culpabilizador. (A este respecto, en el sagaz manejo de los sentimientos de culpa muchos eclesiásticos son consumados maestros. Esos castrantes sentimientos de culpa en mi caso particular tienen que ver con una cierta visión de la sexualidad que aún persiste en mí, la cual se debe, repito -en esto también cuento con el asesoramiento de ciertos psicólogos con los que me he tratado en distintos momentos de mi vida- a ciertos énfasis dañinos de la educación católica recibida.)
     
    Y es en todo este asunto donde entra el forista Javier Renobales. Con este he polemizado, casi desde de que empecé a aparecer por Atrio, hace algunos años, pero tengo la percepción de que, aunque discrepo de bastantes de sus opiniones, cada vez discrepo menos, entre otras razones por este: porque reconozco que al menos Javier renobales no tiene pelos en la lengua para criticar todo lo que en la Iglesia católica le parece abusivo, injusto, manipulador de las conciencias, opresivo, hipócrita, interesado…
     
    Dicho más claramente: más de una vez me gustaría opinar como opina Javier sobre la Iglesia católica, sobre la manipulación que ese pensamiento mágico ha perpetrado contra la conciencia de cientos de millones de personas a lo largo de los siglos, etcétera, y sin embargo no me atrevo. Lo repito: no siempre coincido con Javier Renobales, a veces incluso discreparía abiertamente de sus tesis, pero en otras ocasiones considero que es muy valiente en lo que dice, y que se “moja”.
     
    Virginia W. (disculpen de nuevo los foristas de Atrio por revelar cosas de mi vida, de mi intimidad): yo tengo una carrera universitaria completa, otras dos carreras bastante avanzadas, experiencia como profesor en Secundaria, siete libros publicados, cientos de artículos publicados en prensa e Internet, experiencia en el trabajo con marginados (centros de menores, etcétera), renuncié en su momento a mi trabajo por idealista, ingenuo y jilipollas (al entrar al Seminario Diocesano de Canarias), y cuando he necesitado una ayuda, al haberme quedado sin un céntimo, sin trabajo, autoexcluido de las listas, los hipócritas eclesiásticos de mi diócesis de origen, como el levita y el sacerdote de la parábola del buen samaritano, viéndome apaleado en el margen del camino han pasado de mí; e incluso si pudieran, no dudo que me machacaran aún más. (Y mientras esto me han hecho a mí, ingenuo de mí, sí consienten que toda suerte de arribistas se arrimen a la Iglesia y se atrincheren en ella principalmente para así preservar sus intereses individuales, partidistas, de clan, profesionales, económicos.)
     
    De modo que siendo absolutamente consciente de que esto que me ha pasado por culpa de ellos es tan verdad como un dogma de fe (y existencialmente, para mí es más verdad incluso si cabe, pues es mi sangrante verdad), ¿cómo no estimar las críticas que Javier Renobales (y Pepe Sala, Pepe Blanco, Ana Rodrigo y un largo etcétera de foristas de Atrio) lanza contra la Iglesia católica si yo mismo creo haber sufrido en mis carnes, en mi espíritu, en mi experiencia, la dañina hipocresía católica a la que tanto fustiga el abogado Renobales?
     
    Ciertamente, vamos a suponer que yo no dude de la grandeza personal, moral, espiritual y hasta simpática de los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI -pongamos, es un suponer-, pero sí que me gustaría poder seguir replicando con afirmaciones como la siguiente: la Iglesia que tú aún pastoreas, papa Benedicto, siervo de los siervos de Dios, a menudo es insoportablemente hipócrita e insoportablemente dañina. Y para esto, Virginia W., creo contar con el testimonio de personas como Javier Renobales, con cuyas opiniones, como ya he reconocido varias veces en este mismo comentario, no siempre coincido y, a veces incluso, discrepo abiertamente.
     
    Saludos, buen día.

  • Virginia W

    Javier se dirige usted a mi con referencia a un comentario mío. Es usted libre de pensar como quiera, pero siempre con respeto hacia las personas, presentes y ausentes de este hilo, de este blog. Hace juicios de valor, lo cual no me sorprende por otros comentarios que he leído suyos que no voy a calificar por respeto a su persona de lo cual debería de tomar ejemplo, me califica usted de conservadora, a la derecha, sin conocerme y de la misma manera descalifica los escritos de Benedicto XVI sin haberlos leído, como usted mismo afirma. Qué le puedo decir, es imposible debatir con quien sólo busca polemizar, con quien no usa argumentos sino quiere imponer sus opiniones personales, no vale la pena  perder el tiempo.

