Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 21-10-14, 18:16

Jorge Gerbaldo: Entrevista al teólogo del Papa: Victor-M-Fernandez:-el-papa-espera-mas-apertura-de-los-obispos

RodrigoOlvera: Muy interesante número de Iglesia Viva http://www.iglesiaviva.org/259/259INDICE.html

Equipo Atrio: ¿En qué mundo vivimos? Un minuto de Iñaqui Gabilondo en la ser/

Equipo Atrio: ¡Extraordinario discurso!. Vale la pena seguirlo en vídeo: Presidenta de Argentina en la ONU

Dracir Abad: De hace unos días pero impactante Bedoya: Godayol, Casaldáliga y Agrelo, obispos diferentes en Congreso de Teología

ELOY: EL DIFÍCIL VIAJE DE FRANCISCO (EL PAÍS DIGITAL) Viaje a Albania y críticas cardenalicias a Francisco

ELOY: GALICIA SE OFRECE A CAMERON PARA SUSTITUIR A ESCOCIA (La Voz de Galicia digital) http://www.lavozdegalicia.es/noticia/internacional/2014/09/18/galicia-ofrece-cameron-sustituir-escocia/00031411064598353402622.htm

Jorge Gerbaldo: Francisco pone un hombre de su confianza en la redacción de las conclusiones del Sínodo: http://www.ambito.com/noticia.asp?id=758686

X. Gundín: Versión optimista del hecho anterior Sobre lo mismo en El País

X. Gundín: Cambio climático... Datos recogidos por expedición Malaspina

Equipo Atrio: La vida de Pedro Casaldáliga: Descalzo sobre tierra roja (1ª parte) Vídeo de hora y media

ELOY: MUJERES INVISIBLES (EL PAÍS) http://elpais.com/elpais/2014/06/27/planeta_futuro/1403872837_231928.html

» Pon una nota



Autores

Fechas

Calendario

Agosto 2012
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
2668 Artículos. - 48615 Comentarios.

El Vaticano, herejía del cristianismo

A principios del siglo XX el teólogo modernista francés Alfred Loisy escribió en El Evangelio y la Iglesia: “Jesús anunció el Reino y vino la Iglesia”. El papa no tardó en poner la obra en el Índice de Libros Prohibidos. Sin embargo, Loisy llevaba razón, como demostrara después el exegeta alemán Rudolf Schnackenburg en su influyente obra La Iglesia del Nuevo Testamento: “No la Iglesia, sino el Reino constituye la última intención del plan divino”. Schnackenburg es el teólogo de referencia de Benedicto XVI en sus recientes obras sobre Jesús de Nazaret de mane reiterada y elogiosa.

Yo creo que la Iglesia constituye el primer fracaso de Jesús el Galileo, que puso en marcha un movimiento igualitario de hombres y mujeres, nacido en la “Galilea de los gentiles”, contrahegemónico, ubicado en los márgenes de la sociedad y de la religión judía, que anunció el reino de Dios como alternativa al poder político-imperial y a la religión tradicional.

Luego surgió la Iglesia como organización jerárquico-patriarcal, aliada con el poder y ella misma detentadora de todo el poder, el espiritual y el temporal. Para ello tuvo que incumplir la orden del Maestro: “Sabéis que los que son tenidos como jefes de las naciones, las dominan como señores absolutos, y sus grandes los oprimen con su poder. Pero no ha de ser así entre vosotros, sino el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será esclavo de todos” (Marcos, 10,42-44).

La Iglesia se organizó al modo imperial y, con el paso del tiempo se convirtió en Estado bajo la autoridad del Papa, persona con más poder que los faraones egipcios los emperadores romanos, los califas otomanos y los reyes católicos pero que osa llamarse “siervo de los siervos de Dios”. Si la Iglesia no es de institución divina, menos aún lo es el Vaticano. Este no es el centro de la Cristiandad, ni Roma, la ciudad santa y eterna, sino, un lugar de intrigas, maquinaciones, traiciones, luchas por poder, negocios turbios. No sé si nació para eso, pero, históricamente, ha actuado así, unas veces con nocturnidad y alevosía; otras, con luz y taquígrafos, hasta el punto de convertirse en ejemplo, o, mejor, mal ejemplo, de comportamientos oscuros, que con frecuencia se han justificado e imitado.

El papa no está libre de las intrigas, es parte de las mismas y, en ocasiones, su principal responsable. Es el caso de Benedicto XVI, que lleva treinta años en el centro de la intriga, primero como presidente de la todopoderosa poderosa Congregación para la Doctrina de la Fe, que condenó a teólogos y teólogas acusados de heterodoxos y sustituyó a obispos del concilio Vaticano II por obispos neoconervadores. Luego, en el Cónclave, donde movió todos los hilos para conseguir su elección papal con el apoyo de la mayoría de los cardenales que habían sido nombrados durante su mandato como Inquisidor de la Fe. Y ahora como Jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano, que, según la “Constitución” del Vaticano, detenta en su persona la plenitud de los tres poderes, y como Papa, que gobierna a más de mil católicos de todo el mundo, que no han participado en su elección y cuyas decisiones son inapelables.

Ayer conocimos la noticia del procesamiento del mayordomo del Papa Paolo Gabriele y del empleado de la Secretaría del Vaticano Claudio Sciarpelleti, acusados de robo y difusión de documentos secretos de la Santa Sede, según la sentencia del juez instructor del Tribunal del Estado Vaticano contra el mayordomo del papa Gabriele acusado de “robo con agravante”. El mayordomo ha reconocido los cargos que se le imputan alegando que su intención era “mejorar la situación eclesial vivida en el interior del Vaticano y nunca para dañar a la Iglesia”.

Yo creo que en la trama está implicada buena parte de Curia, incluido el Papa. Todos deberían ser investigados. Y, tras la investigación, proceder a la supresión del Vaticano como Estado, que es la gran herejía del cristianismo, y del Papa como Jefe de Estado, que es la encarnación del poder absoluto. Por ahí debe comenzar la Reforma de la Iglesia, como acaba de proponer Pére Casaldáliga, obispo catalán emérito de la Prelatura brasileña de Sâo Felix do Araguaia.

(EL PERIODICO DE CATALUÑA, 14 de agosto de 2012)

32 comments to El Vaticano, herejía del cristianismo

  • juan subercaseaux amenábar

    Estimado teólogo Juan José Tamayo:
    José Comblin en su ponencia sobre La Iglesia y los carismas, según San Pablo ( Ver 2006.atrio.org/?p=1715 ) sostiene que según las epístolas auténticamente paulinas las ekklesias (iglesias) cristianas más cercanas a la muerte de Jesús se gobernaron carismática y democráticamente. Todos eran iguales y tenian derecho a voz y voto. Ello por lo menos hasta el año 60. La democracia: libertad-igualdad y fraternidad, son valores evangélicos. Las iglesias fueron y están llamadas a ser democráticas y democratizadoras del mundo.

  • pepe blanco

    Hola Ana.
     