  • Javier Renobales Scheifler

    Virginia W.,

    Menos  botafumeiro al Jefe del Estado Vaticano que se jubila por pura necesidad física, que Ratzinger ha sido un papa nefasto para todos, también para la ICR.
     
    No me sorprende que Juan Luis Herrero los trate en estos términos, a estos papas de la desgraciada involución católica: “… La del fundamentalismo cerril e intolerante en el que también se está encerrando, a lo que se ve, la Iglesia católica desde Wojtyla y con Ratzinger, precisamente por abjurar éstos mediocres pensadores del mejor fruto del evangelio, el movimiento ilustrado.” (así figura en el nuevo hilo sobre el pensamiento mágico que tan amablemente nos ha facilitado Antonio Duato, repitiendo lo ya tratado en Atrio hace años, de escritos de Juan Luis Herrero).
     
    Ratzinger no nos ha enriquecido nada, Virginia, sino todo lo contrario. Otra cosa es que os haya dado gusto a los conservadores, a la derecha, dado lo ultracatólico que es este antiguo miembro de las juventudes hitlerianas.
     
    Sólo a un seudointelectual y teólogo mediocre se le ocurriría afirmar que vuestra ICR es la familia de dios en la Tierra.
     
    Precisamente la inmensa mayoría de los pobres del planeta no son católicos, ni la inmensa mayoría del planeta Tierra ni de la Humanidad son ni han sido católicos, por lo que no son familia de dios para éste jefe vaticanesco que se hace llamar, fatuo, Susan tidad santopadre.
     
    Los pobres y oprimidos, también los no católicos, son mucho antes familia de dios que este penoso papa, ya en seguida expapa o papa jubilado por imposición física.
     
    Si la ‘certeza’ –que dices, Virginia W.- y la brillantez y demás que dices de los escritos de este pastor alemán es como esta desgraciada afirmación suya (la ICR es la familia de dios en la Tierra), mejor no perder el tiempo leyendo nada de este hombre.

    Mientras tanto por aquí se van suicidando algunos de los desahuciados, cuando este tipo sedicente representante de dios en la Tierra (¡qué despropósito, tamaña falsedad!) desde hace muchos años tiene asegurada a alto nivel material su vida de por vida.

  • Oportuna o inoportuna la dimisión del Papa (acertada o no, beneficiosa o no para el devenir de la Iglesia universal), lo cierto es que su talla intelectual, espiritual y su calidad humana parecen indudables; tanto, empero, como la extrañeza con la que el mundo (amplios sectores de este) sigue percibiendo la realidad actual del papado: un señor que concentra todos los poderes en su persona, que representa a Jesús de Nazaret (judío marginal de su tiempo, pobre, enfrentado al poder, modesto en sus posesiones hasta el extremo de no tener ni dónde reclinar la cabeza…) siendo Jefe de Estado…
     
    A mí me parece percibir que no hay mala voluntad dañina en mucha gente que no entiende cómo puede ser esto así, sino que sencillamente lo que ocurre es que no consiguen empatar el modus vivendi de Jesús de Nazaret, a quien el cristianismo confiesa como el Cristo, el Señor, con la forma de vida y aun el pensamiento de la cúpula jerárquica. Esto es: no son capaces de apreciar o comprender el porqué se ha dado ese traslado, ese cambio, esa auténtica transformación.
     
    En el corazón de los papas (de este que se va y del que venga, quienquiera que sea), no dudo que puede anidar el Jesús del pesebre, el Jesús de los pobres, hambrientos y necesitados, el Jesús perseguido y ajusticiado por el poder civil romano con la connivencia del sumo poder religioso judío (el del Templo, el de los saduceos, los jerarcas religiosos de entonces, no el del pueblo llano); sin embargo, en la práctica eclesial, diplomática y hasta política, el sucesor de Pedro es Jefe de Estado: honores y privilegios propios de esa condición que mucha gente sigue percibiendo como incompatibles con el ideario del Evangelio.
     