    El probema, supongo, es todo eso que se mira con lupa. Quiero decir que la documentación sobre Jesús que puede merecer el nombre de documentación histórica, pues debe de ser muy poquita, si es que hay alguna. Documentación literaria sobre él, sí hay mucha. El problema es que leerla con lupa para intentar saber cómo era Jesús, a lo mejor se parece bastante a leer con lupa el Quijote y toda la bibliografía que ha generado, para saber cómo era el hidalgo Alonso Quijano.
     
    En fin, mañana salgo de viaje. Probablemente no entraré en Internet en los próximos diez días. Dejo aquí un fuerte abrazo para Gabriel Sánchez. ¡Mucho ánimo, Gabriel!

  • ana rodrigo

    Pepe Blanco, la investigación, erudición y todo tipo de estudios que envuelven al personaje y a la persona de Jesús es casi infinito. Creo que no hay otro caso igual a lo lago de la historia al que se le haya mirado con lupa desde todas las perspectivas posibles y con actitudes asimismo tan plurales: con admiración, con rechazo, con odio, con devoción, y cualquier otra actitud imaginable. De ahí la infinidad de variantes que se puedan leer al respecto. Pero en esto como en tantos otros aspectos de la vida, cada cual selecciona lo que le interesa. Yo procuro leer a personas que me dan fiabilidad por su trayectoria, por su seriedad, por su rigor.
     
     
    Y, enlazando con el post, es muy importante abordar con la mayor seriedad posible el estudio de Jesús, porque de ello se derivará el que su trascendencia histórica tenga credibilidad efectiva en colaborar en la mejora de la vida y de la sociedad para quienes siguen teniendo como guía espiritual, religioso o ético a Jesús. Cosa de la que la Iglesia-institución tiene poco o nada que ver con aquel proyecto de Jesús.

  • pepe blanco

    Hola, Javier y Ana. Gracias por vuestros comentarios o respuestas a mi pregunta.
     
    Yo no veo tan claro, Ana, que lo que Jesús dijese en privado fuera irrelevante para su movimiento como líder público. Salvador, en otro hilo, me respondió que Marcos sí habla de las explicaciones privadas a los doce. Bueno, si él lo dice, supongo que será así.
     
    Sin embargo, postular un mensaje paralelo de Jesús, a mí no me parecería incongruente con mi percepción de la historia de la iglesia, pues parece que ha sido bastante frecuente la contradicción entre el discurso público de los sacerdotes y la política de la iglesia en sus relaciones con los bienes materiales, los poderosos, los gobernantes, etc.
     
    No me cuesta ningún esfuerzo imaginar que esa doble manera de actuar hunda sus raíces en el mismo Jesús. ¿No fue el mismo Jesús el que dijo aquello de “dad a los pobres lo que es de los pobres y a los ricos lo que es de los ricos”? (¡Ah, no, perdón!, la cita no era así, era con el César y con Dios, pero, ¿no se podría interpretar que viene a ser lo mismo?)

  • Rodrigo Olvera

    Hola Ana
     
    El utilizar como número el 12 y el 72 puede ser simbólico. Pero eso no demerita el hecho de que se establece una diferenciación de estratos en la forma en que los mismos textos canónicos muestran la organización interna del movimiento o sociedad alternativa o como se le quiera llamar. Y a nadie la causaría sorpresa éso, A MENOS que se haya instalado la idealización de igualitarismo. Pues quien quiera que tenga una experiencia mínima en organización social sabe que estos diveles diferenciados de participación son inevitables. El asunto no es si existen o no niveles diferenciados de participación; siempre los hay incluso en los movimientos más “horizontales” como el 15M o l*s indignad*as. El asunto es como se garantiza la participación equitativa desde el nivel de participación en se se encuentra la persona. No hay hasta el momento una solución 100% satisfactoria: ni el autoritarismo vertical tipo ICAR, ni la democracia liberal de elección indirecta (tipo Estados Unidos), ni la democracia liberal de elección directa (tipo Latinoamérica), ni el mal llamado centralismo democrático (partidos leninistas). Y tampoco en las “primeras comunidades”. Recordemos que los conversos helénicos se quejaban del trato desigual y discriminatorio recibido por sus viudas en el reparto de bienes comunes.
     
    El tema de la participación protagónica de las mujeres en las primeras comunidades es interesante. Por supuesto, las fuentes canónicas muestran que deriva de la práctica directa de Jesús (esas mismas fuentes también muestran que la práctica ritual primitiva deriva de la práctica directa de Jesús; si ponemos en cuestión ésto afirmando que es una construcción posterior, del autor y no de la práctica de Jesús, por qué no pensar lo mismo del trato a las mujeres? )
     
    Una visión diferente, que es plausible desde la mirada histórica, es que tal participación protagónica QUE SÍ EXISTIÓ Y ESTÁ DOCUMENTADA, no deriva de la práctica de Jesús ni del cristianismo primitivo palestino y semita, sino que deriva de la expansión del cristianismo a ambientes semiurbanos de cultura helénica.romana. Sabemos históricamente que las culturas helena pero sobre todo romana daban un mayor espacio de actuación pública a la mujer que la culturas semitas, incluyendo la judía. Y si se hace un mapa de geografía humana en donde se encuentran liderazgos femeninos cristianos, siempre es en el ámbito de influencia grecorromana; pero no se encuentran dichos liderazgos femeninos en los distintos cristianismos palestinos y de Asia Menor. Lo que apunta a que es una adquisición grecorromana y no del origen palestino del movimiento.
     
    Entonces, es plausible la hipótesis de trabajo de que los autores canónicos, estando ya dirigiéndose a comunidades cristianas de cultura grecorromana, atribuyan a Jesús frases y pasajes en que se de legitimidad a una relación varones-mujeres más acorde a la cultura grecorromana que el tradicional machismo palestino.
     
    ¿Y si esta hipótesis fuera cierta?
     
    Un abrazo

  • ana rodrigo

    Querido Rodrigo, tienes razón en que las cosas no son tan simples como yo indiqué.
     
    Al decir que no es cuestión de opiniones, o que es poner blanco sobre negro, me refería a que las palabras adjudicadas a Jesús y la síntesis que hace el autor del artículo del movimiento inicial de Jesús, son datos más o menos objetivos e históricos (sí, vale, ya sé que hace falta mucha finura a la hora de hilar exégesis y otros conocimientos)  en tanto en cuanto la comunidad de seguidores y seguidoras de Jesús inmediatos a su vida y al después de su muerte pusieron en práctica. Me refiero en concreto al tema de las mujeres, puesto que, según consta, y para aquellos tiempos, fue una novedad el protagonismo de algunas mujeres en igualdad a los hombres, hombres, por otra parte, de su tiempo, tan machistas, patriarcales o androcéntricos como todos los de su entorno. Y este dato tan novedoso es, según mi opinión, suficientemente significativo como para indicarnos que hubo una práxis por encima de las tradiciones judías o de los escritores varones “barriendo para casa” con su mentalidad. Pienso que la praxis de las primeras comunidades tienen mayor peso respecto a lo que debió ser, que lo escrito por otro varones. Ellas captaron y absorbieron una forma de ser y de estar de Jesús al margen de la poderosa tradición judía que tanta presión ejerció sobre Jesús y sus seguidores varones. Creo que éste es un tema suficientemente acreditado en las primeras comunidades.
     
    Por otra parte, tengo entendido los de los 12 o los 72 tenían carácter simbólico. A veces se nos escapa lo que de base del cristianismo tuvo (y tiene) la religión judía, así como lo que supuso de ruptura por parte de Jesús.
     
    Por otra parte, respecto a la ortodoxia o herejía, deberíamos referirlo (pienso que esa ha sido la intención del autor) a los orígenes del cristianismo y a Jesús, no tanto a la ortodoxia marcada por la Iglesia y tan contaminada desde muy pronto, a la que ha ido añadiendo capas y capas de adherencias que han ocultado el original.

  • Rodrigo Olvera

    Mi estimado Javier
     
    Mira por ejemplo todos los evangelios apócrifos de la infancia, que muestran a un Jesús colérico, que distribuye muerte y maldiciones a cualquiera que le contradice. Por supuesto, estos evangelios nada dicen ni de movimientos, ni de sociedades alternativas, mucho menos de igualitarismos.
     
    En un nivel diferente, toma los pocos fragmentos que nos quedan de El Evangelio de los Hebreos, donde por ejemplo se afirma que la MADRE de Jesús es el Espíritu Santo. Si, LA MADRE.  Toma a Orígenes (declarado herético) quien afirma que puede causar perplejidad que el Espíritu Santo sea la Madre de Cristom cuando Cristo fue engedrado por el Verbo (vaya confusión, finalmente el dogma dice que es engendrado por “El Padre” -masculino-  “por obra del Espíritu Santo”-masculino- siendo Cristo “el Verbo” -masculino). El mismo Evangelio de los Hebreos pone en boca de Jesús este dicho: “Yo me escojo a los mejores”, que ciertamente no va bien con las idealizaciones de igualitarismo; sino más bien con el elitismo típico de las corrientes gnósticas.  En el texto Predicación de Pablo, según dice el Pseudo Cipriano, Jesús confiesa su propio pecado antes de recibir el bautismo de Juan. Lo cual va en contra del dogma canónico de que Jesús no pecó.
     
    En el Evagelio de Pedro se afirma que acabada la Fiesta de Pascua, los doce discípulos regresaron apesadumbrados a su propia casa; lo que va en contra de la idea de que el movimiento o la sociedad alternativa o como quiera llamarsele permaneció unido a la muerte de Jesús.
     
    El Evangelio de Bernabé afirma que cuando intentaron prender a Jesús en el huerto de los olivos,  a quien agarraron y crucificaron realmente fue a Judas. Con lo que hasta la parte del héroe que muere por su causa queda en entredicho. También se afirma que María, una vez conocido el decreto de muerte contra Jesús, pidió a quines residían con ella que olvidaran a su Hijo. En este mismo evangelio se explica la muerte de Jesús no como consecuencia de su conflicto con las autoridades, sino como un castigo de Dios para purificar el amor “demasiado terrestre y humano” que le tenían su madre y sus discípulos. Vaya sociedad alternativa la que castiga el amor demasiado humano, no?
     
    El libro Descenso de Jesús a los infiernos muestra que el sentido de la vida y muerte de Jesús no fue ningún movimiento o sociedad, no fue el igualitarismo; sino el enfrentar a Satán y a Furia (señora de la muerte) para liberar a lo santos del infierno y conducirlos al cielo.
     
    La Primera Carta de Pilatos a Tiberio muestra que la razón del odio y sentencia de muerte de los sacerdotes judíos contra Jesús no fue ninguna sociedad alternativa, ningún laicismos, ninguna crítica a la religión; sino exclusivamente la vil envidia de no poder hacer milagros como los que hacía Jesús.
     
    El Evangelio según Tomás muestra una respuesta diferente al texto canónico ante la preguta de “sabemos que te irás, quien va a ser el mayor entre nosostros”. Los textos canónicos se esfuerzan en presentar a Jesús reprendiendo contra la pregunta misma, y dando la orden de no pelear por los primeros puestos. El Evangelio de Tomás responde diferente: Jesús les dice que no estando él, el mayor entre ellos será Santiago el Justo”. En este en concreto, yo me inclino por la veracidad del evangelio de Tomás, por dos razones: a) porque cuadra con la costumbre de los movimientos de la época de Jesús, cuyo liderazgo siempre fue sanguíneo (por más que contradiga la idealización de igualitarismo); y b) porque aún las fuentes canónicas reconocen que la comunidad de Jerusalen fue dirigida por Santiago a la muerte de Jesús. En este evangelio hay otra frase atribuida a Jesús que gustará mucho a los laicistas de hoy: si ayunais engendrareis pecado, y si orais, se os condenará. Pero otras que van contra la idealización igualitaria, como aquella de que “yo os escogeré uno entre mil y dos entre diez mil” o aquella otra de “yo comunico mis secretos a los que son dignos de ellos”, nuevamente muy conforme con el elitismo típico de los ambientes gnósticos.
     
    No entro en los textos más propiamente gnósticos cristianos, en donde Jesús no se muestra como promotor de sociedades alternativas e igualitarias, sino como maestro de sabiduría esotérica restringida a las personas inciadas.  Tampoco entro, por no abusar del espacio, en fuentes anticristianas.
     
    Saludos
     
     
     
     
     
     
     
     
     

  • Javier Renobales Scheifler

    Rodrigo,
     
    Qué duda cabe de que hemos idealizado a Jesús, algunos incluso hasta el punto de divinizarlo, intentando convertirlo en otra idealización aún mayor llamada Dios.
     
    Idealizar me temo que en todo caso es falsear, engañar, y por lo tanto malo. Y probalemente se idealiza siempre por conveniencia del idealizador, es dicr, interesadamente.
     
    Me temo que Jesús fuera en momentos un poco fanático/visionario, estuviera convencido de que el fin del mundo estaba muy cerca en el tiempo, estuviera afectado por buenas dosis de pensamiento mágico tan abundante en su época, y no fuera siempre el manso y humilde de corazón que nos han tratado de pintar los evangelistas, quizá deseosos estos de evitar conflictos con las ‘autoridades’ que asolaban aquella sociedad judía.
     
    ¿Podrías por favor decir a qué fuentes no canónicas te refieres, y ya puesto a pedir, decir po favor también sucintamente a qué imagen muy distinta que dan esas fuentes no canónicas te refieres?
     
    Me gustaría tratar de consultarlas y aprender. Gracias de antemano. Saludos cordiales.

  • Rodrigo Olvera

    Ana
    ¿Cómo dices que los párrafos de Tamayo no son cuestión de opiniones cuando justo esos textos empiezan con un “yo creo que…”?
     