    Hoy por hoy, los medios de comunicación informan sobre el comienzo de las intrigas curiales vaticanescas de cara a la elección del sucesor de Benedicto XVI. Y de nuevo la extrañeza de mucha gente, mucha de ella de muy buena voluntad: ¿Qué tiene que ver todo ese afán de poder con la persona de Jesús de Nazaret, aquel judío que hace 2.000 años vivía con lo puesto de su condición de predicador ambulante, consolando y curando a toda clase de menesterosos, y comiendo y bebiendo con gentes de muy dudosa reputación, publicanos y prostitutas incluidos, hasta el extremo de acabar muriendo como murió porque vivió como vivió y aun comió con los que comió…? Y una vez más lo dicho: mucha gente de nuestro tiempo no es que tenga inquina contra la Iglesia católica, es que no entiende cómo de aquello se ha pasado a esto.
     
    Recuerdo en estos momentos la gracia (o sorna) con la que un oficial de albañil al que yo serví como peón hace unos años, durante un semestre (antes había estado cuatro meses de chófer en la economía sumergida llevando a vendedores ambulantes negros africanos, de mercadillo en mercadillo), cerradas en mis narices todas las puertas de la Iglesia católicas a las que había tocado insistentemente pidiendo ayuda (al obispo de turno, a muchos obispos, a vicarios, a colegios católicos -a lo que no está escrito-, luego de haber incluso renunciado a mi trabajo por entrar al Seminario, etcétera): “Y piensa, pollillo (canarismo), que empezaron con una burra [en clara referencia a la entrada de Jesús en Jerusalén montado en una burra prestada], y hoy tienen el Vaticano”…
     
    Como a pesar de que no soy ni siquiera monárquico y a pesar de todo lo que me han jodido mi vida y trastocado todos mis planes los hipócritas eclesiásticos que han pasado de mí dándome con la puerta en las mismísimas narices, deseo que el nuevo sucesor de Pedro estimule la fe de la Iglesia universal, la fortalezca, la reanime. Porque lo que es en Occidente, está agónica. Y agónica, no solo por culpa de la increencia motivada por los modernos movimientos de secularización de la sociedad, sino por el pésimo testimonio de tantos católicos; incluido el mío, aunque en mi caso al menos no desde el poder, sino a lo más desde mi condición de puteado-ninguneado por la hipocresía eclesiástica.
     
    Saludos. Buen día.

  • Virginia W

    Me parece que la decisión de Benedicto XVI es coherente con su carácter, con su forma de entender la vida y el servicio a la Iglesia. Espero que nos siga enriqueciendo con la profundidad, la brilantez y la certeza de sus escritos, qué mejor lugar para esa producción que un lugar apartado como en donde piensa retirarse.

  • skye

    Es complicado añadir algo más que no hayan apuntado algunas de las personas que ya han dejado comentarios. Incluso hoy la prensa es un reguero de análisis, valoraciones, etc. No obstante, sí me gustaría apuntar un hecho. Hoy, cuando Benedicto dice adiós a la suprema magistratura de la Iglesia, he recordado a otra figura que, de algún modo, es el complemento de Ratzinger para entender la Iglesia actual. Me refiero a Han Küng. Ambos, compañeros de estudios. Ambos, hombres clave de la Iglesia de la segunda mitad del siglo XX (uno más clave que otro, eso también). Ambos, por diferentes motivos, personajes mediáticos y que han sido leídos y requeteleídos por los cristianos con inquietudes religiosas. Ambos, quizá, representando dos sensibilidades muy diferentes de lo que es el sentir Iglesia. Uno, desde la oficialidad y, después, desde el mismo centro, desde la cátedra de San Pedro. El otro, habitante de las fronteras de la Iglesia, siempre, incluso en los peores momentos, ratificando su condición de hijo de la Iglesia. Uno, Papa. El otro, muchas veces atacado y silenciado por la curia y la Iglesia oficial. Amigos y a la vez contrarios (recuerdo ahora la entrevista que tuvieron los dos antiguos compañeros “de clase” al poco de ser nombrado Ratzinger Papa). Ambos, concluyo, dos de los más grandes intelectuales y teólogos de la Iglesia del siglo XX. Los dos, también, en su ancianidad, dando todavía ejemplo de servicio y compromiso. Dos maneras de entender la Iglesia, pero una misma Iglesia.

    Desde aquí querría declarar mi gratitud hacia ambos por su vida y su magisterio.