    Haces bien en preguntar en dónde está la comunidad de iguales. Me parece excelente. Permite que esa misma pregunta se la aplique al movimiento de Jesús tal como lo relatan los evangelios canónicos (otras fuentes no canónicas nos dan una imagen muy distinta de ese movimiento). ¿Dónde está la comunidad de iguales cuando los textos evangélicos siempre distinguen entre “los 12″, “los 72″, “los discípulos” y “los seguidores”? ¿Dónde está la igualdad cuando no hay ninguna mujer ni entre los 12 ni entre los 72? ¿Sería que Jesús realmente no eligió a ninguna mujer para esos grupos? ¿Será que sí había mujeres y fueron eliminadas de las listas canónicas?
     
    ¿Dónde queda la igualdad? ¿Será que queda unicamente en las idealizaciones de cada quien y se descarta en las idealizaciones de a quienes consideramos como “los y las otras”?
     
    Más complejo que blanco sobre negro, no?

  • ana rodrigo

    Mi querido Pepe Blanco, me llama la atención tu breve intervención en este post. Dices: “Todos parecéis estar de acuerdo en que la iglesia católica no tiene mucho que ver con las intenciones y con los deseos de Jesús. Pero…, ¿cómo podéis estar tan seguros, si sabéis lo que decía Jesús en público, pero no tenéis ni idea de lo que decía en privado?
     
    Te voy a decir lo que pienso al respecto sin que ello quiera decir que mi opinión fundamente científica o históricamente las respuestas correctas a tus preguntas.
     
    Jesús el galileo se convierte en un líder de grupos numerosos de gentes del pueblo a quienes les interesaba este personaje y lo que decía. Su actividad de adulto se desarrolla dentro de un marco religioso concreto, la religión judía, y dentro de un marco socio-político, un pueblo que se siente dominado por otro extraño a su historia y tradición.
     
    Al morir el líder, quienes estuvieron con él junto con gentes que sólo sabían de él por lo que habían oído, escriben aquello que comunitariamente concluyeron constituía al personaje público, su actividad y sus enseñanzas.
     
    Dentro de este contexto, lo que Jesús dijese en privado no añadía ni quitaba nada a su movimiento como líder público.

  • ana rodrigo

    Se define el término herejía como alguna doctrina o afirmación en contra de la ortodoxia. Si la ortodoxia la marca la Iglesia, es como poner, con perdón, al zorro al cuidado de las gallinas. Pienso que esta cuestión no es cosa de opiniones, sino de datos. Los dos fragmentos siguientes extraídos del texto de Tamayo, no es cuestión de opiniones, sino de poner blanco sobre negro.
     
     
    “Yo creo que la Iglesia constituye el primer fracaso de Jesús el Galileo, que puso en marcha un movimiento igualitario de hombres y mujeres, nacido en la “Galilea de los gentiles”, contrahegemónico, ubicado en los márgenes de la sociedad y de la religión judía, que anunció el reino de Dios como alternativa al poder político-imperial y a la religión tradicional.”
     
    “Luego surgió la Iglesia como organización jerárquico-patriarcal, aliada con el poder y ella misma detentadora de todo el poder, el espiritual y el temporal. Para ello tuvo que incumplir la orden del Maestro: “Sabéis que los que son tenidos como jefes de las naciones, las dominan como señores absolutos, y sus grandes los oprimen con su poder. Pero no ha de ser así entre vosotros, sino el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será esclavo de todos” (Marcos, 10,42-44).”
     
    ¿Dónde está la comunidad de iguales? Jerarcas, superiores, inferiores, mujeres personas de segunda cuidando a los hombres, jerarcas incitando a este papel servil de la mujer, palacios, poder fáctico en la sociedad, etc. etc. ¿Dónde está ese movimiento de gente sencilla al lado de los marginados? ¿Dónde está ese alejamiento y actitud crítica con respecto al poder político, económico y social? ¿Dónde está esa actitud de Jesús de cuestionamiento constante del orden establecido en los distintos ámbitos de la realidad de su tiempo? ¿Qué “monas” pintas tantos jerarcas anacrónicos hasta en la sociedad civil?  ¿No les da vergüenza ese exhibicionismo  ridículo que hacen en eventos grandilocuentes que nada tienen que ver con los orígenes del cristianismo?
     
    La Iglesia institución, claro que es un fracaso en relación a los orígenes del cristianismo en la misma medida en que no se parece en nada sus orígenes. Cierto que la Iglesia ha sabido conservar para la posteridad los documentos originales del cristianismo, como es el NT. Pero el resto, es otra historia en sentido literal del término historia.

  • Asun Poudereux

    El título no me convence. La palabra herejía es un constructo del que cree tener toda la razón otorgada por Dios.
     
    Si utilizamos las mismas armas que emplean los detentadores del poder autoritario, caemos en las mismas trampas y le damos validez al hecho de absolutizar lo que creemos convirtiéndolo en la única verdad.
     
    Creo que es mucho más sencillo y más humilde. Empezar desde el sentir y actuar del Galileo, su interioridad-humanidad  centrada plenamente en compartir lo cotidiano y en reconocerse en todo ser humano.

    Todo lo demás son proyecciones del hombre,  superposiciones e interpretaciones domesticadas del Reino o Reinado de Dios, acorde a los deseos y miedos del ego religioso, que sin darnos cuenta tomó y toma preponderancia, pues se coló desde el principio.
     
    “El Vaticano, nada que ver con Jesús de Nazaret. Es una gran mentira”.

  • Javier Renobales Scheifler

    Probablemente es una cuestión de clases (que tanto se han negado, las clases, la existencia de diversas clases).

    A la clase dominante le conviene el Estado Vaticano, y le conviene como está.
    Y le conviene mucho que les dejen tranquilos, a los defensores del Estado Vaticano.

    Porque así se le deja tranquila a la clase dominante.

    Son muy malos y peligrosos enemigos, la clase dominante y el Estado Vaticano.

    Porque son muy poderosos, y el poder no se deja de buen grado, voluntariamente; sino que se lucha tremendamente para evitar perderlo.

    Dejándolos tranquilos, nunca cambiarán, nunca dejarán el poder. Mirar para otro lado no resuelve nada, más que dejarse tranquilo a sí mismo, que es lo que dice el protagonista de las misas al final de éstas: la bendición de dios, podéis ir en paz.

    Lo que les conviene a los jerarcas dirigentes católicos es que les dejemos tranquilos.

    Todo lo contrario de lo que hace el cura Solalinde, y de este no se puede dudar que ame bien a la ICR

  • M.Luisa

    Tanta inmovilidad y estancamiento, me entristece enormemente.  No se adelanta un ápice.  No es de ahora que el Obispo Pedro Casaldáliga se le oye defender la supresión del Vaticano como estado.   Incluso,  le oí decir en  la misma entrevista,    a finales del siglo XX,  lo cual  entonces yo tenía siempre  bien puestas las antenas,  que  los cardenales no eran necesarios y que tal  figura   debería desaparecer  del seno  de la Iglesia. Ahora ha pasado más de una década  de aquellas declaraciones  y  se sigue con la misma parafernalia  contentando a la gran masa adormecida que de ella se alimenta. Son dos fuerzas  que como lapas  son  de difícil separación.