  • Santiago

    COINCIDO con los que piensan que la dimisión de Benedicto XVI ha sido apropiada…En una figura de la talla de Ratzinger esta decision requiere un gran sentido de responsabilidad y de amor a la Iglesia….En los últimos meses, sobre todo despues de su  viaje a Méjico y a Cuba, los que estuvieron mas cerca de el….y los que le veíamos a traves de la TV,… percibían un progresivo deterioramiento de su salud….Lucía extradamente cansado, con dificultad para caminar y con un tono de voz cada vez mas débil…Esto era evidente para todos pero el mismo habla de esto en su comunicado del día de hoy, 11 de Febrero, cuando dice que no solo es una debilidad física sino tambien espiritual…y por consiguiente intelectual…Por lo tanto, en un Papa esto significa un grave problema para la Iglesia Universal…Ratzinger ha querido evitar esa dolorosa situación para toda la Iglesia y para todo el mundo, como es la incapacidad progresiva del vigor fisico y mental de un Papa que es un hombre sometido a presiones internas y externas inimaginables…en un cargo “imposible” y que requiere un poder de lucidez y decision mental constantes…cosa que evidentemente ya no puede ejercer a cabalidad…Por eso yo creo que su decisión es la correcta…Su responsabilidad es principalmente para la Iglesia..Joseph Ratizinger siempre ha mantenido su misma línea: personalmente extremadamente humilde, haciendo un esfuerzo para vencer su timidez, pero al mismo tiempo con una inteligencia poco comun, siempre ha sido el teólogo que busca la respuesta para aclarar el mensaje cristiano. Su teología ha sido siempre bíblica, su método ha sido ecléctico y en sus libros hace referencias exegéticas y teologicas, tanto de autores antiguos como de los contemporáneos mas recientes. No ha tenido miedo de enfrentarse a las mas variadas objecciones doctrinales tanto públicamente como en entrevistas periodísticas personales…Sus libros ha adquirido la categoría de “best-sellers” en muchos países, y se ha hablado de que solo leyendo el prólogo de mucho de ellos ha valido la pena su compra y su posesión. Desde el Concilio Vaticano su influencia ha sido vital en el campo de la eclesiología, en la exégesis hermenéutica, en la teología escatólogica y en la teología en general, pues nunca dejó de enseñar teología, con la diferencia de que de Papa su audiencia era universal. Su contribución a la Iglesia ha sido inmensa. La historia le dará el puesto merecido.
    Como dice Luis Henríquez quizas podamos dilucidar algo mas en la decision de Ratzinger en las proximas semanas. Sin embargo, sus motivos son dignos de consideración en un hombre de tan avanzada edad.
    Por otro lado, la última abdicacion de un Papa fue el 4 de Julio de 1416 cuando el Papa Gregorio XII, a traves de su amigo y protecto Carlo Malatesta, presentó su carta de renuncia, no sin antes darle validez canónica al Concilio de Constanza que había sido convocado de manera “no canónica” por el antipapa Baldasare Cossa (Juan XXIII), y en su convocación legal, Gregorio, le dio paso a la válida elección de Martin V que terminó de una vez por todas el Cisma de Occidente.
    Sin embargo, el caso de Celestino V fue distinto. Pietro Angeleri del Murrone fue un monje benedictino  elegido en Abril de 1294 y abdicó el 13 de Diciembre de ese mismo año, pues el mismo se dio cuenta que su vida de monje eremítica no lo había preparado intelectualmente y personalmente para ejercer la autoridad papal. Sus motivos fueron personales mas que su interes social. Por lo tanto, se consideró tambien que su decision era acertada.
    No hay duda de que actualmente se necesita un hombre mas joven, firme en la fe católica pero abierto al mundo moderno y a su compleja problemática para llevar el mensaje salvífico de Cristo al mundo, en una evangelización que sea efectiva y asequible a los que ansían encontrar la espíritu de la fe. Es de esperar que esta esperanza se cumpla en este nuevo Cónclave de Marzo del 2013.    un saludo cordial de Santiago Hernández  

  • Javier Pelaez

    Si queréis reiros  un rato leer en el El Mundo Today el artículo “Dios despide al Papa de manera fulminante” en http://www.elmundotoday.com.

  • Javier Renobales Scheifler

    Dices bien, Sergio Zalba: habría que cambiar el papado, por algo que no fuera el papado romano, pero eso no va a suceder ahora. Ni en este siglo.
     