  • Maite Lesmes

    Para los nostálgicos de la Iglesia, dejo otro libro para su reflexión. De Marcel LÉGAUT, tomado de  Servicios Koinonía:
    http://www.servicioskoinonia.org/biblioteca/teologica/LegautIglesiaDelFuturo.pdf

  • Maite Lesmes

    Con ocasión del artículo de JJ Tamayo,  y para  apoyar el debate sobre la inexcusable reforma de la(s) Iglesia(s),  el colombiano Héctor Torres Rojas  prepara la segunda parte del libro “¿Futuro de la Iglesia? ¿Iglesia sin futuro?” con una serie de  reflexiones y artículos cuyo comienzo copio a continuación:
    De–construir el Estado de la Ciudad del Vaticano
    Héctor Alfonso Torres Rojas
    El artículo del teólogo Juan José Tamayo, “Vaticano, herejía del cristianismo”, ha despertado mucho interés, porque interpreta el sentir de muchas y muchos creyentes, altamente preocupados por el futuro del Evangelio y de la Iglesia. La cuestión de las reformas de la Santa Sede, del Estado de la Ciudad del Vaticano y de la Curia vaticana no fue tocada en el Concilio Vaticano II, porque se atravesaron múltiples intereses curiales, cardenalicios, episcopales y de esos múltiples monseñores que viven en los pasillos de los palacios vaticanos y diocesanos.
    Es una cuestión pendiente, que clama otra vez, y sobre todo teniendo en cuenta los escándalos vaticanos de los dos últimos años. Es una cuestión urgente que será nuevamente aplazada, pero que ya no puede ser acallada. Es una cuestión que interesa a otras iglesias y a la opinión pública, creyente o no.
    Para alimentar el debate, quiero enumerar otros temas que hacen parte de ese conjunto Santa Sede/Estado de la Ciudad del Vaticano. Esos temas-cuestiones configuran parcialmente la Segunda Parte del libro “¿Iglesia sin futuro”? o “¿Futuro sin Iglesia”?
    A propósito del Estado de la Ciudad del Vaticano, se pueden hacer las siguientes afirmaciones:
    ** No lo propuso Jesús de Nazaret.
    ** No entra en el espíritu, la lógica y la letra del Evangelio.
    ** Es una estructura de PODER POLÍTICO, que recibe frecuentes críticas desde la filosofía laica, la sociedad laica y el estado laico, porque se analiza como la interferencia de un Estado confesional sobre los estados laicos.
    ** Desde el Evangelio, es necesario de-construir la Teocracia y el Poder Monárquico del Pontífice.
    El Pontífice debe ser ante todo “Padre” y no Jefe de Estado.
    ** Es un imperativo de-construir estructuras burocráticas y muy poco o nada democráticas de las congregaciones o ministerios de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano,
    ** Que, además, consumen un presupuesto enorme, que riñe con la Iglesia Pobre y al servicio de los Pobres
    ** De-construir las nunciaturas. No deberían existir.
    Es un gasto nada evangélico. Hacen contrapeso a las iglesias locales.
    ** Deconstruir la teología que super valora a la Jerarquía y al Obispo, en detrimento de la Iglesia-Pueblo de Dios
    Obispo Pedro Casaldáliga: “Cierta jerarquía de la Iglesia no aporta nada, sólo excomulgan y prohíben“.
    Antonio Aradillas:
     
    “La medianía del episcopado desvitaliza”
    Obispos, ¿acólitos del Papa?
    “El tipo de obispo que interesa es el dócil, obediente a la ortodoxia y nada abierto”.
    A los obispos los eligen e imponen hoy los Nuncios de los diversos países y la Curia romana. Sus nombramientos se les suelen atribuir a los Papas, pero a este se lo dan todo hecho” (31 de julio de 2012).
     
     
    Si no se de-construyen esas y otras estructuras, la Iglesia no será, de verdad:
     
    ** Iglesia-Pueblo de Dios
    ** Sacerdocio Universal de los Fieles
    ** Comunión en la Fraternidad-Comunidad de Iguales
    ** No será Iglesia Pobre y Servidora
    ** No habrá colegialidad episcopal auténtica
    ** Los sínodos episcopales seguirán siendo controlados
    ** Las conferencias episcopales nacionales no tendrán verdadera autonomía
    ** Hay demasiada Institución eclesiástica centralizada desde la Santa Sede/Estado de la Ciudad del Vaticano y poca Iglesia-Comunidad
    ** Deconstruir la teología clerical que causa detrimento a la teología y a la praxis del Pueblo de Dios.
    ** Se hace necesario desclericalizar la Iglesia.
    Parte de estos temas-cuestiones son analizados en artículos y/o columnas de opinión por diferentes autores, que ofrecemos a continuación, para alimentar el conocimiento, la reflexión y el debate”.

    Por no hacerlo largo, dejo para otra ocasión añadir el resto de artículos que envía.

  • Maite Lesmes

    Quiero compartir el libro que he encontrado del laico colombiano Héctor.
    http://www.adital.com.br/arquivos/2012/06/es%20hector%20libro%20parte%20uno%20unificada%20definitiva.pdf
    Excelente recopilación de  textos, iniciativas, hechos… de distinta procedencia, intitulado “¿Iglesias sin futuro? ¿Futuro sin Iglesias?”

    Como un escrito suyo que pondré a continuación,  contribuye a centrar y profundizar en el tema del post de JJ Tamayo

  • Javier Renobales Scheifler

    Están todos los días en la prensa y en los medios en general

    El País hoy saca este artículo
    http://cultura.elpais.com/cultura/2012/08/16/actualidad/1345142218_410775.html
    Una situación infernal


    “Bertone es secretario de Estado Vaticano y cardenal camarlengo, lo que en la práctica significa llevar la organización interior y exterior de la Iglesia: todo ese papeleo del que precisa Dios, que es un burócrata, para comunicarse con sus criaturas. Pero significa también el control del dinero: los ingresos, los gastos, las inversiones en armas, en fondos de alto riesgo o en fábricas de condones.


    El cardenal camarlengo dirige el blanqueo de capitales al que es tan aficionado el IOR y sabe por qué de vez en cuando aparece un banquero del Todopoderoso colgado debajo de un puente. En otras palabras, se ocupa también de las relaciones con la mafia, asunto enormemente delicado en una institución cuyo reino no es de este mundo.

    A algún amigo pro-ICAR del foro le parecerá quizá que es un periódico anti-ICAR, pero es lo que hay, todos los días están en el candelero.

    Será para ser luz del mundo. Así nos luce.

    Sigfrido Trujillo dice, en el segundo comentario de este post, que los bautizados deben exigir la reforma de la ICR.

    Si tu brazo te escandalizare, arráncatelo y arrójalo lejos de tí, creo recordar que dice algún evangelio por alguna parte.

    Dejarlo tranquilo sería suicida.