    Mientras tanto los disidentes católicos se conforman con disentir de palabra, incluso con actos como no ir a misa, y tragar lo que hay cada vez más: la involución católica a manos de la jerarquía del papa y los católicos no disidentes, que son la inmensa mayoría (kikos, opus, simpatizantes jesuíticos, legionarios de maciel, y similares)
     
    Nada que haga ni siquiera cosquillas a la jerarquía del papa, la cual, mejor dicho el cual, campa por sus respetos al ser la única voz y voto de la ICR.
     
    Dicen que quieren purificar la ICR, los disidentes católicos. Pero eso no pasa de ser un decir y nada más: es obvio que nada van a (ni pueden) cambiar los disidentes en la ICR, y menos en el papado romano (que dicho sea de paso, más resulta ser la cátedra del apóstol Judas –el de las monedas de plata, el que llevaba la bolsa, hoy convertida en un inmenso riquísimo patrimonio-) que la llamada cátedra de Pedro.
     
    Ninguno de los apóstoles tenía ni tiene nada que ver con el papado romano. Esa pretendida sucesión apostólica en la llamada cátedra de Pedro es una auténtica filfa, inventada para arrogarse mágicamente imaginarios poderes que Jesús pretenden habría ‘instaurado’ a favor de un imaginario papado católico y sus jerarcas y curas.
     
    Demasiada manipulación.
     
    Nada, a rezar mucho para que dios elija al mejor papa posible (si le rezan mucho, quién sabe de lo que puede ser capaz un diostodopoderoso), y a dormir en la seguridad que están en las manos de dios …

    Pepe Blanco, el gesto de dimitir o renunciar ¿le honra? A lo imposible nadie está obligado, dice el sentido común. Ratzinger se quita una enorme tarea de encima para sobrevivir el tiempo de vida que le queda, se quita de encima la tarea de representar lo que le hacían representar, a su avanzadísima edad, y que ha querido represwentar por propia voluntad (también por el gusto del cargo) durante todos estos años desde que le recomendó Wojtyla para papa.

    Lo que ha hecho Ratzinger ha sido defenderse a sí mismo, aduciendo que no puede, y es lógicamente la pura verdad, ya con el cargo. Lo que no es lógico es que el cargo pueda estar en manos de viejos más que viejos tan reviejos.

    La edad media de las personas en el planeta Tierra anda aprox. por los 68 años. Jesús ni siquiera llegó vivo a la media de edad de su época.

    Hagan sus apuestas, señoras y hombres: a que es más viejo que 68 años el papa que ‘nos va a poner dios’ en sustitución de Ratzinger.

    Porque para ser papa hay que haber demostrado durante muchísimos años un conservadurismo feroz, y hay que haber hecho muchos méritos en el carrerón eclesiástico. Para conseguir el cargo de papa hay hostias. 

    Hay Jefes de Estado por ahí con menos de 50 años. El llamado príncipe Felipe, sin ir más lejos, en la católica España de Rouco y Cañizares, tiene 45 años y ya lo quieren ponere de Jefe de Estado, por ser hijo del que nos puso Franco, el cual a sus setenta y pico ya no puede con el cargo, y eso que ayudantes/colaboradores no le faltan.

    ¿Qué edad tenía el rey Juan Carlos cuando ‘traicionó’ (dicen) los principios que juró a Franco que defendería (probablemente lo juró ante alguna biblia o crucifijo o similar)

    ¿Por qué tienen que ser tan viejos reviejos los papas, que no pueden con su cargo de puro viejos que son, además de impedir la renovación que la juventud podría introducir, si el papa no nombrara sólo cardenales reviejos?

    Pues por intereses ultraconservadores del papado y de la ICR: pàra que nada cambie ni en el papado ni en la ICR.

     Nada que ver con dios, claro, a dios sólo lo manipulan en beneficio de sus mundanos intereses.

  • Jesús

    Javier, mientras leía tus últimas líneas, resonaba en la memoria:
    – “No sea así entre vosotros…”

  • ¿Habrá gato encerrado detrás del anuncio de dimisión que acaba de hacer público el propio papa Benedicto XVI? Muy probablemente sí, aunque es obvio que yo no lo sé; con todo, ese más que probable gato encerrado no invalida la verdad de las declaraciones del Papa: sin duda, se debe sentir mayor, anciano, cansado, y con escasas fuerzas para continuar llevando el timón de la barca de Pedro.
     
    ¿Que el Papa ha mantenido tensas relaciones, sobre todo en los últimos años, con señeros representantes de la curia vaticana, con el salesiano Bertone, por ejemplo, a quien el propio Benedicto XVI colocó en ese puesto fundamental de Secretario de Estado Vaticano, algo así como un primer ministro de cualquier Estado en el mundo civil? Es un secreto a voces que sí. Pero igual tampoco esa ha sido la razón definitiva, la gota que acabó por colmar el vaso. Es decir, la paciencia del pontífice.
     
    Sean cuales sean las razones -que el tiempo igual se encargará de revelar, quiero decir, las filtraciones al respecto que puedan ir cayendo-, el próximo obispo de Roma será el quinto que habré conocido en mi vida (si Dios me sigue dando vida y salud, que confío en que sí, pese a la crisis espantosa que nos golpea en la mismísima línea de flotación de nuestras vidas), si bien del pontificado de Pablo VI apenas recuerdo nada: por ser yo un infante en la parte final de su pontificado, y porque en ese entonces la aldea global no era tan global por intercomunicada.
     
    De manera que, teniendo al menos ya clara idea de cuáles fueron las ideas motrices de al menos tres papas: Juan Pablo I -el Papa suspiro lo llamo yo, porque fue un visto y no visto-, Juan Pablo II y el aún papa Benedicto XVI, pido a Dios renueve mi capacidad de fe, esperanza y caridad para saber situar al nuevo Papa en la vida de la Iglesia universal, y además le pido lucidez para aprehender bien cuáles van a ser las claves del nuevo pontificado.
     
    Como en otras ocasiones he tenido oportunidad de reconocer aquí mismo en Atrio, incluso en el caso improbable de que un cardenal progresista (¿cuántos hay de estos en ese sacro colegio principesco eclesial?) ocupara la silla de Pedro, ¿habría cambios radicales en la doctrina de la Iglesia católica? Imposible de todas todas. Es decir, el próximo sucesor de Pedro, quienquiera que vaya a ser, estará más cercano a la doctrina del actual Benedicto XVI, que es aún el Papa, que al sueño de Javier Renobales.
     
    Es lo que hay. Incluso -soñar sigue siendo gratis- en el caso de haber salido elegido en su momento como papa alguien como el cardenal jesuita italiano Carlo Maria Martini, este como sucesor de Pedro se habría parecido inmensamente más a Benedicto XVI e inmensamente menos también al sueño del citado Javier Renobales.
     
    Es lo que hay, repito.

  • GIORDANO BRUNO

    Recuerdo que a lo mejor se van a los Abruzos a busar a un Eremita virtuoso, al no ponerse se acuerdo los Colona y (otra gran famillia ,(los Conti?,que no recuerdo bien) y allá se fueron en pleno ferragosto a buscale.Olía que apestaba. No importa.Y en Roma lo adecentan.Celestino V?. El caso es que poco tiempo se pone a entregar los bienes de la iglsia a los pobres-….Mal asunto, se dicen.Consiguen que renuncie y por fin se hace con el papado Bonifacio VIII, aquel  que aseguró que fuera la la iglesia no hay salvación.Celestino V, en efecto se fue pero no antes de decirle a su sucesor: Vivirás como un león y morirás como un perro. Y así fue.Murió envuelto en la suciedad más espantosa y atestado de piojos y pulgas, abandonado.

  • pepe blanco

    Reconozco que, con su renuncia, Venenito XVI -probablemente hoy más venenito que nunca- ha hecho más por la relativización del papado que todo lo que, bienintencioadamente, podamos hablar los comentaristas de Atrio.
     
    Sin embargo, en mi balanza personal, este gesto que le honra, no compensa las barbaridades que ha dicho en varias ocasiones a lo largo de estos años.
     
    ………………………………………..
     
    P.S.: ¡Qué poco futuro tiene Juan Carlos I, que hasta el papa renuncia al cargo…!

  • Antonio Vicedo

    Con este su valiente y humilde gesto, le considero creyente en el contenido de esas dos realidades y palabras que tantas veces salen de la boca emparejadas en la Iglesia :
    ¡PADRE NUESTRO!
     