    Mateo 13
    40  De la misma manera, pues, que se recoge la cizaña y se la quema en el fuego, así será al fin del mundo.
    41  El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, que recogerán de su Reino todos los escándalos y a los obradores de iniquidad,
    42  y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes.
    Mateo 18
    7    ¡Ay del mundo por los escándalos! Es forzoso, ciertamente, que vengan escándalos, pero ¡ay de aquel hombre por quien el escándalo viene!
    8    «Si, pues, tu mano o tu pie te es ocasión de pecado, córtatelo y arrójalo de ti; más te vale entrar en la Vida manco o cojo que, con las dos manos o los dos pies, ser arrojado en el fuego eterno.
    Yo soy muy torpe también en esto de entender los evangelios, no tengo carrera de teología ni de filosofía como los que han sido curas, pero no parece que los evangelios  estén diciendo que dejemos tranquilos escándalos como el Estado Vaticano. Ni el papado católico que lo sustenta.

  • Javier Renobales Scheifler

    http://www.elplural.com/2012/08/16/%e2%80%9cvirgencita-virgencita%e2%80%a6-%e2%80%9d-a-muchos-politicos-incapaces-de-cumplir-con-su-trabajo-les-da-un-ataque-de-fe-y-se-entregan-a-los-milagros/

    Así ¿cómo les vamos a dejar tranquilos, Héctor?

     Ellos no nos van a dejar tranquilos a nosotros ningún día del año, pues la política de derecha o extrema derecha van unidas al catolicismo en España constantemente.

    Un día con la religión (católica, aunque digan sólo ‘religión’ como si fuera la única) obligatoria a los niños y adolescentes.

    Otro día con la persona no casta sacerdotal más influyente en el Vaticano, un poderoso kiko

    Otro con el pensamiento mágico de la milagrería, siempre primitiva y obsoleta, para que la gente se dope con ella y aguante la que nos está cayendo, que va a ser peor, anuncia la fe de Azkuna aún y con toda la inventada fuerza milagrera de la supuesta virgen que no lo fue.

    Doparse es malo, sobre todo si se convierte en hábito. Lo llamaron con acierto opio del pueblo. Es muy difícil salir de la droga, visto lo visto.

    Claro que es más tranquilo dejarles tranquilos y mirar para otro lado, eso sí.

  • Javier Renobales Scheifler

    Querido Héctor,
     
    Si no nos conocemos personalmente es porque, cuando hace unos años quedamos en que avisarías cuando vinieras a ver a Juan Luis (aquí estamos a dos horas de donde vive de Juan Luis), viniste a verle y no avisaste.
     
    El Imperio romano asesinó a Jesús, para regocijo de los sacerdotes de la Iglesia de la que formaba parte Jesús, el cual los ponía a parir (sepulcros blanqueados, raza de víboras … etc. etc. amén de latigazos a los mercaderes del templo por haberlo convertido en cueva de ladrones … por eso lo mataron).
     
     Pocos siglos después imperializó el cristianismo, fundado por seguidores de Jesús, cristianismo que aún padece gravemente esa enfermedad, de la que nació el papado imperial que habita el hoy Estado Vaticano del que hablan Tamayo y Casaldáliga.
     
    Juan Luis se dio de baja de la ICR (lo que conlleva pena de excomunión, creo) y cuando lo hizo lo dijo en Atrio, hace quizá unos cinco años, o así; una forma de luchar contra ella es no formar oficialmente parte de la misma y pasarse por el arco de triunfo la excomunión  ya quienes la hacen y apoyan (kikos, opusinos, legionarios y todas esas sectas que apoyan ciegamente a la jerarquía).
     
    No parece que los avances en el cambio que necesita el mundo vengan del catolicismo, sino más bien todo lo contrario.
     
    Abrazos, amigo; ahora tenemos difícil vernos personalmente, pues Tenerife, donde creo que vives, me pilla a miles de kms. Ya veremos, el mundo es un pañuelo (llenos de mocos, dicen algunos). Estaré encantado de aprovechar la siguiente oportunidad.

  • Héctor

    Hola Javier:  la mayor desventaja de los foros como Atrio es que a través de palabras y frases escritas no llegamos a conocernos unos a otros. Nos formamos una opinión basada en datos, expresiones y afirmaciones que desde lejos son difíciles de entender bien.  Nos falta contacto personal.

    Tú no me conoces bien y juzgas lo que digo por la opinión que te has formado. Puede ser que yo haga lo mismo contigo.

    Para que puedas juzgar lo que yo pienso sobre el tema de la Iglesia y todo el tema religioso lee todo el capítulo III  ( Segunda Parte)  de “Religión sin Magia”, (página 201) : DE LA TUMBA DE LA IGLESIA…RESUCITARÁ JESÚS.

    Juan Luis y yo estamos plenamente de acuerdo en ese capítulo y lo hemos discutido juntos en una visita reciente. No hay que darle vueltas. El cambio vendrá como señaló jesús: es lo insignificante lo que cambia al mundo. JL habla de las tres parábolas: el tesoro escondido, la levadura y la sal. Lo insignificante.  Jesús no fue a Roma a destruir la religión politeísta. Cuando hablaba del Templo que no quedaría piedra sobre piedra  no se fue él a tirarlas.  El miedo que le tenían, y por eso lo mataron,  era por lo otro  porque lo que proponía era más peligroso: cambiar al mundo desde lo más insignificante.

    Salvador Santos me ha confirmado en la misma opinión.  Lo que tenemos que hacer es muy serio para perder el tiempo  tirando templos por el suelo.

    Un abrazo y a ver si nos vamos conociendo mejor

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿No es total contradicción pretenderse Iglesia Católica Romana –la única iglesia católica que hay- y luego terminar diciendo, como dice Héctor “Hay que buscar el Reino o por otros caminos que no pasen ni por el Vaticano ni por la iglesia”?
     
    Para ‘buscar el Reino’ por caminos que no pasen por la Iglesia –se refiere a la ICR- no hay que ser miembro de la ICR, sino estar fuera de ella.
     
    Si lo que se preconiza es ir por caminos que no pasen por la ICR no se puede ser miembro de la misma, y menos a toda costa, como si se estuviera seducido o fascinado por la que injustamente llaman ‘la Iglesia’, como si sólo hubiera una, y las demás fueran mierda, o por lo menos no Iglesias.

  • Javier Renobales Scheifler

    Estoy de acuerdo, Pepe Blanco, tienes razón en que no sabemos a ciencia cierta casi nada de Jesús, ‘gracias’ a los evangelios, NT y demás intereses en manipular a Jesús, del que todos se reclaman (por ejemplo: ‘la ICR tiene el carisma de Jesús’, dicen por aquí algún kiko).
     
    Uno de los colmos ha sido pretender que los evangelios fueron escritos por apóstoles –a los cuales se supone que conocieron muy bien a Jesús, al haber convivido con él- y que además se los inspiró Dios, y que además esa inspiración les llega a través del espíritu santo (sinónimo de Dios, otro producto de la imaginación humana) al arrogante magisterio católico, que para recolmo dice creerse infalible.

    Puro pensamiento mágico, Dios interviniendo en las mentes humanas para justificar lo que éstas deciden hacer en cada momento.
     
    Estoy de acuerdo Maite Lesmes, en que hay que vivir según la propia conciencia según la propia búsqueda, y en que las verdades se construyen socialmente y se revelan a cada cual según el propio modo de ser. Pero hay muchos hechos objetivos.
     