    Gracias, Benito, por tu testimnio de fe en el ABBÁ y de práctica,  aunque retrasada, solidaridad FRATERNA

  • Sergio Zalba

    La noticia de su dimisión resulta curiosa y para muchos hasta simpática.  Pero poco y nada ganará la humanidad ni los cristianos con sólo cambiar al Papa. Hace falta cambiar al papado. Y no parece que ello pueda ocurrir por ahora. ¿No?

  • Los hechos históricos conmueven. Este lo es. Mi deseo es que la Historia tenga un avance, otro avance, de humanidad y también de buen humor. Nada que decir sobre la persona. Deseo que el próximo sea tan solo humano y ejerza con sentido común. La frase que me brilla de este hombre es:”Los pobres son un lugar teológico” Dios le bendiga.

  • Javier Renobales Scheifler

    Igual, quizá, el espíritu santo va, sopla donde quiere siguiendo la Tradición, y nos pone un papa de izquierdas (je, je)
     
    http://internacional.elpais.com/internacional/2012/02/18/actualidad/1329600292_875390.html
     
    Por si acaso no hay ningún cardenal de izquierdas, pues todos los pone el papa a dedo; sin duda obedeciendo la voluntad de dios, que seguro dios le revela con claridad, para evitar cualquier clase de equívocos, claro está.
     
    Todo es cosa de dios, todo lo que suceda será la voluntad de dios según la ley de dios, y esas cosas; el papa (saliente y entrante y todos) son meros instrumentos obedientes de dios … para el que se lo quiera creer.

    Por si acaso los cardenales los pone a dedo el papa, no sea que, en un despiste de dios –que sin duda está muy ocupado sosteniendo el universo, y sobre todo el planeta Tierra y sobre todo el él sosteniendo a los animales humanos (como si fueran en centro del universo)-, se le cuele algún cardenal que no sea ultraconservador, como los papas.
     
    ¡Imaginémonos que se les cuela a los papas un cardenal como Jesús …¡ Y dios va y se le ocurre ponerlo de papa en el Estado Vaticano. No lo ha hecho nunca, pero quizá ahora que algunos quieren purificar la ICR … quien sabe, no hay que perder la esperanza …
     
    Es imposible físicamente, pues Jesús escaparía de un recinto como el que se ve en la foto del link que he puesto, tras haber repartido latigazos por haber convertido en cueva de ladrones la llamada casa de dios.
     
    Pero soñar es gratis: imaginemos a Jesús ejerciendo de papa católico … (Bueno, Sumo Pontífice ya tenía Jesús en su época, y de ahí vino que lo ejecutaran, a Jesús …) Ejercería de Jefe del Estado Vaticano, viajaría por todo el mundo con su séquito a costo de 50 o 100 millones de euros por viaje, viviría en los palacios vaticanescos, excluiría a las mujeres del sacerdocio católico, prohibiría los matrimonios de los homosexuales, mantendría que fuera de la ICR no hay salvación …

    Bueno, primero tendría que hacerse bautizar católico y ordenarse cura …antes de ser nombrado papa por dios …  
     
    Más de lo mismo.

  • Ludovico

    Me ha emocionado la dimisión de Benedicto XVI. Para mí ha sido el Pontífice de la fe adulta. Razonada hasta el momento de su dimisión. Quien le haya seguido recordará su reunión en Castengadolfo con biólogos en busca del alcance real del fenómeno evolutivo a comienzos de su Pontificado. Nunca ha actuado desde el parti pris. Su magnífico discurso en Ratisbona. Sus libros sobre Jesús desde la labor del teólogo que busca y se somete a la crítica de los demás. No desde el Papa. Enseña a buscar siempre razonamiento fundado. No voy a insitir en su profundidad en otros documentos directamente relacionados con el magisterio, o como él dice, la función petrina.

    Le han tocado crisis gravísimas que han mermado su salud. Sin la menor duda, como en el caso de la pederastia en todas las naciones o el asunto del fundador de los Legionarios.  No le tembló la mano.  Como teólogo que acaba en místico, a la manera en que el río muere en el mar, se va a dedicar en adelante a la oración.

    Dios le ayude.

  • h.cadarso

        Saber retirarse a tiempo, es quizá uno de los signos más elocuentes de la honradez de un dignatario. Ahora llega la hora de proponer candidatos a la sede de Pedro. Yo por mi parte os propondría candidatos a muchos de vosotros, atrieros colegas…!y de vosotras!
      No nos harán caso. Pero por lo menos, no renunciemos a nuestro derecho a opinar y a participar.

Deja un comentario