    Jesús, y lo mismo nosotros, encontramos adversarios en las verdades construidas socialmente. Tamayo se ha enfrentado, diciendo verdades como puños. Me parece todo lo contrario del ‘dejémosles tranquilos’ que preconiza Héctor.
     
    Casaldáliga también, evidentemente ni Wojtyla ni Ratzinger le habrían hecho obispo. No hay más que ver los obispos que han hecho estos dos papas que han dominado férreamente la ICR durante los casi 34 últimos años, desde 1978, desde que el papa Luciani fue asesinado en el podrido Estado Vaticano para darles paso a estos ultraconservadores papas de extrema derecha y con ello condenar la incipiente Teología de la Liberación (pura parábola del buen samaritano, Iñaki, S.S., al decir de Jon Sobrino).
     
    Ayer por tv decían: el seglar que más influencia tiene en el vaticano es Jose Luis Mendoza, un kiko muy poderoso que hace llegar públicamente muchos millones al vaticano -en privado no se sabe por los peridistas-. (hablando de dejar tranquilos, los kikos, que son poderosos, tienen alguno incluso poniendo comentarios en Atrio).
     
    http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20120815/sociedad/cheque-mayordomo-papa-venia-20120815.html
     
     
    http://www.elplural.com/2012/08/15/la-universidad-del-entorno-de-faes-envuelta-en-el-espionaje-del-vaticano/
     
    La ICR está totalmente en manos no sólo de jerarcas ultras, sino de kikos de Argüello, opusianos de Escrivá, legionarios de Maciel y similares, organizaciones que se distinguen por tener mucho dinero que aportan a los jerarcas en el negocio católico.
     Por eso hicieron santo a Escrivá.

    Jesús era seglar, laico, y no tenía dinero. En el vaticano no tendría la más mínima influencia, al ser pobre. El papa no le daría audiencias, como al tal kiko de los links que he puesto más arriba.
     
    Ahora bien: Jesús no les dejó tranquilos, Pepe Blanco, pues es un hecho histórico que lo asesinó el imperio romano por sedicioso político, es decir: por no dejarles tranquilos.
     
    Pepe Blanco: Admitida la historicidad de la existencia de Jesús, parece a la inmensa mayoría de los especialistas que su asesinato por el imperio romano es histórico, para muchísimos es de los pocos hechos históricos que hay en los evangelios.
     
    Aunque hay especialistas confesionales, sobre todo si su puesto de trabajo depende de Universidades católicas, hacen histórica incluso la imaginaria resurrección de Jesús, e incluso la de su cuerpo, obedeciendo a los papas y su catecismo. Lo cual es engañar a la gente, y eso con la gente sencilla es canallesco, vaticanesco.

  • Maite Lesmes

    Creo ver en los comentarios dos posturas difícilmente conciliables: la combativa y la de no enfrentamiento directo. Ambas tendrán diferentes justificaciones, tanto personales como estratégicas. En la primera vería a JAVIER, en la segunda a HÉCTOR.
    No creo que esta podrida - aunque milenaria- institución vaya a caer por su propio peso. La fuerza de la comunidad de creyentes, en quien sí confío, es escasa y dispersa. Los interesados en perpetuar el negocio, el poder y la impostura de este aparato, siguen siendo numerosos, tanto los manipuladores como los engañados.
    La libertad, conocimiento y valentía de personas como Juan José Tamayo, sí pueden contribuir a a formar creyentes
    coherentes con los valores evangélicos, que no son diferentes de la profundización en lo humano. Cuanto más se extienda la formación en ciencias de las religiones, más personas habrá  preparadas para desmontar la farisaica y fantasmal teocracia de la jerarquía eclesiástica, poner en cuestión el escandaloso y anacrónico Estado vaticano, relativizar los contenidos de las religiones y buscar vías alternativas para vivir en profundidad lo humano, tanto en lo personal como en lo civil. 
    De  la web de Casaldáliga, http://www.sintapujos.org,  resalto parte de una entrevista que le hizo la soriana ONG Tierra sin males:
    "P: En la hipótesis de que fueras nombrado Papa, ¿cuáles serían las tres decisiones primeras y más
    importantes que tomarías?

    R: Estamos en el chiste, ¿no? La primera sería suprimir el estado Pontificio y que el Papa dejase de ser Jefe de Estado. La segunda, poner en suspenso, en entredicho la curia romana, y tercera convocar un encuentro, llámenle Concilio, si quieren, verdaderamente ecuménico, para rehacer totalmente la curia romana, para redefinir el ministerio de Pedro y para proponerse con seriedad la inculturación de los diferentes pueblos y la relativización de lo que es relativo, que podía ser el propio celibato sacerdotal, legislaciones rígidas, en el derecho canónico, a veces en liturgia, en pastoral.
    P: Llama la atención en tu vida el hecho de que siendo Obispo no hayas empleado nunca los símbolos del poder episcopal. ¿Cuál es la motivación última y profunda, de que nunca hayas usado la mitra, el báculo? ¿Cuál es la raíz ultima y profunda de esas decisiones tuyas?
    R: Con todo respeto a los hermanos que la usan, creo que no son símbolos ni gestos evangélicos. Están vinculados a estatus y sería lo más lógico prescindir de escudo, prescindir de mitra, de báculo, y celebrar las eucaristías con simplicidad. No creo que le hagan ningun bien a la Iglesia, toda esa simbología.
    P: Según tú ¿cual es la virtud humana que más valoras?
    R: La coherencia.
    P: ¿Y la virtud evangélica?
    R: La esperanza.
    P: ¿Te gustaría ser recordado como…?
    R: Como alguien que cree que Dios nos salva a todos y lo salva todo.
    P: ¿Para ti ser un hombre o una mujer espiritual es…?
    R: Vivir en profundidad, asumir opciones dignas de una vida humana. Ser coherente, abrirse a las necesidades del prójimo. Celebrar la vida."

    Sé que es difícil para muchas personas vivir a la intemperie, para lo cual se refugian en una institución, en el fundador o fundadora, en el grupo, en los dogmas y normas… Es hora de aprender a vivir según la propia conciencia, según la propia búsqueda, las verdades se construyen socialmente y se revelan a cada cual según el propio modo de ser.

  • pepe blanco

    Todos parecéis estar de acuerdo en que la iglesia católica no tiene mucho que ver con las intenciones y con los deseos de Jesús. Pero…, ¿cómo podéis estar tan seguros, si sabéis lo que decía Jesús en público, pero no tenéis ni idea de lo que decía en privado?

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Dejarles tranquilos? ¿A los dictadores, a los opresores, a los que se han apoderado de la ICR y monopolizan el catolicismo y engañan a la gente y se han montado un negocio rico donde los haya que no padece la crisis -al menos en España- y chupa un montón de dinero público que necesitan para llegar a fin de meses tantas personas?
     
    Tú has sido cura Héctor ¿eso es lo que hizo Jesús, dejarles tranquilos?
     
    Entonces ¿por qué le asesinaron, porque les dejaba tranquilos?
     
    Una vez más me sorprendes, mi tinerfeño amigo.
     
    ¿No habría al menos que denunciarles en todas partes, como hace incansable Tamayo, que les planta cara y no les deja tranquilos, sino que les dice públicamente verdades como puños?
     
    Claro, que a Tamayo le han echado, algún jerarca lo declaró fuera de la comunidad y los demás lo aceptaron tácitamente gustosos, incluido el obispo del Vaticano.
     
    Lo que hace falta es una insumisión pública, sonada y permanente, que se vea en todas partes, también en las misas –si es que alguien en el foro oye misa todavía-.
     
    Una revolución, una huelga de sacramentos, no bautizar a nadie mientras esa ponzoña siga apestando.

  • Héctor

    La expresión de Juan José es sintomática. El sabe muy bien que a lo largo de la historia las herejías suelen seguir adelante con su vida propia. Luchar contra ellas no vale la pena.  Los que forman parte de ella no se reconocen a sí mismos como herejes y seguirán creyendo que sólo ellos tienen la verdad.
     
    Ha sido valiente el reconocer el Vaticano como herejía. Eso ya nos libera de la necesidad de erradicarlo como si se tratara de un incendio o de reformarlo como si fuera un edificio que se está cayendo.  Me uno  a la evaluación de Javier, sólo que a mi parecer  sería mejor dejarlo de lado. Si esa reforma interna no tiene posibilidades, dadas sus estructuras actuales, los 1000 millones (+/-) de correligionarios que (+/-) la apoyan, el Vaticano y la Iglesia actual, van a seguir de largo por mucho tiempo. Al templo le llegó su tiempo y las enormes piedras de sus muros fueron cayendo. Cayó el imperio Romano.
    No nos vamos a dedicar a combatir todos los movimientos religiosos que no nos gustan. La iglesia actual es un movimiento religioso más: acabo de ver en televisión la Misa Pontifical del Obispo de Tenerife para honrar a la Virgen de Candelaria, rodeado de toda clase de autoridades militares (las guerras), las autoridades civiles (con todo lo que representan), la Guardia Civil y montones de gente movidas por curiosidad, buscando novedades, hambrientas de muchedumbres. Nada de esto tiene sentido  pero va a seguir así. Dejémosles  tranquilos.
     
    Hay que buscar el Reino o por otros caminos que no pasen ni por el Vaticano ni por la iglesia.
    Saludos Héctor.

  • Creo que estamos en un momento histórico, en un cambio de era que exige la renovación de este modelo social, tan lejano de la propuesta del reino que nos hace Jesús de Nazareth. Animo a todas y todos para renovar el proyecto de convivencia  humana, no solo con reflexiones y escritos, sino con acciones y práctica de nuevos modelo de vida en una comunidad de hermanas y hermanos. Sabemos cómo hacerlo, pero los apegos no nos dejan

  • Javier Renobales Scheifler

    Se puede complementar este artículo de Tamayo con esta entrevista:
    http://emelarquero.wordpress.com/2012/03/02/j-j-tamayo-la-iglesia-es-el-gran-fracaso-del-proyecto-liberador-de-jesus/
     
    porque en realidad la Iglesia no es un resultado de la vida de Jesús. La Iglesia no es consecuencia del movimiento que él puso en marcha.
    La iglesia no es el efecto de su predicación. Sino que es la institución totalmente errática en la que él nunca pensó.
    Y es la organización más contraria a lo que es el espíritu originario del cristianismo en la vida y en la predicación de Jesús.”
     
    “…, porque la Iglesia ha sustituido a Jesús, y ha suplantado al espíritu santo, se ha presentando como mensajera y, al mismo tiempo, mensaje. Es lo que se llama el eclesiocentrismo. Poner el centro en la Iglesia, cuando el centro es el reino de Dios y cuando el referente es la utopía del reino de Dios en la historia.”
     
    Como el artículo del post, tampoco tiene desperdicio. Espero que nadie venga diciendo que tiene alguna fijación, je, je Ana

  • Javier Renobales Scheifler

    La reforma de la ICR empieza, según dice Tamayo, por la supresión del nefasto Estado Vaticano, del que se ha dicho que es la sede del anticristo, tal es el grado de traición a Jesús que supone semejante foco de poder y corrupción que supone el Estado Vaticano.
     
    Pero por el momento esa reforma no pasa de ser una total utopía.
     
    Imaginemos a Jesús con todo y mayordomo, servicio de habitaciones, sastrería especializada para vistosos uniformes que lucen el elegante papa y sus jerarcas, servicio diplomático, guardia pretoriana, banca propia y el resto del numeroso séquito/corte/curia que rodea al emperador del Vaticano y de la ICR, incluido el paraíso fiscal.
     
    Es la pura traición a Jesús.
     
    El mayordomo detenido desvela la corrupción que el poder acumulado en ese Estado corroe la cabeza real de la ICR: el poder absoluto corrompe absolutamente, y eso se huele en la lucha por el poder, visto que Ratzinger parece que no durará muchos años ya.
     
    Nos mienten diciendo que es el espíritu santo quien elige al papa, pero no hay otro espíritu santo que los jerarcas en su lucha por el poder de la inmensa multinacional que es la ICR.
     
    La traición había empezado ya cuando Pablo escribió Romanos 13, 1 y 2, diciendo que la autoridad, la del divino emperador romano que asesinó a Jesús, venía de Dios, otra mentira más de las que construyen la ICR.
     
    No se van a dejar quitar el Estado Vaticano; tampoco se ve que haya alguna organización que se lo quiera quitar, aunque fuera para hacerlo desaparecer, devolviendo a los italianos los terrenos con sus palacios y demás que nada tienen que ver con Jesús.

  • Sigifredo Trujillo

    La reforma de la iglesia debe ser exigida, no sólo por ustedes, los teólogos, sino por todos los bautizados, en libertad, conociendo y amando esta iglesia. Debemos recordar que sólo hay un Absoluto en el cual debe estar puesta nuestra fe: YAHVÉ. Y que sólo hay una persona a seguir: Jesús de Nazaret.                                     Por lo tanto deberíamos desobedecer los ordenamientos y dogmas dados por la jerarquía si van en contra del evangelio.
    Amadísimos hermanos teólogos, ustedes han dado muchos notificados, perseguidos, mártires, en la defensa de ese movimiento iniciado por Jesús.
    Gracias por enseñarnos a redescubrir el Camino.

  • Dn

    Lo más importante es Jesús de Nazaret, y los evangelios que recogen toda su doctrina, lo demás son zarandajas, y maneras de angustiar al personal. Yo hace mucho tiempo que no creo en: El papa, obispos, cardenales, arzobispos, vaticano, conferencia episcopal.  Eso sí estoy con ese sacerdote que se deja la piel ayudando a los pobres de su barrio. Vi la película “Elefante banco” y esos son mis sacerdotes, en ellos sí que creo. ´
    A Vd., Juan José Tamayo, le ruego que continúe escribiendo, aunque los perros ladren a su alrededor. Ladran pero no muerden. Son unos cobardes.